You are on page 1of 6

República Bolivariana De Venezuela

Ministerio Del Poder Popular Para La Educación Superior

Universidad Nacional Experimental Marítima Del Caribe

Vicerrectorado Académico

Escuela De Ingeniería

Coordinación De Ingeniería Ambiental

Química III

Ingeniería Ambiental Sección “A”

Gas de síntesis
(Amoniaco y urea)

Profesor: Estudiantes:
Méndez Raúl Viles, Nazareth
INTRODUCCIÓN

El gas natural es conocido como una mezcla de hidrocarburos gaseosos que se


ha formado y acumulado en el interior de la tierra y es producto de la
descomposición de la materia orgánica de animales y vegetales sepultados
durante millones de años. Se utiliza como combustible y materia prima de la
industria petroquímica. Sus moléculas de hidrocarburos varían, la composición
real de un determinado gas se obtiene y aprecia por medio de análisis cualitativos
y cuantitativos, en la cual estos análisis enumeran los componentes presentes y el
porcentaje de cada componente en la composición total, siendo el Metano el
componente principal del gas natural. En donde las principales cadenas
petroquímicas de este hidrocarburo son el Metano, el Etano y las Naftas utilizadas
como materia prima en la industria petroquímica para el crecimiento y desarrollo
de importantes cadenas industriales como son la textil y del vestido; la automotriz
y del transporte; la electrónica; la de construcción; la de los plásticos; la de los
alimentos; la de los fertilizantes; la farmacéutica y la química, entre otras además
también es utilizado para la obtención del gas de síntesis a través de varias
tecnologías como el reformado de vapor de agua, Oxidación parcial POX,
Reformado autotérmico o el Reformado combinado, en la cual cada una de estas
tecnologías tiene un fin, que es la producción de Gas de síntesis (diversas
mezclas de monóxido de carbono e hidrógeno), el cual es utilizado para fabricar
productos químicos. Sin embargo la aplicación más importante del gas de síntesis
es la preparación del amoniaco (NH3), logrado a través del método de Haber
cuyo método consiste en la reacción de nitrógeno e hidrógeno con la ayuda de un
catalizador, después de la producción de amoniaco, la segunda aplicación en
importancia del gas de síntesis es la obtención de metano.

GAS SÍNTESIS

El gas de síntesis o Sintegas (Syngas, en inglés) es un combustible gaseoso


obtenido a partir de sustancias ricas en carbono (hulla, carbón, coque, nafta,
biomasa) sometidas a un proceso químico a alta temperatura. Contiene
cantidades variables de monóxido de carbono (CO) e hidrógeno (H2). El gas de
síntesis puede utilizarse como materia prima de varios procesos de síntesis, en
particular el metanol y la síntesis de Fischer-Tropsch. Los componentes del gas
sintético también pueden separarse en hidrógeno puro, monóxido de carbono y
dióxido de carbono.

MÉTODOS DE PRODUCCIÓN
LA PRODUCCIÓN DE GAS DE SÍNTESIS POR REFORMADO DE METANO
CON VAPOR: es una tecnología probada para la producción de gas de síntesis,
monóxido de carbono y oxogás. El proceso utiliza metano en vapor para reformar
un hidrocarburo en tubos con catalizadores calentados por un horno de pared
superior. En la reforma de metano a vapor el gas natural se desulfuriza, se mezcla
con vapor y se precalienta. En el interior de un reformador de vapor de alta calidad
patentado. El gas de alimentación y el vapor se calientan a presiones entre 15 - 45
barg para generar hidrógeno, monóxido de carbono y dióxido de carbono.

GAS POX; La oxidación parcial del gas natural, Gas POX es un proceso para la
generación de gas de síntesis y oxogás mediante la oxidación parcial de un
hidrocarburo entrante en un reactor con revestimiento refractario. La proporción de
hidrógeno y monóxido de carbono en el gas de síntesis puede adaptarse a las
necesidades de los clientes por medio de diferentes procesos adicionales.

