You are on page 1of 10

FUNDAMENTO Y RECOMENDACIONES TECNICAS PARA LA

FERTILIZACIÓN DEL CULTIVO DE CAFÉ

Ing. Javier Rengifo Solís. 1/


1.- INTRODUCCIÓN
Una de las características de la mayoría de las zonas cafetaleras en nuestro país y en
la región de la selva en particular, es que los suelos tienen muy baja fertilidad. Esto
debido a que han estado sometidos a cultivo por muchos años, sin habérseles devuelto
los elementos nutritivos que las cosechas han extraído. A esto se agrega, el no
utilizarse practicas adecuadas de conservación de suelos especialmente en laderas, lo
cual ha provocado erosión y lavaje de la capa superficial donde se desarrollan las
plantas dando como resultado bajos rendimientos del cultivo.

En la agricultura tecnificada, el uso económico y racional de fertilizantes, tiene


especial relevancia para mejorar la producción de los cultivos. Al respecto en el
cultivo de café la fertilización posee, dentro de las medidas de intensificación una
importancia trascendental.

La razón de lo anterior se debe especialmente a la incorporación cada vez mas


frecuente de variedades altamente rendidoras, lo cual supone un marcado incremento
de las necesidades, nutricionales y consecuentemente de los requerimientos de
fertilización.

2.- FUNDAMENTOS Y COMPONENTES DE LA RECOMENDACIÓN DE


FERTILIZANTES

El objetivo de la fertilización, es el de obtener el mayor rendimiento posible con un


mínimo trabajo y costo, incluyendo el del fertilizante.

La obtención de los máximos rendimientos con el mínimo de fertilizantes, supone


conseguir un máximo de eficiencia en la fertilización y el que esto ocurra dependerá
en gran medida, de cuan adecuadamente se haya definido los factores que determinan
los componentes de la recomendación.

En general los componentes de una recomendación racional de fertilizantes responde


a las preguntas siguientes:

¿Qué aplicar? Nutrientes y fertilizantes requeridos (Fuentes).


¿Cuánto aplicar? Cantidad (Dosis).
¿Cuándo aplicar? Epoca de aplicación (Momento oportuno).
¿Cómo aplicar? Sistema de aplicación (Método).

Para definir “QUE APLICAR”; se tiene que conocer las necesidades o requerimientos
nutricionales del cultivo y los fertilizantes existentes que puedan aportar dichos
elementos.

1/ Ing. Agrónomo Egresado de la Universidad Nacional de San Martín, Facultad de Ciencias Agrarias.
Tarapoto – Perú .

1
Por otra parte “CUANTO APLICAR”, significa definir la cantidad o dosis de
nutrientes y fertilizantes que debe aplicarse para suplir las necesidades de la planta en
caso de que el suelo no tenga suficiente disponibilidad, para este efecto se debe tomar
en cuenta las consideraciones siguientes:

a) Disponibilidad de nutrientes en el suelo.


Se refiere a la cantidad de nutrientes disponibles que existen en el suelo donde se
va a sembrar o se tiene sembrado el cultivo. Esto se determina en el laboratorio
mediante el análisis físico químico que debe efectuarse de muestras
representativas de suelos tomadas del campo cuyo reporte indicará el contenido
de nutrientes disponibles que posee dicho suelo, así por ejemplo

El suelo de la parcela del Sr. Artemio Silverio en la localidad de Progreso tiene


las siguientes características: Textura Franco Arcillosa, pH 4.5, M.O 1.78%, P 17
ppm, Ca + Mg 6.0 me/100 g, K 0.53 me/100 g y Al 2.4 me/100g. Este reporte, es
el punto de partida para tomar la decisión de las condiciones en que esta el suelo
para el cultivo y debe ser interpretado por un técnico o ingeniero que pueda
aplicar este conocimiento a la dosificación de fertilizantes que debe aplicarse para
el cultivo.

