You are on page 1of 1

¿Qué es el servicio ambiental?

Servicio ambiental es la capacidad que tiene la naturaleza de proporcionar la calidad de vida y las
comodidades necesarias, o sea garantizar que la vida, como la conocemos, exista para todos y con calidad
(aire puro, agua limpia y accesible, suelos fértiles, selvas ricas en biodiversidad, alimentos nutritivos y
abundantes, etc.) o sea, la naturaleza trabaja (presta servicios) para el mantenimiento de la vida y de sus
procesos y esto servicios realizados por la naturaleza son conocidos como servicios ambientales.

Los servicios ambientales prestados por la naturaleza proporcionan productos como alimentos, remedios
naturales, fibras, combustibles, agua, oxígeno, etc. y garantizan el buen funcionamiento de los procesos
naturales como el control del clima, la purificación del agua, los ciclos de lluvia, el equilibrio climático, el
oxígeno que será respirado, la fertilidad de los suelos y el reciclado de los nutrientes necesarios, por
ejemplo, para la agricultura. O sea, los servicios ambientales son las actividades, productos y procesos que
la naturaleza nos proporciona y que posibilitan que la vida, como la conocemos, pueda desarrollarse sin
mayores costos para la humanidad. Otros ejemplos de servicios ambientales son: la producción de
oxígeno y la purificación del aire que realizan las plantas, la estabilidad de las condiciones climáticas –con
la moderación de las temperaturas, de las lluvias y de la fuerza de los vientos y de las mareas- y la
capacidad de producción de agua así como el equilibrio del ciclo hidrológico como el control de las
inundaciones y de los períodos de la estación seca. Tales servicios también corresponden al flujo de
materiales, energía e información de las reservas de capital natural.

Aunque no tengan un precio establecido, los servicios ambientales son muy valiosos para el bien estar y la
propia supervivencia de la humanidad, puesto que de los servicios ambientales dependen las actividades
humanas como, por ejemplo, la agricultura (que demanda suelos fértiles, polinización, lluvias, agua
abundante, etc.) y la industria (que precisa combustible, agua, materias primas de calidad, etc.). ¿Cuánto
trabajo le costaría al agricultor realizar el servicio de polinización (que las abejas realizan si cobrar un
centavo), llevando el polen a todas las plantas de su huerto y jardín? ¿Cuánto esfuerzo y tiempo serían
necesarios para transformar toda la materia prima orgánica que existe en una selva en nutrientes
disponibles para que consuman las plantas, si no existieran los seres de la naturaleza, que descomponen
esas sustancias, que lo hacen en forma “gratuita”? ¿Cuántas máquinas serían necesarias para prestar el
servicio de producir oxígeno y de purificar el aire, servicio que las plantas y algas realizan diariamente?
¿Cuánto valen todos esos servicios que la naturaleza realiza? Valen la existencia de la vida en el planeta.

La continuidad o el mantenimiento de estos servicios, esenciales para la supervivencia de todas estas


especies dependen, directamente, de la conservación y de la preservación ambiental así como de las
prácticas que minimicen los impactos de las acciones humanas sobre el ambiente.

Los pueblos indígenas y las comunidades tradicionales, que históricamente preservaron el medio
ambiente y usaron de modo consiente y sustentable sus recursos y servicios, son también responsables
por el abastecimiento de esos servicios ambientales; son lo que se denomina proveedores de los servicios
ambientales. Al permitir que el ambiente mantenga sus características naturales y siga proporcionando
los servicios ambientales, estos pueblos y comunidades garantizan la provisión de estos servicios
ambientales que son usados por todos. Los servicios de preservar la naturaleza y sus características,
conservar la biodiversidad, proveer agua de calidad (porque preservan el bosque en la naciente y en la
margen de los ríos) tiene un costo para los pueblos indígenas y también para las comunidades
tradicionales y, por eso, surgió la discusión sobre los mecanismos de remuneración o compensación para
aquellos que conservan y garantizan el abastecimiento de los servicios ambientales. A esa remuneración
se la denominó Pago por Servicio Ambiental.