You are on page 1of 100

Revista de psicología y neurociencias

N.º 83 - 2017

Marzo / Abril 2017 · N.º 83 · 6,90 € · menteycerebro.es

Mente&Cerebro Neurociencia
Minicerebros­
de
laboratorio

Trabajo
Cómo evitar
los pensamientos
disfuncionales

Obesidad
Los efectos
del sobrepeso
en el cerebro

Somníferos
Consecuencias
y riesgos
de su abuso

Altamente sensible
00083
Mente&Cerebro

¿Un rasgo de la personalidad?


9 771695 088703
Monografías con nuestros
mejores artículos sobre temas clave

CUADERNOS 15: LA VISIÓN CUADERNOS 14: DEPRESIÓN CUADERNOS 13: EN BUSCA


Mecanismos neuronales de la Trastorno depresivo en el trabajo • DE LA CONSCIENCIA
percepción visual • Factores que Depresión en el hombre y en la mujer • Avances en el diagnóstico del estado
determinan la sensibilidad estética Electrodos cerebrales para la depresión vegetativo • El claustro como sede de la
• La visión de los colores en los resistente • El éxito de la terapia consciencia • Límites del reduccionismo
primates • Ciegos con visión cognitivo-conductual neurobiológico • Pérdida y recuperación
de la consciencia

CUADERNOS 12: EL DOLOR CUADERNOS 11: LENGUAJE CUADERNOS 10: ADICCIONES


Combatir el dolor crónico • Y COMUNICACIÓN Alteraciones en el sistema de
Causas de la migraña • La psique La influencia del lenguaje en el pensamiento recompensa • Raíces evolutivas
como calmante • ¿Funciona la • Modelos neurales del habla y el del alcoholismo • ­Enganchados a la
acupuntura? entendimiento • Claves de la gestualidad inanición • Huellas ­cerebrales de la
social • Niños con mutismo selectivo nicotina • Tratamientos

www.investigacionyciencia.es/revistas/cuadernos
Sigue el desarrollo de la psicología
y las neurociencias

MENTE Y CEREBRO n.o 82 MENTE Y CEREBRO n.o 81 MENTE Y CEREBRO n.o 80


El poder del poder • Las ventajas de la Pensamiento sin rumbo • Facebook, ¿un El hambre en el cerebro • Miopía, una
fantasía para aprender • Psicología del laboratorio para los psicólogos? • Diferencias epidemia del siglo xxi • La influencia de los
deporte y alto rendimiento • Neurocirugía entre niños y niñas autistas • Trucos para genes en el desgaste profesional • ¿Por qué
por ultrasonido • Consecuencias mejorar la atención en clase • En busca de algunas mujeres no sienten el orgasmo? •
neurocognitivas de la inanición fármacos contra el alzhéimer Neuroimágenes para predecir el destino

MENTE Y CEREBRO n.o 79 MENTE Y CEREBRO n.o 78 MENTE Y CEREBRO n.o 77


Vivir con alzhéimer • Síndrome El concepto del alma • Dispositivos El tacto • El síndrome de fatiga crónica
alcohólico fetal • Tras el origen de de estimulación cerebral • El peso • Desarrollo del cerebro en los bebés
las auras migrañosas • Percepción de la memoria autobiográfica • ¿Incentivo prematuros • Modificar los recuerdos •
sensorial y sueños lúcidos • La libertad o manipulación de los ciudadanos? • Salud mental de los inmigrantes •
de decidir El papel de las áreas parietales superiores El sentido de la orientación a prueba

www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro
Para más información y efectuar tu pedido: Tlf. 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
EN ESTE NÚMERO

Psicología laboral

10  Convicciones disfuncionales en el trabajo


Los patrones de pensamiento negativos nos ponen límites,
sobre todo en la vida profesional. ¿Cómo podemos librarnos de ellos?
Por Martin Sauerland

Serie: Psique y alimentación (IV)

10
32  Comer más allá del hambre
Las personas con peso excesivo presentan diferencias en la
estructura cerebral. Ello podría explicar por qué sucumben con facilidad
a las tentaciones culinarias. Por Annette Horstmann

40  Comer de manera saludable


Numerosos estímulos, algunos sutiles, dirigen nuestro modo
de comer, pero no siempre en nuestro beneficio. Mediante estrategias
adecuadas es posible alimentarse de forma más consciente y sana.
Por Melanie Nees

Neurociencia

48 48  Pequeños cerebros a­ rtificiales para investigar


Los científicos cultivan «­ minicerebros» ­creados a partir de
células humanas con el objetivo de estudiar los trastornos mentales
y el funcionamiento cerebral. Por Christian Wolf

Medicina

56  Los efectos del virus del Zika


Al principio, tan solo existía una vaga sospecha. Desde 2016,
el virus del Zika se considera causante de graves ­malformaciones
cerebrales en los fetos humanos. Por Bernhard Fleischer

56 Neuroimagen

62  Conexiones­ cerebrales ­polícromas


La técnica Brainbow arroja luz sobre la función y el desarrollo
de los circuitos neuronales. Por Diana Kwon y Liz Tormes

Adicción

68  Abuso de somníferos


El consumo excesivo de fármacos para dormir puede provocar
efectos secundarios graves, los cuales se confunden a menudo con los
síntomas de la demencia. Ello dificulta la identificación de la verdadera
causa del problema. Por Rüdiger Holzbach
68

MENTE Y CEREBRO 2 N.O 83 - 2017


Encefaloscopio  4
Psicoterapia / Epigenética /
­Enseñanza / Biopsicología /
­Neuroeconomía / Psicología ­social /
Embarazo / Neuroanatomía
Cartas de los lectores  9
Avances  24
Nuevas claves sobre la estimulación­
cerebral profunda en el párkinson.
Por Michael Eisenstein
Cooperación e imagen social.
Por Gianluca Grimalda
Prevención de lesiones cerebrales
en los bebés. Por Erika Check
Hayden
Sinopsis46
La evolución del cerebro.
Por Anna von Hopffgarten
Instantánea60
El ataque del zika
Syllabus76
Trastorno disfórico premenstrual.
Por Juliette Irmer
GETTY IMAGES / GUIDO MIETH

Ilusiones80
Ilusiones populares.
Por S. Martinez-Conde
y S. L. Macknik
Retrospectiva  84
Alta sensibilidad
Enfermos mentales evacuados
Personalidad durante la guerra civil.
Por Olga Villasante

14  Sensibilidad ­controvertida


¿Es el concepto «alta sensibilidad» solo una forma amable de
referirse a un carácter neurótico o existe realmente un rasgo psicológico
Libros 
Epistemología. Supuestos
94

propio de las personas altamente sensibles a los estímulos del entorno? ­precientíficos. Por Luis Alonso
Por Nele Langosch

Entrevista

20  «Todos podemos trabajar


un mejor equilibrio interior»
Con frecuencia se considera que las personas altamente sensibles son
susceptibles hasta la exageración. Elke Van Hoof, psicóloga experta en
este terreno, explica que este rasgo puede aportar ventajas. Entrevista
realizada por Inge Taucher
IMAGEN DE PORTADA:
GETTY IMAGES / GUIDO MIETH

MENTE Y CEREBRO 3 N.O 83 - 2017


ENCEFALOSC OPIO

ISTOCK / ALEKSANDAR NAKIC


Psicoterapia
Silencios que comunican

T
odo psicólogo conoce esos momentos de un tema importante), pausas neutras (para tratar de
silencio en la consulta, segundos en los que el recordar) y pausas incómodas (momentos en los que el
terapeuta y el paciente reflexionan o buscan sujeto parecía inseguro o distraído).
las palabras adecuadas. ¿Son esas pausas superfluas Durante las sesiones de psicoanálisis, el paciente y
o pueden enriquecer la intervención? Sarah Daniel el terapeuta guardaban silencio con una frecuencia en­
y sus colaboradores de la Universidad de Copenha­ tre cuatro y cinco veces mayor que en el caso de la te­
gue sostienen que se debería prestar más atención a rapia conductual. También se observó que, indepen­
las interrupciones silenciosas, pues pueden aportar dientemente del tipo de tratamiento, acontecían más
información sobre la relación entre paciente y tera­ pausas incómodas cuanto peor era la relación profe­
peuta y ayudar a vaticinar si el tratamiento resultará sional. Si los momentos de inseguridad eran menos
exitoso. frecuentes al final de la sesión que al inicio, la mejoría
Los investigadores analizaron la evolución terapéu­ del sujeto resultaba más notable. Las pausas producti­
tica de 70 personas, en su mayoría mujeres, que reci­ vas durante la fase terapéuca intermedia se considera­
bían tratamiento por un trastorno de la conducta ali­ ron, asimismo, un indicio de éxito.
mentaria (bulimia, entre otros). Una mitad de las Los autores sugieren que las pausas incómodas de­
participantes asistió a sesiones de psicoanálisis duran­ berían valorarse como una señal de aviso temprana,
te dos años; la otra mitad tomó parte en 20 sesiones de por lo que tendrían que abordarse abiertamente. Ello
psicoterapia conductual. ayudaría a los pacientes introvertidos que guardan si­
El equipo registró y evaluó el tipo de pausas que lencio cuando se sienten inseguros o incomprendidos.
acontecían durante las conversaciones, así como la re­ «Conversar sobre lo que piensan durante esas pausas
lación entre paciente y terapeuta. Clasificaron más de puede resultar útil», concluye Daniel.
6000 momentos de silencio en tres categorías: pausas Psychotherapy Research,
productivas (cuando el individuo reflexionaba sobre dx.doi.org/10.1080/10503307.2016.1177673, 2016

MENTE Y CEREBRO 4 N.O 83 - 2017


Epigenética
Acabar con los traumas heredados

L
os traumas graves repercuten sobre el organismo corticoides desaparezcan, lo que provoca que aumente
y la conducta de manera duradera, tanto que in­ la actividad genética. Con motivo de la desmetilación,
cluso la descendencia puede heredarlos. Aunque las células producen más receptores para los neuro­
existe una solución. Un equipo dirigido por Isabelle transmisores, por lo que se altera el comportamiento
Mansuy, de la Universidad de Zúrich, ha hallado en de afrontamiento ante condiciones adversas. Este fe­
ratones que la herencia epigenética de los traumas nómeno sucede sobre todo en el hipocampo, área ce­
puede anularse bajo ciertas condiciones. rebral que regula el miedo y el estrés. Puesto que los
Los científicos separaron una y otra vez de sus ma­ cambios también ocurren en las células reproductoras,
dres a crías de ratón recién nacidas. Pronto, los roedo­ las crías se ven afectadas.
res así traumatizados reaccionaron a las situaciones En los experimentos de Mansuy se pudieron supri­
estresantes de modo distinto que sus congéneres. Por mir tales efectos mediante un entorno enriquecido y
ejemplo, se mostraban más tolerantes a la luz clara. libre de estrés: en esas condiciones, los grupos metilo
Este comportamiento lo transfirieron a su propia des­ deficitarios parecían reponerse en el ADN. Este ha­
cendencia, a pesar de que esta había crecido sin estrés. llazgo plantea la posibilidad de influir sobre la heren­
Un efecto de la epigenética subyace a semejante he­ cia epigenética de los traumas e, incluso, eliminarla.
rencia traumática: el estrés favorece que algunos gru­
pos metilo del gen que codifica el receptor de gluco­ Neuropsychopharmacology 10.1038/npp.2016.87, 2016

Enseñanza
Prevenir el estrés en los adolescentes

N
o existe ningún otro momento en la vida en los probandos acerca de su potencial para cambiar los
el que la popularidad y las amistades nos rasgos sociales relevantes. También tomaron muestras
obsesionen tanto como durante la adolescen­ de saliva. Los adolescentes previamente informados
cia. Pero en esta etapa también somos especialmente manejaban mejor la incertidumbre social y mejoraban
vulnerables al estrés y a las psicopatologías. Explicar su calificación media a final del curso.
a los adolescentes que su carácter todavía es moldea­ En un futuro, este tipo de enseñanzas podría ayu­
ble puede ayudarles a estar preparados para afrontar dar a prevenir el estrés y los estados depresivos en los
situaciones sociales, según han constatado investiga­ adolescentes, señala Yeager. El equipo prevé investigar
dores dirigidos por David Yeager, de la Universidad de la posibilidad de integrar estas intervenciones psicoló­
Texas en Austin. gicas en el programa inicial de curso de los centros de
Yeager y su equipo pidieron a 60 jóvenes de entre 14 secundaria.
y 17 años que expusieran, en una breve charla, sus afi­
ciones. También les pidieron que resolvieran unos Psychological Science, dx.doi.org/10.1177/0956797616649604, 2016
ejercicios de cálculo mental. Previamente, a una parte
de los probandos se les explicó que su personalidad
podía cambiar a lo largo de la vida, sobre todo las ca­
racterísticas relacionadas con el comportamiento so­
cial. Constataron que los jóvenes que habían interiori­
zado esa lección se mostraban más relajados durante
su presentación y cuando resolvían los ejercicios mate­
máticos. Asimismo, su organismo produjo menos cor­
tisol (hormona del estrés) mientras realizaban esas ta­
reas, según delataban las muestras de su saliva.
Por otra parte, los investigadores solicitaron a 205
ISTOCK / MIXMIKE

alumnos de secundaria que anotaran en un diario las


situaciones estresantes que experimentaban a lo largo
del curso escolar. De nuevo se informó a una parte de

MENTE Y CEREBRO 5 N.O 83 - 2017


Biopsicología
El cerebro se acostumbra a la deshonestidad

C
uando se miente con frecuencia, las menti­ Las neuroimágenes arrojaron luz sobre esos resul­
ras se tornan más grandes con el tiempo. El tados. Al inicio del experimento, la amígdala de los
propio cerebro delata esta tendencia, según ­sujetos que mentían conscientemente presentaba una
han publicado Neil Garrett, del Colegio Universitario fuerte actividad. Pero, cuanto más mentían, más se
de Londres, y otros científicos en la revista Nature atenuaba la señal. Incluso presentaba un descenso
Neuroscience. ­notable cuando la mentira era desmesurada.
Para su estudio, los científicos presentaron un tarro La amígdala desempeña un papel importante en la
lleno de monedas a 80 participantes mientras yacían valoración emocional de las circunstancias. Entre otras
en el escáner cerebral. Los sujetos debían estimar funciones, es corresponsable de la aparición del temor,
cuántas monedas contenía el recipiente y comunicarle motivo por el cual se la suele denominar «centro cere­
la cifra a su compañero. Cuanto más exacto era el nú­ bral del miedo». Cuando mentimos en beneficio propio,
mero que indicaban a la pareja, más dinero ganaban la amígdala se encarga de que tengamos mala concien­
los dos al finalizar la serie de rondas. cia con el objetivo de limitar la envergadura de nuestros
A continuación, los investigadores propusieron embustes, sugiere Tali Sharot, otra de las autoras del es­
otras variantes de la prueba a los sujetos. En una de tudio. Pero cuando contamos una mentira tras otra, la
ellas, podían obtener más dinero a costa del compa­ amígdala atenúa progresivamente su actividad, de
ñero si le indicaban una cantidad demasiado eleva­ modo que dejamos de sentirnos tan culpables. Ello nos
da. Se observó que los probandos que se encontra­ permite mentir cada vez con más descaro. Al parecer,
ban en el escáner inflaban la cifra a medida que en la deshonestidad, la práctica hace al maestro.
transcurría el juego. Su engaño iba in crescendo en
beneficio propio. Nature Neuroscience, dx.doi.org/10.1038/nn.4426, 2016

ISTOCK / IMOOOUN

Neuroeconomía
La pobreza afecta la capacidad cognitiva

U
na persona que ha vivido en una situación de Universidad de Miami, tras analizar los datos de casi
pobreza durante mucho tiempo obtiene, de 3400 estadounidenses que desde 1980 participan en un
promedio, peor puntuación en algunas tareas estudio longitudinal sobre las enfermedades cardíacas.
cognitivas que otra que nunca ha atravesado problemas Los investigadores compararon los resultados de
económicos. A esta conclusión han llegado investi­ pruebas cognitivas del año 2010 con datos sobre la si­
gadores dirigidos por Adina Zeki Al Hazzouri, de la tuación económica de los participantes. Hallaron una

MENTE Y CEREBRO 6 N.O 83 - 2017


ENCEFALOSC OPIO

Psicología social
La confianza también se obtiene a través del estómago

Cuando otros
comen lo mismo
que nosotros, les
otorgamos más
confianza.
ISTOCK / BENEDEK

S
entados a la mesa, el comensal que tiene en el mía el mismo alimento que ellos, constataron Woolley
plato el mismo alimento que nosotros nos inspira y Fishbach. Las investigadoras proyectaron vídeos en
mayor confianza. Kaitlin Woolley y Ayelet Fish­ los que una persona promocionaba un programa in­
bach, de la Universidad de Chicago, invitaron, por formático o un producto de limpieza. Al tratarse de
parejas, a una serie de probandos a que cataran dulces filmaciones caseras, es decir, grabadas en ambientes
en su laboratorio. Les indicaron que podían elegir los familiares, no era de extrañar que el protagonista (un
mismos o diferentes aperitivos. También les explica­ asistente de las investigadoras) mordisqueara una
ron que se trataba de una prueba para un estudio de barri­ta de chocolate durante la explicación. Si los par­
mercado. Después de comer, los sujetos debían partici­ ticipantes habían probado el mismo aperitivo antes de
par en un juego financiero en el que podían entregar el comenzar el ensayo, la opinión del orador les parecía
importe monetario que quisieran a su compañero; este más fiable.
último podía invertir, doblar y devolver una parte del Las autoras concluyen que interpretamos el consu­
dinero al otro. A través de una encuesta final se con­ mo de un alimento similar al que hemos ingerido
firmó que si el probando había degustado el mismo como señal de una relación de confianza, de manera
dulce, su compañero de juego le confiaba más dinero parecida a las parejas de enamorados que acostum­
y se sentía más cercano a él. Las parejas también obte­ bran a compartir la comida. Sin embargo, este fenó­
nían mejores resultados en una negociación común si meno no se ha observado en otras coincidencias alea­
habían comido lo mismo. torias, como vestir una camiseta del mismo color.
En otro experimento, los probandos manifestaron Journal of Consumer Psychology,
más confianza en un producto si el anunciante consu­ dx.doi.org/10.1016/j.jcps.2016.06.003, 2016

relación entre la pobreza sostenida y la velocidad con durante las últimas tres décadas. Asimismo, los resul­
la que resolvían determinadas tareas. También confir­ tados reflejan el efecto acumulativo de la pobreza sos­
maron que los participantes que habían experimenta­ tenida en el tiempo, apunta la autora.
do un empeoramiento en su situación económica du­ Por otra parte, el equipo constató este efecto en per­
rante el estudio obtuvieron, de media, una puntuación sonas con formación superior y bagaje académico, mo­
más baja en factores como el control de la impulsivi­ tivo por el cual los investigadores consideran que la
dad y la memoria operativa. causalidad inversa (peores resultados en las pruebas
En comparación con estudios anteriores, este análi­ conducen a la pobreza) resulta improbable.
sis presenta la ventaja de que evalúa la renta de los su­ American Journal of Preventive Medicine,
jetos no solo en el momento del estudio, sino también dx.doi.org/10.1016/j.amepre.2016.08.009, 2016

MENTE Y CEREBRO 7 N.O 83 - 2017


ENCEFALOSC OPIO

Embarazo
Nacimientos prematuros por depresión

D
e cada 100 embarazadas, entre 10 y 15 padecen embarazo casi llegaba a duplicarse. Además, los bebés
depresión. Esta alteración anímica no solo prematuros a menudo eran demasiado pequeños y de
resulta crítica para la futura madre; también bajo peso para su edad madurativa. Los hallazgos se
conlleva riesgos para el niño, han comprobado Kartik mantuvieron incluso si se excluían otros factores que
Venkatesh y sus colaboradores del Hospital Brigham podían influir, como fumar, sobrepeso de la madre y
de mujeres en Boston. salario bajo. También las mujeres embarazadas con
De las más de 7200 gestantes que participaron en el síntomas depresivos leves pasaban a formar parte del
estudio, cerca de 830 mostraban diversos síntomas de grupo de riesgo.
depresión. Al inicio de la investigación, las participan­ Los autores concluyen que el control del embarazo
tes se encontraban, como mínimo, en la vigésima se­ debería incluir el cribado de la depresión. Detectar y
mana de gestación. Unas semanas más tarde, se obser­ tratar los síntomas lo antes posible contribuiría a evi­
vó que las mujeres con tendencia depresiva mostraban tar el parto prematuro y a normalizar la maduración
un 30 por ciento más de riesgo de dar a luz de forma física del niño en el seno materno.
prematura (antes de la semana 37). La probabilidad de
que el parto ocurriera incluso antes de la semana 32 de Obstetrics & Gynecology, vol. 127, págs. 926-933, 2016

Neuroanatomía
El pequeño gran cerebro de las aves

L
os loros, como el guacamayo el número se cuadruplica.
azulamarillo, poseen un Una razón para la densa acu­
cerebro tan pequeño como mulación de neuronas radica en
una nuez. A pesar de su reducido el principio económico de cons­
tamaño, contiene un número trucción del cerebro aviar. Las
de neuronas sorprendentemen­ neuronas de los mamíferos for­
te elevado; incluso supera al de man múltiples conexiones a larga
los macacos, cuyo cerebro mide distancia, por lo que las neuronas
aproximadamente lo mismo que deben ser relativamente grandes.
un limón. En cambio, en las aves, la mayoría
Con el fin de averiguar el modo de las células se conectan de ma­
en que se organizan las neuronas nera local; solo algunas se unen a
en las aves, científicos dirigidos través de trayectos más largos.
por Suzana Herculano-Houzel, Aunque no exista una relación
de la Universidad Vanderbilt, ex­ directa entre el número de neuro­
ploraron el encéfalo de dos doce­ nas y la inteligencia, este estudio
nas de especies avícolas. En con­ podría explicar por qué muchas
creto, centraron su atención en el especies de ave poseen capacida­
palio, estructura considerada la des cognitivas que, por lo general,
corteza cerebral de los pájaros y no se atribuirían a un cerebro de
que, como tal, ejerce de sede de los reducidas dimensiones. Así, los
procesos cognitivos superiores. cuervos destacan por su maña
En los loros y aves canoras, la para esconder el alimento de sus
densidad de las células nerviosas compañeros y robar comida me­
que se alojan en dicha región casi diante el engaño; otros pájaros son
dobla la de los primates. En com­ capaces de manejar herramientas
ISTOCK / MANAKIN

paración con los roedores, anima­ o de imitar sonidos complejos.


les que poseen un cerebro de un
tamaño igual que el de esas aves, PNAS, vol. 113, págs. 7255-7260, 2016

MENTE Y CEREBRO 8 N.O 83 - 2017


CARTAS DE LOS LECTORES

El dilema de comer carne Publicado en:


Dough Griffith: La lectura del artículo «La paradoja
de comer carne» [por Marta Zaraska, Mente y Cerebro
n.o 81, 2016] me ha parecido bastante interesante, sobre
todo la información relacionada con las técnicas que
empleamos los carnívoros para reducir nuestro dilema
cognitivo respecto a los animales que cuidamos en
casa. Creo, sin embargo, que la autora ha omitido una
estrategia que yo empleo. En concreto, se trata de MyC 80/2016 MyC 81/2016 MyC 82/2017
plantearse que esos animales no estarían vivos si no
fuera por los consumidores de productos cárnicos. Su
vida y su carne se perderían si no nos los comiéramos.
Por otra parte, está claro que la crianza y matanza de 2016], Piaget no dijo nunca que los recién nacidos
estos animales deben estar estrictamente reguladas, no vienen al mundo como «una hoja en blanco». De
solo para que su corta vida sea más confortable, sino hecho, fue el primer científico que describió las
también para proteger la salud de los humanos. estructuras básicas del aprendizaje en los niños y dio
por descontados los requisitos biológicos prenatales
para ello. Los contactos visuales de los primeros objetos
La miopía como epidemia se pueden clasificar en estas estructuras, es decir, no
son nada nuevo. Ello se ha ignorado de manera notable.
David Batet, Barcelona: El artículo «La epidemia de También resulta dudoso que los niños de cinco meses
la miopía» [por Diana Kwon, Mente y Cerebro n.o 80, presenten una «actividad neuronal» semejante a la de
2016] debería abrirnos los ojos a todos frente a las las personas adultas. La actividad neuronal de unos y
consecuencias que para nuestra salud conlleva el tipo otros se diferencia tanto que afirmaciones como esta
de vida de las sociedades modernas actuales. Como constituyen puras especulaciones.
bien menciona la autora, deberíamos pasar más tiempo
en contacto con la naturaleza y bajo la luz natural en Responde la redacción: Como bien indica, la expre-
lugar de dedicarle tantas horas al ordenador, al teléfono sión «hoja en blanco» no se remonta a Piaget, sino
móvil, a las tabletas digitales y al televisor. Aparte de seguramente al filósofo John Locke. No obstante, Piaget
nuestra vista, nos lo agradecerá nuestro estado físico subestimó las competencias de los niños. Después de
y mental. él, otros investigadores han desarrollado nuevas teorías
del desarrollo, por ejemplo, relacionadas con el
conexionismo. Con todo, la gran aportación de Piaget
Fotografiar las vacaciones a la psicología del desarrollo resulta indiscutible.

Jochen Scheel, Colonia: El título del artículo «Fotogra-


fiar las experiencias agradables aumenta su disfrute»
[por Corinna Hartmann, Mente y Cerebro n.o 82, 2017]
ya me hizo sospechar sus conclusiones: en compara-
ción con las personas que consumen de forma total-
mente pasiva las vacaciones, las que fotografían se ¡ENVÍANOS
involucran más en esa experiencia. Pero ¿qué hubiera Cartas de los lectores
TUS COMENTARIOS!
sucedido si se hubiese comparado el mismo grupo de
Mente y Cerebro agradece la
fotógrafos con personas que acababan de asistir a un opinión de los lectores. Te animamos
seminario de atención plena? Este tipo de artículos nos a enviar tus comentarios a:
aportan pistas erróneas. PRENSA CIENTÍFICA, S.A.
Muntaner 339, pral. 1.a, 08021 BARCELONA
o a la dirección de correo electrónico
Exploración del cerebro infantil redaccion@investigacionyciencia.es
La longitud de las cartas no deberá exceder los 1500
caracteres, espacios incluidos. Mente y Cerebro
Erika Butzmann, Wilderhausen: Al contrario de lo se reserva el derecho a resumirlas por cuestiones
que se indica en el artículo «Misión: escanear el de espacio o claridad. No se garantiza la respuesta
cerebro» [por Christian Wolf, Mente y Cerebro n.o 80, a todas las cartas publicadas.

MENTE Y CEREBRO 9 N.O 83 - 2017


PSIC OLO GÍA L ABORAL

COGNICIÓN Los patrones de pensamiento negativos


nos ponen límites, sobre todo en la vida profesional.
¿Cómo podemos librarnos de ellos?

Convicciones
disfuncionales
en el trabajo M A RT I N S AU E R L A N D

L
os pensamientos pueden estimularnos para Sin embargo, semejante estrategia también puede re-
que rindamos al máximo, pero también sultar desfavorable. Las convicciones disfuncionales, ideas
pueden convertirse en un obstáculo enorme. en las que creemos a pie juntillas aunque carezcan de ló-
Sin ir más lejos, las convicciones negativas gica y no nos lleven a ninguna meta, conducen a que nos
sobre nosotros mismos y el mundo nos per- quedemos por el camino. Si tras suspender un examen de
judican, particularmente en el terreno labo- matemáticas, un estudiante se convence de que es un ne-
ral. Nos desmotivan, merman nuestra autoconfianza y, de gado para las ciencias, esa conclusión sobregeneralizada
este modo, afectan nuestro rendimiento diario. impedirá que alcance éxitos posteriores. También decisio-
Pero estos patrones de pensamiento no se han desarro- nes fundamentales como la elección de la carrera univer-
llado sin más, sino que incluso resultan útiles: simplifican sitaria o profesional crean a menudo en las personas
y estructuran el entorno y nos protegen de fracasos convicciones como: «La psicología me parece muy intere-
posteriores. De los errores aprendemos que algo no nos sante, pero con mis escasas dotes para las matemáticas
conviene y que debemos evitar situaciones similares en nunca conseguiré aprobar la difícil asignatura de estadís-
el futuro. tica que se imparte al inicio de la carrera».

En síntesis:Autoconfianza mermada

1 2 3
Los humanos tendemos a los Los juicios peyorativos perju- Los patrones de pensamiento
patrones de pensamiento: ge- dican la autoconfianza. Este negativos pueden superarse si
neralizamos las propias expe- tipo de pensamientos disfun- se cuestionan de forma crítica
riencias y las aplicamos a situacio- cionales se hallan muy extendidos, y sistemática. Se pueden practicar
nes similares. sobre todo en la vida profesional. diversas estrategias para ello.

MENTE Y CEREBRO 10 N.O 83 - 2017


ISTOCK / ARTMANNWITTE

Las personas que se


­repiten constantemente
convicciones negativas
como «no lo conseguiré»
se perjudican a sí mismas,
sobre todo en el trabajo.

Desde 2012 hemos encuestado en la Universidad de tos manifestaron pensamientos contrafácticos («Si hu-
Coblenza-Landau a más de 600 trabajadores y directivos biera elegido otro trabajo...»). Por término medio, tales
de diversas empresas acerca de sus patrones de pensa- ideas les venían a la cabeza unas dos veces por semana.
miento relativos a su profesión. Basándose en una escala Dichos pensamientos no sirven de ninguna ayuda, pues-
del uno al cinco debían valorar en qué medida estaban to que no reflejan perspectivas ni oportunidades en el
de acuerdo con 75 enunciados. Entre ellos se podía leer: trabajo actual ni tampoco aportan posibilidades profe-
«Para mí, un fracaso es una catástrofe absoluta». Asimis- sionales alternativas que se ajusten mejor con uno mismo.
mo, los participantes realizaron diversas pruebas para Más de la cuarta parte de los encuestados presentaban
evaluar la memoria operativa, las capacidades de resolu- patrones de pensamiento sobregeneralizados («Hablar
ción de problemas y el ritmo y esfuerzo a la hora de en público no se me da bien») o dicotómicos («O así o
trabajar. También indicaron, de forma anónima, su sala- de ninguna manera»).
rio y éxito profesional. Las cogniciones disfuncionales representan un pro-
blema central para las personas, pero también para los
Errores de pensamiento muy extendidos equipos y las empresas. Repercuten negativamente en el
Los probandos informaron de pensamientos como «mi rendimiento, en la capacidad de resolución de problemas,
jefe no me ha saludado hoy; no me puede soportar»
(sobregeneralización), «seguro que algo va mal» (catas-
trofismo) o «con certeza que al cliente no le interesan E L AU TO R
unos principiantes en el mercado como nosotros» (atri-
Martin Sauerlandes doctor en psicología
bución). Estas suposiciones no son ninguna excepción;
económica e investigador en la Universi-
en realidad se encuentran muy extendidas: casi el 90 por dad de Coblenza-Landau. Sus estudios
ciento de los encuestados en nuestro estudio declararon se centran en las disfunciones cognitivas
caer con regularidad en al menos uno de esos patrones en el trabajo. También es asesor, coach
de pensamiento. Asimismo, más de la mitad de los suje- y escritor.

MENTE Y CEREBRO 11 N.O 83 - 2017


Diez trampas cognitivas típicas do pensamiento a los probandos. Con todo, nuestros
hallazgos revelan que las cogniciones disfuncionales
Patrón Ejemplo arrastran muchas consecuencias negativas. Los trabaja-
­disfuncional dores y directivos que han aprendido, a través de un
entrenamiento específico, a controlar esas trampas cog-
Pensamiento «Me resulta difícil aceptar solu-
nitivas y a vencer el estrés con mayor facilidad, se atreven
dicotómico ciones intermedias. Trabajo se-
a resolver problemas complejos en su quehacer diario y
gún el principio de todo o nada.»
se muestran más satisfechos con su trabajo.
Pensamiento «A menudo pienso que debería Por esos motivos, hemos desarrollado un procedimien-
contrafáctico haber optado por algo distinto.» to que ayuda a disminuir las cogniciones disfuncionales
en el ámbito laboral de forma sistemática. En primer
Comparación «Con frecuencia me comparo lugar, resulta decisivo reconocer las ideas perjudiciales y
social injusta con personas mejores que yo, sin comprobar su veracidad. Después, los sujetos deben
conocer detalles sobre ellas.» aprender nuevas convicciones. Este planteamiento no es
Minimización «Aunque otros me digan que novedoso. Desde hace tiempo se viene aplicando con
puedo estar orgulloso de algo, yo éxito bajo el nombre de reestructuración cognitiva para
no me siento así.» el tratamiento de la ansiedad y la depresión. La finalidad
del programa reside en conseguir que los participantes
Sobregenerali- «Cuando algo sale mal, me pre- se evalúen a sí mismos y sus capacidades de forma rea-
zación gunto si soy capaz de hacer algo lista, que manejen adecuadamente el estrés, piensen de
bien.» manera compleja, actúen de forma flexible y aprovechen
Proyecciones no «Pienso con frecuencia que no sé su potencial.
demostradas hacer algo, aunque no lo haya in-
tentado nunca.» Hipótesis en vez de hechos
Como primer objetivo, el sujeto debe percatarse de que
Atribución de «A menudo atribuyo a las perso- sus convicciones representan solo hipótesis. Aunque lo
pensamientos nas opiniones que posteriormen- pueda parecer, no se trata de una meta trivial, puesto que,
te se muestran inconsistentes.» con frecuencia, tales ideas se tienen por verdades. Después
Imperativos «Realizo muchas tareas con des- de que el individuo haya aprendido a analizar las convic-
debería/tendría gana solo porque otros esperan ciones prefabricadas, debe construir un sistema de pen-
que las haga.» samiento funcional. Consiste en clarificar sus propios
objetivos y concretarlos. Para esta tarea existen una serie
Catastrofismo «Experimentar un fracaso es una de técnicas: analizar las ideas que se originan durante el
catástrofe para mí.» soñar despierto, pero también buscar modelos, respues-
tas a las fantasías o protocolarizar actividades que se
Percepción «Cuando estoy de mal humor
lleven a cabo sin presiones externas.
selectiva presto más atención a aquello
Para cada meta definida se desarrollan y formulan,
que reafirma mi estado de ánimo
junto con el individuo, los pensamientos ideales que le
negativo.»
conducirán a su propósito. Conjuntamente se reflexiona
sobre cómo tendría que pensar y actuar una persona que
quiere alcanzar esa meta. El método basado en la narra-
tiva inversa ha dado buenos resultados en este sentido.
en el éxito profesional y en el nivel salarial. Al parecer, El sujeto se imagina que ya ha alcanzado su objetivo, de
fomentan el estrés y el síndrome de desgaste profesional forma que debe reconstruir el modo en el que debió
(burnout), lo que provoca absentismo o incrementa la pensar y actuar para conseguirlo.
probabilidad de que alguien trabaje a pesar de la baja Finalmente se comparan los pensamientos irreflexivos
médica. También la calidad de las decisiones puede ver- y a menudo disfuncionales con los orientados hacia las
se perjudicada porque se aplazan con más frecuencia, se metas para analizar su fundamentación. En esta fase
deja que recaigan en otros o que dependan de consecuen- solemos trabajar con contrahipótesis. En lugar de «soy
cias negativas sobreestimadas. el peor del equipo», el sujeto debe decirse «soy tan bueno
Todavía no está claro si los pensamientos negativos como muchos otros del equipo». Puesto que, por lo ge-
frenan el rendimiento individual o si, por el contrario, neral, no se pueden encontrar pruebas en contra de una
son los trabajadores con una limitada capacidad de ren- suposición semejante, el individuo la considera apropia-
dimiento los que tienen una inclinación más marcada da. Por último, integrará las partes justificadas de sus
hacia ellos. La dificultad de averiguarlo estriba en que anteriores convicciones en las nuevas representaciones
los investigadores no pueden «prescribir» un determina- ideales.

MENTE Y CEREBRO 12 N.O 83 - 2017


PSIC OLO GÍA L AB OR AL / C O GNICIÓN

Cómo superar las falsas convicciones

Convicción Nueva convicción


«No se me dan bien las matemáticas.» «Mi talento para las matemáticas es
normal. Mi capacidad resulta suficien-
te para alcanzar mis objetivos.»

A favor En contra A favor En contra


En 4 de secundaria
o
Cuando pago en el A lo largo de mi escolariza- Nada
suspendí un examen supermercado cal- ción obtuve, de media, un
de matemáticas. culo sin problemas buen rendimiento en mate-
No me divierten los la vuelta. A veces, máticas.
cálculos estadísticos, incluso más rápido Hasta ahora no he sufrido
por lo que los evito. que la cajera. déficits profesionales por
falta de conocimientos
matemáticos.

Los pensamientos funcionales pueden practicarse desmotivación y al estrés. Los pensamientos funcionales
mediante juegos de rol. En situaciones gravosas sirve de ayudan a superar los patrones obstaculizadores.
gran ayuda entender que los desafíos y los contratiempos Estos no tienen nada que ver con los llamados pensa-
forman parte de la vida y que superarlos nos hace crecer mientos positivos, mediante los cuales las personas se
y sentirnos después orgullosos por haber sabido manejar convencen solo de determinadas capacidades. Al no ba-
la situación. Del mismo modo, los afectados pueden sarse en fundamentos reales, la decepción y la frustración
reconocer que ya han logrado muchas cosas. Con todo, quedan preprogramadas. El pensamiento funcional, en
las cogniciones disfuncionales pueden reemplazarse por cambio, resulta de una evaluación lo más objetiva posible
otras funcionales de manera bastante específica (véase el de las propias convicciones, lo que puede revelar las áreas
recuadro «Cómo superrar las falsas convicciones»). en las que no se es tan ducho.
Analizamos el efecto del entrenamiento con 65 direc- Los patrones de pensamiento insanos influyen pro-
tivos de distintas empresas. Los participantes indicaron fundamente en nuestro día a día laboral, por lo que es
que esa experiencia les había ayudado más en su trabajo importante descubrirlos y eliminarnos. Ese logro puede
diario y en el control de las situaciones estresantes que incrementar de manera notable la satisfacción laboral.
el clásico entrenamiento en estrategias de motivación o Quienes se liberan del yugo de las exigencias no realis-
en gestión del estrés. Es posible que ello se deba a que los tas y perfeccionistas pueden volver a disfrutar de su
patrones de pensamiento disfuncionales conducen a la trabajo. H

PA R A S A B E R M Á S

Priming irrational beliefs in recovered depressed individuals. A. Solomon et al. en Journal of Abnormal Psychology, vol. 107,
págs. 440-449, 1998.
Selbstmotivierung und kompetente Mitarbeiterführung. M. Sauerland y G. F. Müller. Windmühle, Hamburgo, 2012.
It’s just the way you think: Dysfunktionale Gedanken im Arbeitskontext. M. Sauerland et al. en Wirtschaftspsychologie aktuell,
vol. 1, págs. 13-17, 2014.
Dysfunctional job-cognitions: Über die Folgen (dys-)funktionalen Denkens im Arbeitskontext. M. Sauerland y S. Reich en Aktuelle
Trends in der Personal- und Organisationsentwicklung, dirigido por M. Sauerland y O. Braun, págs. 28-59. Windmühle, Hamburgo 2014.
Design your mind. Denkfallen entlarven und überwinden. M. Sauerland. Springer Gabler, Wiesbaden, 2015.
The influence of dysfunctional cognitions on job-related experiences and behaviour: A cognitive-behavioural perspective.
M. Sauerland et al. en International Journal of Human Resources Development and Management, vol. 15, págs. 40-53, 2015.

