You are on page 1of 441

Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind

David Lloyd • Editores Ernest L. Rossi

Ultradian Rhythms de las


moléculas al Mind

Una nueva visión de la vida


editores
El profesor David Lloyd Cardiff Dr. Ernest L. Rossi 125
University Microbiología (BIOSI 1) Howard Ave. Los Osos
Edificio Principal de Cardiff CF10 CA 93402, EE.UU.
3TL Gales, Reino Unido

E-mail: lloydd@cf.ac.uk

ISBN 978-1-4020-8351-8 e-ISBN 978-1-4020-8352-5

Biblioteca del Congreso de control el número: 2008930863

© 2008 Springer Science + Business Media BV


Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida, almacenada en un sistema de recuperación, o transmitida en cualquier forma o por cualquier
medio, electrónico, mecánico, por fotocopia, microfilmación, grabación o de otra manera, sin el permiso escrito del editor, con la excepción de
cualquier material suministrado específicamente con el fin de ser introducido y ejecutado en un sistema informático, para su uso exclusivo por
parte del comprador de la obra.

Impreso en papel libre de ácido

987654321

springer.com
David Lloyd le gustaría dedicar este libro a la memoria
de Gregorio Weber, Geoffrey Callely y David E.
Hughes, y otros dos científicos experimentales
excepcionales
J. Woody Hastings y Britton Chance en sus
cumpleaños 80ª y 95 respectivamente.

Finalmente el Dr. RR Klevecz, que hizo enormes


contribuciones a nuestras ideas fundamentales en la dinámica
complejidad de los sistemas biológicos. Lamentablemente, Bob
falleció el 13.05.2008, mientras que este volumen estaba en el
curso de la preparación.

v
La belleza es la adecuada conformidad de las partes entre sí y con el todo

HEISENBERG: El significado de la belleza en las ciencias exactas

La simplicidad casi aterrador y la integridad de las relaciones que la naturaleza se extiende repentinamente
ante nosotros y para los que ninguno de nosotros estaba en absoluto preparada

Heisenberg en discusión con EINSTEIN


Expresiones de gratitud

DL desea dejar constancia de su deuda con todos los que ayudaron a este volumen a través de su
producción, especialmente la señora Drusilla Lewis para la interpretación de mi guión, el Dr. Douglas
Murray por muchas de las figuras y los miembros de mi familia (Margaret, Alun, y Siôn Anvita) por su
asistencia.
Finalmente agradecemos a los que están en Springer, Fabio de Castro, Marlies Vlot, Meran Owen, Tanja van

Gaans, André Tournois, S. Padmasani, y V. Ramakrishnan, por su ayuda en todas las etapas de producción de este

libro. 27 de de diciembre de, de 2007

David Lloyd
Ernest L. Rossi

vii
Contenido

Expresiones de gratitud .................................................. ...................................... vii

Introducción: la organización temporal de los sistemas vivos de molécula a la mente .................................................


................................ 1
D. Lloyd, EL Rossi, y MR Roussel

La Parte I genético-molecular-nivel celular

1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras


Saccharomyces cerevisiae .................................................. ...................... 11
D. Lloyd, DB Murray, RR Klevecz, J. Wolf, y H. Kuriyama

2 Enox Proteínas: ultradianos base-hexahidrato Copper


Osciladores de reloj biológico de la célula .............................................. 43
DJ Morré y DM Morré

3 autoorganizado intracelular Ultradiana Ritmos Proporcionar directa


La comunicación celular-celular .................................................. ...................... 85
VY Brodsky y D. Lloyd

4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero .................................. 105


DA Gilbert y KD Hammond

5 ¿Hay un reloj mitocondrial? .................................................. .......... 129


MA Aon, S. Cortassa, y B. O'Rourke

Parte II Sistemas de invertebrados

6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos ............ 147


B. Fuentes-Pardo, C. Barriga-Montoya, M. Lara-Aparicio, y S. López
de Medrano

ix
X Contenido

7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila ......................................... 163


CP Kyriacou

8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el


Problema del reloj circadiano .................................................. ...................... 175
HB Dowse

9 Tidal Rhythms .................................................. ........................................ 201


MK Chandrashekaran y VK Sharma

Parte III El Neuroendocrineal y nivel de desarrollo

10 pulsátil de la hormona de secreción: Mecanismos,


Significación y Evaluación .................................................. .................. 229
JD Veldhuis

11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida ......................... 249


FE Yates Yates y LB

12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora ................................. 261


U. Schibler

Parte IV Ultradian y ritmos circadianos en la experiencia humana

13 ultradianos Ritmos de rendimiento cognitivo durante


La privación del sueño .................................................. ................................... 283
CM LaJambe y FM Brown

14 EEG de alta frecuencia y su relación con la función cognitiva ..... 303


HC Sing

15 Total de la privación del sueño y el rendimiento cognitivo:


El caso de múltiples fuentes de variación ............................................ 343
H. Babkoff, A. Goldstein, y G. Zukerman

16 Preguntas abiertas en mente, los genes, la conciencia y el comportamiento:


Los circadianos y ultradianos Ritmos de arte, la belleza y la verdad en la creatividad .................................................
.......................... 391
EL Rossi y Rossi KL

17 genes, y sueños del sueño .................................................. ...................... 413


S. Ribeiro, C. Simões, y M. Nicolelis

18 Epílogo: Una nueva visión de la vida .................................................. ............. 431


D. Lloyd y EL Rossi

Índice .................................................. .................................................. .............. 441


Introducción: la organización temporal de los
sistemas vivos de molécula a la mente

D. Lloyd 1, EL Rossi 2 y MR Roussel 3

Es el patrón mantenidos por esta homeostasis, que es la piedra angular de nuestra identidad
personal. Nuestros tejidos cambian a medida que vivimos: los alimentos que comemos y el aire
que respiran convertirse en carne de nuestra carne y hueso de nuestro hueso, y los elementos
momentáneos de nuestra carne y hueso pasan fuera de nuestro cuerpo todos los días con
nuestros excrementos. No somos más que remolinos en un río de agua inagotable. No somos
el material que permanece, pero los patrones que perpetúan a sí mismos.

Wiener, 1954

¿Cómo se llaman estructuras son procesos lentos de larga duración, las funciones
son procesos rápidos y de corta duración.

Von Bertalanffy, 1952

Imágenes de la Tierra tomadas desde un satélite en órbita hacen hincapié en la transición brusca de la intensidad de la
luz, temperatura y humedad relativa que casi todos los puntos en nuestras experiencias planeta dos veces al día. La
media luna del alba barrer la tierra, como lo ha hecho a un millón de millones de veces desde que comenzó la vida,
quedará impreso en nuestra trayectoria evolutiva y las características fisiológicas de nuestro linaje ancestral. Nacemos
en circunstancias regularmente periódicas; las capacidades de los organismos vivos para utilizar la separación de la
luz ambiental de la oscuridad han dado un extraordinario repertorio de medios para su explotación. Las propiedades
del organismo están inmersos con parámetros geofísicos del planeta por la circadiano ( τ aproximadamente 24 h) de
reloj, un mecanismo biológico con compensación de temperatura interna que es a la vez re-ajustable y entrainable.
Evolución de los procesos mediante los cuales se produce la adaptación de la red bioquímica endógena a los ciclos
diarios de noche y de día no es más que un aspecto de la auto-optimización del sistema viviente. El reloj circadiano,
ubicuo, al menos, de las cianobacterias a los seres humanos se basa en una estructura de tiempo enormemente
complejo, por lo que si consideramos típica

1 Microbiología (BIOSI 1), Edificio Principal, Escuela de Biociencias de Cardiff, PO Box 915, Cardiff CF10 3TL, Gales,

Reino Unido
2 125 Howard CVA. Los Osos, CA 93402, EE.UU.

3 Departamento de Química y Bioquímica, Universidad de Lethbridge, Lethbridge, Alberta, TIK 3M4, Canadá

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 1


© Springer Science + Business Media BV 2008
2 D. Lloyd et al.

tiempos de relajación de las reacciones de componentes, estos se extienden durante muchas décadas logarítmicas de tiempo
(Fig. 1a). Nosotros por lo tanto debemos estar preparados para estudiar los procesos que son relevantes para la vida en
escalas de tiempo que van desde attosegundos a gigaseconds y más allá, de esos eventos completados en escalas
sub-moleculares a las tasas de cambio evolutivo. Visto de esta manera, el control circadiano representa una ventana muy
pequeña en un inmenso abanico, uno que todavía está comprendido vagamente, porque no se estudia como parte de un todo
más complicado enormemente.

La clave para la comprensión de que todo es un centro más central, una base de tiempo más primitivo,
una que abarca tanto la biofísica y la bioquímica, tanto la biología celular y la reproducción celular (Lloyd et
al, 1982;. Lloyd y Gilbert, 1998; Lloyd y Murray, 2005, 2006, 2007). Este es el reloj ultradian; designado con
mayor precisión el reloj circahoralian (Brodsky, 1975), ya que su periodo es de aproximadamente 1 h. Esta
base de tiempo sólo ha sido reconocida desde su descubrimiento en la ameba suelo

castellanii Acanthamoeba en 1979, de nuevo como un mecanismo de compensación de temperatura, que es


por lo tanto más de una oscilación e incluso más de un ritmo. Mientras en A. castellanii su periodo es de
aproximadamente 69 min (Edwards y Lloyd, 1978,
1980), en otros organismos este valor es diferente. En una especie de levadura, Candida utilis, es 30
min (Kader y Lloyd, 1979), en otra, Schizosaccharomyces pombe, 40 min (Poole et al., 1973). El
protozoo ciliado, Tetrahymena piriformis
tiene un reloj de 50 min (Lloyd et al., 1978); en el flagelado fasciculata Crithidia es 66 min (Edwards et al.,
1975, Fig. 1b). Estos valores no tienen un significado especial
per se, que no sea como una expresión de una selección auto optimizado, especialmente apropiado para las redes de
característica algo diferentes de estas diferentes especies. En los seres humanos, el 90 min básica ritmo de actividad
resto (BRAC) observada por primera vez en 1953, por Aserinsky y Kleitman probablemente representa un fenómeno
análogo.
Excepto en los organismos en sus estados criptobiótico, en las actividades de la red bioquímicos se reducen al
mínimo a niveles muy bajos de actividad, parece probable que este reloj ultradiana opera en todos los organismos
unicelulares, en todas las células de metazoos y las plantas, y por lo tanto en todos los organismos en casi todo
momento . Su naturaleza omnipresente subraya su importancia fundamental en el núcleo de la coherencia, el ritmo
de batería insistente a la que están vinculados los metabólicas y biosintéticas caminos, eventos y procesos. La red
intracelular, con la participación como lo hace no sólo secuencias de pasos catalizadas por enzimas, sino también la
unión de control de ligandos, tanto la proteína-DNA estimuladores e inhibidores, así como y las interacciones
proteína-proteína menos bien entendidos está orquestada por referencia a este reloj.

Al igual que los relojes se pueden construir que indican el año, fecha, hora, minuto y segundo, los organismos vivos
también tienen que coordinar las actividades en un rango de escalas de tiempo. Lejos del ecuador, el año es una escala
de tiempo biológicamente importantes, y es bien sabido que las plantas y los animales son muy expertos en la
preparación para los cambios de las estaciones. Podría decirse que el reloj biológico mejor estudiado es el circadiano,
que permite una variedad de organismos, desde bacterias a seres humanos, para hacer frente a los ciclos diarios de
iluminación y la temperatura. El reloj circahoralian los organismos que aportan con una hora biológica, con
consecuencias que se analizan en detalle en este libro. Lo de minutos y segundos biológicos? ¿Nuestros relojes
internos tienen ritmos rápidos que permiten la medición de intervalos de tiempo más corto que la hora del reloj biológico
de la circahoralian?
Introducción: la organización temporal de los sistemas vivos 3

UNA

La activación de los
canales de Na +

Acontecimientos y procesos
dentro de las proteínas
La rotación de la
rodopsina en varilla
Transcripción
membrana ciclo completo de
de la pared y la
crossbridging muscular
membrana de
Backbone
montaje,
movimientos locales
traducción
enzima más rápido ciclo completo de Na + K +

la cadena lateral
reacción bomba

movimientos locales
metabolismo intermediario

El tiempo de conservación de la energía y de membrana


Lunar circadiano humano Anual
tránsito de Na + en fenómenos de transporte
esperanza
canal de vida
Proteínas de membrana y los
cambios conformacionales

t 12 reoxidación de la cadena de transporte de electrones


CH 3 colisiones

atómicas rotaciones
citocromo a + a 3 succinato deshidrogenasa
H 2 rotación O
en agua a
granel

- 12 -6 0 6

log [Tiempo (s)]

segundo CIRCADIANO
ultradiana
24h
CIRCAHORALIAN
ciclo celular
18 h
100 min

circadiano quantal
Acanthamoeba incrementos

Dictyostelium Chlamydomonas
Crithidia Paramecium
Schizosaccharomyces infradianos
5 minutos Tetrahymena
ultradiana Candida 4h

Acanthamoeba

Paramecium

Crithidia
Cell - dominio ciclo

Dictyostelium

Chlamydomonas

Tetrahymena
ST
Schizosaccharomyces
epigenética
dominio metabólica Tetrahymena dominio
AII

Candida

-1 0 1 2 3
log [Tiempo (min)]

Figura 1 Los dominios de tiempo de los sistemas vivos: ( una) tiempos de relajación aproximada (a un retorno de 1 / e de un pequeño efecto
perturbative (Goodwin, 1963) se indican. ( segundo) tiempos de ciclo de reloj y la división celular ultradian en eucariotas inferiores
4 D. Lloyd et al.

El reloj biológico puede tener varios de los minutos. oscilaciones de calcio tienen períodos que van de
segundos a minutos, pueden ser iniciados por una variedad de estímulos biológicos (hormonas, etc.) y pueden
servir como una base de tiempo para la transmisión de señal fiable y la orientación en vivo ( Berridge y Galione,
1988; Gu y Spitzer, 1995; Hajnóczky et al., 1995; Dolmetsch et al., 1998). Las oscilaciones en el transporte de
iones a través de las membranas mitocondriales, de nuevo con períodos de unos pocos minutos, se han
observado en las suspensiones mitocondriales (Gooch y Packer, 1974). oscilaciones sostenidas de potencial
mitocondrial interna de la membrana, NADH y la producción de especies reactivas del oxígeno con una frecuencia
similar también se han observado en células intactas (Aon et al., 2003). oscilaciones mitocondriales que ocurren
en las células no alteradas también se han visto (Bashford et al, 1980;.. Aon et al, 2007). Sin embargo, no es
inconcebible que tales oscilaciones proporcionan una referencia de tiempo local (es decir, dentro de la
mitocondria individuo) en la escala de tiempo de minutos.

Recientemente, hemos observado oscilaciones metabólicos simultáneas en tres, y tal vez de cuatro
diferentes escalas de tiempo en una población de levadura en ciernes crecido en cultivo continuo (Roussel y
Lloyd, 2007). La Figura 2 muestra los tres modos de oscilación que hemos estudiado en detalle. El período más
largo observado el resultado de sincronía cellcycle parcial. El ritmo circahoralian conocido también apareció
claramente en nuestros datos, a pesar de que fue borrada periódicamente por el ciclo celular asociada a

11 20

10.5

15
10

9.5
10
9

8.5
0 20 40 60 80 0 50 100 150 200 250
t / min t / min
35

30
PAG 32 ( unidades arbitrarias)

25

20

15

10

5
680 700 720 740 760 780

t/h

Figura 2 los m / z = 32 señal del experimento reportado por Roussel y Lloyd (2007). Esta señal se corresponde con el oxígeno
disuelto en el medio fermentador. Vemos una jerarquía de oscilaciones asocia, desde la más lenta a más rápida, con el ciclo
celular, el reloj cirahoralian, y un oscilador bioquímica, que aún no identificado con un período de aproximadamente 4 min
Introducción: la organización temporal de los sistemas vivos 5

oscilaciones. También observamos oscilaciones de pequeña amplitud con un periodo de 4 min. Estas
oscilaciones parecen tener un origen celular (es decir, que no son estrictamente un fenómeno colectivo de
la cultura, ni son un artefacto físico-química) y pueden ser la manifestación a nivel de población de las
oscilaciones mitocondriales descritos anteriormente.

Además de los tres modos de periódicos descritos anteriormente, se observó fluctuaciones muy irregulares en el
CO 2 y H 2 señales S con un tiempo característico del orden de 1 min. Por desgracia, la escala de tiempo de estas
fluctuaciones fue similar a nuestro tiempo de muestreo (12 s), de modo que es difícil hacer afirmaciones definitivas
sobre la naturaleza de este oscilatoria (caótica?) De modo. Curiosamente, las fluctuaciones rápidas e irregulares (con
un tiempo característico de unos pocos segundos) también se han observado en hojas de la planta después de la
transferencia a un mínimo de CO 2 medio ambiente (Roussel et al., 2007). En ambos casos, se presentan estas
fluctuaciones rápidas en organismos sanos. Además de los relojes con salidas regulares, por tanto, parecería que las
células pueden mostrar los modos oscilatorios irregulares. Ya sea que estos modos son caóticos o estocástico es
desconocido en este momento, como lo son sus posibles mecanismos y funciones fisiológicas, en su caso.

Lo de los relojes más rápidos, con períodos en la segunda escala de tiempo? Debido a las dificultades inherentes
al estudio de tales ritmos rápidos, se sabe muy poco de la relojería celular en esta escala de tiempo, y menos aún en
escalas de tiempo por debajo del segundo. oscilaciones de calcio operan en diferentes tejidos y situaciones en un
intervalo de escalas de tiempo, hasta el segundo rango (Berridge y Galione, 1988). Este versátil cronometrador puede
así funcionar como el segundero del celular en algunas situaciones.

En los relojes hechos por el hombre, típicamente hay un solo oscilador rápido que está orientado hacia abajo
varias veces para generar segundos, minutos, horas y cronómetros día. Lo que los relojes biológicos? Se sabe
teóricamente que osciladores rápidos pueden ser acoplados para generar ritmos más lentos cuyo período se
determina en parte mediante el acoplamiento de topología (Barrio et al., 1997). También hay un par de líneas de
evidencia que sugieren que los osciladores circadianos circahoralian y están relacionados de alguna manera (Dowse
y Ringo, 1992; Fuentes-Pardo y Hernández-Falcón, 1993; Lloyd y Murray, 2005). Parece poco probable sin embargo,
que todas las funciones de cronometraje de las células derivan de un solo reloj primitivo. Incluso cronometraje
circadiano puede implicar más de un reloj en algunos organismos (Morse et al, 1994;. Johnson, 2001; Lillo et al.,
2001). La metáfora tal vez deberíamos tener en cuenta para las funciones de cronometraje de un organismo vivo es,
pues, el de un laboratorio científico en el que existen múltiples relojes para satisfacer diversas necesidades: nuestros
sistemas de adquisición de datos por lo general se han incorporado en los relojes. Normalmente tenemos algunos
cronómetros de sobremesa sencillos para la sincronización de tareas rutinarias. Y, por supuesto, el experimentador
lo general posee un reloj de pulsera para él o ella misma de la hora del té recordar.

Los “dominios de tiempo de los sistemas vivos”, presentado en la Fig. 1a y b son, evidentemente, una
perspectiva “bottom-up” de moléculas a células y organismos que ilustra la forma en que normalmente construimos
una visión reduccionista de la vida. Si bien esta perspectiva de abajo hacia arriba es impecablemente científica no
siempre es significativa para la mente filosófica buscar el significado y la importancia de todo esto para la
comprensión de la vida humana y la experiencia (Rossi, 2007). Para el significado y la comprensión, nuestra
conciencia menudo parece preferir una perspectiva “top-down” en donde podemos utilizar la reduccionista
6 D. Lloyd et al.

“Hechos” para construir una comprensión cada vez más útil de nosotros mismos en el mundo. Esto es lo que
se espera lograr en la cuarta sección de este volumen: Ultradiana y ritmos circadianos en la experiencia
humana.
Charles Darwin, en una pequeña declaración di cuenta en la selección natural en el capítulo cuatro de El origen de
las especies, comentarios sobre el significado de lo que hoy designamos como ultradian y ritmos circadianos en la
experiencia humana.

Se puede decir que la selección natural es diario y minucioso examen por hora, en todo el mundo, todas las variantes,
incluso el más mínimo; rechazar aquello que es malo, preservando y añadiendo todo lo que es bueno; trabajando silenciosa
e insensiblemente, donde y cuando se presente la ocasión en la mejora de cada ser orgánico en relación con sus
condiciones orgánicas e inorgánicas de vida. No vemos nada de estos cambios lentos en curso, hasta que la mano del
tiempo ha marcado los largos lapsos de edades, y luego de manera imperfecta es nuestra opinión en largas edades
geológicas pasadas, que sólo vemos que las formas de vida son ahora diferentes de lo que antes eran.

Tomamos esta declaración por Darwin muy en serio, de hecho, para ayudar a unificar los de abajo arriba y de arriba
hacia abajo perspectivas de este volumen. En nuestro último capítulo generalizamos las implicaciones de la selección
natural de Darwin para explorar una nueva vista de la importancia del arte, la belleza y la verdad en el nivel
molecular-genómico. Utilizamos la investigación actual sobre los orígenes evolutivos de la conciencia que distingue
entre la experiencia y el comportamiento de los seres humanos y otros primates en los niveles de la anatomía del
cerebro, la actividad neuronal, y la expresión génica. Tomamos unos pasos tentativos hacia la creación de una nueva
ciencia de la genómica psicosocial para resolver la controversia naturaleza-educación ahora canoso con la
investigación epigenética recientes sobre las vías moleculares de comunicación entre la mente, el cerebro, el cuerpo y
los genes.

En todo esto hay que pedir la indulgencia del lector para que realmente identificamos con Isaac Newton
cuando describe la ética científica.

No sé lo que puede parecer que el mundo, pero en cuanto a mí mismo, me parece haber sido sólo como un niño jugando en la
orilla del mar y divirtiéndome ahora y luego encontrar un guijarro más liso o una concha más bonita que de ordinario , mientras el
gran océano de la verdad estaba por descubrir todo delante de mí.

Sólo podemos esperar que la incertidumbre creativa que todos naturalmente experimentar con nuestros esfuerzos
torpes en el laboratorio, la clínica y la difusión pública serán resueltos al menos en parte, por los serios esfuerzos y
la imaginación de los excelentes colaboradores de este volumen.

referencias

Aon MA, Cortassa S, Marbán E, O'Rourke B (2003) Sincronizado oscilaciones de células enteras en
metabolismo mitocondrial provocada por una liberación local de especies reactivas del oxígeno en los miocitos cardíacos. J Biol Chem
278: 44.735 hasta 44.744
Aon MA, Cortassa S, Lemar KM, Hayes AJ, Lloyd D (2007) Individual y población de células respi-
tory oscilaciones en la levadura: Un estudio de escaneo láser de 2 fotones microscopía. FEBS Lett 581: 8-14 Aserinsky E, Kleitman N
(1953) periodos que ocurren regularmente de la movilidad del ojo, y concomitante
fenómenos, durante el sueño. Ciencia 118: 273-274
Introducción: la organización temporal de los sistemas vivos 7

Barrio RA, Zhang L, Maini PK (1997) acoplado jerárquicamente de generación de osciladores ultradian
robustos ritmos circadianos. Bull Math Biol 59: 517-532
Bashford CL, Chance B, Lloyd D, Poole RK (1980) oscilaciones de estados redox en forma sincrónica
dividir cultivos de castellanii Acanthasmoeba y Schizosaccharomyces pombe. Biophys J 29: 1-12

Berridge MJ, Galione A (1988) osciladores calcio citosólico. FASEB J 2: 3074-3082 Brodsky VY ritmo de
síntesis (1975) Protein. J Theor Biol 55: 167-200
Dolmetsch RE, Xu K, Lewis RS (1998) oscilaciones de calcio aumentan la eficiencia y la especificación
ciudad de la expresión génica. Nature 392: 933-936
Dowse HB, Ringo JM (1992) Do ultradian osciladores subyacen en el reloj circadiano en Drosophila?
En Lloyd D, EL Rossi (eds) Ultradiana ritmos en los procesos vitales. Springer, Londres, pp 105-117

Edwards C, Statham M, Lloyd D (1975) La preparación de cultivos síncronos a gran escala de


la trypanosomatid fasciculata Crithidia por selección de células-size: cambios en la respiración y la carga de la adenilato
través del ciclo celular. J Gen Microbiol 88: 141-152
Edwards SW, Lloyd D (1978) Las oscilaciones de la respiración y los nucleótidos de adenina en síncrono
culturas de Acanthamoeba Castellanii: control respiratorio mitocondrial in vivo. J Gen Microbiol 108: 197-204

Edwards SW, Lloyd D (1980) Oscilaciones en proteínas y ARN durante el crecimiento sincrónico de
Acanthamoeba Castellanii: evidencia de la rotación periódica de las macromoléculas durante el ciclo celular. FEBS Lett 109:
21-26
Fuentes-Pardo B, Hernández-Falcón J (1993) Neurobiología del reloj circadiano de cangrejos de río.
Trends Comp Biochem Physiol 1: 635 hasta 673
Gooch VD, Packer L (1974) sistemas oscilatorios en la mitocondria. Biochim Biophys Acta
346: 245-260
Gu X, Spitzer NC (1995) distintos aspectos de la diferenciación neuronal codificadas por frecuencia de
Ca espontánea 2+ transitorios. Nature 375: 784-787
Hajnóczky G, Robb-Gaspers LD, Seitz MB, Thomas AP (1995) de decodificación de calcio citosólico
oscilaciones en las mitocondrias. Cell 82: 415-424
Johnson CH (2001) cronometradores endógeno en organismos fotosintéticos. Annu Rev Physiol
63: 695-728
Kader J, Lloyd D (1979) oscilaciones respiratorias y calor evolución en cultivos sincrónicos de
Candida utilis. J Gen Microbiol 114: 455-461
Lillo C, Meyer C, Ruoff P (2001) El sistema circadiano nitrato reductasa. El dogma central reloj
bucles de retroalimentación Contra oscilatoria múltiple. Physiol Plant 125: 1554-1557 Lloyd D, Gilbert D (1998)
organización temporal del ciclo de división celular en eucariotas
microbios. Symp Soc Gen Micro 56: 251-278
Lloyd D, Murray DB (2005) Ultradiana metrónomo: cronometrador para la orquestación de cohe- celular
cia. Trends Biochem Sci 30: 373-377
Lloyd D, Murray DB (2006) La arquitectura temporal del crecimiento eucariota. FEBS Lett
580: 2830-5
Lloyd D, Murray DB (2007) Redox ritmicidad: relojes en el núcleo de la coherencia temporal.
Bioensayos 29: 1-7
Lloyd D, Phillips CA, Statham M (1978) Oscilaciones de nucleótidos respiración adenina y calor
la evolución de las culturas de synchrous Tetrahymena piriformis ST preparado por la selección de tallas de flujo continuo. J Gen
Microbiol 106: 19-26
Lloyd D, Edwards SW, Fry JC (1982) oscilaciones con compensación de temperatura en la respiración y
contenido de proteína celular en cultivos sincrónicos de Castellanii Acanthamoeba. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 79: desde 3785 hasta 3788

Morse D, Hastings JW, Roenneberg T (1994) Diferentes respuestas de fase de los dos oscil- circadiano
ladores en Gonyaulax. J Biol Rhythms 9: 263-274
Poole RK, Lloyd D, RB Kemp (1973) oscilaciones respiratorias y el calor en la división sincrónica
cultivos de la levadura de fisión, Schizosaccharomyces pombe 972H -. J Gen Microbiol 77: 209-220
8 D. Lloyd et al.

Rossi EL (2007) El desbloqueo Heurística: La Nueva Neurociencia de las neuronas espejo, Concionsness
y la creatividad en las relaciones humanas. Phoenix, AZ: Milton H. Erickson Foundation Press Roussel MR, Lloyd D
(2007) Observación de un atractor caótico por metabólica multioscillatory
monitoreo en tiempo real de un cultivo continuo de levadura. FEBS J 274: 1011-1018 Roussel MR, Ivlev AA, Igamberdiev
AU (2007) oscilaciones del CO interna 2 la concentración en
hojas de tabaco transferido a bajo CO 2. J Plant Physiol 164: 1188-1196 Von Bertalanffy L (1952)
problemas de la vida. Nueva York: Harper & Brothers, p 216 N Wiener (1954) El uso humano de seres
humanos. Nueva York: Doubleday, p 96
Capítulo 1
El reloj Ultradian (~ 40 min) en levadura ( Saccharomyces

cerevisiae)

D. Lloyd 1, DB Murray 2, RR Klevecz 3 *, J. Lobo 4, y H. Kuriyama 5

Resumen A, crecido continuamente, el sistema de cultivo de levadura aeróbica controlada con precisión muestra
una oscilación respiratoria sostenida autónoma (es decir, un alto cambio de amplitud en O disuelto 2 niveles: el
residual S 2 lo que queda después de que los organismos usan lo que necesitan). Este estado síncrona organizada
de forma espontánea puede mantenerse durante largos periodos (meses) y continuamente monitoreado para el
estado redox intracelular (por salida directa fluorimétrico para los nucleótidos de nicotinamida: excitación 366 nm,
emisión 450 nm), y se disolvió gases (O 2 electrodo y / o membrana directo de entrada de espectrometría de masas
para O 2, CO 2 y H 2 S, muestreado en un ciclo de 15 s). La población de cultivo completo ( ~ 5 × 10 8 organismos / ml) se
comporta metabólicamente como si se tratara de una sola célula, por lo que el análisis para los intermedios
metabólicos (ceto y amino-ácidos, ácidos carboxílicos), componentes redox (glutatión, cisteína, NAD (P) H y
reactiva O 2 especies) y productos (acetaldehído, ácido acético y etanol), con el muestreo a intervalos de tiempo
frecuentes da información fiable sobre las relaciones de fase en el ciclo ultradiano aproximadamente 40 min. los
niveles de peroxidación lipídica indican los niveles cambiantes de estrés oxidativo. Microarray análisis muestra una
oscilación de todo el genoma en la transcripción, con máximos de expresión en tres intervalos casi igualmente
espaciados en la 40 min de tiempo de base. El primer grupo temporal (4.679 de 5.329 genes expresado) se
produjo al máximo durante la fase reductora, mientras que los 650 restantes se detectaron transcripciones máximo
en la fase oxidativa. Además, cuando se analizaron muestras fijadas de levaduras de ADN usando citometría de
flujo, ráfagas síncronos en la iniciación de la replicación del ADN (que se produce en aproximadamente el 8% de la
población total) se muestran para coincidir con la disminución de las tasas de respiración. Un aspecto definida con
precisión de la generación dependiente conformacional de energía mitocondrial

* Dr. Bob Klevecz falleció el 13.05.2008


1 Microbiología (BIOSI 1) Edificio Principal, Escuela de Biociencias de Cardiff, PO Box 915, Cardiff CF10 3TL, Gales,

Reino Unido

2 Instituto Avanzado de Biociencias de la Universidad de Keio, Tsuruoka, Yamagata, 997-0017, Japón

3 Dinámica de Grupo, Departamento de Biología, Instituto de Investigación Beckman de la Ciudad de la Esperanza Medical

Center, Duarte, CA 91010, EE.UU.

4 Universidad Humboldt, Berlín Invalidenstr 42/43, D-10115, Alemania

5 Ingeniería Bioquímica Lab., Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología, AIST

Tsukuba, Ibaraki, Japón

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 11


© Springer Science + Business Media BV 2008
12 D. Lloyd et al.

cambios, la maquinaria para la síntesis de proteínas y la degradación y para el montaje ribosoma mitocondrial
son también todos los bloqueados en la fase de ciclo de reloj ultradian. Esto indica la naturaleza penetrante y
global de la coordinación temporal del crecimiento y la división celular. Los actores principales en este sistema
modelo de levadura se identifican como algunos de los componentes más altamente conservadas comunes a
todos los eucariotas. Por lo tanto un tambor-beat primordial, fundamental e insistente resuena en todos los
sistemas eucariotas, en microbios, animales y plantas. El reloj ultradian que la co-evolucionó con el aumento de
O atmosférica 2 es anterior y apuntala el reloj circadiano en el núcleo central de la relojería intracelular endógeno.
Representa el prototipo de toda la ritmicidad biológica: los relojes circadianos evolucionado mucho más
recientemente, casi como la guinda del pastel.

Palabras clave Levadura, auto-sincronía, la respiración, estado redox, interruptor metabólico, regulación transcripcional,
la división celular ciclo de reloj ultradiana

1.1 Introducción: El cultivo continuo de levadura - un sistema ideal para el


estudio

comprensión detallada de la estructura de tiempo de los procesos intrincadamente ordenados de generación


de energía, transformaciones metabólicas, la síntesis y el ensamblaje de las membranas y orgánulos, así como
la organización de la dinámica cromosómicas y el ciclo de división celular, requiere estudios, ya sea en una
sola célula o en síncrono poblaciones de células u organismos. Mientras que el primero se limita incluso ahora
(a pesar de enormes avances en microscopía óptica, procesamiento de imágenes, la microfluídica y
microscopía de fuerza atómica), y el último es generalmente problemático debido a las dificultades asociadas
con la preparación de material sin perturbativamente perturbado “normalidad”. Sin embargo, en una
contribución seminal publicado en 1992, el grupo de Kuriyama descubrió un método que dio espontánea
auto-sincronía de la densa (~ 5 × 10 8 organismos / ml) los cultivos de Saccharomyces cerevisiae ( Satroutdinov
et al.,

1992). La cepa empleada (IFO-0233, IFO, Instituto de Fermentación, Osaka, Japón), es la levadura de un
destilador. Durante lotes crecimiento en medio de crecimiento complejo que contiene glucosa a pH 3,4 con un
suministro constante de aire (calculado para cada reactor de acuerdo con su coeficiente de transferencia de
oxígeno específica), la glucosa se consume para producir biomasa, CO 2, H 2 O y etanol, así como muchos otros
productos de fermentación. Después de la utilización de etanol, el agotamiento de trehalosa y glucógeno en la
segunda etapa de esta diauxico resultados de crecimiento en la iniciación de la respiración oscilatorio, como se
indica por 40 ciclos min de O disuelto 2 y compañía 2 Inicio de cultivo continuo (Fig. 1.1) en esta etapa, da un
suministro continuo de material para la vigilancia a largo plazo de los organismos a través de muchos miles de
generaciones durante un período de muchos meses. Las sondas rápidamente respondieron inmersos en la cultura
dan intervalos altamente muestreados, por ejemplo para NAD (P) H de fluorescencia 50 k muestras / s, para dis-
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 13

Fig. 1.1 (a) El Dr. Hiroshi Kuriyama trabajar con un cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae:
( segundo) El sistema de cultivo continuo. Los impulsores fueron impulsados ​por un motor de 24 V (K; línea verde) y controlados por una fuente
de alimentación ( UNA). Se midió la temperatura utilizando un 100 sonda Pt (línea amarilla) y controlado ( SEGUNDO) a un usuario del punto de
ajuste por un 333 W calentador (línea rosa). Una camisa de agua (a 10 ° C) que consiste en un tubo de goma envuelta alrededor del recipiente
de vidrio ( SOL) proporciona refrigeración (no mostrado). pH se midió utilizando un electrodo de vapor gel esterilizable conectado (línea cian) a
una

(continuado)
14 D. Lloyd et al.

Fig. 1.1 ( metro continuación) pH ( DO). pH se controló automáticamente ( RE) por la adición de
M NaOH 2,5 (línea azul oscuro) o 2 N de ácido fosfórico (línea roja). Un medidor de oxígeno ( MI) estaba conectado a un electrodo de
oxígeno polarográfico (línea magenta). aire seco estéril se alimenta (línea de color negro) al fermentador a través de un brazo de rociado, su
caudal regulado por el controlador de flujo de un Aalborg mas ( F). aire de escape se pasó a través de un condensador (10 ° C) y salió a
través de dos filtros estériles ( J). medio estéril se almacenó en un embalse (10 l; L) y se bombea en el fermentador por bajo flujo de la bomba
peristáltica (I; Microperpex, LKB) Para evitar volver contaminación el medio se bombea a través de un dispositivo de antigrowback antes de
la entrada al recipiente ( SOL). Los residuos se recogió del fermentador por un vertedero brazo de cristal. Una bomba peristáltica ( H; 101U
Watson-Marlow) bombea entonces los residuos en un recipiente de recogida (línea blanca). Además había un conjunto de doble válvula de
muestra y tres puertos auxiliares con septos de goma que se utilizaron para el aparato adicional o adición de impulsos de agentes
purturbating. Los datos fueron adquiridos por un software interno que controla el tablero acquistion de datos (DAS 16, placas de
computadoras) y fue programado por el usuario para recopilar y almacenar datos (hasta 1 s intervalos). En algunos experimentos (no
mostrados), se utilizó una sonda de espectrometría de masas de membrana de entrada (para la medición de gases y compuestos volátiles
de bajo peso molecular directamente), ya sea por inmersión en el cultivo, o se expone al gas de espacio de cabeza, y un disco giratorio de
doble canal fluorímetro (para medir los niveles redox de NAD () H y / o flavinas P; Johnson Foundation, Universidad de Pensilvania) estaba
ligado a la embarcación utilizando guías de luz condiciones estándar empleadas fueron: vol trabajo. 800 ml; tasa de dilución, 0.085 h -1; velocidad
del agitador, 800 rpm; tasa de flujo de aire, 180 ml min -1; temperatura 30 ° C (± 0,2) y pH controlados en 3.4. inyecciones de pulso se llevaron
a cabo a través de un filtro estéril (0.2 μ m porosidad)

O resuelto 2 10 muestras / s (Murray et al., 2007). La lectura más conveniente, se disolvió O 2, también puede ser
supervisada por membrana entrada de espectrometría de masas, como pueden co 2, H 2 S y etanol. Near-infra-rojo
espectroscopia se pueden utilizar en línea para el etanol, glucosa, NH 3, glutamina y la biomasa (datos no publicados).
El estado oscilatorio de este sistema de forma autónoma autosostenido es en gran medida independiente de la
glicólisis, y las puertas del ciclo celular (Klevecz et al., 2004); su período de aproximadamente 40 min es
compensado en temperatura (Fig 1.2;. Murray et al., 2001). Por lo tanto sus características de cronometraje colocan
en el dominio del tiempo ultradian (como se define por su característica de ciclismo muchas veces durante un día).
Ese control de reloj similar puede ser demostrado cuando se utiliza etanol como fuente de carbono dominante en el
medio de crecimiento muestra que estas oscilaciones no son las oscilaciones asociadas del ciclo celular glucolítica o
bien conocidos (Keulers et al., 1996).
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 15

Fig. 1.2 Efectos de los cambios de temperatura a paso sobre las oscilaciones respiratorias en un cultivo continuo de S.
cerevisiae crecido en medio que contiene etanol. (A) disuelto O 2, y (b) la temperatura se mide continuamente en línea (Murray
et al., 2001)

1.2 Descubrimiento del reloj Ultradiana

Es su naturaleza sostenida que confiere al 40 min periodicidad el estado de un ritmo y independencia de la


temperatura eleva todavía más que a la de un reloj biológico. Por lo tanto, comparte propiedades importantes
con el reloj circadiano más estudiado intensamente-así como relojes físicos (Lloyd et al., 2002a): El último fue
reconocido por primera vez como un cronometrador endógeno en 1729 (de Mairan). El reloj Ultradian,
inicialmente llamado el “epigenética Reloj” finalmente fue caracterizado en 1982 como un cronometrador
ultradian con compensación de temperatura en la ameba suelo, Castellanii Acanthamoeba ( Edwards y Lloyd,
1978, 1980; Lloyd et al., 1982). oscilaciones respiratoria durante el ciclo de división celular de los cultivos
síncronos de este organismo que había sido producido por un procedimiento de selección de tamaño
mínimamente perturbar mostraron ser de fase acoplados a los cambios de amplitud altos en los tamaños de
agrupación de nucleótidos de adenina (ATP, ADP y AMP) y para ciclos de acumulación de ARN celular total y
las proteínas. La Q 10 valores para los periodos de la O 2 de consumo y de proteínas ritmos fueron,
respectivamente, 1,03 y 1,05 sobre el intervalo de temperatura de 20 ° C a 30 ° C mientras que el Q 10 para el
ciclo de división celular (16 y 7,8 h, respectivamente) era sólo más de 2 sobre el mismo rango de temperatura
(Fig 1.3a;.. Marques et al, 1987). Estas observaciones establecieron claramente una función de cronometraje
de este reloj Ultradian, de modo que una relación quantal entre este reloj y el tiempo de ciclo celular, como
anteriormente propuesto para células de mamífero (Klevecz, 1976) y posteriormente se muestra en eucariotas
inferiores (Chisholm y Costello, 1980; Lloyd et al, 1982;. Homma y Hastings, 1988) es evidente. resultados
similares obtenidos previamente para cultivos síncronos de otros eucariotas inferiores (las levaduras, Candida
utilis ( Kader y Lloyd,
dieciséis D. Lloyd et al.

una
90

τ
(MIN) 60
EPIGENÉTICA

RESPIRACIÓN
CELULAR (H)
30
(Gales)
PROTEIN
CICLO (MINNESOTA)
0
20 25 30
TIEMPO

16 = 2)

12

8
20 25 30
TEMPERATURA ( 8 C) (Q 10

Fig. 1.3 Dependencia de la temperatura de la oscilación respiratoria en ( una) Los períodos de las salidas de reloj impulsado en ultradian Castellanii
Acanthamoeba, en contraste con los tiempos de ciclo celular (Marques et al., 1987); análisis de datos de proteínas calculadas por métodos
independientes en Gales ( una) y Minnesota ( segundo). Los periodos de la oscilación respiratoria en la levadura calculados por Período
Analyzer y transformada rápida de Fourier análisis (FFT) (Murray et al., 2001)

1979) y Schizosaccharomyces pombe ( Poole et al., 1973), para un protista flagelado ( fasciculata
Crithidia, Edwards et al., 1975) y un ciliado ( Tetrahymena piriformis,
Lloyd et al., 1978) indicó que el reloj Ultradian es un temporizador en muchos sistemas. Analogías con el
BRAC 90-min (ciclo básico resto-actividad) observada durante el sueño
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 17

Los estudios en seres humanos en el laboratorio de Chicago Nathanial Kleitman (Aserinsky y Kleitman,
1953) son claras, y sugieren que el reloj Ultradiana es un controlador de tiempo universal a partir de ameba a
los seres humanos. El periodo del reloj Ultradiana es diferente en cada uno de los organismos estudiados, es
de suponer que representa un valor selfoptimized para la red intracelular que es distintivo para cada especie.

De todas las especies estudiadas, parecía que la proliferación celular asimétrica de las levaduras de
panadería o de cerveza por gemación haría estudios de ritmos ultradian más complicado. Sin embargo, las
observaciones fortuitas de Satroutdinov et al. (1992) modificado este punto de vista, y pronto se hizo evidente
que el sistema de cultivo continuo auto-organizados espontáneamente ofreció enormes posibilidades para el
control continuo del reloj Ultradiana durante períodos de tiempo prolongados y por métodos no invasivos. La
naturaleza compensación de temperatura del oscilador min levadura 40 se investigó intensamente (Figs 1.2,
1.3b;. Murray et al., 2001). Así culturas de glucosa alimentados mostraron una Q 10 de 1,06 entre 27 ° C y 34 ° C
mientras que los cultivos con etanol crecido dio un valor de 0,85 (es decir, fueron compensado en exceso algo)
de control homeodinámica como una función de la tasa de dilución de los cultivos continuos también se tomó
nota.

1.3 Estudios metabólicos de la levadura Reloj Ultradiana

1.3.1 Carbono Metabolismo

El cultivo continuo aeróbica de levadura puede ser suministrado con glucosa (Satroutdinov et al, 1992;.. Keulers
et al, 1996) (. Keulers et al, 1996), etanol, o acetaldehído (Keulers y Kuriyama, 1998) como las principales
fuentes de carbono (además de los presentes en el extracto de levadura común a todos los medios de cultivo
empleado. mientras que para el crecimiento en glucosa o etanol el período de la oscilación “metabólico” era de
unos 40 min, con acetaldehído 290 mM como fuente de carbono primaria era aproximadamente 80 min.
acetaldehído, acetato, etanol, O disuelto 2 y compañía 2 producción eran todas las variables oscilatorios (Fig. 1.4),
con el acetaldehído y acetato aproximadamente en fase con O 2 velocidad de absorción (es decir, estos
productos eran en un máximo durante baja concentración de oxígeno disuelto). Esta respiración mejorada
indica que el acetaldehído y acetato nunca superaron sus niveles potencialmente inhibidoras, y que este era el
mismo con independencia de cuál de las tres fuentes de carbono principales fueron empleados. cálculos de
flujo de equilibrio indicaron que la producción de etanol a partir de acetaldehído se produjo periódicamente
durante la oscilación, y fue acompañado por una disminución de la conversión de acetaldehído a acetato y
acetil-CoA. Se sugirió que las tasas de disminución de flujo de acetaldehído al ciclo TCA estaban relacionados
con la disminución de la actividad respiratoria debido a algún efecto inhibidor sobre la cadena respiratoria
mitocondrial. La importancia de acetaldehído (pero no O 2 o etanol) como agente de sincronización específico se
había sospechado previamente (Keulers et al., 1996), cuando se observó que las altas tasas de aireación que
conduce a la pérdida de CO 2 y el aldehído volátil condujo a la pérdida del estado oscilatorio. La confirmación de
que el sincronizador
18 D. Lloyd et al.

200 una

160

[O 2] metro METRO
120

80

40

0
6 12 18 24
Tiempo (h)

40 180
segundo 1.4
160
36
1.2

140

[Acetaldehído] mM
1.0
[Etanol] mM

32
120
0.8
28
100
0.6

24 80 0.4
[O 2] metro METRO

60 0,2
20
180 90
do
2.4
S 2- PR ( metro moles g (celular) - 1 h- 1

160
2.0
80
140
NAD (P) H fluorescencia
(unidades arbitrarias)

1.6
120
70
1.2
100
0.8
80 60

0.4
60
0.0 50
0 90 180 270 0 90 180 270 360 0

Fig. 1.4 las variables oscilatorios vigiladas de forma continua (disuelto O 2 y NAD (P) H y metabolitos en la muestra de los cultivos
continuos de aeróbicos de levadura. ( una) La oscilación respiratoria. ( segundo, do) ángulo de fase parcelas con respecto a O disuelto 2 (....), de
acetaldehído ( ▲); ( segundo), etanol ( ●; segundo)
S 2- PR (tasa de producción de sulfuro, ■; do), y NAD (P) H de fluorescencia (-; do). se doubleplotted Los datos (de lado a lado) con el fin de
aclarar los eventos relacionados con fase-(Murray et al., 2003)
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 19

Fig. 1.5 curvas de respuesta de fase para acetaldehído desplazamiento de fase de la oscilación respiratoria en la levadura. El O
disuelto 2 (...) parcela proporciona una guía a la fase de la inyección. La línea recta en el panel superior (3 mM) es la regresión lineal de los
puntos obtenidos antes y después del “punto de interrupción” (0 °). Los datos son de doble trazado (lado a lado) con el fin de aclarar los
eventos relacionados con fase-(Murray et al., 2003)

era acetaldehído en lugar de CO 2 esperado los experimentos definitivos de Murray et al. (2003) que demostró la
capacidad de desplazamiento de fase de acetaldehído (Fig. 1.5, véase también el capítulo 3).

Metabolismo 1.3.2 Azufre

Un avance en la comprensión del mecanismo de la oscilación vino con el descubrimiento de que H 2 S se


produce en el inicio de rebajado O 2 las tasas de absorción. Este gas, un inhibidor potente respiratoria, alcanzó
un máximo (1,5 μ M) justo antes de las tasas de respiración mínimos (Fig 1.4;. Sohn et al, 2000).. Después de
esto, la concentración de H 2 S disminuyó a 0,2 μ M antes de la restauración de la respiración alta de nuevo.
Perturbants
20 D. Lloyd et al.

tales como 50 μ M glutatión, 50 μ M de NaNO 2 o acetaldehído 4,5 mM transitoriamente aumentó H 2 niveles de S a


más de 6 μ M. Fase de desplazamiento de la oscilación mediante adiciones de 0,77 μ M (NH 4) 2 S activar una curva
de respuesta de fase que se obtiene (Murray et al., 2003) y la importante conclusión de que la oxida fácilmente,
difundiendo rápidamente gas H 2 S actúa como un mensajero intercelular que amplifica la oscilación respiratoria.
Esto se logra mediante la unión al centro de reacción de cobre-hemo binuclear de citocromo do oxidasa, el
componente de transporte terminal de electrones de la cadena respiratoria mitocondrial. curvas Fase-respuesta
indican que no actúa por sí mismo como un agente de sincronización sino que está implicada en la modulación
de amplitud de los ciclos.

La fuente de la H 2 S mostró ser parte de la red de la síntesis de aminoácidos que contienen azufre
donde los actos sulfito reductasa en sulfito (formado por reducción del sulfato presente a alta concentración
en el medio de crecimiento (Sohn y Kuriyama, 2001a). Pulso de inyección de 100 μ M cisteína o metionina
perturbados la oscilación respiratoria y alteraron el tiempo de H 2 producción S (Sohn y Kuriyama, 2001b): se
considera que la inhibición de la retroalimentación de la captación de sulfato en la levadura por estos
aminoácidos puede tener una importante contribución a las oscilaciones respiratorias como se sugiere por
el modelado matemático (Wolf et al, 2001; Henson. ,

2004). El sulfato de alta afinidad permeasa de mRNA (tanto sul1 y SUL2) muestra la expresión cíclica
durante la oscilación respiratoria, y los patrones de expresión de ARNm de todas las enzimas implicadas
en la ruta de asimilación de sulfato preceden endógeno H 2 generación S (Klevecz et al, 2004;.. Murray et
al, 2007).
Además Glutathione da una perturbación relacionada fase de la oscilación respiratoria (Murray et al.,
1999;. Sohn et al, 2000) y esto afecta a la función esencial de la glutatión reductasa que cataliza la bicicleta
dependiente de NADPH del sistema GSHGSSG en el mantenimiento del estado redox del organismo (Sohn
et al., 2005 a, b) Crecimiento de una oxidorreductasa glutatión perturbador confirmó esto. Los niveles de
expresión de mRNA GSH1 y GLR1 mRNAs (codificación γ- glutamilcisteına sintetasa y glutatión
oxidorreductasa), así como las actividades de oscilación de glutatión oxidorreductasa, cisteína y glutatión
también estaban de acuerdo con esta propuesta. La confirmación de esta importante conclusión provino de
los estudios extensos sobre los niveles de expresión de GSH1 y GLR1 ARNm, así como las actividades de la
glutatión reductasa y oscilaciones en cisteína y glutatión. Los efectos de la inyección de impulsos de agentes
modificadores redox tiol (maleato de dietilo, NORTE- etilmaleimida), de los inhibidores de la glutatión
reductasa (DL-butathionine [ S, R] - sulphoxamine) o de la síntesis de glutatión (5-nitro-2-furaldehído)
reforzado aún más estos datos. La red de interacciones de aminoácidos de absorción y de azufre sulfato se
muestra (Fig. 1.6). Que esta red está estrechamente entretejido con la regulación del estado redox se
demostró adicionalmente (Kwak et al., 2003). Celular per-oxidativos aductos, tal como se mide por los
niveles de productos de peroxidación de lípidos, oscila fuera de fase con los niveles de O disuelto 2. Además
de pulso en los mínimos de O disuelto 2 de 100 μ METRO NORTE- acetilcisteína (que neutraliza H 2 O 2 y los
radicales hidroxilo) perturbados la oscilación respiratoria y atenuadas H 2 la producción de S a 63% de su
amplitud normal en el siguiente ciclo de 40 min. Entonces la oscilación respiratoria amortiguado, sólo para
ser recuperado 20 h más tarde. El no tóxico limpiador de radicales libres, ácido ascórbico, así como el
inhibidor de la catalasa (3-aminotriazol) o superóxido dismutasa ( NN 1 diethyldithio carbamato) dio una prueba
más de esto. H 2 O 2 ( 0,5 mM) en un mínimo de O disuelto 2
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 21

Fig. 1.6 la captación de sulfato y el metabolismo en los genes de levadura y enzimas que catalizan reacciones
individuales son: 1. SHM1 y SHM2: serina hidroximetiltransferasa (SHMT; EC 2.1.2.1); 2. MET12 y MET13:
metilentetrahidrofolato reductasa (MTHFR; EC 1.5.1.20); 3. Met6: metionina sintasa (EC 2.1.1.14); 4. SAM1 y SAM2:
S-adenosilmetionina sintetasa (EC 2.5.1.6);
5. SAH1: S-adenosilhomocisteína hidrolasa (EC 3.3.1.1); 6. CYS4: cistationina β- sintasa (CBS; EC 4.2.1.22); 7. CYS3:
cistationina γ- liasa (EC 4.4.1.1); 8. MET14: quinasa adenylsulfate (CE 2.7.1.25); 9. MET10: sulfito reductasa (EC
1.8.1.2); y 10. MET17: O-acetilhomoserina (tiol) liasa (CE 2.5.1.49). “X” representa cualquier aceptor de grupo metilo
(Chan y Appling 2003)

tanto perturbado la oscilación respiratoria y elevado H 2 la producción de S en el ciclo subsiguiente; 50 μ M


menadiona, un agente generador de superóxido, imitaba estos efectos, pero en dos órdenes de magnitud
menor concentración, lo que indica que celulares reactivos especies de oxígeno defensas estaban activos
durante todo el ciclo. Sin embargo un incremento ROS localiza en las mitocondrias causadas por menadiona
podría perturbar el sistema a bajas concentraciones.

Trabajo adicional sobre los efectos de la perturbación glutatión en aminoácidos que contienen azufre de
cadena ramificada y tiende a sugerir que los efectos observados están más estrechamente relacionados con
metabolismo de aminoácidos y H 2 generación S que con estado redox celular per se ( Sohn et al., 2005 a, b). La
confirmación de esta sugerencia esperaba análisis más a fondo de la transcriptoma y metaboloma (Murray et al.,
2007).

1.4 Un oscilador preciso transcripcional define la arquitectura dinámica


del fenotipo

Se está convirtiendo en claro que la regulación de los niveles de genes individuales (y en última instancia sus
proteínas) es principalmente un proceso de transcripción. Con el aumento de la complejidad genómica de metazoos
hay un aumento dramático de la fracción del genoma que
22 D. Lloyd et al.

se transcribe pero no se traduce (Taft et al., 2007). En S. cerevisiae el papel de los ARN no codificantes
parece ser menos dominante que en algunos otros eucariotas modelo estudiado, y esto nos permite
descubrir la arquitectura y la dinámica del fenotipo sin el estorbo de lo que se estima, en los seres humanos,
para ser más de un millón de pequeños ARNs reguladores. Análisis de las oscilaciones en todo el genoma
en la transcripción (Fig. 1.7) revela que toda la célula organismo o animal unicelular es un oscilador, y
porque su trayectoria puede progresar como serie de duplicaciones período durante el curso de su cambio
de patrón de expresión, es muy parsimonia visto como un atractor (Klevecz y Li, 2007). Las simulaciones de
la dinámica que permitan duplicaciones período aún todavía permiten tanto un fenotipo estable y
cronometraje relativamente preciso se han publicado (Bolen et al., 1993). Un atractor caótico de la que gran
parte de la imprevisibilidad podría sintonizarse implica arreglos necesarios de la fase entre los miles de sus
osciladores transcripcional. En esencia, el mantenimiento de un fenotipo estable requiere que los máximos
de expresión en la expresión en grupos de transcripciones debe estar listo en fases antípodas de todo el
estado estacionario - esta es la arquitectura dinámica del fenotipo.

Recientemente, Li y Klevecz (2006) caracterizaron adicionalmente el primer ejemplo de periodo de


duplicación comportamiento en la oscilación en todo el genoma de la transcripción (Salgado et al., 2002) se ve en
los cultivos de levaduras creciendo a altas densidades celulares y exhibiendo sincronía cerrada continua, y
sugirieron que este comportamiento estaba estrechamente modelada por una simple modificación del atractor
Rossler (Rossler,
1976). Desde la perspectiva de los sistemas dinámicos que podemos tomar este modelo riguroso para describir
el comportamiento global del oscilador de cronometraje y comenzar a construir un gen por gen o una red de
sistemas dinámicos regulón por regulón. El modelo también ofrece de inmediato una representación gráfica
accesible de los cambios a gran escala del genoma que pueden conducir a una alta frecuencia de reloj a la del
ciclo celular y los ritmos circadianos. la señalización de célula a célula en cultivos continuos de S. cerevisiae conduce
al arrastre mutuo o de sincronización que se manifiesta como una oscilación en el estado redox y una
oscilación de todo el genoma en la transcripción y el metabolismo (Lloyd et al., 2003) (Klevecz et al, 2004;..
Murray et al, 2007). A su vez, estos tiempos de la transcripción redox atractor de ciclo o puertas, la replicación
del ADN y otros eventos del ciclo celular. En este sentido, el ciclo celular es un proceso de desarrollo
programado por el atractor. la replicación del ADN se limita a la fase reductora del ciclo y se inicia como niveles
de aumento de sulfuro de hidrógeno. Esto se ve como un mecanismo evolutivamente importante para prevenir
el daño oxidativo al ADN durante la replicación (Klevecz et al., 2004). Tanto la exposición a fármacos (por
ejemplo, Li + o de tipo inhibidores de la monoaminooxidasa) se sabe que alteran los ritmos circadianos (Fig
1.8;. Salgado et al., 2002) y deleciones de genes del reloj conocidos en S. cerevisiae producir un aumento en el
periodo de la atractor que sigue una trayectoria de bifurcación de 40 min a 34 h. Este hallazgo resuena con una
observación anterior de un 3-4 h oscilación que cerrada eventos del ciclo celular en los organismos superiores
(Klevecz, 1976). Sugerimos que la oscilación de todo el genoma descubierto en la levadura es un oscilador
primordial, y que las vías de diferenciación a múltiples fenotipos (por ejemplo, formación de esporas o
filamentos) tal vez a través de procesos que se caracterizan por período de duplicación y el período de tres
bifurcaciones.
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 23

Fig. 1.7 El transcriptoma de Saccharomyces cerevisiae en cultivo continuo: actividad con respecto a tres ciclos de las
oscilaciones respiratorias. ( UNA) O disuelto 2 en la cultura, acetaldehído y H 2 S. ( SEGUNDO) Transcripciones en fase con la
fase oxidativa de la cultura (rojo), y aquellos en fase con la fase reductora (verde). ( DO) La escala de las transcripciones se
obtuvo dividiendo la intensidad de la expresión de ese gen en ese punto por la intensidad mediana para cada experimento
(datos derivados de Klevecz et al., 2004)

Antes del desarrollo de métodos para examinar la expresión de todo el genoma, pistas de
la estructura dinámica de la célula sólo podían ser evaluadas por medición de pequeños
subconjuntos de componentes celulares a partir de cultivos síncronos (Lloyd et al, 1982;.
Klevecz y Ruddle, 1968) o por perturbación intencional y la medición de las curvas de
respuesta de fase de eventos tales como la replicación del ADN y la división celular a la
perturbación (Mitchison, 1971;. Klevecz et al, 1984). Estos primeros estudios proporcionaron
un boceto de la arquitectura dinámica de fenotipo y ofrecen una alternativa rigurosa para
modelos secuenciales ramificados simple basado en el análisis mutacional del ciclo celular
(Hartwell et al., 1974). tiempos de generación cuantificados, junto con el análisis de la
perturbación,
24 D. Lloyd et al.

Fig. 1.8 Efectos de Li + en la oscilación respiratoria en la levadura. ( una) La perturbación de la oscilación ultradian producida
durante el cultivo continuo de S. cerevisiae por LiCl 1,0 mM. La barra vertical indica los puntos de inyección. ( segundo) La influencia
de la concentración de LiCl en periodo de oscilación. La línea de trazos horizontal representa la periodicidad sin inyección de LiCl
(Salgado et al., 2002)
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 25

ciclos o atractores complejos se fusionaron (Shymko et al., 1984). La idea básica era que los puestos de
control representan oscilaciones sub-umbral en un atractor que subyace en el ciclo celular (Klevecz et al.,
1984). El oscilador que dio lugar a divisiones celulares cerradas en células de mamífero ha demostrado ser de
fase sensible y con compensación de temperatura (Klevecz et al, 1978;. Klevecz y King, 1982). El modelo de
tiempo de generación cuantificado se extendió a otros eucariotas unicelulares y para gating de la división
celular basado en el ritmo circadiano en plantas, dinoflagelados y una variedad de células de mamífero en
cultivo. Una predicción de los modelos atractor era que todos los eventos del ciclo celular se gated por el
atractor, y este período sería un sub-múltiplo entero del ciclo celular o ritmo circadiano que timed.

Estas oscilaciones de alta frecuencia en células de mamífero (Klevecz y Stubblefield,


1967) fueron posteriormente codificado como tiempos de generación cuantificados y el hallazgo más reciente indica que
el sistema de cultivo continuo en la levadura parece estar cronometrado por un oscilador similar que puede ser
sintonizado o conducido a “doblar” (es decir, sufren una serie de período de dos o período de tres bifurcaciones). Por lo
tanto, que los eventos del ciclo celular en S. cerevisiae se cerrada por este ciclo transcripcional sugiere que un fenómeno
similar está funcionando en todos los sistemas de la levadura a las células de mamíferos. Esta toma de conciencia ha
abierto un camino nuevo y experimental más accesible a las investigaciones de compuerta sincrónica y el papel de las
oscilaciones en la generación y el mantenimiento de un fenotipo estable. Hay un fuerte argumento evolutivo demasiado
para esperar que el reloj circadiano comenzó como un oscilador de alta frecuencia.

1.5 El Espacio-Temporal auto-organización de la Reactome

La opinión predominante durante el siglo pasado ha sido que una vez que un sistema biológico se ha desglosado a sus
componentes “importantes” y estos componentes tienen cada uno ha caracterizado, y luego una propiedades de los sistemas

de alguna manera se hará evidente. Este enfoque ha dado lugar a una visión estática y lineal de la biología, en donde en su
mayor parte, la investigación se ha fragmentado, centrándose en proteínas individuales o bien pequeños módulos (por
ejemplo, membranas aisladas u orgánulos). Con el advenimiento de alto rendimiento de los análisis, basado en micromatrices
por ejemplo múltiples ensayos y metabolómica de espectrometría de masas, este punto de vista se ha convertido

progresivamente menos sostenible. Las estimaciones conservadoras durante su ciclo de vida y en su respuesta a los retos
medioambientales (por ejemplo, en la exposición al calor) indica que entre el 20-50% de los altera sistema de levadura. Esto
ha sido confirmado por de todo el genoma y en todo el metaboloma elucidación de propiedades de las oscilaciones
respiratorias en levadura (Klevecz et al., 2004). En conjunción con el advenimiento de los análisis de alto rendimiento, los

enfoques computacionales se están desarrollando para cura y entender mejor las implicaciones de la amplia gama de nuevos
datos obtenidos. Construcción de redes celulares y elucidación de la lógica que subyace en los procesos celulares muestra

que estas redes son ahora conocidos por ser de diversa arquitectura (Murray et al., 2007). Los datos obtenidos de los
inmunoprecipitados de la cromatina de alto rendimiento hibridaron a microrray de ADN que contiene las sondas para las
secuencias reguladoras aguas arriba o suelo de baldosas microarrays de ADN (chip-chip) revelan que el subyacente En
conjunción con el advenimiento de los análisis de alto rendimiento, los enfoques computacionales se están desarrollando para
cura y entender mejor las implicaciones de la amplia gama de nuevos datos obtenidos. Construcción de redes celulares y
elucidación de la lógica que subyace en los procesos celulares muestra que estas redes son ahora conocidos por ser de
diversa arquitectura (Murray et al., 2007). Los datos obtenidos de los inmunoprecipitados de la cromatina de alto rendimiento hibridaron a microrr
UNA segundo
Uga3p
[GAT1] Stp4p
[LEU3] Msn4p
[Mbp1] Sok2p
[WTM1] Phd1p
[GCN4] Mga1p
[GPT2 ] Rgt1p
[CIN5] Sut1p
[MTH1] Sip4p
[ACA1] Ino2p

Actividad
[PHD1] Gcn4p
[RGT1]
Gln3p
[SOK2]
Cbf1p
la abundancia de transcripción

[Xbp1]
Leu3p
[MSN4]
Arg80p
[RPI1]
Mbp1p
[TOS8]
Met32p
[STP4]
Met31p
[YHP1]
Met4p
[MGA1]
Arg81p
[GLN3]
Gat1p
[SIP4]
[UGA3]

180 °

360 °

540 °

720 °

900 °
[YGR067C]
[Arg80]
[ARG81]
[CBF1] F
[SUT1]
[Ino2]
[Met28]
[Met32]
[MET4]
[MET30]
20

40

60

80

100

Tiempo (min)

do TOS8
STP4 1.0
Ino2 OO
Xbp1
YGR067C YHP1
PHD1

RGT1

SOK2
SUT1 CIN5
Arg80
MTH1

Mbp1
MSN4
ARG81
GAT1

WTM1
MGA1

UGA3
CCR1 RPI1 GLN3
SIP4

RMC

transcripción 60 ° CBF1
MET4 LEU3
MET30
actividad
120 °

proteína de j 180 °
Met31
transporte de la 240 °
Met32
proteína-producto Met28
300 °
reactivo-proteína
proteína-proteína ADN de la proteína 360 ° GCN4

re
la autorregulación de control de factor de cruz feed-forward bucle mixto
n=9 n=2 n = 97 n = 21

Fig. 1.9 La regulación transcripcional de la oscilación respiratoria levadura. ( una) La red central reguladora de la transcripción implicado
en la regulación de la oscilación respiratoria de levadura se deriva de los mejores concentraciones de transcripción oscilantes
(resistencia a la oscilación ≥ 0,75; Murray et al., 2007). ( segundo) Actividades de los reguladores transcripcionales se derivaron del
análisis estadístico de sus objetivo transcripciones (resistencia a la oscilación ≥ 0,75). Ambos mapas de calor se ordenan de acuerdo
con el ángulo de fase de la producción pico de las mediciones. Una representación de red de bola y palo de los reguladores
transcripcionales que se muestran en ( una) y ( segundo). (do) La figura proporciona una guía a la red.
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 27

estructuras del sistema implicadas en la transcripción global puede ser profundamente alterados en
respuesta a estímulos ambientales (MacIsaac et al., 2006). La topología de la red de interacción
proteína-proteína ha sido abordado por una serie de inmuno-precipitación, de 2 híbridos y análisis MS (Ito et
al, 2001;. Gavin et al, 2006;.. Krogan et al,
2006). En conjunción con esto ha habido una serie de avances en la informática que han revolucionado la
manipulación y la correlación de los datos obtenidos a partir de información bioquímica anterior que utilizan
apropiado seleccionado recursos en línea (por ejemplo, KEGG, SGD o SwissProt).

A pesar de estos avances han llevado a una comprensión más profunda de la estructura de la red celular, que
han hecho poco para avanzar en nuestra comprensión de la dinámica celular. Además, poco se ha hecho para
combinar las redes derivadas juntos, y aún menos se ha hecho para modelar grandes conjuntos de datos de
escala para producir una visión coherente de la formación de fenotipos celulares.

Con esto en mente, recientemente hemos combinado los enfoques de redes computacionales y estadísticos, con la
transcripción de alta calidad y datos de metabolómica, para analizar el panorama global del fenotipo de levadura oscilatoria
(Murray et al., 2007) (Fig. 1.9). Esto reveló que toda la red bioquímica o Reactome auto-organiza en dos regiones distintivas;

oxidativo y reductora (Fig. 1.10). Transcripción durante la fase oxidativa era casi exclusivo centrado en la biosíntesis, y se
inició un programa temporal claro a partir de la biosíntesis de nucleótidos y que termina con el metabolismo de etilo (Fig.
1.10). Este programa abarcó 10-12 min, y metabólica, procesos fisiológicos y morfológicos (por ejemplo, la captación de
sulfato, la biosíntesis de aminoácidos, la fase S, etc.) se produjo 10-14 min después del pico en su actividad transcripcional.
El análisis estadístico de los objetivos vinculantes factor de transcripción y la reconstrucción de un mapa de levadura de la

interacción proteína-proteína implicada la construcción temporal y la destrucción de un complejo de factor de transcripción


que comprende Cbf1 (factor de unión centrómero), Met4, Met28, Met31 y Met32 (factores de regulación de la metionina), y
Gen4 (proteína de control general implicado en la represión catabólica de nitrógeno); estos procesos orquestados la mayoría
de los cambios en la transcripción. El análisis de redes de la red de factor de transcripción oscilatoria (que comprende unos

33 reguladores transcripcionales) indicó que esto funciona espaciando la transcripción de genes y Gen4 (proteína de control
general implicado en la represión catabólica de nitrógeno); estos procesos orquestados la mayoría de los cambios en la
transcripción. El análisis de redes de la red de factor de transcripción oscilatoria (que comprende unos 33 reguladores
transcripcionales) indicó que esto funciona espaciando la transcripción de genes y Gen4 (proteína de control general
implicado en la represión catabólica de nitrógeno); estos procesos orquestados la mayoría de los cambios en la transcripción.
El análisis de redes de la red de factor de transcripción oscilatoria (que comprende unos 33 reguladores transcripcionales)

indicó que esto funciona espaciando la transcripción de genes vía la formación de múltiples circuitos genéticos alimentación de avance de entrad
Fuera de fase con la transcripción fase oxidativa, un grupo mucho mayor de las transcripciones ( ~ 80% de los
transcritos más oscilatorios) mostró un pico de producción en la fase reductora. Muchas transcripciones codifican
para proteínas que están implicadas en azufre

Fig. 1.9 ( continuación) Los círculos representan la abundancia de transcripción y los cuadrados representan la actividad del factor de
transcripción. Si la actividad del factor de transcripción de un nodo fue mayor que su concentración transcripción, la plaza se colocó
detrás del círculo, de lo contrario la plaza se colocó en frente del círculo. Los nodos están sombreadas de acuerdo con el ángulo de
fase ( Ψ) y la fuerza de oscilación (O) se indica mediante el tamaño del nodo. La caja sombreada indica el complejo CMTR, y el círculo
sombreado muestra un área enriquecida con bucles de control de factor de cruz. ( re) Los motivos de la red gen (p val <

0.01) se anotó para la calidad (z Puntuación > 7) donde el número de nodos fue de 3. El color del círculo representa lo fase en la que se
enriquece el motivo; donde se distribuyen las unidades de autorregulación en todas las fases que son de color negro
Fig. 1.10 Un mapa del Reloj Ultradiana ( τ _ ~ 40 min) en Saccharomyces cerevisiae. fase reconstrucción
ción de la relación señal a ruido (S / N) se midió para las variables durante la oscilación respiratoria en continuo crecimiento de la levadura.
El diagrama polar se construye a partir de la transformada rápida de Fourier análisis de numerosos conjuntos de datos. El texto rojo
representa los parámetros de línea donde el S / N tuvo que ser dividido por 10. El texto azul representa metabolitos medidos en métodos de
bajo enzimáticas rendimiento o HPLC. El texto negro muestra los datos de las mediciones de GC-MS de alto rendimiento. El texto gris
representa las transcripciones que participan en el metabolismo medido utilizando los estudios de microarrays. El momento de la
transcripción construye a partir de los ángulos de fase y valores de resistencia a la oscilación. La región azul indica la fase oxidativa y la
región roja representa fase reductora. marcadores fisiológicos se indican en el texto centrado en el pico del fenotipo. Por ejemplo,
sensibilidad perturbación se refiere a la sensibilidad de esta región en Redox compuestos que alteran tales como ROS y glutatión, así como
otros agentes químicos. El gráfico inferior representa un ciclo normalizado fase de oxígeno disuelto y está destinado a guiar al lector. Los
nombres de transcripción son nombres comunes que se encuentran en la base de datos del genoma de levadura y los nombres de
metabolitos son de un modelo de metabolismo de la levadura (Datos de Murray et al., 2007)
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 29

asimilación (Fig. 1.11) ensamblaje mitocondrial, la respiración, el catabolismo de los hidratos de carbono y la
respuesta al estrés (Fig. 1.11) y estos procesos se muestran a ocurrir 14- 18 min más tarde. Estaba claro desde la
anotación y el análisis estadístico de la estructura de red que este grupo de proteínas reguladoras de la
transcripción que controlan la expresión de estos procesos son los nodos más altamente interconectadas en la
red de levadura. Estos tienen patrones de regulación complejos y son componentes clave de las respuestas de
diferenciación en la levadura (por pseudohifas y la formación de esporas). Sin embargo, las funciones de la
mayoría de las transcripciones de destino, que muestran un patrón oscilatorio fuerte y el pico en la fase reductora,
permanecen en gran parte un enigma. Esta

1.0
AcCoA
hSer MET2
OO

COA
GCN4

OBUT

Xbp1
NH3

CYS OAHSER

MET
CYS3

Met28
SER
MET4
CYS4
Hcys

LLCT
Met31 MET17

C.A.
CBF1
ECM17
Met32

H2S
MET10
0° 0 min
TYE7 NADP 60 °

120 °
MET16 NADPH
j 180 ° 20 minutos

240 °
MET14 H2SO3
300 °
SUL2 MET3
360 ° 40 min
PAPILLA

PAPS proteína de
transcripción transporte de la
ADP
SLF proteína-producto
ATP actividad
APS reactivo-proteína
metabolito proteína-proteína ADN de la proteína

Fig. 1.11 Red de deriva para la asimilación de azufre de las mejores transcripciones oscilantes y metabolitos. La clave
figura proporciona una guía a la red SLF, sulfato; LLCT, cistationina; HSer, homoserina; OASER, o-acetilhomoserina;
OBUT, 2 oxobutanoato; AC, acetato; AcCoA, acetylcoenzyme A; COA, la coenzima A (Para más detalles ver Murray et
al., 2007)
30 D. Lloyd et al.

hace que sea difícil analizar la red de regulación transcripcional de programas temporales. La falta de anotación
para muchas de las transcripciones de fase reductiva puede ser debido en parte al enfoque de la actividad
investigadora de la comunidad en el crecimiento de la levadura glucosa reprimido, donde los programas de
diferenciación y la respiración son reprimidos (Peña-Castillo y Hughes, 2007).

La oscilación respiratoria filtra a través de casi todas las facetas de la bioquímica y la biología celular de los procesos
celulares, y aunque transcripcional de alimentación hacia adelante es importante para la regulación y largo plazo la
estabilidad de la oscilación, que no actúa de forma aislada. dogma actual dicta que hay una jerarquía distintivo en los

procesos celulares donde ADN forma de ARN para formar proteínas que bioquímicamente alteran otras proteínas o producir

metabolitos; Sin embargo redes biológicas no pueden ser tan convenientemente modular. Como se ha mencionado en la
sección anterior, la regulación metabólica de la oscilación respiratoria es crítico para la respuesta rápida de la oscilación a la
perturbación, y para la comunicación intra e inter-celular. También hemos demostrado que la regulación post-transcripcional
del mRNA GCN4 es importante para la sincronización correcta de metabolismo de los aminoácidos durante la oscilación
respiratoria. Por lo tanto, llegó a la conclusión de que las redes biológicas reales son heterárquica en lugar de jerárquica en

su organización. Así, un Reactome altamente interconectada responde de manera dependiente de la fase redox, que puede
adaptarse a la mayoría de robustamente influencias perturbativos. Esto tiene implicaciones importantes en que puede explicar
la dependencia del contexto observado en los procesos de señalización celular, y así la formación de sub-poblaciones
independientes en colonias. Así, un Reactome altamente interconectada responde de manera dependiente de la fase redox,

que puede adaptarse a la mayoría de robustamente influencias perturbativos. Esto tiene implicaciones importantes en que
puede explicar la dependencia del contexto observado en los procesos de señalización celular, y así la formación de
sub-poblaciones independientes en colonias. Así, un Reactome altamente interconectada responde de manera dependiente
de la fase redox, que puede adaptarse a la mayoría de robustamente influencias perturbativos. Esto tiene implicaciones importantes en que pued
Las redes que hemos construido han recorrido un largo camino hacia la comprensión de la organización
temporal de la levadura durante la respiración. Sin embargo, hay muchas preguntas importantes que son
difíciles de tratar. Quizás la principal pregunta es cómo la estructura biofísica y compartimentación física
pueden integrarse en nuestro punto de vista de la estructura temporal de los sistemas biológicos. La
heterogeneidad espacial de la estructura celular influye mucho en todos los aspectos de la cinética de reacción
de toda la red celular. Por consiguiente, la Reactome tiene una relación intrincada con la organización de ADN,
ARN, proteínas, membrana y la estructura de orgánulos.

Los cambios mitocondriales durante el ciclo respiratorio: 1,6 Orgánulos


Remodelación

La oscilación de alta amplitud de O disuelto 2 ( 80-170 μ M) durante las oscilaciones respiratorias están
acompañados por una modulación en fase de NAD (P) H directa y continuamente monitorizado en el fermentador
por fluorimetría (Murray et al., 1998). Este indicador clave del estado redox intracelular (. Chance et al, 2005) es
fundamental en el núcleo de toda la red celular (Lloyd y Murray, 2005, 2006; Lloyd et al., 2003). Las micrografías
electrónicas de secciones finas de levaduras fijos rápidamente en diferentes etapas del ciclo de 40 min mostraron
marcadas cambios ultra-estructurales en las mitocondrias (Lloyd et al., 2002a,

segundo). Los extremos de estado conformacional corresponden a los descritos originalmente para
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 31

mitocondrias de hígado (Hackenbrock, 1968) como “ortodoxo” o “condensado”. En el primero, un volumen relativamente
grande de la matriz con la membrana interna estrechamente adosados ​a la membrana externa estrechamente opuesto a
la membrana externa: este estado se identificó a altos niveles de O disuelto 2 ( cuando la tasa de respiración era baja). En
la forma condensada, las crestas se hizo más claramente define como el compartimento de inter-membrana era más
grande esto corresponde al estado energizado (Chance y Williams, 1956). Se ha entendido desde hace muchos años
que los cambios masivos y rápidos en las concentraciones de iones entre los dos compartimentos mitocondriales y el
citosol en coche estos cambios, y que están perturbados por protonóforos y ionóforos que desacoplan la conservación
de energía mitocondrial de transporte de electrones por el colapso de electroquímico de membrana interior potencial de
membrana (Hackenbrock, 1968; Mitchell y Moyle, 1969). La evidencia adicional para el cambio de la función mitocondrial
fue proporcionado por un estudio de los citocromos de la cadena respiratoria durante el ciclo de reloj ultradian 40 min.
Determinación del contenido mitocondrial total de citocromos antes de Cristo 1, do y Automóvil club británico 3 tal como se
mide en los espectros de diferencia a 77 K mostró que los cambios estaban por debajo del nivel de detectabilidad. Sin
embargo, los estados redox fisiológicas de citocromos do y Automóvil club británico 3 en vivo indicó que la alta respiración
se asoció con una reducción elevada de estos dos componentes redox. Efectos de dos protonóforos ( metro- chlorocarbonylcyanide
fenilhidrazona, CCCP, y 5-cloro- t- butil-2 1- cloro-4 1-

nitrosalicylanilide, S-13) (Fig. 1.12) fueron dramáticos y similar. La aceleración bien establecido de la frecuencia
respiratoria en adición de desacopladores inicialmente y rápidamente conduce abajo de la O disuelto 2 en el
fermentador. A concentraciones sub-óptimas, el ciclo subsiguiente se prolonga y se requiere más de cinco ciclos
para la recuperación al tiempo de ciclo normal. A concentraciones más altas (Fig. 1.12) ambos desacopladores
producidos efectos muy interesantes que proporcionan nuevos conocimientos (Lloyd, 2003). Por ejemplo, en 10 μ M
FCCP el efecto de desacoplamiento es más evidente y la O disuelto 2

sigue siendo baja durante más de 5 h, durante las cuales no se observó oscilación. Recuperación de amplitudes
normales requiere más de 20 h, aunque las oscilaciones respiratorias fueron restaurados antes de esto, aunque
con amplitud disminuido en gran medida. Otra observación muy importante fue que el tratamiento desacoplador
da una forma de onda compleja duradera con la oscilación dependiente del ciclo celular la modulación de la
amplitud del reloj 40 min a fin de producir un sobre 8 h. Por lo tanto, la interferencia con la generación de energía
mitocondrial puede inducir una alineación de los controles de ciclo de división celular con control de reloj
ultradian. La adición adicional de desacoplador aparentemente detiene el reloj (o desincroniza los organismos) y
prolonga el tiempo de ciclo de división celular: cuál de estas dos explicaciones alternativas explica esos datos
requiere más investigación.

En términos de la cinética de los procesos mitocondriales, es bastante notable que estos orgánulos
característicamente asociados con una potencialidad muy dinámico (como se determina por sus respuestas
metabólicas rápidas en vivo después de la extracción a partir de organismos debe mostrar tales características que
cambian lentamente in vitro). In vitro se comportan de manera muy diferente y sus propiedades y funciones que
cambian durante el ciclo de reloj 40 min se evidentemente limitados (Lloyd, 2003). Hemos sugerido que dentro de
las células u organismos de la observación de que las mitocondrias no muestran una cinética rápida sugieren que
“bailan con una melodía que se juega por un rendimiento piper
32 D. Lloyd et al.

Fig. 1.12 Efectos de las adiciones protonóforo a cultivos continuos de Saccharomyces cerevisiae
(Lloyd, 2003)

en la célula en otro lugar”. En el lugar la mitocondria está esclavizado al ritmo más lento del sistema
núcleo-citosólica. Otro testimonio de esto es la compartimentación temporal entre los sistemas nucleares
de cytostolic mitocondrial y. Se ha sugerido (Searcy et al, 1981;. Searcy, 2003; Lloyd, 2006) que la primera
eucariota consistía en un anfitrión archeal capaz de producir H 2 S a partir de sulfato ambiental y un H
proteobacterial 2 S oxidante endosymbiont que se había convertido engullido por un proceso de fagocitosis
(Fig. 1.13). Un eco de esos tiempos primitivos existe aún hoy en día, y se ha puesto de manifiesto no sólo
en la orquestación organizada de phaseseparated H 2 S ciclismo en el organismo de la levadura, sino
también en protozoos ciliados (Searcy y Peterson, 2004).
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 33

Fig. 1.13 H 2 S de sincronización y syntrophy azufre. ( una) Oscilaciones de disuelto y H 2 S en un cultivo continuo sincronizado
espontáneamente de Saccharomyces cerevisiae. La liberación pulsada de H 2 S (línea azul) se origina a partir SO 4
2- en el medio de cultivo a través de la actividad de sulfito

reductasa, y corresponde a la respiración disminuida de organismos (debido a la inhibición del citocromo mitocondrias do oxidasa) y
un consiguiente aumento de la disuelto 0 2 ( línea roja). La oxidación del H 2 S entonces se produce y la respiración se enciende hasta
que los iniciados ciclo (Sohn et al., 2000). ( segundo)
Propuesto origen evolutivo de las mitocondrias como socio en una syntrophy azufre. reducción de sulfato a H 2 S por un
archaeon heterotrófica (tal vez una Thermoplasma especies) se acompaña de H 2 S oxidación por una una- proteobacterium (o
fotosintéticamente por O 2), Searcy (2003)

1.7 El Redox Core del oscilador

Ese ciclo redox subyace a la progresión del crecimiento fue propuesto originalmente por Rapkine (1931), que se dio
cuenta de que en sincrónicamente-dividiendo huevos de erizo de mar, los niveles de tiol de ácido solubles totales
medidos por un colorimétrico nitroprusiato-basado
34 D. Lloyd et al.

reacción variarse cíclicamente con el tiempo interdivisión. Mano (1970) llegó a demostrar que la fertilización
inicia una serie de ciclos de división celular rápida en estos huevos, prácticamente en ausencia de
crecimiento celular red, y que un factor citosólico soluble se caracteriza por una relación tiol / disulfuro
cambiante. El factor soluble se piensa que es la pareja de glutatión redox (GSH / GSSG) que interactúa con
una enzima de intercambio de tiol-disulfuro localizado en los ribosomas (Mano, 1977) y que puede controlar
la actividad de síntesis de proteínas por la activación periódica de los ribosomas unidos a la membrana. En
retrospectiva, fue especialmente interesante que estos ciclos “mitóticas” mostraron características de
temperatura compensada en el rango de 15-25 ° C (Mano, 1975). En estudios teóricos Sel'kov (1970) y
Gilbert (1974) propusieron mecanismos redox para el control del ciclo de división celular de tal manera que
cualquier fase del ciclo celular estaría representada por una combinación única de las formas oxidada y
reducida de un cofactor. Gilbert (1974) llegó a sugerir que la perturbación del ciclo límite podría resultar en
la detención no cíclico en el G o estado para ser seguido por transformación.

En el sistema de cultivo continuo, la levadura también muestra los cambios de estado redox (Fig. 1.14). Además
de los efectos directos de los ciclos o la respiración, centrales para el proceso oscilatorio es el ciclo de NAD (P) H
(Lloyd et al., 2002a, b) y glutatión (Murray et al.,
1999). Así como las perturbants descritos anteriormente cuando se considera el metabolismo del
azufre, una confirmación adicional de vino de la utilización de los donantes NO + (Murray et al.,
1998), nitrato de sodio, nitroprusiato de sodio y NORTE- nitrosoglutatión. Más recientemente, las
relaciones entre el estrés oxidativo (evidente en cierta medida durante nuestras condiciones de
fermentación de funcionamiento estándar, Ohmori et al., 1999) y el estrés nitrosativa
especialmente en las mitocondrias se han vuelto más evidentes (AON et al., 2006), y la revelación
de que las mitocondrias, -generated aniones radicales superóxido son moléculas de señalización
clave que controlan la decisión de si los cardiomiocitos (O'Rourke et al., 2005) o levaduras (Lemar
et al., 2005, 2007) viven o mueren por apoptosis está validado como un principio generalizado.
Toda la cuestión de cómo las relaciones entre el envejecimiento celular (medido en la levadura por
Bud-cicatrices por célula), la senescencia y la apoptosis relacionada con el número de ciclos de
reloj ultradian atravesados ​sigue siendo una abierta altamente susceptibles de ser dirigida (Lloyd
et al., 2003) . Analogías entre el ciclo redox en un reloj de base de tiempo ultradiana con eso en el
dominio del tiempo circadiano (Lloyd y Murray, 2005) guían la sugerencia de que existe una
relación de profundidad a través de escalas de tiempo (Lloyd y Murray, 2007) y que el tiempo
circadiano se compone de contado ciclos más altos de frecuencia (ultradian) en un sistema de
rendimiento de la red de auto-adaptativa optimizado. funcionamiento robusto en presencia de
ruido generado externamente o que surjan internamente a partir de los procesos estocásticos que
implican un pequeño número de moléculas efectoras se modela más fácilmente en circuitos de
control que no son implícitamente 24 h de duración (Paetkau et al., 2006).
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 35

Fig. 1.14 El núcleo redox de la 40 min reloj ultradian. Redox ciclismo de tioles intracelulares en el núcleo de la ritmicidad. Generación de
ritmos implica el ciclo de proteínas entre sus estados oxidado y reducido. La oxidación es por especies reactivas de oxígeno (ROS),
producidas por procesos respiratorios especialmente de transporte de electrones en la mitocondria. Las respuestas al estrés pueden
sobrevenir. Estos procesos pueden ser mejorados por la iluminación, los cambios de temperatura o la perturbación química. La oxidación
de algunas proteínas pequeñas (por ejemplo tiorredoxina o glutaredoxina) se produce durante las reacciones biosintéticas, especialmente
la síntesis de ADN. En última instancia las principales especies implicadas en la reducción de estas proteínas se reduce glutatión (GSH),
que a su vez se convierte en oxida. GSSG es a su vez reducido por NAD (P) H, el otro mayor tampón redox en el organismo. Numerosos
procesos (magenta) han demostrado ser oscilatoria y proponemos que los conjuntos de osciladores están acoplados a través de este
mecanismo primordial. análisis perturbación del sistema de levadura ultradian la utilización de NO + donantes, 5-nitro-2-furaldehído (1),

d, l- agentes butathionine (S, R) -sulphoximine (2), o el transporte de electrones de la cadena de desacoplamiento (por ejemplo,
carbonilo m-clorofenilhidrazona cianuro) (3), confirma el papel central de este sistema redox; el número de la figura representa el sitio
de perturbación (Lloyd y Murray, 2007)

1.8 Modelación Matemática de Ultradiana Ritmicidad en cultivo celular


continua de Saccharomyces cerevisiae

Una multitud de procesos está implicado en la ritmicidad ultradiana. Una cuestión crucial, pero todavía abierto
es que del mecanismo molecular generar el ritmo. Qué procesos y regulaciones son críticos para el
oscilador? ¿Cuál de ellas determinar las características oscilatorias como el período y los cambios de fase?
preguntas relacionadas han sido abordadas por otros ritmos celulares, los ritmos circadianos por ejemplo, las
oscilaciones de calcio o el ciclo celular. En todos estos casos, la modelación matemática jugó un
36 D. Lloyd et al.

papel importante en el esclarecimiento del oscilador núcleo (Goldbeter, 1996). De hecho, el modelado
matemático permite un extenso análisis de hipótesis biológicas. En el caso de los ritmos celulares, los modelos
matemáticos se pueden formular para la red bioquímica considerado como el oscilador de núcleo. En su
mayoría, estos modelos son sistemas de ecuaciones diferenciales ordinarias y toman todas las interacciones y
regulaciones importantes en cuenta. Los modelos resultantes pueden entonces ser investigadas con respecto
al número y la estabilidad de estados estacionarios, la aparición de soluciones oscilatorias, la dependencia de
las características de oscilación de los parámetros cinéticos, o la sensibilidad hacia las perturbaciones.

Para el ritmo ultradian en cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae primero modelado enfoques
centra en las 40 oscilaciones que ocurren min en medios etanol. Los modelos están basados ​en hipótesis
derivados experimentalmente-sobre el mecanismo oscilatorio y se centran en los procesos metabólicos. En
particular, dos modelos matemáticos alternativos han sido investigados (Wolf et al., 2001). Una primera
hipótesis centrado en la red de la vía de sulfato de asimilación, el metabolismo del etanol, la fosforilación
oxidativa y sus regulaciones correspondientes. Estas vías están estrechamente vinculados. Sulfato que es
absorbido en la célula se convierte a través de la vía de sulfato de asimilación a H 2 S, que reacciona con O- acetilhomoserina
a cisteína. O- acetilhomoserina se genera a través de la degradación de etanol, que también conduce a la
producción de acetil-CoA, un sustrato del ciclo del ácido citrato y por lo tanto la respiración. En el contexto de
las oscilaciones dos regulaciones son críticos dentro de esta red, estos son: (i) la inhibición de la captación
de sulfato por cisteína, y (ii) la retroalimentación inhibidora de sulfuro de hidrógeno a la fosforilación
oxidativa. El modelo basado en estos procesos y regulaciones de hecho muestra dinámica oscilatoria
sostenidos. Además, se explica la mayoría de las relaciones de fase observadas en experimentos, por
ejemplo, los de etanol y NAD (P) H a DOT. Sin embargo, la oscilación fuera-de-fase de ATP y DOT está en
contraste con los datos experimentales.

Un modelo alternativo centrado en bucles de regulación central en el metabolismo de carbono como un


mecanismo subyacente para la dinámica rítmicas. Como un ejemplo, se analizó la retroalimentación negativa
indirecta de ATP en el círculo de citrato. Esta retroalimentación se produce porque el ciclo del ácido citrato y
varias rutas biosintéticas comparten el sustrato acetil-CoA. Mientras que los procesos biosintéticos consumen
ATP, el ciclo del ácido cítrico, junto con la cadena respiratoria conduce a ATP-producción. Las simulaciones
muestran que el bucle de regulación indirecta resultante puede dar lugar a limitar oscilaciones de ciclo. Pero
muchas de las relaciones de fase observados experimentalmente, por ejemplo, los de ATP o NADPH con
DOT, respectivamente, están no reproducido por este mecanismo.

Para ambos modelos se ha demostrado que las relaciones de fase entre los componentes oscilatorios es
específico para la estructura de la red subyacente. Las variaciones en los parámetros cinéticos no son suficientes
para cambiar estas relaciones de fase de manera significativa. Tomados en conjunto, los modelos matemáticos
indican que el conjunto de las vías y los reglamentos del oscilador central no fue completamente determinado y
tiene que investigarse más a fondo. De hecho, esta conclusión fue confirmada posteriormente por experimentos
que muestran que una red más grande está implicado en la generación de la dinámica oscilatoria. Estos
experimentos han demostrado que el mecanismo subyacente es mucho
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 37

más complejo e incluye una red de interacción de levadura a gran escala con diferentes capas de regulación, por
ejemplo de traslación, mecanismos de regulación de proteómica y metabólicas. Por lo tanto, una revisión de los
procesos y reglamentos subyacentes del oscilador núcleo es necesario. Esto podría verse obstaculizado por el
hecho de que los procesos genéticos y metabólicos son a menudo considerados como capas separadas
y-regulaciones cruz son menos comprendido entonces regulaciones dentro de las capas individuales. Sin embargo,
la investigación de este comportamiento dinámico complejo promoverá la comprensión de la arquitectura de las
redes celulares.

Sin embargo, otra capa de complejidad surge del hecho de que todas las observaciones del ritmo
ultradian en cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae se realizan en el nivel de la población en una
suspensión de millones de células. Con el fin de observar el comportamiento oscilatorio en estas condiciones
las células individuales deben estar sincronizados. El acetaldehído y el sulfuro de hidrógeno se discuten
como agentes que median la comunicación célula-célula difusora. modelado Población de células acopladas
a través de H 2 S proporcionó información para las condiciones bajo las cuales las células de levadura puede
sincronizar su dinámica (Henson, 2004). El ejemplo de las oscilaciones glicolíticas, donde el mecanismo
oscilatorio se descubrió mucho antes, muestra que una comprensión cuantitativa de sincronización no
siempre es sencillo y puede revelar aspectos adicionales de regulación (Wolf y Heinrich, 2000; Hynne et al,
2001;. Dano et al ., 2007).

1.9 dinámica no lineal del reloj Ultradian

operación Chaotic ha sido demostrado experimentalmente en cultivos de levadura continuos bajo varias
condiciones:

1. Bajo control “permittistatical” (es decir, utilizando la salida de una impedancia AC dispositivo para controlar la
velocidad de suministro de medio de crecimiento (Davey et al medir., 1996).
2. Paso a paso disminuye en la cultura pH revela un aumento progresivo de la complejidad de las trayectorias
y el eventual descubrimiento de un atractor extraño (Murray y Lloyd, 2007) con el aumento de estrés
celular.
3. Un experimento a largo plazo (3 meses), produciendo casi 40.000 puntos de datos usando una sonda de
espectrometría de masas inmersión directa (disuelto O 2, CO 2, H 2 S; Fig. 1.15) indicó un atractor caótico de bajas
dimensiones (Roussel y Lloyd, 2007).
4. Después de la adición del tipo inhibidores de la monoaminoxidasa, fenelzina, a los cultivos, se produce período de 2

duplicación (Salgado et al, 2002;. Li y Klevecz, 2006). Estos resultados apoyan que la propuesta de que un atractor

caótico controlada permite la coordinación de la operación de los sistemas a fin de producir salidas multioscillatory

sintonizables en muchas escalas de tiempo (AL Lloyd y D Lloyd, 1993) con todas las ventajas biológicas que esto

puede conferir (AL Lloyd y D Lloyd, 1995). Además la interdependencia de operación a través de múltiples escalas de

tiempo como un todo heterárquica (Yates, 1992) se evidencia por el reciente descubrimiento de que la dinámica de

ambos sistemas de levaduras y de cardiomiocitos muestran organización de auto-similar (fractal) en el tiempo (MA

Aon, no publicado).
38 D. Lloyd et al.

