You are on page 1of 2

Abstrac.

El texto de Adolfo Colombres recorre los aspectos simbólicos del promotor


cultural.
Tiene una clara y definida postura respecto a cuál es el lugar desde el cual debe
nutrirse esta profesión. Su postura pone el énfasis en que el promotor de la cultura
debe promover la cultura para el pueblo, para las grandes mayorías, la promoción
cultural debe beneficiar al pueblo y nunca poner las culturas populares en las
manos del opresor con el fin de maquillar sus crímenes.
Sugiere que la forma ideal de ser un promotor es la de ser parte del mismo sector
del pueblo al que se le quiere beneficiar, identidad activa y pasiva del promotor. En
la segunda parte del texto sintetiza en 5 funciones operativas la profesión del
promotor teniendo los valores simbólicos descriptos en la primera parte como faro
que alumbra su camino.
Por un lado el Rescate, recuperar lo que estaba perdido, lo oculto, mediante la
investigación. La sistematización en la que sugiere recolectar datos y
sistematizarlos de tal manera que sean fáciles de difundirlos desarrollarlos en
función de la defensa de esa cultura. Luego la difusión, plantea difundir los datos
que están en peligro de ser olvidados. (Coeficiente de de difusión) El Desarrollo
como la mejor forma de garantizar su supervivencia de la cultura. Por último se
concluye que defensa constante que las culturas populares deben tener frente a
las culturas opresoras

El autor sostiene la importancia de las funciones del promotor y una de las más
importante es la que está orientada a la defensa de la cultura. La densa es
necesaria debido a los constantes intentos de culturas colonizadoras y opresoras
de aniquilar los valores culturales de las culturas populares. La descolonización de
la culta se lleva a cabo atreves de una lucha constante para la cual es
indispensable la planificación, programación y diseño de acciones y políticas
culturales sostenidas a mediano y largo plazo. El autor sugiere que es clave para
la difusión de la cultura, interna y externa hacer una investigación dentro del grupo
en que se quiere trabajar, con dicha información debemos realizar una
sistematización de los datos recolectados y desde el análisis de esos datos
podremos programar políticas y acciones culturales puntuales. Solo por poner un
ejemplo permitirá trabajar algún valor de esa cultura que se esté perdiendo.
Sabemos que valor de esa cultura se está perdiendo como resultado de la
investigación.

Para terminar y a titulo de reflexión personal, me quedo con dos conceptos que
entiendo primordiales para el promotor cultural.
Por un lado, en palabras de Luis Ulla y Claudio Giomi “Todo proyecto social tiene
su origen a partir de un problema claramente identificado y de una idea, sea ésta
para resolver un problema, para atender a una necesidad, para satisfacer una
demanda, para crear algo nuevo o para modificar una realidad no deseada.”
Luego de lo leído en el texto de Colombres considero indispensable que los
promotores culturales tengan una espacial atención por identificar como problema
la vulneración de las culturas populares a raíz del proceso globalización
industrialización y estandarización de las industrias cultuales. Desde esa óptica
poder diseñar proyectos, políticas y acciones culturales que tiendan a la puesta en
valor de dichas culturas desde los aspectos mas simbólicos hasta los más
materiales. De esta manera fomentar que estas culturas acumulen su merecido
capital social y con ello gocen de mas dignidad.