EN NUESTRO ARCHIVO

Perfeccionismo disfuncional. Christine Altstötter-Gleich en MyC n.o 69, 2014.

MENTE Y CEREBRO 13 N.O 83 - 2017


PSIC OLO GÍA

PERSONALIDAD ¿Es el concepto «alta sensibilidad» solo una forma


amable de referirse a un carácter neurótico o existe realmente un rasgo
psicológico propio de las personas altamente sensibles a los estímulos
del entorno? Los científicos aún no se han puesto de acuerdo

Sensibilidad
­controvertida
ISTOCK / SRDJANPAV

NELE LANGOSCH

MENTE Y CEREBRO 14 N.O 83 - 2017


E
n 1987, Elaine Aron pasó por el quirófano.
Aunque la intervención fue bien, la pacien-
te quedó emocionalmente afectada. Tanto,
que su médico le aconsejó que acudiera al
psicólogo. Pero la psicoterapeuta no detec- L A AU TO R A
tó ninguna anomalía patológica en la mujer,
tan solo la describió como «altamente sensible». Sin Nele Langosches psicóloga y periodista.
sospecharlo, esas palabras ponían los cimientos de un
nuevo campo de investigación. Unos diez años después
de aquel suceso, Elaine Aron y su marido Arthur, ambos
psicólogos, definieron por primera vez un rasgo que Aron. De acuerdo con la autora, las diferencias en la
caracteriza a las personas que perciben los estímulos de sensibilidad sensorial ya se manifiestan en la niñez. Los
forma intensa y los procesan de modo distinto a la ma- sujetos altamente sensibles perciben de forma excepcio-
yoría de los mortales: el constructo de la alta sensibilidad. nalmente precisa no solo su entorno (el ruido, los olores
Hoy, el término se ha popularizado. Manuales y pro- o el humor de los congéneres), sino que incluso notan
gramas de entrenamiento personal para individuos de forma más intensa las condiciones internas (el hambre
particularmente sensibles inundan el mercado. Por In- o el dolor) mediante un procesamiento más profundo de
ternet circulan conjeturas que sugieren la condición de las informaciones que les llegan de los órganos sensoria-
«altamente sensible» de genios como Richard Wagner o les. De este modo, los estímulos intensos o novedosos
Charlie Chaplin. Reproches del estilo «¡Es que siempre pueden abrumarles con facilidad, por lo que es frecuen-
eres tan susceptible!» parece que han perdido fuelle te que reaccionen a ellos de forma especialmente emo-
gracias a los trabajos de Aron. La alta sensibilidad se cional (sea positiva o negativamente).
equipara, de repente, con un talento especial, valioso y En artículos de periódico y libros se leen descripciones
provechoso, de forma similar a las altas capacidades. No de las personas altamente sensibles basadas en experien-
obstante, ambas características se vinculan a menudo de cias personales. Según explican, estos individuos se sienten
manera errónea (véase el recuadro «Una conexión mal con frecuencia abrumados por la sociedad. Les resulta
interpretada»). difícil arreglárselas bajo situaciones estresantes o tras
Las bases científicas de este rasgo de la personalidad acontecimientos vitales negativos, por lo que a menudo
todavía resultan controvertidas. «La investigación es tienen la necesidad de retirarse a lugares tranquilos. Ese
escasa», asevera Jens Asendorpf, profesor emérito de comportamiento convierte a algunos en marginados.
psicología de la personalidad en la Universidad Humboldt Algunos autores sospechan que las personas especialmen-
de Berlín. Pocos artículos se han ocupado de la alta sen- te susceptibles también suelen enfermar con mayor fre-
sibilidad desde que Aron publicase su exitoso libro en cuencia que la media y que son más propensas a padecer
1996 bajo el título The highly sensitive person: How to problemas psicológicos y psicosomáticos. Por otro lado,
thrive when the world owerwhelms you (en España apa- en su interior ocultan numerosos talentos, entre ellos,
reció en 2006 con el título El don de la felicidad: Las una marcada creatividad y una exquisita percepción de
personas altamente sensibles). «En este campo, la prácti- la belleza en todas sus manifestaciones.
ca va muy por delante de la investigación», afirma Sandra
Konrad, quien dirige en la Universidad Militar de Ham- ¿Uno de cada cinco?
burgo el único proyecto de investigación alemán sobre Conforme a encuestas efectuadas por Aron y otros in-
la sensibilidad de procesamiento sensorial, término vestigadores, alrededor del 20 por ciento de la población
técnico de «alta sensibilidad». se tiene por «bastante» o «extremadamente sensible». El
Ningún científico discutirá que algunas personas hecho de que no se haya empezado a debatir sobre la alta
poseen un mejor «ojo» para los detalles que otras. Tam- sensibilidad hasta hace relativamente poco lleva a la
poco negará el hecho de que unos individuos son más psicóloga a un supuesto: durante mucho tiempo, este
sensibles, por ejemplo, en lo que se refiere a la percepción rasgo se ha estado confundiendo con la timidez, la intro-
del dolor o en cómo reaccionan ante un comentario hi- versión y el neuroticismo. Sostiene, asimismo, que todas
riente de la pareja. Todos conocemos a personas que estas características se originan a partir de la alta sensi-
resisten menos y que a menudo necesitan una pausa, así bilidad, un rasgo temperamental básico, el cual es pro-
como a otras que parecen disponer de unas reservas de bable que se halle determinado genéticamente.
energía inagotables. Pero ¿es el concepto de alta sensibi- Sin embargo, no todos los psicólogos comparten estas
lidad, que comprende todo esto y más, apropiado para ideas. Desde la investigación de la personalidad, la ten-
explicar tales diferencias? dencia a reaccionar de forma muy sensible y susceptible
Los investigadores se esfuerzan en registrar esta ca- se engloba, por lo general, dentro del neuroticismo. Se
racterística de manera rigurosa. La mayoría de las publi- trata de una de las dimensiones de los «cinco grandes»,
caciones toman como referencia las descripciones de es decir, uno de los cinco rasgos esenciales que componen

MENTE Y CEREBRO 15 N.O 83 - 2017


En síntesis:¿Rasgo o mito?

1 2 3
Los defensores del concepto de Otros científicos ven en esta Algunos estudios sugieren que
alta sensibilidad sostienen que característica una combina- las personas altamente sensi-
este rasgo se acompaña de una ción de características psicoló- bles presentan patrones de acti-
percepción muy precisa, una so- gicas. En su opinión, se trata de una vidad cerebral distintos. Existe con-
breestimulación rápida y una sensi- variante del neuroticismo o de la troversia sobre el valor científico de
bilidad emocional elevada. ansiedad. estos hallazgos.

la personalidad del ser humano, según un extendido e mente sensibles en lo que se refiere a percepciones sen-
investigado modelo [véase «El yo flexible», por Jule ­Specht; soriales concretas. Y se les podría denominar altamente
Cuadernos de MyC n.o 5, 2013]. Por lo común, los in- sensibles», afirma este investigador de la personalidad.
dividuos con un marcado neuroticismo se describen Konrad mantiene otra postura al respecto: «Reducir
como menos estables emocionalmente. Tienden a ser la alta sensibilidad a un neuroticismo es no valorar de-
más miedosos, nerviosos e inseguros y gestionan peor bidamente el fenómeno. Existen personas muy sensibles
las situaciones de estrés. Asendorpf ve en la alta sensibi- que, al mismo tiempo, son emocionalmente estables».
lidad una subclase del neuroticismo. «Algunas personas Para justificar su posición, se apoya en la escala de alta
de reducida estabilidad emocional son también especial- sensibilidad que suele utilizarse para su evaluación. «Al-
gunos enunciados de esta escala comprenden facetas del
neuroticismo», asevera Konrad. Por ejemplo, la particu-
laridad de los sujetos altamente sensibles de sentirse
rápidamente desbordados ante situaciones estresantes o
Tras las señales fisiológicas bajo una elevada carga de trabajo se considera una ca-
racterística de inestabilidad emocional. La alta sensibili-
En 2014, un equipo dirigido por Bianca Acevedo, de la dad es un rasgo temperamental que debe diferenciarse
Universidad de California en Santa Bárbara, investi- de eso; posiblemente también es una determinada com-
gó mediante resonancia magnética funcional las singu- binación de distintos rasgos de la personalidad.
laridades cerebrales que presentan las personas con alta
sensibilidad. Las imágenes muestran una alta actividad Todo comenzó con un cuestionario
en la región insular anterior (izquierda) y el área teg- La escala de la alta sensibilidad sentó las bases para la
mental ventral (derecha) en sujetos altamente sensibles. investigación de dicho rasgo. Aron introdujo este proce-
En ambas ocasiones, el probando observaba fotografías dimiento de medición en 1997. Elaboró las formulaciones
en las que aparecía su pareja con rostro feliz. Las dos del test a partir de investigaciones propias, así como de
áreas cerebrales mencionadas se relacionan con la em- un total de 39 entrevistas a personas que se sintieron
patía y la motivación. Según los críticos, estos hallazgos aludidos al leer los anuncios en los que la psicóloga ex-
adolecen de rigor científico. plicaba que buscaba probandos particularmente intro- DE: «THE HIGHLY SENSITIVE BRAIN: AN FMRI STUDY OF SENSORY PROCESSING SENSITIVITY
AND RESPONSE TO OTHERS’ EMOTIONS». B. P. ACEVEDO ET AL. EN BRAIN AND BEHAVIOR,
VOL. 4, PÁGS. 580-594, 2014, FIG. 3A+C (HTTP://ONLINELIBRARY.WILEY.COM/DOI/10.1002/
BRB3.242/FULL) / CC BY 3.0 (CREATIVECOMMONS.ORG/LICENSES/BY/3.0/LEGALCODE)

Área
Región tegmental
insular ventral
anterior

MENTE Y CEREBRO 16 N.O 83 - 2017


PSIC OLO GÍA / PERSONALIDAD

vertidos o a los que los estímulos abrumaran fácilmente. Una conexión malinterpretada
El cuestionario contenía 27 preguntas, entre ellas: «¿Te
asustas fácilmente?»; «¿Te influyen las opiniones de los La impresión de que las personas altamente sensibles
demás?»; «¿Crees que percibes sutilezas de tu entorno?»; disponen al mismo tiempo de altas capacidades, es de-
«¿Tienes una rica y compleja vida interior?»; «¿Te superan cir, que poseen una inteligencia extraordinaria, es falsa.
los cambios en la vida?». Estadísticamente, el cuestionario Ello no significa que existan algunas personas que pre-
muestra una buena consistencia interna. Esto significa senten ambas propiedades. Según se ha demostrado
que los sujetos que afirman una de estas preguntas asen- hasta ahora, solo alrededor del 2 por ciento de la pobla-
tirán, con una alta probabilidad, el resto de los enunciados. ción es superdotada (con un cociente intelectual igual o
Para eliminar la información poco relevante, Aron com- superior a 130); en cambio, un 20 por ciento de las per-
paró los resultados de estos test con un antiguo cuestio- sonas se consideran bastante o extremadamente sensi-
nario que medía la intensidad con la que las personas bles. La confusión podría surgir, entre otras causas, por
suelen reaccionar a los estímulos sensoriales. Los sujetos los libros de autoayuda, los cuales atribuyen con fre-
altamente sensibles alcanzaban valores más elevados. Por cuencia un talento especial a los individuos altamente
tanto, su prueba cumplía los requisitos mínimos para un sensibles. Con todo, si se analiza el asunto más en deta-
cuestionario psicológico fiable y válido. lle, se observa que la mayoría de estos textos se refieren
Además del test original en lengua inglesa, en Internet al talento en materias como la música, el arte o las rela-
y a través de libros de autoayuda circulan traducciones y ciones interpersonales, no a las capacidades cognitivas.
versiones modificadas y no verificadas científicamente
del mismo. Pero todas tienen en común que no dejan
claro dónde se encuentra la frontera entre las personas
altamente sensibles y las de sensibilidad normal. Konrad
sostiene que la sensibilidad consiste en un rasgo continuo
presente, en mayor o menor grado, en cada uno de no- de la Universidad de Oregón, efectuaron en 2008 entre
sotros y que los individuos altamente sensibles ocupan 300 estudiantes de psicología. Encontraron que el test de
uno de los extremos del espectro. Otros defensores del Aron abarcaba dos características distintas entre sí. Por
concepto incluso parten de la idea de que los sujetos con una parte, analizaba el afecto negativo, es decir, la pro-
alta sensibilidad viven, por decirlo así, en su propio pensión generalizada a emociones como el miedo, el
mundo. Según ellos, la experiencia subjetiva no repre- enfado o la tristeza. Este rasgo es el responsable de que
senta solo un matiz que los distingue de los demás, sino las personas altamente sensibles se sientan incómodas
que es una diferencia básica. Esta hipótesis aún se debe con mayor rapidez ante una sobreestimulación. Por otra
demostrar. parte, evaluaba una dimensión conocida como sensibi-
También existen voces críticas con el test original de lidad estética y que describe la receptividad o sensibilidad
Aron. La investigadora considera su cuestionario unidi- ante impresiones novedosas (a las personas con altos
mensional, es decir, que mide una propiedad en sí misma. valores en esta dimensión les suele conmover la música
Muchos investigadores dudan de ello, porque las pregun- o el arte de forma intensa).
tas se refieren a ámbitos muy diversos de la vida: junto En 2015, una investigación de los psicólogos Karin
con la reacción a impresiones sensoriales fuertes, plantea Sobocko y John Zelenski, de la Universidad Carlenton,
al encuestado preguntas sobre si sabe gestionar una reveló cuánto divergían ambas facetas. Mientras que las
carga del trabajo elevada o si sus padres y profesores le preguntas del test de Aron que se referían a la sobresus-
consideraban un niño sensible o de llanto fácil. ceptibilidad y al afecto negativo se hallaban relacionadas
Algunos estudios ponen en entredicho que la alta en su estudio con rasgos como el neuroticismo e influían
sensibilidad sea un constructo único y coherente. Como de manera desfavorable en la satisfacción vital, los resul-
el cuestionario que Mary Rothbart y David Evans, ambos tados de la subescala sobre la sensibilidad estética mos-

«Nadie quiere ser neurótico;


“altamente sensible”, en cambio,
suena más positivo»
ISTOCK / DRAGANA991

Jens Asendorpf, psicólogo de la personalidad de la Universidad


Humboldt de Berlín

MENTE Y CEREBRO 17 N.O 83 - 2017


traban la dirección contraria: las personas con valores el sistema de inhibición conductual no se ha podido
altos en esta dimensión no parecían estar «sufriendo» identificar con exactitud».
bajo la alta sensibilidad. Por el contrario, se sentían bien, Las publicaciones más recientes de Aron se centran
desarrollaban intereses variados y con frecuencia se en la investigación de la conducta. Según se ha observa-
mostraban abiertas a experiencias nuevas. do en numerosas especies de animales, siempre existe
La escala de Aron mide distintos tipos de sensibilidad, una parte de la población que destaca a la hora de perci-
concluyen los autores. También Asendorpf sostiene que bir cambios en el entorno y de reaccionar de forma
el constructo no es unitario: «Alguien fotosensible no flexible a ellos. Se trata de individuos altamente sensibles,
tiene por qué ser al mismo tiempo especialmente sen- sugiere Aron. La mayoría de los congéneres, en cambio,
sible al ruido. Ya solo por lo que se refiere a las moda- prefieren cumplir patrones de conducta rígidos, incluso
lidades sensoriales, la alta sensibilidad no constituye cuando el ambiente presenta alteraciones. Percas, pinzo-
una propiedad homogénea». Ello dificulta la investiga- nes cebra, ratones y cerdos muestran esa diferencia ge-
ción en este ámbito. Sin embargo, Konrad defiende: nética de comportamiento. Pero ¿se corresponde esta
«Solo porque la escala sea multidimensional no signifi- característica con la elevada susceptibilidad a las emo-
ca que el constructo carezca de consistencia. Las perso- ciones de los demás que experimentan las personas alta-
nas que son emocionalmente sensibles también suelen mente sensibles? ¿O a sus intensas sensaciones ante las
tener una percepción sensorial más fina. No es fácil obras de arte y la música? Aron no ha logrado compro-
establecer una separación». barlo todavía.
Algunos investigadores han intentado aproximarse al
¿Sensibilidad en el cerebro? fenómeno de la alta sensibilidad con métodos neurocien­
No solo se necesita refinar las explicaciones en este pun- tíficos. En 2011, un equipo del que también formaba
to. El propio concepto de «sensibilidad» presenta acep- parte el matrimonio Aron, propuso lo siguiente: pidieron
ciones distintas en la psicología y el lenguaje cotidiano. a una serie de probandos que descubriesen pequeñas
Rothbart y Evans abogan por definir el constructo de modificaciones en las fotografías de paisajes que se les
manera unívoca. Las personas altamente sensibles no mostraban mientras registraban su actividad cerebral
deberían identificarse a sí mismas solo mediante cues- mediante tomografía por resonancia magnética funcional
tionarios; también se requieren medidas fisiológicas que (RMf). Los participantes que habían obtenido, previa-
respalden el diagnóstico. Por ahora no existen estudios mente, una puntuación elevada en el cuestionario de alta
que confirmen objetivamente la alta sensibilidad. sensibilidad no se mostraron más diestros en esa tarea.
Desde un inicio, Aron estimó que la alta sensibilidad Por el contrario, necesitaron más tiempo para resolverla,
no se basa en la naturaleza de los órganos sensoriales. En y sus áreas del cerebro responsables de la atención visual
su lugar señaló que las estructuras cerebrales que proce- y del control de los movimientos oculares manifestaron
san las sensaciones reaccionan de forma diferente. Una una mayor actividad, signo de una intensa elaboración
determinada red de áreas se encuentra más activa: en sensorial, afirmaron los autores.
concreto, el sistema de inhibición conductual, descrito En 2014, un equipo dirigido por Bianca Acevedo, de
por primera vez en 1982 por el psicólogo británico Jeffrey la Universidad de California en Santa Bárbara, y en el
Gray (1934-2004). Una actividad elevada en esta red que también participaban los Aron, registró mediante
podría llevar a modos de comportamiento que caracte- RMf la alta sensibilidad de individuos prometidos o recién
rizan a los sujetos altamente sensibles. Ante situaciones casados. Mientras se encontraban en el escáner, los par-
novedosas, la mayoría de ellos necesitan detenerse y ticipantes observaron imágenes de sus respectivas pare-
procurarse una visión de conjunto, por lo que las demás jas así como de desconocidos con cara de felicidad o
personas suelen considerarlos cohibidos y reservados. tristeza. El cerebro de los probandos altamente sensibles
Esta relación no se ha observado por ahora en el cerebro. reaccionó de manera más intensa ante las fotografías de
Asendorpf apunta: «No resulta posible porque, hasta hoy, la pareja y de los rostros felices. En concreto, aumentó la

«Nuestro entorno se ha vuelto más


complejo. El hecho de que tantas personas
se identifiquen con la alta sensibilidad
puede ser una manifestación de su
ISTOCK / CHALABALA

sobreexigencia»
Sandra Konrad, psicóloga de la Universidad Militar de Hamburgo

MENTE Y CEREBRO 18 N.O 83 - 2017


PSIC OLO GÍA / PERSONALIDAD

actividad de las regiones implicadas en la atención, la De todas formas, Konrad señala: «No todos los que
empatía y la reflexión sobre sí mismos y los demás. Los piensan que son altamente sensibles lo son». Esta inves-
investigadores consideraron que este resultado confir- tigadora atribuye la popularidad del constructo, entre
maba que los probandos prestaban más atención a las otros motivos, a la sociedad moderna. «Nuestro entorno
informaciones sociales y mostraban una susceptibilidad se ha vuelto más complejo. El hecho de que tantas per-
elevada a los estímulos. No solo pueden ponerse en duda sonas se identifiquen con la alta sensibilidad puede ser
tales conclusiones, sino que, además, el estudio presenta una manifestación de su sobreexigencia», argumenta.
debilidades metodológicas. Entre otras objeciones, los Asendorpf apunta otro motivo: «Nadie quiere ser neuró-
investigadores emplearon en esta ocasión una forma tico; “altamente sensible”, en cambio, suena más positivo.»
abreviada del cuestionario de alta sensibilidad. En la práctica clínica, la idea de que exista el rasgo de la
La afirmación de la psicóloga Elke Van Hoof [véase alta sensibilidad se antoja más útil que perjudicial. Las
«Todos podemos trabajar un mejor equilibrio interior», personas que requieren una mayor calma y más pausas
por Inge Taucher, en este mismo número] de la Universi- para actuar, así como las que siempre tienen que oír el
dad Libre de Bruselas, de que el cerebro de las personas reproche de que no sean tan sensibles, encuentran un
altamente sensibles trabaja de otra forma resulta, para punto de apoyo en esta característica. El hecho de saber
muchos científicos, precipitada. En una publicación de que no se es la única persona con esa peculiaridad, la
2014, Christina Blach y Josef Egger, de la Universidad de cual es probable que tenga una base neurobiológica
Medicina de Graz, llegaron a la conclusión de que la (aunque no se haya demostrada aún), podría contribuir
sensibilidad extrema consistía, en primer lugar, en un a que muchos individuos se identifiquen con ella.
fenómeno psicológico; solo en segundo plano se trataba Hoy en día existen centros de asesoramiento y semi-
de una característica fisiológica. Comprobaron que los narios que ofrecen programas propios para las personas
probandos que se consideraban a sí mismos altamente especialmente sensibles. Pero la alta sensibilidad no es
sensibles no percibían su latido cardíaco de forma más una enfermedad, por tanto, no necesita de terapia; solo
precisa que los otros participantes ni manifestaban una en caso de que la persona padezca un trastorno psíquico.
reacción corporal más acusada ante situaciones de estrés Esta situación resulta, de media, más frecuente en los
agudo. Por el contrario, la dimensión de ansiedad, es sujetos altamente sensibles que en el resto de la población.
decir, la propensión a experimentar las situaciones como La meta de los profesionales consiste en enseñar a
amenazantes, aparecía como el mejor indicador para la estas personas a gestionar mejor las peculiaridades per-
alta sensibilidad. sonales. Blach y Egger recomiendan la práctica de depor-
te y la actividad en general con motivo de los altos valo-
Atender las necesidades individuales res en ansiedad y estrés que suelen presentar. También
Hasta la fecha, nadie sabe qué valor tendrá la contribución las técnicas de relajación e imaginación les pueden
de Aron y sus compañeros para la investigación de la ayudar a reducir la tensión.
personalidad. Mas, a pesar del estado confuso de los Por su parte, los propios individuos altamente sensibles
estudios, muchas personas se sienten aludidas ante este mencionan que estar en contacto con la naturaleza re-
concepto. En su página web, Aron explica que decenas presenta para ellos una experiencia importante. Asen-
de miles de usuarios se han registrado en línea para re- dorpf subraya la conveniencia de conocer las propias
cibir sus noticias. También celebra el hecho de que tantas necesidades individuales e integrarlas en el autoconcep-
personas hayan descubierto en sí mismas esta propiedad. to. «Aceptar la propia personalidad tal como es puede
Su libro se ha traducido, hasta la fecha, a 18 idiomas. resultar liberador.» H

PA R A S A B E R M Á S

Sensory processing sensitivity: A review in the light of the evolution of biological responsivity. E. N. Aron et al. en Personality and
Social Psychology Review, vol. 16, págs. 262-282, 2012.
The highly sensitive brain: An fMRI study of sensory processing sensitivity and response to others’ emotions. B. P. Acevedo et al.
en Brain and Behavior, vol. 4, págs. 580-594, 2014.
Trait sensory-processing sensitivity and subjective well-being: Distinctive associations for different aspects of sensitivity.
K. Sobocko y J. M. Zelenski en Personality and Individual Differences, vol. 83, págs. 44-49, 2015.
Ein empirischer Zugang zum komplexen Phänomen der Hochsensibilität. C. Blach. Disserta Verlag, Hamburgo, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

El rompecabezas de la personalidad. Christian Fiebach en MyC n.o 50, 2011.


«Todos podemos trabajar un mejor equilibrio interior». Inge Taucher, en este mismo número.

MENTE Y CEREBRO 19 N.O 83 - 2017


ENTREVISTA

ALTA SENSIBILIDAD Con frecuencia se considera que las personas


altamente sensibles son susceptibles hasta la exageración. ELKE VAN
HOOF, psicóloga experta en este terreno, explica que dicho rasgo
puede aportar ventajas

«Todos podemos
trabajar un mejor
equilibrio interior»
Muchas personas relacionan tros experimentos, los participantes debían reconocer
la alta sensibilidad con individuos muy vulnerables a diferencias sutiles entre dibujos muy parecidos. En los
los que hay que tratar con guantes de seda si se quiere probandos altamente sensibles se activaban más regiones
evitar un drama emocional. ¿Coincide esta imagen con cerebrales que en los menos sensibles. También hemos
los resultados de sus investigaciones? observado esta característica en animales, entre ellos,
No. Lo que usted acaba de describir podría definirse monos, ratas y peces. Llama la atención que algunos indi-
como emocionalidad excesiva. Eso tiene poco que ver viduos actúan con mucha prudencia. Si se tiende una
con la alta sensibilidad. Mis colegas y yo entendemos trampa, hay animales que caen de inmediato y son cazados.
por alta sensibilidad una capacidad de reacción neuronal Algunos, por el contrario, resultan difíciles de atrapar
diferente. El cerebro de las personas altamente sensibles porque, primero, esperan y observan. Esta manera pru-
trabaja de modo distinto. Todos los comportamientos dente de actuar es típica de las personas con alta sensibi-
típicos que se conocen de estos individuos, entre ellos, lidad. No es cierto que su cerebro trabaje particularmente
que con frecuencia deben retirarse debido a una sobrees- deprisa. Más bien pensamos que estas personas acumulan
timulación o que son menos resistentes psíquicamente, todas las impresiones y las procesan antes de actuar.
no conforman, en absoluto, la parte esencial de esta
característica. Son, más bien, posibles consecuencias de Una característica positiva y útil.
sus particularidades neurobiológicas. Y no aparecen en Sí. Hasta cierto punto parece que las personas con alta
cada individuo. Algunos sujetos son altamente sensibles sensibilidad obtienen un mayor provecho de la informa-
pero no tienen ningún problema con la emocionalidad ción que tienen a su alcance. Perciben con mayor preci-
excesiva, según acabamos de confirmar en un nuevo sión los ruidos, olores o tactos. Obviamente, eso puede
estudio. ser una gran ventaja.

¿En qué se distingue un cerebro altamente sensible? ¿Por qué ha surgido esta característica a lo largo de la
Procesa la información de un modo más profundo e in- evolución?
tenso. Los escáneres cerebrales realizados en sujetos Algunos científicos suponen que, antiguamente, las
mientras llevan a cabo tareas visuales lo revelan. En nues- personas con alta sensibilidad eran las encargadas de

MENTE Y CEREBRO 20 N.O 83 - 2017


buscar un sitio donde el resto del grupo pudiera des- por lo general, se esfuerzan para mantener el equilibrio.
cansar. Para ello se necesita asimilar y procesar gran En los negocios, por ejemplo, a menudo son las que
cantidad de información. Por otro lado, estos explora- buscan soluciones de compromiso con las que los im-
dores no estaban acostumbrados a la actividad del gran plicados pueden vivir bien.
grupo. Pasaban mucho tiempo solos, pero se preocu-
paban por el bienestar colectivo. Ello concuerda con la ¿Cómo explica esta relación? Tener una gran sensibi-
observación de que las personas altamente sensibles lidad para las emociones es una cosa, pero preocuparse
sienten con frecuencia la necesidad de aislarse, pero a por los demás parece distinto.
la vez prestan atención a los demás. Reaccionan de modo Esto último también tiene que ver con un profundo e
muy sensible cuando sus compañeros las necesitan y, intenso proceso de información. Quien asimila tanta
LIEVEN VAN ASSCHE

E L K E VA N H O O F

Es profesora de psicología clínica y de salud en la Universidad Libre de Bruselas. También dirige una consulta
de orientación y asesoramiento personal. En el ámbito de la investigación, se interesa sobre todo por el sín-
drome de agotamiento crónico, el estrés y el síndrome de desgaste profesional, así como por el manejo de los
factores estresantes. Es en este terreno donde se ha tropezado de manera repetida con personas extremada-
mente vulnerables, circunstancia que la ha llevado a especializarse en la alta sensibilidad. En 2015 realizó,
junto con otros investigadores, un estudio a largo plazo en el que encuestaron a más de un millar de personas
sobre la alta sensibilidad. En la actualidad trabaja en la elaboración de un cuestionario para diagnosticar este
rasgo de personalidad con el fin de distinguirlo de psicopatologías como el autismo, los trastornos de perso-
nalidad y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

MENTE Y CEREBRO 21 N.O 83 - 2017


ENTREVISTA / ALTA SENSIBILIDAD

información, reconoce mucho mejor las necesidades y ¿Qué sucede si no se ha nacido con esas características?
los deseos de los demás. Sin embargo, la abundancia de ¿Se pueden entrenar?
la experiencia sensorial tiene un lado negativo, tras el Todos podemos trabajar un mejor equilibrio interior. La
que se esconde el peligro de la irritabilidad. Por desgracia, psicología positiva ofrece una serie de ejercicios que
muchas personas altamente sensibles tienden a no esta- contribuyen a ello a largo plazo. Por ejemplo, se puede
blecer unos límites claros. Por ejemplo, son tan empáticos adquirir el hábito de anotar cada día en una libreta cinco
que no les pasa por la cabeza la posibilidad de responder cosas que hemos considerado bellas o agradables. El
con un «no» cuando alguien les pide ayuda; incluso entrenamiento de la atención puede ser una opción, así
cuando la petición les desborda. No obstante, en nuestro como el yoga o el pilates. Quien se preocupa de recargar
estudio hemos descubierto que algunas personas sí saben las propias reservas de energía es más resistente en el día
ponerse límites. Se trata de los sujetos conscientes del a día. Sobre todo para las personas con alta sensibilidad
peligro que conlleva una sobreestimulación. Cuando han resulta importante ocuparse de sus fortalezas y debilida-
interiorizado este aspecto, existen trucos sencillos que des de forma activa. Solo así pueden utilizar la parte
les ayudan a lidiar con ello. Entre estos, el principio de positiva de la alta sensibilidad.
«pausa y comprobación». Consiste en detenerse un mo-
mento antes de responder para comprobar que un «sí» Por tanto, ¿está en manos de las propias personas al-
como respuesta a otra persona es compatible con las tamente sensibles que su condición sea una vulnerabi-
propias necesidades. lidad o una fortaleza?
Naturalmente, depende mucho de cómo manejen sus
¿Padecen las personas con una alta sensibilidad estrés necesidades y peculiaridades. Pero existen otros factores
y síndrome de desgaste profesional con mayor fre- determinantes. La persona que es altamente sensible y, a
cuencia? su vez, está predispuesta genéticamente a la depresión,
Así es. Quien es particularmente comprensivo lidia, de juega con peores cartas. El entorno social también ejerce
media, más con trastornos relacionados con el estrés; su influencia, como las circunstancias en las que se ha
entre ellos, el síndrome de desgaste profesional, el ago- crecido. Un niño que siempre ha experimentado una so-
tamiento o la depresión. Pero, según nuestros hallazgos, breestimulación y que constantemente ha oído «contróla-
también hay personas con alta sensibilidad que no te de una vez», aprende que lo que siente no es normal. No
presentan este tipo de problemas. se siente reconocido, es más vulnerable y probablemente
le resulte más difícil encontrar un sitio en la sociedad más
¿De qué depende? ¿En qué consiste su fuerza? adelante. Por tanto, las relaciones sociales que experimen-
Esperamos descubrirlo en la siguiente fase de la investi- ta una persona altamente sensible puede determinar si de
gación. Por un lado, suponemos que estas personas han su característica se desarrollarán desventajas o no.
encontrado caminos para contrarrestar la sobreestimu-
lación. Por otro, según revelan nuestros datos, están ¿Se ha estudiado la influencia social en las personas
provistas de una menor sensibilidad de negación. Es con alta sensibilidad?
decir, no les resulta tan difícil aceptar el rechazo por Michael Pluess, de la Universidad Queen Mary en Londres,
parte de otras personas. Por ejemplo, no se desconciertan analizó hace algún tiempo los datos de un estudio a
cuando alguien les comenta: «Ahora no te pongas así». largo plazo del Instituto Nacional de Salud de Estados
En cambio, siguen prestando atención a sus necesidades Unidos. Mostró que los niños con un «temperamento
sin ceder. No se debe olvidar que la alta sensibilidad difícil», quienes experimentan emociones negativas con
constituye solo una de las muchas características de la mayor frecuencia, por lo que es probable que sean alta-
personalidad. Un sujeto puede ser altamente sensible y mente sensibles, son particularmente susceptibles a las
poseer al mismo tiempo otros rasgos de carácter estabi- influencias ambientales en ambas direcciones. Si duran-
lizador, los cuales le permiten cuidar mejor de sí mismo. te su infancia reciben poco apoyo, desarrollan más pro-
No existe la persona altamente sensible, como tampoco blemas de conducta que sus compañeros emocionalmen-
existe el introvertido. te equilibrados. Por el contrario, se benefician más de
una buena relación con sus personas de referencia. A
¿Cuáles son esos rasgos de personalidad estabilizadores? partir de trabajos genéticos se han identificado los lla-
Junto con una sensibilidad moderada al rechazo social mados niños orquídea, que reaccionan de manera parti-
se encuentran las buenas capacidades analíticas. Las cularmente sensible tanto a las influencias ambientales
personas altamente sensibles pueden utilizar estas últimas negativas como a las positivas. Si las personas altamente
para distinguir rápidamente lo importante de lo secun- sensibles se encuentran en un entorno en el que no se
dario: «¿Debo tener en cuenta este aspecto o lo puedo ocupan de sus necesidades, se hunden con facilidad. Sin
omitir?». Quien es altamente sensible y a la vez extrover- embargo, cuando reciben protección, renacen. H
tido puede compensar su gran susceptibilidad hacia los
compañeros con un chiste o una risa. Entrevista realizada por Inge Taucher, periodista científica.

