You are on page 1of 231

Oramos en Familia

con la Palabra

CICLO A
INTRODUCCIÓN
Presentamos, después de cuatro años consecutivos
elaborando este material, estos esquemas de oración
familiar que recogen los tres ciclos litúrgicos, con la
esperanza de acompañar a las familias que han decidido
orar juntas, al menos una vez a la semana, con el Evange-
lio dominical. No es fácil y requiere mucha perseverancia
y esfuerzo confiando que los beneficios para la familia son
abundantes. Este ha sido y es el empeño de Pastoral
Familiar de la Parroquia de Jutiapa.

Todos hemos escuchado muchas veces en la Iglesia


“familia que ora unida permanece unida”. Pero podemos
añadir más. Familia que ora unida fortalece su fe, mejora
sus relaciones, aumenta el amor entre todos sus
miembros, se hace más acogedora y sensible, se involucra
más en la Iglesia, se compromete más por el Reino de Dios
y su justicia, afronta con mayor fortaleza las dificultades
de la vida, etc...

Los frutos dependerán de nuestra voluntad, de la


perseverancia, de la preparación esmerada de cada
momento de oración familiar… Dios quiere ser parte activa
de nuestra familia “Mira que estoy a la puerta llamando.
Si uno escucha mi llamada y abre la puerta, entraré en
su casa y cenaré con él y él conmigo” (Ap 3,20)

Durante estos años pasados he escuchado a muchas


familias su testimonio emocionado sobre el ejercicio de
la oración familiar. Una madre decía que se sentía feliz al
ver a su familia orando y que no recordaba haber cantado
en su casa nunca con toda la familia. Otra comentaba lo
interesadas que veía a sus niñas pequeñas y se admiraba
de cómo unas niñas de 5 y 6 años son capaces de
participar y orar en la familia. En otro caso me contaban
que los más pequeños de la casa, de entre 5 y 8 años eran
los más interesados y los primeros en prepararse para la
oración familiar. Damos gracias a Dios por estos casos y
muchos más y le pedimos a Dios que muchas familias más
se unan a esta práctica cada vez más recomendada por la
Iglesia.
2
El Papa Francisco el 27 de octubre del 2013 les decía a
las familias reunidas en Roma para el encuentro de
familias, en el marco del Año de la fe: “quisiera
preguntarles a ustedes, queridas familias: ¿rezan alguna
vez en familia? Algunos sí, lo sé. Pero muchos me dicen:
Pero, en familia, ¿cómo se hace?... Rezar juntos el
“Padrenuestro” alrededor de la mesa no es algo extraor-
dinario: es fácil. Y rezar juntos el Rosario, en familia, es
muy bello, da mucha fuerza. Y rezar también el uno por
el otro: el marido por la esposa, la esposa por el marido,
los dos por los hijos, los hijos por los padres, por los
abuelos… Rezar el uno por el otro. Esto es rezar en
familia, y esto hace fuerte la familia: la oración”. El
Papa Francisco es una inspiración permanente en este
camino. “La oración en familia es un medio privilegiado
para expresar y fortalecer esta fe pascual. Se pueden
encontrar unos minutos cada día para estar unidos ante el
Señor vivo…, ese momento de oración puede hacer
muchísimo bien a la familia…” (AL 318).

Agradezco infinitamente la colaboración de Aura Ardón,


paciente buscadora de dibujos e ilustraciones de los textos
bíblicos en internet, que mejoran mucho la calidad del
folleto y le dan un aire catequético pensando en toda la
familia. Igualmente agradezco al P. Manuel Lacruz por su
inagotable tarea de corrección de todo texto que caiga en
sus manos, incluido este. Y no me olvido de muchas
familias que en estos años han adquirido el hábito de
oración en familia semanalmente y son inspiración y
motivación para seguir con el esfuerzo creativo de elabo-
rar estos esquemas.

___________________________
P. Víctor Cámara, csv.
Comisión Parroquial de Pastoral familiar de Jutiapa.

3
ORIENTACIONES Y CONSEJOS
1.- Decídase firmemente a impulsar estos momentos de oración fami-
liar en su hogar.
2.- Ore mucho para que todos los miembros de su familia sean dóci-
les para poder celebrar estos encuentros de oración familiar.
3.- Busquen el mejor día y la mejor hora para poderlo realizar, se-
gún el ritmo semanal de trabajo y descanso de su familia. Es muy con-
veniente que sea un día fijo y a una hora fija cada semana y que to-
dos puedan asistir y participar. NO admita excusas fáciles.
4.- Seguramente habrá que vencer algunas resistencias y obstácu-
los. Siempre hay perezas, nos acomodamos. No se dé por vencido/a.
Haga lo necesario y mueva (conmueva) los corazones. En esto nos ju-
gamos algo importante para nuestra familia. Algo esencial.
5.- El tiempo aconsejado para cada uno de estos encuentros es apro-
ximadamente media hora. Pero dependiendo del ambiente, del com-
partir de todos puede ser de hasta 45 minutos. Trate que no aburra y
canse.
6.- Prepare bien cada encuentro: la sala donde se realizará, la dis-
posición de las sillas, una mesita central con los símbolos, el ambiente
adecuado sin aparatos de sonido o TV encendidos, los pasos de la ora-
ción familiar, los símbolos preparados, la lectura preparada, etc...
Poco a poco la oración podrá ser dirigida sucesivamente por
todos.
7.- El esquema de los encuentros de oración familiar es sencillo. Tie-
nen 7 pasos (número simbólico). El centro de todo es la Palabra de
Dios. Hemos decidido seguir el evangelio de cada domingo del año.
Así seguimos el ritmo litúrgico que vivimos todos en la Iglesia.
8.- Hay mucho espacio para la comunicación espontánea de los miem-
bros de las familias en la oración. Será la mayor riqueza. Poco a poco
se irá mejorando la participación de todos.
9.- Lo más catequético de todo el encuentro de oración es la parte
que nos habla del Signo. Es atractivo, invita a participar y compartir.
Nos llamará la atención. Cuidémoslo porque de ello dependerá el éxi-
to de estos encuentros familiares.
10.- Se sugieren cantos del Cancionero Nacional para comenzar y
terminar cada encuentro de oración. Si alguno no lo conoce lo puede
cambiar por otro, o también si le parece mejor otro canto que cono-
cen en su casa.
11.– Al final de cada ciclo hay algunas oraciones que pueden usar al
final de cada encuentro o en otras ocasiones, según les parezca opor-
tuno.
12.- Trate de ser fiel al método, a los pasos. Todo está inspirado en
la Lectio Divina, la lectura orante de la Palabra.
4
TIEMPO DE ADVIENTO
CICLO A, DOMINGO 1º DE ADVIENTO
1.- CANTO. C.N. nº 124, “Cerca está el Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 24,37-44. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica,


Perdón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Cada uno pone su reloj o su celular encima de


la mesa, o el despertador. Estos símbolos indican el tiem-
po. Dialogamos cómo estar preparados en cada momen-
to, cómo estar preparados en la familia. No sabemos cuán-
do o cómo vendrá el Señor pero sí sabemos que en cada
momento hemos de estar listos, preparados, vigilantes,
velando.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 133, “Un pueblo que camina”.

5
CICLO A, DOMINGO 2º DE ADVIENTO

1.- CANTO. C.N. nº 127, “Liberación del pueblo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 3,1-12.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Juan exige el arrepentimiento, la confesión pú-


blica, el cambio de conducta y como señal de purificación,
el Bautismo. El paso por el agua recuerda el paso del Mar
Rojo y el Jordán. Pongamos varias panitas de agua sobre la
mesa y vamos a hacer el gesto de la señal de la cruz con
agua dándole un sentido de conversón, de cambio… DECI-
MOS: “EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍ-
RITU SANTO ME COMPROMETO A…”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos
damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 128,


“Llegará la libertad”.

6
CICLO A, DOMINGO 3º DE ADVIENTO

1.- CANTO. C.N. nº 130, “Oíd la voz de Juan en el


desierto”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 11,2-11.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ante la pregunta de Juan Bautista encarcela-


do, Jesús responde con aquel “Vayan a contar a Juan lo
que ustedes ven y oyen”. Son los Signos de vida del Me-
sías, de Jesús. Iluminados por estos signos cada uno pone
ante los demás algún signo que represente la vida que nos
trae Jesús. Expresar con un símbolo, que cada uno pone
sobre la mesa, cómo siente y vive la vida de Jesús a su al-
rededor, en la familia. ¿Nos convence la respuesta de Je-
sús? ¿Sería suficiente esta respuesta para Juan? ¿Se alegra-
ría Juan por ello?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que reco-


ge de forma espontánea lo que han sen-
tido y expresado durante la oración
compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de


la mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 138, “Vamos a


preparar el camino del Señor”.

7
CICLO A, DOMINGO 4º DE ADVIENTO

1.- CANTO. C.N. nº 125, “Esperaba, esperaba”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 1,18-24. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ya estamos cerca de la Navidad. Si tenemos un


nacimiento en la casa hacemos esta oración alrededor de
él. La mamá hace una oración con la imagen de María en
sus manos. El papá hace otra oración con la imagen de
José en sus manos. Y los niños hacen lo mismo pero con la
imagen de Jesús en sus manos. Luego compartimos en
familia la alegría de la Navidad y cómo vamos a hacerle un
hueco al niño Dios en nuestra casa.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. To-


dos unidos de la mano.
Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 137,


“Ven, ven, Señor, no
tardes”.

8
TIEMPO DE NAVIDAD
CICLO A, NAVIDAD

1.- CANTO. C.N. nº 145, “Dios nace cada día”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 1,1-18.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Este relato nos habla de La Palabra que Habitó


entre nosotros, puso su tienda entre nosotros, acampó
entre nosotros, se hizo como nosotros para darnos Luz,
Verdad y Gracia. Ponemos algunas casitas de las del Belén
sobre nuestra mesa de oración y cada uno de la familia le
da las Gracias a Dios por estar PRESENTE A NUESTRO LADO
EN NUESTRA VIDA SIEMPRE.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que reco-


ge de forma espontánea lo que han
sentido y expresado durante la ora-
ción compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo
de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 151, “Hoy en


la tierra nace el amor

9
TIEMPO DE NAVIDAD
CICLO A, EPIFANÍA DEL SEÑOR
1.- CANTO. C.N. nº 153, “Los
reyes vienen de Oriente”
(2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 2,1-12.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Dibujamos una estrella para cada uno de la casa.


Esta estrella representan la luz que guía nuestras vidas. Se la
entregamos a cada uno. Lo motivamos, y después de un
instante de silencio, cada uno expresa quién y qué guía su
vida. Si tenemos un belén en la casa, o tenemos una figura del
niño Jesús, cada uno adora al niño Dios diciéndole lo que le
ofrece en este nuevo año que comienza.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 153, “Los


reyes vienen de Oriente”
(2 estrofas finales).

10
TIEMPO ORDINARIO
EL BAUTISMO DEL SEÑOR
CICLO A, DOMINGO 1º ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 203, “Nacimos


para ser…”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 3,13-17.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Tenemos en la mesita los símbolos de nuestro bau-


tismo: agua, luz, si conservamos alguna foto familiar de algún
bautismo, un Cristo, la Palabra… Cada uno va haciendo la señal
de la cruz con su mano y el agua… renovando su propio bautis-
mo (a los pequeños se lo hacen sus papas o hermanitos). Luego
levantamos todos juntos la candela y decimos: “ESTE ES MI HI-
JO QUERIDO, MI PREDILECTO” (Lo decimos varias veces).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 23,


“Iglesia somos…”.

11
CICLO A, DOMINGO 2º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 206, “Ilumíname Señor con tu Espíritu”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 1,29-34. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gra-


cias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Escribimos en un papel la


frase: “Ahí está el Cordero de Dios,
que quita el pecado del mundo”. La
miramos todos en este momento y la leemos. Después decimos
varias veces JESÚS ES EL CORDERO DE DIOS… JESÚS QUITA EL
PECADO DEL MUNDO… para finalizar cada uno dice qué pecado
quiere que Jesús haga desaparecer del mundo… y de nuestra
familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 80, “Los que creemos en Cristo”.

12
CICLO A, DOMINGO 3º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 290, “Quiero decirte que sí”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 4,12-23. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos re-
saltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Podemos tener redes, o una


atarraya… Ponemos los nombres de Pedro,
Andrés, Santiago y Juan… En este mo-
mento damos a cada uno un papelito para
que cada uno ponga su nombre. Luego cada uno dice “Voy
Señor contigo...seré pescador de hombres… para ello me
comprometo a dejar...” y deja su nombre al lado de los
nombres de los otros discípulos.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N., nº 340, “Danos un corazón grande”.

13
CICLO A, DOMINGO 4º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 215, “El que me transformó”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 2,21-32. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que he-
mos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Al niño le ponen el nombre


de Jesús (Dios salva). Lo presentan al
Señor. Hacen la ofrenda de los pobres
y humildes: un par de tórtolas y dos
pichones. Simeón bendice a Dios por
el niño y lo proclama “luz para ilumi-
nar a todos los pueblos”... Encende-
mos una candela y nos la vamos pasando de uno en uno y cada
uno va diciendo cómo Jesús ilumina su vida y cómo Jesús ilumi-
na la vida de la familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han
sentido y expresado durante la
oración compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos
un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 226,


“La llamada”.

14
CICLO A, DOMINGO 5º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 218, “Sois la semilla…” (2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 5,13-16. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según
lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Tenemos un


platito en el centro. Cada uno le va poniendo un poco de sal…
y dice a qué le quiere poner más sal (sabor) a la vida… nos
escuchamos todos con atención y en actitud de oración. Una
vez que todos hemos puesto nuestra parte de sal ponemos en el
centro del plato una candela encendida y juntos pedimos a
Jesucristo que ilumine nuestras vidas, nuestra familia y el mun-
do entero...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 218, “Sois la semilla” (última estrofa).

15
CICLO A, DOMINGO 6º , T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 217, “Es preciso vivir”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 5,17-37. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús comienza a decir


“Ustedes han oído que se dijo… pues yo
les digo…” Se nos habla de 4 cosas: 1ª
NO MATARÁS…, 2ª NO COMETERÁS
ADULTERIO… 3ª ACTA DE DIVORCIO, 4ª
NO JURARÁS EN FALSO… ¿Cómo rela-
cionar cada una de esas 4 cosas con la vida en familia?. Busque-
mos un compromiso para vivir cada una de estas 4 cosas en la
familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 230, “No me creas”.

16
CICLO A, DOMINGO 7º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 99, “Si yo no tengo amor”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 5,38-48. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: El texto nos dice


“amen a sus enemigos, oren
por sus perseguidores”. Diga-
mos el nombre de una persona
que no nos quiere mucho y ha-
gamos oración por ella durante
un momento. Podemos decir va-
rios nombres a los que no consi-
deramos muy amigos… Dejamos un tiempo de silencio… y ora-
mos por ellos en privado y luego en voz alta también. Tomamos
el compromiso de saludar y sonreír a esas personas por las que
hemos orado en familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de


la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 89, “Donde


reina la verdad”.

17
CICLO A, DOMINGO 8º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 357, “Siempre confío en mi Dios”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 6,24-34. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias,


Súplica, Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos algo de comida… pone-


mos algunas prendas de vestir… ponemos
algunas bebidas… podemos poner también
dinero (billetes de diferente valor). ¿Nos an-
gustiamos por todo esto que necesitamos para vivir? ¿Podemos
servir a Dios y al dinero?... Dialogamos un poco sobre esto en
familia… Al final decimos juntos: “BUSQUEN PRIMERO EL
REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y LO DEMÁS LO RECIBIRÁN POR
AÑADIDURA”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 334, “Dios no es una imagen “.

18
TIEMPO DE CUARESMA
CICLO A, DOMINGO 1º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 221, “Jesucristo me dejó inquiero”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 4,1-11. Se lee despacio. Silencio. Hacer


eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos diversos objetos


que representan y se puedan relacionar
con las diversas tentaciones de la vida:
dinero, tierra, una piedra grandecita, un
celular, una cartera, botella de alcohol, alambres, cadenas,
etc... Los miramos y observamos… nos identificamos con uno y
podemos decir lo que significa eso para nosotros… Y compar-
timos cómo luchamos contra las tentaciones en la vida.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 360, “Si vienes conmigo”.

19
CICLO A, DOMINGO 2º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 354, “Hemos conocido el amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 17,1-9. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma
espontánea según lo
que hemos resaltado
y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Pedro di-


ce en lo alto del mon-
te “qué bien se está
aquí”… estaba viendo
a Jesús resplande-
ciente… conversando
con Moisés y Elías… Contemplemos un rostro de Jesús duran-
te un rato (una estampa grande)… y digamos cada uno, de
uno en uno: “Jesús es el Hijo del Padre, el predilecto…
escuchémosle…”. ¿Cómo me identifico con Jesús? ¿Cómo nos
identificamos con Jesús en nuestra familia?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160,


“Háblame”.

20
CICLO A, DOMINGO 3º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. Nº 46, “El Señor es mi fuerza”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 4,5-42. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase.
Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos una jarra de


agua y alrededor ponemos tantos vasos como miembros de la
familia. Cada uno, en orden de uno en uno, le va diciendo al
Padre o Madre de familia lo que le dijo
Jesús a la Samaritana “Dame de beber”.
El papá o la mamá le da un vaso de agua
y le dice “Acuérdate que sólo Jesús es
el agua viva que calma la sed de la vi-
da”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE


FAMILIA. Que recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 52,


“Tu palabra me da vi-
da”.

21
CICLO A, DOMINGO 4º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 64, “Vengo ante ti mi Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 9,1-41.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se com-
parte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Jesús sanó al ciego de


nacimiento y le devolvió la vista,
la capacidad de ver la realidad. Para ello tuvo que ir a lavarse
a la piscina de Siloé. Hagamos el gesto siguiente: que cada uno
se ponga un pañuelo atado en los ojos y esté con él un ratito.
Luego el papá o la mamá se lo van quitando de uno en uno y
se van lavando la cara (los ojos) con agua de una panita y lue-
go se secan. Después de hacer el gesto cada uno hace una ora-
ción a Jesús referida a la luz y la vista y la necesidad de mirar
como mira Jesús.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos
un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 104, “Tan


cerca de mí”.

22
CICLO A, DOMINGO 5º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 251, “Pienso en ti…”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 11, 1-15. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos los nombres de los


tres amigos de Jesús: Marta, María y Lázaro. Lázaro está enfer-
mo y muere. Jesús dice ¡Vayamos a verlo! ¡Para que crean!...
Jesús expresa el amor a los amigos y el dolor por su muerte.
Podemos compartir lo que hemos sentido en el momento de
morir algún ser querido, algún conocido o amigo… y luego ex-
presemos nuestra fe en la resurrección, el amor más allá de la
muerte...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 120, “Jesús está entre nosotros”

23
SEMANA SANTA
CICLO A, DOMINGO DE RAMOS
1.- CANTO. C.N. nº 40, “El Señor es nuestro Rey”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 21,1-11. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos en medio un Cristo, una estampa de Jesús.


Preparamos alrededor del Cristo, o la estampa, un ramito para
cada miembro de la familia. En este momento cada uno recoge
el suyo y expresa una alabanza a Jesucristo que se nos presen-
te como Mesías humilde y servidor… Cada uno lo expresa y deja
el ramo ante Jesús.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: nº 13, “Juntos como hermanos”.

24
TIEMPO PASCUAL
CICLO A, DOMINGO 1º DE PASCUA. RESURRECCIÓN.
1.- CANTO. C.N. nº 182, “Aleluya, el Señor resucitó”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,1-9. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resal-
tar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Pongamos en el centro varias piedras. Cada una de


estas piedras representa a la gran piedra que sellaba el sepul-
cro. Por cada una de esas piedras digamos
algo que nos libera de la muerte, que nos
hace más personas y mejores Hijos de Dios.
¿Cuáles son esas piedras pesadas que nos
condenan a la muerte y de las que nos
tenemos que liberar? Podemos escribir el
nombre y lo ponemos al lado de las piedras...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE


FAMILIA. Que recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado durante la oración compartida en
la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 305, “Vayamos cristianos”

25
CICLO A, DOMINGO 2º. TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 181, “Alegre quiero cantar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,19-31. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se com-
parte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús repite varias veces como saludo a sus discípu-
los “la paz esté con ustedes”. Con alegría los discípulos le di-
cen a Tomás “Hemos visto al Señor”. To-
más acaba confesando su fe en Jesús resu-
citado “Señor mío y Dios mío”. Cada uno
puede decir “Yo veo al Señor cada día
en…” y pone un símbolo de eso que le ha-
ce ver a Dios en la vida.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 186,


“Hoy el Señor resucitó”.

26
CICLO A, DOMINGO 3º. TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 100, “Te conocimos al partir el pan”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 24,13-35. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna fra-
se. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Nos dice el texto que


lo reconocieron al partir el pan. Jesús se hace compañero de
camino. Camina y dialoga con los discípulos desanimados y les
va explicando las Escrituras. Ponemos estos tres símbolos: La
luz, La Biblia y el Pan. ¿Qué significa cada uno? Podemos hacer
varias huellas y ponerlas al lado de los símbolos y expresar ha-
cia dónde vamos caminando… Pidamos la luz y la fuerza al Se-
ñor en nuestro camino de fe.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han
sentido y expresado durante
la oración compartida en la
familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 101,


“Tú eres el pan”.

27
CICLO A, DOMINGO 4º DE PASCUA. BUEN PASTOR
JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

1.- CANTO. C.N. nº 162, “Con pena va el pastor”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 10,1-10.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las frases


“YO SOY LA PUERTA DEL REBA-
ÑO”, “YO SOY EL BUEN PASTOR”,
“YO VINE PARA QUE TENGAN VIDA”. Al lado ponemos alguna
postal de Jesús Buen pastor si tenemos. Al lado ponemos otros
objetos que signifiquen llamada y respuesta: celulares, cédula
de identidad… Y cada uno expresa cómo sentimos que el Señor
nos guía y nos apacienta, cómo nos llena de vida, cómo nos
cuida y pastorea en la familia… Al final ponemos un bordón y
todos nos agarramos a él diciendo “Tú Señor, eres el Buen
Pastor de este hogar”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE


DE FAMILIA. Que recoge de forma
espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración com-
partida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160, “Háblame”

28
CICLO A, DOMINGO 5º . TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 19, “Somos un Pueblo que camina”
(2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 14,1-12. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar al-
guna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias,


Súplica, Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos estas palabras CAMINO, VERDAD, VIDA,


JESÚS. Hacemos estas tres frases: JESÚS CAMINO, JESÚS VER-
DAD, JESÚS VIDA. Compartimos cómo en nuestra familia JESÚS
ES CAMINO. Cómo en nuestra familia JESÚS ES VERDAD, cómo
en nuestra familia JESÚS ES VIDA. Busquemos un símbolo para
cada frase. Por ejemplo (JESÚS CAMINO: Tierra, JESÚS VIDA:
Agua, JESÚS VERDAD: La Biblia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


19, “Somos un Pue-
blo que camina”
(2 últimas estrofas).

29
CICLO A, DOMINGO 6º , TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 187, “No queden tristes”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 14,15-21. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: “UN DEFENSOR… EL


ESPÍRITU DE LA VERDAD”. Espontá-
neamente, de uno en uno, vamos
diciendo de qué necesitamos ser defendidos y protegidos en
nuestra vida, en la sociedad de hoy… y todos vamos respondien-
do juntos “EL DEFENSOR... ES EL ESPÍRITU DE LA VERDAD”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 191,


“Y cantaré aleluya”.

30
CICLO A, DOMINGO DE LA ASCENSIÓN
1.- CANTO. C.N. nº 302, “Mirad al suelo”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 28,16-20. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las palabras: ASCENSIÓN, ASCENDER, SE-


PARACIÓN, VAYAN Y HAGAN DISCÍPULOS, TODOS LOS PUE-
BLOS, PADRE, HIJO, ESPÍRITU SANTO, ESTARÉ CON USTEDES…
HASTA EL FIN DEL MUNDO… Según estas palabras Jesús nos
deja pero nos encarga una MISIÓN… Cada uno diga un compro-
miso personal para cumplir esa misión aquí, ahora… Y también
buscamos un compromiso familiar, todos juntos...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 314, “Liberemos a los hombres”.

31
CICLO A, DOMINGO DE PENTECOSTÉS
CULMINACIÓN DE LA PASCUA

1.- CANTO. C.N. nº 190, “Envíanos tu Espíritu”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,19-23.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea, según
lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: El papá y la mamá van


saludando uno a uno a sus hijos,
con la mano o con un abrazo, o los demás miembros de la fami-
lia y les dicen: “La paz esté con ustedes…” Luego hacen el
gesto de la imposición de las manos sobre sus hijos y les dicen
“Reciban la bendición de Dios, reciban el Espíritu Santo”.
Luego los hijos se lo hacen a los papás.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 190,


“Siempre es pentecos-
tés”.

32
TIEMPO ORDINARIO
CICLO A, SANTÍSIMA TRINIDAD

1.- CANTO. C.N. nº 120, “Jesús está entre nosotros”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 3,16-18. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos re-
saltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las palabras PADRE, HIJO, ESPÍRITU SAN-


TO, FAMILIA, AMOR, COMUNIDAD. Nuestro Dios, la Santísima
Trinidad, es la comunidad de amor de las tres personas divinas.
Compartimos y reflexionamos ¿En qué se parece esa comunidad
de amor que es Dios a nuestra familia? Usemos
las palabras que hemos puesto para ello. Con-
clusión: la familia está llamada a ser y vivir
como viven las tres personas divinas, relacio-
nes llenas de amor. Compromiso: mejorar las
relaciones entre todos los miembros de la fa-
milia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMI-


LIA. Que recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 118, “Por ti mi


Dios”.

