You are on page 1of 1

El PORTAFOLIOEDUCATIVO COMO INSTRUMENTO DE APRENDIZAJE Y EVALUACIÓN - INTEF 1ª EDICIÓN 2019-

RAFAEL CASTAÑEDA SOLÍS

ACTIVIDAD VOLUNTARIA.
ELABORA UN ENSAYO REFLEXIVO TEMÁTICO ATENDIENDO a la fase 3.
Reflexión de las evidencias DEL APARTADO “¿Qué partes componen el portafolio del
alumno”
1. Introducción
El tema que aquí nos ocupa se centra en una de las fases que marcan el desarrollo de un
portafolio. En concreto la fase tres que hace mención a la reflexión sobre las evidencias.
Vamos a tratar mediante este ensayo ver que conlleva esa fase reflexiva en la que es
necesario valorar todo aquello que se está realizando y lo que necesita ser mejorado
entre otras cosas.
2. Desarrollo
Tras haber realizado las fases anteriores, de recogida de evidencias y de selección de las
mismas, llegamos a la tercera de reflexión (Barberá 2005) en la que es necesario
analizar aquellas evidencias que se han seleccionado previamente para poder
organizarlas posteriormente de una manera ordenada y comprensible en el portafolio.
De esta manera podríamos detectar los aspectos que resultan menos adecuados en este
proceso y por tanto reflejarlos mediante escritos reflexivos en los que se plasmen
además del análisis de proceso, los posibles retos futuros a llevar a cabo para la mejora
de ese proceso. De este modo argumentando lo que se ha ido realizando en el proceso y
los resultados que se han ido obteniendo podremos detectar lo que realmente falta para
completar el proceso con nuevas propuestas en las que las mejoras que vamos a
introducir estén más acordes con el proceso que se quiere llevar a cabo. Así de este
mismo modo podríamos añadir en ese análisis reflexivo aquellos otros aspectos que sí
son relevantes o determinantes en el proceso.
Es cierto que tras el desarrollo del portafolio y en concreto con la aportación de las
evidencias seleccionadas nos podemos hacer una idea clara de cómo es la proyección
del desarrollo personal y académico del alumnado que lo está desarrollando.
3. Conclusión
A modo de conclusión podríamos decir que esta tercera fase del desarrollo del
portafolio nos va a dar pie a organizar de manera coherente aquello que queremos
reflejar en el portafolio y a aportar mayor garantía a las mejoras que podamos realizar.
Entre las ventajas del portafolio del alumnado destacar que puede ser un claro y fiel
reflejo del proceso de aprendizaje que se está llevando a cabo y también mediante algún
instrumento de evaluación, podría ser rúbricas, determinados previamente podríamos
tener una valoración de ese proceso atendiendo a diversos criterios

Página 1 de 1