MENTE Y CEREBRO 22 N.O 83 - 2017


TESTIMONIO
Relato personal de una chica altamente sensible

JULIA KATHARINA ZIEGLER PHOTOGRAPHY;


CORTESÍA DE JULIA BENDER

Julia Bender,de 35 años, es informática económica y lleva un blog sobre la


alta sensibilidad (http://hochsensibel1753.wordpress.com, en alemán)

«Como una esponja


que lo absorbe todo»
D
esde hace dos años y medio te y de los oyentes, los ruidos en la sala, me tranquila; salgo sola de él. Pero es
sé que soy altamente sensible. las faltas de ortografía en las diaposi- importante que no confunda la so-
Y dentro del 15 o 20 por cien- tivas. No se me escapa el más mínimo breestimulación con el miedo. Esta
to de la población que presentan este detalle, pero eso me distrae del tema. emoción es otra sensación que mi
rasgo, me hallo, de nuevo, entre la Por otra parte, los acontecimientos, sistema de estímulos debe procesar.
minoría: mientras que dos tercios de tanto positivos como negativos, rever- Las personas con alta sensibilidad que
las personas con alta sensibilidad son beran en mi interior durante mucho todavía desconocen este mecanismo,
introvertidas, solo un 30 por ciento tiempo. No puedo dar por terminados a veces experimentan espirales men-
son extrovertidas y sociables. Perte- los asuntos fácilmente. tales descendentes. Antes me pasaba
nezco a estas últimas. Como todo el Reacciono de manera muy sensible a menudo. Para no volver a caer en
mundo, cada persona altamente sen- a los estímulos sensoriales: a todo lo eso, he aprendido a introducir pausas
sible es única. Por tanto, el testimonio relacionado con la vista, el oído, el conscientes. También practico mucho
que relato a continuación no puede olfato, el gusto y el tacto. Después de deporte y con frecuencia estoy en
generalizarse. El modo en que se ma- comprarme ropa tengo que cortar contacto con la naturaleza.
nifiesta la alta sensibilidad puede inmediatamente las etiquetas porque Numerosas personas valoran mi
variar de un caso a otro. me irritan la piel. Cuando hay un alta sensibilidad y receptividad. Me
Muy pronto noté que pensaba y espectáculo de fuegos artificiales, yo suelen considerar una persona de con-
actuaba de forma diferente a la mayo- soy la que más se impresiona, pero fianza, por lo que obtengo mucha
ría de las personas de mi entorno. Re- también la que más se asusta con el información sobre los otros; a veces
flexionaba mucho y me fijaba en deta- estallido de los cohetes. Las personas más de la que me gustaría. Siempre
lles que no interesaban a nadie. Hoy sé que hacen ruido cuando comen me me ha costado poner límites. Pero
que esas peculiaridades se deben a un horrorizan, y las margaritas silvestres gracias al entrenamiento con instruc-
procesamiento profundo de los estímu- que crecen al pie del camino me dejan tores, también altamente sensibles,
los tanto exteriores como interiores. siempre maravillada. puedo responsabilizarme mejor de mí
En un mismo momento registro mucha Por todo eso, alcanzo rápidamen- misma. Antes vivía dedicada al exterior,
más información que la mayor parte te un estado de sobreestimulación. quería ayudar a mucha gente, menos
de los humanos; como una esponja que Entonces disminuye mi receptividad a mí misma. He aprendido a ser cons-
lo absorbe todo. Es como si percibiera y una especie de niebla se extiende ciente de mis necesidades y a compar-
el entorno a través de un amplificador. por mi cabeza. Siento tensión en todo tirlas. Para mí fue determinante saber
Si escucho a alguien en una presenta- el cuerpo o un nudo en la garganta. que existe el rasgo de la alta sensibili-
ción, para mí no solo resulta impor- En ese momento, todo me desborda. dad. Este conocimiento me ha facili-
tante el contenido de su charla, sino Mis amigos saben que cuando me tado la relación conmigo misma y ha
también el estado de ánimo del ponen- encuentro en ese estado deben dejar- mejorado mi calidad de vida. H

MENTE Y CEREBRO 23 N.O 83 - 2017


AVANCES

Neurología
Nuevas claves sobre la estimulación
cerebral profunda en el párkinson
La electroterapia ayuda a tratar los síntomas de la enfermedad
de ­Parkinson. Pero ¿por qué? ¿Se puede aplicar de distintas formas?
El misterio se está empezando a resolver
Michael Eisenstein

E
n los últimos decenios, la comunidad médica ha muriendo las neuronas alojadas en los ganglios basales
abrazado la estimulación cerebral profunda (ECP) que producen dopamina y, como consecuencia, la fun-
como un tratamiento adecuado para la enfermedad cionalidad del circuito motor se atrofia. «La dopamina
de Parkinson. «El procedimiento es muy seguro y eficaz», desempeña el papel principal para determinar las reglas
sostiene el sevillano Andrés Lozano, de la Universidad de la actividad neuronal. Si se carece de su influencia,
de Toronto. Según estima este neurocirujano, cada año las neuronas alteran su conducta y se activan siguiendo
reciben tratamiento mediante ECP unas 10.000 personas un patrón patológico», describe Lozano.
con párkinson de todo el mundo. Los pacientes con Al principio, los investigadores interesados en encon-
implantes de este tipo ya suman en torno a los 140.000. trar una explicación para el comportamiento erróneo de
A grandes rasgos, el método consiste en lo siguiente: las neuronas en el párkinson se inclinaban por el mode-
en el cerebro del afectado se implantan electrodos de un lo basado en la tasa de descarga. Este fue desarrollado
milímetro de grosor y dirigidos a una diana que mide en los años ochenta del siglo xx por el neurólogo Mahlon
menos que un grano de maíz. Estos minúsculos objetivos de DeLong, de la Universidad Emory. Según propuso, los
se han determinado previamente a partir de neuroimá- síntomas de la enfermedad de Parkinson surgen de una
genes. Una vez implantados, los electrodos suministran tasa excesiva de descarga de señales en una región con-
un flujo leve de descargas al núcleo subtalámico, las creta de los ganglios basales: el núcleo subtalámico.
cuales consiguen controlar los síntomas motores debili- DeLong consideraba que tal incremento de activación
tantes de la enfermedad. Pero pese a que este método ha neuronal inhibía otras áreas del circuito motor; también
demostrado que puede ayudar a las personas con pár- comprobó que si se intervenía el núcleo subtalámico de
kinson, poco se sabe sobre cómo restaura la normalidad monos mediante cirugía, se aliviaban los síntomas mo-
funcional en la circuitería motora del cerebro. Poco a tores parkinsonianos de los animales. En los años noven-
poco, los investigadores avanzan en este terreno; también ta, Alim-Louis Benabid, entonces en el Hospital Univer-
proponen nuevas versiones de esta electroterapia para sitario de Grenoble, y otros científicos utilizaron los
tratar los síntomas parkinsonianos. descubrimientos de DeLong como fundamento para el
uso de la ECP en el párkinson. El equipo demostró que
Ruptor del circuito motor la estimulación eléctrica de alta frecuencia a través de
La mayor incógnita reside, posiblemente, en el modo en electrodos implantados cerca del núcleo subtalámico
que la enfermedad de Parkinson altera el funcionamiento reducían los síntomas motores, entre ellos, la rigidez.
en los circuitos cerebrales. Casi todas las investigaciones Aunque los procedimientos básicos de esta técnica no
sobre la neurofisiología de esta dolencia se han centrado han variado mucho desde entonces, el modelo basado
en el circuito motor del cerebro: los ganglios basales, el en la tasa de descargas ha sido, en gran parte, arrumbado.
tálamo y la región de la corteza cerebral que gobierna Parece que los síntomas no se deben a una sobreexcitación
el movimiento. A medida que avanza el trastorno, se van localizada, sino más bien a una perturbación de las pau-
tas de actividad normales que recorren el circuito motor.
Hoy prevalece la hipótesis de que el circuito motor se
halla sincronizado en exceso. Philip Starr, de la Univer-
E L AU TO R
sidad de California en San Francisco, explica: «Las célu-
Michael Eisensteines escritor científico. las de la corteza motora y los ganglios basales, que

MENTE Y CEREBRO 24 N.O 83 - 2017


tienden a excitarse de forma independiente, se activan
juntas». En concreto, los investigadores han detectado
un alto grado de oscilación en la banda β (ondas eléctri-
cas de entre 15 y 30 hercios) de los ganglios basales.
Aunque tales frecuencias también ocurren en el cerebro
sano, en el párkinson se exacerban y parecen relacionadas
con el movimiento consciente lento o deteriorado.
Por lo común, las neuronas que producen dopamina
en los ganglios basales previenen que esos ritmos sincro-
nizados lleguen a establecerse. La pérdida de tales neu-
ronas elimina la salvaguardia. Sin embargo, todavía se
desconoce cómo surge la actividad β perturbadora. Una
explicación apunta como motivo al desbordamiento de
descargas en otras regiones del cerebro conectadas con
los ganglios. La neuróloga Helen Bronte-Stewart, de la
Universidad Stanford, argumenta que la actividad β que
se produce de forma rutinaria en la corteza motora se

CORTESÍA DE LUDVIC ZRINZO


transmite, a través de los largos axones de las neuronas
de esa región, hasta los ganglios basales.
Tampoco se conoce con certeza de qué forma el ritmo β
interfiere en el movimiento voluntario. Con el objetivo
de descubrirlo, el grupo de Starr investiga un fenómeno
comocido como acoplamiento fase-amplitud. De acuer-
do con este, la corteza motora parkinsoniana se ve for- En la estimulación cerebral profunda para tratar el pár-
zada a seguir el paso que le marcan los ritmos β proce- kinson, los electrodos dirigen su acción a los diminutos
dentes de los ganglios basales, en lugar de activarse de núcleos subtalámicos (flechas blancas).
manera independiente para posibilitar el movimiento
físico normal.

Introducir ruido otra teoría. Postulan que la estimulación excita los largos
Con tales antecedentes, los neurocientíficos no se expli- axones que conectan neuronas de la corteza motora con
can por qué la ECP resulta tan eficaz. Cuando prevalecía otras alojadas en el núcleo subtalámico, y que el efecto
el modelo basado en la tasa de descargas, se pensaba que se transmite «hacia adelante» a lo largo de esas vías de la
la ECP inhibía directamente el exceso de actividad, fe- corteza motora (no «hacia atrás»), hasta introducirlos en
nómeno este último que habían descrito DeLong, Bena- los ganglios basales. La ECP perturba las pautas de acti-
bid y otros investigadores. Posteriormente se demostró vidad disfuncional en la corteza motora, y esta región, a
que la estimulación eléctrica no inhibe las neuronas de su vez, detiene la sincronización anómala de actividad β
los ganglios basales, sino que las excita. En consecuencia, en los ganglios basales.
hubo que volver a la mesa de trabajo. «El problema con- «Parece como si existiera un vínculo entre la actividad
sistía en que la estimulación subtalámica era la terapia cortical motora, la pérdida de ritmo β y la recuperación»,
que se aplicaba en todo el mundo desde hacia diez años resume Arbuthnott. De ser así, ello respaldaría la idea de
y estaba respaldada con abundantes estudios, pero no que la corteza motora es la responsable de inducir el
sabíamos por qué funcionaba», comenta Starr. párkinson, y no los ganglios basales. Mas la investigación
La mayor parte de las teorías actuales retoman la idea se encuentra por ahora en sus fases iniciales: los datos
de que la ECP interrumpe los ritmos disfuncionales de proceden, en su gran mayoría, de la experimentación con
la circuitería motriz al introducir pautas de actividad animales. Por otro lado, los intentos de aliviar los sínto-
neuronal irregulares en los ganglios basales. Pero los mas del párkinson en humanos a través de la estimulación
investigadores siguen esforzándose en comprender por eléctrica directamente en la corteza motora, en lugar de
qué se da esta pérdida de sincronización. Todavía no se aplicarla en los ganglios basales, han resultado decepcio-
ha aceptado un modelo universal. nantes.
Sea cual sea el mecanismo, la convicción general es-
triba en que la alteración de la actividad en la banda β a Un tratamiento con potencial
través de la ECP se produce por la estimulación de célu- En la actualidad, la ECP supone una propuesta de «todo
las del núcleo subtalámico de los ganglios basales. Aho- o nada», ya que entraña una dosis continua de estimula-
ra bien, Gordon Arbuthnott y sus colaboradores del ción eléctrica a una frecuencia fija, que solo un especia-
Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa sostienen lista puede ajustar. Métodos más flexibles, diseñados para

MENTE Y CEREBRO 25 N.O 83 - 2017


«Termostato» cerebral 10
SIN TRATAMIENTO
­profundo

Señal cerebral (en microvoltios)


5

Con el objetivo de corregir las ondas 0


aberrantes (gráfica superior) se suele apli-
–5
car la estimulación cerebral profunda de
forma continua a semejanza del radiador –10
de una habitación que siempre se halla 10
CON TRATAMIENTO
encendido. Algunos investigadores están 5
desarrollando un sistema que administra
estimulación solo cuando detecta ondas 0
anómalas (abajo) y únicamente en la do-
–5
sis necesaria (verde) para corregir el pro-

CORTESÍA DE PETER BROWN


blema. Su funcionamiento se parece al de –10
un termostato que enciende o apaga la ca- 0 0,2 0,4 0,6 0,8 1 1,2
lefacción para manterner la temperatura Tiempo (en segundos)
constante. Inicio de la Fin de la
estimulación estimulación

lograr la sintonía de los tiempos, la frecuencia y la dis- sistemas adaptativos consumen menos energía, una carac-
tribución espacial de la corriente podrían aumentar su terística importante, pues las baterías estándar para la ECP
eficacia y reducir sus inconvenientes. actual duran solo entre tres y cuatro años, y para sustituir-
Peter Brown, neurólogo en la Universidad de Oxford, las se requiere una intervención quirúrgica.
investiga la estimulación pautada. Sostiene que los cam- El equipo de Starr, por su parte, ha identificado indi-
bios en la temporización de los impulsos eléctricos cadores en la actividad neuronal de la corteza motora
pueden alterar radicalmente el efecto de la ECP sobre los que pronostican la aparición de síntomas del párkinson,
ritmos disfuncionales del circuito motor: «Temporizan- y ha diseñado un algoritmo que inicia la estimulación
do adecuadamente la estimulación es posible anularlos; cuando se detectan esas pautas. Por otro lado, el grupo
pero si la temporización se realiza de forma errónea, de Bronte-Stewart ha desarrollado una plataforma ECP
también se pueden agravar». adaptativa que utiliza relojes inteligentes dotados de
Peter Tass y otros científicos del Centro de Investi- Bluetooth para detectar la aparición de temblor y enviar,
gación Jülich exploran una versión de este planteamien- seguidamente, señales al estimulador con el objetivo de
to conocida como reinicio coordinado. Consiste en que responda en consecuencia.
administrar estimulación secuencial a distintas subpo- Estos métodos adaptativos podrían contribuir a des-
blaciones de neuronas subtalámicas. Por ahora, esta velar algunos de los misterios que alberga el cerebro de
técnica ha ofrecido algunas promesas iniciales. Brown
asegura: «Con unas pocas sesiones de tratamiento pue-
de lograrse una mejoría sostenida y prolongada duran-
te varias semanas». PA R A S A B E R M Á S
Sin embargo, la ECP también puede provocar efectos Subthalamic nucleus deep brain stimulation in early stage
secundarios, entre otros, dificultades en el habla, movi- Parkinson’s disease. D. Charles et al. en Parkinsonism Related
mientos involuntarios y mermas cognitivas, los cuales Disorders, vol. 20, n.o 7, págs. 731-737, julio de 2014.
pueden convertirse en problemáticos si no se realizan Kinematic adaptive deep brain stimulation for resting tremor
descansos durante la estimulación. Brown compara el fe- in Parkinson’s disease. M. Malekmuhammadi et al. en Move-
nómeno con calentar una habitación de la casa durante ment Disorders, vol. 31, n.o 3, págs. 426-428, marzo de 2016.
todo el año, sea verano o invierno. Su equipo se cuenta Gamma oscillations in the hyperkinetic state detected with
entre los varios que están desarrollando una modalidad de chronic human brain recordings in Parkinson’s disease.
ECP adaptativa, en la que la estimulación varía en función N. C. Swann et al. en Journal of Neuroscience, vol. 36, n.o 24,
de señales fisiológicas. Sería como instalar un termostato págs. 6445-6458, 15 de junio de 2016.
para el cerebro. La dificultad radica en seleccionar el «dis-
EN NUESTRO ARCHIVO
parador» correcto. El grupo centra su investigación en la
actividad excesiva de los ganglios basales en la banda β. Enfermedad de Parkinson. Konrad Schmidt y Wolfgang Oertel
Según ha demostrado, la técnica adapta­tiva alivia los sín- en MyC n.o 18, 2006.
tomas de forma equivalente a la ECP convencional, con la Marcapasos para el cerebro. M. L. Kringelbach y Tipu Z. Aziz
ventaja de que reduce los efectos secundarios. Además, los en MyC n.o 42, 2010.

MENTE Y CEREBRO 26 N.O 83 - 2017


AVANCES

las personas con la enfermedad de Parkinson. Entre los desarrollan», señala Ostrem. Y advierte: «Es posible que
proyectos que se están realizando, Ostrem ha trabajado la ECP no se deba aplicar a todos de la misma forma».
con un nuevo sistema de ECP de la compañía Medtronic, Aunque descubrir el misterio de cómo funciona la ECP
llamado Activa PC+S, que permite una supervisión ac- resulta un objetivo importante, mejorar la precisión de
tiva y flexible de la actividad cerebral antes, durante y tratamiento calmaría, al menos en parte, la urgencia de
después de la manifestación de síntomas. La investiga- hallar respuesta a esa incógnita. H
dora asegura que las tecnologías de este tipo, combinadas
con datos de neuroimagen de alta resolución y la cons- Artículo original publicado en Nature,
trucción de modelos, podrían originar terapias orienta- vol. 538, págs. S10-S12, 2016
das a disfunciones neurológicas específicas. «Los pacien- Traducido con el permiso de Macmillan Publishers Ltd.
© 2016
tes de párkinson presentan síntomas similares, pero
probablemente sean diversas las razones por las que los

Evolución de la conducta humana


Cooperación e imagen social
El estudio de una sociedad tribal de Papúa Nueva Guinea confirma
el papel fundamental que la imagen social ha desempeñado en
la evolución de la cooperación dentro de las sociedades humanas
Gianluca Grimalda

L
a especie humana es la que mejor se ha adaptado a los dilemas clásicos de la evolución: ¿cómo es posible
las diferentes condiciones ambientales en el plane- que la cooperación haya sobrevivido a la presión de la
ta. Nuestras sociedades presentan grados de com- selección natural que favorece los comportamientos
plejidad inalcanzables para cualquier otra «sociedad» del egoístas?
reino animal. Según algunos biólogos evolutivos y cien- Tal vez podría objetarse que sociedades de insectos
tíficos sociales, la característica de la psicología humana eusociales (como hormigas, abejas y avispas) pueden
que posibilita este éxito es la propensión a cooperar. compararse, en términos relativos, a las sociedades hu-
Desde el punto de vista biológico, cooperar significa manas en capacidad cooperativa. Sin embargo, en dichas
actuar de una forma que resulta desventajosa para el sociedades de insectos, todos los sujetos son genética-
individuo, aunque ventajosa para el grupo. Un ejemplo mente cercanos, por tanto, el sacrificio de un individuo
de lo que significaba cooperar en sociedades antiguas se para el prójimo es, en realidad, el intento de un organis-
puede observar en relación a la caza mayor. En esta mo para que el 50 por ciento, o incluso el 75 por ciento,
actividad, la estrategia cooperativa radica en unirse al de sus mismos genes sobreviva. No obstante, en nuestras
grupo de cazadores, aunque ello comporte riesgos para sociedades se alcanza la cooperación entre organismos
la vida de cada participante. La estrategia más utilitaris- que mantienen una relación genética próxima al cero.
ta (o de defección), en cambio, consiste en no unirse al Con el objetivo de investigar los fundamentos psico-
grupo de cazadores, sino adquirir parte de la caza por lógicos de la cooperación humana, un grupo dirigido por
otros medios (esperar a que oscurezca para apropiarse el autor junto con David Tracer, de la Universidad de
del trofeo, por ejemplo). En muchas sociedades, esta Colorado en Denver, y Andreas Pondorfer, de la Univer-
forma de apropiación no se considera un robo; por el sidad de Bonn y del Instituto para la Economía Mundial
contrario, se tolera. Esta opción comporta riesgos muy de Kiel, analizó este proceso social en diversas poblacio-
inferiores a irse de caza y conlleva los mismos resultados nes de la isla de Bougainville, en Papúa Nueva Guinea.
en términos biológicos: alimento en abundancia. Sin Los resultados se publicaron a mediados del año pasado
embargo, si todos los individuos optaran por esta tácti- en Nature Communications.
ca, ninguno se iría a cazar, con lo que el bienestar del Las sociedades que nos disponíamos a estudiar se con-
grupo quedaría muy comprometido. Ello refleja uno de sideran de complejidad baja, es decir, sus instituciones

MENTE Y CEREBRO 27 N.O 83 - 2017


sociales se asemejan a las sociedades humanas de inicios puede reciprocar, y no solo el sujeto que directamente se
de su senda evolutiva. En particular, el llamado «gran beneficia de la acción cooperativa.
hombre» es el líder de la comunidad y actúa para la solu- Nuestro estudio en Papúa Nueva Guinea confirmó el
ción de los conflictos; también coordina las actividades de valor de esta teoría como factor fundamental para la
los habitantes. Por lo común, esta figura no es elegida cooperación. Solicitamos a 350 individuos de 11 pueblos
mediante un proceso democrático, sino que, generalmen- del lugar que participaran en decisiones de cooperación
te, pertenece a una familia que posee la tierra del pueblo. muy simples. Dividimos a los voluntarios en parejas. Cada
Según las teorías antropológicas, las sociedades lideradas individuo recibía una suma de dinero en la moneda local,
por el gran hombre representan el segundo estadio de en concreto, 10 kinas. (Este importe equivale a la mitad
complejidad dentro de las sociedades humanas, después del salario que, por lo general, se paga por un día de
de las sociedades de cazadores y recolectores (estas carecen trabajo en estas comunidades.) Cada persona podía
de líderes) y antes de las caracterizadas por reyes o jefes, guardar los 10 kinas para sí o entregarlos a su pareja de
en las que el poder del líder se halla institucionalizado. juego. Si el participante se quedaba sus 10 kinas, la pare-
ja no recibía nada, pero si transfería los 10 kinas, la pa-
Cooperar a cambio de prestigio social reja recibía 20 kinas, el doble de lo que se transfirió. Esta
Las sociedades caracterizadas por la presencia del gran característica de la prueba resulta crucial: si los individuos
hombre permiten poner a prueba una de las principales actúan de manera conjunta para el bien común, se pro-
teorías que se avanzaron para explicar la evolución de la duce una ganancia más que proporcional a la suma de
cooperación. Según esta teoría, la cooperación se funda los esfuerzos individuales. En psicología, este plantea-
en la imagen social positiva que un individuo gana al miento se conoce como «dilema social». Desde el punto
mostrar un comportamiento cooperativo en su sociedad. de vista individual, guardar 10 kinas resulta, claramente,
Cooperar requiere, en esencia, ceder recursos individua- la opción más ventajosa. Sin embargo, si ambos individuos
les para la ventaja del grupo, conducta que, a corto plazo, guardaran sus 10 kinas, cada uno se lleva a su casa solo
resulta desventajosa. Sin embargo, según esta teoría, la esa cantidad. Por el contrario, trasladar el dinero supone
cooperación aporta ventajas a largo plazo, pues los demás la opción más favorable para el grupo, pues, en ese caso,
miembros del grupo suelen compensar al cooperador el grupo en su conjunto gana una suma de 40 kinas en
sacrificando recursos en beneficio de este último. En este vez de 20. No obstante, el incentivo individual sigue
sentido, los cazadores pueden recibir prestigio social siendo que el participante se guarde su dinero, ya que si
(beneficio inmaterial), regalos (beneficio material), o la otra parte transfiere sus 10 kinas, el primero ganará 30
mantener relaciones polígamas en vez de monógamas. kinas (y dejará a su pareja de juego sin nada) en vez de
Si un individuo es suficientemente paciente para los 20 kinas que obtendría si transfiriera su dinero.
considerar los incentivos a largo plazo en vez de los ali-
cientes a corto plazo, cooperar se realiza en interés propio. El castigo altruista no siempre funciona
Según dicha teoría, la cooperación puede fundarse en la Las parejas fueron asignadas de manera aleatoria a varias
reciprocidad indirecta. Reciprocar implica retornar actos condiciones experimentales. La condición de base pro-
cooperativos con actos cooperativos, y viceversa. La re- ponía los efectos que acabamos de describir. En la con-
ciprocidad es indirecta cuando cada individuo del grupo dición de imagen social, la interacción se desarrolló

Las sociedades de baja complejidad,


como las de Papúa Nueva Guinea,
cuentan con un líder, «el gran hom-
bre». En la imagen aparecen algunos
de pueblos distintos. Es común que se
reúnan en los llamados consejos de
mayores.
CORTESÍA DE GIANLUCA GRIMALDA

E L AU TO R

Gianluca Grimaldaes investigador


en el Instituto para la Economía Mundial
de Kiel y en la Universidad Jaime I de
Castellón.

MENTE Y CEREBRO 28 N.O 83 - 2017


AVANCES

CORTESÍA DE GIANLUCA GRIMALDA


Los investigadores propusieron un dilema social a los habitantes de once pueblos de Papúa Nueva Guinea
para analizar los incentivos que llevan a los humanos a cooperar. A grandes rasgos, los participantes (derecha)
­debían decidir si usaban el dinero en beneficio propio o del grupo. A la izquierda, el autor prepara
la prueba experimental.

exactamente de la misma manera, con la única diferencia tigadores altruistas en un grupo es suficiente para aumen-
de que el gran hombre del pueblo al que pertenecían los tar de forma notable la cooperación; aunque no se trata
participantes se hallaba presente durante las decisiones. de un rasgo universal. En otras sociedades, como la
Nuestra hipótesis inicial estribaba en que los individuos mediterránea, la árabe, o las postsoviética, dicha estrate-
se mostrarían más dispuestos a cooperar si les observaba gia no ayuda a que la cooperación entre sus miembros
su gran hombre, con el fin de mantener una imagen social se incremente. Ello ocurre porque los sujetos castigados
positiva frente a la persona de más autoridad de su so- buscan venganza y, con ese objetivo, desencadenan una
ciedad. Constatamos que, en estas situaciones, el grado serie repetida de actos de castigo «antisociales», esto es,
de cooperación, es decir, la frecuencia con la que los no orientados al mantenimiento de la cooperación. La
individuos entregaban sus 10 kinas a la pareja, aumentaba sociedad de Papúa Nueva Guinea se encuentra alineada
un 36 por ciento (desde el 47 por ciento en la condición con estas ultimas sociedades: numerosos participantes
de base hasta el 64 por ciento en la condición de imagen castigaron a los cooperantes, un comportamiento que
social). También averiguamos que la imagen social re- puede explicarse por la voluntad de obtener una ventaja
sultaba relevante, exclusivamente, en la sociedad a la que sobre otros individuos y que predomina sobre las moti-
los sujetos pertenecían. En una tercera condición, un vaciones altruistas.
gran hombre de otro grupo étnico presenciaba las deci- En resumen, nuestro estudio contribuye a demostrar
siones. En este caso, los valores de cooperación no la importancia de la imagen social en las sociedades con
aumentaron con respecto a la condición de base; incluso una complejidad baja. Ello sugiere que la imagen social
disminuyeron un poco. Tal resultado apoya la idea de ha desempeñado un papel fundamental en la difusión y
que la necesidad de mantener una imagen social positiva
frente a los miembros del grupo al que se pertenece
constituye la razón principal por la que las personas
cooperan más. PA R A S A B E R M Á S
También comprobamos teorías alternativas. Según la
teoría del castigo altruista, dentro de una misma sociedad, Culture and cooperation. S. Gächter, B. Herrmann y C. Thöni
en Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological
unas personas tienen una propensión «natural» a sopor- Sciences, vol. 365, n.o 1553, págs. 2651-2661, 2010.
tar normas de cooperación y se muestran dispuestas a
Social image concerns promote cooperation more than altruis-
cooperar o a castigar a los individuos que no cooperan.
tic punishment. G. Grimalda et al. en Nature Communications,
Esta teoría se basa en la existencia de un rasgo altruista vol. 7, art. 12.288 doi: 10.1038/ncomms12288, 2016.
en la personalidad de algunos sujetos. De hecho, como
revelan los estudios de Simon Gächter y Benedikt Her- EN NUESTRO ARCHIVO
mann, ambos de la Universidad de Nottingham, y Chris-
Las claves del altruismo. Nicola Guéguen en MyC n.o 20, 2006.
tian Thöni, de la Universidad de San Galo, la existencia
de este tipo de personalidades se ha demostrado en so- ¿Por qué cooperamos? Martin A. Nowak en IyC, octubre de 2012.
ciedades de matriz cultural anglosajona, protestante o Raíces del espíritu cooperativo. Frans B. M. de Waal en IyC,
confuciana. En estas comunidades, la presencia de cas- noviembre de 2014.

MENTE Y CEREBRO 29 N.O 83 - 2017


el mantenimiento de la cooperación durante la evolución factores psicológicos de cooperación favorecieron la
de las sociedades humanas. Parece que los humanos se propensión de unos individuos a actuar como «castiga-
han interesado por su imagen social mucho antes de que dores altruistas» sigue siendo un misterio que, esperamos,
aparecieran Twitter y Facebook. Cómo y por qué otros desvelen investigaciones futuras. H

Neurología
Prevención de lesiones cerebrales
en los bebés
Se están ensayando nuevas terapias que podrían salvar
a millares de neonatos
Erika Check Hayden

N
eurocientíficos y médicos han emprendido la «Para nosotros, el mundo ha cambiado totalmente»,
que esperan sea una revolución en los trata- afirma la neuróloga Janet Soul, del Hospital Infantil de
mientos para prevenir lesiones cerebrales en Boston.
neonatos. La hipotermia terapéutica fue el primer éxito. Los
La interrupción del flujo de sangre y oxígeno al cere- ensayos clínicos del pasado decenio han demostrado que
bro causa la muerte de 800.000 bebés al año, poco después reduce en torno al 60 por ciento el riesgo de muerte o
de su nacimiento. Y millares más sufren lesiones cere- trastornos graves en el desarrollo cerebral. Actualmente,
brales que les provocan discapacidades físicas o mentales en los países desarrollados, la hipotermia es un tratamiento
de larga duración, como la parálisis cerebral. Los médicos típico para niños cuyo cerebro haya sufrido carencias de
disponen de escasos recursos para evitarlas. Sin embargo sangre y oxígeno durante el parto.
son optimistas, pues confían en que ciertos ensayos clí- «No alcanzo a expresar lo grande que ha sido poder
nicos en curso cambien la situación. hacer algo por estos bebés, en lugar de quedarnos sin
En la década de los noventa, los neurocientíficos hacer nada y verlos sufrir convulsiones», añade Soul.
comprendieron que algunas lesiones cerebrales podían Pero dado que la hipotermia no es eficaz en todos los
repararse. Este descubrimiento provocó una oleada de bebés, se ha optado por conjugarla con otros tratamien-
investigaciones básicas, que actualmente empiezan a dar tos. Desde antes de 1993, año en que se descubrió la
su fruto en la práctica clínica. presencia de EPO en cerebros de ratones, se sabe que esta
En enero de este año, ha empezado un estudio esta- aumenta la producción de hematíes. Por ello suele rece-
dounidense cuyo objetivo es comprobar si la hormona tarse para la anemia. La neurocientífica Sandra Juul, de
eritropoyetina (EPO) en combinación con hipotermia, la Universidad de Washington en Seattle, se preguntó
en la que los bebés son enfriados hasta 33,5 oC, permite qué papel podía desempeñar en el cerebro una hormona
evitar lesiones cerebrales horas después del alumbramien- potenciadora de la sangre. En estudios subsiguientes con
to. Dicho tratamiento está siendo ensayado ya en Aus- animales, Juul descubrió que esta molécula detenía la
tralia. Médicos de varios países, entre ellos, Estados muerte de células cerebrales y contribuía a que el cerebro
Unidos, China y Suiza, están ensayando la EPO en pre- se reparase por sí mismo. Pocos años después, este des-
maturos, así como otros tratamientos como la melatoni- cubrimiento conduciría a los primeros ensayos clínicos
na, el xenón, el argón, el magnesio, el alopurinol y la demostrativos de que la EPO evita lesiones en el cerebro
sangre del cordón umbilical en bebés nacidos a término. de los bebés.

Ir más lejos
En junio de 2016, en un estudio dirigido por Juul y otros
L A AU TO R A investigadores, se exponían los resultados de la adminis-
Erika Check Hayden es periodista científica y profesora en la tración de EPO o de placebo, en conjunción con hipo-
Universidad de Santa Cruz en California. termia, a docenas de recién nacidos con riesgo de lesiones

MENTE Y CEREBRO 30 N.O 83 - 2017


AVANCES

ISTOCK / LEMONADELUCY

Es posible que pronto se disponga de más


recursos para tratar a los neonatos.

cerebrales. Según las pruebas de resonancia magnética Los ensayos tropiezan con una importante dificultad,
realizadas cinco días después, la frecuencia relativa de porque no es fácil determinar si un síntoma ha sido un
signos de lesión cerebral fue menor en quienes recibieron efecto secundario del tratamiento o si resulta de lesiones
EPO que en el grupo de control. subyacentes del bebé. A pesar de los obstáculos, Juul y otros
Esos resultados han llevado al estudio clínico actual. investigadores aprietan el paso, guiados por el deseo de
Está codirigido por Juul e Yvonne Wu, neuróloga pediá- ayudar a los pacientes de menor edad del mundo. «Tan
trica de la Universidad de California en San Francisco. desesperada es su necesidad de ayuda», afirma Juul. H
En el ensayo se reclutarán, en 17 hospitales de distintos Artículo original publicado en Nature,
puntos de Estados Unidos, 500 bebés que corran riesgo vol. 540, págs. 17-18, 2016
de daño cerebral en sus primeras 24 horas de vida. Traducido con el permiso de Macmillan Publishers Ltd.
A todos los bebés se les tratará con hipotermia. A la © 2016
mitad de ellos se les administrarán también cinco dosis
de EPO repartidas en siete días. A la otra mitad se les
inyectará suero salino. El ensayo, cuyo presupuesto es de
unos 10 millones de dólares (o euros, a la paridad actual),
se propone medir si la hormona ha reforzado la salud PA R A S A B E R M Á S
física y mental de los niños al cumplir dos años de edad.
Functional erythropoietin receptor of the cells with neural
En Estados Unidos y Europa se está probando la EPO characteristics. Comparison with receptor properties of
incluso en prematuros nacidos a las 23 semanas de erythroid cells. S. Masuda et al. en Journal of Biological Chemis-
gestación. La probabilidad de que estos bebés puedan try, vol. 268, n.o 15, págs. 11.208-11.216, 25 mayo de 1993.
desarrollar encefalopatías es mayor que en los nacidos High-dose erythropoietin and hypothermia for hypoxic-is-
tras una gestación normal completa. Además, estudios chemic encephalopathy: A phase II trial. Y. W. Wu et al. en
más reducidos han dado resultados contradictorios Pediatrics, vol. 137, n.o 6, e20153919, junio de 2016.
sobre los posibles beneficios de la EPO en casos tan Effect of early prophylactic high-dose recombinant human
prematuros. erythropoietin in very preterm infants on neurodevelopmental
Así, el neonatólogo Giancarlo Natalucci, de la Univer- outcome at 2 years: A randomized clinical trial. G. Natalucci et
sidad de Zúrich, que ha dirigido un ensayo en Suiza, al. en Journal of the American Medical Association, vol. 315,
págs. 2079-2085, 2016.
halló que la EPO no mejoraba la salud de los niños de dos
años tratados con la hormona por su condición de pre-
EN NUESTRO ARCHIVO
maturos. Pero añade que tales resultados negativos
pueden explicarse por factores como la dosis. Natalucci, Cuidado del prematuro. Stefanie Reinberger en MyC n.o 34, 2009.
no obstante, sigue pensando que el tratamiento merece Secuelas del nacimiento prematuro. Alison Abbott en MyC
ser estudiado. n.o 34, 2016.

MENTE Y CEREBRO 31 N.O 83 - 2017


OBESIDAD

SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN Las personas con peso excesivo


presentan diferencias en la estructura cerebral. Ello podría explicar
por qué sucumben con facilidad a las tentaciones culinarias

Comer más allá


del hambre ANNETTE HORSTMANN

M
elinda S.*, de 26 años, muestra gran «¡Ya he vuelto a zampar demasiado! ¿Por qué no puedo
interés por su escáner cerebral. parar antes?».
Ansía saber si su cerebro se distin- Muchas personas obesas experimentan situaciones
gue, en algún aspecto, del de los semejantes. Su sufrimiento es grande, tienen conocimien-
probandos «normales». También tos suficientes sobre la alimentación sana y se muestran
quiere conocer si los investigadores voluntariosas, mas no consiguen convertir su objetivo en
hemos hallado algún remedio para solventar su problema. una realidad. «Mis amigos tampoco lo entienden. Me
La joven universitaria de 1,70 metros de estatura y dicen: “Eres lista y sabes qué alimentos engordan. ¿Por
95 kilos de peso está a punto de acabar los estudios de qué no puedes controlarte?”. Es como una droga; senci-
química, es inteligente y tiene muchos amigos. En más llamente, no lo consigo», se lamenta.
de una ocasión ha intentado adelgazar, pero los pequeños En el Instituto Max Planck de Ciencias de la Cognición
éxitos nunca han perdurado. A comienzos de año, con y Neurología en Leipzig hemos hallado, junto con otros
la llegada del estrés a causa de los exámenes, recuperó investigadores, algunas respuestas a la cuestión de por
los kilos que había logrado perder tras varios meses de qué resulta tan difícil perder los kilos de más. Por un lado,
pasar hambre. Solo cuando termina de comer, reconoce: el sobrepeso se acompaña de cambios estructurales y
neuroquímicos en áreas cerebrales responsables de la
motivación y del control de la conducta; ello podría con-
tribuir a que los afectados continúen comiendo aunque
Serie: «Psique y alimentación» hayan aplacado la sensación de hambre. A pesar de que
disponen de la información necesaria, no pueden cambiar
¿Por qué tenemos hambre? los hábitos alimentarios que les son desfavorables.
Parte 1
Energía en las células grises (MyC 80/2016) Por otro lado, una teoría de las ciencias de la cognición
La paradoja de comer carne afirma que existen dos sistemas que rigen nuestra con-
Parte 2
El placer de comer (MyC 81/2016) ducta: el primero ajusta nuestra acción a un determinado
Parte 3: Epigenética de la anorexia (MyC 82/2017) objetivo de manera flexible; el otro funciona casi de forma
Las consecuencias cerebrales del sobrepeso automática. Ambos sistemas presentan ventajas e incon-
Parte 4
Estrategias para comer sano (págs 40-45) venientes y se complementan.
* Nombres alterados por la redacción.

MENTE Y CEREBRO 32 N.O 83 - 2017


A menudo, las personas obesas no pueden dejar de en-
GETTY IMAGES / F. J. JIMÉNEZ

gullir golosinas, incluso cuando ya no les apetece co-


mer más dulce.

MENTE Y CEREBRO 33 N.O 83 - 2017


Pongamos un ejemplo: en el camino que solemos En síntesis:Tragar sin parar
recorrer en coche para llegar al trabajo nos topamos con

1
unas obras que nos impiden el paso. El sistema de orien- Con frecuencia, las personas con obesidad grave co-
tación hacia un objetivo, flexible, nos ayuda a buscar un men en exceso por hábito. En ellas dominan los pro-
desvío apropiado, tarea que requiere numerosos recursos cesos de acción automáticos. Esta característica con-
mentales. El segundo sistema, el rutinario o habitual, ductual se refleja también en una estructura cerebral
relaciona una acción automática con un estímulo deter- alterada.
minado; si se encienden las luces de freno del automóvil

2
que nos precede, pisamos de inmediato el pedal del Tanto los hombres como las mujeres con sobrepeso
freno. Para esa acción necesitamos poca capacidad ce- anteponen una recompensa inmediata pero reducida
rebral, incluso la llevamos a cabo aunque en esos mo- a una ganancia elevada pero a largo plazo. Ello po-
mentos estemos escuchando con atención las noticias dría explicar por qué no toman tanto en consideración el
de la radio. hecho de que más tarde deban arrepentirse de una comi-
da copiosa.
Establecer un nuevo objetivo no surte efecto

3
Alterar nuestros objetivos y planes no siempre implica Los sujetos con una obesidad grave también experi-
un cambio en la conducta. En ocasiones domina el sis- mentan las vivencias agradables de forma más débil,
tema habitual. Ocurre cuando, a primera hora de la por lo que necesitan estímulos más intensos para
mañana, nos sentamos cansados al volante y nos volvemos conseguir la misma sensación de placer. Un déficit de re-
a encontrar la señal de obras, pese a que el día anterior ceptores para la dopamina podría ser la causa.
ya habíamos visto la carretera cortada y esta vez quería-
mos tomar un trayecto diferente.
Al fin y al cabo, que actuemos de forma rápida y
racional para lograr nuestros objetivos es una cuestión venes mediante resonancia magnética estructural. Esta
de equilibrio entre ambos sistemas. Desde la perspec- técnica nos permitió comparar la estructura de determi-
tiva de la fisiología cerebral, el sistema habitual se halla nadas regiones cerebrales de los participantes a partir de
relacionado, sobre todo, con partes del núcleo estriado, neuroimágenes tridimensionales. Descubrimos que en
estación de entrada de los ganglios basales (estos se las mujeres con obesidad habían aumentado las áreas del
alojan en el cerebro profundo, por debajo de la corteza). núcleo estriado encargadas del control de las acciones
El sistema orientado a la consecución de objetivos habituales. En cambio, las regiones del lóbulo frontal que
precisa la actividad del lóbulo frontal, estructura que gobiernan los actos dirigidos a cumplir un objetivo pre-
alberga áreas que participan en la memoria operativa, sentaban un tamaño menor en comparación con los
detectan conflictos y planifican las acciones de manera sujetos de peso normal. La mayoría de los estudios pre-
consciente. Pudiera ser que en las personas obesas cedentes confirman que muchas áreas del cerebro de
domine el sistema habitual, circunstancia que les difi- personas obesas muestran una disminución en el volumen
culta cambiar la manera de actuar (como dejar de comer de la sustancia gris. Por primera vez comprobamos alte-
cuando ya han saciado el hambre en lugar de continuar raciones en ambos sentidos: aumento y reducción de
engullendo hasta vaciar el plato). dicha sustancia cerebral. Pero ¿cuál era la causa?
En 2011, nuestro grupo, en colaboración con el Cen- En 2004, un grupo dirigido por Bogdan Draganski,
tro de Investigación y Tratamiento de la Universidad de por entonces en la Universidad de Ratisbona, descubrió
Medicina de Leipzig, investigó el cerebro de sujetos jó- que, durante el aprendizaje de juegos malabares, la
sustancia gris de las áreas cerebrales que rigen los mo-
vimientos se modificaba por un corto espacio de tiem-
po. Ello demuestra que el uso intensivo de regiones
EN BREVE concretas estimula la reorganización de las neuronas.
Por el contrario, se piensa que las conexiones neuronales
El índice de masa corporal (IMC) se calcula mediante en áreas poco requeridas se van perdiendo. Este prin-
la siguiente fórmula: cipio de la reorganización de regiones cerebrales según
IMC = peso corporal (kg) / altura (m)2 el uso que se haga de ellas se conoce como plasticidad.
¿Es posible que este tipo de procesos hubieran modifi-
Las personas con sobrepeso tienen un IMC superior a cado también las áreas cerebrales que rigen las acciones
25 kg/m2 orientadas a la consecución de un objetivo y las habi-
tuales de los probandos? Para averiguarlo, debíamos
Se habla de obesidad cuando el IMC es de 30. El riesgo constatar primero que los participantes con obesidad
de enfermedades comórbidas se incrementa cuando se comportaban de una forma fuertemente enraizada a
este valor aumenta. la hora de comer.