Fig. 1.15 Un atractor caótico opera en levadura cultivos continuos. La trama se obtuvo mediante la monitorización de
espectrometría de masas de O disuelto 2, CO 2 y H 2 S durante un período de 3 meses (más de 36.000 puntos) (datos de Roussel
y Lloyd, 2007)

referencias

Aldrich K, & Bernstein D (1987) El efecto de la hora del día en la hipnotizabilidad. Internacional
Journal of Clinical & Experimental hipnosis, 35: 141-145
Aon MA, Cortassa S, B O'Rourke (2006) La organización fundamental de la mitocondria cardiaca
como una red de osciladores acoplados. Biophys J 91: 4.317-4.327
Aserinsky E, Kleitman N (1953) períodos que ocurren regularmente de la motilidad ocular, y la concomitante
fenómenos durante el sueño. Ciencia 118: 273-274
Balch W, R Morimoto, Dillin A, J Kelly (2008) Adaptación Proteostasis para la intervención de la enfermedad.
Ciencia, 319: 916-919.
Bolen JL, Duran O, Klevecz RR (1993) de amplificación y de amortiguación de ruido determinista en aco-
matrices celulares PLED. Physica D 67: 245-248
Chan SY, Appling DR (2003) La regulación de los niveles de S-adenosil metionina en Saccharomyces cier-
evisiae. J Biol Chem 278: 43051 a 43.059
Posibilidad B, Williams RG (1956) de la cadena respiratoria y la fosforilación oxidativa. adv
Enzymol 17: 65-134
Posibilidad B, Nioka S, Warren W, Yurtsever G (2005) mitocondrial NADH como la campana-wether de
O tejido 2 entrega. Adv Exp Med Biol 566: 231-242
Chisholm SW, Costello JC (1980) Influencia de los factores ambientales y composición de la población
en el hallazgo de división celular en fluviatilis (Thalassiosira Bacillariophyceae) crecido en ciclos de luz / oscuridad. J Phycol
16: 375-383
Dano S, Madsen MF, Sorensen PG (2007) caracterización cuantitativa de la sincronización de células en
levadura. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 104: 12.732-12.736
Davey HM, Davey CL, Woodward AM, AN Edmonds, Lee AW, Kell DB (1996) oscilatorio, STO
fluctuaciones del tipo de crecimiento chastic y caóticas en cultivos de levadura permittistatically controladas. Applied 39: 43-61
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 39

De Mairan J (1729) sobre los movimientos de la hoja diurnas. Acad Roy Soc París p. 35
Edwards C, Statham M, Lloyd D (1975) La preparación de cultivos síncronos a gran escala de
la trypanosomatid fasciculata Crithidia por selección de células-size: cambios en la respiración y la carga de la adenilato
través del ciclo celular. J Gen Microbiol 88: 141-152
Edwards R, Gibson R, Illner R, Paetkau V (2007) un modelo estocástico para los ritmos circadianos de
acoplados ultradian osciladores. Theor Biol Med Modelo 4: 1-12
Edwards SW, Lloyd D (1978) Las oscilaciones de la respiración y los nucleótidos de adenina en síncrono
culturas de Acanthamoeba Castellanii: control respiratorio mitocondrial in vivo. J Gen Microbiol 108: 197-204

Edwards SW, Lloyd D (1980) Oscilaciones en proteínas y ARN durante el crecimiento sincrónico de
Acanthamoeba Castellanii: evidencia de la rotación periódica de marcromolecules durante el ciclo celular. FEBS Lett 109:
21-26
Gavin AC, Aloy P, Grandi P, Krause R, Boesche M, Marzioch M, Rau C, Jensen LJ, Bastuck S,
Dümpelfeld B, Edelmann A, Heurtier MA, Hoffman V, Hoefert C, Klein K, Hudak M, Michon AM, Schelder M, Schirle
M, Remor M, Rudi T, Hooper S, Bauer A, Bouwmeester T, Casari G, Drewes G , Neubauer G, Rick JM, Kuster B,
Bork P, Russell RB, Superti-Furga G (2006) encuesta Proteoma revela modularidad de la maquinaria de la célula de
levadura. Naturaleza 440: 631-636

Gilbert DA (1974) La naturaleza del ciclo celular y el control de la proliferación celular. Biosystems 5:
197-204
Goldbeter A (1996) Biochemical Oscilaciones y Ritmos celulares: las bases moleculares de
Comportamiento periódico y caótico. Cambridge University Press, Cambridge Hackenbrock CR (1968) ultraestructurales bases
para las actividades mecánicas vinculadas metabólicamente en
mitocondrias. II de trans-ligado transformaciones ultraestructurales en las mitocondrias. J Cell Biol 37: 345-369

Hartwell LH, Culotti J, Pringle JR, Reid BJ (1974) El control genético del ciclo de división celular en
levadura. Ciencia 183: 46-51
Henson MA (2004) Modelado de la sincronización de la levadura de oscilación respiratoria. J Theor Biol
231: 443-458
Homma K, Hastings JW (1988) de sincronización del ciclo celular de Polyedra gonyaulax por filtración:
tiempos cuantificados generación. J Biol Rhythms 3: 49-81 casco C (1933/1968) La hipnosis y la sugestión. Nueva York:
Appleton-Century-Crofts. Hynne F, Dano S, Sorensen PG (2001) modelo a escala real de la glucólisis en Saccharomyces
cerevi-
SIAE. Biophys Chem 94: 121-163
Ito K, Chiba T, Ozawa R, Yoshida M, Hattori M, Sakaki Y (2001) A integral de dos híbridos
análisis para explorar la interactome proteína de levadura. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 98: 4569 a 4574 Kader J, Lloyd D
(1979) oscilaciones respiratorias y calor evolución en cultivos sincrónicos de
Candida utilis. J Gen Microbiol 114: 455-461
Keulers M, Kuriyama H (1998) influencia acetaldehído en oscilación metabólica de Saccharomyces
cerevisiae. En: Tratamiento de la Información en células y tejidos. Plenum, Nueva York Keulers M, Satroutdinov AD,
Suzuki T, H Kuriyama (1996) affector sincronización de autó-
mous corto período sostenido oscilación de Saccharomyces cerevisiae. Levadura 12: 673-682 Klevecz RR (1976) tiempos de
generación cuantificadas en células de mamífero como una expresión de la cellu-
reloj lar. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 73: 4012-4016
Klevecz RR, King GA (1982) La compensación de temperatura en el ciclo celular de los mamíferos. Cell Exp
Res 140: 307-313
Klevecz RR, Li CA (2007) Evolución del reloj desde la levadura al hombre a lo largo de un periodo de duplicación ruta.
Simposio fría Spring Harbor
Klevecz RR, Ruddle FH (1968) los cambios cíclicos en la actividad enzimática en los mamíferos sincronizado
Culturas celulares. Sciences 159: 634-636
Klevecz RR, Stubblefield E (1967) la síntesis de ARN en relación con la replicación del ADN en sincronizada
cultivos de células de hámster chino. J Exp Zool 165: 259-268
Klevecz RR, Kros J, SD bruto (1978) de respuesta de fase en función de retardo división positivo y negativo
en células animales. Exp Cell Res 116: 285-290
40 D. Lloyd et al.

Klevecz RR, Kauffman SA, Shymko RM (1984) relojes celulares y osciladores. Int Rev Cytol 86:
97-128
Klevecz RR, Bolen J, Forrest G, Murray DB (2004) una oscilación del genoma en la transcripción
la replicación del ADN puertas y el ciclo celular. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 101: 1200-1205 Krogan NJ, Cagney G, Yu H,
Zhong G, Guo X, Ignatchenko A, Li J, Pu S, Datta N, Tikuisis AP,
Punna T, Peregrín-Alvarez JM, Shales M, Zhang X, Davey M, Robinson MD, Paccanaro A, Bray JE, Sheung A,
Beattie B, Richards DP, Canadien V, Lalev A, Mena F, Wong P, Starostine A, Canete MM, Vlasblom J, Wu S, Orsi C,
SR Collins, Chandran S, Haw R, Rilstone JJ, Gandi K, Thompson NJ, Musso G, St Onge P, Ghanny S, Lam MH,
Butland G, Altaf-Ul AM , Kanaya S, Shilatifard a, O'Shea E, Weissman JS, Ingles CJ, Hughes TR, Parkinson J,
Gerstein M, Wodak SJ, Emili a, Greenblatt JF (2006) paisaje Global de complejos de proteínas en la levadura

Saccharomyces cerevisiae. Naturaleza 440: 637-643


Kwak WJ, Kwon GS, Jin I, Kuriyama H, Sohn HY (2003) Implicación del estrés oxidativo en
la regulación de H 2 producción S durante la oscilación de Saccharomyces cerevisiae. FEMS Microbiol Lett 219:
99-104
Lakin-PL Thomas (2006) circadiano frecuencia de los genes del reloj y el collar-1 blanco no son esenciales para
arrastre a ciclos de temperatura en Neurospora crassa. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 103: 4469 a 4474

Lamb J, Crawford E, Peck D, Modell J, Blat I, Wrobel M, Lerner J, Brunet J, Subramanian A,


Ross K, Reich M, Hieronymus H, Wei G, Armstrong S, Haggarty S, Clemons P, Wei R, Carr S, Lander E, Golub T (2006)
El Mapa de Conectividad: Uso de las firmas de expresión de genes para conectar pequeñas moléculas, genes y la
enfermedad. Ciencia , 313: 1929-1935 Lemar KM, Passa O, Aon MA, Cortassa S, Müller CT, Plummer S, O'Rourke B, Lloyd
D (2005)
El alcohol alílico y el ajo ( sativum alium) extracto de producir estrés oxidativo en Candida albicans.
Microbiología 151: 3257-3265
Lemar KM, Aon MA, Cortassa S, O'Rourke B, Plummer S, Müller CT, Lloyd D (2007) de dialilo
disulfuro de glutatión en agota Candida albicans: estrés oxidativo muerte celular mediada estudiado con microscopía de dos
fotones. Levadura 24: 695-706
Li CM, Klevecz RR (2006) Una respuesta genoma escala rápida del oscilador transcripcional a per-
turbación revela un camino periodo de duplicación a cambio fenotípico. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 103: 16.254 a 16.259

Lin L, Chen H, Kuang D, Wang D, Tsien J (2007) de codificación Neural del concepto de jerarquía en el
cerebro de ratón. Actas de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU., 104: 6.066-6.071. Lisman J, Morris G (2001)
¿Por qué es la corteza de un lento aprendizaje? Naturaleza, 411: 248-249. Lloyd D, E Rossi (Eds.)
(1992). Ultradiana Ritmos en los procesos de la vida: Una investigación sobre
Principios fundamentales de la cronobiología y Psicobiología. Nueva York: Springer-Verlag Lloyd AL, Lloyd D
(1993) Hipótesis: el oscilador central del reloj circadiano es un controlada
atractor caótico. Applied 29: 77-85
Lloyd AL, Lloyd D (1995) Caos: su detección y su importancia en la biología. Biol Rhythm Res 26:
233-252
Lloyd D (2003) Efectos de la conservación de la energía mitocondrial desacoplamiento en el reloj-ultradiana
oscilaciones impulsadas en Saccharomyces cerevisiae cultivo continuo. Mitochondrion 3: 139-146

Lloyd D (2006) El sulfuro de hidrógeno: mensajero microbiana clandestina? Trends Microbiol 14:
456-462
Lloyd D, Murray DB (2005) Ultradiana metrónomo: cronometrador para la orquestación de cohe- celular
cia. Trends Biochem Sci 30: 373-377
Lloyd D, Murray DB (2006) La arquitectura temporal del crecimiento eucariota. FEBS Lett 580:
2830-2835
Lloyd D, Murray DB (2007) Redox ritmicidad: relojes en el núcleo de coherencias temporales.
BioEssays 29: 465-474
Lloyd D, Phillips CA, Statham M (1978) Oscilaciones de nucleótidos respiración adenina y calor
la evolución de las culturas de synchrous Tetrahymena piriformis ST preparado por la selección de tallas de flujo continuo. J Gen
Microbiol 106: 19-26
1 El reloj Ultradian (~ 40 min) en levaduras 41

Lloyd D, Edwards SW, Fry JC (1982) oscilaciones con compensación de temperatura en la respiración y
contenido de proteína celular en cultivos sincrónicos de Castellanii Acanthamoeba. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 79: desde 3785 hasta 3788

Lloyd D, Poole RK, Edwards SW (1984) El ciclo de división celular: organización temporal de
El crecimiento y la reproducción. Académica, Londres
Lloyd D, Salgado LE, Turner MP, Suller MT, Murray D (2002a) Ciclos de Ener- mitocondrial
gization impulsado por el reloj ultradian en un cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae.
Microbiología 148: 3715-3724
Lloyd D, Salgado LE, Turner MP, Suller MT, Murray DB (2002b) oscilaciones respiratorias en
levadura: reloj impulsado ciclos mitocondriales de energización. FEBS Lett 519: 41-44 Lloyd D, Lemar KM, Salgado
LEJ, Gould TM, Murray DB (2003) oscilaciones respiratorias en
levadura: especies reactivas del oxígeno mitocondrial, apoptosis y hora: una hipótesis. FEMS levadura Res 3: 333-339

MacIsaac KD, Wang T, Gordon DB, Gifford DK, Stormo G, E Fraenkel (2006) Un mejorada Mapa
Conservadas de sitios de regulación para Saccharomyces cerevisiae. BMC Bioniformatics 7: 113 Mano Y (1970) la regulación
citoplasmática y la variación cíclica en la síntesis de proteínas está en las primeras
estadio de división del embrión de erizo de mar. Dev Biol 22: 433-460
Mano Y (1975) Sistemas que constituye la secuencia metabólico en el ciclo celular. Biosystems 7:
51-65
Mano Y (1977) La interacción entre el glutatión y el retículo endoplásmico en proteínas cíclico
la síntesis de los huevos de erizo de mar. Dev Biol 61: 273-286
Marques N, Edwards SW, Fry JC, Halberg F, Lloyd D (1987) con compensación de temperatura Variación
en el contenido de proteína celular de castellanii Acanthamoeba Revisited. Adv Chronobiol Parte A (J Pauly, LE Scheving,
eds.), Pp. 131-151, Alan R Liss, Nueva York
Mitchell P, Moyle J (1969) Estimación del potencial de membrana y la diferencia de pH a través de la cristal
membrana de las mitocondrias de hígado de rata. Eur J Biochem 7: 471-478
Mitchison JM (1971) La biología del ciclo celular. Cambridge University Press, Cambridge Murray DB, Lloyd D (2007) Un
atractor sintonizable subyace la dinámica respiratoria de levadura. BioSystems
90: 287-294
Murray DB, Engelen FA, Keulers M, Kuriyama H, Lloyd D (1998) NO +, pero no NO, inhibe res-
oscilaciones piratory en cultivos de quimioestato etanol crecido de Saccharomyces cerevisiae. FEBS Lett 431: 297-299

Murray DB, Engelen F, Lloyd D, Kuriyama H (1999) Participación de glutatión en el Regla-


ción de oscilación respiratoria durante un cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae.
Microbiología 145: 2739-2745
Murray DB, Roller S, Kuriyama H, Lloyd D (2001) de control de reloj de oscilaciones respiratoria ultradian
ciones encontró durante el cultivo continuo de levadura. J Bacteriol 183: 7.253 a 7259 Murray DB, Klevecz RR, Lloyd D
(2003) Generación y mantenimiento de sincronía en
Saccharomyces cerevisiae cultivo continuo. Exp Cell Res 286: 10-15 Murray DB, Beckmann M, Kitano H (2007)
regulación de la dinámica de levadura oscilatorios. Proc Natl
Acad Sci EE.UU. 104: 2241-2246
Ohmori S, Nawata Y, Kiyono K, Murata H, Tsuboi S, Ikeda H, Agaki R, Morohashi K, Ono B
(1999) cultivadas bajo condiciones aeróbicas y anaeróbicas: estrés de oxígeno a nivel de aire. Biochem Biophys Acta 1472:
587-594
O'Rourke B, Cortassa S, Aon MA (2005) los canales iónicos mitocondriales: guardianes de vida y
muerte. Fisiología (Bethesda) 20: 303-315
Paetkau V, Edwards R, Illner R (2006) Un modelo para la generación de los ritmos circadianos por acoplamiento de
ultradian osciladores. Theor Biol Med Modelo 3: 12-23 Pavlov I (1927) Los reflejos condicionados: una investigación de
la actividad fisiológica del cerebral
corteza. Anrep, G. (Trans.). Oxford: Oxford University Press.
Peña Castillo-L, Hughes TR (2007) ¿Por qué todavía hay los más de 1000 genes de levadura sin caracterizar?
Genética 176: 7-14
Poole RK, Lloyd D, RB Kemp (1973) oscilaciones respiratorias y el calor en la división sincrónica
cultivos de la levadura de fisión Schizosaccharomyces pombe 972H. J Gen Microbiol 77: 209-220
42 D. Lloyd et al.

Rapkine L (1931) Sur les procesa chimiques au curso de la división CELLULAIRE. Ann Physiol
Physiocochem 7: 382-418
Ribeiro S, Simões C, Nicolelis M (2008) Genes, Sleep y sueños. En Lloyd, D. y Rossi, E.
(2008). Ultradiana Ritmos de las moléculas a la mente: una nueva visión de la vida. Nueva York: Springer. Rosbash M,
Takahashi J (2002) Los ritmos circadianos: la conexión cáncer. Naturaleza, 420:
373-374.
Rossi E (2008) La neurociencia de la hipnosis terapéutica, psicoterapia y rehabilitación. En
Rossi E, Erickson-Klein R, & Rossi K, (Eds.), Las obras completas de Milton H. Erickson,
MD Volumen 1: La naturaleza de la hipnosis. Phoenix: La Fundación MHE Press. Rossler OE (1976) Una ecuación
para el caos continuo. Phys Lett 35A: 397-39 Roussel MR, Lloyd D (2007) Observación de un atractor caótico por
metabólica multioscillatory
monitoreo en tiempo real de un cultivo continuo de levadura. FEBS J 274: 1011-1018 Salgado LEJ, Murray DB, Lloyd D
(2002) Algunos agentes antidepresivos (Li +, monoamina oxidasa
tipo A inhibidores) perturbar el reloj ultradian en Saccharomyces cerevisiae. Biol Rhythm Res 33: 351-361

Satroutdinov DV, Kuriyama H, Kobayashi H (1992) metabolismo oscilatorio de Saccharomyces


cerevisiae en cultivo continuo. FEMS Microbiol Lett 98: 261-268
Searcy DG (2003) la integración metabólica durante el origen evolutivo de las mitocondrias. Cell Res
13: 229-238
Searcy DG, Patterson MA (2004) de hidrógeno consumo sulfuro medido a bajo estado estacionario
concentraciones utilizando una sulfidostat. Anal Biochem 324: 269-275
Searcy DG, Stein DB, searcy KB (1981) Un arqueobacteria micoplasma como posiblemente relacionados con
el núcleo y citoplasmas de las células eucariotas. Ann NY Acad Sci 361: 312-324 Sel'kov EE (1970) Dos estados
estacionarios auto-oscilante alternativos en tiol metabolismo de dos alter-
tipos nativos de la división celular normal y las malignas. Biophysika 15: 1065-1073 Shymko RM, Klevecz RR, Kauffman
SA (1984) El ciclo celular como un sistema oscilatorio. en la celda
Relojes ciclo (LN Edmunds, Jr., ed.), P. 273, Marcel Dekker, Nueva York Sohn HY, Murray DB, Kuriyama H (2000) de
oscilación de Ultradiana Saccharomyces cerevisiae Du-
ing cultivo continuo aeróbico: sulfuro de hidrógeno media la sincronía población. Levadura 16: 1185-1190

Sohn HY, Kuriyama H (2001a) de oscilación metabólica Ultradian de Saccharomyces cerevisiae Du-
ing cultivo aeróbico continuo: sulfuro de hidrógeno, un sincronizador de la población, es producida por la reductasa de sulfito.
Levadura 18: 125-135
Sohn HY, Kuriyama H (2001b) El papel de los aminoácidos en la regulación de sulfuro de hidrógeno
la producción durante la oscilación de ultradiana respirationin Saccharomyces cerevisiae. Arco Microbiol 176: 69-78

Sohn HY, Kum EJ, Kwon GS, Jin I, Kuriyama H (2005a) Reglamento de cadena ramificada y sul-
phur que contiene el metabolismo de aminoácidos por el glutatión durante la oscilación metabólica ultradian de Saccharomyces
cerevisiae. J Microbiol 43: 375-380
Sohn HY, Kum EJ, Kwon GS, Jin I, CA Adams, Kuriyama H (2005b) GLR1 juega un elemento esencial
papel en la dinámica homeo de glutatión y la regulación del H 2 producción S durante la oscilación respiratoria de Saccharomyces
cerevisiae. Biosci Biotechnol Biochem 69: 2450-2454

Taft RJ, faisán M, Mattick JS (2007) La relación entre el ADN no codificante de la proteína y
complejidad eucariota. Bioensayos 29: 288-299
Lobo J, Heinrich R (2000) El efecto de la interacción celular en oscilaciones glucolíticas en la levadura.
Una investigación teórica. Biochem J 345: 321-333
Lobo J, Sohn HY, Heinrich R, Kuriyama H (2001) El análisis matemático de un mecanismo de
oscilaciones metabólicos autónomas en cultivos continuos de Saccharomyces cerevisiae. FEBS Lett 499: 230-234

Yates FE (1992) aplicaciones en la biología del fractal: escalado en el tiempo en las redes bioquímicas. Meth
Enzymol 210: 630-675
Capitulo 2
Ultradian osciladores Enox proteínas, basadas en
hexahidrato de cobre del reloj biológico de las células

DJ Morré y DM Morré

Resumen A homodimérica, relacionado con el crecimiento y la hidroquinona tiempo de mantenimiento de la [NAD (P)
H] oxidasa de la superficie de células de mamíferos (y la planta) con un centro de cobre binuclear y actividad de
intercambio de disulfuro de tiol proteína tiene características de un conductor ultradian del 24 biológica h reloj
circadiano. Un miembro de la ecto-NOX o familia ENOX proteína, la ENOX constitutiva, ENOX1 (EntrezGene ID 55068
el número de acceso NCBI Gen Bank EF432052), exhibe un complejo recurrentes 2 + 3 conjunto de oscilaciones en la
estructura secundaria, la actividad enzimática y el potencial redox con una período de duración de 24 min (se repite 60
veces durante 24 h). La longitud del periodo es independiente de la temperatura y arrastrado por la luz, la melatonina y
baja EMF frecuencia. células COS transformadas con ENOX2 (EntrezGene ID 10495) en la que los codones de
cisteína específicas fueron reemplazados por codones de alanina, oscilaciones ENOX2 con longitudes de período de
22, 36 o 42 min produjeron periodos circadianos de 22, 36 o 42 h, respectivamente, basado en la actividad de
glyceraldehyde3-fosfato deshidrogenasa. Las oscilaciones requieren cobre unida y se recapitulan en solución por sales
de cobre. La longitud del periodo de tanto el ENOX y cobre oscilaciones II en D 2 O se aumenta a 30 min (Organismos
cultivadas en exhibición óxido de deuterio un día circadiano 30 h.). El patrón oscilatorio parece estar determinada por
variaciones periódicas en las proporciones de orto y espines nucleares para del hidrógeno o deuterio átomos
apareadas de la estructura octaédrica alargada de la proteína unida hexahidrato de cobre II según lo determinado por
análisis espectroscópico. Que las oscilaciones son el resultado de más física que representan eventos químicos, por
primera vez, para la independencia de la temperatura de la duración del periodo de pheonomena relacionados con el
reloj.

Palabras clave Reloj biológico; Los ritmos circadianos / ultradianos; Cobre II; Ecto-NOX (ENOX); Hidroquinona
(NADH) oxidasa (CNOX; tNOX); Crecimiento; Baja frecuencia campos electromagnéticos; proteína disulfuro tiol
intercambio; el tiempo de mantenimiento

Departamento de Química Médica y Farmacología Molecular, Universidad de Purdue, 201 S. University


Street, West Lafayette, IN 47907, Estados Unidos

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 43


© Springer Science + Business Media BV 2008
44 DJ Morré, DM Morré

2.1 Descubrimiento de NOX

proteínas de NOX fueron descubiertos como resultado de los esfuerzos en nuestros laboratorios
para descubrir una o más proteínas de la superficie celular que participan en la ampliación celular
y el cáncer. La búsqueda fue para las enzimas plasmáticas asociadas a la membrana redox
(oxidorreductasas piridina nucleótido) que fueron inhibidos por adriamicina en plantas y animales
y estimuladas por auxinas en plantas (Morré et al, 1986;.. Brightman et al, 1988; Morré, 1998) .
Los resultados de esa búsqueda produjo un adriamycin- inhibido, auxina estimulada NADH
oxidasa de membranas plasmáticas de soja y un adriamicina-inhibida no regulada NADH oxidasa
de membranas plasmáticas tumor (ENOX2) designado tNOX (por NADH oxidasa asociado a
tumor). Un adriamicina resistente (de mamífero y células de la planta) y 2,

Mientras que la primera describe y caracteriza oxidasas exteriores de la superficie de la célula (proteínas
Enox) se basaron ensayó sobre una capacidad de oxidar NADH, una segunda actividad, la de la proteína de
intercambio de disulfuro, se asoció posteriormente con la actividad auxina estimulada de las plantas (Morré et
al., 1995), las actividades adriamicina inhibida de las células cancerosas y tejidos (Morré et al., 1998) y la
constitutiva CNOX de plantas y animales (Morré et al., 1999a). La actividad tiol intercambio disulfuro de
proteína fue el primero observado que es periódica (Morré et al., 1995). Extensión de estas observaciones
revelaron que ambas actividades, la oxidación del NADH y la proteína de intercambio de disulfuro, fueron
catalizadas por una sola proteína, pero que dos actividades alternó para crear un ritmo ultradian complejo con
máximos separados por 24 min (ENOX1) o 22 min (ENOX2) (Morré , 1998).

2,2 ecto-NOX proteínas definidas

Por definición, las proteínas ecto-NOX son NAD (P) H oxidasas con actividad de intercambio
de disulfidethiol proteína situada en la superficie celular externa (Fig. 2.1). Carecen de unión
transmembrana motivos (Morré et al., 2001b) y se liberan de la superficie celular de células
HeLa, por ejemplo, mediante tratamiento con acetato de sodio 0,1 M, pH 5 (del Castillo et al.,
1998). En células de vertebrados, se liberan a partir de células como es una característica de
ectoproteins en general, en el que son transportadas por la sangre por todo el cuerpo. Las
oscilaciones periódicas resultantes de la alternancia de las dos actividades que catalizan
distingue, además, proteínas ecto-NOX. Carecen de motivos de unión flavina y no requieren ni
flavina ni proteínas auxiliares para la actividad.

Las proteínas ecto-NOx se incluyen en la base de datos de nomenclatura HUGO Human Gene
(http://www.gene.ucl.ac.uk/nomenclature/) y se designan como proteínas Enox. CNOX es ENOX1 o
ecto-NOX de intercambio de disulfuro-tiol 1 (EntrezGene ID: 55068). El tNOX asociado a un tumor se
designa ENOX2 o ecto-NOX intercambiador de disulfuro de tiol 2 (EntrezGene ID: 10495).
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 45

PROTEÍNAS ecto-NOX

Metalocatalysts con centros de cobre binucleares que oscilan

2 (NAD (P) H) 2 (NAD (P) +)


2QH 2 2Q

S S
PAG PAG
S S
Cu 2+ 2+ Cu
O2
(H 2 O) 6 (H 2 O) 6

SH
SH

2+ Cu
SH SH Cu 2+ (H 2 O) 6
PAG PAG (H 2 O) 6 2H 2 O
SH SH
S
S de transporte de electrones de la

membrana de plasma
sustratos proteicos proteína ecto-NOX

PROTEÍNA DISFULFIDE tiol INTERCAMBIO Quinol (NAD (P) H) OXIDACIÓN

12 min 12 min

Función Tiempo de Mantenimiento

Fig. 2.1 (ENOX) proteínas-NOX ecto son oxidasas diméricos con centros de cobre binucleares que carecen de flavina. Catalizan cuatro
transferencias de electrones de hidroquinonas (QH 2) en la membrana o de NADH externo al oxígeno para formar 2 H 2 O durante una parte
de su ciclo catalítico y llevar a cabo el intercambio de disulfuro de proteína (una actividad isomerasa-como disulfuro de proteína) en la
segunda parte del ciclo catalítico. Este último es a pesar del hecho de que las proteínas Enox carecen del motivo CXXC común a la
mayoría, si no todos, de los miembros de la familia clásicos disulfuro isomerasa de proteínas (Chueh et al., 2002a)

Mientras NADH como sustrato ofrece facilidad de ensayo, hidroquinonas (coenzima Q para los animales,
filoquinona para las plantas) de la membrana de plasma, reducida a través de la acción de reductasas de
quinona en la interfase membrana citosol-plasma, emerger como los sustratos fisiológicos para la porción
oxidativo del ciclo de ecto-NOX (Kishi et al, 1999;.. Puente et al, 2000).

2.3 Mecanismos

Las proteínas ecto-NOX parecen llevar a cabo cuatro transferencias de electrones de 2 NADH + 2H + o
hidroquinona (2 QH 2) a oxígeno para formar 2 H 2 O. NADH se encontró con poca frecuencia, en todo caso, en el
exterior de la célula, donde se encuentran las proteínas ecto-NOX. En ausencia de flavina, una implicación de metal
en el mecanismo catalítico ha postulado (Fig. 2.1). Tanto el ENOX1 clonado NCBI GenBank número de acceso
EF432052 y ENOX2 NCBI número de acceso GenBank AF207881 contiene un motivo H546-VH (en ENOX2)
conservado en las oxidasas de cobre periplastic junto con Y556 o H562 para formar ligandos de unión de cobre que
se requieren para la actividad enzimática como se determina por mutagénesis dirigida al sitio y son potencialmente
importantes para la unión de oxígeno. El H546-V-
46 DJ Morré, DM Morré

HPFG motivo se conserva en el sitio de unión de cobre tanto de la superóxido dismutasa humana y pollo. Una segunda
secuencia de unión de cobre candidato es H582-TF. En ENOX1, un sitio de cobre requerida para la actividad es la
conservada motivo H579-VHPFG mientras que un segundo sitio de cobre potencial requerido para la actividad es
proporcionado por H260-YS.
estudio posterior ha llevado a la hipótesis de que las proteínas ecto-NOX funcionan como osciladores básicos
de reloj biológico de las células (Morré et al., 2002a). Esto se sigue de la alternancia observada de las dos
actividades enzimáticas que catalizan, hidroquinona (NADH) oxidación e intercambio de disulfuro de tiol, dando
lugar a una longitud período regular de 24 min para CNOX (Morré y Morré, 2003a) (Fig. 2.2). CNOX lleva a cabo la
oxidación de la hidroquinona o de la oxidación de NAD externo H (P) durante 12 min y luego descansa esa
actividad. Mientras que la actividad oxidativa hidroquinona (NADH) descansa, las proteínas CNOX participan en la
actividad de intercambio de disulfuro de tiol por 12 min. Esa actividad descansa entonces como el ciclo de 24 min
se repite. El patrón general, sin embargo, es mucho más complejo. Dentro de la parte de oxidación hidroquinona
del ciclo, hay dos máximos separados por 6 min y dentro de la porción de intercambio de proteína disulfuro-tiol del
ciclo, hay tres máximos separados por intervalos de 4,5 min (Fig. 2.3). el periódico

Oxidasa terminal para PM de


transporte de electrones

NAD (P) H + H +
SS
PROTEÍNA 1/2 O 2
NAD (P) +

INTERCAMBIO
H2 O
SSS.S NOX NOX
PROTEÍNA

reversible locales una-


AMPLIACIÓN DE CÉLULAS La CoQ 10 H 2
holix-
segundo- estructura ΔΨ
MEMBRANA DE PLASMA

La CoQ 10

QR

tiempo de mantenimiento

(RELOJ)
NAD (P) H ++ H + NAD (P) +
sol 1 Sitio para

controlar el tamaño de celda

Detención del
La apoptosis
ciclo celular

Fig. 2.2 Las relaciones entre proteínas Enox de la superficie celular, el interior NAD (P) H quinona reductasa y la piscina de la membrana de la
coenzima Q (Q 10) ( Vitamina K 1 en las plantas) a los electrones de enlace y protones a través de la membrana plasmática. De esta manera, las
proteínas Enox funcionan oxidasas como terminales de transporte de electrones de la membrana plasmática que donan electrones de NAD
citosólica (P) H o bien al oxígeno molecular en una transferencia de cuatro electrones o para reducir los disulfuros de proteínas. La parte
izquierda del diagrama resume las reacciones catalizadas por las actividades de intercambio de disulfuro de tiol de proteínas que se producen
en ausencia de agentes reductores externos y tienen un papel en el crecimiento. Los factores de crecimiento parecen servir como
interruptores para acoplar esta parte del mecanismo para la ampliación de la célula. La alternancia de estas dos actividades dentro de un 24
min (ENOX1) o un ciclo de 21-22 min (ENOX2) da lugar a la función de reloj periódica de estas proteínas inusuales
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 47

260

UNA segundo
240

220 1 μΜ La capsaicina

200

180

160

140

120
DTDP Escote, nmoles / min / mg de proteína NADH oxidación, nmoles / min / mg de proteína

100

80

60

40

20

do re

1 μΜ La capsaicina

220 240

12 24 36 0 48 60 72 84 96 108 120 132 144 156 0 20 40 60 80 100 120 140 160 180 200 0 12 24 36

HORA, MIN

Fig. 2.3 Las mediciones de actividad de dominio de unión a celulosa (CBD)-etiquetados recombinante tNOX [ttNOX (CDB)] con una
longitud de período acortado de 21 min a 37 ° C como una función del tiempo durante 100 min a 35 ° C. La capsaicina (1 μ Después, se
añadió M) y se continuó los ensayos para un 60 min adicionales. ( UNA) Velocidad de oxidación de NADH. Un modelo de repetición de
cinco máximos a intervalos de 21 min (flechas). Dos máximos separados por 5 min, ➀ y ➁, dominar. ( SEGUNDO) Descomposición ajuste de
0-100 min de A que muestra la reproducibilidad del patrón oscilatorio conforme a una longitud período de 21 min. Las medidas de
precisión obtenidos fueron ciento error promedio (MAPE) 21,43, desviación media media (MAD)

10,7 y la media de la desviación estándar (MSD) 3.1. ( DO) Proteína disulfuro tiol intercambio. Los tres máximos, ➂, ➃, y ➄, separados por
4-4,5 min alternativo como una tríada con los dos máximos en tasa de oxidación de NADH. ( RE) Descomposición ajuste de 0-100 min de
C que muestra la reproducibilidad del patrón oscilatorio más de dos ciclos completos de 21 min cada uno. Las medidas de precisión
obtenidos MAPE 50.0, MAD
19,0 y MSD 2.1. La estimación de la oxidación de NADH se basa en la disminución de la A 340 como se describe (Morré et al., 1995). Proteína de
intercambio de disulfuro de tiol se determinó a partir de la escisión de un sustrato ditiodipiridina artificial (DTDP) se indica en C (Morré et al.,
1999a). Ambas actividades fueron inhibidas completamente por 1 μ M capsaicina añadió después de 100 min. La descomposición se ajusta para
dos periodos completos muestran la reproducibilidad de las oscilaciones y una longitud período de 21 min (Kim et al., 2005)
48 DJ Morré, DM Morré

comportamiento es exhibida por la proteína recombinante pura tNOX y se acompaña de un patrón recurrente
de amida I / amida II FTIR y CD cambios espectrales sugestivo de
α- hélice- β- transformaciones hoja (Morré y Morré, 2003a;. Kim et al, 2005; Fig. 2.4).
Las oscilaciones periódicas asociados con el tiempo de mantenimiento de las actividades de las proteínas
ECTONOX no sólo requerir de cobre (Fig. 2.4) pero parecen ser inherentes a la estructura molecular de la Cu II aqua
propio ion (Jiang et al., 2006) como se detalla en las secciones que siguen.

Resultados no publicados (Nina Gorenstein, Universidad de Purdue) sugieren la existencia de las proteínas en
solución ECTONOX principalmente como dímeros. El resultado neto podría ser un intercambio dimérica de los cuatro
átomos de cobre para permitir una transferencia concertada de los necesarios cuatro electrones de NADH al oxígeno
molecular, como se ilustra en la Fig. 2.1. El cobre es necesario para la actividad de ambos ENOX1 (CNOX) (Jiang et
al., 2006) y ENOX2 (tNOX) (Morré y Morré, 2003a). El cobre unida de las proteínas Enox aparentemente está
secuestrado en el interior del dímero y es inaccesible tanto al cobre externo o al quelante de cobre, batocuproína.
Para el cobre o cobre quelantes para obtener acceso al sitio de cobre que ha sido primero necesario para desplegar
la proteína usando ácido trifluoroacético (Jiang et al., 2006). Los cambios en el dicroísmo circular y la absorbancia
infrarroja sugestivo de α- hélice- β- transiciones de lámina acompañan las oscilaciones de actividad (Kim et al.,

2005) y también requieren la presencia de cobre (Morré y Morré, 2003a; Fig. 2.4). La actividad de intercambio de tiol
proteína disulfuro que alterna con la actividad oxidativa no da como resultado una transferencia neta de protones o
electrones y no requiere una fuente externa de oxidantes o reductores distintos de los tioles de proteínas que
participan en el intercambio (. Figs 2.1 y 2.2) . Sobre la base de mutagénesis dirigida al sitio, cisteínas numerados
505 y 569 son necesarios para la actividad y, presumiblemente, están involucrados en la actividad de intercambio
de disulfuro de tiol (Fig. 2.5).

Fig. 2.4 Actividad de la proteína ENOX2 recombinante se desarrolló en presencia de ácido trifluoroacético al 0,1% (TFA)
solo ( A, C) o en presencia de 25 μ M batocuproína para eliminar cobre unido ( B, D). Tras la eliminación del TFA por diálisis,
se retuvo la actividad en ausencia de batocuproína ( A, C). Tras la eliminación del TFA de la muestra batocuproína tratados
no se observó actividad ( B, D) pero la actividad fue restaurada por adición de 100 μ M Cu II Cl 2 ( no mostrado). Se obtuvieron
resultados similares para CNOX humana recombinante (Jiang et al., en preparación) y para una planta CNOX aisladas de
membranas plasmáticas de soja (Jiang et al., 2006)
0.5
tNOX
tNOX 22
Efecto de la mutagénesis dirigida al sitio de ttNOX sobre la min
22 min
0.4
actividad NADH oxidasa enzima, longitud de periodo y la
inhibición por la capsaicina 0.3

Período de actividad enzimática La 0.2

capsaicina Mutación longitud inhibición


0.1

Ninguna + 22 min +
0.0
C505A * - 0.6 C575A mutante
36 min
C510a + 36 min + 0.5

La NADH oxidasa ACTIVIDAD, nmoles / min


C558A + 42 min + 0.4 La capsaicina

C569A * -
0.3
C575A + 36 min +
0.2
C602A + 36 min +
0.1
M396A + 22 min -
H546A - 0.0
0.7 mutante
C558A mutante

H562A - 42 min
42 min
0.6
G592V - Lacapsaicina
La capsaicina C558A
0.5
* actividades específicas absolutas determinadas a partir de los análisis
cinéticos detallados tanto de la oxidación del NADH y la proteína de 0.4

intercambio de disulfuro de tiol para cada mutante (es decir ,. con C505A y
0.3
reemplazos de ambas actividades C569A estaban ausentes).
0.2 UNA

0 12 24 36 48 60 72 84 96 108 120 132 144 156


HORA, MIN

36 min = 36 h 42 min = 42 h
60
C575A mutante C558A mutante
segundo Tipo salvaje
re
Tipo salvaje
50

40

30
GAPDH ACTIVIDAD, nmoles / min / mg de proteína

20

10

do C575A Mutante - Tipo Salvaje mi C558A Mutante - Tipo Salvaje

32

28

24

20

16

12

04

- 4

-8

0 8 16 24 32 40 48 56 64 72 80 88 0 8 16 24 32 40 48 56 64 72 80 88

Tiempo, HORAS

Fig. 2.5 Efecto de las sustituciones de cisteína por alanina en la longitud del periodo de ENOX2 ( UNA) y el efecto correspondiente en la
longitud del período circadiano de células COS en respuesta a la transfección ( SER). La sustitución C575A con una longitud de período
ENOX de 36 min, GAPDH exhibido ( SEGUNDO)
maxima (flechas sólidas) ausente de tipo salvaje (símbolos abiertos, líneas discontinuas y flechas discontinuas). Máximos y mínimos
(asteriscos) fueron significativamente diferentes ( p < 0,005). ( SEGUNDO) actividades GAPDH de células COS de tipo salvaje restados de los
que llevan la sustitución C575A ambos mostraron una de las principales (flechas individuales) y un menor (flechas dobles) longitud período
circadiano de 36 h (período ecto-NOX X 60) ( DO). Al igual que en B y D, pero para la sustitución C558A tiene una longitud de período de 42
min y una longitud período circadiano de 42 h ( D, E) ( p < 0,005) (Morré et al., 2002a).
50 DJ Morré, DM Morré

La característica motivo CXXC común a la mayoría, si no todos, los miembros de la disulfuro familia
isomerasa de proteínas de proteínas (Ohnishi et al., 1995) y está presente, también, en la tiorredoxina
reductasa y proteínas en las que aparece para catalizar la transferencia de relacionado electrones en
conjunción con flavina unida (Russel y Model, 1988;. Gilberger et al, 1997) tiene deficiencia en tNOX.
Además de carecer de CXXC, tNOX no parece contener flavina unida ni su actividad depende de la adición
de flavinas (FAD o FMN) (Chueh et al., 2002a). Por lo tanto, el intercambio de disulfuro de tiol-proteína
catalizada por tNOX parece ser única del de disulfuro isomerasas de la proteína clásico o tiorredoxina
reductasa (Gilberger et al., 1998).

Mientras que los dos CXXC motivos característicos de flavoproteínas faltan de tNOX, el disulfuro
redox-activo de la tiorredoxina reductasa del parásito de la malaria
Plasmodium falciparum contiene un motivo, C88-XXXX-C93 (Gilberger et al., 1998), similar a una
encontrada en tNOX. Junto con una corriente abajo Su 509, este motivo ha demostrado ser un putativo de
donantes de protones / receptor. Ya sea un C88A o la sustitución C93A dieron como resultado en la pérdida
completa de la actividad enzimática (Gilberger et al., 1998). Un motivo C535-X-XX-X-C540 en la misma
proteína estaba implicado crucialmente en coordinación sustrato y / o de transferencia de electrones
(Kliman y Hey, 1993). Un reemplazo C535A dio como resultado la disminución de la actividad enzimática,
pero la sustitución C5440A no lo hizo (Kliman y Hey, 1993). Por lo tanto, uno o ambos de los dos motivos
comparables presentes en tNOX, C505X-XXX-C510 o C569-XXXXX-C575, solo o junto con histidinas
aguas abajo, proporcionar a los posibles sitios activos para la proteína de intercambio de disulfuro de tiol.
Con tNOX, P. falciparum proteínas, pero la C510a y C575A no hicieron como con la sustitución C540A
anteriormente para la P. falciparum proteína (Chueh et al., 2002a).

2.4 Estudios Moleculares

Tanto ENOX1 (adhesión 55.068) y ENOX2 (adhesión 10495) se han clonado y expresado en bacterias
(Chueh et al., 2002a). Las proteínas expresadas tienen las mismas características y propiedades que las
proteínas asociadas a la membrana que demuestran que las proteínas auxiliares no están implicados en su
actividad. Las proteínas recombinantes se unen cobre en la relación aproximada de 2 moles de cobre / mol
de proteína ECTONOX de acuerdo con el modelo de la Fig. 2.1.

La principal diferencia entre las proteínas ENOX1 y ENOX2 clonado y expresado es la presencia de
una quinona o putativo sitio de unión de drogas en ENOX2 E394E-MTE que, basado en mutagénesis
dirigida al sitio (Chueh et al., 2002a, b), es responsable de la fármaco de inhibición de característica de
ENOX2. También confirmó por mutagénesis dirigida al sitio es el requisito del sitio de cobre H546-VH para
la actividad y la de la T589-GVGASL y un nucleótido de adenina E605 (NADH) sitio de unión cerca de
terminal C de la proteína (Chueh et al., 2002a). Un segundo sitio de cobre potencial en H582-TF también
ha sido confirmado por mutagénesis dirigida al sitio.

Para determinar si las proteínas ecto-NOX podrían representar los guardianes de tiempo ultradian
(marcapasos) del reloj biológico, las células COS se transfectaron con ADNc
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 51

que codifican proteínas tNOX tienen una longitud de período de 22 min o con C575A o cisteína C558A a
sustituciones de alanina que tienen longitudes de período de 36 o 42 min (Morré et al., 2002a). Tales
transfectantes mostraron 36, o 40-42 h patrones circadianos en la actividad de deshidrogenasa de
gliceraldehído-3-fosfato, una proteína común reloj regulada, además de la 24 h longitud período circadiano
endógeno (Fig. 2.5). El hecho de que la expresión de una sola proteína ecto-NOX oscilatorio determina la
longitud del periodo de un marcador bioquímico circadiano (60 X la ecto-NOX período de longitud)
proporciona pruebas convincentes de que las proteínas ecto-NOX representan los controladores ultradian
bioquímicas del reloj biológico celular .

Cuando se ensayó para la actividad GAPDH a las 4 h intervalos de más de 76 o 88 h, los experimentos por
triplicado reproducen un importante 24 h ritmo circadiano de máximos y mínimos con (tipo silvestre) no transfectadas
alterna células cos. La actividad GAPDH de las células COS transfectadas con tNOX retuvo el patrón de tipo salvaje
además de un segundo conjunto de máximos con una longitud de período de 22 h reflectantes del período de 22 min
longitud de tNOX (ENOX2) (Morré et al., 2002a).

El patrón circadiano de la actividad GAPDH para transfectantes que portan el reemplazo C575A con un
período de 36 min mostró un patrón de oscilaciones actividad circadiana distinta de la de tipo salvaje. Cuando la
actividad de tipo salvaje para que la serie experimental particular, se restó de la de la actividad de reemplazo
C575A, las diferencias debido a la sustitución C575A fueron vistos como un nuevo conjunto de grandes
oscilaciones espaciados a intervalos de 36 h (ecto-NOX período X 60 ) (Fig. 2.5 B, C). La sustitución C558A
produjo una longitud de periodo de 42 min y una longitud período circadiano de 42 h (Fig. 2.5 D, E).

Las longitudes de período de las oscilaciones de la actividad de las proteínas de NOx son
independientes de la temperatura (temperatura compensada) (Morré y Morré, 1998; Pogue et al, 2000;.
Wang et al, 2001;. Morré et al, 2002b;. Tabla 2.1) , y sus fases son entrainable (Morré et al, 1999b, 2002b,
c;. Morré y Morré, 2003b). Estos dos

Tabla 2.1 longitud de periodo ecto-NOX es independiente de la temperatura (temperatura compensada

plasma de soja glóbulo de grasa láctea plasma HeLa


Membrana una Membrana segundo Membrana do

Temperatura longitud Periodo (min)

17 ° 24,4 ± 1,3 23.8 24,5 ± 0,0


27 ° 24,1 ± 1,9 23.8 24,7 ± 1,1
37 ° 23,8 ± 2,4 23.5 24,0 ± 0,9
Promedio 24,1 ± 0,3 23,7 ± 0,2 24,4 ± 0,4
una Morre y Morré (1998)
segundo Morre et al. (2002b)
do Wang et al. (2001)

longitud período también independiente de la temperatura para:

• actividad ecto-NOX y ampliación de las células CHO y actividad ecto-NOX de membranas plasmáticas
de células CHO (Pogue et al., 2000b)
• actividad tNOX y ampliación de las células HeLa (Wang et al., 2001)
• Ampliación de células de soja y el alargamiento de las secciones de tallo de soja (Morré et al., 2001a)
52 DJ Morré, DM Morré

características, compensación de temperatura y de arrastre (acoplamiento del reloj intrínseca a señales


ambientales), son dos características definitorias de la reloj biológico (Dunlap, 1996; Edmunds, 1988).
Ecto-NOX sincronía se logra a través autosynchrony en solución, mediante el acoplamiento a rojo (plantas)
y azul (plantas y animales) (Morré et al, 2002c (Morré et al., 2002b) (Morré et al., 1999b);. Morré y Morré,
2003b) fotorreceptores de luz y en respuesta directa a la melatonina (Morré y Morré, 2003b) o a los campos
electromagnéticos (Morré et al., 2008b).

2.5 Estudios con deuterio Oxide

óxido de deuterio ( 2 H 2 O, D 2 O, agua pesada) es el ejemplo más impresionante de un pequeño número de


sustancias que, por sí mismas, modificar de manera significativa, de forma reproducible y en una amplia
gama de organismos, la longitud del día circadiano. Por lo tanto, es significativo que el óxido de deuterio se
alarga el período de ecto-NOX en proporción a sus efectos en el día circadiano (Fig. 2.6). Que el óxido de
deuterio se alarga de forma reversible se ha establecido tanto para el período y la fase del período del día
circadiano para una variedad de organismos (Bruce y Pillendrigh, 1960; Suter y Rawson, 1968). en E uglena
gracilis adaptado para largos periodos de varios meses a D 2 O, el periodo del ritmo circadiano de
funcionamiento de phototaxis se alargó de su valor normal (cerca de 23 h) a 28 o 29 h (Bruce y Pillendrigh,
1960). Muchos estudios posteriores incluidas las de Suter y Rawson (1968) y Enright (1997) indicaron que
esta

tNOX en Re 2 O
35
NADH oxidación, nmoles / min / mg de proteína

30

La capsaicina

25

20

15

10

05
0 12 24 36 48 60 72 84 96 108 120 132 144

HORA, MIN

Fig. 2.6 la oxidación del NADH de nus-etiquetados tNOX recombinante a 37 ° C medido en la presencia de una mezcla de
reacción en la que el agua se sustituyó por D 2 O. La concentración de NADH final fue 150 μ M y todo el sistema fue tamponada a
pH 6,5 con 50 mM Tris-HC1. La longitud del periodo se incrementó proporcionalmente en un 25% del 22 al 25 min en D 2 O
comparación con el agua. Con la ENOX1 constitutivo o CNOX, la longitud del periodo en D 2 O se aumentó de 24 a 30 min de
acuerdo con la respuesta de los organismos a D 2 O donde la longitud del día circadiano se incrementa de 24 h a aproximadamente
30 h (véase el texto)
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 53

efecto de D 2 O era de ocurrencia generalizada. re 2 O alarga el período en las plantas verdes (Bunning y
Baltes, 1963), en isópodos (Enright, 1997), aves (Palmer y Dowse, 1969), ratones (Suter y Rawson, 1968;
Palmer y Dowse, 1969; Dowse y Palmer, 1972; Richter., 1977), insectos (Pittendrigh et al, 1973) y
unicelulares organismos (Bruce y Pittendrigh, 1960;. McDaniel et al, 1974). El efecto puede ser general
desde sin excepciones fueron encontrados en 12 especies diferentes examinados (Pittendrigh et al.,
1973).

2.6 El papel del cobre

Como se detalla en los apartados anteriores, se requiere unión a proteínas de cobre para la actividad
ECTONOX y la característica de patrón de 2 + 3 oscilatorio. En el cobre ozono experimento de la sección
3, el material eliminado por quelación con batocuproína se comprobó y exhibió un patrón de 2 + 3 de
NADH oxidación similar a la de las proteínas ecto-NOX, excepto que NADH se redujo a niveles casi
iguales por los cinco oscilatorio máximos en lugar de la ➀, ➁ patrón de la parte oxidativa del ciclo ecto-NOX
(Jiang et al., 2006). Las soluciones de cobre de sí mismos exhiben el patrón característico 2 + 3 oscilatorio
sobre la base de tasas de NADH oxidación (Fig. 2.7). La principal diferencia es que en la ausencia de la
proteína, las oscilaciones del patrón 2 + 3 son aproximadamente de igual magnitud. Asimetría se sigue
manteniendo con máximos ➀ y ➁ estando separados por seis min mientras que los máximos ➂, ➃

y ➄ están separados entre sí y de ➀ y ➁ por 4,5 min (2 X 6 + 4 X 4,5 = 24). Al parecer, la principal diferencia con la
proteína presente es que el potencial redox de las oscilaciones ➂, ➃ y ➄ son desviados en la proteína de
intercambio de disulfuro de tiol. La longitud del periodo de las oscilaciones de cobre no sólo es independiente de
la temperatura, sino también independiente del pH, concentración de cobre y la concentración de NADH (Jiang et
al., 2006). Como se desarrollará en las secciones que siguen, un posible patrón subyacente de distorsión en los
cuatro oxígenos ecuatoriales del Cu II aqua ion a corta distancia con respecto a los dos átomos de oxígeno axial en
una distancia más larga se indica de extendido de absorción de rayos X de estructura fina (EXAFS) estudios se
correlacionó con cambios en el potencial redox suficiente para catalizar la oxidación de NADH en solución. Los
resultados fueron consistentes con los cambios en las moléculas de agua coordinadas de la Cu II aqua ion
posiblemente relacionadas con una condición de equilibrio metaestable en la proporción de orto al párrafo
orientación del espín nuclear del hidrógeno o deuterio átomos asociado con el agua (Morré et al. 2008a).

2.7 El reloj Copper

Sobre la base de las conclusiones anteriores que solvatados Cu II como el cloruro o otras sales solo exhiben
la propiedad de la catálisis de la oxidación de H NAD (P), un cobre “reloj” se ideó como se ilustra en la Fig.
2.8. Al consultar el reloj, uno podía precisión
54 DJ Morré, DM Morré

Fig. 2.7 catálisis periódica de la oxidación de NADH por 25 μ Cu M acuoso II Cl 2 ( UNA) con una longitud de período de 24 min y de
30 min con Cu II Cl 2 solvatado en Re 2 O ( SEGUNDO). La concentración de NADH final fue 150 μ M. La solución se tampona a pH
6,0 usando 50 mM Tris-HC1. Dentro de cada período de 24 min dos máximos están separados por 6 min (7,5 min para D 2 O) y
los máximos restante están separadas por 4.5 min (5,5 min para D 2 O). El primer máximo del doblete separado por 6 min (7,5
min para D 2 O) se designa como ➀ y el patrón se repite después de la quinta máxima para generar el periodo de 24 min (30 min
para D 2 O) (Morré et al., 2007)

predecir los tiempos precisos de iniciación de nuevos ciclos de 24 min. La base de cobre oxidación
catalizada de NAD (P) H parece ser las oscilaciones periódicas en el potencial redox exhibida por
soluciones de cobre acuosas (Fig. 2.9). El oscilatorio 2 + 3
Fig. 2.8 El reloj de cobre (Morré et al., 2008b). La fase de las oscilaciones en la oxidación de NADH se determinó como se ha descrito por Jiang
et al. (2006). La hora del reloj en minutos se muestra para cada uno de los cinco máximos marcado 1 a 5 más de 120 min después de lo cual se
repite el ciclo. Esos tiempos marcados E son por horas de tiempo de reloj con números pares. Esos tiempos marcados F son números impares
horas de tiempo de reloj

Fig. 2.9 Las oscilaciones en el potencial redox de una solución no tamponada 10 mM de Cu II Cl 2 como se determina utilizando un electrodo de
platino y un CH Instruments (Austin, TX), Modelo 600 / sistema de estación de trabajo electroquímico Analizador Serie B como una función
del tiempo bajo condiciones de agotamiento de oxígeno. El patrón máximo de cinco se reproduce la excepción de que varios de los máximos
parece bifurcarse y se representan como dobletes que puede ser el reflejo de la resolución mejorada del método (Morré et al., 2007)
56 DJ Morré, DM Morré

la catálisis de la oxidación del cobre sigue un patrón 2 + 3 oscilatorio similar de cambio en el potencial redox
medido como se observa para NAD oxidación H (P).
Lo importante es darse cuenta de que la existencia del reloj de cobre demuestra que todo lo que es responsable
de las oscilaciones de cobre en solución son altamente sincronizada. Además, todas las soluciones de cobre,
incluyendo aquellos almacenados durante semanas o meses son los mismos que recién preparado. Cuando
blindado, el reloj de cobre parece convertirse en realidad menos bien sincronizado con el tiempo. En ausencia de
blindaje las soluciones permanecen síncrona pero salen abruptamente de una secuencia existente desplazada hacia
adelante o hacia atrás por unos pocos min como si se está eliminando el reloj de cobre (sincronizado) por una
fuerza externa, la mayoría probablemente fluctuaciones en el campo electromagnético de la Tierra (ver a
continuación) (Morré et al., 2008b).

2.8 EXAFS Investigaciones

Por consiguiente, el entorno local del Cu 2 + aqua de iones en soluciones de cloruro de cobre (Fig. 2.10) se
investigó mediante espectroscopía de absorción de rayos X (Morré et al.,
2007). Detallada ampliada de absorción de rayos X de la estructura fina (EXAFS) análisis revelaron un patrón de
oscilaciones muy parecidas a las de la oxidación catalizada por cobre de NADH. con CuCl 2 en Re 2 O, se observó
un patrón con una longitud de período de 30 min. Los resultados sugieren un patrón regular de distorsión en los
átomos de oxígeno ecuatoriales de las moléculas de agua coordinadas que se correlacionan con los cambios de
potencial redox suficiente para oxidar NADH axial y / o. Por lo tanto, la independencia de la temperatura del reloj
biológico puede ser entendido como la consecuencia de un físico en lugar de una base química para los eventos
de temporización.

2+

OH 2

H2 O OH 2

Cu

H2 O OH 2

OH 2

Fig. 2.10 El cu II ion hexaaqua


Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 57

Cuando los valores individuales para Cu acuosa II Cl 2 se representaron gráficamente como una función del tiempo
para una k ( UNA -1) valor de 9, se observó un patrón oscilatorio (Fig. 2.11) que recuerda a las tasas de oxidación de
NADH. Un patrón alternante produjo máximos y mínimos con dos de los máximos separados por un intervalo de 6
min y los máximos restante separados por intervalos de 4,5 min. análisis de Fourier confirmó una separación
periódica 24 min (Fig. 2.12A). El análisis estadístico de los cambios en la amplitud se evaluaron por
descomposición se ajusta para crear el patrón general de alterna máximos y mínimos en

k ( UNA -1) de 9 (Fig. 2.12b) en base a un período de tiempo total de la recopilación de datos de 92 min. Cuando varios de estos
ataques de descomposición fueron superpuestas y un promedio de 8.9 a 9.1 por

k ( UNA -1) y los errores estándar se calcularon, se observaron estadísticamente diferentes máximos y mínimos
que recapitula las oscilaciones observadas con Cu II- oxidación catalizada de NADH (Fig. 2.7) y en el potencial
redox de Cu acuosa II Cl 2 ( Fig. 2.9).
Para un experimento similar llevado a cabo en D 2 O, el análisis de Fourier revela ahora
una longitud período de 30 min en lugar de 24 min (Fig. 2.14 A). La descomposición se ajusta a los patrones
cedidos de oscilaciones similares a los observados para el Cu II Cl 2 en agua, excepto que los intervalos entre los
máximos y mínimos se incrementaron en cerca de 25% para generar un cambio de período total de 6 min de 24
a 30 min (Fig. 2.14b). Los promedios de varios dicha descomposición encaja cuando superpuestas reveló
diferencias significativas entre los máximos y mínimos dentro del patrón de cinco pico de repetición de
oscilaciones (Fig. 2.15).

EXAFS estudios anteriores de Cu II Cl 2 soluciones indicadas coordinación oxígeno seis veces con cuatro
enlaces ecuatoriales cortos y dos enlaces ya axiales (Filipponi et al.,

Fig. 2.11 datos de absorbancia EXAFS de K 2 ponderado χ ( k) espectros para una solución acuosa 0,1 M de Cu II Cl 2 a 25 ° C y 170 bar
representaron gráficamente como una función del tiempo representa gráficamente en AK (Å -1) de 8,9. Las mediciones se recogen en ca.
intervalos de 1,5 min (± 0,1 min) durante 90 min. valores trazados son tiempos reales con los tiempos trazados correspondientes a las
veces al final de las mediciones. Maxima ➀ y ➁ están separados por 6 min mientras maxima ➂, ➃ y ➄ están separados entre sí y de ➀ y

➁ por 4,5 min (6 + 4 X 4,5 min = 24 min) (Morré et al., 2007)


58 DJ Morré, DM Morré

Fig. 2.12 Rápida de Fourier y análisis de descomposición de datos de la Fig. 2.9. ( UNA) análisis de Fourier rápida reveló longitudes de
periodo correspondiente de 24, 36 y 60 min correspondiente a frecuencias medidas de 0,017, 0,108 y 0,042 min -1. ( SEGUNDO) Descomposición
ajuste de los datos que utilizan una longitud de periodo de 24 min determinados por análisis de Fourier Rápido. La descomposición encaja
mostrar claramente un ak patrones (Å -1) de 9,0 con máximos recurrentes, dos de los cuales etiquetados ➀ y ➁ separados en el tiempo por 6
min y tres máximos adicional separadas en el tiempo por 4,5 min etiquetada ➂, ➃ y ➄. La precisión de medidas, por ciento promedio de error
(MAPE), la media de desviación media (MAD) y la media de la desviación estándar (MSD) son indicativos de un ajuste estrecho entre el los
datos empotrados original y (Morré et al., 2007)

1994; Fulton et al., 2000; Korshin et al., 1998). Los bonos ya axiales tienen una gran amplitud de vibración y
sólo contribuyen a la EXAFS a baja k. Debido a que los cambios de distancia calculada entre el cobre y los
oxígenos de agua del hexahidrato de cobre fueron relativamente pequeños, y puesto que los cambios se
encuentran en relativamente alto k, Se indicó alguna participación la participación de los 4 enlaces cortos de la
ion aqua cobre.
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 59

Fig. 2.13 Descomposición encaja un promedio de los datos recogidos a intervalos de 0,1 k (Å -1) en el rango
8.9-9.1 ± desviaciones estándar. Máximos y mínimos son significativamente diferentes (* p < 0,006; ** pag
<0,003) como se determina por las comparaciones de prueba T de dos colas. Valores promediados sobre el rango de 8.8 a 9.4 k (Å -1) fueron similares
excepto por las variaciones alrededor del máximo etiquetado NORTE correspondiente a la última (Morré et al., 2007)

Con las soluciones de cobre o con proteínas ecto-NOX, solvatación en D 2 O aumenta la longitud del
periodo de 24 a 30 min y para el agua pura del 20 al 24 min. El agua pesada es la única perturbación
conocido para alterar la longitud del periodo del día circadiano y es significativo que tanto el NOx y de cobre
relojes son igualmente alterados.

2.9 Las oscilaciones inherentes a la estructura del Agua

Las oscilaciones con máximos separados por intervalos de 4,5 o 6 min son lentos en comparación incluso a
equilibrios Jahn-Teller (Bersuker, 1984). El único fenómeno atómica que se produce en una escala de tiempo
similar es el equilibrio de las dos orientaciones alternativas de los espines nucleares (orto y para) de los
átomos de hidrógeno del agua (Tikhonov y Volkov, 2002). El tiempo de relajación para convertir hielo de espín
modificado a la 3: 1 orto: relación de equilibrio párrafo se ha estimado que requeriría varios meses. tiempos
de vida líquidos se midieron como 26 ± 5 min para el agua para y 55 ± 5 min para el agua orto. Metales y
otras impurezas pueden resultar en orto: párrafo desequilibrio y, posiblemente, una condición de no equilibrio
oscilatorio que se traduciría en un patrón periódico regular de distorsión en los cuatro oxígenos ecuatoriales
del ion aqua cobre y los cambios redox concomitantes en última instancia afectan a las tasas de la oxidación
de NADH (Morré et al., 2007). Una contribución similar de los dos oxígenos ecuatoriales podría explicar la
asimetría 2 + 3 (Morré et al., 2007).
60 DJ Morré, DM Morré

Fig. 2.14 Como en la Fig. 2.12, excepto que el Cu II Cl 2 fue solvatado en Re 2 O y las determinaciones fueron por 60 min en lugar de 90
min. ( UNA) análisis de Fourier rápida en k (Å -1) en el rango de 10.0 <k <10.4 cedidos longitudes de periodo de 30 y 60 min
correspondiente a las frecuencias de 0.017 y 0.033 min -1.
( SEGUNDO) Descomposición encaja en k (Å -1) de 10 que utiliza una longitud de período de 30 min reveló un patrón de cinco pico dentro del
período de 30 min con máximos marcado ➀ y ➁ separadas por 7.5 min y máximos marcado ➂, ➃ y ➄ separados por intervalos de 5,5 min.
Maxima ➁ se resolvió en dos máximos no se observa en los datos promediados (por ejemplo, Fig. 2.9). Las medidas de precisión, significan
por ciento promedio de error (MAPE), la media de desviación media (MAD) y la media de la desviación estándar (MSD) son indicativos de
un ajuste estrecho entre el los datos empotrados original y (Morré et al., 2007)

La nuclear átomo de hidrógeno hace girar puede ser o bien paralelo (spin total es 1) en las moléculas orto o
antiparalela (spin total es 0) en las moléculas de Pará (Tikhonov y Volkov,
2002). Cada isómero giro tiene su propio sistema de niveles de rotación. No se permiten las transiciones ópticas
entre los niveles de los diferentes isómeros de espín. El número de moléculas de isómeros orto es tres veces
mayor que el número de moléculas de isómero para en el estado de equilibrio térmico a temperatura ambiente.
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 61

Fig. 2.15 Como en la Fig. 2.14 de datos para Cu II Cl 2 solvatado en Re 2 O a intervalos de 0,1 k (Å -1) en el rango de 9.8 a 10.1. Máximos y
mínimos fueron significativamente diferentes (* p < 0,03; ** p < 0,009) como se determina por las comparaciones de prueba T de dos colas.
Valores promedio en el rango de 8.8 a 9.2 como en la Fig.
2,10 fueron similares, excepto para una resolución menos pronunciada en las regiones de máximos de marcado ➃ y ➄
(Morré et al., 2007)

La región espectral infrarroja media ha sido reportado como adecuado como un método indirecto para
estudiar estados de agua líquida (Binhi y Stepanov, 2000;. Mumma et al,
1987). medición espectroscópica infrarroja de la para-H 2 O / orto-H 2 relación O por encima de la superficie de la
muestra de agua se basa en el hecho de que el espectro infrarrojo de vibración de muchas moléculas dependen de
su estado de espín nuclear. Para una gama espectral estrecha que incluye dos líneas de cierre pertenecientes a las
diferentes modificaciones de moléculas de agua dentro de la misma transición cuántica, las alturas relativas de las
líneas, en promedio, igual a la orto natural para relación de composición para del agua de 3: 1 (Binhi y Stepanov ,
2000).

patrones oscilatorios similares a los observados con soluciones de cobre acuosas o con las
proteínas ecto-NOX se ve que es inherente a las propiedades del agua pura o de D 2 O (Fig. 2.16; Fig
2.17.). Debido a las diferencias espectrales que comparan agua y D 2 O, las oscilaciones potenciales en el
equilibrio orto-para de hidrógeno de agua y D 2 O se registraron a 3.801 y 3.779 cm -1 para el agua y en el
intervalo de
2,600-2,650 cm -1 o 2.425 a 2.475 cm -1, para D 2 O, donde los cambios oscilatorios sobre el valor basal diferían en
aproximadamente tres veces (Fig. 2.18a, b). La repetición de los patrones de cinco máximos a aproximadamente se
obtuvieron los intervalos de 18 min que, cuando se analizaron por ataques de descomposición (Figs 2.18c-e.), Indicó
2 + 3 patrones de oscilaciones similares a los observados previamente (Jiang et al, 2006;. Morré et al., 2007).
resultados
62 DJ Morré, DM Morré

con D 2 O fueron similares excepto que la longitud del periodo se amplió de 18 a 24 min (Morré et al. 2008a).
¿Por qué las composiciones de hidrógeno / orto deben exhibir un patrón regular de oscilación de su relación de
equilibrio de 3: 1 permanece sin explicación pero tal variación explicaría el comportamiento oscilatorio del
potencial redox y la actividad catalítica de las soluciones acuosas en relación con nuestro modelo de
mantenimiento de tiempo (Morré et al., 2002a).

La explicación de por qué la longitud del periodo de la transición orotho-para aumentaría de 18 a


24 min en presencia de Cu II parece residir en la respuesta observada previamente para el medio
ambiente iónica del agua (Tikonov y Volkov,

Fig. 2.16 catálisis periódica de la oxidación de NADH por, agua destilada desionizada ( UNA) con una longitud de período de 18 min y
D 2 O ( SEGUNDO) con una longitud de período de 30 min. La concentración de NADH final fue 150 μ M. La solución fue no tamponada.
Dentro de cada período de 18 min maxima marcado
➀ y ➁ están separados por 4,5 min para H 2 O y 5,8 min para D 2 O. Los máximos restante designado ➂, ➃ y ➄ están separados
por 3,4 min para H 2 O y por 4.4 min para D 2 O. El patrón se repite después de la quinta máxima para generar el período de 18
min para H 2 O o 24 período min para D 2 O (Morré et al. 2008a)
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 63

Fig. 2.17 Mover promedio de las mediciones EXAFS grabados a intervalos de 10 s en una constante k (Å -1) de 9,3 para desionizada, agua
destilada. Un patrón oscilatorio se observó con un patrón recurrente de cinco máximos (flechas). análisis de Fourier rápida y ataques de
descomposición reveló una longitud de periodo de 18 min. Mediciones similares para D 2 O produjo una longitud de periodo de
aproximadamente 24 min (Morré et al. En prensa)

2002). Hemos medido longitudes de periodo de los patrones oscilatorios para una serie de soluciones iónicas y
encontrar proporcionalidad de la longitud del periodo del agua asociado a la radio iónico con Cu II dando
únicamente lugar a un período de 24 min (Fig. 2.18). Esta observación proporciona una base para la importancia
potencial de unión a proteínas hexahidrato de cobre a tiempo biológico mantener en el nivel molecular (Morré et
al., 2002a).
Varios mecanismos de / para-conversión orto se han discutido en la literatura. Un mecanismo
paramagnético para dihidrógeno se ha desarrollado en donde la conversión de centrifugado es causada por
la interacción magnética del hidrógeno gira con centros paramagnéticos tales como el electrón desapareado
sí mismos hace girar (Wigner,
1933). Normalmente, el / para-conversión orto es un proceso lento pero impurezas paramagnéticas, es decir, giros
no apareados de electrones o electrones con momento orbital tal como la proporcionada por cationes metálicos
incluyendo cobre serviría como centros catalíticos para el proceso de interconversión (Kummer, 1962). En un
modelo reciente (Buntkowsky et al.,
2006), orto / para-H 2 Se sugirieron moléculas en un estado de espín particular, para reaccionar con un
catalizador adecuado para crear un XH 2 complejo. Dentro del complejo una evolución postulada de la matriz de
la densidad inicial de la dihidrógeno iniciaría una conversión parcial de un estado de rotación a la otra. Tras la
decadencia del estado de enlace, la matriz densidad final entonces sería transferido al estado de dihidrógeno
libre.
Las moléculas de agua toman en los dos estados de espín diferentes de una manera análoga a las moléculas de
hidrógeno y la interconversión neto de las dos formas se podrían producir por un mecanismo similar incluso dentro de
la Cu II hexahidratado. Sin embargo, las oscilaciones que se observan con agua no son al parecer debido a la posición
neta de equilibrio final
64 DJ Morré, DM Morré

3801 3779
0,152 0,112
una 3801 (izquierda) 3779 (derecha)

0,150 0,110
ABSORBANCIA

0,148 0,108

0,146 0,106

0,144 0,104
segundo

1.42
3801/3779 RATIO

1.40

1.38

1.36

0,010 do 3801 3779 3801/3779


1 4 2
1
2 5 1
0,005 3 3 45
3 5
2
4
0.000
amplitud relativa

---
- 0,005
MAPE 0.724 MAD 0.001 MAPE 0,465 0,00046 MAPE 0,602 0,008 MAD
MSD 0.000002 MAD MSD 0.0000041 MSD 0.000119
re mi
- 0,010

0 4 8 12 16 20 0 4 8 12 16 20 4 0 8 12 16 20

TIEMPO, min

Fig. 2.18 FTIR medición espectroscópica de la relación de para-H 2 O / orto-H 2 O por encima de una superficie de la muestra de agua determinado en
3,801 y 3,779 cm -1 respectivamente ( una). La relación de las dos longitudes de onda exhibió un patrón repetitivo de oscilaciones de cinco máximos a
intervalos de aproximadamente 18 min (flechas) ( segundo). La descomposición se ajusta utilizando una longitud de periodo impuesto de 18 min de
los datos recogidos en
3.801 cm -1 ( do), y en 3,779 cm -1 ( re) así como la relación de los dos (e) reveló el patrón oscilatorio típico de agua con cinco máximos
recurrentes, dos de las cuales, marcada ➀ y ➁, fueron separados en el tiempo por alrededor de 4,5 min y tres máximos adicional
separadas en el tiempo por 3,4 min marcado
➂, ➃ y ➄. Las medidas de precisión, significan por ciento promedio de error (MAPE), la media de desviación media (MAD) y la media de la
desviación estándar (MSD) son indicativos de un ajuste estrecho entre el los datos empotrados original y (Morré et al. 2008a)

determinar las conversiones / orto. conversiones netas orto / para son dependiente de la temperatura (Milenkl et
al., 1997) y se redujo en hielo (Tikhonov y Volkov, 2002). Mientras amplitudes de los fenómenos oscilatorios
reportados son dependientes de la temperatura, la longitud del periodo por el contrario es independiente de la
temperatura (Jiang et al.,
2006) y sin cambios incluso a temperaturas de nitrógeno líquido (fig. 2.19).
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper sesenta y cinco

UNA segundo

5.2 CuCl 2 CuCl 2


4 3 3 45 1
3 1
7.9
5.1
2

5.0
2 5
7.8
4.9 4
1 1
AMPLITUD

4.8
5
7.7
4.7

4.6
7.6
4.5

0 6 12 18 24 30 36 42 48 54 0 6 12 18 24 30 36 42 48 54

HORA, MIN

Fig. 2.19 EPR amplitud de soluciones no tamponadas 10 mM de Cu II Cl 2 determinada a la temperatura del nitrógeno líquido (110 k)
oscilar con una longitud de período de 22,8 min. A y B son de dos experimentos diferentes

Las diferencias en las energías de los diferentes isómeros de spin de agua son pequeñas (menos de 10 -24 erg)
(Emsley et al., 1965) y son mucho más baja que la energía del movimiento térmico. Por lo tanto, no se espera
una interacción spin-sólo para afectar a las interacciones intermoleculares (Emsley et al., 1965). Por otro lado, los
índices de absorción de orto y agua para de vapor de agua a diversos sorbentes orgánicos e inorgánicos se han
observado a diferir notablemente. La unión del isómero para de estas preparaciones es claramente más rápido
que la unión del isómero orto. Encuadernación avidez es más probable determina a partir de las diferencias en la
estadística cuántica para los dos isómeros giro diferente según lo observado por Potekhin y Khusainova (2005).
Las estimaciones de las barreras de energía que determinan las tasas de absorción sugeridas por estos autores
que la diferencia en las barreras de energía libre puede superar la energía de espín-espín y la interacción
spinorbit en muchos órdenes (Potekhin y Khusainova, 2005). Esto plantea la posibilidad de que el estado de
espín de agua puede influir sustancialmente físicas, químicas y fenómenos biológicos incluyendo el potencial
redox.

2,10 Período longitud determinada por Ionic Radio de liganded de cationes

Cloruros en solución de otros miembros del Grupo II, los llamados metales de la invención, tales como plata y oro,
también mostraron oscilaciones periódicas pero las longitudes de periodo eran más largas que las de cobre. a
continuación, se buscó alguna propiedad de estos metales diferentes que podrían correlacionarse con la duración del
periodo de las oscilaciones. Se encontró radio iónico para hacerlo (Fig. 2.20). longitud del período de las oscilaciones de
una solución acuosa
66 DJ Morré, DM Morré

Cs + 1

7 Rb + 1

Au + 1

K +1

6 Ag + 1

Na + 1

5
Fe + 2
Li + 1
Tiempo promedio entre MAXIMA, MIN

Ni + 2 Cu + 2
+1
Zn + 2 Li

4 Fe + 3
mg + 2
Como + 3

Como + 5 al + 3

0 0,2 0,4 0,6 0,8 1,0 1,2 1,4 1,6 1,8 2,0

Radio iónico, angstroms

Fig. 2.20 longitud del período de las oscilaciones de una solución acuosa es directamente proporcional a la radio iónico del catión
presente y independiente de la concentración de cationes. Todas las soluciones se ensayaron como el cloruro a una concentración
final de 10 μ M. Sólo con Cu + 2 ( reemplazable por Ni + 2) fue la longitud del periodo asimétrica de 5,8 min X 5 = 24 min observó

solución es directamente proporcional a la radio iónico del catión presente y independiente de la concentración de
cationes. Todas las soluciones se ensayaron como el cloruro a una concentración final de 10 μ M. Sólo con Cu II ( reemplazable
por Ni II) Se observó X 5 = 24 min la longitud del periodo asimétrica de 5,8 min.

2.11 Relación to Cell La ampliación y crecimiento

la ampliación de la célula de tanto animales (Pogue et al, 2000;. Wang et al, 2001;. Fig. 2.21) y células de
plantas (. Morré et al, 2001a) y tejidos (mijo y Badot, 1996;. Morre et al, 2002d ) es periódica que presenta un
periodo de 24 min. La fase lineal de la ampliación celular se correlaciona con la porción de intercambio de tiol
proteína-disulfuro del ciclo ENOX (Morré y Morré, 2003a; Fig. 2.2). La longitud del periodo es independiente
de la temperatura (Tabla 2.1) y en las células cancerosas que expresan ENOX2 (tNOX) la
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 67

1200

1150

1100
Área de célula, mm 2

1050

1000

950

900

850

800
0 12 24 36 48 60 72 84 96 108

HORA, MIN

Fig. 2.21 Tasa de crecimiento celular de células animales y vegetales oscila con una longitud de periodo de 24 min. se ilustra la
ampliación de una sola célula cito medido por imagen mejorada microscopía de luz automatizado. producto de la ampliación de la célula en
ráfagas más de 12 min separados por períodos de descanso de alrededor de 12 min, donde las células realmente encogen (flechas). Los
máximos de contenido dentro de la fase de elongación corresponde a la porción de intercambio de disulfuro de tiol de proteínas del ciclo de
NOX cuando se determina en paralelo (Morré y Morré, 2003a)

oscilaciones, así como la ampliación de células se bloquean por inhibidores ENOX2, el EGCG y phenoxodiol
(Yagiz et al., 2007).
Un modelo se ha propuesto que implica un AAAATPase transplasmamembrane situado por lo que la
actividad de intercambio es responsable de vincular la AAAATPase a proteínas de membrana en un proceso
que implica la fuerza-extensión y la membrana desplazamiento proteína (Morré et al., 2006). vesícula de
membrana oscilatorio ampliación con una longitud de período igual a la de la proteína presente ecto-NOX ha
sido reconstituida en un sistema completamente libre de células que contiene lípidos purificados, albúmina
como fuente de tioles de proteína, proteína recombinante ecto-NOX recombinante AAA-ATPasa y (Morré et al.,
2006).

El crecimiento celular (agrandamiento celular) es tan fundamental para el crecimiento de organismos como es la división

celular. Implícito en el crecimiento celular es un aumento en el tamaño celular, es decir, la ampliación de la célula. Sin

alargamiento celular, ningún organismo puede seguir creciendo. Células incapaces de ampliar el tiempo son incapaces de
dividirse de tal manera que el crecimiento cesará. Sin embargo, en comparación con la división celular, la fase de la

ampliación del crecimiento celular se ha descuidado en gran medida por los biólogos celulares. Por otra parte, es esta parte

del proceso de crecimiento, donde las proteínas ECTONOX parecen estar más estrechamente involucrados.

Las células proliferantes en cultivo tienden a doblar tanto su tamaño y su masa antes de cada división
(Mitchison l97l). Una célula de dividirse, si esférica, con el fin de duplicar en volumen, debe aumentar la superficie
cubierta por la membrana plasmática por un factor de
1,6 (Graham et al., 1973). Además, deben producir material de la membrana a
68 DJ Morré, DM Morré

compensar la degradación (volumen de negocios). Se incluyen dentro de esta categoría son células que forman una gran

parte de su membrana de la superficie de novo lo largo del plano de división dentro de un tiempo relativamente corto, tales

como durante la mitosis en las plantas superiores de división (para una revisión véase Whaley, 1975).

La observación de que las células en proliferación continua duplican precisamente su tamaño durante cada ciclo para

mantener volúmenes constantes ha dado como resultado la sugerencia de la existencia de un mecanismo de control de

tamaño de la celda activa en las células eucariotas, alguna forma de control de punto de control, que funciona para prevenir

celular retardada o prematuro división en el tamaño o masa insuficiente. Tal mecanismo parece bien definido en levaduras,

pero sigue siendo un problema abierto con células de mamífero. Las células eucariotas de coordenadas tamaño de la celda

con la división celular mediante la regulación de la longitud de las fases G1 y G2 del ciclo celular (Sweiczer et al., 1996).

La coordinación del crecimiento celular (ampliación) y la división es de importancia fundamental en el mantenimiento del
tamaño de una célula viva estable dentro de ciertos límites en el tiempo. Los organismos han desarrollado estrategias
elaboradas para asegurar que la división celular no se produce hasta que se alcanza un tamaño mínimo de la celda
particular que garantiza la producción de progenie de células viables después de la división celular. Las vías que regulan el
crecimiento son a menudo trastornados en enfermedades humanas tales como cáncer.

Para hepatocitos de rata, la tasa absoluta de la síntesis de proteínas de membrana de plasma se ha estimado para ser
aproximadamente 7 fg / célula por min (Franke y Kartenbeck, 1976).
Una función como una parte integral del mecanismo de accionamiento para la ampliación celular emerge como
una función primaria del ciclo ENOX ultradian. La alternancia de actividades probable es esencial para su
participación en la ampliación de la célula. ciclo máximos
➂, ➃ y ➄ resultar en una mayor área de superficie celular y, en consecuencia, el volumen celular. Durante
máximos ciclo ➀ y ➁ la ampliación restos celulares y las células realmente puede encogerse. Parece razonable
que esta porción oxidativa del ciclo ENOX serviría alguna función esencial en el proceso de ampliación celular,
así que implica el transporte de electrones de la membrana plasmática per se. Como los protones y los
electrones de NADH citosólico se mueven a través de la membrana de plasma se genera la energía suficiente
para crear una membrana sustancial potencial o incluso para generar ATP o equivalentes de ATP requeridas
en la parte de extensión fuerza del ciclo vinculado a máximos ➂, ➃ y ➄. La ventaja metabólica del patrón 2 + 3 de
las oscilaciones debe tener una base fundamental en la evolución y puede descansar con el proceso celular
fundamental de aumento en el tamaño celular antes de la división celular. Como tal, una función de reloj sería
un secundario, aunque importante, la función de sincronizar las actividades de los organismos vivos con el
ciclo de rotación de 24 h día / noche de la tierra.

2.12 Fases del Ritmo

Dado que la operación del “reloj de cobre” requiere un alto grado de sincronía en solución, tiene que
haber algún medio de eliminación simultáneamente el patrón oscilatorio. En células y tejidos rojos
(Morré et al., 1999b) y azul (Morré et al, 2002c;. Morré y Morré, 2003b) luz marcar el ritmo de manera
que al día romper todos
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 69

Fig. 2.22 El reloj de cobre es eliminado (SET) por EMF. patrón oscilatorio de NADH (120 μ M) oxidación catalizada por tamponadas
(50 mM Tris-MES) 100 μ M cobre a pH 6,0 en ausencia de la proteína alterada por EMF. maxima actividad etiquetado ➀ y ➁ están
separados por 6 min y son seguidos por la actividad maxima marcado ➂, ➃ y ➄ que están separadas por 4.5 min. Los máximos de
dos actividad separados por 6 min se repiten cada 24 min para establecer la actividad periódica 24 min. Los dos ensayos se
llevaron a cabo en paralelo con la misma solución de cobre usando dos espectrofotómetros emparejados con la única diferencia
de la exposición a los CEM como se indica para B que desplazó pico de actividad

➀ por delante en aproximadamente 15 min o hacia atrás por aproximadamente 9 min para coincidir con el pico ➃ en la preparación de control. El
cambio real dependía de en qué parte del ciclo se inició la FEM. Se observaron resultados similares con ambas preparaciones ENOX1 y
ENOX2 tanto como proteínas solubles y asociadas con las células y membranas (Morré et al., 2008b)
70 DJ Morré, DM Morré

las células de una planta expuesta al sol están en sincronía. La luz azul también sincroniza en células de
mamífero como una base potencial para la utilización con éxito de la terapia de luz azul para el tratamiento de
enfermedades de la piel como la psoriasis patológicos. Light, sin embargo, no tiene ningún efecto directo en
cualquiera de las soluciones de cobre o proteínas ecto-NOX. La melatonina (Morré y Morré, 2003b), litio
(Kromkowski et al., 2008) y cafeína (J. Kromkowsky, la Universidad de Purdue, resultados no publicados 2007)
afectan directamente CNOX mediante la eliminación gradual del ritmo. Presumiblemente proteínas CNOX unen
específicamente estas sustancias de alguna manera para dar lugar a la sincronización de la función. proteína
ECTONOX en solución también autoentrain (Morré et al., 2002b). Si dos de las preparaciones de fase se mezclan
y se incuban juntos durante varias horas a toda la noche, las preparaciones combinadas se ajustará sus ciclos
oscilatorios para generar un nuevo período, con un máximo situado a medio camino entre los dos períodos
originales. Sin embargo, autoentrainment, la melatonina, litio o cafeína, todos los cuales arrastran CNOX
(ENOX2), por ejemplo, no tienen efecto sobre el arrastre de cobre en solución. Algunos otros medios para lograr
la sincronía deben operar para asegurar la sincronía del reloj de cobre.

Los resultados de varios laboratorios sugieren que los campos electromagnéticos afectan a una serie de procesos
que parecen estar relacionados con el reloj. En un artículo reciente, proporcionamos resultados de Cu II Cl 2 soluciones que
las oscilaciones pueden ser eliminados por la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia de la misma
manera como los responsables de oscilaciones actividad mediada por ecto-NOX (Morré et al., 2008b).

2.13 EMF ajusta el reloj de cobre

Los campos electromagnéticos (EMF) aplican cuando el ciclo de cobre estaba en maxima ➁, ➂
o ➃, para la mayor parte de la actividad retardada en un ciclo y después se reanudaron en el mismo punto en el
ciclo, como cuando se irradia [retardo total de 9 ± 5 min (2 X 4,5 min)]. Cuando EMF se aplicó cuando el ciclo
de cobre estaba en maxima ➀ o ➄, la actividad se retrasó y cambió de nuevo una o dos máximos a ➃ o ➄ de
máximos ➀ o para ➂
o ➃ para obtener el máximo ➄ ( retardo total de 13.5-16 min (2 X 4,5 + 4,5 o 6). Este patrón se confirmó en más
de 30 repeticiones (Morré et al., 2008b).
Estos experimentos pueden entenderse mejor en el contexto de que el reloj de cobre se ilustra en la Fig. 2.8.
Dentro de un lapso estrecha de varios días, el reloj de cobre se mantendrá el tiempo muy preciso. Sin embargo, se
observaron cambios de fase abrupto de 5-15 min en ocasiones en las preparaciones no apantallados al de fuentes
de microondas ambientales. preparaciones blindados permanecieron síncrona más tiempo. Sincronía no se limita a
una solución de cobre en particular o fuente.

El comportamiento oscilatorio de la actividad ecto-NOX de células HeLa cultivadas en cultivo, la proteína


ecto-NOX liberado de la superficie de las células HeLa por el tratamiento con
acetato de sodio 0,1 M, pH 4,5 o ecto-NOX recombinante (tNOX o ENOX2), todos mostraron un desplazamiento
de fase cuando se expone a 2 min de exposición a los CEM 50 Hz (Morré et al., 2008b). Estos experimentos se
llevaron a cabo en paralelo en dos alícuotas de la misma preparación, uno expuesto a EMF y no uno. Los análisis
fueron en lado de la otra
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 71

Hitachi U3210 espectrofotómetros con la exposición a CEM siendo la única variable. Del mismo modo
ecto-NOX-que contiene vesículas de membrana de plasma aisladas de una fuente vegetal (soja) también exhibió
un patrón oscilatorio de NADH oxidación phaseshifted por irradiación de microondas. La longitud período fue de 24
min. Al igual que con la humana ecto-NOX, la longitud del periodo no fue modificado por irradiación de
microondas. Sin embargo, la fase del patrón de oscilación se cambió por aproximadamente 6 min en el
experimento y en alrededor de 12 min en otro experimento.

Lo que hemos propuesto como base para el reloj de cobre es un cambio periódico relativamente lento
en la forma de los orbitales ocupados por los electrones de valencia de Cu II que da lugar a una progresión
de cobre II especies aqua de iones con diferentes potencial redox que alcanzan un máximo cada 4,5 min
(Morré et al., 2007). Asimetría al patrón de periodicidad parece ser impartida por la interacción con el
emparejado (orto-para equilibración) espines de los protones de los seis aguas Bound (Morré et al. 2008a).

Ha habido preocupación pública acerca de la posibilidad de que la exposición a campos magnéticos de


frecuencia extremadamente baja, particularmente los generados por líneas eléctricas de transmisión, líneas de
distribución y aparatos eléctricos, puede influir en la carcinogénesis humana (Fedrowitz et al., 2002,
Thun-Battersby et al. ., 1999; Wolf et al, 2005;. Yoshizawa et al, 2002; Simko et al, 2001;. Henshaw, 2002).
Algunos, pero no todos los estudios epidemiológicos han sugerido que los campos electromagnéticos pueden
estar asociados con una mayor incidencia de cáncer (Simko y col., 2001). Thun-Battersby et al. (1999)
mostraron que los campos magnéticos 50-Hz de bajo (100 micro Tesla = 100 μ T) densidad de flujo el desarrollo
del tumor mejorada glándula mamaria y el crecimiento en el 7,12dimethylbenz (a) modelo antraceno de cáncer
de mama en ratas hembra Sprague-Dawley. exposiciones a campos magnéticos elevados se han asociado con
un mayor riesgo de leucemia infantil, así (Henshaw, 2002).

Células HL-60 de leucemia, Rat-1 fibroblastos y WI-38 fibroblastos diploides cuando se expusieron durante 24 72 h
a 0,5-1,0 mT de un dependiente de la dosis 50-Hz campo magnético exhibieron incrementos en la tasa de proliferación
de hasta aproximadamente 30% después de 72 h de la exposición (Wolf et al., 2005). Un aumento del porcentaje de
células en la fase S acompañó al aumento en la proliferación. Un aumento dependiente de la dosis en roturas de la
cadena de ADN en respuesta a EMF se observó junto con aumento de la formación de 8-OHdG aductos por el
pretratamiento de las células con el antioxidante alfa-tocoferol como era un aumento de especies reactivas de oxígeno
diclorofluoresceína-detectable en Raf-1 fibroblastos que sugiere la participación de especies de radicales libres. Las
células también mostraron modificaciones de NF κ proteínas relacionadas con B-(p65-p50 y yo κ segundo α), sugestivo de
aumento de la formación de p65-p50 o p65-p65 formas activas, un proceso que atribuye a reacciones redox que
implican posiblemente especies de radicales libres también.

La capacidad de los campos electromagnéticos débiles para afectar a las células humanas y la salud
humana ha sido objeto de numerosos estudios epidemiológicos y celulares, con una variedad de resultados.
especies reactivas del oxígeno, las respuestas inmunológicas, inflamación, proliferación celular, cicatrización de
heridas, los procesos de desarrollo y regeneración de nervios pueden ser afectados por los campos
electromagnéticos (Byus et al, 1988;. Goodman et al, 1993;. Lyle et al, 1988;. Matanoski , 1995; Savitz, 1995;.
Sisken et al, 1993).
72 DJ Morré, DM Morré

Un campo sinusoidal 50 Hz magnético con una densidad de flujo magnético de las variaciones inducidas 0,5
mT en la expresión de moléculas de adhesión celular (CAMs) en dos líneas humanas de osteosarcoma de células
(MG-63 y Sao-2) (Santini et al., 2003). Entre las CAMs efectuadas fueron VLA-2, el receptor de integrina para el
colágeno, y VLA-5, el receptor de integrina para la fibronectina. La angiogénesis se analizó por Ruggiero et al.
(2004) utilizando el ensayo de membrana corioalantoica de embrión de pollo. Se informó de que la exposición a un
campo magnético estático 0,2 T bloqueó la respuesta angiogénica inducida por el tratamiento con prostaglandina E 1
y suero de ternera fetal. Chakkalakal et al. (1999) informaron de que una dosis relativamente baja (0,1 mg / ml) de
adriamicina combinada con el campo magnético un inhibió la proliferación de células de osteosarcoma humanas
en cultivo en un 82%, mientras que el campo magnético o adriamicina solo causó sólo el 19% y la inhibición 44%,
respectivamente. Tales observaciones ofrecen la posibilidad de reducir la dosis terapéutica de los fármacos por
combinación con EMF.

Hasta qué punto estos efectos de los CEM sobre los sistemas biológicos también pueden referirse a estados
alterados de agua líquida (Binhi y Stepanov, 2000) no se conoce. Las alteraciones inducidas por el EMF pueden ser
transducidas en un nivel biológico como resultado de la participación de agua en diversas reacciones metabólicas
como propusimos para las oscilaciones relacionados ECTONOX.

cambios metaestables en las propiedades físicas de agua líquida se han discutido anteriormente en ambos trabajos
experimentales y teóricos como el objetivo para los campos EM. espectros de baja frecuencia de la conductividad eléctrica
del agua líquida bajo la exposición a campos EM fueron estudiados por Fesenko y Gluvstein (1995) y atribuido a la
formación de grupos de moléculas de agua. Se observaron cambios metaestables de la estructura del agua (Lobyshev et
al., 1999) como cambió espectros de luminiscencia UV y asumió que se derivan de los defectos de la estructura del agua a
nivel microscópico. espines nucleares de los protones de agua fueron considerados como objetivo principal para el campo
magnético externo por Binhi y Stepanov (2000). Se sugirió que los espines de protones participan en las interacciones
spin-órbita modificando así el movimiento de protones y que influyen en la tasa de formación y disolución de las
agrupaciones de agua.

Un problema central es cómo se sincronizan en la naturaleza, incluso en ausencia de luz y fuera de un


organismo vivo las oscilaciones base de cobre. Sincronía parece ocurrir a intervalos irregulares, tal vez cada 3-5
días. Desde sincronía se logra mediante la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia, puede
resultar en la naturaleza mediante la detección de campo electromagnético de la tierra. Grandes cambios (ca. 800
nT) en el campo magnético de la Tierra se producen a nivel mundial (http://www.antidiv.gov.au/default.asp?casid =
2,140) a intervalos irregulares similares a los que hemos observado para la reposición natural de el reloj de cobre.

