You are on page 1of 28

ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN 02

2. LENGUA ESPAÑOLA 03

3. EL ESPAÑOL EN LA ACTUALIDAD 06

4. ESPAÑOL DE AMÉRICA 10

5. IMPORTANCIA DEL ESPAÑOL 12

6. PRESENCIA DEL ESPAÑOL EN LA RED 14

7. LA ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL EN EL MUNDO 16

8. CARACTERÍSTICAS 18

9. LA SITUACIÓN DEL ESPAÑOL EN EL MUNDO 21

10. ETAPAS EN LA FORMACIÓN DEL CASTELLANO 23

11. ORIGEN DEL CASTELLANO 24

12. PANORAMA LINGÜÍSTICO DEL ESPAÑOL 25

13. VARIEDADES SOCIALES DEL ESPAÑOL 26

14. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS 28


INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo investigado se muestra la importancia que está


experimentando la lengua española en el escenario internacional. Para ello se
ofrecen una serie de datos que nos reflejan el peso específico que el español
tiene entre las primeras lenguas más importantes del mundo. Esta privilegiada
situación se explica, en gran medida, por una serie de factores socioculturales e
históricos que configuran nuestro idioma como uno de los más destacados en
todos los ámbitos internacionales. se completa con datos de perspectivas de
difusión de nuestra lengua, así como con la situación que ésta presenta tanto a
nivel educativo y su enseñanza como segunda lengua en el mundo, como su
presencia en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

1
LENGUA ESPAÑOLA

Antes de la llegada de los romanos, la Península Ibérica estaba habitada por


distintos pueblos, como los íberos, celtas y fenicios, que poseían su propia
lengua. Con la invasión romana, todas ellas menos el euskera desaparecieron y
fueron sustituidas por el latín. Sin embargo, su desaparición no fue total, dejaron
en el castellano huellas en el léxico, en algunos sufijos y también en topónimos
y antropónimos.
Estas lenguas son conocidas como lenguas de sustrato.
La conquista romana de la Península abarca del 219 a.c al 19 a.c año en que se
convierte en provincia romana. Al adoptar la cultura romana, Hispania adoptó
también la lengua latina sin necesidad de que fuera impuesta, pues su propio
prestigio la avalaba. El castellano es la evolución del latín vulgar o coloquial, que
se convierte así en la lengua de adstrato del castellano.

A comienzos del siglo V la Península sufre las invasiones germánicas. La


influencia que ejercieron sobre la lengua fue prácticamente nula, pues, lejos de
imponer la suya, adoptaron el latín, aunque dejaron restos en el léxico.
En el año 711 los árabes invaden la Península y se asientan durante ocho siglos,
con el intercambio cultural que eso conlleva. El superestrato árabe es el más
importante en la evolución y la formación del castellano, hasta tal punto que dio
lugar a un nuevo dialecto: el mozárabe.
Superestrato: son aquellas que influyen en mayor o menor medida sobre otra
lengua ya establecida, pero no la desplazan. Lo normal es que dejen restos en
el léxico.

El español ha desarrollado un progresivo peso internacional que lo ha ido


adquiriendo desde el primer tercio del siglo XX y lo ha ido dotando de las
características que hacen que una lengua cuente fuera de su medio y que
pueden resumirse, en una palabra: utilidad. Nuestra lengua está afianzando su
papel como lengua de comunicación internacional a ritmo vertiginoso: la
creciente demanda de cursos de español por parte de los profesionales de todos
los ámbitos y de los más diversos países así lo demuestran.

Además, debemos mencionar que nuestra lengua está presente de forma muy
importante por razones especialmente históricas en Filipinas y en la comunidad
judía. Veamos estos casos:

Las islas Filipinas pertenecieron a España entre 1578 y 1898 que pasaron a
depender de EEUU y se implantó el inglés como lengua oficial. El español
entonces fue eliminado de los programas oficiales de enseñanza, comenzando
un gran declive en el número de hablantes. A pesar de ello, el español fue

2
considerado hasta 1935 como lengua cooficial del país. En la actualidad, el inglés
comparte oficialidad con el tagalo, como lengua propia de las islas, y con el
español.

El español nunca se impuso de forma homogénea allí porque la colonización fue


muy tardía. En este momento, cuenta con un millón de hablantes
aproximadamente y es la lengua de la minoría culta, con un gran prestigio social,
pero en retroceso según los últimos estudios.

Además, más de medio millón de personas hablan el chabacano, una mezcla


entre el español y los dialectos indígenas.

Por su parte, el judeoespañol es la lengua que desciende de aquella que


hablaban los judíos expulsados de España en 1492 por haber decidido conservar
su fe y no convertirse al cristianismo. A estos judíos se les llamó sefardíes,
porque España se llamaba Separad en hebreo.

En la actualidad estas lenguas se hablan en comunidades judías diseminadas


por todo el mundo: Argentina, Egipto, EEUU, Israel, Grecia, Turquía, Bulgaria,
etc. aunque el núcleo de población más importante se encuentra en Israel.

El judeoespañol ha conservado el castellano que se hablaba en los siglos XV y


XVI, sin que llegue a afectarle el reajuste fonológico de mediados del XVI.
Actualmente se encuentra en proceso de decadencia y sólo se empleó en el
ámbito familiar.

- Perspectivas de difusión del español

Durante el siglo XXI el español seguirá considerándose como una lengua


expansión. Las causas de este crecimiento serán, además de las socio-
históricas y políticas ya sabidas, otras como:

• El elevado índice de natalidad de los hablantes de castellano iberoamericanos.

