You are on page 1of 8

África

África
es el tercer continente más extenso, tras Asia y América. Está situado entre los
océanos Atlántico, al oeste, el Índico, al este. El mar Mediterráneo lo separa al
norte del continente europeo; el punto en el que los dos continentes se hallan más
cercanos es el estrecho de Gibraltar de 14,4 km de ancho. El mar Rojo lo separa
al este de la península arábiga y queda unido a Asia a través del istmo de Suez,
en territorio egipcio. Posee una superficie total de 30 272 922 km² (621 600 km² en
masa insular), que representa el 20,4 % del total de las tierras emergidas del
planeta. La población es de mil millones de habitantes, menos del 15 % del total
mundial. El continente se divide en 54 estados soberanos, además de dosestados
con reconocimiento limitado y dos territorios dependientes.

Geografía de África
África se encuentra separada de Europa por el mar Mediterráneo y se une
aAsia en su extremidad nordeste por el istmo de Suez. No obstante, ocupa una
única placa tectónica, al contrario que Europa que comparte con Asia la placa
Euroasiática.
Principales características geográficas[editar]

La altura media del continente es aproximadamente de 600 m por encima del nivel del mar,
parecida a la elevación media tanto de América del Norte como de Sudamérica, pero
considerablemente menor a la de Asia, 950 m. En contraste con otros continentes, se
caracteriza por la falta de zonas extremadamente altas o extremadamente bajas. Las tierras
por debajo de los 180 m ocupan una inusual pequeña parte de su superficie, mientras que la
cota más alta, no sólo es mucho más pequeña que la de Sudamérica o Asia, sino que el área
que supera los 3000 m es prácticamente insignificante. Por regla general, las mayores
mesetas se encuentran en el este y en el sur, mientras se observa una progresiva disminución
de la altitud hacia el oeste y el norte. Aparte de las tierras bajas y las montañas del Atlas, el
continente puede dividirse en dos regiones, de altas y de bajas mesetas. La línea divisoria
correría desde la mitad del mar Rojo hasta unos 6 grados sur en el oeste.

Principales ecosistemas: Desierto del Sáhara, Sahel, Sabana sudanesa, Selva del Congo,
desierto de Namib, desierto del Kalahari, delta del Okavango, Grandes Lagos, Sierra
de Kenia, macizo Etíope y Gran Valle del Rift.

Principales islas y archipiélagos: archipiélago de Madeira, archipiélago de las


islas Canarias, archipiélago de Cabo Verde, Bioko, Santo Tomé y Príncipe, Santa
Helena, Madagascar, archipiélago de las Mascareñas, archipiélago de Zanzíbar, archipiélago
de las Comoras, archipiélago de las Seychelles y Socotora.
Principales ríos: Senegal, Volta, Níger-Benue, Congo (el segundo más caudaloso del
mundo), Orange, Limpopo, Nilo (el segundo más largo del mundo) y Zambeze.

Clima[editar]

La línea del Ecuador, el trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio cruzan el continente.

Al norte y al sur del continente predomina el clima mediterráneo, con la estación de lluvias en
la primavera y el otoño, y en el centro el clima ecuatorial, cálido y húmedo. Entre las regiones
mediterráneas y ecuatorial se extienden dos grandes desiertos, elSahara al norte y
el Kalahari al sur de África.

La vegetación varía en función del clima


En la zona tropical se suceden la selva o pluvisilva, la sabana y el desierto. La zona
tropical, donde la media de precipitaciones anuales supera los 1.270 mm, está
cubierta por una densa capa de arbustos, helechos y musgo, sobre la cual se alzan
numerosos árboles, tanto perennifolios como caducifolios, destacando las palmeras
de aceite. La zona de bosque de montaña, con unas precipitaciones ligeramente
inferiores a las de la selva ecuatorial, se extiende por las montañas de Camerún,
Angola y regiones de África oriental; aquí, los arbustos que cubren el suelo dan paso
a palmeras de aceite, árboles caducifolios y coníferas.
Vegetación africana

Vegetación
africana

La zona de bosque de sabana, con precipitaciones anuales que oscilan entre los 890
y los 1.400 mm, cubre grandes áreas con un manto de hierba y arbustos ignífugos,
sobre la que se alzan árboles caducifolios y leguminosos, también ignífugos. La
superficie ocupada por la pradera de sabana, donde se registran unas precipitaciones
anuales entre 500 y 890 mm, está cubierta por hierba baja y arbustos, además de
pequeños y aislados árboles de hoja caduca. La sabana da paso a otra región
biogeográfica que solo permite el desarrollo de una vegetación de estepa seca; en la
zona de vegetación esteparia de espino, con precipitaciones anuales de 300 a 510
mm, predomina un manto herbáceo aún más fino junto con árboles carnosos y
semicarnosos dispersos.

En el espacio dominado por la maleza subdesértica, que registra unas


precipitaciones anuales que oscilan entre los 130 y 300 mm, prevalece una formación
herbácea con arbustos pequeños y dispersos.

