You are on page 1of 2

CAS.

Nº 862-95
LIMA

Lima, catorce de octubre de mil novecientos noventa y seis.-

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, en la causa vista en Audiencia Pública, el dos de
octubre del presente año, emite la siguiente sentencia.

I. MATERIA DEL RECURSO

Se trata del Recurso de Casación interpuesto por doña Aurora Valencia Moya, mediante su
escrito de fojas cincuenta y ocho, contera la sentencia de vista de fojas cincuenta y seis, su
fecha diecisiete de julio de mil novecientos noventa y cinco, expedida por la Cuarta Sala Civil
de la Corte Superior de Lima, que confirma la apelada de fojas cuarenta y cinco, su fecha doce
de junio del mismo año, declara infundada la solicitud de fojas diecinueve ; con lo demás que
contiene.

II. FUNDAMENTOS DEL RECURSO

Doña Aurora Valencia Moya, fundamenta su Recurso en el inciso primero del articulo
trescientos ochenta y seis del Código Procesal Civil, en la aplicación indebida del artículo
seiscientos ochenta y cinco del Código Civil, manifestando que pide la sucesión de su suegra
porque la recurrente es heredera de su finado esposo premuerto, por ello al morir la madre, en
línea directa le corresponde la herencia al hijo (su esposo), que como cónyuge concurre como9
heredera universal de el, por eso su derecho es actual y real, se debe aplicar el Articulo
ochocientos veinticinco del Código Civil y el Articulo Octavo del Titulo Preliminar del Código
Civil.

III. CONSIDERANDO:

Primero.- Que, concedido el Recurso de Casación por resolución de fojas cincuenta y nueve
vuelta, de fecha veintinueve de agosto de mil novecientos noventa y cinco y habiéndose
declarado su procedencia mediante resolución de veinticinco de marzo del año en curso por la
causal de aplicación indebida de una norma de derecho material, que por tanto procede
resolver los fundamentos invocados.

Segundo.- Que, la peticionada ha acreditado que tiene parentesco por afinidad con la causante
Mari Inés Gutiérrez de Quintanilla viuda de Galdós que fuera casada con Cesar Emilio A Galdós
habiendo procreado a Cesar Emilio Galdós Gutiérrez de Quintanilla, quien fuera su difunto
esposo, siendo ella su única y legitima heredera.

Tercero.- Que, conforme a lo dispuesto por el Articulo seiscientos ochenta y cinco del Código
Civil en ala sucesión legal, la representación se aplicara a los casos mencionados en los
numerales seiscientos ochenta y uno a seiscientos ochenta y cuatro del mismo texto legal:
Que, en el Código Civil vigente se establece que dicho Instituto es el beneficio que la ley
concede a los hijos y demás descendientes de una persona premuerta o que ha renunciado a
su herencia o ha sido excluida de ella por indignidad o por desheredación, para ocupar el grado
o lugar necesario para concurrir a la herencia del causante con otros herederos mas próximos
a este.

Cuarto.- Que, en el caso subexamen la recurrente no reúne la condición de hábil para tener la
vocación hereditaria respecto de la causante; ni menos, la representación invocada se
encuentra autorizada por ley, por lo que resulta correcta la aplicación del Articulo seiscientos
ochenta y cinco del Código Civil en cuanto se resuelve negativamente el derecho sostenido por
la actora para heredar en representación del premuerto esposo.

Quinto.- Que, en aras de u8na correcta administración de justicia deviene aplicable la previsión
contenida en el Articulo octavo del Titulo Preliminar del Código Civil, y reconocerle el derecho
de su referido esposo, Cesar A. Galdós como heredero de la causante, Maria Inés Gutiérrez de
Quintanilla viuda de Galdós, que a tenor del Articulo ochocientos noventa y cinco del Código

1
Civil, la recurrente tiene expedito su derecho a la herencia que le corresponde a su referido
cónyuge.

IV. SENTENCIA:

Estando a las conclusiones que anteceden se declara FUNDADO en parte el Recurso de


Casación de fojas cincuenta y ocho y, en consecuencia, CASAR la sentencia emitida por la
Cuarta Sala Civil de la Corte Superior de Lima de fojas cincuenta y seis, su fecha diecisiete de
julio de mil novecientos noventa y cinco, que confirmando la apelada de fojas cuarenta y cinco
su fecha doce de julio del mismo año, declara infundada la solicitud de fojas once; Y
ACTUANDO COMO ORGANO DE RESOLUCION declararon fundada en parte la solicitud y en
consecuencia, deviene PROCEDENTE reconocer el derecho de su referido esposo premuerto
Cesar A. Galdós, como heredero de la causante Maria Inés Gutiérrez de Quintanilla viuda de
Galdós, y, que la recurrente tiene expedito su derecho a la herencia que le corresponde a su
referido cónyuge, en los seguidos por doña Aurora Valencia Moya, sobre Sucesión Intestada.

V. ORDENARON:

La publicación de la presente sentencia en el Diario Oficial el Peruano, de conformidad con lo


que dispone la ultima parte del Artículo cuatrocientos del Código Procesal Civil y se devuelvan
los autos a la Sala de origen.