• El interés (casi siempre comercial en primer lugar y cultural en segundo) de


otros estados no castellano-parlantes por esta lengua.

• El mantenimiento como idioma oficial en instituciones internacionales clave.

Además de estas razones, podemos tener en cuenta otras como:

a. Se trata de una lengua con una tradición literaria española e


hispanoamericana muy importante

3
b. Es un idioma relativamente uniforme por su sistema vocálico simple o por tener
un léxico básico compartido

c. Es una lengua geográficamente compacta: la mayor parte de los países


hispanohablantes ocupa territorios contiguos.

d. El esfuerzo de las distintas Academias de las lenguas por aunar criterios

La difusión del español, además del Instituto Cervantes, se da en las


Universidades, profesores y profesoras internacionales de "castellano como
segunda lengua", TVE INTERNACIONAL, RNE INTERNACIONAL, INTERNET,
OFICINAS DE TURISMO, CONGRESOS, EXPOSICIONES, LITERATURA,
CINE, etc.

4
EL ESPAÑOL EN LA ACTUALIDAD
Actualmente más de 400 millones de personas en el mundo de hoy que hablan
español como primera lengua. El español, que tan solo unos años atrás se
posicionaba como la tercera lengua más hablada del mundo, de acuerdo al
Anuario 2012 del Instituto Cervantes ha pasado a ocupar la segunda posición.
El chino y el inglés, por el contrario, lenguas que se encontraban por encima,
han registrado un descenso a lo largo de 2012. Asimismo, el español también
pasó a ocupar el segundo puesto en los idiomas de comunicación internacional,
detrás del inglés.

Según el portal lavanguardia.com, el director del Cervantes, Víctor García de la


Concha explicó que se espera que dentro de 30 años el 10% de la población sea
capaz de entender español y Estados Unidos será el país con la mayor
concentración de hispanohablantes, seguido de México.

En la actualidad se desarrollan numerosos programas de difusión de la cultura y


la lengua española por el mundo, con este fin se creó en 1991 el Instituto
Cervantes, una institución que cuenta con centros repartidos por todo el mundo,
además dispone de un centro virtual que imparte cursos interactivos de español
y otros materiales didácticos.

Además de la gran labor de esta institución, debemos tener en cuenta que la


difusión del español depende en gran medida de dos factores especialmente
importantes: la enseñanza del español como lengua extranjera, así como la
presencia de nuestro idioma en la red.

Por ello el español es hoy la cuarta lengua más hablada del planeta. Pasará a
ser la segunda dentro de 20 años.

Actualmente habla español el 5,7% de la población mundial, la previsión para el


año 2030 es del 7,5.
Su enorme presencia en el mundo se debe a su importante expansión geográfica
en Sudamérica, donde es lengua oficial en 18 países. Además, se habla de forma
no oficial en Filipinas, EE. UU y Guinea Ecuatorial. EE. UU es el quinto país del
mundo con más hispanohablantes.

Debido a su expansión mundial, hay dos instituciones que velan por su unidad.
Una es la RAE y la otra el Instituto Cervantes, fundado en 1991 y que tiene como
objetivo principal difundir la enseñanza de la lengua y la cultura hispánica.

El español es una de las grandes lenguas actuales, su dominio casi alcanza el


10% de la superficie de la Tierra. Por número de hablantes, el español se sitúa
entre las cuatro lenguas más habladas del mundo.

5
En términos relativos, la proporción de uso del español ronda el 5% de la
población mundial. Los cálculos recientes hablan de una cifra aproximada de 359
millones de hablantes de español en países donde es lengua oficial o nacional.
Si a ese número sumamos los 40,5 millones de hablantes de español en países
donde nuestra lengua no es la lengua oficial o nacional, salen 400 millones de
hablantes nativos. A estos datos positivos se suman otros igualmente positivos,
aunque limitados todos ellos por algún contrapunto negativo:

a) Mantenimiento de una notable unidad en torno a la lengua estándar. Tal


unidad es la causa del notable entendimiento entre sus hablantes a pesar de las
diferencias enormes geográficas y culturales que existen. La unidad del español
es sensiblemente mayor que la que se da en las otras grandes lenguas (chino,
inglés o árabe).

b) Esta unidad se ha beneficiado mucho del cercamiento cada vez mayor entre
los hablantes de América y España, debido a factores como la reciente
emigración masiva de hispanoamericanos y las telenovelas iberoamericanas.
c) Sin embargo, esta unidad no impide que exista en torno a toda gran ciudad de
España e Hispanoamérica una norma específica que sirve de referencia a sus
respectivos hablantes. Así, en el español del centro y norte de España es
normativo el empleo de tú y vosotros, este último distinguido de ustedes. En
cambio, en amplias zonas de América se emplean el pronombre vos en lugar de
tú y ustedes en lugar de vosotros.

d) Expansión del español en América y de modo significativo en los Estados


Unidos, donde, aproximadamente, habitan 36 millones de hispanohablantes
nativos.
e) Sin embargo, retroceso del español en España en cuanto lengua de prestigio
como consecuencia del peso creciente de las lenguas regionales (catalán,
gallego y vasco) y su postergación en las comunidades bilingües. El retroceso
es mucho mayor en Filipinas o en las comunidades sefardíes, donde la presencia
ha pasado a ser testimonial.

f) Además, a pesar del buen dato del español en Estados Unidos, no debe
olvidarse el escaso prestigio de nuestra lengua allí, como demuestra su frecuente
abandono por parte de los hispanohablantes de origen a partir de la segunda
generación.

g) Aumento espectacular de los estudiantes extranjeros de español en casi todos


los países del mundo (Estados Unidos, Brasil, China, Francia, Portugal…), con
el consiguiente crecimiento de su importancia económica y política.

h) Consecuencia de este crecimiento último, instituciones como el Instituto


Cervantes o las Academias de la lengua española al servicio de la expansión y
la unidad de la lengua española se han vuelto cada vez más poderosas e
influyentes.

