You are on page 1of 22

UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE

BASADRE GROHMANN

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

“BIOÉTICA”
TRABAJO MONOGRÁFICO

ESTUDIANTES: OSCAR ALONSO CHIPANA CHATA – 2018 -123006

TACNA - PERÚ
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

DEDICATORIA

El presente trabajo monográfico lo dedicamos a todos aquellos que


deseen ampliar sus conocimientos sobre lo que es Bioética como Intento
de reflexión sistemática de índole ético-filosófico sobre problemas –viejos
y nuevos- que plantean las intervenciones del hombre sobre los seres
vivos: el actuar humano en la medicina, la demografía, las investigaciones
experimentales sobre humanos y animales y los progresos de las ciencias
y de la técnica.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


2
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

AGRADECIMIENTO

En primer lugar, a Dios por habernos permitido llegar hasta este punto y
habernos dado salud, ser el manantial de vida y darnos lo necesario
para seguir adelante día a día para lograr nuestros objetivos, además de
su infinita bondad y amor.

A nuestros padres por habernos apoyado en todo momento, por sus


consejos, sus valores, por la motivación constante que me ha permitido
ser una persona de bien, pero más que nada, por su amor. Por los
ejemplos de perseverancia y constancia que lo caracterizan y que me ha
infundado siempre, por el valor mostrado para salir adelante y por su
amor.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


3
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

CONTENIDO
1 Introducción ........................................................................................................................................................... 5
2 ANTECEDENTES ................................................................................................................................................. 6
3 ORIGEN DE LA BIOÉTICA ................................................................................................................................... 6
4 BIOÉTICA .............................................................................................................................................................. 7
5 Los principios de la Bioética .................................................................................................................................. 8
6 CARACTERÍSTICAS DE LA ESPECIE HUMANA EVOLUCIÓN, PENSAMIENTO. EL HOMBRE....................... 9
6.1 CONSIDERACIONES ANTROPOLÓGICAS Y BIOÉTICA ....................................................................... 10
7 ¿Para qué sirve la Bioética? ............................................................................................................................... 11
8 LA BIOÉTICA ES UNA DISCIPLINA NUEVA ..................................................................................................... 14
9 CARACTERÍSTICAS DE LA BIOÉTICA LIBERAL .............................................................................................. 14
10 ACTITUDES CONTRARIAS A LA BIOÉTICA ............................................................................................... 15
11 PECULIARIDADES DE LA BIOÉTICA EN LOS PAÍSES LATINOS .............................................................. 16
11.1 Predominio del racionalismo sobre empirismo ......................................................................................... 17
11.2 Importancia de la virtud frente a los derechos .......................................................................................... 17
11.3 Estoicismo frente a utilitarismo: ................................................................................................................ 18
11.4 Estatismo político frente a iniciativa ciudadana ........................................................................................ 18
11.5 Mayor sensibilidad a la justicia que a la autonomía.................................................................................. 19
12 MOTIVOS DEL DESARROLLO DE LA BIOÉTICA ....................................................................................... 19
12.1 Cambios en la ciencia y especialmente en la biología ............................................................................. 20
12.2 Cambios en la medicina............................................................................................................................ 20
12.3 Cambios políticos...................................................................................................................................... 20
12.4 Cambios culturales ................................................................................................................................... 20
13 LA BIOÉTICA COMO EXPRESIÓN DE LAS REVOLUCIONES LIBERALES MODERNAS ......................... 21

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


4
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

1 INTRODUCCIÓN

L
a bioética como ciencia surge por una parte, en respuesta al problema de la
deshumanización de las ciencias de la vida, ya cada vez se realizaban mayor cantidad
de experimentos en los cuales el respeto por la vida era mínimo o nulo, por otra parte
ante los avances tecnológicos de la medicina que, planteaban y plantean problemas del
orden ético, ante estas situaciones y teniendo en cuenta el gran avance que tuvo a partir de
la década del sesenta los movimientos por el derecho de las personas, el movimiento por
los derechos de los consumidores, y lo que se podría denominar como la segunda
revolución enciclopédica pero, a un nivel de masificación dado por la sociedad de consumo,
que llenó los negocios de revistas o diarios con enciclopedias médicas, hecho que le resto al
médico el monopolio exclusivo de los conocimientos sobre el cuerpo humano y
sus enfermedades.