La zona de vegetación desértica, en áreas con precipitaciones anuales inferiores a


los 130 mm, cuenta con una vegetación muy escasa y dispersa o ninguna en
absoluto. En diferentes costas del continente crece un tipo de vegetación, el manglar,
formación arbórea siempre verde adaptada a la acción de las mareas y con raíces
aéreas. En las regiones de clima templado, la vegetación más extendida es el bosque
mediterráneo (matorrales, encinas y pinos carrascos).

África presenta dos zonas diferenciadas de fauna: la zona del norte y noroeste, que
incluye el Sahara; y la zona etíope, que incluye toda el África subsahariana.

La fauna y los animales en África

La zona norte y noroeste se caracteriza por una fauna parecida a la de Eurasia;


abundan ovejas, cabras, caballos y camellos. El arruí, el ciervo rojo africano, y dos
tipos de íbice son originarios de la costa septentrional africana. Los zorros del desierto
habitan en el Sahara junto a liebres, gacelas y los jerbos, un pequeño roedor saltador.
La zona etíope es famosa por su gran variedad de animales y aves típicas. Bosques y
praderas están pobladas por numerosas especies de antílopes y ciervos, cebras,
jirafas, búfalos, elefantes africanos, rinocerontes, además del babuino y otros monos.

Fauna africana

Carnívoros se encuentran el león, el leopardo, el guepardo, la hiena, el chacal y la


mangosta. El gorila, el simio más grande del mundo, habita en los bosques húmedos
del África ecuatorial, así como monos, ardillas voladoras, murciélagos y lémures.

La mayoría de las aves pertenece a los grupos del Viejo Mundo. La gallina de Guinea
es la principal ave de caza. Las aves acuáticas, en especial los pelícanos, garzas
gigantes, flamencos, cigüeñas y garcetas, se reúnen en gran número. El ibis es
frecuente en la región del Nilo, y el avestruz en África meridional y septentrional. Los
reptiles son de origen europeo en su mayoría e incluyen a lagartos, cocodrilos y
tortugas. En toda la zona etíope se puede encontrar gran variedad de serpientes
venenosas, como la mamba. Entre las serpientes constrictoras destacan las pitones,
principalmente en África occidental; la boa constrictor solo habita en Madagascar.
Abundan los peces de agua dulce, con más de 2.000 especies conocidas, así como
insectos destructivos, en especial mosquitos, hormigas guerreras, termitas, langostas
y moscas tsetsé, estas últimas transmiten la enfermedad del sueño a humanos y
animales (cuando afecta a estos últimos la enfermedad se llama ‘nagana’).© "Fauna y
flora africana" Emmanuel Buchot. Encarta, Wikipedia.

Animales en peligro de extinción en África

Rinoceronte blanco
En África como en el resto de los continentes, hay varios animales en peligro
de extinción. Entre ellos se encuentra elleopardo, el Gorila, Elefante
africano, chimpancé, lemur Negro, Rinoceronte blanco, perro salvaje
africano y el guepardo entre otros. Muchos son los factores que han
contribuido que estos hermosos animales hayan entrado a la lista de animales
en peligro de extinción. En el caso de los gorilas, en su mayoría han sido
cazados y vendidos en partes como objetos exóticos para los coleccionistas.
Los elefantes han sido cazados por siglos, para poder extraerles sus grandes
colmillos de marfil, los cuales eran contrabandeados y vendidos en occidente,
del los colmillos se fabricaban joyas y objetos para la decoración. Pero no
todos los animales se encuentran en peligro debido al hecho que son cazados,
también influye que el ser humano se ha ido apoderando del hábitat natural de
los animales, la deforestación es un factor clave en la muerte de muchos
animales. La contaminación de las cuencas de agua, también afecta a varios
animales, en especial los que necesitan una gran cantidad de agua, como es el
caso de los elefantes. En el caso de los perros salvajes, ellos necesitan vastos
territorios para realizar su casa y alimentar a la manada, sin embargo cada vez
les queda un espacio más reducido para realizar su caza. El rinoceronte blanco
ha reducido su población mundial en casi un 50%, hay 5 especies de
rinocerontes de las cuales el blanco es el que se encuentra en mayor peligro.
Otras especies marinas también se encuentran en peligro a lo largo de las
costas africanas.
lémur negro

Perro
salvaje africano

Suelos[editar]
Debido a que el continente africano no estuvo cubierto por el mar
durante millones de años, los suelos se han desarrollado
independientemente, sobre todo a causa de alteraciones
meteorológicas. Pocos suelos se han beneficiado de la tierra
transportada por ríos o corrientes oceánicas. En su mayor parte, los
suelos africanos sufren un drenaje irregular y no presentan mantos
acuíferos definidos. La mayoría son casi áridos debido a la lixiviación
mineral que producen las fuertes lluvias y a las altas temperaturas. Los
terrenos desérticos (aridisoles y entisoles), que contienen poca
materia orgánica, también comprenden grandes extensiones. Algunos
de los suelos más fértiles son los molisoles, también conocidos como
chernozems o tierras negras, en África oriental, y los alfisoles y los
podsoles en las zonas del sur y del oeste de África.