You are on page 1of 2

HISTOPLASMOSIS

Es una enfermedad granulomatosa causada por el histoplasma capsulatum, un


saprofito del suelo hayado principalmente en las heces de gatos y pájaros; está
infección se detecta principalmente al nordeste y surdeste y central de los
Estados Unidos. La histoplasmosis es la micosis sistémica más frecuente de los
Estados Unidos, las manifestaciones clínicas incluyen histoplasmosis pulmonar
aguda y la crónica y la forma diseminada, que ocurre principalmente en los
pacientes inmunodeprimidos, suele presentar lesiones bucales el 30% de los
pacientes y estas lesiones pueden llegar a afectar cualquier zona de la mucosa
incluida la encía. Se inician como lesiones nodulares o papilares que se
transforman en ulcerativas con pérdida de tejido gingival y dolor, su aspecto
puede simular un tumor maligno; el tratamiento consiste en terapia antifúngica
sistémica.

LESIONES TRAUMÁTICAS

Los antecedentes de estas lesiones pueden ser: ficticios, iatrogenicos o


accidentales. Las lesiones químicas así como las físicas y las térmicas pueden
afectar el periodonto. Existen dos tipos de daños que se pueden presentar:
químico, físico y térmico.
 Daño químico.-
El grabado de la superficie con diversos productos químicos con propiedades
tóxicas pueden producir reacciones como la descamación inducida por
clorhexidina, quemadura por ácido, acetilsalicilico, quemadura por cocaina,
descamaciones debido a los detergentes de los dentífricos. Estas lesiones son
reversibles y se resuelven después de la retirada de influencia tóxica.
 Daño físico
Los agentes para la higiene bucal y los procedimientos poco expeditivos pueden
resultar dañinos para los tejidos gingivales. Si los traumas físicos son limitados
la respuesta gingival es una hiperqueratosis la cual genera una queratosis
friccional de tipo leucoplacia. En caso de que haya un trauma más violento el
daño desembocara desde una laceración gingival superficial hasta una pérdida
de tejido que genera recesión gingival.
El diagnóstico del daño físico se basa en los hallazgos clínicos.
 Daño térmico
Las quemaduras térmicas extensas de la mucosa bucal son muy raras, pero las
quemaduras leves provocadas sobre todo por bebidas calientes son las que se
observan a menudo. El paladar y la mucosa labial son los sitios de preferencia
pero puede ser afectada cualquier parte de la mucosa como la encía. Y esto
puede llegar a producir la descamación de una superficie coagulada, también se
puede producir vesículas y a veces pueden presentarse ulceraciones, petequia
o erosión.

REACCIONES A CUERPOS EXTRAÑOS

Se establece otro tipo de reacción tisular a través de una ulceración epithelial


que permite la entrada de materiales extraños en el tejido conectivo gingival, esto
puede suceder por abrasión o corte, una forma de este daño tisular muy bien
ejemplificada es el tatuaje de amalgama. Un estudio clínico demostró que a
menudo se presenta como una lesión crónica dolorosa roja o rojo blanquecino
con casi siempre mal diagnosticada como liquen plano siendo en realidad
inflamación gingival por cuerpos extraños.