33
CICLO A, CORPUS CHRISTI. TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 94, “Jesucristo nos invita”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 6,51-59. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Pongamos algo de comi-


da para compartir. Preferiblemente
que sea PAN. Después se van dicien-
do estas frases: “JESÚS ES EL PAN VIVO BAJADO DEL CIELO…
EL QUE COMA DE ESTE PAN VIVIRÁ PARA SIEMPRE… QUIEN ME
COME VIVIRÁ POR MÍ”. Vamos comiendo y compartiendo en fa-
milia el Pan y se van repitiendo una y otra vez estas frases.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 91, “El banquete ya está listo”.

34
CICLO A, SAN PEDRO Y SAN PABLO
(DOMINGO 13º TIEMPO ORDINARIO)

1.- CANTO. C.N. nº 287, “Cristo Libertador”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 16,13-19. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase.
Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos cuerdas y


varios mecates, también diversas
llaves, ponemos un bastón, alguna
piedra… y varios objetos que signi-
fiquen servicio, autoridad… y en
medio la frase de la confesión de
Pedro: “TÚ ERES EL MESIAS, EL HIJO DE DIOS VIVO”… “TÚ
ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA CONSTRUIRÉ MI IGLESIA”.
También podemos poner una imagen del Papa Francisco y ora-
mos por él como tantas veces nos está pidiendo y por toda la
Iglesia… y por las personas que sirven y tienen responsabilida-
des en la Iglesia, en la comunidad.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sen-
tido y expresado durante la ora-
ción compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 262,


“Creo en Jesús”

35
CICLO A, DOMINGO 14º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 357, “Siempre confío en mi Dios”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 11,25-30. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos algunos de los títulos académicos que se


tengan en la casa de varios miembros de la familia. Son títulos
logrados con esfuerzos y sacrificios. Al lado ponemos la Palabra
de Dios y una luz encendida. Jesús se revela sobre todo a la
gente sencilla. Cada uno puede tomar uno de esos títulos y
valorar la sabiduría que ha logrado con ellos pero sobre todo
expresa la necesidad de la sabiduría de Dios.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 107, “Hoy Señor te damos gracias”.

36
CICLO A, DOMINGO 15º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 351, “Una mañana el sembrador”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 13, 1-23. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Ponemos varios símbo-


los: semillas, tierra buena, piedras,
espinos… Podemos poner agua tam-
bién… Al lado ponemos la palabra
FRUTOS y ponemos los números 100,
60, 30… Pensemos que la tierra so-
mos la familia, las semillas son EL AMOR, las piedras son los
obstáculos… y los Frutos es lo que logramos y alcanzamos…
¿Qué frutos hemos logrado en la vida de la familia? ¿Hay alguna
piedrecita que hay que apartar? ¿Cómo interpretamos los
números que hay? ¿Podemos mejorar?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 218, “Sois la semilla”.

37
CICLO A, DOMINGO 16º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 265, “Demos gracias al Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 13,24-43. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna fra-
se. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Pongamos levadura


al lado de un poco de masa…
semillas… y malezas que crecen
en el campo… 1º Digamos lo que
queremos sembrar en el mun-
do, en la familia, 2º Digamos lo que queremos transformar y
mejorar en el mundo, en la familia y 3º Digamos qué malezas
(actitudes y egoísmos) impiden tantas veces lograr las mejores
aspiraciones en el mundo y en la familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 265,


“Demos gracias al Señor”.

38
CICLO A, DOMINGO 17º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 255, “Mientras recorres la vida”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 13,44-52. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos alguna perla o joya


de algún miembro de la familia, redes o
una atarraya… ¿Dónde está nuestro
tesoro? ¿Qué tipo de pececitos somos…?
Que los niños de la casa dibujen tantos pececitos como miem-
bros de la familia y le ponemos el nombre de cada uno. Ha-
cemos el gesto de introducir cada pez en la red y explicamos
nuestra motivación para ser parte del Reino de Dios, ser parte
de los amigos de Jesús.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 233, “Tú has venido a la orilla”.

39
CICLO A, DOMINGO 18º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 90, “El amor de Cristo”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 14, 13-21. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos en el centro cinco


panes y dos pescados, o alimentos que
representen lo que aquí se realiza. Pen-
samos cuántas personas no tienen qué comer, cuántos acaparan
y les sobra y no comparten… Lo que hemos puesto en el centro
lo compartimos, nos lo comemos, y le damos gracias a Dios por
lo que tenemos y por saber compartir. Tomemos un compromi-
so como familia de COMPARTIR algo concreto con alguna fa-
milia cercana necesitada.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 88, “Donde hay caridad y amor”.

40
CICLO A, DOMINGO 19º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 360, “Si vienes conmigo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 14, 22-33. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: La noche, la oscuridad, el


miedo… se apodera de los discípulos.
Mientras Jesús ora en la montaña ellos
van a la deriva sacudidos por el viento
contrario… Compartamos en familia QUÉ
NOS DA MIEDO, QUÉ TEMORES TENE-
MOS… Hagamos una lista de esos temores.
Después de hacer la lista y escribirlos en
un papel… Hacemos como una letanía
(uno lee esos temores familiares de uno
en uno) y todos responden lo que gritó
Pedro SEÑOR SALVAME. Al final renova-
mos nuestra fe y leemos juntos el CREDO.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


355, “Ante ti, Se-
ñor”

41
CICLO A, DOMINGO 20º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 241, “En el trabajo de cada día”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 15,21-28. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Jesús ensalza la fe de la


mujer cananea ¡MUJER, QUÉ FE TAN
GRANDE TIENES!. Y Jesús cumple con
sus deseos y su hija quedó sana… Si
tenemos algunos rosarios que usamos
en la familia, o algunas cadenas con
cruces o Cristos, o algunas estampitas
las ponemos en el centro… Son cosas
sencillas que nos ayuden a cuidar la fe, que expresan nuestra
fe… Lo miramos y compartimos ¿Cómo cuida-
mos nuestra fe en la familia para que sea fir-
me y fuerte como la de la mujer cananea?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE


FAMILIA. Que recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: Canto de la familia (Que ninguna


familia comience…). Si no se tiene el Canto
nº 244, “Madre de los pobres”.

42
CICLO A, DOMINGO 21º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 279, “¿Quien eres Tú?”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 16,13-20. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Jesús hace la pregunta


clave a sus discípulos “¿Quién
dice la gente que es el Hijo del
Hombre?”... Y luego la pregunta es
personal “y ustedes, ¿quién dicen
que soy yo?”… Nos pasamos un
Cristo de mano en mano (una cruz, o una estampita de
Jesús…) y cada uno va diciendo Quién y qué es Jesús para su
vida… Al final podemos decir juntos QUIÉN ES JESÚS EN NUES-
TRA FAMILIA.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


286, “Con vosotros
está”.

43
CICLO A, DOMINGO 22º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 16,21-27. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias,


Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontá-
nea según lo que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos en el centro estas dos


expresiones: GANAR LA VIDA… PERDER LA VI-
DA… al lado ponemos una cruz o una estampa de Jesús. Jesús
nos hace esta pregunta ¿De qué le vale al hombre ganar todo
el mundo si pierde su vida?... Digamos entre todos qué es ga-
nar la vida y busquemos un símbolo que lo represente (una foto
de toda la familia)… Y digamos también qué es perder la vida y
busquemos un símbolo que lo represente (dinero, etc...)

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 324, “Amar es darse”

44
CICLO A, DOMINGO 23º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 377, “Tú que siempre nos perdonas”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 18,15-20. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Un mecate o cuerda sencilli-


ta por cada miembro de la familia…
Jugaremos con las palabras: ATAR,
DESATAR… Vayamos diciendo cosas que
nos han provocado problemas en la fa-
milia y hacemos un nudo en cada cuer-
decita… Vamos diciendo varias situacio-
nes y por cada una de ellas cada uno hace un nudo en el meca-
te… hasta que ya no nos acordemos de más. Después que tene-
mos ya varios nudos vamos diciendo cómo resolvimos cada si-
tuación. Ahora poco a poco vamos desatando cada nudo hasta
que no haya ninguno. Después hacemos el gesto de unir todos
los mecates y hacemos un círculo grande con él. Miramos y
compartimos lo que sentimos al ver esto.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han senti-
do y expresado durante la oración
compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 119,


“Queremos otra ciudad”

45
CICLO A, DOMINGO 24º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 12, “Juntos cantando la alegría”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 18,21-35. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo
que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: COMPASIÓN


CON EL HERMANO. Caer en
la cuenta de que muchas veces no tratamos a los demás como
queremos que nos traten a nosotros. En casa a veces somos muy
exigentes con papá o mamá, o con los hermanitos… pero somos
muy poco exigentes con nosotros mismos. Por eso digamos qué
ofrecemos en casa a los demás… y qué pedimos en casa a los
demás… Respondamos también a la pregunta ¿Me cuesta per-
donar?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 9, “El Señor nos ha llamado”.

46
CICLO A, DOMINGO 25º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 354, “Hemos conocido el amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 20,1-16. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Podemos poner varias


alarmas con celulares o con relo-
jes. Las ponemos con un minuto
de diferencia… escuchamos cinco
alarmas (las mismas veces que sa-
lió el viñador a llamar…) Cada vez
que escuchamos una alarma el papá y la mamá dicen “Vayan
ustedes a trabajar a mi viña y les pagaré lo debido”… Cada
vez se va uno (se levanta o se retira a un rincón de la casa).
Después regresan y el papá y la mamá le dan un lempira a cada
uno y dicen: “los últimos serán los primeros y los primeros
últimos”. ¿Qué nos hace pensar este signo que acabamos de
realizar?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 340,


“Hombres nuevos”

47
CICLO A, DOMINGO 26º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 307, “Yo quiero ser feliz”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 21,28-32. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos varios nombres de personas


“supuestamente alejadas” de Dios: prostitutas, borrachos,
corruptos, ladrones, mentirosos… y otros que se nos ocurran…
Vamos tomando de uno en uno cada cartelito y alguien dice:
“nos adelantarán en el Reino de Dios”… ¿Cómo entender
estas palabras provocativas de Jesús? ¿No estamos nosotros
acomodados y sin fuerzas en el seguimiento de Jesús? Recorde-
mos las dos actitudes de los dos hijos: “uno: YA VOY… el otro:
NO QUIERO IR”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 277,


“Manos abiertas”.

48
CICLO A, DOMINGO 27º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 89, “Donde reina la verdad”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 21,33-43. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gra-


cias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos resaltado
y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Se nos dice en la Escritura que


“La piedra que desecharon los arquitec-
tos es ahora la piedra angular”. Hay una
historia de rechazo a Dios y el mismo Hijo
de Dios, Jesucristo, es condenado y cruci-
ficado. Tenemos una piedra suficiente-
mente grande en el centro. Nos la vamos pasando de uno en
uno y vamos diciendo cómo Jesucristo es el fundamento de
nuestra vida, “la roca” sobre la que construir nuestra vida y
familia. Digamos juntos JESÚS TÚ ERES NUESTRA PIEDRA AN-
GULAR.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 82, “Ha


venido el Señor”.

49
CICLO A, DOMINGO 28º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 78, “Dame la mano”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 22,1-14. Se lee despacio. Silencio. Hacer


eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Vemos el deseo del rey


de que todos lleguen al banquete de
boda. Insiste una y otra vez “vengan
a la boda”. Muchos se excusaron y
no fueron a la boda, no atendieron la invitación del Rey. Por último
el salón se llenó de convidados. Resalta aquí el gran deseo del Rey
de invitar… Podemos hacer unas sencillas tarjetitas de invitación
al banquete de boda… una por cada miembro de la familia. El papá
y la mamá se la van dando a cada uno de los miembros de la fami-
lia… y se le dice “Ven a la boda, el banquete está preparado…”
cada uno responde a esta invitación. Podemos hacer un sencillo
convivio compartiendo algo especial que esté al alcance de la fami-
lia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han senti-
do y expresado durante la oración
compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo
de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 352, “Cristo


está conmigo”.

50
CICLO A. DOMINGO 29º TIEMPO ORDINARIO. DOMUND
(DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES) COLECTA ESPECIAL

1.- CANTO. C.N. nº 215, “Quiero cantar una linda canción”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 22,15-21. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: La frase que nos llama la


atención es. “Den al césar lo que
es del césar y a Dios lo que es de Dios”. Pongamos dinero en
el centro: billetes, monedas, tarjetas de ahorro familiar, ob-
jetos de valor de la familia… y recordemos aquella otra frase de
Jesús: “No pueden servir a dos señores, no pueden servir a
Dios y al dinero”. Dialoguemos un poco sobre el esfuerzo que
hacemos para ganar el dinero, ¿cómo usamos y gastamos este
dinero que tanto nos cuesta ganar. Digamos cómo Dios está pre-
sente en nuestra familia. Ponemos unas palabritas en el centro:
DIOS, DINERO, DIOS, DINERO, DIOS, DINERO… Le damos la
vuelta a estas palabritas… luego cada uno toma una palabrita,
le da la vuelta y dice cómo le da importancia en su vida a eso.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración comparti-
da en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de


la mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 222, “Jesús de


Nazaret”.

51
CICLO A, DOMINGO 30º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 103, “Un mandamiento nuevo”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 22, 34-40. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Con todo tu co-


razón… con toda tu alma…
con toda tu mente… y
AMAR al prójimo… dice
Jesús que aquí se resume
toda la ley y los profetas…
Dibujemos un corazón
sencillo y se lo damos a
cada uno de la familia. Con
ese corazón en la mano y
con la otra mano tocándo-
nos el corazón decimos có-
mo nos amamos en la fa-
milia unos a otros… qué
me cuesta más en la rela-
ción familiar… Luego com-
partimos sobre el amor a
los demás, más allá de la
familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº nº 99, “Si yo no tengo amor”.

52
CICLO A, DOMINGO 31º TIEMPO ORDINARIO
TODOS LOS SANTOS Y FIELES DIFUNTOS
1.- CANTO. C.N. nº 181, “Alegre quiero cantar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 11,17-27. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Jesús le dice a Marta:


“tu hermano resucitará”. Y después
concluye: “Yo soy la resurrección y
la vida”. Es el día de todos los santos
y fieles difuntos. Hagamos una lista de todos los familiares
fallecidos y amigos y seres queridos… Luego hacemos una es-
pecie de letanía de la siguiente forma: 1º decimos un nombre
o dos sin son muchos… 2º un coro dice: “tu hermano resucita-
rá” y 3º otro coro responde: “Yo soy la resurrección y la vi-
da”. Luego damos gracias a Dios por nuestros seres queridos
que están en la comunión con Dios.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 220, “Jesucristo”

53
CICLO A, DOMINGO 32º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 191, “Pon aceite, Señor”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 25,1-13.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: pongamos varias candelitas


en el centro, una por cada miembro de
la familia. Pongamos también un recipiente con aceite, una ja-
rrita con aceite… Vamos encendiendo las candelitas de una en
una y se la vamos entregando a cada miembro
de la familia. Con todas las candelas encendi-
das y la jarrita de aceite decimos juntos esta
oración: SEÑOR NUESTRA FE ESTÁ VIVA,
NUESTRA LÁMPARA ENCENDIDA, NUESTRO
CORAZÓN ABIERTO A TU AMOR… Y nos pasa-
mos la jarrita con aceite de uno en uno y con
un dedo rociamos aceite en la candelita y en
los dedos de la mano de cada uno. Finalmen-
te decimos: QUE TU LUZ NUNCA SE APAGUE EN NUESTRA FA-
MILIA.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE


FAMILIA. Que recoge de forma espontá-
nea lo que han sentido y expresado du-
rante la oración compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 124,


“Cerca está el Señor”.

54
CICLO A, DOMINGO 33º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 269, “Dios necesita de los hombres”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 25,14-30. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y re-
saltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: ¿Cuántos talentos y dones que Dios nos ha


concedido no los hemos explotado y puesto a producir?
Podemos ir diciendo esos talentos y los escribimos en un
papelito y los vamos guardando en una cajita… Después
vamos diciendo los talentos que sí están produciendo frutos
en nuestra familia y los ponemos en una bandejita bonita
adornada con flores… Pidamos para que nuestros talentos
escondidos salgan a la luz y produzcan lo que deben producir en
la familia y nuestra comunidad.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 339, “Hazme un instrumento de tu paz”.

55
CICLO A, DOMINGO 34º TIEMPO ORDINARIO
CRISTO REY
1.- CANTO. C.N. nº 288, “Cristo te necesita
para amar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 25,31-46.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: “Lo que hicieron con uno de estos, mis hermanos
pequeños, conmigo lo hicieron...Tuve
hambre… tuve sed… era emigrante…
estaba desnudo… estaba enfermo… es-
taba encarcelado…” seis maneras de
manifestar el amor al prójimo… pero
también hay que tener en cuenta lo
que dice al final: “Les aseguro que lo
que no hicieron a uno de estos más
pequeños no me lo hicieron a mí”.
Pongamos nombre y rostro a las personas cercanas a las que he-
mos ayudado como familia… oremos por cada una de ellas y to-
memos el compromiso familiar de seguir ayudándoles.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expre-
sado durante la oración compartida en la
familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 341, “Encenderemos la


llama”.

56
57
ORACIONES PARA LA FAMILIA
1.- CREDO DE LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR
Creemos que nuestro DIOS nos ha
llamado a vivir en América Latina
para construir su Reino.
Creemos que todos los HABITANTES DE
ESTA TIERRA tienen derecho a vivir con
dignidad, con justicia,
con paz y libertad.
Creemos que todos los CRISTOS
CRUCIFICADOS de América
se levantarán resucitados y gloriosos
por la solidaridad entre nuestros pueblos.
Creemos que podemos VIVIR EN COMUNIÓN,
sin violencias, sin guerras y sin opresión.
Creemos que los POBRES, los indígenas,
los niños y los tristes
son preferencialmente amados por el Padre,
y por eso de ellos nos declaramos sus hermanos.
Creemos que cada FAMILIA de nuestra tierra
necesita vivir en la fidelidad y en la ternura.
Creemos que los JÓVENES americanos
no pueden vivir pasivamente sus horas y sus días,
sino que deben ser los primeros ciudadanos de esta nueva Civilización.

Creemos que una PATRIA grande es posible hacer entre nosotros, los
pueblos del Caribe, del Atlántico y del Pacífico, de modo que
nuestras fronteras no sean murallas que nos dividen, sino líneas de
encuentro fraternal.

Creemos que el ESPÍRITU DE DIOS anima a la santa IGLESIA, que como


un gran Pueblo de liberación peregrina en el continente.

Creemos que MARÍA, la Madre de Jesús, nos ha protegido con cariño a


lo largo de nuestra historia. Ella nos impulsa a compartir el pan con
los hambrientos y a levantar del polvo a los humildes.

Creemos ardientemente en un cielo nuevo y una tierra nueva.


Y pedimos con insistencia que la civilización del Amor sea pronto
realizada entre nosotros. Amén.

58
2.- BIENAVENTURANZAS DE LA CIVILIZACIÓN DEL AMOR
Felices los que han hecho la opción por los pobres,
porque conocerán el Amor que Dios les tiene
y vivirán como hermanos e hijos de un mismo Padre.
Felices los que están abiertos a “lo nuevo”,
porque sabrán ver entre los signos de muerte y los signos de vida
la luz del horizonte de la esperanza que nos convoca.
Felices los que saben entregar sus vidas,
porque aun cuando mueran sin comprender el porqué,
sabrán que la verdad y la justicia están por llegar.
Felices los que saben confiar y esperar,
porque de ustedes será la Civilización del Amor.
Felices los que no temen ensuciarse las manos
para salvar al pobre y al pecador, porque ustedes
sentirán la misma misericordia y ternura de Dios Padre.
Felices los que tienen un corazón que sabe amar,
porque ustedes verán a Dios.
Felices los constructores de la paz,
porque ustedes harán la Civilización del Amor,
fructificarán la esperanza y serán llamados hijos de Dios.
Felices los que sufren incomprensión y son perseguidos por practicar
la justicia, porque si el grano de trigo sembrado en tierra no muere,
no da fruto; A ustedes pertenece el Reino de los cielos.
Felices ustedes cuando sean perseguidos e insultados a causa del
Evangelio de Jesucristo. No se pongan tristes;
alégrense, porque el mismo Hijo de Dios los hará presentes ante su
Padre que está en los cielos.
Felices ustedes, jóvenes, porque se han abierto a la Palabra,
la ponen en común y la quieren sembrar en una Nueva Sociedad,
porque en esta nueva encarnación Dios es “Dios con nosotros”,
que vive en medio de su Pueblo.

59
3.- ORACIÓN POR LA FAMILIA (MADRE TERESA)
Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida
en la Sagrada Familia de Nazaret.
Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret,
donde reine el amor, la paz y la alegría.
Que sea profundamente contemplativa,
intensamente eucarística y vibrante con alegría.
Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia
en los momentos de gozo y de dolor.

Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra familia


especialmente en los momentos de angustia.

Haz que el corazón de Jesús Eucaristía


haga nuestros corazones mansos y humildes como el suyo
y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares
de una manera santa.
Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día
como Dios nos ama a cada uno de nosotros
y a perdonarnos mutuamente nuestras faltas
como Tú perdonas nuestros pecados.

Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos das


y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa.
Inmaculado Corazón de María, causa de nuestra alegría,
ruega por nosotros.
Santos ángeles de la Guarda permaneced a nuestro lado,
guiadnos y protegednos. Amén.

60
4.- ORACION DE LA FAMILIA
“Haz, Señor, que en nuestra casa,
cuando se hable,
siempre nos miremos a los ojos
y busquemos crecer juntos;
que nadie esté sólo,
ni en la indiferencia o el aburrimiento;
que los problemas de los otros
no sean desconocidos o ignorados,
que pueda entrar quien tiene necesidad y sea bienvenido.

Señor, que en nuestra casa


sea importante el trabajo,
pero no más importante que la alegría;
que la comida sea el momento de alegría y de conversación;
que el descanso sea paz del corazón y del cuerpo;
que la riqueza mayor sea estar juntos.

Señor, que en nuestra casa


el más débil sea el centro de la atención;
que el más pequeño y el más viejo
sean los más queridos;
que el mañana no nos dé miedo,
porque Dios siempre está cerca;
que cada gesto esté lleno de significado;
que te demos gracias
por todo lo que la vida nos ofrece
y tu amor nos da”.

61
5.- ORACIÓN DE LA FAMILIA
Seño r Jes ús , T ú vi vi s te en una fa milia feliz.
Ha z de esta ca s a una mo ra da de tu p rese ncia .
Un ho ga r cá li do y di ch o so .

Venga la tranquilidad a todos nosotros.


La serenidad a nuestros nervios. El control a nuestras lenguas.
La salud a nuestros cuerpos.

Que los hijos sean y se sientan amados y se alejen de ellos para


siempre la ingratitud y el engaño.

Inunda, Señor, el corazón de los padres de fo rta le z a y


co mprensió n y d e u na genero s i da d sin límite s.

Extiende, Señor Dios, un manto de amor pa ra co bij a r y refresca r ,


ca lenta r y ma d ura r a todos los hijos de la casa.

Da no s el pa n d e ca da dí a , y a leja d e n uestr a ca sa el a fá n
de ex hi bi r , bri lla r y a pa rece r.

Líbranos de las vanidades mundanas y de la s a mbicio nes que


inquietan y roba n la p az.

Que la alegría brille en los ojos, la confianza abra todas las puertas, la
dicha resplandezca como un sol, sea la pa z la rein a de este
ho ga r y la unidad su sólido entramado.

Te lo pedimos a Ti que fuiste UN HIJO FELIZ en el hogar de Nazaret


J unto a Ma rí a y J os é. Amén.

62
6.- ORACIÓN DE LA FAMILIA
Señor, Dios nuestro, Tú nos has elegido para ser tus santos y tus
predilectos. Revístenos de sentimientos de misericordia, de bondad,
de humildad, de dulzura, de paciencia.

Ayúdanos a sobrellevarnos los unos a los otros cuando tenemos algún


motivo de queja, lo mismo que Tú, Señor, nos has perdonado.
Sobre todo, danos esa caridad, que es el vínculo de perfección.

Que la paz de Cristo brille en nuestros corazones.


Esa paz que debe reinar en la unidad de tu Iglesia y en todas las
familias. Que todo cuanto hagamos, en palabras o en obras, sean en
nombre del Señor Jesús, por quien sean dadas gracias a Ti, Dios Padre
y Señor nuestro. Amén.

7.- ORACION DE LA FAMILIA


Señor Jesús, mientras peregrino navegando sobre las turbulentas
aguas de mi vida, dame la alegría de tener como brújula un corazón
que me lleve hacia el puerto del amor.

Dame un corazón paciente, capaz de amar, viviendo esperanzado.


Dame un corazón pacífico, capaz de amar,
sembrando paz en el mundo.

Dame un corazón misericordioso, capaz de amar,


comprendiendo y perdonando.

Dame un corazón sensible, capaz de amar, llorando sin desalientos.


Dame un corazón puro, capaz de amar,
descubriendo a Dios en el hombre.
Dame un corazón fuerte, capaz de amar, siendo fiel hasta la muerte.

63
8.- ORACIÓN DE LA FAMILIA
Señor, Padre Santo, Tú nos has llamado a formar juntos esta familia:
danos la gracia de animarla con tu amor, para que conforte a los que
viven en ella y acoja a los que a ella se acerquen.
El amor es nuestra fuerza, por eso mantennos unidos, para que
nuestros hijos vivan también y sean semejantes a nosotros.
Nos permitas que se desvíen del camino recto que les hemos indicado.
Queremos vivir muy cerca de ellos, escucharlos, formarlos con cariño,
ofrecer seguridad y fortaleza,
darles testimonio ejemplar con nuestra vida diaria.
Te los confiamos Señor, una vez más,
sin olvidar nuestra misión de padres responsables.
Protégenos y concédenos que nuestro amor
y la educación que les demos
sean ejemplo para todos los hogares,
entrega y don a imagen de Cristo y de la Iglesia,
para guiarlos hacia ti,
pidiéndote que los bendigas y asistas. Amén.

