You are on page 1of 60

DIMENSIONAMIENTO

DE LAS
INSTALACIONES
DOMICILIARIAS
DE AGUA.
NORMAS TECNICAS DE
PROYECTO.
INSTALACIONES
POR DONDE VAN LAS BAJADAS ?
DIMENSIONAMIENTO.
1. Planos de Planta
• En un plano de agua potable, una de las cosas más importantes, es
el recorrido que van a tener las cañerías, la ubicación del medidor
de agua potable, de las llaves de paso, la ubicación de los artefactos
sanitarios, etc.

• La distribución de las cañerías se va a realizar de acuerdo a la


ubicación de los artefactos dentro de la vivienda, siempre y cuando,
la arquitectura del lugar lo permita.

• Los planos de planta muestran el trazado de cañerías y la ubicación


de los artefactos en la edificación.

• En el caso de los edificios de varios pisos, el dibujo en planta se


realiza piso a piso cuando existen diferentes tipos de instalación en
cada uno de ellos. Si la planta de cada piso fuese la misma, se dibuja
una sola planta, la que tendrá valor para todas las plantas del
edificio.
2. Cañería General de Distribución.
-El trazado de las cañerías generales
depende de las características
arquitectónicas de la edificación, pero
es fundamental que su recorrido sea
lo más corto y recto posible.
-Esto se debe, a que el agua va
perdiendo presión en su recorrido, por
el aumento de roce de ésta con las
paredes de la cañería; y mientras más
sinuoso sea el recorrido, más piezas
especiales se usan, por lo tanto, se
encarece el proyecto.
-El reglamento establece que el
caudal de agua potable conducido por
una cañería, en todos los puntos de la
instalación, tiene que ser suficiente en
cantidad , velocidad y presión para el
normal funcionamiento de todos los
artefactos.
2.1 Trazados Exteriores.

Se denomina trazado exterior al tramo de la cañería general que va desde el


medidor de agua potable MAP, hasta la edificación. Se recomienda que este tramo
sea bajo tierra a una profundidad mínima de 40 cm para protegerla de los trabajos
mecánicos y diferentes de temperatura.

Es importante que el trazado no se cruce ni siga las redes de alcantarillado, para


evitar una posible contaminación del agua potable cuando se producen fugas en
las redes bajo tierra.
2.2 Trazados Interiores
• El trazado interior se puede realizar por el piso, embutidas en el radier de la
construcción, o por los entretechos, sobre el cielo falso o losa, según sea el
caso.

• a) Trazado de Cañerías Generales por Piso:

• Ventajas
• Es la forma de distribución más recomendable cuando las zonas de
consumos se encuentran concentradas en un solo sector.
• Elimina las posibles vibraciones, ya que las cañerías se afianzan al mortero.
• Hay ahorro de cañerías al ir éstas por el piso, se ahorran las cañerías de
subida y bajada, desde y hacia el entretecho.
• El propietario de la vivienda está más tranquilo, porque si ocurre una
filtración o fisura, ésta será en el piso y no en el entretecho.
• Desventajas
• Su trazado es sinuoso, lo que aumenta la cantidad de piezas especiales de
unión.
• Existe peligro de cortar elementos estructurales, ya que requiere dejar
pasadas (perforaciones) en muros y sobreciementos.
• Es difícil llegar a ellas, ya que para efectuar una reparación hay que romper
el radier.
• b) Trazado de Cañerías Generales por Entretecho:
• Ventajas

• Esta es la solución más recomendable en caso de residencias


grandes, donde las zonas de artefactos están muy separados entre
sí.
• No compromete elementos estructurales ni tabiques o muros
verticales.
• Su trazado es poco sinuoso, por lo que existe un ahorro de piezas
especiales de unión.
• Es de fácil acceso y rápida ejecución, tanto en instalaciones nuevas
como en reparaciones.
• Desventajas
• Puede causar ruidos molestos por efecto de vibraciones, ya que la
cañería va puesta sobre las vigas de entretecho.
• Si se produce una filtración o rotura, el agua caerá desde el cielo de
la vivienda sobre muebles, artefactos y enseres, con el consiguiente
riesgo de pérdida de éstos.
• Aumento del costo de materiales, ya que se consume mayor
cantidad de cañerías al subir y bajar desde y hacia el entretecho.
• 3. Ramales de Distribución
• Son las cañerías que llevan el agua desde las cañerías generales de
distribución hasta los artefactos.
• Lo ideal, es que cada zona donde existan artefactos, sea alimentada por un
ramal de distribución independiente, debiendo dejar una llave de paso
cerca del punto de unión del ramal con la cañería general de distribución,
para futuras reparaciones independientes, es decir, no cortar el agua desde
el medidor, sólo el sector que se encuentre afectado.

