You are on page 1of 7

MCMI-III.

INVENTARIO CLÍNICO MULTIAXIAL DE MILLON-III

Nombre original de la prueba


MCMI-III. Millon Clinical Multiaxial Inventory – III.

Propósitos de la prueba
Facilitar información a los clínicos-psicólogos, psiquiatras, consejeros, trabajadores
sociales, médicos y enfermeras, que realizan evaluaciones y toman decisiones sobre el
tratamiento de personas con dificultades emocionales e interpersonales. Con el perfil de
puntuaciones arrojado por el MCMI-III seleccionar e identificar a los pacientes que pueden
requerir una evaluación más intensiva o atención profesional; Los puntos de corte en las
escalas de este inventario pueden usarse para tomar decisiones referidas a trastornos
primarios de comportamientos o síndromes diagnósticos, y las puntuaciones en sub-escalas
que pueden apoyar juicios acerca de deterioro, severidad o cronicidad de la patología.
A partir de examen del patrón de configuración las 24 escalas clínicas en su
conjunto pueden derivarse interpretaciones más dinámicas y comprehensivas de las
relaciones entre sintomatología, conducta de afrontamiento, estilo interpersonal y estructura
de la personalidad.

Población de aplicación
Adultos mayores de 18 años (Mujeres o Hombres) que buscan tratamiento de salud
mental, con características como: presenten problemas emocionales y síntomas
interpersonales o que estén en psicoterapia o evaluación psicodiagnóstica. Es importante
tener en cuenta que el sujeto al que se le aplique el MCMI-III debe contar con habilidades
para la lectura y comprensión, por lo mínimo contar con la enseñanza primaria obligatoria.
Para una aplicación satisfactoria del inventario, es vital que el examinado se sentía
razonablemente cómodo y libre de distracciones o de excesiva fatiga.
Restricciones de la prueba
Esta prueba no es un instrumento de personalidad general para ser utilizado con
población normal (no clínica) o para una finalidad diferente a la de la evaluación
psicológica.
Quien haga uso del MCMI-III debe contar con experticia en la aplicación del test,
métodos psicométricos, práctica clínica y conocimientos teóricos para la comprensión de
los manuales de esto. Por tal razón se recomienda que el profesional cuente con alguna
especialización en psicología clínica, consejo psicológico, trabajo social o psiquiatría. En el
caso de ser utilizado este instrumento para una investigación o la formación para
licenciados la supervisión de un profesional experto debe ser obligatoria.
|Los resultados que arroja el MCMI- III no da un diagnóstico, solo representa una
faceta de la evaluación total del paciente; la precisión de cualquier medida de auto informe
mejora cuando los resultados se evalúan en el contexto de otras fuentes clínicas.
Es conveniente que el clínico considere cuidadosamente el impacto de variables
demográficas importantes, esto para proporcionar, individualizar y enriquecer el significado
de los datos clínicos del MCMI-III.
Por último, este inventario se aplicara a sujetos que no se encuentre en crisis,
confusión, sedación o la medicación interfiera con la capacidad del individuo para
responder los ítems del test. De ser aplicado el MCMI en las circunstancias mencionadas
se deberá volver a evaluar al sujeto en fechas posteriores.

Número de escalas e ítems


El MCMI-III cuenta con 5 escalas y 28 sub-escalas; 4 escalas de control (sinceridad
X, deseabilidad social Y, devaluación Z, validez V), 11 escalas de Patrones Clínicos de la
personalidad (Esquizoide 1, Evitativo 2A, Depresivo 2B, Dependiente 3, Histrionico 4,
Narcisista 5, Antisocial 6A, Agresivo sádico 6B, Compulsivo 7, Negativista pasivo-
agresivo, Autodestructivo 8B), 3 escalas de Patología Grave de la Personalidad
(Esquizotípico S, Límite C, Paranoide P), 7 escalas de Síndromes Clínicos (Trastorno de
ansiedad A, Trastorno somatomorfo H, Tratorno bipolar N, Trastorno distímico D,
Dependencia del alcohol B, Dependencia de sustancias T, Trastorno de estrés
postraumático R), y por ultimo 3 escalas de Síndromes Clínicos graves (Trastorno del
pensamiento SS, Depresión mayor CC, Trastorno delirante PP). Este inventario contiene
175 Items con respuesta verdadero/falso.

Tipo de formato de reactivo utilizados

Material de la prueba
Manual, cuadernillo, hoja de respuesta, y PIN de corrección.