MENTE Y CEREBRO 34 N.O 83 - 2017


OBESIDAD / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

Análisis del valor Fase de entrenamiento Recompensa Pausa Desvalorización Fase de test
de motivación (unos 8 minutos) (30 minutos) del aperitivo (unos 3 minutos y medio)
Depreciación
de la golosina

«¿Cuánta apetencia «¿Cuánta apetencia


tiene usted por las tiene usted por las
galletas saladas?» galletas saladas?»
YOUSUN KOH

Medición de la tasa Medición de la tasa


de respuesta de respuesta

Picar por costumbre: el experimento central


En uno de nuestros estudios, los participantes debían posterior les dejamos que comieran tanto aperitivo (en
indicar, mediante una escala de valores, cuánta hambre el ejemplo, galletitas saladas) como quisieran. Tras esos
tenían y cuánto era su deseo de satisfacer la ingesta de momentos de asueto, todos los participantes informa-
un determinado sabor: dulce (unos ositos de gominola) ron de que ya no les apetecían tanto las galletitas sala-
o salado (unas galletitas saladas). Asociamos una ima- das. Sentados de nuevo ante la pantalla de ordenador,
gen abstracta (estímulo) a cada aperitivo. Durante el los probandos con un peso normal pulsaron menos
tiempo que se les mostraba la imagen (entre 20 y 40 se- ­veces el botón si en la pantalla aparecía la imagen rela-
gundos), los sujetos debían pulsar de manera sucesiva y cionada con el tentempié salado. Los participantes con
el máximo número de veces posible un botón si querían ­sobrepeso, en cambio, manifestaron menos ese tipo de
recibir la correspondiente recompensa. En una pausa adaptación.

La hipótesis del estudio que publicamos en 2015 se ositos de gominola. Si realizaban lo mismo cuando el
basaba en la siguiente experiencia: puede que para el monitor exhibía imágenes diferentes, adquirían unas
almuerzo nos apetezca un alimento concreto, por ejem- galletitas saladas. Cuantas más veces accionaban la tecla
plo, un emparedado de queso. Tras zamparnos dos durante un tiempo limitado (es decir, cuanto mayor era
unidades, es posible que no nos sintamos saciados toda- su ritmo de respuesta), antes recibían el correspondiente
vía, pero ahora nos apetece un postre dulce o quizás un tentempié, que podían comer justo después.
pepinillo en vinagre. Desde el punto de vista científico, Tras esta prueba solicitamos a los participantes que
el consumo de un alimento reduce su valor motivacional, vieran un documental de naturaleza sobre el que debían
razón por la cual preferimos ingerir un alimento con un cumplimentar una cuestionario. Se trataba de una ma-
sabor distinto al anterior o dejamos de comer. niobra de distracción, puesto que nuestro interés era otro:
colocamos una gran fuente con la «recompensa» dulce
Alteraciones en la estructura cerebral o salada sobre la mesa y explicamos a los probandos que
En nuestro experimento, planteamos a una serie de su- esos aperitivos habían sobrado de una fiesta reciente y
jetos, tanto obesos como no obesos, un ejercicio sencillo que lo mejor era comérselos.
en el que podían conseguir recompensas comestibles. A A continuación repetimos con los probandos el test de
través de una pantalla de ordenador les mostrábamos las imágenes sucesivas y volvimos a medir su tasa de res-
dos imágenes, iguales o distintas, de manera sucesiva. Si puesta. Partíamos de la hipótesis de que, si el sistema
aparecía un mismo motivo y pulsaban una tecla de forma orientado a la consecución de un objetivo regía las accio-
repetida y lo más rápido posible, recibían a cambio unos nes de una persona, el índice de respuesta correspondiente

L A AU TO R A

Annette Horstmannes neurobióloga y trabaja en el Instituto Max Planck de Neurociencia y Cognición Humana
en Leipzig. Allí dirige el grupo de neurobiología del proceso de determinación en el sobrepeso, en el marco del
Centro de Tratamiento e Investigación de las Enfermedades de la Obesidad.

MENTE Y CEREBRO 35 N.O 83 - 2017


La visión de golosinas
provoca un fuerte es-
tímulo en el cerebro de las
personas con sobrepeso.
GETTY IMAGES / F. J. JIMÉNEZ

al alimento ingerido durante la visión del documental apetece, las personas con sobrepeso siguen ingeriéndolo
disminuiría. En el supuesto de que predominase el sistema porque, a pesar de sentirse saciadas, no pueden abando-
habitual, no debería registrarse ningún cambio. nar la costumbre de hacerlo.
Todos los probandos mostraron una reducción en la
tasa de respuesta a estímulos asociados con el aperitivo Preferencia por las recompensas inmediatas
que habían comido mientras veían el vídeo. La diferencia A todo ello deben añadirse otras conductas desfavorables.
(entre antes y después de la proyección) se hallaba en ¿Es usted de esas personas que rechazan una porción de
relación directa con el índice de masa corporal (IMC): pastel porque, de seguir así, no le cabrán los pantalones
cuanto mayor era dicho valor, tanto menos disuadía el dentro de un mes? Que nos controlemos en el comer
tentempié consumido durante la pausa de que los sujetos también depende del grado en que dejamos que las con-
apretasen la tecla. Aunque todos los participantes admi- secuencias negativas influyan en nuestro plan de acción
tían que ya no sentían tanto apetito por ese aperitivo, los y de que descartemos una satisfacción inmediata a cam-
participantes con sobrepeso actuaron como si les siguie- bio de una recompensa a largo plazo. ¿Presentan las
ra apeteciendo. personas con sobrepeso diferencias en este sentido?
Si se combinan estos hallazgos con los descubrimien- Una variación del juego de azar de Iowa nos sirvió
tos sobre la estructura cerebral, puede sugerirse que las para averiguarlo. El objetivo en esta prueba de cartas
alteraciones en las áreas del cerebro de los participantes consiste en maximizar las ganancias. En concreto, nues-
con sobrepeso dificultan la adecuación exitosa de su tros participantes debían elegir entre dos barajas de
sistema para conseguir un objetivo. Dicho de otro modo, cartas cuyas características desconocían. En uno de los
mientras que los individuos con peso normal dejan de montones podían conseguir ganancias sustanciosas, pero
consumir un alimento determinado porque ya no les también corrían el riesgo de sufrir pérdidas importantes.

MENTE Y CEREBRO 36 N.O 83 - 2017


OBESIDAD / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

En el otro, cada carta proporcionaba una pequeña cuan- sospecha que existe un tipo de cerebro «vulnerable».
tía, pero también las pérdidas resultaban más reducidas, Quien lo posee tiende a una mayor ingesta de alimentos,
lo que al final derivaba en un resultado neto más rentable. lo que resulta fácil de realizar en unas sociedades como
Hallamos que sobre todo las mujeres con sobrepeso las nuestras, donde las comidas hipercalóricas están
preferían la opción del riesgo elevado (grandes ganancias disponibles casi a todas horas y en cualquier lugar. Por
pero también fuertes pérdidas). Las de peso normal, en otra parte, se sospecha que la obesidad repercute en la
cambio, aprendieron con presteza a optar por la alterna- estructura cerebral de forma no fácilmente reversible y
tiva más favorable. de modo que refuerza las conductas alimentarias perju-
Tanto los hombres como las mujeres con obesidad diciales ya existentes.
anteponen, asimismo, una recompensa inmediata pero La reacción habituada y marcadamente automatizada
reducida a una ganancia elevada pero a largo plazo. En ante estímulos de los que se espera una recompensa se
otro estudio constatamos que las ganancias inminentes conoce en relación con la adicción. En el ámbito neuronal
resultaban más atractivas a los probandos obesos, mien- se encuentran paralelismos entre este trastorno y la
tras que las consecuencias negativas a largo plazo influían obesidad. En 2014, el equipo dirigido por Isabel García
poco en sus decisiones. Ello podría explicar por qué las García, de nuestro grupo del Instituto de Ciencias de la
personas con sobrepeso no toman tanto en consideración Cognición y Neurociencias de Leipzig, examinó median-
la posibilidad de que más tarde tengan que arrepentirse te un metaanálisis la existencia de un común denomi­
de una comida copiosa. nador para la obesidad y diversos tipos de adicciones:
Estos hallazgos concuerdan con los resultados que alcoholismo, abuso de medicamentos, ludopatía y cibe-
obtuvimos al comparar el cerebro de personas con so- radicción, entre otras. Según confirmaron, la respuesta
brepeso con el de sujetos con peso normal. Cuanto mayor a un estímulo de recompensa (comida, alcohol y demás
era el valor del IMC, más aumentaban las regiones cere- sustancias adictivas) aparecía aumentada en el núcleo
brales relacionadas con las recompensas (comestibles); accumbens y la amígdala, responsable de la valoración
el núcleo accumbens, entre ellas. emocional de esos estímulos.
El sistema de recompensa presenta diferencias mo-
Un cerebro vulnerable leculares entre las personas con peso normal y las que
Pero ¿se deben las alteraciones cerebrales a la obesidad tienen sobrepeso. En concreto, la distinción se halla en
o son estas un requisito para el desarrollo del sobrepeso? la transmisión de un estímulo a través de la dopamina,
Probablemente, ambos supuestos sean correctos: se neurotransmisor que transporta la señal motivadora y la

1 2 3 Disminución
Aumento en la corteza
en el núcleo Aumento prefrontal
estriado en el núcleo
accumbens

CORTESÍA DE ANNETTE HORSTMANN


Hombres
Mujeres
Ambos sexos

Corte frontal
Corte horizontal

Un cerebro apropiado para el sobrepeso


El aumento del peso corporal se acompaña de ciertos (la visión de una tableta de chocolate, por ejemplo).
cambios en el cerebro. Tanto en hombres como en mu- Al mismo tiempo, se reduce la sustancia gris en la
jeres, se incrementa el volumen de la sustancia gris en ­corteza prefrontal del lóbulo frontal derecho (3). Esta
el núcleo accumbens (área importante del sistema de estructura se encarga del control de la conducta dirigi-
recompensa cerebral). En las mujeres, además, da a conseguir objetivos y, de esta forma, también del
aumenta el volumen del núcleo estriado izquierdo control de la ingesta de alimentos. No obstante, sigue
(1, 2). Esta región de los ganglios basales participa en sin estar claro si estas alteraciones morfológicas son la
el control de las acciones habituales y facilita la reac- causa o la consecuencia de la conducta alimentaria
ción a los estímulos que prometen una recompensa problemática en cuestión.

MENTE Y CEREBRO 37 N.O 83 - 2017


35
35 Sensación en caída libre
En un principio, un aumento progresivo de peso
recompensa
52)
derecompensa
13yy52)

30
­cursa con una mayor sensibilidad a las vivencias pla-
30
valores13

centeras: la mayoría de las personas con sobrepeso u


losvalores

obesidad leve sienten una gran satisfacción al comer.


Sin embargo, a partir de un índice de masa corporal
Sensaciónde
Sensación

25 de 30, esta relación se invierte. Según una encuesta,


(entrelos

25
cuanto más grave es la obesidad, menos reaccionan,
(entre

tanto hombres como mujeres, a las experiencias pla-


centeras. En consecuencia, para conseguir la misma
20
20
satisfacción deben comer más.
20
20 25
25 30
30 35
35 40
40 45
45
Índice de
Índice de masa
masa corporal
corporal (kg/m
(kg/m22))

sensación de placer. La dopamina se libera, por ejemplo, de recompensa induce a que los afectados deban comer
cuando disfrutamos de una comida sabrosa, lo que re- más para obtener el mismo efecto de satisfacción.
fuerza la conducta que nos lleva a esa recompensa. En lo ¿Se corresponde ello con la sensación subjetiva de re-
sucesivo, un solo estímulo, como es el aroma que anuncia compensa de las personas con sobrepeso? Una encuesta
un exquisito bocado, hará que se libere dopamina en nos despejó esa duda. Los participantes debían decidir si
nuestro cerebro. En conclusión, la dopamina también estaban más o menos de acuerdo con afirmaciones como
nos motiva a comer. «Cuando consigo lo que quiero estoy lleno de energía y
Un equipo dirigido por Gene-Jack Wang, de la Uni- emoción» o «Cuando me ocurre algo agradable me con-
versidad estatal de Nueva York en Stony Brook, investigó muevo mucho». Las personas obesas con un IMC crecien-
en pacientes obesos los receptores dopaminérgicos alo- te reaccionaban cada vez con menos intensidad a la re-
jados en el núcleo estriado, región que transmite la do- compensa, al contrario que los individuos con sobrepeso
pamina a otras partes del cerebro. Mediante tomografía u obesidad leve, quienes se mostraban más sensibles en
por emisión de positrones midieron cuánta dopamina este aspecto. Los resultados coinciden con las investiga-
se fijaba en dichos receptores. En el núcleo estriado de ciones que revelan que las personas con sobrepeso, a dife-
los sujetos con obesidad había menos receptores libres rencia de las que sufren obesidad grave, disponen de más
que podían unirse a la dopamina que en el de los indivi- receptores de dopamina en el núcleo estriado.
duos con peso normal.
Unos años más tarde, investigadores bajo la dirección Llegada a la cima
de Eric Stice, del Instituto de Investigación de Oregón, En 2015, junto con Wiebke Fenske y Mohammed Hankir,
detectaron que en los participantes que padecían una llegamos a la siguiente conclusión: los sujetos con sobre-
obesidad grave, a pesar de reaccionar de manera intensa peso comen más que sus congéneres con peso normal
ante la visión de comida, su núcleo estriado dorsal mos- porque esa conducta les permite sentirse más recompen-
traba una débil respuesta cuando recibían esa recompen- sados. La dopamina que se libera a consecuencia de una
sa. Al parecer, la hipofunción en esta parte del sistema comida sabrosa se une a muchos receptores, por lo que

Sistema dual en el cerebro


Según la
Según la teoría
teoría dede sistema
sistema dual,
dual, elel cerebro
cerebro rige
rige nuestros
nuestros actos
actos por
por
dos vías:
dos vías: el
el sistema
sistema habitual
habitual yy el
el orientado
orientado aa conseguir
conseguir un
un objetivo.
objetivo.
Cada uno
Cada uno sese se
se sitúa
sitúa en
en un
un lado
lado de de la
la balanza.
balanza.

Control habitual
Control habitual de
de la
la acción
acción Control de
Control de la
la acción
acción orientada
orientada aa unun objetivo
objetivo
• Un estímulo lo pone en marcha
• Un estímulo lo pone en marcha • Se hace consciente de forma más lenta ee intensa.
• Se hace consciente de forma más lenta intensa.
rápida y automáticamente.
rápida y automáticamente. • Utiliza más recursos cognitivos.
• Utiliza más recursos cognitivos.
•• No
No se
se altera
altera frente
frente aa cambios
cambios de
de •• Se
Se adecua
adecua alal objetivo
objetivo yy aa la
la motivación
motivación actuales.
actuales.
objetivo oo motivación.
objetivo motivación.

MENTE Y CEREBRO 38 N.O 83 - 2017


OBESIDAD / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

la respuesta de recompensa aumenta. Las acciones que PA R A S A B E R M Á S


producen satisfacción (como degustar un plato exquisi- Obesity-related differences between women and men in brain
to) se ven reforzadas y, por tanto, se manifestan con structure and goal directed behavior. A. Horstmann et al. en
mayor frecuencia. Frontiers in Human Neurocience, vol. 5, n.o 58, 2011.
No obstante, si se sobrepasa cierto límite, aparece el A comparison of D2 receptor specific binding in obese and
efecto contrario. En las personas con una obesidad grave, normal-weight individuals using PET with (N-[(11)C]methyl)
la respuesta de recompensa directa se halla debilitada benperiol. S. A. Eisenstein et al. en Synapse, vol. 67, págs.
porque disponen de pocos receptores, situación que a su 748-756, 2013.
vez influye de forma negativa en la flexibilidad de la Body weight status eating behaviour, sensitivity to reward/
conducta. Por lo general, la cantidad de dopamina libe- punishment, and gender: Relationships and interdependencies.
rada cumple una función importante en la motivación y, A. Dietrich et al. en Frontiers in Psycology, vol. 5, págs. 1-13,
2014.
con ello, en el control de la conducta. Pero si los recep-
tores son escasos, la regulación adecuada no resulta Slave to habit? Obesity is associated with decreased behaviour-
posible. al sensitivity to reward devauation. A Horsmann et al. en
Appetite, vol. 87, págs. 175-183, 2015.
De cara a los planteamientos terapéuticos futuros hay
que tener en cuenta que no se debe equiparar el sobre- Argument for a non-linear relationship between severity of
human obesity and dopaminenergic tone. A. Horstmann et al.
peso a la obesidad grave. Además, es probable que las al-
en Obesity Reviews, vol. 6, págs. 1-10, 2015.
teraciones cerebrales dificulten la modificación de las
conductas desfavorables (comer en exceso o por satisfac- EN NUESTRO ARCHIVO
ción) mediante el simple conocimiento de la situación.
Por ello, las estrategias intervencionistas que solo se El cerebro y la comida. Kristin Leutwyler Ozelli en IyC,
noviembre de 2007.
apoyan en una mejor instrucción resultan insuficientes.
La prevención durante la infancia y la juventud se erige Adicción a la comida. Paul J. Kenny en IyC, noviembre de 2013.
como la estrategia más importante si se quiere evitar que Diferencias cerebrales relacionadas con la obesidad.
el círculo vicioso neuronal se ponga en marcha. H Mª Á. Jurado, I. Marqués y M. Garolera en MyC n.o 70, 2015.

SciLogs www.scilogs.es
La mayor red de blogs de investigadores científicos
ASTRONOMÍA | CIENCIA Y SOCIEDAD | FÍSICA Y QUÍMICA | MATEMÁTICAS | MEDICINA Y BIOLOGÍA | PSICOLOGÍA Y NEUROCIENCIAS | TECNOLOGÍA

El arte de las Musas Neuronas vivas


Neurociencia cognitiva Combatir la neurodegeneración
de la música y el daño cerebral
Noelia Martínez Molina Sonia Villapol
Universidad de Barcelona Universidad de Georgetown

Neurociencia computacional De ratones y humanos


Inteligencia artificial para la psicología Neurociencia imperfecta
y la neurociencia
Carmen Agustín Pavón
Carlos Pelta Universidad Jaume I de Castellón
Universidad Complutense de Madrid

En las entrañas de la mente El universo en el cerebro


El cerebro y la inteligencia humana Ritmos y oscilaciones de la mente
Ignacio Morgado Antonio J. Ibáñez Molina
Universidad Autónoma de Barcelona Universidad de Jaén

¿Eres investigador y te gustaría unirte a SciLogs?


Envía tu propuesta a redaccion@investigacionyciencia.es Y muchos más...

Sigue también Scilogs internacional |.com |.be |.fr |.de

MENTE Y CEREBRO 39 N.O 83 - 2017


C ONDUCTA

SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN Numerosos estímulos,


algunos sutiles, dirigen nuestro modo de comer, pero no
siempre en nuestro beneficio. Mediante estrategias adecuadas
es posible alimentarse de forma más consciente y sana

Comer
de manera
saludable
MELANIE NEES

GETTY IMAGES / MARCELO SANTOS

MENTE Y CEREBRO 40 N.O 83 - 2017


Serie: «Psique y alimentación»
¿Por qué tenemos hambre?
Parte 1
Energía en las células grises (MyC 80/2016)
La paradoja de comer carne
Parte 2
El placer de comer (MyC 81/2016)
Parte 3: Epigenética de la anorexia (MyC 82/2017)
Las consecuencias cerebrales del sobrepeso (págs 32-39)
Parte 4
Estrategias para comer sano

MENTE Y CEREBRO 41 N.O 83 - 2017


C ONDUCTA / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

M
enos azúcar, menos sal y menos
grasa, pero más verduras y más
alimentos integrales. Las imágenes
casi omnipresentes de jugosas ham- L A AU TO R A
burguesas, pizzas crujientes con
queso fundido o chocolate derri- Melanie Neeses socióloga y periodista
tiéndose han podido desbaratar nuestros buenos propó- científica.
sitos marcados para este año. No por casualidad: los es-
tímulos publicitarios son capaces de activar el centro de
recompensa del cerebro; más en las personas obesas que limitado. Siempre que renunciamos a degustar una ex-
en las de peso normal. Este efecto ocurre aunque nos quisitez o nos controlamos de algún otro modo, necesi-
sintamos saciados, concluyó en 2014 el equipo de Kirri- tamos unas cuantas gotas de esa fuente. Pero si la reser-
lly Pursey, de la Universidad de Newcastle. va de autocontrol se halla agotada, nos resulta más difícil
Pero no solo las tentaciones del sector alimentario se contenernos. Baumeister denomina a este fenómeno
ocupan de que prefiramos una galleta de chocolate a una agotamiento del ego [véase «Autocontrol, el secreto para
manzana o que elijamos patatas fritas en lugar de ensa- triunfar», por Roy F. Baumeister; Mente y Cerebro
lada. Investigadores dirigidos por Aukje Verhoeven, de n.o 74, 2015]. En la práctica implica que, si durante el día
la Universidad de Utrecht, preguntaron a unos 1500 neer- nos hemos abstenido de comer alguno de los sabrosos
landeses en dos ocasiones, con una diferencia de un mes bollos de la cafetería, posiblemente después del trabajo
entre encuesta y encuesta, sobre su conducta alimentaria. no nos quede más fuerza de voluntad para prepararnos
De las respuestas extrajeron seis razones por las que unas verduras de cena y acabaremos introduciendo una
comemos lo que comemos: primero, por una cuestión pizza congelada en el horno.
de oportunidad (por ejemplo, porque un alimento se
encuentra al alcance de la mano en el estante del super- El estrés disminuye el autocontrol
mercado); segundo, a causa de una ocasión especial (una Para volver a cargar las reservas mentales se necesita
fiesta o una cena con los amigos); tercero, por sentimien- recuperación, igual que sucede cuando hemos realizado
tos negativos (ansiedad o aburrimiento); cuarto, ante el un esfuerzo corporal. Una buena manera de fortalecer el
impulso de recompensarse a sí mismo; quinto, debido a autocontrol es dormir. En 2015, Maryam Kouchaki e
la presión social (para pasar desapercibido ante los demás) Isaac Smith, de la Universidad Harvard, comprobaron
y, por último, pero no por ello menos importante, por la que, por la mañana, tras haber descansado, los sujetos
necesidad de consumir más calorías en circunstancias podían dominarse más en una prueba de engaño que si
determinadas (después de un trabajo duro o de practicar llevaban a cabo ese mismo test por la tarde.
deporte, entre otras). Si se quiere estar seguro de que el autocontrol no decae
A tenor de la misma encuesta, las razones uno y dos, antes de tiempo, debe confiarse en los hábitos. David Neal,
es decir, las oportunidades y los eventos especiales, son de la Universidad de California del Sur en Los Ángeles,
las que más nos inducen, y con diferencia, a caer en la demostró junto con sus colegas que el autocontrol que
tentación de ingerir demasiadas grasas y alimentos ricos nos falta se refuerza de manera automática con la rutina.
en azúcar. Solo los participantes que seguían una dieta Los psicólogos registraron la conducta alimentaria de 65
«pecaban» alguna vez para compensar el esfuerzo reali- estudiantes. Querían saber cuán a menudo tomaban una
zado. También se registraron diferencias notables entre comida usual para ellos antes y durante los exámenes,
sexos. Las mujeres resarcían con comida las emociones una época que exige mucho ­autocontrol. Como preveían,
negativas con mayor frecuencia que los hombres. con el estrés de los exámenes los estudiantes comían lo
Está claro: quien quiere alimentarse de manera sana que encontraban; daba igual si era saludable o no.
necesita una buena dosis de autocontrol. El psicólogo de Pero ¿cómo convertimos la alimentación saludable
la Universidad estatal de Florida Roy F. Baumeister y su en un hábito? La respuesta es que debemos distraernos
equipo revelaron, no obstante, que se trata de un recurso de la comida lo menos posible. La distracción aumenta

En síntesis:Comedores conscientes

1 2 3
Alimentarse de manera saluda- Poner atención en lo que se Al comer nos solemos guiar
ble requiere autocontrol. Por come y las costumbres bien por los demás. Por ello resulta
ello es importante que recar- establecidas facilitan el trabajo beneficioso informar sobre la
guemos este recurso limitado con de cumplir el plan deseado y no intención de seguir una dieta a las
frecuencia. caer en las tentaciones. personas allegadas.

MENTE Y CEREBRO 42 N.O 83 - 2017


C ONDUCTA / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

Dime cómo eres y te diré qué comes


Los psicólogos Carmen Keller y Michael Siegrist, de la
Escuela Politécnica Federal de Zúrich, encuestaron a
casi 1000 personas con el objetivo de descubrir la rela­
ción entre la conducta alimentaria y los cinco rasgos
principales de la personalidad, los «cinco grandes»:
apertura al cambio, responsabilidad, extraversión, tole­
rancia y neuroticismo. Según sus resultados, las perso­
nas responsables eligen para comer antes fruta que dul­
ces y prefieren las bebidas sin alcohol; también
frecuentan menos los restaurantes y utilizan la comida
con menor frecuencia para consolarse o recompensarse.
Esta última conducta, en cambio, es más usual en las
personas con un neuroticismo marcado. Por otro lado,
a los individuos extravertidos les gusta comer fuera de
casa. Los rasgos de apertura al cambio y tolerancia pa­
rece que no influyen en la conducta alimentaria, pese a
que ambos parecen asociados a una ligera tendencia al
vegeterianismo.
Appetite, vol. 84, pág. 128-138, 2015

GETTY IMAGES / MARCELO SANTOS

el riesgo de que se utilice más sal, azúcar o grasa para Investigadores del equipo de Shawn Katterman, de la
cocinar o que se ingiera más cantidad de alimento de Universidad Rush en Chicago, apoyan el supuesto de que
lo necesario, constataron investigadores encabezados estar en el aquí y ahora favorece. Mediante el análisis de
por Reine van der Wal, de la Universidad Radboud en 14 estudios sobre la meditación de atención plena como
Nimega. método para cambiar de costumbres alimentarias, com-
Para su estudio, pidieron a una serie de sujetos que probaron que las personas con la mente focalizada pocas
memorizaran un número de siete cifras o bien uno de veces comían para aplacar un sentimiento de frustración
una sola cifra. También les dieron diferentes productos o un hambre canina. Los datos no permitieron determi-
para saborear. Según hallaron, los participantes que se nar si mantener la atención también ayuda a adelgazar.
habían aprendido el número de siete cifras percibían Machteld Ouwens, de la Universidad de Tilburgo,
que el zumo de limón sabía menos ácido, el jarabe de junto con otros investigadores, demostró que no solo
granada menos dulce y el aperitivo menos salado en el entrenamiento de la atención, sino también la propia
comparación con los que se habían grabado en la me- atención «intuitiva», produce un efecto favorable. A
moria el número sencillo. Además, los participantes través de una encuesta a 335 sujetos con obesidad con-
comieron más galletas saladas en la tarea complicada firmaron que los individuos que por naturaleza eran
(recordar la cifra larga) que en la fácil. Otro experimen- atentos lograban contenerse antes y raras veces comían
to reveló que, durante la distracción mental, la intensi- motivados por una frustración emocional.
dad del gusto disminuye. En este caso, los probandos El equipo de Marieke Adriaanse, de la Universidad de
debían mezclar gaseosa con jarabe de granada. Si se les Utrecht, indagó un planteamiento totalmente distinto.
pedía que memorizaran siete cifras, añadían más jarabe Mediante un metanálisis examinaron 23 estudios dise-
al combinado que si se les solicitaba que recordaran una ñados para comprobar la efectividad de las intenciones
solo número. de implementación. Se trata de reglas fijas que afectan al

MENTE Y CEREBRO 43 N.O 83 - 2017


cuándo, dónde y cómo se va llevar a la acción una men- comportamiento a sus propios deseos en lugar de a los
ta propuesta, en este caso, comer: «Cuando desayuno sentimientos momentáneos y al apetito. De este modo,
tomo leche desnatada». Al parecer, las intenciones de se fijan antes en las consecuencias a largo plazo que en
implementación contrarrestan la falta de autocontrol. el placer inmediato. Evan Forman, de la Universidad
Dicho de otro modo, contar con un plan detallado ayuda Drexel, ha evaluado estos planteamientos en ensayos de
a renunciar a los alimentos menos saludables. laboratorio y experimentos clínicos. Según ha constata-
Puesto que comer de manera consciente y planeada do, resultan efectivos como estrategia de dieta a corto
resulta útil, ¿no se podrían combinar ambas estrategias? plazo. Todavía queda por investigar la duración de estos
Con el objetivo de comprobarlo, investigadores dirigidos efectos a largo término.
por Shana Stites, de la Universidad de Colorado en Boul- Asimismo, las personas de nuestro entorno ejercen
der, realizaron un estudio de campo en el que participa- una influencia decisiva sobre cuándo y qué comemos.
ron 26 empleados con sobrepeso de un hospital munici- Distintos estudios señalan que los amigos o familiares se
pal de Filadelfia. Se entrenó a los sujetos durante varias encargan, por lo general, de que nos contengamos en la
semanas para que comieran poniendo atención en lo que mesa. La influencia social es tan grande que bastan un
ingerían. También podían encargar la comida en la can- par de ojos dibujados en la carta del restaurante para que
tina, donde se les ofrecía la posibilidad de consultar, por los clientes no se excedan al pedir, como demostraron
Internet y con varias horas de antelación, el contenido Jenny Bittner, del instituto de psicología y educación de
calórico y de grasas de los menús que habían pedido. En la Universidad de Ulm, y Micaela Kulesz, de la Univer-
comparación con el grupo de control, los participantes sidad de Ciencias Agrícolas de Suecia, en 2015.
consumían de media 145 calorías y 9 gramos de grasa Por otro lado, tenemos menos mala conciencia si han
menos al día. Al final del período de prueba, el 92 por sido otros los que nos han inducido al pecado. Fangyuan
ciento de los sujetos se mostró dispuesto a continuar con Chen y Jaideep Sengupta, de la Universidad de Ciencia
ese método para encargar la comida. y Tecnología de Hong Kong, entregaron a los sujetos de
Este entrenamiento conductual basado en la aceptación su estudio un vale que podían canjear por una zanahoria
ha demostrado su utilidad para comer de manera más o una porción de pastel de chocolate. Mientras unos
sana y perder peso. Los sujetos aprenden a ajustar su probandos podían elegir con total libertad, a otros se les
indicó el producto que debían solicitar. Estos últimos se
sintieron menos culpables y más vitales después de co-
merse el trozo de tarta; también obtuvieron un mejor
rendimiento en una prueba de creatividad y una de
Adelgazar juntos concentración, tareas que exigen autocontrol.

El equipo de Susan Jebb, del Consejo de Investigación Comparación ficticia y ganas de verduras
Médica de la Universidad de Cambridge, dividió a Nuestros congéneres también pueden motivarnos a comer
772 pacientes con sobrepeso de Alemania, Gran Breta­ de manera más saludable. Científicos de la Universidad de
ña y Australia en dos grupos. Uno participó en un pro­ Liverpool dirigidos por Eric Robinson pidieron a unos
grama denominado Weight Watchers («Observadores probandos que valoraron la pieza publicitaria de una web
del peso»), que incluía encuentros regulares así como en la que se elogiaban las ventajas de la verdura fresca. A
un recurso en línea con recetas y menús. El otro grupo los otros participantes se les mostró un póster donde se
solo recibió como tratamiento una dieta básica del informaba de que, al parecer, la mayoría de los estudian-
­médico. Después de un año, los primeros habían adel­ tes consumían más de tres raciones de verduras al día.
gazado casi un 50 por ciento más que los otros parti­ En pocas palabras, una norma social. ¿Resultado? Los
cipantes. Las terapias de grupo con un entrenador nu­ sujetos que habían obtenido la segunda información
tricional se mostraron particularmente efectivas. escogieron para comer los platos más sanos de un bufé
En 2013, científicos dirigidos por Craig Johnston, que los que habían recibido el mensaje explícito sobre el
de la Escuela de Medicina Baylor, examinaron al deta­ valor saludable de las verduras. Este efecto no se produ-
lle la idea de Weight Watchers, esta vez comparándola cía cuando los participantes estaban acostumbrados a
con la opción de adelgazar por cuenta propia. Pesaron comer verdura. Un consejo para los padres que quieran
a 292 sujetos con sobrepeso después de tres y seis me­ que sus hijos se apasionen por el brócoli y otros produc-
ses de dieta: los que seguían el programa perdieron tos de la huerta: es preferible que les expliquen que otros
alrededor de cinco veces más kilos que los sujetos que niños también comen verduras en lugar de enumerarles
se motivaban solos para adelgazar. Por lo que parece, solo las ventajas.
la presión del grupo constituye un factor de éxito Aun así, no todas las personas toman como referencia
­importante. la forma de alimentarse de los demás. Según Arnd Florack,
Lancet, vol. 378, págs. 1485-1492, 2011 American Journal de la Universidad de Viena, y otros investigadores, exis-
of Medicine, vol. 126, pág. 1143.e19-1143.e24, 2013 ten dos tipos de finalidades cuando se trata de dirigir

MENTE Y CEREBRO 44 N.O 83 - 2017


C ONDUCTA / SERIE: PSIQUE Y ALIMENTACIÓN

Aplicaciones de móvil sobre alimentación

Vitaminas y Minerales nos revela FoodCheck advierte sobre los pro­ Aqualert puede ayudarle a mante­
qué sustancias nutritivas necesita­ ductos del supermercado de los que ner el cuerpo hidratado de manera
mos y qué alimentos las contienen. valdría más que nos mantuviéramos regular.
alejados.

nuestras propias acciones: o bien controlamos la propia patatas fritas son sabrosas, pero no nos sentimos bien
conducta de tal modo que evitamos, en la medida de lo después de comerlas. Mas un simple «Bueno, de vez en
posible, las consecuencias no deseadas, o bien queremos cuando uno debe permitirse un capricho», quizá calme,
provocar consecuencias agradables. Los investigadores a corto plazo, nuestra conciencia. Sin embargo, a la ma-
manipularon el planteamiento de los sujetos de tal modo yoría de nosotros nos cuesta admitir ante los demás que,
que no pensaban ni sobre sus deseos y objetivos ni sobre sencillamente, hemos sido demasiado débiles. Si no
las obligaciones personales y responsabilidades de cara podemos evitarlo, al menos queremos que los otros
a los demás. A continuación, ofrecieron galletas a todos consideren que lo que predicamos y nuestros actos son
los probandos. Después, llevaron a cabo una variación consistentes.
del procedimiento experimental: un cómplice del inves- En conclusión, informe a la pareja, a un amigo o a
tigador tomaba una galleta (o la rechazaba) o se ofrecía sus padres (o a todos ellos) sobre su intención de comer
el tentempié al sujeto sin la presencia de extraños. En sano. No solo tranquilizará su conciencia, sino que
todos los casos se mencionaba si el participante anterior puede ayudarle a no caer en las tentaciones. Y su auto-
había comido de esas galletas. control se beneficiará de ello. Por otra parte, Antje Gahl,
Las personas que habían reflexionado sobre sus obli- de la Asociación Alemana de la Alimentación, aconse-
gaciones tomaban como referencia la acción de los demás: ja: «El cambio en la alimentación no debe producirse
temían las consecuencias molestas que podían suceder de forma radical. Es mejor comer menos dulce que de-
si incumplían el ejemplo, con independencia de que al- jarlo de hoy para mañana. Actuar de manera totalmen-
guien estuviera presente, concluyen los autores. te contraria a nuestras preferencias no suele dar buenos
La teoría de la disonancia cognitiva del psicólogo social resultados».
Leon Festinger (1919-1989) señala que existe un malestar Recuerde: nuestra alimentación no debe ser perfecta
automático cuando nuestros valores no concuerdan con al cien por cien. Los pequeños pasos, la tolerancia a las
nuestro comportamiento. Por ejemplo: queremos estar recaídas y, sobre todo, el apoyo de los demás nos acercan,
delgados pero comemos patatas fritas. Es cierto que las poco a poco, a nuestro objetivo.  H

PA R A S A B E R M Á S

It’s my party and I eat if I want to: Reasons for unhealthy snacking. A. C. Aukje et al. en Appetite, vol. 84, págs. 20-27, 2015.
Health promotion messages: The role of social presence for food choices. J. V. Bittner y M. M. Kulesz en Appetite, vol. 87,
págs. 336-343, 2015.
Acceptance-based behavioral treatment for weight control: A review and future directions. E. M. Formal et al. en Current Opinion
in Psychology, vol. 2, págs. 87-90, 2015.