6
i) Unido a lo anterior y a la elevación del nivel educativo, incremento de la
conciencia lingüística y del interés por la lengua.

j) Sin embargo, el español sigue sin ocupar una posición de primera línea en el
mundo de la ciencia y de la técnica, las relaciones internacionales o Internet.

El español y la cultura hispánica siempre han suscitado un gran interés, pero en


los últimos años ese interés se ha desarrollado de forma muy notable. Podemos
decir que nuestra lengua “goza de una muy buena salud” debido en gran medida
a una serie de factores socioculturales e históricos y, por toro parte, por la labor
de difusión que desde diferentes instituciones realizan desde hace años. No
debemos obviar igualmente que esa difusión viene también favorecida por el uso
de nuestra lengua a través de la red, lo que configura al español como una lengua
potente, con fortaleza lingüística y cultural totalmente válida para la
comunicación social. En el presente artículo nos acercaremos a la situación de
nuestra lengua en el mundo, teniendo en cuenta el rasgo de globalización como
hecho novedoso que cuenta con instrumentos de difusión como las citadas
nuevas tecnologías que influyen sin duda alguna en el mantenimiento de la
lengua, su divulgación, así como de la adaptación de la misma a los continuos y
acelerados cambios que vive el panorama internacional.

EL ESPAÑOL ES HOY POR HOY UNA FUENTE DE RIQUEZA INDISCUTIBLE


CUYO VALOR TIENE SU ORIGEN, ENTRE OTROS, EN TRES FACTORES
DETERMINANTES:

- Su potente demografía: Es la cuarta lengua más hablada del mundo por detrás
tan solo del chino, el inglés y el hindi, y la cifra de hispanohablantes en el mundo
se situará en breve en la barrera de los 500 millones.

- Su apreciada funcionalidad: como lengua de comunicación internacional el


español ocupa ya un lugar determinante en el escenario internacional al tiempo
que abre las puertas del futuro profesional de todos aquellos que la estudian.

- Su reconocido prestigio cultural: el español es el vehículo idóneo para acceder


al rico patrimonio cultural de España e Hispanoamérica; la lengua, en nuestro
caso la española, es la puerta de acceso a la producción cultural que se genera
en todos los países de habla hispana en cualquiera de sus expresiones: literaria,
artística, cinematografía.

7
ESPAÑOL DE AMÉRICA
Creemos conveniente a modo de aclaratorio intentar aproximarnos a una
definición de este concepto. Y es que son muchas las definiciones que se han
dado sobre el “español de América”, es decir el español llevado a América por
los conquistadores que evolucionó de distinto modo según las regiones y las
zonas de influencia de las lenguas indígenas. Por este motivo, se discute sobre
la uniformidad o diferenciación del español con respecto a la lengua peninsular.

8
Y esa diferenciación se da tanto con el español de la península como con las
diferencias lingüísticas que se dan entre las distintas zonas de Hispanoamérica.

El español de América es una realidad lingüística muy compleja que se presenta


a los ojos de un observador imparcial como un abigarrado mosaico. En él no
existen dialectos bien delimitados en los que coincidan los fenómenos fonéticos,
morfosintácticos y léxicos como ocurre en Europa, donde los límites de un
dialecto con otro (naturalmente, a veces con zonas de transición) son muy claros
y donde cada dialecto presenta, a pesar de sus diferencias internas, que se
manifiestan en su dialectos y hablas locales, una suma de rasgos comunes que
lo diferencian de los otros dialectos.

Para algunos estudiosos, como Alonso Zamora Vicente, sí que existe una
uniformidad entre el español americano y el español peninsular; otros autores
como Henríquez Ureña o Pedro Rona resaltan la diversidad y la complejidad de
la realidad lingüística del español americano

Teniendo en cuenta el peso específico que supone el “español de América” tanto


en número de habitantes, extensión geográfica como medio de difusión, hay que
tener en cuenta sus propias características lingüísticas en todos los aspectos,
así como los nuevos fenómenos que podrían originarse por tener lenguas de
contacto con los propios habitantes que siguen usando la lengua nativa o por su
extrema cercanía con la lengua inglesa. Pero el estudio de estos rasgos sería
objeto de otros artículos que nos llevarían a un estudio más exhaustivo del
español americano.

Vista la definición del concepto “español de América” y considerando sobre todo


la importancia de su extensión geográfica, podemos decir que el español es una
lengua que se extiende por los cinco continentes y cuenta con un considerado
prestigio que le avalan los casi cerca de 500 millones de hablantes.

