You are on page 1of 2

No.

051908

Llama Salud Sonora a no bajar la guardia contra el mosco

Para evitar la reproducción del mosco transmisor del dengue, zika y chikungunya, la
Secretaría de Salud en el Estado hace un llamado a la población a no bajar la guardia con
las acciones de limpieza de los patios en los hogares y los aerocoolers.

Gerardo Álvarez Hernández, director general de Promoción a la Salud y Prevención de


Enfermedades, enfatizó que para evitar los criaderos del mosquito Aedes aegypti es
importante tirar los criaderos como botes, botellas, tapas, corcholatas y llantas.

Así mismo, agregó, voltear y tapar cubetas, botes y recipientes en los que se ofrece agua
a mascotas y los depósitos de agua, así como lavar frecuentemente los artefactos que
puedan servir como criaderos de mosquitos.

“Es recomendable vestir pantalones y usar ropa que cubra los brazos, en caso de ser
necesario usar repelentes comerciales a base de DEET, que estén autorizados para su
venta pública”, señaló.

El funcionario estatal agregó que para evitar en la medida de lo posible que ingresen los
moscos a los hogares, es necesario colocar mosquiteros en puertas y ventanas, además,
al dormir se recomienda usar pabellones para disminuir la probabilidad de sufrir picaduras
de mosquitos.

Álvarez Hernández resaltó que en Sonora no se han confirmado casos ni defunciones de


dengue desde hace 21 semanas, ya que el último caso ocurrió el 30 de noviembre de
2018.

Así mismo, indicó que desde hace 2 años 8 meses no han ocurrido casos de chikungunya
en el estado, además que han transcurrido 10 semanas sin casos de zika.

“Para disminuir la densidad de mosquitos transmisores del dengue, zika y chikungunya, la


Secretaría de Salud fumigó durante la última semana 2 mil 855 hectáreas y se revisaron 7
mil 241 ovitrampas instaladas en siete municipios prioritarios”, finalizó.

Recomendaciones para protegerse del mosco:


• Al viajar a regiones con casos de dengue, zika o chikungunya, es importante reforzar las
medidas de protección individual, como el uso de repelente cada cuatro horas y dormir
bajo pabellón.
• En caso de presentar fiebre, dolor de cabeza, en los músculos y articulaciones, así como
conjuntivitis y/o salpullido, no automedicarse y acudir de inmediato a su unidad de salud.
• Las mujeres embarazadas deben evitar en la medida de lo posible, el contacto con
personas que presentan fiebre y salpullido, así como acudir puntualmente a su control
prenatal.