EN NUESTRO ARCHIVO

Camaleones sociales. Arnd Florack y Olver Genschow en MyC n.o 48, 2011.
Dieta con cabeza. Michele Solis en MyC n.o 51, 2011.

MENTE Y CEREBRO 45 N.O 83 - 2017


SI NOPSI S

La evolución del cerebro


El cerebro humano ha necesitado alrededor de 500 millones de años para
­desarrollarse a partir de sistemas nerviosos más sencillos del reino animal.
El siguiente árbol genealógico resume su evolución.

Texto: Anna von Hopffgarten | Gráfico: Martin Müller

El mesencéfalo constituye el centro


de integración sensorial más im-
portante de los vertebrados infe-
riores. En las aves y los mamíferos,
el cerebro asume esta función.

Pez dorado

El pez elefante utiliza


Pez elefante
impulsos eléctricos
para orientarse. Su Esturión
enorme cerebelo pro-
cesa las señales de los
electrorreceptores. Teleósteos Acipenseriformes

Trucha

Tiburón trozo

Tiburón fantasma
Elasmobranquios Holocéfalos

Osteíctos
Lamprea

El cordado más primitivo, el anfioxo, ca- Condrictios


rece de cerebro. Su sistema nervioso cen- Petromizóntidos
tral se compone de un tubo neural que
deriva en una diminuta vesícula cerebral.
La lamprea posee la versión más antigua
MARTÍN MÜLLER

de lo que acabará convirtiéndose en el ce-


rebro humano.
Anfioxo Cefalocordados
Mamíferos

Cordados
MENTE Y CEREBRO 46 N.O 83 - 2017
El tronco encefálico apenas experimenta modificaciones
a lo largo de la evolución; el cerebro, en cambio, muestra
alteraciones notables. Entre ellas, la corteza cerebral se Rorcual común
convierte en la estructura responsable de que los mamífe-
ros desarrollen capacidades complejas, como la facultad
de aprender. Al aumentar de tamaño, necesita replegarse
para caber dentro del cráneo.

Perro

Mamíferos superiores

Chimpancé Humano

Ornitorrinco Pitón
Paloma
Prototerios Lepidosaurios

Numerosas aves poseen un cerebelo


Sinápsidos Diápsidos relativamente voluminoso, el cual les
Cocodrilos Aves permite orientarse durante el vuelo. El
cerebro les facilita una inteligencia
Aligátores acorde a esas capacidades.

Papagayo

Tortugas Los reptiles ya pre-


sentan una corteza
rudimentaria.

Anfibios
Bulbo olfatorio Cerebelo

Rana trepadora Cerebro Nervios, hipófisis

Tortuga Mesencéfalo Otras estructuras

Las partes diferenciadas del cerebro de los vertebrados aquí nom-


brados siguen el mismo plan de desarrollo: el tronco encefálico, con
el mesencéfalo incluido, se encarga de controlar las funciones vitales,
como la respiración y los latidos del corazón; el cerebelo coordina,
FUENTE entre otras capacidades, los movimientos, y el cerebro procesa
The central nervous system of vertebrates. R. Nieuwenhuys facultades más complejas, como decidir y planificar.
et al. Springer, Heidelberg, 1998.
Los cerebros no están a escala.

MENTE Y CEREBRO 47 N. O
83 - 2017
NEURO CIENCIA

Pequeños
cerebros
­artificiales
para investigar
ORGANOIDES CEREBRALES Los científicos cultivan
­«minicerebros» c­ reados a partir de células humanas
con el objetivo de estudiar los trastornos
mentales y el funcionamiento cerebral
CHRISTIAN WOLF

E L AU TO R

Christian Wolfes doctor en filosofía


y periodista científico.

MENTE Y CEREBRO 48 N.O 83 - 2017


En síntesis:
Minicerebros de laboratorio

1
Los investigadores han logrado producir tejido
­cerebral tridimensional a partir de células madre
humanas. Se trata de los llamados organoides
c­ erebrales.

2
Estos minicerebros ofrecen la posibilidad de in-
vestigar el desarrollo de la corteza cerebral huma-
na. Los ratones presentan limitaciones para este
fin, ya que su estructura cortical es más sencilla que la
nuestra.

3
Los neurocientíficos también persiguen conocer
mediante estos tejidos artificiales las causas de al-
gunos trastornos del desarrollo de cerebro, entre
ellos, la microcefalia. Con este objetivo investigan orga-
noides procedentes de células de pacientes con dicha
patología.

*
DE: «CEREBRAL ORGANOIDS MODEL HUMAN BRAIN DEVELOPMENT AND MICROCEPHALY». M. A. LANCASTER ET AL.
EN NATURE, VOL. 501, PÁGS. 373-379, 2013; JÜRGEN KNOBLICH, ACADEMIA AUSTRÍACA DE LAS CIENCIAS, VIENA

Esta imagen del corte de un organoide del grupo dirigido por Jürgen
Knoblich, del Instituto de Biotecnología Molecular de la Academia
Austríaca de las Ciencias, en Viena, muestra un tejido similar al de la
corteza cerebral (asterisco). A partir de células precursoras (violeta),
se forman neuronas maduras (verde, flecha). Ambos tipos de células
resultan visibles gracias a unos anticuerpos cuya fluorescencia roja y
verde se sobrepone al fondo azul de la tinción del tejido.

MENTE Y CEREBRO 49 N.O 83 - 2017


«¡V
ed! ¡Brilla! Fundamentos hay un frasco lleno de líquido nutritivo rojizo. Como material
mayores para esperar que si de partida, los científicos utilizan células madre pluripo-
de mil materias por mezcla tenciales de origen humano, entre otros materiales. Estas
—pues está en la mezcla el se encuentran en un estado casi embrionario y pueden
toque— , la materia del hom- dar lugar a casi cualquier tipo de célula, incluso neuronas.
bre componemos y bien la Las células madre poseen una capacidad de autoorga-
amalgamos en crisoles: según las reglas, la obra se con- nización sorprendente, de la que los investigadores sacan
sigue.» provecho: si estas células no hallan un punto de anclaje
Con estas palabras describe el alquimista Wagner en en el líquido nutritivo, se agrupan de forma espontánea;
la segunda parte de la obra Fausto, de Goethe, su extraor- de esta manera surgen los llamados cuerpos embrioides.
dinario logro. Ahora bien, solo con ayuda de Mefistófeles A partir de estos, y mediante la adición de algunas sus-
consigue crear un homúnculo, un hombrecito artificial. tancias que actúan como señalizadoras, los científicos
Esta escena recuerda, en cierto modo, a lo que los inves- pueden, por así decirlo, apretar el «botón genético» que
tigadores dirigidos por el biólogo molecular Jürgen pone en marcha el «neuroprograma» (la inducción neu-
Knoblich, del Instituto de Biotecnología Molecular de la ral). De este modo, los cuerpos embrioides forman el
Academia Austríaca de las Ciencias, en Viena, crearon neuroectodermo. En los animales vertebrados, de esta
en 2013. El lugar donde sucedió todo no fue una cocina capa se origina el sistema nervioso completo.
medieval para preparar pócimas, sino un laboratorio de
alta tecnología. Los científicos tampoco desarrollaron un Tejido tridimensional
homúnculo, sino una especie de «minicerebro» o, mejor Knoblich y otros investigadores introdujeron el neuroec-
dicho, numerosos pequeños organoides cerebrales que todermo que habían obtenido artificialmente en un gel
se asemejan al órgano cerebral humano. O, dicho de otro especial (matrigel), que actúa como una suerte de arma-
modo, unos sistemas celulares generados de manera zón de sostén para el tejido que va creciendo. Algunos
artificial. días más tarde, colocaron las estructuras que se habían
Con un tamaño que apenas alcanza el de un guisante formado en un frasco de cultivo que disponía de un
(su diámetro no supera los 4 milímetros), se cultivan en dispositivo que lo mantenía en constante movimiento;
de esta manera proporcionaban un mejor aporte de
DE: «GENERATION OF CEREBRAL ORGANOIDS FROM HUMAN PLURIPOTENT STEM CELLS». M. A. LANCASTER Y J. A
nutrientes y oxígeno a las células. Tras unos 15 días, se
KNOBLICH EN NATURE PROTOCOLS, VOL. 9, PÁGS. 2329-2340, 2014; CORTESÍA DE JUERGEN KNOBLICH, IMBA, WIEN
había formado un tejido compacto tridimensional que
contenía cámaras llenas de líquido; estas recordaban a
los ventrículos cerebrales con líquido cefalorraquídeo en
su interior. Al cabo de entre 20 y 30 días, ya se podían
reconocer los organoides, los sistemas celulares comple-
jos con tejidos diferenciados que presentaban las típicas
características de regiones cerebrales distintas.
Mediante técnicas de tinción, los investigadores pu-
dieron identificar distintos tipos celulares en los organoi-
des. Las células de glía radiales, por ejemplo, aparecían
de color rojo; las neuronas maduras, de verde. En otras
imágenes se apreciaban meninges o células de una retina.
También podían reconocerse, en una primera fase, es-
tructuras como el hipocampo o la corteza prefrontal,
según sugería la actividad genética en algunas regiones
del organoide.

Para el cultivo celular en tres dimensiones se utilizan


biorreactores. En estos recipientes giratorios, los culti-
vos celulares se abastecen mejor de nutrientes que en
una placa de Petri. También permiten controlar pará-
metros como la temperatura y el pH. Un dispositivo
agitador mantiene la solución en una constante y lenta
oscilación. Si se observa el contenido de cerca, el orga-
noide puede reconocerse como una diminuta partícula
blanca flotante.

MENTE Y CEREBRO 50 N.O 83 - 2017


NEURO CIENCIA / ORGANOIDES CEREBR ALES
CORTESÍA DE JÜRGEN KNOBLICH, ACADEMIA AUSTRÍACA

Célula madre Corpúsculos Formación


DEVELOPMENT AND MICROCEPHALY». M. A. LANCASTER

pluripotencial embrionarios del neuroectodermo


DE: «CEREBRAL ORGANOIDS MODEL HUMAN BRAIN

ET AL. EN NATURE, VOL. 501, PÁGS. 373-379, 2013;

inducida
DE LAS CIENCIAS, VIENA

Día 6: Día 11:


200 µm Asociación 200 µm Inducción 200 µm
Anclaje en la matriz
espontánea neural de soporte

Una dimensión nueva Organoide


con tejido cerebral
Neuroepitelio
en expansión
desarrollado
Para conseguir que creciesen los organoi-
des, el equipo de Jürgen Knoblich, del
­Instituto de Biotecnología Molecular de la
Academia Austríaca de las Ciencias, susti-
tuyó la placa de Petri por biorreactores. Día 15:
Traslado al cultivo
En ellos se simula el medio natural en el en tres dimensiones.
que crece un embrión. Las formaciones 200 µm Continúa el crecimiento 200 µm
y la maduración
celulares se desarrollan en tres dimensio-
nes y alcanzan estadios de maduración
mayor que en los cultivos celulares tradi-
cionales.

A partir de métodos similares al empleado por los EN BREVE:


científicos vieneses, diversos grupos han creado ya sus CÉLULAS MADRE
«mezclas» de organoides. Sin embargo, los sistemas ce- P LU R I P OT E NC IA L E S I N DU C I DAS
lulares obtenidos en la retorta presentan limitaciones.
«Los organoides no contienen, ni mucho menos, todas Se trata de células que recuperan el potencial de de-
las estructuras del cerebro en desarrollo», indica Oliver sarrollarse en cualquier tejido. Para obtenerlas, los
Brüstle, neuropatólogo e investigador de células madre investigadores cultivan células diferenciadas, es de-
de la Universidad de Bonn. No están representadas las cir, formadas y especializadas (por ejemplo, las cé-
seis capas de la neocorteza humana, por ejemplo. Además, lulas cutáneas), y las programan añadiendo deter-
faltan las células inmunitarias y los vasos sanguíneos. La minadas sustancias de modo que, desde el punto de
carencia de un sistema de suministro nutritivo provoca vista genético, se comportan como células madre
que las células situadas en el centro de un organoide no embrionarias. La ventaja sobre estas últimas estriba
puedan nutrirse suficientemente a partir de cierto tama- en que no se han de manipular embriones humanos
ño. Por esta razón, su crecimiento se detiene al cabo de para obtenerlas.
dos meses y su tamaño no supera el de un guisante. Los
organoides de Knoblich se detuvieron casi al alcanzar el
estado de un feto en la novena semana de gestación. INDUCCIÓN NEURAL
Asimismo, las diversas áreas que se asemejan a las
regiones cerebrales reales se hallan distribuidas de ma- En estadios tempranos del desarrollo embrionario
nera aleatoria: los minicerebros no disponen ni de la se forma el neuroectodermo, origen de todo el sis-
forma ni de la organización espacial de un cerebro hu- tema nervioso. Ello sucede a partir del ectodermo,
mano. No se trata, pues, de un cerebro en miniatura. la capa celular más externa del organismo en for-
mación. La activación genética necesaria para la in-
¿Dónde se encuentran los astrocitos? ducción neural se realiza mediante un complejo in-
Por otra parte, la multiplicidad de los tipos celulares que tercambio de señales que gobierna el tejido
se forman resulta sorprendente. No obstante, en 2013, el subyacente. A pesar de que aún no se conoce este
grupo dirigido por Lorenz Studer, del Centro Oncológi- proceso en detalle, los investigadores consiguen la
co Memorial Sloan Kettering, criticaron que los organoi- inducción neural mediante la adición de unas pocas
des de Knoblich carecían de un importante tipo celular: moléculas transmisoras de información en cultivos
los astrocitos. En el cerebro, estas células de la glía en in vitro de células madre pluripotenciales.

MENTE Y CEREBRO 51 N.O 83 - 2017


Día 35 Día 49

DE: «FUNCTIONAL CORTICAL NEURONS AND ASTROCYTES FROM HUMAN PLURIPOTENT STEM CELLS IN 3DCULTURE». A. M. PASCA ET AL.
EN NATURE METHODS, VOL. 12, PÁGS. 671-678, 2015. CORTESÍA DE SERGIU P. PAŞCA, ESCUELA DE MEDICINA, UNIVERSIDAD STANFORD
40 micrómetros 40 μm

Día 63 Día 76

40 μm 40 μm

El grupo de Sergiu Paşca, de la Universidad Stanford, desarrolló organoides esféricos (esferoides) en los
que aparecían astrocitos. Tras 35 días de cultivo de los esferoides, los astrocitos (azul claro) todavía no se
aprecian, mientras que su número se multiplica en los 40 días siguientes. Estos astrocitos rodean neuronas
­corticales plenamente desarrolladas (rojo).

forma de estrella se encuentran por doquier. A través del presentaban las características de las redes neuronales,
contacto con los vasos sanguíneos se encargan de aportar describieron los autores. Con todo, en los esferoides de
nutrientes a las neuronas y de eliminar sus productos de Paşca también se echaba de menos un componente im-
desecho. Además, intervienen en la trasmisión de infor- portante: les faltaban vasos sanguíneos.
maciones a través de las sinapsis, ya que se acumulan en «El método de Sergiu Paşca se parece mucho al nues-
los puntos de contacto entre las neuronas. Si se quiere tro», opina Knoblich. En la actualidad existe toda una
reproducir un cerebro auténtico de la forma más fidedig- serie de organoides que reproducen, más o menos, el
na posible, estas células no deben faltar. desarrollo del cerebro. «El nuestro destaca por su orga-
Los organoides sí que poseen astrocitos, respondió nización tridimensional particularmente buena y es el
Knoblich cuando se le preguntó sobre el tema. La falta de que más se aproxima a la estructura de la corteza cerebral»,
espacio en la publicación acarreó que el experimento que señala Knoblich. Por el contrario, los científicos del
lo mostraba tuviera que eliminarse del contenido, pero equipo de Paşca ven una ventaja decisiva en su método,
esos resultados aparecerán en un futuro artículo, explicó. ya que es capaz de producir estructuras comparables en
Sin embargo, el equipo dirigido por Sergiu Paşca, de la repetidos experimentos. Hasta ahora, los minicerebros
Universidad Stanford, ya publicó en 2015 un estudio que presentaban fuertes diferencias entre sí aunque se hubie-
lo demostraba. Los científicos cultivaron organoides es- ran desarrollado en el mismo laboratorio.
féricos que bautizaron con el nombre de esferoides corti- Puede que estos trabajos lleven a pensar que los cien-
cales. Después de dos meses y medio de cultivo, estos tíficos que buscan crear cerebros en el laboratorio sufren
alcanzaban un estado semejante al desarrollo embriona- fantasías de omnipresencia. Pero su interés es muy sobrio.
rio del cerebro en el quinto mes de gestación; en ellos, las En cierta ocasión, el famoso físico cuántico Richard
neuronas aparecían rodeadas de astrocitos. Estos se en- Feyman manifestó: «Si no lo puedo crear, tampoco lo
contraban unidos unos a otros a través de sinapsis y entiendo». De alguna manera, esta afirmación resulta

MENTE Y CEREBRO 52 N.O 83 - 2017


NEURO CIENCIA / ORGANOIDES CEREBR ALES

válida para el cerebro, en tanto que su desarrollo todavía


presenta lagunas. Los minicerebros pueden aportar pis-
tas al respecto. «En los organoides pueden reproducirse
los primeros pasos de la autoorganización del tejido
cerebral», señala Brüstle. «Sobre todo, la formación de
cada capa de la corteza cerebral en los humanos puede
reproducirse en el cultivo celular», asevera. Además, por
este mismo procedimiento pueden estudiarse, de forma
detallada, las etapas iniciales de la distribución de las
neuronas en el espacio.
La mayor parte de las neuronas nacen antes de que el
niño llegue al mundo. Durante la embriogénesis, la cor-
teza cerebral se va formando por capas a partir del siste-
ma ventricular. Para satisfacer la gran necesidad de
neuronas, las llamadas células de la glia radiales se divi-
den en la zona ventricular, en las proximidades de los
ventrículos. Las neuronas que surgen de ellas se desplazan
en dirección a la superficie de la corteza. Sin embargo,
este aporte de células no resulta suficiente para comple-
tar la compleja corteza cerebral de los mamíferos. De esta
manera, en los mamíferos existe una segunda área de
generación de neuronas por debajo de la zona ventricu-
lar. Esta zona subventricular en los humanos no es igual
que la de los roedores. En los organoides de origen hu-
mano se observan, en cambio, ciertas analogías con estos
CORTESÍA DE SERGIU P. PAŞCA, ESCUELA DE MEDICINA, UNIVERSIDAD STANFORD

lugares de neurogénesis diferentes. En este corte de un esferoide cortical se observan célu-


las que se dividen (verde) en torno a un espacio vacío, el
El humano no es un ratón cual se asemeja a un ventrículo. El tejido se parece a la
Las investigaciones de las primeras fases del desarrollo corteza del cerebro de un feto en mitad del embarazo.
cerebral humano en ratones han supuesto hasta ahora
tan solo un sustituto provisional. Brüstle aclara: «El de-
sarrollo del cerebro humano solo se puede estudiar en tivo tridimensional de los organoides presenta ventajas.
ratones de forma limitada». Las diferencias entre ambas El cultivo celular en el recipiente se asemeja más al órga-
especies son demasiado grandes. Por ejemplo, la corteza no real que una capa celular sobre la superficie de un
cerebral del ratón es lisa; la nuestra, en cambio, se halla plástico duro o de un cristal. En las placas de Petri, las
sembrada de surcos. células madre solo pueden cultivarse durante un tiempo
En comparación con los tradicionales cultivos de cé- relativamente corto a causa de un aporte de nutrientes
lulas madre bidimensionales de origen humano, el cul- deficiente. Por el contrario, los organoides, por su con-
dición de agregados sumergidos en un caldo de cultivo,
pueden mantenerse vivos durante meses y pueden utili-
CELLS IN 3DCULTURE». A. M. PASCA ET AL. EN NATURE METHODS, VOL. 12, PÁGS. 671-678, 2015.

Día 137
DE: «FUNCTIONAL CORTICAL NEURONS AND ASTROCYTES FROM HUMAN PLURIPOTENT STEM

zarse como fuente de otros cultivos. Las células alcanzan


aquí estadios maduros y presentan complejas actividades
Capas exteriores
CORTESÍA DE SERGIU P. PAŞCA, ESCUELA DE MEDICINA, UNIVERSIDAD STANFORD

que se pueden medir electrofisiológicamente.


Por otra parte, los organoides van más allá de ofrecer
una mirada en los estadios iniciales del desarrollo normal
Capas profundas

Zona ventricular Al cabo de 137 días de cultivo, la estructura de las capas


en el esferoide cortical recuerda el proceso de forma-
ción de la corteza del cerebro. Primero, las neuronas
­jóvenes se desplazan desde la zona ventricular hacia
fuera, es decir, hacia las capas profundas (verde). A con-
tinuación, las neuronas maduras (rojo), que se encuen-
20 μm tran en las capas exteriores, también se trasladan a
­zonas más externas.

MENTE Y CEREBRO 53 N.O 83 - 2017


NATURE, VOL. 501, PÁGS. 373-379, 2013; CORTESÍA DE JÜRGEN KNOBLICH, ACADEMA AUSTRÍACA DE LAS CIENCIAS, VIENA
DE: «CEREBRAL ORGANOIDS MODEL HUMAN BRAIN DEVELOPMENT AND MICROCEPHALY». M. A. LANCASTER ET AL. EN
Espacio semejante
al ventrículo

Esta sección de organoide muestra neuronas (verde) y un gran número de células gliales radiales (rojo) en su parte
más interna. Estas últimas se encuentran también en la llamada zona subventricular externa (flechas). Si bien esta
condición es característica de la corteza cerebral humana en desarrollo, no se observa en ratones.

del cerebro humano; también ofrecen la posibilidad de a formar neuronas demasiado pronto, en lugar de seguir
aportarnos información relevante sobre las causas de dividiéndose y aumentar, de esa manera, el número de
algunas malformaciones. En un trabajo pionero, un células precursoras. Por esta razón se formarían menos
grupo dirigido por Knoblich cultivó organoides que neuronas.
mostraban indicios de una microcefalia. Las personas Pero la microcefalia puede deberse a otras causas. En
con este trastorno del desarrollo presentan una cabeza y algunos países latinoamericanos, como Brasil, nacen
un cerebro de tamaño reducido. Por lo general, también muchos niños con este trastorno. También en dicho país
sufren limitaciones psíquicas y motoras y pueden pade- es donde más abunda el virus del Zika. Numerosos ob-
cer alteraciones auditivas y de la visión. Es difícil inves- servadores no ven en estos datos una simple casualidad,
tigar este trastorno en los ratones, ya que determinadas sobre todo teniendo en cuenta que en el cerebro de recién
fases de desarrollo de estos animales siguen un curso nacidos con microencefalia se ha detectado el virus del
diferente que en los humanos. Zika.
El equipo de Knoblich tomó algunas células de la piel
de un paciente que sufría una variante genética de mi- Tras las huellas del virus
crocefalia y, mediante un procedimiento de genética Un grupo dirigido por Patricia Garcez, bióloga celular
molecular, las reprogramó para convertirlas en células de la Universidad de Río de Janeiro, se propuso estudiar
madre pluripotenciales. Compararon los organoides con con detalle el efecto del zika en el tejido cerebral humano.
microcefalia que se iban formando poco a poco con los Para ello cultivaron organoides siguiendo el método de
que se habían generado a partir de células sanas. Los Knoblich: observaron la masa cerebral a lo largo de 11
investigadores obtuvieron algunos resultados relevantes. días. En comparación con los cultivos celulares sin infec-
Entre otros, hallaron que los organoides «enfermos» tar, los organoides afectados crecieron alrededor de un
presentaban pocas células precursoras pero muchas 40 por ciento menos. Por el contrario, los virus del dengue,
neuronas ya formadas. Ello sugería la posibilidad de que, emparentados con los del Zika, no produjeron ese efecto.
en el caso de la microcefalia, las células madre empiecen Además, se descubrió que los organoides infectados por

MENTE Y CEREBRO 54 N.O 83 - 2017


NEURO CIENCIA / ORGANOIDES CEREBR ALES

NATURE, VOL. 501, PÁGS. 373-379, 2013; CORTESÍA DE JÜRGEN KNOBLICH, ACADEMA AUSTRÍACA DE LAS CIENCIAS, VIENA
DE: «CEREBRAL ORGANOIDS MODEL HUMAN BRAIN DEVELOPMENT AND MICROCEPHALY». M. A. LANCASTER ET AL. EN
Microcefalia A La neuroimagen por es-
pín nuclear de un pacien-
te con microcefalia revela
una cabeza pequeña, un
cerebro reducido y una
escasez de plegamiento
de la corteza cerebral. En
organoides formados a
Corte transversal partir de células madre
del sujeto (A) se observa,
al cabo de 22 días de cul-
Sano B tivo, un número de célu-
las precursoras inferior
(rojo) que en un indivi-
duo sano (B). En cambio,
aparecen muchas más
neuronas formadas (ver-
de, flechas). Ello provoca
que, a largo plazo, se es-
tanque el suministro de
Corte transversal neuronas.

zika presentaban estructuras anormales, lesiones en las formación de organoides. Por el momento, los minice-
membranas y células alteradas. rebros producidos en la mayoría de los laboratorios
Los minicerebros artificiales han superado su prime- muestran grandes diferencias. Además, la valoración
ra prueba de eficacia como modelo de experimentación, sistemática del tejido cerebral artificial mediante técnicas
puesto que han permitido evaluar determinados aspectos de neuroimagen en tres dimensiones supone, hoy por
del desarrollo cerebral y han ayudado a entender los fallos hoy, un reto. Resulta más sencillo observar un cultivo
que pueden producirse durante ese proceso. Pero su celular bidimensional.
aportación a la investigación puede ser aún mayor: de- El bioingeniero John Frampton, de la Universidad
bido a su prolongada vida, podrían aprovecharse, por Dalhousie de Halifax, recapacita: «Todavía estamos muy
ejemplo, para conocer con precisión el efecto de ciertos lejos de reemplazar los animales de experimentación por
medicamentos. A menudo, los fármacos neurológicos tejidos desarrollados en el laboratorio, sobre todo en algo
que se investigan presentan resultados positivos en los tan complejo como es el sistema nervioso». Los organoi-
animales, mas fracasan en los consiguientes estudios des son modelos muy simplificados del auténtico cerebro.
clínicos con personas. ¿No sería útil que muchos medi- Si bien, como muchos otros logros obtenidos en el labo-
camentos prometedores pudieran comprobarse directa- ratorio, resultan útiles para investigar y comprender,
mente en tejidos cerebrales humanos? Brüstle pone en nunca se debe confundir lo que ocurre en ellos con lo
duda esta posibilidad, pues se requeriría estandarizar la que sucede en el organismo real. H

PA R A S A B E R M Á S

Functional cortical neurons and astrocytes from human pluripotent cells in 3D culture. A. M. Paşca et al. en Nature Methods,
págs. 671-678, 2005.
Cerebral organoids model human brain development and microcephaly. M. A. Lancaster et al. en Nature, vol. 501, págs. 373-379, 2013.
Human cerebral organoids recapitulate gene expression programs of fetal neocortex development. J. G. Camp et al. en Proceedings
of National Academy of Sciences USA, vol. 112, págs. 15.672-15.677, 2015.
Zika virus impairs growth in human neurospheres and brain organoids. P. P Garcez et al. en Science, 10.1126/science.aaf6116, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

Cultivo ocular. Yoshiki Sasai en IyC, enero de 2013.


Cerebros creados en el laboratorio. Jürgen Knoblich en IyC, marzo de 2017.

MENTE Y CEREBRO 55 N.O 83 - 2017


NEUROLO GÍA

MICROCEFALIA Al principio, tan solo existía una vaga sospecha.


Desde 2016, el virus del Zika se considera causante de graves
­malformaciones cerebrales en los fetos humanos

Los efectos
del virus
del Zika BERNHARD FLEISCHER

C
uando Margaret Chan, directora de la responsable de la OMS decidió declarar un estado global
Organización Mundial de la Salud (OMS), de emergencia para la salud pública. Ante las preguntas
se dirigió el 1 de febrero de 2016 a la del auditorio, Chan tuvo que admitir que su organización
prensa, el mundo fue testigo de un suce- sospechaba de la existencia de una relación causal entre
so único en la historia de la medicina. El la aparición masiva del zika y las malformaciones cere-
virus del Zika se había extendido de una brales graves en los niños, por más que, hasta ese mo-
manera explosiva en el continente americano: en Brasil mento, no contara con ninguna prueba científica que
habían nacido muchos niños con una cabeza de tamaño validara esa asociación. Incluso existían dudas fundadas
reducido (microcefalia). Dadas las circunstancias, la sobre su plausibilidad.
El virus fue descubierto, a finales de los años cuaren-
ta del siglo xx, en macacos de la India del bosque de
Zika (Uganda). Durante mucho tiempo se consideró
inofensivo. En los últimos decenios se fue extendiendo
desde África Central hasta el Pacífico, a través del su-
deste de Asia. Solo en dos ocasiones produjo oleadas
E L AU TO R de infección importantes: en 2007 en Micronesia y en
Bernhard Fleischeres biólogo 2013 en la Polinesia Francesa. La inmensa mayoría de
y periodista científico. estas infecciones cursaron de forma totalmente asinto-

MENTE Y CEREBRO 56 N.O 83 - 2017


REUTERS / UESLEI MARCELINO
En 2015 nacieron en Brasil muchos bebés con una cabeza de tamaño reducido. La causa
es la infección por el virus del Zika de las madres durante el embarazo.

mática: únicamente un 20 por ciento de los afectados de la rubéola. La microcefalia también es uno de sus
experimentó formas leves de erupción, cefalea, artro- síntomas.
mialgias, conjuntivitis y fiebre. Cuando se produjo el brote de zika en la Polinesia
Hasta entonces, nadie podía imaginar que el incre- Francesa había, como mínimo, 72 personas infectadas
mento de malformaciones fetales en Brasil guardara re- con alteraciones del sistema nervioso, 40 de las cuales
lación con el virus del Zika. Tampoco los demás miembros sufrían síndrome de Guillain-Barré. Sin embargo, su
de la familia Flaviviridae, a la que pertenece este virus, contribución al número total de casos de zika era despre-
habían resultado teratógenos. Con este trasfondo resul- ciable (0,024 por ciento). Además, este síndrome se ca-
taba perfectamente admisible que el aumento simultáneo racteriza por una reacción inmunitaria del cuerpo fren-
de infecciones por zika en adultos y microcefalias en te al virus que no afecta el cerebro, sino, sobre todo, el
fetos y recién nacidos se atribuyera al azar. Otras posibles sistema nervioso periférico, y provoca una parálisis
causas, fueran ambientales o medicamentosas, resultaban transitoria que se acompaña de un cansancio intenso.
más convincentes. Según argumentaban numerosos in-
vestigadores, la hipótesis del zika resultaba poco probable, Primeros hallazgos in vivo
pues son escasos los virus conocidos que atraviesan la El 5 de enero de 2016, los investigadores brasileños del
barrera hematoplacentaria y alcanzan el feto a través de grupo de Gustavo Malinger, de la Universidad de Tel Aviv,
la sangre materna. Las infecciones cerebrales de los no- publicaron dos casos de mujeres embarazadas del estado
natos ocurren rara vez y, en ocasiones, obedecen al virus de Paraíba, cuyos hijos manifestaban los signos caracte-

MENTE Y CEREBRO 57 N.O 83 - 2017


En síntesis:Indicios en los minicerebros

1 2 3
En 2015 y 2016 nacieron en Su- Los estudios epidemiológi- Los minicerebros artificiales
damérica muchos niños con cos sugerían que la microce- desarrollados a partir de célu-
malformaciones cerebrales gra- falia se debía a la infección las madre confirmaron en 2016
ves y una cabeza de tamaño reduci- de las madres gestantes por el vi- tal hipótesis.
do (microcefalia). rus del Zika.

rísticos de microcefalia fetal. Según mostraban las eco- te de documentación recurrieron, entre otras, al catá-
grafías, presentaban graves daños en el cerebelo, el logo de criterios elaborado por el estadístico y epide-
tronco encefálico y el tálamo. En principio, los médicos miólogo inglés Aus­tin Bradford Hill (1897-1991). Estos
atribuyeron las alteraciones a una toxoplasmosis, pero el criterios permiten evaluar la supuesta relación entre
cráneo de los embriones exhibía osificaciones nada ca- causa y efecto en el campo de la medicina.
racterísticas de dicha infección. En los análisis posterio- Había que averiguar si existían investigaciones inde-
res llevados a cabo en el laboratorio se detectó material pendientes unas de otras que confirmaran, mediante
genético del virus del Zika, tanto en el líquido amniótico métodos diferentes y poblaciones de riesgo distintas, el
como en una muestra de sangre fetal, aunque no en la vínculo entre el zika y las anomalías cerebrales de los
sangre de la mujer embarazada. nonatos. Otra información relevante era la relación entre
Estos datos se confirmaron en marzo de 2016 en una el momento de la infección y la aparición de la microce-
publicación de investigadores eslovenos muy aclamada. falia, así como si era realmente plausible que el patógeno
Estos autores comunicaron el caso de una mujer que se provocase los daños observados y si se podían descartar
había quedado embarazada en febrero de 2015, cuando causas alternativas. Los datos asociados al zika no cum-
residía en Brasil. En la semana 29 de gestación, los mé- plían dos de los criterios. Uno de ellos, la dependencia
dicos diagnosticaron una microcefalia del feto, junto con de la dosis, no se puede aplicar, en esencia, a los virus; el
otras malformaciones. La paciente decidió interrumpir otro exigía comprobar dicho efecto en experimentos con
el embarazo. En la autopsia fetal, además de confirmar- animales. Por entonces no se disponía de los resultados
se el diagnóstico (la corteza cerebral carecía de circun- de este tipo de estudios.
voluciones y era prácticamente lisa), se descubrieron Con todo, los investigadores reconocían la relación
grandes cantidades de partículas víricas y de ARN en las entre las infecciones por zika y los daños cerebrales en
células del cerebro. Con métodos de secuenciación iden- los fetos. Sin embargo, no estaba claro el mecanismo por
tificaron el genoma del virus del Zika. Los autores no el que el virus atacaba el cerebro. Desde luego, cabía
hallaron ningún otro patógeno que pudiera causar esas pensar que la causa de las alteraciones en los fetos no se
alteraciones cerebrales. debía al virus propiamente, sino a sus toxinas o incluso
Diversos estudios proporcionaron nuevos indicios a la reacción antivírica del sistema inmunitario materno.
de la probable relación entre la epidemia del zika y el Era probable que intervinieran también otros factores.
mayor número de casos de microcefalia, pero ¿bastaba Para desarrollar tratamientos o vacunas es fundamental
con esa información para obtener la prueba definitiva? aclarar estos aspectos.
El 13 de abril, los Centros para el Control y la Prevención En junio de 2016, los investigadores de la Universidad
de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) despejaron de São Paulo lograron la primera demostración experi-
cualquier duda al respecto: el zika causaba la microcefa- mental de la vinculación entre el virus del Zika y los
lia de los recién nacidos. Estos centros se basaban solo daños cerebrales de los recién nacidos. El equipo de
en indicios epidemiológicos. Resulta difícil constatar por Patricia Beltrão-Braga infectó a ratones hembra en esta-
vía directa que un factor concreto daña a los nonatos, do de gestación con una cepa vírica aislada de un pacien-
puesto que el vínculo temporal no siempre puede esta- te brasileño. Las crías recién nacidas presentaron tras-
blecerse de manera inequívoca, habida cuenta de la du- tornos generales del crecimiento y malformaciones
ración del embarazo. Por ello, no existía ni un solo estu- cerebrales. Estos experimentos apoyaban, además, otros
dio que demostrase la relación entre la infección por zika indicios anteriores, según los cuales el zika ataca las cé-
y la microcefalia. lulas precursoras de las neuronas y puede dañar el cere-
En su lugar, los investigadores de los CDC analizaron bro adulto.
la bibliografía publicada hasta entonces en busca de un En las semanas siguientes, diversos grupos demostra-
procedimiento estandarizado. Con ello llegaron a la ron que los virus del Zika producían lesiones cerebrales
conclusión de que los datos existentes revelaban las en los ratones. Pero el valor informativo de estos experi-
propiedades teratógenas del virus del Zika. Como fuen- mentos resultaba limitado. El desarrollo del cerebro de

MENTE Y CEREBRO 58 N.O 83 - 2017


NEUROLO GÍA / MICRO CEFALIA

los roedores es muy diferente al del ser humano: los hasta formar organoides cerebrales. Siguieron, paso a
pliegues cerebrales característicos en este último faltan paso, con métodos inmunohistoquímicos y microscopia
por completo en los múridos. electrónica, el ataque del virus contra las células que se
iban diferenciando de modo paulatino. Los cúmulos
Los minicerebros aportan luz celulares infectados mostraron diversas anomalías es-
Se precisaba un modelo experimental con el que se pu- tructurales y se desintegraron. En las membranas de los
dieran reproducir los efectos de la infección por zika orgánulos celulares (mitocondrias y vesículas) se detec-
sobre el desarrollo cerebral humano durante el primer taron partículas víricas. En todas las neuroesferas infec-
trimestre de gestación. Para ello se empleó una técnica tadas por el zika, los científicos descubrieron, bajo el
desarrollada en 2013 bajo la dirección del biólogo mo- microscopio electrónico, membranas celulares inestables
lecular alemán Jürgen Knoblich [véase «Pequeños cerebros y numerosos corpúsculos apoptóticos (restos de células
artificiales para investigar», por Christian Wolf, en este destruidas). Concluyeron que el zika desencadenaba una
mismo número]. Consiste en lo siguiente: a partir de muerte celular programada (apoptosis) de las células
células madre humanas pluripotenciales inducidas, los madre neuronales humanas e impedía, de este modo, su
investigadores cultivan estructuras orgánicas artificiales. diferenciación. El crecimiento de los organoides infec-
En determinadas condiciones, las células madre flotan tados se redujo en un 40 por ciento con relación al de
libremente organizándose en cúmulos esféricos, las de- los no infectados. En un estudio más detallado, publi-
nominadas neuroesferas. Estas aglomeraciones celulares cado poco más tarde en Nature, se confirmaron los ha-
pueden continuar diferenciándose hasta crear el llamado llazgos.
neuroectodermo, a partir del cual se desarrolla el sistema Garcez y sus colaboradores reprodujeron estos expe-
nervioso central. rimentos con virus del dengue. El patrón de afectación
Con la ayuda de estos organoides artificiales es posible se asemejó, en estos trabajos, al de los virus del Zika, pero
simular los procesos complejos de desarrollo del cerebro no se alteró el desarrollo de las células madre neuronales.
humano, pero solo hasta la décima semana de gestación, Los investigadores saben que existe una estrecha relación
aproximadamente. En ese momento, los minicerebros entre los virus del dengue y el del Zika. Ambos son
generados alcanzan el tamaño de un guisante. Al no transmitidos por mosquitos de la especie Aedes. En mu-
disponer de vasos sanguíneos y nutrirse solo por difusión chas regiones por donde se propaga el zika se han detec-
desde el medio de cultivo circundante, no pueden seguir tado anticuerpos frente al virus del dengue en el suero
creciendo. Sin embargo, este sistema se presta de mane- sanguíneo de un porcentaje alto de la población. Es
ra extraordinaria para conocer la repercusión de la in- probable que una persona que supera una infección por
fección por zika sobre el desarrollo inicial del cerebro, dengue se encuentre inmunizada frente a los virus del
informaba en marzo de 2016 Patricia Garcez, antigua Zika. Ello explicaría por qué antes de 2015 no se regis-
colaboradora de Knoblich, en la revista Nature Medicine. traron microcefalias de forma masiva a pesar de la difu-
Poco después, su grupo aportó las pruebas probablemen- sión del zika. No obstante, cabría pensar también que
te decisivas. solo la interacción entre ambos virus determine los daños
El equipo de Garcez infectó células madre humanas cerebrales catastróficos que se han observado reciente-
con virus del Zika y las cultivó a lo largo de 11 días mente en Brasil. H

PA R A S A B E R M Á S

The Brazilian Zika virus strain causes birth defects in e­ xperimental models. F. R. Cugola et al. en Nature, vol. 534,
págs. 267-271, 2016.
Zika virus impairs growth in human neurospheres and brain organoids. P. P. Garcez et al. en Science, vol. 325,
págs. 816-818, 2016.
Zika virus associated with microcephaly. J. Mlakar et al. en New England Journal of Medicine, vol. 374, págs. 951-958, 2016.
Zika virus intrauterine infection causes fetal brain abnormality and microcephaly: Tip of the iceberg? A. S. Oliveira Melo et al.
en Ultrasound in Obstetrics and Gynecology, vol. 47, págs. 6-7, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

Las conexiones globales del zika. Dina Fine Maron Wolf en IyC, julio de 2016.
¿Cómo prever y contener epidemias como la del zika? Robert L. Dorit en IyC, diciembre de 2016.
Cerebros creados en el laboratorio. Jürgen Knoblich en IyC, marzo de 2017.

