Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 1 de 9

Revitalizando el conocimiento indígena para el desarrollo endógeno
Freddy Delgado B., Nelson Tapia, Gilberto Lisperguer . AGRUCO es un centro universitario en Cochabamba, Bolivia, que combina la educación superior y la interacción social en las comunidades rurales. En estrecha cooperación con las comunidades, AGRUCO ha desarrollado diferentes metodologías para aprender y realizar un intercambio entre los estudiantes y los campesinos. En este artículo, los autores presentan las cuatro metodologías principales: las hojas informativas del conocimiento campesino, el diagnóstico comunal, los ‘planes de manejo de tierras', y los ‘programas comunales integrales para el auto manejo y el desarrollo sostenible”. En su evaluación de la ‘Década Mundial para el desarrollo cultural de Naciones Unidas', el Departamento de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura señaló la necesidad de construir sobre los aspectos culturales de los pueblos involucrados, no solamente porque esto proporciona una mejor base para la aplicación de los proyectos, sino porque, en cada caso, las realidades culturales proporcionan un margen a los que se deben adaptar los actores que proporcionan apoyo (UNESCO, 1995). En Latino América, y en Bolivia en particular, las organizaciones nativas indígenas se han vuelto muy fuertes a lo largo de la década pasada, demandando mejorías sociales y económicas para la población. Como resultado de ello, el gobierno pasó dos leyes importantes por el gobierno sobre la ‘participación popular' y sobre la ‘descentralización'. Estas leyes permiten un mayor nivel de participación de los pueblos nativos aymara, quechua y guaraní en los procesos de toma de decisiones locales. En este contexto, instituciones dedicadas a la capacitación, la investigación y el desarrollo, como Agruco, se han desarrollado algunos estudios interesantes. Educación Universitaria La educación universitaria en Bolivia, así como en otros países Latino Americanos, tiene efectos diversos sobre su juventud. El hecho que la mayoría de los estudiantes provienen de un origen indígena, muchas veces de padres quechua o aymara, no implica que se identifiquen automáticamente con su propia cultura una vez que se gradúan. Por el contrario, muchas veces han aprendido a aceptar una visión más materialista de la vida, impuesta por la ciencia moderna y las ideas de la Revolución Verde , que conforman la base de la educación agrícola universitaria. El currículo universitario tradicional no proporciona un vínculo entre el conocimiento dentro del aula y los conceptos de las comunidades indígenas. Esta realidad muchas veces aleja a los estudiantes de sus raíces culturales, en vez de vincularlos con el potencial del desarrollo endógeno sostenible (Delgado, 2004). Agruco fue creado en 1985 por la Universidad Mayor de San Simón, universidad estatal, inicialmente para promover una alternativa a la agricultura propuesta por la Revolución Verde , que pudiese influenciar los programas de desarrollo rural de las organizaciones

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 2 de 9

gubernamentales y no gubernamentales. A lo largo del tiempo, este objetivo cambió hacia proporcionar apoyo a las comunidades campesinas rurales, iniciando con proyectos pilotos de investigación, y la transferencia de tecnologías. Posteriormente, se cambió hacia el desarrollo sostenible, la cultura indígena y el diálogo intercultural. Poco a poco, los resultados prácticos y los conceptos de este trabajo con las comunidades se insertaron dentro de la educación universitaria. En el momento actual, los estudiantes que optan por este currículo reciben una educación integrada, que se enfoca en apoyar el desarrollo endógeno. En este proceso, el vínculo entre la universidad y las comunidades rurales es esencial. Los programas de capacitación e investigación, por ello, se inician con una estadía dentro de las comunidades rurales a fin de establecer procesos recíprocos de aprendizaje con familias, buscando lograr el desarrollo endógeno. Esto se realiza, por ejemplo, a través de ‘hojas informativas de prácticas indígenas'. El contacto directo con la vida comunal lleva a una mejor comprensión de la cosmovisión de los miembros de la comunidad, quienes, por ejemplo, consideran la vida de una forma cíclica.

