You are on page 1of 4
VIAAR “Me decia a mi mismo: Ed, chico, es el Everest, tienes que poner un poco mds de emperio EDMUND HILLARY ‘EL CONQUISTADOR DEL EVEREST. APICULTOR AFICIONADO A LA MONTANA, EL ALPINISTA, EMBAJADOR Y FILANTROPO [NEOZELANDES FUE EL PRIMER HOMBRE EN ALCANZAR LOS TRES POLOS DE LA TIERRA EL DEL NORTE, EL DEL SUR Y LA CIMA DEL EVEREST. TIMIDO ¥ SENCILLO EN LO MAS ALTO, CREO LA HIMALAYAN TRUST PARA AYUDAR AL PUEBLO SHERPA REALIZANDO LABORES MEDIOAMBIENTALES Y HUMANITARIAS, ESTE 2019 HUBIERA CELEBRADO SU CENTENARIO. EL HOMBRE DEL CORAZON GRANDE Lellamaban Burra Sahib,que _—_cuela Inteligente peroperezo- en el Himalaya, onde legs mas de encontrar al Yet..También significa ‘hombre grande*en soparahincarloscodos.dejéla arriba que ningtinalpinsta,alco- _condujo una expedicién al Polo nepali y nosolo porquemidiera Universidad yse pusoa trabajar ronarporprimeravezelverest. Suren tractor acepts gustosola casiunmetronoventa..Hasta en lagranjaapicoladela familia, _Elmaldealturale acabariaafec- invitacion de visitarel Polo Norte que pegoelestionydescubrié_enmelandosu tiempolibre en las tandoconlosafos,yenaquella_enavién, Aunque suprioridad clmontanismo,Edmund Hillary montanasdeNuevaZelanda.Su aventura porel Ganges tuvoque _fueraconstruirhosptalesy es (0919-2008) fue unninoenclen- primer grandesaffofuelacarasur serevacuada Yanoeratanjoven _cuelas parael pueblo sherpa Exo (queytorpe,victima deabusones. del monte Cook Tambiénescalo _nitanfuertecomocuandacon- meh proporcionado mayor satis Como sumadreeramaestra,ta_enlos Alpesde Suiza yenlosde _quistabaseismiles vigenes agol- _faccién que cualquier huellaen una doscursosadelantadoenlaes: Austria, peroconlavista puesta pede piolet.ocomo cuandotratS_cumbre’ aseguraba Burra Sahib. waar 63 “SOLO ESCALAMOS UNA MONTANA...” Eaholldel pico misaltodel delocomin Algoparecidoalopiciabala Royal Geographical narraelmomentocispide de mundo un 29 de mayo de 953, que debiéde exprimentar Neil Society yel Alpine Club brita-esahazafa,quele vaio el tt» (uy ignorando cémoafecariaal’ Armstrong cuando pusoel pie nico. Eltextoacontinuacion lodeSiry una fama alacua, ll cuerpohumanoestaraesos _enla Luna’ ElsherpaTenaing _corresponde aun fragmento de humilde él, no se aclimataba: soberbios 8.848 metros de al- __Norgayleacompané en la ges- _Micaminoal Everest (editado “Lo hicimos bien, pero solo esca titud: “Sentf una emocién fuera ta,en una expedicién que aus- en Desnivel), donde el alpinista_lamos una montana” “Me volvi y miré.a Tenzing. Incluso *e suméscara de oxigeno podia ver su sonrisa de cl rans once de la mafiana. Mi primera sensa l6n fue de lvo, avo de que el largoy pesa co trabajo inalzase, de que lacumbre hubiera sido coronada antes de que nvestrasreservas ce cxigeno alcaraasen un nivel critica; alvia cde que alfin,lamontafa hubiese sido amable on nosotros al tomar la forma agradable de pico redone doen lugar de alguna temible e inalcanzablecornisa. Pero ju toalalvio tenia una vaga sensacion de asombro, de haber tei doa suerte de aleanzar la ambiciin de tantos escaladores va lentes decididos A principio resulta df darse cuenta de ‘que habiamos llega all staba demasiado cansado y era de masiado consciente del largo descenso, hacia la seguridad, co- ‘mo para sentir un gran jdbilo ero nuestro éxito brilaba cara mente en mi mente, Senti una tranqula llama de satisaccion cetendindose a través de micuerpa. Me volly miréaTenzing, 'ncluso bajo su mascara de oxigeno y con los cardmmbanos que pendian de su pelo, podia ver su contagiosa sonrisa, de claro 64 var laro regocijo” regocija, Tend mi mano yen silencio, nos la sacudimas ala ‘manera inglesa. Pero eso no fue suficiente para Tenzinge, im: pulsivamente,arroj6 sus brazos sobre mis hombros y nos pal ‘meamos la espalda, eliitandonos mutuamente, Pero no habia tiempo que perder. Primero debia tomar algu nas fotografia y después apresurarnos a bajar. Cortéeloxge ‘no, me quitélabotella la stu en mi espalda.Recordaba to: das las advertencias sobre lo que podia sucederme si hacia es to pero, por alguna razdn, me senticonfiadoy pensé cue nada seo pda ocurc Saque la cémara del bolsllo de mi chaqueta cortaviento y la abr de mala manera con mis manos enguanta das. Quit la tapa de objetivo, puse el iro ultravioleta y des ‘end un poco para encuadrar la cima con mi visor Tenaing ha bia estado esperando pacienternente, pero ahora, tras mi pe ticin,extendié las banderas enrlladas en su pokty, de pe, sobrella cima, las mantuvo sobre su cabeza. Revestido en su abultado equipo y con las banderas ondeando furiosamente en el viento, componia un cuadro dramstico; seria una buena