MENTE Y CEREBRO 59 N.O 83 - 2017


INSTANTÁNEA

ELIZABETH DI LULLO; CORTESÍA DE JOSEPH CAPUTO, CELL PRESS


El ataque del zika

N
ingún investiga- que el zika bloquea un madre humanas: los or- Por ahora, esta infor-
dor duda ya del receptor importante para ganoides. El estadio del mación no permite de-
papel principal la división celular a tra- que aparece en la imagen sarrollar un tratamiento
que desempeña el virus vés de la infección de cé- corresponde a la duodé- contra el zika. Si se blo-
del Zika en el incremen- lulas neuronales madre cima semana de gesta- queasen los receptores
to de malformaciones determinadas. Ello pro- ción. Solo en esa fase se AXL mediante anticuer-
cerebrales registradas voca típicas malforma- hallan activas las células pos, se prevendría la in-
en recién nacidos de ciones: microcefalia, dis- gliales radiales (rojo), las fección cerebral, pero
Sudamérica. Sin embar- minución de los pliegues cuales se encargan de también se paralizaría la
go, todavía se desconoce cerebrales y lesiones ocu- crear neuronas inmadu- división celular de la glía
con exactitud cómo la lares. ras a través de la migra- radial, lo que conduciría
infección daña el feto de Para su estudio, los ción. Estas se desarrollan a las mismas malforma-
una embarazada. neurocientíficos simula- durante su migración ciones.
Científicos dirigidos ron el desarrollo cerebral desde dentro hacia fuera
Expression analysis highlights
por Tomasz Nowakows- temprano mediante mi- y forman la corteza cere- AXL as a candidate Zika virus
ki, de la Universidad de núsculos órganos simila- bral (turquesa). El lugar entry receptor in neural stem
cells. T. J. Nowakowski et al. en
California en San Fran- res al cerebro y cultiva- donde ataca el virus es el Stem Cell, vol. 18, págs. 591-596,
cisco, han descubierto dos a partir de células receptor AXL (verde). 2016.

MENTE Y CEREBRO 60 N.O 83 - 2017


ESPECIAL
MONOGRÁFICOS DIGITALES
Descubre los monográficos digitales que reúnen nuestros
mejores artículos (en pdf) sobre temas de actualidad

www.investigacionyciencia.es/revistas/especial
NEUROIMAGEN

CEREBROIRIDISCENCIA La técnica Brainbow arroja luz sobre


la función y el desarrollo de los circuitos neuronales

Conexiones­
­cerebrales
­polícromas
DIANA KWON Y LIZ TORMES

L A S AU TO R A S

Diane Kwones editora de Scientific American Mind.


Liz Tormeses reportera gráfica en Scientific American.

MENTE Y CEREBRO 62 N.O 83 - 2017


M
anchas fucsia, rayas carmesí y algo Originalmente ideada para cartografiar circuitos
de gris pardo. Cuando esta des- neuronales, algunos científicos creen hoy que esta
lumbrante exhibición de color se técnica, conocida como Brainbow («cerebroiridiscen-
obtuvo por primera vez en el año cia»), resulta más apropiada para conseguir otros
2007, los investigadores la descri- objetivos, como ofrecer un detallado panorama del
bieron como una nueva técnica funcionamiento de neuronas específicas y de sus va-
para entender la estructura cerebral. Cada tonalidad riaciones en relación con conductas determinadas. Las
ponía de manifiesto una neurona. Mediante la inserción células hijas de las neuronas «arcoíris» heredan el
de genes de bacterias, corales o medusas para codificar mismo color que sus progenitoras, lo que permite
tres proteínas fluorescentes en células nerviosas de un utilizar este método para estudiar cómo crecen y se
ratón, neurocientíficos de la Universidad Harvard crearon desarrollan grupos celulares concretos. La presente
neuronas que expresaban una combinación aleatoria de colección de imágenes nos permite vislumbrar tales
las proteínas. Estas combinaciones podían iluminar cé- descubrimientos. H
lulas con más de 90 colores, transformando imágenes
científicas en sorprendentes obras de arte pictórico. © Scientific American Mind

Vida privada de las moscas


En el cerebro de la mosca de la fruta, los científicos
marcan neuronas que liberan octopamina, neurotrans-
misor que interviene en diversas conductas, entre ellas,
el sueño y la agresión.

Esta imagen revela alrededor


de 2000 neuronas que cumplen
una función en la conducta
de una mosca de la fruta macho
durante el cortejo.

MENTE Y CEREBRO 63 N.O 83 - 2017


NEUROIMAGEN / CEREBROIRIDISCENCIA

Una ventana al desarrollo


Los embriones de pez cebra son peque-
ños y transparentes, lo cual permite
­observar al microscopio animales vivos
durante las primeras fases del desarrollo.
La imagen de la derecha muestra una
­vista de cerca de un ventrículo cerebral
de pez cebra, cavidad donde se forman
las neuronas. Cada línea coloreada de
manera uniforme y que se extiende
de modo vertical incluye neuronas
­pro­cedentes de la misma célula madre.
La ­imagen más alejada ofrece una vista
del ­cuerpo del pez por encima de su
­espina dorsal.

MENTE Y CEREBRO 64 N.O 83 - 2017


Neuronas originales
La imagen superior muestra células renales
de un embrión humano. Se trata de una de
las primeras demostraciones de la técnica
Brainbow. Corría el año 2007.

Fibra óptica
En este nervio óptico de ratón, las
células teñidas de múltiples colores
son oligodendrocitos que forman la
capa de mielina (capa gruesa que
rodea y protege los axones). En este
caso, aísla las señales eléctricas pro-
pagadas desde los ojos al cerebro.

MENTE Y CEREBRO 65 N.O 83 - 2017


¿Pollo o huevo?
Los científicos utilizan las técnicas basadas en el
­método Brainbow para estudiar el desarrollo neuro-
lógico de los pollos. En la imagen superior aparecen
marcadas las neuronas de un área cercana a la región
frontal del cerebro en desarrollo de un embrión de
pollo de 11 días de vida. Junto a estas líneas se obser-
va la neurogénesis (crecimiento de nuevas neuronas)
en la médula espinal de un pollo. El color de las célu-
las hijas coincide con el de su respectiva progenitora.

MENTE Y CEREBRO 66 N.O 83 - 2017


NEUROIM AGEN / CEREBROIRIDISCENCIA

Corteza estrellada
Neuronas piramidales multico-
lores iluminan la corteza cere-
bral de un ratón. Estas neuronas
forman parte del tipo más co-
mún de célula en el cerebro de
los mamíferos. Se cree que estas
neuronas intervienen en compli-
cados procesos cognitivos.

PA R A S A B E R M Á S

Transgenic strategies for combinatorial


expression of flourescent proteins in
the nervous system. J. Livet et al. en
Nature, vol. 450, págs. 56-62, 2007.
CLoNe is a new method to target
single progenitors and study their
progeny in mouse and chick. F. Gar-
cía-Moreno et al. en Development,
vol. 141, págs 1589-1598, 2014.
Multiplex cell and lineage tracking
with combinatorial labels. K. Loulier
et al. en Neuron, vol. 81, págs. 505-520,
2014.
Multicolor analysis of oligodendrocyte
morphology, interactios and develop-
ment with Brainbow. L. Dumas et al.
en Glia, págs. 899-717, 2015.
Brainbow: New resources and emer-
ging biological applications for mul­
ticolor genetic labeling and analysis.
Contactos gigantes T. A. Weisman y Y. A. Pan en Genetics,
vol. 199, págs. 293-302, 2015.
Los límites actuales de la tecnolo-
gía dificultan observar las co-
EN NUESTRO ARCHIVO
nexiones sinápticas entre las neu-
ronas mediante la técnica Paisajes radiantes. Emily Harrison
Brainbow. Una excepción es la en IyC, febrero de 2008.
unión neuromuscular en un ratón, Arco iris neuronal. MyC n.o 62, 2013.
Estas dos imágenes muestran que Un arcoíris de neuronas. T. Weissman
las neuronas que conectan con las en MyC n.o 72, 2015.
fibras musculares son grandes y
escasas en número. Cada cinta de FUENTE DE LAS IMÁGENES
CORTESÍA DE PHUONG CHUNG Y JULIE H. SIMPSON (mosca de la

color representa una neurona mo-


fruta); ZACHARY TOBIAS, VENTRÍCULO DE PEZ CEBRA FOTOGRAFIADO
EN EL LABORATORIO TAMILY A. WEISSMAN’S DE LA ESCUELA LEWIS
& CLARK DE ARTE Y CIENCIAS (neuronas de pez cebra); CORTESÍA DE

tora que compite con sus vecinas ALBERT PAN, COLEGIO DE MEDICINA DE GEORGIA, UNIVERSIDAD
REGENTS DE GEORGIA (cuerpo de pez cebra); CORTESÍA DE ALAIN
CHÉDOTAL INSTITUTO VISION, INSERM (nervio óptico de ratón); DE:
hasta que solo una se mantiene en «TRANSGENIC STRATEGIES FOR COMBINATORIAL EXPRESSION OF
FLUORESCENT PROTEINS IN THE NERVOUS SYSTEM», POR JEAN
LIVET ET AL., EN NATURE, VOL. 450; 1 DE NOVIEMBRE, 2007 (células
la sinapsis. Los investigadores renales); DE: «MULTIPLEX CELL AND LINEAGE TRACKING WITH
COMBINATORIAL LABELS», POR KARINE LOULIER ET AL. EN NEURON,
VOL. 81, N.O 3; 5 DE FEBRERO DE 2014 (INFORMACIÓN SUPLEMENTA-
combinan estas imágenes para ob- RIA) (neuronas piramidales de ratón); CORTESÍA DE IAN BOOTHBY Y
JEFF W. LICHTMAN UNIVERSIDAD HARVARD (unión neuromuscular en

tener una vista más completa del


ratón e imágenes de circuito motor); DE «CLONE IS A NEW METHOD
TO TARGET SINGLE PROGENITORS AND STUDY THEIR PROGENY IN
MOUSE AND CHICK», POR FERNANDO GARCÍA MORENO ET AL. EN

circuito de una neurona motora


DEVELOPMENT, VOL. 141, N. O 7; 1 DE ABRIL DE 2014 (neuronas
cerebrales de pollo); DE «MULTIPLEX CELL AND LINEAGE TRACKING
WITH COMBINATORIAL LABELS», POR KARINE LOULIER ET AL. EN

(imagen grande de la izquierda). NEURON, VOL. 81, N.O 3; 5 DE FEBRERO DE 2014 (neuronas de médula
espinal de pollo).

MENTE Y CEREBRO 67 N.O 83 - 2017


MEDICINA

ADICCIÓN El consumo excesivo de fármacos para dormir


puede provocar efectos secundarios graves, los cuales se
confunden a menudo con los síntomas de la demencia. Ello
dificulta la identificación de la verdadera causa del problema

Abuso
de somníferos RÜDIGER HOLZBACH

MENTE Y CEREBRO 68 N.O 83 - 2017


En síntesis:Enganchados a la receta

1 2 3
Los tranquilizantes del gru- Además de causar dependencia, La desintoxicación resulta
po de las benzodiacepinas ­estos medicamentos comportan más sencilla si el afectado es
y los fármacos Z pueden ­importantes efectos secundarios. consciente del efecto secun-
GETTY IMAGES / GIZOS

aliviar de forma rápida y eficaz Al inicio, su efecto se invierte; más tarde, dario que sufre. Para la deshabi-
a las personas con crisis psíqui- provocan problemas cognitivos graves, tuación se requiere la reducción
cas. Pero su consumo prolon- los cuales se confunden a menudo con la gradual de la dosis durante un
gado puede perjudicarlas. demencia. tiempo.

MENTE Y CEREBRO 69 N.O 83 - 2017


M
artes por la tarde en la consulta de cluso por delante de países como Alemania, Francia,
la clínica de la mancomunidad de Italia o Estados Unidos, según un estudio publicado en
municipios Westfallen-Lippe (LWL) Calcified Tissue International. ¿Por qué tantas personas
en Lippstadt, Alemania. Matilda, dependen de dichas sustancias?
de 74 años, se encuentra sentada Estos medicamentos pueden ayudar con presteza a
frente a mí. Hace casi tres meses personas que sufren crisis graves. Las indicaciones para
que visita nuestro centro. Cada dos o tres semanas viene la prescripción de benzodiacepinas son ansiedad, pánico
acompañada siempre de su marido, algo mayor que ella. y trastornos del sueño. Pero el efecto positivo perdura
Hoy es el último día que nos vemos, puesto que ha con- unas pocas semanas; después, los fármacos pierden su
seguido dejar atrás su adicción a las «queridas» pastillas eficacia. Si hasta entonces no se han recibido otros mé-
para dormir. todos terapéuticos, como puede ser la psicoterapia, con
La insistencia del esposo guió a Matilda hasta noso- frecuencia los médicos continúan recetando el tratamiento
tros. Según explica, veía que su mujer se tornaba cada medicamentoso.
vez más olvidadiza y apática, sin ganas de nada. Un día, A través de una investigación encargada por el minis-
un documental en televisión le despertó la sospecha de terio alemán de salud en 2013, sabemos que solo cerca
que los cambios de su pareja podían estar relacionados de tres cuartas partes de los pacientes tratados con ben-
con los somníferos que ella tomaba desde hacía años. zodiacepinas y fármacos Z han seguido los medicamen-
El caso de Matilda no es único. La paciente se describe tos por un corto período de tiempo, es decir, un máximo
a sí misma como una persona algo inestable; dice que de ocho semanas, de acuerdo con las líneas de actuación.
siempre ha sido así. Hace 25 años le diagnosticaron cán- En cambio, casi un millón de alemanes toman las pasti-
cer a su único hijo, momento en el que empezó a dormir llas durante demasiado tiempo, sobre todo las mujeres y
mal por las noches. El médico de cabecera le recetó Bro- las personas mayores, como Matilda. Su médico le pres-
mazanil, un tranquilizante del grupo de las benzodiace- cribe, de manera generosa, una receta tras otra.
pinas. Al principio, partía cuidadosamente las pastillas ¿Qué ocurre en esos casos? Como los medicamentos
alargadas e ingería, solo de vez en cuando, una cuarta tienen una larga vida media (permanecen varios días en
parte del comprimido. Su hijo comenzó a empeorar con el organismo), la ingesta diaria aumenta de forma pro-
la quimioterapia; entonces Matilda aumentó la dosis gresiva su circulación por la sangre. Quien, por ejemplo,
hasta una pastilla y media. La situación llegó a más cuan- toma 20 miligramos de diazepam (también conocido
do su nuera decidió separarse de su hijo. En esa época, a como Valium) a diario presenta unos 150 miligramos de
veces se tomaba incluso dos o tres pastillas. También producto en el cuerpo tras dos semanas de consumo. El
durante el día recurría en ocasiones a las pastillas si no se cerebro se acostumbra con rapidez a las altas concentra-
sentía bien, si su mente no paraba de darle vueltas a todo ciones y pide más.
o, simplemente, si le faltaban fuerzas para continuar con
la rutina diaria. Remedio para dormir con efectos secundarios
El Centro Alemán de Encuestas sobre Adicción indi- Casi nadie sabe que el Valium y fármacos afines presen-
ca que en Alemania viven entre 1,4 y 1,9 millones de tan unos efectos secundarios graves. Durante mi trabajo
adictos a los medicamentos, la mayoría de ellos a las en la Universidad Clínica de Hamburgo y las clínicas de
benzodiacepinas. Incluso los fármacos Z o las no benzo- LWL en Warnstein y Lippstadt, acompañé a incontables
diacepinas, estrechamente relacionadas con las otras, pacientes que, como consecuencia de los somníferos,
presentan un potencial de adicción elevado, aunque, en habían sufrido cambios psíquicos notables. A partir de
comparación, se eliminan con rapidez del organismo. En estas observaciones y los resultados de distintos estudios
España, el consumo de benzodiacepinas (ansiolíticos e desarrollé en 2014 un modelo de efectos secundarios
hipnóticos) también resulta alarmante. Entre los años no deseados dividido en cinco estadios. Junto con el
2000 y 2012 aumentó un 57,4 por ciento, advertía en 2014 aumento de las dosis, los pacientes recorren diferentes
la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sa- fases del cambio psíquico.
nitarios. El uso de esos fármacos se situaba en 2009 in- La persona que ingiere muy poca cantidad de somní-
fero (menos de un comprimido de 10 miligramos de
diazepam por día), puede tener suerte y no experimentar
ningún tipo de efecto secundario. Ese estado lo denomi-
namos fase prodrómica. Si se aumenta la dosis hasta una
o dos pastillas diarias, al poco tiempo la acción del me-
E L AU TO R dicamento se invierte, razón por la que este estadio se
Rüdiger Holzbaches médico jefe del departa-
conoce como fase del efecto contrario.
mento de adicción en las clínicas de la Con rapidez, entre dos y seis semanas, el organismo
mancomunidad de municipios Westfalen- se acostumbra a la ingesta. El efecto tranquilizador y
Lippe en Warstein y Lippstadt. calmante de la sustancia que facilita el neurotransmisor

MENTE Y CEREBRO 70 N.O 83 - 2017


MEDICINA / ADIC CIÓN

Cómo se acumula el diazepam en el cuerpo

20 mg 20 mg 20 mg
20 mg
20 mg
20 mg

FUENTE: «DER BENZODIAZEPINENTZUG UND DESSEN BEHANDLUNG».


20 mg
20 mg

R. HOLZBACH EN SUCHTTHERAPIE, VOL. 7, PÁGS. 97-106, 2006


20 mg

20 mg

20 mg

20 mg 10 mg 10 mg
10 mg 10 mg
10 mg
10 mg
20 mg 10 mg
10 mg

Día 1 Día 2 Día 3 Día 4 Día 5 Día 6 Día 7 Día 8 Día 9 Día 10 Día 11 Día 12 Día 13

Al ser un medicamento con una vida media muy larga, el diazepam circula por la sangre durante un tiempo
­prolongado. Así, una persona que ingiere 20 miligramos (mg) diarios de este fármaco, después de seis días (día 6)
ha degradado solo la mitad (10 mg) de la cantidad inicial ingerida. Aunque este valor continúa reduciéndose a
­medida que pasa la semana (filas de cuadriláteros del mismo color), la ingesta diaria de 20 mg de diazepam va
­sumándose a la cantidad de medicamento todavía no degradado del día anterior, y así s­ ucesivamente. De este
modo, el consumo diario aumenta de forma progresiva la circulación del fármaco en la s­ angre. Por otra parte, el
cerebro se acostumbra con rapidez a las altas concentraciones y pide más.

inhibidor ácido gamma aminobutírico (GABA) en el encuentran desmotivados y se vuelven olvidadizos, no


cerebro se equilibra a través de otros sistemas neurotrans- pueden concentrarse y su estado emocional va aplacán-
misores. Dicho de forma metafórica, mientras que los dose de manera progresiva. Con frecuencia, los familia-
medicamentos actúan como un pie sobre el pedal de res y médicos confunden tales síntomas con consecuen-
freno, el cuerpo aprieta el pedal de gas. Y lo hace de cias inespecíficas de la vejez, trastornos depresivos o
manera más intensa cuanto más tiempo frena el pie, es incluso demencia.
decir, cuanto mayor efecto producen los medicamentos. También Matilda percibió que su memoria iba a menos.
En algún momento, el cuerpo da más gas que frenada las En cambio, no se percató del bloqueo emocional que
pastillas. sufría ni de la merma progresiva de energía. Este tipo de
Paradójicamente, las consecuencias son intranquilidad, síntomas los reconocen antes las personas del entorno,
alteración del estado de ánimo, ansiedad y trastornos del puesto que se desarrollan de modo silencioso y los afec-
sueño. A veces también se presentan parestesia e hiper- tados se acostumbran a ellos.
sensibilidad hacia los estímulos sensoriales. Con frecuen-
cia, los afectados creen que los medicamentos ya no surten Comprimidos en el mercado negro
efecto y los dejan de golpe. ¿Qué sucede entonces? El Solo una pequeña parte de los consumidores a largo
cuerpo todavía se encuentra pisando el pedal de gas, pero plazo alcanza el cuarto estadio de los efectos secundarios,
el efecto de freno ha desaparecido. En consecuencia, los la fase adictiva. Ya que, por lo general, ningún médico
pacientes están «sobrerrevolucionados» y no pueden receta la cantidad de benzodiacepinas y fármacos Z ne-
dormir. Por ello, vuelven a consumir las pastillas. El prin- cesarios para llegar a esta fase (de tres a seis pastillas
cipal problema estriba en que la mayoría de los sujetos no diarias), los afectados necesitan emplear otras estrategias
reconocen los incipientes síntomas de la abstinencia. para adquirirlas. Acuden a diferentes médicos o bien
A menudo, estas personas van aumentando la dosis utilizan métodos ilegales, como la compra en el mercado
poco a poco a lo largo de los años. Un día ingieren un negro o en webs de farmacias que pasan por alto la rece-
cuarto de comprimido más; otro, un cuarto más, y así ta. Algunos adictos incluso convencen a sus familiares
hasta que consumen de dos a tres pastillas diarias, mo- para que les prescriban los medicamentos. En esta fase,
mento en el que alcanzan la llamada fase apática. Se los pacientes cumplen con los criterios clásicos de la

MENTE Y CEREBRO 71 N.O 83 - 2017


adicción. Entre ellos se encuentran el fuerte deseo de ¿Cómo se puede sensibilizar a las personas que se hallan
consumir la sustancia, una reducida capacidad de control en las tres primeras fases sobre los síntomas y motivarlas
y un descuido creciente por otros intereses en beneficio para una terapia de desintoxicación? Lamentablemente,
de la ingesta y del aprovisionamiento del fármaco. con demasiada frecuencia se cuelga el cartel de «adicto
Si los afectados pierden totalmente el control sobre a los medicamentos» a los usuarios a largo plazo.
la cantidad de somníferos que consumen, han alcanza- Los investigadores han introducido incluso el con-
do el quinto estadio: la fase de intoxicación. Su ritmo cepto de «adicción a una dosis reducida», puesto que
de sueño y vigilia se encuentra anulado por completo. muchos afectados no cumplen los criterios de una de-
Se adormilan cada dos por tres, pero no logran dormir pendencia completa, aunque sí desarrollan el síndrome
largo y tendido. Por lo general, estas circunstancias de abstinencia al dejar el consumo de fármacos. Antes,
acontecen a partir de una dosis superior a las seis pas- cuando informaba a mis pacientes sobre su adicción a
tillas diarias. una dosis reducida, me preguntaban qué había de malo
Esos efectos secundarios no pasan desapercibidos e en ello. Igual que a mis compañeros de profesión, a mí
incluso los pacientes los relacionan con el medicamento. tampoco se me ocurría la manera de motivarlos para

Cuestionario de la adicción a la benzodiacepina


La mayoría de las personas toleran bien las benzodiacepinas y los fármacos Z al principio del tratamiento. Sin em-
bargo, un consumo superior a ocho semanas aumenta el riesgo de padecer efectos secundarios. Este cuestionario
ayuda a valorar esas consecuencias.

Las preguntas siguientes se refieren a síntomas que se ¿Sufre trastornos del sueño? Puntos
han ido acentuando a lo largo de la utilización del fár- En absoluto��������������������������������������������������������������� 0
maco o que han aparecido por primera vez. No importa Un poco��������������������������������������������������������������������� 1
si se deben a una enfermedad. Marque con una X la res- Bastante��������������������������������������������������������������������� 2
puesta que considere adecuada. Cuando haya completa- Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
do el cuestionario, sume los puntos correspondientes a De manera muy intensa�������������������������������������������� 4
cada una de ellas.
¿Padece ansiedad? Puntos
¿Experimenta un debilitamiento emocional En absoluto��������������������������������������������������������������� 0
o incluso un estado de ánimo depresivo? Puntos Un poco��������������������������������������������������������������������� 1
En absoluto��������������������������������������������������������������� 0 Bastante��������������������������������������������������������������������� 2
Un poco��������������������������������������������������������������������� 1 Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
Bastante��������������������������������������������������������������������� 2 De manera muy intensa�������������������������������������������� 4
Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
De manera muy intensa�������������������������������������������� 4 ¿Varían sus sentimientos a lo largo
del día de manera notable? Puntos
¿Su capacidad de concentración y/o de retención En absoluto��������������������������������������������������������������� 0
de información se encuentra alterada? Puntos Un poco��������������������������������������������������������������������� 1
En absoluto��������������������������������������������������������������� 0 Bastante��������������������������������������������������������������������� 2
Un poco��������������������������������������������������������������������� 1 Mucho ���������������������������������������������������������������������� 3
Bastante��������������������������������������������������������������������� 2 De manera muy intensa�������������������������������������������� 4
Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
De manera muy intensa�������������������������������������������� 4 ¿Piensa que reacciona de forma hipersensible a los
­estímulos sensoriales? Por ejemplo, ¿le ciega
¿Siente que le falta energía? Puntos la luz o percibe los sonidos como ruidos? Puntos
En absoluto��������������������������������������������������������������� 0 En absoluto��������������������������������������������������������������� 0
Un poco��������������������������������������������������������������������� 1 Un poco��������������������������������������������������������������������� 1
Bastante��������������������������������������������������������������������� 2 Bastante��������������������������������������������������������������������� 2
Mucho����������������������������������������������������������������������� 3 Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
De manera muy intensa�������������������������������������������� 4 De manera muy intensa�������������������������������������������� 4

MENTE Y CEREBRO 72 N.O 83 - 2017


MEDICINA / ADIC CIÓN

que se apuntaran a un programa de desintoxicación. te, una prueba de este tipo no sustituye a una visita con
Muchos ocultaban su problema por miedo a ser estig- el médico, pero puede contribuir a la decisión de acudir
matizados. a un especialista.
En la actualidad evito el término negativo «adicción»
cuando trato a mis pacientes. En su lugar les aclaro que Taquicardias por un abandono brusco
sus molestias pueden deberse a los efectos secundarios Hasta hace poco, la desintoxicación de las benzodiace-
del medicamento. De esta manera se crea un concepto de pinas empezaba, por lo general, con la suspensión repen-
enfermedad que sirve de base para construir una terapia tina del fármaco. Ahora sabemos que este procedimien-
y facilita la motivación de los afectados. to puede provocar un delírium trémens, trastorno que
Los sujetos pueden evaluar por sí mismos si padecen se caracteriza por alteraciones de la consciencia, temblo-
los efectos secundarios mediante un breve cuestionario res y taquicardias, entre otros síntomas. También resultan
que desarrollé junto con investigadores de las clínicas de posibles los ataques de epilepsia. Nosotros recomendamos
LWL en Wartstein y Lippstadt (véase el recuadro «Cues- que el consumo abusivo del medicamento se vaya dejan-
tionario de la adicción a la benzodiacepina»). Obviamen- do de forma gradual.

¿Toma el medicamento por motivos distintos ¿Está obsesionado con el medicamento (nunca
a los originales? (Consume un somnífero sale de casa sin él) y/o es escéptico a una
durante el día aunque su intención no sea reducción o abandono del medicamento? Puntos
dormir, por ejemplo.) Puntos En absoluto��������������������������������������������������������������� 0
Nunca������������������������������������������������������������������������ 0 Un poco��������������������������������������������������������������������� 1
Raras veces���������������������������������������������������������������� 1 Bastante��������������������������������������������������������������������� 2
A veces........................................................... ������������ 2 Mucho����������������������������������������������������������������������� 3
A menudo����������������������������������������������������������������� 3 De manera muy intensa�������������������������������������������� 4
Muy a menudo���������������������������������������������������������� 4

¿Tropieza o se cae sin motivo aparente? Puntos


Nunca������������������������������������������������������������������������ 0 VALORACIÓN
Raras veces���������������������������������������������������������������� 1 De 0 a 12 puntos: Todavía no muestra ninguna
A veces����������������������������������������������������������������������� 2 ­secuela típica. No obstante, debe ser consciente de
A menudo����������������������������������������������������������������� 3 los peligros que entraña un consumo a largo plazo
Muy a menudo���������������������������������������������������������� 4 (los cambios que se mencionan en las preguntas).
También debe informarse sobre tratamientos alter-
¿Utiliza medios adicionales para conseguir nativos. Decida con su médico cómo continuar.
el medicamento (consulta a otros médicos,
por Internet, etcétera), rehúye el tema del De 13 a 24 puntos: Es probable que los cambios que
consumo de fármacos, toma el medicamento a experimenta se deban a la toma de benzodiacepinas
escondidas y/o resta importancia a la cantidad y no benzodiacepinas. En su caso, seguir con la me-
que ha ingerido? Puntos dicación resulta problemático, por lo que se debe li-
Nunca������������������������������������������������������������������������ 0 mitar la continuación de la prescripción. No suspen-
Raras veces���������������������������������������������������������������� 1 da la toma del medicamento por su cuenta y nunca
A veces����������������������������������������������������������������������� 2 de manera abrupta. Consúltelo, sin falta, con su mé-
A menudo����������������������������������������������������������������� 3 dico.
Muy a menudo���������������������������������������������������������� 4
25 puntos o más: Es muy probable que los cambios se
¿Ha aumentado la dosis porque la eficacia deban a la toma prolongada de benzodiacepinas o no
del medicamento ha disminuido? Puntos benzodiacepinas. Resulta altamente recomendable
En absoluto��������������������������������������������������������������� 0 que acceda a un tratamiento de desintoxicación. Ha-
Un poco��������������������������������������������������������������������� 1 ble con su médico. Y recuerde: no suspenda la toma
Bastante��������������������������������������������������������������������� 2 del medicamento por cuenta propia ni de forma
Mucho����������������������������������������������������������������������� 3 abrupta.
De manera muy intensa�������������������������������������������� 4

MENTE Y CEREBRO 73 N.O 83 - 2017


MEDICINA / ADIC CIÓN

Existen múltiples maneras de reducir la dosis. De SI TE INTERESA


hecho, hoy por hoy no se dispone de ninguna directriz ESTE TEMA...
al respecto, pues faltan estudios que aborden este asunto. Descubre Adicciones, nuestro
Con todo, en nuestra clínica hemos comprobado que un monográfico de la colección Cuadernos
buen método consiste en distribuir la dosis reducida en sobre la neurobiología y psicología
varias tomas al día. De este modo, la concentración del de la conducta adictiva.
fármaco no disminuye bruscamente y los pacientes ape- www.investigacionyciencia.es/
nas sufren el síndrome de abstinencia. Por el contrario, revistas/cuadernos
proporcionar el medicamento solo una vez al día duran-
te la terapia supone un error habitual. En este caso, la
concentración en sangre aumenta de forma notable al
principio pero durante las siguientes 24 horas disminuye sejé que retirara el despertador de su campo visual y le
por debajo del valor límite, momento en el que aparece indiqué algunas normas de higiene del sueño: levantarse
el síndrome de abstinencia. ¿Resultado? Los pacientes y acostarse siempre a la misma hora y evitar quedarse
sienten tal malestar que deciden interrumpir el tratamiento dormida durante el día, entre otras. Poco a poco, su
al cabo de poco tiempo. Este podría ser uno de los mo- sueño fue mejorando.
tivos por los que la desintoxicación de las benzodiacepi- La neuróloga Sigrid Poser y su marido, el psiquiatra y
nas y los fármacos Z acostumbra a resultar complicada farmacólogo Wolfgang Poser, constataron ya en los años
y de larga duración. noventa del siglo pasado que el abuso de los medicamen-
La sustancia que se utiliza en el proceso de desintoxi- tos es la adicción que presenta un pronóstico más favo-
cación conforma otro factor decisivo. Las benzodia­cepinas rable. En las personas mayores, el tratamiento de desin-
de vida media intermedia (Oxazepam o el Clonazepam) toxicación y los consejos de higiene del sueño suelen
son la mejor opción. Los fármacos que se descomponen bastar para superar el problema. No obstante, con fre-
muy lentamente se acumulan en el cuerpo, de modo que cuencia es conveniente tratar también un trastorno de
el efecto vuelve a aumentar. En cambio, los de vida me- ansiedad o depresión previo mediante la combinación
dia corta comportan una fuerte variación de la concen- de antidepresivos y psicoterapia.
tración en sangre y, con ello, favorecen el síndrome de A medida que la influencia de los somníferos fue
abstinencia. desapareciendo poco a poco de su cuerpo, Matilda se
En nuestro programa terapéutico mantenemos los hizo consciente del cambio que los medicamentos habían
valores de concentración del fármaco lo más constantes provocado en ella. Antes de la desintoxicación se sentía
posible, lo que permite la deshabituación de los pacientes agobiada todo el día y solo tenía ánimo para estar ­sentada
al cabo de entre tres y seis semanas de hospitalización y en el sofá. Una vez finalizado el tra­tamiento, planeó un
unos tres meses de tratamiento ambulatorio posterior. viaje en autocaravana con su marido. En el momento de
En 2014 demostramos el éxito de esta intervención con hacer las maletas, no se olvidó de nada. H
cerca de un centenar de sujetos: el 85 por ciento finalizó
el tratamiento y, de estos, el 63 por ciento seguía absti-
nente pasados seis meses de la terapia.
También Matilda consiguió buenos resultados. Me-
diante benzodiacepinas en forma de gotas reducimos de PA R A S A B E R M Á S
manera gradual su dosis diaria. A petición de ella, su
Zusammenhang zwischen Verschreibungsverhalten
marido custodiaba el frasco y se encargaba de adminis- der Ärzte und Medikamentenabhängigkeit ihrer Patienten.
trarle el fármaco cuatro veces al día. De este modo se R. Holzbach et al. en Bundesgesundheitsblatt, vol. 53,
aseguraba de no caer en la tentación de ingerir el medi- págs. 319-325, 2010.
camento por su cuenta cuando se sentía mal o si no Langzeitverschreibung von Benzodiazepinen und Non-­
podía dormir. Benzodiazepinen: Eine Prospektive Analyse über 12 Monate.
Al inicio del tratamiento, Matilda volvió a presentar U. Verthein et al. en Gesundheitswesen, vol. 75,
problemas para conciliar el sueño. Las sesiones periódi- págs. 430-437, 2013.
cas con la paciente nos revelaron el motivo: por las noches Benzodiazepin-Entzug-Betreuung durch Apotheker und
fijaba su mirada en el despertador digital a cada momen- Hausarzt. C. Eckert-Lill et al. en Pharmazeutische Zeitung,
to para controlar cuánto tiempo llevaba despierta. Cada vol. 21, págs. 26-35, 2014.
vez que veía la hora, se ponía más nerviosa y su cuerpo Probleme bei der Dauertherapie mit Benzodiazepinen und
liberaba adrenalina, hormona del estrés que incrementa verwandten Substanzen. K. Jahnsen et al. en Deutsches Ärzte-
la dificultad para dormir. Surgía así un círculo vicioso blatt International, vol. 112, págs. 1-7, 2015.
común en los trastornos del sueño.
EN NUESTRO ARCHIVO
Expliqué a Matilda que incluso las personas sanas se
despiertan hasta 20 veces por la noche. También le acon- Del hábito a la adicción. Christian Honey en MyC n.o 80, 2016.