Minorsky (2007) informó que ritmo infradiano en la inhibición de la semilla de frijol se correlacionan con
extremadamente pequeñas oscilaciones en el vector vertical (Bz) del campo magnético interplanetario. Llegó a la
conclusión de que las correlaciones positivas entre la fase lunar y la inhibición de semillas que se informaron
previamente (Brown y Chow, 1973; Brown, 1977;. Spruyt et al, 1987) eran puramente casual. La hipótesis
alternativa propuesta por Minorsky (2007) era que los ritmos de 7 días y de 14 días en la inhibición de la semilla
de frijol estaban relacionados con subarmónicos del ciclo de rotación solar 27,3 días y tal vez sincronizados por
EMF en mucho la misma manera que propuesto por nosotros para el reloj de cobre y para las proteínas ecto-NOX
(Morré et al., 2008b).
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 73

2.14 ENOX Reloj y cáncer

Varios estudios cuidadosamente diseñados a partir de la década de 1960 (véase Levi 2002
por la literatura) documento que la alteración de los ritmos circadianos afecta el desarrollo del
tumor. exposición a la luz constante (como en personas que trabajan predominantemente de
noche) o pinealectomía acelera la proliferación de células epiteliales de mama vástago, induce
el desarrollo de la glándula mamaria, aumenta la formación de tumores de mama en modelos
de roedores y se correlaciona con aumento de la incidencia y el desarrollo de tumores
mamarios. La robustez de rythmicity diurna también surge como un predictor significativo de la
supervivencia de los pacientes con cáncer de mama (Sephton et al., 2000). En pacientes con
cáncer colorrectal metastásico,

La forma ecto-NOX dominante de células cancerosas (ENOX2 o tNOX) tiene una longitud
período de 21-22 min en lugar de 24 min. Se esperaría que un período de NOX 21 o 22 min
para generar un día circadiano 21 o 22 h como se observa en patrones de actividad de
algunos pacientes de cáncer (Levi, 2000). ENOX en la superficie de las células cancerosas es
sensible de drogas y que debería ser posible a la quimioterapia tiempo, por ejemplo, a donde
las células cancerosas y tejidos son máximamente sensibles al fármaco en comparación con
las células y tejidos para aumentar el margen de seguridad normales. Este es el principio de la
cronoterapia en oncología que es para tomar ventaja de las asincronías en la proliferación
celular y los ritmos metabólicos de drogas entre los tejidos normales y malignos mediante la
administración de la terapia en un momento específico del día.

2.15 son los NOX osciladores relacionadas con los factores del reloj
circadiano y ¿Cómo se relacionan?

Las oscilaciones de NOX aparecen de algún modo estar vinculados a los conductores del reloj circadiano de 24 horas. Tales

indicaciones provienen de dos fuentes:

1. Los experimentos de transfección con sustituciones de cisteína tNOX


2. experimentos correlativos con agua pesada, litio y cafeína, entre las pocas sustancias conocidas para alterar
la longitud del periodo del día circadiano Los experimentos de transformación fueron con células COS
transfectadas con ADNc tNOX en la que los codones para cisteínas específicas fueron reemplazados por
codones de alanina. El resultado fue proteínas tNOX que tienen oscilaciones periódicas de 22 (tNOX normal),
36 y 42 min. El período circadiano de células COS fue sincronizado por la exposición a la luz. La actividad de
una casa glucolítica común mantener dehidrogenasa proteína glyceraldehyde3-fosfato (GAPDH), que
normalmente exhibe una 24 h periodicidad, se utilizó como la medida de los cambios en la duración del día
circadiano. En los tres casos,
74 DJ Morré, DM Morré

el período circadiano 24 h (correspondiente al período de 24 min de la constitutiva CNOX) fue retenido por
las células transfectadas pero, además, 22, 34 y 42 h circadianos ritmos diarios se superpusieron
correspondiente, respectivamente, a la 22, 34 y 42 longitudes de periodo min exhibidas por las proteínas
tNOX generados como resultado de la transfección.

Igualmente o tal vez incluso más indicativo son los resultados de las sustancias conocidas para alterar la longitud del
periodo del día circadiano en los organismos vivos. Paramount son los estudios con agua pesada (D 2 O) se resume en la
Sección 5, donde tanto el período ENOX y las longitudes de periodo de reloj de cobre se incrementan en un 30% a partir
de 24 min a aproximadamente 30 min de acuerdo con la respuesta del día circadiano a D 2 O que es aumentar la longitud
del periodo de aproximadamente 24 h a aproximadamente 30 h.

Litio, usado en el tratamiento del trastorno bipolar, también se ha informado para alargar el día
circadiano en alrededor de 3 h y altera los ciclos Enox y reloj de cobre en consecuencia del 24 al 27
min (Kramkowsky et al., 2008). Observaciones de rápidamente-ciclo pacientes maníaco-depresivos
han sugerido que algunos pueden tener ritmos circadianos de funcionamiento libre que ciclo más
rápido de una vez por 24 h (Abe et al, 2000;. Kripke et al., 1978). El efecto terapéutico de litio podría
ser para ralentizar o retrasar estos ritmos (Kripke et al., 1978; Welsh y MooreEde, 1990).

Lithium hace retrasar el ritmo de sueño-vigilia, tanto en sujetos normales sanos (Kripke et al., 1979) y desde litio puede

estar cambiando el reloj circadiano, el trastorno bipolar podría, de hecho, ser un trastorno reloj circadiano. La relación de litio

para el tratamiento del trastorno bipolar se basa en la hipótesis de que los individuos con trastorno bipolar sufren de una

perturbación del reloj maestro en el cerebro y que los ciclos de sueño, la temperatura corporal y el metabolismo no están

sincronizados adecuadamente (Abe et al., 2000;. Yin et al, 2006). El litio se cree que restaurar estos ritmos diarios (Atkinson

et al, 1975;. Kripke et al., 1978; Wehr y Goodwin, 1983; Yin et al., 2006). Del mismo modo dormir de avance de fase se ha

sugerido para mantener los efectos de la privación total de sueño, tanto con o sin un tratamiento fármaco antidepresivo

combinado (Benedetti et al., 2001). A privación solo sueño seguido de 3 días de avance de fase del sueño (que comienza con

el sueño permitido de 17:00 a 24:00, con las partes posteriores diarias de desplazamiento de 2 h) en pacientes deprimidos

bipolares admitidos consecutivamente que estaban tomando tratamientos sales de litio crónicas resultado en sostenida efecto
antidepresivo aguda de la privación de sueño y de litio total de la mejora del efecto del tratamiento cronobiológico. El

resultado clínico mejorado observado en pacientes tratados con litio se atribuyó a la fase efecto de litio retrasar en los ritmos

biológicos, lo que lleva a una mejor sincronización de los ritmos biológicos dentro del ciclo de sueño-vigilia (Benedetti et al.,

con las partes posteriores de cambio diarias de 2 h) en pacientes deprimidos bipolares admitidos consecutivamente que

estaban tomando tratamientos sales de litio crónicas resultado en sostenido efecto antidepresivo aguda de la privación de

sueño y de litio total de la mejora del efecto del tratamiento cronobiológico. El resultado clínico mejorado observado en

pacientes tratados con litio se atribuyó a la fase efecto de litio retrasar en los ritmos biológicos, lo que lleva a una mejor

sincronización de los ritmos biológicos dentro del ciclo de sueño-vigilia (Benedetti et al., con las partes posteriores de cambio

diarias de 2 h) en pacientes deprimidos bipolares admitidos consecutivamente que estaban tomando tratamientos sales de litio crónicas resultado

2001). Litio retrasa los ritmos circadianos en la aislada Aplysia ojo (Engelmann,
1973) y retrasa o retrasos en los ritmos circadianos Kalanchoe ( Engelmann, 1972), una planta, en
cucarachas (Engelmann, 1973; Hofmann et al., 1978) y en roedores (Kripke y Wyborney, 1980). Con kalanchoe,
una concentración de LiCl 1 mM se demostró para alargar el periodo de más de 1 h de 22,3 h en el
control a 23,6 h para las plantas tratados con litio (Engelmann, 1972). Con ratas, litio aumentó el ritmo
circadiano rueda de funcionamiento de funcionamiento libre en el laboratorio de 24 a 24,4 h (Kripke y
Wyborney, 1980).
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 75

Que el litio aumenta la longitud del día circadiano alrededor de un 4% apoya nuestro trabajo anterior de que las
proteínas ecto-NOX constitutivos son los conductores de las células reloj circadiano (Morré et al., 2002a). Un segundo
efecto de litio para inducir un nuevo conjunto de oscilaciones con una longitud de período ligeramente más corto que
24 min (Kromkowsky et al.,
2008) fue inesperado, pero también podría tener relevancia para el trastorno bipolar y el uso de litio en su
tratamiento.
síntomas de ansiedad elevados se han observado entre los consumidores de grandes cantidades de cafeína y
los casos de depresión maníaca inducido por cafeína con las mejoras relacionadas con la interrupción de la
cafeína en la dieta han sido reportados (Iancu et al.,
2007). En el trabajo no publicado, J. Kromkowsky et al. (2007 Universidad de Purdue) observó una prolongación del ciclo
ENOX de aproximadamente 1 min por un periodo en presencia de 0,4 μ M cafeína.

La evidencia adicional para la proteína ENOX ser el conductor ultradian del reloj circadiano proviene
de puesta en fase de luz de la actividad ENOX y el día circadiano por la luz roja y azul en las plantas y por
la luz azul con la piel del ratón y los pacientes clínicos con trastornos de la luz azul de la piel sensible ( JH
Wilkins, DJ Morré y D.
M. Morre, resultados no publicados, 2006), así como a partir de una respuesta a la melatonina con
tanto vegetales como animales CNOX donde un nuevo máximo ➀ aparece exactamente 24 min
después de la adición de melatonina. Con luz azul, aparece el nuevo máximo después de 12 + 24 = 36
min después de la exposición a la luz de los tejidos. Ni luz roja ni azul ni la melatonina altera el reloj de
cobre en ausencia de la proteína ENOX. ¿Cómo entonces se la ENOX ultradiana y los relojes
circadianos vinculados? Dado que los receptores de luz putativos (fitocromo para la luz roja en plantas;
crytochrome para la luz azul) se cree en gran parte a ser citosólica, sería razonable considerar un
sistema de receptor transmembrana que podrían enlazar proteínas Enox a las células de interiores. Dr.
X. Tang en nuestro laboratorio genera un anticuerpo anti-idiotípico para un péptido complementario a
las regiones seleccionadas de tNOX que se podría esperar para reconocer un receptor de superficie
celular, si existe.

La vía, sin embargo, sigue siendo oscuro como lo hace la relación, si la hay, entre el ciclo min ENOX 24
y los ocho o más genes circadianos básicos que han sido identificados hasta ahora junto con los modelos de
control concomitantes de retroalimentación transcriptiontranslation bucles (Véase la contribución de U.
Schibler , este volumen). Presumiblemente, el mecanismo sería algo análogo a un reloj mecánico tradicional
que cuenta oscilaciones del péndulo (el 24 min ritmo ultradian) para conducir un ritmo 2 h o engranaje, por
ejemplo, lo que participar 12 veces en una secuencia que eventualmente generar el 24 h día circadiano
(véase 2.18).

2.16 Enox Las proteínas tienen propiedades prión: Los priones son proteínas
redox

No hay discusión de las proteínas Enox estaría completa sin discusión de sus propiedades como priones. proteínas Enox
exhiben la mayoría de las propiedades de los priones incluyendo la resistencia a las proteasas, resistencia a la digestión
con bromuro de cianógeno, y una capacidad de
76 DJ Morré, DM Morré

filamentos forma de amiloide muy parecidas a las de las encefalopatías espongiformes y todas las cuales son
características de PrP sc ( PrP res), la partícula presunta infecciosa y proteinasa K resistente del prión scrapie
(Kelker et al., 2001). La proteína tNOX de la superficie celular HeLa co-purifica con auténtico
gliceraldehído-3phosphate deshidrogenasa (forma muscular) (GAPDH). Sorprendentemente, la GAPDH
músculo tNOXassociated luego se convirtió en proteinasa K resistente. Combinación de auténtico GAPDH de
músculo de conejo con tNOX rindió la resistente a la digestión con proteinasa K GAPDH. Esta propiedad, que
de la conversión de la forma normal de una proteína en una semejanza de sí mismo, es una de las
características que definen el grupo de proteínas designado como priones.

Los priones también exhiben propiedades características de las proteínas Enox (Kim y Morré,
2004). Tanto recombinante proteína prión de ratón de longitud completa expresado en Escherichia coli y la
proteína priónica nativa (PrP Carolina del Sur) de cerebro de ratón exhibió NADH actividades de intercambio de disulfuro
de tiol de proteínas oxidasa y similares a los de las proteínas Enox. Las dos actividades exhibieron el complejo
patrón de 2 + 3 de las oscilaciones propias de proteínas Enox donde las dos actividades alternativo para
generar una longitud de periodo de 24 min. Las oscilaciones fueron aumentados por cobre y disminuidos por
adición de la batocuproína quelante de cobre. Que la actividad podría ser atribuible a una proteína contaminante
fue descartada por experimentos en los que los extractos que contienen priones recombinantes purificados se
resolvieron por SDS-PAGE y la actividad se limitó a una sola banda correspondiente a la Mr predicha del prión
recombinante según lo verificado por análisis de Western blot.

2.17 Mecanismos de priones se explica cómo el herbicida 2,4-D mata las plantas

La actividad de la hormona estimulada y relacionado con el crecimiento hidroquinona


superficie celular oxidasa (NADH) a partir de plantas también oscila con un periodo de
aproximadamente 24 min o 60 veces por 24 h día. Las membranas plasmáticas de hipocotilos
de soja cultivadas en la oscuridad contienen dos de tales actividades NADH oxidasa que se
han resuelto mediante purificación en concanavalina A columnas. Uno en el intervalo de peso
molecular aparente de 14-17 kDa es estimulada por el herbicida de auxinas ácido
2,4-dichorophenoxyacetic (2,4-D). La otra es más grande y no afectado por 2,4-D. Que la
auxina estimulada superficie celular NADH oxidasa era distinta de la oxidasa constitutiva se
indicó por primera vez por Morré y Grieco (1999) usando inhibidores del crecimiento
quasinoides. La actividad NADH oxidasa constitutiva y la elongación celular constitutiva fueron
inhibidas por simalikalactona D, pero no por la glaucarubolona, ​mientras que la 2,

La actividad de 2,4-D-estimulada requiere absolutamente 2,4-D para la actividad y presenta una longitud de periodo de
aproximadamente 24 min. También exhibiendo 24 oscilaciones min es la velocidad de la ampliación celular inducida por la
adición de 2,4-D o el crecimiento auxina naturales
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 77

regulador, ácido indol-3-acético (IAA). Inmediatamente después de 2,4-D o adición IAA, un patrón muy complejo de
las oscilaciones se observa con frecuencia (Fig. 2.23). Sin embargo, después de varios período de 24 min dominante
ha emerge a expensas de la actividad constitutiva. La suma de las dos actividades se mantiene constante. Un proceso
de selección mediante el cual una forma de proteína alterada convierte una forma normal de una proteína en una
semejanza de sí mismo análoga a la mostrada por priones (Griffith, 1967;. Prusiner et al, 1998) se ha postulado para
explicar este comportamiento inusual a un crecimiento- la regulación de los herbicidas (Morré et al, 2003; Fig. 2.24.).

2,4-D es una auxina sintética que fue descubierto y desarrollado durante Mundial
Guerra II como un herbicida selectivo para el control general de malezas en el maíz, los granos pequeños y otras
gramíneas. Las auxinas, tanto naturales como sintéticos, como clase, estimulan a las células de la planta para
aumentar de tamaño (ampliar). Una actividad ENOX auxina estimulada de fracciones de membrana de plasma de
soja se informó temprano (Morré et al., 1986). La actividad se purificó y se demostró que requerir la adición de
auxinas para la actividad (Brightman et al., 1988). Se han propuesto una variedad de mecanismos para entender
cómo 2,4-D y las auxinas naturales tales como IAA promueven la ampliación de la célula. Nuestros hallazgos
implican oxidasas hidroquinona superficie (proteínas NOX) como los conductores del proceso de ampliación de
células, una de las cuales requiere auxina para la actividad. El nuevo periodo inducida por 2,4-D a continuación,
persiste como crecimiento de los tejidos afectados y partes de plantas se convierte en no regulada y cancerlike. El
resultado definitivo con el 2,

2.18 ¿Por qué Oscillate? Una consecuencia de sitios activos en


metalo-proteínas?

No hay una explicación clara de por qué las actividades rítmicas ultradian pueden ofrecer ventajas
adaptativas por las manifestaciones continuas de las mismas actividades. Uno de ellos podría ser que la
función periódica proporciona oportunidades para alternancias secuenciales de actividades. Un ejemplo de
ello es el reloj de segmentación molecular implicada en la formación de somitas - regiones del mesodermo
pre-somitic que dan lugar a los precursores de la columna vertebral y los músculos segmentados (Andrade et
al, 2007;. Shifley y Cole, 2007). Estas estructuras aparecen con un período ultradian de uno cada 2 h (120
min), es decir, cada cinco ENOX1 24 min oscilaciones. Si el patrón de 2 + 3 de las oscilaciones periódicas
persiste a través de sucesivas rondas adicionales de transducción de señales, un período ultradian 2 h (5 x 24
min) podría ser anticipado para uno de éstos (véase 2.16).

La participación de las proteínas ecto-NOX en el crecimiento puede ser en realidad el resultado funcional
principal del patrón oscilatorio a nivel celular con una función de cronometraje ser ninguno de los de menos resultado
importante pero secundario. Durante la parte de intercambio proteína disulfuro-tiol del ciclo, las células se someten a
tres ciclos de la ampliación de la célula. Esta fase luego descansa durante la parte oxidante del ciclo en el transporte
de electrones de la membrana plasmática se produce presumiblemente para cumplir cierto requisito metabólico para
continuar el proceso de ampliación de la célula. El período ultradian 24 min
SOJA membrana plasmática DÍA 1

No 2,4-D

La NADH oxidasa ACTIVIDAD, nmoles / min / mg de proteína

0 1 2 3 4 UNA

segundo
1 μ M 2,4-D
4

0
6 12 18 0 24 30 36 42 48 54 60 66 72 78 84 90 96 102 108 114 120 126 132

HORA, MIN

SOJA membrana plasmática DÍA 2

UNA

segundo

Fig. 2.23 Las oscilaciones en la actividad oxidasa NADH de las membranas plasmáticas de soja en ausencia ( UNA) y presencia ( SEGUNDO)
de 1 μ M 2,4-D en el día 1 (panel superior). Los ensayos se llevaron a cabo simultáneamente con dos espectrofotómetros en paralelo y con
la misma preparación de membrana de plasma. La característica CNOX longitud período de 24 min se ve claramente en ambas
preparaciones (flechas individuales). en ( SEGUNDO), un segundo componente sensible 2,4-D, que no se ve en ( UNA) en ausencia de
2,4-D apareció con una longitud de periodo de aproximadamente 24 min (flechas dobles). El panel inferior muestra la actividad de las
mismas dos preparaciones medidos en paralelo en el día 2 después de la adición de 2,4-D. Las flechas individuales indican la actividad
original CNOX todavía presente en ambos A y B pero muy disminuido en B. En contraste, la actividad inducida por 2,4-D se ilustra en B se
ve aumentada en la actividad a un valor que se aproxima a la suma de las dos actividades originalmente presente (Morré et al., 2003)
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 79

UNA
2,4D-Activado dNOX CNOX

CNOX

2,4D-Activado dNOX
segundo

molécula convertida
Activado original dNOX molécula
+

molécula
convertida Molécula híbrida en fase de
reconversión

do
una

re

NOX población en gran parte


Propagación replegada a parecerse
2,4D-Activado dNOX

Fig. 2.24 Diagrama para explicar las observaciones de la Fig. 2.23. Un reclutamiento activo de proteínas CNOX por proteínas
dNOX se postula, seguido de una conversión de un (CNOX) en una semejanza de la otra (dNOX), tanto en la forma de la creación
de proteínas priónicas infecciosas de proteínas priónicas no infecciosa por una interacción de uno con el otro. ( UNA) A dNOX
activado-2,4-D se postula para reclutar proteínas normales CNOX y hacer que someterse a una alteración conformacional para
permitir su arrastre con otras moléculas estimuladas con 2,4-D. Este proceso continúa mucho después de que el 2,4-D se ha
metabolizado y conduce a la muerte de la planta. ( SEGUNDO) se consideran entonces las moléculas convertidas (sombreadas)
para participar en la conversión de otras proteínas CNOX. ( DO) El resultado neto es una propagación de la respuesta de 2,4-D y
una pérdida neta de no convertido CNOX. ( RE) Finalmente, el grueso de la población NOX se vuelve a doblar a través de arrastre
para producir predominantemente una sola oscilatorio actividad NOX y el crecimiento de respuesta de 2,4-D-estimulada parecida a
la de la dNOX original (Morré et al., 2003)

es aparentemente única para cobre y, posiblemente, de níquel. El período de tNOX 22 min puede ser modulada
por el zinc, pero no como un metal redox desde la valencia de zinc no sufre cambios redox. Hasta qué punto otros
metales podrían conducir ritmos ultradian cuando apropiadamente ligada a centros catalíticos de proteínas
proporciona una posibilidad intrigante para el estudio futuro.
80 DJ Morré, DM Morré

Expresiones de gratitud Agradecemos a Natalie Bronstein, Mercy College, valiosa para los debates relativos a la generación de reloj
regulado de somitas, Elyse Freiberger para las contribuciones a los datos de las figuras 2.9 y 2.19 y Peggy Runck para la preparación
de manuscritos.

referencias

Abe M, Herzog ED, Block GD (2000) Lithium alarga el período circadiano de supra- individuo
quiasmáticos neuronas del núcleo. Neuroreport 11: 3261-3264
Andrade RP, Palmeirim I, Bajanca F (2007) relojes moleculares subyacentes segmento vertebrado embrión
mentación: a 10 años de edad, peludo-go-round. Los defectos congénitos Res C Embryo Hoy 81: 65-83 M Atkinson, Kripke DF,
SR Lobo (1975) Autorhythmometry en maníaco-depresivos. Chronobiologia
2: 325-335
Benedetti F, Barbini B, Campori E, Fulgosi MC, Pontiggia A, Colombo C (2001) la fase de sueño
avance y litio para mantener el efecto antidepresivo de la privación total de sueño depresión inbipolar: nuevos
hallazgos apoyar el modelo de coincidencia interna? J Psychiatr Res 35: 323-329

Bersuker IB (1984) química moderna. Plenum, Nueva York


Binhi VN, Stepanov EV (2000) espectroscopia de diodo sintonizable-láser de la para- y orto-agua
vapor como una herramienta para la investigación de estados metaestables de agua líquida. En: Kostarakis P, Stavrolakis P
(eds), Millennium Taller Internacional sobre los efectos biológicos de los campos electromagnéticos, Heraklion, Creta, Grecia,
17-20 de octubre de pp 153-154, ISBN 9608673305 puente A, Barr R, Morré DJ (2000) El NADH oxidasa de la membrana
plasmática de la soja tiene vitamina
K (1) la actividad hidroquinona oxidasa. Biochim Biophys Acta 1463: 448-458 Brightman AO, Barr R, Crane FL, Morré
DJ (1988) purificado auxina estimulada NADH oxidasa
de membrana plasmática de soja. Physiol Plant 86: 1264-1269
Brown FA (1977) orientación geográfica, el tiempo y phototaxis mudsnail. Biol Bull 152: 311-324 Brown FA, Chow CK (1973) Lunar
correlacionados variaciones en la absorción de agua por las semillas de frijol. Biol Bull
145: 265-278
Bruce VG, Pittendrigh CS (1960) la independencia de la temperatura en un unicelulares “reloj”. J Cell Comp
Physiol 56: 256-231
Bunning E, Baltes J (1963) Zur Wirkung von Wasser schwerem au mueren endógeno Tagersrhythmik.
Naturwissenschaften 50: 622
Buntkowsky G, Walaszek B, Adamczyk A, Xu Y, Limbach HH, Chaudret B (2006) Mecanismo
de espín nuclear iniciada para-H2 a la conversión orto-H2. Phys Chem Chem Phys 8: 1929-1935

Byus CV, Kartun K, Pieper S, Adey WR (1988) aumentó la actividad descarboxilasa de ornitina en cul-
células Tured expuestos a los campos de microondas modulada de baja energía y promotores tumorales éster de forbol. Cancer Res 48: desde

4222 hasta 4226

Chakkalakal DA, Mollner TJ, Bogard MR, Fritz ED, Novak JR, McGuire MH (1999) Magnética
la inhibición inducida por campo de las células de osteosarcoma humano tratados con adriamicina. El cáncer Biochem Biophys 17:
89-98
Chueh PJ, Kim C, Cho N, Morré DM, Morré DJ (2002a) La clonación molecular y caracterización
de A, relacionado con el crecimiento, e hidroquinona tiempo de mantenimiento de la (NADH) oxidasa (tNOX) de la superficie de células HeLa
asociado a un tumor. Bioquímica 41: 3.732-3.742
Chueh PJ, Morré DM, Morré DJ (2002b) Un análisis de mutagénesis dirigida al sitio de tNOX fun-
dominios cionales. Biochim Biophys Acta 1594: 74-83
Del Castillo-Olivares A, Yantiri F, Chueh PJ, Wang S, Sweeting M, Sedlak D, Morré DJ, Burgess J,
Morré DM (1998) A periférico complejo NADH oxidasa y resistente a la proteasa sensibles al fármaco desde la superficie
de las células HeLa S. Arco Biochem Biophys 358: 125-140 Dowse HB, Palmer JD (1972) El efecto chronomutagenic de
óxido de deuterio en el período y
arrastre de un ritmo biológico. Biol Bull 143: 513-524
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 81

Dunlap JC (1996) Genética y análisis molecular de los ritmos circadianos. Annu Rev Genética
30: 576-601
Edmunds Jr. LN (1988) Celular y Molecular Basis de los relojes biológicos. Springer, Nueva York /
Berlín / Heidelberg, Alemania P 497
Emsley JM, Feeney J, Sutcliffe LH (1965). Resonancia Magnética Nuclear de alta resolución
Espectroscopia, vol 1. Pergamon, Oxford Engelmann W (1972) de litio ralentiza el Kalanchoe reloj. Z Naturforsch
27B: 477 Engelmann W (1973) una ralentización de los ritmos circadianos por iones de litio. Z Naturforsch

28: 733-736
Enright JT (1997) El agua pesada ralentiza los procesos de temporización biológicos. Z vergl Physiol 72: 1-16 Fedrowitz M, Westermann J,
Loscher W (2002) Magnetic exposición de campo aumenta proliferación celular
ción pero no afecta a los niveles de melatonina en la glándula mamaria de ratas hembra Sprague Dawley. Cancer Res 62:
1356-1363
Fesenko EE, Gluvstein AY (1995) los cambios en el estado del agua, inducida por elec- radiofrecuencia
campos electromag-. FEBS Lett 367: 53-55
Filipponi A, D'Angelo P, Pavel NV, Di Ciecco A (1994) correlaciones del trío de la capa de hidratación
de aquaions. Chem Phys Lett 225: 150-155
Franke WW, Kartenbeck J (1976) Algunos principios de diferenciación membrana. En: Müller
Bérat (ed), El progreso en la diferenciación de Investigación. Elsevier / North-Holland, Nueva York, pp 213-243

Fulton JL, Hoffman MM, Darab JG, Palmer BJ, Stein EA (2000) de cobre (I) y cobre (II) coor-
estructura dinación en condiciones hidrotérmicas a 325 ° C: una estructura fina de absorción de rayos X y el estudio de la
dinámica molecular. J Phys Chem A 104: 11651-11663
Gilberger TW, Walter RD, Müller S (1997) Identificación y caracterización de la funcional
aminoácidos en el sitio activo de la tiorredoxina de gran reductasa Plasmodium falciparum.
J Biol Chem 272: 29.584-29.589
Gilberger TW, Bergmann B, Walter RD, Müller S (1998) El papel de la C-terminal para la catálisis
de la gran tiorredoxina reductasa de Plasmodium falciparum. FEBS Lett 425: 407-410 Goodman R, Chizmadzhev Y,
Shirley Henderson-A (1993) Los campos electromagnéticos y las células.
J Cell Biochem 51: 436-441
Graham JM, Sumner MCB, Curtis DH, Pasternak CA (1973) Secuencia de eventos en miem- plasma
montaje brana durante el ciclo celular. Naturaleza 246: 291-295 Griffith JS (1967)
autorreplicación y la tembladera. Naturaleza 215: 1043-1044
Henshaw DL (2002) ¿Nuestro sistema de distribución de energía eléctrica representa un riesgo grave para la salud pública?

Med Hypotheses 59: 39-51


Hofmann K, Gunderoth-Palmowski M, Wiedenmann G, Engelmann W (1978) Otra prueba
para el período efecto de Li + en los ritmos circadianos alargamiento. Z Naturforsch 33C: 231-234 Iancu I, Olmer A, Strous
RD (2007) cafeinismo: historia, características clínicas, diagnóstico y trata-
ción. En: Smith BD, Gupta T, Gupta BS (eds), Cafeine y activación Teoría. CRC, Boca Ratón, FL / Londres /
Nueva York, pp 331-347
Jiang Z, Morré DM, Morré DJ (2006) El papel de cobre en el tiempo de mantenimiento biológico. J Inorg
Biochem 100: 2140-2149
Kelker M, Kim C, Chueh PJ, Guimont R, Morré DM y Morré DJ (2001) isoforma de un cáncer
de la superficie celular asociado al tumor NADH oxidasa (tNOX) tiene propiedades de un prión. Bioquímica 40: 7.351-7.354

Kim C, Morré DJ (2004) las proteínas priónicas y ecto-NOX proteínas exhiben redox oscilante similares
ocupaciones. J Biochem Biophys Res Comm 315: 1140-46
Kim C, S Layman, Morré DM, Morré DJ (2005) transformada de Fourier de dicroísmo circular de infrarrojos y
análisis espectroscópico subyacen tNOX oscilaciones periódicas. De no linealidad Biol, Toxicol Med (ahora Respuesta a la dosis)
3: 391-413
Kishi T, Morré DM, Morré DJ (1999) El plasma NADH oxidasa de la membrana de las células HeLa tiene
actividad oxidasa hidroquinona. Biochim Biophys Acta 1412: 66-77
Kliman RN, Hey J variación de la secuencia (1993) DNA en el período locus dentro y entre especies
del Drosophila melanogaster complejo. Genética 133: 375-387
82 DJ Morré, DM Morré

Korshin GV, Frenkal AI, Stern EA (1998) estudio EXAFS de la estructura de carcasa interior en cobre (II)
complejos con sustancias húmicas. Envir Sci Technol 32: 2699-2705
Kripke DF, Wyborney VG (1980) Lithium ralentiza rata ritmos de actividad circadiano. Life Sci 26: 1319-1321 Kripke DF, Judd
LL, Hubbard B, Janowsky DS, Huey LF (1979) El efecto de carbonato de litio
en el ritmo circadiano del sueño en sujetos humanos normales. Biol Psychiatry 14: 545-548 Kripke DF, Mullaney DJ,
Atkinson ML, Wolf S (1978) trastorno del ritmo circadiano en maníaco-
depresivos. Biol Psychiatr 13: 335-351
Kromkowski, J, Hignite H, Morré DM, Morré DJ (2008) Respuesta al litio de una superficie celular
proteína ecto-NOX con características de tiempo de mantenimiento de la. Neurosci Lett 438: 121-125 Kummer JT (1962) Ortho-para
conversión de hidrógeno por las superficies metálicas a 21 ° K. J Phys Chem
66: 1715
Lambeth JD, Cheng G; Arnold RS, WA Edens (2000) homólogos novedosos de gp91. TIBS
25: 459-461
Levi M, (2000) Marcado de 24 h ritmos resto / actividad se asocian con una mejor calidad de vida, mejor
respuesta y una mayor supervivencia en pacientes con cáncer colorrectal metastásico y buen estado general. Clin.
Cancer Res 6: 3.038-3.045
Levi F (2002) A partir de los ritmos circadianos a agentes quimioterapéuticos contra el cáncer. Chronobiol Int 25: 459-461 Lobyshev VI,
Shikhlinskaya RE, Ryzhikov BD (1999) La evidencia experimental para luminales intrínseca
nescence de agua. J Mol Líquidos 82: 73-81
Lyle DB, Ayotte RD, Sheppard AR, Adey WR (1988) La supresión de la citotoxicidad de los linfocitos T
tras la exposición a 60 Hz campos eléctricos sinusoidales. Bioelectromagnetics 9: 303-313 Matanoski GM (1995) Los campos
electromagnéticos: interacciones y mecanismos biológicos. En: En blanco M
(Ed), Advances in Chemistry 250: 157-190
McDaniel M, Sulzman FM, Hastings JW (1974) El agua pesada retarda el gonyaulax reloj: una prueba
de la hipótesis de que D2O afecta oscilaciones circadianas por la disminución de la temperatura aparente. Proc Natl Acad Sci EE.UU.
71: desde 4389 hasta 4391
Milenkl YY, Sibileva RN, Strzhemechny MA (1997) Natural orto-para la tasa de conversión en líquido
e hidrógeno gaseoso. J Baja Temperatura Phys 107: 77-82 mijo B, Badot PM (1996) El mecanismo de movimiento
giratorio en Phaseolus: nuevos enfoques
a viejas preguntas. En: Greppin H, Agosti RD, Bonzon M (eds), Vistas on Biorhythmicity. Universidad de Ginebra
Press, Ginebra, pp 77-98
Minorsky PV (2007) efectos Solar-terrestres sobre la inhibición de semilla de frijol. Los resúmenes de carteles. am Soc
Los biólogos de plantas P186

Mitchison JM (1971) La biología del ciclo celular. Cambridge University Press, Cambridge Mormont MC, Waterhouse
J, Bleuzen P, Giacchetti S, Jami A, Bogdan A, Lellouch J, Misset JL,
Touitou Y, Levi F (2000) Marcado de 24 h ritmos resto / actividad se asocian con una mejor calidad de vida, mejor respuesta,
y una mayor supervivencia en pacientes con cáncer colorrectal metastásico y buen estado general. Clin Cancer Res 6: 3038
hasta 3045
Morré DJ (1998) NADH oxidasa: a ectoprotein multifuncional de la superficie de la célula eucariota. En:
Asard H, Bérczi A, Caubergs RJ (eds), la Membrana Plasmática sistemas redox y su papel en estrés biológico y la
enfermedad. Kluwer, Dordrecht, Países Bajos, pp 121-156 Morré DJ, Morré DM actividad oxidasa (1998) NADH de las
membranas plasmáticas de soja oscila
con un periodo de compensación de temperatura de 24 min. Plant J 16: 279-284
Morré DJ, PA Grieco (1999) glaucarubolona y simalikalactona D, respectivamente, preferentemente
inhibir la auxina inducida y los componentes constitutivos de la ampliación célula de la planta y la membrana plasmática NADH
oxidasa. Int J Plant Sci 160: 291-297
Morré DJ, (2003a) NADH oxidasas superficie celular (proteínas ecto-NOx) con papeles en Morré DM
cáncer, celular el tiempo de mantenimiento, el crecimiento, el envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas. Res Free Radical 37: 795-808

Morré DJ, Morré DM (2003b) El plasma asociada a la membrana NADH oxidasa (ecto-NOX)
de ratón piel responde a la luz azul. J Photochem Photobiol B 70: 7-12 Morré DJ, Navas P, Penel C, Castillo FJ
(1986) auxina estimulada NADH oxidasa (semidehy-
reductasa droascorbate) de la membrana plasmática de soja: papel en la acidificación del citoplasma? Protoplasma 133:
195-197
Ultradian osciladores 2 Enox proteínas, basadas en hexahidrato Copper 83

Morré DJ, de Cabo R, E Jacobs, Morré DM (1995), la proteína disulfuro inter-tiol auxina modulada
cambiar la actividad de la membrana plasmática de soja. Physiol Plant 109: 573-578 Morré DJ, Chueh PJ, Lawler J,
Morré DM (1998) La sulfonilurea inhibido NADH oxidasa
la actividad de las membranas plasmáticas de células HeLa tiene propiedades de un oxidorreductasas proteína disulfuro-tiol
con actividad intherchange disulfuro tiol proteína. J Bioenerg Biomembr 30: 477-487 Morré DJ, Gómez-Rey ML, Schramke C,
Em O, Lawler J, Hobeck J, Morré DM (1999a) Uso de
sustratos dipiridilo-ditio para medir directamente la actividad de intercambio de disulfuro de tiol-proteína de la auxina
estimularon NADH: proteína disulfuro reductasa de las membranas plasmáticas de soja. Mol Cell Biochem 200: 7-13

Morré DJ, Morré DM, Penel C, Greppin H (1999b) NADH oxidasa periodicidad de hojas de espinaca
sincronizado por la luz. Int J Plant Sci 160: 855-860
Morré DJ, Pogue R, Morré DM (2001a) la ampliación de células de soja oscila con una con temperatura
compensado longitud período de ca 24 min. In Vitro Cell Dev Biol-Plant 37: 19-23 Morré DJ, Sedlak D, Tang X, Chueh PJ,
Geng T, Morré DM (2001b) NADH oxidasa de la superficie de
células HeLa carece de unión a la membrana motivos intrínsecos. Arco Biochem Biophys 392: 251-256 Morré DJ, Chueh
PJ, Pletcher J, Tang X, Wu LY, Morré DM (2002a) base bioquímica para la
Reloj biológico. Bioquímica 41: 11941 a 11945
Morré DJ, Lawler J, Wang S, Keenan TW, Morré DM (2002b) arrastre en solución de un oscil-
lating actividad NADH oxidasa de la membrana del glóbulo de grasa de leche bovina con una longitud de período
temperaturecompensated sugerente de una función (reloj) ultradian tiempo de mantenimiento. Biochim Biophys Acta 155: 10-20

Morré DJ, Penel C, Greppin H, Morré DM (2002c) El NADH asociada a la membrana plasmática
oxidasa de hojas de espinaca responde a la luz azul. Int J Plant Sci 163: 543-547 Morré DJ, Ternes P, Morré DM (2002d) la ampliación
de la célula de los explantes de tejido de la planta oscila con una
con compensación de temperatura período longitud de ca 24 min. In Vitro Cell Dev Biol - Plant 38: 18-28 Morré DJ, Morré
DM, Ternes P (2003) la actividad NADH oxidasa auxina activado de soja
membranas plasmáticas es distinta de la constitutiva NADH membrana plasmática propiedades exhibe priones como
oxidasa y. In Vitro Cell Dev Biol - Plant 39: 368-376 Morré DJ, Kim C, Hicks-Berger C ampliación vesícula (2006)
dependiente de ATP y de drogas inhibida
reconstituido usando lípidos sintéticos y proteínas recombinantes. Biofactores 28: 105-117 Morré DJ, S Heald, Coleman J,
J Orczyk, Jiang Z, Morré DM (2007) observaciones estructurales de
tiempo de comportamiento oscilatorio depende de Cu II Cl 2 soluciones medidos a través de extensión de absorción de rayos X de estructura fina.
J Inorg Biochem 100: 715-726
Morré DJ, Orczyk J, Hignite H, Kim C (2008a) comportamiento oscilatorio Regular de soluciones acuosas
de Cu II sales relacionados con efectos sobre la dinámica de equilibrio de orto / para isómeros de espín de hidrógeno de agua. J Inorg
Biochem 102: 260-267
Morré DJ, Jiang Z, Marjanovic M, Orczyk J, Morré DM (2008b) “Respuesta del regulador
comportamiento oscilatorio de copperII que contienen proteínas ecto-NOX y de CuIICl2 en solución a los campos
electromagnéticos”para Journal of Inorganic Bioquímica ya está disponible en línea en http:
//dx/doi.org/10.1016/j.jinorgbio.2008.06.001.
Mumma MJ, Weaver HA, Larson HP (1987) La relación orto-para de vapor de agua en el cometa
P / Halley. Astron Astrophys 187: 419-424
Ohnishi K, Niimura Y, Hidaka H, ​Masaki H, Suzuki H, Uozumi T, Nishino T (1995) Papel de
cisteína 337 y la cisteína 340 en flavoproteína que funciona como NADH oxidasa de Amphibacillus xylanus estudiados
por mutagénesis dirigida al sitio. J Biol Chem 270: 5812-5817 Palmer JD, Dowse HB (1969) Los resultados preliminares
sobre el efecto de D 2 O en el período de circadiano
ritmos de actividad. Biol Bull 137: 388 (Abstract)
Pittendrigh CS, Caldarola PC, Cosbey ES (1973) Un efecto diferencial de agua pesada en tempera-
ture-dependiente y aspectos con compensación de temperatura de sistema circadiano de Drosophila pseudoobscura. Proc Natl
Acad Sci EE.UU. 70: 2037-2041
Pogue R, Morré DM, Morré DJ (2000) la ampliación de células CHO oscila con una temperatura-com-
período compensada de 24 min. Biochim Biophys Acta 1498: 44-51
Potekhin SA, Khusainova RS (2005) de absorción Spin-dependiente de las moléculas de agua. Biophys
Chem 118: 84-87
84 DJ Morré, DM Morré

Prusiner SB, Scott MR, DeArmon MR, Cohen FE (1998) la proteína priónica biología. Cell 93: 337-348 Richter CP (1977) El agua pesada como
una herramienta para el estudio de las fuerzas que controlan la duración del período de
el reloj de 24 horas de la hámster. Proc Natl Acad Sci USA 74: 1295-1299 Ruggiero M, Bottaro DP, Liguri G, Gulisano M,
Peruzzi B, Pacini S (2004) 0.2 T inhibe de campo magnético
la angiogénesis en la membrana corioalantoidea de embrión de pollo. Bioelectromagnetics 25: 390-396 Russel M, Modelo P (1988)
Secuencia de la tiorredoxina reductasa a partir de Escherichia coli. Relación
a otras oxidoreductasas disulfuro flavoproteínas. J Biol Chem 263: 9015-9019 Santini MT, Rainaldi G, Ferrante A,
Indovina PL, Vacchia P, Donelli G (2003) Efectos de un 50 Hz
campo magnético sinusoidal sobre la adhesión celular expresión de la molécula en dos líneas celulares de osteosarcoma humano
(MG-63 y Saos-2). Bioelectromagnetismo 24: 327-338
Savitz DA (1995) Introducción a la exposición ocupacional a campos eléctricos y magnéticos y el cáncer:
los avances en la evaluación de la exposición. Environ Health Perspect 103: 69-74 Sephton SE, Sapolsky RM, Kraemer HC,
Spegal D (2000) diurna ritmo de cortisol como un predictor
de supervivencia del cáncer de mama. J Natl Cancer Inst 92: 994-1000

Shifley ET, Cole SE (2007) El reloj de la segmentación de los vertebrados y su papel en los defectos de nacimiento del esqueleto.

Defectos de nacimiento Res C Embrión Hoy 81: 121-133


Simko M, Richard D, Kriehuber R, Weiss GG (2001) la inducción de micronúcleos en hámster sirio
células de embrión tras la exposición a 50 campos magnéticos Hz, benzo (a) pireno, y TPA en vitro. Mutat Res 22: 43-50

Sisken BF, Walker J, Orgel M (1993) Prospects en aplicaciones clínicas de la estimulación eléctrica
para la regeneración del nervio. J Cell Biochem 52: 404-409
Spruyt E, Verbelen JP, DeGruf JA (1987) Expresión de la ritmicidad circasepan y circammal en
la inhibición de las semillas almacenadas en seco. Physiol Plant 84: 707-710 Suter RB, Rawson KS (1968) la actividad del ritmo
circadiano del ratón ciervo, peromyscus: efecto de
óxido de deuterio. Ciencia 160: 1011-14
Sweiczer A, Novak B, Mitchison JM (1996) El control del tamaño de la levadura de fisión revisited. J Cell Sci
109: 2947-2957
Thun-Battersby S, Mevissen M, Löscher W (1999) La exposición de ratas Sprague-Dawley a un 50-
Hertz, 100-microTesla campo magnético durante 27 semanas facilita la tumorigénesis mamaria en el
7,12-dimetilbenz modelo [a] antraceno de cáncer de mama. Cancer Res 59: desde 3627 hasta 3633
Tikhonov VI, Volkov AA (2002) La separación de agua en sus isómeros orto y para. Ciencia
296: 2363
Wang S, Pogue R, Morré DM, Morré DJ (2001) la actividad NADH oxidasa (NOX) y la ampliación
de células HeLa oscilan con dos diferentes longitudes de periodo con compensación de temperatura de 22 y 24 minutos
corresponden a diferentes formas de NOX. Biochim Biophys Acta 1539: 192-204 Welsh DK, Moore-Ede MC (1990) de litio
alarga período circadiano en un primate diurna,
Saimiri sciureus. Biol Psychiatry 28: 117-126
Whaley WG (1975) el aparato de Golgi. Biología Celular monografías, vol 2. Springer, Wien /
Nueva York, páginas 190

Wigner EZ (1933) Mecanismo de espín nuclear iniciada para-H 2 a orto-H 2 conversión. Phys
Chem B 23:28
Lobo FI, Torsello A, Tedesco B, Fasanella S, Boninsegna A, D'Ascenzo M, Grassi C, Azzena GB,
Cittadini A (2005) 50-Hz de frecuencia extremadamente baja campos electromagnéticos mejoran la proliferación celular
y el daño del ADN: posible implicación de un mecanismo redox. Biochim Biophys Acta 1743: 120-129

Yagiz K, Wu Ly, Kuntz CP, Morré DJ, Morré DM (2007) células de fibroblastos de embriones de ratón de
ratones transgénicos que sobreexpresan tNOX expresan un crecimiento y la respuesta al fármaco alterada fenotipo. J Cell Biochem 101:
295-306
Yin L, Wang J, Klein PS, Lazar MA (2006) Nuclear receptor Rev-erb α es una batería de litio-sensi- crítico
componente tiva del reloj circadiano. Ciencia 311: 1002-1005
Yoshizawa H, Tsuchiya T, Mizoe H, Ozeki H, Kanao S, Yomori H, Sakane C, Hasebe S,
Motomura T, Yamakawa T, Mizuno F, Hirose H, Otaka Y (2002) Ningún efecto del campo magnético extremadamente baja frecuencia
observada en el crecimiento celular o la respuesta inicial de la proliferación celular en líneas celulares de cáncer humano.
Bioelectromagnetismo 23: 355-368
Capítulo 3
Autoorganizado intracelular Ultradiana Ritmos proporcionar una
comunicación directa célula-célula

VY Brodsky 1 y D. Lloyd 2

Resumen El ritmo ultradian de la síntesis de proteínas en los hepatocitos in vitro se utilizó como un marcador para la
comunicación directa célula-célula. La auto-organización de los ritmos conduce a células co-operación y la
sincronización de toda la población. Los gangliósidos y / o catecolaminas y Ca 2+ dependiente de la proteína quinasa
mediada por fosforilación de la proteína da modulación de fase para la interacción célula-célula durante el
establecimiento de la sincronía. Así, la ruta implica la señalización de los gangliósidos o otros agonistas de calcio, Ca 2+
liberación de los almacenes intracelulares, la elevación de Ca 2+ pasos de citosol de la proteína quinasa de activación,
la fosforilación de proteínas, la sincronización de las tasas de síntesis de proteínas y los resultados en la inducción
ritmo común en toda la población.

procesos análogos en la levadura, como todavía no investigado mecánicamente, conduce a espontánea de


auto-sincronía en cultivos aeróbicos agitó continuamente.
Mensajeros responsable de las interacciones célula-célula en la expresión de este 40 min reloj ultradian incluyen H 2 S y
acetaldehído, como se muestra por los experimentos de reajuste de fases. La división celular ciclo de sincronía se logra
espontáneamente durante aproximadamente 8% de la población total de aproximadamente 5 x 10E8 organismos / ml para
cada ciclo de reloj ultradian. Una oscilación más rápido respiratorio (período de 4 min) también se produce de forma
concomitante en estos cultivos.

Este corto-período de oscilación es también evidente en monocapas de organismos perfundidos con


glucosa y O 2, según lo revelado por excitación de 2 fotones. Varias actividades mitocondriales: (NAD (P) H
estado redox, membrana interna potencial electroquímico y niveles de reactivo O 2 especies) se observaron
simultáneamente. Este ritmo intracelular es sincrónico entre las mitocondrias dentro de una sola levadura,
así como en toda la población de organismos.

Llegamos a la conclusión de que el desarrollo de la cooperación celular que conduce a la organización


multicelular de los tejidos y el funcionamiento armonioso de todo el organismo es

1 Instituto de Biología del Desarrollo, Academia Rusa de Ciencias, 26 Vavilov Street, 119334 GSP-1,
Moscú, Rusia Email: Brodsky.idb@bk.ru

2 Microbiología (BIOSI 1), Edificio Principal, Escuela de Biociencias de Cardiff, PO Box 915, Cardiff CF10 3TL, Gales,

Reino Unido

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 85


© Springer Science + Business Media BV 2008
86 VY Brodsky, D. Lloyd

basan en mecanismos antiguos, y que los hepatocitos y levaduras proporcionan sistemas altamente convenientes para
el estudio.

Palabras clave las interacciones célula-célula, de sincronización, los hepatocitos, de levadura.

3.1 Auto-sincronización espontánea

La sincronización de osciladores es un fenómeno natural bien estudiado y universal en los sistemas físicos
y biológicos, pero es un proceso que aún no se conoce bien. (Pikovsky et al., 2002, Strogatz, 2000;. Wiley
et al, 2006). Su presencia generalizada en los sistemas mecánicos se estudió sistemáticamente por
primera vez por Huygens en
1665. ... “dos relojes que cuelgan junto a la otra ...... cuando está en consonancia, los péndulos no oscilan paralelos entre sí,

pero en cambio, acercarse y separarse en direcciones opuestas”. Llegó a la conclusión de que los relojes podrían estar

interactuando por medio de pequeñas vibraciones de su apoyo común. interpretación detallada en términos de dinámica no

lineal es más reciente (Bennett et al., 2002), y un componente importante para la auto-sincronización en este sistema de reloj

“débilmente acoplado” se ha demostrado que la fuerza de acoplamiento entre los osciladores (Klarreich, 2002 ). el

comportamiento síncrono en otras estructuras mecánicas (y su fracaso a veces catastrófico) es una preocupación importante

en la ingeniería estructural de barcos y puentes. Sincronía de los electrones en los circuitos, el flujo molecular en los gases, y

de los fotones de la luz láser y otros circuitos optoelectrónicos son todos los procesos que indican la universalidad de los

principios comunes (Strogatz., 2003; Lee et al, 2005). En biología, el fenómeno más estudiado que surge principalmente a

causa de su espectacular magnificencia, es el parpadeo sincronizado de las luciérnagas, un conjunto de oscilaciones

selfsustained similares en todo disparando al mismo tiempo (Buck, 1988). De latido síncrono de los cilios protozoaria (Gueron

y Levit-Gurevich, 1998), los grupos de marcapasos de células en el núcleo supraquiasmático (Morin, 2007) o en el nodo

sinoauricular (Michaels et al., 1987), a la coherente eléctrica oscilatoria salidas del cerebro, la función rítmica es una pieza

central de la función biológica. Las complejidades de los ritmos biológicos y la mayor complejidad de la biología de la

población (Lloyd y mayo, En biología, el fenómeno más estudiado que surge principalmente a causa de su espectacular

magnificencia, es el parpadeo sincronizado de las luciérnagas, un conjunto de oscilaciones selfsustained similares en todo

disparando al mismo tiempo (Buck, 1988). De latido síncrono de los cilios protozoaria (Gueron y Levit-Gurevich, 1998), los

grupos de marcapasos de células en el núcleo supraquiasmático (Morin, 2007) o en el nodo sinoauricular (Michaels et al.,

1987), a la coherente eléctrica oscilatoria salidas del cerebro, la función rítmica es una pieza central de la función biológica.

Las complejidades de los ritmos biológicos y la mayor complejidad de la biología de la población (Lloyd y mayo, En biología, el fenómeno más es

1999) puede ser plenamente comprendida y cuantitativamente descrito sólo cuando comportamiento análogo
en la fase-coherencia de electrones apareados en un superconductor (Josephson, 1962, 1974), en las redes
electrónicas (Winfree, 2001; Pyragas, 2006), los láseres (Lee et al ., 2005) y la World Wide web (mayo y Lloyd,
2001) se ha dilucidado.
La tendencia importante de la interacción entre los microorganismos individuales para dar comportamiento
concertada encuentra ejemplos, incluso en los procariotas donde la infección, la invasión, y la patogenicidad
pueden requerir ataque colectiva y de este modo un sistema inmune del huésped abrumado (patogenicidad). La
detección de quórum, descrito por primera vez como la autoinducción de la bioluminiscencia en diversas
especies de Photobacterium (Hastings y Greenberg, 1999) y recientemente como un fenómeno muy gran escala
observable desde el espacio (Nealson y Hastings, 2006) es crucial en interacciones célula-célula bacterianas y
organizado colectiva efectos. Que el conjunto del desarrollo
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 87

procesos en el celular limo-molde, Dictyostelium discoideum, depende de liberación oscilatorio de cAMP está
estudiado ampliamente, como es la formación de formaciones de onda espiral de amebas de hambre en placas
de Petri (Wurster, 1976). En este capítulo, describimos descubrimientos recientes que indican que las
actividades comunales de células de mamífero en cultivo (Brodsky, 1975, 2006) y de la levadura de panadería
(Murray et al., 2003;. Aon et al, 2007) tienen sus orígenes en ultradiana intracelular ritmos.

3.2 Auto-sincronización en los hepatocitos

la comunicación célula-célula directa se produce por medio de contactos apretados entre las células adyacentes
o por intercambio intercelular de iones y moléculas pequeñas a través del medio extracelular acuoso (Berridge y
Galione, 1988 (Evans et al., 2006); Berridge, 1990, 1993; Frame y DeFeijter, 1997;. Isakson et al, 2003).

En los organismos multicelulares tales mecanismos actúan junto control nervioso y hormonal central, mientras que
en organismos unicelulares, intercambio de información depende únicamente de mecanismos directos, ya sea cuando
los individuos de células en contacto entre sí (incluso de forma transitoria) o cuando se están comunicando a distancia.
Aunque se demostró sugerido por Pye (1969) y por Ghosh et al. (1971) que las oscilaciones glucolíticas pueden estar
involucrados en la levadura conversaciones intercelulares, evidencia de un papel definido para la transmisión de
mensajes oscilatoria llegó años más tarde, cuando Ca 2+ ondas, se mostró a estar involucrados en los sistemas de
mamíferos. Los años transcurridos han visto el crecimiento de una extensa literatura sobre este tema e incluso la
publicación de una revista especializada. Todos estos estudios fueron de osciladores “metabólicas”, con períodos en
una escala de minutos. Muy recientemente, nuevos conocimientos sobre los ritmos ultradian (en la escala de tiempo
circahoralian) (Brodsky, 1975, 1992, 2006;. Brodsky et al, 2000, 2003a, b, 2004, 2005, 2007) han llevado a la creación
de su importancia recientemente -reconocidos funciones en las interacciones intercelulares y el rendimiento coherente.
Aquí se revisa la evidencia creciente de que la ritmicidad subyace en los aspectos básicos de la evolución de la
pluricelularidad.

La posibilidad de que las investigaciones sobre el papel de los ritmos circahoralian en la comunicación
intercelular directa surgió sólo cuando un sistema adecuado se había desarrollado. (Brodsky et al., 2000) La
síntesis ritmo de proteínas en cultivos de hepatocitos se comparó con la primera descubierto en el crecimiento
de las células ganglionares (Brodsky, 1960) y el trabajo temprano revisado (Brodsky, 1975). Los hepatocitos son
células maduras y prácticamente no proliferantes. La propia existencia de ritmos ultradian como una
característica celular innata con una estructura fractal (Barnsley et al, 1987;. Brodsky,

1992, 2006; Gilbert et al., 2000; Aon et al., 2000; Lloyd, 1992, 2005; Lloyd y Lloyd, 1993, 1995) sólo pueden
producirse como consecuencia de la comunicación entre las células y los procesos de autoorganización. Crucial
para este trabajo fue la elaboración de un medio libre de suero para el cultivo de hepatocitos primarios de rata.
Además, los estudios fueron facilitadas por la observación de dos tipos de comportamiento cultura que
dependían de sus densidades de células. En cultivos en los recuentos de células altas (Fig. 3.1), las células se
hicieron dispuestos estrechamente mientras que en cultivos dispersos se separan ampliamente individuos. El
ritmo síntesis de proteínas se muestra en cultivos densos pronto después de la renovación medio, y su
detección indica necesariamente sincronía (como
88 VY Brodsky, D. Lloyd

Fig. 3.1 Ejemplos de la cinética de síntesis de proteínas en cultivos de hepatocitos densas con células estrechamente dispuestas ( UNA), y cultivos
dispersos que consiste en células ampliamente separadas ( SEGUNDO). Los cultivos se obtuvieron a partir de la misma suspensión de hepatocitos de
rata aislados 24 h después de la inoculación de cualquiera de 4 × 10 6 hepatocitos aislados (cultivos densos) o 4 × 10 5 hepatocitos (cultivos dispersos)
sobre portaobjetos recubiertos con colágeno. Los portaobjetos se lavaron y muestras de tres cultivos de cada uno fueron tomadas a intervalos de 10
min simultáneamente para ( UNA) y ( SEGUNDO). Icorr es la tasa de síntesis de proteína calculado como 3 incorporación H-leucina corregido para el
tamaño de la piscina de un cultivo dado. Los valores son media ± SEM calculado para tres cultivos en cada punto de tiempo. La media total ± SEM
para todos los valores de una curva dada se muestra mediante las líneas de puntos horizontales (Brodsky et al., 2000)
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 89

culturas asíncronos darían salidas promediadas en el tiempo sin rasgos). En cultivos dispersos (Fig. 3.2), por otra
parte, los individuos no son síncronos. De ese modo dos sistemas de prueba se hicieron disponibles: (a)
desincronización de los cultivos a los recuentos de células altas, y (b) la sincronización de las células que están
muy alejados y bien separada por medio. sustancias que promueven la sincronización de los ritmos de síntesis de
proteínas se describieron por primera señalización (Brodsky et al., 2000) y caracterizado como gangliósidos,
aunque no todos los gangliósidos fueron eficaces. Por lo tanto, 0,3-0,5 μ M de una

Fig. 3.2 Cinética de la síntesis de proteínas en sparse 1-día cultivos


de hepatocitos primarios. ( UNA) Los cultivos de control, lavadas y
transferidas a medio normal fresco durante 2 min, se lavaron de
nuevo y se transfirieron a un medio fresco de 10 min, después de lo
cual se tomaron muestras para la estimación de la síntesis de
proteínas a partir de este medio. ( SEGUNDO) cultivos lavados
similares transfieren a un medio que contiene 2 μ M fenilefrina durante
2 min, luego se lava y se transfiere a medio normal durante 10 min; se
tomaron muestras de este medio. ( DO) Mismos procedimientos que ( SEGUNDO)
pero los cultivos fueron tratados con 10 μ METRO

2,5-di (terc-butil) -1,4-benzohidroquinona durante 2 min, lo que


estimula Ca 2+ elevación de una manera nonreceptor. Todos los
cultivos de un experimento dado se obtuvieron de la misma
suspensión de hepatocitos aislados a partir de un hígado y se
ensayaron al mismo tiempo. Icorr se calcula la tasa de síntesis de
proteínas 3 incorporación H-leucina corregido para el tamaño de la
piscina de un cultivo dado. Los valores son media ± SEM calculado
para tres cultivos en cada punto de tiempo. La media total ± SEM
para todos los valores de una curva dada se muestra por las líneas
horizontales (Brodsky et al., 2003a)
90 VY Brodsky, D. Lloyd

mezcla de gangliósidos de cerebro bovino a medio de cultivo fresco, junto con cualquiera de los dos

0,06-0,2 μ M GM1 o 0,2-0,2 μ M GM1 o 0,1-0,2 μ M GDIa dio resultados positivos. GTIb y GDIB no
produjeron oscilaciones, ni determinantes de gangliósidos de hígado humano mantenidas en el medio
condicionado con anticuerpos policlonales purificados a GM1. interacción célula-célula se acopló con
actividad de la proteína oscilatorio sintético (sincronización metabólica). La incubación de cultivos
densos con GM1-anticuerpos durante 24 h disminuyó la amplitud de las oscilaciones. Expresión de
GM1 fue baja en aquellos cultivos dispersos mantenidas en medio fresco y se produjo ninguna salida
oscilatoria.

El papel de los iones de calcio en cooperación célula-célula entre hepatocitos cultivados fue establecido por
los efectos potenciadores sobre la sincronización por 2 min de exposición a 2 μ M fenilefrina, una α 1-adrenoreceptor
agonista que eleva [Ca 2 +] cyt ( Woods, et al.,
1986) mediante la liberación de estos iones de los almacenes intracelulares. En estas condiciones la
estimulación del ritmo la síntesis de proteínas en cultivos dispersos resultó en la iniciación del aumento de la
interacción cooperativa entre las células. Un resultado similar se obtuvo en la administración de 10 μ M de 2,5-di
(terc-butilo) -1,4-benzohidroquinona durante 2 min. Este compuesto aumenta [Ca 2 +] cyt por un proceso mediado no
receptor (Brodsky et al., 2003a). El quelante de calcio intracelular, 1,2-bis (2-aminofenoxi) ethaneN 1 norte 1 norte 1

1 norte 1- tetra-acético (acetoxymethy / éster) (BAPTA-AM) a 10-20 μ M para 30- 60 min resultó en la
pérdida de ritmo síntesis de proteínas observable (es decir, pérdida de células co-operatividad) en cultivos
densos. pre-acondicionado en tales cultivos Medium inició ritmos en cultivos dispersos, mientras que un medio
similar tratado con quelante de calcio es no. El contenido monosialogangliósido GM1, secuestrado
específicamente en Ca 2 + -
vesículas shedded dependientes (pero no el sobrenadante del cultivo restante) iniciaron actividad cooperativa
cuando se añade a cultivos Disperso (Brodsky et al., 2003b). liposomas GM1containing también fueron capaces
de hacer esto, y lo hicieron en concentraciones extremadamente bajas (0,3 a 60 nm). Se señaló que la elevación
de la [Ca 2 +] cyt se espera que conduzca a cambios en la actividad de la proteína quinasa y la fosforilación de
proteínas (Carafoli, 2002), y podría ser estas vías que modulan las oscilaciones en el metabolismo de las
proteínas. Que la composición del medio de crecimiento fue más importante para la producción de estos efectos
fue confirmado por experimentos con el medio libre de suero suplementado con 0,2 mg / ml de albúmina y 0.5 μ g
/ ml de insulina (Brodsky et al., 2004). En las células cultivadas a partir de ratas 3 meses de edad, la amplitud de
las oscilaciones fue en promedio de dos veces la de las células de animales viejos 2 año. Además de

0.3 μ M gangliósidos de cerebro bovino, o 2 μ M fenilefrina dio como resultado la restauración de las amplitudes
deficientes a las de las células de rata joven. También la adición de 10% de suero de sangre de rata a cultivos
dispersos no sincrónicos de ratas jóvenes resultó en un ritmo síntesis de proteínas medible.

En los estudios más recientes (Brodsky et al., 2007) tratamiento de los cultivos densos con inhibidores de
proteína quinasa 40 μ M H7 (1- (5-isoquinolinsulfonilo) dihidrocloruro -5-methylpiperasine) o 25 μ M H8
(N-metilamino-etil) -5-isoquinolin-sulfonamida como resultado la pérdida del ritmo la síntesis de proteínas, es
decir, la supresión de la célula de la auto-organización. La estimulación de la actividad de quinasa de proteína,
ya sea con 0.5-
1.0 μ M forbol 12-miristato 13-acetato (PMA) o con 10 μ M forskolina dio lugar a la aparición del ritmo
síntesis de proteínas en no síncrono (en condiciones normales
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 91

condiciones) culturas dispersas. Después de la inhibición de la actividad de la proteína quinasa con H7, señal de factores
tales como gangliósidos y fenilefrina no inició ritmo síntesis de proteínas en cultivos dispersos. La activación de la
actividad de quinasa de proteína, con PMA cambió el modelo de fase del ritmo síntesis de proteínas. Así la actividad de
la proteína quinasa, y por consiguiente reacciones de fosforilación de proteínas (Barford, 1999), son el paso crucial para
el inicio de los procesos en cascada resultantes en sincronización celular durante la auto-organización de las células a fin
de formar un ritmo coherente de una población de células. La vía general (Fig. 3.3) se puede presentar como sigue: la
señalización de los gangliósidos u otros agonistas de calcio → flujo de salida de iones de calcio de las reservas
intracelulares (Parek y Putney, 2005), la elevación de la concentración de calcio en el citoplasma → la activación de
proteínas quinasas

→ la fosforilación de proteínas → sincronización de oscilaciones individuales de la tasa de síntesis de


proteínas → formación del ritmo común.
En todos estos estudios se utilizó el ritmo ultradian de la síntesis de proteínas como el marcador para la
comunicación célula-célula directa en células cultivadas. Se estableció previamente que muchos correlatos
bioquímicos (por ejemplo, la respiración y la adenilato piscinas de nucleótidos) muestran las relaciones de fase
distintos con la síntesis de proteínas en eucariotas inferiores sincronizados y en células de mamífero (Lloyd, 1992;
Brodsky 1992, 2006). Estos ritmos intracelulares proporcionan un marco a escala fina para el establecimiento de
salidas integradas en una escala mayor en los tejidos y en los órganos (CardioDynamics, la actividad cerebral) y
actuar como la base misma de la conducta modelada temporal. Así, el reloj ultradian regula los tejidos y la función
del órgano, y algunas disfunciones ( “enfermedades dinámicas”, por ejemplo arritmias cardiacas y la epilepsia) el
resultado de la ritmicidad interrumpido (Goldberger y West, 1987; Vidrio y Mackey, 1988; Skinner et al., 1990;
Wheatley, 2000; Wuhl et al., 2005).

Fig. 3.3 Secuencia de los procesos principales que resultan en la auto-organización de los hepatocitos en la sincronización de las oscilaciones
de síntesis de proteínas individuales y la formación de ritmo común de una cierta población de células (Brodsky et al., 2007)
92 VY Brodsky, D. Lloyd

Aunque los estudios de modelos emplean hepatocitos cultivados, en el lugar estudios con cortes de hígado
denervado (Brodsky et al., 1995) también indican ultradian ritmicidad síntesis de proteínas, donde los suministros
nativas de gangliósidos de suero sanguíneo (Bergelson, 1995) se complementan en los experimentos descritos
anteriormente. Las catecolaminas (por ejemplo epinefrina y norepinefrina) también se han determinado en el suero
sanguíneo (Prozorovskaya, 1983;. Jensen et al, 1993), y los hepatocitos se sabe que poseen receptores
adrenérgicos. Entre los muchos auto-organizadores (autoinductores) de neurotransmisores comportamiento
bacterianas han demostrado ser eficaces. La norepinefrina, la serotonina y la dopamina proporcionan
organismo-organismo directa y la comunicación entre colonias, y también inducen el crecimiento bacteriano (Lyte y
Ernst, 1992; Oleskin et al, 1998;. Walters y Sperandio, 2006;. Freestone et al, 2007). Así se ven los
neurotransmisores a surgir en la evolución mucho antes de que un sistema nervioso. Durante la embriogénesis
animal, neurotransmisores ya funcionan en la fase de blástula (Buznikov, 1990). En nuestros experimentos, la
norepinefrina y su comportamiento organizada fenilefrina análogo sintético de hepatocitos in vitro; es muy probable
que esto ocurre también en el lugar en el hígado (Fig. 3.3). Por lo tanto, en todo el organismo, las células pueden
recibir señales de sincronización. Las variaciones en el grado de sincronización en cultivo de tejidos como se
demostró, dependen de la separación de las células individuales y de las edades de las ratas de las que se
cultivan. Por lo tanto la variación en el grado de auto-organización puede surgir de una variedad de influencias,
pero estos incluyen la concentración de las señales de sincronización que varían con la edad, los factores de estrés
funcionales o enfermedad se miden como una “fuerza de acoplamiento” integrado. Los modelos matemáticos de los
sistemas de auto-organizadas predice mecanismos (Gelfand y Tsetlin, 1960; Romanovsky y Chernavsky, 1972;
Pavlidis, 1973) por lo que las oscilaciones de gran amplitud se propagan y se mantienen a lo largo de una población
de individuos con el fin de dar lugar a cerca de eliminación de coherencia.

3.3 Auto-sincronización en levaduras

Es muy notable que los fenómenos de sincronización, tan importante en el establecimiento y


mantenimiento de la organización funcional de los tejidos y órganos en los sistemas de mamíferos deben
tener analogías en eucariotas inferiores. Aquí la bioquímica de las interacciones celulares no está tan bien
aclarada y es actualmente un campo investigado intensivamente.

3.3.1 Interacciones de levadura-levadura en suspensiones Stirred

cultivos continuos de levadura cuando se opera bajo un conjunto de condiciones controladas definidas y altamente
(véase el capítulo 2) después de la iniciación de un cultivo en fase estacionaria de hambre (y después del
agotamiento de la glucosa y etanol, cuando los depósitos de carbono intracelulares, trehalosa y glucógeno, están
en disminución) se convierten en auto-sincronizado (Satroutdinov et al, 1992) Las salidas concertadas (como se
mide principalmente como la respiración, pero también implican muchos metabolitos y coenzimas (ver Murray,
2004; Murray et al., 2001;. Lloyd y Murray, 2005, 2006, para una revisión concisa) de la población densa (aprox. 5 x
10 8 organismos / ml) muestran oscilaciones de gran amplitud
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 93

(A veces tanto como 40% de los valores de saturación del aire). Este comportamiento coherente indica que
casi toda la población se ha vuelto altamente sincronizado con el min período de reloj ultradian endógeno
circa 40.
Identificación de dos candidatos como compuestos de sincronización se ha descrito. Así propuestas
que el acetaldehído serían una señalización adecuada en cultivos de levaduras anaeróbicas y se
suspende fecha sustancia volver a trabajar en el grupo de Britton Chance (Chance et al., 1973) poco
después de oscilaciones glicolíticas habían sido descubiertos (Ghosh y Chance, 1964; Pye, 1969). Para
las oscilaciones respiratorias en el sistema de cultivo continuo aeróbica, evidencia concluyente para la
misma sincronizador putativo (Keulers et al., 1996, 1998) se incluye con la observación de desplazamiento
de fase por adiciones de pulso de acetaldehído (Murray et al.,

2003). Una respuesta fuerte ( “Tipo O”, utilizando la nomenclatura del Winfree, 2001) fue producido en
acetaldehído 3 mM, mientras que en 1 mM este compuesto provocó una (Tipo 1) respuesta débil.

Otro producto metabólico altamente volátil, fácilmente difusible y rápidamente desechable, H 2 S, fue
identificada como una forma de onda periódica con púas en estos cultivos (Sohn et al., 2000) como un producto
de la reacción de sulfito reductasa de la síntesis de aminoácidos que contienen azufre desde el sulfato inorgánico
del medio de crecimiento (Sohn y Kuriyama, 2001) . Detalles adicionales de H 2 producción S han sido
recientemente descubierto (Kwak et al, 2003;.. Sohn et al, 2005a, b).

El uso de sulfuro de amonio como un efector, las curvas de respuesta de fase mostraron que las
adiciones de impulsos sólo dan desplazamiento de fase de la oscilación respiratoria cuando se hace en los
momentos cuando la producción de sulfuro endógeno son máximas (Murray et al., 2003). Único tipo 1 se
observaron respuestas. Las adiciones de 3 μ M sulfito dio desplazamiento de fase máximo Δθ a 60 °, donde
el valor de θ se calculó como 360 ° × (T * - 3 x τ / τ), donde t * era el tiempo transcurrido entre la última
máxima concentración de oxígeno disuelto y la tercera máxima concentración de oxígeno disuelto
después de la adición del efector. Se concluyó a partir de estos experimentos que generaron
endógenamente acetaldehído y sulfuro (que reacciona con el grupo carbonilo de aldehído) sintonizar la
oscilación, mientras que el sulfuro es el principal determinante de la sincronía población. Sin embargo, se
sugirió (Murray et al., 2003) que las otras moléculas pequeñas y las interacciones moleculares están
involucrados, y que el mecanismo completo es complejo con una participación mitocondrial fuerte y
esencial (Lloyd et al., 2002), como H 2 S actúa como un inhibidor de la cadena respiratoria en el nivel del
citocromo do oxidasa. especies reactivas del oxígeno también pueden estar involucrados (Lloyd et al.,
2003), como es el caso de la red mitocondrial concertada que desencadena cardiomiocitos golpes
síncrona (AON et al, 2003, 2006;.. Cortassa et al, 2004).

3.3.2 Interacciones levadura-levadura sobre un sustrato

Más recientemente, otro período más corto de oscilación ( τ ~ 100 s a 30 ° C) se ha descubierto en la levadura (. Figs 3.4, 3.5).

Cuando se cultiva aeróbicamente Saccharomyces cerevisiae está atado a un portaobjetos recubiertos con poli-lisina y se

perfundieron con solución salina tamponada con fosfato y se


94 VY Brodsky, D. Lloyd

Fig. 3.4 Espontáneas, oscilaciones sincronizadas en una capa contigua de S. cerevisiae las células se incubaron con ( UNA, SEGUNDO) o
sin ( DO) aireación del tampón de perfusión, monitorizado por 2-fotón microscopía láser de barrido. ( UNA) Aeróbico celular, toda Ψ M y
NAD (P) H oscilaciones exhibidas por un campo microscópico de ~ 30 levaduras perfundidos con aireado PBS, pH 7,4, en presencia de
glucosa 5 mM. ( SEGUNDO) Synchronous NAD (P) H oscilaciones de células de levadura individuales, así como la fluorescencia promedio
de todo el campo microscópico. La inserción (véase también el material complementario) muestra un histograma de células enteras NAD
intensidad H de fluorescencia (P) en presencia de cianuro de 5 mM (CN) o 2 μ M FCCP, una Δψ m desacopladores, para n = 60 levaduras;
consulte la sección 2 para más detalles. *** P <0,001. ( DO) Total de células de levadura oscilaciones NAD (P) H en condiciones de
perfusión similares como en el panel A, pero en ausencia de aireación. ( RE) microesferas fluorescentes (véase la sección 2 para más
detalles) de aproximadamente el mismo diámetro de una célula de levadura fueron imágenes en el mismo campo microscópico de
levadura y su fluorescencia siguió simultáneamente durante la respuesta oscilatoria. Una disminución monotónica en la intensidad de
fluorescencia de las microesferas se puede notar y eran esencialmente debido al fotoblanqueo. Tres microesferas fluorescentes se
muestran en el recuadro: la barra corresponde a 5 μ m (Aon et al., 2007)

glucosa, oscilaciones de gran escala espontáneas de NAD (P) H y el potencial electroquímico


trans-membrana mitocondrial interna ( ΔΨ m) se producen a lo largo de toda la población. (AON et al., 2006).
Sincronía de la emisión de fluorescencia azul de NADH, sincronizado en una sola capa de levaduras es un
fenómeno espectacular (ver película material suplementario en línea en Aon et al., 2007). Tanto el nucleótido
nicotinamida y
ΔΨ m podría controlarse simultáneamente por excitación de 2 fotón a 740 nm usando un láser de Ti: Zafiro y
autofluorescencia (<490 nm) y tetrametilrodamina (éster etílico) (605 nm) de las emisiones. Cuando se detuvo
la perfusión, las oscilaciones cesaron, y las piscinas NAD (P) H se convirtió reducen completamente.
mitocondrias individuales (Fig. 3.6) oscilar en fase uno con el otro y en toda la población celular. Dentro de
una sola
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 95

Fig. 3.5 oscilaciones espontáneas en TMRE y NAD (P) H de fluorescencia en un único S. cerevisiae
célula incubó aeróbicamente con glucosa 5 mM. ( UNA) células enteras TMRE, NA (P) de fluorescencia H, ( ANTES DE CRISTO) trazas
representativas de mitocondrial y NAD citoplásmico (P) H autofluorescencia. Las células cargadas con TMRE permitieron la
determinación de las regiones de interés correspondiente a mitocondrias o espacio extra-mitocondrial con el fin de cuantificar la
autofluorescencia en los dos compartimentos (Aon et al., 2007)
96 VY Brodsky, D. Lloyd

Fig. 3.6 microscopio confocal 'de intensidad máximos'


reconstrucciones de alargados, sausageshaped, y mitocondrias
reticulares dentro aeróbicamente-adulto S. cerevisiae. Las
mitocondrias se han teñido de verde con yoduro de
3,3-dihexil-oxacarbocianina, DiOC6 ( UNA, fluorescencia, 484/501
nm, y superposición de la luz transmitida) y rojo con esterTMRE
tetrametilrodamina etilo, 549/573 nm ( ANTES DE CRISTO) ( Aon et
al., 2007)

4 min) a 30 ° C son producidos por los mismos mecanismos que aquellos recientemente descubierto en cultivos en
crecimiento agitó continuamente-de levadura (Roussel y Lloyd, 2007), ver p., Queda por investigar. Parece probable
que las oscilaciones mitocondriales anteriormente
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 97

levadura (Fig. 3.5) aislado de los demás, las mitocondrias individuales oscilan en sincronía. oscilaciones
sincrónicas de estado redox de la levadura de fisión Schizosaccharomyces pombe se informó anteriormente.
(Bashford et al., 1980). Considerando que este fenómeno es un ejemplo sorprendente de auto-sincronía, otro tipo
de experimento indica que un único destello láser localizada, se centró en un punto de <l μ m puede desencadenar
oscilaciones mitocondriales en una sola célula, y esto sugiere que la mitocondria se comporta como un oscilador
autónomo. Un resultado similar se ha obtenido con los cardiomiocitos (Aon et al., 2003), donde se ha demostrado
que las especies reactivas del oxígeno actúan como moléculas de señalización para la rápida filtración de las
respuestas de excitación sincronizados (Aon y Cortassa 2006, Aon et al., 2006 , 2007). La importancia fisiológica
de estos procesos en los miocitos ventriculares es de importancia tan profunda, que es un “estado crítico”
mitocondrial que determina si las células permanecen viables (O'Rourke et al., 2005). En la levadura

Candida utilis técnicas similares se han utilizado para determinar el estrés oxidativo inducido por el alcohol
alílico o disulfuro de dialilo: ambas especies reactivas del oxígeno y la depleción de glutatión se midieron junto
y simultáneamente con ρΨ m y NAD (P) H estado redox (Lemar et al., 2005, 2007). fluoróforos similares
(carboximetil-dichlorodihydrofluorescein) y monochlorobimane han sido utilizados respectivamente para
supervisar oscilatorio generación de especies de oxígeno reactivo y glutatión en S. cerevisiae ( Fig. 3.7, KM
Lemar y MA Aon, 2006 resultados no publicados). Si estas oscilaciones ( τ acerca de

Fig. 3.7 Imágenes de levaduras obtenidos usando 2-fotón microscopía de escaneo láser. ( una) Autofluorescencia de NADH. Las
sondas fluorescentes utilizados fueron: ( segundo) éster etílico de tetrametilrodamina (potencial de membrana mitocondrial interna), ( do)
clorometil-dichlorohydrofluorescein (especies reactivas de oxígeno), ( re) monochlorobimane (glutatión), ( mi) Transmitida imagen de luz
usando Nomarski óptica de interferencia diferencial (Katey M. Lemar y Miguel A. Aon, no publicado 2006)
98 CP Kyriacou

demostrado en orgánulos aisladas de músculo cardíaco y otros tejidos (Mustafa y col, 1966;.. Packer et al,
1966) y (Gooch y Packer, 1971, 1974) son también responsables de en vivo oscilaciones respiratorias
mitocondriales en la levadura.

3.4 Conclusiones

En cultivos de hepatocitos ritmos circahoralian de la síntesis de proteínas inducen un ritmo común en toda la
población (espontáneo auto-sincronía) por un proceso de comunicación directa célula-célula. Los
experimentos demuestran claramente que celular co-operación implica gangliósidos y / o catecolaminas en
una parte importante de todos los individuos, ya que después de la activación inicial, la periodicidad es
retenido durante algún tiempo. Así, una coordinación mediada medio que suplementa en vivo influencias
nervioso y hormonal es fisiológicamente efectuarse por componentes del suero de la sangre. Agonista y
antagonista administración indica la vía: señalización de gangliósidos o otros agonistas de calcio → eflujo de
Ca 2+ de los almacenes intracelulares y la elevación de Ca 2+ citosol → la activación de la proteína quinasa → la
fosforilación de proteínas → sincronización de oscilaciones individuales en las tasas de síntesis de proteínas →

inducción de un ritmo común en toda la población.


Recientemente, incluso más amplias implicaciones para la comunicación directa célula-célula se han descubierto

extendiendo sus funciones como factor determinante de la muerte celular. Por lo tanto la proteína quinasa C que juega un

papel clave en la celda autoorganización (Brodsky et al., 2007) puede ser un componente importante de la señalización del

receptor de muerte (Harper et al., 2003). La activación de PKC objetivos muerte de señalización de la formación del complejo

conduce a la inhibición de la apoptosis en células HeLa debido a receptor disminuyó procesamiento Capase-8 y la activación

incompleta de la caspasa-3. La interrupción de los contactos entre las células epiteliales a lo largo con dañados resultados de

la membrana basal en la apoptosis (Fouquet et al., 2004). E-cadherina, una proteína clave de la adhesión celular, la

apoptosis puede controlar también. Por otro lado, los contactos célula-célula entre los fibroblastos, es decir, en el caso de

anormalidad de los contactos directos, desencadenar necrosis programada (Bizik et al, 2004;.. Siren et al, 2006). (. Brodsky et

al, 2000), gangliósidos importantes factores de señal de celular auto-organización puede implicar la muerte celular también

(Bektas y Spiegel, 2004; Segnui et al., 2006).

Por lo tanto la auto-organización genera como salida coherente de múltiples funciones de reloj
guiado y sincronizado ultradian (Murray y Lloyd, 2006; Lloyd y Murray, 2007) y se transmite hasta el
heterarquía temporal de las interacciones de las células individuales a través de la estructura
organizada de tejidos y órganos es esencial para el funcionamiento armónico de todo el organismo.
Además de las hormonas externas y controles neuronales, todas las células de una población pueden
producir y liberar algunas moléculas de señal que se transfieren entre las células a fin de coordinar
ciertas funciones. Esta “tercera vía” de organización funcional puede haber sido el primero haber
surgido en la evolución (Fig. 3.8).

Vemos fuertes signos de esto en experimentos con levadura; que la generación espontánea de la coordinación
análoga no es sorprendente, porque nuestro concepto de S. cerevisiae
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 99

1. no interactúan células individuales u organismos


unicelulares (unicelulares)
2. 3. 4.
sincronía mitocondrial intracelular en un “marcapasos” célula (organismo)

tejido
Orden superior biopelícula Intercelular
Organismo Organo
organización Interacciones
espacio-temporal sociales

Otros tipos de células

6. organismo multicelular, fuerte 5. conversaciones célula-célula, la


interacción célula-célula comunicación mutua

Fig. 3.8 La evolución de los organismos multicelulares ha utilizado ritmos ultradian tanto para la coherencia intracelular y la
señalización intercelular; esto ha llevado a la sincronización, las interacciones sociales y el desarrollo de los tejidos y órganos que
conducen a mayores niveles de complejidad en metazoos y las plantas (Ilustración de la doctora Victoria Grey)

como un organismo unicelular típico sugeriría independencia y autonomía en cada una de las células dentro
de una población.
Sin embargo, el descubrimiento de que las células de levadura se pueden comunicar uno con el otro se
remonta a 1969 cuando este fue propuesto por primera vez por Pye (1969) y exploró adicionalmente por Ghosh
et al. (1971) y por Aon et al. (1992) en una búsqueda para el sincronizador extracelular del oscilador glicolítica.
se produce Se propuso el mecanismo por el que la comunicación entre organismo involucrar acetaldehído
posiblemente junto con otros,, rápidamente difusora, de bajo peso molecular, productos de fermentación
adecuadamente volátiles no identificados. Ca extracelular 2+ También juega un papel (Aldridge, 1976). La
confirmación de la importancia de acetaldehído como un mensajero de sincronización en una escala de tiempo
más largo ha llegado con la construcción de una curva de respuesta de fase mediante la adición de pulsos de
este compuesto a levaduras aeróbicas continuamente cultivadas (Murray et al., 2003) en diferentes momentos
de el min ultradian circa 40 impulsado ciclo respiratorio reloj. Una sustancia segundo mensajero, sulfuro de
hidrógeno, que comparte con acetaldehído otra propiedad, su facilidad de pérdida por oxidación adicional,
también está implicada en la capacidad de auto-sincronización de S. cerevisiae ( Sohn et al., 2001). Estas
propiedades han sido fundamentales en la elucidación de la “paisaje temporal” de crecimiento de la levadura
(Lloyd y Murray, 2006) que encuentra extensas homologías en otros metabólico eucariota y control
transcripcional
100 VY Brodsky, D. Lloyd

sistemas (Klevecz et al., 2004) y la coherencia del procesamiento paralelo multilayering, y la convergencia
de la energía y los flujos de información de los sistemas vivos.
Aunque todavía no hemos investigado los mecanismos implicados en las respuestas oscilatorias observados
en este trabajo, hemos establecido una serie de principios que indican claramente que las actividades comunes de
los individuos en una población de levaduras son comunes. Estos organismos interactúan y se comunican a tal
punto que se convierte en claro que considera a esta especie como unicelular es demasiado simplista (Dickinson,
2005). En sus hábitats naturales (Rose y Harrison, 1999) S. cerevisiae vidas unidos a varios sustratos en agregados,
flóculos o películas (Reynolds y Fink, 2001), casi invariablemente en asociación con otros microorganismos
(bacterias, otras levaduras y especies de hongos, protozoos y algas): o en las superficies de, o dentro de las
plantas o animales. Sus interacciones sociales (Ohkuni et al., 1998) aún no se han investigado más a fondo.

Expresiones de gratitud Vsevolod Brodsky agradece a sus colegas del Instituto para la discusión muy valiosa y al Fondo
de Rusia para apoyar la investigación básica. David Lloyd reconoce espléndida colaboración con los miembros de la
Cardiobiology Molecular Group (MA Aon, S y B Cortassa O'Rourke) y Katey Lemar de la Universidad Johns Hopkins con 2
fotones microscopía de escaneo láser, AJ Hayes (Cardiff Biosciences) para imágenes confocal y Victoria gris para la Fig.
3.8.

referencias

Aldridge J (1976) de corto alcance la comunicación intercelular, las oscilaciones bioquímicos y circadiano
ritmos. En: Manual de Ingeniería en Medicina y Biología (Fleming DG, Ternberg BN, eds) CRC, Cleveland OH, pp
55-147
Aon MA, Cortassa S (2006) Dinámica metabólicos en las células vistos como de varias capas, distri-
buido, redes de energía en la información de masas. En: Enciclopedia de Genética, Genomics, Protemics y
Bioinformática, biología de sistemas, Vol. 6 (Dunn MIS et al., Eds) Wiley Interscience, Nueva York

Aon MA, Cortassa S, Westerhoff HV, Van Dam K (1992) Sincronía y la estimulación mutua de
células de levadura durante oscilaciones rápidas glucolíticas. J Gen Microbiol 138: 2219-2227 Aon MA, Cortassa S,
Lloyd D (2000) dinámica caótica y espacio fractal en bioquímica:
simplicidad subyace complejidad. Cell Biol Int 24: 581-587
Aon MA, Cortassa S, Marbán E, O'Rourke B (2003) Sincronizado oscilaciones de células enteras en
metabolismo mitocondrial provocada por una liberación local de especies reactivas del oxígeno en los miocitos cardíacos. J Biol Chem
278: 44.735 hasta 44.744
Aon MA, Cortassa SC, O'Rourke B (2006) La organización fundamental de la mitocondria cardiaca
como una red de osciladores acoplados. Biophys J 91: 4.317-4.327
Aon MA, Cortassa S, Lemar KM, Hayes AJ, Lloyd D (2007) Individual y población de células respiratoria
oscilaciones en la levadura: un láser de barrido estudio de 2 fotones microscopía. FEBS Lett 581: 8-14 Barford D (1999) Los estudios
estructurales de la fosforilación de proteínas reversible y fosfatasa de proteínas
phatases. Biochem Soc Trans 27: 751-766
Barnsley MF, Massopust P, Strickland H, Sloan AD (1987) de modelado del fractal de las estructuras biológicas.
Ann NY Acad Sci 504: 179-194
Bashford CL, Chance B, Lloyd D, Poole RK (1980) Las oscilaciones de los estados redox en síncrono
culturas de castellanii Acanthamoeba y Schizosaccharomynces pombe. J Biophys 29: 1-11 Bektas M, Spiegel S (2004)
Glicoesfingolípidos y muerte celular. Glycoconj J 20: 39-47 Bennett M, Schatz MF, Rockwood H, Wisenfeld K (2002) los
relojes de Huygens. Proc Roy Soc Un
458: 563-579
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 101

Berridge MJ (1990) oscilaciones de calcio. J Biol Chem 265: 9.583-9.586 Berridge MJ (1993) Inositol trifosfato y la
señalización del calcio. Nature 361: 315-325 Berridge MJ, Galione A (1988) citosólicos osciladores de calcio. FASEB J 2:
3074-3082 Bergelson LD (1995) gangliósidos en suero como inmunomoduladores endógenos. Immunol Today

16: 483-486
Bizik J, Kanhuri E, Ristimaki A, Taieb A, Vaatalo H, Lubitz W, Vaheri A con- (2004) de las células de la célula
tactos desencadenan necrosis programada e inducen la ciclooxigenasa-2 expresión. Cell Death Differ 11 (2): 183-195

Brodsky VY (1960) Estudios cuantitativos de ARN y proteínas en las células ganglionares de la retina. en primera
Conferencia sobre Citoquímica, Moscú, pp 7-9
Brodsky VY (1975) Protein ritmo de síntesis. J Theoret Biol 55: 397-407
Brodsky VY (1992) Ritmo de la síntesis de proteínas y otras oscilaciones circahoralian. Lo posible
la participación de los fractales. En: ritmos ultradianos en los procesos vitales (Lloyd D, EL Rossi, eds) Springer, Londres, pp
23-40
Brodsky VY (2006) directa de células-cellcommunication: un nuevo enfoque derivado de los datos recientes sobre la
La naturaleza y la auto-organización de ultradian (ritmos circahoralian intracelulares Biol Rev Camb Philos Soc. 81:
143-162
Brodsky VY, Dubovaja TK, Nechaeva NV, Fateeva VI, Novikova TE, Gvasava IG (1995) Protein
ritmo de síntesis en el hígado de rata denervado. Izv Akad Nauk Ser Biol 2: 133-137 Brodsky VY, Nechaeva NV,
Zvezdina ND, Novikova TE, Gvasava IG, Fateeva VI, Prokazova NV,
Golovanova NK (2000) gangliósido mediada sincronización metabólica de la actividad de síntesis de proteínas en
hepatocyces cultivadas. Cell Biol Int 24: 211-222
Brodsky VY, Zvezdina ND, Nechaeva NV, Avdonin PV, Novgikova Te, Gvasava IG, Fateeva VI,
Malchenko LA (2003a) iones de calcio como un factor de cooperación célula-célula en cultivos de hepatocitos. Cell Biol Int 27:
965-976
Brodsky VY, Zvezdina ND, Nechaeva NV, Novikova TE, Gvasava IG, Fateeva VI, Gracheva HV
(2003b) Pérdida de la actividad cooperativa de hepatocitos después de la inhibición de la síntesis de gangliósidos y vertimiento. Cell
Biol Int 27: 935-942
Brodsky VY, Nechaeva NV, Zvezdina ND, Novikova TE, Gvasava IG, Fateeva VI, Malchenko LA
(2004) Small actividad cooperativa de hepatocitos de rata de edad puede depender de la composición del medio intercelular.
Cell Biol Int 28: 311-316
Brodsky VY, Zvezdina ND, Nechaeva NV, Novikova TE, Gvasava IG, Fateeva VI, Malchenko
LA (2005) de señal individual a corto plazo que mejora la actividad cooperativa de los viejos hepatocitos de rata actúa durante
varios días. Cell Biol Int 29: 971-975
Brodsky VY, Zvezdina ND, Fateeva VI, Malchenko LA (2007) La participación de proteínas quinasas en
auto-organización del ritmo de la síntesis de proteínas por la comunicación directa célula-célula. Cell Biol Int 31: 65-73

Buck J (1988) Parpadeo rítmico síncrono de luciérnagas. Quart Rev Biol 63: 265-289 Buznikov GA (1990) Los neurotransmisores
en la embriogénesis. Harwood, Nueva York / Londres Carafoli E (2002) La señalización del calcio: un destino para todas las
estaciones. Proc Natl Acad Sci EE.UU.
99: 1169-1179
Posibilidad B, Williamson G, Lee IY, Mela L, DeVault D, Ghoash A, Pye EK (1973) Synelvonization
Pnenomena en oscilaciones de células de levadura y se aislaron mitocondrias. Académica, Nueva York Cortassa A, Aon
MA, Winslow RL, O'Rourke B (2004) Un oscilador mitocondrial dependiente
especies de oxígeno reactivas. Biophys J 87: 2060-2073
Dickinson JR (2005) ¿Son las levaduras de vida libre eucariotas unicelulares? Lett Appl Microbiol
41: 445-447
Evans WH, DeVuyst E, Leybaert L (2006) El pasante celular brecha de la salida: nemichannels Connexin
entrar en el centro de atención de señalización. Biochem J 397: 1-14

Foquet S, Lugo Martínez-VN, Faussat AM, Renaud M, Cardot P (2004) La pérdida temprana de E-cadherina
de los contactos célula-célula está implicada en la aparición de Anoikis en los enterocitos. J Biol Chem 279: 43061 a 43069

Frame MK, DeFreijter AW (1997) Propagación inducida mecánicamente ondas de calcio intercelular
a través de brecha de la salida y los receptores de ATP en las células de hígado de rata. Exp Cell Res 230: 197-207
102 VY Brodsky, D. Lloyd

Freestone PPE, Haigh RD, Lyte M (2007) Especificidad del crecimiento inducida por catecolaminas en
Escherichia coli, Salmonella enterica y enterocolitica Versinia. Microbiol Lett 269: 221-228

Gelfand IM, Tsetlin ML (1960) modelos continuos sistemas de control. Dok Akad Nauk 131: 1242
(en ruso)
Ghosh A, Chance B (1964) Oscilaciones de intermedios glicolíticos en células de levadura. Biochem
Biophys Res Commun 16: 174-181
Ghosh AK, Chance B, Pye EK (1971) de acoplamiento metabólico y la sincronización de las oscilaciones de NADH
en las poblaciones de células de levadura. Arco Biochem Biophys 145: 319-331

Gilbert DA, Visser G, Ferreira GMN, Hammond KD (2000) caos transitoria en intracelular
dinámica. Biol Int 24: 589-591
Vidrio L, Mackey MC (1988) a partir de relojes de caos: El ritmo de la vida. Universidad de Princeton
Press, Princeton NJ
Goldberger AL, West B (1987) Caos en Patología. En: Caos en sistemas biológicos (Degn H,
Holden AV, Olsen LF, eds) Plenum, Nueva York, pp 1-5
Gooch VD, Packer L (1971) de control de nucleótido de adenina de las oscilaciones mitocondrial del corazón.
Biochim Biophys Acta 245: 17-20
Gooch VD, Packer L (1974) sistemas de oscilación en las mitocondrias. Biochim Biophys Acta
346: 245-260
Gueron S, Levit-Gurevich K (1998) Cálculo de las fuerzas internas en cilios: aplicación a cili-
movimiento ary, los efectos de la viscosidad y cilios interacciones. Biophys J 74: 1658-1676 Harper N, Hughes MA, Farrow SN,
Cohen GM, MacFarlane M (2003) La proteína quinasa C modularización
lates de necrosis tumoral relacionado con el factor inductor de apoptosis apoptosis inducida por ligando por la orientación de los
acontecimientos apicales de señalización del receptor de muerte. J Biol Chem 278: 4.438-4.497 Hastings JW, Greenberg EP (1999) La detección
de quórum: la explicación de un fenómeno curioso
revela una característica común de las bacterias. J Bacteriol 181: 2667-2668 Isakson BE, Seedort GJ, Libman RL,
Evans WH, Boitano S (2003) la comunicación celular en
culturas heterocelulares de las células epiteliales alveolares. Am J Respir Cell Mol Biol 29: 552-561 Jensen EW, Eldrup E,
Kelbaek H, Nielsen SL, Christensen NJ (1993) noradrenalina en plasma venoso
línea aumenta con la edad: correlación con el volumen de sangre total y hábitos a largo plazo de fumar. Clin Phys 13: 99-109

Josephson BD (1962) Posibles nuevos efectos en un túnel superconductor. Phys Lett 1: 251-253 Josephson BD (1974) El
descubrimiento de supercorrientes túneles. Ciencia 184: 527-530 Keulers M, Kuriyama H (1998) influencia acetaldehído en
oscilación metabólica de Saccharomyces
cerevisiae. En: Tratamiento de la Información en células y tejidos. Plenum, Nueva York Keulers M, Satroutdinov AD,
Suzuki T, H Kuriyama (1996) affector sincronización de autó-
mous oscilación sostenida-corto período de Saccharomyces cerevisiae. Levadura 12: 673-682 Klarreich E (2002)
relojes de Huygens revisitados. Am Sci 90: 322-323
Klevecz RR, Bolen J, Forrest G, Murray DB (2004) una oscilación del genoma en la transcripción
la replicación del ADN puertas y el ciclo celular. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 101: 1200-1205 Kwak WJ, Kwon GS, Jin I,
Kuriyama H, Sohn HY (2003) Implicación del estrés oxidativo en
la regulación de H 2 producción S durante la oscilación metabólica ultradian de Saccharomyces cerevisiae. FEBS
Microbiol Lett 219: 99-104
Lee MW, Rees P, Shore KA, Ortin S, Pesquera L, Valle A (2005) caracterización dinámica de una
diodo láser sujetas a confirmación óptica doble para comunicaciones caóticas. IEEC Proc Optoelect 152: 97-102

Lemar KM, Passa O, Aon MA, Cortassa S, Müller CT, Plummer S, O'Rourke B, Lloyd D (2005)
El alcohol alílico y el ajo ( sativum alium) extracto de producir estrés oxidativo en Candida albicans.
Microbiología 151: 3257-3265
Lemar KM, Aon MA, Cortassa S, O'Rourke B, Plummer S, Müller CT, Lloyd D (2007)
Diallyldisulphide agota en glutatión Candida albicans: el estrés oxidativo muerte celular mediada estudiada por microscopía de
dos fotones de levadura 24: 698-706
Lloyd D (1992) Intracelular tiempo de mantenimiento: oscilaciones epigenéticos revelan las funciones de un ultra-
dian reloj. En: ritmos ultradianos en los procesos vitales (Lloyd D, EL Rossi, eds) Springer, Londres, pp 5-22
3 Auto-Organizado intracelular Ultradiana Ritmos 103

Lloyd D (2005) La dinámica de sistemas de biología. J Appl Biomed 3: 1-12


Lloyd AL, Lloyd D (1993) Hipótesis: el oscilador central del reloj circadiano es un controlada
atractor caótico. Applied 29: 77-85
Lloyd AL, Lloyd D (1995) Caos: su significado y la detección de la biología. Biol Res Ritmo
26: 233-252
Lloyd AL, RM mayo ciclos (1999) sincronicidad, el caos y la población: coherencia espacial en una
mundo incierto. Tendencias Ecol Evol 14: 417-418
Lloyd D, Murray DB (2005) Ultradiana metrónomo: cronometrador para la orquestación de cohe- celular
cia. Trends Biochem Sci 30: 373-377
Lloyd D, Murray DB (2006) La arquitectura temporal del crecimiento eucariota. FEBS Lett
580: 2830-2835
Lloyd D, Murray DB (2007) Redox ritmicidad: relojes en el núcleo de la coherencia temporal.
BioEssays 29: 1-9
Lloyd D, Salgado LE, Turner MP, Suller MT, Murray D (2002a) Ciclos de Ener- mitocondrial
gization impulsado por el reloj ultradian en un cultivo continuo de Saccharomyces cerevisiae.
Microbiología 148: 3715-3724
Lloyd D, Lemar KM, Salgado LEJ, Gould TM, Murray DB (2003) oscilaciones respiratorias en
levadura: especies reactivas del oxígeno mitocondrial, apoptosis y hora: una hipótesis. FEMS levadura Res 3: 333-339

Lloyd D, Salgado LEJ, Turner MP, Suller MT, Murray D (2002) oscilaciones respiratorias en la levadura:
reloj impulsado ciclos mitocondriales de energización. FEBS Lett 519: 41-44 Lyte M, Ernst S (1992) del crecimiento
inducida catecolamina de bacterias gram negativas. Life Sci
50: 203-212
Puede RM, Lloyd AL (2001) dinámica de la infección en las redes libres de escala. Phys Rev E Stat Nonlin
Soft Matter Phys 64: 066 112
Michaels DC, Matyas EP, Jalife J (1987) Mecanismos de sincronización marcapasos sinoatrial: una
nueva hipótesis. Circ Res 61: 704-714
Morin LP (2007) organización SCN reconsiderada. J Biol Rhythms 22: 3-13 Murray DB (2004) sobre la organización
temporal de Saccharomyces cerevisiae. Curr Genom
5: 665-671
Murray DB, Lloyd D (2006) Un atractor sintonizable subyace en la dinámica respiratoria de levadura. Biosyctems,
doi: 10.1016 / j.biosystems.2006.09.032
Murray DB, Roller S, Kuriyama H, Lloyd D (2001) de control de reloj de oscilaciones respiratoria ultradian
ciones encontró durante el cultivo continuo de levadura. J Bacteriol 183: 7.253 a 7259 Murray DB, Klevecz RR, Lloyd D
(2003) Generación y mantenimiento de sincronía en
Saccharomyces cerevisiae cultivo continuo. Exp Cell Res 287: 10-15
Mustafa MG, Utsumi K, Packer L (1966) amortiguado de control de oscilación de la respiración mitocondrial
y el volumen. Biochem Biophys Res Commun 24: 381-385
Nealson KH, Hastings JW (2006) de percepción de quórum en una escala mundial un número masivo de biolumi-
bacterias NESCent hacen mares lechosas. Appl Environ Microbiol 72: 2295-2297 Oleskin AV, Kirovskaya TA, Botvinko IV, Lysak
LV (1998) la acción de la serotonina en el crecimiento y dife-
dife- de microorganismos. Rus J Microbiol 67: 305-312 (en ruso) Onkuni K, Hayashi M, Yamashita I (1998)
Bicarbonato mediada esti- comunicación social
lates meiosis y esporulación de Saccharomyces cerevisiae. Yeast 14: 623-631 O'Rourke B, Cortassa S, Aon MA
(2005) los canales iónicos mitocondrial: guardianes de vida y
muerte. Fisiología (Bethesda) 20: 303-315
Packer L, Utsumi R, Mustafa MG (1966) estados oscilatorios de las mitocondrias. oscilatoria amortiguada
el control de la respiración mitocondrial y el volumen. Biochem Biophys Res Commun 24: 381-385

Parekh AB, Putney JW (2005) los canales de calcio-Store operada. Physiol Rev 85: 757-810 Pavlidis T (1973)
Osciladores Biológica. Su análisis matemático. Académica, Nueva York Pikovsky A, M Rosenblum, Kurths J (2002)
Sincronización: un concepto universal en no lineal
Ciencia. Cambridge University Press, Cambridge
Prozorovskaya MP (1983) los cambios relacionados con la edad de la adrenalina y la noradrenalina en los tejidos de ratas.

