You are on page 1of 4

La Cena del Señor (Santa Cena)

Introducción.

Y mientras comían, Jesús tomó pan y bendijo, y lo partió y les dio, diciendo:
Tomad, esto es mi cuerpo. Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio;
y bebieron de ella todos. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que por
muchos es derramada. De cierto os digo que no beberé más del fruto de la vid,
hasta aquel día en que lo beba nuevo en el reino de Dios. (Mar. 14:22- 25)

¿Qué es la Cena del Señor?

La Cena del Señor, al igual que el Bautismo, es una ordenanza a la iglesia que
en éste caso fue instituida por el mismo Señor Jesucristo, como hemos podido
ver en el pasaje bíblico que se ha usado en la “introducción”. El apóstol Pablo
así lo confirma en 1 Cor. 11:23-26.

También como el bautismo, se trata de un simbolismo, de 3 aspectos básicos


para la doctrina cristiana:

1) Anunciar la muerte de nuestro Señor Jesucristo. (1 Cor. 11: 26) “Así, pues,
todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte
del Señor anunciáis hasta que él venga.”

2) Cómo se nutre la Vida Cristiana. Porque como cristianos nos nutrimos de la


vida de Cristo simbolizada en los elementos de la Cena del Señor: Cristo es la
vida del cristiano y el cristiano que vive una vida espiritual abundante y creciente
en gracia es el que está en constante comunión con él (Juan cap. 6 vers. 53)”
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo
del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.”

3) Nuestra Unión con Cristo. También simboliza la unidad que tenemos en Cristo,
por medio de nuestra participación en él. (1ª Corintios cap. 10 vers.17).” Siendo
uno solo el pan, nosotros, con ser muchos, somos un cuerpo; pues todos
participamos de aquel mismo pan”.

Los elementos de la Cena del Señor.

Los elementos que Jesús utilizó en la cena con sus apóstoles fueron pan y vino.
El pan tuvo que ser necesariamente pan sin levadura porque así lo exigía la ley
mosaica. Y El vino fue vino ordinario, fermentado, jugo de la uva.

¿Quiénes deben celebrar o tomar la Cena del Señor?

El Señor instituyó la Cena del Señor con los apóstoles, pero con la idea de que
fuera entregada a la iglesia para ser celebrada por ella (No hay ninguna
referencia bíblica sobre que los apóstoles, por Pablo y sus compañeros
celebraran en alguna ocasión la Cena del Señor fuera del contexto de una iglesia
o congregación). Según las enseñanzas del Nuevo Testamento y la práctica de
los cristianos primitivos la Cena del Señor debe ser siempre una celebrada por
una iglesia congregada. No es absolutamente que sea necesario realizarla en el
templo, pero sí es necesario que sea la iglesia congregada, aunque sea en otro
lugar distinto del templo

La responsabilidad en cuanto a la celebración de la Cena del Señor está en manos


de la Iglesia como un cuerpo, y en gran parte, en el pastor de la Iglesia.

Requisitos para participar de la Cena del Señor.

1)Haber nacido de nuevo.

Así como el alimento material no se le da a los que han muerto físicamente, sino
a los vivos para sustentar la vida que tienen, así mismo los elementos simbólicos
del alimento espiritual de nada vale que se le den a los que están muertos
espiritualmente, sino más bien a los que con vida espiritual necesitan
alimentarse de Cristo (Efesios cap. 2 vers. 1 al 5).” 1 Y él os dio vida a
vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 5 aun
estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con
Cristo (por gracia sois salvos),”

2) Haber sido bautizados.

Así como es necesario nacer antes de poder comer, es necesario haber recibido
la inmersión (bautismo) que es el símbolo del nacimiento espiritual, antes de
poder recibir el alimento espiritual (la Cena del Señor) (Hechos cap. 2 vers. 41
al 46)” 41 Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se
añadieron aquel día como tres mil personas. 42 Y perseveraban en la
doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el
partimiento del pan y en las oraciones. “

3) Mantener la comunión con la iglesia. (Unidad)

Según el Nuevo Testamento, la Cena del Señor era celebrada por la Iglesia de
Cristo reunidos en uno como tal (Hechos cap. 2 vers. 46 y 47 / cap. 20 vers. 7
/ 1ª de Corintios cap. 11 vers. 18 al 22). Así expresaban los miembros de cada
iglesia no sólo su comunión individual con Cristo, sino también la comunión con
la iglesia como cuerpo de Cristo (1ª de Corintios cap. 10 vers. 16) Por tanto, es
requisito para participar de la Cena del Señor, estar en comunión con el cuerpo
de Cristo.

