You are on page 1of 13

UNIVERSIDAD DEL PACÍFICO

FACULTAD DE ECONOMÍA Y FINANZAS


SECCIÓN “H”
2017-II

NOTA ENTREGA FINAL:17

Los efectos del déficit fiscal en el ahorro nacional y el


crecimiento económico a largo plazo

PRESENTACION: MUY BUEN ANALISIS, ESQUEMATICO Y MANEJO ADECUADO DEL TIEMPO


NOTA: 17

Garzón Trujillo, Juan Diego


Calatayud Mallqui, Elmo Andree
Chávez Méndez, Marcia Nicohol

Economía General II
Lima, 2017
Índice

1. RESUMEN EJECUTIVO 1
2. INTRODUCCIÓN 1
3. HIPÓTESIS 1
4. MARCO TEÓRICO 2
4.1 EFECTOS DEL DÉFICIT FISCAL EN EL CORTO PLAZO 2
4.2 EFECTOS DEL DÉFICIT FISCAL EN EL LARGO PLAZO 2
4.3 VARIABLES PARA EL ESTUDIO DE LA CORRELACIÓN ENTRE DÉFICIT FISCAL
Y CRECIMIENTO ECONÓMICO 4
4.4 CASOS DE ESTUDIO 6
4.4.1 PERÚ 6
4.4.2 ARGENTINA 6
4.4.3 COSTA RICA 7
4.4.4 RELACIÓN ENTRE LOS CASOS 8
5. CONCLUSIONES 8
6. BIBLIOGRAFÍA 9
1. RESUMEN EJECUTIVO

El presente trabajo busca investigar y explicar la relación entre el déficit fiscal y el nivel
de crecimiento económico de un país en el largo plazo con el propósito de determinar si
el primero puede afectar negativamente el bienestar una nación. Se tomará como base
el funcionamiento de la identidad ahorro-inversión y su impacto en el PBI, las
exportaciones y la balanza comercial del país. Asimismo, se estudiarán casos en los
que se recurre a políticas fiscales expansivas para estimular la economía y se
considerarán hechos históricos de relevancia. Los conceptos por analizar serán los
siguientes: mercado de fondos prestables, mercado de divisas déficit fiscal, tasa de
interés real, tasa de cambio real y producto bruto interno.

2. INTRODUCCIÓN

A lo largo de este documento se verá cómo la cantidad de dinero que un estado gasta es
determinante para el aumento de su productividad y el bienestar de sus habitantes en el
corto y el largo plazo. A lo largo de la historia, las naciones han utilizado el gasto público
para estimular la actividad y el desarrollo económico. Los gastos en equipamiento militar
durante las guerras o la construcción de imponentes obras arquitectónicas son ejemplos
de ello. Sin embargo, existe evidencia que sugiere que un gasto desmesurado o
desenfocado por parte del gobierno podría, en realidad, conllevar a una disminución del
crecimiento a largo plazo. La base de este vínculo entre gasto público y crecimiento
subyace en la interacción entre los agentes que desean ahorrar dinero para obtener un
beneficio futuro y los que adquieren préstamos que utilizan para producir bienes y
servicios. Esta interacción se da dentro del mercado de fondos prestables, el cual se
examinará más adelante. Para este estudio será necesario establecer un supuesto. A
modo de simplificación, se asumirá que el gobierno emite deuda si y solo si gasta más
de lo que recauda en impuestos. Esta deuda se refleja en la emisión de bonos
soberanos que se utilizará para financiar el exceso de gasto, que se conoce como
déficit fiscal. Teniendo en cuenta lo anterior, es importante examinar los efectos del
gasto público en el ahorro nacional puesto que este es un factor clave para el
crecimiento de un país en el largo plazo.