DEL GAS NATURAL AL GAS DE SÍNTESIS La oxidación parcial del gas utiliza
gas natural desulfurado o gases residuales de las refinerías como materia prima.
El gas entrante es mezclado inicialmente con vapor y sometido a un tratamiento
térmico previo en un calentador. Después, el oxígeno, la materia prima y el vapor
se introducen, a través de un quemador exclusivo, en un reactor con revestimiento
refractario que funciona a una presión manométrica de entre 40 y 100 bar. Este
proceso causa la oxidación parcial del gas entrante, produciendo una mezcla de
hidrógeno (H2), monóxido de carbono (CO) y dióxido de carbono (CO2). El gas
reformado es enfriado después, generando vapor a alta presión, y el CO2 es
eliminado en una unidad de lavado con aminas. La proporción H2/CO del gas de
síntesis producido se puede modificar según las necesidades del cliente utilizando
una membrana, la adsorción por oscilación de presión o una caja fría de CO. Las
mismas etapas pueden utilizarse también para generar CO o H2 puros.

EL REFORMADO AUTOTÉRMICO (ATR): Es un proceso para producir gas de


síntesis, compuesto de hidrógeno y monóxido de carbono, mediante la oxidación
parcial de los hidrocarburos, introducidos con oxígeno y vapor, y posterior
reformado catalítico. En función de las necesidades del cliente (en particular, en lo
referente a la composición del gas de síntesis o la capacidad de la planta), puede
proporcionar la tecnología ATR autónoma o en combinación con el reformado de
metano con vapor, tecnología conocida como reformado combinado.

OXIDACIÓN PARCIAL Y REFORMADO CATALÍTICO: La materia prima del ATR


puede ser el gas natural, gases residuales de refinería, gas pre-reformado, gas de
cola Fischer-Tropsch, gases licuados de petróleo (GLP) o nafta. Tras la
desulfuración (opcional, según la composición del gas), el gas entrante es
precalentado y en su caso pre-reformado antes de entrar en el reactor ATR a una
presión manométrica de entre 30 y 100 bar a través del quemador, equipo propio y
bien referenciado.. En la primera etapa de reacción, el gas entrante reacciona con
oxígeno (combustión parcial) y vapor para producir gas de síntesis. Luego, esta
mezcla de gas entra en un lecho catalítico del mismo reactor para el reformado
ulterior a fin de obtener un alto rendimiento que alcance el equilibrio
termodinámico. Finalmente, la corriente de gas de síntesis es enfriada en una
caldera de gas de proceso, generando un vapor de alta presión que puede
exportarse a las unidades vecinas o utilizarse en la generación de energía.

UTILIZACIÓN DEL GAS DE SÍNTESIS

El nombre gas de síntesis proviene de su uso como intermediario en la creación


de gas natural sintético (GNS)9 y para la producción de amoníaco o metanol. El
gas de síntesis también se utiliza como producto intermedio en la producción de
petróleo sintético, para su uso como combustible o lubricante a través de la
síntesis de Fischer-Tropsch, y previamente al proceso Mobil para convertir
metanol en gasolina. El gas de síntesis está compuesto principalmente de
hidrógeno, monóxido de carbono, y muy a menudo, algo de dióxido de carbono.
Posee menos de la mitad de densidad de energía que el gas natural. Se ha
empleado y aún se usa como combustible o como producto intermedio para la
producción de otros productos químicos. Cuando este gas se utiliza como
producto intermedio para la síntesis industrial de hidrógeno a gran escala (utilizado
principalmente en la producción de amoniaco), también se produce a partir de gas
natural (a través de la reacción de reformado con vapor de agua).

El hidrógeno debe separarse del CO2 para poder usarlo. Esto se realiza
principalmente por adsorción por oscilación de presión (PSA), limpieza de las
aminas producidas y el empleo de reactores de membrana.

El gas de síntesis producido en las grandes instalaciones para la gasificación de


residuos puede ser utilizado para generar electricidad.