Todos estos hechos dan como resultado el surgimiento de una disciplina que con el
fin de unir las ciencias humanas con las ciencias biológicas, dando origen a una nueva
ciencia, que tiene como característica principal la interdisciplinariedad.
El siguiente trabajo nace con el transcurso del tiempo y del intento de proporcionarle a la
Bioética un marco epistemológico adecuado. Toda ciencia naciente o toda ciencia como tal
debe en primer lugar tener un marco de trabajo, una metodología que la identifique y que la
diferencie de las demás ciencias, no sólo por su fin sino también por la forma con que se
acerca a ese fin.

Es un hecho que el universo ha crecido, gracias al conocimiento que cada día en su


expansión, nos hace advertir esas magnitudes inmensurables. Pero también han aumentado
hasta parecer infinitas, las minúsculas partículas de lo que hay en torno nuestro. Así, estamos
rodeados de lo infinitamente pequeño, lo mismo que de lo infinitamente grande, la ciencia
profundiza cada vez más en ello. Y en el devenir histórico del hombre, en este estar siendo
que es transcurso, somos los mismos seres que se preguntan por el sentido de su ser.

El sentido del ser que compartimos, es el que está orientado a reconocer igualdad en
todos los humanos y que el conocimiento que se divulga y se genera en la universidad,
necesariamente tiene que cumplir con el servicio de las ciencias para el bienestar de las
personas, no de unas cuantas, sino de todas. Y en este universo que se expande, como
también se expande el conocimiento del mismo, hoy más que nunca es necesario mantener
vigente esa hermandad de las virtudes a la que alude Aristóteles, la hermandad entre el saber
y el deber ser, la totalidad en la que ciencia y moral se funden.

La ética, el campo en el que se abordan los temas que integran esta primera sección
del libro Principios de ética, bioética y conocimiento del hombre tiene su mayor contribución
en la educación superior, al conjuntarse con el conocimiento disciplinar y matizar con su virtud
el comportamiento de los universitarios de siempre.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


5
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

2 ANTECEDENTES

La relación establecida entre los seres humanos tiene que ser necesariamente ética,
ya que la ética se origina desde el conocimiento del otro, desde el concepto de semejante y
desde el conocimiento de nuestra capacidad de pensar y de prever el futuro; el poseer este
conocimiento hace al hombre sujeto de derechos y obligaciones, ya que el cumplimiento y
respeto de ellos, o por el contrario, su incumplimiento nos brinda un sentimiento para poder
discernir entre lo que es justo y lo que es injusto. Pudiendo decir que, el concepto de ética
como ciencia puede definirse como el estudio y la justificación de normas de comportamiento
a partir del conocimiento lógico natural, la moral, considerada como ciencia, recoge las
normas de comportamiento a partir de los planteamientos filosóficos, teológicos y personales.

El hombre, a través de la historia, ha ido conociendo las obligaciones inherentes a


la condición humana, frente a los demás de su misma condición, haciéndolas extensibles a
la sociedad y más tarde, debido a las inmensas posibilidades de manipulación que ofrece la
tecnología, ante la misma biosfera. A su vez, y de un modo paralelo a esta evolución y
ampliación conductual, se ha ido desarrollando el conocimiento y con él, la presentación y
estudio de la ética. Y esto que se ha ido manifestando en todos los aspectos y sentidos, lo ha
hecho de un modo más acusado en el ámbito profesional y más concretamente en la relación
médico-enfermo.

Pero no es hasta finales del siglo XVIII cuando aparece el término “Ética Médica”,
coincidiendo con la revolución industrial y los inicios de la higiene pública, momento a partir
del cual, la medicina comienza a cobrar una dimensión sociopolítica nueva que pronto se verá
recogida por diferentes leyes. Siendo a finales del siglo XX (1986), cuando se considera que,
la revolución industrial, política, científica e ideológica, han originado una revisión de los
aspectos éticos tradicionales, ya que se ha pasado de una sociedad cerrada y paternalista, a
una sociedad abierta y permisiva basada en la responsabilidad individual, la tolerancia jurídica
y la permisividad social.

3 ORIGEN DE LA BIOÉTICA

El comienzo de la bioética se fija en 1970, cuando Van Rensselaer Potter escribió el


libro “The Science of Survival”, mediante el cual trató de elaborar una nueva comprensión del
modelo epistemológico de la ética médica y ambiental, así como de la deontología, de la
medicina legal y de la filosofía médica; “contribuir al futuro de la especie humana mediante la
promoción y sistematización de una nueva disciplina: la bioética”, disciplina que señalaba la
importancia del comportamiento humano en el equilibrio del ecosistema, del futuro del hombre
y de su supervivencia, destacando la influencia negativa del estilo de vida del hombre en la
normal evolución del mundo y de la especie humana; con todo ello, Potter, planteaba la
necesidad de un nuevo comportamiento, nuevas obligaciones, nuevas leyes y una nueva
moral con relación al futuro de las generaciones.