b) Requerimientos nutricionales del cultivo para un nivel determinado de


producción.
Los diferentes cultivos, tienen diferentes requerimientos nutricionales para una
producción determinada. Así como por ejemplo, en el caso del café, se reporta
que para producir 1000 Kg. de café en bola la plantación en su totalidad extrae del
suelo las siguientes cantidades de nutrientes: 112 Kg. de N, 41.4 Kg. de P2O5, 150
Kg. de K2O, 36 Kg. de Ca, 15 Kg. de Mg y 09 Kg. de S. Por tanto si se desea
obtener un rendimiento de 2000 Kg. la extracción será el doble.

c) Eficiencia de la Fertilización.
No todo el nutriente aplicado en el fertilizante es aprovechado por el cultivo, pues
solamente una parte del mismo es utilizado por la planta y otra parte se pierde o
simplemente no es aprovechado. A la parte aprovechada generalmente expresada
en porcentaje, se denomina “Eficiencia de la Fertilización”.

La utilización por la planta del nutriente aplicado en el fertilizante, dependerá del


grado con que éste interactue con los factores climáticos y del suelo. Esta
interacción resulta de la ocurrencia de procesos, cuya intensidad define la mayor o
menor eficiencia de la fertilización.

En suelos más o menos normales, sin muchas limitaciones, para los casos de N, P
y K se considera como rangos de eficiencia los siguientes: N, de 60 a 80%, P de
20 a 30% y de 50 a 70% para potasio.

En base a las consideraciones anteriores, para definir la Dosis de Fertilizante a


aplicar se puede generalizar la formula siguiente:

Q = Rc – Ns
Ef

2
donde: Q : Cantidad o dosis nutriente a aplicar.
Rc: Requerimiento del cultivo para un rendimiento determinado.
Ns: Nivel de disponibilidad del nutriente en el suelo.
Ef: Eficiencia de la Fertilización.

3.- FERTILIZACIÓN DEL CULTIVO DE CAFÉ.

El cultivo de café, al igual que cualquier otro cultivo, para su crecimiento y


producción se abastece de nutrientes a partir de las reservas que contenga en el suelo.
Por tanto si un suelo no está bien abastecido en forma natural para cubrir los
requerimientos nutricionales del cultivo, será necesario proporcionarle mediante la
fertilización, sea con abonos orgánicos, sintéticos o minerales.

3.1. REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES DEL CAFÉ.

Las plantas de café durante su crecimiento y producción permanentemente extraen del


suelo los elementos nutritivos necesarios para la formación de raíces, tallo, ramas,
hojas y frutos. Es necesario aportar estos nutrientes al suelo para que éste tenga un
potencial tal que pueda proveerlos en cantidad suficiente para que la planta sea
altamente productora.

Para tener una idea de la cantidad de nutrientes extraídos por una cosecha de 1000
Kg. de café que involucra a sus vez el desarrollo de raíces, tallos, hojas, flores y
frutos, se presenta el cuadro siguiente:

Cuadro 1: Extracción de elementos minerales por el cultivo de café con una


producción de 1000 Kg./ha.

Partes de la Nutrientes Extraídos (en Kg.)


Planta. N P K Ca Mg S
Tallo y Raíz 15 02 25 09 02 02
Ramas 14 02 20 06 03 01
Follaje 53 11 45 18 07 02
Frutos maduros 30 03 35 03 03 03
TOTALES 112 18 125 36 15 09

Además extrae: 78 g de boro, 45 g de cobre y 120 g de zinc.


Fuentes: Castañeda (1997) y Becerra y Bermudes (1985).

Como se aprecia en el cuadro entre los elementos mayores que la planta absorbe en
orden de importancia tenemos: Potasio, Nitrógeno, Calcio, Fósforo, Magnesio y
Azufre. Estos deben ser aplicados al suelo en caso de ser deficientes.

