You are on page 1of 3

Actualmente en pleno siglo XXI, los países de Latinoamérica pasan por un problema de

corrupción en la entrega de “favores” con el cambio de beneficios como se ve inmersos


inmerso la empresa transnacional Obredech con la mayoría de países de Latinoamérica,
que se evidencia que con el fin de llegar al poder por los futuros representantes de una
república se evidencia que la ética y moral solo es un escrito. una pantomima que dura
desde que entran al poder hasta el fin de este.

En el año pasado en las elecciones de la alcaldía de Tokio, Japón. un robot se presentó


como candidato, que pretendía ganar los comicios electorales con el lema de acabar la
corrupción con "oportunidades justas y equilibradas para todos" (según informa el portal
japonés NHK News) . Con lo que nos da en el pensar del futuro que se avecina en el
aspecto de justicia con la ayuda de la tecnología que traerá mucho debate entre si la
maquina estará preparado en partir justicia equitativamente o como es la persona o grupo
que lo programara.

En este ensayo, se analizará la aplicación máquina programado frente a la capacidad


humana, sus diferencias y experiencias frente al uso de solución de problemas usando la
ética y moral aplicando al entorno social.

En abril de 2018 en Japón en una de las elecciones de la alcaldía de los distritos de Tokio,
sorpresivamente se nos presenta un candidato inusual. Un robot, llamado Michihito
Matsuda que está participando en las elecciones con el lema de “acabar la corrupción”,
"oportunidades justas y equilibradas para todos". Donde se comprometía analizar los
problemas de su ciudad y desprender con ayuda de la inteligencia artificial las soluciones
positivas y negativas que tendría puesta en marcha. Los creadores de esta idea del robot
alcalde encuentran Tetsuzo Matsuda, vicepresidente del proveedor de servicios móviles
Softbank, y Norio Murakami, un ex trabajador de Google en Japón Ambos determinan
que las maquinas pueden hacer políticas más justas; pero el dilema es: ¿Estará el robot a
la altura de solucionar problemas muy complejos como el pensar humano? ¿sabrá impartir
equitativamente el rol de justicia frente la sociedad?
Una investigación de los Laboratorio Bristol Robotics en Inglaterra, se hizo un
experimento donde a un robot se programó computacionalmente los principios de la ética
humana en la importancia de salvar la vida de una persona. Los experimentos resultaron
con datos muy interesantes: se creó un robot que sea reconocido como un ser humano que
estas por caerse al precipicio, el robot programado con principios éticos funciono bien
logrando salvar al robot “humano “cumpliendo con su rol ético. Eso sí, las cosas
cambiaron cuando se puso 2 robots humanos; una interrogante muy difícil que
prácticamente el robot se veía sobrepasado donde fue incapaz de dar una decisión,
terminado que los robots humanos se caen al precipicio.

En cambio, con el ser humano la toma de decisiones es más “fácil” dependiendo a las
aplicaciones éticas que este en su vida haya adquirido: dependiendo de la persona si es
más joven que la otra, si esta con una enfermedad terminal o si está en perfecto estado de
salud y la parte de distinguir entre lo bueno y lo malo es lo que el robot hace la limitación
de ese aspecto.

Pero, ¿habrá algún día que el robot tome las decisiones como un ser humano como
impartir justicia? Aunque actualmente suene como ciencia ficción cumplen roles como
convivir con humanos, acompañando en realizaciones de tareas específicas e incluso tener
relaciones afectivas o de otro tipo con ellos. Con la creación de nuevos códigos y avances
de la inteligencia artificial a un robot se le podrá impartir la comunicación y la interacción
con el ser humano, esto puede dar las relación física y moral de la sociedad, desarrollando
la capacidad jurídica con el fin de garantizar de impartir transparencia e imparcialidad.

Aunque también puede que haya errores en la parte de impartir justicia con algunos casos
como en casos de corrupción de personas muy mayores de edad, donde el robot tendría
un conflicto en una de las políticas de que debe pagar por sus crímenes o la elección de
la moral adquirida, cosas que hasta el propio ser humano está en debate en tales casos.
Pero de lo que puede estar seguro que un robot puede impartir un equilibrio ya que utiliza
cálculos y estadísticas soluciones como la pobreza, la enfermedad o la destrucción del
planeta que a veces el ser humano no puede abarcar.
Conclusión.

En lo personal veo que se está avanzando de una forma muy rápida con respecto a la
tecnología, robots que realizan el trabajo con mayor eficacia y en un futuro no muy
lejanos se verá que la parte moral y ético se acercará a lo del ser humano. Pero los robots
¿Son mejores o no que el ser humano? Es otra interrogante que dejare tentativa.

Pero actualmente como seres humanos podemos ser justos e imparciales cuando se tiene
que hacer, donde debe primar la educación poniendo la ética en el epicentro de todo que
nos haría más humildes, más cuidadosos con nuestro medio ambiente y sobretodo
evitando ser partícipes de violencia e irregularidades.