Physiol J URSS 69: 1244-1246 (en ruso)


104 VY Brodsky, D. Lloyd

Pye EK (1969) los mecanismos bioquímicos subyacentes a las oscilaciones metabólicos en levadura. Can J Bot
47: 271-276
Pyragas K (2006) Retardo de control de retroalimentación del caos. Phil Trans Roy Soc A 364: 2309-2334 Reynolds TB, Fink GR (2001)
levadura de panadero, un modelo para la formación de biopelículas fúngicas. Ciencia
291: 878-881
Romanovsky YM, Chernavsky DS (1972) sincronización mutua de muchos sis- auto-oscilantes
tems contactados a través de difusión. Tesis de 1V Congreso Biofísica Moscú pp 51 (en ruso)

Rose AH, Harrison JS (eds) (1999) Las levaduras, Academic, Londres


Roussel MR, Lloyd D (2007) Observación de un atractor caótico por metabólica multioscillatory
monitoreo en tiempo real de un cultivo continuo de levadura. FEBS J 274: 1011-1018 Satroutdinov DV, Kuriyama H,
Kobayashi H (1992) metabolismo oscilatorio de Saccharomyces
cerevisiae en cultivo continuo. FEMS Microbiol Lett 98: 261-268
Segnui B, Andrieu-Abadie N, Jaffrezou JP, Benoist H, Levade T (2006) Los esfingolípidos como modula-
tores de muerte de células cancerosas: potenciales dianas terapéuticas. Biochem Biophys Acta 1758 (12): 2104-2120

Siren V, Salmenpera P, Kanhuri E, Bizik J, Sorsa T, Tervahartiala T, Vaheri A (2006) de célula directa
contactos celulares entre los fibroblastos dérmicos humanos inducen una nueva forma de activación de las células conduce a programado no
apoptótico de muerte celular. Ann Med 38: 212-220
Skinner YE, Goldberger AL, Meyer-G Kress, Ideker RF (1990) Caos en el corazón: implicaciones
para la cardiología clínica. Biotechnol 8: 1018-1024 Sohn H, Kuriyama H oscilación metabólico (2001) Ultradian de Saccharomyces
cerevisiae durante
aeróbico cultivo continuo: sulfuro de hidrógeno, un sincronizador de la población, es producida por la reductasa de sulfito.
Levadura 18: 125-135
Sohn HY, Murray DB, Kuriyama H (2000) de oscilación Ultradian de Saccharomyces cerevisiae
durante el cultivo continuo aeróbico: sulfuro de hidrógeno media la sincronía población. Levadura 16: 1185-1190

Sohn HY, Kum EJ, Kwon GS, Jin I, Kuriyama H (2005a) Reglamento de encanto ramificada y
metabolismo de los aminoácidos por el glutatión durante la oscilación metabólica ultradian de que contiene azufre Saccharomyces
cerevisiae. J Microbiol 43: 375-380
Sohn HY, Kum EJ, Kwon GS, Jin I, CA Adams, Kuriyama H (2005b) GLR1 juega un elemento esencial
papel en la dinámica homeo de glutatión y la regulación del H 2 producción S durante la oscilación respiratoria de Saccharomyces
cerevisiae. Biosci Biotechnol Biochem 69: 2450-2454

SH Strogatz (2000) De Kuramoto Crawford: explorando el inicio del caos en las poblaciones de
osciladores acoplados. Physica D 143: 1-20
Strogatz S (2003) de sincronización: La Ciencia Emergente de orden espontáneo. Hyperion, Nueva York Walters M, V Sperandio
(2006) autoinductor 3 y epinefrina de señalización en la cinética de locus
de la expresión génica de los enterocitos en enterohemorrágica Escherichia coli. Infect Immun 74: 5.445-5455

Wheatley D (2000) ultradianos ritmos en las células: preguntas acerca de su existencia e importancia.
Cell Biol Int 24: 495-498
Wiley DA, Strogatz SH, Girvan M (2006) El tamaño de la cuenca sincronía. Caos 16: 05103 Winfree AT (2001) La geometría de
tiempo biológico. Springer, Nueva York Woods, NM, Cuthbertson KSR, PH Cobbold (1986) se eleva repetitivos en el calcio
libre citoplasmático
en los hepatocitos de la hormona estimulada. Nature 319: 600-602
Wuhl E, Hadstein C, Mehls O, Schaefer F (2005) Ultradian pero no la presión arterial circadiano
ritmos correlacionan con disfunción renal en niños con insuficiencia renal crónica. J Am Soc Nephrol 16: 746-754
Wurster B (1976) Oscilaciones en discoideum Dictystelian. Naturaleza 260: 703-704
Capítulo 4
Dinámica de fosforilación en células de mamífero

DA Gilbert 1 y KD Hammond 2

Resumen Las células vivas son auto-dinámico debido a los sistemas de control que operan en su
modo periódico. Ellos comprenden diversas redes de regulación y por tanto son multioscillators
que cubren una amplia gama de características. reacciones de fosforilación están involucrados en
prácticamente todos los aspectos de la función celular. A continuación, describimos una serie de
nuestros estudios sobre la ATP y la fosforilación de proteínas con el fin de resaltar ciertas
características de la dinámica ultradian no reconocidos ni apreciados. Nuestro trabajo en este
campo solo es compatible con el concepto multi-oscilador de la célula viva y confirma sus
complejidades no menos importante con respecto a la importancia de oganisation temporal de los
procesos dinámicos. Los hallazgos apoyan la idea de que la regulación de la función celular,

palabras clave Oscilaciones, la dinámica celular, ATP, la fosforilación, la diferenciación

La célula viva es, ciertamente, dinámico, el comportamiento


de manera muy errática. ¿Por qué es tan cierto que todos,
pero algunos se obstina en hablar estática?

4.1 Para empezar ...

La naturaleza de la vida determina todo lo que sucede en biología sin embargo, está muy rara vez tenida en
cuenta a la hora de intentar entender los fenómenos biológicos (Gilbert y Lloyd, 2000). El atributo principal de la
vida es el comportamiento de auto-dinámico y que

1 113 Dellow Cerrar, Ilford, Essex IG2 7ED, Reino Unido Correo

electrónico: dgilbert92@googlemail.com

2 Departamento de Medicina Molecular y Hematología de la Universidad de la Escuela de Medicina de Witwatersrand,


York Road, Parktown, Johannesburg 2193, Sudáfrica e-mail: kate.hammond@wits.ac.za

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 105


© Springer Science + Business Media BV 2008
106 DA Gilbert, KD Hammond

es también la forma en que decidimos su existencia. De suma importancia para esta función son los sistemas de control,
que, paradójicamente, pueden favorecer tanto la constancia de la composición y también dar lugar a comportamientos de
auto-dinámica (por ejemplo, Gilbert, 1968). propiedades celulares, la función y el comportamiento de este modo dependen
de los aspectos cuantitativos de los sistemas de control celulares y por lo tanto la organización de los procesos en el
tiempo, no menos importante su coordinación (Gilbert, 1968, 1969, 1974b, 1984). Pero los principios de análisis
dimensional (por ejemplo Segel, 1980) muestran claramente que sólo podemos explicar las características cuantitativas y
temporales en términos de factores que, explícita o implícitamente, han masa y tiempo incorporados en ellos. Esto implica
una dependencia total de procesos celulares en las velocidades de reacción, no la estructura del gen. Aquí nos limitamos
a centrar la atención sobre la existencia de un comportamiento oscilatorio en varios sistemas celulares asociados con la
fosforilación. Sin embargo, se destaca que la existencia y características de periodicidades se rigen íntegramente por el conjuntos
de las velocidades de reacción en cuestión. Por lo tanto, aunque no se menciona específicamente a este último, nosotros
reconocemos y implicamos su significado total.

Desde la predicción de la participación celular de los procesos de fosforilación en estudios teóricos sobre la
naturaleza del ciclo celular y el cáncer (Gilbert, 1974a; cf. también MacKinnon y Gilbert, 1992), hemos estado
haciendo observaciones experimentales sobre la dinámica de tales reacciones. In vitro estudios sobre la mitosis por
otros han confirmado que varios componentes fosforilados son de hecho tan involucrados (por ejemplo Kirschner,
1992), sino que se han centrado en las reacciones no directamente relacionados con la mitosis y resumen de
algunos estudios aquí, con el fin de subrayar la complejidad de los procesos celulares en el tiempo. Comenzamos
con algunas de las cuestiones más simples ''.

Los enfoques convencionales a teléfonos bioquímica han indicado la importancia de coenzimas y cofactores
para funcionar, propiedades y comportamiento. Esto implica una dependencia no sólo en los niveles de estos
compuestos, sino también en la forma en que cambian con el tiempo. A su vez, aquellos aspectos reflejan la síntesis
y degradación (utilización) e inter-conversión. Todavía hay un enfoque en detrimento de la atención en las funciones
de los genes, pero aparte de otros aspectos, las explicaciones para problemas dinámicos no puede venir sólo de la
identificación de compuestos que participan ni es adecuada para interpretar todo en términos de constituyentes
individuales cuando la vida depende de los sistemas de los componentes. Coenzimas y cofactores son dominantes
en la función y el comportamiento durante al menos dos razones celular; en primer lugar, que están involucrados en
una amplia gama de reacciones (lo que les da la capacidad de coordinar procesos) y en segundo lugar, aquellas
propiedades dan lugar a las dependencias en bucle que proporcionan acción de control. Sin los conjuntos cíclicos de
reacciones, sólo pueden actuar como reguladores. Algunos problemas asociados con tales estudios han sido
considerados por Gilbert y Ferreira (2000).

4.2 ATP y aspectos relacionados

Comenzamos considerando un compuesto fosforilado especial de este tipo. El ATP es un componente que es
necesario para muchas de las reacciones de interés y que menciona brevemente algunos de nuestros hallazgos
debido a esto una amplia repercusión. Como se mencionó
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 107

anteriormente, por implicación también estamos preocupados con las reacciones que participan en su síntesis, la
degradación y la inter-conversión con ADP; uno puede esperar que esté involucrado en varios sistemas de control
distintos. Por lo tanto, ampliamos brevemente nuestra competencia ligeramente para incluir algunos comentarios sobre la
glucólisis y la función mitocondrial a pesar de que estos temas solo merecen un capítulo entero y, sin duda, va a recibir la
atención en este volumen en otro lugar. Las consideraciones anteriores también proporcionan razones para esperar
cambios oscilatorios en el nivel de este componente, ATP, y así es el caso. De hecho, varios autores han informado de
variaciones periódicas por lo que nos centramos en el aspecto complejidad no, creemos que, hasta ahora considerado por
los demás, aunque sugerida por las formas de onda complejas.

4.2.1 ATP

Figura 4.1A y B muestran periodograma Enright análisis de las oscilaciones de ATP observados en las células
L y en células eritroleucémicas murina (MEL), respectivamente. De acuerdo con Gilbert y Lloyd (2000), estos
diagramas solo añaden más peso a la vista

Fig. 4.1 ATP está involucrado en muchas reacciones celulares y es razonable esperar que muchas de ellas para formar partes de los
sistemas de control distintos que pueden oscilar de una manera relativamente independiente. Siendo esto así, el nivel de ATP en una
célula reflejaría la suma de varios ritmos. Como puede verse en estas periodogramas Enright, análisis de series de tiempo de las
fluctuaciones en dos líneas celulares de ratón, células L (Fig. 4.1A) y células MEL (Fig. 4.1B), apoyan este argumento. Resultados
comparables También se han obtenido usando una línea celular de riñón de hámster
108 DA Gilbert, KD Hammond

que las células son múltiples osciladores. Cada diagrama indica la existencia en los datos de varios ritmos de
diferentes períodos (frecuencias) que contribuyen a la variación total en el nivel de ATP en las células indicadas -
y presumiblemente todas las células (que hemos observado resultados similares con células HAK). Las bandas
distintas de diferentes períodos sugieren fuertemente la participación de los diversos procesos metabólicos
aunque, debido a la naturaleza de los procesos rítmicos, no se puede descartar por completo las contribuciones
de los armónicos o la dinámica morfológica (Visser et al., 1990). Sin embargo, hay un factor adicional que no
puede ser desestimada, a saber, que se trata de la suma de los cambios en las subpoblaciones de células que
exhiben distintos períodos de oscilación, tal como se detecta en los estudios sobre periodicidades morfológicas
(Visser et al.,

1990). No observadas en estos ejemplos particulares son derivas en los periodos de algunos ritmos (por ejemplo,
Gilbert et al., 2000), aparentemente debido al agotamiento gradual de nutrientes que también confirman argumentos
teóricos que el estado dinámico no está fijado rígidamente en características.

Aunque algunos no están directamente relacionados con los procesos de fosforilación, es pertinente mencionar
brevemente las oscilaciones asociadas con la glucólisis y la acción mitocondrial que son responsables de la
producción de ATP.

4.2.2 La glucólisis

cambios rítmicos se han observado en las actividades y los patrones de isoenzimas de un número de las
enzimas y hexoquinasa y deshidrogenasa láctica (LDH) en particular (véase Gilbert y Lloyd, 2000).
Observamos informes de que la última enzima y ciertas otras enzimas glicolíticas son fosforilados en los
sitios-tirosina específicos (Cooper et al, 1983;.. Cooper et al, 1984).

'Oscilador glicolítica' El término se refiere generalmente a cambios periódicos generados por la fosfofructoquinasa (PFK)

y se podría suponer que otras periodicidades de enzimas glicolíticas hemos reportados son el debido al oscilador PFK. Sin

embargo, no todos pueden ser el resultado de que la periodicidad porque existen diferencias temporales variables y distintas
entre los diferentes ritmos. Debe tenerse en cuenta que mucha discusión temprana rodeaba la posibilidad de más de un

oscilador glicolítica. Estudios sobre LDH indican que las variaciones periódicas independientes se producen en los niveles de

isoenzimas individuales (Ferreira et al., 1996b) y existe cierta evidencia de la implicación de los reguladores de la manera de

las diferencias entre las mediciones de actividad piruvato electroforéticas y extraer. Una observación controversial en nuestro

trabajo en LDH era que tanto la actividad como la cantidad de isoenzima activo oscilado en preparaciones de células y

particlefree (Ferreira et al., 1996a), como hacen los sustratos glicolíticas (ver Edmunds, 1988). Tales preparaciones no

pueden por lo tanto ser supone que tiene composición constante, ni pueden las oscilaciones primarias observadas ser

atribuido a la interacción entre citoplasma y mitocondria o a reacciones membrana plasmática. El comportamiento, sin

embargo, puede referirse a modificación covalente de la proteína enzimática por fosforilación. En otros estudios, hemos

llamado la atención sobre las consideraciones teóricas sobre la eficiencia de la oscilación de la glucólisis, particularmente en

relación con el fenómeno de envejecimiento (Gilbert, 1995). al igual que los sustratos glicolíticas (véase Edmunds, 1988).

Tales preparaciones no pueden por lo tanto ser supone que tiene composición constante, ni pueden las oscilaciones

primarias observadas ser atribuido a la interacción entre citoplasma y mitocondria o a reacciones membrana plasmática. El

comportamiento, sin embargo, puede referirse a modificación covalente de la proteína enzimática por fosforilación. En otros

estudios, hemos llamado la atención sobre las consideraciones teóricas sobre la eficiencia de la oscilación de la glucólisis,

particularmente en relación con el fenómeno de envejecimiento (Gilbert, 1995). al igual que los sustratos glicolíticas (véase Edmunds, 1988). Tale
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 109

4.2.3 Acción mitocondrial

Nuestros estudios sobre las oscilaciones en la interconversión de NAD / NADH (el estado redox del sistema), y el efecto

sobre el mismo de la insulina, se han descrito (por ejemplo, Visser et al, 1990;. Gilbert y Lloyd, 2000). Este ritmo de múltiples

frecuencias se suele atribuir principalmente al ritmo PFK. A modo de un cambio, aquí incluimos evidencia de cambios

oscilatorios en el estado redox de FAD / FADH que tentativamente puede estar asociada con reacciones mitocondriales y, por

lo tanto, la síntesis de ATP (Fig. 4.2). Este último diagrama de análisis del espectro de potencia de nuevo implica la existencia

de un número de periodos y también muestra que la oscilación FAD no se detiene rápidamente al dejar caer repentinamente

la temperatura desde 37 ° C hasta 4 ° C; de hecho la energía se ve reforzada por el tratamiento (debe señalarse que los

datos se ha mejorado para enfatizar la diferencia entre las secciones conmocionado no afectados y frías de los datos, ver

Visser et al., 1990). Resultados similares se han observado con dispersión de luz estudios morfológicos - véase, por ejemplo

Visser et al. (1990). Puede preguntarse por qué dicho tratamiento debe estimular los ritmos. En otro lugar (Gilbert y Visser,

1993), que han demostrado que la insulina estimula las vibraciones de la superficie celular y se sugirió que las acciones no

específicos de la insulina sobre el metabolismo son debido a la agitación eficaz de la capa de difusión de los alrededores. Y el

tipo de efecto FAD discutido aquí por lo tanto podría reflejar un intento general de las células para contrarrestar una caída en

la tasa metabólica mediante el aumento de la absorción de nutrientes. 1990). Resultados similares se han observado con

dispersión de luz estudios morfológicos - véase, por ejemplo Visser et al. (1990). Puede preguntarse por qué dicho

tratamiento debe estimular los ritmos. En otro lugar (Gilbert y Visser, 1993), que han demostrado que la insulina estimula las

vibraciones de la superficie celular y se sugirió que las acciones no específicos de la insulina sobre el metabolismo son

debido a la agitación eficaz de la capa de difusión de los alrededores. Y el tipo de efecto FAD discutido aquí por lo tanto podría reflejar un intento

4.2.4 phosphoamino ácido fosfatasas

Antes de la llegada de los sustratos de proteínas fosforiladas adecuados, hemos desarrollado un ensayo
espectrofotométrico para la determinación de la hidrólisis de fosfotirosina (Ferreira et al., 1996c). Figura 4.3,
muestra las oscilaciones en esta actividad en células MEL

Fig. 4.2 Hemos utilizado un método de fluorescencia diferencia (excitar las células con luz de una frecuencia y la detección de la luz emitida
en otro) para seguir los cambios en el estado redox de la FAD en las células y que aquí se muestra el efecto estimulante de un choque
repentino frío (del 37 ° C hasta 4 ° C) en el estado de oxidación en un cultivo en suspensión de células MEL mediante el análisis de espectro
de potencia de los datos. Aunque parece que una gama de oscilaciones se producen sólo después de que el cambio de temperatura, esto es
debido a que aumentar el efecto sólo por el trazado de los valores que son mayores que un umbral establecido arbitrariamente (Visser et al.,
1990). Tenga en cuenta la escala de tiempo no lineal de este método de análisis
110 DA Gilbert, KD Hammond

y el efecto sobre el mismo de la insulina mientras que el diagrama adjunto, la Fig. 4.4, también indica que
la hormona afecta el ritmo y hace evidente que esta actividad es inhibida por reducción de la temperatura.

Fig. 4.3 La actividad fosfotirosina fosfatasa (PTPasa) en células MEL se ha encontrado para oscilar y, como se ve aquí, la insulina afecta a
este ritmo como lo hace por varias oscilaciones celulares, en consonancia con los amplios efectos de la hormona sobre los procesos
celulares. No es claro, sin embargo, si este último actúa directamente sobre la periodicidad de la PTPasa oa través de otro sistema que
modula el ritmo. Las células de control se muestran en las células izquierda y tratados con insulina-a la derecha. Período (---). Amplitud
(...........)

Fig. 4.4 Aquí se puede ver que la oscilación fosfotirosina fosfatasa en células MEL se inhibe a baja temperatura. Este diagrama
sugiere un período de oscilación del orden de horas, mientras que la última cifra parece indicar un periodo de minutos. Ambos pueden
estar equivocado, pero el primero es sin duda lejos de la marca. Esto es debido al problema de aliasing y por lo tanto una dependencia
en el intervalo de muestreo
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 111

4.2.5 coordinación temporal

Una característica muy importante ignorado pero de gran importancia es la coordinación temporal de los procesos
celulares en el tiempo. La relación temporal entre dos ritmos así que estudiamos mediante el uso de parcelas plano
de fase en el que los pares correspondientes de valores de datos de interés, determinados en el mismo extracto
celular, se representan frente a la otra (Gilbert, 1969). En estos diagramas, el tiempo no aparece explícitamente,
sino como un movimiento del punto en el plano de la gráfica. En situaciones de estado estable los diversos puntos
de datos caen en líneas definidas que son positivas en la pendiente donde los dos ritmos en cuestión son en fase y
negativo en la pendiente donde están fuera de fase, suponiendo que sus períodos son los mismos. Cuando exista
una relación de tiempo intermedio, el resultado es una curva cerrada en estas condiciones. los resultados más
complejas se obtienen si los períodos difieren. En la Fig. 4,5 A y B, que damos ejemplos que muestran diferentes
phasings entre los LDH y hexoquinasa ritmos de isoenzimas en diferentes células. Para LDH hemos utilizado las
tasas hacia butirato de (B) como un sustrato y piruvato (P) para el sustrato alternativo para estimar patrón de
isoenzimas; Por otro lado, para nuestra

Fig. 4.5 Especialmente cuando las frecuencias de dos ritmos son los mismos, es posible estudiar la relación de fase entre ellos
representando los valores correspondientes, determinado en los mismos extractos, uno contra el otro. Este enfoque ha sido utilizado en
estos diagramas de trazado plano de dos fases para observar los tiempos relativos de variaciones periódicas en los patrones de
isoenzimas eficaces para la deshidrogenasa láctica (B / P) y la hexoquinasa (log / HIG) en HaK (Fig. 4,5 A) y HeLa (Fig. 4.5B) líneas
celulares. Se puede observar que en estos dos casos, los valores de los datos caen en una u otra de dos líneas rectas, pero en una de las
líneas son de pendiente positiva, mientras que de pendiente negativa en la segunda. Nuestra interpretación de este resultado es que (a) los
dos ritmos estaban en fase (pendiente positiva) en una línea celular, pero fuera de fase (pendiente negativa) en la otra y (b) de
conmutación metabólica se estaba produciendo en ambos casos que dan lugar a la pares de líneas. Así, las diferentes pendientes apoyan
la opinión de que las células pueden presentar diferentes patrones de organización temporal y que los dos periodicidades no se deben a la
misma proceso rítmico. La naturaleza altamente lineal de las líneas indica que tanto las células fueron esencialmente en un estado
estacionario (cf. Gilbert, 1974b, 1984)
112 DA Gilbert, KD Hammond

Fig. 4.6 Con estas células de hepatoma de rata, la trama plano de fase de las actividades de LDH y hexoquinasa inicialmente produjo
una curva cíclica cerrado que indica que los dos ritmos estaban en una relación de fase intermedio cuando las células estaban a 37 °
C. Sin embargo, cuando la temperatura se disminuyó rápidamente a 4 ° C, hubo una rápida caída en el nivel medio de la actividad
hexoquinasa y los dos ritmos entonces oscilaban en fase, como se muestra por la trama lineal

estudios de hexoquinasa se utilizó un nivel bajo de glucosa (LoG) o de alto valor (HIG). También es evidente en estos
dos diagramas son los cambios en las relaciones causadas al parecer por conmutación metabólica. El mismo enfoque
se ha utilizado para estudiar los efectos de los agentes en las relaciones de temporización y Fig. 4.6 muestra que un
cambio de 37 ° C a 4 ° C causó una caída rápida de la actividad media de la hexoquinasa y un cambio en la
eliminación gradual de la oscilación en relación con el ritmo LDH.

Todos nuestros resultados apoyan claramente la idea de que, en condiciones definidas, las células tienen
patrones característicos de organización temporal (Gilbert, 1968, 1984).

4.3 La fosforilación de proteínas Dinámica

Hay pruebas abrumadoras de que la fosforilación reversible de proteínas influencias prácticamente todos los
aspectos de la función celular, a partir de las interacciones en la membrana celular, a través de redes de señales
de control de transcripción en el núcleo, pero poca atención se ha prestado a los aspectos temporales de estos
procesos, excepto con respecto a la mitosis. En las siguientes secciones, consideramos los aspectos más
generales pero el estrés el comportamiento cíclico relativa a la fosforilación de proteínas, destacando el hecho de
que el control celular de la diferenciación se puede conseguir mediante la modulación de los ritmos (véase Gilbert,
1984).

En los estudios que describimos, se ha utilizado el eritroleucémicas murino, MEL, y leucémica promielocítica
aguda humana, HL60, las líneas celulares. Estas líneas de células, la proliferación en cultivo, pueden ser inducidas a
diferenciarse y perder sus características malignas por una variedad de agentes; De este modo, proporcionan
modelos valiosos para el estudio
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 113

la dinámica moleculares y celulares implicados en la diferenciación, así como la patogénesis del cáncer y su
inversión (Rovera et al, 1979;.. Breitman et al, 1980;. Reuben et al, 1980). Los resultados se discuten son
consistentes con nuestro concepto (Gilbert, 1984) que la diferenciación y el cáncer implican cambios en el
conjunto de la dinámica de sistemas de control, es decir, en los patrones de organización temporal, mediante
la modificación de las frecuencias, amplitudes, medios y phasings de celular ritmos.

4.3.1 potenciales de fosforilación

La naturaleza altamente dinámica de los procesos de fosforilación de proteínas, incluso mayor que los estudios del
ciclo celular parecen indicar (Norbury y Nurse, 1992), se ilustra en un estudio de los cambios en los potenciales de
fosforilación de ciertas proteínas específicas (Ferreira et al., 1994a). Cuando las preparaciones de células MEL se
incubaron con 32 P-ATP, y después se sometieron a SDS-PAGE, análisis autorradiográfica mostró una banda muy
intensa, un componente principal de las células, denominada proteína X, correspondiente a una masa molecular de
81 kDa; una banda más débil, correspondiente a una masa de 63 kDa y proteína designada Y, también se observó.
Sorprendentemente, las variaciones en la fosforilación de tanto como 100 veces se encontraron dentro de un
intervalo de 10 min. Las identidades de las proteínas X e Y no son conocidos y que no son capaces de definir la
naturaleza de las reacciones subyacentes, aunque observamos un informe que describe el efecto estimulador de
factores de crecimiento en el en vivo fosforilación (posiblemente autofosforilación) de una proteína de 80 kDa en
células 3T3 (Rozengurt et al., 1983).

gráficos de tiempo revelaron la naturaleza periódica irregular de los cambios, tanto para la proteína X y
proteína Y a pesar de los procesos de selección al azar implicados; tanto los periodos y amplitudes parecían ser
modulados rítmicamente, pero al parecer por diferentes procesos. análisis periodograma de los datos (Fig. 4.7)
confirmó la complejidad de la dinámica de fosforilación de las dos proteínas. Aunque hubo cierta similitud entre los
X e Y oscilaciones de proteína, había una falta de cualquier relación de fase distinta entre ellos; la relación de
intensidades fluctuó de manera pseudoperiodic con variaciones de hasta 50 veces. Puede haber varias
explicaciones para la complejidad de los ritmos, incluso si se supone que las bandas X e Y representan proteínas
individuales. Las variaciones pueden ser el resultado de cambios en las actividades de las quinasas y fosfatasas y
la extensión y la multiplicidad de la fosforilación (que refleja la participación de varias quinasas distintas que
afectan a diferentes residuos). Como quinasas son generalmente muy específica, parece probable que los
catalizar las reacciones para la proteína X y proteína Y son diferentes, independientemente de si sólo una enzima
está implicada en cada caso. Si ambas actividades varían con el tiempo de una manera periódica, las
complejidades observadas pueden ser comprendidos, especialmente si las frecuencias son diferentes. Más de
dos oscilaciones parecen estar involucrados para ambas proteínas y esto podría explicar la falta de una relación
particular en los gráficos de fase, como efectos de competencia fuerzas. Sin embargo, la cuestión que se plantea
es cómo dos, posiblemente más, actividades quinasa pueden ser reguladas de manera independiente en forma
periódica. Los cambios en la concentración de proteína puede ser otro factor; oscilaciones se sabe que se
producen en la síntesis de proteínas
114 DA Gilbert, KD Hammond

Fig. 4.7 Estos periodogramas Enright muestran la dinámica de fosforilación de dos proteínas, la proteína X ( UNA y SEGUNDO) y la proteína Y ( do y RE),
en células MEL. UNA y DO: las células de control no tratadas. segundo y RE:
las células tratadas con insulina. Para los ritmos cuyos periodos caer dentro del rango mostrado, las magnitudes (la varianza relativa)
tienden a variar con el tiempo, pero son más marcados después de la adición de la hormona (Adaptado de Hammond et al., 1998)

(Aunque no dependiente de ATP) y en la tasa de incorporación de aminoácidos en la proteína


(Brodsky et al., 1992).
Se encontró que la insulina para mejorar la proteína X y oscilaciones Y de una manera compleja, en que puede
afectar el nivel medio de ritmos particulares que contribuyen al comportamiento general, así como las características
dinámicas de que la contribución. La acción de la hormona parecía ser general, pero no todas las oscilaciones se
vieron afectados de manera similar. La insulina estimula variaciones rítmicas en la morfología celular (Visser et al.,
1990) y sus efectos sobre la fosforilación son de hecho comparable. Al igual que con los cambios morfológicos, la
respuesta dependiente de la aparente frecuencia a la hormona puede ser debido a un rápido cambio, discreta en los
períodos de ciertas oscilaciones en lugar de incrementos simples y disminuciones en sus amplitudes. La complejidad
de la respuesta a la insulina es consistente con la multiplicidad de sus efectos sobre los procesos celulares.

4.3.2 Proteínas quinasas y fosfatasas fosfoproteína

Claramente, los procesos de fosforilación son altamente dinámicos, incluso en condiciones de reposo, y se ha
convertido cada vez más evidente que la interconversión cíclico de las enzimas reguladoras, las proteínas
quinasas y fosfatasas fosfoproteína, representa el proceso dinámico en el que el equilibrio de estado
estacionario entre las formas activas e inactivas varía dependiendo de los parámetros determinados por el
estado metabólico del sistema. La matriz emergente de fosfatasas fosfoproteína ha demostrado que la
naturaleza
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 115

ha creado una diversidad de estructura y función muy superior a la de las proteínas quinasas (Shi et al,
1998;. Virshup, 2000; Janssens y Goris, 2001; Cohen, 2002; Sim y Ludowyke, 2002).

Un posible papel de las serina / treonina fosfatasas en la regulación de la diferenciación granulocítica


de células HL60 fue sugerido por Morita et al. (1992) y Tawara et al. (1993). Nuestros estudios de la serina
/ treonina fosfatasas, la proteína fosfatasa 1 (PP1) y la proteína fosfatasa 2A (PP2A), y de la proteína
tirosina fosfatasa expresión de la proteína 1B (PTP1B) enzima durante la proliferación y la diferenciación
de células MEL y HL60, que implicaban SDS-poliacrilamida análisis electroforético en gel de extractos de
células seguido por inmunotransferencia utilizando anticuerpos específicos, mostró marcadas variaciones
temporales en las intensidades de las bandas inmunorreactivas. La magnitud de las fluctuaciones de PP1
era tanto como de siete a ocho veces y para PP2A y PTP1B hasta 10-12 veces (Hammond et al, 1998;.
Bhoola y Hammond, 2000;. Bodalina et al, 2005).

La masa molecular de 38 kDa se observó para PP1 en las células HL60 correspondía estrechamente a la
dada por Mumby y Walter (1993) para la subunidad catalítica de la proteína. La diferenciación de las células
HL60 a lo largo de los granulocítica y monocíticas vías, inducidas por el ácido todo trans retinoico (ATRA) y
acetato de forbol miristato (PMA), respectivamente, se asoció con variaciones en los patrones de la banda de
PP1. Con PMA, también hubo un marcado cambio en la expresión media de PP1. Los resultados
representativos que muestran el efecto de ATRA se dan en la Fig. 4.8. En células MEL, encontramos una sola
proteína inmunoespecífica de masa 33 kDa. Las variaciones temporales en la expresión de esta proteína fueron
vistos y había diferencias entre los patrones en la proliferación y bisacetamida hexametileno (HMBA) inducida
por células que se diferencian. En algunos casos, hubo cambios en amplitud y fase, mientras que en otras hubo
una amortiguación o un aumento global de la expresión de proteínas en células de HMBA-tratado en
comparación con los controles. Un ejemplo se muestra en la Fig. 4.9. La trama diferencia elimina de forma
efectiva las variaciones medias y proporciona una ilustración adicional de la naturaleza dinámica del sistema.
período instantánea y amplitud tanto variada con

Fig. 4.8 La expresión de PP1 en las células HL60 muestra un patrón rítmico de comportamiento ( UNA) que es modulado durante la
diferenciación inducida por ATRA a lo largo de la vía granulocítica ( SEGUNDO). El problema aliasing (ver leyenda a la Fig. 4.4) es,
evidentemente, también es relevante aquí, de nuevo porque el intervalo de muestreo a largo
116 DA Gilbert, KD Hammond

Fig. 4.9 Las variaciones en la expresión de PP1 también se pueden ver en sin tratamiento, la proliferación (•) y HMBA-tratados, diferenciando
(°) MEL células ( UNA). Las curvas de diferencia ( SEGUNDO) proporcionar ilustración adicional de la naturaleza dinámica del sistema

el tiempo por lo que es difícil estimar período de media y amplitud; las variaciones observadas entre los no
tratados y las células HMBA tratados indican que los cambios estaban teniendo lugar durante la diferenciación
celular.
En las células HL60, con un anticuerpo específico para la subunidad catalítica de PP2A, detectamos tres
bandas de masa 34, 37 y 46 kDa. Las 34 y 37 kDa bandas eran predominante y pueden representar diferentes
estados de fosforilación (Mumby y Walter, 1993); la banda de 46 kDa era una forma menor. Los tres de las
proteínas inmunorreactivas que observamos mostraron comportamiento temporal y los patrones fueron
modificados durante la diferenciación inducida a lo largo del granulocítica y las vías monocíticas. Un efecto
moderador sobre la expresión de la 34 kDa PP2A subunidad catalítica, de posible importancia reguladora, fue
visto en tratamiento con ATRA o PMA. Durante la diferenciación inducida por ATRA, nuestros resultados
mostraron diferentes tendencias en la expresión de los 34 y 37 kDa subunidades que sugiere que su expresión
puede ser modulada independientemente. Con PMA, las tendencias se hicieron similares, y en fase, para las
diferentes subunidades. Preparaciones de células MEL, cuando sondeó para PP2A, mostraron dos bandas de
masas 32 y 36 kDa; la banda de 36 kDa representaba probablemente la subunidad catalítica y la banda de 32
kDa de una especie escindidos de la subunidad catalítica (ver Tung et al., 1984, 1985). Tiempo variaciones
dependientes en la expresión de la 32 y
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 117

se observaron 36 kDa subunidades, utilizando 15, 30 y 60 min y 12 h tiempos de muestreo y HMBA


modificarse la dinámica. Figura 4.10 ratios de espectáculos para las dos subunidades y una trama plano de
fase. Claramente, las dos proteínas eran oscilante y había alguna evidencia de que en ciertos casos que
estaban haciendo así en fase entre sí. Esto sugiere un proceso subyacente común, pero por otro lado, no
hubo diferencias que implicaban un cierto grado de independencia. Como con PP1, el período y las curvas
de amplitud varió con el tiempo; períodos de medias cubiertas de una amplia gama. Observaciones de nuevo
demostraron que la frecuencia de muestreo es un factor importante en período de determinación y los
valores reales puede ser mucho menor, debido al problema de aliasing (Hammond et al, 1998;. Gilbert y
Ferreira, 2000; Calvert-Evers y Hammond, 2002).

También hemos observado cambios en la diferenciación asociada en el comportamiento oscilatorio para la


expresión de PTP1B en células HL60. Nuestros hallazgos para la expresión de PTP1B, como para PP1 y PP2A,
han indicado que los mecanismos de control dinámicos que operan durante la diferenciación inducida a lo largo de
los granulocítica y monocíticas vías son diferentes. El dominio catalítico de PTP1B se detectó como una banda de
46 kDa, que era por lo general la forma principal; Además, se ve una forma 42 kDa. Durante la diferenciación a lo
largo de la vía granulocítica, inducida por ATRA, hubo un aumento general de

Fig. 4.10 Las relaciones entre los componentes de PP2A de 32 y 36 kDa mostraron cierta variabilidad; las dos proteínas eran
oscilante y en ciertos casos que estaban en fase entre sí. En este experimento, su expresión en no tratada, la proliferación (•) y
HMBA tratados, diferenciando (°) MEL células se representa como relaciones ( UNA) y como una parcela plano de fase ( SEGUNDO)
118 DA Gilbert, KD Hammond

la expresión de PTP1B y un efecto moderador sobre la oscilación. Para la diferenciación monocítica


PMA-inducida, hubo un aumento en la magnitud de la oscilación (Fig. 4.11). Además, el efecto visto con PMA
fue notable con un cambio completo en la distribución de las dos formas de una manera dependiente del tiempo
y el predominio de la subunidad de 42 kDa después de 48 h. Este cambio podría haber sido el resultado de la
desfosforilación, o alternativamente, la calpaína catalizada escisión de la proteína puede haber causado un
cambio en la movilidad (Frangioni et al., 1993). Los estudios han indicado que las células HeLa se someten a la
fosforilación de PTP1B durante la mitosis cuando se observa la banda de movimiento más lento; en células
sincrónicas la banda más rápido predominó (Schievella et al., 1993). En un estudio de los efectos de diferentes
tampones de lisis sobre la expresión de PTP1B, se demostró que cuando se incluyeron fluoruro y fosfato, la
proteína se detectó exclusivamente como la forma de masa molecular superior; en tampones de la que se
omitieron estas sustancias sólo se observó la banda inferior (Calvert-Evers y Hammond, 2000a).

Los estudios de la dinámica relativas a las concentraciones de proteína y las actividades de proteína tirosina
fosfatasa (PTP) y de la proteína tirosina quinasa (PTK) han proporcionado una evidencia más de los ritmos
oscilatorios (Calvert-Evers y Hammond, 2000b,
2002, 2003). Estos examen implicado de las variaciones dependientes del tiempo durante la proliferación y la
diferenciación, las correlaciones lineales y las relaciones phasing sobre una base de tiempo y las variaciones en
las características de los ritmos. La evaluación cuantitativa de la actividad de la PTPasa y PTK en la proliferación y
diferenciación de células HL60 inducidas por ATRA era por no radiactivo enzima fotométrica inmunoensayo ligado.

organización temporal y variaciones dependientes del tiempo se observaron para las actividades enzimáticas de
PTP y PTK y la cantidad de proteína total extraído de ambos proliferación y diferenciación de las células. tratamiento
ATRA alteró significativamente los patrones de las formas de onda de oscilación. Para la actividad de la enzima PTP, el
efecto de ATRA dio lugar a cuatro distintos patrones de comportamiento oscilatorio - amortiguación, desplazamiento de
fase parcial, cambio de fase y efecto aleatorio aperiódica. Los patrones de comportamiento observados

Fig. 4.11 cambios dependientes del tiempo en la expresión de la 42 ( UNA) y 46 kDa ( SEGUNDO) formas de PTP1B pueden ser vistos en las
células HL60. Los patrones se han mejorado durante la diferenciación inducida por PMA a lo largo de la vía monocítica. las células de control sin
tratar (•); células tratadas con PMA (°)
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 119

para la actividad de PTK en tratamiento ATRA incluida la supresión o la amortiguación, la supresión leve con
cambio parcial de fase, aumento de la actividad y un efecto irregular aleatoria. Ejemplos se muestran en las Figs.
4.12 y 4.13. No relación obvia podía distinguirse entre la actividad de las enzimas PTK PTP o y la concentración
de proteína, ya sea para la proliferación o diferenciación de células; los pobres grado de correlación sugiere una
relativa independencia de estos conjuntos de osciladores. Si los cambios temporales en las actividades de PTP y
PTK fueron causadas simplemente por las fluctuaciones en la cantidad de proteína extraída de las células, la
relación de temporización no sería evidente, ya que las actividades de las enzimas deben variar al unísono con
los cambios en las proteínas. Si las actividades de las dos enzimas eran interdependientes, parcelas plano de
fase no deben han demostrado tal desviación marcada de la linealidad. Como no hay relaciones particulares
podrían ser detectados por estas periodicidades, es posible que las frecuencias de los ritmos son diferentes, o
que interactúan múltiples ritmos están involucrados. Esto es

Fig. 4.12 Los diferentes tipos de comportamiento se ven para la actividad PTP durante la diferenciación inducida por ATRA de las células HL60 a lo

largo de la vía granulocítica. Esta figura muestra un experimento en el que se produjo un cambio de fase. las células de control sin tratar (•); células

tratadas con ATRA (°). Observamos que los patrones observados para la actividad específica PTP fueron esencialmente los mismos (ver Calvert-Evers

y Hammond, 2000b)

Fig. 4.13 Las fluctuaciones en la actividad de PTK en las células HL60 se pueden ver aquí. La diferenciación a lo largo de la vía granulocítica
inducida por ATRA como resultado una amortiguación de los ritmos en este experimento. las células de control sin tratar (•); células tratadas
con ATRA (°)
120 DA Gilbert, KD Hammond

consistentes con nuestros resultados para otros estudios (Gilbert y Tsilimigras, 1981;. Ferreira et al, 1994b).
El análisis de los datos mostró que el período y la amplitud de las actividades de PTP y de enzimas PTK en
células HL60 variar con el tiempo y que hubo cambios distintos en estas características durante la
diferenciación a lo largo de la vía granulocítica. Los períodos cubiertos una amplia gama de valores (5-26
min) y eran de un orden similar de magnitud en la proliferación y diferenciación de las células, y para ambas
enzimas. Las diferencias en los valores de amplitud para PTP en células sin tratar y inducida eran obvias. Se
observó una disminución muy notable donde había amortiguación o supresión de la actividad durante la
diferenciación. Esta observación proporciona para una dimensión extra de control metabólico a través de la
modulación diferencial de características rítmicas tales como amplitud.

La amplia variedad de efectos moduladores después del tratamiento de las células con agentes
diferenciadores refleja su naturaleza dinámica y las complejas interacciones dependientes del tiempo entre los
procesos de regulación individuales dentro de la celda, entre los sistemas de control metabólicos de diferentes
células y con el medio ambiente.

4.3.3 proteína quinasa C

La proteína quinasa C (PKC) desempeña un papel crítico en la regulación de una multitud de redes de transducción
de señal que incluye ciertas rutas mitogénicas que controlan la proliferación celular y la diferenciación (Nishizuka,
1992; Dekker et al, 1995;. Toker, 1998; Buchner,
2000). Los primeros trabajos de nuestro laboratorio sugiere un papel para PKC en la diferenciación de las
células MEL (Sprott et al., 1991a) y los resultados reportados por otros grupos indica la implicación de las
isoformas específicas (Melloni et al, 1989;.. Melloni et al, 1990 ; Leng et al, 1993;.. Patrone et al, 1994;. Pessino
et al, 1994; Rosson y O'Brien, 1995;. Mallia et al, 2000). Posteriormente, se introdujo la dimensión del tiempo a
un estudio de la expresión de las isoformas de PKC α, ε y ζ, que representa la clásica, novedoso y un grupos
típicos, respectivamente (Hammond et al., 2000a). Se confirmó la presencia de la α, ε y ζ formas de PKC en
células MEL y aspectos dinámicos estudiados de su expresión. La expresión de las proteínas de isoenzimas se
determinó por electroforesis en gel SDSpolyacrylamide seguido de inmunotransferencia de Western usando
anticuerpos específicos. comportamiento cíclico se observó para las tres isoformas y en la inducción de la
diferenciación de células MEL, utilizando bisacetamida hexametileno (HMBA), durante períodos de tiempo de
varios días, o de varias horas, los cambios fueron evidentes. También se presentaron los primeros informes de
los cambios cíclicos en la expresión de ARNm. La expresión de ARNm para PKC α y PKC ε se midió después de
la extracción de ARN, transcripción inversa, reacción en cadena de la polimerasa y análisis electroforético en
geles de agarosa. Hubo claras diferencias entre los patrones en la proliferación y diferenciación de las células
tanto para PKC α y PKC ε ARNm; los efectos difieren un tanto en diferentes experimentos, lo que refleja la
complejidad del sistema, pero, en general, había un cambio en la amplitud y la eliminación gradual en lugar de
frecuencia (Fig. 4.14). En estos estudios, tanto para el ARNm y la expresión de proteínas, nos dimos
comparaciones de
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 121

Fig. 4.14 Las variaciones temporales en la expresión del ARNm para PKC α ( UNA) y PKC ε ( SEGUNDO) visto en células MEL y el efecto de la
diferenciación inducida por HMBA se muestran aquí. las células de control sin tratar (•); células tratadas con HMBA (°)

los resultados para los valores medios con los correspondientes a los experimentos individuales. Estos recibieron una
mención especial, ya que demostraron claramente la importancia de examinar las conclusiones de una manera
dependiente del tiempo para cada uno de los conjuntos de datos, con el fin de proporcionar información completa sin
enmascarar la dinámica. Hemos sugerido, basado en nuestros estudios de tiempo, que la modulación de la dinámica de
las señales entregadas por las diferentes isoformas de PKC es uno de los mecanismos moleculares implicados en la
diferenciación de células MEL. Los ritmos de las diferentes isoformas pueden variar en concierto entre sí, así como con
los de cascadas de transducción, tales como RAS / RAF (Kolch et al, 1993;. Young et al, 1996;. Van Dijk et al., 1997;
Toker, 1998), con el fin de producir una respuesta coordinada a los efectores extracelulares.

4.3.4 La señal de Transducción de red RAS

Otro aspecto de nuestro trabajo tiene estudios involucradas el RAS gen y su producto de la proteína en
relación a la diferenciación inducida de células MEL. los RAS genes codifican proteínas que forman parte de
un complejo conjunto de interactuar redes reguladas por quinasas y fosfatasas (hacia abajo, 1990;.
Campbell et al, 1998; Chen et al, 1998;. Malumbres y Pellicer, 1998). Varias investigaciones sugieren un
papel para la proteína RAS en la diferenciación eritroide (Downward, 1990;. Scheele et al, 1994; Ge et al,
1998;.. Matsumura et al, 1998); que mostraron cambios en las actividades de la proteína quinasa A y la
proteína quinasa C, los cuales interactúan con la vía de RAS y modulan su actividad, durante la
diferenciación de las células MEL (Sprott y col.,

1987, 1991a, b). También vimos los cambios temporales en la expresión de las isoformas de PKC en el estudio descrito

anteriormente.

En nuestros estudios de RAS, demostramos cambios cíclicos en la expresión de H- RAS


y N- RAS ARNm, tal como se mide por análisis de transferencia Northern, y el producto de proteína, como se
determina por SDS-PAGE e inmunotransferencia Western (véase Fig. 4.15)
122 DA Gilbert, KD Hammond

Fig. 4.15 La expresión del ARNm específico a H- RAS ( UNA) y la expresión de la proteína RAS ( SEGUNDO) en MEL células muestran un
comportamiento cíclico que se modifica durante la diferenciación inducida. las células de control sin tratar (•); células tratadas con HMBA (°)

(Hammond et al., 2000b). Una vez más, hemos demostrado que una serie de resultados
puede ser posible debido a un comportamiento periódico y se demostró que las
comparaciones estadísticas basadas en el punto de tiempo sola análisis presentó una imagen
incompleta, que no es necesariamente un reflejo de la situación real y puede ser engañosa.
Cuando se evaluaron los valores medios, los aumentos en la expresión de ARNm y proteína
fueron evidentes después del tratamiento con HMBA durante 96 o 100 h; estos cambios
pueden estar asociados con la activación de la vía de RAS que conduce a la diferenciación
terminal, o pueden ser una coincidencia en función de la puesta en fase de los ritmos. Los
cambios en la frecuencia y fase de los patrones de expresión en el tratamiento con HMBA se
observaron a lo largo de los cursos de tiempo estudiados, lo que sugiere la participación de
RAS en la diferenciación de células MEL desde una etapa temprana.
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 123

4.3.5 La proteína p53

La proteína p53 es una fosfoproteína nuclear, que, como otras proteínas, se ajustando constantemente a los cambios en la

célula; es una proteína supresora de tumor que responde a daños en el ADN, la proliferación celular anormal y la hipoxia

deteniendo la proliferación celular o inducir la muerte celular (Hollstein et al, 1991;. Lane, 1992;. Greenblatt et al, 1994;

Vousden, 2002). El sistema de p53 es de particular interés para nosotros para examinar los conceptos de organización

temporal entre otras cosas porque la proteína se ha informado a oscilar. Hay ciclos de retroalimentación en el que P53

controla la expresión de su propio regulador, MDM2, y se ha presentado un modelo matemático simple, lo que sugiere que las

oscilaciones en las proteínas p53 y MDM2 pueden ocurrir en respuesta a una señal de estrés (Bar-Or et al. , 2000; Monk,

2003;. Lahav et al, 2004; Tyson, 2004; Harris y Levine, 2005). Oscilaciones de ambas proteínas se producen en la exposición

de los diversos tipos de células a la radiación ionizante. Estos pueden estar asociados con la reparación del ADN, la

prevención de la activación de p53 continua, excesivo. Otros estudios han demostrado que el daño del ADN provoca impulsos

cuánticos de P53 (Lahav et al, 2004;. Tyson, 2004). Monk (2003) considera retardos de tiempo que resultan de la

transcripción, corte y empalme de la transcripción y el procesamiento y la síntesis de proteínas, que en principio puede

resultar en mRNA oscilatorio y expresión de la proteína; se puede demostrar matemáticamente que la expresión oscilatorio

observada de proteínas, incluyendo P53, que son componentes de los bucles de inhibición corto de retroalimentación parece

estar impulsado por retrasos transcripcionales. activación P53 excesiva. Otros estudios han demostrado que el daño del ADN

provoca impulsos cuánticos de P53 (Lahav et al, 2004;. Tyson, 2004). Monk (2003) considera retardos de tiempo que resultan

de la transcripción, corte y empalme de la transcripción y el procesamiento y la síntesis de proteínas, que en principio puede

resultar en mRNA oscilatorio y expresión de la proteína; se puede demostrar matemáticamente que la expresión oscilatorio

observada de proteínas, incluyendo P53, que son componentes de los bucles de inhibición corto de retroalimentación parece

estar impulsado por retrasos transcripcionales. activación P53 excesiva. Otros estudios han demostrado que el daño del ADN provoca impulsos c

Fig. 4.16 Los cambios en la expresión de la proteína P53 en la proliferación y diferenciación de células MEL, medidos por el Western
Blot ( UNA) o por ELISA ( SEGUNDO). las células de control sin tratar (•); células HMBAtreated (°)
124 DA Gilbert, KD Hammond

En nuestros estudios, el objetivo de explorar la contribución de P53 a la naturaleza auto-dinámica de células


MEL, la proteína se analizó tanto por inmunotransferencia Western y mediante un procedimiento de ELISA más
sensible; con ambas técnicas, el comportamiento oscilatorio, en consonancia con la observada en las poblaciones
de células MCF7 (Lahav et al., 2004), fue aparente (Bodalina et al., 2007). Nuestros resultados fueron consistentes
con la opinión de que HMBA influye en la dinámica P53; (Ver Fig. 4.16) el período y las curvas de amplitud diferían
en la proliferación y diferenciación de las células. El periodo del ritmo P53 fue similar a la observada para PP1 y
PP2A (30 min o menos) en células MEL (Bodalina et al., 2005). Para PTK y la PTPasa en las células HL60, el
período estimado fue menor y del orden de 10 min (Calvert-Evers y Hammond, 2002).

Al igual que en todas las otras investigaciones, las variaciones fueron complejas como sería de esperar
en el entorno celular, donde hay numerosas interacciones que influyen en la expresión de proteínas. Los
modelos y experimentos de Bar-Or et al. (2000) y Monk (2003), que reveló pulsos cuánticos y los patrones
oscilatorios armónicas, involucrado situaciones relativamente sencillos en un entorno ideal. comportamiento
coherente sólo es posible en los sistemas simples, es decir, en experimentos en los que se hacen reaccionar
juntos sólo unos pocos componentes aislados o en estudios con células individuales.

4.3.6 El proceso de fosforilación de proteínas

Soporte para la existencia de numerosos periodicidades celulares asociados con la fosforilación de proteínas
reversible es ahora considerable e incluye variaciones rítmicas en la expresión de proteínas fosforiladas y
desfosforilado clave y expresión de la proteína enzima y la actividad. La evidencia indica que la fosforilación de
proteínas es un proceso dinámico que varía constantemente de acuerdo a las necesidades de la célula. Un
cambio drástico puede resultar en un estado alterado de la célula, como en el cáncer. La expresión de
proteínas críticas puede verse afectada como resultado de perturbaciones en el equilibrio entre las actividades
de las quinasas y fosfatasas. Estos cambios dinámicos e interacciones complejas parecen reflejarse en los
patrones oscilatorios de componentes celulares, que pueden ser usados ​como un medio de seguimiento de la
transformación y, posiblemente, la modulación del proceso.

4.4 Para concluir ...

Todas las reacciones celulares deben cumplir con las leyes y principios básicos simples pero creemos que aquí solo
hemos demostrado que las consecuencias pueden ser extremadamente complejos. Siguiendo desde ese lugar común es
la comprensión de que nuestra capacidad para analizar e interpretar los datos reales es desafiado increíblemente.

Expresiones de gratitud Nuestro agradecimiento y reconocimiento a nuestros colegas y ex colegas por sus valiosas
contribuciones a estos estudios.
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 125

referencias

Bar-Or, RL, Maya, R., Segel, LA, Alon, U., Levine, AJ, y Oren, M. (2000). Generación de
oscilaciones por el bucle de realimentación p53-Mdm2: un estudio teórico y experimental. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 97, 11250-11255.

Bhoola, R., y Hammond, K. (2000). La modulación de los patrones rítmicos de expresión de


fosfoproteína fosfatasas en células de leucemia humana. Cell Biol Int 24, 539-547. Bodalina, U., Hammond, K., y
Gilbert, D. (2005). Los cambios temporales en la expresión de pro
tein fosfatasa 1 y la proteína fosfatasa 2A en la proliferación y diferenciación de las células de eritroleucemia de
murinos. Cell Biol Int 29, 287-299.
Bodalina, U., Hammond, K., y Gilbert, D. (2007). La variación temporal en la expresión de la
proteína p53 en la proliferación y diferenciación de las células de eritroleucemia de murinos. Mol Cell Biochem 294, 155-162.

Breitman, T., Selonik, S., y Collins, S. (1980). La inducción de la diferenciación de la promy- humana
línea celular de leucemia elocytic (HL60) por el ácido retinoico. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 77,
2936-2940.
Brodsky, V., Bolkov, P., Nechaeva, N., Yurovtsky, Y., Novikova, T., Fateva, V., y Schevchenco,
N. (1992). El ritmo de la síntesis de proteínas no depende de una oscilación del nivel de ATP. J Cell Sci 103, 363-370.

Buchner, K. (2000). El papel de la proteína quinasa C en la regulación del crecimiento celular y en la señalización
al núcleo celular. J Cancer Res Clin Oncol 126, 1-11.
Calvert-Evers, J., y Hammond, K. (2000a). La influencia de la composición del tampón en la expresión
y la actividad de proteína tirosina fosfatasa. electroforesis 21, 2944-2946. Calvert-Evers, J., y Hammond, K. (2000b). Las
variaciones temporales en la proteína tirosina fosfatasa
actividad durante la proliferación y diferenciación celular. Cell Biol Int 24, 559-567. Calvert-Evers, J., y Hammond, K.
(2002). Modificación del comportamiento oscilatorio de proteínas
tirosina quinasa y fosfatasa durante la diferenciación inducida por el ácido retinoico todo en trans de células leucémicas. Cell
Biol Int 26, 1035-1042.
Calvert-Evers, J., y Hammond, K. (2003). Las variaciones temporales en la proteína tirosina quinasa
actividad en las células leucémicas: respuesta al ácido retinoico todo trans. Mol Cell Biochem 245,
23-30.
Campbell, SL, Khosravi-Far, R., Rossman, KL, Clark, GJ, y Der, CJ (1998). Creciente
la complejidad de la señalización de Ras. oncogén 17, 1395-1493.
Chen, CY, Liou, J., Forman, LW, y Faller, DV (1998). La regulación diferencial de discreta
las vías de apoptosis por Ras. J Biol Chem 273, 16.700-16.709. Cohen, P. (2002). proteínas fosfatasas 1-dirigidos en
muchas direcciones. J Cell Sci 115, 241-256. Cooper, J., Reiss, N., Schwartz, R., y Hunter, T. (1983). Tres enzimas
glucolíticas son fosfo-
rylated en la tirosina en las células transformadas por el virus del sarcoma de Rous. Naturaleza 302, 218-223. Cooper, J., Esch, F.,
Taylor, S., y Hunter, T. (1984). sitios de fosforilación en enolasa y lactato
deshidrogenasa utilizada por la proteína tirosina quinasa in vivo e in vitro. J Biol Chem 259,
7835-7841.
Dekker, LV, Palmer, RH, y Parker, PJ (1995). La proteína quinasa C y la proteína quinasa C
familias de genes relacionados. Curr Opin Struct Biol 5, 396-402.
Downward, J. (1990). La superfamilia Ras de pequeñas proteínas de unión a GTP. TIBS 15, 469-472. Edmunds, LN, Jr.
(1988). bases celulares y moleculares de los relojes biológicos. Nueva York:
Saltador.
Ferreira, G., Hammond, K., y Gilbert, D. (1994a). estimulación de la insulina de alta frecuencia fosfatasa
dinámicas phorylation en células de eritroleucemia murina. BioSystems 33, 31-43. Ferreira, G., Hammond, K., y
Gilbert, D. (1994b). variaciones oscilatorias en la cantidad de pro-
tein extraíble a partir de células de eritroleucemia de murinos: la estimulación por la insulina. BioSystems 32,
183-190.
Ferreira, G., Hammond, K., y Gilbert, D. (1996a). , oscilaciones de frecuencia muy alta en distintas
la actividad y la cantidad de isoenzima activa de lactato deshidrogenasa en las células eritroleucémicas murinas y un sistema
libre de células. Cell Biol Int 20, 625-633.
126 DA Gilbert, KD Hammond

Ferreira, G., Hammond, K., y Gilbert, D. (1996b). , oscilaciones de alta frecuencia en independientes
las cantidades de isoenzimas individuales de lactato deshidrogenasa en las células HL60. Cell Biol Int 20,
607-611.
Ferreira, G., Wolfle, H., Hammond, K., y Gilbert, D. (1996c). las oscilaciones de alta frecuencia en
la actividad de la fosfatasa fosfotirosina en células eritroleucémicas murinos: la acción de la insulina y bisacetamida
hexametileno. Cell Biol Int 20, 599-605.
Frangioni, JV, Oda, A., Smith, M., Salsam, EW, y Neel, BG (1993). Calpaína catalizada
la escisión y reubicación subcelular de fosfotirosina proteína 1B (PTP-1B) en plaquetas humanas. EMBO J 12, 4843 a
4856.
Ge, Y., Li, ZH, Marshall, MS, Bronmeyer, HE, y Lu, I. (1998). Participación de H-ras en
diferenciación eritroide de TF1 y + + + células umbilical CD34 de sangre de cordón humano. Blood Cells Mol Dis 24, 124-136.

Gilbert, D., Visser, G., Ferreira, G., y Hammond, K. (2000). caos transitoria en intracelular
dinámica. Cell Biol Int 24, 589-591.
Gilbert, DA (1968). La diferenciación, la oncogénesis y periodicidades celulares. J Theor Biol 21,
113-122.
Gilbert, DA (1969). análisis plano de fase de patrón de isoenzimas periódica cambia en células cultivadas.
Biochem Biophys Res Commun 37, 860-866.
Gilbert, DA (1974a). La naturaleza del ciclo celular y el control de la proliferación celular. BioSystems
5, 197-206.
Gilbert, DA (1974b). La respuesta temporal de la célula a las perturbaciones y su posible PARENTESCO
nave para la diferenciación y el cáncer. S Afr J Sci 70, 234-244.
Gilbert, DA (1984). organización temporal, re-organización y la desorganización en las células. En: Cell
relojes de ciclo, ed. LN Jr. Edmunds. Nueva York: Marcel Dekker, 5-25. Gilbert, DA (1995). Envejecimiento, oscilaciones y la
eficiencia. BioSystems 36, 1-5. Gilbert, DA, y Ferreira, G. (2000). Los problemas asociados con el estudio de las oscilaciones
celulares.
Cell Biol Int 24, 501-514.
Gilbert, DA, y Lloyd, D. (2000). La célula viva: un complejo sis- multioscillator autodinámico
tem? Cell Biol Int 24, 569-580.
Gilbert, DA, y Tsilimigras, CWA (1981). oscilaciones celulares: la independencia relativa de
ritmos de actividad de la enzima y las variaciones periódicas en la cantidad de proteína extraíble. S Afr J Sci 77, 66-72.

Gilbert, DA, y Visser, G. (1993). estimulación de la insulina de la dinámica morfológicas: no específica


mecanismos biofísicos para la estimulación generalizada del metabolismo. BioSystems 29, 143-149. Greenblatt, MS,
Bennett, WP, Hollstein, M., y Harris, C. (1994). Las mutaciones en el tumor p53
gen supresor: pistas sobre la etiología del cáncer y la patogénesis molecular. Cancer Res 54,
4.855 a 4878.
Hammond, K., Bhoola, R., Bodalina, U., y Gilbert, D. (1998). células dinámicas: orga- temporal
zación y el control de la fosforilación. Trends Comp Biochem Physiol 4, 75-88. Hammond, K., Savage, N., y
Littlewood, M. (2000a). La proteína quinasa C en eritroleucemia
células: las variaciones temporales en la expresión de las isoformas alfa, epsilon y zeta. Cell Biol Int 24, 549-557.

Hammond, K., Savage, N., y Littlewood, M. (2000b). patrones rítmicos en la expresión de la ras
oncogén en la proliferación y diferenciación de las células de eritroleucemia. Cell Biol Int 24, 529-537. Harris, SL, y Levine, AJ
(2005). La ruta de p53: bucles de retroalimentación positivos y negativos.
oncogén 24, 2899-2908.
Hollstein, M., Sidransky, D., Vogelstein, B., y Harris, C. (1991). mutaciones de p53 en humanos can-
RCE. Ciencia 253, 49-53.
Janssens, V., y Goris, J. (2001). La proteína fosfatasa 2A: una familia altamente regulado de serina /
treonina fosfatasas implicadas en el crecimiento celular y la señalización. J Biochem 353, 417-439. Kirschner, M.
(1992). El ciclo celular antes y ahora. TIBS 17, 281-285.
Kolch, W., Heidecker, G., Koch, G., Hummel, R., Vahidi, H., Mischak, H., Finkenzeller, G.,
Marme, D., y Rapp, UR (1993). La proteína quinasa C alfa activa RAF-1 por fosforilación directa. Naturaleza 364, 249-252.
4 La fosforilación Dinámica en células de mamífero 127

Lahav, G., Rosenfeld, N., Sigal, A., Geva-Zatorsky, N. Levine, AJ, Elowitz, MB, y Alon, U.
(2004). Dinámica del bucle de realimentación p53-Mdm2 en células individuales. Nat Genet 36,
147-150.
Lane, DP (1992). Cáncer. p53 guardián del genoma. Naturaleza 358, 15-16. Leng, L., Yu, F., Dong, L., Busquets, X.,
Osada, S., Richon, VM, Marks, PA, y Rifkind, AR
(1993). modulación diferencial de proteínas isoformas de quinasa C en eritroleucemia durante la diferenciación inducida.
Cancer Res 53, 5554 hasta 5558.
MacKinnon, H., y Gilbert, DA (1992). Para dividir o no dividir. Esa es la pregunta. fundam
Cell Biol Med 7, 1-14.
Mallia, CM, Aguirre, V., McGary, E., Tang, Y., Scandurro, AB, Liu, C., Noguchi, CT, y
Beckman, B. (2000). La proteína quinasa C alfa es un efector de hexametileno bisacetamideinduced diferenciación de las
células de eritroleucemia de Friend. Exp Cell Res 246, 348-354. Malumbres, M., y Pellicer, A. (1998). vías RAS para el control
del ciclo celular y la transformación celular
ción. frente Biosci 3, 887-912.
Matsumura, I., Nakajima, K., Wakao, H., Hattori, S., Hashimoto, K., Sugahara, H., Kato, T.,
Miyazaki, H., Hirano, T., y Kanakura, Y. (1998). Implicación de la activación de Ras prolongada en la diferenciación megacariocítica
trombopoyetina inducida de una línea celular hematopoyética dependiente del factor humano. Biol Cell Mol 18, Desde 4282 hasta
4290.
Melloni, E., Pontremoli, S., Viotti, PL, Marks, PA, y Rifkind, RA (1989). Diferencial
expresión de las isoformas de la proteína quinasa C y la diferenciación de células de eritroleucemia. J Biol Chem
264, Desde 18.414 hasta 18.418.
Melloni, E., Pontremoli, S., Sparatore, B., Patrone, M., Grossi, F., Marks, PA, y Rifkind, RA
(1990). Introducción de la beta-isozima de la proteína quinasa C se acelera indujo la diferenciación de células de
eritroleucemia de murinos. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 87, 4.417-4.420. Monk, NA (2003). expresión oscilatorio de Hes1, p53
y NF-kappaB impulsado por la transcriptasa
retrasos de tiempo cionales. Curr Biol 13, 1409-1413.
Morita, K., Nishikawa, M., Kobayashi, K., Deguchi, K., Ito, M., Nakano, T., Shimah, H., Nagao,
M., Kuno, T., Tanaka, C., y Shirakawa, S. (1992). El aumento de la diferenciación granulocítica inducida por ácido retinoico
en las células HL60 de leucemia por inhibidores de la fosfatasa serina / treonina proteína. FEBS Lett 314, 340-344.

Mumby, MC, y Walter, G. (1993). La proteína serina / treonina fosfatasas: estructura, regulación
y funciones en el crecimiento celular. Rev Physiol 73, 673-699.
Nishizuka, Y. (1992). la señalización intracelular por hidrólisis de los fosfolípidos y la activación de pro-
tein quinasa C. Ciencia 258, 607-614.
Norbury, C., y Nurse, P. (1992). ciclos de células animales y su control. Ann Rev Biochem 61,
441-470.
Patrone, M., Pessino, A., Passalaqua, M., Sparatore, B., Melloni, E., y Pontremoli, S. (1994).
La proteína quinasa C isoformas en células de eritroleucemia murina y su participación en el proceso de diferenciación.
FEBS Lett 344, 91-95.
Pessino, A., Sparatore, B., Patrone, M., Passalaqua, M., Melloni, E., y Pontremoli, S. (1994).
Expresión diferencial de genes de isoformas de la proteína quinasa C en tres variantes de células de eritroleucemia murina:
implicación para la diferenciación química inducida. Biochem Biophys Res Comm
204, 461-467.
Reuben, R., Rifkind, R., y Marks, P. (1980). inducidos químicamente dife- eritroleucémicas murino
diferencia-. Biochim Biophys Acta 605, 325-346.
Rosson, B., y O'Brien, TG (1995). Expresión y la modulación de la proteína quinasa C isoformas en
diferenciación-competente y las células eritroleucémicas de diferenciación-resistente. Biochem Biophys Res Commun 210,
90-97.
Rovera, G., Santoli, D., y Damsky, C. (1979). células de leucemia promielocítica humana en cultivo
diferenciarse en células similares a macrófagos cuando se trata con un diéster de forbol. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 76, 2779-2783.

Rozengurt, E., Rodríguez-Pena, M., y Smith, K. (1983). ésteres de forbol, la fosfolipasa C y


factores de crecimiento estimulan rápidamente la fosforilación de un METRO r proteína 80000 en células 3T3 intactas, quiescentes. Proc Natl
Acad Sci EE.UU. 80, 7244 a 7248.
128 DA Gilbert, KD Hammond

Scheele, JS, Pilz, RB, Quilliam, Los Ángeles, y Boss, GR (1994). La identificación de una proteína relacionada con ras
en células de eritroleucemia murina que es un sustrato de la proteína quinasa dependiente de AMP cíclico y es fosforilada
durante la diferenciación inducida químicamente. J Biol Chem 269, 18599 a 18606. Schievella, AR, Paige, LA, Johnson, KA, Colina,
DE, y Erikson, RL (1993). Proteína tirosina fosfatasa
phatase 1B sufre fosforilación específica mitosis en serina. Cell Growth Differ 4, 239-246. Segel, LA (1980).
Análisis dimensional. En: modelos matemáticos en biol- molecular y celular
gía. Cambridge: Cambridge University Press.
Shi, L., Potts, M., y Kennelly, PJ (1998). La serina, treonina y / o específica de tirosina de proteínas
quinasas y fosfatasas de proteínas de organismos eucariotas: un retrato de familia. FEMS Microbiol Rev 22, 229-253.

Sim, A., y Ludowyke, RI (2002). La naturaleza compleja de las proteínas fosfatasas. La vida IUBMB
53, 283-286.
Sprott, SC, Hammond, K., y Savage, N. (1987). formas electroforéticas de las proteínas quinasas Du-
ing diferenciación de células eritroleucémicas murinos. Anticancer Res 7, 521-525. Sprott, SC, Hammond, K., y Savage, N.
(1991a). Las proteínas quinasas asociadas con la proliferación
y la diferenciación de células eritroleucémicas murinos. Int J Biochem 23, 713-718. Sprott, SC, Hammond, K., y
Savage, N. (1991b). fraccionamiento subcelular de eritro- murino
células leucémicas: distribución de las proteínas quinasas. anal Biochem 194, 407-412. Tawara, I., Nishikawa, M., Morita, K.,
Kobayashi, K., Toyoda, H., Omay, SB, Shima, H., Nagao, M.,
Kuno, T., Tanaka, C., y Shirakawa, S. (1993). El descenso de regulación por el ácido retinoico de la subunidad catalítica de
la proteína fosfatasa de tipo 2A. FEBS Lett 321, 224-228. Toker, A. (1998). La señalización a través de la proteína quinasa C.
Frente Biosci 3, 1134-1147. Tung, HY, Resnick, TJ, Hemmings, BA, Shenolikar, S., y Cohen, P. (1984). El catalítica

subunidades de la proteína fosfatasa-1 y la proteína fosfatasa-2A son productos de genes distintos. Eur J Biochem 138, 635-641.

Tung, HY, Alemany, S., y Cohen, P. (1985). Las fosfatasas de proteínas que participan en REG celular
ulación. 2. Purificación, la estructura de la subunidad y las propiedades de las fosfatasas-2A0 de proteínas, 2A1, 2A2 y de músculo
esquelético de conejo. Eur J Biochem 148, 253-263. Tyson, JJ (2004). Monitoreo de pulso de p53. Nat Genet 36, 113-114.

Van Dijk, MC, Hilkmann, H., y Van Blitterswijk, WJ (1997). Factor de crecimiento derivado de plaquetas
activación de mitogen-activated proteína quinasa depende de la activación secuencial de-fosfatidilcolina
fosfolipasa C específica, la proteína quinasa C zeta y Raf-1. Biochem J 325,
303-307.
Virshup, DM (2000). La proteína fosfatasa 2A: una panoplia de enzimas. Cell Biol Curr Opin 12,
180-185.
Visser, G., Reinten, C., Coplan, P., Gilbert, D., y Hammond, K. (1990). Oscilaciones en células
la morfología y el estado redox. Biophys Chem 37, 383-394.
Vousden, KH (2002). La activación de la proteína supresora de tumores p53. Biochim Biophys Acta
1602, 47-59.
Young, SW, Dickens, M., y Tavare, JM (1996). La activación de la proteína activada por mitógeno
quinasa por la proteína quinasa C isotipos alfa, beta I y gamma, pero no epsilon. FEBS Lett 384,
181-184.
Capítulo 5
No es un reloj mitocondrial?

MA Aon *, S. Cortassa, y B. O'Rourke

Resumen Un oscilador mitocondrial dependiente de especies reactivas de oxígeno (ROS) se describió por
primera vez en las células del corazón. La evidencia disponible indica ahora que las variables energéticas
mitocondriales oscilan de forma autónoma como parte de una red de osciladores acoplados, tanto en
condiciones fisiológicas y patológicas. Además, la evidencia experimental y teórica emergente indica que las
oscilaciones de la red mitocondriales exhiben una amplia gama de frecuencias, desde milisegundos a horas,
en lugar de una frecuencia dominante. Con el estrés metabólico, el espectro de frecuencia estrecha y aparece
una frecuencia oscilatoria dominante, lo que indica la transición de la fisiológica al comportamiento
fisiopatológico.

Aquí mostramos que en el régimen fisiopatológico el oscilador mitocondrial de las células del corazón tiene
compensación de temperatura dentro del intervalo de 25-37 ° C con un Q 10 = 1.13. A temperaturas superiores a 37 °
C, las oscilaciones se detienen después de unos pocos ciclos, mientras que a temperaturas inferiores a 25 ° C las
oscilaciones son asíncronas. Usando nuestro modelo de oscilador mitocondrial se muestra que esta
compensación de la temperatura se puede explicar por la compensación cinética. Además, se muestra que en la
compensación de temperatura dominio fisiológico actúa para preservar la amplia gama de frecuencias exhibidas
por la red de osciladores mitocondriales acoplados.

Los resultados obtenidos indican que la red mitocondrial se comporta con las características de un reloj
biológico, dando lugar a la hipótesis intrigante que puede funcionar como un cronometrador intracelular a
través de múltiples escalas de tiempo.

Palabras clave oscilaciones mitocondriales, compensación de temperatura, los relojes biológicos, potencial de
membrana, especies reactivas de oxígeno, espectrales de potencia y los análisis dispersional relativos, dinámica
fractal

The Johns Hopkins University, Institute of Molecular Cardiobiology, 720 Rutland Ave., 1059 Ross Bldg.,
Baltimore, MD 21205 a 2195
*
Correspondencia a: E-mail: maon1@jhmi.edu

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 129


© Springer Science + Business Media BV 2008
130 MA Aon et al.

5.1 Introducción

5.1.1 Rhythms Biológica y relojes

Desde una perspectiva evolutiva, la adaptación de la conducta de un organismo a su medio ambiente ha


dependido de uno de los rasgos fundamentales de la vida: la generación de ritmo biológico. En prácticamente
todos los organismos sensibles a la luz de las cianobacterias a los seres humanos, los relojes biológicos se
adaptan fisiología cíclico en cuando geofísica con propiedades de tiempo de mantenimiento de la en el circadiano
(24 h), ultradian (<24 h) y infradian (> 24 h) dominios (Edmunds, 1988; Lloyd, 1998;. Lloyd et al, 2001; Lloyd y
Murray, 2006; Lloyd, 2007; Pittendrigh, 1993; Sweeney y Hastings, 1960) Por definición, todos los ritmos
presentan periodicidades regulares, ya que constituyen un mecanismo de sincronización. Timing ejercida por
mecanismos oscilatorios se encuentran en todo el mundo biológico y sus períodos abarcan una amplia gama de
milisegundos, como en el potencial de acción de las neuronas y los miocitos, a los cambios evolutivos lentos que
requieren miles de generaciones. En este contexto, para entender la sincronización de una población de
osciladores acoplados es un problema importante para la dinámica de la fisiología en los sistemas vivos (Aon et
al, 2007a, b;. Kuramoto, 1984; Strogatz, 2003; Winfree, 1967).

Los ritmos circadianos, el más intensamente estudiado, están dedicados a la medición diaria de 24 ciclos h.
Una variedad de procesos fisiológicos en una amplia gama de organismos eucariotas que se vea la ritmicidad
circadiana que se caracteriza por las siguientes propiedades importantes (Anderson et al, 1985; Edmunds, 1988.):
(I) estable, autónomo (autosostenida) oscilaciones que tienen una período de marcha libre bajo condiciones
ambientales constantes de California. 20-28 h; (Ii) la labilidad fase, que se refleja por la capacidad de la oscilación
para restablecer su fase en respuesta a un estímulo ambiental (Zeitgeber); y (iii) la conservación del período
(aunque no la amplitud) del ritmo a diferentes temperaturas ambientales dentro del rango fisiológico. La última
propiedad se denomina compensación de temperatura; Debido a este rasgo, el período de funcionamiento libre de
la mayoría de los ritmos circadianos es bastante estable en un amplio intervalo de temperaturas constantes.

Sin embargo, la opinión establecida del ritmo circadiano como el marco de tiempo dominante de los ritmos
biológicos ha sido cuestionada. Un distinto, emergente, vista propone ampliar el período de tiempo 24 h para
incluir el dominio ultradian (es decir, menos de un día). Convincente, este marco emergente sostiene que 24 h es
mucho tiempo y, evidentemente, demasiado estrecho para dar cuenta de todo el espectro de escalas de tiempo
asociado a funciones fisiológicas cruciales exhibidas por los organismos y células (Lloyd y Murray,

2007). En el pasado, las ideas sobre el tiempo de mantenimiento de los ritmos asume la existencia de un oscilador
básico cuyo período impulsará el ritmo. Sin embargo, datos recientes parecen socavar esta idea simplista al
demostrar que el genoma entero está involucrado durante las oscilaciones respiratorias en la levadura (Klevecz et
al., 2004). Un informe muy reciente (Roussel y Lloyd, 2007) describe que el ciclo de división celular de la levadura
obtenida en cultivos continuos es sólo uno entre otros diversos procesos cíclicos exhibidas por levadura, entre
ellos el reloj circahoralian conspicuo de ~ 40 min (Murray et al., 2001).

En este trabajo vamos a suscribirse a la vista expandida de tiempo de mantenimiento biológica y elaborar en ella basado

en la idea de que los relojes biológicos (es decir, la temperatura compensada


5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 131

ritmos) función simultáneamente a través de múltiples escalas de tiempo. Teóricamente, nuestra propuesta se basa en
la idea de que la interrelación entre los procesos a través de múltiples escalas de tiempo se logra a través de escala
de modo que lo que afecta a una escala de tiempo que afecta a todos. Esta propiedad crucial es capturado por el
concepto de los fractales dinámicos. Además, vamos a proponer, y mostrar los datos de apoyo, que el núcleo central
del reloj biológico y su gran dinámica está profundamente anidado en la red mitocondrial y procesos asociados.
Evidencia muy reciente y acumulando rápidamente de levadura y el corazón mitocondrias apoyar este punto de vista.

5.2 Métodos

Aislamiento de cardiomiocitos. Todos los experimentos se llevaron a cabo a 37 ° C en miocitos ventriculares del cerdo
recién aisladas de adultos de indias preparadas por dispersión enzimática como se ha descrito previamente (Aon et al.,
2003).
Las sondas fluorescentes para dos fotones de microscopía de barrido láser y de adquisición de imágenes y
análisis. La catiónico potenciométrica TMRM colorante fluorescente (100 nM) se utilizó para monitorear los cambios en ΔΨ
metro como se ha descrito previamente (Aon et al.,
2003, 2006). Las imágenes se registraron utilizando un microscopio de barrido láser de dos fotones
(Bio-Rad MRC-1024MP) con excitación a 740 nm y se recogió la emisión roja de TMRM a 605 ± 25 nm
(Tsunami Ti: Sa láser, Spectra-Physics).
El análisis de series de tiempo TMRM. series de tiempo extendido de TMRM fluorescencia (1500 a 4000
imágenes) registrados a una resolución temporal máxima de 110 ms se sometieron a análisis relativa
Dispersional (RDA) y análisis espectral de potencia (PSA) como se describe previamente (Aon et al., 2006).

modelo computacional del oscilador mitocondrial. Un modelo integrado de la energética


mitocondrial (Cortassa et al., 2003), que se extiende para incluir una derivación de electrones de la
-, un ROS
cadena respiratoria a la generación de O 2
sistema de barrido, y una vía de flujo de salida anión activado por ROS través de la membrana interior (Cortassa
et al., 2004), se utilizó para las simulaciones se muestran en las Figs. 5.4 y 5.5, utilizando las condiciones
descritas en paramétricas (AON y otros, 2006;. Cortassa et al, 2003, 2004.).

Análisis estadístico. La estimación de la significación estadística de las diferencias se realizó con GraphPad
Prism (Ver 3.0;. San Diego, CA). Los resultados se presentan como media ± SEM (95% intervalo de confianza)
después de una prueba t (muestras pequeñas, t-test no pareado con los valores de p de dos colas).

5.3 resultados

Conservación del período de un ritmo a diferentes temperaturas ambientales dentro del rango fisiológico se
denomina compensación de temperatura, y es una de las características más conspicuas que califican un
ritmo como un reloj. La capacidad de compensar
132 MA Aon et al.

fluctuaciones en la temperatura es precisamente lo que se podría anticipar de cualquier mecanismo de reloj


con el fin de ser un cronometrador fiable (Edmunds, 1988; Lloyd, 1998; Murray et al., 2001; Pittendrigh, 1993).

En otro lugar (AON et al., 2006) hemos demostrado que en condiciones “fisiológicas” mitocondrial ΔΨ metro fluctúa
de una manera no aleatoria (correlacionados) a alta frecuencia dentro de un rango de amplitud restringido, lo que
implica despolarizaciones de sólo microvoltios a unos pocos milivoltios. Nuestro trabajo previo (AON et al., 2003,
2004) también mostró que el estrés oxidativo podría provocar oscilaciones de baja frecuencia de gran amplitud
que caracterizan la respuesta “fisiopatológico”. Nos preguntamos si los dos regímenes funcionales de la red
mitocondrial cardíaca fueron compensados ​temperatura.

5.3.1 Compensación de la temperatura en la baja frecuencia de gran


amplitud Régimen

Whole celular oscilaciones mitocondriales, provocada por un destello láser local, como se ha descrito previamente
(Aon et al., 2003), se analizaron con respecto a su período a diferentes temperaturas en cardiomiocitos aislados
recientemente cargado con TMRM, una ΔΨ metro sonda. Figura 5.1A muestra período del oscilador mitocondrial en los
dos extremos de la gama de temperatura, 25 ° C y 37 ° C, y más allá. Se puede observar que el período de la
oscilación se mantiene relativamente constante entre 25 ° C y 37 ° C; siendo la diferencia no es estadísticamente
significativa. Por otra parte, la ΔΨ metro período de oscilación se mantuvo igual después de un salto de temperatura de
25 ° C a 37 ° C dentro de la misma célula (Fig. 5.1B).

UNA segundo
200 25 C 37 C

160
121 ± 6
período (s) oscilatorio

Fluorescencia (au)

120 104 ± 7
** 36
71 ± 5
80
28 32

40 n = 22 n = 22 n = 22
20 24

0
0 300 600 900 1200
25 C 37 C 40-42 C
Tiempo (s)

Fig. 5.1 La compensación de temperatura exhibida por el oscilador mitocondrial en el régimen fisiopatológico. Recién
cardiomiocitos aislados se cargaron con 100 nM TMRM, una
ΔΨ metro sonda y fotografiada por microscopía de dos fotones. oscilaciones mitocondriales han sido provocadas por un rayo láser. La
temperatura en la etapa de un microscopio vertical Nikon E600FN fue controlado termostáticamente con un acceso sin
restricciones al oxígeno atmosférico. ( UNA) El período de oscilación ± SEM en segundos (tres experimentos independientes) se
analizaron a las temperaturas indicadas. La línea en la parte superior de las dos primeras barras indica el rango de temperatura
compensado de las oscilaciones. ( SEGUNDO) Este panel muestra un salto de temperatura entre los dos extremos (25-37 ° C) del
rango de compensación en una sola célula. Note la preservación del periodo de oscilación.

* * p <0,01
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 133

temperaturas intermedias en el intervalo de 25-37 ° C se analizaron también con resultados similares a los
mostrados en la Fig. 5.1A (no mostrado).
La constancia del período de un reloj se caracteriza por el coeficiente de temperatura, Q 10. En términos
generales, la Q 10 expresa que las tasas de muchos procesos fisiológicos y bioquímicos difieren por un factor de
2 o 3 a temperaturas de 10 ° C de diferencia. Así, cuando se dice que un ritmo biológico a ser compensado por
temperatura, la Q 10 valor es cercano a la unidad a pesar de una variación amplia gama de la temperatura
ambiente en estado estacionario. El coeficiente de temperatura se calculó como sigue (Anderson et al., 1985):

10 1

( TT - 2)
• •
2
Q 10 = t
•• ••
t 1

dónde τ 1 y τ 2 son los períodos de medias, respectivamente, a temperaturas T1 y T2 (con T1> T2). Se

obtuvo una Q 10 = 1,13 con τ 1 = 104 s, τ 2 = 121 s, T 1 = 37 ° C y T 2


= 25 ° C (Fig. 5.1A). Por lo tanto, las oscilaciones mitocondriales se temperaturecompensated dentro del rango
de 25-37 ° C con un período medio de ~ 110 s para toda la gama (Figs. 5.1A, 5.2B, C). Por debajo de ese rango
(23 ° C) el mecanismo de sincronización falla mostrando sólo oscilaciones asíncronos (Fig. 5.2D), mientras que
por encima de ese (42 ° C), las oscilaciones se detienen después de algunos ciclos (Fig. 5.2a).

5.3.2 Compensación de la temperatura en la alta frecuencia y baja amplitud


Régimen

A continuación se determinó la respuesta a la temperatura del régimen fisiológico. Anteriormente,


hemos caracterizado este régimen oscilatorio de la red mitocondrial cardíaca con Dispersional relativa
(RDA) y el análisis espectral de potencia (PSA) (Aon et al., 2006).

En la Fig. 5.3 se muestran los resultados representativos obtenidos a partir de las células del corazón cargadas
con TMRM, y la imagen con dos fotones microscopía de barrido láser. PSA detectó una diferencia significativa entre
células analizadas exterior (23 ° C) o dentro del rango de temperatura compensada (35 ° C). De hecho, el espectro
de potencia se caracteriza por varias frecuencias que faltan (es decir, mostrados como depresiones profundas) a 23 °
C en comparación con 35 ° C. Como se muestra en las inserciones de la Fig. 5.3A y C, el exponente espectral, β, en el
dominio de alta frecuencia (frecuencias> 0,3 Hz) disminuyó junto con la desaparición de determinadas frecuencias a
la temperatura exterior ( β = 1,39) en comparación con el plazo de ( β = 1.54) el intervalo de temperatura compensada.
La disminución de la β

en el de alta frecuencia, baja amplitud dominio del espectro (Fig. 5.3A y C) se había demostrado que resultará
predominantemente a partir de una pérdida significativa de correlación coherente con un acoplamiento más
débil entre los osciladores mitocondriales en la red (Aon et al., 2006 ). Sin embargo, el espectro total de
potencia exhibió similares β
y el análisis RDA no detectó diferencias en la dimensión fractal de las veces
134 MA Aon et al.

UNA TMRM continua


42 8 do 32 25 8 do
30

25

Fluorescencia (au)
28
Fluorescencia (au)

20

24
15

10 20
0 100 200 0 200 400 600 800

Tiempo (s)

segundo corriente
37 8 do
48 23 8 C
50 56
Fluorescencia (au)

Fluorescencia (au)
52
44

40
48

40 44

30
40

0 200 400 600 36


0 100 200 300

Tiempo (s)

Fig. 5.2 Características de las oscilaciones mitocondriales dentro y fuera del rango temperaturecompensated. Los cardiomiocitos
se aislaron y oscilaciones mitocondriales activan como se describe en la leyenda de la Fig. 5.1. Mostrados son representativos ΔΨ metro
oscilaciones obtenidas en cardiomiocitos vivos después de un flash de láser a las temperaturas indicadas. en el panel RE, las
oscilaciones exhibidas por cuatro células diferentes a 23 ° C se muestran

serie (Fig. 5.3A-D). Este último efecto indica que, en general, y a pesar de una disminución de la correlación, los
osciladores todavía exhiben memoria a largo plazo.

