You are on page 1of 1

A- Permeabilidad Esta es una característica que no suele ser de importancia fundamental para

el ingeniero constructor de v las terrestres, por lo que los comentarios que a continuación se
harán se refieren primordialmente a conceptos de carácter básico. En las referencias 4, 6 y 14
podrá encontrarse información adicional. En la permeabilidad de un suelo compactado influye,
en primer lugar, la naturaleza de sus componentes minerales y los tamaños de sus poros.
Como caracter1sticas circunstanciales influyen, la relación de vacíos, la estructuración del
suelo y el grado de saturación. El coeficiente de permeabilidad tiende a disminuir con el grado
de saturación del suelo, si se conserva constante el volumen total de este; en otras palabras, si
el volumen del suelo compactado no cambia, a mayor contenido de agua se tiene menor
permeabilidad. La estructuración es el factor que más afecta a la permeabilidad de los suelos
compactados. Cuanto mayor sea la distorsión durante la compactación, mayor llega a ser el
grado de Orientación de los arreglos de partículas ya este tipo de estructuración corresponden
las permeabilidades menores. o rodillos pata de cabra o rodillos neumáticos 74 anchos y no
muy pesados, empleados con altos contenidos de agua deben considerarse equipos ideales
para lograr suelos compactados de baja permeabilidad. si esos mismos equipos fueran muy
pesados (alta energía), para operar eficiente y económicamente tendrían que hacerlo con
suelos con contenidos de agua más bajos, con lo que la permeabilidad ya tendería a crecer. Por
lo demás y sin tomar en cuenta esa condición económica, es claro que la mayor energía por sí
sola produce estructuras más cerradas y tiende a disminuir la permeabilidad. Como se ve,
existe una contradicción en cuanto al uso de la energía de compactación. Altas energías
conducen a estructuras muy cerradas y por ello poco permeables, pero el efecto revierte
fácilmente pues en operación eficiente y económica de los equipos de campo, esas altas
energías exigen contenidos de agua más bajos y esto último tiende a producir permeabilidades
más altas. Para una misma energía de compactación, se obtienen mayores permeabilidades
compactando en la rama seca que haciéndolo en la húmeda, lo cual se desprende de lo
anteriormente dicho. Las mayores permeabilidades que se obtienen al compactar del lado
seco determinan en los suelos finos sujetos a consolidación posterior, una mayor rapidez en el
proceso, en relación a la compactación de los suelos en el lado húmedo.