Por otra parte, los elementos menores que la planta absorbe en orden de importancia
son: Cloro, Fierro, Zinc, Boro, Cobre, Manganeso y Molibdeno, y estos se aplican en
forma de fumigaciones a las hojas.

3
3.2. FUNCIONES DE LOS NUTRIENTES Y SINTOMAS DE DEFICIENCIA.

a) Nitrógeno.
Interviene en el crecimiento, desarrollo vegetativo y multiplicación de la planta en el
aumento de las ramas productoras y en la mayor formación de hojas verdes y
brillantes, lo cual influye en la mayor formación de yemas floríferas.

Su deficiencia en estado inicial, provoca un amarillamiento generalizado de las hojas


comenzando por las hojas bajeras y ampliándose a todas las plantas, pudiendo
tornarse totalmente amarillas hasta blanquecinas al agudizarse la deficiencia. Luego
el crecimiento se reduce al disminuir la multiplicación y alargamiento de las células.

Por otro lado, el secado de las ramas a partir de las puntas hacia la base, también esta
asociado con la fuerte carencia de este nutriente (Paloteo).

La deficiencia de nitrógeno es muy común en nuestros cafetales, y se corrige


haciendo aplicaciones de abonos nitrogenados orgánicos ó sintéticos al suelo tales
como Humus de lombriz, guano de Islas, Sulfato de amonio, nitrato de amonio, etc.

b) Fósforo.
Este elemento interviene en el crecimiento inicial, especialmente del sistema aéreo y
radicular de las plantitas en el vivero y en el terreno definitivo. Así mismo interviene
en la floración, fructificación y formación de semillas.

En su deficiencia inicial se presenta clorosis que empieza en los bordes de la hoja.


Manchas irregulares que abarcan gran parte de la hoja y toman una coloración rojizas
y violeta; estos síntomas aparecen primero en las hojas maduras.

Estos síntomas se corrige suministrando abonos fosfatados al suelo, como roca


fosfórica, superfosfato triple, superfosfato simple, etc. Los cuales deben aplicarse en
combinación con el potasio o en suelos bien provistos de este elemento.

c) Potasio.
Este es el nutriente que el café absorbe en mayor cantidad. Su requerimiento aumenta
con la edad de la planta, acentuándose con la producción. Este es exigido en mayor
proporción para el crecimiento de las hojas, donde cumplen un rol importante en la
formación de los almidones, los cuales son trasladados a los frutos para la formación
de azucares en las cerezas.

Su deficiencia en hojas adultas se presenta con tejido muerto en el ápice de la hoja y


en los bordes terminales. Luego se produce caída de las hojas afectadas y muerte
regresiva de las ramas a partir de la punta (dieback) dando lugar al “paloteo”
Se corrige aplicando abonos potásicos al suelo, tales como: cloruro de potasio, sulfato
de potasio o feldespatos.

d) Calcio

El calcio desempeña un papel importante en el crecimiento de las raíces y la


formación del tallo, ramas y hojas. Pero especialmente juega un rol muy importante
en el desarrollo y funcionamiento de las raíces.

4
La deficiencia se manifiesta en las hojas jóvenes con amarillamiento que se inicia en
el borde y ápice de la hoja dejando a ambos lados de la nervadura central una franja
verde de espacio dentado. El sistema radicular de plantas deficientes se muestra poco
desarrollado, lo que implica una disminución de resistencia a la sequía con caída de
hojas, flores y frutos de las ramas.
Las deficiencias se presentan mayormente en suelos ácidos, locuaz se consigue con
aplicaciones de cal al suelo entre 50 a 200 g de cal por planta y por año.

e) Magnesio
El magnesio desempeña un papel importante en la formación del pergamino y pulpa
del café. Es parte de la clorofila de la hoja por tanto su rol esta estrechamente ligada a
la fotosíntesis, interviniendo en la formación de carbohidratos.