5.3.3 Compensación de temperatura por Kinetic Compensación

Decidimos probar in silico la hipótesis de la compensación de temperatura si se puede lograr a través de la


compensación cinética. El período de 100 s ΔΨ metro oscilaciones mitocondriales fueron simuladas a dos
temperaturas 10 ° C de diferencia (27 ° C y 37 ° C) con nuestro modelo previamente descrito del oscilador
mitocondrial (Cortassa et al.,
2004). La razón fundamental de esta in silico experimento se da por dependencia de la temperatura de una constante de
velocidad como se describe por la ecuación de Arrhenius:

Ej

RT
k J = Un correo
j
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 135

que después de reordenamiento se convierte en:

ln k= E LNA -
RT

con k, tarifa constante; UNA, constante Arrhenius; MI, energía de activación para la reacción;
R, constante de los gases ideales; T, temperatura.

0
UNA continua
0 -2

-2
0 β = 1.54
0 23 8 do 35 8 do -4

β = 1.39
-4 -6

-2 -6
-2 -8

-8 - 10
- 0.5 0.0 0.5 1.0
-4 -4

Poder registro
Poder registro

- 10
- 0.5 0.0 0.5

-6 -6

β = 1.71 β = 1.73
-8 -8

- 10 - 10
-3 -2 -1 0 1 -3 -2 -1 0 1
Frecuencia de registro Frecuencia de registro

segundo
- 0.8
corriente
- 0.8

- 1.2 - 1.2

- 1.6 - 1.6
ingrese CV

ingrese CV

0,95)
- 2.0
re f = 1,02 (r = 0,95) - 2.0

- 2.4 - 2.4

- 2.8 - 2.8
- 0.5 0.0 0.5 1.0 1.5 2.0 - 0.5 0.0 0.5 1.0 1.5 2.0

m log log m D f = 1,03 (r =

Fig. 5.3 Espectral de potencia (PSA) y relativa Dispersional (RDA) analiza dentro y fuera de la gama de temperatura con compensación de ΔΨ
metro series de tiempo de los cardiomiocitos vivos. Recién cardiomiocitos aislados se cargaron con 100 nM TMRM y la imagen por
microscopía de dos fotones en un intervalo de trama de 110 ms como se describió previamente (Aon et al., 2006). RDA y PSA se aplicaron
a series de tiempo compuesto de 2.000-4.000 puntos de tiempo (Aon et al., 2006). Representado es el análisis estadístico de ΔΨ metro serie de
tiempo de la red mitocondrial de los cardiomiocitos que viven cargados con TMRM exterior (23 ° C) ( UNA, SEGUNDO) o en el interior (35 °
C) ( DO, RE) el intervalo de temperatura compensada, la aplicación de PSA ( UNA, DO) o RDA ( SEGUNDO, RE) los análisis. en los paneles UNA
y do las inserciones muestran en detalle el espectro en el dominio de alta frecuencia (a color a> 0,3 Hz). Note las frecuencias que faltan
(vistos como depresiones) en la inserción del panel A en comparación con la riqueza de la inserción en el panel DO.

Una importante disminución en el exponente espectral, β, se determinó a bajas temperaturas. dispersión relativa (o coeficiente de
variación) como una función del parámetro de agregación, m, da una dimensión fractal, D F, cerca de 1,0 para los miocitos que
muestran grandes oscilaciones de amplitud en
ΔΨ metro o aquellos en condiciones fisiológicas, lo que indica un proceso de control determinista, mientras que D F
es 1,5 para un proceso completamente aleatorio (Aon et al., 2006). PSA ΔΨ metro series de tiempo después de Transformada Rápida de
Fourier, también revela un amplio espectro de oscilación en la mitocondria normalmente polarizadas con un exponente espectral, β = 1,79,
mientras que un proceso aleatorio da una β = 0 lo que significa que no existe una relación entre la amplitud y la frecuencia en una señal
aleatoria (Aon et al., 2006)
136 MA Aon et al.

Las energías de activación para las reacciones enzimáticas son del orden de 40-80 kJ mol -1. Como una guía general
esto significa que un C aumento de 10 ° de temperatura entre 20 ° C y 30 ° C se incrementará la velocidad de reacción
por un factor de ~ 2. Por lo tanto, suponiendo que

UNA 0.15

37 8 do

0.12

0.09
ΔΨ m (V)

0.06

0.03

0
0 100 200 300 400 500

segundo 0.15

27 8 do

0.12

0.09
ΔΨ m (V)

0.06

0.03

0
0 100 200 300 400 500

Tiempo (s)

Fig. 5.4 Simulación de compensación de temperatura mediante el modelo de oscilador mitocondrial. Simulación de las
oscilaciones mitocondriales se llevaron a cabo utilizando el modelo integrado de la energética mitocondrial con incorporado
IMAC, la producción de ROS, y ROS de barrido descrito anteriormente (Cortassa et al., 2004). los ΔΨ metro oscilaciones mostrados
corresponden a la 100 s período observado experimentalmente en cardiomiocitos de vida bajo estrés oxidativo, fisiopatológico,
las condiciones (Aon et al., 2003). Ver Cortassa et al. (2004) y Cortassa et al. (2003) para los parámetros utilizados en las
simulaciones
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 137

la ley de Arrhenius se aplica a todas las reacciones por el mismo factor, las constantes de velocidad de todos procesos
a 27 ° C se redujo a la mitad con respecto a los valores utilizados a 37 ° C para simular el 100 s oscilaciones
período en ΔΨ m ( Fig. 5.4A) (Cortassa et al.,
2004). En estas condiciones, se obtiene el mismo período a ambas temperaturas (Figs. 5.4A y B).

Con el fin de demostrar adicionalmente que hay una compensación cinética, y como una cuestión de
control, se redujo a la mitad las constantes de velocidad de todos los procesos con la excepción de aquellos
relacionados con la velocidad de la respiración, VO 2, ATPasa, y el IMAC. En estas condiciones paramétricas
obtuvimos un período de 100 ms en lugar de 100 s. Con el fin de restablecer período el 100 s de nuevo, sin
disminuir VO 2, un casi el doble aumento de la tasa de ROS barrido por la superóxido dismutasa (Et CÉSPED de
1,87 × 10 -3 a 3,48 × 10 -3 mmol s -1), tuvo que ser aplicado. Esto demuestra que la compensación cinética está
ocurriendo ya que tenemos que aumentar la tasa de ROS barrido para compensar las mayores tasas de
producción de ROS. De hecho, obtenemos período el 100 s si, en lugar de aumentar Et CÉSPED, una doble
disminución de la cantidad de portadores de electrones o enzimas o canales se impone para tener en
cuenta el salto de temperatura a través de las tarifas de los VO 2, ATPasa, y IMAC, respectivamente.

5.4 Discusión

La principal contribución del presente trabajo es mostrar que la red mitocondrial cardiaco exhibe
compensación de la temperatura dentro del intervalo de 25-37 ° C. Recientemente hemos descrito que las
mitocondrias cardíacas se comportan como una colección de osciladores débilmente acoplados con una
distribución de frecuencias amplia en condiciones normales (fisiológicos) que puede pasar a un estado
oscilatorio con una sola frecuencia dominante en condiciones de estrés metabólico (Aon et al., 2006, 2007a ).
Los resultados obtenidos muestran que la compensación de temperatura afecta a ambos regímenes aunque
de una manera diferente. Las altas oscilaciones de amplitud de baja frecuencia (fisiopatológico) presentan una
Q 10 de 1,13 lo que significa que el período de oscilación se mantuvo constante incluso con temperaturas tan
separadas como 12 ° C. Sin embargo, en el dominio fisiológico, compensación de temperatura parece
mantener la amplia distribución de la frecuencia de las oscilaciones de baja amplitud. Parece que a
temperaturas inferiores a 25 ° C, fuera del rango de temperatura compensada, las pérdidas de la red
mitocondrial “reserva espectral” por falta varias frecuencias. (. Goldberger et al, 1985) El término “pérdida de la
reserva espectral” se ha introducido en el contexto de la actividad eléctrica cardíaca durante la transición de
normal a estados patológicos (Casolo et al, 1989;. Ewing, 1991; Skinner et al. , 1993).

¿Cuál es la relevancia de la compensación de la temperatura en una red que exhibe un comportamiento de


ley de potencia inversa con un espectro libre de escala (como en la mitocondria cardiaca en el dominio
fisiológico)? Sugerimos que es importante para la conservación de la amplia distribución de la frecuencia de las
oscilaciones exhibidas por la red. En aras de la claridad, la escala libre significa que la red mitocondrial en la
fisiológico
138 MA Aon et al.

dominio no presenta una frecuencia característica (oscilatorio), sino toda una serie de ellos que abarca al
menos tres órdenes de magnitud. Esta es sin duda una situación diferente en el régimen fisiopatológico, en la
que predomina un único periodo en comparación con el dominio fisiológico donde varios períodos podrían ser
utilizados como temporizadores para un amplio abanico de escalas de tiempo. El hecho de que, según el
análisis RDA, no se pierde la correlación general entre los osciladores, argumenta a favor de la idea de que lo
que importa en el comportamiento fisiológico de la red mitocondrial es la distribución de frecuencias de los
osciladores.

5.4.1 Compensación Kinetic como un mecanismo de


compensación de temperatura

Una compleja red de reacciones que exhiben oscilaciones se dice que es la temperatura compensada cuando el
período del ritmo se mantiene constante a pesar de la variación de temperatura, y el hecho de que la mayoría
de las reacciones individuales (enzimas, canales) son dependientes de la temperatura. A modo de advertencia,
el Q 10 de la IMAC ha demostrado ser dependiente de pH y Mg 2+ la concentración de mitocondrias aisladas
(Beavis y Powers, 2004), una dependencia que no se contabiliza en nuestro modelo matemático (Cortassa et
al., 2004).

La compensación cinética encontrado en nuestro modelo del oscilador mitocondrial para simular la
compensación de temperatura descrito experimentalmente (Fig. 5.1), está relacionado con el concepto de
“retroalimentación antagonista” de Franck (Franck, 1980). Este concepto establece que la ocurrencia simultánea de
reacciones positivas y negativas en redes de reacción oscilatorios, da cuenta de las contribuciones positivas y
negativas a plazo de un oscilador. Teniendo en cuenta que las oscilaciones glicolíticas son dependiente de la
temperatura (Betz y Chance, 1965;. Mair et al, 2005), y la contabilidad de una dependencia de la temperatura de
tipo Arrhenius de las constantes de velocidad, un enfoque similar fue utilizado por otros autores para diseñar
teóricamente una con temperatura compensada oscilador glucolítica (Ruoff et al., 2003).

Compensación 5.4.2 La temperatura y el comportamiento de la red


mitocondrial

Para conseguir la compensación de temperatura, las mitocondrias deben actuar como una red con el fin de
compensar de forma simultánea para la cinética de todos los procesos que intervienen después de un cambio de
temperatura C 10 °. En una alta correlación, coordinado, la red de osciladores cada mitocondria afecta el
comportamiento temporal de sus vecinos. Este comportamiento coordinado se alcanza a través de ROS, el factor de
acoplamiento entre las mitocondrias, según lo sugerido por la pérdida de correlación entre los osciladores inducidos
por diferentes intervenciones que disminuyen estos mensajeros intracelulares (Aon et al., 2006, 2007a). Como
resultado, el comportamiento dinámico de la red corresponde a una vista estadístico
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 139

fractal, auto-similar, proceso caracterizado por un gran número de frecuencias en múltiples escalas de tiempo.

Curiosamente, cuando se pierde la organización de red de la mitocondria, es decir, después del aislamiento,
las oscilaciones se vuelven dependientes de la temperatura. Las oscilaciones iónicos descritos por (Chance y
Yoshioka, 1966) en las mitocondrias aisladas de corazón paloma dependencia de la temperatura exhibido. Estos
autores detectaron un aumento en la frecuencia de 80 a 20 s en el intervalo de temperatura de 26 a 35,5 ° C,
respectivamente.

5.4.3 El reloj mitocondrial y la ampliación de hipótesis

En esto se demostró que las oscilaciones exhibidas por la red mitocondrial y su red de reacciones
interrelacionadas (ciclo de Krebs, la fosforilación oxidativa, Ca 2+

dinámica, la liberación de ROS inducida por ROS) es compensado en temperatura. Las mitocondrias actúan como
“hubs” metabólicos y como productores de ROS como moléculas con dinámicas libres de escala de señalización (Aon
et al., 2007a). Estos resultados sugieren fuertemente que el rasgo de cronometraje intracelular de las mitocondrias
pertenece a las de un reloj biológico.

De acuerdo con los auto-similares, fractal, dinámica exhibidas por la red de osciladores
mitocondriales acoplados (Aon et al., 2006), las simulaciones de modelos indican que el periodo de
oscilación puede ser modulada a través de una amplia gama de escalas de tiempo (Aon et al. , 2007b;.
Cortassa et al, 2004). Esto sugiere que el oscilador mitocondrial puede jugar un papel como un
cronometrador intracelular (Fig.
5.5). En condiciones “fisiológicas”, mitocondrial ΔΨ metro fluctúa a alta frecuencia dentro de un rango de
amplitud restringido, lo que implica despolarizaciones de solamente
μ V a unos pocos mV (Fig. 5.5A). El estrés oxidativo puede provocar baja frecuencia,
oscilaciones de gran amplitud que caracterizan la respuesta “fisiopatológico” (Fig. 5.5B). Con
sólo cambiar un parámetro (la tasa de la superóxido dismutasa) varios períodos a través de una
amplia gama de escalas de tiempo de milisegundos (Fig. 5.5A) a horas (Fig. 5.5B) se puede
obtener. Por otra parte, el conocer experimentalmente la dinámica de ruido coloreado exhibidas
por las mitocondrias en el régimen fisiológico, y su transición a un comportamiento
fisiopatológico, podría ser simulado de dinámica determinista (oscilatorios) mediante la mezcla
de un cierto número de frecuencias de ambos dominios (Figs. 5.5A y 5.5B ). Por lo tanto, el
comportamiento de escala libre exhibido por la dinámica de la red mitocondrial nos permite
proponer que, como un controlador de tiempo,

Esta propuesta está de acuerdo con la hipótesis de escala introducido por West (1999). Esta hipótesis establece
que las correlaciones de largo alcance en las fluctuaciones dinámicas de la variable de un sistema (por ejemplo, ΔΨ metro)
se deben a la existencia de inestabilidades locales en la dinámica del sistema; de lo contrario el sistema conserva su
estabilidad dinámica global. El más largo y las escalas de tiempo más cortos exhibidos por la dinámica de un proceso
están ligados entre sí por medio de la escala, así que lo que afecta a una escala de tiempo
140 MA Aon et al.

UNA

125

120 100 ms 70 ms
ΔΨ m ( mV) 140 ms

115

s
0m
20
110

0 200 400 600 800


Nuevo
.c (
O2 Méjico)

segundo

ΔΨ metro
120

100 s 1 s
min 650 s
80
12 h 43
ΔΨ m ( mV)

40

0 30 60 90
.c ( μ METRO)
O2

Fig. 5.5 Comportamiento del modelo mitocondrial en el dominio de alta y baja frecuencia de las oscilaciones. Esta figura
-
muestra la relación de plano de fase entre ΔΨ metro y superóxido periplásmico, O 2 do,

liberado de las mitocondrias, en las altas (ms, UNA) y baja (sec a h, SEGUNDO) dominio de la frecuencia del comportamiento oscilatorio
que corresponden a ciclos límite estables. Ambos paneles muestran las amplias excursiones de concentración ROS asociados con el
grado de ΔΨ metro despolarización y el aumento del periodo de oscilación. flechas exteriores señalan el sentido de la bicicleta durante la
oscilación mientras que en el interior (de espesor) los denotan el aumento de período.

Se alcanzaron los diferentes períodos oscilatorios, dentro del dominio oscilatorio, después de cambiar la tasa de la superóxido
dismutasa (SOD) con ( UNA) o sin ( SEGUNDO) ligera modificación de la derivación (definida como la fracción del flujo de electrones
en la cadena respiratoria desviado a la generación de anión superóxido, O 2
-). Ver Cortassa et al. (2004) y Aon et al. (2006) para otros parámetros utilizados

en las simulaciones

les afecta a todos. Este tipo de interrelación de los datos a través de múltiples escalas de tiempo es
capturado por las estadísticas auto-similares (fractal) que presenta el ΔΨ metro series de tiempo de la red
mitocondrial cardiaco. Que este tipo de fractal temporal
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 141

surge de la bifurcación de la dinámica mitocondrial y sus propiedades de cronometraje a través de


múltiples escalas de tiempo ya se ha demostrado (Fig. 5.5) (Aon et al.,
2006, 2007a, b; Cortassa et al., 2004).

5.4.4 El reloj mitocondrial, envejecimiento y la enfermedad

Harman (1956) presentó la hipótesis de que el envejecimiento sería el resultado de un daño molecular inducido por la
ROS producidos por las mitocondrias (Harman, 1956). En el resumen de su propuesta seminal Harman dijo: “El
envejecimiento y las enfermedades degenerativas asociadas con él se atribuye fundamentalmente a los ataques
secundarios nocivos de los radicales libres sobre constituyentes celulares y en los tejidos conectivos. Los radicales
libres probablemente surgen en gran parte a través de las reacciones que implican oxígeno molecular catalizada en la
célula por las enzimas oxidativas y en los tejidos conectivos por trazas de metales tales como hierro, cobalto y
manganeso”.

Perspicacia, Harman conjeturó que un objetivo principal de los daños ROS sería el ADN, la presunción de
que en gran medida ha sido confirmada (Finkel y Holbrook, 2000; Lane, 2005;. Wright et al, 2004). Otra
observación profética fue la asociación entre el envejecimiento y la enfermedad degenerativa. De hecho, la
incidencia de enfermedades cardiovasculares, cáncer y neurodegenerativas (por ejemplo, Alzheimer,
Parkinson) enfermedades aumenta exponencialmente dentro del período de vida entre 45 y 65 años,
respectivamente (Finkel y Holbrook, 2000; Finkel, 2005).

El campo de la investigación sobre el envejecimiento y, en particular, en relación con la hipótesis de la Harman, está
llena de controversia, los resultados contradictorios, y las trampas (Lane, 2002, 2005). Aunque el consenso general es
que la hipótesis de Harman es, en general, correcta (Balaban et al., 2005), también se sabe que, como formulado
originalmente, es demasiado simplista. El último punto de vista ha sido confirmada por los resultados producidos por una
intensa investigación sobre los efectos de ROS en esperanza de vida y la enfermedad. El presente punto de vista es que
las mitocondrias representan el sitio principal de la producción de ROS en la célula (Turrens, 2003), y el estrés oxidativo
es una ruta importante fisiopatológico al colapso de ΔΨ metro.

Sin embargo, cuando se mantienen bajo control, ROS sirven como moléculas importantes de señalización (Cadenas,
2004; Droge, 2002; Haddad, 2004; Marin-Garcia y Goldenthal, 2004; Morel y Barouki, 1999) y su señalización de la
expresión génica depende altamente la capacidad de las células para mantener un ambiente intracelular reductora
(Cadenas, 2004; Droge, 2002). Otra línea de investigación sobre el envejecimiento hace hincapié en otros aspectos,
además de la “teoría de los radicales libres del envejecimiento”, tales como el enfoque dirigido por Kirkwood y la “teoría
del soma desechable” (Kirkwood, 1999, 2005). Este enfoque se conecta con la asociación de envejecimiento y la
enfermedad.

Varios años más tarde después de formular su hipótesis, Harman (1972), en un artículo titulado: “El reloj
biológico: Las mitocondrias?” propuso que el reloj biológico de la vida útil máxima de mamíferos sería en la
mitocondria (Harman, 1972). Más precisamente, sugirió que el tiempo de vida es en gran parte una
expresión de control genético sobre la tasa de utilización de oxígeno, una propuesta que, en retrospectiva,
parece también demasiado simplista. Sin embargo, nos gustaría hacer hincapié en que, al menos,
142 MA Aon et al.

en un aspecto Harman fue de nuevo correcta: mitocondrias tienen propiedades dinámicas consistentes con un
reloj biológico.

5.4.5 Observaciones finales

Llegamos a la conclusión de que la compensación de temperatura que presenta el comportamiento oscilatorio de


la red mitocondrial califica como un reloj biológico. estudios de simulaciones realizadas con un oscilador
mitocondrial dependiente de ROS sugieren que la compensación de temperatura se produce como resultado de la
compensación cinética. Las mitocondrias en el acto de red como un centro anidado en una red de reacciones
interrelacionadas, tales como el ciclo de TCA, la fosforilación oxidativa, Ca 2+ dinámica, la producción de ROS y
eliminadores de ROS, y la liberación de ROS inducida por ROS. Las propiedades de cronometraje red
mitocondriales se expresan por la dinámica fractal exhibidas por osciladores acoplados con múltiples y
simultáneas salidas en varias escalas de tiempo.

referencias

Anderson, RW, Laval-Martin, DL y Edmunds, LN, Jr. (1985). osciladores ciclo celular. Temperatura
compensación del ritmo circadiano de la división celular en Euglena. Exp Cell Res 157, 144-158. Aon, MA, Cortassa, S.,
Marban, E. y O'Rourke, B. (2003). Sincronizada oscilaciones de células enteras
ciones en el metabolismo mitocondrial desencadenados por una liberación local de especies reactivas del oxígeno en los miocitos cardíacos. J
Biol Chem 278, 44735 a 44744.
Aon, MA, Cortassa, S. y O'Rourke, B. (2004). Percolación y criticidad en un mitocondrial
red. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 101, 4447-4452.
Aon, MA, Cortassa, S. y O'Rourke, B. (2006). La organización fundamental de la cardiaco
mitocondrias como una red de osciladores acoplados. Biophys J 91, 4317-4327. Aon, MA, Cortassa, S. y O'Rourke,
B. (2007a). En las propiedades de red de la mitocondria.
Wiley-VCH Verlag GmbH & Co. KGaA, Weinheim. Aon, MA, Cortassa, S. y O'Rourke, B. (2007b). oscilaciones
mitocondriales en la fisiología y
fisiopatología. Austin, TX: Landes Bioscience.
Balaban, RS, Nemoto, S. y Finkel, T. (2005). Las mitocondrias, los oxidantes, y el envejecimiento. Célula 120,
483-495.
Beavis, AD y Powers, M. (2004). Dependencia de la temperatura de la miem- interna mitocondrial
canal de aniones brana: la relación entre la temperatura y la inhibición por el magnesio.
J Biol Chem 279, 4045 a 4050.
Betz, A. y Chance, B. (1965). Influencia de los inhibidores y la temperatura sobre la oscilación de
reducción de nucleótidos de piridina en células de levadura. Arco Biochem Biophys 109, 579-584. Cadenas, E. (2004). producción de
radicales libres mitocondrial y la señalización celular. Aspectos Mol Med
25, 17-26.
Casolo, G., Balli, E., Taddei, T., Amuhasi, J. y Gori, C. (1989). corazón espontánea disminuido
variabilidad de la frecuencia en la insuficiencia cardíaca congestiva. Am J Cardiol 64, 1162-1167. Chance, B. y Yoshioka, T. (1966).
oscilaciones sostenidas de los constituyentes iónicos de la mitocondria.
Arco Biochem Biophys 117, 451-465.
Cortassa, S., Aon, MA, Marban, E., Winslow, RL y O'Rourke, B. (2003). Un integrado
modelo de la dinámica del metabolismo de energía y de calcio mitocondrial cardíacas. Biophys J 84,
2734-2755.
5 ¿Hay un reloj mitocondrial? 143

Cortassa, S., Aon, MA, Winslow, RL y O'Rourke, B. (2004). Un oscilador mitocondrial


depende de las especies reactivas del oxígeno. Biophys J 87, 2060-2073. Droge, W. (2002). Los radicales libres en el control
fisiológico de la función celular. Rev Physiol 82, 47-95. Edmunds, LN, Jr. (1988). bases celulares y moleculares de los relojes
biológicos: modelos y meca-
nismos de cronometraje circadiano. Nueva York: Springer.
Ewing, DJ (1991). variabilidad del ritmo cardíaco: un nuevo e importante factor de riesgo en pacientes que han
infarto de miocardio. Clin Cardiol 14, 683-685.
Finkel, T. y Holbrook, NJ (2000). Oxidantes, el estrés oxidativo y la biología del envejecimiento. Naturaleza
408, 239-247.
Finkel, T. (2005). Opinión: medicina radical: tratar el envejecimiento de curar la enfermedad. Cell Nat Rev Mol
Biol 6, 971-976.
Franck, UF (1980). El oscilador membrana Teorell - un modelo nervio completa. Ups J Med Sci
85, 265-282.
Goldberger, AL, Bhargava, V., West, BJ y Mandell, AJ (1985). En un mecanismo de car-
diac estabilidad eléctrica. La hipótesis fractal. Biophys J 48, 525-528. Haddad, JJ (2004). sensor de oxígeno y rutas
relacionadas redox-oxidantes /. Biochem Biophys Res
Commun 316, 969-977.
Harman, D. (1956). Envejecimiento: una teoría basada en la química de radicales libres y la radiación. J Gerontol 11,
298-300.
Harman, D. (1972). El reloj biológico: las mitocondrias? Soc J Am Geriatr 20, 145-147. Kirkwood, T. (1999). Tiempo de nuestras vidas:
la ciencia del envejecimiento humano. Nueva York: Oxford University
Prensa.

Kirkwood, la tuberculosis (2005). La comprensión de la ciencia impar de envejecimiento. Célula 120, 437-447. Klevecz, RR, Bolen, J.,
Forrest, G. y Murray, DB (2004). Una amplia oscilación genoma en
puertas de transcripción y la replicación del ADN del ciclo celular. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 101,
1200-1205. Kuramoto, Y. (1984). oscilaciones químicas, las olas y la turbulencia. Berlín: Springer. Lane, N. (2002). Oxígeno:
la molécula que hizo el mundo. Nueva York: Oxford University Press. Lane, N. (2005). Poder, el sexo, el suicidio: las
mitocondrias y el sentido de la vida. Oxford: Oxford

Prensa de la Universidad.

Lloyd, D. (1998). Los ritmos circadianos y ultradian reloj controlado en microorga- unicelular
ismos. Adv Microb Physiol 39, 291-338. Lloyd, D. (2007). oscilaciones respiratorias en la levadura. Austin, TX: Landes
Bioscience. Lloyd, D. y Murray, DB (2006). La arquitectura temporal del crecimiento eucariota. FEBS Lett

580, 2830-2835.
Lloyd, D. y Murray, DB (2007). ritmicidad Redox: relojes en el núcleo de la coherencia temporal.
BioEssays 29, 465-473.
Lloyd, D., Aon, MA y Cortassa, S. (2001). ¿Por homeodinámica, no homeostasis?
ScientificWorldJournal 1, 133-145.
Mair, T., Warnke, C., Tsuji, K. y Muller, SC (2005). El control de oscilaciones glicolíticas por
temperatura. Biophys J 88, 639-646.
Marín-García, J. y Goldenthal, MJ (2004). Corazón vías de señalización mitocondrias de evaluación:
de un campo emergente. J Mol Med 82, 565-578.
Morel, Y. y Barouki, R. (1999). La represión de la expresión génica por el estrés oxidativo. Biochem J
342 (Pt 3), 481-496.
Murray, DB, Roller, S., Kuriyama, H. y Lloyd, D. (2001). control de reloj de respi- ultradiana
oscilación toria encontrado durante el cultivo continuo de levadura. J Bacteriol 183, 7253 a 7259. Pittendrigh, CS (1993).
organización temporal: reflexiones de un reloj-darwiniana observador. Annu
Rev Physiol 55, 16-54.
Roussel, MR y Lloyd, D. (2007). Observación de un atractor caótico metabólica multioscillatory
mediante la monitorización en tiempo real de un cultivo continuo de levadura. FEBS J 274, 1011-1018. Ruoff, P., Christensen, MK,
Wolf, J. y Heinrich, R. (2003). Dependencia de la temperatura y
compensación de temperatura en un modelo de levadura oscilaciones glicolíticas. Biophys Chem 106,
179-192.
144 MA Aon et al.

Skinner, JE, Pratt, CM y Vybíral, T. (1993). Una reducción en la dimensión de correlación de


intervalos de latidos precede a la fibrilación ventricular inminente en sujetos humanos. Am Heart J
125, 731-743. Strogatz, SH (2003). Sync: la ciencia emergente del orden espontáneo. Nueva York: Hyperion.
Sweeney, BM y Hastings, JW (1960). Efectos de la temperatura sobre ritmos diurnos. Frío

Primavera Harb Symp Quant Biol 25, 87-104.


Turrens, JF (2003). formación mitocondrial de especies reactivas del oxígeno. J Physiol 552,
335-344.
West, BJ (1999). Fisiología, la promiscuidad y la profecía en el Millennium: Una historia de colas.
Singapur: World Scientific.
Winfree, AT (1967). Los ritmos biológicos y el comportamiento de las poblaciones de osciladores acoplados.
J Theor Biol dieciséis, 15-42.
Wright, AF, Jacobson, SG, Cideciyan, AV, Roman, AJ, Shu, X., Vlachantoni, D., McInnes,
RR y Riemersma, RA (2004). Esperanza de vida y el control mitocondrial de la neurodegeneración.
Nat Genet 36, 1153-1158.
Capítulo 6
Ultradian y ritmos circadianos:
Experimentos y modelos

B. Fuentes-Pardo 1, C. Barriga-Montoya 1, M. Lara-Aparicio 2,


y S. López de Medrano 3

Resumen La importancia de ambos ritmos circadianos y ultradian en la naturaleza es bien conocida. En la


literatura se pueden encontrar muchos artículos que se refieren a las características y propiedades de tales
ritmos y, en algunos casos, de su modelado matemático.

Sin embargo, en lo que sabemos, no hay suficiente información sobre estos dos tipos de ritmos, ya
sea desde un punto de vista biológico o matemática.
En este capítulo se describen las principales características de la estructura del ritmo circadiano cangrejos de
río y su simulación matemática a través de diferentes etapas de desarrollo y situaciones experimentales. Durante el
trabajo que se observó la persistencia de los ritmos ultradian incluso cuando están enmascarados por los ritmos
circadianos.
Por otra parte, cuando los transitorios se analizaron en ambos modelos, biológicos y matemáticos, que nos llevó a
considerar la hipótesis de que los ritmos ultradian podrían representar una regresión a un estado dinámico de vital
importancia primordial.
Finalmente, se presenta en ciertos nuevos experimentos y sus modelos matemáticos, donde podemos
observar la presencia inicial de un ritmo circadiano y su posterior regresión a un nuevo uno ultradian por la
influencia de una perturbación externa.
Parece que los ritmos ultradian surgen por primera vez en la evolución y en la ontogenia, anterior, en ambos
casos, la aparición de los ritmos circadianos.

Palabras clave ritmos circadianos ultradian, ritmos, Modelo matemático

1 Departamento de Fisiología, Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México, México,

DF, CP. 04510, México


Los correos electrónicos: bfpardo@servidor.unam.mx; carolina@mmc2.igeofcu.unam.mx

2 Departamento de Matemáticas, Facultad de Ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México,


México, DF, CP. 04510, México Correo electrónico: aparicio@servidor.unam.mx

3 Instituto de Matemáticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, México, DF, CP. 04510, México.

E-mail: santiago@matem.unam.mx

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 147


© Springer Science + Business Media BV 2008
148 B. Fuentes-Pardo et al.

6.1 Antecedentes biológicos

A través del conocimiento que obtuvimos cuando simulamos las diferentes etapas y propiedades de un ritmo
circadiano en los cangrejos nos dimos cuenta de la importancia de las relaciones entre ultradiana y los ritmos
circadianos.
Los ritmos circadianos se han reconocido durante mucho tiempo como una característica fundamental en
la organización de los sistemas vivos (Aschoff, 1960; Bünning, 1973; Pittendrigh, 1974). Particularmente en el
sistema visual de cangrejo de río, la actividad rítmica ha sido ampliamente estudiado (Fuentes-Pardo y
Inclán-Rubio, 1981; Fuentes-Pardo y Ramos-Carvajal, 1982; Fanjul-Moles et al, 1987;.. Fuentes-Pardo et al,
1992, 1997; Fuentes-Pardo y Hernández-Falcón, 1993). Cuando un animal intacto se mantiene bajo
oscuridad completa (excepto para los pulsos de luz de prueba) y se controla la temperatura ambiente, un
ritmo circadiano claro (con período de 23,4 h) se obtiene en la amplitud de la respuesta eléctrica los
fotorreceptores visuales a la luz (electrorretinograma, ERG ). El ERG es sólo la suma de la actividad de los
fotorreceptores visuales y su amplitud depende tanto de la probabilidad de que un fotón llega a la retina y la
excitabilidad células fotorreceptoras. Las células que contienen pigmentos de blindaje de la retina, proximal y
distal, son las estructuras responsables de la regulación de la transmisión de la luz a los fotorreceptores
visuales. Durante muchos años se ha sabido (Welsh,

1941) que el control hormonal dicta la posición pigmentos de blindaje de la retina; este es mediada
principalmente por la hormona dispersante del pigmento (PDH) y el pigmento de concentración de rojo
hormonal (RPCh) (Garfias et al, 1995;. Porras et al, 2001;. Aréchiga y Rodríguez-Sosa, 2002).
Recientemente, se ha propuesto que, además de la función de la PDH en la regulación de pigmentos
accesorios visuales, esta hormona influye en el ritmo circadiano ERG modificar la densidad y / o la
sensibilidad de los receptores de membrana que participan en el proceso de la fototransducción, durante el
ciclo de 24 h (Verde et al., 2007).

En la actualidad, no existen estudios concluyentes sobre el origen de la oscilación ERG. Un enfoque a este
problema está relacionado con el estudio de la ontogenia de este ritmo circadiano.

Para la expresión de un patrón circadiano es necesario que la estructura anatómica alcanza la


madurez y establece las relaciones estructurales y fisiológicas necesarias entre sus partes. Durante el
desarrollo, las diferentes estructuras y funciones comienzan a mostrar un poco de organización
temporal que eventualmente adquirir características circadianos. Esto implica que subyace en el
sentido del tiempo del organismo no están presentes una serie de cambios en su organización
anatómica y funcional. De hecho, el organismo exhibe cambios sucesivos en el período, la amplitud
relativa y el nivel de actividad de sus ritmos circadianos durante todo el proceso ontogenia. Se puede
suponer que la variación en estos parámetros implica cambios en los elementos principales de un
sistema circadiano, es decir, las estructuras implicadas en la generación,

En cangrejos muy jóvenes (inmediatamente después de la eclosión), la amplitud ERG es muy baja (~ 4 μ V) y
muestra claras fluctuaciones periódicas ultradian con un período que varía de 15 min a 4 h. Cuatro semanas de edad
cangrejos expresan mayor amplitud ERG (~ 50 μ V)
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 149

y, por primera vez, la presencia de una oscilación circadiano. El análisis de estas grabaciones
también revela un ritmo ultradian similares a los registrados de los cangrejos de río más joven,
pero ahora superpuesta sobre una oscilación con periodos circadianos (aunque algo
irregulares). Cuando el joven cangrejo de río se registraron a diferentes temperaturas
ambientales de los ciclos de alta frecuencia no cambiaron ya sea frecuencia o amplitud. Los
animales más viejos (alrededor de 5 meses después de la eclosión) muestran un incremento
progresivo de la ERG amplitud y duración de período, así como una desaparición progresiva
de los ciclos de alta frecuencia. Desde este momento, la amplitud y período de oscilación
muestran los valores característicos para esta especie (Fig. 6.1).

Es tentador proponer que durante la ontogenia, antes de la maduración completa del sistema
neuroendocrino, sólo hay osciladores de frecuencia ultradian, que desaparecen progresivamente hasta
desaparecer bajo la influencia de algunos neurosecreciones circadianos liberados principalmente de la glándula
sinusal (en el pedúnculo ocular). La aparición de un ritmo circadiano coincide con la maduración del sistema
neuroendocrino. En apoyo de esta idea está el hecho bien establecido de que en el primero y segundo instar
(desde el nacimiento hasta 28 días) la migración de los pigmentos de detección (que depende de la presencia
de al menos dos hormonas, PDH y RPCh) no se observa. etapas de cangrejo de río avanzada muestran una
respuesta normal fotomotor, que indica que ambos de detección células pigmentarias y mecanismo de
liberación de la neurosecreción han alcanzado una etapa de maduración adecuado.

El patrón 4 h encontrado en el cangrejo de río más joven es similar al patrón encontrado en la amplitud
ERG grabado del tallo óptico aislado de un cangrejo de río adulto (Sánchez y Fuentes-Pardo, 1976). En este
diseño experimental, se pudo observar que, superpuesta a las variaciones circadianas en la amplitud ERG,
había ciclos de alta frecuencia (con períodos de alrededor de 2-4 h) que parecen estar correlacionados con
el tiempo circadiano, ya que su amplitud depende de la fase del ritmo circadiano cuando

Fig. 6.1 Ontogenia del ritmo circadiano ERG. Véase el texto para la explicación
150 B. Fuentes-Pardo et al.

aparecieron (Fig. 6.2). Es notable que estos cambios periódicos de la amplitud de ERG están presentes
en la eyestalk aislada sin cambios en las ubicaciones de los pigmentos accesorios.

grabaciones largo plazo de la ERG de cangrejo de río privados de una o ambas glándulas de los senos paranasales
muestran un ritmo circadiano muy irregular con ciclos ultradian superpuestas (Moreno-Sáenz et al, 1986, 1992.): estos
fueron más clara en los animales privados de ambas glándulas de los senos paranasales (Fig . 6.3). En estos
experimentos, parece que estamos observando cambios en la organización de un ritmo circadiano producido como
consecuencia de

0.3

0.10

0.2
ERG, mV

ERG, mV
0.05

0.1

10 12 14 dieciséis 14 dieciséis 18 20 22

Tiempo, h

Fig. 6.2 ERG grabación de un tallo ocular aislado. oscilaciones de frecuencia alta, tomadas del mismo experimento, en dos momentos
circadianos diferente. Tenga en cuenta que la forma de onda y la amplitud son muy diferentes dependiendo del tiempo circadiano de la
observación

Fig. 6.3 registros de ERG simultáneas a largo plazo de ambos ojos de los cangrejos de río con la ablación de la glándula sinusal. Obsérvese la
presencia de ciclos de alta frecuencia superpuestas sobre la actividad circadiana
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 151

la pérdida de un oscilador. Este oscilador sería una salida de la glándula sinusal que, en condiciones
normales, los bloques de los ciclos de ultradian e impone cambios circadianos en sensibilidad a la luz los
fotorreceptores a través de la liberación circadiano de PDH (Verde et al., 2007).

Más difícil de explicar son los resultados obtenidos con los experimentos con óxido de deuterio (D 2 O);
esto fue empleado a diferentes dosis en grabaciones a largo plazo de la ERG (Fuentes-Pardo y
Moreno-Sáenz, 1988). En este trabajo los autores analizaron el efecto del óxido de deuterio sobre las
oscilaciones circadianas obtenidos a partir de tanto animal intacto y eyestalk aislado, y sobre las
oscilaciones ultradian obtenidos del tallo óptico aislado. Los resultados mostraron un alargamiento de
ambos periodos circadianos y ultradian. Además, no había una relación directa entre la D 2 dosis O y la
duración del período en ambos ciclos circadianos y ultradian. También había una relación directa entre el
alargamiento de la ultradian y los ciclos circadianos observado con cada dosis de D 2 O emplea. Se propuso
que la prolongación del período circadiano es debido al efecto de D 2 O en las oscilaciones de alta
frecuencia. Los experimentos eyestalk aisladas refuerzan esta interpretación, ya que el grupo de
osciladores (células) que eran parcialmente desacoplado debido a la ablación eyestalk, también muestra un
incremento en el periodo en presencia de D 2 O, ya que provoca un alargamiento de los ciclos ultradian
superpuestas en los ciclos circadianos (Fig. 6.4). El alargamiento producido por D 2 O podría resultar de la
difusión de esta sustancia a todas las células, tejidos y órganos del organismo, en particular a las células
implicadas en la generación y la expresión de la actividad oscilatoria ERG. Estas células serían realmente
los osciladores que reducen su frecuencia de oscilación producida por los cambios físico-químicas de D 2 O.
Los resultados nos permiten proponer que la D 2 O afecta la maquinaria oscilatorio por su propiedad general
bien establecida de ralentizar la cinética de reacción bioquímicos debido a los “efectos de isótopos
pesados”.

34

30
período circadiano (h)

26

22

30 34 38 42

período Ultradian (h)

Fig. 6.4 Relación entre ciclos ultradian y circadianos en el eyestalk aislado obtenidos con diferentes D 2 dosis O
(1,25%, 2,5%, 5,0%, 10,0%, 20,0% y 30,0%)
152 B. Fuentes-Pardo et al.

Cuando el ritmo circadiano ERG grabado de un cangrejo de río mantiene bajo oscuridad constante es
perturbado por la presencia de un estímulo de luz, esto induce un cambio de fase, un avance o un retraso,
que puede ser detectada una vez que el ritmo vuelve a un estado estacionario. El sentido y la magnitud del
cambio dependen del tiempo circadiano de la aplicación del estímulo. Vale la pena señalar que
inmediatamente después de la aplicación de la luz, el ritmo circadiano ERG muestra una etapa transitoria
caracterizada por la presencia de oscilaciones (ultradian) irregular de alta frecuencia; las características de
estos, en particular de fase, así como el momento circadiano cuando se aplicó el estímulo, parecen
determinar si el ritmo mostrará avance o retraso en el estado estacionario.

Se puede proponer que los ritmos ultradian observados en todos y cada uno de los escenarios
experimentales anteriores (ontogenia, eyestalk seccionada, seno privación glándula, D 2 O y la aplicación de un
estímulo de luz) aparecen como una consecuencia de la falta (o disminución de la velocidad en el caso de D 2 O)
de la liberación periódica de algunos de hormonas, particularmente PDH.

Por desgracia, no tenemos una explicación concluyente de la función fisiológica de los ciclos ultradian
en el ritmo circadiano ERG. Es tentador proponer que en la ontogenia, antes de la maduración completa
del sistema neuroendocrino, sólo hay ultradian osciladores, y que en los animales adultos de su
reaparición se produce durante algunas perturbaciones exógenas.

En resumen, y de acuerdo con muchos autores que trabajan diversas especies (Goldbetter, 1991;
Veldhuis, 1992; Lloyd y Kippert, 1993; Lloyd et al, 2002; Lloyd y Murray, 2005.), Los ciclos de alta frecuencia:
(a) posee propiedades similares a los ciclos circadianos, es decir, muestran mecanismos de compensación
de temperatura y son afectados por los mismos productos químicos que afectan a los circadianos.
observaciones algo similares han sido hechas por los autores que trabajan con diversos sistemas biológicos;
(B) son una expresión muy temprana de la actividad celular en la ontogenia; (C) desaparecerá cuando la
oscilación circadiana sobretensiones; (D) volver a aparecer si falla el sistema circadiano neuroendocrino; y (e)
resurge bajo algunas condiciones de perturbación externa.

6.2 Antecedentes matemáticos

Los ritmos circadianos se han modelado durante muchos años por los sistemas dinámicos con ciclos
límite, a partir de la obra de Wigglesworth y Kalmus (1960) y continuada por muchos autores, entre otros
K. Klotter que propusieron un oscilador de van der Pol, RA Wever que era el primero para modelar los
ritmos circadianos humanos,
T. Pavlidis que publicó un importante libro sobre el tema (Pavlidis, 1973), y
A. Winfree que desarrolló en una serie de artículos una teoría geométrica de los relojes biológicos que
sintetiza en su famoso libro (Winfree, 1980). Una lista importante de problemas en los principios
matemáticos que rigen la ritmicidad circadiana también fue establecido por Winfree (1979). Para una
descripción detallada de estos desarrollos ver Lara-Aparicio et al. (2006).
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 153

ultradian ritmos pueden ser modelados en la misma forma que los circadianos. De hecho, se ha observado que
tanto los ritmos comparten muchas de sus propiedades y, hasta ahora, los ritmos ultradian no han planteado nuevos
problemas para el modelado.
Más interesante ha sido el problema de los sistemas de modelado implica ritmos circadianos y tanto
ultradian en la interacción. La mayor parte del trabajo en este aspecto está relacionado con la cuestión del
origen de los ritmos circadianos. Dado que la mayoría de los ritmos a nivel celular son ultradiana es natural
imaginar que los circadianos globales son el resultado de la unión de un gran número de ultradian osciladores
locales. Un primer intento de construir un modelo de esta hipótesis fue hecha por Winfree (1967) que acopla
físicamente a un gran número de osciladores. A partir de entonces, se han sugerido muchos modelos
matemáticos diferentes. Uno de los más recientes (Paetkau et al., 2006) tiene la característica de estar
basada en modelos de ultradian osciladores reales en la biología molecular. Sin embargo, en este caso, el
oscilador circadiano no se le da una interpretación concreta basada en datos reales derivados
biológicamente, y la linealidad supuesta de los osciladores involucrados no refleja todas las características de
los biológicos. Muchos de los otros modelos propuestos sólo tratar de modelar la posibilidad abstracta de
tales acoplamientos sin interpretación concreta de cualquiera de oscilador.

Un tal modelo matemático interesante fue construido por Pavlidis (1969) mediante el acoplamiento de un gran
número de osciladores de la misma frecuencia de una manera tal que la salida sumada resultante tiene una frecuencia
considerablemente más pequeño.
Una limitación del modelo Pavlidis se señaló en Barrio et al. (1997). La frecuencia de la resultante de los
osciladores ultradian en el modelo depende en gran medida el número de ellos, en contraste con el
comportamiento observado de los osciladores circadianos que conservan su frecuencia, incluso cuando una
gran parte del tejido de soporte que se eliminan. En este interesante artículo se muestra cómo mejorar el
modelo Pavlidis' mediante un acoplamiento jerárquica de los osciladores de tal manera que la frecuencia del
oscilador resultante no depende en gran medida del número de osciladores ultradian por encima de una cierta
cantidad. Otros modelos interesantes también se discuten en el artículo de Barrio.

Nos encontramos en nuestra modelar una situación muy diferente. En la ontogénesis de un ritmo circadiano
los experimentos mostraron un ritmo ultradiana global en individuos muy jóvenes que se desarrolla en un ritmo
circadiano global con una etapa intermedia en la que se superponen los dos ritmos. ¿Cómo se podría construir
un modelo de este basado en el acoplamiento de muchos osciladores ultradian?

La fuerza de acoplamiento de los osciladores debe variar durante el desarrollo del ritmo: En las primeras etapas,
el acoplamiento debe ser lo suficientemente débil como para preservar el carácter ultradiana de la salida resultante,
pero lo suficientemente fuerte como para sincronizar todos los osciladores (de lo contrario el resultado sería una
señal prácticamente constante, siendo la suma de muchos relojes no sincronizados). En el otro extremo del proceso,
en la etapa adulta, la fuerza del acoplamiento debe ser capaz de producir un resultado circadiano global, como en
los modelos descritos anteriormente. Y también debería reproducir el paso intermedio donde ambos ultradiana y los
ritmos circadianos coexisten!

Para nuestro propósito, hemos tomado una opción diferente, sin negar que sería interesante para
buscar un modelo simple cuyos osciladores individuales y modos
154 B. Fuentes-Pardo et al.

de acoplamiento evolucionar de forma natural en la manera anterior. Nuestro enfoque consiste en asumir
la existencia de un ritmo ultradiana bien definido desde el principio de los ontogénesis y de un ritmo
circadiano que emerge gradualmente, pero cuyo carácter circadiano está bien definida desde su primera
manifestación. Y nos concentramos en el modelado de las relaciones entre los dos. Esto no excluye la
posibilidad de que el oscilador circadiano podría ser el resultado de la unión de muchos ultradian
osciladores. Si el oscilador ultradiana que vemos desde el principio es uno de ellos o no es irrelevante
para el modelado. Sin embargo, la interpretación biológica señala con mucho énfasis al hecho de que
cada uno de los osciladores existe en diferentes estructuras anatómicas.

Desde hace algún tiempo hemos estado trabajando con un modelo matemático basado en el trabajo
experimental descrito anteriormente, desarrolló por primera vez para simular la ontogenia del ritmo circadiano en
cangrejos de río y luego confrontado con otras situaciones experimentales en las que era objeto sólo para pequeñas
adaptaciones. Este modelo se basa en la consideración de que una cierta estructura anatómica tiene la capacidad de
oscilar con una frecuencia ultradian mientras que otro es capaz de oscilar con una frecuencia circadiano.

Vamos a explicar cómo funciona este modelo matemático en términos descriptivos: Trabajamos de
acuerdo con una larga tradición en el tema (ir al menos tan atrás como Kalmus y Wigglesworth, 1960), que
asocia un ciclo límite a un ritmo circadiano (véase Lara -Aparicio et al., 1993), pero se utilizó un sencillo de
dos oscilador dimensional con un ciclo límite circular en lugar del oscilador usual Pol van der.

Básicamente, el modelo está constituido por dos osciladores acoplados de ciclo límite de este tipo, uno
de ellos de una alta frecuencia relativa (ultradian), y el otro con una baja frecuencia relativa (circadiano) que
gobierna al oscilador anteriormente.
Una descripción completa del modelo matemático aparece en muchos artículos publicados (Véase la
bibliografía al final del capítulo).
Por el momento, queremos hacer hincapié en varios hechos importantes que se interrelacionan los ritmos circadianos
y ultradian, ya que se puede comprobar a través del comportamiento del modelo de la persistencia de los ciclos ultradian
durante la vida completa de los cangrejos de río.
El ritmo ultradiana se ve en el electrorretinograma (ERG) de los más jóvenes cangrejos de río, e incluso
durante su juventud; sólo desaparece en la edad adulta (Fig. 6.1 y 6.5).

Fig. 6.5 curva de amplitud ERG generado por el modelo matemático. Se puede observar la ultradiana (0 ® 1), superpuesta
(1 ® 2) y circadiano (2 ®) etapas
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 155

Fig. 6.6 La modelización matemática de la supresión del ritmo circadiano que regula

Fig. 6.7 Efecto de un solo pulso de luz en el ritmo circadiano ERG. La flecha indica la aplicación zeitgeber

La existencia de un ritmo ultradiana latente en la etapa adulta es un hecho básico del modelo que se puede
observar en diferentes situaciones experimentales:

1. Cuando se suprime el ritmo circadiano de gobierno, el ritmo ultradian reaparece (Fig. 6.6).

Si uno perturba el ojo del cangrejo de río con un único pulso de luz de señal, se observa la reaparición del
ritmo ultradian en la curva de respuesta durante la fase transitoria corto que precede a la restitución del
ritmo circadiano con un desplazamiento anticipado o retardo de fase (Fig. 6.7). Estas dinámicas transitorias
son de una gran importancia evolutiva de acuerdo con A. Winfree que escribió (Winfree, 1979): La dinámica
de los transitorios han sido casi universalmente ignorado. Pero a la mente es la esencia de la adaptación
temporal y el principal objetivo del cambio evolutivo. ...

2. Más recientemente, en los experimentos descritos en la sección siguiente, cuando un cangrejo macho
es perturbado por la presencia de una hembra, la aparición del ritmo ultradian se observa de nuevo,
esta vez superpuesta sobre una circadiano.

6.3 acción de las hormonas sexuales en ERG ritmo circadiano

El ritmo ERG amplitud circadiano en cangrejo de río está bien caracterizado. Con el objetivo de obtener
(y algunas veces de predecir) modificaciones en su fase de muchos diferentes señales externas, tanto
fótica y no photic período, amplitud y, se han aplicado. Estas manipulaciones permiten una mejor
comprensión de los principios fisiológicos que subyacen en el ritmo.
156 B. Fuentes-Pardo et al.

Es bien conocido que las sustancias químicas, así como estímulo fótica influyen en gran medida los
mecanismos de sincronización del ritmo circadiano. Con menor frecuencia, sustancias químicas tienen un
efecto sobre el periodo del ritmo, como es el caso de ecdisterona, una hormona capaz de modificar la
amplitud, el nivel de excitación, el período y nivel de ruido del ritmo circadiano ERG de una manera
cuantitativa y cualitativa.
Ecdysterone se ha propuesto como una feromona u hormona sexual. También participa en el ciclo de
muda, en el desarrollo del sistema nervioso, en la muerte neuronal programada y en muchas otras
funciones. En cangrejo de río, su síntesis tiene lugar en el Y-órgano y está regulada por la hormona de la
muda de inhibición, un polipéptido secretado por la glándula complejo X-órgano-sinusal en la eyestalk.

Experimentos recientes han llevado a cabo en un cangrejo macho adulto ( P. clarkii)


previamente adaptado a LD 12:12 ciclos, grabados a 16 ° C bajo oscuridad constante, a excepción de la luz de
prueba parpadea (1,8 lux de intensidad y 10 μ s de duración) enviado al ojo cada 3 min (ver Fuentes-Pardo y
Inclán-Rubio, 1981 para una explicación detallada del método de grabación) y que muestra el ritmo circadiano
normal, claro en su amplitud ERG. Después de 3 o 4 días de ERG grabación bajo estas condiciones
ambientales controladas, ya sea un cangrejo de río hembra adulta o una solución de ecdisterona se introdujo
en el baño durante 20 min. En comparación con el experimento de control antes de la flecha, cuando volvemos
a las condiciones controladas, los cambios cualitativos importantes se pueden observar en este ritmo (Fig. 6.8).

El análisis de la serie de tiempo antes y después de la perturbación muestra que las series de tiempo no
son estacionaria: acortamiento de la duración del período circadiano (típicamente media hora) se observa,
así como la aparición de alta frecuencia oscilaciones (ultradian) con períodos de aproximadamente 16, 12, 6
y 3 h superpuesta a la oscilación circadiana. Es crucial entender también que estas perturbaciones son
irreversibles durante toda la duración de la grabación experimental (unos 20 días).

Como control para nuestro experimento ponemos un cangrejo macho en el baño (en lugar de la mujer).
Durante la grabación de ERG que no podemos observar cualquier cambio en las características del ERG ritmo
circadiano. Lo mismo sucede si el macho observada

31.00

30.00

29.00
ERG Amplitud ( μ V)

28.00

27.00

26.00

25.00 24

12 24 12 24 12 24 12 24 12 24 12 24 12 24 12 24 12 24
Tiempo (h)

Fig. 6.8 ERG ritmo circadiano de un adulto, cangrejos macho registrada en presencia de una hembra (indicado por la flecha) cangrejo de
río
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 157

deutocerebrum de cangrejo de río se lesiona o se elimina antes de la grabación ERG: la presencia de cualquiera
de una mujer, o un macho, o de una solución de ecdisterona en el baño no produce los trastornos observados en
el cangrejo de río intacto en presencia de una hembra.

Se sabe que ecdisterona (y más en general, cualquier señal externa químico) es detectado por los
receptores químicas situadas en la base del antennulas y que esta información es procesada por el
deutocerebrum (un sitio probable para la generación de actividad circadiana).

Proponemos que deutocerebrum envía una señal circadiano a la glándula sinusal (a través de protocerebro)
enmascarando la oscilación circadiana glándula inicial sinusal y que expresa una nueva oscilación circadiana con ciclos
de alta frecuencia superpuestas sobre ella.

6.4 Modelación Matemática de Experimentos Hormonas sexuales

Teniendo en cuenta que el modelo que inicialmente utilizado para simular la ontogenia del ritmo circadiano
(Lara-Aparicio et al., 1993) ha demostrado ser útil para el modelado de varias características del ritmo
circadiano, entre ellos los de los apartados (1) y (2 ) en la Sección 6.2 (Fuentes-Pardo y otros, 1995, 2001;..
Lara-Aparicio et al, 2006), se decidió emplear que, con las modificaciones pertinentes, para simular el ritmo de
la perturbación de los cangrejos de río macho por la presencia de una hembra (Fig. 6.9).

En el sistema experimental, nuestros biólogos observaron que la frecuencia circadiano original de contrae
mientras aparece otra frecuencia circadiano (con un valor ligeramente diferente de la oscilación circadiana el
original) en la que está superpuesta una oscilación de alta frecuencia relativa (ultradian).

A partir de la evidencia biológica se procedió a modificar nuestro modelo anterior mediante la adición de
un tercer oscilador, que se supone modelar el que se encuentra

700000 800000
25
24.55
600000 700000

600000
500000
periodograma

periodograma

500000
400000

400000

300000
3.61
300000
17.53
200000 13.89
200000 7.2211.16

100000
6.94 100000

0 0

0 5 10 15 20 25 30 0 5 10 15 20 25 30

Fig. 6.9 El gráfico de la izquierda muestra el análisis de frecuencia del ritmo circadiano ERG grabado de un cangrejo macho durante los
primeros 4 días de grabación. El gráfico de la derecha muestra el análisis de frecuencia del mismo ritmo durante y después de la
presencia de un cangrejo de río hembra. Obsérvese la presencia de ciclos de alta frecuencia y el ligero cambio en la frecuencia de la
oscilación circadiano
158 B. Fuentes-Pardo et al.

Fig. 6.10 Sistema de ecuaciones diferenciales del modelo matemático

Fig. 6.11 Mi etapa = maduración; i = 1, 2; p = perturbación químico

Fig. 6.12 simulación matemática de ERG ritmo circadiano de un adulto, cangrejos macho registrada en presencia de una hembra
(indicado por la flecha) cangrejo de río
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 159

en el deutocerebrum. Se supone que ser circadiano con una frecuencia ligeramente diferente de la de
oscilación circadiana original y que afecta principalmente el oscilador circadiano hormonal original, que a su
vez regula el uno ultradian neural. El modelo matemático final está dado por el conjunto anterior de
ecuaciones (véase la Fig. 6.10).
En la Fig. 6.11 se presenta un diagrama de bloques de la relación entre los diferentes osciladores. El tipo
de acoplamiento empleado es el mismo que en los modelos anteriores (Lara-Aparicio et al., 1993).

Finalmente, la Fig. 6.12 muestra la curva simulada.

6.5 Conclusión

El trabajo experimental y modelado que aquí se presenta apoya la tesis de que los ritmos circadianos y
ultradian coexisten y juntos participan en la organización de los cambios periódicos (adaptativos) en la luz
característica de sensibilidad del sistema visual cangrejos de río. Proponemos que la actividad ultradiana inicia
antes durante pero está enmascarado por las oscilaciones circadianas cuando el cangrejo de río ha alcanzado
un cierto grado de maduración. Además, resurge cuando algunas perturbaciones exógenas afectan el sistema
circadiano y así es omnipresente.

Se repite la filogenia en la ontogenia? Esto significaría que en nuestros experimentos que podríamos estar
también revelando los ritmos ultradian enmascarados que estaban presentes durante la sucesión evolutiva.

Los autores agradecen el profesor David Lloyd por comentar su manuscrito y por compartir con ellos sus
puntos de vista sobre este tema.
Con el apoyo de subvención IN200207 DGAPA.

referencias

Aréchiga H., Rodríguez-Sosa L. (2002). Distribuido ritmicidad circadiana en el nerv- crustáceo


sistema de unidades organizativas. El sistema nervioso crustáceo (ed Wise K.). Springer, Berlín. Aschoff J. (1960). componentes
exógenos y endógenos en los ritmos circadianos. Biológico
relojes. Cold Spring Harbor Symp. Quant. Biol. 25: 11-27.
Barrio RA, Zhang L., Maini P. (1997). generadora ultradian osciladores jerárquicamente acoplado
robustos ritmos circadianos. Toro. Mates. Biol. 59 (3): 517-532.
Bünning E. (1973). El reloj fisiológico. Los ritmos circadianos y la cronometría. Springer, Nueva
York, 258 pp.
Fanjul-Moles ML, Moreno-Sáenz E., Villalobos-Hiriart N., Fuentes-Pardo B. (1987). cir- ERG
Cadian ritmo a lo largo de la ontogenia de cangrejos de río. Comp. Biochem. Physiol. 88A (2): 213-219.

Fuentes-Pardo B., Hernández-Falcón J. (1993). Neurobiología del reloj circadiano de cangrejos de río.
Trans. Com. Biochem. Physiol. 1: 635-673.
Fuentes-Pardo B., Inclán-Rubio V. (1981). Correlación entre el motor y electrorretinográfica
ritmo circadiano en el cangrejo de río Procambarus bouvieri ( Ortmann). Com. Biochem. Physiol. 68A: 477-485.
160 B. Fuentes-Pardo et al.

Fuentes-Pardo B., Moreno-Sáenz E. (1988). Acción de óxido de deuterio en la circadiano ERG


ritmo en los cangrejos Procambarus bouvieri. Comp. Biochem. Physiol. 90A (3): 435-440. Fuentes-Pardo B.,
Ramos-Carvajal J. (1982). La curva de respuesta de fase de electrorretinográfica
ritmo circadiano de cangrejos de río. Comp. Biochem. Physiol. 74A (3): 711-714. Fuentes-Pardo B., Fanjul-Moles M.,
Moreno-Sáenz E. (1992). Sincronización por la luz de la
ERG ritmo circadiano durante la ontogenia de los cangrejos de río. J. Interdiscip. Res ciclo. 23: 81-91. Fuentes-Pardo B.,
Lara-Aparicio M., López de Medrano S. (1995). La perturbación de un circadiano
el ritmo de las señales individuales y periódicas y su simulación matemática. Toro. Mates. Biol. 57 (2): 175-189.

Fuentes-Pardo B., Solórzano-García S., De la O Martínez A. (1997). Efectos de la completa y


fotoperiodos esqueléticos en el ritmo circadiano de la electrorretinograma de los cangrejos de río. Biol. Ritmo Res. 28: 69-84.

Fuentes-Pardo B., Lara-Aparicio M., López de Medrano S. (2001). En la ontogenia del motor
ritmo circadiano en los cangrejos. Toro. Mates. Biol. 63 (2): 353-369.
Garfias A., Rodríguez-Sosa L., Aréchiga H. (1995). La modulación de la función de la retina crayfisf por el rojo
pigmentar la hormona concentradora. J. Exp. Biol. 198: 1447-1454.
Goldbetter A. (1991). Un modelo de cascada mínimo para el oscilador mitótico que implica ciclina y
CDC 2 quinasa. Proc. Natl. Acad. Sci. EE.UU. 88: 9107-9111.
Kalmus H., Wigglesworth LA (1960). Choque sistemas excitados como modelos para los ritmos biológicos.
Los relojes biológicos. Cold Spring Harbor Symp. Quant. Biol. 25: 211-216. Lara-Aparicio M., López de Medrano S.,
Fuentes-Pardo B., Moreno-Sáenz E. (1993). Un litativas
tiva modelo matemático de un ritmo circadiano en los cangrejos. Toro. Mates. Biol. 55 (1): 97-110. Lara-Aparicio M.,
Barriga-Montoya C., Fuentes-Pardo B. (2006). Una breve historia biomatemático
de los ritmos circadianos: desde Wigglesworth a Winfree. Scientiae Mathematicae Japanicae 64 (2): 357-370.

Lloyd D. y Kippert F. (1993). coordinación intracelular por el reloj interno. Cell Biol. En t.
17 (12): 1047-1052.
Lloyd D. y Murray DB (2005). metrónomo ultradiana: cronometrador para la orquestación de celulares
coherencia. Trends Biochem. Sci. 30 (7): 373-377.
Lloyd D., Eshantha L., Salgado J., Turner MP, Murray DB (2002). oscilaciones respiratorias en
levadura: Reloj-driven ciclos mitocondriales de energización. FEBS Lett. 519: 41-44. Moreno-Sáenz E., Hernández-Falcón
J., Fuentes-Pardo B. (1986). Papel de la glándula sinusal en cray-
pescar circadiano ritmicidad-II. ERG ritmo circadiano. Comp. Biochem. Physiol. Parte A 87A (1): 119-125.

Moreno-Sáenz E., Fuentes-Pardo B., Hernández-Falcón J. (1992). Fotoarrastre del circa-


dian Rhythmin electrorretinograma de los cangrejos de río y su dependencia de la glándula sinusal.
J. Exp. Zool. 264: 144-152.
Paetkau V., Edwards R., Illner R. (2006). Un modelo para la generación de ritmo circadiano acoplando
ultradian osciladores. Theor. Biol. Medicina. Modelo. 3 (12): 1-10.
T. Pavlidis (1969). Las poblaciones de osciladores que interactúan y ritmos circadianos. J. Theor. Biol.
22: 418-436.
T. Pavlidis (1973). osciladores biológicos: su análisis matemático. Académica, Nueva York. Pittendrigh CS (1960). Los
ritmos circadianos y la organización de los sistemas vivos circadiano. Frío
Spring Harbor Symp. Quant. Biol. 25: 159-184.
Pittendrigh, CS (1974). organización circadiano en las células y la organización circadiano de la multi-
ticellular sistema. Programa de Estudio Tercer neurociencias. (eds Schmitt SO y Worden FG). MIT, Cambridge.

Porras MG, López Colomé-AM, Aréchiga H. (2001). hormona Red pigmento concentradora
induce una retracción de calcio mediada de los pigmentos de la retina distales en el cangrejo de río. J. Comp. Physiol. 187: 349-357.

Sánchez JA, Fuentes-Pardo B. (1976). El ritmo circadiano en la amplitud de la electrorretinograma


gram en el eyestalk aislado del cangrejo de río. Comp. Biochem. Physiol. 56A: 601-605. Veldhuis JD (1992). Un modelo
parsimonioso de modulación de amplitud y la frecuencia de episódica
de la hormona de ráfagas de secreción de un mecanismo para la señalización ultradian para las glándulas endocrinas. En:
6 Ultradian y ritmos circadianos: Experimentos y modelos 161

ritmos ultradian en los procesos vitales (eds Lloyd D. y Rossi EL) Springer, Londres, pp. 139-172.

Verde MA, Barriga-Montoya C., Fuentes-Pardo B. (2007). Pigmento hormona dispersante gene-
Ates una respuesta circadiano a la luz en el cangrejo de río, Procambarus clarkii. Comp. Biochem. Physiol. Parte A 147:
983-992.
Welsh JH (1941). El ciclo de glándula sinusal y de 24 horas de migración de pigmento retinal en el cray-
pez. J. Exp. Zool. 186: 35-49.
Winfree AT (1967). Los ritmos biológicos y el comportamiento de las poblaciones de osciladores acoplados.
J. Theor. Biol. 16, 15-42.
Winfree AT (1979). 24 problemas difíciles sobre los ritmos de 24 horas. oscilaciones no lineales en biología.
American Mathematical Society. Lectures in Applied Mathematics (ed Hoppensteadt FC), vol. 17, pp. 93-126.

Winfree AT (1980). La geometría del tiempo biológico, xiii, Springer, Nueva York, 530 p.
Capítulo 7
Ultradiana Lovesong Ritmos en Drosophila

CP Kyriacou

Resumen ciclo de canciones de cortejo ultradiana parece ser una característica de las canciones de cortejo varón de
entre los melanogaster subgrupo de especies, así como algunas otras especies más alejadas. diferencias específicas
de las especies en el ciclo de canciones entre
D. melangaster y D. simulans mapa en la región repetitiva Treonina-glicina codificada por el gen reloj período. Las
mutaciones en el período gen altera de una manera paralela ambos ciclos circadianos y lovesong, pero
mutantes hembras no prefieren las características del canto de la correspondiente macho mutante, lo que no
hay 'de acoplamiento genético' entre los sistemas de comunicación macho y hembra con respecto a período.

El ciclo de la canción parece tener una base neural en el tórax, posiblemente dentro de la glía que expresan la
proteína PER. hallazgo recientes sugieren que los cambios plásticos en el sistema nervioso torácica que están
mediadas por la período y eterno los genes pueden jugar un papel en la neurogénesis del ciclo canto de cortejo

Palabras clave Circadiano, lovesong, periodo, sin tiempo, Específico de la especie, el comportamiento

Han pasado más de 15 años desde la primera edición de este libro y el capítulo sobre el ciclo lovesong de
Drosophila. Este ritmo de comportamiento ultradiana fue identificado por primera vez por Kyriacou y Hall
(1980) y estimulado un interés considerable y cierta controversia a lo largo de esa década. En lugar de repetir
toda la historia que ha sido revisado muchas veces, tengo la intención de centrarse en los acontecimientos
que han ocurrido desde la redacción de esta última aportación en 1991-1992. Sin embargo, esto requiere
tejer el material nuevo en lo viejo, así que espero que el lector perdonará algunas repeticiones.

Departamento de Genética de la Universidad de Leicester, Leicester LE1 7RH, Reino Unido Correo electrónico:

cpk@leicester.ac.uk

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 163


© Springer Science + Business Media BV 2008
164 CP Kyriacou

7.1 El cortejo Canción Ritmo: A Comportamiento específico de la especie

Moscas de la fruta, al igual que muchos organismos superiores, se entregan a comportamientos de cortejo, innatas complejos

antes del apareamiento. En Drosophila melanogaster, machos hacen el cortejo activo, mientras que las hembras hacen el

rechazo de, al menos hasta que finalmente se aplacan (Billeter et al.,

2006). La parte más llamativa de la pantalla es la vibración del ala del macho, que produce una salida acústica
modelado. Esto puede ser capturado utilizando un micrófono sensible, y se compone de un tren de impulsos,
además de un zumbido (Fig. 7.1). Los impulsos están separados por intervalos interpulse (IPI) de 10-200 ms,
dependiendo de la especie, pero estos intervalos no son invariantes, como inicialmente se creía, pero oscilan,
con un período de 30-80 s, de nuevo dependiendo de la especie, o el genotipo dentro de las especies
(Demetriades et al., 1999; Kyriacou y Hall, 1980, 1986). En D. melanogaster, este ciclo canción tiene un período
de entre 50-65 s, superpuesto sobre un IPI que varía entre 15 a 100 ms (Fig. 7.1). Un IPI promedio para esta
especie es de entre 30 a 40 ms, mientras que para la especie de hermanos simpátricas D. simulans, es entre 40 y
70 ms, dependiendo de la cepa (Kyriacou y Hall, 1986). En D. simulans Sin embargo, el ciclo de la canción es
más corto, de unos 35-40 s. experimentos de reproducción en el que las dos características del canto, es decir,
las especies promedio IPI y el ciclo de la canción se mezclan y se

Fig. 7.1 Inicio: Se muestra un estallido de canto de


cortejo que se produce por la vibración de las alas del
macho, que consta de zumbidos y legumbres.
intervalos entre impulsos individuales (IPI) pueden estar
en cualquier lugar entre 15-100 ms, en cualquier sola
ráfaga de vibración ala. El IPI promedio para

D. melanogaster los machos es de 30-40 ms. Baja:


durante los 160 s de tiempo real se muestra, el IPI
medias oscilan con un periodo de ~ 60 s
7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila 165

compensada entre las especies, revelan que la combinación de las características dos especies específicos
mejora la receptividad de la hembra (Kyriacou y Hall, 1982). Así, una canción artificial que contiene 55 S
ciclos y 35 ms promedio IPI es altamente eficaz en la estimulación D. melanogaster hembras, mientras que 48
ms IPI y 35 s ciclos son los preferidos por D. simulans hembras (Kyriacou y Hall, 1982, 1986). Cualquier otra
mezcla de IPI y ciclo no es mucho más eficaz que el silencio.

Una modificación interesante de este tema también se aplicó mediante la presentación a las
hembras, las mismas IPI individuales que se presentarían de forma coherente melanogaster ciclo
de la canción, pero presentarlos al azar aunque dentro de ráfagas normales duración de la
canción (Ritchie et al., 1999). En estas condiciones, las hembras prefieren las canciones de
ciclismo, reforzando el valor funcional de este tipo de entrada de patrón. ¿Por qué las mujeres
prefieren estas canciones rítmicas? Una idea era que cada individuo tiene una hembra IPI
preferido, y ella necesita escuchar una serie de éstos antes se aparea. Un hombre, en una
situación natural, puede encontrarse con varias hembras, y cambiando sistemáticamente su IPI,
esto puede permitir que él 'exploración' los IPI preferido de varias hembras, dándole
oportunidades adicionales para aparearse. Se hizo un intento para seleccionar de forma
bidireccional para las mujeres que prefieren los IPI mayores o menores, y los resultados de las
primeras generaciones fueron alentadores. Sin embargo,

Mientras que las canciones pueden ser presentados a las hembras en presencia de cortejo pero mudos machos
(sin alas), otro paradigma es comprobar la validez de exponer las hembras con canciones, a continuación, añadir
machos alados normales, y observar si el estímulo de cebado ha tenido ningún efecto sobre la receptividad hembra (
Kyriacou y Hall, 1984). Utilizando este método, se observó que las hembras aparentemente 'recordar' la exposición
previa a la canción pulso rítmico para un máximo de 3-4 minutos, en la que se aparean más rápido haberla oído.
canción Hum es también un prestimulus eficaz, pero pre-exposición de las hembras a una canción artificial modelado
con tanto una canción pulso rítmico y un componente canción hum potencia significativamente el efecto sobre la
receptividad (Griffith et al., 1993). La relación de este tipo de sensibilización acústica al aprendizaje y la memoria se
pone de manifiesto cuando se observó que las mujeres que lleva las mutaciones clásicas burro, amnésico y nabo sueco, mostraron
una respuesta alterada a la pre-exposición de la canción (Kyriacou y Hall, 1984).

7.2 Genética del ritmo de canción

cruces genéticos entre D. melanogaster y D. simulans han puesto de manifiesto que la


X cromosoma es importante para especificar el ritmo canción específica de la especie (Kyriacou y Hall, 1986).
Así, un macho híbrido con una melanogaster X ( de su madre), canta con una melanogaster como, ~ 60 s
ciclo, mientras que el macho lleva el recíproco simulans X, canta con ciclos más cortos IPI característicos de
la especie maternas. híbridos de sexo femenino que llevan ambas especies X cromosomas tienen un
complejo conjunto de preferencias dependiendo de si la media del IPI que se les presenta es

melanogaster- como (35 ms promedio), o simulans- como (48 promedio ms), o interme-
166 CP Kyriacou

comió (42 ms). Básicamente en una melanogaster IPI fondo, prefieren 55 s ( melanogaster) ciclos, pero
cambian a 35 s ciclos cuando se les ofrece una simulans IPI fondo. Sorprendentemente, cuando se les da un
IPI intermedio, que prefieren un ritmo intermedio de 45 s (Kyriacou y Hall, 1986). En consecuencia, el IPI y el
ritmo canción parecen estar inextricablemente ligado dentro del cerebro de la hembra.

Los genes de la X Por lo tanto, el cromosoma se vieron implicados en el control del ritmo canción específica de la
especie. El único gen candidato que se ofrecen en ese momento era período
( por), el locus reloj circadiano ligada al sexo (Konopka y Benzer, 1971) .Using mutagénesis química, tres por mutantes
habían sido aislados, que se alargó, acortar o borrado ritmo circadiano de la mosca de la actividad locomotora.
Cuando se examinó el ritmo canto de estos mutantes, que reflejaban lo que estaba ocurriendo en el dominio
circadiano, por lo que la por s mutación que tenía un ciclo de comportamiento de funcionamiento libre 19 h,
mostró un corto 40 s ritmo, canción. los por L mutación era largo en ambos fenotipos (29 h y 80 s), mientras que
el arrítmico por 01 mutantes mostraron poca evidencia de un ritmo coherente canción (Kyriacou y Hall, 1980),
aunque un estudio posterior reveló que la mitad del por 01 Los machos mostraron muy rápidos pero débiles ~ 30
s ciclos (Kyriacou y Hall, 1989). Así, un producto del gen era común a dos sistemas de cronometraje cuyo
periodicidades eran órdenes de magnitud aparte!

Esta conexión inesperada entre ultradiana y fenotipos circadianos, también fue revelado más adelante
en el tau hámster mutante, cuyo ciclo circadiano más corto se reflejó en una frecuencia reducida de ultradian
~ 30 min ráfagas de la secreción de LH (Loudon et al., 1994). Para completar, la por Drosophila mutantes
también afectados fenotipos infradianos, tales como la duración de las diferentes etapas de crecimiento y
desarrollo (Kyriacou et al., 1990a). Estos primeros resultados se han extendido por varios otros grupos, en
particular Sharma y colegas que han estudiado la relación entre el reloj, temprana y tardía eclosión y el
tiempo de desarrollo (por ejemplo Paranjpe et al., 2005). La relación entre los ciclos circadianos y celulares,
en que se basa el desarrollo (Hunt y Sassone-Corsi, 2007), también ha proporcionado un campo de
investigación fértil desde que se descubrió primero que los genes clave del ciclo celular mostraron ciclismo
circadiano en la expresión génica (Akhtar et al ., 2002).

Una cuestión interesante que surgió de la por mutantes era si, por ejemplo, una por s mujeres preferirían una por
s ritmo de la canción? Si una por- hembra mutante fue 'sintonizado' en la canción macho mutante correspondiente,
esto apoyaría la opinión de que en sistemas de comunicación animal, puede haber un acoplamiento genético del
transmisor (el macho en este caso), con el receptor (la hembra). experimentos de reproducción inicial reveló que,
de hecho, por s hembras realidad preferido 40 s por s- como canciones (Greenacre et al., 1993). Sin embargo, este
experimento había usado una acción de homocigotos por s las mujeres que habían sido mantenidos en el
laboratorio durante unos 20 años. Cuando se llevó a cabo un riguroso sistema de retrocruzamientos, por lo que la por
s y alelos de tipo salvaje se colocaron sobre un fondo congenic, la normal de 55 s canción ritmo preferencia de por s

las hembras fue restaurado. El efecto 'acoplamiento' obtenido con el de larga data por s
Stock fue debido evidentemente a la selección secundaria en otros loci. Los machos de esa misma población habían
mantenido su por s 40 s ciclo más de dos décadas que sugieren que la preferencia femenina fue más evolutivamente
flexible que el personaje masculino (Greenacre et al.,
1993). Por lo tanto esas mujeres que habían preferido 40 s ciclos de canciones (estos ciclos fueron las
7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila 167

cerebro
torácica
Tórax
cefálica

24 h 24 h

Locomotor

circadiano

37 37
60s 45s
36 36
ultradiana
35 35

canción
34 34

33 33

Fig. 7.2 Representación esquemática de los resultados de Konopka et al. (1996). los por s alelo se semidominantes en ambos caracteres
circadianos y de canciones y períodos más cortos en ambos fenotipos se puede distinguir de los de tipo salvaje (Konopka y Benzer,
1971; Kyriacou y Hall, 1980). Cuando el ganglio cefálico de un mosaico era heterocigota (blanco), pero el sistema nervioso torácica era
de tipo salvaje (negro), el comportamiento circadiano de que mosaico mostró una corta periodicidad semi-dominante (~ 20-22 h), como
se muestra en la actogram (5 días de actividad se ilustran), pero el ritmo de la canción (eje Y es IPI en ms, el eje X es el tiempo) dieron
una periodicidad de tipo salvaje ~ 60 s. El mosaico de reciprocidad (cerebro de tipo salvaje-negro, pero el tórax heterocigóticos-blanco),
dio de tipo salvaje comportamiento circadiano, pero 40-45 s ciclo de canciones corto ~

únicos que se ofrecen en esa población) deben haber estado a una ventaja selectiva, en la que habrían apareado más rápido,

y puso su progenie en el medio de alimentos en primer lugar. En consecuencia, no es difícil imaginar que su preferencia

canción cambiado a lo largo de muchas generaciones, proporcionando un ejemplo convincente de la microevolución.

Un análisis neurogenetic del ritmo lovesong también era informativo usando mosaicos allmale, que lleva
tanto por + y por s / por + tejido. Como por s tiene un fenotipo dominante canción, así como un fenotipo circadiano
semi-dominante, que era posible marcar simultáneamente el comportamiento circadiano y el canto de cada
mosca, antes de determinar la distribución interna de por + y por s / por + tejido usando un marcador de enzima
benigna. Se observó que el fenotipo circadiano mapeado en el cerebro, y el fenotipo canción al ganglio
torácico, revelando una independencia del desarrollo de los dos osciladores (Fig 7.2;.. Konopka et al, 1996).
Como sistema nervioso POR expresión en el tórax parece estar restringida a la glía (véase Hall, 2003),
parece que este tipo de células juega un papel interesante e inesperado en la generación de ciclos de
canciones.

7,3 base molecular de la Canción Rhythms

La base molecular de los ritmos de canciones se inició con la clonación básico de por
fragmentos de ADN, y su transformación en por 01 mutantes (Hamblen et al, 1986;.. Zehring et al, 1984). Los
mismos fragmentos de ADN que restauraron la ritmicidad circadiana
168 CP Kyriacou

También rescató el ciclo de la canción, aunque con un poco más de tiempo normal. Posteriormente, se descubrió
que la eliminación de un pequeño tramo o aminoácidos repetitivos codificados dentro de la región central de la
proteína PER por in vitro mutageneis, seguido de transformación en por 01 anfitriones, ciclos de canciones cortejo
afectadas mucho más que el comportamiento locomotor circadiano (Yu et al., 1987). En las moscas de datos
eliminados de esta Thr-Gly codificación de repetición, mostró ciclos de canciones similares a D. simulans, con
períodos de aproximadamente 40 s, pero los ciclos circadianos cerca de 24 h (Yu et al., 1987). Esta región de PER
fue muy divergentes entre D. melanogaster y D. simulans, y como el trabajo anterior había asignado la diferencia ciclo
de canciones entre las dos especies a la X

cromosoma (Kyriacou y Hall, 1986), el siguiente paso fue la de sustituir eficazmente el


D. melanogaster por gen con la de las especies hermanas utilizando transformaciones de la línea germinal. La
resultante D. simulans por moscas transgénicas con cantaban D. simulans 40 s ciclos (Wheeler et al., 1991). los
genes quiméricos con una D. melanogaster por gen cuya región Thr-Gly se sustituyó por el de D. simulans, moscas
transgénicas producidas que cantaban con D. simulans características. Lo contrario, una D. simulans por

con un D. melanogaster Thr-Gly, cambió la moscas transgénicas canciones de nuevo a


D. melanogaster 60 s ciclos (Wheeler et al., 1993).
Este notable estudio había revelado que un fragmento de ADN pequeño, lo que lleva a lo sumo, 12 diferencias de
aminoácidos entre las dos especies, era responsable de codificar un comportamiento específico de la especie. Esta
era una especie de shock, especialmente para los biólogos evolutivos, que habían llegado a creer que los caracteres
de especies específicas de adaptación acumulados durante miles de generación mediante pequeños cambios en
cientos de genes (Coyne, 1992; Orr, 2005). Evidentemente, esto no fue el caso por y los ritmos de la canción, ni fue con
locomotores o apareamiento patrones circadianos específicos de especie, los cuales también fueron codificados de
manera similar por por ( Petersen et al., 1988; Tauber et al., 2003). Estos experimentos marcó un cambio en la vista,
que tuvo lugar durante muchas décadas, en la vista 'infinitesimal' de adaptaciones, defendidas originalmente por Fisher
(1930).

7.4 Ritmos Canción: real o artefactos estadísticos?

En el momento del último capítulo, sin embargo, las nubes de tormenta se habían reunido sobre esta canción ritmo
de trabajo, en el que los dos estudios se habían publicado en 1988 que puso en duda la existencia de estos ciclos de
canciones, lo que sugiere que eran, de hecho, artefactos estadísticos. Por lo tanto, también siguió de que podría
haber diferencias significativas entre los cantos de por mutantes (Crossley, 1988; Ewing, 1988). La diferencia clave
entre los enfoques de Kyriacou y Salón en sus estudios, y los críticos, Crossley, por un lado, y Ewing en el otro, se
encontraba en la forma en que trata los datos de canciones que faltan, es decir, los tiempos en que el hombre se
quedó en silencio, que es inherente a la mayoría noviazgos. Crossley y Ewing estimarían necesariamente los datos
canción que fue 'falta' para aplicar su 'fuera de la plataforma' análisis espectral, mientras que Kyriacou y Hall había
evitado este potencial artefacto, inicialmente utilizando análisis de regresión, luego aplicar el análisis espectral en los
datos que faltan se trató como Exactamente eso, desaparecido. Un importante punto de inflexión en el debate fue
cuando los registros de canciones de Crossley en el que hay
7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila 169

hubo datos que faltan se inspeccionaron (es decir, su análisis espectral era apropiado para estos) (Kyriacou y
Hall, 1989). Resultó que siete de nueve de estos registros mostraron ~ 60 s periodos espectrales, tal como se
esperaba, y la probabilidad de que esto ocurra por casualidad era pequeña.

Mientras Kyriacou y Hall había pasado un considerable esfuerzo en informar de sus métodos, para mostrar
cómo 'debería' hacer y analizaron estos experimentos (Kyriacou y Hall, 1989;. Kyriacou et al, 1990b), un grupo
independiente, más o menos ignorado todos estas instrucciones, y se fueron por delante en un intento de resolver el
debate el uso de su propia, la grabación de canciones de comportamiento y métodos estadísticos (Alt et al., 1998).
Fue así como una agradable sorpresa que vinieron con resultados similares a Kyriacou y Hall, a saber, que los
cuatro por alelos tenían diferentes ciclos de canciones, lo que sugiere que el ritmo canción es más robusto que se
creía originalmente (Alt et al., 1998). Tomados en conjunto con las repeticiones y las extensiones de los trabajos de
reproducción por el grupo independiente se mencionó anteriormente (Ritchie et al., 1999), parecería que el debate
ha quedado definitivamente enterrado.

Otros han descubierto ahora ritmos de canciones de otras especies de Drosophila. En un estudio de D.
pseudoobscura y D. persimilis canciones, un corto ciclo de robusta se detectó 1,23 s en el ritmo D. persimilis canciones
(Noor y Aquadro, 1998). Este ritmo era independiente de la temperatura, que recuerda a los ciclos IPI de D.
melanogaster
(Kyriacou y Hall, 1980). Una observación interesante se hizo también en las canciones de las especies de plagas, la
mosca del melón, cucurbitae Bactrocera. Los machos tienen las canciones de cortejo con una muy densa generación
de impulsos de cada tren, y con un intervalo regular entre estos trenes (Miyatake y Kanmiya, 2004). Se estudiaron
dos cepas mutantes circadianos, uno con un corto de 22 h, el otro con un largo de 30 h período circadiano de
funcionamiento libre. Los intervalos de tren de pulsos fueron significativamente más corto para los varones jóvenes y
viejos en la cepa 22 h en comparación con la cepa 30 h (Miyatake y Kanmiya,

2004). Estos resultados ponen de manifiesto una vez más una conexión genética entre los relojes circadianos y canciones de

cortejo.

7.5 ¿Cómo se genera el ciclo de la canción?

El gen reloj canónica, período, es un autoregulator negativa de su propia transcripción, y genera 24 h ciclos de
su propio ARNm y proteínas (Hall, 2003). Por lo tanto, uno podría legítimamente preguntar cómo un fenómeno
tan dinámico podría relacionarse con ciclos de canciones en los dominios de tiempo de 30-80 s. Es evidente
que el ritmo canción no puede ser transcripcional dentro de este marco de tiempo limitado. La respuesta a este
dilema radica probablemente en las observaciones realizadas utilizando microarrays con el ARNm mosca.
Muchos genes muestran ciclos de transcripción de 24 h en un fondo genético de tipo salvaje (Ceriani et al,
2002;. Claridge-Chang et al, 2001;. Lin et al, 2002;. McDonald y Rosbash, 2001;. Ueda et al, 2002), y la mayoría
de éstos desaparecen en una por 01 fondo mutante (Claridge-Chang et al, 2001;.. Lin et al, 2002). Sin embargo, lo
que es interesante y relevante, es que varios cientos de otros genes, que normalmente no se expresan, son
rítmicamente hacia arriba o downregulated por 01 mutantes (Claridge-Chang et al.,
170 CP Kyriacou

2001; Lin et al., 2002). Estos son los efectores de PER, y controlan muchos procesos fisiológicos diferentes.
Por lo tanto, podría ser que todo lo que el factor de transcripción que está implicado en la vía al ciclo de la
canción, se arriba o hacia abajo regulada en diferentes grados en el clásico por mutantes.

Es de esperar que, con base en experimentos con dosis génica por y el ciclo de la canción, que por s representa
un tipo de mutación hypermorphic, debido a apilar copias adicionales de por + da períodos más cortos
(Hamblen et al., 1986). A la inversa, por L

representaría un alelo hypomorphic. El mutante nulo, por 01, Bajo este esquema, tendría un fenotipo canción
super largo, sin embargo, no lo hace - la mitad de las moscas son arrítmico, la otra mitad tiene súper cortos 30
s ciclos que son más bien débil (Kyriacou y Hall, 1989; Kyriacou et al., 1990a) . Este último resultado es
consistente con de período corto ciclos de actividad locomotora observados en por 01 mutantes (Dowse et al,
1987;. Dowse y Ringo, 1987) y experimentos en los que heterocigotos rítmica por diplo- mutante X

las mujeres, que se han transformado a pseudomales utilizando el transformador sexo mutación determinación,
muestran un efecto de acortamiento semi-dominante en el ciclo de canciones en cualquier combinación con por 01 ( Kyriacou
y Hall, 1980). Claramente, la ruta entre PER como un regulador transcripcional de los factores de canciones aguas
abajo es compleja. Sin embargo, podemos suponer que todo lo que la red neuronal genera el ciclo de la canción, y
suponemos que es neurogénica en lugar de miogénica basado en experimentos que cierran de forma reversible la
transmisión neuronal (Kyriacou y Hall, 1985), las mutaciones en por

ajustar este ciclo en la dirección correcta a través de algunos de los factores corriente abajo aún no determinado,

probablemente se expresa en células gliales torácica (Konopka et al, 1996;. Hall, 2003).

Recientemente, el papel de por, y su molécula de pareja, atemporal (Tim), se ha documentado en un papel


diferente. Los músculos dorsolongitudinal controlan los movimientos de las alas de la mosca y se ha observado
que el tamaño Bouton en los terminales neuromusculares tiene un ritmo circadiano que se mantiene en
condiciones constantes y se ve perturbado por mutaciones nulas en el por y tim genes (Mehnert et al., 2007).
Además, neuronal ramificación en estos terminales no es rítmica, pero se ve afectada drásticamente por tim 01 mutantes
nulos, que muestran hiper ramificación, y por por 01 mutantes que muestran una modesta reducción de ramificación
(Mehnert et al., 2007). Por lo tanto PER y TIM tienen efectos opuestos sobre este fenotipo de ramificación, con el
anterior que actúa como un factor de crecimiento, y el último como un represor, lo que sugiere que el equilibrio
entre ellos es importante. Estos son nuevos e interesantes resultados, que muestran fenotipos no rítmicos
adicional determinado por por y tim. Sin embargo, son difíciles de entender si tenemos en cuenta que en tim 01 mutantes,
muy poco PER permanece porque PER requiere TIM para la estabilidad (Price et al., 1995). Así, en términos de
PER, una mosca que es tim 01 o

por 01 da un parecido muy baja a nivel inexistente de por producto, por lo que los niveles de PER sola no puede explicar
los fenotipos opuestos. Tal vez estos efectos pueden estar mediados por diferentes objetivos de regulación de PER y
TIM, en lugar de ser simplemente un efecto indirecto de la tim 01 mutación en los niveles de PER? Sin embargo, podría
haber consecuencias funcionales de estos resultados para los ritmos de canciones?

Hace muchos años, hemos observado que tim 01 mutantes que son arrítmico circadiano, son sin embargo
fuertemente rítmica en sus ciclos de canciones, pero sus períodos se Superlong, mucho más de lo por L, y opuesta a
la de ciclo corto por 01 ciclos de canciones (H. Roe y CP Kyriacou, observaciones no publicadas (1977)),
proporcionando una correlación con
7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila 171

el fenotipo de ramificación observa en los dos mutantes de reloj (Mehnert et al., 2007). Podría ser que
este fenotipo hiper ramificación en la unión neuromuscular en
tim 01 mutantes alarga el período del ciclo de la canción mientras que el hypobranching en
por 01 acorta o borra el ciclo? Es una idea tentadora. Sin embargo, por el contrario, se podría también racionalizar
los resultados de la canción de la siguiente manera, utilizando de nuevo el efecto de tim 01 sobre los niveles de
PER. los tim 01 mutantes son extremadamente hypomorphic para PER expresión (Price et al., 1995), mientras por L mutantes
son hypomorphs en un contexto genético para ambos ritmos circadianos y de la canción (Hamblen et al, 1986;.
Smith y Konopka, 1982). Así, el ciclo de la canción más larga de tim 01 comparado con por L puede reflejar su
naturaleza más 'extremo' hypomorphic. Sin embargo, esta última hipótesis sugeriría que el neuronal frente a
fenotipos ramificación observó para por 01 y tim 01,

son simplemente incidentales.

7.6 Resumen

En conclusión, los próximos años pueden ver dos líneas de investigación adicional en los ritmos de canciones
mosca. Uno podría ser evolutiva, con una descripción de los ritmos de canciones de otras especies estrechamente
relacionadas Drosophilid, en particular los de la melanogaster subgrupo. Hacer todas estas especies tienen ritmos de
canciones, o es sólo limitan a D. melanogaster, simulans y yakuba, el último de los cuales tiene una larga s ciclo 70
(Demetriades et al., 1999). Si ritmos de canciones se están extendiendo más amplia, podrían mostrar los periodos
ningún patrones filogenéticos consistentes? Un segundo enfoque podría ser utilizar el sistema binario de expresión
errónea GAL4 / UAS (Brand y Perrimon, 1993) con el fin de sondear la base neurogenético subyacente para el ciclo
de la canción. Esto podría hacerse de varias maneras, por ejemplo, un experimento primero que se presente podría
ser la de conducir POR expresión en el tórax a través de un promotor de la glía para ver si tal expresión restringida
restaurado canción ritmicidad a por 01 los machos. Estos tipos de experimentos podrían representar posiblemente el
mejor camino a seguir para tratar de comprender la naturaleza biológica difícil de alcanzar el ritmo de la canción
mosca.

Expresiones de gratitud CPK gracias la Real Sociedad para la concesión de mérito Wolfson de Investigación.

referencias

Akhtar, RA, Reddy, AB, Maywood, ES, Clayton, JD, Rey, VM, Smith, AG, Gant, TW,
Hastings, MH y Kyriacou, CP 2002. ciclismo circadiano del transcriptoma de hígado de ratón, tal como se revela por
cDNA microarray, es impulsado por el núcleo supraquiasmático. Curr Biol 12: 540-550.

Alt, S., Ringo, J., Talyn, B., Bray, W. y Dowse, H. 1998. La período controles de genes cortejo
en ciclos de canciones Drosophila melanogaster. Anim Behav 56: 87-97.
Billeter, JC, Rideout, EJ, Dornan, AJ y Goodwin, SF 2006. El control de tamiento sexual masculina
ior en Drosophila por la vía de determinación del sexo. Curr Biol 16: R766-R776.
172 CP Kyriacou

Brand, AH y Perrimon, N. 1993. Targeted de expresión genética como un medio de alterar destinos celulares y
generar fenotipos dominantes. Desarrollo 118: 401-415.
Ceriani, MF, Hogenesch, JB, Yanovsky, M., Panda, S., Straume, M. y Kay, SA 2002.
-Genoma amplia análisis de la expresión en Drosophila revela genes que controlan el comportamiento circadiano. J Neurosci 22:
9.305-9.319.
Claridge-Chang, A., Wijnen, H., Naef, F., Boothroyd, C., Rajewsky, N. y Young, MW 2001.
regulación circadiana de sistemas de expresión de genes en la cabeza Drosophila. Neurona 32: 657-671.