• 4 Ubicación de Llaves de Paso.


• Se deben ubicar en lugares de fácil acceso, para así poder cortar el
suministro parcial en la instalación cuando sea necesario realizar
reparaciones, sin que ello afecte a los artefactos que no presenten fallas.
• En todo ramal de servicio, en especial a las salas de baño y cocinas, debe
contar con una llave de paso de agua fría y otra de agua caliente, lo que
permite independizar estos lugares del resto de la casa.
• En el calefón se debe instalar una llave de paso en la entrada (agua fría) y
otra en la salida (agua caliente), de 20 mm de diámetro.
• Las llaves de jardín se instalan en ramales independientes a los interiores
La ventilación de las bajantes
• La red de ventilación sirve,
principalmente, como protección
de los cierres hidráulicos del
sistema de evacuación de aguas
fecales (sifones).
• Con el fin de asegurar un buen
funcionamiento en el sistema de
evacuación es fundamental tener
un cuidado especial a la hora de
dimensionar la ventilación del
mismo.
• Es una práctica habitual
descuidar la instalación del
sistema de ventilación, cosa no
recomendable, ya que la salida
de malos olores de los aparatos
sanitarios depende en su
totalidad del buen
funcionamiento del mismo.
Existen tres tipos de sifonamiento:
• • Sifonamiento por compresión: Cuando el agua de descarga
desciende, produce en la parte de la bajante que está por debajo de
él una presión mayor que la atmosférica que puede llegar a empujar
el agua de los sifones expulsándolas fuera de los mismos; con ello se
pierde el cierre hidráulico y queda el camino abierto para la entrada
de malos olores de las tuberías.
• • Sifonamiento por aspiración: Si el tubo de la bajante no está bien
ventilado, el aire que está por encima del agua de descarga que
desciende sufre una disminución de la presión, yi al pasar
rápidamente por la incorporación de una derivación, aspira el aire
de ésta y provoca una depresión que tiende a aspirar el agua del
sifón, pudiendo llegar a vaciarlo.
• • Autosifonamiento: Cuando una derivación es larga y de pequeña
sección, el agua que circula por ella puede provocar una aspiración
que absorbe la última parte del agua descargada, con lo que el sifón
se vacía.