Además de ser la lengua oficial en España, lo es de 19 países de América y el


Caribe. Cuba y El Salvador son los países que cuentan con mayor número de
hablantes en español. Además, es idioma nativo, total o parcial, en determinadas
zonas de EEUU. Además de los países mencionados, hay que unir los
correspondientes hispanohablantes de países como Guinea Ecuatorial, Filipinas
o los hablantes de judeoespañol que suman unos 30 millones más. De esta
forma, el español se convierte en la lengua más hablada después del chino y el
inglés y es una de las lenguas más extendidas geográficamente (debemos tener
en cuenta que es lengua oficial de casi todo el continente americano).

El español, por tanto, es el vehículo de comunicación de un espacio cultural


extremadamente rico y variado, con una variedad étnica, climática, enorme
patrimonio cultural, literario, artístico, etc.

9
Además, junto al inglés y al francés es uno de los tres “idiomas de trabajo” de la
ONU y uno de los seis “idiomas para reuniones oficiales” con el árabe, el chino
y el ruso. El español se considera lengua oficial en decenas de organismos
oficiales (UNESCO, OMS, FAO, etc…) Se emplea como vehículo de
comunicación en relaciones comerciales, laborales, diplomáticas y ha sido
incluida en las grandes autopistas de la información como Internet.

IMPORTANCIA DEL ESPAÑOL

El idioma español es sin lugar a dudas uno de los más importantes en la


actualidad debido al alto porcentaje de la población mundial que lo habla,
especialmente en zonas como América Latina y España. Se estima que las
proyecciones futuras harán del español el lenguaje oficial hablado por más del
10 por ciento de la población en el año 2050, colocándose así entre los idiomas
más importantes junto al inglés o al chino. Uno de los elementos que hacen que
el español sea tan popular es el hecho de que es hablado en casi toda América

10
como consecuencia de la conquista española. A diferencia de otros idiomas
europeos como el francés o el alemán, el español se ha arraigado con sus formas
particulares en cada uno de estos países y así ha sabido trascender las fronteras
de su país original.

El español se considera como una de las lenguas más importantes de la


actualidad ya que es la que se habla en casi toda América Latina, exceptuando
países como Brasil o pequeños dominios franceses y holandeses en el Mar
Caribe. El español es para muchos estadounidenses, además, la segunda
lengua elegida antes que el francés o incluso el chino. Esto es así ya que se
reconoce la importancia que tendrá en un futuro conocer y dominar este
lenguaje, especialmente si se tiene en cuenta la creciente presencia latina en
muchos estados de Estados Unidos.

El español es un idioma que ha presentado numerosas variantes en cada región


en la que fue asimilado, mezclándose en muchos casos con terminologías,
pronunciaciones y acentos locales. Así, no es igual el español que se habla en
España (reconocido como el español oficial) que aquel que se habla en
Colombia, Venezuela, Argentina o Chile. Cada una de estas regiones presenta
variaciones fácilmente identificables que en realidad aparecen no como español
si no como castellano, una variante dentro del mismo idioma.
PORQUE ES IMPORTANTE EL ESPAÑOL EN EL MUNDO

1. El español es la tercera lengua más hablada en el mundo, después del


chino mandarín y del inglés. Casi 470 millones de personas lo tienen
como lengua materna y si en ese recuento se incluyen los hablantes de
dominio nativo, los de competencia limitada y los estudiantes de español
como lengua extranjera, la cifra supera los 548 millones.
2. Por motivos demográficos, el porcentaje de población mundial que habla
español como lengua nativa está aumentando, mientras la proporción de
hablantes de chino e inglés desciende en la actualidad. En el año 2014,
el 6,7 % de la población mundial era hispanohablante, pero las
previsiones estiman que en el año 2030 los hispanohablantes alcanzarán
al 7,5 % de la población mundial.
3. El español es idioma oficial y vehicular en 21 países del mundo. Además,
como bien indica el ‘Atlas de la lengua española en el mundo’, se trata de
una lengua geográficamente compacta, ya que la mayor parte de los
países hispanohablantes ocupa territorios contiguos. Esto le confiere al
territorio hispánico un grado de comunicatividad muy alto.
4. El español es la tercera lengua más usada en Internet y la segunda más
utilizada en las dos principales redes sociales del
mundo: Facebook y Twitter. Además, el uso del español en la Red ha
experimentado un crecimiento del 807,4 % entre los años 2000 y 2011, y

11
de las 285 lenguas en las que actualmente se publican los contenidos
de Wikipedia, el español ocupa la quinta posición en cuanto a número de
visitas.
5. La población hispana de los Estados Unidos supera actualmente los 50
millones de personas, un dato nada desdeñable teniendo en cuenta,
sobre todo, que la comunidad hispana estadounidense es la decimocuarta
potencia económica del mundo en poder de compra y que el poder
adquisitivo hispano se duplica cada década en este país.

PRESENCIA DEL ESPAÑOL EN LA RED


Como decíamos al principio, la presencia del español en Internet es una garantía
de difusión de nuestro idioma al resto del mundo. Internet está considerado como
«el medio de comunicación masiva más democrático inventado hasta la
actualidad». Es evidente que tales sistemas de comunicación necesitan de
soportes lingüísticos. El importante desarrollo del uso del español en estas
autopistas de la información de los últimos años ha magnificado su importancia
en el mundo actual. Esta circunstancia conlleva, sin embargo, diversos
requisitos, que han sido juzgados de manera muy desigual por los lingüistas. Es
un hecho incuestionable que, para que una lengua viaje con éxito por las ondas,
tiene que ser «comprensible» para todos, o, al menos, para la gran mayoría de

12
quienes la conocen en el mundo. Lo que preocupa a muchos —aun a los que
reconocen estos hechos fundamentales— es que la necesidad de homogeneizar
al máximo nuestras variedades dialectales fuerce a crear un «español neutro».
Para muchos autores, la amenaza de ese “español neutro” llegaría con el uso de
un lenguaje de “mínimos”. Además, las cifras de usuarios internautas
hispanohablantes son muy escasas frente al inglés.