Coyne, JA 1992. La genética y la especiación. Nature 355: 511-515.


Crossley, SA 1988. Si no se confirman los ritmos en Drosophila canto de cortejo. Anim Behav 36:
1098-1109.
Demetriades, MC, Thackeray, JR y Kyriacou, CP 1999. Los ritmos canto de cortejo en
yakuba Drosophila. Anim Behav 57: 379-386.
Dowse, HB y Ringo, JM 1987. Otra prueba de que el reloj circadiano en Drosophila es una
población de ultradian osciladores acoplados. J Biol Rhythms 2: 65-76. Dowse, HB, Hall, JC y Ringo, JM 1987. Los
ritmos circadianos y en ultradian período mutantes
de Drosophila melanogaster. Genet Behav 17: 19-35. Ewing, AW 1988. Los ciclos en el canto de cortejo del macho Drosophila
melanogaster no he estado
detectado. Anim Behav 26: 1091-1097.
Fisher, RA 1930. La teoría genética de la selección natural. Oxford University Press, Oxford. Greenacre, ML 1990. El
análisis genético del comportamiento de cortejo y los ritmos biológicos en
Drosophila. Doctor en Filosofía. Tesis doctoral, Universidad de Leicester.

Greenacre, ML, Ritchie, MG, Byrne, C. y Kyriacou, CP 1993. Mujer canción preferencia
y el período gen en Drosophila. Behav Genet 23: 85-90.
Griffith, LC, Verselis, LM, Aitken, KM, Kyriacou, CP, Danho, W. y Greenspan, RJ 1993.
La inhibición de calcio / calmodulina dependiente de la proteína quinasa en Drosophila interrumpe la plasticidad de comportamiento. Neurona 10:
501-509.
Hall, JC 2003. La genética y la biología molecular de los ritmos en Drosophila y otros insectos. adv
Genet 48: 1-280.
Hamblen, M., Zehring, WA, Kyriacou, CP, Reddy, P., Yu, Q., Wheeler, DA, Zwiebel, LJ,
Konopka, RJ, Rosbash, M. y Hall, JC 1986. transformación de línea germinal que implica ADN de la período locus Drosophila
melanogaster: La superposición de fragmentos genómicos que restauran la ritmicidad circadiana y ultradian a por 0 y por
- mutantes. J Neurogenet 3: 249-291.

Hunt, T. y Sassone-Corsi, P. 2007. Montar tándem: Los relojes circadianos y el ciclo celular. Cell 129:
461-464.
Konopka, RJ y Benzer, S. 1971. reloj mutantes de Drosophila melanogaster. Proc Natl Acad
Sci EE.UU. 68: 2112-2116.
Konopka, RJ, Kyriacou, CP y Hall, JC 1996. El análisis Mosaico en el SNC de Drosophila cir-
Cadia y el cortejo canciones ritmos afectados por una período mutación del reloj. J Neurogenet 11: 117-139.

Kyriacou, CP y Hall, JC 1980. mutaciones del ritmo circadiano en Drosophila melanogaster


afectar a las fluctuaciones a corto plazo en el canto de cortejo del macho. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 77: 6729 a 6733.

Kyriacou, CP y Hall, JC 1982. La función de los ritmos de canciones de cortejo en Drosophila. anim
Behav 30: 794-801.
Kyriacou, CP y Hall, JC 1984. El aprendizaje y la memoria mutaciones afectan cebado acústica de
la conducta de apareamiento en Drosophila. Nature 308: 62-65.
Kyriacou, CP y Hall, JC 1985. Medida de mutaciones potenciales detener un reloj biológico en
Drosophila. Nature 314: 171-173.
Kyriacou, CP y Hall, JC 1986. interespecífica control genético de la producción de la canción y el cortejo
la recepción en Drosophila. Science 232: 494-497.
Kyriacou, CP y Hall, JC 1989. El análisis espectral de Drosophila ritmos de canciones de cortejo. anim
Behav 37: 850-859.
7 Ultradian Lovesong Rhythms en Drosophila 173

Kyriacou, CP, Oldroyd, M., Wood, J., Sharp, M. y Hill, M. 1990a. mutaciones alteran reloj desa-
tiempo opmental en Drosophila. La herencia 64: 395-401.
Kyriacou, CP, van den Berg, MJ y Hall, JC 1990b. Drosophila ciclos de canciones de cortejo en nor-
Mal y período mutantes machos revisited. Genet Behav 20: 617-644.
Kyriacou, CP, Ritchie, MG y Greenacre, ML 1992. La genética de la selección sexual en
Drosophila. Amer Zool 32: 31-39.
Lin, Y., Han, M., Shimada, B., Wang, L., Gibler, TM, Amarakone, A., Awad, TA, Stormo, GD,
Van Gelder, RN y Taghert, PH 2002. Influencia del reloj circadiano período dependiente en la expresión génica
diurna, circadiano, y aperiódica en Drosophila melanogaster. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 99: 9562-9567.

Loudon, AS, Wayne, NL, Krieg, R., Iranmanesh, A., Veldhuis, JD y Menaker, M. 1994.
ritmos endocrinos ultradian se alteran por una mutación circadiano en el hámster sirio. Endocrinología 135:
712-718.
McDonald, MJ y Rosbash, M. 2001. análisis y organización de los genes circadianos Microarray
expresión en Drosophila. Cell 107: 567-578.
Mehnert, KI, Beramendi, A., Elghazali, F., Negro, P., Kyriacou, CP y Cantera, R. 2007.
Los cambios circadianos en los terminales del motor de Drosophila. Dev Neurobiol 67: 415-421. Miyatake, T. y Kanmiya, K.
2004. canción cortejo masculino en mutantes del ritmo circadiano de
cucurbitae Bactrocera ( Tephritidae: Diptera). J Insecto Physiol 50: 85-91. Noor, MAF y Aquadro, CF 1998. Las
canciones de cortejo de Drosophila pseudoobscura y D. persimilis: Análisis de la variación. Anim Behav 56: 115-125.

Orr, HA 2005. La teoría genética de adaptación: Una breve historia. Nat Rev Genet 6: 119-127. Paranjpe, DA, Anitha,
D., Chandrashekaran, MK, Joshi, A. y Sharma, VK 2005. Posible
función del ritmo de la eclosión en la mediación de los efectos de ambientes de luz oscuras en el desarrollo pre-adultas
en Drosophila melanogaster. BMC Dev Biol 5: 5. Petersen, G., Hall, JC y Rosbash, M. 1988. La período gen de Drosophila
lleva especies-
instrucciones específicas de comportamiento. EMBO J 7: 3.939 hasta 3.947.

Precio, JL, Dembinska, ME, Young, MW y Rosbash, M. 1995. represión de pro- PERIODO
abundancia tein y el ciclo circadiano por la mutación del reloj de Drosophila eterno. EMBO J 14: 4.044 a 4.049.

Ritchie, MG, Halsey, EJ y Gleason, JM 1999. Drosophila canción como un apareamiento específico de la especie
señal y la importancia del comportamiento de los ciclos Kyriacou y Hall en D. melanogaster canción. Anim Behav 58:
649-657.
Smith, RF y Konopka, R. 1982. Efectos de alteraciones de dosificación a la por locus en el circadiano
reloj de Drosophila. Mol Gen Genet 183: 30-36.
Tauber, E., Roe, H., Costa, R., Hennessy, JM y Kyriacou, CP 2003. aislamiento de apareamiento temporal
impulsado por un gen de comportamiento en Drosophila. Curr Biol 13: 140-145.
Ueda, HR, Matsumoto, A., Kawamura, M., Iino, M., Tanimura, T. y Hashimoto, S. 2002.
De todo el genoma transcripcional orquestación de los ritmos circadianos en Drosophila. J Biol Chem 277: 14.048-14.052.

Wheeler, DA, Kyriacou, CP, Greenacre, ML, Yu, P., Rutila, JE, Rosbash, M. y Hall, JC
1991. transferencia molecular de un comportamiento específico de la especie a partir de Drosophila simulans a
Drosophila melanogaster. Science 251: 1082-1085.
Wheeler, DA, Hamblen-Coyle, MJ, Dushay, MS y Hall, JC 1993. Comportamiento en luz-oscuridad
ciclos de mutantes de Drosophila que son arrítmico, ciego, o ambos. J Biol Rhythms 8: 67-94. Yu, P., Colot, HV,
Kyriacou, CP, Hall, JC y Rosbash, M. 1987. Comportamiento modificación por
in vitro mutagénesis de una región variable dentro de la período gen de Drosophila. Nature 326: 765-769.

Zehring, WA, Wheeler, DA, Reddy, P., Konopka, RJ, Kyriacou, CP, Rosbash, M. y Hall,
JC transformación 1984. P-elemento con período locus DNA restaura ritmicidad a mutante, arrítmico Drosophila
melanogaster. Cell 39: 369-376.
Capítulo 8
De gama media Ultradian Rhythms en Drosophila
y el reloj circadiano Problema

HB Dowse

Resumen El modelo molecular actual del temporizador circadiano presume un escape de 24 h sobre la base de un
oscilador de transcripción / traducción (TTO) como la fuente de frecuencia final. La salida de un reloj circadiano de
mamíferos muy precisa de funcionar tanto en funcionamiento libre y el modo de LD-arrastrado se aquí analizados
utilizando metodología clocktheory. Los resultados se utilizan para preguntar si este postulado oscilador molecular es
constante en la teoría con la precisión observada. El resultado sugiere que la TTO se encontró con ganas en este
sentido y una serie de razones por las que esto puede ser lo que se discute. En contraste, de gama media
oscilaciones ultradian ( t ~ 1-18 h) proporcionan evidencia probable de oscilaciones aún más rápidas, y estas
oscilaciones ultradian de muy alta frecuencia, a su vez ofrecen una alternativa a la OTT como escape del reloj
biológico. El TTO bien estudiado actuaría como el “integrador” de esta información de temporización inherentemente
más precisa su traducción en un marco de tiempo relevante. sistemas de cronometraje de dos partes como este son
universales en todos los relojes hechos por el hombre.

Palabras clave Reloj circadiano, Drosophila, La teoría cronometrador, ultradiana

Ritmicidad en los organismos vivos ha sido conocida desde hace milenios. Fue probablemente notó por
primera vez en las plantas, ya que era notable que algo que falta un sistema nervioso podría tener un
“sentido” de la hora del día. El fenómeno fue objeto de escrutinio científico en el siglo 18 (por ejemplo
DeMairan, 1729). Nada menos que Charles Darwin (Darwin y Darwin, 1880) dio un vistazo de cerca. Sin
embargo, un estudio cuidadoso con equipos modernos esperaba a los rápidos avances de la fisiología en el
siglo 20, con los primeros trabajos de Bünning, entre otros, sentando las bases (revisión: Bünning, 1964).
Estaba claro que, de alguna manera, los organismos podrían decir la hora con precisión y algunos horologe
de estar planteó la hipótesis de que la base de los fenómenos observados. El trabajo en estos días felices fue
delineando en gran medida las propiedades “formales” de los ritmos. Los mecanismos se mantuvieron las
cajas negras.

Facultad de Biología y Ecología, 5751 Murray Hall, Universidad de Maine, Orono, ME


04469-5751 E-mail: dowse@maine.edu

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 175


© Springer Science + Business Media BV 2008
176 HB Dowse

que la conducta manifiesta de las cajas negras daría pistas sobre su funcionamiento interno. En el proceso, una
enorme cantidad de información sobre los ritmos y sus comportamientos se compiló a partir de una amplia
variedad de organismos bajo múltiples paradigmas experimentales. Efectos de la temperatura, el comportamiento
de arrastre, fásica y efectos tónicos de luz y otros zeitgebers, respuesta o falta de la misma a muchas toxinas y
fármacos, todos fueron cuidadosamente registrados. El punto de referencia 1960 Cold Spring Harbor Symposium
resume la mayor parte de este trabajo clásico y sigue siendo un difícil toobtain clásico digno de la posesión
(Chovnik, 1960).

No fue hasta la década de 1960 que los esfuerzos concertados de averiguar el reloj en sí comenzó
en serio (revisión: Edmunds, 1988). Una serie de modelos hipotéticos de reloj incorporado
sistemáticamente avances en biología celular y molecular como aparecieron. Entre éstos, como es
sabido, fue el chronon (Ehret y Trucco,
1967), que postula una cadena cíclica de los acontecimientos de transcripción y traducción secuenciales.
No mucho después de que se estableció el modelo de mosaico fluido de la membrana, se propuso un
modelo de escape basado en la difusión de membrana (Njus et al., 1974). Se propusieron Oscilaciones en
gradientes de protones en mitocondrias (Chay, 1981). No ha habido una falta de propuestas de 24 h
escapes.

8.1 El Molecular Reloj Dogma

A finales de 1960, Ronald Konopka decidió adoptar un enfoque hacia adelante genética para el problema con el
organismo más lógico trabajar con en el momento, o tal vez en cualquier momento, a saber, Drosophila
melanogaster. La contribución de la mosca de la biología a través del tablero ha sido y sigue siendo titánica y las
herramientas moleculares y genéticos disponibles todavía van a la cabeza (véase, por ejemplo, Hall, 2003a).
descubrimiento revolucionario de Konopka fue el período de (per) gen (Konopka y Benzer, 1971). Aquí estaba un
gen con tres alelos en la mano que produjeron corto ( por S), largo ( por L) períodos, y nulos ( por 0 y por -) que eran
arrítmico. Por algunos criterios, esto era evidencia formal de que un “verdadero engranaje” del reloj había sido
encontrado. La lógica es, si se puede cambiar el periodo o eliminar el temporizador cambiando una sola proteína,
entonces debe, por fuerza, ser una parte de un oscilador con un período de 24 h (Dunlap, 1999).

A partir de este punto de apoyo, se reveló que el resto de la maquinaria molecular que ahora comprende la
teoría casi universalmente aceptado de la relojería biológica. Estos han sido revisados ​extensamente en otro
lugar en múltiples ocasiones, y no deberán hacerlo aquí aparte establece los fundamentos del mecanismo
suficientes para nuestro propósito (revisión: Dunlap, 1999). En esencia, hay un subconjunto de los “genes reloj”
que producen proteínas a través de la transcripción y la traducción. Esta es la parte “positiva” del bucle. Estas
proteínas del reloj y luego interactuar de diversas maneras en última instancia, se retroalimentan
negativamente en su propia transcripción en concierto con otros productos de los genes reloj. El resultado se
reduce títulos de las proteínas iniciales. El ciclo continúa como los elementos negativos descenso en el sistema
y la fase de expansión comienza de nuevo. Este es el núcleo de transcripción-traducción oscilador (TTO)
(Dunlap, 1999). Los genes y proteínas específicas y sus roles varía en los organismos, pero la
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 177

principio sigue siendo el mismo. En la marcha, la por y eterno genes se transcriben en la fase positiva, y
las proteínas PER y TIM inician retroalimentación negativa (revisión: Hall, 2003b).

Cuando los laboratorios moleculares y genéticos agarraron la por hallazgos y corrió, el cuerpo imponente de la
información recopilada por los primeros trabajadores, la mayoría de ellos cuidado, personas innovadoras, parece haber
quedado en el olvido. Pero siempre llega un ajuste de cuentas. En este capítulo se iniciará visitando de nuevo un
resultado de edad y su puesta en marcha para el análisis cuidadoso como un reloj “patrón oro”. Vamos a aplicar estos
números para el modelo de reloj molecular TTO genérica actual a la crítica de su desempeño. a continuación, vamos a
examinar un modelo alternativo y la evidencia concreta de que se encuentran en los ritmos de la mosca.

8.2 Lecciones de los Herederos de William Harrison

Para analizar el rendimiento de nuestro reloj de prueba vamos a emplear las técnicas estadísticas estándar
de la ciencia de cronometraje (Allan et al., 1997). Aquí, por supuesto, se trata de un inherentemente incorrecto
reloj. Es hacia dian, por lo que no mide la longitud de un día particularmente bien. Pero un reloj circadiano
dado todavía puede ser muy preciso, ya que puede mantener así su propio período innata, y al relajar el
requisito de que se mida con precisión un día, lo podemos comparar estadísticamente a otros relojes.

Casi todos los relojes conocidos de invención humana constan de dos partes distintas (Allan et al., 1997). El
primero es el oscilador de fuente de tiempo o patrón de frecuencia. En tiempos pasados, que consistió en la
observación de los procesos celestes tales como la rotación de la tierra medida contra el sol, luna, estrellas, o
con nombre. Este progresó a relojes de péndulo con fuentes de energía y mecanismos de escape para liberar
esa energía en alícuotas regulados. Continúa la necesidad de relojes cada vez más precisos llevó a emplear
vibraciones de cristal de cuarzo piezoeléctricos y de ahí a los relojes atómicos utilizando la llamada estructura
fina de las líneas de absorción y emisión cuántica. El reloj atómico de cesio es un ejemplo y proporciona el
estándar actual para el segundo UTC utilizado en la red de distribución del tiempo GPS y en los laboratorios
estándar casi todos los tiempos actuales. La segunda parte de un reloj es una mostrador o “ integrador ”Que
convierte la salida del oscilador fundamental en la información en tiempo útil. La periodicidad frecuencia
relativamente alta del péndulo, por ejemplo, estaba conectado a un mecanismo que convierte la entrada de
oscilación en la medición del tiempo útil. Ambas partes del mecanismo tendrán inexactitudes inherentes que
surgen de causas únicas para su mecánica de funcionamiento (reseña: Allan et al., 1997).

Para probar el máximo rendimiento, se necesita un punto de referencia. Si una versión específica de un sistema
alcanza un punto de referencia de rendimiento dado, entonces hay que aceptar que el sistema y sus parientes son, en
general, capaz de un rendimiento al menos similares, aunque la norma no siempre se alcanza en todos los casos
individuales. Tomaremos un contador de tiempo circadiano muy buen comportamiento y preciso como nuestro punto
de referencia. En el anteriormente mencionado volumen 1960 Cold Spring Harbor Symposium (Chovnik,
178 HB Dowse

1960), los registros fueron publicadas por la ardilla voladora, volans Glaucomys por DeCoursey (1960). La figura
2 de ese documento, en particular, merece atención. El animal se puso en DD a 20 ° y se registró su actividad
rueda de funcionamiento durante 25 días. La alimentación se realiza según sea necesario y discretamente en
completa oscuridad. La precisión de la periodicidad es sorprendente, y esto no es atípico de la actuación de los
cuales los mamíferos son capaces.

La Figura 2 de la DeCoursey (1960) de papel se escaneó (HP Scanjet 4850 ®) y el resultado se hizo una
imagen jpg (Fig. 8.1) como. Para extraer información sobre el calendario, se eligió un solo evento en la fase
del animal, a saber, el inicio de la actividad de rueda de rodadura. Esto se hizo mediante la colaboración con
la imagen escaneada en Microsoft Photo Editor ® que proporciona la posición del cursor en píxeles. La escala
de 24 h en la imagen escaneada era 529 píxeles de longitud. El inicio de la actividad durante cada objetivo 24
h día por lo tanto se pudo estimar el límite de 2 min 42 s, la anchura de un solo píxel. número de píxeles se
convirtió en horas y fracciones de los mismos del día 24 h (ordenadas) con horas del experimento como la
abscisa. Estos datos se sometieron a análisis de regresión (Sistema de Análisis Estadístico, procedimiento
GLM). Como podría esperarse, el ajuste lineal es excelente: P = 0,0001, P = 0,0001, r 2 = 0,99945. La
intersección es 14.49 ± 0.028 h (SEM) y la pendiente es -0,017 ± 0,00008337 (SEM). A partir de esta línea de
regresión, se estima el periodo ( τ) del ritmo, en 23.586 h de la manera estándar.

Normalmente, el análisis de la precisión de cronometraje se realiza mediante la determinación de lo bien que un reloj
calcula la longitud de la segunda estándar sobre un cierto intervalo. Esto es un

Fig. 8.1 Veinticinco días de datos tomados por registrador de eventos para la actividad de rueda para correr de una ardilla voladora, volans
Glaucomys, alojada en 20 ° en la oscuridad constante. (De DeCoursey, 1960.) Horas de inicio se digitalizaron para el análisis como se describe
en el texto
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 179

Fig. 8.2 Los tiempos de inicio de la actividad tomada de la Fig. 8.1 se representan por “*”. La línea continua es la regresión de la hora de
inicio de la actividad en el tiempo (en horas)

intervalo establecido por la oscilación de un átomo de Cs (Quinn, 1991). mediciones son esenciales precisión
de la frecuencia y la estabilidad y precisión de la hora y la estabilidad. Vamos a hacer sólo una suposición para
trabajar los datos ardilla en este formato, es decir, que el reloj del animal está intentando medir un segundo
estándar contando hasta
84,909.6 s por ciclo circadiano, es decir, de la actividad de inicio a la siguiente aparición. Este número proviene
del periodo calcula a partir de la línea de regresión como el período real del ciclo, pero dado que el modelo lineal
es un ajuste perfecto cerca, esta se justifica. Inicialmente, para mayor claridad y continuidad con la trama
actogram y la práctica común en la literatura, horas serán utilizados como el intervalo de tiempo fundamental en
lugar de la segunda.

Lo primero que mira en el error por el trazado de la diferencia entre los puntos calculados a partir de la
ecuación de regresión y el inicio real de cada día. Esto produce la Fig. 8.2. El análisis de estos errores, obtenemos σ
2= 0.2292 h y σ = 0.0957 h. Por lo que nuestra ardilla puede medir 23.586 h, o 84,909.6 s ± 0,0957 h o ± 344,5 s, casi
dentro de los límites impuestos por el tamaño de píxel en la imagen escaneada. Esto se traduce además a la
medición de una hora dentro de ± 14,3 s y el segundo UTC estándar de ± 3,99 × 10 -3 s, o aproximadamente 4 ms.
Aquí es de referencia del reloj biológico.

Hay más matemáticamente formas sofisticadas para analizar estos datos que vamos a emplear para la
integridad y para permitir la comparación con otros cronometradores. Las medidas estándar de varianza no se
comportan bien cuando se aplica a los temporizadores. Ellos tienden a aumentar sin límite cuando se extiende la
longitud del intervalo de muestra y
180 HB Dowse

una mejor estadística fue elaborada, la varianza de Allan σ τ 2 ( Sullivan et al., 1990; reseña:. Allan et al, 1997).
Para cada prueba, tomamos el error de frecuencia a ser y (t) = ( ν 1 - ν 0) / ν 0, dónde ν 0 es la frecuencia del oscilador
de calibración y ν 1 la de que el oscilador está probando Howe et al., 1981). Hemos establecido la frecuencia
observada como el recíproco del periodo observado de cada ciclo en comparación con la calculada a partir de
la ecuación de regresión. Los errores de frecuencia para cada ciclo y 1, y 2, Y ... norte son diferenciada para producir
N - 1 lecturas: y 1 = mi 2 - e 1, y la suma de las diferencias al cuadrado de la media se calcula seguido por la media /
2. Esta estadística tiene claramente la forma de varianza y su raíz cuadrada de que la desviación estándar.
Normalmente, esta raíz cuadrada σ τ se informa a cabo (Howe et al., 1981). Hacer esto para el Glaucomys

los rendimientos de reloj σ τ = 7.118 × 10 -4. Un reloj de cristal de cuarzo barato podría tener una varianza Allan, de 10 -7 en
este intervalo de tiempo, mientras que un reloj de hidrógeno-maser se presentará en el 10 -14 nivel (Clynch, 2002).

Entonces, ¿cómo este reloj ardilla comparar con otros cronometradores? William Harrison, en el siglo 18, en
última instancia, ganó un premio en metálico sustancial para el cronómetro de una nave para medir la longitud
suficiente para cumplir con el estándar de la Corona de precisión - 3 s por día (Allan et al., 1997; Sobel, 1995). reloj
viviente de nuestra ardilla en realidad se encuentra dentro de unos pocos minutos de conocer a esta norma y que han
publicado datos para establecer este número dura. Ahora podemos evaluar si el mecanismo putativo TTO es, de
hecho, capaz de este tipo de rendimiento. Si no es así, entonces tenemos que, por fuerza, recurren a la pregunta
fundamental de lo que es en realidad el temporizador. Continuamos nuestro análisis.

8.3 Fuentes de Precisión e imprecisión en TT osciladores

Vamos a considerar el reloj biológico a la luz de esta generalización fundamental de reloj de dos partes. Cualquiera que
sea la frecuencia fundamental del oscilador subyacente es, debe ser acoplado a la salida biológicamente significativo. El
instante de inicio de la carrera es un momento de fase mandado por el sistema de salida, pero no está necesariamente
conectado directamente con el patrón de frecuencia. El animal se le pide que introduzca la rueda por alguna señal del
sistema nervioso central, a continuación, comienza a funcionar. Esto debe ser una cadena secuencial bastante ruidoso
de los acontecimientos en y de sí mismo. Parte del error en el funcionamiento libre es de inexactitud del oscilador
inherente (imprecisión, en sentido estricto), que forma parte de la encimera o el acoplador y ahora hay que sumar un
error del mecanismo neural que acopla el reloj con el comportamiento real.

Hay una manera de dividir el error si los datos son suficientes en la mano. En la misma página de (1960)
Artículo DeCoursey, hay un registro de otra ardilla arrastrado a un ciclo LD (la Fig. 4). Aquí, tenemos un reloj que
es a la vez precisa y preciso. El periodo de salida del reloj / integrador / acoplador es casi exactamente 24 h a
juzgar por el punto de fase inicio correr, y el estándar de frecuencia de la información de temporización del reloj
de temporización mecánica puede ser considerado perfecto en términos relativos. Si nos fijamos en el error del
reloj arrastrado en este animal, se puede estimar la cantidad de variación es el resultado de la “salida del
comportamiento contando /” la mitad del reloj. Esta es la parte
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 181

Fig. 8.3 Cincuenta y tres días de pruebas la actividad de la rueda de una ardilla voladora. Light-en durante la fase de LD indicada por las líneas
sólidas. (De DeCoursey 1960, Fig. 4.)
182 HB Dowse

Fig. 8.4 registros de actividad como anteriormente para otra G. volans inicialmente de funcionamiento libre en DD hasta el día

5. La exposición a la luz baja comenzó el día 5, y un 12L: 12D ciclo comenzó el día 8 y continuó hasta el día 48. Después de un
período de transitorios que llevaron al animal en fase con el ciclo LD, permaneció arrastrado desde aproximadamente día 21
hasta que se terminó una vez más el ciclo. Veinticinco días de inicios de actividad fueron digitalizados a partir del día 22 en (De
DeCoursey, 1960)

es decir, utilizando la información geofísica, aquí un ciclo LD impuesta por un reloj de precisión. Podemos
comparar su rendimiento con los datos adquiridos en DD cuando el mecanismo de salida de ese animal en
particular estaba consultando su oscilador interno. La diferencia debe ser el error del oscilador interno solo.

Figura 8.3 muestra los datos del animal arrastrado (DeCoursey, 1960). Para mantener la coherencia con el primer
animal, vamos a ver una carrera de 25 días a partir de 3 días después de que el animal se estableció a partir de los
transitorios de cambio de fase. Posiblemente, puede haber un efecto posterior residual aquí y Esto se evidencia por una
muy pequeña inclinación en la línea con el mismo signo que los transitorios observados antes de arrastre encerrado. Los
datos se escanea y se registró con aproximadamente la misma precisión de píxel como anteriormente para la parecida
animales DD. El análisis de regresión dio una pendiente de 0,00046 intercepción 14.91 h. τ = 24.01 h, con p = 0,0001, (Fig.
8.4). En términos estadísticos estándar, la precisión es de ± 2,57 min o 154 s donde estamos NO en comparación con el
reloj interno del animal, que no está poniendo a cabo exactamente un período de 24 horas, pero al período zeitgeber de
exactamente 24,0 h ya que esto es lo que es en última instancia, consultar. estadística de Allan σ τ = 8,98 × 10 -5, o sobre un
pedido
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 183

de magnitud menor que el reloj de funcionamiento libre en DD. Simplemente restando este “integrador” desviación
estándar del valor para el animal en los rendimientos DD ± 190 s, o menos de 2 ms de error en la medición de un
segundo estándar.

8.4 El TTO Objetivamente considerado como un estándar de frecuencia

En el caso del reloj basado en TTO putativa de nuestra ardilla, tres por genes se transcriben no
sincrónicamente en respuesta a una señal positiva de un heterodímero, RELOJ :: Bmal, que consta de
productos de la reloj y Bmal genes. Estos forman un complejo en el citoplasma, potencialmente con otros
jugadores, y desde allí regresar al núcleo donde operan negativamente en el reloj :: Bmal para apagar la
transcripción de la por genes. El complejo POR disminuye en el citoplasma, probablemente debido a la
fosforilación, y la retroalimentación negativa cesa como el complejo disminuye posteriormente en el núcleo,
liberando RELOJ :: Bmal a la rampa hasta la transcripción en los tres por genes una vez más para renovar el
ciclo (revisión: Dunlap, 1999). Nos preguntamos si una secuencia de eventos, con picos anchos de
abundancia de las transcripciones y las proteínas del orden de 8-12 h tal, es capaz de la clase de precisión
que vemos en el reloj que acabamos de analizar. El inicio de la ejecución debe ser programado por el reloj de
a bordo con un error conocido que es muy pequeño en comparación con los eventos de largo de la oscilación.

La familia TTO de los osciladores se ha modelado ampliamente, y los modelos matemáticos pueden ser útiles para
abordar la cuestión de precisión, pero hay problemas. Se ha argumentado (Endy y Brent, 2001) que el modelado de
procesos celulares es problemático, ya que algunos ejemplos han dado lugar a predicciones del comportamiento futuro.
La inicial Drosophila modelo de reloj de Goldbeter (1995) es un ejemplo digno de mirar en esta luz. Es determinista con
parámetros libres que deben ser elegidos cuidadosamente y de forma arbitraria. Tiene solamente una estrecha gama
de valores de los parámetros que pueden producir una solución que oscila, aunque estas oscilaciones son robustos.
Más allá de esta ventana se encuentran oscilaciones amortiguadas que degeneran a un estado estacionario.
Descubrimiento de componentes moleculares más la hacía discutible rápidamente, pero sirvió como base para el
trabajo posterior.

Es importante destacar que esto era un modelo determinista, es decir, basado en ecuaciones diferenciales que
resuelve numéricamente (Goldbeter, 1995). El problema es que las reacciones cruciales en el esquema de reloj TTO
presentados anteriormente son estocásticos, y sujeto al error aleatorio. RELOJ :: Bmal debe encontrar sus sitios de unión.
La velocidad de esta depende fundamentalmente de la cantidad de estos heterodímeros en el núcleo (Riggs et al, 1970;..
Berg et al,
1981). Del mismo modo, para crear el complejo necesario para el transporte fuera del núcleo a través del poro
nuclear, eventos de unión estocásticos para el transporte deben ocurrir proteínas (Alberts et al., 2002). En el
citosol, el complejo PER debe formar como resultado de la difusión y enocunters aleatorios. Y así sucesivamente
en cada paso. Con esto en mente, un modelo estocástico fue desarrollado que tuvo en cuenta estas
preocupaciones (Barkai y Leibler, 2001). El uso de simulaciones de Monte Carlo, se puso a prueba un modelo
muy simple reloj. Inicialmente, el modelo produjo periodos y amplitudes muy fluctuantes. Sin embargo, con el
refinamiento, este problema fue resuelto. Aún así, lo mejor que podría hacer
184 HB Dowse

era producir períodos con errores algo menos de 10%, es decir 2,4 h (Barkai y Leibler, 2001). Esto está
lejos de la más o menos 2 min la ardilla puede producir. Un modelo más determinista para el reloj de los
mamíferos fue desarrollado que tuvo información más adelante molecular en cuenta (Leloup et al., 2003),
así como una versión estocástica basado en un modelo simplificado (Gonze et al., 2002). En este último
caso, el periodo producido fue de ± 2,8 h. Aún lejos de la realidad.

A partir de la precisión conocida del reloj ejemplar anterior, y dado el número desconocido, pero podría
decirse moderado de pasos en cualquier TTO del mundo real concebible, el término de error para cada paso
tendría que ser pequeña, una vez que se divide, sin duda en el orden de unos pocos segundos para producir 2-3
errores min al final de cada ciclo. Esto es especialmente desalentador cuando la información de tiempo
resultante deberá ser integrado a poner la ardilla en su rueda de correr en el momento justo, un proceso con sus
propios errores inherentes a añadir en.

8.5 Un Ultradiana Frecuencia estándar para el reloj circadiano

¿Es esta la única manera de una célula podría decir la hora, el único modelo queda en pie? Una familia de hipótesis en

competencia sostiene que el sistema molecular TTO 24 h observable NO es el estándar de frecuencia, en lugar de que

comprende la otra mitad del reloj, el contador o integrador / lado de salida que las parejas cualquiera que sea el oscilador real

es a la fisiología del organismo . Los supuestos sobresalientes son que mucho de mayor frecuencia osciladores celulares

ultradian proporcionan el patrón de frecuencia, y que existen múltiples osciladores en una sola célula que actúa en conjunto.

Los osciladores son independientes de los sistemas que se están programados para no imprecisiones debido a la

retroalimentación potencialmente caótico. La razón de la hipótesis de este escenario no es que se basa en los relojes de

ingeniería humanos en busca de inspiración, más bien lo contrario. Desde una perspectiva evolutiva, la naturaleza tiende a

evolucionar las configuraciones más eficaces por la selección natural. Más tarde, los ingenieros encuentran que la naturaleza

les ha golpeado con el punzón. Un ejemplo de ello: el sistema de reloj que programas de eventos durante el ciclo celular

proporciona algunos ejemplos excelentes de lógica gating que se utilizan en los ordenadores digitales (Alberts et al., 2002).
Este es un claro ejemplo de evolución convergente. No reloj humandesigned ha tenido un patrón de frecuencia de 24 h desde

fueron abandonados relojes de sol y mesas de ocultación astronómicos (Allan et al., 1997). Este es un claro ejemplo de

evolución convergente. No reloj humandesigned ha tenido un patrón de frecuencia de 24 h desde fueron abandonados relojes

de sol y mesas de ocultación astronómicos (Allan et al., 1997). Este es un claro ejemplo de evolución convergente. No reloj

humandesigned ha tenido un patrón de frecuencia de 24 h desde fueron abandonados relojes de sol y mesas de ocultación

astronómicos (Allan et al., 1997).

El argumento expuesto y promocionado como férreo, que por debe codificar o ser en realidad un engranaje, es que
la serie alélica para el gen muestra periodicidades cortas, largas, y nulos en el rango circadiano como se describe en
más detalle a continuación (Dunlap, 1999). Por analogía, al cambiar la longitud de un péndulo o la destrucción de un
reloj mecánico, se podría lograr resultados similares. Pero tenga en cuenta lo siguiente: La entrada a un reloj de pared
eléctrica común es la tensión de la línea 60 Hz de forma sinusoidal. Este es el patrón de frecuencia. La segunda mitad
de este reloj de dos partes es un mecanismo de engranaje que transforma esta entrada de alta frecuencia a segundos,
minutos y horas. Si cambia el diámetro o destruir un solo engranaje de este mecanismo integrador, también puede
cambiar la salida predecible. Pero lo harás no han cambiado el patrón de frecuencia en absoluto.
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 185

Un oscilador ultradiana como patrón de frecuencia tiene varios componentes muy atractivos. En primer lugar, los relojes

más precisos que se utilizan actualmente tienen los osciladores de frecuencia más altos como su base (Itano y Ramsey,

1993). Para un reloj celeste, la rotación de la Tierra es una base de tiempo de 24 h justo, pero con las mareas, etc., no es tan

bueno como se podría pensar. Es cierto que es muy lejos el dinero en comparación con los relojes atómicos modernos (Allan

et al.,

1997). En segundo lugar, dado que incluso los relojes más precisos tienen errores inherentes, publicada el estándar de
tiempo no se basa en una sola unidad que se sienta en alguna parte, pero en la salida combinada de un conjunto de relojes.
Todos los centros oficiales de temporización usan este paradigma (Allan et al., 1997).

Las estadísticas de por qué funciona es sencilla. Considere un oscilador de funcionamiento independiente.
Cada ciclo tiene un error que es independiente de cualquier error anterior, pero los errores todavía será
acumulativo. Si nuestro oscilador tiene una desviación de 1 ms en 1 s (basado en el cálculo de una unidad de
desviación estándar de los datos), a continuación, después de 100 s, sería fuera por 1 × Ö 100, o 10 ms. Pero si
tenemos, por ejemplo, 100 de estos osciladores operan en un conjunto, entonces tomar 10 / Ö 100, o sólo 1 ms
(ejemplo práctico:. Allan et al, 1997). Mediante el uso de un conjunto de osciladores de alta frecuencia dentro de
la propia célula, el marcapasos podría fácilmente alcanzar el alto nivel establecido por el reloj de nuestra ardilla.
Esto ha sido demostrado a nivel macroscópico. Cuando las neuronas individuales de reloj maestro del mamífero
en el supraquiasmático Nucleus (SCN) se prueban individualmente, que producen ritmos inexactos. Como
conjunto, sin embargo, la precisión mejora notablemente (Herzog et al., 2004).

ritmos ultradian son casi tan ubicuo como los ritmos circadianos. Aquí, definimos períodos ultradian como aquellos
de entre aproximadamente 1 y 18 h y les etiquetar de gama media para distinguirlos de frecuencias muy altas:
oscilaciones más rápidos reflejan los procesos metabólicos (Lloyd y Edwards, 1984; Edmunds, 1988), y 19 h es
aproximadamente el período medio se muestra por el mutante reloj circadiano por S en Drosophila ( Konopka y Benzer,
1971; Hall y Kyriacou, 1990). oscilaciones ultradian se han encontrado en organismos tan dispares como organismos
unicelulares (Lloyd et al, 1982;. Michel y Hardeland, 1985) y mamíferos (Daan y Aschoff, 1981). Se producen tanto en
la presencia y la ausencia de los ritmos circadianos normales, y se encuentran también en los animales que carecen
de los ritmos circadianos, pero manifiestan un periodicidad de las mareas o lunar (Dowse y Palmer, 1990, 1992).

8.6 ultradianos Ritmos en Drosophila

Pasamos ahora a ritmos ultradian en la mosca, y nos centramos en tres cuestiones fundamentales. En primer lugar,
son ritmos ultradian evidencia de oscilaciones subyacente o son simples epifenómenos debido su existencia a las
interacciones entre los relojes circadianos o “ruido aleatorio”? En segundo lugar, ¿cuál es la función de estos relojes
de alta frecuencia si las hay? En tercer lugar, ¿hay alguna relación funcional entre los ritmos circadianos y
ultradian? Para abordar estas cuestiones, se revisan los experimentos, principalmente los que utilizan

Drosophila como un sistema modelo.


ritmos en ultradian Drosophila la actividad locomotora se informó por primera vez por Dowse et al. (1987) en los
animales mutantes que carecen de un alelo funcional de la período de (per)
186 HB Dowse

gene. Las mutaciones de este gen ligado al sexo afectan ritmicidad en Drosophila en formas sorprendentes
(Konopka y Benzer, 1971; Hall and Kyriacou, 1990). por Largo ( por L) ralentiza el reloj a un período de
aproximadamente 29 h, mientras por Corto ( por S) acelera el reloj a un período de aproximadamente 19 h. El no
funcional ( nulo) alelo se mencionó anteriormente, por 0, junto con deleciones superpuestas heterocigotos que
eliminan el locus completo (aquí
por -) ( Smith y Konopka, 1981; Bargiello y Young, 1984; Reddy et al., 1984) para eliminar también los ritmos
circadianos normales, al tiempo que revela una gran cantidad de periodicidades higherfrequency (Dowse y col.,
1987).
Cuando por o o por - moscas se crían en un ciclo de luz-oscuridad (LD) y su movimiento se registra en la
oscuridad constante (DD), no existe una organización coherente de la actividad en combates claros (Konopka y
Benzer, 1971; Smith y Konopka, 1981). Esto contrasta con el tipo salvaje, por +, moscas, que exhiben la
modulación de la amplitud de la actividad en ciclos evidentes de aproximadamente 24 h (Konopka y Benzer,
1971). La simple inspección de los datos del registrador de eventos, y el uso de técnicas de análisis de señales
digitales groseramente insensibles como el “periodograma” (Enright, 1965, 1990) son generalmente insuficientes
para revelar los patrones subyacentes (ver Dowse y Ringo, 1991), sin embargo estos ritmos en realidad son
suficientemente robusto que incluso esta técnica analítica Qué revela periodicidades ultradian en
aproximadamente 30% de por 01 moscas analizadas (Tomioka et al., 1998).

(. Dowse et al, 1987), se utilizó una técnica de análisis espectral sensible, MESA (análisis de
máxima entropía espectral; Dowse y Ringo, 1989a, 1991;. Levine et al, 2002), junto con una prueba
sólida para la significación, la correlogram ( Chatfield, 1989; Dowse y Ringo, 1989a), y descubrieron
que más de la mitad de la por o y
por - animales ensayados tenían ritmos ultradian clara-en el rango de 4-18 h. Por lo general, el análisis
espectral reveló más de una periodicidad. Los períodos de estos ritmos eran múltiplos rara vez simples (por
ejemplo, 10,0 y 17,5 h), y por lo tanto no podrían haber surgido de armónicos de un período más largo. La
presencia de ritmos ultradian no se limita a por 0 y por - mutantes. Encontramos eso por L moscas también se
muestra fuertes ritmos ultradian en los espectros de su actividad; tipo salvaje hizo también, aunque en
menor medida (Dowse y Ringo, 1987). por S animales muestran mucho menos potencia en el rango ultradian
(Dowse y Ringo, 1987); alternando potencia de la señal de corriente es equivalente a la varianza en los
datos con la media componente (corriente continua) elimina y proviene de una analogía señal electrónica
(Beauchamp y Yuen, 1979).

Cuando de tipo salvaje Drosophila son criados en la oscuridad constante y luego se prueban como adultos en
DD, sin haber sido expuesto a la luz y mucho menos cualquier iluminación cíclico, que con frecuencia se asemejan por
0 en ser ya sea arrítmico o en la visualización de múltiples ritmos ultradian (Dowse y Ringo, 1989b; Potencia et al.,
1995a). Algunos de estos animales DD-criados tener residual de tipo salvaje ritmicidad circadiana, algunos tienen por
L-

como ritmos, y algunos son inusuales en la visualización de los ritmos circadianos cortas, débiles ( τ = 20-22 h;
Dowse y Ringo, 1989b; Potencia et al., 1995a). La cría de animales en LD o luz constante (LL), seguido de la
prueba en LL también produce por o- como el comportamiento, con múltiples periodicidades ultradian (Fig. 8.5) (Power
et al., 1995a).
Otros investigadores han informado de que DD-cría de moscas de tipo salvaje no produce la ritmicidad
ultradiana hemos observado (Sehgal et al., 1992;. Tomioka y col,
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 187

Fig. 8.5 Una mosca de tipo salvaje criado en LD y probado en LL brillante. Una vez más, todos los análisis indican ritmicidad ultradian
significativa en la ausencia total de cualquier componente circadianos en el espectro (Power et al., 1995a)

1997; Kaneko et al., 2000), sin embargo en todos los casos huevos embrionados de animales alojados en LD,
fueron trasladados a DD. En nuestro trabajo, fueron alojados nuestras culturas para múltiples generaciones en DD.
Los cultivos se tendieron ya sea bajo rojo lejano (Dowse y Ringo, 1989b) o con luz infrarroja (Power et al., 1995a).
En ningún momento se expusieron a cualquier otra luz.

Es difícil cambiar sobrevuela desde el modo ultradiana al modo circadiano. Las moscas prestados rítmica en
el modo ultradian por cría DD adecuada se pueden conmutar al exponerlos a ya sea un pulso de horas o a dos
ciclos completos de LD como adultos (Power et al., 1995b). Cuando regresó a DD, por S animales vuelven a sus
patrones rítmicos normales con periodicidad corta adecuada, mientras que de tipo salvaje moscas a menudo no
para convertir a su cerca de 24 h periodicidad. La exposición de embriones o larvas no tuvo efecto sobre los
patrones de adultos (Power et al., 1995b).

desconectado (Disco) mutantes poseen ojos que no se pueda conectar a la del desarrollo del
cerebro, y faltan otras partes del sistema nervioso, incluyendo porciones de los lóbulos ópticos (Steller
et al., 1987). Estos animales son ciegos, y son
por o- como en el comportamiento rítmico (Dushay et al., 1989). Ellos también muestran fuertes ritmos ultradian
(Dowse y col., 1989). Ceguera sí sola es insuficiente para bloquear ritmicidad normal, como el mutante ningún
potencial receptor A (NorpA) bloques de la retina
188 HB Dowse

transmisión de la luz en todas partes, no sólo en los ojos compuestos (Pak, 1975, 1979), sin embargo,
permite ritmos normales entrainable a ciclos de luz (Dushay et al., 1989). Del mismo modo, la falta completa
de ojos o lóbulos ópticos no produce la disco En consecuencia, desde pequeños lóbulos ópticos (SOL) y oculis
sinusoidales (SO) mutaciones están muy cerca de tipo salvaje en su comportamiento rítmico (Helfrich y
Engelmann, 1983; Helfrich, 1986;. Dushay et al, 1989). Este efecto es análogo a la destrucción de
organización circadiano en mamíferos después de lesioning del núcleo supraquiasmático (SCN) del
hipotálamo (Rusak, 1977; Rosenwasser y Adler, 1986). Basado en la evidencia variada considerable
“neuronas marcapasos” se han localizado en el cerebro de la mosca, ausente en el disco moscas mutantes,
que parecen absolutamente esencial para la ritmicidad circadiana (Zerr et al, 1990; Helfrich-Förster, 1998;
revisión:. Hall, 2003b) (véase más adelante para mayor discusión).

Otros manipulación ambiental también puede enriquecer la porción ultradian del espectro. Los ritmos de actividad
de Drosophila que el óxido de deuterio se había administrado ( 2 H 2 O o D 2 O) a través de agua potable reveló aumento de
potencia en el rango ultradian; esto era cierto para todo el por alelos mutantes y de tipo salvaje (White et al., 1991).
Curiosamente, los efectos sobre el poder y la fuerza de la señal ultradiana no fueron estrictamente la dosis
dependiente. Incluso la concentración más baja de 2 H 2 0 utilizado en el experimento (10%) causó graves interferencias
con la función de reloj circadiano normal. También había una pérdida general de la fuerza en la señal circadiano como
se evidencia por una disminución de la relación señal a ruido (SNR). Y, sin embargo, las moscas no estaban
enfermos. Lejos de ello, la supervivencia fue mayor al 10% y el 20% 2 H 2 0 que en 0%. La capacidad de inducir la
ritmicidad ultradiana farmacológicamente es una herramienta potencialmente interesante para la investigación de alta
frecuencia de la periodicidad en este sistema.

8.7 Son Ultradiana Ritmos en Drosophila "Real"?

Una cuestión importante es si o no los ritmos de comportamiento se ultradian (1) producidos por las
interacciones de los cronometradores circadianos, (2) artefacto al azar puro, o (3) las expresiones abiertas de
los relojes celulares de muy alta frecuencia. periodicidades ultradian están bien documentados en los
sistemas de mamíferos. Por ejemplo, se producen de forma natural en forma de episodios de sueño de
movimientos oculares rápidos (REM), sustituido con periodicidad en el estado de conciencia y el dominio
psicomotor durante los períodos de vigilia (Webb y Dube, 1981). En ratas, la medida de la ritmicidad ultradian
en el registro de actividad está bajo control genético, con algunas cepas que muestra episodios de alta
frecuencia muy pronunciadas de actividad superpuesto sobre el ritmo circadiano (Büttner y Wollnik, 1984;
Wollnik et al, 1987;. Schwartz y Zimmermann , 1990). ritmicidad Ultradian también puede ser inducida
quirúrgicamente. En los animales de prueba, el sistema circadiano típicamente se rompe después de lesiones
SCN, dejando sólo ritmos ultradian (Rusak, 1977; Rosenwasser y Adler, 1986). La cirugía en el SCN también
puede afectar a la ritmicidad ultradian en cepas en las que se produce naturalmente, ya que las lesiones SCN
abolir ultradian así como los ritmos circadianos en las ratas (Wollnik y Turek, 1989).
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 189

Para este sistema, se ha propuesto que estos períodos ultradian son el resultado de múltiples osciladores
circadianos de desacoplamiento (Rosenwasser y Adler, 1986). El análisis espectral de la actividad de los
mamíferos puede indicar ritmos ultradian, pero la inspección de los datos en bruto representados en
actograms indica múltiples ritmos circadianos todavía en el trabajo. ¿Cómo podrían múltiples oscilaciones
interactuar para producir otros ritmos, distintos? En un ejemplo sencillo, si dos relojes circadianos actúan en
fase para producir un único pico, y posteriormente desacoplar, pueden ocurrir dos cosas. Los dos ritmos
pueden permanecer desacoplada y distanciarse. Suponiendo que no hay interferencia destructiva se produce,
un tiempo suficientemente largo registro con un análisis de alta resolución mostraría ambos periodicidades en
el espectro, ni ultradian. Un período largo espuria también aparecería en la frecuencia “beat”, el punto en que
se produce el refuerzo mutuo. frecuencias de batido debe ser siempre más largo que ambos ciclos que
contribuyen (Tyson et al., 1976). Alternativamente, los dos osciladores pueden recouple a 180 ° fuera de fase.
El análisis espectral mostraría una “ultradian” 12-h pico, pero las oscilaciones fundamentales sería circadiano.
Si tres osciladores están en el trabajo, puede ser que producen un patrón trimodal con un 8-h pico en el
espectro.

Es más difícil de explicar en ritmos ultradian Drosophila como resultado de la interacción de los ritmos
circadianos. Actograms de individuos que exhiben ritmos ultradian, por ejemplo, por O, no muestran múltiples
componentes circadianos y picos en los espectros no son submúltiplos de 24 h. Continuando con el ejemplo
anterior para explicar estos resultados, suponiendo que el acoplamiento no 180 ° es, pero tal vez 105 °,
entonces se producirá dos intervalos durante cada periodo de 24 h: 7 y 17 h. Pero esto no se sigue que el
análisis espectral dará lugar a dos líneas espectrales a las 7 y 17 horas. Sólo la mitad el número de picos
están presentes necesaria para 7- y 17-H ritmos, como cada otro está “faltantes”. En términos prácticos, al
analizar Drosophila registros con dos picos de actividad por California 24 h día alineado como se describe
anteriormente, habitualmente sólo vemos una única línea espectral en el período circadiano (HB Dowse,
1989). Para explicar varios períodos que resulta de la interacción periodos circadianos por lo tanto requiere
el “razonamiento de Ptolomeo”, multiplicando el número de componentes a la complejidad ridícula. se
necesita un período de 7 h cuatro relojes 28-H acoplados 7-h fuera de fase, y no hay manera de explicar el
periodo de 17 h otro de dos relojes de 34-h 180 ° antifase. No podemos concluir de esto, sin embargo, que
los ritmos que registramos en realidad reflejan la salida directa de osciladores con el mismo periodo.

Podemos excluir otra explicación ofrecida por Enright (1990), a saber, que estos ritmos son fenómenos de
corta duración que aparecen en el registro de datos por sólo uno o dos ciclos. Estos podrían ser o bien ondas
de corta duración transitoria en un estado estacionario, o verdaderamente variaciones aleatorias espurios
carentes de importancia biológica. Cuando actograms de registros ricos en ritmos ultradian se trazan modulo
24 h - el procedimiento normal para ritmos circadianos-ultradians rara vez son evidentes. Si, sin embargo,
periodicidades ultradian son detectados por el análisis espectral, y los datos se representan modulo τ para un
fuerte periodo del ritmo ultradian, ese período ultradian se hace evidente en el actogram (Dowse y col., 1987).
ritmos ultradian representados de esta manera aparecen como fuerte y regular los ritmos circadianos, y,
fundamentalmente, continúan sin cambios en el periodo o fase para toda la duración de algunos registros. los
190 HB Dowse

Fig. 8.6 Los datos de una Drosophila melanogaster que lleva el por 0 mutación que se crió y se probó en fuerte LL. No hay evidencia
alguna de la ritmicidad circadiana en la gama, sin embargo la periodicidad ultradiana es muy clara. Máxima análisis Entropía
espectral (MESA) da un pico agudo a las 11 h, y esto está fuertemente corroborada por el autocorellogram. Los datos en bruto se
representaron gráficamente como una actogram análisis array (recuadro) módulo el periodicidad ultradian primaria (recuadro), y un
simple parcela de actividad como una función del tiempo se da a la derecha (De Potencia et al., 1995a)

registro de una por 0 volar tanto criados y probado en fuerte LL se muestra en la Fig. 8.6. Cualquiera de las
condiciones o el genotipo LL deberían haber dado lugar a un animal profundamente arrítmico de forma individual,
por no hablar juntos, pero las oscilaciones ultradian son robustos y de larga duración (Power et al., 1995a). Esto es
apenas lo que se esperaría si sólo uno o dos ciclos estaban presentes, como se ha sugerido Enright (1990). Este
también más recortes en ninguna sugerencia de que interactúan los ritmos circadianos están produciendo la salida,
como en virtud de esta combinación de condiciones, no hay tales ritmos deben estar presentes en absoluto.

Cabe señalar que, si, como se argumenta más adelante, el propio reloj circadiano utiliza un conjunto de
ultradian osciladores de alta frecuencia para su base de tiempo, puede ser que los de gama media ritmos
observados en ultradian Drosophila registros de comportamiento reflejan salidas de artefactos producidos o
prestados visible por un sistema integrador dañado o ausente. Esto explicaría la alta variabilidad que hemos visto
en los períodos de estos ritmos. No hay período de ultradiana favorecida en Drosophila - Los valores son
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 191

extendido bastante uniformemente a través de la región de 4 a 18 h del espectro. Esto deja abierta la
cuestión de si muy alta frecuencia osciladores cuánticos todavía se pueden encontrar que pueden dar cuenta
de los períodos ultradian ya observados y el propio reloj circadiano.

8.8 Do de gama media Ultradiana ritmos tienen una función?

A renglón seguido debe preguntar qué propósito estos ritmos ultradian (osciladores?) Sirven de Drosophila, Si
alguna. No hay correlatos geofísicos pertinentes obvias o incluso crípticas; Además, los ritmos abiertas se
caracterizan por su amplia variabilidad (Dowse y col., 1987), lo que hace una búsqueda de una sola infructuosa
variable ambiental de enganche de fase. Conductualmente, un temporizador de 24 h es claramente útil. Por
ejemplo limitando la eclosión y la actividad adulto para las frescas veces húmedas cerca del amanecer y al
atardecer es crítico, ya Drosophila son altamente susceptibles a la desecación (Pittendrigh,

1958). Parece poco probable que la organización de Drosophila actividad en sesiones cortas discretas podría tener el
mismo valor de adaptación a lo largo de las líneas postuladas para los vertebrados (Daan, 1981) cuando hay una alta
variación interindividual tales tanto en período y en el nivel de expresión.

8.9 ¿Existe una relación entre los ritmos circadianos y


ultradianos?

La última cuestión que debe abordarse se refiere a las relaciones entre los osciladores cuánticos hipotéticos, los de gama

media observada ritmos ultradian de comportamiento, y el sistema circadiano. Si los ritmos ultradian de gama media

observada carecen de cualquier función demostrable en Drosophila, y sin embargo, si son reales (es decir, no “ruido
aleatorio”), entonces son más propensos a ser subproductos del sistema que proporciona orden temporal, y por lo tanto

proporcionar una ventana a los procesos fisiológicos de este sistema. Hemos sostenido en longitud (Dowse y Ringo, 1992)

que el reloj circadiano que observamos es en realidad el mecanismo de acoplamiento, es decir, el estándar de frecuencia no

es un oscilador con un 24-h escape. Hemos planteado la hipótesis (Dowse et al, 1987;. Dowse y Ringo, 1992), en compañía

de muchos otros investigadores (por ejemplo Pavlidis, 1971; Winfree, 1980; Klevecz et al, 1984;. Lloyd y Edwards, 1987), que

la reloj circadiano se basa en muchos escapes en conjunto. Las constantes de tiempo de estos componentes en muchos de

estos sistemas propuestos están más cerca de los de los procesos metabólicos intermedios alrededor de dos a tres órdenes

de magnitud más rápido que cualquier proceso de 24 h (Lloyd y Edwards, 1987; Edmunds, 1988). Del mismo modo, los

fenómenos de compensación de temperatura, precisión y resistencia a la intromisión farmacológico puede ser más fácil de

explicar en poblaciones de osciladores acoplados. Los modelos han tomado muchas formas. Algunos se refieren a conjuntos

de neuronas que, como se señaló anteriormente, pueden comportarse con mayor precisión en el rango circadiano de una

célula individual (Herzog et al., 2004). Los modelos han tomado muchas formas. Algunos se refieren a conjuntos de neuronas

que, como se señaló anteriormente, pueden comportarse con mayor precisión en el rango circadiano de una célula individual

(Herzog et al., 2004). Los modelos han tomado muchas formas. Algunos se refieren a conjuntos de neuronas que, como se

señaló antes, pueden comportarse con mayor precisión en el rango circadiano de una célula individual (Herzog et al., 2004).
192 HB Dowse

Se han propuesto múltiples OTT como unidades ultradian acoplados para formar el temporizador circadiano (Paetkau
et al., 2006). unidades ultradian múltiples acopladas dentro del SCN del reloj de los mamíferos se han propuesto
como la fuente de temporización, y la relación entre el número de unidades participantes y el periodo de salida ha
sido investigado numéricamente (Barrio et al., 1997). A manera de validar estas hipótesis ha sido propuesto por
Edwards et al. (2007), es decir, mediante el análisis espectral de registros rítmicos, y el trabajo realizado en nuestro
laboratorio (Dowse y Ringo, 1987) se cita como “primeros pasos en esta dirección ...”. Estos trabajadores tienen
producir un realista, por lo tanto estocástico, modelo, mostrando cómo periodicidades ultradian podrían producir
ritmos circadianos.

Nuestra hipótesis es que específicamente anteriormente por en Drosophila y por- como se requieren análogos
en otros organismos para el montaje de los componentes ultradian descubrimos en el sistema circadiano Dowse y
Ringo (1992). Postulamos una población de osciladores acoplados por los débiles, no lineal, inhibidores enlaces
fásicos. El papel de la proteína PER en este esquema era para facilitar el acoplamiento entre los osciladores.

Esta hipótesis ya no es sostenible. El papel del POR en el sistema, al menos en lo que se refiere a su
papel en el 24-h TTO, está bien trabajado y no parece haber ninguna posibilidad de que funcione de esta
manera. Además, se ha argumentado convincentemente por Hall (2003b) que la ubicuidad de los osciladores
ultradian contrasta con un papel de por en el acoplamiento de ellos. Si POR proteína es responsable de los
ritmos de acoplamiento, ya sea intra o inter-celularmente, la manifestación de este acoplamiento o falta de
ella se ve en la salida de las neuronas identificadas como el “reloj maestro” en la mosca. Se señala que si las
neuronas faltan por completo, al igual que en disco

moscas, a continuación, los animales portadores de esta mutación debe ser profundamente arrítmico, incluso hasta el nivel
de ultradians. Todavía disco moscas tienen ritmos de alta frecuencia en aproximadamente la misma proporción que se observa
en por 0 ( Dowse et al., 1987, 1989).

Pero esto apenas se condena el concepto de ultradian osciladores como patrones de frecuencia. Por el contrario,
la estructura de la TTO dilucidado en los años intermedios se presta idealmente a su reinterpretación como el contador
en una estructura de reloj de dos partes como se expone anteriormente. Como muestra el análisis anterior, es muy
difícil para apoyar la idea de que un sistema tan inherentemente descuidado podría medir el tiempo con la precisión
observada. No se puede medir una actividad al nivel de segundo bien con una frecuencia estándar órdenes de
magnitud más largos. La subdivisión de tal ciclo de periodo largo en miles de subunidades parece más allá de la
capacidad de la célula para efectuar con precisión. por tanto, planteamos la hipótesis de un reloj de doble mecanismo,
como el anterior. Un conjunto de osciladores de alta frecuencia proporciona el patrón de frecuencia y la TTO es la
subunidad dispersión contador / tiempo.

La robustez de este contador es de primordial importancia para el rostro de los ritmos observables resultantes.
Normalmente, el sistema tiene un aproximado de salida de 24 h. Esto aparecerá en prácticamente todos los aspectos
del metabolismo del organismo en todos los niveles. Mediante la alteración de un engranaje del mecanismo de salida,
más largo, más corto, o una falta de períodos se observa como se ha argumentado anteriormente. Esto es evidente en
el por
alélica serie, y hay evidencia circunstancial para apoyar la afirmación. La proporción de la ritmicidad ultradian
en las moscas homocigóticas para cada uno de cuatro alelos de
por: tipo salvaje, Largo corto, y nulo. Se encontró que la nulo alelo, por 0, tiene casi exclusivamente ritmos
ultradian, por L tiene menos, pero todavía son numerosos y están
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 193

encontrado en la presencia del período de tiempo característica, por + tiene unos ultradians, y por S prácticamente
no tiene períodos ultradian en absoluto en el espectro (Dowse y Ringo, 1987).

Así periodo se refiere a la cantidad de potencia ultradian de una manera simple. Robustez de
acoplamiento de la frecuencia media estándar del reloj a la media contador permitiría variar la potencia en el
rango ultradian a aparecer en el ritmo de la actividad locomotora. Esto se cuantificó formalmente como SNR,
calcula utilizando una técnica waveformindependent de nuestra propia invención (Dowse y Ringo, 1989a). A
la luz del reloj bipartito hipótesis de aquí, la correlación entre la fuerza putativo oscilador / contador de
acoplamiento y el período, la dependencia de la frecuencia loglineales en SNR informó en este trabajo tiene
aún más sentido. Es predecible a partir de la ecuación de regresión que, si por o debían tener un ritmo
circadiano en absoluto, que aparecería en el rango de 35 a 40 h (D y R). Esto fue confirmado de manera
espectacular por el análisis de la por o alelo, por 04. Se trata de una mutación hypomorphic, en contraste con el
amorfo original, por 01 ( no existen por 02. o por 03 alelos). Los períodos de aproximadamente 40 h se descubrieron
con una técnica de análisis espectral establecido específicamente para buscar tales ciclos largos
(Hamblen-Coyle et al., 1989).

También se planteó la hipótesis (Dowse y Ringo, 1989b) que en el Drosophila


Se requiere luz sistema o algún otro estímulo fásica activo para la inicialización correcta del reloj circadiano, en
este caso ya sea de acoplamiento interna de los múltiples osciladores de frecuencia estándar componente, o el
acoplamiento de esta población a su contador TTO, o ambos. DD-criado animales muestran una amplia gama de
periodicidades en su actividad, como se ha señalado anteriormente, y el conjunto de azar y parcial de
subunidades en diversos niveles de organización es la hipótesis sólo defendible actualmente para la amplia gama
de los resultados observados. Tenga en cuenta que por S las moscas criadas en DD realmente puede mostrar por L- como
ritmos (Fig. 8.7). Es desconcertante cómo esto podría ser posible si la maquinaria molecular se orienta a producir
un corto período de tiempo. Sin embargo, si la TTO es un integrador, su conexión con los ultradians subyacentes
podría ser altamente maleable, especialmente en animales criados-DD, fácilmente explicar la amplia distribución
de períodos observados a través de los genotipos en estas circunstancias (Power et al., 1995a). La hipótesis del
oscilador / contador es consistente con toda la evidencia. Adolece del problema de que se deben identificar los
osciladores de alta frecuencia subyacentes.

8.10 ¿Existe evidencia de muy alta frecuencia Candidato Ultradiana


osciladores?

Bünning (1964) planteó la hipótesis de hace mucho tiempo que el mantenimiento del orden temporal interno era un deber

principal de cualquier reloj celular: procesos celulares mutuamente incompatibles que no pueden ser separados en el espacio

deben estar separados en el tiempo. Es necesario que los productos del metabolismo de la célula para estar en el lugar

correcto en el momento adecuado. Oatley y Goodwin (1971) también observaron que las oscilaciones en torno a un estado

estacionario son inevitables, y que estas oscilaciones pueden ser accionados por la selección natural para producir
194 HB Dowse

Fig. 8.7 Esta mosca, probado en DD, era de un stock de animales portadores de la por S mutación que se mantuvo durante muchas
generaciones en DD sin exposición a la luz que no sea de infrarrojos. No fue expuesto a la luz visible en cualquier momento.
Sorprendentemente, es registro es indistinguible de los producidos por las moscas que llevan por L mutaciones que fueron criados
normalmente en LD y probado en DD (De Potencia et al., 1995a)

cualquier período de uso. Se propone, pues, que las múltiples oscilaciones ultradian de gama media que vemos
en Drosophila son manifestaciones de los relojes celular-mantenimiento internas de frecuencia más alta. Su
aparición como periodicidades de gama media en el registro de actividad es un artefacto de la interrupción por
cualquier medio del sistema integrador intracelular responsable de la entrega de información de tiempo circadiano
de los centros superiores de comportamiento en el SNC. La mejor relojes cuánticos serían presuma-
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 195

Bly tienen un período mucho más corto, y se encuentra en cada célula del cuerpo. Una célula que carece de estos
cronometradores moriría.
Amplias pruebas se ha acumulado en las oscilaciones de larga vida, con compensación de temperatura
en un número de organismos unicelulares (Lloyd y Edwards, 1984). El ciclo celular en estos organismos es
dependiente de la temperatura, y por lo tanto no parece ser un candidato para el control putativo por estos
osciladores de frecuencia más alta. Pero si son quantal en la naturaleza, como bloques de construcción,
pueden sumarse o restarse a alargar o acortar el período del ciclo controlada como los cambios de
temperatura, y la discrepancia se resolverían (Lloyd y Edwards, 1987; Lloyd y Kippert, 1987). Usando la
misma lógica, Lloyd y Edwards (1987) han extendido este argumento para el reloj circadiano.

Hay oscilaciones de alta frecuencia bien caracterizados en la célula que son fuertes candidatos
para los osciladores cuánticos subyacentes tal reloj (Klevecz et al, 1984;. Klevecz y Dowse, 2000;
Klevecz et al, 2004;. Li y Klevecz, 2006; Lloyd y Murray, 2007). Buscando una prueba más de este
tipo de osciladores y dilucidar sus mecanismos moleculares y las relaciones con los ritmos
circadianos en Drosophila parece ofrecer la mejor oportunidad de desentrañar el reloj de 24 horas en
este organismo.

8.11 Resumen

Se argumenta que la precisión de los relojes circadianos ejemplares es numéricamente inconsistente con el 24-h
Oscilador de transcripción / traducción (TTO) hipótesis de temporización biológica. De gama media ritmos ultradian (tener
períodos en el intervalo de 4-18 h) se han observado en la actividad locomotora de Drosophila melanogaster. Estos ritmos
de actividad ultradian son especialmente prominente cuando fuertes ritmos circadianos están ausentes, que es
característica de dos mutantes de reloj no relacionados por o y disco, así como de los individuos de poblaciones de moscas
que nunca han sido expuestos a la luz a través de generaciones o están planteadas y analizadas en LL. ritmos de
actividad ultradian ocurren también en moscas con los ritmos circadianos normales, LD criados por ejemplo, de tipo
salvaje moscas probados en DD; en estas moscas normales, sin embargo, los ritmos ultradian son generalmente débiles
y están presentes sólo en algunos individuos. En general, la fuerza de los ritmos ultradian de individuos varía
inversamente con la fuerza de sus ritmos circadianos. En muchos de los genotipos en los que hemos informado hasta el
momento, los períodos de estos ritmos se distribuyen uniformemente en todo el rango 4-18 h. A menudo, son fuertes y de
larga duración, pero, puesto que ningún correlato geofísica es evidente, su función en la regulación del comportamiento
es problemático. Se plantea la hipótesis de que estos ritmos reflejan la actividad de osciladores celulares todavía mayor
frecuencia, y que estos osciladores subyacen en el sistema de sincronización circadiano actuando como patrones de
frecuencia en conjunto. La evidencia circunstancial favorece esta hipótesis.

Expresiones de gratitud El Dr. John Ringo ha contribuido ampliamente a este capítulo en la primera edición de este libro. Agradezco al Dr.
Joel Levine para comentarios. Este trabajo ha sido posible en parte por la venta de reliquias de la familia
196 HB Dowse

referencias

Alberts B, Johnson A, Lewis J, Raff M, Roberts K, Walter P (2002) Biología molecular de la célula.
Garland, Nueva York
Allan DW, Ashby N, Hodge CC (1997) La ciencia de la indicación de la hora. Aplicación Packard Hewlett
nota 1289
Bargiello TA, MW Young (1984) Genética molecular de un reloj biológico en Drosophila. proc
Natl Acad Sci EE.UU. 81: 2142-2146
Barkai N, Leibler S (2001) Los relojes circadianos limitados por el ruido. Nature 403: 267-268 Barrio RA, Zhang L, Maini PK (1997)
acoplado jerárquicamente de generación de osciladores ultradian
robustos ritmos circadianos. Bull Math Biol 59: 517-532
Beauchamp K, Yuen C (1979) métodos digitales para el análisis de señales. George, Allen, Unwin, Boston Berg OG, Invierno RB, de von
Hippel PH (1981) mecanismo de difusión impulsada de translocación de proteínas
en ácidos nucleicos. 1. Modelos y la teoría. Bioquímica 20: 6.929 a 6.948 Bünning E
(1964) El reloj fisiológico. Academic Press, Nueva York
Büttner D, Wollnik F (1984) Strain diferenciarse los ritmos circadianos y ultradian en locomotor
la actividad de la rata de laboratorio. Genet Behav 14: 137-151 Chatfield C (1989) El análisis de series de tiempo.
Chapman y Hall, Londres Chay TR (1981) Un modelo de oscilaciones biológicas. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 78: 2204-2207
Chovnik A (ed) (1960) Cold Spring Harbor Simposios sobre Biología Cuantitativa XXV Waverly,

Baltimore MD
JR Clynch (2002) el tiempo preciso y relojes de intervalo de tiempo, los marcos de tiempo y frecuencia. http: // www.
gmat.unsw.edu.au/snap/gps/clynch_pdfs/pttinote.pdf
Daan S (1981) Adaptive estrategias diarias en el comportamiento. En: Aschoff J (ed) Los ritmos biológicos.
Plenum, Nueva York, pp 275-298 (Manual de la neurobiología del comportamiento, vol 4) Daan S, Aschoff J (1981) ritmos a
corto plazo en la actividad. En: Aschoff J (ed) Los ritmos biológicos.
Plenum, Nueva York, pp 491-498 (Manual de la neurobiología del comportamiento, vol 4) Darwin C, Darwin F (1880) El poder
de movimiento en las plantas. John Murray, Londres DeCoursey P (1960) de control de fase de actividad en un roedor. En: Chovnik
A (ed) Cold Spring Harbor
Simposios sobre Biología Cuantitativa XXV Waverly, Baltimore MD, pp 49-55 DeMairan JB (1729) botanique
Observación. En: Histoire de l'Académie Royale des Sciences.
París, p 35
Dowse H, Palmer J (1990) La evidencia de ritmicidad ultradian en un cangrejo intermareal. En: Hayes DK,
Pauly JP, RJ Reiter (eds) Cronobiología: su papel en la medicina clínica, biología general, y la agricultura, Parte B.
Wiley-Liss, Nueva York, pp 691-697
Dowse HB, Palmer JD (1992) Los estudios comparativos de los ritmos de marea. XI. Ultradiana y circalunid-
Ian ritmicidad en cuatro especies de cangrejos, semiterrestres intermareales. Mar Behav Physiol (21: 105-119)

Dowse H, Ringo J (1987) Otras pruebas de que el reloj circadiano en Drosophila es una población
de acoplado ultradian osciladores. J Biol Rhythms 2: 65-76
Dowse H, Ringo J (1989a) La búsqueda periodicidades ocultas en series de tiempo biológica revisited.
J Theor Biol 139: 65-76 Dowse H, Ringo J (1989b) Crianza Drosophila en oscuridad constante produce phenocopies
de
período mutantes del reloj circadiano. Physiol Zool 62: 785-803
Dowse HB, Ringo JM (1991) Las comparaciones entre “periodogramas” y análisis espectral:
Las manzanas son manzanas después de todo. J Theoret Biol 148: 139-144.

Dowse H, Ringo J (1992) Es el reloj circadiano un “metaoscillator?” Evidencia de los estudios de


ritmos en ultradian Drosophila. En: joven M (ed) Molecular se acerca a los relojes circadianos. Marcel Dekker, Nueva
York, pp 195-220
Dowse H, Hall JC, Ringo J (1987) Los ritmos circadianos y ultradian en período mutantes de
Drosophila melanogaster. Genet Behav 17: 19-35
Dowse H, Dushay M, Hall JC, Ringo J (1989) el análisis de alta resolución de los ritmos de actividad locomotora
en desconectado, un sistema visual mutante de Drosophila melanogaster. Genet Behav 19: 529-542
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 197

Dunlap J (1999) bases moleculares para relojes circadianos. Cell 96: 271-290 Dushay MS, Rosbash M, Hall JC (1989) The desconectado
mutaciones del sistema visual de Drosophila
melanogaster interrumpir drásticamente los ritmos circadianos. J Bio Rhythms 4: 1-27 Edmunds LN Jr (1988) bases
celulares y moleculares de los relojes biológicos. Springer, Berlin /
Heidelberg / Nueva York
Edwards R, Gibson R, Illner R, Paetkau V (2007) un modelo estocástico para los ritmos circadianos de
acoplados ultradian osciladores. Theor Biol Modelo 4: 1-11
Ehret CF, Trucco E (1967) los modelos moleculares para el reloj circadiano. I. El concepto chronon. J
Theor Biol 15: 240-262
Endy D, Brent R (2001) Modelado de comportamiento celular. Naturaleza 409: 391-395 Enright JT (1965) La búsqueda de ritmicidad
en las series de tiempo biológica. J Theor Biol 8: 662-666 Enright JT (1990) Una comparación de periodogramas y análisis espectral:
no esperan manzanas a las
sabor a naranja. J Theor Biol 143: 425-430 Goldbeter A (1995) Un modelo para oscilaciones circadianas en el Drosophila proteína
período (PER).
Proc R Soc Lond B 261: 319-324
Gonze D, Halloy J, Golbeter A (2002) Robustez de los ritmos circadianos con respecto a molecular
ruido. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 99: 673-678
Sala de JC (2003a) Un manifiesto de neurogenetista. J Neurogenet 17: 1-90 Pasillo JC (2003b) genética y la biología
molecular de los ritmos en Drosophila y otros insectos.
Los avances en genética, vol. 48. Academic, Boston MA Salón JC, Kyriacou CP (1990) Genética de los ritmos biológicos
en Drosophila. Physiol Insecto Adv
22: 221-298
Hamblen-Coyle M, Konopka RJ, Zwiebel LJ, Colot HV, Dowse HB, Rosbash M, Hall JC (1989)
Una nueva mutación en el período locus de Drosophila melanogaster con algunos efectos novedosos en los ritmos circadianos. J
Neurogenet 5: 229-256
Helfrich C (1986) Papel de los lóbulos ópticos en la regulación de la actividad locomotora ritmo de
Drosophila melanogaster. El análisis del comportamiento de mutantes neuronales. J Neurogenet 3: 321-343 Helfrich C,
Engelmann W (1983) ritmo circadiano de la actividad locomotora en mela- Drosophila
nogaster mutantes Oculis seno y pequeños lóbulos ópticos. Physiol Entomol 8: 257-272 Helfrich-Förster C (1998) ritmicidad
circadiana robusta de Drosophila melanogaster requiere que el
presencia de neuronas laterales: un estudio de cerebro-conductual de desconectado mutantes. J Comp Phsyiol A 182: 435-453

Herzog ED, Aton SJ, Numano R, Sakaki Y, Tei H (2004) precisión temporal en el mamífero
sistema circadiano: un reloj fiable de las neuronas menos fiables. J Biol Rhythms 19: 35-46 Howe DA, Allan DW, Barnes
JA (1981) Propiedades de fuentes de señales y métodos de medición.
Proc. 35º Simposio Anual sobre Control de frecuencia. En: Sullivan DB, DW Allan, Howe DA, FL Paredes (eds)
Caracterización de los relojes y osciladores, NIST nota técnica 1337, Estados Unidos Departamento de Comercio,
Instituto Nacional de Estándares y Tecnología. Itano WM, Ramsey NF (1993) Medición precisa de tiempo. Sci Am 269:
56-65 Kaneko M, Hamblen MJ, Hall JC (2000) Participación de la período gen en el tiempo- desarrollo

memoria: efecto de la por Corto mutación en los cambios de fase inducidos por pulsos de luz entregados a
Drosophila larvas. J Biol Rhythms 15: 13-30
Klevecz RR, Kaufmann SA, Shymko RM (1984) relojes celulares y osciladores. Int Rev Cytol 5:
97-126
Klevecz RR, Dowse HB (2000) Ajuste del transcriptoma: cuencas de atracción en la célula de levadura
ciclo. Proliferación Celular 33: 209-218
Klevecz RR, Pilliod J, Bolen J (1991) formación autógeno de ondas espirales por acoplada caótico
atractores. Chronobiol Int 8: 6-13
Klevecz RR, Bolen J, Forrest G, Murray D (2004) A oscilación genoma en puertas de transcripción
replicación del ADN y del ciclo celular. PNAS 101: 1200-1205 Konopka RJ, Benzer S (1971) reloj mutantes de Drosophila
melanogaster. Proc Natl Acad Sci
EE.UU. 68: 2112-2116
Leloup JC, Gonze D, Goldbeter A (2003) los modelos de ciclo límite para los ritmos circadianos basa en
en la regulación transcripcional Drosophila y Neurospora. J Biol Rhythms 14: 433-448
198 HB Dowse

Levine J, Funes P, Dowse H, Hall J (2002) Análisis de la señal de los ciclos de comportamiento y moleculares.
Biomed central Neurosci 3: 1
Li CM, Klevecz RR (2006) Una respuesta genoma escala rápida del oscilador transcripcional a per-
turbación revela un camino periodo de duplicación a cambio fenotípico. PNAS 103: 16254 hasta 16259 Lloyd D, Edwards S (1984)
oscilaciones epigenéticos durante los ciclos celulares de eucariotas inferiores son
acoplado a un reloj. En: Edmunds LN Jr (ed) relojes del ciclo celular. Marcel Dekker, Nueva York, pp 27-46

Lloyd D, Edwards S (1987) ritmos ultradian con compensación de temperatura en eucariotas inferiores:
temporizadores para ciclos celulares y eventos circadianos? En: Pauly JE, Scheving LE (eds) Los avances en la cronobiología, Parte
A, Alan R Liss, Nueva York, pp 131-151
Lloyd D, Kippert F (1987) Un reloj ultradian con compensación de temperatura explica temperatura
tiempos de ciclo celular cuánticos dependientes. En: Bowler K, Fuller BJ (eds) Temperatura y células animales. Cambridge
University Press, Cambridge, pp 135-155 (Symp Soc Exp Biol 41) Lloyd D, Edwards SW, Fry JC (1982) oscilaciones de
temperatura compensada en la respiración y
contenido de proteína celular en cultivos sincrónicos de Castellanii Acanthamoeba. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 79: desde 3785 hasta 3788

Lloyd D, Murray DB (2007) Redox ritmicidad: relojes en el núcleo de la coherencia temporal.


BioEssays 29: 465-473
Michel T, Hardeland R (1985) En la cronobiología de Tetrahymena. III. Compensación de temperatura y dependencia de la
temperatura en la oscilación ultradian de tirosina aminotransferasa. J Interdiscipl Cycle Res 16: 17-23

Njus D, Sulzman FM, Hastings JW (1974) modelo de membrana para el reloj circadiano. Naturaleza 248:
116-120
Oatley K, Goodwin antes de Cristo (1971) La explicación e investigación de los ritmos biológicos. En: Colquhoun
WP (ed) ritmos biológicos y rendimiento humano. Academic, Nueva York, pp 1-38 Paetkau V, Edwards R, Illner R (2006) Un
modelo para la generación de ritmo circadiano por acoplamiento
ultradian osciladores. Theor Biol Med Modelo 3: 12 Pak WL (1975) mutantes que afectan a la visión de Drosophila
melanogaster. En: Rey RC (ed)
Manual de la genética, vol 3. Plenum, Nueva York, pp 703-733 Pak WL (1979) Estudio de la función de los fotorreceptores
usando Drosophila mutantes. En: Breakfield XO (ed)
Neurogenética: enfoques genéticos en el sistema nervioso. Elsevier / Holanda del Norte, Nueva York, pp 67-79

Pavlidis T (1971) Las poblaciones de osciladores bioquímicos como relojes circadianos. J Theor Biol 33:
319-338
Pittendrigh CS (1958) Adaptación, la selección natural y el comportamiento. En: Roe A, Simpson GG (eds)
Comportamiento y evolución. Yale University Press, New Haven, CT, pp 390-416 Poder J, Ringo J, H Dowse (1995a) Los
efectos de la período mutaciones y la luz sobre la actividad
ritmos de Drosophila melanogaster. J Biol Rhythms 10: 267-280
J de energía, Ringo J, Dowse H (1995b) El papel de la luz en la iniciación de los ritmos de actividad circadianos
de adultos Drosophila melanogaster. J Neurogenet 9: 227-238
Quinn TJ (1991) El BIPM y la medición exacta del tiempo. Proc del IEEE: Especial
cuestión de tiempo y frecuencia 79: 894-905
Reddy P, Zehring WA, Wheeler DA, Pirotta V, Hadfield C, Hall JC, Rosbash M (1984) Molecular
análisis de la período locus en D. melanogaster y la identificación de una transcripción involucrado en los ritmos biológicos. Cell
38: 701-710
Riggs AD, Bourgeois, S, Cohn M (1970) La interacción represor-operador lac. 3. Los estudios cinéticos.
J Mol Biol 53: 401-417
Rosenwasser A, Adler N (1986) Estructura y función en los sistemas de sincronización circadiano: evidencia de
múltiples osciladores circadianos acoplados. Neurosci Biobehav Rev 10: 413-448 Rusak B (1977) El papel del núcleo
supraquiasmático en la generación de los ritmos circadianos en
el hámster dorado, Mesocricetus auratus. J Comp Physiol 118: 145-164 Schwartz W, Zimmermann P (1990) de
cronometraje circadiano en BALB / c y C57BL / 6 endogámicos
cepas de ratón. J Neurosci 10: 3.685 a 3.694
8 de gama media Ultradian Rhythms en Drosophila y el reloj circadiano Problema 199

Sehgal A, Precio J, M Young (1992) La ontogenia de un reloj biológico en Drosophila melanogaster.


PNAS 89: 1423-1427
Smith RF, Konopka RJ (1981) fenotipos reloj circadiano de aberración cromosómica con una
punto de interrupción en el por lugar. Mol Gen Genet 185: 243-251 Sobel D
(1995) Longitud. Walker, Nueva York
Steller H, Fischbach KF, Rubin G (1987) desconectados: un locus requiere para la vía neuronal
formación en el sistema visual de Drosophila. Cell 50: 1139-1153
Sullivan DB, DW Allan, Howe DA, FL Paredes (1990) Caracterización de los relojes y osciladores.
NIST nota técnica 1337. Departamento de Comercio de Estados Unidos, Instituto Nacional de Estándares y Tecnología

Tomioka K, Uwozumi K, Matsumoto N (1997) ciclos de luz dada durante el desarrollo


afectar periodo freerunning del ritmo circadiano de la locomotora período mutantes en Drosophila melanogaster. J
Insecto Physiol 43: 297-305
Tomioka K, Sakamoto M, Harui Y, Matsumoto N, Matsumoto A (1998) Light y de la temperatura
cooperar para regular el ritmo circadiano locomotor de tipo salvaje y período mutantes de
Drosophila melanogaster. J Insecto Physiol 43: 297-305
Tyson JJ, Alivisatos SGA, Richter O, Grün F, Schneider FW, Pavlidis T (1976) Mathematical
informe de antecedentes. En: Hastings JW, Schweiger HG (eds) La base molecular de los ritmos circadianos. Dahlem
Konferenzen, Berlin, pp 85-108
Webb W, Dube M (1981) características temporales de sueño. En: Aschoff J (ed) Los ritmos biológicos.
Plenum, Nueva York, pp 499-522 (Manual de la neurobiología del comportamiento, vol 4) White L, Ringo J, Dowse H (1991)
Un reloj circadiano de Drosophila: efectos del óxido de deuterio
y las mutaciones en el período lugar. Chronobiol Int 9: 250-259
Winfree AT (1980) La geometría de tiempo biológico. Springer, Berlin / Heidelberg / Nueva York Wollnik F, F Turek (1989)
lesiones SCN abolir ultradiana y componentes circadianos de actividad
ritmos en las ratas LEW / Ztm. Am J Physiol 25: R1027-R1039
Wollnik F, Gartner K, Büttner D (1987) El análisis genético de locomotor circadiano y ultradian
ritmos de actividad en ratas de laboratorio. Genet Behav 17: 167-178 Zerr DM, Hall JC, Rosbash M Siwicki KK (1990)
fluctuaciones circadiano de período inmu- proteínas
noreactivity en el sistema nervioso central y el sistema visual de Drosophila. J Neurosci 10: 2749-2762
Capítulo 9
Los ritmos de las mareas

MK Chandrashekaran y VK Sharma

Resumen Varios organismos marinos que viven en la zona intermareal muestran ritmos de marea. El
carácter endógeno del ritmo permite a los organismos para determinar
hora con precisión incluso cuando la luna se oculta durante dos a tres meses a causa de cielo perpetuamente nublado.
Mientras que las características básicas de los ritmos se determinan de manera endógena, se puso a punto por las mareas

altas y bajas causadas por la atracción gravitacional ejercida por el sol y la luna. La presión hidrostática, han sido todos

propuesto turbulencia de las olas y la agitación mecánica resultante para ser señales de tiempo. El carácter fundamental de

los mecanismos de sincronización de organismos intermareales ha sido motivo de controversia durante mucho tiempo. La

evidencia empírica sugiere fuertemente un componente circadiano de la actividad apareciendo superpone a un componente

de marea. Una estrecha relación entre los ritmos de marea y los ritmos circadianos también se ha inferirse del hecho de que

los ritmos de marea son también, en gran medida, refractario a la temperatura. Mientras que en la mayoría de los casos la

importancia ecológica de los fenómenos cíclico lunar es bastante obvio, los resultados de algunos estudios preliminares

sugieren que los ritmos de marea, circadianos y lunares están conectados intrincadamente que confiere un valor adaptativo

para los organismos que habitan en los bordes de los océanos. Se revisan aquí algunas de las principales conclusiones de

los estudios tempranos que pueden ser relevantes para la comprensión de la naturaleza básica de los ritmos de las mareas.

Se revisan críticamente estos estudios con el fin de traer un poco de claridad en la manera de ver los ritmos de las mareas, y

para entender su relación con los ritmos circadianos. Se revisan aquí algunas de las principales conclusiones de los estudios

tempranos que pueden ser relevantes para la comprensión de la naturaleza básica de los ritmos de las mareas. Se revisan

críticamente estos estudios con el fin de traer un poco de claridad en la manera de ver los ritmos de las mareas, y para

entender su relación con los ritmos circadianos. Se revisan aquí algunas de las principales conclusiones de los estudios tempranos que pueden s

Palabras clave ritmos de marea, lunar, marina, cangrejo, zeitgeber, circadiano, circatidal.

9.1 El medio ambiente intermareal

La zona intermareal, también llamada la zona litoral, es la tira relativamente estrecha de la tierra, que se
encuentra entre las altas y bajas marcas de marea. Rica en nutrientes y oxígeno, esta zona es un entorno en
constante cambio e inhóspito inundado dos veces al día

Cronobiología Unidad de Biología de Organismos de laboratorio, evolutiva y, Jawaharlal Nehru Centro Superior de
Investigaciones Científicas, Bangalore-560 064, India Correo electrónico: mkc@jncasr.ac.in

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 201


© Springer Science + Business Media BV 2008
202 MK Chandrashekaran, VK Sharma

por la marea alta y expuesto por la marea baja. Los organismos que viven en la zona litoral se han adaptado a los
grandes cambios en la humedad, la temperatura, la turbulencia y la salinidad. Muchos animales intermareales
madriguera en la arena como las almejas, cangrejos topo, y copépodos, viven debajo de las piedras, o se adhieren a
las rocas como los mejillones y percebes. Cuatro zonas verticales caracterizan la tira litoral de tierra:

1. La zona de pulverización o salpicaduras es seco la mayor parte del tiempo y se rocía con agua salada durante las mareas
altas y es el hogar de percebes, isópodos, líquenes, cochinillas, lapas y caracoles.

2. La zona de la marea alta, que se inunda sólo durante la marea alta, es el hogar de las anémonas de mar, percebes,
estrellas de mar, estrellas de mar, chitones, una variedad de cangrejos, algas verdes, isópodos, lapas, mejillones,
caracoles y algunos vegetación marina .
3. La zona de mareas del medio es un área de cerca de turbulencia perpetua cubierto y descubierto dos veces al día
con agua salada de las mareas y está habitado por mucho los mismos animales como se encuentran en la zona de
marea alta y, además, por esponjas.
4. La zona de marea baja es perpetuamente bajo el agua de ser expuesto cuando la marea es inusualmente bajo. Esta zona

es el hogar de oreja de mar, algas pardas, cangrejos, hidrozoos, pepino de mar, lechuga de mar, palma al mar, hierba de

surf y gusanos de tubo. Dado que muchos de los organismos litorales nombrados anteriormente son conocidos para llevar a

cabo las migraciones de marea que se pueden encontrar en las cuatro zonas en fases de marea adecuadas. Solamente los

percebes y mejillones, que se adhieren firmemente a las rocas en la zona de la marea alta, no caer en las migraciones de

las mareas. animales litoral tienen una amplia variedad de depredadores como peces, gaviotas, cuervos y milanos, que los

comen.

9.1.1 Las mareas oceánicas

El océano está en un estado constante de flujo predecible. El sol y la luna ejercen una atracción gravitatoria
hacia ellos en la superficie de la tierra, y esta fuerza afecta particularmente aguas oceánicas. La atracción
gravitatoria sobre los océanos hace que el agua se abulte hacia la luna que orbita la creación de la marea alta.
En un entorno de marea semi-diurna, entre dos mareas altas se producen las mareas bajas. Como la luna gira
alrededor de la tierra cada día, el agua se desplaza desde el lado de la tierra frente a la luna y también desde el
lado de la tierra frente lejos de la luna (Fig. 9.1). El abultamiento de las aguas en ambos lados de la tierra se
produce en respuesta a la órbita de la luna. Debido a que cada órbita lunar toma 24 h y 50 min, por lo general
hay dos mareas altas y dos mareas bajas al día. Sin embargo, debido a que cada órbita tarda un poco más de
24 h, el momento de mareas altas y bajas desplace por sobre idealmente 25 min. Cuando el sol y la luna están
alineados - durante la luna llena y luna nueva - la fuerza de gravedad es mayor que causa las mareas muy altas
y muy bajas mareas llamados mareas vivas. Por el contrario, cuando la luna y el sol no están alineados - en la
primera y tercera cuartas partes de ciclo lunar - sus fuerzas gravitacionales se anulan parcialmente entre sí, y la
amplitud de la marea o amplitud es menor. Estas mareas se llaman mareas muertas. Durante la mayor parte de
la costa atlántica y el resto del mundo, la diferencia media de los niveles de agua
9 Tidal Rhythms 203

59 radios terrestres 2 radios terrestres

Centro de masa
común del sistema
Tierra-Luna

Polo
Norte

Luna
Tierra
El nivel de agua

(distorsionado por

Tide de fondos fuerza) de nivel de agua uniforme

(teórico)

fuerza fuerza de inercia

Fuerza gravitacional marea

de fondos

Fig. 9.1 El factor principal que controla el ritmo y la amplitud de las mareas es la luna. La atracción gravitatoria de la luna sobre la
superficie de la Tierra hace que dos protuberancias de marea en el lado más cercano a la luna y en el lado opuesto. Cuando el sol y
la luna están alineados - durante la luna llena y luna nueva - la fuerza de gravedad es mayor que causa las mareas muy altas y muy
bajas mareas llamados mareas vivas. Por el contrario, cuando la luna y el sol no están alineados - en la primera y tercera cuartas
partes de ciclo lunar - sus fuerzas gravitacionales se anulan parcialmente entre sí, y la amplitud de la marea o amplitud es menor.
Estas mareas se llaman mareas muertas

con la marea alta y la marea baja - amplitud de marea - es 2 m. La mayor amplitud de las mareas en el mundo se
produce en la bahía de Fundy - entre Nueva Escocia y Nuevo Brunswick alcanzando valores de 16 m.

9.2 Estudios anteriores sobre Tidal Ritmos

Varios organismos que viven en la zona intermareal del mar muestran ritmos de las mareas. En la costa de Gales
cerca de Cardiff y Swansea y en las playas de Bretaña, en una estrecha zona justo debajo de la línea de marea
alta de mareas muertas, vive un pequeño gusano turbellarian acoelous, roscoffensis convoluta. Durante las horas
de oscuridad de las noches y durante las mareas, estos gusanos zoo-xanthellae devengan viven enterrados en la
arena, pero emergen a la superficie durante las mareas bajas durante el día. De este modo, se expone al sol las
algas simbióticas dentro del cuerpo bellamente sinuosa de las planarias fotosíntesis, dando a los gusanos un brillo
verde hierba. Dado que estos gusanos se producen en gran densidad de miles por metro cuadrado, grandes
extensiones de las playas durante la marea baja aparecen verde espinaca. Cuando el mar sube y cubre la convoluta
parches, los gusanos madriguera en la arena para evitar ser arrastrados hasta la playa. Ellos reaparecen con el
advenimiento de la marea baja (Gamble y Keeble, 1903; Bohn, 1903, 1904). Estos movimientos de los Turbelarios
son un tipo de migración vertical. ritmos de las mareas
204 MK Chandrashekaran, VK Sharma

También se han descrito para la actividad de natación de la poliqueto diversicolor Hedistes y un caracol Littorina
rudis. Los papeles de Gamble, Keeble y Bohn son posiblemente los primeros informes científicos sobre el
fenómeno de la persistencia de los ritmos de las mareas en condiciones de laboratorio. Después de estas
primeras observaciones, se reportaron varios casos de ritmos de marea en la tasa de consumo de oxígeno,
cambio de color y la actividad locomotora de un número de invertebrados litorales (Fingerman, 1960;
Hauenschild, 1960). Si estos gusanos se ponen en el laboratorio y se colocan en placas de Petri o pequeños
tanques con agua de mar y arena en luz continua, la migración vertical persiste en el laboratorio durante 4-7
días en sincronía aproximada con las mareas (Martin, 1907). Que los componentes de fototácticas y
fotosintéticos están involucradas se ponen de manifiesto en que la migración vertical de circatidal convoluta persiste
en luz constante (LL), pero no la oscuridad constante (DD). También son conocidos diatomeas y euglenoids a
someterse a ritmos migración vertical, que al parecer persisten bajo las (LD) condiciones de luz / oscuridad del
laboratorio durante unos días. Bohn (1906) informó que la anémona de mar equina actinia, guardado en un
acuario continúa para expandirse y contraerse durante un máximo de 8 días. Sin embargo, los estudios con los
invertebrados intermareales asiatica Emerita en la costa y Madras Emerita talpoida en las playas en Wilmington,
Carolina del Norte reveló que el número de días durante los cuales los ritmos de las mareas persisten puede
depender de las condiciones ambientales tales como la temperatura ambiente y la presión parcial de oxígeno
del agua de mar, así como de la especie.