4)Llevar una vida ordenada apegada al evangelio. (Estar casado si tiene pareja)

Un miembro de la iglesia anda desordenadamente cuando su vida es contraria a


los preceptos del Evangelio.
Impedimentos para tomarla

1. Conducta inmoral (1ª de Corintios cap. 5 vers.1 al 13)” De cierto se oye


que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se
nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre.
11
Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose
hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho,
o ladrón; con el tal ni aun comáis.”

2. Desobediencia a los mandamientos de Cristo (2ª de Tesalonicenses cap. 3


vers. 6, 11,12 y 15)” 6 Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de
nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande
desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de
nosotros. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan
desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo
ajeno.” Es decir, andar desordenamente es practicar cosas contrarias al
evangelio chismes, contiendas, enojos, malas prácticas, calumnias, contiendas
conyugales, enemistades, mentiras y vocabulario vulgar.

Si la toma bajo estas condiciones lo hace indignamente. (1ª Corintios 11:29)”


29
Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del
Señor, juicio come y bebe para sí.”

Consecuencias de tomar la cena del Señor bajo estas condiciones ósea


indignamente

(1ª Corintios 11:30)” Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre
vosotros, y muchos duermen.”

La solución a este inconveniente

(1ª Corintios 11:28;31 y 32) “28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo,
y coma así del pan, y beba de la copa. 31 Si, pues, nos examinásemos a
nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32 más siendo juzgados, somos
castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.

Este juicio no es tanto la condenación moral de parte del creyente de sus propios
hábitos y caminos, sino de sí mismo por haberse permitido semejante manera
de conducta es decir buscar la causa del fallo y eliminarla no sin antes haber
pedido perdón a dios o su hermano si esta tiene origen en una intriga con otra
persona “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar
nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” (1 Jn 1:9). El
arrepentimiento diario es parte de la vida de un cristiano. El juicio de sí mismo
evita el castigo. Si se hace caso omiso de este juicio, el Señor juzga y el resultado
es castigo, pero nunca condenación. Referencia (1 Cor 5:5)” 5 el tal sea
entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu
sea salvo en el día del Señor Jesús.”
Preguntas frecuentes

¿Porque hay que estar bautizado para participar de la santa cena?

Creo que la Cena del Señor es una celebración solemne que hacemos en base a
una experiencia; es decir, lo que conmemoramos es la muerte de Cristo por cada
uno de nosotros, una celebración individual que realizamos en grupo. En base a
ello, entendemos que quienes deben participar son aquéllas personas que han
experimentado en sus vidas la gracia y el perdón de Dios, reconociendo su
necesidad de salvación y testificándolo públicamente mediante el bautismo.

¿Pueden ser cambiados los elementos de la cena, por ejemplo, en lugar


de vino o jugo de uvas usar jugo de manzana o jugo de moras?

En nuestra iglesia no realizamos ese tipo de prácticas; si bien entendemos que


es un símbolo, seguimos utilizando los mismos elementos que nuestro Señor usó
en la última cena con sus discípulos.

¿Con que frecuencia se debe realizar la cena del señor?

No encontramos en La Palabra una indicación sobre esto. Algunas iglesias lo


celebran cada dos domingos, otras una vez al mes… La frecuencia no significa
obligatoriamente que tenga más o menos valor, lo cual viene determinado por
un conocimiento real de lo que se está haciendo: anunciar la muerte del Señor
hasta que Él venga (1ª Corintios 11)

¿Debo de cumplir con la cena del Señor para poder administrar en la


iglesia de Dios? ¿O el no hacerlo implica algún impedimento para servir?

Participar en la Cena del Señor no es un requerimiento para el servicio, sino


como sabemos, una celebración de recuerdo de lo que Jesucristo hizo por
nosotros. Mi pregunta sería a modo de reflexión: ¿Por qué alguien que quiere
servir en la iglesia no querría participar de esta celebración? Si hay algún
impedimento de tipo que impida participar en esta celebración, entonces
entiendo que también los hay para servir o administrar en la iglesia.

¿Es cierto que no puedo participar de la cena del Señor en estado de


menstruación o si me uní a mi pareja íntimamente?

Esto es totalmente falso y no tiene asidero bíblico ya que estas situaciones no


hacen indigna a las personas que desea participar