“Lo que me interesaba en ese entonces -rememoró Potter en uno de sus últimos
trabajos-... era el cuestionamiento del progreso y hacia donde estaban llevando a la cultura
occidental todos los avances materialistas propios de la ciencia y la tecnología. “Expresé mis

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


6
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

ideas de lo que, de acuerdo a mi punto de vista se transformó en la misión de la Bioética: un


intento por responder a la pregunta que encara la humanidad: ¿qué tipo de futuro tenemos
por delante? y ¿tenemos alguna opción? ...”. Todo comenzó en esa charla de 1962, en la que
la misión consistía en examinar nuestras ideas competitivas sobre el progreso. Así el título
de esa charla fue Un puente hacia el futuro, el concepto de progreso humano...” tendría un
carácter utilitario en relación a la vida, posteriormente se hizo superponible a la propia ética
médica, y en la actualidad adquiere un carácter general, en el que se analizan las relaciones
existentes entre el hombre y la biosfera. Es diferente, por lo tanto, no sólo en sus contenidos,
restringidos al análisis ético de las relaciones entre el médico y el paciente, sino también en
su metodología, porque mientras la deontología médica sigue la costumbre occidental de una
codificación sistemática, la bioética, en sus capítulos sobre la ética médica, busca la síntesis
reduccionista de los principios éticos que inspira la deontología y, partiendo de ellos, analiza
la casuística, con resultados discutibles y discutidos, útiles para el desarrollo filosófico y para
el pensamiento abstracto ético-sanitario, pero que resultan poco prácticos para la resolución
de los problemas concretos que plantea el trabajo médico en la realidad cotidiana.

La Bioética es “un urgente y necesario conocimiento que permite la investigación del


cómo utilizar el pensamiento para una presencia responsable del hombre para la promoción
de la calidad de vida, considerada como una ciencia de la supervivencia, en el sentido de la
presencia cualitativa del hombre en la historia” (Potter, 1971).

El Hastings Center, del Institute of Society, Ethics and the Life Science de Nueva
York, puede considerarse la primera piedra en llevar a cabo programas bajo este
planteamiento, ya que en los mismos da prioridad a la enfermedad mental; prioridad clínica
en la aplicación de la investigación del genoma humano; contracepción: línea guía para la
política social; determinar nuevos objetivos a la medicina; hombre, animales y ambiente:
responsabilidad ética; biotecnología animal.

4 BIOÉTICA

El término bioética es un neologismo introducido en el idioma inglés por Potter en el


año 1971 y a partir de entonces, ha gozado de general aceptación.

Su éxito ha sido proporcional a su propia indefinición, permitiendo que cada uno lo


explicara a su estilo, de acuerdo a su ideología y profesión, de tal forma que los médicos
vieron en él una concepción nueva de la clásica deontología profesional; los biólogos y
ecólogos consideraron que observaba un punto de vista diferente sobre la conciencia de las
sociedades avanzadas por el futuro de la vida, ante las agresiones que se están sucediendo
al medio ambiente. Y referente a las diferentes ideologías (judías, cristianas y musulmanas),
creyeron ver en la nueva palabra la expresión de su criterio de santidad de la vida.

Con todo ello, la bioética ha ido adquiriendo un importante cuerpo doctrinal, haciendo
de ella una de las ramas más desarrolladas de la ética.

Ya la misma etiología del término “bio” y “ethos” (vida y ética) remite doblemente al
campo de los hechos biológicos y al de los valores humanos, relacionándolos entre ellos,

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


7
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

estableciendo un puente de unión entre la cultura de las ciencias y la de las humanidades.


Empleando el término de bioética a la aplicación de las ciencias biológicas con la finalidad de
mejorar la salud.

Su definición ha tenido distintas interpretaciones:

 El estudio sistemático de la conducta humana en el área de las ciencias de


la vida y del cuidado de la salud, en cuanto que dicha conducta es examinada
a la luz de los valores y principios morales. (Reich. Enciclopedia de Bioética)
 Como un nuevo término para expresar el viejo concepto de ética médica.

(Kieffer)

 Es la disciplina que combina el conocimiento biológico con el de los valores


humanos. Consiste fundamentalmente en servirse de las ciencias biológicas
para mejorar la calidad de vida (Potter).