3. HIPÓTESIS

Si un estado implementa políticas fiscales que incrementan su gasto público para usarlo en
equipamiento militar o en la construcción de edificaciones, este estimula su actividad
económica e incrementa su desarrollo en el corto plazo. No obstante, si el gobierno
realiza un gasto desproporcionado que es mayor al monto recaudado en impuestos y lo
mantiene por un período prolongado, su crecimiento tiende a decrecer. Dicho déficit
reduce el ahorro público, el cual es parte de la oferta de fondos prestables. Esto reduce
la cantidad de préstamos utilizados para producir los diversos bienes y servicios, lo que
se traduce en la desaceleración de la actividad económica. Además, una economía
menos estable tendrá tasas de cambio más altas, lo cual desincentiva las exportaciones
y quita competitividad a la economía.

4. MARCO TEÓRICO

4.1 EFECTOS DEL DÉFICIT FISCAL EN EL CORTO PLAZO

El gasto público parece, en principio, una buena herramienta con la cual un gobierno puede
aumentar el crecimiento de su país. Se sabe que, debido a la ecuación del PBI
(Y=C+I+G+XN), e ​ l gasto gubernamental es un componente que tiene influencia directa
en el nivel de producción de la economía en un determinado año. El estado puede
incrementar sus egresos a través de la contratación de más empleados públicos, el
subsidio de industrias, la construcción de carreteras o muros en sus fronteras, la
destinación de grandes fondos a equipamiento militar. Todo esto se realiza con el
propósito de estimular la actividad económica. Como consecuencia habrá una mayor
demanda de bienes y servicios en la economía, las empresas producirán más y habrá
más empleo en los meses subsiguientes.
Por otro lado, se debe tomar en cuenta que este componente no puede crecer infinitamente,
sino que está sujeto al nivel de ingresos del gobierno, es decir los impuestos. Cuando
un país tiene gastos que son mayores a su recaudación de impuestos se crea un
déficit fiscal. Este debe ser financiado a través de tres mecanismos. Pueden
aumentarse los impuestos, medida que es altamente impopular y genera protestas y
cuestionamientos hacia el gobierno; pueden usarse ahorros de años anteriores para
solventar el déficit, siempre y cuando los haya; o, por último, se puede obtener
financiación a través de la emisión de deuda en forma de bonos soberanos, los cuales
se pagarán gradualmente en años venideros. De hecho, un déficit fiscal ocasional en
el corto plazo no tiene efectos negativos e incluso podría estimular el flujo de dinero y
el crecimiento económico. No obstante, el panorama cambia cuando el nivel de gasto
excesivo se mantiene por varios años.

4.2 EFECTOS DEL DÉFICIT FISCAL EN EL LARGO PLAZO

Una situación de déficit prolongado sin ningún tipo de reducción o financiamiento se vuelve
cada vez más insostenible. Es decir, el estado no podrá disminuir su gasto así lo
quiera, pues al intentar hacerlo deberá aplicar políticas restrictivas que tendrán
repercusiones en el bienestar social. Por ejemplo, se sacrificarán partes importantes
del presupuesto destinado a salarios, subsidios, atención médica, educación pública
etc. No obstante, el gobierno habrá emitido deuda que deberá pagar obligatoriamente
para no perder la confianza de los organismos internacionales, por lo que será incapaz
de eliminar completamente el déficit. Esto sumado al hecho de que ya no contará con
el “colchón” de ahorros de años anteriores.

En este escenario de largo plazo, la deuda externa puede traer graves consecuencias. Tanto la
teoría como la evidencia empírica han comprobado la existencia de una relación
inversa entre el nivel de endeudamiento de una nación producto del déficit fiscal y el
nivel de inversión privada. Esto obedece al pensamiento intuitivo de que, ante una
economía inestable y un gobierno endeudado, las empresas locales se verán
cohibidas de invertir y se verán desincentivadas a producir bienes y servicios.
Además, las economías inestables han demostrado experimentar un aumento de la
tasa de cambio en el largo plazo. una mayor tasa de cambio implica que los productos
locales se encarecen relativamente para los consumidores extranjeros y esto se
traduce en una caída de las exportaciones, lo que implica una pérdida de
competitividad en los mercados internacionales.