MENTE Y CEREBRO 74 N.O 83 - 2017


Suscríbete a
Mente&Cerebro
Ventajas para los suscriptores:
 Envío puntual a domicilio
 Ahorro de hasta un 21%
sobre el precio de portada
41,40 € 35 € por un año (6 números)
82,80 € 65 € por dos años (12 números)
 Acceso gratuito a la edición digital
de los números incluidos en la suscripción
(artículos en pdf)

... y recibe
GRATIS
un número
de la colección
CUADERNOS

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono: +34 934 143 344
SYLL ABUS

Trastorno disfórico
premenstrual
Durante los días anteriores a la menstruación, algunas mujeres
se ­enfrentan a síntomas psíquicos que afectan a su rutina familiar
y laboral. El origen de estas alteraciones constituye todavía un enigma
JULIETTE IRMER
ISTOCK / KOHANECLEONORA

MENTE Y CEREBRO 76 N.O 83 - 2017


L
a primera vez que el abogado Gabriel John
Utterson oye hablar del sospechoso Edward
Hyde, un escalofrío le recorre la espalda: sin
ningún miramiento, el individuo ha arroja-
do un niño al suelo y lo ha empezado a pi- L A AU TO R A
sotear. En esta escena, Utterson todavía ig-
nora que el colérico y violento Mr. Hyde no es otro que Juliette Irmeres periodista científica.
el cruel alter ego de su amigo y bondadoso médico, el
doctor Jekyll.
Como los protagonistas de la célebre novela que Robert su diagnóstico en adelante», opina Stephanie Krüger, jefa
Louis Stevenson escribiera en 1886 bajo el título El extra- médica del Centro de Salud Mental de la Mujer en Berlín.
ño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde se sienten algunas muje- Según los diferentes trabajos y definiciones, entre el 20
res durante los días premenstruales. Además de un y el 50 por ciento de las mujeres en edad reproductiva
hambre voraz o de unos ligeros cambios de humor, sufren experimenta SPM de intensidad leve o moderada. Algunos
síntomas psíquicos graves: se muestran irritables en ex- de los síntomas que presenta son: retención de líquidos,
tremo; en ocasiones, incluso agresivas. «Durante la se- dolores tensionales, abatimiento, cansancio o irritabilidad.
gunda mitad del ciclo, las mujeres con trastorno disfórico En la mayoría de los casos, estos síntomas desaparecen
premenstrual se comportan como si fueran otra persona; una vez que comienza la menstruación, fenómeno que se
hacen o dicen cosas que saben perfectamente que están conoce como «de encendido y apagado».
mal. En casos extremos, pegan a su hijo, gritan a su pare- Mientras que la diversidad y la gravedad de los síntomas
ja o arrojan objetos», describe Anke Rohde, directora del varían mucho, solo del 1 al 8 por ciento de las mujeres
departamento de ginecología psicosomática del Hospital cumplen los criterios diagnósticos del TDPM. La transición
Clínico de Bonn. Según comenta, una de sus pacientes le entre ambos trastornos resulta un tanto difusa. Además
confiesa cada vez que acude a la consulta: «Me siento como de las molestias físicas y psíquicas habituales del SPM, las
el personaje de Dr. Jekyll y Mr. Hyde». afectadas de TDPM padecen cambios acusados en el es-
Las afectadas de trastorno disfórico premenstrual (TDPM), tado de ánimo, tensión, irritabilidad continua e ira y/o
la forma más grave del síndrome premenstrual (SPM), se depresión. Estos síntomas se presentan en varios ciclos
afligen sobre todo cuando tratan a sus hijos injustamente. consecutivos, no guardan relación con otros trastornos
«Para una pedagoga social abocada a la educación cuida- mentales y su intensidad perjudica las relaciones interper-
dosa, la experiencia de que se le vaya la mano es terrible», sonales en el ámbito familiar y laboral. «Lo peor para las
continúa Rohde. Ya que los síntomas se repiten cada mes, afectadas es la pérdida del control», subraya Rohde. «Por
los problemas familiares y laborales resultan previsibles, así ese motivo, algunas organizan su vida de modo que puedan
como gran parte de los conflictos interpersonales. Por ello, resolver los procesos burocráticos y otras actividades
las afectadas acaban buscando tratamiento. importantes durante la primera mitad del ciclo. A partir
Aunque el TDPM es fácil de diagnosticar, muchas de entonces, sienten que la espada de Damocles del TDPM
mujeres pasan años sin recibir ayuda. Con frecuencia, los vuelve a pender sobre su cabeza», añade.
médicos atribuyen los síntomas a un trastorno del control Para asegurarse del diagnóstico, se pide a las pacientes
de impulsos o subestiman las molestias de las pacientes que lleven un diario sobre su ciclo menstrual durante al
y las describen como oscilaciones del estado de ánimo menos dos meses. «De esa forma resulta fácil diagnosti-
propias del sexo femenino. A pesar del desacertado car el TDPM y diferenciarlo de otros trastornos psíquicos»,
diagnóstico, tales consideraciones no pueden reprochar- indica Rohde. Krüger agrega: «El diario suele representar
se: por un lado, es usual pensar que el SPM no requiere todo un descubrimiento para las mujeres con el trastor-
tratamiento; por otro, el TDPM se conoce poco, pues no no, ya que les permite percatarse de que sus síntomas
se recoge en el manual de diagnóstico Clasificación in- están claramente relacionados con la menstruación. A
ternacional de enfermedades (CIE-10). Aunque existen menudo manifiestan un gran alivio al saber que existe
esperanzas. En 2013, el TDPM se incorporó como tras- un fundamento biológico para sus molestias». En la
torno afectivo en el Manual diagnóstico y estadístico de mayoría de los casos, la pareja y los hijos experimentan
los trastornos mentales (DSM-5). «Ello debería facilitar esa misma sensación de alivio.

¿Qué es? Durante los días previos a la menstruación, algunas mujeres sufren el síndrome
­premenstrual (SPM). Si los síntomas psíquicos (irritabilidad, depresión o tensión) son
tan acusados que afectan gravemente la vida laboral y familiar, se habla de un trastorno disfórico premenstrual
(TDPM). Desde 2013, el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) recoge el TDPM
como diagnóstico psiquiátrico independiente, aunque a menudo los médicos no lo reconocen.

MENTE Y CEREBRO 77 N.O 83 - 2017


¿Por qué? Los investigadores no saben con certeza las causas que producen el SPM y el TDPM.
Con todo, se sospecha que las mujeres afectadas reaccionan de manera especialmen-
te sensible a las fluctuaciones hormonales naturales del ciclo menstrual. Algunos expertos sugieren que el cerebro
es el lugar en el que se desencadena el trastorno, en concreto, por la escasez de serotonina.

No obstante, los científicos todavía no comprenden está claro que repercuten en el sistema de neurotransmi-
con exactitud cómo se origina el SPM en todas sus ma- sores cerebrales. Afectan, por tanto, al sueño, a la sexua-
nifestaciones. Resulta obvio que las hormonas sexuales lidad y al estado anímico». Estos neurotransmisores se
femeninas, en particular los estrógenos estradiol, estrona ocupan del procesamiento y la transmisión de señales en
y estriol, y la progesterona, desempeñan un papel rele- el sistema nervioso central. Como demuestran los estudios,
vante en esta dolencia, pues las mujeres que solo produ- los estrógenos y la progesterona modulan, sobre todo, la
cen cantidades muy pequeñas de dichas hormonas no serotonina, que proporciona calma y paz interior y mi-
sufren el trastorno, circunstancia que solo ocurre después tiga la ansiedad. Por ese motivo, las depresiones y las
de la menopausia o tras una ooforectomía. Las embara- agresiones suelen cursar con una carencia de serotonina,
zadas tampoco lo padecen. Por otra parte, la creencia entre otros factores.
generalizada de que las hormonas de las mujeres con Las mujeres con TDPM se benefician del consumo de
SPM «se vuelven locas» no es correcta: según los estudios, inhibidores de la recaptación de serotonina, fármacos
las afectadas no presentan ni más ni menos fluctuaciones que, por lo general, se utilizan para tratar la depresión,
hormonales que las mujeres sanas. Queda así descartado ya que favorecen que la serotonina existente surta efecto
que la concentración hormonal pura en el organismo durante más tiempo. «Sin embargo, el TDPM suele re-
femenino sea la causa del trastorno. Por ese motivo, mu- querir una dosis menor. Además, a diferencia de lo que
chos investigadores suponen que las pacientes con SPM sucede en el tratamiento de la depresión, su efecto es
y, sobre todo, con TDPM reaccionan con mayor intensi- inmediato, explica Rohde. Las pacientes pueden tomar-
dad a las oscilaciones hormonales que acontecen duran- la de manera contiuada o solo cuando experimentan
te el ciclo menstrual. síntomas del trastorno.
Para los casos en los que los antidepresivos no se
Menopausia inducida para investigar consideran indicados, las hormonas resultan eficaces. La
En 1998, Peter Schmidt, de los Institutos Nacionales de
Salud de EE.UU. de Bethesda, ya lo demostró. Mediante
leuprorelina, sustancia que inhibe la producción de EN BREVE
hormonas sexuales, produjo una menopausia inducida
en mujeres con síntomas de SPM graves y en otras sanas. El síndrome premenstrual (SPM) engloba una serie
¿Resultado? Los síntomas de TDPM de las participantes de síntomas físicos y psíquicos leves que pueden pre-
con el trastorno desaparecieron por completo. Ahora sentarse antes del inicio de la menstruación: dolores
bien, si se volvía a administrar estradiol y progesterona musculares, retención de líquidos, cansancio, trastor-
a estas mujeres en las dosis corporales habituales, los nos del sueño, ataques de hambre voraz, ansiedad,
síntomas reaparecían. «Las mujeres que no padecían tensión o alteraciones del estado de ánimo. No existe
TDPM y se sometieron a la misma manipulación hor- una definición unitaria del SPM.
monal no presentaron ningún síntoma», indica Schmidt.
«Concluimos que las mujeres con TDPM procesaban las El trastorno disfórico premenstrual (TDPM) es una
señales hormonales en el cerebro de manera diferente. forma intensa de SPM que puede ser tan grave como
No se sabe con certeza por qué algunas reaccionan de una depresión. Algunos de sus síntomas cardinales
forma tan sensible a estas señales. Estamos empezando consisten en cambios de humor, tensión, irritabilidad
a investigarlo.» y/o estados depresivos. En la quinta revisión del Ma-
Krüger también ve en el cerebro el factor desencade- nual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales
nante del trastorno: «Antes no se sabía que las hormonas (DSM-5) se establecen por primera vez los criterios
sexuales femeninas se comunicaban con el cerebro. Hoy para el diagnóstico de un TDPM.

¿Hay tratamiento? Las pacientes con TDPM se benefician del consumo de inhi-
bidores de la recaptación de serotonina, medicamentos que,
por lo general, se utilizan para tratar la depresión. En los casos en los que los antidepresivos no están indicados, los
métodos que inhiben la ovulación (anticonceptivos o dispositivo intrauterino hormonal) pueden ayudar.

MENTE Y CEREBRO 78 N.O 83 - 2017


SYLL ABUS

Fluctuaciones hormonales naturales

Nivel de hormonas

Hormona luteinizante
Hormona foliculoestimulante
Estrógenos
Progesterona

FOTOLIA / REINEG; MODIFICADO POR GEHIRN UND GEIST


Desarrollo folicular Ovulación

Óvulo Cuerpo lúteo

Día del ciclo


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

Durante el mes, las hormonas producen estrógenos que favorecen además, progesterona, que sigue fo-
sexuales femeninas fluctúan. Al la formación de la nueva mucosa mentando el crecimiento endome-
principio del ciclo, destaca el papel endometrial. El nivel creciente de trial. Si el óvulo no es fecundado en
de la hormona foliculoestimulante, estrógenos desencadena, por últi- los días siguientes, el cuerpo lúteo
cuya producción estimula la hipófi- mo, un ascenso brusco de la hormo- muere, la concentración de proges-
sis y pone en marcha la maduración na luteinizante, que induce la ovula- terona y estrógenos vuelve a mer-
de las vesículas ováricas (folículos ción. El folículo, que se transforma mar, el endometrio es expulsado y
ováricos). Estos folículos, a su vez, ahora en el cuerpo lúteo, produce, acontece la menstruación.

píldora anticonceptiva, por ejemplo, inhibe la ovulación sujetas a las oscilaciones hormonales, y sus síntomas
y, con ello, las fluctuaciones hormonales; el dispositivo suelen agravarse durante la segunda mitad del ciclo. En
intrauterino hormonal, en cambio, no impide la ovulación, conclusión, el examen detenido del estado hormonal de
pero algunas de las afectadas lo utilizan. Una manera una mujer debería formar parte de toda exploración
habitual de proceder es consumir la píldora durante todo médica habitual. H
el ciclo, es decir, a lo largo de meses y sin ninguna in-
terrupción. Asimismo, se debe evitar el estrés, puesto que
intensifica el SPM y el TDPM. «Si el tratamiento funcio-
na, resulta una bendición para la paciente», asegura PA R A S A B E R M Á S
Krüger.
Differential behavioral effects of gonadal steroids in women
En cuanto al tratamiento, tanto Krüger como Rohde with and in those without premenstrual syndrome.
abogan por una mayor colaboración interdisciplinar: P. J. Schmidt et al. en The New England Journal of Medicine,
«Los ginecólogos no se ocupan de los síntomas psicoló- vol. 338, págs. 209-216, 1998.
gicos y los psiquiatras no conocen bien el ciclo femenino. Premenstrual dysphoric disorder: Evidence for a new category
De esta manera, ni los ginecólogos recetan antidepresivos for DSM-5. C. N. Epperson et al. en The American Journal of
ni los psiquiatras hormonas», critica Krüger. Psychiatry, vol. 169, págs. 465-475, 2012.
Las mujeres con SPM grave no serían las únicas be-
neficiarias de este enfoque. También ayudaría a las pa- EN NUESTRO ARCHIVO
cientes con otros trastornos psicológicos, como depresión Cambios emocionales durante la menstruación. Tori Rodrí-
o ansiedad. Estas psicopatologías también se encuentran guez en MyC n.o 64, 2014.

MENTE Y CEREBRO 79 N.O 83 - 2017


ILUSIONES

Ilusiones populares
¿Qué revelan los trucos de patio escolar sobre la mente juvenil?
SUSANA MARTINEZ-CONDE Y STEPHEN L. MACKNIK

TODAS LAS ILUSTRACIONES DE ESTE ARTÍCULO: STEVEN HARRINGTON

N
uestro hijo Iago, que cursa cuarto grado en una Estaba tan atenta a mi brazo que no me había perca-
escuela pública de Brooklyn, aprendió hace poco tado de que me tocaba otra parte del cuerpo. El truco
un truco durante un recreo. Una tarde, en casa, nos hizo pensar en las tácticas que los «carteristas» emplean
tras hacernos reír a Stephen y a mí con su interminable en los espectáculos de variedades, como las de Apollo
repertorio de chistes «Toc toc. ¿Quién es?», apuntó con Robbins, un ilusionista con quien hemos colaborado para
el índice hacia mi brazo, sin llegar a tocarlo. Se detuvo a estudiar el engaño en magia [véase «Neuromagia: entre
un centímetro escaso de la piel. la ilusión y la ciencia», por S. L. Macknik, S. Martinez-
«¿Te estoy tocando?», me preguntó. Conde y S. Blakeslee; Mente y Cerebro n.o 64, 2014].
«No», respondí. Estaba claro que el dedo no hacía Apollo, para «aligerar» a los espectadores de sus perte-
contacto con mi brazo. nencias, les hace fijar su atención en un punto concreto
«¡Pues mira!», anunció Iago encantado. Su otra mano (el bolsillo de la pechera, por ejemplo) mientras les extrae
descansaba sobre mi rodilla. los objetos que llevan en otro lugar (el reloj de pulsera,

MENTE Y CEREBRO 80 N.O 83 - 2017


entre otros). La versión de Iago era menos elaborada, investigaron un curioso juego que practican los niños
pero se fundaba en el mismo principio: para alejar la en los parques infantiles (A, en la página anterior). Bru-
atención de alguien sobre un elemento o lugar debe lo- gger supo de él hacia 2002 por su hija Hazel, de 9 años.
grarse que se concentre en otro distinto. Uno de los niños («director», en la nomenclatura de
La broma del niño también es un ejemplo de un géne- Barker y Rice) le pide a otro («actor») que cierre los ojos
ro nuevo de juegos basados en la percepción y la cognición y extienda un brazo con la palma de la mano hacia
y que K. Brandon Barker, de la Universidad de Indiana, y arriba. El director desliza lentamente un dedo desde la
el profesor Claiborne Rice, de la de Luisiana en Lafayette, muñeca hacia la sangría del brazo (fosa cubital) del actor.
han bautizado como «ilusiones populares», es decir, ilu- Este debe avisar con un «¡Ya!» cuando sienta que el dedo
siones de tradición popular. Estos graciosos errores de del director ha llegado al pliegue del brazo. Pero al abrir
percepción se comparten y enseñan de unos niños a otros, los ojos, constata que ha fallado en el intento. También
de generación en generación, sea en parques infantiles, los adultos yerran en este entretenimiento: estiman que
patios escolares, pernoctas fuera de casa o en campamen- el dedo del actor ha llegado a la fosa cubital dos o tres
tos estivales. Es probable que los lectores recuerden, al centímetros antes de que haya sido así.
evocar su infancia, algunos de estos trucos. Aunque los Los niños se deleitan con este error, una reacción
registros más antiguos se remontan a comienzos del siglo corriente en este tipo de juegos. Brugger y Meier afirman:
xvii, como demuestra el famoso diario del parlamentario «Quedan muchas cuestiones por aclarar sobre las ilusio-
y administrador naval británico Samuel Pepys (1699-1703), nes populares. Esperamos encontrar respuestas, aunque
en nuestros días los escolares practican todavía juegos hay algo de lo que estamos absolutamente seguros: a los
similares, algunos incluso idénticos. niños les encanta practicar estos juegos porque les divier-
Barker y Rice han estado compilando ilusiones tradi- ten mucho».
cionales contemporáneas en Estados Unidos, como hicie- Brugger y Meier ensayaron esta ilusión con 90 adultos.
ran ya en el siglo xix los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm Observaron que surtía mayor efecto en el brazo no do-
en Alemania, a quienes algunos estudiosos reconocen minante y también en los hombres (resultado que con-
como los primeros folcloristas. El repertorio de los inves- firma que las mujeres son más sensibles al tacto, según
tigadores estadounidenses se va ampliando, con mimo y estudios anteriores). También sugieren una explicación
esmero, a partir de explicaciones de niños y recuerdos de del fenómeno: en parte puede deberse a una descarga
adultos; también a través de la observación directa de las tardía («posdescarga») de neuronas somatosensoriales
interacciones infantiles. Estos científicos se plantean la corticales en respuesta a señales específicas de los meca-
posibilidad de documentar ilusiones tradicionales de noreceptores cutáneos excitados por estímulos táctiles
culturas no occidentales en investigaciones futuras. que se desplazan lentamente.
Hasta la fecha, Barker y Rice han identificado más de
70 tipos de ilusiones tradicionales: desde juegos como Brazos en flotación
«te voy a robar la nariz», propios de los niños de poca
Una de las ilusiones más populares del repertorio infan-
til es el truco de los «brazos flotantes» (B, en la página
edad, hasta trucos más refinados, populares entre indi-
siguiente). En una variante frecuente, un niño (el director)
viduos de edad escolar e incluso entre adultos. La cate-
gorización que han establecido demuestra que la edad se coloca por detrás de otro niño (el actor) sujetándole
influye en los juegos. Esta observación, a su vez, abre una
los brazos para obligarle a mantenerlos pegados a los
ventana fascinante hacia las percepciones y procesos de
costados mientras el actor se esfuerza en alzarlos. Es
pensamiento del cerebro durante su desarrollo. decir, uno intenta con fuerza elevar los brazos y el otro
A continuación repasamos algunas ilusiones de ayerse los agarra para impedírselo. Esta «lucha» se mantiene
y de hoy. También explicamos sus bases neuronales. durante medio minuto. Cuando el director suelta a su
presa, el actor siente que los brazos se alzan, que «flotan»
La fosa perdida por sí solos, sin intención consciente por su parte.
El neuropsicólogo Peter Brugger y su entonces alumna Se trata del efecto Kohnstamm, fenómeno que debe
Rebekka Meier, del Hospital Universitario de Zúrich, su nombre a quien lo describió por primera vez en 1915:

L O S AU TO R E S

Susana Martinez-Conde y Stephen L. Macknikson profesores de oftalmología, neurología,


fisiología y farmacología en la Universidad estatal de Nueva York.

MENTE Y CEREBRO 81 N.O 83 - 2017


ILUSIONES

el neurólogo alemán Oskar Kohnstamm (1871-1917). Se C


cree que esta reacción resulta de postefectos neuronales
debidos a contracciones musculares prolongadas. Es muy
probable que el truco apele a las áreas motoras y soma-
tosensoriales del cerebro y del cerebelo (central de coor-
dinación de los movimientos).
Con frecuencia, los niños adornan la ilusión con
complejas narrativas. En una de ellas (una de las favoritas
de Barker), el director finge que gira una manivela ima-
ginaria en el pecho del actor cuando los brazos de este
empiezan a elevarse mientras le asegura que es el mons-
truo de Frankenstein.

Campanas de iglesia
Barker y Rice han descubierto una alusión a este juego,
que todavía se practica en nuestros días, en un texto de
principios del siglo xvii. La ilusión tiene variantes: se
puede utilizar una percha de alambre (C), o mejor aún,
una parrilla metálica de horno para que el efecto resul-
te más acusado. Se cortan dos trozos de cordel, se atan
al metal y se enrollan los cabos sueltos con varias vuel- PA R A S A B E R M Á S
tas alrededor de los dedos índice de cada mano. A con- Folk illusions: An unrecognized genre of folklore. K. Brandon
tinuación hay que taparse los oídos con los dedos y Barker y Claiborne Rice en Journal of American Folklore,
pedir a un compañero que golpee la parrilla. Se oirá vol. 125, n.o 498, págs. 444-473, otoño de 2012.
sonar la campana de una iglesia. ¿Cómo se explica? la A new illusion at your elbow. Peter Brugger y Rebekka Meier
vibración del metal se transmite a través de las cuerdas en Perception, vol. 44, n.o 2, págs. 219-221, febrero de 2015.
hasta las manos, después a los huesos del cráneo y fi-
Folk illusions and the social activation of embodiment: Ping
nalmente al fluido interior de la cóclea. «Aunque se sepa pong, olive juice, and elephant shoes. K. B. Barker y C. Rice
de antemano que se producirá ese efecto, siempre sor- en Journal of Folklore Research, vol. 53, n.o 2, págs. 63-85,
prende», asegura Rice. H mayo/agosto de 2016.

MENTE Y CEREBRO 82 N.O 83 - 2017


PACKS TEMÁTICOS DIGITALES
Minicolecciones de monografías
sobre temas científicos clave

EL CEREBRO LENGUAJE HUMANO

18 ,4 0€
27,60€
14,99€
21,99€
• El cerebro, hoy • El lenguaje humano
• El cerebro • Lenguaje y comunicación
• Las neuronas • Multilingüismo
• Neuroglia

INTELIGENCIA Y COGNICIÓN PERCEPCIÓN

2 0 , 70 €
27,60€
15,99€
• Inteligencia viva
• La consciencia
21,99€ • Los cinco sentidos
• Ilusiones
• Orígenes de la mente humana • El mundo de los sentidos
• En busca de la consciencia

Y descubre muchos otros packs temáticos digitales y en papel en:


www.investigacionyciencia.es/catalogo
Teléfono: 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
RETROSPECTIVA

Enfermos mentales
evacuados durante
la guerra civil
A partir de diciembre de 1936, centenares de pacientes salieron desde
las «salas de dementes» del Hospital Provincial de Madrid para viajar
hasta los manicomios de Alicante, Murcia y Almería. También se les
alojó en balnearios y conventos repartidos por el país
OLGA VILLASANTE

El Sanatorio Psiquiátrico Nacional de La Isabela, en Guadalajara, albergó a


cientos de enfermos mentales durante la guerra civil. En la actualidad solo
quedan sus ruinas, con la peculiaridad de que estas únicamente pueden verse
cuando el agua del embalse de Buendía desciende. La vista que el pantano
muestra en esas ocasiones resulta sobrecogedora.
CHUS CORDEIRO / CORTESÍA DE OLGA VILLASANTE

MENTE Y CEREBRO 84 N.O 83 - 2017


A
lo largo de la historia, la atención a los enfermos situada en el municipio madrileño de San Martín de
mentales no ha sido un tema prioritario para las Valdeiglesias, propiedad de la familia Esquerdo.
autoridades sanitarias. La guerra civil española, Además de ingresar en los citados sanatorios, los en-
que fragmentó España a partir del 18 de julio de 1936, fermos mentales madrileños fueron trasladados a la
añadió todavía más penuria a su situación: numerosos Clínica Neuropsiquiátrica del Doctor León y la de Nues-
pacientes fueron trasladados a cientos de kilómetros de tra Señora de Los Ángeles o acababan en las salas de
su domicilio, muchas veces sin que las familias fueran dementes del Hospital Provincial. Cuando se considera-
informadas. ¿Cuál fue el destino de los centenares de ba que su patología era crónica, se les ingresaba en el
enfermos madrileños evacuados lejos de sus hogares Manicomio de Leganés o en los sanatorios de Ciempo-
durante el enfrentamiento civil? zuelos, al sur de Madrid. La entrada de las tropas fran-
La pérdida y destrucción de numeroso material de quistas en ambas localidades, entre diciembre del 1936 y
archivo ha mantenido un silencio sobre la suerte de pa- febrero de 1937, interrumpió la comunicación entre la
cientes y cuidadores durante la guerra civil, roto solo en capital y estas instituciones, por lo que se hizo necesario
algunos casos, como el de los enfermeros asesinados en habilitar nuevos espacios para los enfermos.
el monasterio asturiano Santa María de Valdediós. Así A finales de 1936, recaló en Madrid una expedición
mismo, descubrir las diferentes alternativas que se bus- argentina de las Brigadas Internacionales. Una de sus
caron para los enfermos mentales que se alojaban en las tareas consistía en ocuparse de la atención psiquiátrica a
hacinadas «salas de dementes» del Hospital Provincial la población combatiente. El psiquiatra, filósofo y acti-
de Madrid resulta complicado, puesto que, después de la vista argentino Gregorio Bermann (1894-1972) organizó
guerra, algunas de las instituciones fueron destruidas o la clínica de neurosis de guerra del Hospital de Chamar-
casi nadie las conoce, como el Manicomio de Saelices. tín de La Rosa, lugar donde se atendieron histerias, epi-
Otras fueron anegadas por el agua, entre ellas, el Balnea- lepsias y diferentes neurosis. A su regreso a Argentina,
rio Real de La Isabela, en Guadalajara. En el convento de Bermann recogió aquella experiencia en el libro Las
la Asunción de Calatrava de Almagro, que se usó a modo neurosis de guerra, publicado en 1941. El incremento de
de hospital y manicomio de guerra y que hoy funciona la neurosis de guerra (shell-shock), síndrome traumático
como hospedería, ni siquiera existe un mínimo recuerdo que recibió ese nombre a partir de la Primera Guerra
de quienes nacieron, trabajaron, sufrieron o fallecieron Mundial, ya se había descrito en otros conflictos inter-
allí, lejos de los suyos. nacionales. En España, el avance de las tropas nacionales
que se había iniciado en África, así como la marcha
Los primeros meses de la guerra civil desde el norte de la península organizada por la Junta de
El 7 de noviembre de 1936, el mismo día en que el Go- Burgos, mantuvieron el aislamiento y sitio de la ciudad
bierno de la República se trasladó a Valencia y se consti- madrileña prácticamente durante el resto de la guerra
tuyó la Junta de Defensa presidida por el General Miaja, civil. Mientras tanto, los médicos del Hospital Provincial
se evacuaba el Sanatorio Neuropático de Carabanchel se enfrentaban a las dificultades que planteaban unas
Bajo. Este disponía de unas 40 camas y era propiedad del salas saturadas y el aumento del número de enfermos
neurólogo y psiquiatra Gonzalo Rodríguez Lafora (1886- psiquiátricos civiles se dobló en los primeros meses del
1971), descubridor de la forma de epilepsia rara que conflicto.
lleva su nombre. Gracias a la gestión de Ramón Alberca, En los años previos a la contienda, el médico valencia-
director del Hospital Psiquiátrico de Murcia desde 1928, no José Sanchís Banús (1893-1932) se ocupaba de dicho
algunos de esos enfermos madrileños fueron admitidos servicio de neuropsiquiatría, en las actuales salas del
en dicha provincia. Por otra parte, el 4 de diciembre del Museo de Arte Reina Sofía. Después de una reñida y
mismo año, el Sanatorio del Doctor Esquerdo [véase «José polémica oposición y por una salomónica decisión, el
María Esquerdo Zaragoza (1842-1912)», por J. M. López servicio del Hospital Provincial quedó duplicado por sexos.
Piñero; Mente y Cerebro n.o 33, 2008] fue bombardea- Rodríguez Lafora dirigió la clínica psiquiátrica de mujeres,
do, y los casi doscientos pacientes que albergaba fueron mientras que el psiquiatra José María Villaverde y Larrar
trasladados a la Clínica de Las Piqueñas, sita en Cara- (1888-1936) fue el responsable de la sección de varones.
banchel Alto. Posteriormente, se les envió a una finca Al estallar la guerra, Rodríguez Lafora salió de Madrid y

L A AU TO R A

Olga Villasantees psiquiatra en el Hospital Universitario Severo Ochoa. Doctora en medicina, ha participado en
diversos proyectos de investigación en colaboración con el Instituto de Historia del CSIC. Preside la sección de
historia de la Asociación Española de Neuropsiquiatría y es autora de numerosos artículos sobre historia de la
psiquiatría española.

MENTE Y CEREBRO 85 N.O 83 - 2017


LA ASISTENCIA AL ENFERMO MENTAL. LUIS VALENCIANO, 1933

Cientos de enfermos mentales del Hospital General de Madrid tuvieron que ser trasladados a otras localidades
de España con motivo de la Guerra Civil. La imagen muestra una sala de guardia del departamento psiquiátrico
del centro antes de la guerra.

se instaló en una casa familiar en Benidorm —el psiquia- bre de 1937, existían en España 564 colonias que acogían
tra Bartolomé Llopis (1905-1966) ocupó su lugar—, a 45.248 niños y niñas, principalmente en Castilla-La
mientras que el médico Fernando Vaamonde Valencia Mancha, Levante y Cataluña. A las evacuaciones de la
(1908-1977) cubrió la vacante de Villaverde, probable- población infantil, más documentadas en las últimas
mente asesinado por monárquico y miembro de Renova- décadas, se añadió la salida de enfermos psiquiátricos
ción y Falange. Así pues, Llopis y Vaamonde se hicieron desde las salas de hombres y mujeres del Hospital Pro-
cargo de las salas de dementes de la capital, que acogían vincial.
a pacientes alcohólicos y a numerosos enfermos con El 1 de diciembre de 1936, Llopis autorizó el traslado
reacciones psicogénicas o recidivas de trastornos menta- de más de un centenar de enfermos mentales (53 mujeres
les causados por la influencia de las emociones de guerra y 71 varones) a los manicomios de Alicante y Murcia. Un
y los bombardeos de noviembre de 1936. Llopis, encarga- responsable, cinco enfermeros y diez enfermeras se en-
do de la sección de mujeres, subrayó el gran número de
oligofrénicos que las familias no podían sostener y la
enorme dificultad para que sus allegados respondieran a
las llamadas de los jefes de servicio, por lo que incluso era
necesario entregar a los pacientes en el domicilio. Esta
En síntesis:Lejos de casa

1
crítica situación en Madrid obligó a numerosas evacua- Los pacientes del servicio de neuropsiquiatría
ciones de enfermos mentales, como ya había ocurrido en del Hospital Provincial de Madrid fueron evacuados
el Hospital de Toledo, cuyos pacientes fueron trasladados al Hospital de San Juan de Alcalá de Henares durante
al colectivo de religiosas Adoratrices en Guadalajara y a la guerra civil. En muchos casos, sin informar a las familias.
un convento de Carmelitas en Consuegra.

2
A finales de 1936 se habilitó el balneario Real de La
Evacuación al Mediterráneo Isabela, en Guadalajara, como Sanatorio Psiquiátrico
La capital de la nación experimentó un crecimiento de Nacional. Albergó 300 enfermos mentales.
población a expensas del éxodo de personas que huían

3
de pueblos y ciudades ocupadas por los nacionales y, en El convento de Asunción de Calatrava de Almagro
1937, alcanzó el millón de habitantes. Muchos de estos se convirtió en un gran nosocomio y frenocomio de
500.000 refugiados acogidos en Madrid fueron posterior- guerra. El lugar alojó pacientes crónicos procedentes
mente evacuados. A finales de octubre de 1936, se acele- de Madrid. Entre ellos se hallaban numerosos tuberculo-
ró el traslado de niños a zonas más seguras. En septiem- sos y enfermos mentales.

MENTE Y CEREBRO 86 N.O 83 - 2017


RETROSPECTIVA

cargaron de la evacuación. Su viaje se prologó más de lo sangre entre los que se hallaba el antiguo Hospital
previsto, ya que solo 10 mujeres y 29 hombres pudieron Obrero (Hospital de Maudes), además de otros impro-
alojarse en la Casa de Beneficencia Provincial de Alican- visados en lugares como el casino o el hotel Ritz. Ante
te. El insuficiente espacio en ese establecimiento obligó la creciente demanda, los responsables plantearon la
a trasladar a 43 enfermas al Manicomio Provincial de salida de los enfermos crónicos civiles y que el 60 por
Murcia, centro que ya había recibido los pacientes del ciento de las camas del Hospital Provincial se destinaran
Sanatorio Neuropático de Carabanchel. Si bien el Mani- a los ingresos por psicosis reactiva o endógena iniciada
comio Provincial de Almería no era su destino, allí de forma reactiva.
quedaron alojados, a más de 500 kilómetros de su domi-
cilio, los 40 varones restantes. No fueron pocas las difi- Traslado al Instituto Psiquiátrico de Alcalá
cultades de este primer viaje de varias etapas. Los enfer- En noviembre de 1937, con el fin de evitar el peligro de
meros, además de afrontar el fallecimiento de una mujer los obuses, se tuvo que emplazar a los pacientes en los
en Albacete, tuvieron que adelantar los gastos de alimen- deteriorados sótanos del Hospital Provincial. En estas
tación para los enfermos. Gran parte de la comitiva la estancias faltaba el agua caliente y los enfermos se encon-
componían esquizofrénicos, oligofrénicos y pacientes traban hacinados, situación que elevaba el riesgo de
diagnosticados de psicosis reactiva, además de casos de contagio de piojos. Además, la vigilancia vivía una situa-
psicosis maníaco-depresiva, demencia, alcoholismo, ción dificultosa, pues el personal escaseaba debido a la
psicopatía y depresión reaccional. Algunas de estas per- reducción de los sueldos por Sanidad de Guerra, que
sonas nunca regresaron; otras, volvieron a instituciones previamente abonaba la Diputación. De ese modo, los
madrileñas (el sanatorio de Ciempozuelos, entre ellas) responsables buscaban un emplazamiento para 260 en-
en la inmediata posguerra. fermos, alrededor de la mitad, varones. Se pretendía que
No obstante, esa primera expedición no resolvió los en este servicio del Hospital Provincial quedase espacio
problemas. El farmacólogo Juan Planelles (1900-1972), para los futuros enfermos susceptibles de una reclusión
subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y rápida y al menos 40 o 50 libres para los posibles «de-
Sanidad y, por tanto, uno de los responsables de la Sani- mentes o anormales» que anduviesen «sueltos por Madrid».
dad Militar del Ejército republicano del Centro después Allí también se alojaron perseguidos políticos que los
de que el Gobierno de la República se trasladara a Valen- propios médicos protegían. Dado que las derivaciones a
cia, intentó resolver el hacinamiento de los departamen- Leganés o a Ciempozuelos no eran posibles, ya que en
tos psiquiátricos. El acúmulo de enfermos psíquicos en sus centros psiquiátricos se redujeron los ingresos du-
los hospitales generales se debía, en parte, al aumento de rante la guerra, y tras el accidentado traslado hasta las
alteraciones psíquicas en los evacuados. Se planteó que costas mediterráneas, los responsables planearon otras
los centros psiquiátricos adscritos a los hospitales pro- alternativas.
vinciales (los llamados «departamentos de observación»), El Hospital de San Juan de Alcalá era un centro mu-
así como los dedicados al tratamiento de enfermedades nicipal ubicado en un antiguo monasterio que había
infecciosas y de procesos tuberculosos, pasasen a depen- fundado el cardenal Cisneros a finales del siglo xv para
der técnica y administrativamente del Ministerio de acoger a una comunidad de monjas franciscanas, un
Instrucción Pública y Sanidad con el fin de dirigir y vi-
gilar su actuación. De hecho, en el pequeño libro Hacia
una nueva asistencia médica del pueblo, los responsables
explican que planearon instalar 1050 camas para enfermos
mentales en la «zona leal». Se incluían 300 del Balneario
de La Isabela, mientras que el resto se encontrarían re-
partidas en varias provincias levantinas (150 camas en el
CORTESÍA DE MARÍA PATROCINIO JIMÉNEZ RUIZ

Hospital psiquiátrico de Castellón, 300 en las colonias de


Orihuela y otras tantas en las colonias de Gilet, en Va-
lencia). Estas 750 camas estaban previstas para enero de
1938. Sin embargo, no se ha podido comprobar docu-
mentalmente si estas instituciones llegaron a funcionar
tal como estaba previsto.
Por otra parte, el Consejo Superior Psiquiátrico, di-
rigido por Rodríguez Lafora, había propuesto a las di-
recciones de Sanidad Militar y Civil que las clínicas Saturnino Jiménez Gómez fue el primer director del
próximas a los frentes, convertidas en cívico-militares, centro psiquiátrico habilitado durante la guerra civil en
fueran evacuadas. En la capital se habían dispuesto el convento de Almagro. Tuvo que dejar ese puesto
200 camas para enfermos agudos en el Hospital Derma- cuando fue llamado a filas. En la imagen, su carnet del
tológico; también funcionaba una red de hospitales de Colegio de Médicos de Ciudad Real.