Figura 1. Incorporando la experiencia local dentro de un contexto más amplio

Reconociendo nuestro rol Comenzando con estas hojas informativas de conocimiento campesino como instrumento, en Agruco hemos comenzado a construir una metodología de revaloración e innovación en diversos campos, donde la tecnología y la organización social son elementos fundamentales. Al mismo tiempo, esta inserción nos permite reconocer nuestro rol como agentes o actores externos para el desarrollo sostenible endógeno de una comunidad. De forma similar, se refuerza nuestro rol como actores locales involucrados y comprometidos con un país como Bolivia, que es reconocida como siendo multilingüe y pluricultural. El objetivo principal de Agruco es apoyar el desarrollo endógeno sostenible a través de la revaloración de conocimiento y culturas locales, y a través del reforzamiento de la agroecología. A lo largo de los años, hemos desarrollado metodologías para apoyar el proceso de desarrollo endógeno sostenible sin interferir demasiado con las estructuras, los valores y el contexto social de cada comunidad. Al mismo tiempo, hemos aprendido cómo incorporar estas experiencias dentro de la educación universitaria, así como dentro de las políticas de instituciones de desarrollo y dentro de los gobiernos locales (ver Figura 1).

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 3 de 9

Figura. 2. Las tres esferas de la vida en las comunidades andinas de Bolivia

Comunidad y universidad El diálogo entre Agruco y las comunidades se realiza en las actividades de campo y dentro de las aulas de la universidad. Los temas del diálogo y de la investigación son identificados por las comunidades, y van desde la agroecología hasta cuestiones de políticas y organización. La base de este trabajo es un proceso permanente de reflexión y diálogo entre el conocimiento local y científico. De esta manera, se inicia el proyecto de investigación del estudiante no graduado, con los problemas identificados por los miembros de las comunidades rurales. Luego, se inicia una búsqueda conjunta de soluciones posibles. El programa de investigación relacionado a la revalorización del conocimiento local y la agroecología, que se llama ‘Vida en las comunidades andinas'. Tiene tres dominios: la diversidad de las plantas (incluyendo plantas silvestres, actividades agro forestales, y la conservación de suelos), diversidad animal (incluyendo fauna salvaje), diversidad socioeconómica y cultural (incluyendo estrategias comunales, organización social, economías alternativas comunales y gobernación y gobernabilidad). Cada dominio tiene diversos proyectos y subproyectos, y toma en cuenta conceptos generales, tales como Sostenibilidad, género y empoderamiento de los actores locales. Los programas de licenciatura y maestría se basan en los mismos conceptos. Se ofrecen cursos de reforzamiento, así como un programa de maestría en ‘Agroecología, Cultura y Desarrollo Sostenible en Latino América'. En el 2003, se inició un curso internacional sobre ‘Desarrollo sostenible endógeno y biodiversidad', por un consorcio de universidades asociadas a Compas.

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 4 de 9

Visión de mundo indígena Nuestro marco metodológico se basa en la lógica y el raciocinio de los pueblos rurales, mismo que hemos denominado ‘foco histórico cultural lógico'. Este foco implica que tratamos de entender, analizar y estudiar la realidad de las culturas indígenas desde la perspectiva que poseen los actores sociales. Una noción central en este concepto nativo de vida es Pacha , cuyo equivalente más cercano en términos occidentales sería ‘el todo conformado por el tiempo-espacio'. Pacha incorpora la idea de ‘totalidad' como el concepto eterno y dinámico de tiempo-espacio. Dentro del concepto de pacha, tres esferas de la vida confluyen e interactúan: Pachakamak o vida espiritual, Pachankamachana o vida social, y Pachamama o vida material (ver Figura 2). Pachamama se refiere a las fuerzas materiales que hacen posible la vida, con las que los seres vivientes mantienen un contacto diario. En palabras más sencillas, Pachamama también es conocida como la Madre Tierra. Estas tres fuerzas del Pacha dinamizan todos los aspectos de la vida, y circundan todo y a todos. La humanidad no puede tener una influencia directa en esta esfera. De esta confluencia emana una cuarta esfera, Pachankiri , o la vida cotidiana. Es en esta esfera donde todas las prácticas compartidas para la continuidad de la vida, y la reproducción social, material y espiritual se llevan a cabo, ya sea para la agricultura, la crianza de animales, actividades forestales u otras. Es por este motivo que en la vida diaria estas actividades tienen connotaciones sociales, materiales y espirituales. Esta noción de la sociedad no coloca al ser humano en el centro del universo: la aspiración más elevada es la recreación continua de la armonía entre el micro y el macro cosmos. En la práctica, este enfoque teórico metodológico señala los pasos operativos que permiten una verdadera comprensión de la situación de las comunidades rurales, traduciendo, así, este enfoque teórico en la metodología de la investigación participativa de la revitalización del conocimiento indígena. La premisa básica de esta metodología de investigación es la relación horizontal y el diálogo intercultural del conocimiento entre la universidad y la comunidad. Estos elementos han llevado a resultados y hallazgos positivos en diversos campos, tales como la organización territorial, el manejo de recursos naturales, agricultura, crianza de ganado, arte y economía, así como aspectos como relaciones sociales y mecanismos de apoyo, organización de actividades productivas, rituales y festivales. Estos aspectos, a su vez, han dado surgimiento a propuestas para el desarrollo endógeno, arraigados en la cosmovisión indígena. Cartillas o fichas de revalorización del saber campesino La elaboración de registros de autoría campesina, de los conocimientos y las prácticas quechuas y aymaras locales, que se comparten entre los miembros de la comunidad, educadores y estudiantes, es el punto de inicio de la actividad de investigación y desarrollo. Estas hojas informativas contienen testimonios de los campesinos, y describen de una manera simple y comprensiva, una práctica o un conocimiento innovadores, incluyendo su relevancia social y espiritual. Esta descripción es acompañada por dibujos claros que indican los detalles de la práctica, de la manera en que se conoce y es utilizada por el campesino. De la misma manera, la hoja informativa describe el contexto socio cultural de la comunidad, donde se origina la tecnología o la información, así como los datos personales del autor del testimonio. Finalmente, existe una contribución más técnica que contiene otro tipo de información relevante (Delgadillo, 2000).

