You are on page 1of 2

Crítica

Efecto de época del año (verano vs. invierno) en variables fisiológicas,


producción de leche y capacidad antioxidante de vacas Holstein en una
zona árida del noroeste de México

En el año 2015 la Universidad Autónoma de Baja California, de México, realizó un


estudio sobre el efecto de la época del año en la producción de leche y capacidad
antioxidante de las vacas. El objetivo de este estudio era poder demostrar que de
acuerdo a la época del año en la que se esté, hay condiciones climáticas que favorecen
o desfavorecen al ganado a la hora de generar una mayor producción de leche. Para
esto se realizaron observaciones en algunas respuestas fisiológicas de las vacas y sus
capacidades antioxidantes, así como también se calculó la producción y composición
de la leche obtenida.

Este estudio se llevó a cabo en el establo comercial “Magaña “ubicado en el valle de


Mexicali en México, donde el clima es árido y extremo, capaz de pasar de
temperaturas de 52°c en verano a temperaturas de -6°c en invierno. De este establo
se tomó una muestra aleatoria de 40 vacas de raza Holstein, 20 en verano y 20 en
invierno, las cuales son capaces de producir de entre 100 a 150 d de leche. En ambas
épocas del año el ganado se alojó en el mismo corral de 5.082,45 m^2, y cumplieron
con la misma dieta, es decir, fueron alimentados con 4 kg de concentrado comercial
paletizado acompañado de agua sin ninguna restricción.

Las mediciones y muestreos sanguíneos se realizaron 3 veces en una semana de cada


época, utilizando el mes de julio para el estudio de la época de verano, y febrero para
el estudio de la época de invierno, siendo elegidos porque tienen las temperaturas
ambientales más altas y más bajas respectivamente. Las variables evaluadas en el
estudio fueron la condición corporal, producción y composición de la leche y
variables fisiológicas como: temperatura rectal, frecuencia respiratoria y temperatura
de la piel en diferentes partes del cuerpo durante mañana y tarde. Una vez obtenida
la información se somete a un análisis ANOVA con el fin de probar la hipótesis de
que las medias de ciertas muestras son las mismas o no tienen diferencias
significativas, se tomó como factor de interés la época del año, es decir verano vs
invierno, y se utilizó un nivel de significancia del 5%. Se usó el procedimiento GLM
del paquete estadístico SAS donde se realizaron comparaciones de medias por medio
de una prueba “t” de student, si las probabilidades oscilaban entre 0,05 y 0,10, se
consideró como tendencia, es decir, no presentaba diferencias significativas en sus
medias.

Las variables fisiológicas, evaluadas por los investigadores, fueron mayores en la


época de verano. La condición corporal no presenta diferencias significativas entre
las dos épocas. Con respecto a la producción y composición de la leche hay
diferencias significativas entre las épocas de invierno y verano, en invierno hay
mayor producción de leche, pero en verano la leche tiene mayor contenido de grasa,
proteína cruda y sólidos no grasos. En cuanto a los metabolitos, las concentraciones
de glucosa y colesterol presentaron diferencias significativas, en verano hay mayor
concentración de glucosa y en invierno hay mayor concentración de colesterol, la
concentración de triglicéridos no presenta diferencias significativas entre las dos
épocas. Por último, el índice de estrés oxidativo es mayor en verano comparado con
el de invierno.

En condiciones de alta temperatura y baja humedad relativa, se produce estrés por


calor (EC) en las vacas, lo que activa los mecanismos de termorregulación
fisiológicos y metabólicos, en respuesta a las condiciones extremas. El incremento en
la temperatura corporal y frecuencia respiratoria, además de una reducción en el
consumo de alimento, son respuestas que ayudan a disipar el calor y reducir la
producción de calor metabólico. Estas respuestas al estrés por calor, afectan la
producción de le leche. Con respecto a los incrementos en el contenido de grasa y
proteína en el verano, los autores lo atribuyen a la disminución en el volumen de
leche, lo que aumenta la concentración de grasa y proteínas.

Por lo tanto, ellos concluyen que el estrés por calor en verano afecta negativamente la
producción de leche y la fisiología de las vacas Holstein.

Crítica

A continuación mencionaremos sugerencias al estudio descrito anteriormente, según


nuestro criterio, el estudio se debió realizar con los datos de varios meses, ya que al
realizarlo con los datos de un solo mes en cada época puede que se esté sesgando la
información. Los autores tomaron el mes más extremo de cada época y realizaron las
diferencias de medias de cada variable fisiológica y la producción de leche, pero al
tomar más de un mes esta media cambia y puede ser que a la hora de evaluar las
diferencias de medias estas no sean significativas, para concluir que las condiciones
ambientales que producen estrés por calor afecten negativamente la producción de
leche y la fisiología de las vacas Holstein.