9. - ORACIÓN DEL PAPA BENEDICTO XVI


EN APARECIDA
(DISCURSO INAUGURAL)

“Quédate con nosotros,


porque atardece y el día ya ha decli-
nado” (Lc 24, 29).
Quédate con nosotros, Señor,
acompáñanos aunque no siempre haya-
mos sabido reconocerte.
Quédate con nosotros, porque en torno a nosotros se van ha-
ciendo más densas las sombras, y Tú eres la Luz; en nuestros
corazones se insinúa la desesperanza,
y Tú los haces arder con la certeza de la Pascua.
Estamos cansados del camino, pero Tú nos confortas en la frac-
ción del pan para anunciar a nuestros hermanos que en verdad
Tú has resucitado y que nos has dado la misión de ser testigos
de tu resurrección.
64
Quédate con nosotros, Señor,
cuando en torno a nuestra fe católica
surgen las nieblas de la duda, del cansancio o de la dificultad:
Tú, que eres la Verdad misma como revelador del Padre,
ilumina nuestras mentes con tu Palabra;
ayúdanos a sentir la belleza de creer en ti.
Quédate en nuestras familias,
ilumínalas en sus dudas, sostenlas en sus dificultades,
consuélalas en sus sufrimientos y en la fatiga de cada día,
cuando en torno a ellas se acumulan sombras
que amenazan su unidad y su naturaleza.
Tú que eres la Vida, quédate en nuestros hogares,
para que sigan siendo nidos
donde nazca la vida humana abundante
y generosamente, donde se acoja, se ame,
se respete la vida
desde su concepción hasta su término natural.
Quédate, Señor,
con aquéllos que en nuestras sociedades son más vulnerables;
quédate con los pobres y humildes,
con los indígenas y afroamericanos,
que no siempre han encontrado espacios y apoyo
para expresar la riqueza de su cultura
y la sabiduría de su identidad.
Quédate, Señor, con nuestros niños
y con nuestros jóvenes,
que son la esperanza y la riqueza de nuestro Continente,
protégelos de tantas insidias
que atentan contra su inocencia
y contra sus legítimas esperanzas.
¡Oh buen Pastor,
quédate con nuestros ancianos
y con nuestros enfermos.
¡Fortalece a todos en su fe
para que sean tus discípulos y
misioneros!

65
10.- ORACIÓN POR EL SÍNODO
Padre Santo y Compasivo,
Tú has querido salvarnos no aisladamente,
sino constituyendo un pueblo
que te reconociera en verdad
y te sirviera santamente.
Jesús, tu enviado, nos ha dicho:
“busquen primero el reino de Dios y su justicia,
y lo demás lo recibirán por añadidura”.
Nosotros, tu pueblo
que peregrina en Atlántida e Islas de la Bahía:
Queremos contemplar con mirada de fe
la celebración del Sínodo,
al iniciar nuestra travesía como diócesis de La Ceiba.
Nos urge la pasión por el reino de Dios,
con fidelidad y audacia, con valentía y sencillez,
con humildad y verdad.
Anhelamos ardientemente
que nuestro pueblo tenga vida plena en Cristo.
Por eso renovamos nuestro compromiso de trabajar por la
Paz y la Justicia,
forjando arados de las espadas,
respetando la dignidad de todo ser humano;
acompañando a nuestros hermanos más pobres,
excluidos y vulnerables.
Concédenos que el Sínodo Diocesano
sea una gozosa experiencia de comunión
y un ejercicio responsable de participación.
Que tu Espíritu Santo
nos encienda en el fuego de Pentecostés
para que nuestra diócesis de La Ceiba viva en estado per-
manente de misión.
María, estrella de la evangelización, peregrina de la fe,
acompaña nuestra búsqueda y anuncio del Reino de Dios
y su Justicia. Amén.
66
11.- PADRE NUESTRO DE LA PAZ
PADRE, que miras por igual a todos tus hijos
a quienes ves enfrentados.
NUESTRO, de todos. De los cerca de 8.000 millones de perso-
nas, que poblamos la tierra, sea cual sea nuestra edad, color o
lugar de nacimiento.
QUE ESTÁS EN EL CIELO, y en la tierra, en cada hombre, en los
humildes y en los que sufren.
SANTIFICADO SEA TU NOMBRE, pero no con el estruendo de las
armas, sino con el susurro del corazón.
VENGA A NOSOTROS TU REINO, el de la paz, el del amor. Y
aleja de nosotros los reinos de la tiranía y de la explotación.
HÁGASE TU VOLUNTAD siempre y en todas partes. En el cielo
y en la tierra.
Que tus deseos no sean obstaculizados
por los hijos del poder.
DANOS HOY NUESTRO PAN DE CADA DÍA, que está amasado
con paz, con justicia, con amor. Aleja de nosotros el pan de
cizaña que siembra envidia y división,
porque mañana puede ser tarde:
la guerra amenaza y algún loco puede iniciarla.
PERDONA NUESTRAS OFENSAS, no como nosotros perdonamos,
sino como Tú perdonas, sin dar lugar al odio.
NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACIÓN, de almacenar lo que
no nos diste,
de acumular lo que otros necesitan,
de mirar con recelo al de enfrente.
LÍBRANOS DEL MAL QUE NOS AMENAZA:
de las armas, del poder,
de la sociedad de consumo,
de vivir montados en el gasto,
porque somos muchos, Padre,
los que queremos vivir en paz. Amén.

67
12.- ORACIÓN POR LA TIERRA
Nos unimos los seres humanos con la tierra.
Para que la tierra tenga vida nueva, las aguas se regene-
ren y el aire se limpie.
Nos unimos los seres humanos con la tierra.
Para renovar los bosques, para cuidar de las plantas, para
proteger a los seres vivos.
Nos unimos los seres humanos con la tierra.
Para celebrar los mares, para regocijar a la luz del sol,
para cantar la canción de las estrellas.

Nos unimos los seres humanos con la tierra.


Para recrear la humanidad,
para promover la justicia y la paz,
para tener presentes a las generaciones futuras.

Nos unimos los seres humanos con la tierra.


Nos unimos como expresiones diversas
y diferentes de un misterio de amor.
Para sanar la tierra y renovar la vida
en todas sus dimensiones.

Nos unimos los seres humanos con la tierra.

68
13.- ORACIÓN DE LA PAZ
SAN FRANCISCO

Señor, hazme instrumento de tu paz.

Donde haya odio, que siembre yo amor;


donde haya injuria, perdón;
donde haya duda, fe.

Donde haya desesperación, esperanza;


donde haya tinieblas, luz;
y donde haya tristeza, alegría.

Oh Divino Maestro, concédeme que no busque tanto


ser consolado, como consolar;
ser comprendido, como comprender;
ser amado, como amar.
Porque es dando cuando recibimos;
perdonando cuando somos perdonados;
y muriendo cuando nacemos a la vida eterna. Amén.

69
14.- SIEMPRE HAY UN CAMINO
CUARESMA
Más allá hay siempre un camino.
Más allá hay siempre una fuente que mana agua de vida.
Más allá hay siempre una promesa.
Más allá hay siempre una palabra buena.
Más allá hay siempre un Dios que espera.
Más allá... siempre más allá. Más allá.
Sí. Hay que salir de la rutina.
Hay que recorrer los caminos del desierto.
Hay que andar a la intemperie.
Hay que atravesar el miedo de la noche. Más allá.
Sí. Aquí, donde nos hemos estancado,
patinamos y patinamos sin recorrer el camino.
Aquí, así, no vamos a la tierra nueva. Más allá.
¡Cuaresma! ¡Es la oportunidad!
No, no comprarás a Dios más barato, no...
Dios no está en rebajas;
Dios no se deja rebajar.
Dios siempre cuesta mucho
porque es todo don y libertad...
No, no comprarás a Dios más barato...
Más allá. Cuaresma.
Es una invitación a rebajarte tú, a des-
centrarte tú,
porque seguro que masticas ganas íntimas de ser como
Dios… Más allá.
Es otro el camino que lleva más allá...
No, no es caminar por tus deseos desenfrenados...
No, no es llevar a tope tus ansias secretas...
No, no es probar todos los frutos prohibidos...
Es otro el camino que lleva más allá.
Más allá se va escuchando la Palabra de la Vida.
Más allá se va marcando por el desierto de la libertad.
Más allá, más allá,…
70
15.- SOMOS SEMILLAS DEL REINO
Sois semillas del Reino plantadas en la historia.
Sois buenas y tiernas, llenas de vida.

Os tengo en mi mano, os acuno y quiero,


y por eso os lanzo al mundo: ¡Perdeos!

No tengáis miedo a tormentas ni sequías,


a pisadas ni espinos.
Bebed de los pobres y empapaos de mi rocío.

Fecundaos, reventad, no os quedéis enterradas.


Floreced y dad fruto. Dejaos mecer por el viento.

Que todo viajero que ande por sendas y caminos,


buscando o perdido,
al veros, sienta un vuelco y pueda amaros.

¡Sois semillas de mi Reino! ¡Somos semillas!

71
16.- CUENTA CONMIGO, SEÑOR
Señor, hazme instrumento de tu paz, donde haya odio ponga amor,
donde haya ofensa perdón, donde haya error ponga yo verdad.

El mundo necesita a personas,


que no se guíen por dinero, bienestar y poder.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita a personas que pongan al ser humano


como centro de los grupos, de la sociedad.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita que el amor sea el motor de sus acciones,


el motor de su historia.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita personas que hagan fraternidad donde estén,


que se dejen de palabrería
y ayuden a solucionar los problemas concretos de los hermanos.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

El mundo necesita personas que lo den todo por el evangelio,


y se pongan sin reservas al servicio de los demás.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

72
17.- ADVIENTO
Toda nuestra vida es "adviento": Dios está viniendo.
Él viene en su Palabra, en su Espíritu que nos da la fe,
en los sacramentos de la Iglesia,
en las luchas y alegrías de la vida,
en cada uno de nuestros hermanos,
sobre todo en los más pobres y sufridos.

Hay que saber esperar a Dios. Hay que saber buscar a Dios.
Hay que saber descubrir a Dios.
Y mira que hay muchos que se cansan de esperar,
porque la vida se ha puesto muy dura
y los poderosos siempre aplastan al pueblo.
Y hay muchos que no saben buscar a Dios día a día,
en el trabajo, en casa, en la calle,
en la lucha por los derechos de todos, en la oración,
en la fiesta alegre de los hermanos unidos,
e incluso más allá de la muerte.
El maíz y el arroz están naciendo, hermosos.
Ha llegado el Adviento.
Luego llegará la Navidad. Dios está llegando siempre.
Abramos los ojos de la fe,
abramos los brazos de la esperanza,
abramos el corazón del amor.
En ese Dios que siempre viene, os abraza vuestro hermano.

73
ORAMOS EN FAMILIA
CON LA PALABRA

CICLO B
TIEMPO DE ADVIENTO
CICLO B, DOMINGO 1º DE ADVIENTO

1.- CANTO. C.N. nº 124, “Cerca está el Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 13,33-37. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea se-
gún lo que hemos resal-
tado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: “No conocen


el día ni la hora… al por-
tero le encarga que vigi-
le… lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: estén PREVENI-
DOS…” Vayamos preparando una corona de adviento y encende-
mos una vela de la corona de adviento y compartimos cómo
vamos a estar vigilantes y despiertos en la familia para prepa-
rarnos al encuentro del Señor.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo
de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 133,


“Un pueblo que camina”.
CICLO B, DOMINGO 2º , TIEMPO DE ADVIENTO
1.- CANTO. C.N. nº 130, “Oíd la voz de Juan”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,1-8. Se lee despacio. Silencio. Hacer


eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: “Envío por delante a mi mensajero para que te


prepare el camino… Una voz grita en el desierto: preparen el
camino al Señor, enderecen sus senderos”. Este
del que habla Isaías es Juan Bautista. Encenda-
mos la segunda candela de Adviento y digamos
cómo vamos a allanar y enderezar nuestro ca-
mino para recibir al Señor...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA.


Que recoge de forma espontánea lo que han
sentido y expresado durante la oración compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 127, “Liberación del pueblo” (3 estrofas)


CICLO B, DOMINGO 3º, TIEMPO DE ADVIENTO
1.- CANTO. C.N. nº 134, “Vendrá una nueva luz”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 1,6-8.19-28. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que he-
mos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: “El no era la luz...sino un testigo de la luz”… “Yo


soy la voz del que grita en el desierto: enderecen el camino
del Señor”. Encendemos la tercera vela de la corona de Ad-
viento que tenemos en la casa y comentamos cómo vamos a ser
luz a nuestro alrededor, sobre todo en la propia casa. “Entre
ustedes hay alguien a quien no cono-
cen…” ¿Cómo vamos descubriendo y ha-
ciendo presente a Jesús entre nosotros?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FA-


MILIA. Que recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 138,


“Vamos a preparar el camino
del Señor”.
CICLO B, DOMINGO 4º, TIEMPO DE ADVIENTO
1.- CANTO. C.N. nº 125, “Esperaba, esperaba”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 1,26-38. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos una estampa de María… y resaltamos la


frase “Yo soy la esclava del Señor: que se cumpla en mí tu
palabra”.
Encendemos la cuarta vela de la corona de Adviento y cada
uno de la familia le dice a Jesús “QUE
SE CUMPLA EN MÍ TU PALABRA”, “QUE
SE CUMPLA EN NUESTRA FAMILIA TU PA-
LABRA”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE


FAMILIA. Que recoge de forma espontá-
nea lo que han sentido y expresado
durante la oración compartida en la fa-
milia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo

7.- CANTO: C.N. nº 137, “Ven, ven, Señor no tardes”.


TIEMPO DE NAVIDAD
CICLO B, SAGRADA FAMILIA
1.- CANTO. C.N. nº 145, “Dios nace cada día”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 2,22-40.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: En el pasaje son mu-


chas las personas que se acer-
can a Jesús y lo bendicen o alaban: Simeón lo tomó en bra-
zos, la profetisa Ana da gracias a Dios y hablaba del niño a to-
dos los que esperaban la liberación de Jerusalén...
El niño Jesús une a la familia de Nazaret, la mueve y llena de
vida. Si tenemos el belén familiar en la casa, en este momento
tomamos al niño Jesús y expresamos lo que significa para cada
uno de la familia y luego lo adoramos y bendecimos… Simeón
le había dicho a María “este niño… será signo de contradicción…
en cuanto a ti, una espada te atravesará el corazón”. Estamos
ante un gran misterio. Hagamos un momento de silencio y con-
templemos al niño Dios y a la familia de Nazaret.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 151, “Hoy en la tierra nace el amor”.


TIEMPO DE NAVIDAD
CICLO B, EPIFANÍA DEL SEÑOR
1.- CANTO. C.N. nº 153, “Los reyes vienen de Oriente”
(2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 2,1-12.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Los magos de oriente desean adorar al niño-Dios.


Han realizado un largo camino. Han pasado por lugares de intri-
gas como Jerusalén. Se han dejado guiar por una estrella. No se
han dejado engañar por personajes como Herodes apegado al
poder. Y al final llegan a Belén y le ofrecen sus dones. Ponga-
mos tres cajitas sobre la mesa con los nombres: oro, incienso
y mirra. Cada uno mete en la cajita su propio don, su propio
regalo para el niño Dios, su propio compromiso para el año
2015. Dejamos un momento de silencio para pensarlo y luego se
comparte y se introduce en las cajitas. Si tenemos Belén en ca-
sa las cajitas se depositan en él.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 153, “Los reyes vienen de Oriente”


(2 estrofas finales).

80
TIEMPO ORDINARIO
EL BAUTISMO DEL SEÑOR
CICLO B, 1º T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 203, “Nacimos para ser…”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,7-11. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos sobre la mesa una buena fuente de agua


y la luz de varias candelas. Si las tenemos a mano podemos
poner también las boletas del bautismo de los miembros del
hogar ya bautizados. Podemos hacer el signo familiar de
renovación de nuestro bautismo. Unos a otros nos vamos
haciendo la señal de la cruz en la frente. Y cada uno dice en
ese momento: “SEÑOR, SOY TU HIJO/A QUERIDO. GRACIAS”.
Los mayores le pueden contar y narrar a los pequeños cómo fue
el día de su bautismo, cuándo fue, dónde fue, quién lo presidió,
cuántos más se bautizaron... Puede ser un
momento de diálogo familiar recordando
estos momentos. Y juntos en familia to-
mamos el compromiso de vivir y cuidar
nuestro bautismo siendo una auténtica
familia cristiana.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FA-


MILIA. Que recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 23, “Iglesia somos…”.

81
CICLO B, DOMINGO 2º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 290, “Quiero decirte que sí”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 1,35-42. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Este texto nos presenta el primer encuentro de


Jesús con los primeros discípulos: Andrés, Simón, Juan,
Felipe, Natanael… Jesús los invita a estar con Él: “Vengan y
vean…”. Y ellos fueron, vieron donde vivía y se quedaron con Él
aquel día. Juan Bautista se convierte en guía
para sus discípulos porque lo señala presente
en medio de ellos: “Ahí está el Cordero de
Dios”. Y luego Andrés invita a Simón, su
hermano… Unos invitan a otros. Pongamos
los nombres de todos los miembros del
hogar y digamos la frase por cada uno:
“VENGAN Y VEAN…” Y hacemos un momento
de oración por cada miembro del hogar para
que cada día más, descubra la riqueza y el
gozo de la vida con Jesús, la vida de fe, la vida cristiana.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160, “Háblame”.

82
CICLO B, DOMINGO 3º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 215, “El que me transformó”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,14-20. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este tex-
to.

4.- SIGNO: Jesús presenta su


plan misionero: cumplir (se ha
cumplido el tiempo), estar cerca (está cerca el Reino de Dios),
arrepentirse (arrepiéntanse), y creer (crean en la Buena
Noticia). Y para ese plan misionero va llamando a sus discípulos
a orillas del mar de Galilea: Simón y Andrés su hermano, Santia-
go de Zebedeo y su hermano Juan… El llamado es: “Vengan
conmigo y los haré pescadores de hombres”. La vocación es
llamada y respuesta, es conversión, seguimiento y adherirse al
proyecto del Reino de Jesús. No hay misión sin comunidad. Y no
puede haber comunidad sin misión. Pongamos sobre la mesa lo
que debemos dejar (como hicieron los discípulos) para ser
esos buenos seguidores de Jesús con una misión y servicio en
nuestra Iglesia, en nuestra comunidad. Oremos por ello.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N., nº 233, “Pescador de


Hombres ”.

83
CICLO B, DOMINGO 4º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 219, “Al brillar las estrellas”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,21-28. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado
y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Cafarnaún es una aldea de


pescadores ubicada al norte del lago de
Galilea. Los letrados apoyan su ense-
ñanza en la Ley pero Jesús la apoya en
su autoridad que viene de Dios. Jesús
es capaz de liberar a la persona y al
mundo de todo mal. Jesús se enfrenta
cara a cara con el mal que destruye la
vida, el amor, la convivencia… Al espí-
ritu inmundo le dice: “Calla y sal de
él…” Son palabras llenas de autoridad…
Cada uno va diciendo algo que quiere que Jesús le quite para
que desaparezca de nuestra vida… Y todos juntos le decimos:
“EN EL NOMBRE DE JESÚS… CALLA Y SAL DE ÉL”. Así todos
oramos por todos.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 221,


“Jesucristo me dejó inquieto”.

84
CICLO B, DOMINGO 5º, T. ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 118, “Por ti, mi Dios…”.
2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,29-39. Se lee despacio. Silencio. Ha-
cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontá-
nea según lo que hemos resal-
tado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Con tres verbos


Jesús indica el mejor camino
para relacionarse con el opri-
mido: acercarse, tocarlo y le-
vantarlo. Es lo que hace Jesús
con la suegra de Pedro. Jesús
espera que quien sea sanado, levantado y liberado, se ponga al
servicio de la causa del Reino. El servicio es parte de la identi-
dad cristiana… ¿Porqué buscan todos a Jesús? ¿Por los milagros o
porque quieren seguir sus caminos y proyectos? Jesús sabe que
un entusiasmo popular basado sólo en los milagros, y no en el
Reino, falsea su misión. Los miembros de la familia se sientan
en el suelo. El padre y la madre de familia van extendiendo
la mano a cada uno y lo van levantando y les decimos:
“Levántate y busca servir a Dios… deja los egoísmos”. Así
hizo Jesús con la suegra de Pedro y tantos enfermos.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 221, “Jesucristo me dejó inquieto”.

85
CICLO B, DOMINGO 6º , TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 301, “Quiero ser libre de verdad”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,40-45. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: El leproso era un muerto viviente, aislado, despre-


ciado y condenado a estar lejos de los demás y de Dios. El le-
proso no podía acercarse a Jesús pero lo hace; Jesús no podía
dejarlo acercar pero lo hace. Ambos violan la ley. La fe del le-
proso y y el amor de Jesús hacen realidad la Buena Noticia.
De nuevo, tres verbos muestran la ternura y la cercanía de Je-
sús con los marginados: compadecerse, extender la mano y
tocar. Jesús transforma la realidad sanando al leproso. La
lepra es símbolo de todo lo que margina, aísla, deteriora la re-
lación con los demás… pongamos por escrito las lepras de hoy…
y pidamos por todos los que las sufren… Y repitamos cada vez
las palabras de Jesús: “QUIERO, QUEDA LIMPIO…”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 222, “Jesús de Nazaret”.

86
TIEMPO DE CUARESMA
CICLO B, DOMINGO 1º DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 163, “Dame tu perdón”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 1,12-15. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado
y sentido con este texto.

4.- SIGNO: El Espíritu lleva a


Jesús al desierto y es tentado
por el demonio. El desierto es
lugar y tiempo de decisiones
importantes. Se opta por Dios o
por el camino del mal. Los cua-
renta días recuerdan las pruebas
sufridas por Moisés y el pueblo
en el desierto. El demonio quiere tentar a Jesús para que se
olvide de su misión y obstaculizar los planes de Dios. Ponemos
sobre la mesa un montoncito de arena por cada miembro del
hogar (puede ser en un platito) y al lado un vasito de agua.
Cada uno toma su montoncito de arena (que representa el de-
sierto) y le pide a Dios fuerza para vencer las tentaciones de
la vida y luego se toma el vasito de agua y le da gracias a Dios
por su amor.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 88, “Donde hay caridad y amor”.

87
CICLO B, DOMINGO 2º, TIEMPO DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 357, “Siempre confío en mi Dios”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 9,2-10. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Jesús lleva a lo alto del


monte a Pedro, Santiago y Juan y allí
se transfigura delante de ellos total-
mente resplandeciente. Aparecen Moisés y Elías que represen-
tan la ley y los profetas sintetizando el Antiguo Testamento.
Pedro quiere quedarse a vivir en la montaña. Es por el miedo a
la misión y a ir a Jerusalén a dar la vida. Somos muchos los que
preferimos la comodidad de la montaña antes que bajar de ella
para enfrentar los riesgos y compromisos de la vida de cada día.
Pongamos las palabras LEY, PRO-
FETAS, MOISÉS, ELÍAS… y JESÚS…
Y decimos juntos las palabras
que salieron de la nube: “ESTE
ES MI HIJO QUERIDO. ESCÚCHEN-
LO”. Digamos cómo lo vamos a
escuchar en esta Cuaresma.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE


DE FAMILIA. Que recoge de forma
espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración
compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 334, “Dios no es una imagen “.

88
CICLO B, DOMINGO 3º, TIEMPO DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 221, “Jesucristo me dejó inquieto”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 2,13-25. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús expulsa del templo a los vendedores de anima-


les para los sacrificios y a los que cambiaban el dinero en el
templo. Jesús realiza un gesto profético de purificación muy
arriesgado y dice “no conviertan la cada de mi Padre en un
mercado”. Los judíos le preguntan y cuestionan por su
autoridad para hacer eso. Jesús es el templo y el verdadero
lugar de encuentro con Dios. Pongamos sobre la mesa todo lo
que nos aleja de Dios, lo que deforma nuestra relación con
Dios, nuestro encuentro con Dios: DINERO, CELULARES,
TELEVISIÓN… y otras cosas que se nos ocurran… y digamos
por qué...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 216, “En dónde están los profetas”.

89
CICLO B, DOMINGO 4º, TIEMPO DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 354, “Hemos conocido el amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 3,14-21. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: El amor de Dios no tiene límites. Lo triste es que los


hombres rechazan la luz de la fe para vivir en la comodidad y
suciedad de las tinieblas.
Quien obra mal detesta la luz
y no se acerca a ella. El que
obra conforme a la verdad se
acerca a la luz. Hagamos el
gesto de apagar todas las
luces de la casa un momento…
Sólo dejamos la luz de la
candela encendida. Hagamos
un momento de silencio y
meditación. ¿Qué nos llena y
envuelve de oscuridad?... Y
luego encendamos las luces de casa y hablemos de lo que nos
llena de luz la vida en nuestra familia. Y demos gracias por
ello.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160, “Háblame”. O el canto “Como el


padre me amó… yo os he amado”. U otro adecuado.

90
CICLO B, DOMINGO 5º, TIEMPO DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. Nº 46, “El Señor es mi fuerza”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 12,20-33. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: “Jesús habla claramen-


te de su hora. Es la hora del
mayor servicio a toda la humani-
dad: su entrega. Con su entrega el
pecado, el egoísmo, la injusticia…
y todo lo malo es vencido. Y nos
habla del grano de trigo que muere para dar mucho fruto. Y
nos da una de sus mayores enseñanzas: el que se aferra a la vi-
da la pierde y el que la entrega la gana. Ponemos sobre la me-
sa muchos granitos de maíz y
cada uno agarra un puñadito… y
va dejando de uno en uno en la
mesa al tiempo que dice cómo
va a servir a los demás: 1° en la
casa, 2° en la comunidad y 3°
en la Iglesia. Así iremos dando
frutos

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y


MADRE DE FAMILIA. Que recoge
de forma espontánea lo que han
sentido y expresado durante la oración compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

91
SEMANA SANTA
CICLO B, DOMINGO DE RAMOS
1.- CANTO. C.N. nº 21, “Tú reinarás...” (3 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 11,1-10. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús hace su entrada triunfal en Jerusalén. Jesús es


presentado como el Mesías-Rey esperado, un rey pobre y
humilde que no trae la guerra sino la paz. La gente saludo a
Jesús alegre y gozosa. La expresión “Hosanna” signi-
fica “sálvanos, por favor”. Todos en la casa podemos
tener un ramito y cada uno hace su propia alaban-
za al Señor. Algo real que haya sentido últimamente
en mi vida, algo que haya hecho Dios conmigo o a mi
alrededor… algo en lo que haya avanzado en el cono-
cimiento del Señor… y grita “Hosanna, bendito el que
viene en el nombre del Señor…”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y ex-
presado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 21, “Tú reinarás”. (3 estrofas).