MENTE Y CEREBRO 87 N.O 83 - 2017


colegio de doncellas y un hospital de mujeres. Tras una pacientes, aunque también había epilepsia, oligofrenia,
visita a mediados de diciembre de 1937, el consejero de demencia senil o arteriosclerosis, así como cuadros rela-
Sanidad Provincial y el gobernador civil describieron el cionados con neurosífilis. De especial interés fueron los
lugar como un hospital antiguo, limpio y pequeño, pero casos de mujeres de mediana edad diagnosticadas de
con capacidad para 110 camas. Reconocieron que debían cuadros exógenos: psicosis, depresión o reacciones que,
dotarlo con más ropa y alimentos, ante las exiguas exis- sin duda, la guerra pudo desencadenar.
tencias que incluían 60 litros de aceite, cuatro repollos, Estas no fueron las únicas expediciones a la ciudad del
un poco de arroz, de garbanzos y judías, además del pan Henares. A lo largo de 1938 se mantuvieron los traslados,
tasado a 300 gramos por persona. No obstante, los en- y el 21 de septiembre de 1938 se sumaron 78 varones a la
fermos disponían de una habitación grande para los días población alcalaína. Sin embargo, este establecimiento
de frío o lluviosos y de un gran patio para las jornadas representaba, en ocasiones, solo un alto en el camino para
soleadas. Más de lo que los sótanos del Hospital Provin- «despiojar» a los pacientes, ya que muchos de ellos fueron
cial les ofrecían. (En la actualidad, el espacio del hospital trasladados, en autocares cedidos por la Jefatura de
está ocupado, en parte, por el Colegio Cardenal Cisneros, Transportes de Sanidad de Guerra, al Hospital Subalter-
el cual conserva el patio del antiguo claustro del conven- no de Almagro.
to y, en parte, por la Casa de la Entrevista, llamada así
porque conmemora la reunión del 20 de enero de 1486 Sanatorio Psiquiátrico Nacional de La Isabela
entre los Reyes Católicos y Cristóbal Colón.) El Balneario Real de La Isabela fue construido sobre una
El 15 de febrero de 1938, el Consejero Delegado de pequeña península rodeada por el Guadiela, al sudeste
Sanidad autorizó el ingreso de 111 mujeres y tres varones de la provincia de Guadalajara y lindando con la parte
en el denominado Instituto Psiquiátrico de Alcalá, que septentrional de Cuenca. Este pintoresco enclave, a ocho
pasó a depender del Consejo Provincial. Era una pobla- kilómetros de Sacedón, estaba asociado, desde la anti-
ción muy heterogénea la de aquellas mujeres trasladadas, güedad, a un lugar de baños donde se asentó un núcleo
que incluía desde una chica oligofrénica de 14 años romano, y, después, uno musulmán. Dada la tradición
hasta una anciana de 86 años con demencia arterioescle- termal, Fernando VII, por mandato y capricho de su
rótica. Igual que entre los evacuados al Mediterráneo, la segunda esposa, la reina Isabel de Braganza, ordenó la
esquizofrenia era el diagnóstico más frecuente entre estas construcción de una población de nueva planta. Las obras

DOMINIO, BALNEARIO Y AGUAS DE LA ISABELA: SOBRE LA NECESARIA


RESURRECCIÓN DE LOS BALNEARIOS ESPAÑOLES. FUNDACIÓN JOSÉ
ORTEGA Y GASSET-GREGORIO MARAÑÓN

El Balneario Real de la Isabela, en Guadalajara, se c­ onvirtió a finales de 1936 en un centro psiquiátrico. Hoy, solo
quedan las ruinas del lugar (véase la imagen principal).

MENTE Y CEREBRO 88 N.O 83 - 2017


RETROSPECTIVA

DOMINIO, BALNEARIO Y AGUAS DE LA ISABELA: SOBRE LA NECESARIA RESURRECCIÓN DE LOS


BALNEARIOS ESPAÑOLES. FUNDACIÓN JOSÉ ORTEGA Y GASSET-GREGORIO MARAÑÓN

Los baños del Balneario de la ­Isabela (en la imagen, algunas empleadas posan en el patio) ­destacaban por sus
­ eneficios para tratar enfermedades reumatológicas, dermatológicas, neurológicas o nerviosas, según señaló
b
en 1931 el prestigioso médico Gregorio Marañón.

comenzaron el 28 de enero de 1817 (el lugar fue declara- camas en octubre de 1937. Solo nos consta que allí tra-
do Real Sitio en 1826). Denominado en la época «el pe- bajaron dos médicos: Damián Morillas Martínez (1908-
queño Versalles de la Alcarria», se concibió a modo de 1984) como médico residente y Eduardo Varela de Seijas
ostentoso balneario. Sin embargo, la realidad sociopolí- Carrascosa (1904-1979) como director.
tica no permitió finalizar el proyecto original: la ley de Varela de Seijas, quien había ejercido antes de psi-
Desamortización de 1865 lo separó de forma definitiva quiatra en Ciempozuelos, emitía informes periódicos
del patrimonio de la Corona. Posteriormente, la burgue- al Presidente del Consejo Provincial de Madrid sobre
sía y la nobleza lo utilizaron como establecimiento termal el estado de los 75 varones que habían llegado el 29 de
para aprovechar los efectos curativos de sus aguas, ala- diciembre de 1937 procedentes del Hospital Provincial.
badas por Gregorio Marañón en 1931. El prestigioso Al mes siguiente, el psiquiatra exponía que casi dos
médico había expuesto la bonanza de los baños para terceras partes no habían experimentado variación
enfermedades reumatológicas, dermatológicas, neuroló- clínica alguna, pero 15 de ellos se encontraban adapta-
gicas o nerviosas en Dominio, balneario y aguas de La dos, tranquilos y trabajando. No deja de sorprender que,
Isabela: Sobre la necesaria resurrección de los balnearios en medio del caos bélico, se permitieran licencias tri-
españoles. mestrales comunes entre los pacientes psiquiátricos en
De este modo, la que había sido villa cortesana se todos los establecimientos cuando el estado clínico lo
adscribió al Socorro Rojo durante la guerra, convirtién- permitía y las familias las solicitaban. No obstante, la
dose en un centro psiquiátrico que, a finales de 1936, mortalidad era elevada: a mediados de julio de 1938
recibió más de un centenar de pacientes del Hospital habían fallecido 13 de los 75 trasladados. Sin duda, el
Provincial de Guadalajara. Concebido al principio como hambre, las condiciones higiénicas y la escasez de tra-
establecimiento regional, finalmente fue denominado tamientos hicieron estragos, como también se describe
Sanatorio Psiquiátrico Nacional La Isabela, ya que acogía sobre otras instituciones de áreas alejadas del centro,
también a pacientes de Teruel y Madrid. Según el Minis- como Sant Boi de Llobregat, Valencia o el Manicomio
terio de Sanidad e Instrucción Pública, alcanzó las 300 de Conxo.

MENTE Y CEREBRO 89 N.O 83 - 2017


La villa termal, organizada en torno a dos calles geomé- Cano Murillo, trató de buscar alternativas a los enfermos
tricamente rectas, dos plazas y una extensa huerta rodea- procedentes de la región vecina.
da de verja, fue anegada en 1957 por el embalse de Más de dos centenares de pacientes se hallaban disper-
Buendía. Hoy, los restos del balneario La Isabela solo sos en Ciudad Real y en numerosos pueblos de la provin-
pueden contemplarse cuando desciende el nivel de las cia, entre ellos, Almagro, Villarta de San Juan, Villarrubia,
aguas del pantano. La periodista Teresa Viejo rescató el Tomelloso, Cozar, Torralba, La Solana, La Toledana, Ar-
lugar en La memoria del agua, relato de ficción que teje, gamasilla de Calatrava, Castellar, Fuenllana, Infantes,
entre otras intrigas, la historia de los «enajenados del Manzanares, Daimiel, Alcubilla y Carrión, además de la
frente» y los admitidos de forma clandestina como de- «Casa de la Fuentes», una finca en Navas de la Condesa
sertores de la derecha o religiosos, quienes se confundie- del término municipal de Viso del Marqués que, durante
ron entre los locos del sanatorio. la guerra, se usó como residencia. De ese modo, en la
sesión ordinaria del Ayuntamiento de Almagro del 30 de
Un gran frenocomio y nosocomio de guerra junio de 1937, bajo la presidencia del alcalde Daniel Gar-
La provincia de Ciudad Real fue una gran receptora de cía Olmo, se autorizó reunir a estos enfermos en el edifi-
heridos de guerra. Las primeras expediciones con enfer- cio del convento de la Asunción de Calatrava. Se permitió
mos de los frentes de Madrid llegaron de noche, en ca- que el Consejo Provincial de Ciudad Real utilizase dicho
miones, a Valdepeñas. Más tarde, Domingo Llorca, de- convento como hospital para evacuados, puesto que, en
legado del Comité Central de Evacuación de la provincia, virtud del decreto del 31 de julio de 1936, se habían in-
determinó que el punto de distribución para la población cautado los bienes pertenecientes a órdenes religiosas, por
civil de Madrid fuese Alcázar de San Juan. Las sucesivas lo que desde entonces el edificio estaba bajo la tutela del
evacuaciones provocaron dificultades organizativas, por Consejo Municipal de Almagro.
lo que la Comisión Gestora Administrativa de la Dipu- Ese convento, habitado por los dominicos desde fina-
tación de Ciudad Real, bajo la presidencia de Antonio les de siglo xix, había sido desalojado el 25 de julio de
1936, cuando parte de la Comunidad se hallaba de vaca-
ciones en el convento de Escalaceli de Córdoba. La
iglesia fue incendiada, excepto el coro, del que se retira-
ron las imágenes religiosas. Los dominicos, junto con
algunos franciscanos, fueron asesinados en Almagro, en
otras poblaciones de Ciudad Real y en Paracuellos del
Jarama. En diciembre de 1937, este edificio, declarado
Monumento Histórico-Artístico en 1931, acogía a unos
250 pacientes, entre ellos, tuberculosos (el grupo más
numeroso), hemipléjicos, reumáticos, cardiópatas y su-
jetos con heridas y fracturas. También en diciembre, el
Consejero de Sanidad Manuel Jiménez García de la Se-
rrana anunció en El Socialista que estaba previsto instalar
a los «dementes» en Almagro al mes siguiente.
Se realizaron visitas e informes para planificar la
habilitación de los dos edificios completamente inde-
pendientes, de tal manera que permitiesen separar los
enfermos mentales de otros pacientes y, a todos ellos,
por sexos. Las numerosas reformas, que incluían insta-
lación de algunas duchas, lavabos y waters (sic) o una
cocina para 400 raciones, las dirigió el funcionario de
la Diputación de Ciudad Real Gonzalo Arias Camisón
como director-administrador. Los diferentes cuerpos
de los edificios permitieron contar con tres amplios
patios. Uno de ellos era el claustro: cuadrado, plateres-
co con columnas jónicas y dos pisos de arcos de medio
punto, se destinó a patio de dementes. La iglesia, que se
A pesar de la escasez y pobreza que también se vivía en utilizó como torre vigía al principio, se empleó para res-
los centros sanitarios debido a la guerra, enfermos y guardar a los pacientes en los días lluviosos y para insta-
personal del Hospital de Almagro representaron el 9 de lar más camas.
octubre de 1938 la obra teatral Esta noche me emborra- Una vez realizadas estas iniciales reformas, en fe-
cho. La imagen reproduce la carta de invitación dirigida brero de 1938 llegaron los primeros «dementes»: 75
al Presidente del Consejo Provincial. varones y nueve mujeres. A lo largo de los siguientes

MENTE Y CEREBRO 90 N.O 83 - 2017


RETROSPECTIVA

Enfermedad mental
Ap. circulatorio
Ap. respiratorio
Ap. digestivo
Ap. urinario
Ap. nerviosos Hombres
Ap. locomotor Mujeres
Ap. endocrino
Diátesis
Tuberculosis
Avitaminosis
Acromegalia
Ceguera
Vejez
0 20 40 60 80 100 120
Número de enfermos
Según una estadística de junio de 1938, la mayoría de los pacientes ingresados en el Hospital Subalterno
de ­Almagro presentaban una enfermedad mental.

meses, los traslados ascendieron hasta un total de 161 se estimaba que aún se podía hospitalizar a un centenar
hombres y 37 mujeres, convirtiéndose el convento, hoy de varones y a 15 mujeres dementes si se cumplían sus
hospedería de Almagro, en un gran nosocomio (hos- peticiones. Sin embargo, no hemos podido verificar que
pital) y frenocomio (manicomio) de guerra. El primer dichas reformas se completaran: los documentos solo
director de la institución fue Saturnino Jiménez Gómez informan el ingreso de dos enfermos mentales desde
(1905-1965), un joven médico que trabajaba en Por- junio de 1938.
zuna. Se trasladó al lugar junto con su esposa y su A primeros de 1938, 46 personas se hallaban en la
pequeña hija. Allí vivieron hasta que fue llamado a nómina del Hospital Subalterno Provincial de Almagro;
filas. En junio de 1938, cuando el médico segoviano también se pagaban algunas gratificaciones extra a sir-
Pedro Azuara González (1886-1952) sustituyó a Jimé- vientes de sala, a un peluquero y a un portero. El personal
nez, este ya contaba con dos hijas; la segunda había estaba encabezado por el administrador general Arias
nacido en el hospital solo un par de meses antes de su Camisón, quien recibía igual sueldo que el primer direc-
incorporación al Ejército. tor. También contaba con dos practicantes, trece sirvien-
Al parecer, el avance de la guerra y las dificultades de tes de sala (cuidadores de los enfermos), cinco personas
transporte interrumpieron los ingresos, por lo que a en la cocina y diferente personal no sanitario (portero,
partir de mayo de 1938 prácticamente no llegaron pa- ordenanza, carpintero, peluquero y empleados para el
cientes nuevos. La llegada de casi 200 enfermos mentales huerto y la granja, entre otros). No parece que este per-
en los primeros meses del año requería la contratación sonal tuviera experiencia en la atención a enfermos
de numeroso personal. La gestión del llamado Hospital mentales, por lo que, en julio de 1938, se requería, además
Subalterno Provincial, a pesar de hallarse en Almagro, de personal no sanitario (un fontanero o costureras, por
dependía del Consejo Provincial de Madrid. A lo largo ejemplo), enfermeros de ambos sexos y una jefa encar-
del año, además de trabajadores, se solicitaron materiales gada de las enfermeras de dementes. Si bien la institución
y reformas, probablemente inacabadas en las primeras contó con un médico desde el otoño de 1937, no fue
obras de adaptación. El establecimiento presentaba defi- hasta noviembre de 1938 cuando se designó a un psiquia-
ciencias (faltaba agua potable) u otras carencias no re- tra, Juan Martínez López (1906-1980), que había traba-
sueltas en el presupuesto aprobado por la corporación, jado previamente en el sanatorio de Ciempozuelos. Se le
como la construcción de una atarjea desde el lavadero asignó un sueldo de 12.000 pesetas anuales.
central, el blanqueo de dos naves del departamento de En el centro de Almagro se intentaron cultivar horta-
dementes, la instalación de un muro y puerta en el pasi- lizas y patatas en una huerta de entre cinco y seis fanegas.
llo del costurero de las dementes, la cobertura del depó- También se disponía de animales domésticos (vacas le-
sito de agua, un cuarto de enfermeros de guardia, el cheras, terneras, gallinas, conejos y un mulo) para miti-
blanqueo de las galerías de la planta baja, la incorporación gar las dificultades de abastecimiento de la guerra. Sin
de divisiones en la celda de castigo del departamento de embargo, en enero de 1938, el interventor se quejaba de
dementes, un motor eléctrico o una mesa para el comedor disponer únicamente de una pequeña cantidad de arroz
de dementes. Por otra parte, solicitaron 100 camas de y garbanzos, lo que había motivado la protesta de los
cara a admitir más enfermos mentales de Madrid, ya que enfermos. La prolongación del conflicto complicó la

MENTE Y CEREBRO 91 N.O 83 - 2017


RETROSPECTIVA

adquisición de medicamentos. En septiembre de ese la retribución diaria a 4,50 pesetas; el salario había dis-
mismo año, el médico director se quejaba de su escasez: minuido a 2,50-2,80 pesetas por día. Paralelamente, las
no llegaban desde Madrid ni se conseguían en las farma- auxiliares de enfermería (cuidadoras de las mujeres)
cias del pueblo. No deja de sorprender que en medio de solicitaron un aumento de la retribución de solo 2,50 a
la tragedia de la pobreza y las estrecheces de la guerra en 2,80 pesetas como medida de equiparación al sueldo de
esta población, de larga tradición teatral, se representaran las enfermeras tituladas que prestaban un servicio aná-
funciones en el hospital. El día 9 de octubre de 1938, logo en otros establecimientos provinciales.
enfermos y empleados representaron Esta noche me Entre abril y octubre de 1939 aconteció una extraña
emborracho, pieza a la que fue invitado el Presidente del convivencia entre los enfermos que aún esperaban la
Consejo Provincial de Madrid. vuelta a Madrid y la comunidad de dominicos que regre-
só al convento. Se efectuó un reparto de las dependencias
El retorno a Madrid y, a pesar de llevar una vida independiente, compartieron
Poco sabemos de los enfermos durante el último año de la portería, el claustro, la huerta y la cocina, la cual divi-
guerra, aunque el relato de Antonio Vallejo-Nágera (1889- día un telón por la mitad. Los religiosos recuperaron la
1960), Jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares del iglesia, la sacristía, el refectorio, las cuatro habitaciones
Ejército Franquista, sobre los pacientes encontrados en La contiguas a la celda prioral, más celdas para los novicios
Isabela resulta descorazonador. La Diputación de Madrid en el pasillo superior de los padres, el oratorio del novi-
se hizo cargo nuevamente de esos enfermos. Algunos in- ciado y el salón de actos. En la colegiatura del convento
gresaron en Ciempozuelos; otros ni siquiera volvieron y se comenzó un curso de teología y tres de humanidades,
yacen bajo las aguas del pantano alcarreño de Buendía, de modo que el mismo año que finalizó la guerra, ya
mientras los suyos tratan de recuperar los débiles recuerdos contaba con 93 alumnos.
entre los documentos recientemente accesibles.
Los enfermos del convento de la Asunción de Cala- A modo de epílogo
trava de Almagro comenzaron a regresar a Madrid de Queda aún, como asignatura pendiente, el estudio de la
manera escalonada. En el verano de 1939, ya habían sido vida cotidiana de estos y otros establecimientos psiquiá-
desalojados los pabellones de tuberculosos y hombres tricos en los que convivieron enfermos y personal de
dementes. Solo quedaban las mujeres. Los dominicos cuidado durante los difíciles años de la guerra civil. En
recuperaron el convento, donde se instalaron al finalizar estos improvisados hospitales, de una alta complejidad
la guerra civil. No obstante, debieron convivir con los organizativa, sus responsables debieron bregar con el
enfermos psiquiátricos hasta octubre de 1939. En julio hambre, la escasez o el olvido y afrontar cuestiones deli-
de ese año, ya se había ordenado una reducción de la cadas, entre estas, el nacimiento de bebés, no solo del
plantilla, de modo que el personal quedó reducido a un personal, sino también de alguna enferma. Esas y otras
médico director, un administrador, dos auxiliares de cuestiones han permanecido ocultas durante décadas,
oficina, un auxiliar de almacén de víveres, un practican- por lo que resulta preciso que los investigadores se ocu-
te, dos enfermeras, diecisiete sirvientas, cinco mozos pen de llenar esta gran laguna historiográfica. Sin duda
enfermeros, una responsable para el costurero, un jefe de no es ni ha sido una tarea fácil. Las especiales condiciones
cocina, un peluquero, un carpintero, un encargado de la de una guerra civil de la que aún hay heridas abiertas, la
huerta, un peón de huerta, un vaquero y un portero. A escasez y pérdida de material documental y el «derecho
los «mozos de enfermería», que se ocupaban del cuidado al silencio» han generado un vacío que, día a día, espe-
de los enfermos mentales masculinos, se les incrementó ramos completar. H

PA R A S A B E R M Á S

Alimentación y enfermedad en tiempos de hambre. M.ª Isabel del Cura y Rafael Huertas: España, 1937-1947. CSIC, Madrid, 2007.
Los viajes de los «dementes» del Provincial de Madrid durante la Guerra Civil (1936-1939). Olga Villasante en Revista de la AEN,
vol. 30, n.o 108, págs. 613-635, 2010.
«War neurosis» during the Spanish Civil War (1936-39). Olga Villasante en History of Psychiatry, vol. 21, n.o 4,
págs. 424-435, 2010.
De convento de dominicos a nosocomio y frenocomio de guerra: el Hospital Subalterno de Almagro (1937-1939).
Olga Villasante en Cuadernos de estudios manchegos, vol. 39, págs. 71-120, 2015.
Psychiatric care at a National Mental institution during the Spanish Civil War (1936-39): Santa Isabel de Leganés. Paloma Vázquez
de la Torre y Olga Villasante en History of Psychiatry, vol. 27, n.o 1, págs. 1-14, 2016.

MENTE Y CEREBRO 92 N.O 83 - 2017


Celebra con nosotros la
SEMANA
MUNDIAL
DEL CEREBRO
Durante la semana del 13 al 19 de marzo ofrecemos un
10 % de descuento en suscripciones
a MENTE Y CEREBRO y CUADERNOS, a través de nuestra página web

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
LIBROS

encima de este primer móvil, Dios, motor inmóvil. Dios


era el motor del universo. Era una interrelación entre
ciencia y teología. Abordó cuestiones sobre la geometría
del cosmos. Su fe firme en un universo creado encajaba
con su descripción matemática de las leyes del mo­vimiento
MATHEMATICIANS de los planetas. Una de las invenciones más sorprenden-
AND THEIR GODS tes de Kepler se produjo cuando enseñaba matemática
Dirigido por Snezana Lawrence en Graz. Hacia 1595, Kepler trabajó sobre los sólidos
y Mark McCartney platónicos y los erigió en plantilla para crear un mode-
Oxford University Press, Oxford, 2015 lo de universo en su famoso Mysterium cosmographicum,
ilustrando el libro con una de las imágenes más celebra-
Epistemología das de la historia de la ciencia y de la matemática. La
Ciencia y religión imagen muestra cada sólido platónico encajado en una
esfera, que Kepler identificó con los seis planetas cono-

P
ertenece a la ciencia dar una explicación racional cidos entonces: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter
de la naturaleza del mundo físico y de las leyes que y Saturno. Ciertamente, más tarde, instalado ya en
lo gobiernan. En esa explicación desempeña una Praga, Kepler descubrió que las trayectorias orbitales de
función principal lo que Eugene Wigner denominó la los planetas del sistema solar no dibujaban un círculo,
eficacia inconcebible de la matemática. La teología siste- sino una elipse.
mática busca también una explicación racional, aunque En todas las épocas, el matemático, creyente o no,
partiendo de unos supuestos religiosos. En funciones de no dejó de invocar, siquiera retóricamente, la divinidad.
puente se sitúa la teología natural, basada en la razón. Así Paul Dirac, ateo, declaraba que «Dios utilizó la belleza
ha ocurrido desde el origen de la filosofía y el tránsito de la matemática en la creación del mundo». Para Albert
del mito a la razón en los presocráticos. Einstein, «Dios no juega a los dados», expresión que
Empezando por Pitágoras, no tenemos pruebas de que Stephen Hawking convirtió en cuestión: «¿Juega Dios
el famoso teorema fuera obra suya. Se le tiende ahora a a los dados?» La historia está llena de matemáticos que
considerar más chamán que matemático. De los pitagó- han ido más allá de su especialidad y han dedicado
ricos, en cambio, cabe decir mucho: atribuyeron signifi- espacio y tiempo a razonar sus propias creencias, como
cado simbólico a ciertos números. Según recoge Aristó- Martin Gardner en su autobiografía Undiluted Hocus-
teles, construían el universo a partir del número. Pensó Pocus. El propio libro que han preparado Snezana
Platón que el demiurgo fabricó el mundo con material Lawrence y Mark McCartney ha tenido numerosos
preexistente. Analizó los cinco sólidos en el Timeo y los precedentes, como el de Mario Levi: Is God a mathe-
asoció con los cuatro elementos clásicos. La tierra estaba matician?
representada por el cubo, el aire por el octaedro, el agua Hubo matemáticos que escribieron sobre teología.
por el icosaedro y el fuego por el tetraedro; el quinto John Napier, a caballo entre el siglo xvi y el xvii, redac-
elemento, por el dodecaedro. El quinto elemento era la tó un comentario al Apocalipsis y Gottfried von Leibniz,
centella divina que instaba la existencia de los demás una extensa reflexión sobre el mal. Isaac Newton, que le
elementos. Números y proporciones regulaban todo disputó la fundación del cálculo, se entregó asimismo a
cuanto existía. la especulación teológica, abordando el núcleo de la
Fue común, desde la Edad Media hasta los inicios de dogmática y escribiendo comentarios a libros del Viejo
la Edad Moderna, considerar las obras de la creación, la y del Nuevo Testamento. Leonhard Euler, uno de los
naturaleza orgánica e inerte, nuestro planeta y el univer- mayores matemáticos, no solo de la Ilustración, sino de
so entero, como el tema de estudio que había de llevar- todos los tiempos, sumó a su ingente producción mate-
les al Creador. Gersón, un medieval, pensaba que razón mática una Defensa de la Revelación Divina contra las
y revelación cursaban en paralelo. Aceptar la revelación Objeciones de los Librepensadores. A propósito de la in-
exigía que la razón no abdicara de su obligación de co- teracción entre matemática y religión, resulta muy sig-
nocer todos los hechos antes de emitir un juicio. Ejem- nificativa la anécdota siguiente, presumiblemente apó-
plo paradigmático, Johannes Kepler (1571-1630), que crifa: Euler coincidía con Denis Diderot en la corte de
estudió teología en la Universidad de Tubinga para Catalina la Grande. El francés se ufanaba de su ateísmo,
convertirse en pastor protestante, pero terminó por in- incomodando a Euler quien le planteó un reto en el
clinarse hacia la astronomía. Su teología fue un aspecto terreno que ambos cultivaban, la matemática. Expuso
importante de su ciencia. En el modelo geocéntrico de Euler: «Caballero, (a + bn)/n = x, luego Dios existe. Re-
un cosmos de esferas celestes, la esfera superior, más allá plique, si puede». Diderot, incapaz de responder y sin-
de las estrellas fijas, se encontraba el primum mobile. Por tiéndose humillado por las risas de los presentes, aban-

MENTE Y CEREBRO 94 N.O 83 - 2017


donó la corte y volvió de inmediato a Francia. La En el siglo xx sobresale la figura de Kurt Gödel. En
anécdota apareció en una revista matemática norteame- febrero de 1970, Gödel mostró a Dana Scott, profesor de
ricana el año 1942. filosofía y matemática en Princeton, un manuscrito que
Otros muchos matemáticos prestaron su pluma a la contenía la prueba ontológica de la existencia de Dios.
teología: Charles Babbage (1791-1871), padre del com- Las reflexiones de Gödel sobre esa prueba se remontaban
putador, profesor lucasiano de matemáticas en Cambrid- a 1941. Aunque no se publicó corrió ampliamente entre
ge y autor de The Ninth Bridgewater Treatise: A Fragment, los círculos académicos porque Scott la utilizó en un
George Gabriel Stokes (1819-1903), profesor lucasiano seminario dado en Princeton en el otoño de 1970. Pare-
también, que impartió conferencias de teología natural ce ser que Gödel consideraba el trabajo como mero
(Gifford Lectures) y publicó un libro sobre la salvación. ejercicio de lógica. El argumento ontológico de la exis-
A Edmund Taylor Whittaker (1873-1905) se le debe una tencia de Dios lo avanzó Anselmo de Canterbury, del
extensa defensa de la fe cristiana: Space and Spirit: Theories siglo xi; otros matemáticos famosos, como Descartes y
of the Universe and Arguments for the Existence of God, Leibniz, aportaron sus propias versiones.
etcétera. —Luis Alonso

diferencias en eficacia biológica en el interior de grupos,


fundadas en adaptaciones tales como la capacidad para
lanzar piedras, que no exigen cambio alguno en la cog-
THE RHETORICAL
nición social. (En la eficacia biológica se combinan su-
­INVENTION OF MAN
pervivencia y reproducción, lo que se traduce en el nú-
A HISTORY OF mero esperado de descendientes.) La selección entre
­DISTINGUISHING HUMANS grupos favorecería formas de cooperación mental, además
FROM OTHER ANIMALS
de cooperación física. Después de todo, el pensamiento
Por Greg Goodale simbólico y la transmisión social de comportamientos
Lexington Books, Lanham, 2015 son fundamentalmente actividades cooperadoras que no
parecen dispuestas a darse entre individuos egoístas. La
Supuestos precientíficos cooperación permitió a nuestros antepasados expandir-
Distinción entre el hombre y el resto se por el planeta, eliminando a otros homínidos y muchas
de los animales especies en su camino.
En su relación con otros animales, el ser humano

A
la pregunta sobre qué separa al ser humano del presenta un variopinto muestrario asistemático de acti-
resto de los animales, suele responderse que la tudes. ¿Por qué miembros de una misma especie, los
cultura y la consciencia son peculiaridades que conejos por ejemplo, reciben protección legal y familiar
nosotros poseemos en exclusiva. La realidad, sin embar- como animales de compañía y en cambio no son prote-
go, no es tan sencilla. Nuestro linaje ha desarrollado una gidos los que se crían en granjas con fines alimentarios
capacidad mental de representarse el mundo que iba y para aprovechar su piel? ¿Por qué es ilegal y deplorable
mucho más allá de las meras ventajas para la superviven- la pelea de gallos y admitimos el confinamiento de pollos
cia. La consciencia aporta capacidad de abstraer, pen­ en granjas? Con contradicción manifiesta afirmamos que
samiento simbólico, sociabilidad y creación de cultura. podemos cazar ciervos porque ocupamos el pináculo de
Los humanos son incomparablemente mejores que el la naturaleza y al propio tiempo declaramos que la natu-
resto de los primates en el arte de lanzar proyectiles, una raleza es cruel. De manera similar, ¿cómo podemos
capacidad que requirió cambios anatómicos en todo el aducir que hemos de someter a ensayo productos farma-
cuerpo y comenzó a evolucionar en una fase temprana céuticos y cosméticos en determinados animales por su
de nuestro linaje. Aunque la finalidad de esa acción fue- parecido con nosotros y que sus respuestas pueden
ra presumiblemente disuasoria frente a los depredadores predecir las nuestras? Si los científicos ensayan en ratas
o los carroñeros con los que competían, podían emplear- un fármaco contra el dolor, ¿por qué se niegan a aceptar
se también para acabar con las riñas y otras conductas que sufren dolor? En nuestro foro interno estamos ne-
de dominio en el interior del grupo. gando que seamos animales. Vivimos con las consecuen-
El primer paso de la evolución humana que hizo po- cias de ese error.
sible una cooperación general pudo ser una teoría de la Curiosamente, la obra de los investigadores que pro-
mente. O al revés: primero se produciría la supresión de fundizan en la mente humana coincide en el tiempo con

MENTE Y CEREBRO 95 N.O 83 - 2017


LIBROS

la de los investigadores en la mente de animales no hu- sobre el origen evolutivo de esa conducta. Aunque no
manos. Afirman los segundos que los animales piensan parece una peculiaridad exclusiva de esa especie. Otro
como los humanos, de manera primaria, a través de la córvido, en este caso tropical, el alalá (C. hawaiiensis),
intuición, el instinto y las emociones; a veces incluso manifiesta esa misma destreza sin haberla aprendido,
asoman pensamientos. Parece como si los animales tuvie- pues se trata de juveniles criados en cautividad. En la
ran sentimientos de culpa, empatía, amor, etcétera: un naturaleza, dicha especie se ha extinguido en el último
repertorio de emociones tan complejas como el de los decenio.
humanos. Tomemos al azar dos muestras recientes de esa En buena medida, a lo largo de la historia del pensa-
línea de investigación: una relacionada con el aprendiza- miento, la asimilación de esas y otras facultades del reino
je, y otra con la inteligencia animal. El abejorro común animal a las correspondientes humanas constituía un
(Bombus terrestris) puede aprender a manipular objetos modo de hablar, a menudo, con fines moralizantes. En la
y traspasar ese conocimiento a sus congéneres. El equipo realidad habría un hiato insalvable. Esa es la óptica retó-
de Lars Chittka, de la Universidad Queen Mary de Londres, rica a la que alude el autor. De acuerdo con la tesis del
preparó un plato con agua azucarada y lo colocó bajo una libro, las categorías y clasificaciones que tomamos por
lámina transparente de plexiglás. Para llegar al contenido, verdades, por reales en un sentido tangible, permanente
los abejorros tenían que tirar de una cuerda atada al pla- y universal no serían tales. Esas categorías, aun cuando
to. De un conjunto de 300 individuos, solo dos acertaron humanas, son invenciones y recursos retóricos que nos
por sí mismos a hacerlo. El resto, en su mayoría, solo permiten conferir un significado al mundo, en los que
halló la solución tras observarlo en los diestros. los animales han llevado la peor parte. Los esquemas de
Muy pocas especies de aves se sirven de útiles para el clasificación que utilizamos para los animales con los que
forrajeo en la naturaleza. Una de ellas, el cuervo de Nue- convivimos, de los que nos alimentamos y vestimos, en
va Caledonia (Corvus moneduloides), destaca por su los que sometemos a ensayo de fármacos y productos
habilidosa destreza en la construcción de útiles. Seme- cosméticos, han producido mucho daño. El pasado ha
jante comportamiento ha dado pie a muchas especula- conformado el presente.
ciones, pero no había datos de observación de campo —Luis Alonso

Novedades Otros títulos sobre psicología y neurociencias

HISTORIA DEL AUTISMO LA SUPERVISIÓN


Conversación con los pioneros EN MUSICOTERAPIA
Adam Feinstein Aproximaciones desde
el contexto hispanoamericano
Kano Libros, 2016
ISBN 9788494032271 Alfonso López y Joaquín Nieto
463 págs. (29,90 euros) (editores)
Universidad de Murcia, 2016
ISBN 9788416551323
126 págs. (13,30 euros)

PSICOTERAPIA CENTRADA DEBATE SOBRE


EN LA TRANSFERENCIA LA ­INTELIGIBILIDAD
Su aplicación al trastorno límite DE LA CONCIENCIA
de la personalidad Volumen monográfico
Frank E. Yeomans, John F. Clar- VV. AA.
kin y Otto F. Kernberg
Naturaleza y Libertad. Revista de estudios
Desclée de Brouwer interdisciplinares n.o 7, 2016
ISBN 978-8433028839 ISSN 2254-9668
606 págs. (42,75 euros) 454 págs. (15 euros)

MENTE Y CEREBRO 96 N.O 83 - 2017


PRÓXIMAMENTE

Mente y Cerebro n.o 84, mayo de 2017


Creencias

Conspiraciones
El hombre nunca llegó a la Luna. Bin Laden aún vive.
Estas y otras teorías de la conspiración se extienden
rápidamente por Internet. ¿Por qué tantas personas
creen que les engañan y que se les oculta la realidad?
Por Ronald Imhoff y Pia Lamberty

Depresión
Privar del sueño
ISTOCK / NARVIKK

para curar
Una sola noche en vela
puede mejorar el estado

GALLERY STOCK / VINCENT FOURNIER


de ánimo de una persona
NUEVA SERIE: Inteligencia artificial
con depresión. ¿Cómo y
por qué funciona la terapia
La fórmula de la inteligencia de la privación del sueño?
Los ordenadores calculan más rápido y almacenan Por Christoph Nissen
más datos que nosotros. Su inteligencia es artificial; la yM
­ arion Huhn
nuestra humana. ¿Puede establecerse una definición
universal de la inteligencia? Por Jean-Paul Delahaye

Aprendizaje
Medios digitales en las aulas
GALLERY STOCK / VINCENT FOURNIER

¿Qué efectos tiene el uso de dispositivos


digitales en el cerebro de los escolares?
¿Ayudan a aprender o, por el contrario,
merman la capacidad de atención? Las
­investigaciones arrojan luz sobre este
­controvertido tema. Por André Tricot

Mente y Cerebro DISTRIBUCIÓN


para España:
Colaboradores de este número
Directora general: Pilar Bronchal Garfella Asesoramiento y traducción:
LOGISTA, S. A.
Directora editorial: Laia Torres Casas Pol. Ind. Polvoranca - Trigo, 39, edificio B Noelia de la Torre: Encefaloscopio, El ataque del zika; Federico
Ediciones: Yvonne Buchholz, Anna Ferran Cabeza, 28914 Leganés (Madrid) Fernández Gil: Convicciones disfuncionales en el trabajo, Sensibilidad
Ernesto Lozano Tellechea, Bruna Espar Gasset Teléfono 916 657 158 ­controvertida; Núria Comas: «Todos podemos trabajar un mejor equi-
Producción: M.a Cruz Iglesias Capón, Albert Marín Garau para los restantes países: librio interior», Comer de manera saludable, Abuso de somníferos;
Secretaría: Purificación Mayoral Martínez Prensa Científica, S. A. Luis Bou: Nuevas claves sobre la estimulación­cerebral profunda en
Administración: Victoria Andrés Laiglesia Muntaner, 339 pral. 1.a - 08021 Barcelona el párkinson, Prevención de lesiones cerebrales en los bebés, Ilusiones
Suscripciones: Concepción Orenes Delgado, Olga Blanco Romero populares; Marta Pulido: Prevención de lesiones cerebrales en los be-
PUBLICIDAD
bés; Francesc Asensi: Comer más allá del hambre, Pequeños cerebros
EDITA Prensa Científica S. A. ­artificiales para investigar, Conexiones­cerebrales p­ olícromas; Ignacio
Prensa Científica, S.A. Tel. 934 143 344 Navascués: Los efectos del virus del Zika; Ignacio Navascués y Laura
Muntaner, 339 pral. 1.a publicidad@investigacionyciencia.es Carasusán Trastorno disfórico premenstrual
08021 Barcelona (España)
Teléfono 934 143 344 Fax 934 145 413
e-mail precisa@investigacionyciencia.es SUSCRIPCIONES Copyright © 2017 Spektrum der Wissenschaft ­Verlagsgesellschaft mbH,
www.investigacionyciencia.es Prensa Científica S. A. D-69126 Heidelberg
Muntaner, 339 pral. 1.a Copyright © 2017 Prensa Científica S.A.
08021 Barcelona (España) Muntaner, 339 pral. 1.a 08021 Barcelona (España)
Gehirn und Geist Teléfono 934 143 344
Fax 934 145 413 Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte
Chefredakteur: Carsten Könneker (verantwortlich) www.investigacionyciencia.es
Artdirector: Karsten Kramarczik por ningún medio mecánico, fotográfico o electrónico, así como cualquier clase
Redactionsleiterin: Christiane Gelitz de copia, reproducción, registro o transmisión para uso público o privado, sin la
previa autorización escrita del editor de la revista.
Redaktion: Katja Gaschler, Anna von Hopffgarten, Andreas Jahn,
PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN:
Liesa Klotzbücher, Daniela Zeibig España Extranjero ISSN edición impresa: 1695-0887 ISSN edición digital: 2385-5681
Freie Mitarbeit: Joachim Retzbach 6 ejemplares 35,00 € 50,00 € Dep. legal: B. 39.017 – 2002
Schlussredaktion: Christina Meyberg, Sigrid Spies, Katharina Werle 12 ejemplares 65,00 € 100,00 €
Bildredaktion: Alice Krüßmann, Anke Lingg, Gabriela Rabe Ejemplares sueltos: 6,90 euros. Imprime Rotocayfo (Impresia Ibérica)
Redaktionsassistenz: Hanna Hillert El precio de los ejemplares atrasados es el mismo que el de los actuales. Ctra. de Caldes, km 3 - 08130 Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona)
Geschäftsleitung: Markus Bossle, Thomas Bleck Printed in Spain - Impreso en España
N.o 16
a la venta
en tu
quiosco

www.investigacionyciencia.es
administracion@investigacionyciencia.es