Como se verá más adelante, el nivel de inversión y la competitividad comercial son


determinantes para el crecimiento y el bienestar de una economía en el largo plazo. Si
bien un déficit fiscal a corto plazo puede estimular la economía y dinamizar el flujo de
dinero, mantenerlo en durante varios años tendrá efectos adversos que disminuirán la
producción y competitividad. A continuación, se examinarán las variables que vinculan
al déficit con el crecimiento y los canales por los que se da su interacción.
4.3 VARIABLES PARA EL ESTUDIO DE LA CORRELACIÓN ENTRE DÉFICIT
FISCAL Y CRECIMIENTO ECONÓMICO

Para ilustrar el vínculo que existe entre el déficit fiscal y el crecimiento económico a largo plazo,
es necesario definir las variables y los canales por los cuales se da esta interacción. A
continuación, se les enunciará y se explicará brevemente las etapas del proceso:

● Ahorro nacional (​S)​


● Inversión local (​I)​
● Mercado de fondos prestables
● Mercado de divisas
● Tasa de interés real (​r)​
● Salida neta de capitales (​SNC​)
● Exportaciones netas (​XN)​
● Tasa de cambio real (​TCR)​

El primer impacto de un déficit fiscal se da en el mercado de fondos prestables. Las políticas


fiscales que eliminan el ahorro público reducen el ahorro nacional a largo plazo. Esto
contrae la oferta de fondos prestables, lo que ocasiona que la cantidad de dinero
disponible para realizar préstamos se reduzca. La escasez de recursos da lugar a un
aumento en la tasa de interés real y una reducción en la cantidad de préstamos, lo que
implica una menor inversión. Cabe resaltar que la tasa de interés real tiene una
relación positiva con el ahorro y negativa con la inversión. Es decir, si la tasa de interés
sube, más personas se verán incentivadas a ahorrar por el prospecto de un mayor
retorno, pero menos agentes estarán dispuestos a tomar préstamos pues estos se
vuelven más caros de pagar.
Como plantea el modelo de Solow, el ahorro y la inversión son los principales instrumentos
para la acumulación de capital y por ello son determinantes para el crecimiento
económico a largo plazo. Por ende, las medidas gubernamentales que reducen el
ahorro por un período prolongado harán que el crecimiento a largo plazo se
desacelere.

Por otro lado, si la ​tasa de interés real aumenta por encima de la de otras economías, los
inversionistas locales y extranjeros se verán atraídos a comprar activos financieros en
la economía local. Estos pueden ser bonos o acciones adquiridos con el fin de obtener
grandes beneficios. Este incremento se traduce en una reducción de la salida neta de
capitales, monto que representa la oferta del mercado de divisas. Para que los agentes
extranjeros obtengan activos del país la compra debe hacerse en moneda local.
Entonces, se recurre al cambio de divisas y escasea la moneda local en el mercado
cambiario, por tanto, se aprecia. Debido a la compra de bonos, aumenta la oferta
monetaria en el país local. Cuando esto ocurre, la ​tasa de cambio nominal​, expresada
como la razón de cantidad de moneda local entre cantidad de moneda extranjera,
aumenta y hace que la ​tasa de cambio real también lo haga. Una mayor tasa de
cambio real incentiva la importación de bienes, pero a su vez disminuye las
exportaciones y conlleva a una pérdida de competitividad dentro de la economía
mundial. Esto sucede porque los bienes en el país local se vuelven relativamente más
caros.
En conclusión, a medida que el déficit fiscal se mantiene en el tiempo, aumenta la tasa de
interés real, disminuye la salida neta de capitales, aumenta la tasa de cambio real y
caen las exportaciones netas. Es importante denotar esta relación pues, en el largo
plazo, la competitividad comercial es uno de los principales determinantes del
bienestar económico de un país.