• Todas las bajantes de evacuación y ventilación deben conservar su


diámetro y verticalidad.
• • Ventilación primaria
• Existen dos maneras de resolver la
instalación de una ventilación primaria:
• • Mediante prolongación hasta cubierta
de la tubería de la bajante, manteniendo
el mismo diámetro. En caso de tratarse
de una cubierta transitable o de terrazas,
la tubería se prolongará una altura no
menor de 180 cm. Nunca se instalará una
prolongación de tubería por debajo de
una marquesina o terraza, ya que
recibiría todos los malos olores que
desprende una instalación de
evacuación.
• • Mediante instalación de válvula de
aireación Maxi-Vent. Se puede sustituir
la prolongación de la tubería bajante por
una válvula de aireación Maxi-Vent. En
este caso no es necesario atravesar la
cubierta, ya que esta válvula permite la
toma del aire necesario para la
Ventilación Primaria tradicional / con ventilación del sistema pero evita la
Válvulas salida de los malos olores al exterior.
• Ventilación primaria.
• La ventilación primaria es obligada en todas las instalaciones, y
consiste simplemente en comunicar todas las bajantes por su parte
superior con el exterior, consiguiendo de esta forma evitar los
sifonamientos por aspiración, y siendo este sistema suficiente para
instalaciones en edificios de hasta 7 plantas u 11 plantas si la
bajante está sobredimensionada, y con ramales de desagües cortos
(inferiores a 5 m).
• Por tanto las bajantes de aguas residuales se prolongaran al menos
1,30 m por encima de la cubierta del edificio, si esta no es
transitable. Si lo es, la prolongación debe ser de al menos 2,00 m
sobre el pavimento de la misma. Esta salida de la ventilación
primaria no debe estar situada a menos de 6 m de cualquier toma
de aire exterior para climatización o ventilación y debe sobrepasarla
en altura, y cuando existan huecos de recintos habitables a menos
de 6 m de la salida de la ventilación primaria, ésta debe situarse al
menos 50 cm por encima de la cota máxima de dichos huecos.
• La salida de la ventilación debe estar convenientemente protegida
de la entrada de cuerpos extraños y su diseño debe ser tal que la
acción del viento favorezca la expulsión de los gases. No pueden
disponerse terminaciones de columna bajo marquesinas o terrazas.
• Ventilación secundaria
• La columna de ventilación secundaria
tiene el propósito de prevenir el
desarrollo de depresiones excesivas,
particularmente en la parte inferior de
la bajante, permitiendo que el aire
comprimido en la base de la columna
encuentre una salida.
• Es importante que las columnas de
ventilación mantengan el mismo
diámetro en toda su altura. Por su
extremo inferior deben enlazar con
bajantes o con los colectores, y por el
superior se pueden o bien unir a la
bajante por encima de la cota del
aparato sanitario mas alto, bien salir al
exterior atravesando la cubierta o bien
se puede culminar la columna con una
válvula de aireación bajo la cubierta.
• Se puede sustituir la tubería de la red
de ventilación secundaria por la
instalación de una válvula de aireación
Maxi-Vent. Esta válvula se instalará
Ventilación secundaria Tradicional cada 4 plantas (como norma general,
/ valvulas consultar otros casos)
• Ventilación secundaria.

• La ventilación secundaria (que lleva implícita la primaria) consiste,


en disponer una bajante de ventilación paralela a la de evacuación,
comunicada con ella en plantas alternas y por su parte superior con
el aire exterior. La última conexión se realizará a hasta 1m por
encima del aparato existente más alto. Con ello se evitan los
sifonamientos por aspiración y por compresión; para edificios de
más de 15 plantas se realizarán conexiones a la ventilación
secundaria en cada planta.
• Las conexiones deben realizarse por encima de la acometida de los
aparatos sanitarios. En su parte inferior debe conectarse con el
colector de la red horizontal, en su generatriz superior y en el punto
más cercano posible, a una distancia como máximo 10 veces el
diámetro del mismo. Si esto no fuera posible, la conexión inferior
debe realizarse por debajo del último ramal.
• Debe utilizarse en edificios de más de 10 plantas conectándose a la
bajante cada 2 plantas por encima de la acometida de cada aparato.
• Esta segunda ventilación, será mucho más correcta, si bien desde el
punto de vista constructivo, conlleva una mayor dificultad en la
ejecución y una mayor posibilidad de humedades.
• • Ventilación terciaria

• Es conveniente que los cierres hidráulicos estén protegidos contra el


Sifonamiento y el Autosifonamiento por medio de un adecuado sistema
de ventilación terciaria.

• Se dispondrá de ventilación terciaria cuando la longitud de los ramales


de desagüe sea superior a 5 m, o si el edificio tiene una altura superior a
14 plantas, siendo muy aconsejable cuando el sistema tenga instalados
botes sifónicos y en edificios de más de cinco alturas.

• Cuando se instale ventilación terciaria, ésta se conectará a una distancia


del cierre hidráulico entre 2 y 20 veces el diámetro de la tubería.