En cifras generales, según el propio Instituto Cervantes, se calcula que hay unos
500 millones de internautas. De ellos, 22 millones utilizan el español (el 4,5%)
frente a 220 millones (el 45%) que usan el inglés: Se calcula que hay unos 2.200
millones de páginas web: 1.400 millones están en inglés, y 120 millones (el 5%),
en español. Este hecho nos hace reflexionar sobre la influencia, cada vez mayor,
del idioma anglosajón en el español, algo que se va incrementando cada vez
más en los países hispanoamericanos, sobre todo. Debemos tener en cuenta
que el desarrollo de las nuevas tecnologías no es tan avanzado en estos países
hispanoamericanos que, sin embargo, cuentan con el español como lengua de
uso que ayudaría por otro lado a incrementar la presencia del español en la red.
Muchos autores consideran que, a pesar de las grandes diferencias entre el
inglés y el español en cuanto al uso de la red, lo que realmente importante es la
presencia de nuestro idioma en Internet, hecho que lo convierte en potencial de
desarrollo y queda constancia en el mundo de las nuevas tecnologías,
adaptándose a los nuevos escenarios de comunicación global y presente así en
todo el mundo.

Lo que si queda claro es que la presencia del español en la red sirve en gran
medida como fuente de difusión no sólo de nuestro idioma, sino también de
nuestras culturas lo que le convierte en un instrumento más, quizás el más
importante, en la globalización de medios junto a la televisión o la radio. Por
último, no debemos olvidarnos de otros medios que ayudan a la difusión del
español en el resto del planeta como son la música, el cine, etc.

13
LA ENSEÑANZA DEL ESPAÑOL EN EL MUNDO

Según el último anuario del Instituto Cervantes, son más de 90 países donde se
estudia el español; con un total de 14 millones de estudiantes que lo estudian
como lengua extranjera. Obviamente, es el continente americano el que tiene
mayor demanda. En Europa estudian español casi 3 millones y medio de
estudiantes distribuidos en 38 países diferentes, sin incluir a un número
considerable de estudiantes que nos visitan cada año para aprenderlo. La
expansión del español en África vive un momento crucial. Más de medio millón
de africanos estudian español como lengua extranjera a lo largo y ancho del
continente en más de una quincena de países. La situación del español en
Oriente Próximo arroja resultados igualmente esperanzadores si tenemos en

14
cuenta la inestabilidad política y por tanto económica que atenaza a la zona en
los últimos años: más de 15.000 alumnos cursan estudios de español en toda el
área. Asia y el Pacífico Sur suponen el mayor reto que afronta nuestra lengua en
los albores del siglo XXI. Frente a cifras como los 60.000 universitarios japoneses
que demandan cursos de español o los más de 20.000 estudiantes de español
en Filipinas, llama poderosamente la atención el escaso número de estudiantes
en China (unos 9.000 alumnos). Es claro el desafío que nuestra lengua tiene que
afrontar en China, dada su importancia estratégica, pero también resulta
evidente que las perspectivas son óptimas y que todo indica que en los próximos
años se producirá un fortísimo aumento de la demanda.

De todas estas cifras, la conclusión principal que se extrae es que el español


ocupa hoy el segundo lugar como lengua extranjera más estudiada del mundo,
por detrás tan solo del inglés. La demanda de español es también la que más ha
crecido en la última década, pareja de nuevo a la demanda de inglés.

Al margen de cifras, la enseñanza del español como lengua extranjera que sirve
como base fundamental para su difusión en el mundo viene íntimamente ligada
a los usos de las nuevas tecnologías como soportes de los nuevos
conocimientos y herramientas didácticas para aprender el idioma. Por ello, si
aprendemos una lengua extranjera sin poder optar al modelo óptimo de
aprendizaje cultural y lingüístico, es decir, en inmersión, disfrutando de una
estancia en el país elegido, resulta muy motivador y enriquecedor ofrecer a los
estudiantes la posibilidad de participar en listas de distribución o realizar
intercambios de correo electrónico y chat con hablantes de la lengua meta (para
lo que habrá que adquirir las destrezas necesarias que permitan escribir, por
ejemplo, esos correos electrónicos). A esto se añade Internet como una fuente
de recursos que permite contextualizar el aprendizaje de lenguas modernas con
todo tipo de información sobre cualquiera de los temas de su interés

15
CARACTERÍSTICAS
RASGOS FONÉTICOS:

Es clara la impresión de “andalucismo” que produce el español hablado en


América:

 Seseo.
 Yeísmo.
 Aspiración o pérdida de “s” final de sílaba o palabra.

¿Cómo interpretar esta coincidencia de soluciones? Porque caben dos


posibilidades:

 que la evolución se haya producido en Andalucía y América.


 Que tales rasgos fonéticos se deban a un directo flujo andaluz.

Hoy se sabe que:

16
los andaluces que pasaron a América en los primeros momentos de la
conquista constituían el 60 por ciento de los emigrantes.

Todos los fenómenos fonéticos descritos arriba estaban ya en avanzado estado


de desarrollo a fines del siglo XV, en el sur de la Península y en Canarias.