Los procesos de gasificación de carbón se utilizaron durante muchos años para la


fabricación de gas de alumbrado (gas de hulla) que alimentaba el alumbrado de
gas de las ciudades y en cierta medida, la calefacción, antes de que la iluminación
eléctrica y la infraestructura para el gas natural estuvieran disponibles.
AMONIACO

El amoníaco, amoniaco, azano, espíritu de Hartshorn o gas de amonio es un


compuesto químico de nitrógeno con la fórmula química NH3. Es un gas incoloro
con un característico olor repulsivo. El amoníaco contribuye significativamente a
las necesidades nutricionales de los organismos terrestres por ser un precursor de
fertilizantes. Directa o indirectamente, el amoníaco es también un elemento
importante para la síntesis de muchos fármacos y es usado en diversos productos
comerciales de limpieza. Pese a su gran uso, el amoníaco es cáustico y peligroso.
La producción industrial del amoníaco en 2012 fue de 198 000 000 toneladas, lo
que equivale a un 35 % de incremento con respecto al año 2006, con 146 500 000
toneladas.

La mayor parte (más del 80 %) del amoníaco producido en plantas químicas es


usado para fabricar abonos y para su aplicación directa como abono. El resto es
usado en textiles, plásticos, explosivos, en la producción de pulpa y papel,
alimentos y bebidas, productos de limpieza domésticos, refrigerantes y otros
productos. También se usa en sales aromáticas.

Por su pH alcalino, es capaz de reaccionar con ácidos produciendo sales de


amonio.

Su nombre fue dado por el químico sueco Torbern Bergman al gas obtenido en los
depósitos de sal cerca del templo de Amón, en Libia (en griego: ἀμμωνιακόν
[ammōniakón], ‘lo perteneciente a Amón’).7

APARICIÓN NATURAL

El amoníaco se encuentra en pequeñas cantidades en la atmósfera, siendo


producido por la putrefacción de la materia nitrogenada proveniente de plantas y
animales. El amoníaco y sales de amonio también se encuentran en pequeñas
cantidades en el agua de lluvia, donde el cloruro de amonio y sulfato de amonio se
encuentran en zonas volcánicas; los cristales de bicarbonato de amonio se han
encontrado en la Patagonia, en el guano. El riñón segrega amoníaco para
neutralizar el exceso de ácido.9 Las sales de amoníaco se encuentran distribuidas
a través de suelo fértil y en el océano. El amoníaco también se encuentra en otras
partes del sistema solar: en Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Las
sustancias que contienen amoníaco, o aquellas que son similar a él, se llaman
amoniacales.
UREA

La urea es un compuesto químico cristalino e incoloro; de fórmula CO(NH2)2. Se


encuentra abundantemente en la orina y en la materia fecal. Es el principal
producto terminal del metabolismo de las proteínas en el humano y en los demás
mamíferos. La orina humana contiene unos 20 g por litro, un adulto elimina de 25
a 39 g diariamente.[cita requerida] Es uno de los pocos compuestos orgánicos que
no tienen enlaces C-C o C-H.

En cantidades menores, se presenta en la sangre, en el hígado, en la linfa y en los


fluidos serosos, y también en los excrementos de los peces y muchos otros
animales. También se encuentra en el corazón, en los pulmones, en los huesos y
en los órganos reproductivos, así como el semen. La urea se forma principalmente
en el hígado como un producto final del metabolismo. El nitrógeno de la urea, que
constituye el 80 % del nitrógeno en la orina, procede de la degradación de los
diversos compuestos con nitrógeno, sobre todo de los aminoácidos de las
proteínas en los alimentos. En los mamíferos la urea se forma en un ciclo
metabólico denominado ciclo de la urea. La urea está presente también en los
hongos así como en las hojas y semillas de numerosas legumbres y cereales.
Debido a su momento dipolar, la urea es soluble en agua y en alcohol, y
ligeramente soluble en éter.