Se observa cómo, a través del desarrollo del modelo del mercado de fondos prestables en una
economía abierta, se puede seguir el impacto negativo de una inadecuada política
fiscal en el crecimiento económico de largo plazo. A continuación, se presentará
evidencia empírica de estudios realizados en numerosos países en diferentes periodos
del tiempo que evidencian el vínculo entre estas dos variables.

4.4 CASOS DE ESTUDIO

4.4.1 PERÚ
A lo largo de su historia, el Perú ha experimentado distintos periodos de bonanza económica y
de subsecuentes recesiones. Algunos de sus gobiernos han tenido políticas
proteccionistas e intervencionistas que han perjudicado el bienestar de su
población, mientras que los más recientes tienden a ser más liberales. Un trabajo
realizado en la universidad nacional de ingeniería del Perú examina los años de
déficit fiscal durante el período entre 1970 y 2008. En la primera década de este
periodo, el país fue dirigido por gobiernos militares. El trabajo describe cómo el
gasto público durante el mandato de Juan Velasco Alvarado incrementó
desproporcionadamente producto de las reformas estructurales, la estatización
de empresas y los subsidios. Con el tiempo, estos gastos llevarían a una
considerable disminución en la inversión privada. Además, durante esta época la
nación de cerró al comercio internacional. Esto impidió la canalización normal del
efecto del déficit, por lo que las consecuencias sobre la inversión fueron mucho
más acentuadas. Para 1984, la deuda externa era de 80% del PBI de esa época
(Grundy, 2011).
Por otro lado, a partir de 1991, la modalidad del gobierno fue más liberal y abierta al comercio
exterior y a la privatización. Como lo predice la teoría, el crecimiento económico
fue cada vez más acelerado y el porcentaje de la deuda externa sobre el PIB
disminuyó. Finalmente, usando datos del crecimiento económico del Perú, se
logra demostrar que la inversión privada y el nivel de endeudamiento externo
durante el periodo estudiado evolucionaron de manera inversa.

4.4.2 ARGENTINA
Durante el período entre los años 1960 y 2000, el déficit fiscal en Argentina como porcentaje
del PBI se mantuvo en niveles históricamente elevados, pero su pico más alto se
dio en la década de 1980. Un estudio de la universidad de Tucumán, en
Argentina, da una mirada a cómo los déficits fiscales en 1982 y 1985 de 18,1% y
13,6% del PIB respectivamente originaron un fuerte desequilibrio en las cuentas
nacionales de los años subsecuentes que no fue eliminado sino hasta la década
de los 90. Durante dicho periodo, el estado argentino se financió con emisión
monetaria (1960-1990), y se recurrió al endeudamiento externo (1980-1990).
Este último se usó de forma particularmente excesiva, lo cual acentuó aún más
la situación de déficit (Bulacio & Ferullo, 2011).

Durante la última década del siglo pasado, el producto real per cápita cayó más del 20% y
hubo una notoria caída en la inversión (​crowding out​) como consecuencia de las
políticas fiscales expansivas y de la estatización de las décadas previas. Esto
demuestra cómo una política que intenta reactivar la economía en el corto plazo
por medio del gasto público resulta ser un detrimento para el crecimiento
económico en el largo plazo.

4.4.3 COSTA RICA


En la década de 1990, Costa Rica alcanzó un déficit fiscal promedio de 3,5% con respecto al
PBI, según un estudio realizado por el banco central de ese país. Además, la
comparación de esta situación con el resultado de años anteriores refleja que, al
2000, este había seguido incrementándose. A pesar del aumento en los
impuestos y otras medidas que habían sido adoptadas por el gobierno para
reducirlo, el crecimiento del déficit era inevitable y traería consigo repercusiones
negativas.

Hasta 1999 el pago de intereses generados por la deuda bonificada del estado continuaba
siendo una gran parte del gasto gubernamental. Para dicho año, esta había
aumentado un 41,5% con respecto a lo observado en 1998. Debido a que se
tenía que invertir cada vez más dinero del estado en pagar la deuda, se tenían
menos recursos que invertir en educación pública y acumulación de capital, lo
que convirtió a la deuda externa en un escollo para el crecimiento del país en el
largo plazo (Azofeifa & Rojas, 2000).