92
TIEMPO PASCUAL
CICLO B, DOMINGO 1º. RESURRECCIÓN
1.- CANTO. C.N. nº 186, “Hoy el Señor resucitó…”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,1-9. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Vamos a ir celebrando en la liturgia las fiestas


pascuales tal y como nos lo muestra Lucas en su evangelio:
Muerte-Resurrección-Ascensión-
Pentecostés. El sepulcro vacío pro-
clama que al Jesús vivo no hay que
buscarlo entre los muertos. El discí-
pulo predilecto “vio y creyó” porque
entendió que a Jesús hay que bus-
carlo en el corazón de los creyentes.
María Magdalena es la primera en
llegar al sepulcro, la primera en dar-
se cuenta que el cuerpo de Jesús no
está ahí, que el sepulcro está vacío, que la piedra está movida.
Tener en la mesa una piedra por cada integrante de la fami-
lia. Decir lo que significa esa piedra para cada uno y pedirle
a Dios superar todo lo que nos encierra en sepulcros de
muerte.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 120, “Jesús está entre nosotros”

93
CICLO B, DOMINGO 2º TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 182, “Aleluya, El Señor resucitó”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,19-31. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: En esta escena central de las apariciones, Jesús se


revela a los discípulos como el mismo que sufrió y murió,
mostrándoles las llagas de su pasión. Los discípulos se alegran
al verle. Jesús sopló sobre ellos el Espíritu Santo y les encarga
su misión de perdonar. A Tomás le cuesta reconocer que Jesús
haya resucitado por las palabras de los discípulos. Necesita
tener el encuentro personal con Jesús resucitado. Termina
reconociendo y confesándolo: “Señor mío y Dios mío”. Que en
la casa uno haga de Tomás y otro de Jesús. Llega Jesús y no
está Tomás. Luego llega Tomás y no cree a los demás de la
familia que le dicen que Jesús ha resucitado. Luego de nuevo
llega Jesús y Tomás se arrodilla ante él. Todos de uno en uno
se arrodillan ante Jesús y van diciendo: “SEÑOR MIO Y DIOS
MÍO”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y


MADRE DE FAMILIA. Que
recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado
durante la oración compartida
en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos
un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: nº 181, “Alegre


quiero cantar”.

94
CICLO B, DOMINGO 3º TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 100, “Andando por el camino”

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 24, 35-48. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gra-


cias, Súplica, Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Poco a poco toda la comuni-


dad de los discípulos se va contagiando
de la fe en la resurrección Seguramente
experimentaron las dudas, el temor, el sentimiento de derrota.
Por eso a veces piensan que están viendo a un fantasma. El Re-
sucitado no se rinde y de nuevo, como en el pasaje de Emaús,
recurre a la Escritura y les abre las mentes para que entiendan.
De nuevo el signo de la comida vuelve a recodar las comidas
con Jesús. Pongamos como signo una gran Biblia en la mesa y
varias candelas… cada uno toma la Biblia le da un beso y di-
ce: “CREO EN JESÚS RESUCITADO, VIVO EN…” y añade dónde
lo siente vivo y presente… y así todos en la casa lo hacen...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 305,


“Vayamos cristianos”

95
CICLO B, DOMINGO 4º TIEMPO PASCUAL
EL BUEN PASTOR.
JORNADA MUNDIAL DE ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

1.- CANTO. C.N. nº 162, “Buen Pastor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 10,11-18. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Jesús es el Pastor y la puerta de las ovejas. El buen


pastor está dispuesto al sacrificio y conoce a sus ovejas y se
sacrifica por ellas y así les revela su amor. El buen pastor da la
vida por las ovejas. Pongan en un papel el nombre de los
sacerdotes de su parroquia… y
recen por ellos. Pongan el
nombre de su obispo… y recen
por él. Pongan el nombre del
papa Francisco… y recen por él
como tantas veces pide. Pongan
el nombre de las/los catequistas
de su comunidad… y recen por
ellos. Y Finalmente pongan el
nombre de los papás de la ca-
sa… y recen también por ellos.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 226, “La llama-


da”.
96
CICLO B, DOMINGO 5º TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 100, “Te conocimos al partir el pan”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 15,1-8. Se lee despacio. Silencio. Hacer


eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: La unión y comunión del creyente con Jesús es


indispensable para poder dar fruto. Esta unión y permanencia
con él se da por el amor. Jesús
quiere seguidores alegres que vivan
el amor y lo gocen. Podemos poner
una planta o un arbolito en medio
de la reunión. Hagamos el signo de
poner hojitas de papel con los
frutos que queremos dar en la
familia escritos en ella. (con un
hilito lo podemos colgar del
arbolito o planta). Y con una tijera
hagamos también el signo de cortar
alguna ramita que esté algo seca… y le damos el sentido de
despojarnos de las cosas que nos impiden crecer o mejorar en
la vida.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 101,


“Tú eres el pan”.

97
CICLO B, DOMINGO 6º TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 103, “Un mandamiento nuevo” o bien,
“Como el Padre me amó”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 15,9-17. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Es amigo de Jesús el


que cumple el mandamiento del
amor. Él nos ha elegido y a todos
nos llama amigos. Somos más
que meros sirvientes. Somos ami-
gos porque nos ha dado a cono-
cer todo lo que escuchó al Pa-
dre. Amar al otro como Jesús nos
ha amado es lo más importante.
Hablemos con confianza en casa
y digamos cómo nos sentimos amados en nuestro hogar. Que
cada uno lo vaya expresando. Dar gracias a Dios por ello. Si al-
guno no se siente bien que lo diga también. Por cada uno que
vaya hablando en positivo ponemos un corazoncito… y si al-
guien habla en negativo por no sentirse bien ponemos dos
corazoncitos (así mostramos el compromiso de amar más y po-
ner más empeño en mejorar).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de


la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160, “Háblame”

98
CICLO B, TIEMPO PASCUAL
LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR
1.- CANTO. C.N. nº 302, “Mirad al suelo...”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 16,15-20. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Celebramos el día


de la ascensión. Jesús nos deja
una misión clara: “Vayan por
todo el mundo proclamando
la Buena Noticia a toda la
humanidad…” Podemos poner
unas siluetas de pies sobre la
mesa y cada uno agarra una de
ellas. Estas siluetas de calza-
do representan el camino de la
misión de cada uno. Después
cada uno comenta cómo él va a anunciar la Buena Nueva,
dónde, a quién, cómo… y al final dialogamos sobre ¿Cómo
anunciamos la Buena Nueva en nuestra familia?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la mano.
Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 191, “Pon


aceite…”

99
CICLO B, DOMINGO DE PENTECOSTÉS
CULMINACIÓN DE LA PASCUA

1.- CANTO. C.N. nº 206, “Ilumíname Señor con tu Espíritu”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,19-23. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: “Jesús sopló sobre


ellos y les dijo: “reciban el
Espíritu Santo”. Preparamos como unas lenguas de fuego
(pueden ser hojas de papel pintadas de rojo…) en cada una de
ellas ponemos los dones y frutos del Espíritu Santo. DONES:
Sabiduría, Entendimiento, Consejo, Ciencia, Fortaleza, Piedad
y Temor de Dios; FRUTOS: Caridad, Paz, Alegría, Bondad, Pa-
ciencia, Generosidad, Castidad. Pidamos esos dones al Espíritu
para toda la familia y ofrezcamos los frutos al Espíritu para
que se hagan realidad en la familia. Cada uno puede pedir
aquello que más necesita.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo
de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 190, “Envía


señor tu Espíritu”.

100
TIEMPO ORDINARIO
CICLO B, SANTÍSIMA TRINIDAD
1.- CANTO. C.N. nº 120, “Jesús esta entre nosotros”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 28,16-20.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según
lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: La Iglesia de Jesús es esencialmente una comunidad


misionera. Las palabras del Señor resucitado “vayan”,
“pónganse en camino”, la invitan a salir constantemente de sí
misma, de sus problemas y preocupaciones… para abrirse a un
nuevo horizonte: el de toda persona que no conoce el gozo de
sentirse hijo e hija de Dios. El Bautismo será el gran signo de
pertenencia a esta gran familia. Cada uno hace la señal de la
cruz a otro miembro de la familia, muy despacito y sintiendo
lo que hace, diciendo: “yo te consagro AL PADRE, AL HIJO Y
AL ESPÍRITU SANTO”. Compartir cómo se han sentido.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 321, “Vivir Amando”.

101
CICLO B, CUERPO Y SANGRE DE CRISTO
(CORPUS CHRISTI)

1.- CANTO. C.N. nº 94, “Jesucristo nos invita”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 14,12-16.22-26. Se lee despacio. Si-


lencio. Hacer eco y resaltar algu-
na frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.
4.- SIGNO: Jesús ratifica, con la institución de la Eucaristía, el
ofrecimiento de su vida para el rescate de la humanidad. Jesús
ofrece el pan que simboliza su cuerpo: quien coma de él acepta
la persona de Jesús en su vida. Luego ofrece la copa, que
simboliza la nueva alianza; la sangre derramada significa la
muerte violenta de Jesús, y beber el cáliz, implica asumir el
sacrificio de Jesús y comprometerse con su proyecto de vida.
Hoy compartimos alimentos en la familia, algo de comer y de
beber: puede ser pan, un queque, si hay, café, fresco, fru-
ta… y al comer juntos digamos SEÑOR DANOS FUERZA
PARA SEGUIR TU CAMINO EN LA VIDA, PARA HACER EL BIEN,
PARA LUCHAR POR EL REINO DE DIOS.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.
6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 90, “El amor de Cristo”.

102
CICLO B, DOMINGO 11º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 218, “Sois la semilla”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 4,26-34. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase.
Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Dos parábolas para


explicar el reino de Dios. En ambas se nos dice la insignificancia
de la semilla y la abundancia de la cosecha final. La primera
resalta la fuerza vital que posee la semilla del Reino de Dios,
que va creciendo por etapas. La segunda plantea la diferencia
entre el Reino de Dios y los reinos de este mundo. El Reino de
Dios basa su poder en lo pequeño, en el amor, en la solidaridad,
en la misericordia, etc... Pongamos diferentes tipos de semi-
lla sobre la mesa: maíz, frijol,
arroz, plantitas diversas… y a cada
una le damos nombre: AMOR, PAZ,
JUSTICIA, SOLIDARIDAD… y pedi-
mos los frutos que esperamos de
cada una de ellas. ¿Cómo soñamos
el Reinado de Dios?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE


DE FAMILIA. Que recoge de forma espontánea lo que han senti-
do y expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 118, “Por ti mi Dios”.

103
CICLO B, DOMINGO 12º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 352, “Cristo está conmigo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 4,35-40. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús calma la tempestad… y calma los vientos


huracanados y las olas contrarías… Todo sucede en el mar que
representa nuestro mundo donde nos toca
realizar el anuncio del evangelio. Jesús
dice las palabras: “Calla, enmudece…” y
luego cuestiona la poca fe de sus discí-
pulos “¿Aún no tienen fe…?” Vayamos
diciendo las cosas que se nos atraviesan
en la vida… y el papá y mamá irán dicien-
do… “Calla, Enmudece…” Vamos diciendo
miedos, preocupaciones, dudas… si hay confianza y ambiente
pare ello podemos decir cosas más personales e íntimas: resen-
timientos que cargo, odios… y siempre las palabras “Calla, en-
mudece…”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 357, “Siempre confío en mi Dios”.

104
CICLO B, DOMINGO 13º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 287, “Cristo Libertador”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 5, 21-43. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Llama la atención la


insistencia en el manto de Jesús
del que sale una fuerza de vida. La
mujer lo tocó por detrás y quedó sana de sus hemorragias. Lle-
vaba doce años sufriendo. Jesús alaba la fe de la mujer: “Hija
tu fe te ha sanado… vete en paz y sigue sana de tu dolencia”.
La Hija de Jairo, jefe de la sinagoga, también quedó sana. Je-
sús grita ¡Levántate! Ya la muchacha se levantó y se puso a ca-
minar. Tenía 12 años. Dos milagros, dos curaciones. Dos perso-
nas ejemplares en la fe. Pongamos como un manto sobre la
mesa… como si fuera el de Jesús… y trataremos de tocarlo de
uno en uno diciendo aquello de lo que queremos que nos sa-
ne Dios (No sólo enfermedades físicas, sino debilidades, vi-
cios, situaciones difíciles, etc...) y cada vez repetimos las
Palabras de Jesús: Levántate, camina, sé libre...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 262, “Creo


en Jesús”

105
CICLO B, DOMINGO 14º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 279, “¿Quién eres tú?”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 6,1-6. Se lee despacio. Silencio. Hacer


eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús vuelve a su


tierra natal. La gente se
admira de su sabiduría, pero
n lo aceptan por su origen
familiar y popular. No pue-
den creer que Dios se mani-
fieste en lo humilde y coti-
diano. Jesús manifiesta su
dimensión profética. Una
espiritualidad que identifica a todos los que luchan por la justi-
cia en favor de los pobres y anuncia el juicio de Dios a los que
oprimen al pueblo. Donde muchas veces esperamos encontrar
apoyo, participación, solidaridad, puede ocurrir que se encuen-
tren muchos obstáculos. A pesar de todo el anuncio del Reino
debe continuar. Digamos nombres de personas conocidas que
luchan por la justicia y las vamos escribiendo en un papel.
Después de decir unos cuantos nombres vamos orando por cada
uno de ellos. Al final damos gracias a Dios por las personas que
hacen mejor nuestro mundo entregando y arriesgando sus vidas.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 222, “Jesús de Nazaret”.

106
CICLO B, DOMINGO 15º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 231, “Nueva generación” También se
puede cantar “Alma misionera”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 6,7-13. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Los envió de dos en dos. Ir de dos en dos es signo de


igualdad y de apoyo mutuo. Deben llevar lo estrictamente
necesario. El testimonio de pobreza, de sencillez, de inserción
en la realidad, de respeto a la cultura y de atención a las
necesidades del pueblo, debe despertar entre la gente
solidaridad, que garantice el sostenimiento digno de los
misioneros. Ponemos a un lado lo que se nos dice que hay
que llevar: sandalias y bastón. Al otro lado lo que no hay que
llevar: ni pan, ni alforja, ni dine-
ro, ni dos túnicas… Dialoguemos
sobre lo que ayuda a la misión… y
lo que entorpece la misión. ¿Qué
misión estamos desempeñando no-
sotros desde nuestra familia? ¿Qué
podemos hacer que todavía no lo
hemos hecho? Oremos por los mi-
sioneros que pasan peligros por su fe y su misión.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 218, “Sois la semilla”.

107
CICLO B, DOMINGO 16º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 104, “Tan cerca de mí”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 6,30-34. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Después de la misión


hay que dedicar tiempo a com-
partir las experiencias y a des-
cansar, a estar con Jesús, a re-
cuperar de nuevo las fuerzas.
Vemos cómo Jesús siente compa-
sión de la multitud por que an-
daban como ovejas sin pastor,
ovejas a la deriva. Que cada uno
comparta una experiencia de
misión que esté teniendo o que
haya tenido. Cómo vivió y
desempeñó algún compromiso
en la comunidad. Ya sea en la
Iglesia o en las cosas sociales de la comunidad. ¿Sintió gozo y
alegría? ¿Sintió cansancio? ¿Hubo dificultades? ¿Qué leccio-
nes aprendió para la vida? Jesús quiere llevar a sus discípulos
a un lugar apartado a descansar… ¿Nosotros cuidamos el
descanso también?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 119 “Queremos otra ciudad”

108
CICLO B, DOMINGO 17º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 88, “Donde hay caridad y amor”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn, 6,1-15. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Este pasaje de la multiplicación de los panes se


cuenta en todos los evangelios mirando el milagro del maná en
el desierto en el Éxodo y a la cele-
bración de la Eucaristía en la co-
munidad cristiana. Jesús es fuente
de vida, el pan de vida, que ali-
mentó a cinco mil y que seguirá
alimentando a millones de creyen-
tes. Andrés y Felipe hacen el ofi-
cio de intermediarios. Jesús man-
da recoger las sobras para que no
se pierda nada. Pongamos sobre
la mesa algunos alimentos: un
pan para cada uno de la familia.
Cada uno come su parte. Tenemos en cuenta también a los
que no tienen. Pongamos algunos panes de más. Esos panes,
u otra cosa, se lo llevaremos a algún vecino cercano, o al-
guien que no tenga ni para comer. Así compartimos también
como Jesús y no se pierde nada.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 353, “El Señor Dios nos amó”.

109
CICLO B, DOMINGO 18º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 90, “El amor de Cristo” o “Vamos todos
al banquete… a la mesa de la creación”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 6,24-35. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gra-


cias, Súplica, Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo que hemos resal-
tado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús señala a los judíos que


lo andan buscando porque se han saciado de pan, porque han
comido en abundancia, no porque lo estén siguiendo a él y
crean que es el Hijo de Dios. En su búsqueda hay egoísmo. Je-
sús es el pan de vida, el alimento que identificamos con la Eu-
caristía. La Palabra de Jesús es Pan de vida para toda la fami-
lia. Al final todos le piden a Jesús de ese pan: “Señor, danos
siempre de ese pan”. Ponemos en la mesa diferentes panes y
alimentos y también ponemos La Biblia, la Palabra… Hacemos
oración con la frase siguiente: “SEÑOR DAME DE TU PAN PA-
RA…” y vamos añadiendo motivos… PARA...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 92, “No podemos caminar”.

110
CICLO B, DOMINGO 19º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 93, “Hemos recibido”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 6,41-52. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús es el Dios


que alimenta a su pueblo
como lo hizo en el pasado
por medio de Moisés. El
pan de Jesús produce vida
eterna. Jesús dice abierta-
mente “Yo soy el pan de
la vida”, “Este es el pan
que ha bajado del cielo,
para que quien coma de
él no muera” y ese pan es
Jesús, “El pan que yo doy
para la vida del mundo es mi carne”. Pongamos varias cosas
que usamos mucho en nuestra vida, que nos ocupan, que nos
absorben… pero que no son el verdadero alimento: celulares,
dinero, alimentos varios…. Y ponemos también un Cristo crucifi-
cado, una estampa de Jesús. ¿Qué es verdadero alimento para
nuestra vida? ¿Puede ser que haya cosas que nos aparten del
verdadero alimento? Compartimos y dialogamos.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 87, “Vamos hermanos, vamos unidos”

111
CICLO B, DOMINGO 20º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 86, “Comunión es unión con Dios”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 6,51-58. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús es alimento, es comida, es bebida que calma


la sed… y nos ofrece la vida eterna, la vida plena, la vida feliz.
“Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera
bebida”… Parece que esta es una puerta para estar en comu-
nión con Jesús… Por eso podemos hacer un acto personal (cada
uno) de ofrecimiento a Dios. Lo podemos hacer ofreciendo
nuestra cédula… o lo podemos hacer poniendo las llaves de la
casa (representan las llaves de nuestro corazón…) El sentido
es ofrecernos a él para estar unidos, alimentados, fortalecidos,
animados por su mismo Espíritu, entregados a los demás… lle-
gar a ser ALIMENTO, COMIDA Y BEBIDA PARA LOS DEMÁS…
empezando en la familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 84, “Bendigamos al Señor”.

112
CICLO B, DOMINGO 21º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 279, “¿Quién eres Tú?”

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 6,60-69. Se lee despacio. Silencio. Ha-


cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: La respuesta de muchos discípulos al discurso del


pan de vida, como la de los judíos del desierto, fue la murmu-
ración y la protesta. Murmuran, se escandalizan, muestran falta
de fe, se producen traiciones, hay abandono del camino de Je-
sús… son las consecuencias de este gran discurso de Jesús sobre
el pan de vida. ¿Me identifico con el camino de Jesús en mi
vida, en mi familia…? Que cada uno busque un símbolo que
exprese su decisión de seguir a Jesús pase lo que pase. Al
presentarlo haga una sencilla oración de entrega, ofreci-
miento y petición de fuerzas, y voluntad decidida de no
abandonar este hermoso camino… pase lo que pase, pese lo
que pese, ocurra lo que ocurra...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la mano.
Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 286,


“Con vosotros está”.

113
CICLO B, DOMINGO 22º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 7, 1-8.14-15.21-23. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús busca combatir el concepto legalista de pure-


za ritual que discrimina y excluye a los enfermos, los pobres,
las mujeres, los paganos… Los discípulos no cumplen las normas
de pureza porque con Jesús ya habían comenzado a liberarse
de leyes que esclavizan y no están al servicio de la vida. Jesús
condena la hipocresía del culto sin justicia y de creyentes sin
coherencia de vida. A Dios no le agradan las ofrendas que son
fruto de la injusticia. Jesús libera de los problemas de pureza.
Si Dios todo lo creó puro, nada de lo que hay en la creación es
impuro. Es el corazón y las acciones del ser humano lo que hace
que algo sea bueno o malo a los ojos de Dios. Lo que hace puro
a una persona es el amor, la solidaridad, la justicia, la miseri-
cordia, la entrega a los demás… Pongamos dos bolsas en la
mesa: en una ponemos las cosas buenas que agradan a Dios…
y en otra las cosas malas que nos hacen impuros ante Dios… y
las vamos sacando poco a poco de una en una… También po-
demos hacer un corazón grande y las cosas buenas se las va-
mos pegando...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FA-


MILIA. Que recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 324, “Amar es darse”

114
CICLO B, DOMINGO 23º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 198, “Yo tengo un gozo en el alma”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 7,31-37. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: La novedad del evangelio continua en territorio


extranjero, esta vez en la Decápolis. El sordomudo simboliza la
actitud cerrada del mundo pagano frente al proyecto de Dios:
sordo para escucharlo y tartamudo para proclamarlo. La
sanación del sordomudo ratifica la actitud de todos los pueblos
que poco a poco van abriendo sus oídos a la Palabra de Dios
proclamada por Jesús. Uno de la familia hace de sordomudo:
le ponemos tapones en los oídos… y le tapamos la boca con
un pañuelo o algo parecido. Todos los de la casa le decimos
algo… algo que no escucha y a lo que no responde (es sordo y
mudo). Luego encendemos una vela y todos juntos le quita-
mos los tapones y la venda de su boca… y todos le decimos:
ESCUCHA LA PALABRA DE DIOS, PROCLAMA EL AMOR DE DIOS.
Y damos un fuerte aplauso… Dialoguemos de las veces que
nos hacemos los sordos y los mudos en casa, en el trabajo, en
la Iglesia...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de


la mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 193, “Nadie hay


tan grande como Tú”

115
CICLO B, DOMINGO 24º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 262, “Creo en Jesús” o el n° 279,
“¿Quién eres Tú?”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 8,27-37. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado
y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Los discípulos dan un paso adelante al confesar que


es el Mesías, el Cristo, el Ungido… Pero ¿qué tipo de Mesías es
Jesús? ¿Coincide con la idea de Pedro? Pedro y los demás no
entienden que el Mesías deba sufrir y entregar su vida. Por eso
Pedro trata de obstaculizar el camino de Jesús. Pedro es llama-
do Satanás porque actúa como el tentador del desierto. Jesús
advierte de las condiciones para seguirle: compartir el camino
de su pasión, dar la vida por la causa del Reino, optar por la
vida antes que por el egoísmo del mundo y sentirse orgulloso de
Jesús y de su Palabra. Pongamos la palabra Jesús en grande y
bonita en el centro de la mesa… y después de un tiempo de
pensar, cada uno pone otras palabras para decir quién es Je-
sús para él… (amigo, salvador, Dios, vida, amor, camino, paz,
etc...) Damos gracias a Dios por Jesús y por todo lo que ya es
en nuestra familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo
que han sentido y
expresado durante la
oración compartida
en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 274, “Yo tengo un amigo que me ama”.

116
CICLO B, DOMINGO 25º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 9,30-37. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.
3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Jesús anuncia por segunda vez su muerte y resu-


rrección. Ellos, los discípulos no quieren entender y se resisten
a aceptar el camino de Jesús. Ellos discuten quien es el más
grande, el más importante. Jesús nos invita a ser servidores, a
ser los últimos, a ser sencillos como los niños. Ponemos una
Cruz grande en la mesa y tantas crucitas pequeñas como
miembros de la familia. Cada uno recoge una cruz pequeña y
la pone frente a la grande y le dice a Jesús que lo seguirá
hasta el final y que acepta el camino del servicio en la vida,
en la familia. También le pedimos fuerza y valor para no des-
fallecer.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 99, “Si yo no tengo amor”

117
CICLO B, DOMINGO 26º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 269, “Dios necesita de los hombres”.
2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 9,38-43.45.47-48. Se lee despacio.
Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,


Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Hacer el bien resume toda nuestra fe, hacer el bien
debe ser el centro de toda religión (si no es así es falsa), hacer
el bien nos une a creyentes y n creyen-
tes, a los miembros de una religión y de
otra… a todos los seres humanos de bue-
na voluntad. Hacer el bien es un evange-
lio ecuménico, interreligioso, pluricultu-
ral, multiétnico. No escandalizar, no po-
ner obstáculo para que otro caiga. Pon-
gamos los nombres de las diferentes
Iglesias de nuestra comunidad y ore-
mos por ellas: para que hagan el bien
siempre, para que sean fieles a Jesús,
para que sepan respetar… Oremos tam-
bién por sus pastores… Hagamos lo mismo por las autorida-
des, por los partidos políticos de Honduras, uno por uno…
Para que todos hagan y busquen el BIEN COMÚN… Y también
por nosotros… para que no escandalicemos a nadie con nues-
tras obras y actitudes.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en
la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la


mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 277, “Manos abiertas”.

