You are on page 1of 9
0U0001 urs EN LO PRINCIPAL: DEDUCE ACCION DE INAPLICABILIDAD POR INCONSTITUCIONALIDAD. EN EL PRIMER OTROSi: FORMULA CUESTION DE ADMISIBILIDAD. EN EL SEGUNDO: SOLICITA SUSPENSION DEL PROCEDIMIENTO. EN EL TERCERO: PIDE ALEGATOS PARA RESOLVER LA ADMISIBILIDAD DE ESTE REQUERIMIENTO. EN EL CUARTO: CON LOS DOCUMENTOS QUE ACOMPANA, ACREDITA GESTION PENDIENTE. EN EL v4 EXCMO. TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, 15 bk HAG } EDWIN DIMTER BIANCHI, Oficial del Ejército de Chile en condi ir nacional de identidad N°7.096.266-7, domiciliado en Avenida Kennedy N°7301, departamento 101 D, Las Condes, a 8.8. Excma. respetuosamente digo: Vengo en impugnar la aplicacién del Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg en la Causa de Fuero Rol N°16.379-2005, elevado ahi a la categoria de precepto juridico con rango legal por el sefior ministro instructor, acusador y sentenciador, porque su aplicacién contrarfa a la Constitucién en la forma que explicaré y ello resulta dcterminante en la decisién de ese proceso penal, donde estén en juego mi honor y mi derecho a ser juzgado conforme a derecho y a la libertad personal. A primera vista puede resultar extrafio a S.S, Exema. que habiendo concluido la Segunda Guerra Mundial hace ya 73 afios, se haya invocado en Chile al Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg como precepto legal esencial, en el fallo de primera instancia de la Causa de Fuero Rol N°16.379-2005, dictado el 29 de junio de 2018 por don Miguel Eduardo Vasquez Plaza, ministro en Visita de la 1. Corte de Apelaciones de Santiago, en la que me ha condenado como autor de un crimen atroz y cobarde, un crimen que repudio y en el que no tuve participacién alguna. Por supnesto, no corresponde ventilar en sede constitucional cuanto concieme a la eventual responsabilidad penal derivada de los delitos de secuestto simple y homicidio calificado, considerados de lesa humanidad por el sentenciador, perpetrados en las personas de Victor Lidio Jara Martinez y Littré Abraham Quiroga Carvajal, ocurridos en la segunda semana del mes de septiembre del afio 1973 investigados en aquel proceso.’ Pero al basar en el mencionado documento de las potencias "No obstamte, cabe apuntar aqui y ahora que en la especie no concurre un rasgo caracteristico en la tipicidad de Ia Lesa Humanidad, a saber, su masividad. Para salvar el punto, y respecto a la violacién de los derechos hhumanos en Chile exclusivamente entre el 11.9.1973 y el 11.4.1990, se susle afirmar que ello ocurrié en un contexto de sistematicidad, entendiendo portal una politica de exterminio hacia una agrupacién politica: pero JJustamente respecto a los hechos ocurridos en las primeras horas 0 dies del quiebre institucional, Ia existencia de esa condicién es un imposible l6gico y fictio a la vez. Tampoco fluye de Ie lectura de la sentencia la cexistencia del dolo especifico que exige la culpabilidad en los delitos de esta especie, donde el caricter Impersonal de la vietima es siempre el primer elemento que se debs considerar como bien jurdicamente protegido, Sobre los elementos esenciales del Crimen de Lesa Humanidad, Danko Koscina Villegas, Concepio de Crimen de Lesa Humanidad, Memoria de Prueba, Facultad de Derecho, Universidad de ‘Valparaiso, 2001 000002 ‘Aliadas, suserito en Londres el 8 de agosto de 1945, la decision de considerar imprescriptible la responsabilidad penal en la causa en que se me ha condenado y asi obviar que el limite temporal de punibilidad se habia extinguido a mediados de septiembre de 1988, el sentenciador contrarié la Carta Fundamental haciendo caso omiso del principio constitucional de legalidad contenido en su articulo 6°, consustancial al Estado de Derecho al punto que, con razén, en su acepcién doctrinaria suele denominarse principio de juridicidad, puesto que cubre el bloque completo de la normatividad positiva.’ Con ello se ha violado a mi respecto la garantia constitucional reconocida en el articulo 19 N°3, segin Ja cual, y tras un procedimiento y una investigacién racionales y justos, ningiin delito se castigard con otra pena que la que sefiale una ley promulgada con anterioridad a su perpetracién, a menos que una nueva ley favorezca al afectado. En concreto, haciéndose cargo de las naturales objeciones que provocaria la violacién flagrante del principio més caracteristico y determinante del Derecho Penal, nullun crimen nula poene sine lege, el sentenciador argument que “de todos modos, se debe tener presente que la prescripcién ha sido adoptada més por criterios politicos que por razones dogmaticas, como una manera de alcanzar la paz social y seguridad juridica, aspectos que en el campo del Derecho Penal Intemacional, se considera que son mas alcanzables prescindiendo de la prescripcién, sobre todo en los crimenes de guerra y los crimenes contra la humanidad, toda vez que la comunidad internacional ha estimado que estos delitos son siempre punibles, por lo cual se han dictado una serie de documentos, que establecen en forma perentoria la imprescriptibilidad, de manera que el juzgamiento y la eventual condena por ellos, siempre serd procedente, cualquiera sea la época en que ellos se cometieron.