You are on page 1of 5

Habilidades de Lecto-escritura

Sección 8
Profesor Rodrigo Morales

Ensayo

Una educación para la vida

Franco Ibaceta Jaña


Universidad Central de Chile
Facultad de Educación
Santiago, Chile
Introducción
La educación se ha mantenido estática a lo largo de su historia, pero han sido varios los
personajes que han querido transformar el modelo educativo, destacando que es un modelo
poco adecuado para el desarrollo íntegro del ser humano, puesto que esta estructura
educacional se enfoca solo en algunos aspectos del educando en donde nos ajustamos bajo
los parámetros impuestos por la industria y el estado. Por otra parte, las pruebas
estandarizadas y medibles cuantitativamente están dirigidas netamente para demostrar cuanta
capacidad tenemos para retener información y cuanta destreza tenemos para calcular, sin
embargo, poco y nada se deja para la reflexión. Somos medidos como un número y este
determina cuanto valemos. Dicho esto, vengo a exponer un modelo de pedagogía que se
contrapone a la educación tradicional. Éste se inspira en la antroposofía, ciencia que entiende
al ser humano como un ser espiritual teniendo una experiencia física, por consiguiente, se
aboca al desarrollo personal del ser humano, más allá de la racionalización. La pedagogía
Waldorf no es el único producto de la antroposofía, sino su principal aportación en la materia
de la educación (Triglia, 2018). A través de diversas dinámicas, el arte y juegos esta forma
de enseñanza moldea de manera integral al niño, este se entiende como parte de este mundo
y la naturaleza, reconoce sus emociones y sentimientos, por lo tanto, se posiciona como un
agente de cambio. A su vez, veremos cómo se aplicaría esta forma de comprender al ser
humano a la educación física.

Un poco de historia

En 1919 Rudolf Steiner daba un discurso en una tabacalera alemana dirigida hacia
trabajadores, donde exponía que la educación y la escuela en general debería servir para
desarrollar las capacidades naturales del ser humano, pero no para servir como engranajes de
la sociedad y el estado. Posterior a este discurso el director general de la fábrica llamada
Waldorf-Astoria le pidió a Steiner que implementara su modelo, creando así el primer centro
educativo para los hijos de los trabajadores de dicha fábrica que estaban sin escolarización.
Así nace la primera escuela Waldorf donde hoy en día ya hay más mil en el mundo.
Sus principales características

La pedagogía Waldorf posee un enfoque holístico, por lo que, engloba muchos aspectos,
sobre todo los más sutiles, esos que no son visibles a simple vista. En el caso del ser humano,
la pedagogía Waldorf además de tomar en cuenta lo físico y lo mental, se preocupa de lo
espiritual, tildándolo incluso del aspecto más importante del ser humano, puesto que, nuestro
espíritu influye sobre nuestros pensamientos y luego en nuestras acciones. Se trata de
observar, metódicamente, con interés y devoción al niño, al ser humano en evolución
permanente, con un núcleo potencial único, para percibirlo correctamente y para crear una
didáctica acorde a sus verdaderas necesidades educativas (Malagón 2007). Reconocer
nuestra espiritualidad es uno de los principios de esta pedagogía, esta nos hace desarrollarnos
en base a nuestras cualidades con lo cual nos potenciamos como personas. La pedagogía
Waldorf pone énfasis en la necesidad de educar no sólo el intelecto, sino también cualidades
humanas cuyo alcance va más allá de la racionalidad, como la gestión de los estados de ánimo
o la creatividad (Triglia, 2018). Podemos ver que se ocupa de propiedades que la educación
formal no considera dentro sus métodos, por ende, abrazaría al estudiante de manera integral
u holística. Además, formula una dinámica entre el alumno y la comunidad educadora que
ha de permitirle desarrollarse tanto en habilidades medibles objetivamente como en un plano
espiritual (Trigila, 2018). Entonces, no se dirige solamente a las evaluaciones con los
estándares establecidos, a su vez se observa al estudiante como un ser en constante
crecimiento buscando que pueda emerger en todos los ámbitos, alcanzando su potencial
humano. Otra de sus características es la maleabilidad respecto al currículo escolar y el
potenciar aprendizaje, dándole énfasis a las artesianas y la pintura, actividades en las cuales
el alumno va dándole un sentido más allá de lo cognitivo a lo que va aprendiendo. También,
busca incentivar la participación de los padres para conformar una comunidad alrededor del
establecimiento, además, gran parte de las actividades que se llevan a cabo en las clases de
las escuelas Waldorf tienen que ver con actividades cotidianas propias de la vida doméstica
(Triglia, 2018). Incluso, hay un trato personalizado hacia el alumno junto con adaptarse a las
etapas de crecimiento, que van teniendo ellos a nivel cognitivo y emocional. Según Steiner,
“aprendemos por imitación hasta llegar a la edad de 7 años, mediante el ritmo, las imágenes
y la imaginación entre los siete y los catorce años, y a partir del pensamiento abstracto en los
años posteriores. En definitiva, estas tres etapas están ordenadas desde una fase en la que los
alumnos sólo pueden aprender a partir de aquellas imágenes con las que son confrontadas
directamente hasta una en la que pueden trazar libremente conjeturas acerca de la realidad
que les rodea.” Triglia, Adrián (2018), Pedagogía Waldorf: sus claves educativas y
fundamentos filosóficos. Psicología y Mente, Recuperado de
https://psicologiaymente.com/desarrollo/pedagogia-waldorf-educativas.