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 5 de 9

Figura 3. Ejemplo de una hoja informativa de conocimiento campesino para la elaboración de papas deshidratadas ( chuño )

Metodología Primero, se identifica un conocimiento o una tecnología de interés, se organiza un diálogo con el miembro de la comunidad que posee el conocimiento, y se recolecta el testimonio. A través de la observación participativa, se reconoce aún más el proceso en el que la tecnología fue desarrollada. Luego, en una reunión o un taller comunal, se recoge más información sobre el tema de manera participativa. Luego, la información se sistematiza y distribuye como una hoja informativa dentro de la comunidad. Estas hojas informativas de conocimiento indígena probaron ser herramientas útiles para avivar las discusiones sobre la importancia del conocimiento indígena, y la forma en que se puede ajustar para ajustarse a las necesidades actuales. Además, ha estimulado la auto estima y la motivación de los miembros de la comunidad, para continuar experimentando con estas prácticas. De esta manera, el diálogo entre la institución y la comunidad resulta en conocimiento nuevo. Esto contribuye a la generación de un nuevo desarrollo comunal y de propuestas de capacitación universitaria. Diagnóstico comunal

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 6 de 9

Como las hojas informativas de las prácticas y el conocimiento campesino, la metodología para los diagnósticos comunales se basa en la lógica y la racionalidad andina. El foco metodológico cultural Histórico Lógico considera la vida material, social y espiritual. Esto permite que se obtenga información confiable primaria que contribuya a la comprensión integrada de las necesidades, los problemas y los potenciales en la comunidad. El diagnóstico comunal es un proceso conjunto de aprendizaje entre actores locales y actores externos que participan en el diagnóstico. El primer paso del diagnóstico es identificar, junto con las comunidades rurales, sus ideas, principios y objetivos para el desarrollo endógeno. En las comunidades rurales, se mantiene una identidad andina, junto con una religiosidad católica, en la que, por ejemplo, la madre virgen de Jesús, María, también es vista como la Madre Tierra o la Pachamama (Álvarez et al., 2004). Con esta religiosidad, los principios de desarrollo dentro de la comunidad se orientan hacia lograr un equilibrio entre la sociedad humana, la naturaleza y el entorno espiritual o ritual. Otros elementos de la identidad andina son la relación recíproca entre la gente y la tierra, y el sentimiento de comunidad. Esto incluye las formas en las que las familias rurales, como núcleo básico, enfrentan sus problemas y sus soluciones de manera colectiva en vez de individual. El segundo paso del diagnóstico es determinar la estrategia para el desarrollo endógeno, sobre la base de los recursos locales disponibles. Este paso incluye un diagnóstico de los recursos naturales, humanos, producidos, económicos-financieros, sociales y culturales. El tercer paso del diagnóstico comunal es la creación de una ‘plataforma para el desarrollo endógeno' a nivel local, que puede comprenderse como una alianza estratégica entre la comunidad e instituciones externas de apoyo –gubernamentales y no gubernamentales. Las técnicas participativas utilizadas en los diagnósticos comunales incluyen transectos, observación participativa, entrevistas semi estructuradas, talleres comunales, visualización combinada e historias orales. Los instrumentos de sistematización incluyen calendarios agrícolas, diagramas de temporadas, diagramas Venn y diagramas de flujo. Estas metodologías nos permitieron sistematizar los resultados del diagnóstico, y presentarlos de una forma clara, tanto al entorno académico, a los gobiernos locales y dentro de las comunidades mismas. Planes de manejo de tierras El trabajo con ‘planes de manejo de tierras' es otro instrumento para el diagnóstico y la planificación. Mediante el análisis de las experiencias empíricas de los miembros de la comunidad, se puede iniciar un diálogo sobre las formas sostenibles de manejar sus recursos naturales. Esta metodología combina el conocimiento local sobre los cambios en la base de recursos naturales con métodos científicos para medirlos. En este caso, se utilizan fotografías aéreas digitalizadas o imágenes satelitales. Esta experiencia demuestra cómo se puede combinar el conocimiento local con instrumentos científicos occidentales (Mendieta, Escóbar, Angulo 2001). Esta metodología comprende tres fases. La primera fase consiste de un taller para la socialización y motivación con la comunidad, explicando los objetivos, los beneficios y la metodología de este trabajo. Luego, se eligen miembros de la comunidad, para que juntos reciban capacitación para recolectar las experiencias empíricas de la comunidad. Durante esta