> Hay normas en nuestra legislacién que han reconocido la primacia del Derecho Intemacional sobre el derecho nacional, en especial en el campo de los delitos de Lesa Humanidad, pot consiguiente, al haber incompatibilidad normativa entre la aplicacién del derecho intemo y el internacional, hay prevalencia de esta tiltima, por lo que no procede que el transcurso del tiempo constituya una alegacién permitida respecto de los delitos de Lesa Humanidad, razén que lleva a que esta la slegacién sea desestimada. A mayor abundamiento, la ley N° 20.357 tipifica los crimenes de Lesa Humanidad y Genocidio y Crimenes y Delitos de Guerra, describié la conducta criminal a que se refieren estos antecedentes como un ilicito especifico y contemplé la imprescriptibilidad, norma que entrd a regir el 18 de octubre del affo 2009, por lo que tanto el ilicito como la norma de Ia no prescripeién de la accién penal, sélo se aplica a hechos ocurridos con posterioridad a su 2 Vease, Eduardo Garcia de Enterta y ottos, Curso de Derecho Administraivo, Civitas, Madrid, 1982, p. 365. Citado por José Luis Cea Egatia en “Sobre el principio de legalidad presupuestaria, Revista Chilena de Derecho, Vol. 19 N°3, pp. 415-438 (1992). * Aunque formulada en otro contexto, viene al caso una observaciéa de un experto en relaciones intemacionales respecto a que, por la indole de su rol, los jueces no estén para solucionar contcoversias politeas,dirimir debates sobre visiones de la historia ni mucho menos para ajustes de cuentas. Pero, “eso n0 implica que se abstengan siempre, pues la tentacién existe y puede ser poderasa. Fs lo que sucede cuando los actores politicos nacionales no son capaces de resolver Sus conflictas en el marco ce sus instituciones y solicitan apoyo alos jueces. Entonees, el eventual “interés superior de la nacién’ puede inducvlos 2 intervenir en lo que normatva, filosofica y estructuralmente no deberian. En esto consiste la judicializacién de la polftica.” José Rodriguez Elizondo, “Judicializar al margen de le ley”, Revista Politica y Estrategis N°122 (2013) p.211 dos 000 vigencia, no existiendo infraccién a su contenido en la presente causa, toda vez, que tal cuerpo normativo no ha sido considerado. En efecto, en estos autos se han tenido por configurados los delitos de secuestro calificado y homicidio calificado, de acuerdo con la norma vigente a la época de su comisién, tanto en Jo relativo a los elementos del tipo penal como a la sancidn aplicable. por lo que se est dando pleno cumplimiento a lo dispuesto en clarticulo 44 de Ja citada ley: asi, se califieé como delito Lesa Humanidad los ilicitos perpetrados en autos de acuerdo a lo establecido en el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg, que se encuentra incorporado a nuestra legislacién intema de la época, y a consecuencia. su caricter de imprescriptibles, conforme lo ya razonado en el presente fallo.” (Fs. 13.359 y siguiente). EL problema de esa construccién -aparte, naturalmente, de la ingenua pretension de atribuir a razones més bien politicas el efecto del transcurso del tiempo sobre las conductas humanas, es este caso una tipificada como delito en un momento y un lugar determinados, efecto al que desde antiguo en las sociedades civilizadas se conoce como prescripeién... € imaginando sinceramente que la produccién de las normas juridicas es una actividad ajena a la dinamica politica y social-, es que para tener validez en el territorio nacional las convenciones internacionales deben ser incorporadas al derecho nacional mediante un procedimiento que tiene forma de ley, y el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de ‘Nuremberg jamés se recepcion6 asi. Se equivoca, pues, el sentenciador, y medularmente, al sostener que “os ilicitos perpetrados en autos de acuerdo a lo establecido en el Estatuto del Tribunal Militar Internacional de Nuremberg, que se encuentra incorporado a nuestra legislacién intera de la época [septiembre de 1973] y a consecuencia, su caricter imprescriptible...” La verdad es que a nadie se le hubiera ocurrido en 1973 que la conducta de los oficiales subalternos estaba sujeta a lo obrado en Nuremberg... donde el oficial de ‘menor graduacién enjuiciado fue un coronel general o mariscal de campo. Bse habia sido, simplemente, un juicio contra quienes habian perdido la guerra. La opinién de la época entendia que, tal como lo manifestara cl antecedente del mencionado Estatuto, la Declaracién de Moscti de 1° de octubre de 1943 -muy publicitada por los érganos de propaganda comunista en todo el mundo porque hasta el 22 de junio det afio anterior la URSS habia estado coludida con la Alemania Nazi mediante el Pacto Molotov-Ribbentrop-, la razén de ser del Tribunal Militar Internacional era castigar “las atrocidades alemanas en Ja Europa ocupada.”* * Valgan como ilustracién algunos comentarios de éptima fuente: En una reunion de coordinacin de fuerzas ‘occidentales europeas, al inicio de los ’50, el mariscal Montgomery dijo a los mandos franceses: “Yo estoy seguro de que seremos los vencedores y pongo todos mis sentidos en esta cuestién, Ustedes no ignoran que desde el Proceso de Nuremberg se considera un crimen hacer Is guerra sin ganarla. Los generales vencidos son juzgados y colgados.” Pierre Boissier, L'Epée et la Balance, Labor et Fides, Ginebra, 1953, p. 94, Esta citado en Jorge Chaparro, El crimen contra Ia Humanidad, Universitaria, Santiago, 1964, p.10¢. De otra parte, el vizconde Maughan, antiguo Lord Canciller de Gran Bretaha, en carta a la revista Times publicada el 25 de Julio de 1952, senalaba que el propésito de las cuatro potencias que ocupaban Alemania era desnazificara, “pero el Tribunal nunca pretendi6 establecer unos principios para toda Ia humanidad,” Finalmente, Yad ‘Vashem, que es el Centro Mundial de Conmemoracién de Ia Shoa, Premio Principe de Asturias la Concordia en 2017, afirmé al aio siguiente que “el Juicio de Nuremberg estuvo destinado a hacer justia con 003 Tes