Su deficiencia se presenta en las hojas adultas con una clorosis extendida entre las
nervaduras laterales y la principal. Una franja angosta permanece en los bordes de la
hoja, en forma de “V” invertida. En casos avanzados hay caída de las hojas afectadas.

La deficiencia se corrige con aplicaciones de Sulfato de Magnesio 10 a 20 g/l de


agua al follaje o aplicaciones al suelo de 30 a 60 g/planta/año. En suelos ácidos se
corrige aplicando500 kg de cal dolomítica por hectárea por año.

f) Azufre
Su función es importante por su aplicación en la estructura de las proteínas como
parte integrante de aminoácidos sulfatados. Favorece indirectamente la división
celular y se halla presente en puntos meristemáticos.

Sus síntomas de deficiencia son muy parecidos a los del nitrógeno pero se presenta en
las hojas nuevas que se vuelven pequeñas y con amarillamiento homogéneo.

Aplicaciones de fertilizantes sulfatados corrige esta deficiencia como el sulfato de


magnesio, sulfato de amonio, sulfato de calcio, etc.

g) Boro
El boro es un micronutriente que juega un papel importante ene. crecimiento de los
brotes y hojas tiernas.
Su deficiencia se reconoce por presentar hojas tiernas deformadas, más pequeñas de
lo normal y alargadas, que muestran bordes irregulares, muerte de la yema terminal y
crecimiento de las ramas laterales, produciendo el típico “palmillado”.

Se corrige aplicando al suelo una vez al año 20g de bórax por planta aspersiones de 1
kg de bórax en400 litros de agua.

h) Manganeso
Participa en la formación de la clorofila de las hojas. Su deficiencia se observa en
hojas jóvenes con clorosis entre la nervadura principal y secundarias. Esta deficiencia
se presenta especialmente en suelos alcalinos.

Se corrige usando 2 kg de sulfato de manganeso en 400 litros de agua aplicando en


aspersiones al follaje.

5
i) Zinc
Su función esta estrechamente relacionado con el metabolismo del nitrógeno en la
planta. Plantas deficientes presentan hojas más pequeñas de lo normal, brotes
terminales con ramificaciones en forma de roseta, hojas alargadas, deformes, se
cierran a lo largo de su nervadura principal.

El crecimiento del tallo se reduce, los entrenudos son cortos, las ramas laterales se
presentan defoliados y las flores no cuajan bien. Se corrige empleando 2 kg de sulfato
de zinc en 400 litros de agua.

3.3 FERTILIZANTES PRINCIPALES , ABONOS FOLIARES Y ENCALADO

a) Fertilizantes
Entre los principales fertilizantes existentes que pueden ser usados para el abonamiento
del cafetal se tiene:

Fertilizante Elemento que aporta Ley del Elemento


• Urea Nitrógeno 45 – 46 %
• Nitrato de Amonio Nitrógeno 33.5 %
• Sulfato de Amonio Nitrógeno 21.0 %
• Guano de Islas Nitrógeno 10.0 %
Fósforo (P2O5) 10.0 %
Potasio (K2O) 2.0 %
• Superfosfasto triple de
Calcio Fósforo (P2O5) 46.0 %

• Fosfato Diamónico Fósforo 46.0 %


• Roca Fosfórica de
Fósforo 30.0%
Bayovar
• Cloruro de Potasio
Potasio 60.0 %
• Sulfato de Potasio Potasio 50.00 %
Azufre 18.0 %

b) Abonos Foliares
Últimamente se esta generalizando el uso de abonos foliares en el café. Se debe
indicar que los elementos mayores (N, P, K, Ca, Mg y S) son absorbidos por el
follaje, pero en cantidades mínimas con relación a los requerimientos totales de las
plantas.
La aplicación de estos elementos por vía foliar no es la mas recomendable, pues se
necesitaría muchas aplicaciones, lo cual sería antieconómico.