La influencia decisiva del andaluz sobre el español de América hay que


buscarla en los primeros años de la conquista: por el fuerte porcentaje de
andaluces, el idioma adquirió un perfil andaluzado.

1. RASGOS MORFOSINTÁCTICOS:
 Extensión del plural.
 Adverbialización del adjetivo.
 Frecuencia del diminutivo afectivo.

Pero el rasgo morfológico principal que caracteriza a una buena parte del

Español de América es el voseo, consistente en utilizar “vos” en lugar de “tú” y


de “ti” entre iguales y para tratar con personas jerárquicamente inferiores.
Para la segunda persona del plural se emplea, en casi toda América, “ustedes”
en vez de “vosotros”.

Se trata de un rasgo importante por su extensión, aunque se siente como


vulgarismo. La escuela lo combate.

2. RASGOS LÉXICOS:

El léxico hispanoamericano es, coincidente con el nuestro, aunque se observan


algunas diferencias: “bolillos” (panecillos), “rentar” (alquilar)...
Estas diferencias léxicas se deben a estas razones:

 empleo de arcaísmos: “catar” (mirar)...


 al contrario, el español de América es aún más permeable que el de
España a ña incorporación de neologismos: “ultimar” (matar).

Pero el fenómeno más significativo es el de la influencia del inglés sobre el


castellano, especialmente acusado en la lengua de los hispanos residentes en
los EE.UU. El español tiene una fuerte implantación. Pero ocurre que está
salpicada de anglicismos, de tal modo que ya se habla casi de una tercera
lengua, híbrido de español y de inglés, y que ha sido denominada spanglish:
“taipear” (<to type, escribir a máquina).
 El léxico autóctono o indigenismos: barbacoa, butaca...
 Léxico afro-negroide: términos de origen africano traídos por los
esclavos

EXTENSIÓN Y ZONAS:

17
El español es la lengua oficial de dieciocho repúblicas hispanoamericanas:
Argentina, Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia...

También se habla español en otros lugares de América y convive con el inglés:


Puerto Rico, numerosas islas de las Antillas, y en EE.UU.

No hay acuerdo acerca de las distintas áreas más o menos homogéneas en


que puede dividirse el español de América.
Henríquez Ureña en cinco regiones principales:

 Del Caribe.
 La mexicana.
 La andina.
 La chilena.
 La rioplatense.
 Hoy se pone en duda la validez científica de esta división.
 José Pedro Rona dividió en 23 zonas dialectales. Pero esta clasificación
no ha tenido éxito tampoco.
 Henríquez Ureña distinguió entre tierras altas, frías y tierras
bajas calientes.
 Pero no se cree que las diferencias se deban a motivos de clima, sino al
distinto origen de los colonizadores.
 Todo lo anterior pone de manifiesto que el atlas lingüístico
hispanoamericano está todavía por hacer.

LA UNIDAD DEL IDIOMA:

El español de España y el de ultramar manifiesta una gran unidad en los


registros culto y literario, y bastante notable en el popular. Pero, el problema de
la unidad del idioma, constituye motivo de preocupación: ¿no llegará un
momento en que esa unidad se rompa?
Este temor empezó a difundirse el siglo pasado y no se ha confirmado.

A favor de la unidad obran hoy la facilidad de las comunicaciones, el cine, la


radio y la televisión. Ello no quiere decir que la unificación se realice tomando el
castellano de España como norma.

No siempre hemos sido justos los españoles en la comprensión de las


peculiaridades hispanoamericanas. Pesa aún la errada opinión de que somos
los dueños del idioma, y no es así.

Muchas veces las soluciones ultramarinas son más adecuadas al genio del
idioma que las españolas.

Es preciso evitar que dentro de pocas generaciones los hispanohablantes no


se puedan entender los unos a los otros, impedir que nuestra lengua se haga
pedazos.

18
La unidad se fortalece a medida que se difunde la cultura, y que la lengua culta,
escrita se va superponiendo a las peculiaridades regionales y locales.

Otro factor unitario es la circulación de la literatura, en tal sentido, puede


considerarse como un gran bien para el idioma el auge de la narrativa
hispanoamericana.

La eficaz acción conjunta de la Real Academia Española y de las Academias


Nacionales de América constituye hoy una esperanza para el futuro común del
español.

LA SITUACIÓN DEL ESPAÑOL EN EL MUNDO


La expansión del número de hablantes de la que ha gozado el español en el
mundo se debe a diferentes factores que trataremos de explicar. Hasta hace
unos años, sobre todo los años 80, en los que España entró en las
organizaciones supranacionales como la O.T.A.N. y la Unión Europea, el
español sólo era estudiado por hispanistas, especialistas dedicados a la lengua y
la literatura española, y éstos sólo se dedicaban al caso español. Pero con la
entrada de España en las mencionadas organizaciones y el desarrollo de
los países hispanohablantes de América todo ha cambiado.
Según el informe del Instituto Cervantes "El español en el mundo" de 2012, en
el año 2030 el 7'5% de la población mundial hablará español, lo que significa una
cantidad que supera los 535 millones de personas. Como curiosidad, según las
prospectivas, en el 2050 EE.UU. será el primer país en número de hablantes de
español, por delante de México.
Para que el lector se haga una idea, en 1986 el Summer Institute of
Linguistics señalaba que el número de hablantes de español en Méjico era de