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 7 de 9

fase, el trabajo de oficina incluye la elaboración de mosaicos de fotografías aéreas de la comunidad y la interpretación de las fotos. La segunda fase consiste de reuniones entre los miembros elegidos de la comunidad y el equipo técnico, donde se realiza una reflexión conjunta de la situación actual de los recursos naturales, sobre la base de la evidencia empírica, y las fotografías aéreas de la comunidad. Este análisis incluye la identificación de categorías de uso de recursos naturales, las formas en que se maneja cada una de estas categorías y la necesidad y el potencial para el cambio. Estos datos son incrementados durante viajes de campo y diálogos informales. Junto con las fotografías aéreas ampliadas, esto se ingresa en un sistema de geo-referencia, denominado SIG. Durante la tercera fase, se organiza un segundo taller comunal, donde se presentan y discuten los resultados. Luego, se analizan las propuestas para el cambio, y se toman decisiones comunales, familiares y personales sobre el uso sostenible de los recursos naturales. De manera conjunta, se elabora una propuesta de uso mejorado del territorio comunal. Finalmente, en un tercer taller comunal, se firman acuerdos sobre el futuro uso concertado de recursos naturales. Luego se hace entrega del documento final, que contiene todos los datos recolectados, a la comunidad. Programas comunales integrados A fin de poder presentar esta metodología, uno precisa comprender el contexto de la planificación y el financiamiento de los proyectos rurales dentro del estado boliviano. A lo largo de la pasada década, el gobierno ha decretado tres leyes principales: la Ley de la Participación Popular , la Ley de la Reforma Educativa , y la Ley para el Instituto Nacional de la Reforma Agraria. Para descentralizar las obligaciones y las acciones, la ley de la Participación Popular estableció un mecanismo descentralizado para la distribución de recursos económicos a través de las municipalidades. Sin embargo, en los últimos años, los municipios no han demostrado tener la capacidad de administrar adecuadamente estos recursos económicos. Los fondos para pequeños proyectos tienden a centralizarse en los centros urbanos en vez de llegar a las comunidades rurales. Además, los municipios más pequeños, así como las comunidades rurales, se están enfrentando a una capacidad limitada para diseñar e implementar nuevos modelos de desarrollo. Entretanto, los recursos de los que dependen los municipios son insuficientes para satisfacer todas las expectativas de las comunidades. Esto explica la necesidad de que las organizaciones comunales adquieran las habilidades para diseñar sus planes de desarrollo de una forma coherente, satisfaciendo las demandas de los municipios y de las organizaciones donantes. Agruco, junto con las organizaciones rurales de Tapacarí y Sipe Sipe, y en una escala menor con otros municipios y condados, ha diseñado un programa para reforzar la capacidad de las comunidades y de los municipios. Esto se conoce como el Programa Integrado para la Autoadministración y el Desarrollo Sostenible – PICADS. Los objetivos principales de los PICADS son apoyar a las organizaciones rurales y su sistema de conocimiento, formular propuestas e implementar proyectos para mejorar la calidad de vida de la población, y para reforzar el entorno natural sobre el que se basa. En estas propuestas, tanto la lógica de la economía monetaria, así como de la economía rural tradicional, se hallan presentes de manera equitativa, hecho que permite a los pueblos reafirmar su identidad cultural. Los planes operativos anuales desarrollados en cada