118
CICLO B, DOMINGO 27º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 202, “Empecemos ya la marcha”.
2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 10,2-16. Se lee despacio. Silencio. Ha-
cer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.
3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resaltado
y sentido con este texto.
4.- SIGNO: A los fariseos no les interesa
la posición de Jesús frente al matrimo-
nio, sino su interpretación en torno al di-
vorcio. Jesús habla de la igualdad del
hombre y la mujer, y el amor fundamento
de toda unión matrimonial. Jesús insiste
en la fidelidad al pacto de amor. El ma-
trimonio excluye toda relación de domi-
nio. Los niños pedirán a sus padres que les cuenten cómo se
enamoraron, cuándo se juntaron, cuándo se casaron, cómo
lo celebraron, cómo fueron los primeros tiempos… cómo fue
cuando nacieron ellos, etc... Los niños pueden hacer pregun-
tas. Orar por toda la familia, por los papás para que se quie-
ran mucho y por los niños.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.
6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: La canción de la familia (Bendecid oh señor las


familias…) también del C.N. nº 207, “Una tarde en Caná”.

119
CICLO B, DOMINGO 28º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 215, “Quiero cantar una linda canción”.
2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 10,17-30. Se lee despacio. Silencio.
Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Ac-


ción de Gracias, Súplica, Per-
dón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que he-
mos resaltado y sentido con
este texto.
4.- SIGNO: Al joven rico lo
distingue el verbo
“acumular”: riquezas, presti-
gio, méritos por cumplir los mandamientos, etc... Jesús le pro-
pone pasarse al verbo “Compartir”: su vida con Jesús
(discipulado) y su riqueza con los pobres. Aquí vemos cómo la
riqueza es un obstáculo para el Reino. El joven rico, aunque se
esfuerza como persona por ser bueno, su riqueza lo convierte
en constructor de una sociedad injusta, y no del Reino de Dios,
que busca hacer de esta tierra un espejo del cielo donde la
justicia, el amor y la paz alcancen para todos.
Pongamos sobre la mesa todas las cosas que hemos logrado
con el esfuerzo del trabajo familiar: llaves de la casa,
tarjetas de banco, tarjetas de crédito, dinero en efectivo,
aparatos, celulares, llaves de la moto… dialoguemos y dife-
renciemos lo que nos aparta de Jesús y veamos el uso que
hacemos de las cosas. Pidamos que nada nos aparte de Je-
sús...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.
7.- CANTO: C.N. nº 219, “Al brillar las estrellas del cielo”.

120
CICLO B, DOMINGO 29º T. ORDINARIO. DOMUND
(DOMINGO MUNDIAL DE LAS MISIONES). COLECTA ESPECIAL

1.- CANTO. C.N. nº 291, “Dichoso el que ama”.


2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 10,35-45. Se lee
despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar al-
guna frase. Se comparte.
3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias,
Súplica, Perdón, Alabanza… de forma es-
pontánea según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: No sabemos si Santiago y Juan, con su petición, es-


tán pensando en la gloria de los cielos o, codiciosamente en la
gloria de la tierra. Cualquiera de las dos interpretaciones no
coincide con los planes de Dios, porque buscan intereses perso-
nales por encima de los demás, porque confunden el seguimien-
to de Jesús. Jesús nos da una lección sobre el tema del poder y
del servicio. Los gobernantes y los poderosos utilizan el poder
para abusar y oprimir al pueblo. Jesús instituye el servicio como
camino fundamental de vida. Jesús ha venido no a ser servido
sino a servir y a dar su vida por todos.
Pongamos estas dos palabras sobre la mesa: PODER y SERVI-
CIO. El poder mal usado oprime pero bien usado ayuda a toda
la comunidad, a todo el pueblo. Oremos por los que ejercen
el poder… El servicio es un camino de vida que Jesús nos pro-
pone a todos sin buscar privilegios… de forma desinteresada…
Oremos por todas las personas servidoras de la comunidad (lo
podemos hacer mencionando nombres concretos).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 338 “Estoy pensando en Dios”.

121
CICLO B, DOMINGO 30º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 206, “Ilumíname Señor con tu Espíritu ”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 10,46-52. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: La sanación del ciego es el


último milagro de Jesús en el evange-
lio de Marcos. Ante el grito de alguien
que es ciego, mendigo, ubicado al borde del camino, que pide
misericordia, y que grita a pesar de que todos quieren silenciar-
lo, Jesús se detiene y lo manda llamar. La fe está a punto de
hacer otro milagro. El ciego, al dejar el manto, deja tras de sí
una “vieja” vida para asumir una nueva vida detrás de Jesús.
Quien estaba al margen del camino ahora sigue a Jesús, que es
el camino. Nos tapamos todos los ojos con un pañuelo. Y ca-
da uno que diga: “Jesús, ten compasión de mí… quiero ver”.
Lo dice varias veces. Luego el papá y la mamá van quitando
la venda de los ojos y todos van dando gracias a Dios porque
podemos VER, podemos SEGUIR a Jesús.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 361, “Yo


tengo fe que todo cambiará”.

122
CICLO B, DOMINGO 31º TIEMPO ORDINARIO
TODOS LOS SANTOS

1.- CANTO. C.N. nº 181, “Alegre quiero cantar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 5,1-12. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Estamos celebrando


el día de todos los santos. Todos
estamos llamados a la santidad. En la historia de la Iglesia ha
habido muchas personas ejemplares a las que llamamos santos.
También nos recordamos de nuestros familiares y conocidos di-
funtos a los que llevamos en el corazón. Podemos ir diciendo
sus nombres y respondemos “bienaventurados seremos, Se-
ñor”. Podemos recordar lo que más nos llamaba la atención
de los nombres más significativos. Lo que más aprendimos de
cada uno de ellos. También podemos poner estampitas de
algunos santos si las tenemos. Y pedimos a estos santos que
intercedan por nosotros y acompañen nuestro caminar en la
vida.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 316,“Todos


unidos en la vida”.

123
CICLO B, DOMINGO 32º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 288, “Cristo te necesita para amar”

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 12,38-44.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco
y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Jesús denuncia a los letrados por hipócritas, corrup-


tos y estafadores, que se aprovechan de la fe del pueblo para
favorecer sus intereses personales. Mientras el letrado sólo bus-
ca acumular, la viuda da con generosidad. La viuda no da de
lo que le sobra, sino que pone en manos de Dios todo lo que
tiene. No es solamente limosna sino entrega y solidaridad total.
Hagamos el mismo gesto de la viuda: dar algo que no nos
sobre, sino que lo necesitamos. Pasemos una bolsita y que
todos, niños y mayores, pongamos algo que sea fruto de
nuestro esfuerzo. Es como una colecta familiar. Demos pen-
sando que Jesús nos mira. Eso que recojamos se lo entrega-
remos a una familia más pobre que nosotros y que lo necesi-
te. Pensar juntos a quién se lo ofrecerán.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 340, “Danos


un corazón”.

124
CICLO B, DOMINGO 33º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 305, “Vayamos cristianos”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Mc 13,24-32. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontá-
nea según lo que hemos resal-
tado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: La parusía se pre-


senta como el día de la gran reunión de todo el pueblo de Dios.
Por eso no puede ser un día de miedo sino de alegría. Sobre el
cuándo sucederá eso Jesús dice claramente que nadie conoce ni
el día ni la hora, sólo el Padre, ni siquiera el Hijo lo conoce. Lo
importante es discernir los signos de los tiempos, leer la volun-
tad de Dios en todos los momentos de nuestra vida y estar vigi-
lantes y activos para construir el Reino de Dios. Hay que vivir
en plenitud el tiempo presente y esperar la Parusía de Jesús
con gozo. No preocuparnos por cuándo vendrá Jesús, sino por
encontrarlo ahora que está viniendo sin cesar. Jesús vivió, mu-
rió y resucitó y vive en medio de nosotros. Muchos viven obse-
sionados por esto. Muchos han predicado el final de los tiem-
pos. Siempre se equivocan. Poner las palabras HOY, AHORA,
SIEMPRE… está presente el Señor. Comentemos algo de hoy,
o de esta semana en la que haya sentido a Cristo vivo a su
lado: un sentimiento, una vivencia, con un objeto sencillo...

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 339, “Hazme un instrumento de tu paz”.

125
CICLO B, DOMINGO 34º TIEMPO ORDINARIO.
CRISTO REY.
1.- CANTO. C.N. nº 21, “Tú reinarás”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 18,33-37. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Ac-


ción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Dentro del palacio de Herodes Jesús se proclama


Rey; su reinado y poder no es como el del mundo. Jesús es un
Rey-maestro que no tiene súbditos sino discípulos, los que escu-
chan su Palabra. Es un Rey que da testimonio de la verdad y
entrega su propia vida. PILATO Y JESÚS CARA A CARA ¿QUIÉN
ES EL VERDADERO REY? Digamos por qué Jesús es el REY de
nuestras vidas… expresémoslo con algún símbolo…
Y oremos también por los delegados/as de la Palabra de nuestra
comunidad al ser el día del Delegado de la Palabra en Hondu-
ras.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 315,


“Los Delegados de Cristo”.

126
ORACIONES

PARA LA FAMILIA

127
1. TEJER LOS HILOS DEL AMOR

Enséñanos Señor, a tejer el manto de nuestro amor con los hilos


de la fidelidad, el perdón y la paciencia, con los hilos de la ver-
dad, la alegría y el sufrimiento.
Ayúdanos a impedir que se suelte el más pequeño hilo, que podría
provocar un irremediable desgarrón. Cuando lleguen Señor las
tormentas, danos fuerza para echar en Ti el ancla de nuestra
oración, a fin de que podamos alcanzar, juntos y para siempre, la
orilla de tu eternidad.
Haz de nuestro hogar, Señor, una pequeña Iglesia; haz que
seamos para nuestros hijos, amigos y vecinos, testigos de la luz
del Evangelio, r eflejos de la ter nur a de J esucr isto, ser vidor es
del Espíritu, acogido en el seno de nuestro día a día.
Que la gratuidad y la fecundidad de nuestro amor canten, Señor,
tu alianza con la tierra, celebren las bodas de Cristo y del Pueblo
de Dios y anuncien el futuro del universo.

2. LA VIDA NO ES SOLAMENTE PARA MÍ


Sé que la vida no es solamente para mí.
Ni mi cuerpo, ni mi amor, ni mi inteligencia, ni mi humor, ni mis
dones, ni mi tiempo, ni mi dinero, ni mi casa, ni mis posesiones...
son solamente para mí.
Sé que Tú, Padre, no eres solamente para mí.
Ni tu palabra, ni tus dones, ni tus promesas, ni tu creación, ni tu
buena noticia, ni tus abrazos, ni tus afanes, ni tus sorpresas, ni tu
casa... son solamente para mí.
Lo sé. Soy sal y luz; sal para salar y luz para alumbrar.
Lo mío es deshacerme como la sal salando a los demás, y consu-
mirme como el fuego alumbrando y calentando a los demás. Lo
mío es ser salero de la vida y clarear el horizonte de la historia,
de la historia cotidiana de cada día.
Lo mío es ser digno hijo tuyo.
Lo sé. Y me voy comprendiendo. Y me voy aceptando.
Y me voy amando. Y me voy soñando.
Y me voy realizando. Y me voy sembrando. Y me voy compar-
tiendo. Y me voy realizando. Y voy siendo... ¡Y me alegro!.
128
3. YO TE SALUDO, MARÍA

Yo te saludo, María, por que el Señor está contigo;


en tu casa, en tu calle, en tu pueblo, en tu abrazo, en tu seno.
Yo te saludo, María, por que te tur baste –¿quién no lo haría
ante tal noticia?– Mas enseguida recobraste paz y ánimo y creíste
a un enviado cualquiera.
Yo te saludo, María, por que pr eguntaste lo que no entendías
–aunque fuera mensaje divino–, y no diste un sí ingenuo ni un sí
ciego, sino que tuviste diálogo y palabra propia.
Yo te saludo, María, por que concebiste y diste a luz un hijo,
Jesús, la vida; y nos enseñaste cuánta vida hay que gestar y cuidar
si queremos hacer a Dios presente en esta tierra.
Yo te saludo, María, por que te dejaste guiar por el Espír itu y
permaneciste a su sombra, tanto en tormenta como en bonanza,
dejando a Dios ser Dios y no renunciando a ser tú misma.
Yo te saludo, María, por que abr iste nuevos hor izontes a nues-
tras vidas; fuiste a cuidar a tu prima, compartiste la buena noticia,
y no te hiciste antojadiza.
Yo te saludo, María, por ser alegr e y agr adecida y r econocer
que Dios nos mima, aunque nuestra historia sea pequeña
y nos olvidemos de sus promesas.
Yo te saludo, María. ¡Her mana per egr ina de los pobr es de
Yahvé, camina con nosotros,
llévanos junto a los otros y mantén nuestra fe!

129
4. CORAZÓN DE PADRE Y MADRE

Si al pensar en mis hijos me emociono más de lo que a veces


quiero; si al mirarlos cada día creo que son joyas inmerecidas;
si al verlos en peligro corro a socorrerles con el corazón en vilo;
si cuando hacen alguna fechoría estoy deseoso de perdonarlos;
si cuando desbaratan mis planes tiendo siempre a justificarlos;
si cuando tengo que corregirlos sólo sé hacerlo con cariño;
si cuando los castigo aún convencido me duele en lo más íntimo:
si cuando piden perdón me derrito
aunque vuelvan a hacer lo mismo;
si cuando ríen sus ocurrencias me parecen pillos en fiesta;
si cuando estoy con ellos camino lleno de vida y muy erguido...
Y si cuando se me pierden me encuentro perdido hasta
encontrarlos y recuperarlos sanos y salvos.
Si esto me pasa a mí, que no soy bueno,
que a veces desconfío de ellos y de mí mismo,
que sólo soy un aprendiz de tus deseos…
¡qué no te pasará a Ti,
que eres bueno, que tienes un corazón de ensueño y que no
sabes desconfiar de nosotros aunque nos hayamos ido lejos!

130
5. DIOS DE LA VIDA

Que podamos reconocer que estamos unidos


con toda la humanidad y que por eso debemos trabajar
por la justicia, la paz, la unidad y la esperanza.
Que seamos conscientes de nuestros pensamientos,
sentimientos y acciones y que de esta manera
podamos contribuir a la convivencia y a la paz.
Que no tengamos miedo a cuestionarnos,
a preguntarnos, y a buscar...
Pues la vida nos irá enseñando cada día una lección de amor y de
dignidad. Que sepamos acoger y ser hospitalarios
y que compartamos sonrisas al estrechar las manos
pues así formaremos redes de solidaridad y fraternidad
Que sepamos disfrutar de la naturaleza
y aprendamos a cuidar, con responsabilidad, todo nuestro
planeta que crezcamos en la vivencia de la ternura y la
compasión para que podamos ayudar a quien vive en soledad
que aprendamos a agradecer todos los gestos,
pequeños o grandes, la cercanía, la comprensión, la caricia,
que recibimos de quienes convivimos.
Que nuestro espíritu esté abierto
para descubrir a Dios que habita en nuestra existencia;
y que nuestra oración sea encuentro de sabiduría
y de entendimiento de los caminos de Dios para nuestras vidas.
Que nuestras vidas este año sean levadura y semilla,
Que sembremos y compartamos nuestra humanidad,
Que abonemos la tierra de nuestras vidas con actitudes de
generosidad. Y que la bendición del Dios de la vida,
que es misericordioso y compasivo nos acompañe siempre.

131
6. SOMOS PORTADORES DE VIDA

Dios está donde nosotros le descubramos y le hagamos


presente. Dios está donde hay amor.
Allí donde un ser humano es capaz de superar su egoísmo y
darse al otro. Allí donde hay comprensión, perdón, tolerancia,
allí está Dios. Dios no será nada si yo no lo hago presente
con mi postura ante los demás.
El único objetivo de esta fiesta es que aprendamos a amar.
Que aprendamos a salir de nosotros mismos y seamos capaces de
ir al otro. El verdadero amor es el resultado del nacimiento de
Dios en mí, en todo ser humano, en todo niño recién nacido;
también en aquellos que en este momento están muriendo de
hambre o de cualquier enfermedad perfectamente curable.

132
7. EL ABRAZO

Hay momentos en la vida que un abrazo lo es todo, no hay nada


más. Un abrazo nos une a la vida o a la muerte.
Un abrazo es la distancia más corta entre la felicidad
y la infelicidad. Un abrazo rompe el miedo y la soledad.
Un abrazo son millones de palabras, calladas.
Un abrazo no entiende de sexos.
Un abrazo es la mejor terapia.
Un abrazo nos une a la Naturaleza.
Un abrazo es signo de amistad.
Un abrazo funde. Un abrazo invita a un mañana.
Un abrazo es un encuentro o una despedida.
Un abrazo es una música compartida en silencio.
Un abrazo transporta a otra realidad.
Un abrazo invita a no olvidar. Un abrazo es la unión con el Uni-
verso. Un abrazo reconforta. Un abrazo es esperanza.
Un abrazo es un reencuentro o una despedida.
Un abrazo es todo el valor de una vida resumido en un gesto.
Un abrazo transforma.
Un abrazo es la excusa para cerrar los ojos y abrir el corazón.
Un abrazo es largo como la eternidad.
Un abrazo relaja.
Un abrazo es breve como un suspiro.
Un abrazo rompe distancias.
Un abrazo ayuda a crecer.
Un abrazo es un tesoro que no hay que guardar.
Un abrazo te hace soñar. Un abrazo es de color.
Un abrazo ilumina cualquier atardecer.
Un abrazo no evita lo inevitable, le invita a ser.
Un abrazo es un silencio iluminado.
Un abrazo seca lágrimas de tristeza.
Un abrazo es un paisaje primaveral.
Un abrazo desarma.
Un abrazo es algo que nos une, sin tiempo.
Un abrazo es el punto exacto entre un antes y un después.
Un abrazo provoca paz. Un abrazo es un hasta siempre.
Un abrazo es entenderse mutuamente.
133
8. EL GOZO DE SERVIR

Toda la naturaleza es un anhelo de servicio.


Sirve la nube, sirve el viento, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú;
donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú;
donde haya un esfuerzo que todos esquivan, acéptalo tú.
Sé el que apartó la piedra del camino,
el odio entre los corazones y las dificultades del problema.
Hay la alegría de ser sano y la de ser justo;
pero hay, sobre todo, la hermosa,
la tan inmensa alegría de servir.
¡Qué triste sería el mundo si todo en él estuviera hecho,
si no hubiera un rosal que plantar, una empresa que emprender!
Que no te llamen solamente los trabajos fáciles.
¡Es tan bello hacer lo que otros esquivan!
Pero no caigas en el error de que sólo se hace mérito con los
grandes trabajos;
hay pequeños servicios que son buenos servicios:
adornar una mesa, ordenar unos libros, peinar una niña.
Aquél es el que critica, éste es el que destruye, tú sé el que sirve.
El servir no es faena de seres inferiores.
Dios, que da el fruto y la luz, sirve.
Pudiera llamársele así́: «El que sirve».
Y tiene sus ojos fijos en nuestras manos y nos pregunta cada día:
«¿Serviste hoy? ¿A quién? ¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?»

134
9. ELLOS
Ellos no tienen lecho,
pero sus manos son las que hicieron nuestras casas.
Ellos comen cuando pueden
pero por ellos comemos cuando queremos.
Ellos son zapateros pero están descalzos.
Ellos nos visten pero están desnudos.
Ellos son los dueños del aire cuando manejan alas,
mas son los limosneros del aire de la tierra.
Ellos no hablan, tienen palabras vírgenes...
Hacen nuevo lo viejo...
La mañana lo sabe y los espera...

10. SEGUIRÁS CON NOSOTROS


Tú que subes los peldaños de la luz,
te quedarás en todas tus cosas, que seguirán latiendo sin ti.
Te quedarás también, en los adentros de los tuyos,
como un eco que nunca acaba de ceder a los ruidos del olvido.
Te quedarás en el rumbo perdido
de los que encontraron el calor
el día en el que se reflejaron en tu mirada.
Quienes te conocieron, quienes te amaron,
han abierto sucursales en los cielos
para tener derecho a una porción de tu recuerdo.
Queda en paz y que la gloria de Dios te sonría.

135
11. PALABRAS DEL SER QUERIDO
Queridos míos: No hay nada que temer,
la muerte es solo un umbral, como el nacimiento.
El único recuerdo que me llevo es el de los amores que dejo,
siempre estaré unido/a a vosotros.
No os atormentéis pensando en lo que pudo ser y no fue,
en lo que debisteis hacer de otro modo.
A pesar de mi muerte seguiremos en contacto,
me llevaréis dentro como una constante presencia,
acudiré cuando me llaméis.
Seré vuestro ángel protector, no os aflijáis.
Queridos míos, seguid viviendo.

12. A MI ME ENCANTA DIOS


Ha puesto orden en las galaxias
y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas,
hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque;
cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes,
pedazos de su aliento.
Dicen que a veces se enfurece, hace terremotos y manda tormen-
tas, caudales de fuego, vientos desatados,
aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira.
Es la tierra que cambia, y se agita y crece cuando Dios se aleja.
Dios siempre está de buen humor.
Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos,
el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada.
El perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno,
el aroma más dulce, la noche insondable,
el borboteo de luz, el manantial que soy.
A mí me gusta, a mí me encanta Dios.
136
13. BIENAVENTURANZAS DE LOS PROFETAS

Felices quienes denuncian cualquier mal contra un ser humano,


dondequiera que se encuentre.
Felices quienes no sólo lo denuncian, sino que también anuncian
con sus palabras, su compromiso y su vida,
un futuro de esperanza.
Felices quienes destierran de su corazón el ser profetas de
calamidades, para convertirse en portavoces de buenas noticias.
Felices quienes entrenan su mirada para mostrar las causas y las
consecuencias de las acciones sociales y políticas que atentan
contra los más desfavorecidos.
Felices quienes contemplan los signos de los tiempos, los
reflexionan y los pasan por el filtro del corazón.
Felices quienes no sólo intentan conocer en profundidad a los
profetas del pasado, sino también a los que han dado nueva luz en
nuestros días.
Felices quienes vencen sus recelos, sus obstáculos,
para entregarse de verdad a la misión a la que se sienten
irreversiblemente llamados.
Felices quienes no se muestran como profetas, ni se lo creen, sino
que sienten el deber de amar, denunciar y ofrecer esperanza a
quienes se ven privados de ella.

137
14. ELOGIO A LA MADRE

Hay una mujer que tiene algo de Dios por la inmensidad de su


amor, y mucho de ángel por la incansable
solicitud de sus cuidados.

Una mujer que, siendo joven,


tiene la reflexión de una anciana y, en la vejez,
trabaja con el vigor de la juventud.

Una mujer que, si es ignorante,


descubre los secretos de la vida con más acierto que un sabio
y, si es instruida, se acomoda a la simplicidad de los niños.

Una mujer que, mientras vive no la sabemos estimar porque a su


lado todos los dolores se olvidan, pero,
después de muerta,
daríamos todo lo que somos y todo lo que tenemos
por recibir de ella un solo abrazo.

De esa mujer no me exijáis el nombre. ¡Es la madre!

138
15. MI EQUIPAJE

Mi equipaje será́ ligero, para poder avanzar rápido.


Tendré́ que dejar tras de mí la carga inútil:
las dudas que paralizan y no me dejan moverme.
Los temores que me impiden saltar al vacío contigo.
Las cosas que me encadenan y me aseguran.
Tendré́ que dejar tras de mí el espejo de mí mismo,
el 'yo' como únicas gafas, mi palabra ruidosa.
Y llevaré todo aquello que no pesa:
Muchos nombres con su historia, mil rostros en el recuerdo,
la vida en el horizonte, proyectos para el camino.
Valor si tú me lo das, amor que cura y no exige.
Tú como guía y maestro, y una oración que te haga presente:
«A ti, Señor, levanto mi alma, en ti confió,
no me dejes. Enséname tu camino,
Mira mi esfuerzo. Perdona mis faltas. Ilumina mi vida,
porque espero en ti».

139
16. TRIGO Y CIZAÑA

¡Qué fácil vemos lo negativo de los demás!


Esta es la fragilidad del ser humano.
Así́ nos creaste, Señor, con maravillas y deficiencias,
con generosidades y roñoserías,
con excesos y con defectos, con luces y con sombras.
Tú nos has entretejido en las entrañas maternas,
Tú tienes cada uno de nuestros cabellos contados,
Tú nos envuelves con tu abrazo, Tú sabes más de nosotros que
nosotros mismos...Ayúdanos, Padre, a aceptarnos del todo,
a reconocer nuestras deficiencias,
a alegrarnos de nuestras cualidades personales y únicas,
a desarrollar contigo todo el potencial inmenso
que has puesto en cada uno,
a animar a que otros también desarrollen el suyo.
Ensénanos, Padre, a perdonarnos los errores,
a convivir con nuestras incoherencias,
a ser misericordiosos con nuestra naturaleza humana
para así́ serlo aún más con los otros hermanos,
que también llevan el peso de su propia fragilidad y maravilla.
Gracias por crearnos así́, con trigo y con cizaña, Padre.

140
17. INVENTOS

Inventar la mirada profunda que rompe el prejuicio.


Inventar el silencio como espacio necesario,
donde surge la palabra, que genera encuentro.

Inventar la alegría sincera y compartida.


inventar el corazón sin miedo a sentir, a vivir y a comprometerse

Inventar las manos que en lugar de señalar y golpear


se unen para curar y sanar
Inventar el trabajo y el esfuerzo.

Inventar los pies que construyen nuevos caminos.


Inventar los espacios de encuentro, de abrazos sinceros,
de escuchas necesarias, de perdones generosos.

Inventar las miradas, las alegrías


Que eso es la vida... que de nada sirve vivir
si no hacemos más humano nuestro existir...

Si no logramos inventarnos, superar las adversidades


y construirnos, que eso es la vida volverse a parir
y elegir compartir.