19
86.211.000. Calculamos que en año 2001 es de 101.000.000. Para España se
citaba en el 86 28.173.000 y hoy día en España superamos los 44.000.000.
Todos los datos deben ser considerados siempre al alza.
En la mayoría de los países de habla española, ésta convive con otras lenguas
minoritarias: En América con el maya, el guaraní, el aymará, el quechua… Pero
el español continúa su proceso de expansión entre esos hablantes de lenguas
indígenas, debido a su doble carácter de lengua oficial y de lengua nacional.
En el caso de África (Guinea Ecuatorial), el español es la lengua de intercambio
entre los hablantes de las diferentes lenguas nativas que conviven en el territorio.
En Marruecos o el Sáhara Occidental (antigua colonia española) también
mantiene una presencia de unos 20.000 hablantes.
En Asia mantiene una pequeña presencia de hablantes que lo tienen como
lengua materna de alrededor de unos 3.000. Los filipinos lo mantienen como un
referente cultural, debido a que sus primeros textos fueron escritos en esta
lengua, y se nota un marcado intento tanto por las autoridades como por los
habitantes del país por recuperar este referente cultural. El número de
estudiantes que eligen el español como segunda lengua ha aumentado
considerablemente en los últimos años. Según el Instituto Cervantes, en el
informe citado más arriba, en la actualidad hay más de 18 millones de
estudiantes de español repartidos por todo el mundo, siendo los EE.UU., Brasil
y Francia los países que destacan en el interés de los estudiantes por la lengua
de Cervantes.
En Estados Unidos el aumento del número de hispanohablantes, sobre todo
debido a las oleadas de inmigración, pero también por la recuperación de esta
lengua por los miembros de la tercera generación de inmigrantes, han colocado
a este país en el segundo puesto en número de hablantes de español, por detrás
de Méjico y por delante de España. Se calcula que en EEUU hay alrededor de
50.000.000 de hablantes.
Jean-Louis Calvet (Jean-Louis Calvet, Pour une écologie des langues du mond,
Plon, París, 1999) usa tres formas de estar del español:

 Hispanidad: Son aquellos países en que el español es la lengua materna


y un símbolo de identidad.
 Hispanófona: Aquellos países en los que sus habitantes pueden usar el
español, aunque no lo hacen de manera general: EE.UU., Guinea
Ecuatorial y Filipinas. Aunque en algunos lugares de EE.UU. cabe hablar
de Hispanidad. En este grupo se puede incluir a Israel y ciudades de África
y Oriente Próximo que mantienen comunidades sefarditas, descendientes
de los judíos españoles que fueron expulsados en 1492.
 Hispano proclividad: Es una tercera categoría de países que elige el
español como una segunda lengua por razones de orden práctico: Brasil

20
en el marco de Mercosur, o China, con sus perspectivas de comercio con
Sudamérica.

Con todo ello el panorama es halagüeño para el español y todos los que nos
dedicamos a la enseñanza y difusión del español esperamos que sea este tercer
grupo el que aumente afirmando al español como la segunda lengua más
estudiada en el mundo.

21
ETAPAS EN LA FORMACIÓN DEL CASTELLANO
Tras la invasión musulmana, la lengua que se hablaba en la Península ya no se
consideraba latín. Desde el siglo VIII hasta el X, el latín vulgar se escindió en
distintas lenguas romances. El castellano se utilizaba en la zona de Burgos y
Santander, ocupando mucho menos territorio que las otras. Las primeras
palabras escritas en castellano datan del siglo X y son las glosas. Hacia finales
del siglo XI se desarrolla una poesía anónima cantada por juglares, siendo la
más importante “El cantar de mío Cid”.

El motivo del fulminante avance del castellano es de tipo político y religioso. Por
una parte, era la lengua de los reconquistadores, que la traían al repoblar los
territorios reconquistados. Por otro lado, el castellano nace unido a la existencia
de los monasterios más importantes en aquel momento, lo cual le dio prestigio
como lengua de cultura.

En el siglo XIII Alfonso X convierte el castellano en lengua de cultura, a través


de la labor de la Escuela de Traductores de Toledo, al tiempo que convierte el
gallego en la lengua oficial para la lírica. El castellano sigue avanzando y al
terminar la Reconquista ya se habla en todo el territorio nacional. Con la
unificación bajo el reinado de los Reyes Católicos el castellano es impuesto a
todos los niveles, especialmente al burocrático. Las otras lenguas habladas en
la Península quedaron relegadas por la imposición del castellano como lengua
oficial, prohibiéndose su uso.

En el siglo XVI el castellano ya es la lengua oficial del territorio. Dos obras


contribuyen a su fijación: la Gramática de Nebrija y el Tesoro de la lengua
castellana, de Covarrubias. Durante los siglos XVI y XVII el castellano va
depurándose y desprendiéndose de las grafías medievales que aún conservaba.
En 1713 se crea la Real Academia Española, con el objeto de fijar las normas
del castellano y conservar su pureza. Se publican tres obras: “diccionario de
autoridades”, la “Ortografía” y la “gramática”.

El castellano en sus rasgos esenciales queda fijado a partir de entonces y los


cambios sucesivos tendrán como finalidad adaptar la lengua a los nuevos
tiempos, sobre todo en lo que atañe a la formación de palabras nuevas o
neologismos.