Sin embargo, se considera que para la aplicación de elementos menores (Boro,


Manganeso, Zinc, Fierro, etc) si son recomendables los abonos foliares.

c) Encalado
La aplicación de cal como enmienda se recomienda en suelos ácidos para incrementar
el contenido de calcio, potasio y magnesio en el suelo y a la vez corregir los
contenidos de aluminio y/o manganeso solubles que son tóxicos para las plantas

6
En suelos con pH menores de 5.5 se recomienda suministrar calcio en cantidad de 50
a 200 g de cal por planta y por año. De contarse con Dolomita es preferible pues este
contiene calcio y magnesio (Magnecal: 77 % CaCO3, 19% MgCO3).

3.4. PLAN DE FERTILIZACIÓN DEL CAFETAL

Para la elaboración de un adecuado plan de fertilización se debe conciliar los criterios


del análisis de suelos y el de la extracción de nutrientes por la planta para la
producción.

La cantidad de fertilizante a usarse por tanto, estará de acuerdo a la fertilidad del suelo,
los requerimientos de la planta según su edad, densidad de la plantación y su
producción.

A continuación se presenta una propuesta de fertilización para plantaciones que se


inician, plantaciones en desarrollo, plantaciones establecidas en plena producción y
plantaciones en rehabilitación. Estas son solo propuestas que pueden ajustarse de
acuerdo a la condición de los suelos en los que se esta trabajando.

A.- Plantaciones Nuevas (5000 p/ha). Dosis: 150-30-60


a) Al Trasplante. Fertilizantes: Roca fosfórica 10 sacos (500 kg), Guano de Isla 2 a 3
sacos (100 a 150 kg).
Aplicar 100 a 150 g de roca fosfórica (30 a 45 g de P2O5) más 20 a 30 g de Guano de
Islas por hoyo mezclando con tierra negra y el suelo del lugar en partes iguales, luego
introducirlo al hoyo hasta alcanzar el nivel del suelo.

De no contarse con roca fosfórica puede aplicarse 50 a 100 g de superfosfato triple de


calcio por hoyo mezclando con el suelo del lugar.

Si el suelo es ácido, será preferible aplicar roca fosfórica como fuente de fósforo y si se
aplica superfosfato será necesario encalar adicionando 50 a 200 g de cal por hoyo. En
este último caso se recomienda aplicar estos fertilizantes en el hoyo unos 30 días antes
del trasplante.

b) Café en Desarrollo (Menos de 1.0 a 1.5 años). 5000p/ha

Fertilizantes:
• Guano de Islas 8 Sacos (400 kg) 40 kg de N
• Cloruro de Potasio 2 Sacos (100 kg) 60 kg de K2O
• Urea (Si no se usa guano de isla) 2 Sacos (100 kg) 45 kg de N

Aplicar los abonos dividido en dos aplicaciones en Octubre – Noviembre y en Febrero


– Marzo. Para el caso de Guano de Islas 40 g/planta en cada oportunidad y el cloruro de
potasio 10 g en cada oportunidad.
Si fuera Urea el abono a aplicar la dosis será 10 g/planta en cada oportunidad.

De observarse deficiencias de nitrógeno en las plantas se puede aumentar la dosis de


Guano de Isla ó Urea en cada ocasión según sea la necesidad. Para definir esto se
tendrá en cuenta el contenido de materia orgánica que tenga el suelo.

7
B.- Plantaciones en Producción: (5000p/ha)

a) Primera Cosecha: (Rendimiento 10 a 15 qq/ha)


Dosis a aplicar: 90 – 30 – 120 (En dos aplicaciones 50 g/planta de la mezcla)

Fertilizantes Total 1ª Aplicación 2ª Aplicación


• Urea 200 kg (4 Sacos) 100 kg (2 Sacos) 100 kg (2 Sacos)
• Roca Fosfórica 100 kg (2 sacos) 50 kg (1 Saco) 50 kg (1 Saco)
• Cloruro de Potasio 200 kg (4 Sacos) 100 kg (2 Sacos) 100 kg (2 Sacos)

b) Segunda Cosecha: (Rendimiento Esperado 16 - 25 qq/ha)