141
18. CUENTA CONMIGO, SEÑOR
Señor, hazme instrumento de tu paz, donde haya odio ponga
amor, donde haya ofensa perdón,
donde haya error ponga yo verdad.

El mundo necesita a personas, que no se guíen por dinero,


bienestar y poder.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.


El mundo necesita a personas que pongan al ser humano como
centro de los grupos, de la sociedad.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.


El mundo necesita que el amor sea el motor de sus acciones,
el motor de su historia.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.


El mundo necesita personas que hagan fraternidad donde estén,
que se dejen de palabrería y ayuden a solucionar los problemas
concretos de los hermanos.

CUENTA CONMIGO, SEÑOR.


El mundo necesita personas que lo den todo por el evangelio,
y se pongan sin reservas al servicio de los demás.
CUENTA CONMIGO, SEÑOR.

142
19. Oración a la Santa Familia de Nazaret.
Jesús, María y José en ustedes contemplamos
el esplendor del verdadero amor, a ustedes, confiados, nos dirigimos.

Santa Familia de Nazaret, haz que nuestras familias sean lugar de


comunión y oración, que sean auténticas escuelas de encuentro con Jesús
y pequeñas Iglesias domésticas.

Santa Familia de Nazaret, cuida nuestra familia de episodios de violencia,


cerrazón y división; que quien haya sido herido sea pronto consolado,
curado y ayudado a perdonar.

Santa Familia de Nazaret, que el Sínodo de los Obispos nos haga tomar
conciencia a todos del carácter sagrado de la familia y de su belleza en el
proyecto de Dios.
Jesús, María y José, escuchen y reciban nuestra súplica.

ORACIÓN PREPARATORIA DEL SÍNODO DE LA FAMILIA


143
Oramos en Familia
con la Palabra

CICLO “C”

144
TIEMPO DE ADVIENTO
CICLO C, DOMINGO 1º DE ADVIENTO

1.- CANTO. C.N. nº 124, “Cerca está el Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 21, 25.28.34-36. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: En el tiempo


de Adviento tenemos un
símbolo que ya se ha he-
cho universal: la corona
de adviento. Preparemos
la corona de adviento en
nuestro hogar: que sea bonita, bien adornada. Y cada semana
le iremos agregando una candelita más. Hoy Jesús nos dice:
“no se dejen aturdir por el vicio, la embriaguez y las preocu-
paciones de la vida para que aquel día no los sorprenda…
estén despiertos y oren incesantemente”. Hoy encendemos
la PRIMERA CANDELA DE ADVIENTO… y llevará el nombre de:
VIGILANCIA Y ORACIÓN. Cada uno piensa y comunica cómo va
a estar más vigilante y cómo va a orar más en este tiempo
especial de ADVIENTO.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 133, “Un pueblo que camina”.

145
CICLO C, DOMINGO 2º , TIEMPO DE ADVIENTO.

1.- CANTO. C.N. nº 130, “Oíd la voz de Juan”

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 3,1-6. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco
y resaltar alguna frase. Se com-
parte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Juan predica un bautismo de arrepentimiento para


el perdón de los pecados. Llama al pueblo a la conversión. Y el
pueblo responde a su llamado. Hay que enderezar los senderos,
rellenar los barrancos, allanar las colinas, nivelar lo disparejo…
y así todo mortal verá la salvación de Dios según palabras del
profeta Isaías. Hoy el acento está en la CONVERSIÓN, EL CAM-
BIO. Por ello hoy encenderemos en familia la segunda cande-
la de Adviento y le ponemos el nombre de CONVERSIÓN. Pen-
semos un momento de qué nos queremos convertir, en qué
queremos mejorar cada uno en el hogar… y lo escribimos en
un papelito que dejamos sobre la corona. Al final decimos to-
dos juntos: SEÑOR QUE TU LUZ ILUMINE NUESTRO HOGAR SIEM-
PRE.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. To-


dos unidos de la mano.
Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 138,


“Vamos a preparar el
camino del Señor”.
146
CICLO C, DOMINGO 3º, TIEMPO DE ADVIENTO.
1.- CANTO. C.N. nº 134, “Vendrá una nueva luz”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 3, 10– 18. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que he-
mos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Resuena mucho en ese pasaje la pregunta ¿Qué


debemos hacer? Y Juan Bautista les va respondiendo a la multi-
tud, a los recaudadores de impuestos, a los soldados… Esta pre-
gunta que hoy domina nuestro relato del evangelio también la
podemos responder nosotros…
Pongamos una pana de agua… y al lado las candelas. Hoy en-
cenderemos la tercera candela de la corona de Adviento fa-
miliar. La palabra que puede iluminar esta semana es COM-
PARTIR… ¿En qué vamos a insistir más en esta semana en lo
referente al COMPARTIR en el hogar? Lo podemos escribir pa-
ra dejarlo en nuestra corona de adviento familiar… y poderlo
repasar la próxima semana.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge de


forma espontánea lo que han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 128,


“Llegará la Libertad”.
Puede ser otro también.

147
CICLO C, DOMINGO 4º, TIEMPO DE ADVIENTO
1.- CANTO. C.N. nº 125, “Esperaba, esperaba”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 1, 39-45.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos una estampa de María… y resaltamos la


frase “Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu
vientre. ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi
Señor?” “Dichosa tú que has creído”.
Encendemos la cuarta vela de la corona de Adviento y le
ponemos el nombre de ESPERANZA. María espera el momento
de la venida del Señor pero lo hace visitando a su prima
Isabel y sirviendo. ¿Cómo esperamos nosotros? ESPERAR Y
SERVIR son dos palabras que se complementan. Pongamos en
un papelito cómo voy a esperar y cómo voy a servir en esta
semana en el hogar. Lo compartimos y lo dejamos junto a la
corona de Adviento.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE


DE FAMILIA. Que recoge de forma
espontánea lo que han sentido y ex-
presado durante la oración compar-
tida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo

7.- CANTO: C.N. nº 137, “Ven,


ven, Señor, no tardes”.

148
TIEMPO DE NAVIDAD
CICLO C, SAGRADA FAMILIA
1.- CANTO. C.N. nº 146, “El niño Dios ha nacido en Belén”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 2,41-52.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco
y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido
con este texto.
4.- SIGNO: La centralidad de este relato está en el doble
diálogo entre Jesús y los ancianos del templo, y el de Jesús con
sus padres. Lucas define la paternidad divina de Jesús (Jesús
pronuncia sus primeras palabras en el Evangelio de Lucas “Mi
Padre”) y la declaración por parte de Jesús del destino que da-
rá a su vida “los asuntos de mi Padre”. Así ya Lucas anticipa lo
que moverá a Jesús en su vida: los asuntos del Padre, el plan o
proyecto del Padre. Nadie entiende nada, nadie discute nada,
ni siquiera sus propios padres; María guarda todo esto en su
corazón; algún día lo podrá entender. Jesús regresa con sus
padres y seguirá creciendo “en el saber, en estatura, y en
gracia delante de Dios y los hombres”. QUÉ GRAN MISTERIO
EL DE LA NAVIDAD, EL DE LA FAMILIA DE BELÉN, LA SAGRADA
FAMILIA. Si tenemos el Belén en casa dedicar unos minutos a
contemplarlo mirando la familia de Jesús, la familia de Naza-
ret… y luego hacemos adoración al niño en familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que recoge


de forma espontánea lo que han sentido y expresado durante
la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos un


abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 151, “Hoy en la tierra nace el amor”.


149
TIEMPO DE NAVIDAD
EPIFANÍA DEL SEÑOR

1.- CANTO. C.N. nº 153, “Los reyes vienen de


Oriente” (2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Mt 2,1-12. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: 1 Estrella y 3 pequeños cofres. Nos pasamos


la estrella de mano en mano y cada uno le pide a Dios con
sus palabras la luz y la sabiduría para su vida. Luego cada
uno ofrece al niño Dios algo simbolizado en los tres cofres
(un compromiso concreto, una actitud, etc...)

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 153,


“Los reyes vienen de Orien-
te” (2 estrofas finales).

150
TIEMPO ORDINARIO
EL BAUTISMO DEL SEÑOR. CICLO C, 1º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 203, “Nacimos para ser…”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 3,15-16. 21-22. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna fra-
se. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Tenemos en la mesita los símbolos de


nuestro bautismo: agua, luz, si conservamos alguna foto
familiar de algún bautismo, un Cristo, La Palabra… Cada
uno va haciendo la señal de la cruz con su mano y el
agua… renovando su propio bautismo (a los pequeños se lo
hacen sus papas o hermanitos). Luego levantamos todos
juntos la candela y decimos: “SEÑOR TU ERES LA LUZ DE
ESTE HOGAR” (Lo decimos varias veces).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. To-


dos unidos de la mano.
Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 23,


“Iglesia somos…”.

151
CICLO C, DOMINGO 2º, T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 66, “Tú pones lo demás” (2 estro-


fas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 2,1-11. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se compar-
te.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Podemos poner una jarrita de agua… y al


lado alguna bebida de fiesta (si no se puede tener vino).
Ponemos en el centro una sencilla frase que ponga: JESÚS
VINO NUEVO. Nos vamos pasando la bebida y vamos
probando y decimos “Jesús, vino nuevo para mi vida”,
“Jesús, vino nuevo para nuestra familia”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 66, “Tú pones lo demás” (última es-


trofa).

152
CICLO C, DOMINGO 3º, T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 228, “Libertador de Nazaret”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 4,14-21.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: en la mesita ponemos unas medicinas, gafas,


unas cédulas de identidad, cadenas, candela, la Palabra…
y una frase que diga: “BUENA NOTICIA PARA LOS PO-
BRES”. También ponemos la palabra HOY varias veces re-
petida. Cada uno toma la Pala-
bra HOY y comparte dónde ve
que ya se está cumpliendo lo
anunciado por Jesús como ex-
presión de VIDA. “HOY ESTÁS
PRESENTE EN…”, “HOY… HOY…
HOY”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N., nº 287, “Cristo libertador”.

153
CICLO C, DOMINGO 4º, T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 120, “Jesús está entre nosotros”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 4,21-30.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Decimos nombres de personas conocidas


(también se pueden escribir), o personajes a los que con-
sideramos grandes seguidores de Jesús y hacemos una ora-
ción por ellos, para que sigan dando ese buen testimonio
de Jesús, de su fe, y no sucumban a las dificultades de la
vida y la fuerzas del mal contrarias al Evangelio. También
lo hacemos por cada uno de nuestra familia, sin olvidar a
ninguno.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 221,


“Jesucristo me dejó in-
quieto”.

154
CICLO C, DOMINGO 5º, T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 233, “Pescador de hombres”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 5, 1-11.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos resal-
tado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: redes, agua, remos (maderitas)… los nombres


de Simón Pedro, Santiago, Juan… Y luego ponemos los
nombres de todos los miembros de la casa. Cada uno
toma su nombre y dice cómo va a seguir a Jesús y cómo va
a ser “pescador de hombres”. Oramos unos por otros.
¿Cómo vamos a ser pescadores en la comunidad?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 290, “Quiero decirte que sí”.

155
TIEMPO DE CUARESMA
CICLO C, DOMINGO 1º T. DE CUARESMA

1.- CANTO. C.N. nº 164, “Vengo ante ti mi Señor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 4, 1-13. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ceniza, Pan, Dinero, Celulares de la familia…


Cada uno le impone la ceniza a un miembro de la familia.
Luego cada uno hace un compromiso para la buena convi-
vencia familiar en este tiempo (en qué va a mejorar: aten-
ción y escucha al otro, tiempo para estar juntos, oración,
amabilidad, perdonar al otro, gestos de amor, servicio,
misericordia…)

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que reco-


ge de forma espontánea lo que han sentido y expresado
durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 377, “Señor, ten piedad”.

156
CICLO C, DOMINGO 2º DE CUARESMA

1.- CANTO. C.N. nº 206, “Ilumíname Señor con tu Espí-


ritu”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 9, 28-36.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: En la mesita: ropa blanca, candela (luz), des-


pertador, auriculares de celular o de música…, la frase
“Este es mi Hijo elegido. Escúchenlo”. Cada uno dice
cómo va a escuchar mejor a Jesús y le pide la luz a Dios
para ello. Al hacerlo agarra alguno de los símbolos que
están sobre la mesa, el que considere más adecuado a su
compromiso.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida
en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo
de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 215, “Quiero


cantar una linda canción”.

157
CICLO C, DOMINGO 3º, DE CUARESMA

1.- CANTO. C.N. nº 218, “Sois la semilla” (2 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 13,1-9. Se lee


despacio. Silencio. Hacer eco y resal-
tar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que he-
mos resaltado y sentido con este tex-
to.

4.- SIGNO: ponemos sobre la mesa diferentes frutas o se-


millas, … ponemos también alguno que esté ya malo o
podrido… ponemos también alguna plantita y tierra… Ca-
da uno, agarrando un poco de tierra, dice qué va a hacer
para dar mejores frutos. Puede identificar algún fruto de
la mesa con sus deseos. FRUTOS EN LA FAMILIA, EN TODA
SU VIDA, EN LA COMUNIDAD.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos


damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


218, “Sois la semilla
(última estrofa).

158
CICLO C, DOMINGO 4º, DE CUARESMA

1.- CANTO. C.N. nº 163, “Dame tu perdón”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 15, 1-3.11-32. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de forma
espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: anillos, sandalias, vestido nuevo, cosas para


un aperitivo familiar… Comemos y compartimos la alegría
de estar juntos… Compartir la experiencia de haber estado
enojado, alejado de la familia, desconfiado en el hogar, la
alegría de haber sido perdonados o de haber pedido per-
dón… y dar gracias por la misericordia de Dios.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la mano. Nos damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 361,


“Yo tengo fe”.

159
CICLO C, DOMINGO 5º, DE CUARESMA
1.- CANTO. C.N. nº 354, “Hemos conocido el amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 8,1-11. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: En la mesa junto a la Palabra y la Luz pone-


mos una serie de piedras (piedras que muchas veces arro-
jamos a los demás), tantas como miembros de la familia.
En este momento cada uno toma
una piedra y dice una cosa positi-
va de algún miembro de la familia
y al mismo tiempo también le
puede pedir perdón por algún mo-
tivo. Luego la vuelve a dejar en la
mesa y al final todos decimos jun-
tos: “Tampoco yo te condeno.
Ve y en adelante no peques
más”

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 160, “Háblame”.


160
SEMANA SANTA
CICLO C, DOMINGO DE RAMOS

1.- CANTO. C.N. nº 40, “Cantad al señor, un cántico


nuevo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 19,28-40.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ramitas de árboles o palmas del domingo de


Ramos. Cada uno agarra una palma y dice “Viva Jesucris-
to, viva el Hijo de Dios” y comenta cómo quiere que
Jesús penetre en su corazón al igual que entró en Jerusa-
lén.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado du-
rante la oración compartida en la
familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 45,


“El justo florecerá”.

161
TIEMPO DE PASCUA
CICLO C, DOMINGO DE RESURRECCIÓN
1º PASCUA

1.- CANTO. C.N. nº 186, “Hoy el


Señor resucitó”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,1-9. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Escritura, Luz, flores… las palabras VIO Y


CREYÓ. En este momento recitamos juntos el credo y nos
quedamos en silencio después de proclamar la resurrec-
ción del Señor… Luego continuamos… y nos decimos unos a
otros: “Jesús Resucitó, vive y nos acompaña en la fami-
lia”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. To-


dos unidos de la mano. Nos
damos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 181,


“Alegre quiero cantar”.

162
CICLO C, DOMINGO 2º. TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 305, “Vayamos cristianos”


(3 estrofas).

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 20,19-31.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos la frase “LA PAZ ESTÉ CON


USTEDES”. Y también las palabras de respuesta de Tomás:
“SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO”. Compartimos cómo construi-
mos la paz entre todos. Luego pasamos un crucifijo o un
Cristo y tocamos sus pies, sus manos, su costado, su
cabeza… y decimos…”SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO, AUMENTA
MI FE”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado
durante la oración compartida en
la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 305,


“Vayamos cristianos”
(3 estrofas finales).
163
CICLO C, DOMINGO 3º. TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 191, “Y cantaré aleluya…”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 21,1-19. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Tenemos la frase “Tú lo sabes todo, Tú sabes


que te quiero…”. Iluminados por el diálogo entre Jesús y
Pedro… cada miembro de la familia pregunta a los demás
“¿me quieres?” Y cada uno le da la respuesta “tú sabes
que te quiero” u otra personal e improvisada. Compartir
cómo nos hemos sentido. Busquemos juntos un SIGNO del
amor que nos tenemos en la familia y se lo ofrecemos al
Señor.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 182, “Aleluya, el Señor resucitó”.


164
CICLO C, DOMINGO 4º. TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 357, “Siempre confío en mi Dios”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 10,27-30.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Es el domingo del Buen Pastor y la jornada


mundial de oración por las vocaciones. Ponemos un ca-
yado o bastón en el centro. Nos lo vamos pasando unos a
otros y decimos cómo Dios nos cuida y protege a cada uno
en la vida. Después oramos juntos por las vocaciones sa-
cerdotales, consagradas y de servicio en la Iglesia, en la
comunidad. Rezamos la oración del año de la misericordia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


226, “La llamada”.

165
CICLO C, DOMINGO 5º. TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 13,31-35.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según
lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos la frase “Amarnos unos a otros en la


familia como Jesús nos amó”. Cada miembro de la casa
le da un abrazo a los demás y le dice “te amo mucho”.
Nuestro amor en la familia, ¿es como el de Jesús?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N.


nº 103, “Un man-
damiento nuevo”

166
CICLO C, DOMINGO 6º. TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 80, “Los que creemos en Cristo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 14,23-29. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Todos unidos de la mano…


y alguien dice “La Paz les dejo, les doy mi paz, y no co-
mo la da el mundo”. Mantenemos el silencio con las ma-
nos unidas, mientras oramos por la paz en Honduras. Lue-
go se puede compartir esta oración por la paz.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 339, “Hazme un instrumento de tu


paz”.

167
CICLO C, ASCENSIÓN DEL SEÑOR
TIEMPO PASCUAL

1.- CANTO. C.N. nº 302, “Tiempo de despertar.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 24, 46-53.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Nos ponemos de rodillas todos en la casa y el


papá va bendiciendo a cada miembro de la familia impo-
niéndoles las manos en la cabeza. Luego lo mismo hace la
mamá. Luego lo hace el más pequeño de la familia a to-
dos los demás. SE PUEDE DECIR: “DIOS TE BENDIGA Y TE
LLENE DE AMOR Y PAZ”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea
lo que han sentido y expresa-
do durante la oración com-
partida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 12,


“Juntos cantando la
alegría”.

168
CICLO C, PENTECOSTÉS. TIEMPO PASCUAL
1.- CANTO. C.N. nº 190, “Envíanos tu Espíritu”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Hch 2,1-11.


Jn 14,15-16.23-26. Se lee despa-
cio. Silencio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según
lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Dibujamos lenguas de fuego y las ponemos


sobre la mesa. Entregamos una lengua de fuego a cada
uno de la familia y le decimos: “Recibe esta lengua de
fuego que simboliza el Espíritu Santo para que…” y
cada uno inventa espontáneamente una finalidad, un
fruto del Espíritu, un don... lo que considere oportuno.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 193, “Nadie hay tan grande


como tú”.

169
TIEMPO ORDINARIO
CICLO C. SANTÍSIMA TRINIDAD. 8º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 333, “Dios es


amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Jn 16,12-15.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las palabras PADRE, HIJO, ESPÍRITU


SANTO. Luego cada uno se hace la señal de la cruz en voz
alta despacio resaltando las palabras PADRE, HIJO, ESPÍRI-
TU. También unos se la pueden hacer a los otros de la fa-
milia. Comentamos un momento cómo Dios es el amor de
las tres personas de la Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espí-
ritu. Dios es COMUNIDAD, es FAMILIA. La familia es imagen
de La Trinidad Santa. ¿Así lo vivimos?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que
han sentido y expresado durante la
oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos


de la mano. Nos damos un abrazo de
PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 334, “Dios no


es una imagen”.
170
CICLO C, CORPUS CHRISTI. 9º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 88, “Donde hay caridad y amor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 9, 11-17.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según lo
que hemos resaltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Tenemos un pan en la mesa junto a la


Palabra. En este momento se reparte y comparte entre
todos los miembros de la casa. Se come en silencio
mientras pensamos la frase de Jesús “Denles ustedes de
comer”. Podemos dialogar un instante sobre el compartir
en la casa, en la familia… con esta pregunta ¿Qué com-
partimos en casa? ¿Qué necesitamos compartir más?... Al
final de la oración se comparte un fresco y algo más.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 86,


“Comunión es unión con
Dios”.

171
CICLO C, DOMINGO 10º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 237, “Tomados de la mano”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 7,11-17.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las frases


“Jesús sintió compasión”, “No llores”, “Levántate”.
¿Cuándo estamos tristes? Luego todos nos sentamos o tira-
mos en el suelo y el papá o mamá de la familia nos tiende
la mano y nos dice “yo te lo ordeno, levántate”. Comen-
tamos: ¿qué significa todo esto?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 235, “Si me das la mano”.

172
CICLO C, DOMINGO 11º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 164, “La oración del pobre”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 7,36 - 8,3. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase.
Se comparte.

3.- ORAMOS AL SE-


ÑOR. Acción de Gra-
cias Súplica, Perdón,
Alabanza… de forma
espontánea según lo
que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: perfume en la mesa, agua, toallita… Repeti-


mos todos, de uno en uno, la frase que Jesús le dice a la
mujer pecadora “Tus pecados te son perdonados”. Luego
nos echamos perfume en la cabeza de uno en uno… y
decimos “quiero amar y quiero perdonar siempre en la
familia”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea
lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compar-
tida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos
un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 377,


“Señor, ten piedad”.

173
CICLO C, DOMINGO 12º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 279, “¿Quién eres Tú?”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 9,18-24. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar al-
guna frase. Se compar-
te.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Sú-
plica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontá-
nea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Una cruz en la mesita y La Palabra. Cada uno


agarra la cruz y dice “El que quiera seguirme, niéguese a
sí mismo, cargue con su cruz cada día y sígame”… Y se la
pasamos al siguiente. ¿Cómo salvamos la vida en familia?
¿Cómo le seguimos juntos en familia?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


324, “Amar es darse”.

174
CICLO C, DOMINGO 13º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 228, “Libertador de Nazaret”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 9,51-62. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo
que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Reconocer las


dificultades y obstáculos
que tenemos para seguir a Jesús… cada uno busca un sím-
bolo que le represente. Luego cada uno dice: “Te seguiré
Señor adonde vayas… pero a veces tengo obstáculos que
lo represento con esto… (el símbolo que ha buscado)… y
por ello te pido Señor que…”. Se hace rueda y compartir
en forma de oración.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado du-
rante la oración compartida en la
familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 195, “Quiero


andar cerca de ti”.

175
CICLO C, DOMINGO 14º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 218, “Sois la semilla”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 10,1-12.17-20. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resal-
tar alguna frase. Se compar-
te.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos signos de la misión sobre la mesa,


morral, sandalias, bastón… y también los anti signos:
dinero, celulares, tarjeta de crédito si se tiene… Ponemos
los nombres de cada miembro de la familia… Y nos
sentimos todos enviados a la misión. Se le hace entrega a
cada uno del bastón y el que lo recibe le pide a Dios la
fuerza, la sabiduría y el Espíritu. Tomar como compromi-
so familiar visitar a otra familia y animarla a vivir la fe en
la comunidad, en la Iglesia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos uni-


dos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 299,


“Grita profeta”.

176
CICLO C, DOMINGO 15º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 83, “Amar es entregarse”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 10,25-37. Se lee despacio. Silen-


cio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica,


Perdón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos la frase “¿Quién es mi prójimo?” El


samaritano dejó dos monedas al dueño de la posada
para que cuidara al herido. Cada uno de nosotros, cada
miembro de la familia, dejamos sobre la mesa dos
monedas, o dos billetes, y al hacerlo nos ofrecemos y
comprometemos a servir y ayudar al necesitado. Tratar
de poner un nombre concreto de una persona conocida
cercana para ayudarla y acompañarla en su necesidad.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 340, “Danos un corazón grande para


amar”.
177
CICLO C, DOMINGO 16º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 104, “Tan cerca de mí”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 10,38-42. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y re-
saltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según
lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Primero nos


ponemos en el papel de
Marta, agitados y nerviosos, y cada uno se levanta y va a
buscar algo y lo trae y lo presenta… Luego nos ponemos en
el papel de María a la escucha. Nos podemos sentar un
momento todos en el suelo y hacemos silencio pensando
en Jesús y en su Palabra (para significarlo más nos pode-
mos poner auriculares o tapones en los oídos para no escu-
char ruidos exteriores y centrarnos en el interior).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 52, “Tu Palabra me da vida”.

178
CICLO C, DOMINGO 17º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 75, “Padre Nuestro, Tú que estás”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 11,1-13.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea se-
gún lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Nos damos las ma-


nos… y cada uno va diciendo una frase del Padre Nuestro
de forma espontánea, la que más le guste… Luego rezamos
todos juntos el Padre Nuestro. Luego en un momento de
silencio meditamos sobre el compromiso de vivir como
verdaderos hermanos, comenzando en la familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 356, “Padre bueno, Dios alegre”.

179
CICLO C, DOMINGO 18º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 301, “Quiero ser libre de verdad”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 12,13-21.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las frases “Estén atentos y cuídense


de cualquier codicia”, “La vida no depende de los
bienes”. Hagamos en familia una lista de las cosas nece-
sarias e imprescindibles para vivir y las escribimos. Y lue-
go hacemos otra lista de las cosas que no son tan nece-
sarias y que se puede vivir sin ellas (a las que a veces les
damos tanta importancia, tiempo y energía). Luego lee-
mos cada lista y hacemos una oración para ofrecerla a
Dios y nos ayude a vivirlo y hacerlo realidad juntos en fa-
milia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontá-
nea lo que han sentido y
expresado durante la ora-
ción compartida en la fami-
lia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 291, “Dichoso el que ama”.

180
CICLO C, DOMINGO 19º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 277, “Manos abiertas”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 12,32-48. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las palabras “Reino”, “tesoro” y


“corazón”. Y la frase “un tesoro inagotable en el cielo”.
Compartimos cómo en nuestra familia podemos hacer
grande ese tesoro del cielo con muchos “activos”. Cada
vez que decimos una cosa vamos poniendo un billete sobre
la mesa. ¿Hasta dónde podemos llegar?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 292, “¿Dónde, dónde?”.

181
CICLO C, DOMINGO 20º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 229, “Madre, óyeme”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 12,49-53. Se lee despacio. Silen-


cio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según lo
que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos las palabras: padre, madre, hijo,


hija, suegra, nuera, yerno, suegro, tío, tía, hermano,
hermana, abuelo, abuela… y al lado la palabra PAZ y la
palabra FUEGO. Vamos diciendo cada palabra y todos jun-
tos decimos fuerte PAZ. ¿Qué fuego queremos que esté
encendido siempre en nuestra familia?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: Canto de la fa-


milia (Que ninguna familia
comience…).

182
CICLO C, DOMINGO 21º T. ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 13, “Juntos como hermanos”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 13,22-30. Se


lee despacio. Silencio. Hacer eco y
resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: De uno en uno van saliendo fuera de la casa.


Con la puerta cerrada, el de fuera toca la puerta y los de
dentro le abren la puerta… y le dicen: “la puerta de la fe
es Jesucristo, pasa y disfruta la familia y el hogar en
Paz”. Y al entrar se le da un abrazo fuerte muy alegre.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y expresa-
do durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 20,


“Todos unidos”.

183
CICLO C, DOMINGO 22º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 91, “El banquete ya está listo”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 14, 1.7-14. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica,


Perdón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: En la disposición que tengamos nos colocamos


todos en el último lugar (puede haber un cartelito que
diga “el último puesto”, podemos tener sillas más atrás…)
y luego el papá o la mamá les van llevando de la mano a
cada uno a las sillas que ponga “los primeros lugares”. Re-
flexionamos juntos y compartimos qué significa el último
lugar, qué significa ser los primeros para Jesús. Cómo
vivimos en la casa “ser los últimos”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 90, “El amor de Cristo”.

184
CICLO C, DOMINGO 23º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 226, “La llamada”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 14,25-33. Se lee despacio. Silen-


cio. Hacer eco y resaltar
alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo
que hemos resaltado y sen-
tido con este texto.

4.- SIGNO: Unos cartelitos que digan “ser discípulos de


Jesús”, “cargar con la cruz y seguirle”, “amar a Jesús”,
“amar más a...”. No es distinto el amor a Dios, a Jesús,
del amor a la familia y a los amigos. No se contraponen si
lo sabemos entender bien. No hay que dejar de amar a la
familia para amar a Jesús, sino amar a la familia amando
a Jesús. Pero la familia no se puede convertir en obstácu-
lo para seguir a Jesús y estar en “las cosas de Dios”. Dialo-
gar sobre esto: ¿Cómo nos ayudamos en familia mutua-
mente para seguir a Jesús? Decimos uno por uno “Amo a…
y amo a Jesús” (Repasar todos los miembros de la fami-
lia).

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 290, “Quiero decirte que sí”.

185
CICLO C, DOMINGO 24º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. “Querido Padre cansado vuelvo a ti”.


(O bien, el nº 162 C.N.)

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 15,1-32. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo
que hemos resaltado y sen-
tido con este texto.

4.- SIGNO: El papá y la mamá reciben y dan un abrazo a


cada uno de los miembros de la familia y les dicen “El
amor de Dios es más fuerte que nuestro pecado… Te
queremos mucho, disfruta el amor del hogar” (San Pa-
blo: “donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia”).
Luego los hijos hacen lo mismo con los papás.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


164, “Oración del po-
bre”.

186
CICLO C, DOMINGO 25º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 291, “Eres mi riqueza, eres mi Se-


ñor”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 16,1-13. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar algu-
na frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza… de
forma espontánea según
lo que hemos resaltado y
sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos varios billetes de diferente valor


sobre la mesa. También si tenemos tarjeta de crédito o
cuenta bancaria… Dialogamos un momento lo que cuesta
ganar el dinero. Luego cómo usa cada quien el dinero en
casa, cómo se comparte, usos prioritarios… Y podemos
compartir también tentaciones que hayamos tenido con
respecto al dinero. Luego decimos juntos con el dinero en
la mano: “no podemos servir a Dios y al dinero”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 197, “Yo pensaba”.

187
CICLO C, DOMINGO 26º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 288, “Cristo te necesita para amar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 16, 19-31. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resal-
tar alguna frase. Se com-
parte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo
que hemos resaltado y sen-
tido con este texto.

4.- SIGNO: Uno en casa se


disfraza de rico, muy elegante, y otro se disfraza de po-
bre, muy pobre. Uno tiene un gran plato de comida. Otro
no tiene nada. Comentar cómo se sienten. Luego se qui-
tan el disfraz y todos quedan igual significando que todos
somos iguales para Dios y que todos necesitamos vivir
con la dignidad de Hijos de Dios. Oremos por los más po-
bres. Y como familia tomemos el compromiso de ayudar
a una familia o persona conocida necesitada. Lo hacemos
no con algo que sobre sino con algo que nos privemos o
sacrifiquemos cada miembro de la familia.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 264, “Dale la mano”.

188
CICLO C, DOMINGO 27º TIEMPO ORDINARIO
1.- CANTO. C.N. nº 361, “Yo tengo fe”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 17,5-10. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y re-
saltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea
según lo que hemos re-
saltado y sentido con
este texto.

4.- SIGNO: Ponemos el cartelito “Auméntanos Señor la


fe”. Tenemos varias semillas sobre la mesa. Pueden ser de
varios frutos. Esa semilla simboliza nuestra fe. Cada uno
toma una semilla y dice “Creo Señor pero aumenta mi
fe”. Dialogamos un poco entre todos qué significa la fe en
nuestra vida, en nuestra familia. Cómo transmitimos la fe
en casa, cómo creamos y respiramos el ambiente de fe en
el hogar. Tomemos un compromiso familiar para fortale-
cer la fe en el hogar.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. 83, “Amar es entregarse”.

“Auméntanos Señor la fe”


189
CICLO C, DOMINGO 28º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 105, “Gracias por nuestra vida”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 17,11-19. Se lee despacio. Silen-


cio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica, Per-


dón, Alabanza… de forma espontánea según lo que hemos
resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos una gran palabra en el centro que


diga GRACIAS. Luego cada uno va tomando la palabrita y
mostrándola, va nombrando a cada una de las personas de
la familia y le da las gracias por lo que considere oportuno
y necesario. Así todos darán las gracias a todos. Así vamos
mirando lo positivo y creando ambiente.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. 107, “Hoy, Señor, te damos gracias”.

190
CICLO C, DOMINGO 29º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 199, “Amor es vida”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 18, 1-8.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de


Gracias, Súplica, Perdón, Alaban-
za… de forma espontánea según
lo que hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Cada uno cuenta algo que haya conseguido a


base de perseverar, de insistir… Dios no nos da las cosas
porque insistamos o porque le cansemos de tanto pedir.
Mejor hay que aprender a orar y que nuestra oración no
sea sólo petición, a veces cargada de egoísmo. Aprenda-
mos a ser agradecidos también con Dios. Tomemos el com-
promiso durante una semana de no pedir nada a Dios en la
oración y que nuestra oración sólo sea AGRADECER.
Agradecer la vida de los misioneros en la Iglesia ya que el
próximo domingo es el DOMUND.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos
un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 193, “Nadie


hay tan grande como Tú Se-
ñor”.
191
CICLO C, 30º TIEMPO ORDINARIO (DOMUND)

1.- CANTO. C.N. nº 7, “Cuando un grupo de hermanos”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 18,9-14. Se lee despacio. Silencio.


Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súplica,
Perdón, Alabanza… de for-
ma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido
con este texto.

4.- SIGNO: Cada uno pasa delante de los demás y mirando


al suelo, sin mirar a los demás, se golpea el pecho y dice
“Señor, soy un pecador, ten piedad de mí”. Luego
podemos comentar la siguiente pregunta ¿Cómo nos mira
Dios? ¿Podemos engañar a Dios? ¿Cómo es la misericordia
de Dios con nosotros?

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que reco-


ge de forma espontánea lo
que han sentido y expresa-
do durante la oración com-
partida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos da-
mos un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 45, “El


justo florecerá”.

192
CICLO C, DOMINGO 31º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 104, “Tan cerca de mí”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 19,1-10.


Se lee despacio. Silencio. Hacer
eco y resaltar alguna frase. Se
comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción


de Gracias, Súplica, Perdón, Ala-
banza… de forma espontánea
según lo que hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos un cartelito que diga “Hoy ha llegado


la salvación a esta casa”. Pero para ello Zaqueo tomó la
iniciativa de buscar a Jesús, subirse al árbol… poner los
medios adecuados... y Jesús fue a casa de Zaqueo. ¿Qué
hacemos en familia para que esa salvación esté operando
en la casa? ¿Cómo está presente Jesús en nuestra casa?
Cada uno que busque un símbolo que represente la
presencia de Jesús en nuestra casa.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO.


Todos unidos de la
mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº


316, “Todos unidos
en la vida”

193
CICLO C, DOMINGO 32º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 181, “Alegre quiero cantar”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 20, 27-38.


Se lee despacio. Silencio. Hacer eco y resaltar alguna
frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica,


Perdón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Ponemos la frase “Dios es Dios de vivos”.


Podemos poner fotos de la familia, de los vivos (pueden
ser fotos familiares o individuales). Y al lado ponemos
también fotos de familiares que ya han muerto. Nombra-
mos a cada uno y hacemos una oración por cada uno (por
los vivos y por los que ya han pasado a la presencia del
Señor). Después todos juntos decimos “Dios es Dios de
vivos, creemos en la resurrección”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 19, “Somos un pueblo que camina”.

194
CICLO C, DOMINGO 33º TIEMPO ORDINARIO

1.- CANTO. C.N. nº 13, “Juntos como hermanos”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 21, 5-19. Se lee despacio.


Silencio. Hacer eco y resaltar alguna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR. Acción de Gracias, Súplica,


Perdón, Alabanza… de forma espontánea según lo que
hemos resaltado y sentido con este texto.

4.- SIGNO: Cada uno se


arranca un pelo de su
cabeza, y a la luz de la
frase del evangelio “Sin
embargo no se perderá
ni un pelo de su cabe-
za”, hace una oración
de confianza en Dios.
Estamos en las manos
de Dios y Él vela por ca-
da uno de nosotros. Pero nosotros debemos seguir el ca-
mino de la Vida y la Paz que nos propone Jesús.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo
que han sentido y expresado du-
rante la oración compartida en la
familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos


unidos de la mano. Nos damos un
abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 316, “Todos


unidos en la vida”.

195
CICLO C, DOMINGO 34º TIEMPO ORDINARIO
CRISTO REY
1.- CANTO. C.N. nº 21, “Tú reinarás”.

2.- TEXTO BÍBLICO. Lc 23, 35-43.


Se lee despacio. Silencio.
Hacer eco y resaltar al-
guna frase. Se comparte.

3.- ORAMOS AL SEÑOR.


Acción de Gracias, Súpli-
ca, Perdón, Alabanza…
de forma espontánea se-
gún lo que hemos resal-
tado y sentido con este
texto.

4.- SIGNO: Un crucifijo, una frase que diga “éste es el


Rey de los judíos”, una corona si se tiene. Nos vamos
pasando de uno en uno el crucifijo y con él en la mano
cada uno expresa su compromiso y entrega a Jesús.
“Juntos buscamos el Reino de Dios y su Justicia”.

5.- ORACIÓN DEL PADRE Y MADRE DE FAMILIA. Que


recoge de forma espontánea lo que han sentido y
expresado durante la oración compartida en la familia.

6.- PADRE NUESTRO. Todos unidos de la mano. Nos damos


un abrazo de PAZ.

7.- CANTO: C.N. nº 41,


“Tu reino es vida”
(estrofas leídas, coro
cantado).

196
ORACIONES PARA LA FAMILIA

197
1.- CREEMOS EN LA FAMILIA

CREEMOS EN LA FAMILIA, PEQUEÑA COMUNIDAD DE FE,


esperanza y fraternidad;
Buena noticia y primicia del Reino de Dios, por eso la
soñamos cálida y abierta, como una casa solariega llena
de vida, capaz de dar cabida y acoger a otras personas.

CREEMOS EN LA FAMILIA.
Creemos en el amor, en los besos y las caricias,
en la donación de nuestro espíritu y cuerpo, en nuestra
sexualidad tan humana, gozosa y rica, en los ojos que
miran clara y serenamente, en el diálogo que sugiere y
escucha, en la fidelidad que construye el nosotros cada
día, y en el perdón que cura todas las heridas.

CREEMOS EN EL AMOR, LOS BESOS Y LAS CARICIAS.


Creemos en la pascua cristiana, celebración nupcial de
Cristo con nosotros, nueva alianza que nos da el amor
encarnado de Dios, que nos llena de gozo en este instante
y se prolonga, gratuita, en nuestras vidas.

CREEMOS EN LA PASCUA CRISTIANA. AMEN.

198
2.- NO TE RINDAS. (MARIO BENEDETTI)
No te rindas, aún estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo.
Aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje, perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo,
porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas, quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que te protegieron.
Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa, ensayar un canto.
Bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas e intentar de nuevo.
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
aunque el frío queme, aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños.
Porque cada día es un comienzo nuevo,
porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

199
3.- “QUEDA PROHIBIDO”. PABLO NERUDA
Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber qué hacer.
Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.
Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus dudas y mal humor.
Queda prohibido dejar a tus amigos,
llamarles sólo cuando los necesitas.
Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,


no creer en Dios y hacer tu destino,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.
Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa, todo,
porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.
Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.
Queda prohibido no crear tu historia,
dejar de dar las gracias a Dios por tu vida,
no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita.
Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

200
4.- LA VIDA NO ES SOLAMENTE PARA MÍ
Sé que la vida no es solamente para mí.
Ni mi cuerpo, ni mi amor, ni mi inteligencia, ni mi humor,
ni mis dones, ni mi tiempo, ni mi dinero, ni mi casa,
ni mis posesiones... son solamente para mí.
Sé que Tú, Padre, no eres solamente para mí.
Ni tu palabra, ni tus dones, ni tus promesas, ni tu creación, ni
tu Buena Noticia, ni tus abrazos, ni tus afanes, ni tus sorpresas,
ni tu casa... son solamente para mí.
Lo sé. Soy sal y luz; sal para salar y luz para alumbrar.
Lo mío es deshacerme como la sal salando a los demás,
y consumirme como el fuego alumbrando y calentando a los
demás. Lo mío es ser salero de la vida y clarear el horizonte de
la historia, de la historia cotidiana de cada día.

Lo mío es ser digno hijo tuyo.


Lo sé. Y me voy comprendiendo. Y me voy aceptando.
Y me voy amando. Y me voy soñando.
Y me voy realizando. Y me voy sembrando.
Y me voy compartiendo. Y me voy realizando.
Y voy siendo...¡Y me alegro!.

3.- FAMILIA DE NAZARET. Papa Francisco.


Jesús, María y José en ustedes contemplamos el esplendor del
verdadero amor, a ustedes, confiados, nos dirigimos.
Santa Familia de Nazaret, haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración, auténticas escuelas
del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.
Santa Familia de Nazaret, que nunca más haya en las familias
episodios de violencia, de cerrazón y división; que quien haya
sido herido o escandalizado sea pronto consolado y curado.
Santa Familia de Nazaret, que el próximo Sínodo de los obispos
haga tomar conciencia a todos del carácter sagrado e
inviolable de la familia, de su belleza en el proyecto de Dios.
Jesús, María y José, escuchen, acojan nuestra súplica. Amén.
201
5.- ORACION POR LA FAMILIA (MADRE TERESA)
Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida
en la Sagrada Familia de Nazaret. Ayúdanos, Padre amado,
a hacer de nuestra familia otro Nazaret,
donde reine el amor, la paz y la alegría.
Que sea profundamente contemplativa,
intensamente eucarística y vibrante con alegría.
Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia
en los momentos de gozo y de dolor.
Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra
familia especialmente en los momentos de angustia.
Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros
corazones mansos y humildes como el suyo y ayúdanos a
sobrellevar las obligaciones familiares de una manera santa.
Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día
como Dios nos ama a cada uno de nosotros y a perdonarnos
mutuamente nuestras faltas como Tú perdonas nuestros
pecados. Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos
das y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa.
Inmaculado Corazón de María, causa de nuestra alegría, ruega
por nosotros. Santos ángeles de la Guarda permaneced a
nuestro lado, guiadnos y protegednos. Amén.

6.- TEJER LOS HILOS DEL AMOR


Enséñanos Señor, a tejer el manto de nuestro amor con los
hilos de la fidelidad, el perdón y la paciencia, con los hilos de
la verdad, la alegría y el sufrimiento.
Ayúdanos a impedir que se suelte el más pequeño hilo,
que podría provocar un irremediable desgarrón. Cuando lleguen
Señor las tormentas, danos fuerza para echar en Ti el ancla de
nuestra oración, a fin de que podamos alcanzar, juntos y para
siempre, la orilla de tu eternidad.
Haz de nuestro hogar, Señor, una pequeña Iglesia; haz que
seamos para nuestros hijos, amigos y vecinos, testigos de la luz
del Evangelio, reflejos de la ternura de Jesucristo.

202
7.- EN EL CAMINO APRENDÍ
En el camino aprendí que llegar a algo no es crecer,
que mirar no es siempre ver, ni que escuchar es oír,
ni lamentarse sentir, ni acostumbrarse querer.
En el camino aprendí que andar solo no es soledad,
que cobardía no es paz, ni ser feliz, sonreír

y que peor que mentir es silenciar la verdad.
En el camino aprendí que la ignorancia no es no saber,
ignorante es ese ser cuya arrogancia más vil
es de bruto presumir y no querer aprender.
En el camino aprendí que puede un sueño de amor
abrirse como una flor y como esa flor morir,
y que su breve existir fue todo aroma y color.
En el camino aprendí que la humildad no es sumisión,
la humildad es ese don que se suele confundir.
No es lo mismo ser servil que ser un buen servidor.
En el camino aprendí que la ternura no es doblez,
ni vulgar la sencillez, ni lo solemne verdad;
vi al poderoso mortal y a tontos con altivez.
En el camino aprendí que es mala la caridad del ser humano
que da esperando recibir, que no hay defecto más ruin
que presumir de bondad.
En el camino aprendí que en cuestión de conocer,
de razonar y saber, es importante, entendí,
mucho más que lo que vi, lo que me queda por ver.

8.- YA NO ESCUCHO TU VOZ


Hace tiempo, Señor, que no te escucho
ni en casa ni en la calle ni en el trabajo;
tampoco en el silencio ni entre mis hermanos.
Hace tiempo, Señor, que no me despierto...
con la música que has sembrado en mi pecho.
¡Se me están acabando la sonrisa y los pasos!
Tu voz, Señor, sin duda está clamando
en el desierto de mi vida, y no la escucho
porque me dejo llevar sólo por cantos de sirenas.
Nuevamente me he perdido en tu encuentro.
Acércate y ponme otra vez en camino.
Perdóname y orienta bien mis sentidos.
203
9.- EN TUS MANOS
Padre, en tus manos, mi vida: con todos sus trabajos por Ti
emprendidos, con todas sus penas soportadas por Ti,
con toda su miseria que clama a tu bondad.
En tus manos, mi pasado:
donde tiene tu misericordia tanto que perdonar,
y tu poder tanto que suplir, y tu amor tanto que amnistiar.
En tus manos, mi presente: con las angustias que lo nublan,
con las alegrías que lo desbordan, con el dolor que lo invade.
En tus manos, mi porvenir: porque lo has preparado con
ternura infinita, porque sé muy bien a quién me confío
y estoy seguro que no me has de fallar.
En tus manos, todo mi ser: para que lo acunes y recrees con tu
aliento, para que descanse, seguro, de sus fatigas,
y nunca se sienta inútil y perdido.
En tus manos, mis seres queridos: para que cuide de ellos
tu corazón de Padre/Madre,
para que te sirvan como Tú esperas,
para que se reconozcan hermanos.
Padre, en tus manos, este momento:
con su paz y su tormento,
con tu presencia y tu paz.

10.- SERENO DE MIS NOCHES Y DÍAS


Sé que te encanta contemplar de noche las estrellas;
sé que te gusta escuchar este silencio
cuando todos están durmiendo;
sé que cuidas de todos nuestros asuntos
aunque no te los encomendemos;
sé que nos das el sueño y el descanso que necesitamos;
sé que te pasas las noches en vela
disfrutando de nuestra confianza;
sé que para Ti es una gozada
atender, cuidar y amar a tus hijos e hijas.
Por eso te nombro lo que ya eres: Sereno de mis noches y días.
Tú, Dios, Abba, Padre/Madre,
eres el Sereno de mis noches y días.
204
11.- QUÉDATE
Quédate, Señor, que se hace ya tarde,
que el camino es largo y el cansancio grande.
Quédate a decirnos tus vivas palabras
que aquietan la mente y encienden el alma.
Mantén en ascuas nuestro corazón torpe,
disipa nuestras dudas y temores.
Míranos con tus ojos de luz y vida,
devuélvenos la ilusión perdida.
Lava las heridas de estos pies cansados;
despiértanos a la vida con gestos humanos.
Quédate y límpianos rostro y entrañas;
quema esta tristeza, danos esperanza.
Quédate, Señor, comparte nuestras viandas
y muéstranos, paciente, tus enseñanzas.
Pártenos el pan de tu compañía;
ábrenos los ojos de la fe dormida.
De tus palabras surge lo que buscamos,
lo hemos visto caminando a tu lado.
Quédate y renueva valores y sueños;
danos tu alegría y tu paz de nuevo.
Condúcenos siempre al mundo, a la vida,
para ver tu rostro en otros rostros cada día.
Quédate, Señor, que se hace ya tarde,
que el camino es largo y el cansancio grande.

205
12.- TUS CAMINOS
Por los caminos del mundo
Tú has pasado diciendo la verdad.
Por los caminos de la tierra
Tú has sido peregrino y mensajero del Padre.
Por los caminos de la historia
Tú has estado atento a los signos de los tiempos.
Por los caminos de los pobres
Tú has hecho la voluntad del Padre.
Por los caminos de Dios
Tú has ido al encuentro de todos, hijos y marginados.
Por los caminos de la periferia
Tú has anunciado la Buena Noticia.
Por los caminos de los hermanos
Tú has hecho el camino hacia el Padre.
Por los caminos de la vida
Tú mismo has hecho tu propio camino.
Por tus caminos, llévame, Señor

13.- PERDIDO
No hay aire que me serene, no hay agua que me refresque,
no hay friego que me temple.
Sueño donde nunca estoy, espero donde nadie pasa,
y trabajo sin tu visto bueno.
Iría, pero no voy.
Quiero decir, y no digo.
Quisiera ser, y no soy.
Un día, pierdo el camino.
Otro día, el corazón.
Y casi todos, me pierdo yo mismo.
Si pudiera ser, Señor, infúndeme, de nuevo, tu aliento
para que recobre aire, pulso y ritmo.
Acércate a mi vera para que te sienta; refréscame, témplame,
ponme en camino y dame tu visto bueno.

206
14.- DANOS TU ESPÍRITU
Danos tu Espíritu, Señor.
Donde no hay Espíritu surge el miedo.
Donde no hay Espíritu aparecen los espíritus.
Donde no hay Espíritu la rutina lo invade todo.
Donde no hay Espíritu la esperanza se marchita.
Donde no hay Espíritu no podemos reunimos en tu nombre.
Donde no hay Espíritu se olvidan las cosas esenciales.
Donde no hay Espíritu la soledad se hace presente.
Donde no hay Espíritu se introducen leyes y normas.
Donde no hay Espíritu el futuro se oscurece.
Donde no hay Espíritu no puede brotar la
vida. Danos tu Espíritu, Señor.

15.- DANOS TUS DONES


Ven, Espíritu de Jesús, sobre los que creen,
sobre los que dudan, sobre los que temen.
Derrama tu fuego sobre la tibieza de nuestros quereres,
sobre el invierno de nuestras ilusiones,
sobre el rescoldo de nuestras opciones.
Sopla tu aliento sobre los que construyen el futuro,
sobre los que conservan los valores,
sobre los que protegen la vida.
Alumbra con tu luz a los que crean el arte y la belleza,
a los que trabajan por la paz y la solidaridad,
a los que tienen cargos y responsabilidades.
Enriquece con tus dones el corazón de todos los hombres y
mujeres, las ciudades y pueblos de todos los continentes,
todas las culturas y todas las religiones,
y el querer de los pobres.
Ven, Espíritu Santo.
Ven, aquí y ahora, y permanece con nosotros,
siempre en nosotros.

207
16.- ESPÍRITU DE DIOS
Visita los valles y rincones de tu corazón
y te toparás con manantiales de vida,
de justicia y solidaridad, de verdad, paz y alegría.
Es mi Espíritu que desde siempre puse en ti.
Repara en la vida de tu familia
-cercana y lejana, rota y unida, en éste y aquél-:
descubrirás huellas de corazones entregados
y hermanos que quieren ser hermanos.
Es mi Espíritu que desde siempre puse en vosotros.
Observa el caminar de tu pueblo, a veces triste y lento, otras
alegre y ligero, con proyectos, planes y sueños,
abriendo caminos o sólo senderos.
Es mi Espíritu que alienta vuestro aliento.
Mira a la Iglesia, mírala sin recelo.
Sé sus males, sus yerros y traiciones;
también tus dudas, críticas y dificultades.
Pero bajo su aspecto pesado, seco y polvoriento
brota la vida, es oasis y centinela, tiene entrañas y profetas.
Es mi Espíritu vivo en sus arterias viejas.
Extiende tu mirada por el ancho mundo,
más allá de tu casa, pueblo y patria.
Fíjate en los esforzados del querer solidario,
en los que luchan para que otros alcancen lo suyo.
Es mi Espíritu valiente en corazones liberados.
Llégate a los lugares más olvidados
de la primavera y los sueños humanos.
¡Todavía no conoces los mejores secretos!
Limpia tus ojos para ver lo que allí crece.
Es mi Espíritu que florece a la sombra de los pobres.
Observa, ve y aprende;
contempla, agradece y canta;
ábrete, goza
y déjate llevar por mi Espíritu
-soplo, brisa, huracán, aire-
que has recibido gratis.

208
17.- SEMILLA DE TU ESPÍRITU
Hay un mundo dentro de mí
no visto, no conocido, no oído,
y nadie puede poseerlo
ni de pensamiento ni de palabra ni de obra.
No ondea bandera alguna sobre él,
ni mapas ni planos ni leyes;
y nadie es capaz de entrar allá dentro,
ni con espadas ni con dientes ni con armas,
ni con argucias o mentiras de otro tipo.
Dentro de mí hay una libertad clara, intacta, sin mancha,
una libertad que nadie puede violar
-ni ley ni victoria ni fracaso- porque es la semilla de tu Espíritu
que Tú pusiste en mí al hacerme hijo.

18.- AUN NO HAS ENTRADO EN MI CASA


¡Aún no has entrado en mi casa, Señor!
No pongas reparos, no guardes silencio,
no digas que no es el momento,
no justifiques lo sucedido.
Ya sé que no soy digno, que no siempre estoy presente,
que, a veces, me das miedo,
que ando ocupado en otros asuntos, que me contradigo.
Pero me hiciste así, humano.
Y también es cierto que te hablo
(¿o hablo solamente al viento?),
y que tengo hace tiempo la puerta abierta
y un trozo de pan y un vaso de vino en la mesa.
Estoy esperándote, Señor. ¡Ya lo sabes!

209
19.- ANSIA DE DIOS
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo.
Mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada, sin agua.
Ven a mí con tu pasión y ternura.
Quiero sentirte dentro de mí
como rocío que cubre la hierba,
como viento que canta y despierta al bosque,
como rayo de luz que se lleva la oscuridad y la niebla.
Señor, te necesito desde el inicio del día
tanto como el aire que respiro,
el agua que me calma y refresca,
y la caricia que pone vida en mi camino
y horizonte y esperanza en mi vida.
Señor, tu gracia vale más que la vida.
Quiero vivir a la sombra de tus alas
e iniciar el día alabándote con todo mi ser,
porque tu diestra me sostiene y mi alma está unida a ti.
Señor, toda mi vida te bendeciré
y alzaré mis manos
y mi corazón para alabarte.
En todo lo que hoy haga y me suceda
quiero proclamar tu amor,
gracia y ternura.

20.- EL CAMINO
Aunque esté lleno de baches y piedras y tenga infinidad de
curvas, aunque vaya por colinas y valles
y sean frecuentes las pendientes, aunque sea estrecho y sin
césped, unas veces polvoriento, otras lleno de barrizales,
voy por él siguiendo tus huellas,
soñando utopías, buscando sombras,
anhelando metas, disfrutando la experiencia.
Y Tú, que vas por delante,
te me revelas y ofreces cada día
como camino, verdad y vida.

210
21.- BETANIA
A un tiro de piedra del centro,
de la ciudad encantada que me reclama,
donde se decide el presente y futuro de la historia
y del bienestar de tantas personas, está Betania.
Lugar de paso y reposo.
de amigos y encuentros, de diálogos hondos y sinceros,
de veladas hasta altas horas de la madrugada...
Nada tiene que envidiar a la gran ciudad que sueña y puja
por ser un mercado global.
Betania, tan necesaria como, a veces, anhelada,
testigo de tantas idas y vueltas, luces, sueños y desahogos,
quejas, trabajos y gestos amorosos, sigue estando hoy ahí,
a la vuelta de la esquina, cuando saliendo de mí mismo,
y dejando mis obsesiones y trabajos a un lado,
me siento a tus pies, a estar contigo
como un hermano, amigo y discípulo.
Betania: ahora contigo, Señor,
y mañana todo seguirá vivo y resituado.

22.- INSPIRA TÚ TODAS MIS ACCIONES


Señor, Tú sabes que es verdad
buscando segundad, ando perdido,
lleno de mis quereres, me encuentro vacío,
guardando, me desaparece lo mas querido.
Cuando obro sin Ti, obro frecuentemente contra mí.
No es obrar verdadero el que en Ti no echa raíces.
Tú eres la buena tierra en la que mi vida
se convierte en cosecha de frutos apetecibles.
Tú eres la roca firme que me ofrece
refugio y apoyo en todo momento.
No te extrañe, pues, que insistentemente te pida:
Inspira Tú, Señor, todas mis acciones.
Sólo si tu gracia sostiene mi vida y mi obrar
seré testigo de la Buena Noticia y la esperanza.

211
23.- COMO A UN HERMANO TE HABLO
A ti, que andas por el mundo rompiendo muros y fronteras;
a ti, que has llamado a mi puerta
dando vida a mis entrañas dormidas,
como a un hermano te hablo.
Si son tuyos mis anhelos, si es tuya mi noche y mi día,
si alzan tus manos mi cuerpo, si hacen tus pasos mi senda,
como a un hermano te hablo.
Si lloran mis ojos tu llanto, si nuestros gritos son iguales,
si tenemos semejantes las heridas, si soñamos los mismos sueños,
como a un hermano te hablo.

Por encima de todas las fronteras, por encima de razas y culturas


aunque nuestras palabras sean distintas
y a veces te sienta extraño,
como a un hermano te hablo.
Común tenemos el Padre,
me hiciste hijo para siempre;
común tenemos la lucha y la sangre,
común tu espíritu y mensaje.
¡Déjate ver y abrázame, hermano!

24.- YA NO ESCUCHO TU VOZ


Hace tiempo, Señor, que no te escucho
ni en casa ni en la calle ni en el trabajo;
tampoco en el silencio ni entre mis hermanos.
Hace tiempo, Señor, que no me despierto…
con la música que has sembrado en mi pecho.
¡Se me están acabando la sonrisa y los pasos!
Tu voz, Señor, sin duda está clamando en el desierto de mi vida
y no la escucho porque me dejo llevar sólo por cantos de sirenas.
Nuevamente me he perdido en tu encuentro.
Acércate y ponme otra vez en camino.
Perdóname y orienta bien mis sentidos.

212
25.- DAME A CONOCER TU NOMBRE
Ya sé que mi deseo es osado, pero espero que no te sorprenda,
pues me conoces mejor que nadie.

Si Tú me has hecho tu hijo y me llamas por mi nombre,


nada tiene de extraño que yo quiera saber el tuyo.

Lo quiero para saberte y gozarte, para nombrarte y cantarte,


para jugar contigo al eco en montañas y valles:
dejarte libre y sentir que vuelves, que me envuelves y abrazas
sin aprisionarme ni deslumbrarme.

¡Dame a conocer tu nombre!


Lo quiero para recordar tu presencia ahora
y en cualquier instante,
para descalzarme, postrarme, agarrarme o acurrucarme.

No para poseerte ni matarme,


sino para vivir gratuita y alegremente.
¡Dame a conocer tu nombre!

26.- CREO... PERO ME DESDIGO


Creo que Tú me has hecho y que me has dado alas,
y que entre tu cielo y mi suelo has puesto tu amor y viento.
Pero me desdigo, porque en vez de volar
me quedo a medio vuelo agarrado a los elementos,
o me escondo en el corral,
o caigo en tierra con los huesos rotos…
¡Y aún me atrevo a hablar de libertad!
Soy terco, postmodemo y algo más.
Pero creo que eres el mejor alfarero para mis sueños.

213
27.- COMO UN GRANO DE MOSTAZA
A veces, Señor, cuando dudo, cuando no siento nada
y me percibo escéptico, todavía sé pararme
y coger un grano de mostaza en el cuenco de mi mano,
y mirarlo y mirarlo, acordándome de tus palabras.
Y a veces, cuando todo va bien, cuando la vida me sonríe,
cuando no tengo problemas para creer en Ti,
ni para creer en los hombres y mujeres,
ni para creer en mí...
también me atrevo a coger un grano de mostaza
en el cuenco de mi mano, y lo miro y miro
acordándome de tus palabras: "Si tuvierais fe como un grano de
mostaza..." Pero menos, Señor.

28.- DIGAN LO QUE DIGAN, NO ME IMPORTA


Alzo las manos y miro a lo alto
porque siento y creo que Tú extiendes las tuyas hacia abajo
y no dejas de miramos, noche y día me inclino hasta el suelo
y beso la tierra porque siento y creo
que Tú andas por ella sin avergonzarte
y la besas para hacerla mas habitable.

Alzo las manos porque me siento alzado


Miro a lo alto porque estoy en tu regazo
Me inclino hasta el suelo para ver tus huellas...
Beso la tierra y tu Espíritu me llena.
Creo en Ti y, digan lo que digan, no me importa

214
29.- ORACIÓN DEL HIJO-HIJA
Digo que eres amor, y es a medias.
Que eres bueno y justo, y es injusto decirlo.
Cuando digo que eres fiel, es poca cosa.
Sólo si digo que Tú eres Dios, que eres fiel, justo, bueno
y que me quieres, parece que acierto...
Y si añado que eres Padre/Madre
-y me detengo, gozo y guardo silencio-,
comprendo qué es ser hijo.
¡Es todo lo que creo y siento!

30.- TABLA DE DESPROPÓSITOS


Nos divertimos menos de lo que nos aburrimos.
Trabajamos menos de lo que nos divertimos.
Soñamos menos de lo que trabajamos.
Sabemos menos de lo que soñamos.
Hacemos menos de lo que sabemos.
Esperamos menos de lo que hacemos.
Sembramos menos de lo que esperamos.
Damos menos de lo que sembramos.
Compartimos menos de lo que damos.
Sonreímos menos de lo que compartimos.
Perdonamos menos de lo que sonreímos.
Creemos menos de lo que perdonamos.
Amamos menos de lo que creemos.
Y así es como somos lo que somos...
Perdón, Señor, por esta aberrante tabla de despropósitos
que encadena nuestra vida al vacío
y nos hace marionetas sin sueños y sin gritos.

215
31.- SI A LA VIDA
Siento dentro de mí, Señor, un profundo deseo de vivir
a pesar de mis sufrimientos, de mis penas y fracasos,
a pesar de mis incertidumbres, dudas y oscuridades,
amo la vida que Tú me has dado, y digo un sí
del cual todavía no acierto a ver las consecuencias.

No me importa que me tomen por ingenuo optimista


mientras yo pueda decir que es tu ilusión en mí.
No me importa que me consideren siervo encadenado
mientras yo sienta y transmita deseos de vivir y dejar vivir
Señor, renuevo hoy, una vez más, mi sí a la vida;
y asumo, ante Ti, el compromiso de darle cuerpo y espíritu
con todo lo que tengo y soy, con tu aliento,
en su riqueza y miseria, en su pequeñez y grandeza.

Y si alguna vez me desdigo


y estoy a punto de hacer el ridículo,
renueva, oh Señor,
tu compromiso conmigo,
para que pueda vivir como hijo, de nuevo.

32.- CERTEZA
Tú no puedes soportar, Señor,
que uno solo de los tuyos se pierda.
Tú vas en busca de nosotros cuando nos alejamos de Ti.
Tú vas en busca de los que nosotros abandonamos.
Y a los que nadie echa de menos, Tú vas a buscarlos.
Siempre te pierdes entre los perdidos para encontramos.
Nos abandonamos a esta certeza,
a esta promesa que rompe nuestros esquemas,
a tu amor lleno de ternura e imaginación,
porque hemos sentido tu misericordia y fidelidad
en nuestra vida.

216
33.- ¿QUIÉN ERES, SEÑOR?
Cualquier día, en cualquier momento,
a tiempo o a destiempo, sin previo aviso,
lanzas tu pregunta: Y tú, ¿quién dices que soy yo?
Y yo me quedo a medio camino
entre lo correcto y lo que siento, porque no me atrevo
a correr riesgos cuando Tú me preguntas así.
Nuevamente me equivoco, y me impones silencio
para que escuche tu latir y siga tu camino.
Al poco, vuelves a la carga: tú, ¿quién dices que soy yo?
Enséñame como Tú sabes.
Llévame a tu ritmo por los caminos del Padre
y por esas sendas marginales que tanto te atraen.
Corrígeme, cánsame y vuelve a explicarme
tus proyectos y quereres, y quién eres.
Cuando en tu vida toda encuentre el sentido
para los trozos de mi vida rota;
cuando en tu sufrimiento y en tu cruz
descubra el valor de todas las cruces;
cuando haga de tu causa mi causa;
cuando ya no busque salvarme,
sino perderme en tus quereres...
Entonces, Jesús, vuelve a preguntarme:
Y tú, ¿quién dices que soy yo?

217
34.- CUESTIÓN DE AMOR
Padre, tú nos has revelado que pertenecer a tu comunidad
es cuestión de amor.
El amor nos lleva a la acción y al compromiso solidario
con todos nuestros hermanos,
especialmente con los más desfavorecidos y necesitados.
Quien ama mucho, lucha mucho.
Quien lucha poco, ama poco.
El que no ama, sólo se mueve por sus intereses.

¡Haz que el primer paso en nuestra comunidad


sea empezar a amar!
El compromiso sin amor produce peso y agobio.
Cuando nos mueve el amor,
vencemos el cansancio y damos alegría.
Si nuestro amor es como el de Jesús,
tendremos entusiasmo para la entrega total.
Ésta es la experiencia de muchos de nosotros.
¡Avívala cada día más en nuestra comunidad!
Tú nos has manifestado también,
y nosotros lo sabemos por experiencia,
que el amor, aquí, es dolor y gozo.

Una señal de amor verdadero


es sentir como propio el dolor y gozo ajenos,
sobre todo de los pobres y desfavorecidos.
¡Deseamos tener la compasión adulta del buen samaritano!

Haz que en el amor anónimo de la lucha por la justicia,


del trabajo por un mundo mejor, del cambio de estructuras,
de la creación de zonas liberadas, del compromiso sociopolítico
imaginemos los rostros concretos de nuestros hermanos
marcados por el dolor y la injusticia.
Así tendremos los mismos sentimientos de Jesús,
y nuestra comunidad será buena noticia, señal de tu Reino,
aquí en la tierra, para los hombres y mujeres,
que Tú tanto amas.

218
35.- UN BELÉN DIFERENTE
Este año pondré un nacimiento diferente,
sin ángeles, sin pastores, sin reyes,
porque en mi pueblo ya casi no existen,
y niños y adultos no entienden que estén contigo
sólo los que no se ven en la calle.
En su lugar pondré figuras del presente.

Un parado, víctima de todas las multinacionales,


con las manos callosas y arrugas en la frente.
Tiene vergüenza y duele verle.

Un emigrante, sin patria, sin hogar ni papeles,


de color, con olor y hambre.
Quizá esta noche lo acoja alguien.

Una prostituta, con mirada triste y ternura palpitante,


usada y juzgada por casi toda la gente.
Quizá esta noche reencuentre su dignidad.

Un drogadicto, aferrado a sus viajes y estrellas artificiales


porque en la tierra no tiene presente.
Quizá esta noche vea la estrella de su vida.

Un preso, de los de siempre, sin causa ni gloria,


al margen de la sociedad y con barrotes.
Quizá esta noche le llegue una ráfaga de aire libre.

Un enfermo de sida, separado, aislado como una peste,


tumbado en el lecho sin futuro y casi sin presente.
Quizá esta noche alguien se acerque a él y le bese.

Ya sé que no están todos;


pero si me atrevo a ponerme yo,
y no me olvido de colocarte a Ti,
este Belén no será de Herodes.

219
36.- SE HIZO CARNE
Y la Palabra se hizo carne viva,
sensible y tierna, cálida y cercana,
entrañable, Dios encariñado,
Dios humanizado, Hijo y hermano,
libre y palpable.
Sí. Se hizo caricia y gracia,
grito y llanto, risa y diálogo,
silencio sonoro, balbuceo de niño,
eco de los que no tienen voz,
buena noticia, canto alegre,
toque liberador.. ¡Y nos humanizó!

37.- GRACIAS, PADRE


Te damos gracias, Padre,
porque nos has revelado
el rostro de tu Hijo Jesús
y quieres recrearnos a su imagen.
Te damos gracias, Padre,
porque nos ofreces la posibilidad de vivir plenamente,
arraigados y cimentados en Él.

Te damos gracias, Padre, porque Tú has querido dárnoslo


como camino y compañero fiel a nuestro lado.
Te damos gracias, Padre,
porque has tatuado su nombre en nuestro corazón
como sello indeleble de que somos hijos tuyos.
Te damos gracias, Padre,
porque has hecho de nosotros iconos vivos de su amor
para todos los que caminan tristes y perdidos.

Te damos gracias, Padre, porque nos has injertado en su tronco


para que seamos sarmientos vivos con su savia.
Te damos gracias, Padre, porque su fidelidad y misericordia
nos hacen caminar erguidos y con dignidad.
220
38.- PARA ANUNCIAR EL ADVIENTO
Éste es el tiempo de la espera, del anhelo y la ilusión.
Es un tiempo de ojos abiertos,
de miradas largas como el horizonte
y de pasos ligeros por oteros y valles.
Es el tiempo de las salas de espera,
de los sueños buenos que soñamos
y de los embarazos de vida.
Es tiempo de anuncios, pregones y sobresaltos;
de vigías, centinelas y carteros,
de trovadores y profetas.
Es tiempo de luces y coronas,
de puertas y ventanas entreabiertas,
de susurros, sendas y pateras.
Es tiempo de pobres y emigrantes, de cadenas y cárceles rotas
y de hojas con buenas noticias.
Es el tiempo de Isaías, Juan Bautista y María;
y de José, quitando fantasmas, embarcado en la aventura
y pasando las noches en claro.

221
39.- PARA ANUNCIAR LA NAVIDAD
Éste es el tiempo de Dios-con-nosotros,
del calor en el corazón y en los hogares
y de la ternura desbordada.
Es el tiempo de la infancia recobrada,
de la madurez adulta y de las promesas cumplidas.
¡Tiempo del misterio encarnado!
Es tiempo de cartas y abrazos,
de encuentros y familias unidas,
de treguas y años nuevos.
Pero es un tiempo de temporada:
nos invita a juntamos,
para salir a calles, plazas y mercados;
a manifestarnos, a ser epifanía.
Es tiempo de paz y alegría,
de murallas abiertas y estrellas luminosas;
de lloros, despojos y vida desvalida.
Es también nuestro tiempo, el tiempo de todos,
sin excluidos, pues todos somos hijos, hijas.

222
40.- LAS VELAS DE NAVIDAD
Ni las velas serán velas; ni las estrellas, buenas guías;
ni la alegría, alegría; ni la noche, Nochebuena
si te cansas de esperar.
Para que hoy sea Navidad, y mañana lo sea también,
olvida pactos y treguas, haz coronas de laurel
y no te canses de amar.
Vamos a encender velas para alumbrar y calentar
los corazones y la ciudad (no sólo arde la cera),
a ver si así fermentan los sueños y deseos buenos
en flores y semillas vivas;
a ver si así se transforman
los hombres y mujeres en familias e iglesias unidas;
a ver si así se desvela la pobre y lejana paz
que da con el hombre en tierra,
con el hombre y su buena voluntad,
para que hoy sea Navidad, y mañana lo sea un poco más.

223
41.- HIJO PRÓDIGO
Me levantaré.
Y tendré que ir, sé adonde y a quién.
No es la primera vez.
Y sé cuáles serán mis palabras y las tuyas.
Mediré nuevamente el corazón de un Padre.
Volver a tu casa, dejarte ser Padre,
reconocer mis veleidades, renunciar a la excusa,
pegar silencios como voces; aceptar abrazos y besos,
permitir que me laves como a un niño,
ser invitado de honor, participar en tu fiesta,
avivar la confianza, encenderla...

No vuelvo a tientas. Vuelve el hijo;


el que se marchó de casa y malgastó tu hacienda;
el de siempre.
Aquí estoy, Padre, otra vez.
Vengo como me ves, como ya sabes.
Por necesidad y porque sólo en Ti halla paz
mi ser pobre y vacío.
Aquí estoy, Padre, otra vez.

224
42.- YO TE SALUDO, MARÍA
Yo te saludo, María, porque el Señor está contigo;
en tu casa, en tu calle, en tu pueblo,
en tu abrazo, en tu seno.
Yo te saludo, María, porque te turbaste
-¿quién no lo haría ante tal noticia?-;
mas enseguida recobraste paz y ánimo
y creíste a un enviado cualquiera.
Yo te saludo, María, porque preguntaste lo que no entendías
-aunque fuera mensaje divino-,
y no diste un sí ingenuo ni un sí ciego,
sino que tuviste diálogo y palabra propia.
Yo te saludo, María, porque concebiste y diste a luz un hijo,
Jesús, la vida; y nos enseñaste cuánta vida hay que gestar y
cuidar si queremos hacer a Dios presente en esta tierra.
Yo te saludo, María,
porque te dejaste guiar por el Espíritu
y permaneciste a su sombra,
tanto en tormenta como en bonanza,
dejando a Dios ser Dios y no renunciando a ser tú misma.
Yo te saludo, María,
porque abriste nuevos horizontes
a nuestras vidas;
fuiste a cuidar a tu prima,
compartiste la buena noticia,
y no te hiciste antojadiza.
Yo te saludo, María,
¡Hermana peregrina
de los pobres de Yahvé,
camina con nosotros,
llévanos junto a los otros
y mantén nuestra fe!

225
43.- ACCIÓN DE GRACIAS AL FINAL DEL DÍA
Gracias por este día que acaba
y está ya más en tu regazo que en el mío.
Dejo tareas, trabajo, sueños, proyectos, preocupaciones,
no sé si en tu artesa o en tu homo,
para que sigan fermentando y dorándose.
Gracias, porque una vez más es posible
seguir creyendo, seguir pensando,
seguir soñando, seguir viviendo,
seguir combatiendo por un mundo mejor...
a pesar de nuestros triunfos y tropiezos.
Porque te dices amor y sostienes la esperanza,
porque es segura y fiel tu alianza,
porque has estado presente durante el día,
porque vas a velar este descanso necesario,
gracias, Dios amigo, Padre y Madre.

44.- CON POCAS PALABRAS


Al anochecer, cansado de la jomada,
alzo mis ojos hacia los tuyos y te hablo con pocas palabras.

Gracias por este día que termina.


Tú me lo diste.
Lo he vivido como ya sabes.
Náufrago varado en tu regazo,
me acoges y acunas toda la noche.
Gracias, de veras.
Duérmeme con tu música y descánsame para mañana.
Gracias sinceras.

226
45.- ORACION POR LOS HIJOS
Señor: Te damos gracias por habernos dado estos hijos,
fruto de nuestro amor y tu querer,
y que Tú tan bien conoces y amas desde siempre.

Ellos son para nosotros una gran alegría y gozo,


y las preocupaciones, trabajos y sacrificios,
que nos traen cada día los aceptamos con serenidad.

Ayúdanos a amarlos sinceramente,


a respetarlos en su dignidad,
a corregirlos para que sean como Tú los quieres,
y a conducirlos hacia la felicidad,
aunque, a veces, nos sea tan difícil comprenderlos,
ser como ellos nos desean y necesitan
y ayudarles a hacer su propio camino.
Danos sabiduría para guiarlos, paciencia para instruirlos,
serenidad para escucharlos, ternura para comprenderlos,
persuasión para habituarlos al bien con nuestro ejemplo,
y fortaleza para no claudicar en nuestra tarea.
Tú, que eres Padre y Madre,
y sabes tanto de las alegrías y sufrimientos
que te damos tus hijos e hijas,
acoge nuestra oración y danos todo lo que necesitamos
cuando miramos a nuestros hijos
o ellos nos miran tal como son.

227
46.- ORACIÓN POR LA PAZ
Señor, Jesús: evangelio de vida y paz,
defensor de la dignidad humana,
buen samaritano, víctima de nuestras injusticias e ideologías,
¡haz de mí un instrumento de tu paz!
Tú, que me invitas a proseguir tu causa,
arranca la violencia de mi corazón,
dame entrañas de misericordia
con quienes sufren y han sufrido.

Mira este pueblo tuyo y nuestro, aviva nuestra capacidad de


diálogo y tolerancia, ¡ábreme al perdón y a la reconciliación!

Señor, infúndeme tu Espíritu, para que pueda pensar como Tú,


trabajar contigo y vivir en Ti, para que yo también llegue a ser
un instrumento de tu paz.

47.- ACEPTO
Señor, en este amanecer, yo acepto tu
proyecto de amor sobre todo lo creado.
Acepto, con ilusión y alegría,
aunque tenga que descubrirlo cada día.
Acepto vivir en esta tierra, sin rendirme,
realizando tu proyecto de un modo consciente y responsable.
Acepto continuar tu obra,
cuidar el universo, protegerlo y respetarlo,
como casa solariega de encuentros y gozo.
Acepto seguir tus huellas, proseguir tu causa,
aunque esté fatigado y agobiado,
pues sólo en Ti hallo paz y descanso.
Sé que cada paso hacia Ti
me llevará más allá de los confines
de la pobreza y del egoísmo que anidan en mi.
¡Que no añore lo dejado! ¡Que goce lo que hoy me das!
¡Que acoja lo nuevo como tu mejor regalo!

228
48.- MAGNÍFICAT
Proclama mi alma la grandeza del Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador,
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí:
su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.

Él hace proezas con su brazo:


dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes;
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
-como lo había prometido a nuestros padres-,
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.
(Lucas 1,46-55)

229
49.- BENEDICTUS
Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas.

Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos


y de la mano de todos los que nos odian,
realizando la misericordia que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán.
Para concedemos que, libres del temor,
arrancados de la mano de nuestros enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.
Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación, el perdón de sus pecados.

Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,


nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombras de muerte,
para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.
(Lucas 1,68-79)
230
¡Bendice Señor
a cada Familia!

231