22
ORIGEN DEL CASTELLANO
El castellano se originó como un dialecto del latín en las zonas limítrofes entre
Cantabria, Burgos, Álava y La Rioja, provincias del actual norte de España, que
recibió una notable influencia fonológica del Ezquerra arcaico que se hablaba
en esta misma región (artículo principal: Sustrato vasco en lenguas romances),
y se convirtió en el principal idioma popular del Reino de Castilla (el idioma
oficial era el latín). De allí su nombre original de "idioma castellano", en
referencia a la zona geográfica donde se originó. La otra denominación del
idioma, "español", procede del latín medieval

Hispaniolus procedente de la denominación latina de la Península Ibérica


"Hispana" o, más bien, de su forma ultra correcta Spaniolus (literalmente:
"hispanito", "españolito"), a través deloccitano espaignol .Menéndez Pidalofrece
otra explicación etimológica: el clásico hispanus o hispánicus tomó en latín
vulgar el sufijo –one (como en bretón, borgoñón,sajón, frisón, lapón...) y de
*hispanione se pasó en castellano antiguo a español , "luego disimilando las
dos nasales se llegó a español , con la terminación -ol, que no se usa para
significar naciones"

23
PANORAMA LINGÜÍSTICO ESPAÑOL
En España se hablan actualmente cuatro lenguas oficiales:
– Castellano
– Catalán
– Gallego
– Vasco

Las tres primeras son románicas. La última es la más antigua y no está


emparentada con las demás. Panorama lingüístico español: las lenguas de
España. En la actualidad la Constitución Española reconoce el castellano como
la lengua oficial del Estado.

Las demás lenguas de España son oficiales en las respectivas comunidades


autónomas. Estas comunidades son bilingües, dado que el castellano convive
con cada una de las lenguas oficiales de la comunidad autónoma
correspondiente.

En la actualidad la Constitución Española reconoce el Castellano como la lengua


oficial del Estado. Las demás lenguas de España son oficiales en las respectivas
comunidades autónomas. Estas comunidades son bilingües, dado que el
castellano convive con cada una de las lenguas oficiales de la comunidad
autónoma correspondiente

24
VARIEDADES SOCIALES DEL ESPAÑOL
Llamamos variedades sociales o diastáticas a los diversos niveles de la lengua,
es decir, a las diferentes formas de utilizar la lengua por parte de los hablantes,
en cuanto que pertenecen a una clase social determinada o a un nivel cultural
que va asociado a ella. Al hablar de variantes sociales, nos referimos a las
variedades de la lengua, asociadas a grupos (estudiantes, familia, peañas,
círculo de amigos, profesiones, hampa), que determinan el uso específico de un
nivel lingüístico. Una persona puede utilizar varios niveles en su vida normal: un
médico que analiza con su equipo la operación de un enfermo (nivel jergal),
informa a los familiares de la misma (nivel coloquial), comenta con unos amigos
la noticia de un periódico (nivel culto) y hasta puede tener una discusión caliente
por un problema de tráfico (nivel vulgar). Vamos a analizar las variedades que
ofrecen estos dialectos sociales en sus distintos niveles de lenguaje:
1) LENGUAJE COLOQUIAL (COMÚN)

Es el que emplean los hablantes en su vida cotidiana para comunicarse con los
amigos y la familia. Podemos decir que es la variedad más utilizada de la lengua.
En el lenguaje oral se caracteriza, en general, por ser espontánea, relajada y
expresiva. Aunque respeta la norma comete alguna sin correcciones. En la
variedad escrita es la preferida por los medios de comunicación porque es
correcta y comprensible para la mayoría de los hablantes.

 Léxico sencillo y familiar:


 Uso de palabras comodín ("cosa", "tema"), muletillas ("¿entiendes?",
"entonces") y frases hechas ("a nivel de", "en base a").
 Uso de aumentativos ("grandote"), diminutivos (manitas"), interrogaciones
retóricas ("¿ya viniste?"), exclamaciones ("¡Qué lío!")
 Vocabulario impreciso y limitado
 Omisión de fonemas finales, apócopes ("cole", “bici”, “bocata”)
 Frases cortas, sencillas y, a veces, sin terminar ("si yo te contara...").

2) LENGUAJE CULTO.

Modalidad lingüística que utiliza de manera perfecta la morfosintaxis y el léxico


de una lengua. Utilizado por personas que poseen un alto conocimiento de la
lengua y emplean todos sus recursos. Se manifiesta más claramente en la
escritura y se encuentra, sobre todo, en textos literarios y científico-técnicos. Es
el mejor para expresar pensamientos complejos y transmitir conocimientos.
Funciona como modelo de corrección para los demás niveles y garantiza la
unidad del idioma.

25
3) LENGUAJE VULGAR:

Modalidad lingüística usada por la gente corriente en sus relaciones ordinarias,


con frecuentes transgresiones a la norma y uso de vulgarismos. Viene
determinado por la deficiente formación lingüística de los hablantes, que se
sienten incapacitados para cambiar su registro idiomático y, por lo tanto,
disponen de menos posibilidades de comunicación, lo que supone una
desventaja individual y social. El desconocimiento de la norma origina varias
incorrecciones, llamadas vulgarismos que afectan a todos los planos del
lenguaje.

26
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

http://www.eumed.net/rev/cccss/05/jrz.htm
http://noticias.universia.es/en-portada/noticia/2013/08/16/1042740/espanol-
segundo-idioma-mas-hablado-mundo.html
http://www.donquijote.org/cultura/spanish-in-the-world
https://portal.uah.es/portal/page/portal/epd2_profesores/prof121854/docencia/E
spa%F1ol%20actual.pdf

27