Brown et al. (1953) fueron de los primeros en informar de los ritmos de las mareas y diurnas de cambio de color, la
actividad y el consumo de oxígeno en el cangrejo violinista pugnax UCA.
Brown lamentablemente utiliza métodos estadísticos abstrusas 'extraer' ritmos de marea de datos de series de
tiempo largo. Él, además, confunde a sus lectores al exponer sin descanso en las variaciones del campo cómo
electrostáticas y magnéticas derivadas de la rotación de los organismos de la Tierra proporcionado con 24 h
señales, incluso bajo las condiciones constantes de laboratorio. Cole (1957) en un trabajo contundente, utilizando
estadísticas controvertidas de Brown demostró un ritmo estrictamente 24 h biológica en ese animal mítico, el
unicornio. A partir de entonces Brown se enfrentaron en una batalla solitaria y perder y su influencia en la
cronobiología se debilitó. Afortunadamente esto no actuó como un elemento de disuasión o revés para el progreso
del campo.

Enterrado en la parte alta de las playas del sur de California vive el anfípodo S ynchelidium. Su hábitat
está sumergido durante la marea alta cuando los anfípodos salen, y nadar sobre alimentación y en el lavado
de las olas. Dos o 3 h más tarde, cuando el mar reflujos, los anfípodos madriguera en la arena húmeda a la
seguridad. Enright (1963) investigó la persistencia de la ritmicidad de mareas en la actividad de natación de
este crustáceo en las condiciones constantes de laboratorio. Se coloca una gran población de Synchelidium en
comederos cubetas de vidrio como con agua de mar y arena, y siguió con la fotografía a intervalos el número
de anfípodos natación. Hubo un ritmo de marea impresionante en la actividad de natación de estos animales
(Fig. 9.2), que sin embargo amortiguadas después de aproximadamente 3 días en el laboratorio. Los dos
primeros picos reflejan fielmente la fase, la altura y las desigualdades semidiurnas de las mareas de la costa
de California. Otros tres crustáceos que ocurren en la misma playa, un cangrejo topo anomuro Emerita, un
mísido Archaeomysis y un isópodos chiltoni Excirolana todos poseen ritmos de marea similares a las Synchelidium
( Enright, 1963).
9 Tidal Rhythms 205

6 13.8 hr 10.43 h
5

4
altura de marea (ft)

0
24 de june 1960 25 de june 1960

18 24 6 12 18 24 6

300

13.50 h 12.75 h
midtime de máxima actividad
número de anfípodos de natación

200

duración de la actividad máxima

100 máximo = 118

0
fotografiado en intervalos de 30 min

Fig. 9.2 ritmo de marea en la actividad de natación de recién recogido Synchelidium sp, gráfico superior:. altura de la marea de las
predicciones Costera de Estados Unidos geodésicas de La Jolla, California. MLLW: nivel de referencia marea cero = media inferior
bajo el agua; gráfico inferior: recuentos de número de anfípodos de natación durante las observaciones de laboratorio de dos
fotografías por hora. líneas centrales de picos de actividad determinaron como midtime de la actividad máxima (Modificado de Enright,
1963)

el isópodos chiltoni Excirolana que también se produce en las mismas playas en California con sus
complejos patrones de ritmos de marea persistente fue el objeto de estudio de Klapow (1972). Bajo las
condiciones constantes de laboratorio, los patrones de actividad de natación de este crustáceo de
madriguera reflejan la amplitud y fase de las mareas, que a su vez eran bastante complejo. Hubo, sin
embargo cantidad sustancial de variabilidad en los ritmos de las mareas persistentes de Excirolana. Hubo
muestras especialmente tenaces Excirolana ( Enright, 1972) (el isópodos virtuoso) en el que el ritmo de las
mareas en la actividad de natación persistió hasta 65 días - un registro, a la vez que imitan las
características cambiantes y desigualdades de las mareas. La pregunta sin respuesta es cómo incluso sin
entradas zeitgeber de refuerzo no puede haber tal sincronización compleja y de larga duración de los
patrones de actividad a la altura real de las mareas.

Honnegger (1973) trabajó en California en el cangrejo violinista crenulata UCA.


Expuso sus cangrejos a las mareas artificiales e informó de que la mayoría de los especímenes podrían ser sincronizados
por las mareas. Sin embargo, la actividad locomotora fue meramente exógenamente conducido y el arrastre aparente
podría haber sido sólo un efecto de “enmascaramiento” de las mareas. Bajo condiciones constantes, después de arrastre
de marea, bimodal o unimodal
206 MK Chandrashekaran, VK Sharma

patrones de actividad, se exhibieron. Debe tenerse en cuenta que Honegger recogió sus cangrejos de una laguna de
marea donde se experimentan cambios sólo hidrostáticas menos la turbulencia. Cuando un ciclo LD 24 h y un ciclo de
marea 12,35 h se impusieron simultáneamente, su efecto combinado en la sincronización de la actividad de los cangrejos
era variable. Es probable que los cangrejos, que exhiben un patrón de actividad unimodal, son sensibles a los estímulos
de luz, mientras que aquellos con un responden patrón de actividad bimodal a la luz, así como estímulos de marea.
Honegger concluye que, dado que la respuesta de sus cangrejos a las mareas y los ciclos LD fueron similares, el oscilador
básico para los ritmos circadianos de actividad de las mareas y puede ser el mismo.

En la India se puede detectar violinistas machos de cangrejo de annulipes UCA agitar sus garras (quelicera) en
las orillas de los estuarios durante la marea baja, como puede ser presenciado en las orillas de los estuarios y
Cooum Adyar en Madrás y en las orillas del río Mandovi en Goa. La agitación de los quelíceros ampliada es muy
marcada y con gran sincronía cuando la marea baja coincide con la salida del sol y son una reminiscencia de dhobis
(lavanderos) superando la ropa sobre las piedras en las orillas de los ríos - una vista común en la India antes de las
lavadoras se puso de moda. Por lo que la literatura más antigua de origen indio se refiere a cangrejos violinistas
como “dhobi cangrejos”. Cuando el agua sube la marea alta los cangrejos desaparecen en sus madrigueras,
taparlos y permanecer prácticamente bajo el agua. de la Iglesia et al. (1994) proponen que el comportamiento de su
madriguera enchufar cangrejo violinista uruguayensis UCA es adaptativo para estar dentro de un medio de aire, más
adecuado para su modalidad respiración, durante la marea alta y también porque evita el colapso madriguera.
cangrejos no habitan directamente la zona intermareal al igual que otras especies de cangrejos braquiuros como quadratum
Sesarma y el cangrejo fantasma

Ocipoda albicans.
El pez intermareal pholis Blennius muestra clara ritmo de las mareas en su actividad de natación cuando se
observa en condiciones de laboratorio durante al menos 5 días (Gibson,
1967). Se trata de un pez litoral, que vive bajo las piedras sueltas en las piscinas entre las zonas alta y baja
marea y migra entre la alimentación y el recinto de descanso con cada marea. Gibson estudió el comportamiento
de la actividad locomotora de este pez en el laboratorio en un actógrafo que fue diseñado en el conocimiento de
que el pescado se hundió y descansó en el fondo del mar entre los ataques de la actividad coincidiendo con la
marea alta. Grabación realizada en LL y DD a temperatura constante y lejos de las mareas en el laboratorio de
revelado impresionante ritmicidad tidal manifiesta en la actividad de natación, que, sin embargo, disminuyó y
amortiguado a cabo después de 4-5 días (Fig. 9.3). Gibson ya ha reportado (1973) que el joven platija ( Pleuronectes
platessa L.) capturados en la zona intermareal presenta un ritmo de las mareas de corta duración cuando se
registra su actividad de natación en la oscuridad del laboratorio. Este ritmo de marea cambia rápidamente a uno
de frecuencia circadiano tanto en la oscuridad y en ciclos de luz-oscuridad. Gibson concluye que el ritmo básico
es circadiano en la naturaleza, que puede ser arrastrada a estar en fase con las mareas por algunos, hasta ahora
desconocido, Zeitgeber presente bajo condiciones de marea. (1967) Papel de Gibson en ritmos circatidal en la
actividad locomotora de los peces intermareal pholis Beennius fue el primer informe para describir este tipo de
ritmos en un vertebrado. que Daan y Koene (1981) reportaron que las aves ostrero

ostralegus haematopus sincronizado sus vuelos de forrajeo de tal manera que llegaron durante la marea baja en las
marismas de marea.
9 Tidal Rhythms 207

200

150
actividad por hora

100

50

0
20 40 60

hora del día (hr)

Fig. 9.3 La actividad de las mareas persistente del shanny pholis Blennius en oscuridad continua (Modificado de Gibson,
1965)

9.3 Algunas investigaciones recientes sobre las mareas Ritmos

Wikelski y Hau (1995) observaron durante 3 años en dos islas las iguanas marinas de
Galápagos, un reptil herbívoro que se alimentan de algas en las zonas intermareales durante
la marea baja. Estos reptiles se acercó a la zonas de alimentación de las zonas intermareales
lejos que descansan en previsión de la marea baja. El grado de anticipación dependía de
parámetros ambientales tales como la acción de las olas y de suministro de alimentos. Ellos
postulan un ritmo endógeno de las mareas para explicar este comportamiento. Las iguanas
reunidos en gran número en las rocas intermareales durante las noches de marea muerta, lo
que puede indicar que las iguanas poseían información sobre ritmos semi-mensuales en las
alturas de marea. experimentos recinto mostraron que los ritmos de forrajeo bitidal de las
iguanas pueden FUNC.LIBRE en ausencia de señales directas de su hábitat.

stutchburyi Austrovenus, que También se desvanece después de varios días. Este ritmo de las mareas en la boca
abierta podría ser reintegrado por los autores, ofreciéndoles pulsos de algas puestos a su disposición a una
frecuencia de marea. Los autores afirman que la apertura de las válvulas no es sólo una respuesta a la llegada de la
comida; por lo general, su apertura se anticipa la llegada de los pulsos de alimentos. El patrón de marea visto
durante el tratamiento de los alimentos pulsada persiste durante dos ciclos cuando la comida es retenido que indica
la implicación de un sistema de temporización interna. pectunculus Helicion es una alta orilla, grieta vivienda de lapa
activa durante las mareas bajas nocturnas y diurnas bajas mareas. Gris y Hodgson (1999) llevaron a cabo
experimentos de laboratorio grabación de su actividad locomotora. entropía máxima de análisis espectral (MESA)
reveló que las lapas poseen un ritmo endógeno de funcionamiento libre de la actividad locomotora con tanto
circadiano (periodo = 28.1 h) y los componentes circatidal (periodo = 13,8 h).
208 MK Chandrashekaran, VK Sharma

La playa de arena isópodos cookii Cirolana habita en la zona intermareal a mediados o superior de costas
resguardadas del noreste de Nueva Zelanda. En la marea baja, las poblaciones se distribuyen en bandas
distintas en el sedimento dentro de la zona intermareal-media-alta. A medida que la marea sube, nadan en la
columna de agua y son arrastrados en la orilla, donde se limpian y luego se lavan de nuevo hacia abajo por la
marea baja. Mehta y Lewis (2000) han realizado experimentos críticos que registran la actividad de natación de
los isópodos individuales recién recogidas en el laboratorio y han informado de una persistencia duradera
robusta y larga de la ritmicidad de las mareas. En la oscuridad constante los isópodos exhibieron actividad de
natación espontánea con un periodo de funcionamiento libre media de 12,5 h. Un modelo cuantitativo de estos
autores simula con éxito muchas de las propiedades de los ritmos endógenos de natación C. cookii,

incluyendo el comportamiento de funcionamiento libre, el arrastre por 2 h pulsos de turbulencia, y las curvas de respuesta
de fase. El ritmo de las mareas de C. cookii podría ser arrastrado en el laboratorio por los ciclos de turbulencia 1:11 (1 h
pulso cada 12 h) creados por aireación vigorosa del agua de mar. Actividad cerraduras de aparición en 1 hora a intervalos
de agitación después de algunos días de exposición. Mehta y Lewis (2000) interpretan los dos picos de actividad
coincidiendo con las mareas altas como ser circatidal en la naturaleza y como adaptaciones temporales a un medio
ambiente intermareal complejo. componente circadiano estaba ausente en los patrones de actividad de C. cookii.

El carácter fundamental de los mecanismos de sincronización de organismos intermareales ha sido motivo de


controversia durante mucho tiempo. Recientemente dos principales hipótesis se han formulado para explicar el
control subyacente de los ritmos de las mareas que muestran dos componentes por día lunar. Se propuso la primera
hipótesis para el control del reloj de los ritmos de marea del cangrejo de orilla mediterránea (cangrejo verde Reid y
Naylor,
1989). Esta hipótesis es una explicación del comportamiento independiente de los dos componentes de reloj, día
solar (24 h) y de las mareas (12,4 h) versiones. Sin embargo, una hipótesis alternativa establece que cada
componente de un ritmo de las mareas se controla mediante su propio reloj, que puede funcionar de manera
independiente de su contraparte. Cada reloj tiene un (24,8 h) la periodicidad lunidian fundamental y se acopla en
fase opuesta a su socio (Palmer y Williams, 1986; Palmer, 1989, 1995). En condiciones naturales, las dos fases
de actividad se mantienen a una distancia fija entre sí y muestran (12,4 h) ritmicidad abierta de marea.

Mehta y Lewis (2000) llegan a la conclusión de los ritmos de las mareas en cookii Cirolana
que: “El comportamiento de nuestra población de isópodos y el modelo cuantitativo de su sistema de
sincronización rítmica ... en términos generales apoyan el modelo propuesto por primera circalunidian Palmer
y Williams (1986). Nuestros datos no apoyan el sistema circadiano-circatidal interactuar de Naylor para el
cangrejo de orilla cangrejo verde
(Naylor, 1996). Este cangrejo muestra un fuerte componente circadiano (Palmer, 1997).”Es pertinente
mencionar aquí que Blume et al. (1962) había trabajado en los ritmos circadianos y la marea del cangrejo de
orilla cangrejo verde y sometido sus datos a análisis matemáticos, que reveló una periodicidad de
aproximadamente 12,4 h además de la normal de 24 h periodicidad.

Observaciones sobre la actividad rítmica de especímenes juveniles del blenny intermareal Zooarces
vivíparos ( Cummings y Morgan, 2001) revelaron patrones endógenos de natación en tres
periodicidades diferentes: la más obvia y más
9 Tidal Rhythms 209

frecuencia patrón observado era un (12,4 h) período predominantemente circatidal. picos de actividad se escalonan
inicialmente a las horas de las mareas altas se esperan del hábitat, pero poco a poco a la deriva fuera de fase.
modulación circadiano de la actividad de natación se hace evidente cuando algunos de los datos a largo plazo se
representan como actograms. La mayoría de los peces estudiados se volvieron inactivos dentro de una semana o
menos, de colección, pero en ocho peces el nivel de actividad se mantuvo suficientemente alta para permitir el análisis
durante un largo plazo. La actividad general fluctuó con un período semilunar de la actividad máxima coincidiendo con
las mareas de primavera. Los embriones unidos al cangrejo hembra haematocheir Sesarma escotilla de forma
sincrónica dentro de 1 h. La eclosión se sincroniza también cerca de la hora de la marea alta nocturna. Estos eventos
se rigen por un único reloj circatidal en el cangrejo hembra (Saigusa, 2002).

el cumáceos Dimorphostylis asiatica ( Crustáceos) exhibe una actividad de natación circatidal ritmo (Akiyama,
2004). Los animales fueron expuestos a un cambio sinusoidal 12,5 h de la presión hidrostática de 0,3 amplitud
atm en el laboratorio. Bajo constantes condiciones de oscuridad, la mayoría de los especímenes fueron arrastrado
a un ritmo de actividad de natación bimodal diariamente por el ciclo de presión hidrostática. Una característica
marcada era una relación de fase flexible entre el ritmo bimodal arrastrado y los ciclos de presión hidrostática que
sugieren un efecto semanas arrastre de la presión hidrostática.

Chabot et al. (2004) informan de los ritmos circadianos y circatidal de locomoción en el cangrejo de herradura Limulus
polyphemus. El aumento nocturno en la sensibilidad del ojo lateral de este cangrejo encontrado a lo largo de la costa
atlántica, se han establecido firmemente como ser controlado por un reloj circadiano endógeno localizado en el
cerebro (Barlow, 1983). No se sabe mucho, sobre el control de los ritmos de las mareas de comportamiento de los
animales de apareamiento y desove que se observan en la zona intermareal durante las mareas altas a finales de la
primavera. La playa de arena semi-diurna sirve como sitio de cría de animales marinos como filogenéticamente
diversas como la grunion Pacífico Leuresthes tenuis, varias especies de tortugas marinas y el cangrejo de herradura Limulus
polyphemus

(Rudloe, 1980).

9.4 de marea y en los ritmos circadianos asiatica Emerita


(M.-Edw.)

Los resultados se basan en extensos experimentos realizados por uno de los autores en el período de 1961
a 1963 (Chandrashekaran, 1963, 1965). El cangrejo anomuro mol
Emerita asiatica ( M.-Edw.) Vive en colonias poblados en la franja intermareal estrecha de la playa en Madras (13 ° 4 ' N,
80 ° 15 ' E), que está a sólo 8-12 m de ancho y bastante empinada. Las colonias viven cerca del borde del agua y se
mueven en sincronía gran arriba y abajo de la playa durante la marea alta y baja, por lo tanto permaneciendo siempre
bajo unos pocos centímetros de agua. Comprometida con el filtrado de su alimento a través de sus antenas
elaboradamente plumose los cangrejos pueden verse a la cepa partículas y pequeños copépodos arena de vida de
los lavados retroceso durante la marea alta. Al hacerlo se enfrentan los cangrejos hacia el mar y saltar fuera de la
arena y enterrar a sí mismos con la llegada de cada interruptor.
210 MK Chandrashekaran, VK Sharma

do

AG H
segundo

re

mi

Fig. 9.4 El dispositivo de jaula de plástico simple que se usa para registrar la actividad de natación del cangrejo asiatica Emerita con la
disposición continua de agua de mar de flujo para permitir estimaciones de consumo de oxígeno simultáneas. (A) la actividad jaula (B) cámara
de animales (C) marcado palanca (D) a través del nivel de agua constante (no dibujado a escala) (G) de entrada (H) de salida. Cuando el
cangrejo nadaba arriba en el agua lejos de la parte inferior, la jaula se levantó dentro de la cámara. Tales períodos de actividad registrado a sí
mismos a través del extremo libre de la palanca de escritura en un tambor giratorio quimógrafo lentamente (modificado después de
Chandrashekaran, 1965)

Los experimentos se realizaron en el laboratorio con el fin de examinar si los ritmos de actividad de
natación en Emerita persistiría en las condiciones constantes del laboratorio en ausencia de las mareas de
hábitat. Utilizando un simple flujo continuo y la actividad jaula configuración (Fig. 9.4) el consumo de oxígeno a
intervalos de 2 h y la actividad locomotora continua se controló. Dado que los ritmos de marea en la actividad
no persisten más allá de 4-5 días los cangrejos se colocaron en el actógrafo las pocas horas de la captura de la
playa que era un mero 200 m del acuario y el laboratorio. Higos. 9.5 a 9.8 describir la tasa de consumo de
oxígeno y la actividad de natación medido en cuatro cangrejos hembras durante 24 h períodos individualmente.
No habíamos tenido éxito en la búsqueda de sexo masculino Emerita y no se sabía entonces que había un
dimorfismo sexual en esta impresionante cangrejo topo. Los machos son considerablemente más pequeños
que las hembras y con frecuencia se transportan en grandes cantidades bajo el telson plegado de las hembras.
Eran incluso confundido con cangrejos juveniles. Además, las hembras nonovigerous en las etapas intermuda
eran más resistentes y de tamaño ideal para grabaciones de actividad. Se desprende de las figuras que hay
una ritmicidad marea persistente en la actividad tasa metabólica y la natación.

Un examen más detallado de las figuras. 9.5 a 9.8 revela que la altura de la marea alta que ocurre durante las
horas de oscuridad en la costa Madras fue mayor en los 4 días que que coincidiendo con las horas del día. Desde
la duración del día no varía significativamente en esta latitud, una de las mareas altas invariablemente ocurrieron
durante horas nocturnas. Curiosamente, también resulta que los cuatro cangrejos eran más activos durante la
noche la marea alta. Por lo tanto, no está claro si la actividad exagerada refleja un circadiano
9 Tidal Rhythms 211

0.5

altura de marea (m)

0.0

30
actividad

15

0
(mm 3 / g / hr)
O 2 consumo

200 300

14 18 22 2 6 10
METRO

hora del día (hr)

Fig. 9.5 La tasa de consumo de oxígeno y la actividad de natación espontánea estima simultáneamente en una hembra no
ovígera asiatica Emerita cangrejo en relación con las etapas de marea en el hábitat. datos de mareas, se obtuvieron de las tablas
de mareas de la costa Madras (13 ° 4 ' N lat; 80 ° 15 '
E largo) publicado por la Encuesta geodésica de la India. barras sombreadas indican las horas de oscuridad en el hábitat (modificado
después de Chandrashekaran, 1965)

componente que está siendo añadido el al componente de actividad de las mareas o si la


actividad de natación elevada era una función de la altura de las mareas altas. presión de
depredación no es tan alta durante las horas de oscuridad y los cangrejos podría ser más
activo. Cuanto mayor sea la marea la zona más tierra está bajo el agua y por lo tanto más
alimentos disponibles. Un experimento crítico para burlan de super-posición separada
circadiano en un lado, y la actividad que se produce como la función de la altura de la marea
alta, por otra parte, sería llevar a cabo experimentos en los días cuando la altura de la marea
alta nocturno sería la misma que la altura de la marea alta durante el día. Tales días eran muy
raros por razones desconocidas geofísicos - al menos desconocido entonces para el
experimentador.

Un escrutinio de las tablas de mareas reveló que entre el 12 y 14 de febrero de 1963, el marea alta por
la noche se predijo a ser de la misma magnitud que la luz del día (0,9 m). Un experimento se llevó a cabo
durante este período y los resultados se presentan en la Fig. 9.9. Se encontró que el cangrejo mostró un
nivel pico de actividad
212 MK Chandrashekaran, VK Sharma

1.5

1.0
altura de marea (m)

0.5

45

30
actividad

15

0
(mm 3 / g / hr)
O 2 consumo

100 200 300

14 18 22 2 6 10
METRO

hora del día (hr)

Fig. 9.6 La tasa de consumo de oxígeno y la actividad de natación espontánea estima simultáneamente en una hembra no ovígera asiatica
Emerita cangrejo en relación con las etapas de marea en el hábitat. Otros detalles como en la Fig. 9.5 (modificado después de
Chandrashekaran, 1965)

(39 de jaula-inclina / h) claramente mayor por la noche que la actividad máxima durante el anterior diurna marea alta (29
jaula-inclina / h) en los picos. Incluso la magnitud global de la actividad fue mayor durante la noche.

Otro experimento se llevó a cabo cuando la marea alta del mediodía era mayor
que en las dos noches antes y después. un régimen de marea Tal invertida se consideró que era una situación
ideal para aclarar esta cuestión complejo más. La actividad locomotora de un cangrejo recién capturado se
registró durante un período continuo de 39 h desde las 9 de la tarde 2 de marzo al 12 hrs 5 marzo de 1963. Fue
de nuevo notó (Fig. 9.10) que la actividad fue más intensa durante la marea alta coincidiendo con la primera (B 1) y
segunda noches (B 2) ( 26 de jaula-inclina / h y 24 de jaula-inclina / h respectivamente). La actividad coincidiendo
con el día de marea alta (A), que era mucho más alto en la línea de costa de mareas B 1 y B 2, fue mucho más
moderada correlación cuantitativa entre la amplitud de la marea alta y la magnitud de la actividad locomotora
podría ser discernido. Los resultados sugieren fuertemente un componente circadiano en actividad apareciendo
superpone a un componente de la marea, lo que representa los niveles de actividad elevados durante las mareas
altas nocturnos.
9 Tidal Rhythms 213

1.5

altura de la marea 1.0


(metro)

0.5

30
actividad

15

400
(mm 3 / g / hr)
O 2 consumo

300

200

14 18 22 2 6 10
METRO

hora del día (hr)

Fig. 9.7 La tasa de consumo de oxígeno y la actividad de natación espontánea estima simultáneamente en una hembra no ovígera asiatica
Emerita cangrejo en relación con las etapas de marea en el hábitat. Otros detalles como en la Fig. 9.5 (modificado después de
Chandrashekaran, 1965)

9.4.1 La disminución de la Tidal Ritmos de Emerita en el


Laboratorio

La actividad de natación de un solitario Emerita fue rastreado kymographically a través de 6 días y noches
consecutivas. El cangrejo, una hembra no berried en la fase de intermuda, estaba en una condición
saludable en la liberación de la jaula actividad al cierre del experimento. Los datos obtenidos en este
experimento se presentan en la Fig. 9.11. Es obvio que la amplitud y fase de los ritmos de actividad están en
claro acuerdo con la amplitud y fases de los ciclos de las mareas a cabo en el hábitat de la primera 72 h del
experimento. En el 4º, 5º y 6º día hay una marcada disminución en el nivel de actividad. La amplitud y fases
del ritmo de actividad están tan escalonados en relación con el ciclo de las mareas en estos días que no
ritmicidad clara puede ser visto. Sobre la última parte del sexto día de lo que era la actividad continua
anterior parece haber caído en los esfuerzos espasmódicos. Esto es un claro caso de disminución de ritmos
en el laboratorio en ausencia de refuerzo de marea. Los niveles elevados de actividad locomotora durante
las mareas altas nocturnas para los 3 primeros días son impresionantes
214 MK Chandrashekaran, VK Sharma

1.0

altura de la marea

(metro)

0.5

90

60
actividad

30

0
O 2 de consumo (mm 3

400
g / hr)

300
/

200
1 5 9 13 17 21 1
METRO
METRO
norte

hora del día (hr)

Fig. 9.8 La tasa de consumo de oxígeno y la actividad de natación espontánea estima simultáneamente en una hembra no ovígera asiatica
Emerita cangrejo en relación con las etapas de marea en el hábitat. Otros detalles como en la Fig. 9.5. Los experimentos ilustrados
en las Figs. 9.5 a 9.8 se realizaron en diferentes días (modificado después de Chandrashekaran, 1965)

y una confirmación adicional de circadiano superposición (nocturna) de la actividad en los ritmos de marea. Esta
interpretación también explicaría los resultados de Enright (1963) en los niveles de actividad elevados en Synchelidium
ya que las mareas altas de la noche en la costa de California, donde también la altura de la marea alta noche es
claramente superior a la altura de la marea alta de las horas del día.

Puesto que la temperatura del agua de mar ambiente de los canales de agua en la que Emerita
se mantuvieron estaba en el intervalo de 26-28 ° C, era difícil mantener los cangrejos en buen estado de salud durante
más de 3-4 semanas. El agua también se aireó con fuerza para mantener el contenido de oxígeno razonablemente
alto. Uno de cangrejo fue examinado por el perfil de sus patrones de actividad de natación de 10 días después de la
captura. Figura 9.12 ilustra los datos y es evidente que sólo el componente circadiano había sobrevivido a las
condiciones constantes de laboratorio.
9 Tidal Rhythms 215

1.0

UNA segundo
altura de la marea

(metro)

0.5
actividad

15 30 45

16 0 20 24 4 8 12 dieciséis 20 24 4 8 12

METRO norte METRO norte

hora del día (hr)

Fig. 9.9 Ilustración de los ritmos circadianos de las mareas y la actividad locomotora de una hembra solitaria
Emerita durante un periodo de 48 h cuando días (A) y la noche (B) las mareas altas eran de igual magnitud (0,9 m). barras sombreadas
indican las horas de oscuridad en el hábitat. Datos en texto (modificado después de Chandrashekaran, 1965)

1.0

segundo 1 segundo 2
UNA
altura de la marea

0.5
(metro)
actividad

15 30

20 0 24 4 8 12 dieciséis 20 24 4 8
hora del día (hr)

Fig. 9.10 Ilustración de los ritmos circadianos y la marea en la actividad locomotora de una hembra de Emerita grabado a través de 39
h cuando la marea alta durante el día (A - 0.8 m) fue mayor que el tiempo de la noche la marea alta marea alta (B 1 y B 2 - 0,6 m) en las
barras de hábitat sombreadas indican las horas de oscuridad en el hábitat. Datos en texto (modificado después de Chandrashekaran,
1965)
216 MK Chandrashekaran, VK Sharma

altura de la marea

(metro)

1
actividad

15 30 45

16 0 24 8 16 24 8 16 24 8 16 24 8 16 24 8 16 24 8 16 24 8 16 24 8

hora del día (hr)

Fig. 9.11 La disminución del ritmo de las mareas en la piscina de una hembra Emerita en el transcurso de la grabación experimental de 6
días. barras sombreadas indican las horas de oscuridad exterior (modificado después de Chandrashekaran, 1965)

1.0
altura de la marea

(metro)

0.5
actividad

15 30

16 0 20 24 4 8 12

METRO norte

hora del día (hr)

Fig. 9.12 El patrón de la actividad locomotora espontánea de una hembra Emerita 10 días después de la captura del hábitat. barra
sombreada indica las horas de oscuridad exterior (modificado después de Chandrashekaran, 1965)
9 Tidal Rhythms 217

9,5 Zeitgeber (s)

realmente no se conocen los zeitgebers (cues) de arrastre de los ritmos de las mareas. La presión hidrostática, la
turbulencia de las olas y la agitación mecánica resultante han sido todos afirmado ser incorporador de señales.
Enright (1961) encontró que un anfípodo de la zona de mareas puede reaccionar a cambios de presión de menos
de 0,01 atmósferas. Se puede mencionar aquí que durante los experimentos y mantenimiento de cangrejos en
cubetas de agua de mar que asiatica Emerita era extremadamente sensible a la presión hidrostática. Vivían
cómodamente si la arena estaba sembrada en el fondo de los valles y la columna de agua de mar era sólo de 3-4
cm. Cuando los cangrejos más grandes correteaban alrededor de su dorso gris pizarra se exponen y se agitaban
y se airea el agua superficial. Enright (1963) también observó que el anfípodo Synchelidium de La Jolla, California
responde principalmente a la turbulencia del agua en streaming como el sincronizador decisiva de los ritmos de
las mareas. Esto es válido también para el anfípodo chiltoni Excirolana

(Klapow) Las variaciones en la presión hidrostática y acción de las olas son sincronizadores para el cangrejo de
arena Eurídice pulchra ( Jones y Naylor, 1970). Es razonable concluir que los invertebrados intermareales de la
costa Madras también estaban respondiendo, además, en la naturaleza de la turbulencia del agua de mar, al
igual que Synchelidium, chiltoni Excirolana y Eurídice pulchra.

Uno de nosotros tenía (MKC) observaron que, además de Emerita asiatica, otro cangrejo enterrar anomuro Albunea
sp. y una almeja cuneiforme donax mostraron migraciones twicedaily de las mareas en la costa de Madrás.
Estos animales se lavan hasta la orilla durante la marea alta y 3 h más tarde por la orilla durante la marea baja,
por los llamados interruptores. Interruptores son grandes maremotos, que se producen una vez cada 10-15 olas
y terminan con un ruido silbante grande y una gran cantidad de espuma con ello la oxigenación de las aguas
ricamente. El misterio era cómo estos animales “sabían” un interruptor estaba rodando hacia ellos,
especialmente en el caso de la almeja cuneiforme donax con sus blancos y robustos conchas calcáreas. Las
almejas, literalmente surgido por la arena cada vez que un interruptor lava hasta la playa. Era difícil ver almejas
vivas para que rápidamente enterrados en la arena y desaparecieron de la vista. Turner y Belding (1957)
sugirieron que los límites de las mareas migratorias del bivalvo variabilis donax que ocurre en la costa este de
los EE.UU. probablemente se establecen en los “choques acústicos” generadas por los interruptores. Para
probar esto se pisotearon en la playa húmeda y vieron que los bivalvos simplemente surgió. Chandrashekaran
(1963) realizó un experimento en el laboratorio para investigar si cuneiforme donax respondido a estas “choques
acústicos” utilizando un generador de audiofrecuencia Philips (GM 2308/01) con un amplificador de 20 W y un
altavoz de diafragma 10 W para el propósito y descubierto que cuneiforme donax respondido a bombardeos
acústicas de frecuencias 50, 100 y 150 Hz con los movimientos de la cáscara de ventilación cada vez más
rápidos y saliente del pie y sifones. Este interesante también pasa a ser el rango de vibraciones acústicas /
mecánicas de los interruptores generan en la playa. Si uno ponga cerca de la marca de agua con el oído en el
suelo, uno podía oír las olas rugientes con estas frecuencias típicas. Las almejas no respondieron a las
frecuencias más altas de 500, 1.000, 1.500, 2.000 y 2.500 Hz, que estaba en la naturaleza de un zumbido, lo
que obviamente no tienen ninguna relevancia ambiental a ellos. Los resultados de estos experimentos
confirman que la acústica
218 MK Chandrashekaran, VK Sharma

bombardeo generada por los interruptores de disparar el apareciendo como de organismos


Emerita, Albunea y cuneiforme donax desde debajo de la arena, para ser lavados arriba y abajo de la playa
(Chandrashekaran, 1963).
A pesar de que la sensibilidad de varias especies de donax al sonido o la vibración se había informado tan
pronto como en 1938 (Mori, 1938) datos cuantitativos sobre los sonidos que suscitó el apareciendo respuesta de
las almejas no estaban disponibles, literalmente, durante los próximos 50 años hasta 1995 (Ellers, 1995a, b). Ellers
(1995b) señaló que en una playa cerca de la Carolina del Norte variabilis donax almejas 'saltaron' fuera de la arena y
montaron las olas, la migración hacia la costa con la marea ascendente y hacia el mar durante la marea baja. Este
método de locomoción ha sido nombrado 'montar oscilante' (Ellers, 1987,

1988). Se elabora “En las playas disipativas donde viven las almejas, una onda de fractura se convierte en un
taladro (una estructura itinerante acantilado como de agua cayendo) y el agujero se convierte en una resaca, que
las almejas ( Donax spp.) paseo". Ellers postula que el sonido es una señal razonable que permite anticipar las
almejas a las ondas ya que el sonido viaja más rápido que, y por delante de, el taladro, anunciando así su llegada.
El ruido sordo de un taladro que se acerca consistía principalmente de las frecuencias bajas que van de 40 a 300
Hz, con las mayores amplitudes en el intervalo de 60-100 Hz. los variabilis donax estaban recién capturado y
llevado al laboratorio y se coloca en un terreno de arena entre la parte frontal del altavoz de un hidrófono y el
extremo más alejado del acuario. Sonidos fueron producidos en diferentes maneras. Sound se registró de las olas
en la playa o generado por un circuito generador de onda sinusoidal. ondas de sonido de impulsos de 22 s de
duración se presentaron a las almejas empezando 40 minutos después de y terminando 3 h y 15 min después de
la marea alta. Almejas 4-16 cm de distancia del altavoz saltaron de la arena en respuesta al sonido pulsos.
Almejas eran sensibles a los sonidos de baja frecuencia similar a las producidas en una playa por las olas y eran
más sensibles a los sonidos más fuertes. Capacidad de respuesta a estímulos sonoros en el laboratorio tuvo un
impresionante ritmo tidal endógeno con alta actividad coincidiendo con horas de marea alta y ninguna actividad en
absoluto durante la marea baja (Fig. 9.13). Como todos los ritmos de las mareas reportados esta sensibilidad
endógena a sonar también persiste durante sólo tres a cinco ciclos de marea menguante antes. Un examen
cuidadoso de la Fig. 9.13 revela una elevada sensibilidad de las almejas durante las mareas altas que coinciden
con las horas de oscuridad en el hábitat. Nos gustaría creer que la elevada actividad podría ser indicativo de la
superposición de un componente circadiano nocturno en el componente de la marea alta todas las noches. Dado
que los experimentos no se realizaron más allá del quinto ciclo de las mareas, y puesto que el autor tampoco ha
dado los detalles de la altura real de las mareas altas, es difícil ser firme en este punto. Este es el primer informe
que demuestra el uso de sonidos inducidas por el flujo por un invertebrado.

La marejada muy probablemente representa una liberación, así como un estímulo de orientación para el
movimiento de animales a zonas de cría y durante sus migraciones de marea dos veces al día arriba y abajo de la
playa. ritmos de marea disminuyen rápidamente, que son impermeables al arrastre LD, compensado por los cambios de
temperatura y los zeitgebers no son bastante conocidos. Hasta el punto de que son fenómenos efímeros a los
investigadores del ritmo. La precisión de los ritmos de las mareas también son de ninguna manera comparable a la de
los ritmos circadianos, lo cual no es sorprendente, ya que en la naturaleza los ciclos de luz / oscuridad engendradas por
el amanecer y el atardecer arrastrarlas. La salida y la puesta de sol en cualquier latitud son una alta fiabilidad y el ruido
zeitgeber libre (Bünning, 1969; Chandrashekaran
9 Tidal Rhythms 219

altura normal de la marea

30
35

25 30

25
20
número de almejas salto

20
15

15
10
10

5
5

0
0

julio agosto

Fig. 9.13 Número de variabilis donax en el salto de laboratorio en relación con la hora del día y la marea. Noon es N; medianoche es M.
Las almejas eran más sensibles en la época de la marea alta y no mostraron ninguna respuesta en la época de la marea baja. El patrón
que se muestra es una recopilación de los resultados de varios experimentos. Los experimentos se realizaron a la luz continua
(modificado después de Ellers, 1995b)

y Loher, 1969). investigadores del ritmo lunares / mareas, por razones prácticas, pueden trabajar sólo en las
instituciones biológicos marinos situados cerca del mar. Estos factores pueden dar cuenta de la relativa escasez de
literatura sobre los ritmos de marea.
Los libros de texto nos informan que un día lunar es de 24 h 50 min larga. por lo tanto, dos mareas altas deben ocurrir
12 h 25 min aparte y así sucesivamente. Sin embargo, un estudio cuidadoso de la tabla de mareas dejará claro que la
situación en realidad nunca sucede en el mundo real fuera debido a la topografía de la tira de las mareas y las condiciones
meteorológicas. Naturaleza, obviamente, no puede programar para acomodar para el ruido, que puede ser la razón por
ritmos de las mareas carecen de la precisión de los ritmos circadianos. Labilidad del período puede ser un activo en un
entorno en constante cambio como el medio ambiente intermareal. Tampoco se sabe si los ritmos de las mareas / lunares
tienen una base genética, como los ritmos circadianos.

9,6 Lunar y Semi-Lunar Rhythms

Varios organismos marinos se sabe que tienen ciclos de reproducción lunares con sus actividades
fisiológicas coincidiendo con muertas o resorte mareas. Ellos tienen el período lunarmonthly de 29 días o
períodos semilunares de 14-15 días (Korringa, 1957).
220 MK Chandrashekaran, VK Sharma

Se describe aquí sólo algunos de los casos más conocidos. El gusano palolo de los océanos Pacífico y Atlántico
pantallas probablemente el más famoso ritmos lunares de todos. Este animal se reproduce sólo dos veces al
año, es decir, durante las mareas muertas del último cuarto de luna en octubre y noviembre aprovechando las
mareas más altas. En la cresta de las olas, se llega a la playa, donde deposita sus huevos y esperma. Los
huevos fertilizados se desarrollan en la arena caliente, húmedo y son seguros para el agua no les llega para las
próximas 2 semanas. Sólo mediante la siguiente marea viva serían los peces se han desarrollado lo suficiente
como para ser liberados de sus huevos y se lava hacia el mar abierto. Actividades con una periodicidad tal lunar
también se han descrito en mejillones, erizos de mar y de descarga de los gametos en las algas. El alga parda dichotoma
dictyota descarga su gametos dos veces en un ciclo lunar. La característica notable de estos ritmos es que
algunos de ellos persisten en el laboratorio sin la exposición de las mareas o de la luna lo que es probable que
también son endógenas (Bünning, 1973).

La luna afecta a la vida en la tierra de dos maneras: (1) a través de la influencia directa de la luz (especialmente
durante la luna llena), y (2) a través de los cambios de marea que trae consigo. Luz de la luna es la luz solar reflejada
desde la superficie lunar con casi la misma composición espectral pero con un ligero desplazamiento hacia el rojo.
Moonlight tiene una intensidad de aproximadamente 0,20-0,25 LX dependiendo de la latitud. Hauenschild (1960)
demostró que una débil luz de la intensidad de luz de la luna por etapas de los ciclos lunares del gusano marino

Platynereis. Esto también es cierto para el alga parda dichotoma dictyota, que exhibe esta relación aún más
claramente. Bünning y Müller (1962) mostraron que la descarga máxima de huevos en dichotoma dictyota se lleva a
cabo de 9 días después de la exposición a la luz de la luna. El próximo máximo luego sigue después de un intervalo
de 15-16 días. Midges de género Clunio se encuentran en las zonas intermareales de las costas del Atlántico y del
Pacífico de las zonas templadas al Ártico. Ellos tienen ciclos de vida muy curiosos y complicados. los marinus Clunio de
la costa atlántica de Europa occidental, por ejemplo, vive en el más baja partes de la zona intermareal expuestos
sólo durante la primavera bajo agua. Es sólo durante estos tiempos que los insectos son capaces de emerger
(Neumann, 1963). Ambos sexos son extremadamente breve (aproximadamente 2 h) y por lo tanto la cópula y
oviposición debe ocurrir antes de que la marea sube y cubre el sitio de las larvas. En la costa de Normandía, marea
baja se produce dos veces al día a intervalos de 12,4 h; en consecuencia, las mareas altas y bajas son
aproximadamente 50 min más tarde cada día y se tarda un período de aproximadamente 15 días antes de los
tiempos de las mareas altas y bajas círculo. Superpuesto a este ciclo de marea semidiurna es una gama semi-lunar
de las mareas. eclosión de marinus Clunio en la costa de Normandía está restringido a la noche la marea baja
(componente circadiano) y semi-lunar (componente lunar) ritmos.

Neumann (1963, 1966a, b) analizó eclosión ritmos en C. marinus y lo mostró a ser regulado por la
posición súper de los ritmos circadianos regulan la eclosión y los ritmos semi-lunares que regulan la
iniciación de la fase de pupa. En las poblaciones de
C. marinus criados en el laboratorio en ciclos LD de 16: 8 h, la eclosión se produce hacia el final del fotoperiodo. Los
cultivos LL muestran eclosión arrítmico pero una transferencia a LD o una exposición a un solo período oscuro
re-inicia un ritmo circadiano con un cerca de un periodo de 24 h. Los resultados muestran que de Neumann, un reloj
circadiano controla el C. marinus
el ritmo de la eclosión. El ritmo semi-lunar de la pupación, que se superpone sobre el ciclo circadiano, fue
arrastrado por luz de la luna natural o artificial (Neumann, 1966b).
9 Tidal Rhythms 221

Los cultivos de C. marinus de Normandía fueron criados en LD 12:12 h o LD 16: 8 h y después se expuso a
pulsos de luz débil (0,4 lx) durante el periodo de oscuridad durante 4-6 días a intervalos de 30 días. Este
tratamiento iniciado y arrastrado una ritmicidad semi-lunar, que estaba ausente de las poblaciones de control
sin luz de la luna. En LD ciclos de varios períodos, una sincronización fuerte sólo era posible en LD 12:12 h y
LD 11:11 h, mientras que en LD 10:10 h y LD 15:15 h la sincronización por el ciclo de luz de la luna 30 días
era débil o ausente. Neumann (1989) concluyó que un ciclo LD con un período de cerca de 24 h es un
zeitgeber esencial para la temporización semilunar y lunar en este insecto marino.

Se conocen las diferencias considerables que se produzca entre las poblaciones de estos mosquitos
en diferentes localidades y diferentes especies de Clunio. Estas diferencias se han demostrado ser
genotípica (Neumann, 1966a, b) y poligénica. ritmos lunares de actividad o la eclosión (con un período de
ca. 28 días) se han descrito en condiciones de campo para un número de insectos (Saunders, 1976). En
al menos dos ejemplos, en el mayfly adusta Povilla y la hormiga león obscurus Myrmeleon ( HartlandRowe,
1958; Youthed y Moran, 1969a), estos ritmos han demostrado ser endógena. Hartland-Rowe (1955, 1958)
demostró que la mosca de mayo adusta Povilla

emergido de las aguas del Lago Victoria, en sus grandes números justo después de la luna llena. Este ritmo se
mantuvo incluso después de que las ninfas se habían mantenido en la oscuridad durante 10 días y en dos individuos
durante 6 semanas. El segundo caso se refiere al ritmo de la actividad de construcción de boxes por las larvas de la
hormiga león obscurus Myrmeleon. Uso de volumen medio pozo como una medida de la actividad, Youthed y Moran
(1969b) demostraron que la actividad máxima se produjo a la luna llena. También había un ritmo claro día lunar (24,8
h) con un pico en la actividad de aproximadamente 4 h después de la salida de la luna. Los autores demostraron que
el ritmo lunar observado (periodo de unos 28 días) fue una combinación de este día lunar y el día solar (circadiano)
ritmo (Youthed y Moran, 1969a), que produce un pico en la actividad poco después de oscuro. La importancia
funcional de estos ritmos todavía no está claro.

Gwinner (1973) estableció que la inquietud nocturna de Robins y RedStars aumentó durante la temporada
migratoria en conjunción con la iluminación nocturna de la luna. En el mono nocturno trivigatus Aotus, actividad
aumentó con la luz de la luna, sino en el bate phyllostomatid literatus Artibeus, actividad disminuyó con la luz
de la luna (Erkert, 1974). ritmos lunares mensuales se han registrado en los estudios de trampas de luz en la
abundancia del número de especies de insectos, la mayoría de ellos desde las latitudes tropicales. En unas
pocas especies de murciélagos microquirópteros en Madurai, se encontró que había muy poca actividad de
forrajeo abierta durante las noches de luna llena y una mayor actividad durante noches de luna nueva.
Morrison (1978) informó que el murciélago de la fruta jamaicensis Artibeus regresado a sus nidos entre las
01.00 y las 07.00 h en las noches de luna llena a pesar de que el cielo estaba nublado. En noches de luna
nueva que siguieron al forraje fuera toda la noche. Morrison postula que el ciclo de actividad de los
murciélagos frutas es de alguna manera bloqueado a las fases del ciclo lunar y llama la fobia lunar fenómeno.

Nosotros en Madurai Universidad Kamaraj (9 ° 58 ' N lat; 78 ° 10 ' E largo) estaban fuera haciendo el recuento de

murciélago de unas pocas especies de murciélagos insectívoros en la noche del 13 de marzo de 1979, cuando, desconocidas

para nosotros, un eclipse lunar ocurrió a partir de 01.15 a 04.30 horas El murciélago
222 MK Chandrashekaran, VK Sharma

conteos realizados eran principalmente en pipistrellus spp., Rhinopoma hardwickei y


hipposideros speoris o H. bicolor. Los observadores trabajaron en dos grupos en dos sitios (sitios A y B) en los extremos
oriental y occidental de la ciudad universitaria. Se encontró que la actividad de murciélagos de forrajeo (recuento de
murciélago) aumentó repentinamente durante el eclipse. Figura 9.14 se exponen los datos sobre el recuento de murciélago y
la abundancia de insectos en los dos sitios para la noche del 13 de marzo de 1979. Las zonas negras de las barras
horizontales en la parte superior indican la hora y la duración del eclipse lunar durante esta noche de luna llena. Los gráficos
en la medición de control inferior muestran en los mismos sitios en una noche de luna llena una

Un sitio de forrajeo sitio de forrajeo B

Luna llena: Eclipse Luna llena: Eclipse

30

20
la abundancia de insectos

10

Tiempo (h)
número de murciélagos (cuentas / 30 minutos) el
número de murciélagos (cuentas / 30 min)

700

10 20 30 40 50
0 100 200 300 400 500 600
0 2 4 6 8 10 12 0 2 4 6 8 10 12 2 4 6 8 10 12

Tiempo (h) 0 Tiempo (h) 0

Luna llena: Control Luna llena: Control

50 100
10
0 2154 6 8 10 12 0 2 4 6 8 10 12

Tiempo (h) 0 5 Tiempo (h) 0

Fig. 9.14 los patrones de actividad de vuelo de varias especies de murciélagos microquirópteros en la noche del 13 de marzo 1979 registró
simultáneamente por dos grupos de investigadores en dos sitios de forrajeo ca. 6 km de separación, en Madurai (9 ° 58 ' N lat; 78 ° 10 ' E largo)
(modificado después de Usman et al., 1980)
9 Tidal Rhythms 223

mes lunar después (Usman et al., 1980). Interpretamos los datos de la actividad de murciélagos en el sentido de que la luz de

la luna llena es demasiado brillante, ya que aumenta el riesgo de ataques de depredadores en estos murciélagos ecolocación

por búhos que se basan en la visión. Por lo tanto, los murciélagos empiezan a volar bajo cubierta de copas. El único factor

ambiental que habíamos dado cuenta de que puede suprimir la actividad de estos murciélagos y los llevan a sus nidos

durante el día son fuertes vientos y lluvias torrenciales. No encontramos ninguna necesidad de invocar a un ritmo lunar

endógeno para explicar la actividad de los murciélagos en las noches de luna llena. A pesar de los primeros informes de que

la luna actúa como un sincronizador de ciclos lunares, los experimentos más cuidadosos hay que hacer para hacerse con el

tema.

9.7 Similitudes entre Circatidal, Lunar circadiano y


Ritmos

Una estrecha relación de los ritmos de marea con los ritmos circadianos puede deducirse del hecho de que los ritmos de
marea son también, en gran medida, independiente de la temperatura (Bünning, 1973; Chandrashekaran, 2005). Aún
más sorprendente es el hecho de que los cangrejos en tierra, tales como cangrejo verde mostrar sólo el componente
circadiano de la actividad. En asiatica Emerita el componente circadiano es la más resistente y persiste durante semanas
en las condiciones constantes de laboratorio. Los resultados de Honnegger (1973) para crenulata UCA también apoyan
firmemente la interrelación de los ritmos circadianos y marea. Resultados de los experimentos de Neumann (1963,
1966a, b) son el soporte más convincente para la hipótesis de que los ritmos de marea, circadianos y lunares están
estrechamente interdependientes que confiere un valor adaptativo para los organismos que habitan en los bordes de los
océanos.

9.8 Importancia ecológica

En la mayoría de los casos la importancia ecológica de los fenómenos cíclicos lunar es bastante obvio. La
reproducción puede ser adaptado a las condiciones ambientales de las mareas vivas y muertas. En algunos casos, la
liberación de los gametos masculinos y femeninos se sincroniza y las posibilidades de fertilización mejorada
considerablemente. En la reproducción, además de ser restringido a unos pocos días en el ciclo lunar, a menudo se
limita a una determinada época del año e incluso a una hora determinada del día. Esto limita los procesos
reproductivos en los organismos marinos, plantas y animales, a veces incluso un par de horas en un año entero como
en el caso de los peces grunion Leuresthes tenuis de la costa de California y él palolo gusano del Pacífico y Atlántico,
que reproduce sólo dos veces al año, como se mencionó anteriormente. Esto es, por ejemplo, también para los ciclos
semilunares y lunares de liberación de esporas en el alga Dictyota. Por tales “gating” de liberación de gametos, se
incrementan las posibilidades de que los gametos masculinos y femeninos que unen un 1,000 veces sobre las
posibilidades cuando la liberación es al azar (Bünning, 1973). La naturaleza endógena de la ritmicidad permite al
organismo para encontrar el momento apropiado en la naturaleza, incluso cuando la luna se oculta durante 2 o 3
meses a causa de un cielo perpetuamente nublado.
224 MK Chandrashekaran, VK Sharma

referencias

Akiyama, T. 2004. El arrastre del ritmo de actividad de natación circatidal en el cumáceos


Dimorphostylis asiatica ( Crustacea) a ciclos de presión hidrostática 12,5 horas. Zool. Sci. 21: 29-38.

Barlow, RB 1983. Los ritmos circadianos en el Limulus sistema visual. J. Neurosci. 13: 31-41. Blume, J., Bünning, E. y
Müller, D. 1962. Periodenanalyse von Aktivitätsrhythmen bei
cangrejo verde. Biol. Z. 81: 569-575. Bohn, G. 1903. Sur les des Mouvements oscillatoires roascoffensis
convoluta. CR Acad. Sci.
(París) 137: 576-578.
Bohn, G. 1904. périodicité Vitale des animaux soumis oscilaciones aux du niveau des Mers. CR Acad. Sci. ( París) 139:
610-611. Bohn, G. 1906. Como citada en Bünning, 1973.

Brown, FA, Bennett, MF y Webb, HM 1953. endógenamente regulados diurna y de las mareas
ritmos en la tasa metabólica en pugnax UCA. Biol. Toro. 105: 371. Bünning, E. 1969. Las características comunes de
fotoperiodismo en plantas y animales. Photochem.
Photobiol. 9: 219-228.
Bünning, E. 1973. El reloj fisiológico. 3ª ed rev Engl. pp. 258. Berlín / Heidelberg / Nueva
York: Springer.
Bünning, E. y Müller, D. 1962. Wie Messen Organismen lunare Zyklen? Z. Naturforsch. 16b:
391-395.
Chabot, CC, Kent, J. y Watson, WH III. 2004. Circatidal y ritmos circadianos de locomoción
ción en Limulus polyphemus. Biol. Toro. 207: 72-75.
Chandrashekaran, MK 1963. Los estudios sobre el metabolismo basal de poiquilotermos tropicales.
Ph.D. sin publicar tesis. Universidad de Madras, Madras, India.
Chandrashekaran, MK 1965. Los ritmos de las mareas diurnas y persistentes de la actividad locomotora y
consumo de oxígeno en Emerita asiatica. (M-Edw). vergl Z.. Physiol. 50: 137-150. Chandrashekaran, MK 2005. Tiempo
en el mundo vivo. Pp. 197. India: University Press. Chandrashekaran, MK y Loher, W. 1969. La relación entre la
intensidad de la luz
legumbres y la extensión de los cambios de fase de los ritmos circadianos de la tasa de eclosión de Drosophila
pseudoobscura. J. Exp. Zool. 172: 147-152. Cole, LC 1957. El reloj biológico en el unicornio. Ciencia. 125: 874-876. Cummings,
SM y Morgan, E. 2001. sistema de cronometraje de la faneca anguila, Zoarces vivíparos.

Chronobiol. En t. 18: 27-46.


Daan, S. y Koene, P. 1981. En el momento de vuelos de forrajeo por ostreros haematopus
ostralegus en las marismas de marea. Neth. J. Mar Res. 15: 1-22.
de la Iglesia H., Rodríguez, EM y Dezi, RE 1994. Madriguera enchufar el cangrejo URUGUAY- UCA
Ensis y su sincronización con fotoperíodo y mareas. Physiol. Behav. 55: 913-919. Ellers, O. 1987. orientación pasiva de
animales bentónicos en el flujo. En: Postes indicadores en el mar.
Actas de un taller multidisciplinario en la orientación de Animales Marinos y la migración.
WF Herrenkind y AB Thistle, eds, pp. 45-68. Tallahassee, FL: Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad del Estado
de Florida.
Ellers, O. 1988. La locomoción a través de resaca-montar a caballo en la almeja Donax varaiablis. Doctor en Filosofía. Disertación,

Duke University, Durham, Carolina del Norte.

Ellers, O. 1995a. el control del comportamiento oscilante de a caballo en la almeja Donax variabilis. Biol. Toro. 189:
120-127.
Ellers, O. 1995b. Discriminación entre los sonidos generados por la onda-una almeja de resaca-montar a caballo. Biol.
Toro. 189: 128-137.
Enright, JT 1961. Sensibilidad a la presión de un anfípodo. Ciencia 133: 758-760. Enright, JT 1963. El ritmo de las mareas de la
actividad de un anfípodo de arena de playa. vergl Z.. Physiol. 46:
276-313.
Enright, JT 1972. Un virtuoso de isópodos: ritmos circa-lunares y su estructura fina. J. Comp. Physiol. 77: 141-162.
9 Tidal Rhythms 225

Erkert, HG 1974. Einfluss des Mondlichtes auf die Aktivitätsperiodik nachtaktiver Säugetiere.
Oecologia ( Berlín) 14: 269-287.
Fingerman, M. 1960. Tidal ritmicidad en los organismos marinos. Cold Spring Harb. Symp. Quant.
Biol. 25: 481-489.
Gamble, FW y Keeble, F. 1903. Los bionomics de roscoffensis convoluta, con especial refe-
ENCE sus células verdes. Proc. Roy Soc. B. 72: 93-98.
Gibson, RN 1965. actividad rítmica en los peces del litoral. Naturaleza 207: 544-545. Gibson, RN 1967. Los experimentos en los ritmos de
marea de pholis Blennius. J. Biol marzo. Assoc. Reino Unido 47:
97-111.
Gibson, RN 1973. mareas y los ritmos circadianos de actividad en juveniles de solla. Pleuronectes platessa.
El Sr. Biol. 22: 379-386.
Gray, DR y Hodgson, AN 1999. ritmos endógenos de la actividad locomotora en el alto
lapa orilla pectunculus Helcion (Patellogastropoda). Anim. Behav. 57: 387-391. Gwinner, E. 1973. Los ritmos
circanuales en aves: su interacción con los ritmos circadianos y bientes
fotoperíodo ronmental. J. Repod. Fertil. (Suppl) 19: 51-65. Hartland-Rowe, R. 1955. Lunar ritmo en la aparición de una Ephemeropteran.
naturaleza ( Londres)
176: 657.
Hartland-Rowe, R. 1958. La biología de una mosca de mayo tropical Povilla adusta Navas (Ephemeroptera,
Polymitarcidae) con especial referencia al ritmo lunar en la emergencia. Revista. Zool. Larva del moscardón. AFR. 58: 185-202.

Hauenschild, C. 1960. Lunar periodicidad. Cold Spring Harb. Symp. Quant. Biol. 25: 491-497. Honnegger, H. -W. 1973. Las
respuestas rítmicas actividad motora del cangrejo violinista California UCA
crenulata a las condiciones de luz artificial. Marzo Biol. 18: 19-31. Klapow, LA 1972. reprogramación natural y artificial de un
ritmo de las mareas. J. Comp. Physiol. 79:
233-258.
Korringa, P. 1957. Lunar periodicidad. Mem. Geol. Soc. A.m. 67: 917-934. Martin, L. 1907. La Memoire chez roscoffensis
convoluta. CR Acad. Sci. ( París) 145: 555-557. Mehta, TS y Lewis, 2000. RD pruebas cuantitativas de un modelo de reloj
circalunidian dual para las mareas
ritmicidad en la playa de arena isópodos cookii Cirolana. Chronobiol. En t. 17: 29-41. Mori, S. 1938. Coronas danesas donax
semigranosus y el análisis experimental de su comportamiento en el
pleamar. Zool. revista Tokio 50: 1-12.
Morrison, DW 1978. fobia Lunar en un bate neotropical Artibeus jamaicensis. Anim. Behav. 26:
852-855.
Naylor, E. 1996. cangrejo de relojería: el caso de circatidal interactivo y osciladores circadianos con-
curricán actividad motora rítmica de cangrejo verde. Chronobiol. En t. 13: 153-161. Neumann, D. 1963. Über die der
Steuerung lunaren Schwärmperiode der Mücke marinus Clunio.
Verh. Dt. Zool. Ges. Wien. 1962: 275-285.
Neumann, D. 1966a. Die intraspezifische variabilität der lunaren und von täglichen Sclüpfzeiten
marinus Clunio ( Diptera: quironómidos). Verh. Dt. Zool. Ges. Jena. 1965: 223-233. Neumann, D. 1966b. Der lunare
und der tägliche Sclüpfperiodik Mücke Clunio Steuerung und
auf die Abstimmung Gezeitenperiodik. Z. vergl. Physiol. 53: 1-61. Neumann, D. 1989. componentes circadianos de
mecanismos de temporización semilunares y lunares. J. Biol. ritmos 4: 285-294.

Palmer, JD 1989. Los estudios comparativos de los ritmos de las mareas. VIII. Un experimento de translocación
la participación de los ritmos circalunidian. Marzo Behav. Physiol. 14: 231-243.
Palmer, JD 1995. Revisión del control de doble reloj de los ritmos de las mareas y la hipótesis de que la
mismo reloj gobierna ambos ritmos circadianos y circatidal. Chronobiol. En t. 12: 299-310. Palmer, JD 1997. duelo
hipótesis: circatidal frente de batalla básico circalunidian. Chronobiol.
En t. 14: 337-346.
Palmer, JD y Williams, BG 1986. Estudio comparativo de los ritmos de las mareas: el reloj dual con-
trol de los ritmos locomotores de dos crustáceos decápodos. Marzo Behav. Physiol. 12: 269-278.

Reid, DG y Naylor, E. 1989. ¿Hay separar los relojes circadianos circatidal y en la orilla
cangrejo cangrejo verde? Mar. Ecol. Prog. 52: 1-6.
226 MK Chandrashekaran, VK Sharma

Rudloe, A. 1980. El comportamiento reproductivo y los patrones de movimiento de los cangrejos de herradura. Limulus
polyphemus, en las proximidades de playas de reproducción en la bahía de Apalache, FL. estuarios 3: 177-183. Saigusa, M.
2002. Eclosión controlado por el reloj circadiano y el papel de la termina- médula
lis en el pedúnculo óptica de la eyestalk, en un cangrejo de estuario haematocheir Sesarma. J. Exp. Biol. 205: 3.487-3.504.
Saunders, DS 1976. Relojes de insectos. Pp. 279. Oxford: Pergamon.

Turner, HJ y Belding, DL 1957. La migración de las mareas de variables Donax. Contribución No.
886. Woodshole, MA.
Usman, K., Habersetzer, J., Subbaraj, R., Gopalakrishnaswamy, G. y Paramanandam, K. 1980.
Comportamiento de los murciélagos durante un eclipse lunar. Behav. Ecol. Sociobiol. 7: 79-81. Youthed, GJ y Moran, VC
1969a. El ritmo de actividad solar días de larvas Myrmeleontid.
Physiol Insecto J.. 15: 1103-1116.
Youthed, GJ y Moran, VC 1969b. El ritmo de actividad lunar días de larvas Myrmeleontid. Physiol Insecto J.. 15:
1259-1271.
Wikelski, M. y Hau, M. 1995. ¿Hay un ritmo endógeno en las mareas iguanas marinas? J. Biol. ritmos 10: 335-350.

Williams, BG y Pilditch, CA 1997. El arrastre de ritmicidad tidal persistente en un filtro-


la alimentación de los bivalvos usando ciclos de la disponibilidad de alimentos. J. Biol. ritmos 12: 173-181.
Capítulo 10
La secreción pulsátil de la hormona: Mecanismos,
Importancia y Evaluación

JD Veldhuis

Resumen La secreción de anterior y posterior de la hipófisis hormonas, los glucocorticoides adrenales, mineralocorticoides y

catecolaminas, los esteroides sexuales gonadales, parathormona, insulina y glucagón es pulsátil (burst-similares o episódica).

entradas neuronales, excitabilidad celular y retroalimentación con retrasos de tiempo constituyen mecanismos próximos

conducir impulsos recurrentes. Tanto la amplitud y la frecuencia de la gonadotropina, tirotropina, prolactina y pulsos de

esteroides sexuales determinan sus concentraciones medias. En contraposición, principalmente la amplitud de la hormona del

crecimiento, adrenocorticotropina, cortisol, parathormona y de la insulina impulsos controla sus valores medios. Hormona

liberadora de gonadotropina y la hormona del crecimiento pulsos transmiten información de señalización único a los tejidos

diana. Evaluación de los mecanismos que gobiernan la secreción de hormona pulsátil requiere cuantificación simultánea del

número, tamaño y forma de ráfagas secretoras, la secreción subyacente no pulsátil (basal) y cinética de eliminación

asociados. La metodología necesaria se denomina análisis de deconvolución. Otros modelos Conjuntos complejos se utilizan

para interconectar señales de neurohormonas mediante la estimación de las curvas de dosis-respuesta endógena de forma

no invasiva. La estadística de la entropía aproximada es una medida específica y sensible de la fidelidad de retroalimentación

dentro de un sistema conjunto. Implicaciones de pulsatilidad neurohormona incluyen la regulación del crecimiento somático,

reproducción, masa muscular y ósea, carga de grasa visceral, metabolismo de la glucosa, el parto, y equilibrio de sodio y

agua. no pulsátil subyacente secreción (basal) y cinética de eliminación asociados. La metodología necesaria se denomina

análisis de deconvolución. Otros modelos Conjuntos complejos se utilizan para interconectar señales de neurohormonas

mediante la estimación de las curvas de dosis-respuesta endógena de forma no invasiva. La estadística de la entropía

aproximada es una medida específica y sensible de la fidelidad de retroalimentación dentro de un sistema conjunto. Implicaciones de pulsatilidad

Palabras clave Pulsátil, hormona, el análisis, la secreción, el modelo, deconvolución, señal, endocrino

Unidad de Investigación de Endocrinología, Mayo médica y Graduate School, Centro de Ciencia Traslacional Mayo Clinic,
Rochester, MN 55905, EE.UU. Correo electrónico: Veldhuis.Johannes@mayo.edu

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 229


© Springer Science + Business Media BV 2008
230 JD Veldhuis

10.1 Introducción

La intermitencia de la secreción de la hormona está dotado por el origen embrionario de las células endocrinas de

neuroectodermo primitivo y la interfaz anatómica entre neuronas y células endocrinas en el adulto. Un pulso es definible como

un evento timedelimited puntuada marcada por un incremento secuencial y la disminución de la tasa de secreción de

neurohormona. Pulsos sirven como señales que median control homeostático. entradas múltiples reguladores son necesarios

para generar impulsos recurrentes. mecanismos fisiológicos que generan pulsatilidad, aunque no completamente entendido,

se alteran en el envejecimiento, regulado por el desarrollo e interrumpido por el estrés, la enfermedad y la enfermedad.

Patológicamente mecanismos de generación de impulsos defectuosa ambos reflejan y dan lugar a la enfermedad evidente,

tales como hipogonadismo hipogonadotrópico cuando hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) impulsos se abolieron

(Urban et al., 1988), y la falta de crecimiento cuando la función del receptor growthhormone (GH) liberar la hormona (GHRH)

se suprime (Giustina y Veldhuis, 1998;. Veldhuis et al, 2006). El tema de pulsatilidad hormona abarca tanto los mecanismos

de generación de impulsos y las acciones objetivo de tejido de pulsos. En ambas circunstancias, el médico y el investigador

debe ser capaz de cuantificar pulsos objetiva y precisa. Por lo tanto, este capítulo se dirige a mecanismos de generación de

impulsos, importancia fisiológica y cuantificación analítica. En ambas circunstancias, el médico y el investigador debe ser

capaz de cuantificar pulsos objetiva y precisa. Por lo tanto, este capítulo se dirige a mecanismos de generación de impulsos,

importancia fisiológica y cuantificación analítica. En ambas circunstancias, el médico y el investigador debe ser capaz de

cuantificar pulsos objetiva y precisa. Por lo tanto, este capítulo se dirige a mecanismos de generación de impulsos,

importancia fisiológica y cuantificación analítica.

10.2 Mecanismos de generación de impulsos

10.2.1 Prototípicos neuroendocrino ejes

Un eje neurohormona funcional requiere la existencia y el funcionamiento de dos o más señales reguladoras,
por ejemplo, una señal de activación (feedforward) que emana de la glándula que secreta hormonas, y una
señal inhibidora (feedback) secretada por las células actuado sobre por la hormona. Un eje se puede ver en los
distintos niveles de complejidad. Un eje sencillo comprende parathormona (PTH) e iones calcio, que interactúan
recíprocamente (Fig. 10.1). En particular, PTH eleva las concentraciones de calcio, y las concentraciones de
calcio reprimir la secreción de PTH. En la mayoría de los ejes, tercera señal reguladora confiere modulación
más precisa. En el sistema de calcio-PTH, la tercera efector es la vitamina D. En los niveles más altos de
complejidad normativa, numerosas otras señales también participan. Para la regulación del calcio / PTH,
efectores colaterales incluyen fósforo, magnesio, phosphotonin y otros moduladores.

10.2.2 PTH y calcio Pulsos

Parathormona (PTH) es pulsátil. Sin embargo, no se han dilucidado los mecanismos fundamentales de la
generación de impulsos de PTH. La frecuencia de los pulsos de PTH (un impulso cada 7 min) es mucho
mayor que la de las hormonas anterior-hipofisario
10 Control de la secreción pulsátil 231

Fig. 10.1 Modelos de un eje endocrino prototípico que comprende PTH y Ca 2 + ( arriba a la izquierda), PTH, Ca 2+
y vitamina D ( parte superior derecha), y los mismos tres señales a lo largo con el fósforo ( abajo a la izquierda) y otros comodulators ( abajo a la
derecha)

(Alrededor de un pulso cada 60 min). Además, al menos el 65% de la secreción de PTH es basal (no pulsátil), en
comparación con sólo el 5-15% para la mayoría de hormonas de la pituitaria (Veldhuis et al., 1990). PTH y Ca 2+ concentraciones
varían inversamente con desfase de 2-min, denotando acoplamiento recíproco apretado. Breve inducción de
hipercalcemia o hipocalcemia disminuir, respectivamente, y aumentar el tamaño del pulso de PTH sin interrumpir la
frecuencia. Análogamente, fisiopatologías como la insuficiencia renal en fase terminal y el hiperparatiroidismo
primario aumentan la masa de PTH liberado por ráfaga sin alterar la frecuencia de ráfaga (Goodman et al., 1998).
Por lo tanto, la secreción de PTH está bajo un fuerte control de amplitud específica.

10.2.3 gonadotropic Eje

En el eje reproductivo, cerebro hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) impulsos de disparo impulsos de la
pituitaria de la hormona luteinizante (LH), que a su vez estimulan el estrógeno gonadal y los pulsos de testosterona
(TE) (Evans et al, 1992;.. Urban et al, 1988) . El conjunto de señales (GnRH, LH y esteroides sexuales) constituye el
eje central, dado que la pérdida de un solo efector suprime la función global. Comentarios (inhibidora) y feedforward
(estimuladora) intercambio de señales mantiene las concentraciones de GnRH, LH y esteroides sexuales dentro de
rangos relativamente estrechos, la edad, el género y específicas de especie (Keenan y Veldhuis, 2003a) (Fig. 10.2).
Las propiedades de dosis-respuesta de las interacciones cambian durante intrauterino desarrollo, infancia, la niñez,
la pubertad y el envejecimiento, así como en respuesta al estrés interno y externo o enfermedad manifiesta.
Reciente
232 JD Veldhuis

Fig. 10.2 esquema simplificado del macho GnRH-LH-testosterona (célula hipotálamo-pituitaryLeydig) eje [Te] con retroalimentación
tecla (-, inhibidora) y feedforward (, + estimuladora) interacciones. Interacciones están mediadas por implícita en vivo interfaces de
dosis-respuesta, que se muestra por las curvas descendentes y ascendentes

los análisis de los eje gonadal masculino indican que la retroalimentación y feedforward dinámica (homeostáticos) se
desarrollan de una manera que refleja no sólo causa-efecto (determinista), pero también entradas impredecible
(aleatorio, estocástico) (Keenan et al., 2004). Por ejemplo, las características estocásticas tipifican temporización del
mecanismo pulsante GnRH, el tamaño de los pulsos de LH sucesivas y estallar-por-burst propiedades de
dosis-respuesta que definen LH → Te anticipativo (Keenan et al., 2006).

En el eje gonadal, las tres señales (GnRH, LH y TE o estradiol) son vívidamente pulsátil cuando se mide
a o cerca de sus sitios de secreción (Veldhuis et al., 2004). En el mono, caballo, oveja y de rata, de GnRH y
LH impulsos coinciden uno-a-uno cuando cuantificados juntos en la sangre portal hipotalámico o sangre
intercavernoussinus que sale de la glándula pituitaria (Clarke y Cummins, 1982). Aunque el muestreo
invasivo de sangre pituitaria no es posible en el ser humano, se inyecta pulsos GnRH provocan pulsos de
LH en una manera dependiente de la dosis en pacientes de GnRH-cebado con deficiencia de GnRH (Conn y
Crowley, 1991;. Veldhuis et al, 1989b).

Los experimentos genéticos y farmacológicos establecen que la producción de GnRH hipotalámica supervisa la
pulsatilidad de la secreción de LH Te y de ese modo. Mientras que ni la secreción de LH ni Te es pulsátil in vitro, LH y
Te impulsos coinciden estrechamente en vivo
(Foresta et al., 1997). Estos eventos no son independientes del hipotálamo, ya
10 Control de la secreción pulsátil 233

antagonistas de GnRH-receptor suprimen tanto de LH y Te pulsatilidad. Además, Te y sus metabolitos reprimen el


número y tamaño de los pulsos de la GnRH a través de la retroalimentación negativa, enmarcando de esta manera un
bucle inhibidora testículo-cerebro. Por otra parte, Te reduce la eficacia de la GnRH en gonadotropes estimulantes,
creando en su interior un arco de realimentación testículo-hipofisario (Urban et al, 1988;. Veldhuis et al., 2004). Por lo
tanto, surgen la dinámica general de dos feedforward (GnRH → LH y LH → Te) y dos retroalimentación (Te → GnRH y Te →
[ GnRH → LH]) vínculos (Fig. 10.2). Precisamente cómo los cuatro bucles de regulación modulan pulsatilidad dinámica no
se ha establecido experimentalmente. Sin embargo, los modelos biomatemático pueden relacionarse satisfactoriamente
las vías combinadas a través de interacciones recíprocas timedelayed (Keenan et al., 2004, 2006).

10.2.4 somatotrópico Eje

La secreción de cada una de GH, GH hormona liberadora (GHRH) y la somatostatina (SS) es pulsátil. Un tercer
regulador peptidil es el péptido de liberación de GH (GHRP), grelina, que funciona como un amplificador de
unidad de GHRH y un antagonista de restricción SS (Veldhuis et al., 2006). Ya sea SS, GHRH o neuronas de
grelina son capaces de generar ráfagas de secreción coherentes ex vivo sigue siendo incierto. En consecuencia,
los últimos constructos biomatemático formulan GH pulsatilidad como la consecuencia de interacciones
recíprocas tiempo de retraso entre GHRH (estimuladora) y SS (inhibidoras), las neuronas en el hipotálamo y
entre GHRH y SS péptidos que dirigen la síntesis y liberación de GH por la pituitaria (Farhy et al, 2007;. Farhy y
Veldhuis, 2004) (Fig 10.3).. interneuronal

Fig. 10.3 Conexiones (- estimuladoras, y-inhibitorios) entre los tres reguladores de peptidilo primarios que controlan conjuntamente la
secreción de GH. GHRH = hormona liberadora de GH, ArC = núcleo arqueado, y CNS = sistema nervioso central. Las interacciones
entre las señales, en lugar de los efectos de cualquier una señal, el control de la secreción hipofisaria de GH
234 JD Veldhuis

sinapsis, en lugar de GHRH péptido per se, parecen regular SS y de este modo impulsos de GH, ya que los pacientes
raros con mutaciones de deleción del receptor de GHRH mantienen pulsos de GH que son 30 veces más pequeña,
pero de la sincronización normal (Roelfsema et al.,
2000). Alternativamente, las neuronas SS periventriculares pueden funcionar como osciladores que son
accionados por la retroalimentación negativa retardada en el tiempo a través de los autorreceptores (SSTR-1). Un
generador de impulsos SS primario sería compatible con la preservación de la frecuencia normal de impulsos GH
en voluntarios con mutaciones receptor de GHRH y los pacientes que recibieron solo y combinado infusiones
intravenosas continuas de GHRH y GHRP [un análogo de la grelina sintética] (Roelfsema et al, 2000;. Vance et
al., 1985; Veldhuis et al, 2002).. Mientras que diferentes modelos de simulación son capaces de crear patrones
esperados de GH, GHRH y pulsatilidad SS, la discriminación experimental directa entre los modelos aún no es
posible. Esta deficiencia refleja la enorme dificultad en el estudio en vivo mecanismos de generación de impulsos.
Se necesitan esfuerzos interdisciplinarios para combinar con éxito los métodos moleculares, celulares,
neurofisiológicos y matemáticas.

10.2.5 sensibles al estrés suprarrenal Eje

El eje corticotropic (ACTH) está regulado principalmente por dos señales de alimentación directa
hipotalámica, la hormona liberadora de corticotropina (CRH) y arginina vasopresina (AVP), y dos
señales de realimentación adrenally derivados, cortisol y aldosterona (Keenan et al., 2001) (Fig. 10.4a).
El sitio próximo de generación de impulsos es hipotalámico, ya que ambos CRH y AVP se secretan
desde el cerebro en ráfagas distintas (Engler et al, 1989;. Redekopp et al., 1986). Además, ni ACTH ni
la secreción de cortisol es pulsátil in vitro. Ya sea CRH y AVP neuronas son estrictamente
independientes osciladores o generadores de impulsos variable, junto tampoco es cierto, dado que AVP
y CRH pueden actuar recíprocamente dentro del hipotálamo.

la secreción de cortisol es pulsátil debido a la estimulación intermitente por ACTH (Fig. 10.4b). El cortisol tiene
varios destinos en el plasma, que reflejan su unión a una globulina de alta afinidad (CBG) o albúmina de baja
afinidad. cortisol Sin consolidar está sujeto a la difusión, advección y eliminación rápida (Keenan y Veldhuis, 2003a).
Ya sea de cortisol en plasma libre, encuadernado o total retroalimenta para reprimir la secreción de ACTH no está
todavía claro.

Sistema de oxitocina 10.2.6

las neuronas de oxitocina se han estudiado más ampliamente. Considerando que la base molecular exacta para la
generación de impulsos es revelada, autofeedback por la oxitocina en neuronas afines parece ser importante (Moos et
al., 2004). será necesaria la eliminación genética selectiva de los receptores cerebrales de oxitocina para verificar esta
inferencia.
10 Control de la secreción pulsátil 235

Fig. 10.4 Panel A. Dual feedforward hipotalámica por CRH y AVP sobre la secreción de ACTH y dual retroalimentación por el
cortisol y aldosterona en CRH, AVP y la secreción de ACTH. Panel B.
concentraciones de ACTH en coche secreción de cortisol ( la sección superior). Las concentraciones de cortisol libre y unida ( sección inferior) están
determinados por las concentraciones de cortisol totales, albúmina y cortisol unión-globulina (CBG). El cortisol puede someterse a los cinco
destinos indicados por las constantes de velocidad subindicadas (k de)

10.2.7 sola glándula pulsatilidad

islotes pancreáticos generan pulsos de insulina cada 4-8 min en vivo y in vitro. La glucosa aumenta selectivamente el
tamaño de las ráfagas de secreción de insulina en el ser humano sin alterar su frecuencia (Ritzel et al., 2003).
Peaks son censurados parcialmente inmediatamente después de la secreción, porque el hígado extrae 50-85% de
entrante a la insulina, y el gran volumen de distribución sistémica diluye insulina marcadamente (Meier et al., 2005).

células beta individuales mantienen oscilaciones rítmicas rápidas (cada 12 s y cada 3 min) en intracelular
de Ca 2+ concentraciones y capacitancia de la membrana, esta última
236 JD Veldhuis

Fig. 10.5 Hypothesizedstimulatory (+) y


inhibitorias (-) vínculos entre insulina,
glucagón y somatostatina (SS) en la
regulación de las concentraciones de
glucosa. Las interacciones colectiva más que
el efecto de cualquier hormona sola
putativamente Interlink de glucosa, insulina,
SS y glucagón pulsos

que refleja la fusión de vesículas de exocitosis (Porksen et al., 2002). Lo que queda es desconocido cómo se
sincroniza la secreción por las células beta individuales dentro de un islote y entre los islotes para producir
explosiones rápidas. sustancias difusibles dentro del islote (por ejemplo, excitatorias e inhibitorias
neurotransmisores, ATP, amilina, somatostatina, péptido C-, glucagón, zinc, adenosina Entre otros) puede ser
relevante. Además, una red neuronal intrapancreática se origina en el plexo celíaco y insulinotrópico péptidos
entéricos como GLP (péptido similar al glucagón) podría conferir sincronía a mayor escala entre las agrupaciones
de los islotes. Un modelo integrador plausible para la secreción de insulina, aunque no probado, es que intraislote
(a) la insulina estimula el glucagón y la liberación de la somatostatina; (B) la somatostatina inhibe la secreción de
ambas otros péptidos; y (c) glucagón induce la somatostatina y reprime la secreción de insulina (Fig. 10.5). La
evidencia indirecta para esta noción es la correlación inversa con retardo de tiempo entre la insulina y la secreción
de glucagón, y la capacidad de la somatostatina para saciar la liberación de ambos péptidos (Porksen et al., 1996).

10.3 Implicaciones de la secreción pulsátil de la hormona

10.3.1 eje reproductivo

Un ejemplo convincente de la exigencia de pulsatilidad es la estimulación intermitente de GnRH de la secreción


de LH (Veldhuis et al., 2004). neuronas GnRH en el núcleo arqueado del hipotálamo primate exhiben estallidos
recurrentes de la actividad electrofisiológica multiunit, que se correlacionan uno-a-uno con pulsos de la GnRH de
LH y putativamente (Knobil, 1990). El muestreo directo de los fluidos tisulares mediana-eminencia, sangre portal
hipotálamo-pituitaria y la hipófisis (cavernoso-sinusal) sangre ha demostrado puntuada ráfagas de GnRH de
salida (Evans et al, 1992;.. Urban et al, 1988). Con raras excepciones posibles, tales como la insuficiencia renal
en fase terminal, los pulsos de la GnRH coinciden Oneto-uno con pulsos de LH muestreados en sangre de la
yugular o periférico (Schaefer et al., 1994). Destrucción del núcleo arqueado, la interrupción quirúrgica del
hipotálamo-pituitaria
10 Control de la secreción pulsátil 237

tallo y la deficiencia de GnRH genética abolir los pulsos de LH a gran amplitud, mientras que los pulsos de la GnRH
inyectados restaurar pulsos de LH concordantes (Conn y Crowley, 1991).
El suministro continuo de GnRH regula a la baja rápidamente (causa taquifilaxia
farmacológicos de la secreción de LH) (Conn y Crowley, 1991). Regulación a la baja se impone
también por frecuencias más altas de pulsos de la GnRH, típicamente superior a un pulso cada 40
min (Knobil, 1990). Los mecanismos de la regulación a la baja comprenden la represión del gen
de la subunidad beta de LH-específica, el agotamiento de los receptores de GnRH asociadas a la
membrana, y alteración de la señalización intracelular a gránulos de secreción. Por razones que
no son tan clara, más altas frecuencias de pulsación GnRH upregulate FSHspecific la expresión
de genes subunidad beta. La implicación clínica de estas dinámicas es que los agonistas de
GnRH-receptor sintético de acción prolongada potentes suprimen LH gonadotrope (y en menor
grado FSH) secreción, y de ese modo disminuir las concentraciones sexsteroid gonadales (Conn y
Crowley, 1991).

En contraste con los requerimientos de la glándula pituitaria para los pulsos de la GnRH, ya sea máxima gonadal
secreción de hormonas sexuales requiere la estimulación pulsátil de LH no ha sido comprobada en el ser humano. Sin
embargo, pulsátil y administración LH constante tienen una eficacia comparable en la estimulación de la secreción de
Te en la rata y oveja (Chase et al, 1988;. Gibson-Berry y Chase, 1990).

10.3.2 la hormona del crecimiento Eje

GHRH induce downregulation homóloga-receptor in vitro ( Giustina y Veldhuis, 1998; Veldhuis et al., 2006). En
contraposición, la infusión constante de GHRH para 2 semanas en vivo aumenta la secreción de GH pulsátil sin
alterar la temporización de los impulsos de GH (Vance et al., 1989). De hecho, los tumores neuroectodérmicos
raras que secretan grandes cantidades de GHRH en un continuo de pulsos de GH de alta amplitud de
accionamiento de la moda (Veldhuis et al., 2006). Por lo tanto, la intermitencia fisiológico de la liberación de GHRH
no es obligatorio para mantener la secreción pulsátil de GH.

El endógeno GHRP, la grelina, se mínimamente pulsátil en comparación con GHRH o GnRH. Ya sea la
exposición grelina continua mantiene la secreción pulsátil de GH no se conoce. La consideración es
probable, porque infusión constante del análogo de la grelina, GHRP-2, amplifica salida GH pulsátil por
doble durante al menos 90 días (Bowers et al., 2004).

secreción hipotalámica SS es pulsátil. No obstante, la administración continua de un análogo de SS


(octreotida o lanreotida) suprime la amplitud de los pulsos de GH por
> 85% en individuos sanos y en> 50% en algunos pacientes con tumores hipofisarios secretores de GH
(Biermasz et al., 2004).
inyecciones de GH intermitentes y continuas difieren en sus eficacias para inducir o reprimir ciertos genes
(Jaffe et al, 2002;.. Shapiro et al, 1989). Grandes pulsos de GH (poco frecuentes ≤ 6 pulsos / 24 h) típicas de la
rata adulta masculina inducen CYP2C11 hepática y la expresión del gen IGF-I músculo más eficazmente que
pequeñas frecuentes
238 JD Veldhuis

(pulsos de GH ≥ 7 pulsos / día) característicos de la hembra de animal (Veldhuis et al., 2001b). El patrón de
impulsos GH femenino induce especialmente la expresión hepática de CYP2C12, IGF-I, proteína GH-unión y
el receptor de LDL (Giustina y Veldhuis, 1998). Los estudios clínicos indican que un solo pulso de GH es más
eficaz que la misma dosis de GH infunde continuamente en la estimulación de la lipólisis, y que la respuesta
de IGF-I en las mujeres estrógeno suficiente GH menos sensible que la de testosterona suficientes hombres
(Veldhuis et al., 2006). En los estudios a largo plazo, pulsátil y entrega GH continua en el humano ejercen
efectos distinguibles en el metabolismo de fármacos hepática, el colesterol LDL y las concentraciones de
IGF-I (Jaffe et al., 2002). La reproducibilidad y la importancia de estos hallazgos aún no es clara.

Los análisis moleculares indican que un único impulso de GH puede activar el STAT-5b (transductor de señal y
activador de la transcripción) vía de señalización. mutaciones genéticas raras y silenciamiento transgénico de
STAT-5b demuestran además que esta señal intracelular media la acciones promotoras del crecimiento de la GH
(Hwa et al., 2005). exposición GH continua regula a la baja la actividad de STAT-5b induciendo el represor de
retroalimentación, SOCS (supresor de la señalización de citoquinas), y concomitantemente regula al alza genes GH
que responden a través de STAT-5a, HNF (factor nuclear hepático) y otras proteínas transcripcionales. El estrógeno
también atenúa acción de la GH mediante la estimulación de SOCS (Leung et al., 2003). De acuerdo con ello, el
tiempo-modo de entrega GH a las células diana dirige vías de señalización distintas que convergen en genes
específicos. patrones de pulsatilidad en la rata dotan fuerte dimorfismo sexual de tamaño del cuerpo, enzimas
hepáticas drugdetoxifying, receptores de lipoproteínas y la síntesis de IGF-I específicos de tejido. Aunque pueden
existir diferencias similares dependiente de género en el ser humano, los estudios clínicos han sido pocos, en
conflicto, y diseñado de manera imperfecta.

10.3.3 parathormona (PTH)

la secreción de PTH se produce en ráfagas frecuentes (una ráfaga cada 7 min) superpuesta a alta liberación de la
hormona basal (> 65%). No hay estudios de infusión han reproducido el patrón de alta frecuencia en el ser humano.
Sin embargo, en una escala de tiempo de horas en lugar de minutos, entrega PTH intermitente es más eficaz que la
administración de PTH continua en el mantenimiento de la masa ósea (Morley, 2005). Esta observación importante,
aunque incompletamente analizada mecánicamente, se ha traducido clínicamente en la inyección de una dosis diaria
de PTH biosintética (teriparatida) en el tratamiento de la osteoporosis.

10.3.4 insulina y el glucagón

La secreción de insulina es de al menos 70% pulsátil, como se infiere por muestreo directo frecuente de sangre venosa
pancreatico-portal en el perro y humano (Porksen et al., 1997). Varios, pero no todos, los estudios clínicos indican que
pulsátil es la infusión de insulina a continuación, continua más eficaz en el corto plazo (horas) en la supresión de la
gluconeogénesis hepática
10 Control de la secreción pulsátil 239

(Porksen et al., 2002). A la inversa, pulsátil infusión glucagón puede estimular la producción de glucosa hepática
más de infusión continua. Sin embargo, los estudios clínicos proporcionan necesariamente la insulina periférica en
lugar de portally. Lo que queda por probado es si los pulsos de insulina portal venosa regulan el metabolismo de
glucosa hepática con más fuerza que los pulsos de insulina sistémicos. La justificación de este postulado es que los
islotes pancreáticos liberan insulina casi directamente en el hígado; pulsos de insulina portal-venosa son seis veces
más grande que sus homólogos sistémicos; y el flujo transhepática insulina elimina 50-85% de la hormona contenida
en pulsos (Meier et al, 2005;.. Porksen et al, 1997).

10.3.5 Otras hormonas

La testosterona, estradiol, progesterona, aldosterona, cortisol, oxitocina y hormona antidiurética también se


secretan en pulsos distintos (Evans et al, 1992;.. Siragy et al, 1995; Urban et al, 1988;. Veldhuis et al, 1989a.). A
excepción de la oxitocina, no se conoce el impacto de los tejidos diana de pulsos de estas hormonas. Los
estudios clínicos sugieren que las inyecciones de oxitocina pulsátiles requieren menos hormona de infusión
continua para estimular las contracciones uterinas efectivas en la gestación tardía (Salamalekis et al., 2000).

10.4 La cuantificación de la Hormona de pulsatilidad

10.4.1 La secreción pulsátil

liberación de la hormona episódica es difícil de cuantificar en un objetivo manera, reproducible, preciso y válido.
obstáculos sobresalientes incluyen la serie escaso datos, la variabilidad de procedimiento y ensayo, las observaciones
que faltan, la cinética de eliminación desiguales en diferentes individuos, la forma secretora-burst desconocido, tamaño
y número, la secreción pulsátil concomitante, y las dependencias de tiempo de días. los avances técnicos significativos
en la última década han comenzado a abordar estos temas. En este contexto, un avance conceptual importante es
cuantificar la secreción de hormona episódica usando modelos analíticos compuestos. construcciones analíticas
compuestos incluyen parámetros para ráfagas de secreción con flexibilidad de forma, la cinética de eliminación
biexponencial, la liberación basal y efectos aleatorios (Keenan et al., 1998, 2005). Para producirse validez matemática,
todos los parámetros se deben estimar de forma simultánea.

Un método de estimación de máxima probabilidad reciente implica primero la creación de múltiples conjuntos de
veces objetivamente estimados candidato pulso de inicio (Keenan et al., 2005) (Fig. 10.6). Un procedimiento
denominado de deconvolución ( 'desenredado, desenrollar') se aplica entonces a cada uno del potencial impulso de
tiempo fija para calcular de la secreción pulsátil, la eliminación biexponencial, la secreción basal y la variabilidad
aleatoria. El set-tiempo de pulso óptima se elige a continuación, utilizando los criterios de selección de modelos
estadísticos (como el Akaike o criterio de información bayesiana). Esta estrategia ha sido validado empíricamente por
frecuente (5 min) y ampliado (4-12 h) de muestreo de pituitaria hypothalamo-
240 JD Veldhuis

Fig. 10.6 Concepto básico de análisis de deconvolución para reconstruir pulsatilidad hormonal. Deconvolución significa desentrañar o
descomponer un pulso de hormona de concentración ( parte superior derecha) en sus partes que contribuyen ( medio) marcado de la A a E.
candidatos conjuntos de tiempo de pulso se determinan primero por suavizado incremental (A). Entonces, para cada conjunto de candidatos,
el algoritmo de análisis calcula los parámetros de máxima probabilidad para la secreción pulsátil (B), la eliminación de la hormona (C) y la
secreción basal (D), mientras que la contabilidad para la variabilidad al azar (E). El paso final es la selección del modelo estadístico, que
define el conjunto óptimo de tiempo de pulso usando el Akaike o criterio de información bayesiano (AIC, BIC). símbolos griegos denotan
parámetros

portal y sangre yugular-venosa en la oveja consciente y caballo (Keenan et al., 2001, 2004). El
marco modelo ha sido verificado por la prueba directa matemática [Ph.D. tesis de W. Sun (1995),
R. Yang (1997) y S. Chattopadhyay (2001)].

10.4.2 análisis basados ​en modelos Ensemble

Adecuadamente conjunto enmarcado modelos (multihormone) permiten una para reconstruir las interacciones entre
varias señales. El modelo ideal tendría capacidades tanto de análisis y simulación. Ejemplos son formalismos
biomatemático que incorporan, interacciones sensible a la dosis con retardo de tiempo entre (i) GnRH, LH y
testosterona; y (ii) CRH, AVP, ACTH y cortisol (Keenan et al., 2001, 2004) (. Figs 10.2 y 10.4). La fuerza analítica de
análisis conjunto del eje gonadal masculina se ilustra por la inferencia de que el envejecimiento en los hombres
sanos aumenta el número y disminuye el tamaño de no observados (secretadas) pulsos de la GnRH (Keenan et al.,
2006). En el eje corticotropic, no invasiva reconstrucción de la dosis-respuesta indica que las ráfagas de secreción
de ACTH consecutivos tienen una eficacia variable en la conducción de la secreción de cortisol, consistente con
posible desensibilización y resensibilización de acción ACTH sobre la esteroidogénesis adrenal (Fig. 10.7) de
pulso-bypulse. Una inferencia comparable se aplica a LH → Te feedforward (Fig. 10.8).
10 Control de la secreción pulsátil 241

Fig. 10.7 Panel A. La reconstrucción (analíticamente estimar) una función de dosis-respuesta de alimentación directa a partir de pares de
tiempo de retraso (líneas interrumpidas) de concentraciones en serie medidos de una entrada pulsátil (aquí, el agonista es ACTH) y la
salida pulsátil (aquí, la secreción de cortisol). La función de respuesta a la dosis no lineal (curva ascendente continua con números en
cajas) se reconstruye matemáticamente. Los resultados son el estímulo potencia (un medio eficaz máxima concentración de estímulo), la
eficacia de estímulo (respuesta máxima), y la sensibilidad de respuesta (pendiente positiva máxima de la curva de dosis-respuesta). Panel
B. Cortisol y ACTH concentraciones (CON y señal) [ columna izquierda], tasa de secreción de cortisol calculado (Sec) [ parte superior
derecha] y el mecanismo de interconexión funciones dosis-respuesta no lineales calculados sobre una base de impulso por impulso ( abajo
a la derecha). La eficacia de la ACTH →

unidad de cortisol se dejó variar de impulso a impulso sobre la sesión de muestreo de 24 h. curvas dosis-respuesta de diversas
empinadas y planas reflejan mejora momentánea y la represión de las respuestas suprarrenales a pulsos de ACTH
242 JD Veldhuis

Fig. 10.8 reconstrucción analítica de alimentación directa relaciones dosis-respuesta de LH-Te en vivo.
Estimación se basa en la medición de las concentraciones de LH ( arriba a la izquierda) y las concentraciones totales de TE ( la parte superior del medio) en

un joven sano cada 10 minutos durante 24 horas y el cálculo de las concentraciones libres de Te ( parte superior derecha). El resultado comprende

funciones dosis-respuesta curvilíneas para LH → Te ( abajo, de izquierda a derecha). Los modelos estadísticos permiten posibles efectos aleatorios sobre la

sensibilidad de respuesta, la potencia de estímulo y la eficacia de estímulo. Las estimaciones se hicieron sobre una base de impulso por impulso,

produciendo de este modo múltiples curvas de dosis-respuesta

formulaciones conjunto actual de la liberación de GH regulado no son analíticos, pero sí


permiten la simulación y la predicción (Fig. 10.3). La simulación permite una a: (a) la intuición
clínica crítica de las interacciones esperadas; (B) implicaciones integradoras prueba de
alteraciones en cualquiera de señal; y (c) formular nuevas hipótesis reguladoras. Por ejemplo,
los modelos de conjunto de eje de somatotrópicas incorporan las capacidades publicadas de
grelina / GHRP a: (i) estimular la secreción de GH hipofisaria directamente por dos a cuatro
veces; (Ii) inducir la liberación de GHRH hipotalámica; y (iii) oponerse a las acciones de los
SS, tanto en el núcleo arqueado [ArC] y la glándula pituitaria (Farhy y Veldhuis, 2004).