Dosis a Aplicar: 140 – 60 – 120 (En 2 aplicaciones 80 g/planta de la mezcla)

Fertilizantes Total 1ª Aplicación 2ª Aplicación


• Urea 300 kg (6 Sacos) 150 kg (3 Sacos) 150 kg (3 Sacos)
• Roca Fosfórica 200 kg (4 sacos) 100 kg (2 Sacos) 100 kg (2 Sacos)
• Cloruro de Potasio 300 kg (6 Sacos) 150 kg (3 Sacos) 150 kg (3 Sacos)

c) Tercera Cosecha: (Rendimiento Esperado: 26 – 40 qq/ha)


Dosis a Aplicar: 180 – 60 – 210 (En 2 aplicaciones 95g/planta de la mezcla)

Fertilizantes Total 1ª Aplicación 2ª Aplicación


• Urea 400 kg (8 Sacos) 200 kg (4 Sacos) 200 kg (4 Sacos)
• Roca Fosfórica 200 kg (4 sacos) 100 kg (2 Sacos) 100 kg (2 Sacos)
• Cloruro de Potasio 350 kg (7 Sacos) 175 kg (3 .5Sacos) 175kg (3.5 Sacos)

d) Cuarta Cosecha: (Rendimiento Esperado: Más de 40 qq/ha)


Dosis a Aplicar: 225 – 80 – 300 (2 aplicaciones 130 g/planta de la mezcla)

Fertilizantes Total 1ª Aplicación 2ª Aplicación


• Urea 500 kg (10Sacos) 250 kg (5 Sacos) 250 kg (5 Sacos)
• Roca Fosfórica 300 kg (6 sacos) 150 kg (3 Sacos) 150 kg (3 Sacos)
• Cloruro de Potasio 500 kg (10 Sacos) 250 kg (5 Sacos) 250 kg(5 Sacos)

Debe indicarse que si los suelos son súmament4e ácidos el uso continuo de Urea puede
provocar mayor acidez y aumento de los niveles de aluminio que es tóxico para las
plantas. Si ese así se prefiere aplicar abonos orgánicos como fuente de nitrógeno y para
controlar la acidez la aflicción de 50 a 200 g de cal por hectárea y por año.

Por otra parte, para el caso del fósforo la dosis total recomendada puede aplicarse todo
en la primera aplicación.

Asimismo de observarse deficiencia de calcio, magnesio y azufre que suele ser común
en suelos ácidos el encalado con dolomita y fuente de abonos sulfatados puede
solucionar el problema. Para el caso de los microelementos boro, manganeso y zinc se
aplicará abonos foliares.

8
C.- Plantaciones con Poda de Rehabilitación: (Var. Típica). 2500 p/ha

a) A la Poda : 0 – 120 - 0

Roca Fosfórica de Bayovar 400 kg (8 Sacos 160 g/planta de la mezcla

b) Primera Fertilización : 20 – 18 - 62

Guano de Isla 200 kg ( 4 Sacos 120 g/planta de la mezcla


Cloruro de Potasio 100 kg ( 2 Sacos)

c) Segunda Fertilización: 20 – 18 - 62

Guano de Isla 200 kg ( 4 Sacos 120 g/planta de la mezcla


Cloruro de Potasio 100 kg ( 2 Sacos)

La poda se realiza en Julio – Agosto y conjuntamente se aplica 400 kg de Roca


Fosfórica de Bayovar.

Después se efectúa aplicaciones de Guano de Islas y Cloruro de Potasio como fuente de


N y K2O 120 g de la mezcla en cada oportunidad.

3.5 Época de Aplicación y Absorción de los Fertilizantes

La máxima absorción de nutrientes se produce en la etapa de floración y en la etapa de


llenado de granos.

