You are on page 1of 2

En el momento que la madre roza al bebé con su pezón, se inicia un proceso de

búsqueda en el que éste abre la boca con una amplia apertura, extendiendo su
lengua hacia delante sobrepasando su encía inferior y modelando la lengua en
forma de U para rodear así el pezón y la areola. En un enganche que suele ser muy
rápido, la lengua y la mandíbula inferior que sube y cierra la boca alrededor del
pecho funcionan coordinadamente para estabilizar el pezón y la areola en su lugar,
dentro de la boca de forma profunda.

10 recomendaciones de oro
para conseguir una lactancia
materna exitosa
Para poder disfrutar de una lactancia materna exitosa puede ser muy útil seguir estas diez
recomendaciones de oro:

1. Infórmate sobre la fisiología y la práctica de la lactancia, a ser posible antes de tener a


tu hijo, acudiendo a tu grupo de apoyo más cercano.

2. Confía en ti y en tu capacidad para atender todas las necesidades de tu hijo.

3. Recuerda que un parto respetado es el primer paso para una lactancia feliz.
4. Procura iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto (puede ser útil
haberlo comentado antes con tu ginecólogo o comadrona).

5. Pide al personal del hospital que no le den a tu hijo ni biberones ni chupetes.

6. Solicita tener a tu hijo contigo las 24 horas del día para poder amamantarlo a
demanda.

7. La lactancia no debe doler. Si sientes dolor o molestias al amamantar, es posible que


la postura o el agarreno sea del todo correcto, o bien que exista algún tipo
de disfunción oral. Consulta a tu comadrona o al grupo de apoyo más cercano.

8. No limites de ninguna manera el acceso de tu hijo al pecho. Recuerda que debe


mamar tantas veces y tanto tiempo como quiera.

9. Procura delegar las tareas domésticas (compra, limpieza, cocinar, etcétera) para
poder dedicarte plenamente a tu hijo. No siempre será tan demandante como en sus
primeras semanas de vida, pero en ese periodo te necesitará más que nunca.

10. No dudes en llamar a tu grupo de apoyo a la lactancia si necesitas ayuda o


información, y acude en persona con tu hijo a sus reuniones en cuanto te sea posible.
Recuerda que todos los servicios son gratuitos.