10.4.3 La entropía aproximada medir Ensemble Interacciones

entropía aproximada (ApEn) es una medida regularidad estadística, que cuantifica la consistencia patrón en series de
tiempo (Pincus, 2000). La estadística discrimina diferencias sutiles en la regularidad de serie o el orden de las
sub-patrones. secreción de la hormona desordenada se evoca de forma experimental mediante la interrupción de la
retroalimentación negativa o superponiendo
10 Control de la secreción pulsátil 243

feedforward invariable (Veldhuis et al., 2001c). Los modelos matemáticos establecen que el desacoplamiento de
las conexiones de retroalimentación en un sistema aumenta la aleatoriedad. Por consiguiente, elevado ApEn
cuantifica la interrupción de control interactivo dentro de una red (Pincus et al., 1996).

ApEn se calcula como un solo número entre cero [denota salida perfectamente ordenada] y el logaritmo natural
de 10 (2.3026) [significando salida máximo azar]. Figura 10.9A ilustra el orden de una onda sinusoidal perfecta
(ApEn = 0) en comparación con las versiones corrompidas progresivamente de la misma (aumento de ApEn). ApEn
tiene alta especificidad y sensibilidad (ambos> 90%) en la discriminación entre series normal y desordenada tiempo
(Hartman et al, 1994;. Pincus et al., 1999). En particular, los tumores autónomas mantienen (alta ApEn) patrones de
secreción muy irregulares o irreproducibles, tal como se documenta en la acromegalia (GH), la enfermedad de
Cushing (ACTH), prolactinoma, hiperparatiroidismo, aldosteronoma y adenoma cortical adrenal (Goodman et al,
1998;. Hartman et al, 1994;.. Roelfsema et al, 1998; Siragy et al, 1995).. La pubertad también eleva ApEn de LH y
secreción de GH significando control inhibitorio reducida (Pincus et al, 2000;. Veldhuis et al., 2001a). ApEn de la
secreción de insulina se eleva en noninsulindependent temprano (tipo II) diabetes mellitus, definiendo así la
regulación de las células beta deteriorada antes de la enfermedad manifiesta (Schmitz et al., 1997). El aumento de
ApEn también es típico de la secreción de LH en los individuos mayores (Pincus et al., 1996) (Fig. 10.9B ( parte
superior) ).

Una estadística relacionadas, cross-Apen, cuantifica la sincronía relativa entre dos series de tiempo. La
utilidad de cross-ApEn radica en la identificación pathwaydependent deteriorada o la regulación a nivel de
conjunto. valores Cross-ApEn de LH-TE y ACTHcortisol pares de secreción son altos en personas de edad
avanzada, que denota deterioro de coordinar el control de las señales de enlaces (Pincus et al., 1996). Figura
10.9B ( fondo) muestra que el envejecimiento eleva transversal ApEn de la secreción de LH y tumescencia
peneana nocturna (NPT), un marcador de flujo de salida neurohormona. Alta cruzada ApEn en este contexto
cuantifica la erosión significativa de sincronía entre dos procesos centrales neural,

Fig. 10.9 ( continuado)


244 JD Veldhuis

Fig. 10.9 ( continuado) Panel A. Concepto de entropía aproximada (ApEn) como medida de la aleatoriedad relativa. Alta ApEn designa
patrones irregularmente irregulares (impredecibles o desordenados) ( parte superior). Low ApEn indica patrones más ordenadas o
reproducibles ( fondo). Panel B. Parte superior: ApEn alta significa patrones de LH menos ordenada en mayores que los hombres
jóvenes. Fondo: Alta cruzada ApEn de LH-NPT en individuos envejecimiento define pérdida de sincronía de neurohormona y salida
autónomo. NPT = tumescencia peneana nocturna

que controla el generador de pulsos GnRH y la otra actividad del sistema nervioso autónomo (Veldhuis et al.,
2000). El envejecimiento también erosiona sincronía entre LH y FSH, LH y prolactina, y LH y las variaciones
electroencefalográficas en los hombres.
Los datos comparables no se han obtenido en las mujeres.

10.5 Resumen

sistemas endocrinos impulsos generan a intervalos que van desde varias min (PTH, ADH, insulina) a
varias horas (LH y la secreción de progesterona en la fase lútea del ciclo menstrual). El tamaño de las
ráfagas de secreción varía en una escala de tres
10 Control de la secreción pulsátil 245

órdenes de magnitud (GH). Análisis de pulsatilidad confiere conocimientos sobre los mecanismos de generación de
impulsos-primarios. Pulsatilidad es un mecanismo fisiológico para aumentar las concentraciones de hormonas
rápidamente y para transmitir información de señalización distinta a tejidos diana seleccionados. pulsos GnRH
ilustran estos puntos, en la medida de GnRH ráfagas secretoras reflejan la descarga neuronal multiunit en el
hipotálamo, amplificar la secreción de LH durante la oleada de LH preovulatorio, y mantener la función reproductiva
normal. entrega GnRH continua regula a la baja la secreción de LH, y por lo tanto agota esteroides sexuales
gonadales. Regulación a la baja por este medio se usa para tratar enfermedades dependientes de hormonas
sexuales, tales como la pubertad precoz, cáncer de próstata y la endometriosis. administración pulsátil de GH es
más lipolítica de la administración continua, pero esta última induce la producción de IGF-I hepática y el receptor de
LDL de manera más eficaz. pulsos de oxitocina son equivalentes o superiores a infusión de oxitocina constante en
la estimulación de las contracciones uterinas durante el parto. pulsos de insulina pueden reprimir la
gluconeogénesis hepática con más eficacia que la administración de insulina continua. impulsos de glucagón
pueden promover una mayor producción de glucosa hepática que la estimulación de glucagón continua. Las
implicaciones clínicas de pulsos de alta frecuencia de la PTH, ADH y las hormonas esteroideas (estradiol,
testosterona, cortisol, aldosterona, progesterona) son inciertos. Sin embargo, la administración una vez al día PTH
es más osteotrophic de administración continua. modelos analíticos actuales estimar tanto la secreción y las tasas
de eliminación de los perfiles de concentración de hormonas (análisis de deconvolución), y reconstruir el
mecanismo de interconexión funciones dosis-respuesta de forma no invasiva (análisis de conjunto). La estadística
aproximada-entropía (ApEn) cuantifica fracaso insidiosa de conexiones de regulación en el envejecimiento y
estados premórbida. Se necesitarán esfuerzos multidisciplinarios para avanzar en estos temas más.

Expresiones de gratitud Agradecemos a Kay Nevinger para el apoyo diligente de preparación de manuscritos; Ashley Bryant para
una excelente análisis de datos y gráficos; el Laboratorio Immunochemical Mayo de asistencia de ensayo; y el personal de enfermería
de investigación de Mayo para la implementación del protocolo. Apoyado en parte a través del Centro de Investigación traslacional
adjudicado a la Clínica Mayo y la Fundación del Centro Nacional para Recursos de Investigación (Rockville, MD), y R01 NIA
AG029362, R21 DK072095, DK 063609, RR019991 de los Institutos Nacionales de Salud (Bethesda, MARYLAND).

referencias

Biermasz NR, Pereira AM, Frolich M, Romijn JA, Veldhuis JD, Roelfsema F 2004. La octreotida
reprime masa secretora-explosión y la secreción pulsátil, pero no restaura la frecuencia de eventos o la secreción de
GH ordenada en la acromegalia. Am J Physiol Endocrinol Metab 286: E25-E30

Bowers CY, Granda R, Mohan S, Kuipers J, Baylink D, Veldhuis JD 2004. elevación sostenida
de la hormona del crecimiento pulsátil secreción (GH) y la insulina como factor de crecimiento I (IGF-I), IGFbinding proteína-3
(IGFBP-3), y IGFBP-5 concentraciones durante la infusión subcutánea continua de 30 días de péptido-2 de liberación de GH en
hombres y mujeres mayores. J Clin Endocrinol Metab 89: 2290-2300

Chase, DJ, Schanbacher B, Lunstra DD 1988. Efectos de pulsátil y continua ho- luteinizante
Mone (LH) infusiones sobre las respuestas de testosterona a LH en carneros inmunizados activamente contra la hormona liberadora de
gonadotropina. Endocrinología 123: 816-826
246 JD Veldhuis

Clarke IJ, Cummins JT 1982. La relación temporal entre la hormona liberadora de gonadotropina
(GnRH) y la hormona luteinizante secreción (LH) en ovejas ovariectomizadas. Endocrinol 111: 1737-1739

Conn PM, Crowley Jr. WF 1991. hormonas y sus análogos liberadora de gonadotropina. New Engl J
Med 324: 93-103
Engler D, Pham T, Fullerton MJ, Ooi G, de Funder JW, Clarke IJ 1989. Los estudios de la secreción de
liberadora de corticotropina factor de y la vasopresina arginina en la circulación hipofisario-portal de la oveja consciente. I.
Efecto de un estímulo audiovisual y la hipoglucemia inducida por insulina. Neuroendocrinol 49: 367-381

Evans WS, Sollenberger MJ, Booth Jr. RA, Rogol AD, RJ Urbana, Carlsen CE, Johnson ML,
Veldhuis JD 1992. aspectos contemporáneas de algoritmos de detección de pico discretos. II. El paradigma de la señal de
impulso de la hormona luteinizante en mujeres. Endocr Rev 13: 81-104 Farhy LS, Veldhuis JD 2004. putativos renovación del pulso
de GH: con- somatostatinergic periventricular
trol de la somatostatina en forma de arco de armas nucleares y de liberación de GH hormona del oscilador. Am J Physiol 286: R1030-R1042

Farhy LS, Bowers CY, JD 2007. Veldhuis bases mecanicistas-Modelo proyectado para las diferencias de sexo
en la regulación de la hormona del crecimiento en seres humanos. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 292: R1577-R1593

Foresta C, Bordon P, Rossato M, Mioni R, Veldhuis JD 1997. vínculos específicos entre luteinizante
hormona, la hormona estimulante del folículo, y la liberación de testosterona en la sangre periférica y la vena espermática
humano: evidencia para la regulación (feed-forward) y negativo (feedback) dentro del eje tanto positivos. J Clin Endocrinol
Metab 82: 3040-3046
Gibson-Berry KL, Chase DJ 1990. Las infusiones continuas y pulsátil de la hormona luteinizante
tener efectos idénticos sobre la capacidad esteroidogénica y la sensibilidad de las células de Leydig en ratas inmunizados pasivamente
contra la hormona liberadora de gonadotropina. Endocrinol 126: 3.107 a 3115 Giustina A, Veldhuis JD 1998. Fisiopatología de la
neurorregulación de hormona de crecimiento secreción
ción en animales experimentales y la humana. Endocr Rev 19: 717-797
Goodman WG, Veldhuis JD, Belin TR, Van Herle A, Juppner H, Salusky IB 1998. Calcium-sens-
ing por las glándulas paratiroides en el hiperparatiroidismo secundario. J Clin Endocrinol Metab 83: 2765-2772

Hartman ML, Pincus SM, ML Johnson, Matthews DH, Faunt LM, Vance ML, MO Thorner,
Veldhuis JD 1994. basal mejorada y la secreción de la hormona del crecimiento desordenado distinguen acromegálico de
liberación normal de hormona del crecimiento pulsátil. J Clin Invest 94: 1277-1288 Hwa V, Little B, Adiyaman P, Kofoed EM, Pratt
KL, Vecinal G, Berberoglu M, Rosenfeld RG 2005.
Severe insensibilidad hormona del crecimiento que resulta de la ausencia total de transductor de señal y activador de la
transcripción 5b. J Clin Endocrinol Metab 90: 4260-4266
Jaffe CA, Turgeon DK, Lown K, DeMott-R Friberg, Watkins PB hormona de 2002. El crecimiento secreción
patrón ción es un regulador independiente de acciones de la hormona de crecimiento en los seres humanos. Am J Physiol Endocrinol Metab
283: E1008-E1015
Keenan DM, Veldhuis JD 2003a. Estado retroalimentación cortisol regula secretory- adrenocorticotropina
estallar forma, la frecuencia y la masa en una construcción de doble forma de onda: la regulación dependiente del tiempo-del-día. Am J Physiol

285: R950-R961

Keenan DM, Veldhuis JD 2003b. La modelización matemática de sis- interrelacionado mediada por receptores
TEMS. Enciclopedia de hormonas. Académica, San Diego, CA, pp. 286-294 Keenan DM, Veldhuis JD, Yang R 1998. La
recuperación conjunta de pulsátil y la secreción hormonal basal
por análisis de efectos aleatorios no lineal estocástico. Am J Physiol 275: R1939-R1949 Keenan DM, Licinio J, Veldhuis JD
2001. Un modelo de conjunto de realimentación controlado del estrés
sensible hipotálamo-pituitaria-adrenal eje. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 98: 4028 a 4.033 Keenan DM, Alexander SL,
Irvine CHG, Clarke IJ, Canny BJ, Scott CJ, Tilbrook AJ, Turner AI,
Veldhuis JD 2004. Reconstrucción de en vivo tiempo de evolución propiedades de dosis-respuesta neuroendocrinos desvela
elementos deterministas y estocásticos mezclados en la señalización interglandular. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 101: 6740 a 6745

Keenan DM, Chattopadhyay S, Veldhuis JD modelo 2005. Compuesto de aspecto variable en el tiempo
y desaparición de las señales de pulso neurohormona en sangre. J Theor Biol 236: 242-255
10 Control de la secreción pulsátil 247

Keenan DM, Takahashi PY, Liu PY, Roebuck PD, Nehra AX, Iranmanesh A, Veldhuis JD 2006.
Un modelo de conjunto del eje gonadal masculina: aplicación ilustrativa en hombres de edad avanzada. Endocrinol 147: 2817-2828

Knobil E 1990. El control neuroendocrino del ciclo menstrual. Rec Prog Horm Res
36: 53-88
Leung KC, Doyle N, Ballesteros M, Sjogren K, Watts CK, Low TH, Leong GM, Ross RJ, Ho KK
2003. El estrógeno inhibe la señalización de GH por la supresión de la fosforilación de JAK2 inducida por GH, un efecto mediado
por SOCS-2. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 100: 1016-21
Meier JJ, Veldhuis JD, Butler PC 2005. secreción pulsátil de insulina dicta deliv- sistémica a la insulina
Ery mediante la regulación de la extracción de la insulina hepática en seres humanos. Diabetes 54: 1649-1656 Moos F, Fontanaud P,
Mekaouche M, Brown D 2004. neuronas de oxitocina son reclutados en co-
coordinado fluctuaciones de cocción antes de estallar en la rata. Neurociencia 125: 391-410 Morley P 2005. La entrega de la
hormona paratiroidea para el tratamiento de osteoporosis. Expert Opin
Drug Deliv 2: 993-1.002
Pincus SM 2000. La irregularidad y la asincronía en las señales de red biológicos. Methods Enzymol
321: 149-182
Pincus SM, Mulligan T, Iranmanesh A, Gheorghiu S, Godschalk M, Veldhuis JD 1996. Mayor
machos segregan la hormona luteinizante y la testosterona más irregular, y en conjunto más de forma asíncrona, que los
hombres más jóvenes. Proc Natl Acad Sci EE.UU. 93: 14100-14105 Pincus SM, Hartman ML, Roelfsema F, Thorner MO,
Veldhuis JD pulsatilidad 1999. Hormona
la discriminación a través de muestreo en tiempo grueso y corto. Am J Physiol 277: E948-E957 Pincus SM, Veldhuis JD, Rogol AD
​2000. Los cambios longitudinales en secretora de hormona de crecimiento
irregularidad proceso transpubertally evaluó en niños sanos. Am J Physiol Endocrinol Metab 279: E417-E424

Porksen N, Munn S, Steers J, Veldhuis JD, Butler P 1996. Efectos de la somatostatina sobre pulsátil
la secreción de insulina; la inhibición selectiva de la insulina se echó en masa. Am J Physiol 270: E1043-e1049

Porksen N, Nyholm B, Veldhuis JD, Butler PC, Schmitz O 1997. En los seres humanos al menos setenta y cinco
por ciento de la secreción de insulina en general surge de alta frecuencia ráfagas secretora de insulina puntuadas. Am J Physiol
273: E908-E914
Porksen N, Hollingdal M, Juhl CB, Butler P, Veldhuis JD, Schmitz O insulina 2002. pulsátil
la secreción: detección, regulación y papel en la diabetes. Diabetes 51: S245-S254 Redekopp C, Irvine CH, Donald RA,
Livesey JH, Sadler W, Nicholls MG, Alejandro SL, Evans
MJ 1986. espontánea y estimulada adrenocorticotropina y vasopresina secreción pulsátil en el efluente venoso
pituitaria del caballo. Endocrinol 118: 1410-1416 Ritzel RA, Veldhuis JD, Butler PC 2003. La glucosa estimula la
secreción pulsátil de insulina a partir de
islotes pancreáticos humanos aumentando secretora estallan masa: relaciones dosis-respuesta. J Clin Endocrinol Metab 88:
742-747
Roelfsema M, Pincus SM, Veldhuis JD 1998. Los pacientes con la enfermedad de Cushing secretan adrenocorti-
cotropin y cortisol en conjunto más de forma asíncrona que los sujetos sanos. J Clin Endocrinol Metab 83: 688-692

Roelfsema F, Biermasz NR, Veldman RG, Veldhuis JD, Frolich M, Stokvis-Brantsma WH, Wit
JM 2000. La hormona del crecimiento (GH) secreción en pacientes con un defecto inactivación de la hormona GHreleasing
receptor (GHRH) es pulsátil: evidencia de un papel para las entradas no GHRH en la generación de pulsos de GH. J Clin
Endocrinol Metab 86: 2459-2464
Salamalekis E, Vitoratos N, Kassanos D, Loghis C, Panayotopoulos N, Sykiotis C 2000. Un rand-
juicio de omized pulsátil vs infusión de oxitocina continuo para la inducción del parto. Clin Exp Obstet Gynecol 27: 21-23

Schaefer F, Daschner M, Veldhuis JD, Oh J, Qadri F, Schärer K 1994. En vivo alteraciones en el


hormona liberadora de gonadotropina generador (GnRH) de impulsos y la secreción y el aclaramiento de la hormona
luteinizante en la rata urémico castración. Neuroendocrinol 59: 285-296 Schmitz O, Porksen N, Nyholm B, Skjaerback C,
Butler PC, Veldhuis JD, Pincus SM 1997.
la secreción de insulina desordenada y no estacionaria en familiares de pacientes con DMNID. Am J Physiol 35: E218-E226
248 JD Veldhuis

Shapiro BH, MacLeod JN, Pampori NA, Morrissey JJ, Lapenson DP, Waxman DJ 1989. Señalización
elementos en el ritmo ultradian de hormona de crecimiento regular la expresión de formas sexdependent del
citocromo P450 hepático circulante. Endocrinol 125: 2935-2944 Shuto Y, Shibasaki T, Otagiri A, Kuriyama H, Ohata H,
Tamura H, Kamegai J, Sugihara H,
Oikawa S, Wakabayashi I 2002. hipotalámica receptor de la hormona de crecimiento secretagogo regula la secreción de la
hormona del crecimiento, la alimentación y la adiposidad. J Clin Invest 109: 1429-1436 Siragy HM, Vieweg WVR, Pincus SM,
Veldhuis JD 1995. El aumento de desorden y se amplifica
la secreción basal y aldosterona pulsátil en pacientes con aldosteronismo primario. J Clin Endocrinol Metab 80:
28-33
RJ urbana, Evans WS, Rogol AD, Kaiser DL, Johnson ML, JD 1988. Veldhuis contemporáneo
aspectos de algoritmos de detección de pico discretos. I. El paradigma de la señal de impulso de la hormona luteinizante en los hombres.
Endocr Rev 9: 3-37
Vance ML, Kaiser DL, Evans WS, Furlanetto R, Vale WW, Rivier J, Thorner MO 1985. pulsátil
la secreción de la hormona del crecimiento en el hombre normal durante una infusión de 24 horas continua de la hormona del crecimiento humano

del factor de liberación (1-40). J Clin Invest 75: 1584-90

Vance ML, Kaiser DL, Martha Jr. PM, Furlanetto R, Rivier J, Vale WW, Thorner MO 1989. La falta
de in vivo somatotroph desensibilización o agotamiento después de 14 días de la hormona de crecimiento continuo (GH) liberador de la
administración de hormonas en hombres normales y un niño con deficiencia de GH. J Clin Endocrinol Metab 68: 22-28

Veldhuis JD, Iranmanesh A, Lizarralde G, Johnson ML 1989a. La modulación de amplitud de un reventar


como el modo de la secreción de cortisol subserves el ritmo circadiano de glucocorticoides en el hombre. Am J Physiol 257: E6-E14

Veldhuis JD, O'Dea LS, Johnson ML 1989b. La naturaleza de la hormona liberadora de gonadotropina
estímulo-hormona luteinizante respuesta secretora de gonadotrofas humanos in vivo. J Clin Endocrinol Metab 68:
661-670
Veldhuis JD, Iranmanesh A, Johnson ML, Lizarralde G 1990. Veinticuatro horas en ritmos
concentraciones plasmáticas de hormonas adenohipofisarias son generados por amplitud distinta y / o modulación de
frecuencia de ráfagas de secreción pituitaria subyacentes. J Clin Endocrinol Metab 71: 1616-1623

Veldhuis JD, Iranmanesh A, Godschalk M, Mulligan T 2000. Los hombres mayores de manifiesto sin- múltiple
chrony interrupción del flujo de salida neurohormona reproductiva. J Clin Endocrinol Metab 85: 1477-1486

Veldhuis JD, Pincus SM, Mitamura R, Yano K, Suzuki N, Ito Y, Makita Y, Okuno A 2001a.
Desarrollo delimitado aparición de la hormona luteinizante más ordenada y la secreción de testosterona a finales de la
prepubertad en los niños. J Clin Endocrinol Metab 86: 80-89
Veldhuis JD, Anderson SM, Shah N, Bray M, Vick T, Gentili A, Mulligan T, Johnson ML,
Un Weltman, Evans WS, Iranmanesh Un 2001b. regulación neurofisiológica y el impacto de destino de los tejidos del modo pulsátil de la
secreción de la hormona del crecimiento en el ser humano. El crecimiento IGF Horm Res 11: S25-S37

Veldhuis JD, Straume M, Iranmanesh A, T Mulligan, Jaffe CA, Barkan A, Johnson ML, Pincus
2001c SM. regularidad proceso secretor supervisa la retroalimentación neuroendocrino y feedforward fuerza de señalización en los
seres humanos. Am J Physiol 280: R721-R729
Veldhuis JD, Evans WS, Bowers CY 2002. Impacto de la suplementación de estradiol sobre la doble peptidil
unidad de la secreción de la hormona del crecimiento en las mujeres posmenopáusicas. J Clin Endocrinol Metab 87: 859-866

Veldhuis JD, Iranmanesh A, Keenan DM 2004. Una perspectiva conjunto de hypoan- relacionado con el envejecimiento
drogenemia en los hombres. En: Winters SJ (ed.), Hipogonadismo masculino: básica, clínica, y Principios teóricos. Humana,
Totowa, NJ, pp. 261-284
Veldhuis JD, Roemmich JN, Richmond EJ, Bowers CY 2006. somatotrópico y gonadotropic
ejes vínculos en la infancia, la niñez, y la transición de la pubertad-adulto. Endocr Rev 27: 101-140
Capítulo 11
Ultradiana Ritmos como la firma dinámica
de la vida

FE Yates 1,2 * y LB Yates 3,4

Resumen En este capítulo definimos primero ritmos ultradian y ofrecemos un breve tutorial sobre métodos
espectroscópicos para extraerlos de datos, incluyendo algunos comentarios de precaución relativas a las
identificaciones falsas positivas. a continuación, se contrasta características de ritmos ultradian con los de los ritmos
circadianos y conjetura de que los primeros son la firma rítmica básica de la vida. Para justificar esa conjetura se
introduce una heurística física - homeodinámica - que presenta acción cuantizada, cíclico (el producto de la energía x
tiempo) como una característica esencial termodinámico de los sistemas abiertos que persisten en tiempos que son
largos en comparación con sus tiempos de proceso internas. Desde esa perspectiva se argumenta que la puesta en
marcha de la vida terrestre comenzó con la energética (metabolismo) como la dinámica que se manifiestan por ritmos
ultradian, sólo más tarde adquirir recuerdos y las limitaciones moleculares informativos como códigos relativamente
estáticos.

Palabras clave y frases ciclos de acción y la estabilidad marginal termodinámica de sistemas abiertos,
bioespectroscopía, el contraste entre ultradian y los ritmos circadianos, la dinámica y el origen de la vida,
la homeostasis y homeodinámica

11.1 Introducción

Los estudios de los ritmos biológicos han estado dominadas por la atención a los aproximadamente 24 h,
el ritmo circadiano debido a su ubicuidad, de gran amplitud y de fácil comprensión significado: sincroniza
el negocio de los organismos vivos a la

1 El profesor Ralph y Marjorie Crump de Ingeniería Médica, Universidad de California, Los Angeles (Emérito)

2 Asesor Científico de la Fundación The John Douglas francesa de Alzheimer, Los Ángeles, California

3 División de Envejecimiento, Brigham y Hospital de Mujeres de Boston, Massachusetts

4 Escuela de Medicina de Harvard, Boston, Massachusetts

* Correspondencia a: Fundación El John Douglas francesa de Alzheimer, 11620 Wilshire Boulevard, Suite 270, Los
Angeles, CA 90025, EE.UU.. E-mail: gyates@jdfaf.org

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 249


© Springer Science + Business Media BV 2008
250 FE Yates, Yates LB

día / noche ciclo de geofísica. genes de veinticuatro horas 'reloj' se han encontrado y sus redes identificadas
por muchas clases de organismos. En contraste, proponemos aquí que los ritmos ultradian aparentemente
menores son, de hecho, la firma rítmica primaria del estado vivo, y que el ritmo circadiano es una 'ocurrencia
tardía' de la evolución. Para justificar esta conjetura, ofrecemos una actualización en el concepto histórico de
la homeostasis para proporcionar bases para considerar una base termodinámica para ritmos ultradian. Se
discuten varias características distintivas de ritmos ultradian y proporcionamos un breve tutorial sobre su
análisis espectroscópico. Finalmente, se propone una respuesta a la pregunta: ¿Por qué los ciclos ultradian la
firma dinámica de la vida?

11.2 De la homeostasis a homeodinámica

En 1926, Walter Cannon introdujo el término homeostasis y ampliado el concepto en un artículo ya clásico en
Physiological Reviews (Cannon, 1929). Él estaba interesado en la 'sabiduría del cuerpo', marcada por su
capacidad para recuperarse de perturbaciones impuestas por cualquiera de los eventos internos o un entorno
vicissitudinous. Se ofreció muchos ejemplos y también citó trabajos previos de Bernard, Pflüger, Fredericq y
Richet, todos los cuales fueron atraídos por la estabilidad de los organismos vivos. Contrariamente a malas
interpretaciones comunes, sin embargo, la noción de homeostasis no requirió la constancia ( homeo = mismo; estasis
= condición, no constancia estática). De hecho, Cannon permitió oscilaciones como una forma de estado
homeostático.

concepto de homeostasis de Cannon se puede considerar una teoría temprana de un organismo, aunque no
se echó en matemática, ingeniería, o las condiciones físicas. Sin embargo, puede ser representado como un
elemental, la retroalimentación negativa construir con los puntos de ajuste. (Véase Riggs, 1963; Yates, 1996,
2005 para los detalles.) Más recientemente, aprovechando los avances en ciencias de sistemas y la ampliación
de la noción de homeokinetics como una ciencia de sistemas complejos (Iberall, 1977; Iberall y Soodak, 1987;
Soodak y Iberall, 1978), Yates (Yates, 1982, 1994, 1996) ha actualizado la homeostasis de Cannon en una homeodinámica
heurístico. Basado en una extensión de la física, homeodinámica proporciona una base para tanto la
organización temporal y espacial, con un énfasis en la centralidad de la acción como un principio de
coordinación. Se racionaliza la ubicuidad de los ritmos biológicos, como se discutirá más adelante.

11.3 varias perspectivas sobre Ultradian Rhythms

Muchos puntos de vista diferentes podrían tomarse del carácter y 'significado' de los ritmos ultradian.
Metafóricamente, se sugiere que podrían jugar en cualquiera de las siguientes funciones biológicas:

1. Son análogos dinámicas de enjutas de arquitectura (Gould y Lewontin,


1979). Es decir, en lugar de existir algún propósito adaptativo, que son accidentales
11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida 251

y los subproductos no esenciales de acciones dinámicas esenciales que ocurren en el organismo en otro lugar.

2. Ellos están apoyando a los jugadores en un conjunto de ópera, cada uno con un giro coreografía para cantar.

3. Se entrenan y mantener el nivel de preparación del sistema para responder a altas frecuencias.

4. Ellos están alertando a señales a otras partes del sistema.


5. Son oscilaciones parásitas simplemente indican inestabilidades.
6. Son importantes firmas homeodinámica de una estabilidad marginal que mantiene el sistema capaz de adaptarse
rápidamente.

11.4 Definición de Ultradiana Ritmos por medios espectroscópicos


Caracterización

Si una evolución temporal de las observaciones de un proceso biológico de interés se consulta por cualquier contenido
que se repite, se necesitan algunos criterios para la detección de antemano. Un ritmo puede ser cualquier recurrencia
ordenado de un evento o un valor de una variable, independientemente de la forma. Sin embargo, en la vista más
amplio, el concepto de recurrencia cubre más posibilidades que hace la propiedad espectral más estrecha de la
periodicidad o ritmo (Zak et al., 1997). En esta discusión nos centramos en el problema especial, pero común de medir
el intervalo entre las recurrencias ordenada de eventos similares y evaluar su regularidad o aleatoriedad. Si se buscan
ritmos ultradian, a continuación, los intervalos deben tener una longitud de separación promedio de menos de 12 h, en
el supuesto de que un 12 h periodicidad puede ser un armónico de un ritmo circadiano y no el signo de una oscilación
independiente. Cuando está presente (y que son ubicuos), los ritmos circadianos generalmente representan una
fracción muy grande del espectro de varianza si el registro es de 24 h o más. ritmo ultradiano, por el contrario, son
generalmente de mucha menos energía (producto al cuadrado de la amplitud), y que pueden ser intermitentes. Nunca
tal es el caso de un ritmo circadiano.

11.5 Espectroscopia: el enfoque clásico de caracterizar periódicas


Comportamientos

Un modelo para una función periódica tiene cuatro parámetros que caracterizan: valor medio, amplitud, periodo (o su
recíproco, frecuencia), y la fase. El enfoque clásico de la identificación de las funciones periódicas es la serie de Fourier,
implementado como la Transformada Rápida de Fourier (FFT), que suministra una serie lineal de funciones seno
armónica y coseno que, cuando se suman, pueden caber (en principio) cualquier periodicidad en una serie temporal
conjunto de datos, independientemente de la forma del elemento periódica.

En la práctica, sin embargo, el resultado FFT es muy dependiente de la forma, y ​el método es apropiado para analizar
espiga trenes, ondas cuadradas, o de datos con cualquier forma recurrente de esquinas afiladas o elementos verticales.
Para adaptarse a un pico agudo, por ejemplo, una
252 FE Yates, Yates LB

Se requiere serie infinita de senos y cosenos con su shapeliness redondeado. Por razones prácticas, por lo
tanto hay que truncar la serie con un número limitado de términos, tal vez sólo dos, por ejemplo, la frecuencia
fundamental (frecuencia más baja) y el segundo armónico.

A diferencia de la FFT, el método rápido ortogonal Búsqueda (FOS) (Korenberg, 1988) genera una serie de
funciones sinusoidales no armónicos que no tienen que ser proporcionales, ni múltiplos enteros de la frecuencia
fundamental correspondiente a la longitud de registro. Este algoritmo es robusto frente a los datos que faltan o
desigualmente espaciadas, pero algunos de corte también puede ser necesaria para limitar el número de
características modeladas para ajustar los datos periódicos. El método aproximado de entropía (ApEn) (Pincus, 1991)
es un enfoque alternativo para análisis espectroscópico en que proporciona una medida de la 'regularidad' (no
necesariamente periodicidad) que pueden acechar en una serie de tiempo.

Todos estos métodos se benefician de registros largos, si los datos son continuas (por ejemplo, presiones de sangre), o

muchos eventos, si los datos son discretos (por ejemplo, espiga trenes neuronales).

Fig. 11.1 registro de monitoreo ambulatorio de veinticuatro horas de las presiones arteriales sistólica y diastólica y el ritmo cardíaco de un
hombre de 57 años de edad, sanos (Yates y Benton, 1991). Las mediciones se hicieron cada 7,5 min mientras el sujeto siguió sus actividades
de rutina (líneas continuas = datos mientras se está despierto; líneas discontinuas = datos durante el sueño)
11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida 253

11.5.1 Ejemplos de análisis espectroscópico de Ultradian Rhythms

La figura 11.1 muestra los registros de datos en bruto de la presión arterial y la frecuencia cardíaca obtenidos de forma
continua durante 24 h en un hombre sano. Un ciclo circadiano de la presión sistólica se detecta fácilmente por el ojo, pero
ritmos ultradian (si los hay) son menos obvias. Figura 11.2

Fig. 11.2 Análisis y reconstrucción de datos de presión arterial sistólica en la Fig. 11.1 (panel UNA) utilizando la Transformada Rápida de
Fourier (FFT) con 20 coeficientes (panel SEGUNDO) y la búsqueda rápida ortogonal (FOS) método (paneles do y RE). en el panel DO, 23
características sinusoidales fueron seleccionados cuando el criterio de corte de FOS fue> 2% de reducción del error cuadrático medio total. en
el panel re el criterio de corte fue
> reducción del 5%. La reconstrucción en el panel re capturado 50% de la varianza total del registro de datos en bruto utilizando seis
características sinusoidales, incluyendo un período circadiano y cinco períodos ultradian
254 FE Yates, Yates LB

demuestra los resultados de la grabación 'buscar' sistólica presión para los ritmos ultradianos por FFT (panel B) y
por FOS (paneles C y D, el uso de dos configuraciones diferentes de corte). patrones Aparentemente periódicas
en la gama ultradian aparecen en las salidas de ambos métodos. El panel D muestra una reconstrucción de los
datos utilizando las características sinusoidales menor cantidad, que incluyen el ritmo circadiano más cinco
períodos ultradian. Aunque la reconstrucción parece ser una aproximación razonablemente buena de los datos en
bruto (Panel A), queda la pregunta: ¿Cuántos de los cinco periodicidades ultradian eran fisiológicamente real (es
decir, que surge de bioquímica real, incluso las actividades de comportamiento fisiológico o)? Sería una tarea de
tontos para buscar osciladores en los datos si los períodos ultradian extrae matemáticamente sólo existían
matemáticamente, no físicamente.

11.6 Determinación del momento en el 'espectroscopio' ha encontrado todos los


ritmos Matemáticamente justificadas

Ritmos en una historia de tiempo crean un conjunto ordenado de datos, pero sólo el orden natural es significativa.
Una forma de evaluar el significado matemático de cualquier informó elemento rítmico es 'aleatoria' de la secuencia
de los datos de la historia, si se rompe el orden natural, y luego volver a ejecutar el analizador espectral. El
analizador debe entonces no detectar ningún elementos rítmicos en los conjuntos barajadas. (Ver Odell et al., 1975
para los detalles metodológicos.) Los datos presentados en la Fig. 11.2 panel C, que incluía 23 elementos
periódicos, pasado esta prueba. Sin embargo, podría haber habido características periódicas adicionales en los
datos? Para responder, si el patrón en el panel C se restaron de los datos en bruto (panel A), los residuos después
de la resta deben ser ruido blanco sin 'color' periódica restante si se han encontrado todos los elementos rítmicos.
Como se ha señalado, que era de hecho el caso.

En contraste, sin embargo, si el patrón de la Fig. 11.2 el panel D, incluyendo seis características periódicas, se
restaron de los datos en bruto (panel A), los residuos todavía tendrían elementos periódicos, a saber, los 17
elementos adicionales detectados en el 23- reconstrucción característica muestra en el panel C (23 - 6 = 17). ¿Cuál
es la mejor patrón para describir potencialmente auténticos ritmos ultradian fisiológicas presentes en los datos
originales? Volveremos a elegir el panel D, a sabiendas de que los elementos periódicos ultradian 22 '' que
comprenden la reconstrucción de datos en el panel C son en su mayoría, tal vez incluso por completo, osciladores
ficticios matemáticos, y no indicadores de generadores oscilatorios fisiológicos reales en el tema.

Esto también podría ser cierto, sin embargo, de los cinco elementos ultradian de panel de D. Una solución a
salir de esta trampa de ambigüedad es para ajustar los parámetros del analizador espectral por adelantado y para
poner a prueba una a priori hipótesis. Por ejemplo, si se sospecha que el ubicuo, 90 min, ciclo básico
resto-actividad (BRAC) de Kleitman (Kleitman, 1982) estaban presentes en el registro de la presión arterial
sistólica, el espectroscopio podría fijarse para encontrar un ciclo circadiano 24 h y un ciclo ultradian con período de
90 min, la supresión de todas las demás características periódicas. Si se detecta el período de 90 min, pruebas
estadísticas relevantes (incluyendo la prueba de barajado) podría ser
11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida 255

aplicado para estimar su validez. Si estadísticamente válida, la hipótesis sería apoyado. (Hay, por
supuesto, otras cuestiones relativas tipo 1 y tipo 2 errores;. En este caso no hay ningún problema
acerca de un falso negativo, aunque podría ser un falso positivo)

11.7 espurias Ritmos: Aliasing, Beat Frecuencias y caótico


Dinámica

Cuando un proceso periódico se muestrea discretamente por un proceso periódico de una frecuencia diferente,
pueden aparecer frecuencias irreales e ilusorias. Tal aliasing por un obturador de la cámara es una vista familiar en
películas del oeste que muestran un carromato en marcha hacia adelante, mientras que los radios de las ruedas
parecen estar girando hacia atrás. Aliasing es una ilusión creada por muestreo y frecuencias de solapamiento no
están presentes en la situación física generar los datos.

frecuencias de batido, por otro lado, son ilusiones de suma y son creados por superposición lineal de dos
procesos periódicos que tienen diferentes frecuencias (períodos). Como ejemplo, considerar la simulación de
dos ondas sinusoidales puras superpuestas, cada una con valor medio cero, uno amplitud y fase cero. Una
onda sinusoidal tiene un período de 24 h, mientras que el período del otro es 21,33 h. El muestreo se
produce cada 4 h y se continúa durante 43 días (1.032 h). El análisis espectroscópico (no mostrado aquí) se
revelan tres frecuencias significativas en el registro combinado: 24 h y 21.33 h períodos, como se esperaba,
así como una frecuencia adicional con un período de aproximadamente 200 h (8 días). Este período es
gratuita la frecuencia de batido, real en el espectro, pero no indica la presencia de un generador física.

dinámica caótica no producen periodicidades, pero bajo algunas condiciones que pueden parecen ser casi
periódica. Por ejemplo, es bien sabido que una trayectoria que lleva el caos a través de una sucesión de
duplicaciones de la época, y que 'periodo de tres implica el caos'. Sin embargo, los movimientos de atractores
caóticos no son estrictamente periódica. (Ver Vidrio y Mackey, 1988 para más detalles.)

11.8 Métodos espectroscópicos Los no a extraer patrones de tiempo de


datos de historia

polinomios de orden superior también se pueden utilizar para modelar una serie de tiempo. ataques polinómica de datos
tienen el potencial para dibujar una curva que pasa a través de cada punto de una serie de tiempo discreto, que muestra la
versatilidad de ajuste polinómico, pero los rendimientos poca información acerca de la presencia de ritmos ultradian, si el
último es el análisis deseado. Un defecto de una función de base polinomio para el montaje es que no se puede utilizar
para extender el modelo de forma fiable más allá del último punto de datos, para que no extrapolar a infinito. Otros métodos
de análisis de series temporales incluyen autocorrelaciones y periodogramas, para la descripción de periodicidades, y
autorregresión y correlograms para detectar características
256 FE Yates, Yates LB

que no sea periódica. Box Jenkins autoregressive- integrado de media móvil (ARIMA) modelos son útiles para
el pronóstico, pero no son necesarios tales modelos para extraer patrones ultradian. técnicas más avanzadas
para explorar organización temporal de los sistemas vivos, incluyendo el tiempo fractal, están disponibles
(Yates, 1992).

11,9 intermitencia de un Ultradian Rhythm

La figura 11.3 muestra los registros de flujo de sangre y tasa de secreción de cortisol por la glándula suprarrenal
izquierda de un, perro en reposo no anestesiado. Incluso sin el uso de un 'espectroscopio' el ojo puede apreciar
la presencia de un ritmo ultradian con un período de 2 min en el flujo sanguíneo (10 picos en 20 min, desde
minutos 10-30). El patrón de la tasa de secreción es más difícil de analizar visualmente, aunque en 15 min de la
ficha (de minutos 15-30) había siete 'golpes', lo que sugiere un período de 2 min, como se ve en el flujo de
sangre correspondiente. (Esta impresión se confirmó por análisis espectral cruzada formal, que no se muestra
aquí).

La figura 11.3 muestra también una característica igualmente interesante en la parte plana del registro de flujo de
sangre desde minutos 0-10, cuando comenzó la oscilación. Así, el ultradiana

Fig. 11.3 historias de tiempo simultáneas del flujo sanguíneo y la tasa de secreción de cortisol por la glándula suprarrenal izquierda de un
perro anestesiado, en reposo (Benton y Yates, 1990). Las mediciones se realizaron cada 15 s durante 30 min
11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida 257

ritmo, aunque fisiológicamente real y de buena amplitud, era intermitente. intermitencia similar se
observa en la tasa de secreción, aunque el segmento plano, no oscilatoria duró 15 min.

Las diferencias entre los registros de flujo de sangre y tasa de secreción son informativos, porque la tasa de secreción
se calculó a partir del flujo sanguíneo y la concentración de cortisol en la sangre que sale de la glándula suprarrenal (no
mostrados). Así, mientras que el flujo de sangre y registros de velocidad de secreción deben ser correlacionados, que
claramente no son iguales. Sus diferencias sugieren que alguna otra actividad, más allá de lavado por el flujo sanguíneo,
estaba afectando a la disponibilidad de cortisol para la secreción.

11.10 Resumen: Características del ultradianos ritmos y métodos para


analizarlos

● Hay muchos métodos matemáticos para extraer características rítmicas de un registro del historial de tiempo,
pero algunas de las características extraídas pueden ser falsas. La presencia matemática de una función
periódica no es una prueba irrefutable de la existencia de un oscilador real con ese período en el sistema que
generó los datos de series de tiempo. Se debe tener precaución en la interpretación de las periodicidades
extraídos matemáticamente.

● ultradian ritmos pueden ser intermitentes - ahora los ves, ahora no lo ves. Como resultado, pueden tener de fase
arbitrario, en contraste con los ritmos circadianos, que han de fase definidos fuertemente (como cualquiera que haya
sufrido el jet lag después de viajar rápidamente a través de múltiples zonas de tiempo pueden dar fe).

● El poder de un ritmo ultradiana puede variar de un latido a latido.


● Generadores de ritmos ultradian reales pueden tener períodos ruidosos, es decir, que pueden 'oscilación'.

11.11 La racionalización Ultradiana Ritmos Dinámica como esencial para la estabilidad

La discusión anterior se refiere a algunos aspectos de la detección y la descripción de los ritmos


ultradian. En esta sección ofrecemos nuestra opinión con respecto a su significado funcional. Nuestro
interés aquí es la contribución dinámica de los ritmos ultradian a la estabilidad operativa de un
organismo. Por supuesto, el ritmo puede ser una señal informativa - la regulación hormonal de frecuencia
modulada de la ovulación es un impresionante ejemplo (Knobil, 1981). Sin embargo, no puede haber una
funcionalidad sin degradados, potenciales, y la energía que pagar costes termodinámicas. Creemos que
la perspectiva de homeodinámica (Yates, 1994) ilumina el significado funcional de los ritmos ultradian a
través del concepto físico de la acción (energía x tiempo).
258 FE Yates, Yates LB

¿Por qué? 11.11.1 Ciclos La cuantización de Acción

La forma básica de organización temporal en la física y en biología es la recurrencia (es decir, ciclos). Eso es
mucho más de definición, pero es que hay una base más profunda de la ubicuidad de los ciclos en la
naturaleza? Creemos que son expresiones necesarias de la termodinámica de sistemas abiertos. Aunque los
termodinámica clásica de los sistemas aislados es una ciencia completado, hay vigorosa, disputas sobre las
formulaciones termodinámicas adecuadas para sistemas abiertos de continuar. La heurística de homeodinámica
ofrece un marco físico para la contabilidad de cambios y transformaciones energéticas y entrópicos en sistemas
abiertos y sus entornos. Dentro de los límites de este capítulo no podemos suministrar el razonamiento
detallada que justifique esta afirmación, pero sí una lista de algunos de los supuestos y principios sobre los que
descansa la perspectiva homeodinámica.

1. Los sistemas abiertos con un entorno obedecen a las primera y segunda ley de la termodinámica, como era de
esperar, en general, a pesar de que lo hagan de una manera especial.
2. En todos los procesos naturales en sistemas abiertos los requisitos de la primera ley se satisfacen de forma
instantánea ya que el proceso se ejecuta. Sin embargo, la contabilidad de la segunda ley puede haber retrasado el
cierre, con el ajuste de cuentas no ha terminado hasta que un ciclo interno se ha completado. Por supuesto, para
mantener el equilibrio de la contabilidad debe tener en cuenta tanto los cambios internos y externos (ambientales).

3. El producto de la energía × tiempo (es decir, la acción) es la variable fundamental cuantificada en la dinámica (la
ciencia del movimiento y el cambio) en todos los niveles de organización, empezando en el nivel cuántico con la
constante de Planck (que tiene las dimensiones físicas de la acción ).

4. Un ciclo termodinámico expresa un paquete característica de la energía en cada período de completado,


produciendo una unidad de escalado de la acción por ciclo en cada nivel de organización en un sistema
complejo, jerárquica.
5. ritmos ultradianos expresan 'tiempo biológico' que es la coordinación funcional de un sistema de vida de
sus eventos internos.
6. ritmos ultradianos expresan los campos de acción que son la firma de la vida. Son los coordinadores.

11.12 conjetura: Ultradiana Ritmos en el inicio de la vida

Estructural 'orden' biológico no es físicamente notable. Por unidades entrópicos físicos una roca tiene más
orden que un mamífero. Los sistemas vivos son físicamente notable lugar para su orden funcional ( Carieri,
1984). Aunque los detalles de la transición de la geoquímica de la bioquímica hace 4 mil millones de años sigue
siendo desconocido, sugerimos que el inicio fue dinámica (es decir, lleno de energía, por el movimiento y el
cambio), no informativo ( 'on', 'off'; cero o uno). La energía es necesaria para la geoquímica para convertirse en
bioquímica, antes de la evolución de los códigos informativos y sus consecuencias elaborados, energéticamente
costoso.
11 Ultradiana Ritmos como la firma dinámica de la vida 259

Los requisitos para cualquier proceso químico dispuesto para persistir son, primero, que haya algún límite físico
para la restricción o confinamiento, aunque también está abierto a los flujos químicos. En segundo lugar, debe haber
ciclos energéticos de modo que las condiciones iniciales son recuperados cuando un proceso se ha completado.
Homeodinámica hace hincapié en la importancia de paquetes energéticos que cuantización acción física y lograr la
persistencia a través de ciclos. Estos ciclos tendrían que ser ultradian en periodicidad para satisfacer rápidamente
cambiantes condiciones de reacción y para lograr la estabilidad de los organismos.

Sugerimos que la secuencia primordial para el origen de la vida, como crudamente visto desde una
perspectiva homeodinámica, podría haber sido: geoquímica → restricciones físicas para mantener
concentraciones locales de reactivos → paquetes acción ciclos termodinámicos ultradian → síntesis de moléculas
que funcionan como restricciones informativas sobre la dinámica de → organismo simple → adaptaciones del
ritmo circadiano →
parasitismo y la simbiosis.
Si esto 'primero el metabolismo' escenario se cruza con la verdad, entonces la visualización de las variedades
y bellezas de ritmos ultradian que se ilustran con elegancia en este libro más que justifica nuestra teniendo en
cuenta que un punto de referencia. (La continua, vigoroso debate entre el 'replicador primero' y el 'primero el
metabolismo' pensó colectivos recientemente ha sido bien informado (Shapiro, 2007)).

En resumen, se propone que los ritmos ultradian sirven como la firma dinámica y coordinadores de la vida.
El metabolismo es un 'baile' auto-orquestada y coreografiado química. ritmos ultradian en un organismo de
referencia a otros socios en que la danza y los próximos pasos aparecen.

referencias

Benton LA, Yates FE (1990). oscilaciones adrenocorticales y circulatorio ultradian en consciente


perros. Am J Physiol 258: R578-590
Cañón WB (1929). Organización para la homeostasis fisiológica. Physiol Rev 9: 399-431 Carieri G (1984). Orden y
desorden en la Materia. Benjamin / Cummings, Menlo Park Glass L, Mackey MC (1988). De Relojes a Caos: El ritmo de la
vida. Universidad de Princeton
Press, Princeton, NJ
SJ Gould, Lewontin, RC (1979). Las enjutas de San Marcos y el paradigma panglossiana: una
Crítica del programa adaptacionista. Proc R Soc Lond B Biol Sci 205: 581-598 Iberall AS (1977). Un campo y
circuitos termodinámica para la fisiología integrativa. I. Introducción
a las nociones generales. Am J Physiol 233: R171-180
Iberall AS, Soodak H (1987). Termodinámica y sistemas complejos. En: Yates FE (ed) Self-
La organización de los sistemas: el surgimiento de la Orden. Plenum, Nueva York, pág 499-519 Kleitman N (1982). Básica ciclo de
descanso-actividad - 22 años más tarde. Sleep 5: 311-317 Knobil E (1981). Los patrones de señales hipofisiotrópicas y la secreción de
gonadotropinas en el rhesus
mono. Reprod Biol 24: 44-49
Korenberg MJ (1988). La identificación de ecuación en diferencias no lineal y repre- expansión funcional
sentaciones: el ayuno algoritmo ortogonales. Ann Biomed Eng 16: 123-142 Odell RH, Jr., Smith SW, Yates FE (1975). Una prueba de
permutación de periodicidades en corto, el tiempo ruidosa
serie. Ann Biomed Eng 3: 160-180
Pincus SM (1991). entropía aproximada como una medida de la complejidad del sistema. Proc Natl Acad Sci
EE.UU. 88: 2297-2301
Riggs DS (1963). La aproximación matemática a problemas fisiológicos. MIT, Boston, MA
260 FE Yates, Yates LB

Shapiro R (2007). Un origen más simple para la vida. Scientific American 296: 46-53 Soodak H, Iberall AS (1978).
Homeokinetics: una ciencia física de sistemas complejos. Ciencia
201: 579-582
Yates FE (1982). La conferencia conmemorativa JAF Stevenson 10a. Esbozo de una teoría física de
sistemas fisiológicos. Can J Physiol Pharmacol 60: 217-248
Yates FE (1992). Fractal aplicaciones en biología: escalado en el tiempo en las redes bioquímicas. métodos
Enzymol 210: 636-675
Yates FE (1994). El orden y la complejidad de los sistemas dinámicos: homeodinámica como una generalizada
la mecánica para la biología. Matemáticas Comput Modelo 19: 49-74

Yates FE (1996). Homeostasis. En: Birren J (ed) Enciclopedia of Gerontology. Académico,


Nueva York, páginas 679-686

Yates FE (2005). Homeostasis. En: Schulz R (ed) The Encyclopedia of Aging. Saltador,
Nueva York
Yates FE, LA Benton (1991). Características de ultradiana y ritmos circadianos de cardi- seleccionado
las variables medades. implicaciones diagnósticas y terapéuticas. Ann NY Acad Sci 618: 38-56 Zak M, Zbilut JP,
Meyers RE (1997). De inestabilidades de Inteligencia. Springer, Nueva York
capítulo 12
El sistema de mamíferos circadiano de hora normal

U. Schibler

Resumen En la mayoría de las especies de mamíferos, los procesos fisiológicos se someten a oscilaciones diarias que
son controlados por el sistema de cronometraje circadiano. Este sistema consta de un marcapasos principal situado en
el núcleo de cerebro supraquiasmático (SCN) y osciladores esclavos periféricos en prácticamente todas las células del
cuerpo. El SCN, cuya fase es arrastrado por los ciclos de luz-oscuridad diarias, impone ritmos manifiestas en el
comportamiento y fisiología por una variedad de neuronal, humoral, y salidas físicas. Si bien algunas de estas salidas
SCN tienen consecuencias directas sobre el comportamiento circadiano, otros sirven como entradas para sincronizar
los osciladores circadianos en innumerables tipos de células periféricas. ciclos diarios de alimentación-ayuno son los
principales zeitgebers (cues de temporización) para la sincronización de osciladores en muchos órganos periféricos. la
expresión del gen circadiano y fisiología han sido particularmente bien estudiado en el hígado. En este órgano, los
relojes circadianos locales desempeñan un papel importante en la coordinación de la elaboración de alimentos y la
desintoxicación de xenobióticos. Aunque todos los mamíferos estudiados contienen un reloj maestro lightentrainable en
el SCN, algunas especies muestran locomotora ultradiana y el ritmo de alimentación. Por ejemplo, el ratón de campo
común Microtus arvalis forrajes en episodios de 150 min durante todo el día. En este roedor ultradian reloj circadiano y
genes clockcontrolled se expresan rítmicamente en el SCN, pero a niveles intermedios constantes en los tejidos
periféricos.

Palabras clave Mus musculus, Microtus arvalis, relojes circadianos, núcleo supraquiasmático (SCN),
osciladores periféricos

Todos los procesos biológicos se miden el tiempo, ya sea por los relojes de reloj de arena u osciladores. relojes vidrio de la

hora de determinar la duración de los procesos que ocurren sólo una vez durante el tiempo de vida de una molécula, una

célula, o un organismo individual. Dichos temporizadores determinar el tiempo de vida media de macromoléculas y la longitud

de la gametogénesis, el desarrollo embrionario, la diferenciación celular, alcanzando la madurez sexual, el envejecimiento, la

esperanza de vida y la evolución. En contraste, los osciladores biológicos controlan recurrente regularmente

Departamento de Biología Molecular, Universidad de Ginebra, 30, Quai Ernest Ansermet, CH-1211
Ginebra-4, Suiza Correo electrónico: ueli.schibler@molbio.unige.ch

D. Lloyd, E. Rossi (eds.), Ultradian Rhythms de las moléculas al Mind, 261


© Springer Science + Business Media BV 2008
262 U. Schibler

eventos dentro de células u organismos, tales como los ritmos metabólicos, frecuencia de latido del corazón, los ciclos de

reposo-actividad, ciclos de estro femenino, y ritmos estacionales. Algo arbitrariamente, los osciladores se subdividen en los

osciladores circadianos con longitudes de período de aproximadamente 24 h, osciladores ultradian con longitudes de periodo

de milisegundos a unas pocas horas, y osciladores infradianos con longitudes de período de días a años. osciladores

circadianos se encuentran en prácticamente todos los organismos sensibles a la luz de las cianobacterias a los seres

humanos. Han sido descubiertos tan pronto como en 1729 por el astrónomo francés Jean-Jacques Dertous de mairano, que

notaron que las plantas de mimosa cerraron sus hojas en un ciclo diario, incluso si no se expone al fotoperíodo (De mairano,

1729). Como se ha indicado por su nombre - circa muere medios acerca de un día - relojes circadianos pueden medir un día

de 24 h sólo aproximadamente. Por lo tanto, tienen que sincronizarse todos los días. La desviación de tiempo circadiano de

vez geofísica depende de la especie, pero en los organismos de tipo salvaje siempre permanece dentro de la capacidad de

arrastre de fase (flexibilidad) del reloj circadiano de las especies respectivas. Por ejemplo, los seres humanos tienen una

capacidad de desplazamiento de fase diario limitado (de 1-3 h, dependiendo de las condiciones de iluminación (Menores et al,

1991;. Khalsa et al, 2003), y una repentina gran alteración de fase tal como la causada por. un transatlánticos resultados de

vuelo en el jet lag (Waterhouse et al., 2007). en contraste, algunos organismos unicelulares tienen relojes muy flexibles que

se pueden adaptar muchas horas, a veces incluso que corresponde a una inversión de fase completa (Edmunds y

Laval-Martin, 1984; Roenneberg y Taylor, 1994). El comportamiento de desfase de los relojes circadianos se representa

generalmente por la respuesta de fase (PRC) y las curvas de transición de fase (PTC) (vidrio y Winfree, 1984). En las curvas

de respuesta de fase las magnitudes de los retardos de fase (desplazamiento de fase negativo) y los avances de fase

(desplazamiento de fase positivo) resultantes de estímulos de desplazamiento de fase (por ejemplo, pulsos de luz)

entregados a lo largo de la (eje X) día circadiano se representan en el eje Y . En las curvas de transición de fase, la nueva

fase (eje Y) se representa frente a la fase de edad (eje X). osciladores circadianos con un fuerte rendimiento capacidad de

desplazamiento de fase de tipo cero curvas de transición de fase, porque la pendiente (Y / X) de la curva es en torno a cero.

Tales osciladores se restablecen a la misma nueva fase independientemente de cuando se han entregado los estímulos de

desplazamiento de fase. La actividad locomotora circadiano de roedores de laboratorio muestra una curva de transición de

tipo una fase, debido a las desviaciones de la nueva fase de la fase de edad son bastante pequeñas, y la inclinación se

aproxima por lo tanto un valor de uno (Comas et al., 2006) . Este capítulo se centra en los mamíferos, en el que casi todas las

células del cuerpo abriga su propio oscilador circadiano. Estos relojes pueden mostrar un tipo-uno o un comportamiento de

desfase de tipo cero, dependiendo de su estado jerárquico (Nagoshi et al, 2004;. Y las referencias en él). En este capítulo se

presenta una breve visión general sobre la composición molecular y la arquitectura celular del sistema de sincronización

circadiano de mamíferos. 2006). Este capítulo se centra en los mamíferos, en el que casi todas las células del cuerpo abriga

su propio oscilador circadiano. Estos relojes pueden mostrar un tipo-uno o un comportamiento de desfase de tipo cero,

dependiendo de su estado jerárquico (Nagoshi et al, 2004;. Y las referencias en él). En este capítulo se presenta una breve

visión general sobre la composición molecular y la arquitectura celular del sistema de sincronización circadiano de mamíferos.

2006). Este capítulo se centra en los mamíferos, en el que casi todas las células del cuerpo abriga su propio oscilador

circadiano. Estos relojes pueden mostrar un tipo-uno o un comportamiento de desfase de tipo cero, dependiendo de su

estado jerárquico (Nagoshi et al, 2004;. Y las referencias en él). En este capítulo se presenta una breve visión general sobre

la composición molecular y la arquitectura celular del sistema de sincronización circadiano de mamíferos.

12.1 Los osciladores moleculares: ¿Cuál es el principio subyacente?

Vertebrados y osciladores circadianos dipterian comparten muchos componentes y se piensa que depender de los
bucles de retroalimentación negativa en la expresión de genes reloj (Reppert y Weaver, 2001; Yu y Hardin, 2006). De
acuerdo con el modelo actualmente en manos de
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 263

osciladores de mamíferos (Fig. 12.1), la transcripción hélice-bucle-hélice factores de BMAL1, el reloj y


NPAS2 activan los genes que codifican dos Periodo 1 (PER1, PER2) y dos (CRY1, CRY2) isoformas
criptocromo. Estas cuatro proteínas forman complejos de múltiples subunidades heterotípicos que atenúan
el potencial de transactivación de BMAL1-reloj o BMAL1-NPAS2 heterodímeros y de ese modo reprimen la
transcripción de sus propios genes. Como consecuencia, las concentraciones de llorar y proteína por
disminuyen a niveles a los que ya no puede reprimir sus genes, y un nuevo ciclo de Llorar y Por la
transcripción puede sobrevenir. La transcripción de los genes Per / Cry es antiphasic a la de Bmal1
transcripción. Esto se logra por la acción antagonista de los miembros que pertenecen a las familias ROR y
REV-ERB de receptores nucleares huérfanos que se unen a dos elementos RORE que actúan en cis dentro
del promotor Bmal1. Bmal1 transcripción es estimulada por activadores ROR e inhibida por represores
REV-ERB (Preitner et al, 2002;. Sato et al., 2004). Dado que la expresión cíclica de

ROR
α, β, γ

Reloj

NPAS2

Bmal1

Fbxl3
do segundo nótese bien
CRY1,2
REV-ERB α, β
PER1,2
WDR5 NO NO

Per1,2
GSK3 β
CK1 δ, ε

Cry1,2

Rev-erb α, β
DEC1,2
Dec1,2
EZH2

Fig. 12.1 Modelo molecular del oscilador circadiano en mamíferos. La transcripción de Por y
Llorar genes se activa por heterodímeros entre BMAL1 (B) y, o bien del reloj dos proteínas relacionadas (C) o NPAS2 (N). La
proteína Polycomb EZH2 interactúa con estos heterodímeros y por lo tanto facilita su acción. La acumulación y la actividad
de proteínas por y llorar también se ven influidas por la fosforilación por quinasas de proteínas (CK1 δ, ε), por ubiquitinación a
través de un complejo que contiene la proteína F-box Fbxl3 (específico para CRYs), por la transferasa de histonas metil
proteína de unión WDR5, y por NONO, un ARN y ADN de la proteína de unión. DEC1 y DEC2 (d1,2) competir con
heterodímeros NPAS2 BMAL1-CLOCK / para la unión caja E y con ello reducir caja E mediada transactivación. Un bucle de
retroalimentación accesorio, empleando los receptores huérfanos nuclear ROR α, ROR β, y ROR γ ( ROR α, β, γ) como
activadores, y REV-ERB α y REV-ERB β

(REV-ERB α, β) como represores, regula la transcripción de circadiano Bmal1. Véase el texto para más explicaciones
(Reproducido de Schibler, 2007)
264 U. Schibler

genes Rev-erb está regulada por los activadores y represores transcripcionales que también controlan Per
y genes Cry, la acumulación cíclica resultante de REV-ERB α / β
los resultados en la represión circadiano de Bmal1 transcripción. El acoplamiento de Bmal1 y Per / Cry expresión
por este bucle de retroalimentación accesorio, aunque no es esencial para la generación de ritmo, hace que la
circuitería de un reloj más exacto y aumenta su capacidad de resistencia hacia perturbaciones por estímulos
cambiantes de fase (Preitner et al., 2002). proteínas reguladoras de la transcripción adicionales, incluyendo el /
proteína de unión a ADN-ARN NONO (Brown et al., 2005), la proteína de unión transferasa-histona metil WDR5
(Brown et al., 2005), el miembro del grupo Polycomb EZH2 (Etchegaray et al. ,

2006), y las dos proteínas hélice-bucle-hélice de dominio naranja DEC1 y DEC2 (Honma et al., 2002) se
ha informado que estar implicados en la generación de ritmo circadiano.

Varias interacciones adicionales pueden estabilizar adicionalmente los osciladores circadianos de mamíferos.
De hecho, las modificaciones postraduccionales de las proteínas de reloj por una variedad de quinasas, fosfatasas,
y ligasas de ubiquitina han demostrado que desempeñan funciones importantes en la generación de ritmo y
determinación período de longitud (véase la Fig. 12.1) (Gallego y Virshup, 2007). Esto se ejemplifica por una
variedad de observaciones genéticas realizadas en roedores y seres humanos. Por ejemplo, una mutación de serina
a glicina, resultando en un deterioro de la fosforilación de la proteína PER2 humano por caseína quinasa 1 epsilon
(CK1 ε) y / o caseína quinasa 1 delta (CK1 δ), ha sido identificado como el culpable de una forma familiar de síndrome
de fase de sueño avanzado (Toh et al.,

2001). Además, una mutación en el bolsillo catalítico de CK1 ε se ha demostrado que es responsable de la
longitud de periodo corto de hamsters Tau (Lowrey et al., 2000). Dos mutaciones de sentido erróneo
diferentes en la proteína F-box Fbxl3, el sustrato reconocer subunidad de una ubiquitina ligasa hipótesis de la
señal CRY complejos, conducen a largos períodos en la actividad locomotora de los ratones (Busino et al,
2007;. Godinho et al., 2007; Siepka et al., 2007). Amplia modelado matemático ha sugerido que los circuitos
de retroalimentación acoplada presenta en la figura 12.1 de hecho puede generar selfsustained 24-H
oscilaciones que son resistentes al ruido intrínseco y extrínseco (Smolen et al, 2001;.. Leloup y Goldbeter,
2003; Leloup y Goldbeter, 2004 ; falsificador y Peskin, 2005).

A pesar de la evidencia genética, bioquímica, y la matemática sólido apoyo a la viabilidad del modelo de bucle
de realimentación presentada anteriormente, la última palabra no está todavía fuera. Por lo tanto, no podemos
excluir rigurosamente que las oscilaciones de la expresión de genes reloj son manifestaciones de un mecanismo
más fundamental, tal vez sobre la base de las interacciones posteriores a la traducción aún por identificar. Los
estudios impresionantes sobre el oscilador circadiano de cianobacterias han revelado recientemente que un
oscilador de fosforilación de la proteína / desfosforilación sigue avanzando en ausencia de transcripción y
traducción (Tomita et al., 2005). Este oscilador se puede reconstituir

in vitro con sólo tres proteínas purificadas - KAIA, Kaib, y Kai C - y trifosfatos de adenosina (ATP)
(Nakajima et al, 2005;. Kageyama et al., 2006). Se trata de la fosforilación y la desfosforilación de
una serina y una treonina dentro KaiC, que puede actuar tanto como un autokinase y un
auto-fosfatasa. Los modos de operación de fosforilación y desfosforilación de KaiC están mediados
por sus interacciones con Kaia y KaiB. Sorprendentemente, el 24-h fosforilación-desfosforilación
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 265

ciclos persisten durante muchos días en el tubo de ensayo y se compensan la temperatura. Se han
presentado los modelos matemáticos que explican la fosforilación KaiC rítmica recientemente
(Miyoshi et al, 2007;. Rust et al, 2007;. van Zon et al., 2007).

12.2 El sistema de mamíferos: una red jerárquica de osciladores

Quirúrgicos de la lesión y trasplante experimentos han identificado de forma inequívoca el núcleo supraquiasmático
del hipotálamo ventral como el marcapasos maestro de mamífero (Ralph et al, 1990;. Silver et al., 1996). En la rata,
cada uno de los dos SCNs se compone de sólo alrededor de 10.000 neuronas. neuronas disociadas SCN muestran
ciclos robustas en frecuencia de disparo circadiano y la expresión de genes, lo que sugiere que el ritmo de
generación principio opera de un modo autónomo de la célula (Welsh et al, 1995;.. Jin et al., 1999; Liu et al, 2007).
Sin embargo, las longitudes de periodo grabadas para las neuronas individuales varían enormemente, y estos
osciladores celulares se vuelven por lo tanto desincronizar dentro de unas pocas horas en cultivos de neuronas del
SCN disociadas. Sin embargo, la fuerte coherencia de fase entre las neuronas SCN se observa en cultivos de
cortes de cerebro organotípicos, en el que las neuronas SCN permanecen acoplados a través de señales de
difusibles (Kriegsfeld y Plata, 2006) sináptica y / o. Este acoplamiento también hace osciladores SCN más
resistentes a las lesiones genéticas. Por ejemplo, las neuronas SCN homocigotos para un alelo nulo Cry1 son en su
mayoría arrítmico en cultivos disociados pero todavía rítmica en cultivos de cortes organotípicos (Liu et al., 2007).

El SCN consigue fase ajustada a diario por el fotoperiodo (Fig. 12.2). señales de luz percibida por los
fotorreceptores clásicos en las células de la capa retina y ganglionares melanopsincontaining exteriores en
la capa de retina interna se transmiten a las neuronas SCN a través del tracto retino-hipotalámico. La
liberación sináptica de polipéptido de adenilato-activación de glutamato y la pituitaria adenilato (PACAP)
conduce a una afluencia de Ca ++ en SCN neuronas postsinápticas, y esto provoca la activación de una
variedad de proteínas quinasas (Kriegsfeld y plata, 2006). A su vez esto desencadena la activación del
factor de transcripción temprana inmediata CREB (proteína de unión al elemento de respuesta a AMPc).
CREB se une a elementos de respuesta a AMP cíclico (CRE) en promotoras y potenciadoras regiones de
los genes PER1 y Per2 y por lo tanto provoca un aumento en PER1 y PER2 acumulación (Gillette y Mitchell,
2002;

2007). expresión inducida por la luz Per1 / 2 durante amanecer y al anochecer avance y retardo,
respectivamente, la fase de acumulación de PER circadiano, y esto mantiene los ritmos circadianos
sintonizados en el fotoperiodo (Albrecht et al., 2001). El SCN fase-arrastrado entonces se comunica con las
regiones del cerebro aguas abajo y órganos periféricos a través de varias vías de salida neuronales y
humorales. Por ejemplo, se activa el factor de liberación de corticotropina (CRF), las neuronas que producen
en el hipotálamo, dando como resultado la liberación diurna de ACTH por corticotropas de la glándula pituitaria
y glucocorticoides por la corteza suprarrenal (Vrang et al, 1995;. Kalsbeek et al, 1996. ). Las vías por las que el
SCN gobierna ciclos resto-actividad diaria son menos bien
266 U. Schibler

SCN
SCN

TGF α
CIC
PK2

fotoperíodo SALIDAS ritmos


ENTRADA manifiestos en la
fisiología

Fig. 12.2 Las entradas y salidas a partir del SCN. El SCN se compone de neuronas que contienen, osciladores auto-sostenida
células autónomas. coherencia de fase se mantiene a través del acoplamiento de osciladores celulares (representado por líneas
rojas entre los relojes). Estos relojes están sincronizados a diario por entradas fóticas de la retina a través del tracto
retinohypothalamic. El marcapasos maestro SCN transmite información circadiano a otras regiones del cerebro y de la periferia, lo
que resulta en ciclos manifiestos en la fisiología y el comportamiento. El tres quimiocinas factor de crecimiento tumoral alfa (TGF α),

Se han propuesto citoquina cardiotrofina-como (CIC), y procineticina 2 (PK2) para regular los ritmos resto-actividad circadianos.
Vea el texto para más explicaciones

entendido, pero el factor de crecimiento tumoral alfa (TGF α), procineticina 2 (PK2), y citoquinas
cardiotrofina-como (CIC), tres péptidos secretados por el SCN, pueden participar en este esfuerzo
(Kramer et al, 2001;.. Cheng et al, 2002; Kraves y Weitz, 2006).

Sorprendentemente, existen autosostenida y osciladores circadianos células autónomas no sólo en el SCN


pero en casi todos los tejidos, e incluso en cultivos de fibroblastos (Gachon et al., 2004). En contraste con los
osciladores de neuronas del SCN, los de los tipos de células periféricas no están acoplados, y por lo tanto la
coherencia de fase rápidamente suelta en animales SCNlesioned (Yoo et al, 2004;. Guo et al., 2006). Por lo tanto,
deben estar sincronizados periódicamente por el marcapasos maestro SCN. fibroblastos cultivadas pueden ser
transitoriamente sincronizado por una desconcertante variedad de señales, que comprende los activadores de
proteína quinasas (MAPK, PKA, PKC), glucocorticoides y receptores nucleares de ácido retinoico, ionophors calcio
y glucosa (para revisión, véase Gachon et al.,

2004). En los animales ciclos diarios de alimentación-ayuno son los zeitgebers dominantes para relojes periféricos en
muchos órganos, incluyendo el hígado, riñón, páncreas y corazón (Damiola et al, 2000;. Le Minh et al, 2001;.. Stokkan
et al, 2001) . Sin embargo, las vías de señalización moleculares por los cuales esto se logra siguen siendo
desconocidos. La identificación de genes tempranos inmediatos que interpretar las señales sistémicas cíclicos en los
órganos periféricos puede ser una estrategia valiosa en este esfuerzo. Se espera que la expresión de tales genes a
permanecer rítmico, incluso en ausencia de osciladores periféricos funcionales. De hecho, un modelo de ratón
transgénico en el que los relojes de hepatocitos se pueden conectar y desconectar ha proporcionado una lista de
genes sistémicamente impulsadas, y algunos de
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 267

estos son candidatos atractivos para los jugadores implicados en las vías de sincronización
fisiológicamente relevantes. Estos incluyen los genes que especifican el componente mPER2 reloj
de núcleo y la hormona hígado factor de crecimiento fibroblástico 21 (FGF21) (Kornmann et al,
2007;.. Kornmann et al, 2008). Por otra parte, FGF19, una hormona relacionada con FGF21 que es
secretada por las células intestinales, también se ha informado de que someterse a oscilaciones
diurnas en el plasma sanguíneo (Lundasen et al., 2006). Posiblemente, los ciclos diarios de
alimentación-ayuno coche la secreción cíclica de FGF19 y FGF21, lo que resulta en la activación
rítmica del activadas por mitógenos proteína quinasas (MAPK). A su vez MAPK puede fosforilar el
factor de transcripción CREB y de ese modo estimular su capacidad de transactivación. Como se ha
mencionado más arriba,

El modelo de ratón reloj hígado condicional, en conjunción con un enfoque novedoso proteómica que
permite la identificación de factores de transcripción de actividad diurna, ha dado a conocer otra vía de
señalización, en lugar inesperado. Cada día, de choque térmico factor de transcripción 1 (HSF1) se activa
durante unas pocas horas, supuestamente por la temperatura corporal y ciclos de alimentación (Reinke et
al., 2008). Durante la fase de reposo HSF1 forma un complejo citoplásmico inerte con la HSP90 y algunos
co-chaperones. Los niveles de este factor de transcripción no están sujetos a variaciones temporales,
pero en el inicio del período de actividad HSF1 se libera de su complejo inerte, migra al núcleo, y activa
sus genes diana. Es probable que algunos de los genes controlados HSF1, tal vez incluso el calor genes
de la proteína de choque, participan en la puesta a punto de la función oscilador circadiano,

relojes
periféricos

hormonas
glucocorticoides

marcapasos centro temperatura corporal

SCN

SCN
HSF1 PER1,2

ciclos resto-actividad

FGF21
FGF19

ciclos de alimentación

Fig. 12.3 Sincronización de osciladores periféricos. El SCN sincroniza osciladores esclavos circadianos en la periferia a través de
una variedad de señales químicas y físicas. Heat shock factor de transcripción 1 (HSF1) y dos miembros de la factor de crecimiento
fibroblástico 19 familia (FGF19 y FGF21) pueden modular la expresión génica Per1 y Per2 en tipos de células periféricas y por lo
tanto contribuir a la sincronización de fase para relojes periféricos. Vea el texto para más explicaciones
268 U. Schibler

mostrar un período significativamente más largo que los ratones de tipo salvaje (Reinke et al., 2008). La activación
diaria de HSF1 también puede participar en el arrastre de fase de los osciladores periféricos, dado que los ciclos de
temperatura son fuertes zeitgebers para relojes circadianos de cultivos de fibroblastos (Brown et al, 2002;. C. Saini y
Estados Unidos, 2007). Un modelo especulativo de rutas de señalización implicadas en la sincronización de relojes
periféricos se muestra en la Fig. 12.3.

12.3 Salidas: Metabolismo circadiano

transcriptome estudios de perfiles de todo el genoma sugieren que muchas vías metabólicas en el hígado y
otros órganos periféricos están sujetos a las fluctuaciones diarias (Kornmann et al, 2001;. Akhtar et al, 2002;.
Panda et al, 2002;.. Storch et al, 2002 ; Ueda et al, 2002;. Walker y Hogenesch, 2005). Del mismo modo, en la
levadura se cultivan en condiciones aerobias muchas actividades metabólicas son controlados por un reloj
respiratoria ultradiana (ver Tu y McKnight, 2006; Lloyd y Murray, 2007; y otros capítulos de este libro). La puesta
a punto temporal del metabolismo puede servir para tres propósitos actuando en concierto con los demás:
Optimización de la eficiencia metabólica por la anticipación, el secuestro de las vías químicamente
contradictorias a diferentes ventanas de tiempo, y limitar la expresión de enzimas potencialmente dañinas para
periodos que durante los cuales se necesitan .

Anticipación: No tendría sentido para preparar la maquinaria de procesamiento de alimentos antes de que se
absorben los nutrientes. De hecho, la secreción de HCl en el estómago (Bumm et al., 1987), la producción y
secreción de enzimas digestivas por el páncreas (Keller y Capa, 2002; Zabielski, 2004;. Woods, et al, 2006), y la
expresión de muchas enzimas metabólicas en el hígado siguen oscilaciones circadianas. La anticipación intestinal y
hepática de los reguladores y las enzimas que participan en la desintoxicación de xenobióticos puede ser
particularmente importante, a fin de reducir los insultos potencialmente causadas por toxinas transmitidas por los
alimentos.

el secuestro temporal de las vías químicamente incompatibles: Las células a veces deben ejecutar
reacciones químicas antagonistas. Ejemplos típicos son las cianobacterias marinas, que son capaces tanto
de la fijación de nitrógeno y la fotosíntesis. Esto plantea un problema, ya que el oxígeno producido por
fotosíntesis envenena la actividad de la nitrogenasa implicado en la fijación de nitrógeno. El enigma se
resuelve mediante un secuestro temporal de estos dos procesos (Berman-Frank et al., 2001). Soluciones
similares se emplean por células de mamífero. Por ejemplo, los hepatocitos secuestran la síntesis de
glucógeno y fosforolisis a la absorción y la fase de post-absorción, respectivamente (Ishikawa y Shimazu,
1976).

limitación temporal de reacciones potencialmente dañinos: La desintoxicación de xenobióticos perjudiciales


en el hígado y el intestino delgado implica la acción de las enzimas de fase I (enzimas del citocromo P450), fase
II, enzimas (enzimas de conjugación), y los transportadores de la fase III. (Por ejemplo P-glicoproteína, proteínas
de resistencia a múltiples fármacos, transportador de aniones orgánicos polipéptido 2) (Xu et al., 2005). enzimas
del citocromo P450 son monooxigenasas que contienen hemo que hidroxilan xenobióticos.
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 269

Los grupos hidroxilo resultantes están esterificados por fase II enzimas de conjugación, y estas
modificaciones hacen xenobióticos soluble en agua y de este modo excretable. En ausencia de sustrato,
las monooxigenasas del citocromo P450 pueden producir especies de oxígeno reactivas genotóxicos de
oxígeno molecular (Zangar et al., 2004). Puede así ser ventajoso limitar la expresión de tales enzimas para
el momento en que se necesiten. Del mismo modo, la síntesis de ácidos biliares y su secreción en el
intestino se limitan a la fase de absorción (Balabaud et al, 1975;. Noshiro et al., 2007), tal vez porque la
presencia constante de estos detergentes sería corrosivo para el epitelio intestinal .

la regulación circadiana de las rutas metabólicas trabaja en estrecha cooperación con los mecanismos de
control inducibles. Por ejemplo, en componentes de hígado varios implicados en la homeostasis ácido colesterol
biliar /, tales como INSIG2, HMG CoA reductasa, inhibidores de la HMG Co A sintasa, escualeno
monooxigenasa, esterol 14 alfa-desmetilasa, isopentenyldiphosphate δ isomerasa y colesterol 7 α hidroxilasa
(CYP7A1), se expresan de una manera diurna. La expresión cíclica de algunas de estas enzimas depende de
los relojes de hepatocitos funcionales (Gwendal Le Martelot y Estados Unidos, 2008). Sin embargo, la mayoría
de los genes asociados con la síntesis de colesterol son genes diana de elemento regulador de esteroles
proteína de unión (SREBP), un factor de transcripción de detección de las concentraciones de esteroles en las
membranas del retículo endoplasmático (ER) (Brown y Goldstein, 1999; McPherson y Gauthier, 2004 ). El
precursor de SREBP, una proteína de dominio de dos transmembrana, forma un complejo con la proteína de
escisión de SREBP activación (SCAP), que en sí es atado a ninguna de las dos proteínas ER residentes INSIG1
y INSIG2. Tras el agotamiento de colesterol en membranas del RE, SCAP pierde su afinidad a INSIG1 / 2, el
complejo SREBP-SCAP se transloca a las vesículas de Golgi, y SREBP se escinde mediante la acción de dos
proteinasas asociadas con las membranas de Golgi. El resto N-terminal de SREBP, un factor básico de
transcripción hélice-bucle-hélice, se libera en el citosol, migra al núcleo, y activa los genes implicados en la
síntesis de colesterol y el transporte. Una vez que el colesterol se repone en el ER, recién sintetizado SREBP
permanece anclada a membranas de ER en el complejo inerte descrito anteriormente. El procesamiento cíclico
de SREBP puede no así ser controlada directamente por los osciladores circadianos de hepatocitos, sino por la
variación diaria de los niveles de colesterol. A su vez, estas fluctuaciones pueden ser la consecuencia de la
síntesis circadiano de ácidos biliares (que consume grandes cantidades de colesterol durante la fase de
absorción) y la de reflujo de los ácidos biliares en el tracto gastrointestinal. Los receptores nucleares de FXR y
LXR desempeñan funciones importantes en esta tarea (Houten et al, 2006;. Kalaany y Mangelsdorf, 2006). FXR
se activa directamente por los ácidos biliares, y esto provoca un mecanismo inhibitorio que atenúa el potencial
de transactivación de LXR para la transcripción CYP7A1.

Una interacción compleja entre la regulación circadiana y inducible es también operativo en la


desintoxicación de xenobióticos. receptor constitutivo de androstano (CAR), un receptor huérfano nuclear que
actúa como un sensor de muchos xenobióticos, se expresa de una manera circadiano (Handschin y Meyer,
2003). En ausencia de CAR activación de xenobióticos (por ejemplo, barbitúricos), CAR es secuestrada en un
complejo citosólico inerte con chaperones y compañeros de chaperones. En presencia de activadores, CAR se
disocia de los chaperones, se mueve al núcleo, y activa las enzimas del citocromo P450
270 U. Schibler

que metabolizan los activadores de xenobióticos. Como CAR es más abundante durante la fase de absorción,
los compuestos CAR-inducir provocan una estimulación mucho más potente de la enzima citocromo P450 que
codifica genes durante la absorción en comparación con la fase de postabsorción (Gachon et al., 2006).

12.4 Interacción entre circadiano y ritmos Ultradiana

Los ratones, hámsteres y ratas cuya organización circadiano se ha interrumpido a través de knockout de genes o
experimentos de lesión de SCN todavía muestran actividad locomotora rítmica. Sin embargo, dependiendo del
insulto genética o quirúrgica, la longitud del periodo de comportamiento es ahora entre los 4 y 8 h (Redlin y
Mrosovsky., 1999; van der Horst et al, 1999; Bunger et al, 2000;.. Bae et al, 2001;. Zheng et al, 2001). Estos
ritmos ultradian no se observan fácilmente en actograms y periodogramas de ratones intactos, ratas o hámsteres,
lo que sugiere que están normalmente enmascarados por los ritmos circadianos en estas especies. Los ritmos
ultradian 4-8-H aún no podrían estar asociados con los ritmos moleculares, y por lo tanto los mecanismos
subyacentes siguen siendo oscuros (pero ver abajo).

ritmos de comportamiento ultradian se manifiestan más abiertamente en el topillo común ( Microtus arvalis) ( Gerkema
y van der Leest, 1991; Gerkema et al., 1993). Tanto en el campo como en el laboratorio esta intestino posterior
fermentación de forrajes de roedores a sesiones regulares de aproximadamente 150 min en toda la 24-h días (Fig.
12.4A, panel superior). La región del cerebro que conduce este comportamiento ultradiana aún no se identifica de
forma inequívoca, pero los experimentos sugieren que la lesión del núcleo arqueado y la región retroquiasmáticas
parecen estar implicados (Gerkema et al., 1990). Campañoles poseen un SCN perfectamente operativa y la luz
entrainable (Gerkema et al, 1990;.. Gerkema et al, 1994;. Van der Veen et al, 2006), pero las señales circadianos
emitida por este marcapasos principal circadiano debe estar enmascarada por dominante comandos ultradian de otros
centros cerebrales. Curiosamente, si los ratones de campo se mantienen en jaulas equipadas con ruedas de
rodadura, su actividad locomotora muestra un fuerte componente circadiano además de combates ultradian residuales
(Fig. 12.4a, panel inferior) (van der Veen et al., 2006). Por lo tanto, similar a lo que se ha observado en ratones,
hámsteres y ratas, los ritmos circadianos y ultradian parecen interactuar unos con otros en los ratones de campo
comunes. Sin embargo, mientras que los ritmos circadianos dominan ritmos ultradian en ratones, hámsteres y ratas, lo
contrario es cierto en campañoles.

Como se ha indicado anteriormente en este capítulo, los ciclos de alimentación-ayuno son potentes zeitgebers para la

sincronización de relojes periféricos. Entonces, ¿cuál es el impacto de la conducta alimentaria en la transcripción ultradiana

circadiano en los órganos periféricos de ultradiana y roedores circadianos (véase van der Veen et al., 2006)? En ratones de

campo mantenidos en condiciones normales de vivienda, todos los genes Clock- y reloj controlado centrales examinados se

expresan en niveles intermedios constantes en el hígado y el riñón (Fig. 12.4B, panel izquierdo). Sin embargo, los ratones de

campo sometido a un circadiano exposición régimen de alimentación robusta expresión de genes circadianos en el hígado

(Fig. 12.4B, panel derecho) y riñón (no mostrados). Esto indica que la
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 271

UNA do
80 rueda Comida ad libitum
40

60
30

40 20
actividad promediada por cada 10 minutos

actividad promediada por 10 min


20 10

0 0

80 rueda sin régimen de alimentos Ultradian


40

60
30
40

20
20 10

0 0
18 20 22 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18 0 4 8 12 dieciséis

tiempo zeitgeber (ZT) tiempo zeitgeber (ZT)

segundo alimentos ZT00-ZT24 alimentos ZT12-ZT04 re Bmal1


0 ZT 4 8 12 16 20 0 4 8 12 16 20 120

cry1
80

Bmal1 40
intensidad relativa

Per1 0
160
Rev-erb α

120

Per2
80
Rdo α

40

DBP
0
0 4 8 12 dieciséis 18 24
Zeitgeber tiempo (ZT) 20

Fig. 12.4 oscilaciones circadiano y ultradian en ratones. A. Cinco días promedió patrón de actividad de un campañol alojada sin (panel superior) y
con (panel inferior) de una rueda de rodadura. condiciones de luz ambiental se muestran en la parte superior de los paneles. SEGUNDO. acumulación
temporal de las transcripciones codificadas por el reloj y los genes del reloj controlado en el hígado de ratones de campo sometidas a diferentes
condiciones de alimentación (indicado en la parte superior de los paneles). Campañoles fueron alojados en jaulas sin ruedas en funcionamiento. DO.

la actividad locomotora espontánea, tal como se mide por saltos de haz infrarrojo, se registró durante 10 días para los animales alimentados a
intervalos de 150 min (n = 11) y los animales alimentados ad libitum (N = 7). Las actividades de todos los animales (de los grupos respectivos)
monitorizados durante 10 días consecutivos fueron compilados en diagramas que muestran la actividad media de contenedores de 10 min
durante un día. RE. Los ratones, mantenidos en jaulas sin una rueda para correr y se expusieron a un 12 h luz / 12 h régimen oscuro, fueron
alimentados durante 11 días con las comidas entregados cada 150 min por una máquina de alimentación impulsada por ordenador. A los 11
días de la acumulación temporal del ARNm y Bmal1 Rev-erb α mRNA se registró usando Taqman ®

En tiempo real RT-PCR. Los animales control fueron alojados en condiciones idénticas, pero tuvo acceso ilimitado a los alimentos. Tenga en
cuenta que la alimentación ultradiana avanzado la fase de la expresión génica hepática circadiano en aproximadamente 4 horas, pero tuvo
poca influencia en la amplitud (Reproducido de van der Veen et al., 2006)
272 U. Schibler

vías de sincronización dependiente de alimentos siguen siendo funcionales en los tejidos del campañol periféricos. La
imposición de ciclos de alimentación ultradian con una longitud de período de 150 min en ratones genera combates
correspondientes en la actividad locomotora durante tiempos (Fig. 12.4c) alimentar, pero no atenúa la amplitud o
magnitud de la expresión génica del hígado circadiano en ningún grado significativo (Fig. 12.4 RE). Supuestamente,
otras señales de sincronización SCNdependent, tales como los ritmos de glucocorticoides, son todavía suficientes para
eliminar-arrastran la expresión génica hepática circadiano en ratones expuestos a la alimentación ultradian.

Queda por determinar si el comportamiento ultradian en ratones con un sistema circadiano interrumpido y que la

observada en ratones de campo natural ultradian son manifestaciones de uno y el mismo oscilador ultradian. Una hipótesis

atractiva es que el reloj de somitas / segmentación participa en este esfuerzo. Este cronometrador ultradiana se basa en un

bucle de retroalimentación negativa que incluya miembros de la familia de HES de hélice-bucle-hélice represores de la

transcripción básicos. Durante HES embriogénesis oscilaciones mediadas se sincronizan a través de FGF, Notch, y la

señalización de Wnt (Dequeant et al, 2006;.. Kageyama et al, 2007b;. Wahl et al, 2007). Cada onda del oscilador

segmentación da lugar a la deposición de una nueva somitas. Las longitudes de periodo de relojes somite son bastante

flexible, por ejemplo 2 h durante el desarrollo del ratón y 5 h durante el desarrollo humano (William et al., 2007). Son, pues,

dentro de la gama de las longitudes de periodo determinadas para la actividad locomotora de los ratones con un sistema

circadiano deficiente y para el comportamiento de los ratones de campo. Curiosamente, las oscilaciones HES1 ultradian

pueden ser sincronizados por el suero en diferentes líneas celulares cultivadas (Hirata et al, 2002;.. Kageyama et al, 2007a) (.

Balsalobre et al, 1998), similar a lo que se ha observado para los relojes circadianos. Por lo tanto, la actividad del bucle de

realimentación HES se puede reactivar después de la embriogénesis. Se atractiva para examinar la periodicidad de la

actividad locomotora en ratones-lesioned SCN con interrupciones específicos de neuronas de los genes del reloj somite.

oscilaciones ultradian HES1 pueden ser sincronizados por el suero en diferentes líneas celulares cultivadas (Hirata et al,

2002;. Kageyama et al, 2007a.), similar a lo que se ha observado para los relojes circadianos (Balsalobre et al., 1998). Por lo

tanto, la actividad del bucle de realimentación HES se puede reactivar después de la embriogénesis. Se atractiva para

examinar la periodicidad de la actividad locomotora en ratones-lesioned SCN con interrupciones específicos de neuronas de

los genes del reloj somite. oscilaciones ultradian HES1 pueden ser sincronizados por el suero en diferentes líneas celulares

cultivadas (Hirata et al, 2002;. Kageyama et al, 2007a.), similar a lo que se ha observado para los relojes circadianos (Balsalobre et al., 1998). Po

12.5 Conclusiones y Perspectivas

Durante la última década hemos sido testigos de un impresionante impulso de la investigación ritmo
circadiano molecular. Muchos genes del reloj esenciales se han identificado y estudiado mediante el empleo
de métodos bioquímicos y genéticos (para una revisión, véase Schibler, 2007). Debido a los enfoques de
genómica avanzada, transcriptomes circadianos que contienen cientos de genes expresados ​rítmicamente
podrían ser ensamblados por varios tejidos (Walker y Hogenesch, 2005). Estos estudios ponen de relieve la
importancia de los relojes circadianos en la coordinación del metabolismo y otros procesos fisiológicos. El
descubrimiento de los osciladores circadianos autosostenidas en tejidos periféricos y células cultivadas ha
prestado estos relojes susceptibles de disección bioquímica, tanto con respecto a los circuitos de reloj de
núcleo molecular y las vías de entrada y salida.
12 El sistema de mamífero Circadian indicación de la hora 273

A pesar de todos estos logros notables, muchas cuestiones importantes siguen pendientes de resolución. Por lo tanto,

los modelos de bucle de retroalimentación molecular actualmente publicitados todavía sufren de muchas inconsistencias

(Lakin-Thomas, 2006). Podemos por lo tanto no excluimos rigurosamente que las ondas observadas en la expresión génica

de reloj son manifestaciones de los osciladores más fundamentales, quizás depender de mecanismos postraduccionales. De

hecho, tanto en cianobacterias y hongos filamentosos, la fosforilación de proteínas / ciclos de desfosforilación parecen jugar

papeles clave en la generación de ritmo circadiano (Nakajima et al, 2005;. Tomita et al, 2005;. Schafmeier et al., 2006). La

arquitectura jerárquica del sistema de sincronización circadiano de mamíferos plantea la cuestión de cómo el marcapasos

maestro en el SCN establece la coherencia de fase en la periferia. La investigación de las vías de señalización implicadas no

es una tarea trivial, ya que muchas rutas de señalización funcionalmente redundantes parecen coexistir. Como consecuencia,

el control de la fase de estado estacionario de la expresión de genes circadianos en los animales deficientes para una sola

vía de señalización en cuestión probablemente no revelará información decisiva. La medición de la cinética de

desplazamiento de fase sería un enfoque más sensible (Le Minh y otros, 2001;.. Kornmann et al, 2008), pero esto requiere

nuevas tecnologías de la imagen de todo el cuerpo que permiten la grabación de la expresión génica periférica en tiempo real

y en animales de vida . Por último, pero no menos importante, la ventaja selectiva de poseer relojes circadianos sigue siendo

objeto de especulación, al menos para las especies de mamíferos. Claramente, sería absurdo argumentar que el complejo

circuito de reloj circadiano se ha conservado filogenéticamente para cientos de millones de años sólo para proporcionar un

tema de investigación para chronobiologists. Sin embargo, la evidencia convincente que asocia los relojes funcionales con

aumento de la aptitud todavía no se ha logrado en los mamíferos, y aunque varias morbilidades se han atribuido a la

interrupción de los genes del reloj, esto no significa necesariamente identificar ritmos alterados como los culpables. Los genes

con frecuencia reciben sus nombres de acuerdo con el campo de la investigación de los científicos que los habían

descubierto. Por ejemplo, y aunque varias morbilidades se han atribuido a la interrupción de los genes del reloj, esto no

identifica necesariamente ritmos alterados como los culpables. Los genes con frecuencia reciben sus nombres de acuerdo

con el campo de la investigación de los científicos que los habían descubierto. Por ejemplo, y aunque varias morbilidades se

han atribuido a la interrupción de los genes del reloj, esto no identifica necesariamente ritmos alterados como los culpables.

Los genes con frecuencia reciben sus nombres de acuerdo con el campo de la investigación de los científicos que los habían

descubierto. Por ejemplo, Reloj representa Los ciclos circadianos de salida Kaput,

ya qu