Las reservas acumuladas en las hojas y ramas son importantes en el llenado de grano
para que las semillas alancen su máximo tamaño.

En tal virtud, en base al crecimiento de la planta y absorción de los elementos


minerales, las épocas más oportunas de aplicación de fertilizantes son:

a) Primera Aplicación:
En la Etapa de Floración.
Después del inicio de la lluvias (Octubre – Noviembre).

b) Segunda Aplicación:
En la Etapa de llenado de Grano.
Al inicio de las bajadas de lluvias (Febrero – Marzo).

Se indica que cuando se aplica fertilizantes al suelo, los elementos minerales no se


absorben de inmediato pues tienen que pasar un mínimo de 2 a 4 meses para que se
incorporen a los componentes del suelo y puedan ser absorbidos por las raíces. El único
elemento que absorben las raíces después de 3 a 4 días de aplicado es el Nitrógeno.

En base a estas características los fertilizantes aplicados en la época de floración, recién


pueden ser absorbidos en la época de llenado de grano. A su vez la aplicación de
fertilizantes de la Época de llenado de grano, recién son absorbidos en la época de
floración de la siguiente campaña.

9
3.6. Lugar y Forma de Aplicación
El fertilizante tiene que ser colocado en la zona donde se concentra la mayor cantidad
de pelos absorbentes, tratando de no dañarlos. De modo que el lugar apropiado de
aplicación de los fertilizantes lo constituye una banda circular de unos 20 centímetros
de ancho, debajo de la proyección de la copa del cafeto, cuando los terrenos son planos
o ligeramente inclinados.

En caso de plantaciones ubicadas en pendientes (laderas), los fertilizantes se aplicaran


en semicírculo superior (media luna) enana banda que varia con la edad de la planta de
acuerdo a las indicaciones siguientes:

• En plantaciones en desarrollo a 10 cm del tallo principal y en una banda de 20 cm


• En plantaciones jóvenes a 20 cm del tallo principal y en una banda de 30 cm.
• En plantaciones adultas a 30 cm del tallo principal y en una banda de 50 cm.

En el ancho de la banda que se hace con un rastrillo, los fertilizantes se aplican a una
profundidad de 5 a 7 cm, luego se tapan con una capa de suelo y con restos de
hojarascas del suelo.

3.7 Condiciones que Favorecen la Efectividad de los Fertilizantes.

 Los fertilizantes deben aplicarse en terreno libre de malezas o por lo menos sin la
presencia de estos alrededor del cafeto.
 Aplicar los fertilizantes después de una lluvia o riego.
 Ralear la sombra en cafetales muy sombreados, de lo contrario la eficiencia de los
fertilizantes se reducirá considerablemente.
 Efectuar poda de los cafetos, eliminando toda la madera improductiva.

4.0. BIBLIOGRAFIA.

ALIAGA, B. y BERMUDEZ, R. 1985. Manual práctico del cafetalero. La Molina,


Lima, Perú. 211 p.

CASTAÑEDA, P.E. 1997 Manual Técnico cafetalero. Convenio. MSP. ADEX –


USAID. Lima, Perú. 162 p.

MACHADO, S.A. 1958. Algunas resultados experimentales con fertilización en


cafetos. Centro Nacional de Investigaciones de café. Chichina. Colombia 40 p.

MALAVOLTA, E. YAMADA, T y GUIDOLIN, J. A.1982. Nutricao e Adubacao do


cafeiro. Instituto de Potassa y Fosfato (Eua). Piracicaba, sp. Brasil. 224 p.

MINISTERIO DE AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN. 1980. El cultivo del café en


el Perú. Boletín Técnico Nº 6. Lima, Perú. 59 p.

THE STOLLER GROUP. 1997. Cítricos, guía de identificación de deficiencias.


Houston, Texas. USA.

VILLAGARCIA, H, S y ZAPATA, F.s.f. Manual de uso de fertilizantes. ENCI, Lima,


Perú. 104 p.

10