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 8 de 9

comunidad también enfatizan la interrelación con las otras comunidades rurales, otros municipios e instituciones de desarrollo. Existen tres etapas en este proceso. Durante la etapa de ‘orientación', que dura aproximadamente un año, se llevan a cabo reuniones con los campesinos a manera de talleres comunales, seminarios y congresos. Durante estas reuniones, se analizan los objetivos de las comunidades y de las municipalidades, así como sus características, potenciales y limitaciones principales. Luego, se planifican las actividades para desarrollar subproyectos, otorgando prioridad a los niveles comunales y zonales. Durante la segunda fase, o de ‘consolidación', se lleva a cabo la investigación participativa para las hojas informativas de conocimiento campesino, así como un proceso profundo de diagnóstico comunal. Se organizan talleres en los que las comunidades pueden intercambiar experiencias, con énfasis en la organización comunal y el apoyo a las actividades productivas. La tercera etapa de ‘transferencia' involucra distintas actividades que se orientan hacia el reforzamiento de la organización comunal y el manejo y administración de los proyectos de la comunidad. Algunas conclusiones Las metodologías aquí presentadas han resultado en propuestas para el desarrollo endógeno que consideran la Sostenibilidad , la auto-administración, la vida social, la vida material y la espiritualidad de las comunidades rurales. PICADS no solamente implica la elaboración de propuestas, sino, también, la participación de las bases en su elaboración e implementación. Al mismo tiempo, el impacto no solamente se limita a las comunidades rurales involucradas. La metodología también requiere plataformas de las organizaciones rurales con las organizaciones gubernamentales, así como entidades no gubernamentales y financieras. Actualmente, los PICADS han sido implementados en varios municipios y comunidades, con resultados que son bastante alentadores. Además de ser una propuesta de desarrollo integrado, también permite la implementación de actividades para el desarrollo endógeno, que pueden ser monitoreadas y evaluadas por los mismos actores locales. En ese sentido, también es una estrategia para reforzar el manejo preciso y sostenible de los recursos naturales escasos en el territorio comunal. En este proceso, resulta fundamental el apoyo de técnicos calificados, que han recibido una educación integral que incluye la cosmovisión indígena. Estamos convencidos que una educación universitaria basada en el reforzamiento de la síntesis entre el conocimiento científico y el conocimiento andino tradicional es necesario para educar a los profesionales de campo que poseen la capacidad de apoyar verdaderamente este tipo de desarrollo endógeno. Referencias Agruco, 2002. Plan estratégico de la VII fase. Documento de consulta interna, AGRUCOCochabamba. Álvarez A., Mendienta R., Delgadillo, J., 2004. El valor simbólico y espiritual de la tierra y ecosistema de montaña – el acceso a la tierra en la comunidad San Juan de la Comuna. Artículo sin publicar. Álvarez A., 2004. Caracterización socioeconómica y acceso a la tierra en la comunidad de San Juan de la Comuna , Provincia Bolívar, Departamento de Cochabamba (Tesis de

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Revitalizando el conocimiento indigena - articulo74

Página 9 de 9

Pregrado). Delgadillo J., 2000. Revalorización de tecnologías campesinas para el desarrollo sostenible. En: metodologías participativas hacia el diálogo de saberes. Edición Maela, Cochabamba, Bolivia Delgado F., 2004. Ecosymbiotic complementary and comunal approaches for the coevolution of sciences and dialogue of knowledges. In: Internacional Conference: Bridging Scales and Epistemologies: Linking Local Knowledge with Global Sciences in Multiscale Assessments. Egypt. March, 2004. P. 31. Mendieta Escóbar, Angulo, 2001. Diagnóstico participativo y plan de ordenamiento predial a nivel comunal. AGRUCO, HAM de Tacopaya. PASA-UE.

Publicado en: Revista COMPAS No. 7. Compartiendo visiones de mundos locales: Diagnóstico comunal para el desarrollo endógeno. Enero de 2005.

 

AGRUCO
Av. Petrolera km 4 1/2 (Fac. Agronomía). Casilla 3392.Tel./Fax: (0591-4) 4762180 / 4762181. E-mail: agruco@agruco.org Cochabamba - Bolivia

http://www.agruco.org/nuevos_articulos/articulo74.htm

12/06/2006

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful