You are on page 1of 5

UNIVERSIDAD ANDINA DEL CUSCO

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLÍTICA

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

CURSO: FILOSOFÍA DEL DERECHO

DOCENTE: JUAN TORRE RUEDA

INTEGRANTES:

 VIVIAN VANESSA OQUENDO HUAMANI


 MARIA CELESTE GÓNGORA SÁNCHEZ
 LIZBETH PORRAS PEÑAFIEL
 INMACULADA HUAHUASURI ATAUSINCHI

CUSCO – PERÚ

2019

1
EL BOTADERO DE JAQUIRA

No es un problema de ahora, esto se ha ido arrastrando desde hace muchos años


atrás. Los residuos sólidos urbanos y rurales en botaderos a cielo abierto, promueve en
la actualidad la contaminación del medio ambiente y el desequilibrio ecológico y esto no
es un problema de solo un continente, sino que, es mundial. El Botadero de Jaquira como
hoy en día lo conocemos, no es un botadero que existe recientemente, al respecto se tiene
“El botadero empezó a funcionar en el mes de junio del año 2001” (Ambia, 2015, pág. 2),
a raíz de ello, es que se ha generado una preocupación alarmante, ya que cada vez, se
reduce sus años de vida por la alta afluencia de residuos sólidos.

Es importante mencionar primero que la Real Academia Española entiende por


residuo el “material que queda como inservible después de haber realizado un trabajo u
operación”; hoy, sin embargo, es cada vez más aceptado que un residuo no siempre es
algo inservible, ya que hay muchas formas de volver a darle uso a este tipo de materia.
Por eso nos parece más adecuado definirlo como la cantidad de un producto o de sus
derivados que queda después de su uso o aplicación.

La Ley General de Residuos Sólidos, define a los residuos sólidos como “aquellas
sustancias, productos o subproductos en estado sólido o semisólido de los que su
generador dispone, o está obligado a disponer, en virtud de lo establecido en la
normatividad nacional o de los riesgos que causan a la salud y el medio ambiente, para
ser manejados a través de un sistema que incluya, según corresponda, operaciones o
procesos.1

El Manejo Integral de Residuos Sólidos es un conjunto de acciones normativas,


financieras y de planeamiento que se aplica a todas las etapas del manejo de residuos
desde su generación, basándose en criterios sanitarios, ambientales y de viabilidad técnica
y económica para la reducción en la fuente, el aprovechamiento, tratamiento y la
disposición final de los residuos sólidos (décima disposición de la LGRS).

La descomposición de los residuos sólidos genera agua de lixiviación, calor y


emanación de metano los mismos que no cuentan con un control técnico adecuado. En la
actualidad el botadero se encuentra sobre cargado y los residuos sólidos acumulados
sobrepasan su capacidad de almacenamiento. Dicho botadero se encuentra al tope de su

1
Artículo 14 “Definición de residuos sólidos”, Ley General de Residuos Sólidos

2
capacidad límite encontrándose en una etapa crítica en vista que no se implementan
acciones técnica según normatividad vigente respecto al manejo, operación y
mantenimiento del botadero; el cusco se encuentra en emergencia por el tema de la
disposición final de los residuos sólidos y siendo este un servicio fundamental para la
población se hace de necesidad realizar una ampliación de este para el adecuado
funcionamiento y remediación del botadero de Jaquira.

Según Andaluz (2013) 2señala que : “En el Perú existe el Plan Nacional de Gestión
Integral de residuos sólidos, este incorpora los lineamientos de política, prioridades y
criterios técnicopolíticos establecidos en la legislación y el Acuerdo Nacional; y da
respuesta a la obligación de establecer los PIGARS. Incorpora, además, recomendaciones
y estrategias para la gestión integral de residuos sólidos, estipuladas en los acuerdos
mundiales asociados al desarrollo sostenible, la salud y el fortalecimiento del comercio
exterior.

Entonces, es importante mencionar que, la ciudad del Cusco, corre un gran riesgo no
solo para la actualidad, sino que, el hecho de que contaminemos desmedidamente acelera
las graves consecuencias que trae consigo la contaminación ambiental para con la
comunidad cusqueña, por consiguiente, el Plan Integral de Gestión Ambiental de
Residuos Sólidos (2004) señala que:

El problema de los residuos sólidos en la provincia del Cusco, afecta a todas las
actividades humanas y espacios físicos, existiendo una creciente necesidad de
implementar una adecuada gestión que permita minimizar los efectos de
contaminación.