Instrucciones de diligenciamiento
Instrumento de auto aplicación, puede darse en algunos casos que el examinado
requiera ayuda. Se le pide al paciente que se tome unos minutos para leer con atención las
instrucciones y para rellenar la información sociodemográfica (fecha de nacimiento, sexo,
estado civil, nivel de estudios, lugar de residencia y sus problemas principales). Si el sujeto
evaluado presenta dificultades el evaluador puede ayudar a rellenar las respuesta, incluso de
no ser entendidos los ítems el evaluador está en la obligación de leer en voz alta, explicarle
y aclarar cualquier duda que el sujeto tenga con el ítem.
Se debe informar las medidas que se van a tomar para mantener la confidencialidad
de los resultados y asegurar la misma tras la impresión y anexo de estos resultados en el
informe (en estos casos el evaluado para guardar la confidencialidad asignando un numero
al evaluado en los resultados que arroje el inventario).
Es importante que antes de la aplicación de este inventario se haga diligenciar un
consentimiento informado al sujeto evaluado, esto para informar y explicar los
procedimientos que se llevaran a cabo, el objetivo de la aplicación, los alcances de la
prueba y las limitaciones de la misma.

Tiempo de aplicación
El tiempo es variable y sin límite, duración aproximada 45 min.

Descripción general de la prueba


Millon, Davis y Millon (2007) describen el Inventario MCMI-III como una
herramienta que pretende evaluar en constante desarrollo y que puede ser modificada según
las necesidades en los avances de la época.
El Millon Clinical Multiaxial Inventory o Inventario Clínico Multiaxial de Millon
(MCMI) es un instrumento de auto-aplicación que evalúa problemas de personalidad,
identificación de dificultades emocionales y personales, trastornos comportamentales o
síndromes clínicos (Ballester y Villanueva, 2014). Para Souci y Vinet (2013) el MCMI-III
evalúa integralmente la personalidad en adultos con trastornos descritos en el DSM-IV
junto a otros que figuraban en el DSM-III; el MCMI es bastante utilizado por psicólogos
forenses en el ámbito penitenciario. Este inventario ha tratado de tener un numero de ítems
pequeño para fomentar el uso en todos los contextos diagnósticos y de tratamiento, aunque
lo suficiente extenso como para permitir la evaluación de un amplio rango de conductas
clínicas relevantes. (Millon, Davis y Millon, 2007).

Fundamentación Teórica
Los puntos centrales del modelo integrador de la personalidad y los trastornos de
Theodore Millon se concreta en los siguientes aspectos fundamentales: 1. La utilización de
una perspectiva teórica integradora: integración entre la estructura y la dinámica de la
personalidad, la integración de la perspectiva nomotética y la perspectiva ideográfica,
integración de diferentes modelos teóricos y modelos de intervención; 2. Su insistencia en
el continuo “normalidad/patología”: se entenderá por personalidad normal los estilos
distintivos de adaptación que resultan eficaces en entornos normales y los Trastornos de
Personalidad como estilos de funcionamiento inadaptados, que pueden atribuirse a
deficiencias, desequilibrios o conflictos en la capacidad para relacionarse con el medio
habitual; y 3. La incorporación a su modelo de los principios de la Teoría de la Evolución:
la teoría de la evolución de Darwin es la base que utiliza Millon para definir su modelo de
la personalidad desde un nivel estructural y funcional, utilizando tres polaridades psíquicas.
(Cardenal, Sánchez y Ortiz, 2007).
Para Souci y Vinet (2013) la personalidad vista por millón es el patrón de
funcionamiento adaptativo que los seres humanos presentan para relacionarse con su
ambiente, dicho modelo es basado en la combinación de tres dimensiones polares:
búsqueda de placer y evitación del dolor, modos de adaptación activo y pasivo, y
orientación hacia sí mismo u otros. Para Pedrero, López y Fernández La teoría de Millon en
dos principios básicos: los mencionados anteriormente cuyas combinaciones extremas
configuran los trastornos de la personalidad y la analogía del sistema inmunitario, según la
cual, la personalidad sería la estructura defensiva frente a amenazas externas.
La estructura del MCMI es análoga a la de DSM a diferentes niveles: las escalas del
MCMI se agrupan en las categorías personalidad y psicopatología para reflejar la distinción
que hace el DSM entre el eje II y el eje I; se distingue por medio de las diferentes escalas de
características de personalidad (eje II) de los trastornos clínicos que se presenta en el eje I
(Millon, Davis y Millon, 2007). Estos autores añaden, que los perfiles basados en las 24
escalas clínicas se interpretan para esclarecer la interacción entre los patrones
caracterológicos de larga duración y los síntomas clínicos distintivos que se están
manifestando en determinado momento, las escalas dentro de cada eje se agrupan de
acuerdo al nivel de severidad de la psicopatología; es así que el patrón caracterológico
premórbido del sujeto se evaluara independiente de su grado de patología; las escalas
esquizotípica, limite y paranoide representan niveles más altos de personalidad patológica y
se han separado de las 11 escalas básicas de personalidad, desde esquizoide hasta
autodestructiva.

Calidad de la prueba (Validez y Confiabilidad)


En la adaptación española del MCMI-III los coeficientes de fiabilidad alfa Cronbach
han oscilado entre 0,65 y 0,85 para las escalas de los trastornos de personalidad y entre 0,71
y 0,88 para las escalas de síndromes clínicos del eje I del DSM-IV. (González y Vera,
2015). Las propiedades psicométricas de esta prueba son buenas, ya que, posee una
fiabilidad test-retest entre 0,84 y 0.96 y una consistencia interna superior a 0,80; analizando
la consistencia interna de cada escala, observamos que la validación del cuestionario tiene
una fiabilidad adecuada, superando en más de 21 escalas el valor de coeficientes alfa 0,75;
La consistencia interna de las escalas oscilan entre 0,66 y 0,75 son las escalas compulsiva
(0,66) narcisista (0,70), y esquizoide (0,75); entre 0,76 y 0,85, las demás escalas de
personalidad: antisocial (0,76), evitativa (0,85), depresiva (0,85), dependiente (0,79),
agresivosádica (0,79), histriónica (0,80), negativista (0,81), autodestructiva (0,83), límite
(0,82), paranoide (0,82), esquizotípica (0,85) (Ortiz, et all, 2011). Los autores anteriores
exponen que la fiabilidad de los síndromes clínicos también es adecuada: oscila entre 0,71
y 0,75 las escalas de dependencia del alcohol (0,71), trastorno bipolar (0,72) trastorno
delirante (0,75); y por encima de 0,75 todas las demás escalas: dependencia de sustancias
(0,80), trastorno de ansiedad (0,83), trastorno somatomorfo (0,83), trastorno de estrés
postraumático (0,86), trastorno del pensamiento (0,86) trastorno distímico (0,87) y
depresión mayor (0,88); por último, Las escalas que evalúan sinceridad muestran la
siguiente consistencia interna: deseabilidad social (0,80), y devaluación (0,92).

Calificación e interpretación de las Puntuaciones de Pruebas

Los baremos que utiliza esta prueba son de una muestra clínica de adultos españoles
de sexo femenino y masculino, teniendo en cuenta los baremos la prueba arroja por cada
escala una puntuación que es trasformada en puntuación T: cuando el puntaje T por escala
arroja un puntaje igual o mayor al 75 pero menor al 84 indica que el sujeto entrevistado
presenta rasgos significativos de personalidad clínica, y cuando el puntaje T es igual o
mayor a 85 indica que el sujeto evaluado posee algún tipo de trastorno de la personalidad
en marcado en la teoría de Millon. (Caoilte, El all, 2015).
El MCMI-III posee cuatro escalas de validación: La escala de Sinceridad, si la
puntuación directa es menor que 34 o mayor que 178 se invalida la prueba; La escala
Validez, si la puntuación es 2 la prueba se invalida; El índice de Deseabilidad Social,
puntuar por encima de 75 indica esta tendencia a presentarse favorable, ocultando
dificultades psicológicas o interpersonales; Por último, el índice de Devaluación, si
presenta puntuaciones por encima de 75, la persona se está despreciando o devaluando en
sus dificultades emocionales y problemas interpersonales. (Ortiz, Et all, 2011).

Referencias
Ballester, A., & Villanueva, L. (2014). Valoración psicológica en delitos de violencia de
género mediante el Inventario Clínico y Multiaxial de Millon III (MCMI-III). Anuario
de Psicología Jurídica, 24 , 9-18.

Caoilte Ó Ciardha, Emma K.A. Alleyne, Nichola Tyler, Magali F.L. Barnoux, Katarina
Mozova & Theresa A. Gannon (2015) Examining the psychopathology of incarcerated
male firesetters using the Millon Clinical Multiaxial Inventory-III, Psychology, Crime
& Law, 21:6, 606-616, DOI: 10.1080/1068316X.2015.1008478.

Cardenal, V., &Sánchez, M., & Ortiz, T.M. (2007). Los trastornos de personalidad según el
modelo Millon: Un propuesta Integradora. Clinica y salud, 18 (3), 305-324.

Gonzalez, C.C., y Vera, M.L. (2015). Validación y propiedades psicométricas del


“cuestionario exploratorio de la personalidad-III” (CIPER-III) en Colombia.
Behavioral Psychology, Vol. 23, N 1, PP. 51-64.

Millon, T., Davis, R., y Millon, C. (2007). MCMI-III Manual. Adaptación y Baremaciones
españolas. 2ª ed. TEA Ediciones, S.A. Madrid. ISBN: 978-84-7174-873-7.

Ortiz, T.M., Cardenal, V., Ferraugt, M., y Cerezo, V.M. (2011). Personalidad y síndromes
clínicos :Un estudio con el MCMI-III basado en una muestra española. Asociación
Española de Psicología Clínica y Psicopatologia. Revista de psicopatología y
psicología clínica, Vol.16, N 1, pp. 49-59.

Pérez, E., & López Durán, A., & Fernández del Río, E. (2012). Dimensiones factoriales del
cuestionario de Millon (MCMI-II) en adictos a sustancias. Psicothema, 24 (4), 661-

Souci V., M., & Vinet, E. (2013). Examen Psicométrico Exploratorio Del Millon Clinical
Multiaxial Inventory III (MCMI-III) En Población Penitenciaria Chilena. Salud &
Sociedad, 4 (2), 168-184.