Este estudio se publicó en un contexto en el que Costa Rica buscaba tener una mayor
participación en la escena mundial por medio del aumento de sus exportaciones.
“Toma fuerza la idea acerca de la importancia de controlar el déficit fiscal como
una de las condiciones necesarias para nivelar la estabilidad de las economías,
de tal manera que éste no se convierta en un "cuello de botella" para el éxito del
proceso de apertura comercial.” (Azofeifa & Rojas, 2000). Como se observó
anteriormente, solamente mediante un buen manejo de la deuda se pueden
asegurar condiciones propicias para la exportación y el comercio.

4.4.4 RELACIÓN ENTRE LOS CASOS

En los casos anteriormente mencionados se presentan cuatro características comunes. El


potencial exportador que poseen estos países, la motivación que los llevó a
incidir en un déficit fiscal a largo plazo, Los mecanismos por los que financiar su
deuda, y finalmente las consecuencias que sufrieron sus sociedades en mayor o
menor medida.
El Perú en la década del 60 era un país rico en materias primas como minerales y petróleo y su
producción de algodón y azúcar eran demandadas alrededor del mundo.
Argentina, debido a sus grandes extensiones de tierra fértil tenía una importante
producción de trigo y carne. Por último, Costa Rica, a pesar de que no fue un
país competitivo, tenía una biodiversidad importante que pudo haber sido
explotada. Sin embargo, la implementación de medida fiscales excesivamente
agresivas terminaron por destruir las industrias existentes o impedir la aparición
de nuevo emprendimiento y desarrollo.

Por otro lado, se tiene que, en los tres casos, las medidas fueron implementadas por gobiernos
con un discurso populista que prometía a las personas el bienestar y la justicia
sin considera los posibles efectos colaterales que emergerían en la economía.
La expropiación de tierras, el cierre a las exportaciones, los gastos excesivos en
subsidios y programas sociales y la corrupción que se experimentó solo trajeron
consigo un importante crowding out de la inversión y la pérdida de la
competitividad.

5. CONCLUSIONES

A lo largo de este estudio se pudo comprobar la existencia de una correlación inversa entre el
déficit fiscal y el crecimiento económico de un país en el largo plazo. Tanto la teoría
como la evidencia empírica en un número de países apoyan la idea de que a medida
que un estado reduce el ahorro nacional y emite deuda, la inversión y las exportaciones
se desincentivan y hay menos competitividad y crecimiento económico. Esta interacción
se da a través de las tasas de interés que desalientan a los inversionistas locales, pero
atraen a los compradores de activos extranjeros. ​Es vital que los estados tengan en
cuenta el impacto del gasto público en el desempeño de su economía para poder
asegurar el bienestar de sus habitantes a largo plazo.
6. BIBLIOGRAFÍA

● Mankiw, G.,(2012), ​Macroeconomía, Versión para América Latina, C ​ iudad de


México, México: Cengage Learning.
● Parkin, M.,(2015), ​Macroeconomía, Versión para Latinoamérica, C ​ iudad de
México, México: Pearson Educación de México.
● Larraín, F. & Sachs. J., (2002), ​Macroeconomía en la economía global, B ​ uenos
Aires, Argentina: Pearson Education.
● Stiglitz, J. E. (2003). Quand le capitalisme perd la tête (The roaring Nineties).
Paris: Fayard.
● Grundy, C. J. (2011). ​Impacto de la deuda externa en el crecimiento económico
y la inversión en el Perú 1970-2008.​ Lima: Universidad Nacional de Ingeniería.
● Bulacio, J. M. & Ferullo, H. D.(2001). El déficit fiscal en Argentina y sus
consecuencias macroeconómicas.​ Tucumán: Universidad Nacional de Tucumán.
● Azofeifa, A., & Rojas, D. (2000). ​Costa Rica: Estimación del Déficit Fiscal. San
José: Banco Central de Costa Rica.