El hombre y su relación con el espacio

Si enfocamos la enseñanza Waldorf a la educación física y todo lo relacionado con el


movimiento corporal, sin duda, hablaríamos de la gimnasia Bothmer. Creada por Graf von
Bothmer, a quien Steiner lo invitó a impartir clases de educación física en las escuelas
Waldorf. Muchos de los aspectos que desarrolla en sus ejercicios tienen sus bases en la
antigua Grecia. Los griegos daban una gran importancia a la salud, la belleza y la armonía
corporal, parte importante en la Gimnasia, junto a una intensa relación con la naturaleza y
los dioses (Sánchez, s.f). Inspirada en los movimientos de las diferentes disciplinas del
Pentatlón, ésta presta más atención a las cualidades internas del desenvolvimiento del
ejercicio. Esta visión interior y exterior del movimiento, posiciona al ser humano en tres
planos y éstos se irían desarrollando durante los 3 primeros septenios. Los planos horizontal,
frontal y sagital son las formas para movernos en el espacio, según Sanchez (s.f) la fusión
con el espacio favorece que los movimientos fluyan desde nuestro interior, y a la inversa. En
nuestro “viaje” por los diferentes ejercicios de la Gimnasia Bothmer, tenemos que partir del
reconocimiento de la conciencia corporal para establecer las vías de unión con el espacio.
Por lo tanto, cuando nos unimos con el espacio fijamos una unidad de permanencia y
reconocimiento, nos posicionamos sobre la tierra y nos afirmamos a ella, asimismo,
estaremos equilibrados y en armonía.
Para finalizar

Todos estos elementos conforman otra manera de ver al estudiante, donde se reconocen sus
etapas de crecimiento conforme a su evolución natural y no bajo parámetros impuestos por
la sociedad. Estos valores hoy día reclaman ser visibilizados, dado que, la humanidad está
pasando por una crisis, a causa de no haber entendido que formamos parte de este mundo.
Las crisis sociales y ambientales han evidenciado esta realidad, necesitamos hacer un cambio
en todos los aspectos y la educación es una gran herramienta para ello, por consiguiente, está
debe enfocarse en utilizar estas prácticas que logran un crecimiento íntegro y la pedagogía
Waldorf junto con la gimnasia Bothmer son un claro ejemplo. Tal desarrollo del ser humano
nos llevará a entendernos mejor con nosotros mismo y con nuestro entorno.

Referencias:

Malagón, Golderos. Antonio. (2007). La pedagogía Waldorf: Una educación para la


vida, Revista Indivisa (nº 18 de octubre de 2007).

Sánchez, José (s.f), El Hombre, dueño del Espacio. Gimnasia Bother, El Manantial
Ediciones S.L.

Triglia, Adrián (2018), Pedagogía Waldorf: sus claves educativas y fundamentos


filosóficos. Recogido de https://psicologiaymente.com/desarrollo/pedagogia-
waldorf-educativas