• Los tramos horizontales de las tuberías de ventilación terciaria deben


estar por lo menos 20 cm por encima del rebosadero del aparato
sanitario, cuyo sifón ventilan. Estos tramos de tubería de ventilación
deben tener pendiente hacia la tubería de desagüe para recoger la
condensación que pueda formarse ocasionalmente (pendiente mínima
del 1 por 100).
• En la actualidad, realizar la ventilación terciaria mediante tuberías que
transcurren por pared no es frecuente y económicamente es costoso,
pero se puede sustituir estas tuberías por una válvula de ventilación
Mini-Vent oculta en la pared.
• Ventilación terciaria.
• La ventilación terciaria o completa (que lleva implícitas la primaria y
la secundaria) consiste, en disponer la ventilación total de sifones y
botes sifónicos, a través de unas derivaciones que se comunican con
la bajante de ventilación, así como todos los inodoros por la parte
alta de su sifón, consiguiendo de esta forma, anular totalmente los
problemas de roturas de los cierres hidráulicos de botes y sifones.
Este sistema, es aconsejable cuando los ramales de desagües tienen
longitudes superiores a los 5 metros y el edificio tiene más de 14
plantas, con una gran acumulación de descargas en las bajantes.
• Sus características principales son: Debe conectarse a una distancia
del cierre hidráulico comprendida entre 2 y 20 veces el diámetro de
la tubería de desagüe del aparato. La abertura de ventilación no
debe estar por debajo de la corona del sifón. La toma debe estar por
encima del eje vertical de la sección transversal, subiendo
verticalmente con un ángulo no mayor que 45º respecto de la
vertical. Deben tener una pendiente del 1% como mínimo hacia la
tubería de desagüe para recoger la condensación que se forme. Los
tramos horizontales deben estar por lo menos 20 cm por encima del
rebosadero del aparato sanitario cuyo sifón ventila.
• No es necesario decir, que una red interior de evacuación bien
ventilada, nunca produce malos olores, ya que la causa de los
olores fétidos que se perciben en determinados locales
húmedos del interior de las viviendas, son consecuencia de
una red mal ventilada.
• Este efecto es más notorio en los sistemas unitarios, y
fundamentalmente cuando se producen precipitaciones de
lluvia, ya que el riesgo de formación de émbolos hidráulicos es
mayor en estos casos, al sumarse a los caudales de descarga
normales, los que produce la precipitación.
• También es frecuente percibir estos malos olores en los
sistemas urinarios, fundamentalmente durante el estío, a
través de los sumideros de terrazas y patios, siendo en estos
casos, consecuencia, la mayoría de las veces, de la falta de
cierre hidráulico de los sifones, debidos a la evaporación del
agua de los mismos, por lo que en estos casos es conveniente
rellenarlos con aguas de riegos frecuentes.
PRESION EN LAS INSTALACIONES.
• El fin de una instalación de suministro de agua es aportar y
distribuir el agua a los puntos de consumo dentro de los
edificios. Otra función es alimentar el sistema de
calentamiento de agua para usos sanitarios. A partir del punto
donde se prepara el agua caliente, hay también una red
paralela y de características semejantes a la de agua fría, para
la distribución de agua caliente.

• También se encarga de llevar el agua a las instalaciones que lo


requieran: calefacción, refrigeración, protección contra
incendios, etc., así como a los grifos de riego de los jardines.

• Consiste en una red de conductos que acomete a la red de


suministro urbano de aguas y la distribuye mediante
conducciones.
• Funcionamiento
• Es una red que funciona a presión, que puede venir dada
directamente por la red urbana o, cuando es insuficiente,
mediante un grupo de presión (o grupo sobre elevador)
situado en el propio edificio.

• Presiones de funcionamiento
• Se estima que la presión mínima necesaria en el punto más
desfavorable (más alto y alejado) de la instalación, ha de ser
de unos 50 kPa,1​ presión llamada residual.

• También, en la mayoría de los casos, para el buen


funcionamiento de los aparatos, debe de haber una presión
máxima limitada, por encima de la cual habrá problemas de
funcionamiento (goteo de grifos, cisternas de inodoro que no
cierran...), que se estima en unos 500 kPa (=5,1 kgf/cm²).
• Partes de la instalación
• Para su descripción puede dividirse en tres partes:

• Derivación de piso: Red pequeña de piso o local, que consiste


en una serie de tuberías horizontales, que distribuye el agua,
dentro de una casa, piso o departamento, a los puntos de
consumo, generalmente situados en locales específicos,
llamados a menudo cuartos húmedos:​ cuartos de baño, aseos,
cocinas, lavaderos. En ellos tiene los ramales necesarios para
alimentar a todos y cada uno de los aparatos sanitarios o
electrodomésticos que usen agua.
• Montantes: son las conducciones verticales que llevan las
aguas desde la planta baja o sótano a los pisos. El nombre
completo tradicional era columna montante, de ahí que
normalmente se diga “la montante”, con el artículo en
femenino.
• Distribuidores: son las tuberías horizontales que distribuyen el
agua de la red urbana, por la parte baja del edificio, hacia las
diversas montantes.