El crecimiento acelerado de la población y la desordenada ocupación urbana en los


últimos años, han originado un alto grado de contaminación por residuos sólidos,
agravado por los deficientes sistemas de recolección, transporte y disposición final en
la provincia. (pág. 1).

Por consiguiente, es menester asentir que, actualmente, la comunidad de Jaquira se


sitúa a 5 kilómetros de la Plaza de Armas del Cusco, a pesar de que ahí funciona un
botadero de residuos sólidos, se ha visto la inconmensurable necesidad de las personas de
tener un hogar, este hecho ha desencadenado que este grupo de personas recurran a tener

2
ANDALUZ WESTREICHER, Carlos; Manual de Derecho Ambiental; 2016; Lima
3
sus viviendas aledañas al botadero de basura, sin tener en cuenta la crisis sanitaria a la
cual se tuvieron que someter posteriormente. Según Ambia (2015), señala que: “Este
problema y demás problemas preocupantes, se ha ido arrastrando a través de los años,
hasta que una cifra alarmante nos puso en el ojo de la tormenta, y es que, el reciente
informe del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en el año 2014,
considero a la ciudad del Cusco como una de las ciudades que tuvo una gestión
catastrófica frente al control de la basura y la contaminación, además de que fue
considerada dentro del ranking de las 20 ciudades más críticas y contaminadas de todo el
Perú” (pág. 2). 3

El Botadero de Haquira precisamente se sitúa a 7,7 kilómetros de la ciudad del Cusco,


en el tramo carretero Cusco – Ccorcca, al nor oeste de la ciudad del Cusco, comprendida
en la Comunidad de Haquira Grande, en el Distrito de Santiago, Provincia y
Departamento de Cusco. El botadero tiene una extensión de 5 hectáreas, los residuos
sólidos ocupan actualmente más del 4,4 hectárea y viene funcionando formalmente desde
el 1 de junio del 2001, pese al gran tratamiento que ha tenido, este ha sido insuficiente,
ya que en el año 2016 se realizaron ampliaciones por el proceso de coladura para alargar
su vida por unos 4 años más.

A la fecha el botadero recibe al día aproximadamente 395 (trescientos noventa y


cinco) toneladas más o menos por día de residuos sólidos y almacena desde la fecha de
su funcionamiento más de 1 500 000 toneladas aproximadamente, provenientes de los
distritos de Cusco, Santiago, Wanchaq, San Sebastián, San Jerónimo y Saylla,

Realmente es preocupante la situación en la cual nos encontramos, si bien es cierto,


es inevitable el crecimiento desacelerado de la población, y a su vez, la gran cantidad de
basura que se genera por persona y por familia, otro punto crítico de este problema, al
cual debemos de prestar atención sin duda alguna, son las enfermedades que traen consigo
el generar residuos sólidos, es decir basura, al respecto, el Plan Integral de Gestión
Ambiental de Residuos Sólidos (2004), afirma:

De acuerdo a reportes del sector salud existen vectores de enfermedades ocasionadas


por la presencia de residuos sólidos, los mismos que se encuentran localizados

3
AMBIA VASQUEZ, E.; Botadero de Haquira; 2015, Cusco

4
indiscriminadamente en botaderos a cielo abierto y en las márgenes de las principales
fuentes de agua de la provincia. (pág. 8).

En conclusión, la gestión de los residuos sólidos, constituye un principal problema


para nuestra sociedad, en el caso de los residuos sólidos urbanos es el principal problema,
iniciándose en el momento que el habitante se preocupa por deshacer, sin tomar
conciencia del destino que tiene estos residuos y menos por el impacto que ocasionan al
medio ambiente, luego de ellos viene las instituciones públicas en este caso las
municipalidades y las instituciones privadas.

Dentro de estos problemas originados por la falta de gestión en el manejo de los


Residuos sólidos. El uso del botadero de Haquira está controlado para depositar toda la
basura. El botadero existente en la ciudad del Cusco viene contaminando a la zona donde
se encuentran ubicadas las familias dedicadas a la segregación como fuente de ingresos,
como también asociaciones sin la debida protección, quienes están expuestos a múltiples
enfermedades.

Bibliografía
AMBIA VÁSQUEZ, E. (2015). ACADEMIA. EDU. Obtenido de ACADEMIA.EDU:
https://www.academia.edu/36544829/El_botadero_de_Haquira

ANDALUZ WESTREICHER, C. (2013). Manual de Derecho Ambiental. Lima: PROTERRA.

file:///C:/Users/Usuario/Downloads/CNMvafejr.pdf