El término bioética tiene dos significados en relación al lugar de aplicación:

 En el sentido amplio se orienta a evaluar las implicaciones morales, sociales


y humanas de la explotación de los seres vivos en el conjunto de sectores
tales como la salud, alimentación y medio ambiente.
 En el sentido estricto, se orienta a todo lo relativo a la investigación y las
tecnologías biomédicas. (Convención sobre la Biomedicina del Consejo de
Europa).

5 LOS PRINCIPIOS DE LA BIOÉTICA

Uno de los recursos que la Bioética ha utilizado de la Filosofía, para dar razón sobre
el asunto moral, es el Principialismo, el cual está cargado de orientaciones para las
decisiones bioéticas, con una preocupación común: el ser humano como centro de la
Bioética la cual es concebida como una reflexión ética de los hechos científicos y el impacto
que sobre la humanidad tienen la investigación y el desarrollo. La Bioética ha dado
elementos de juicio para orientar la toma de decisiones frente a los dilemas éticos.

Los autores formularon cuatro principios para orientar la Bioética: Autonomía, No


maleficencia, Beneficencia y Justicia los cuales son prima facie (se deben seguir, siempre
que no entren en conflicto con otro de igual rango) no tienen jerarquías o prioridades en su
aplicación y esta dependerá de las circunstancias y las consecuencias de la situación objeto
de estudio. El Principialismo, como marco de referencia para los juicios morales y la toma
de decisiones, enfatiza en la autonomía del sujeto considerado capaz de tomar decisiones,
da valor, reconoce la dignidad humana. Esos principios son:

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


8
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

• Respeto a la autonomía: establece la necesidad de respetar la capacidad de las


personas autónomas para tomar decisiones. Es la regulación personal, libre de
interferencias externas y limitaciones que impiden hacer una elección.

• No maleficencia: esla obligación a no hacer daño o mal intencionadamente, de


prevenirlos, evitarlos o rechazarlos y de hacer o promover el bien y prevalece sobre el de
beneficencia, porque no permite hacer daño a otros para salvar vidas y evita causar daños
y perjuicios. Es de signo negativo: no causar daño o mal.

• Beneficencia: es la adjudicación de beneficios, el análisis perjuicio beneficio y costo


beneficio. No causar daño es insuficiente. La beneficencia impele a contribuir con el
bienestar y ayudar a las personas de manera activa. Es de signo positivo (protege, defiende
los derechos de otros y previene el daño) y útil (equilibra beneficios e inconvenientes,
riesgos y costos).

• Justicia: es la garantía de distribución justa de beneficios, riesgos y costos. La


Justicia distributiva busca solidaridad social, mediante la distribución igual, equitativa y
apropiada de bienes materiales, derechos y responsabilidades. A los cuatro principios de
Beauchamp y Childress, dice Hottois la Bioética ha sumado el redescubrimiento de otros
principios: dignidad del ser humano, sacralidad de la vida, cientificidad (lo que no es
científico no es ético), seguridad (ausencia de consecuencias, defectos marginales o de
riesgos físicamente dañinos), proporcionalidad (ventajas o beneficios/inconvenientes,
riesgos, costos), vulnerabilidad (a mayor vulnerabilidad mayor protección), precaución y
desarrollo sostenible. Al principialismo se sumó la Conferencia General de la UNESCO13
que aprobó en 2005, la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos. En
dicha declaración se definieron 15 principios de la Bioética contenidos en los artículos 3 al
17, que incluyen principios como Dignidad humana y Derechos humanos; Beneficios y no
efectos nocivos; Autonomía y Responsabilidad individual; Consentimiento; Protección para
personas carentes de la capacidad de dar su consentimiento; Respeto de la vulnerabilidad
humana e Integridad personal; Privacidad y Confidencialidad; Igualdad, Justicia y Equidad;
No discriminación y No estigmatización; Respeto de la diversidad cultural y del pluralismo;
Solidaridad y Cooperación; Responsabilidad social; Aprovechamiento compartido de los
beneficios; Protección de las generaciones futuras y Protección del medio ambiente, la
biosfera y la biodiversidad.

6 CARACTERÍSTICAS DE LA ESPECIE HUMANA EVOLUCIÓN, PENSAMIENTO. EL


HOMBRE

A lo largo de la historia, la evolución del ser humano ha ido cambiando y dentro de


estos cambios se produce un aumento en la capacidad de relación con sus semejantes,
haciéndolo de un modo más consciente con el conjunto de la vida y se va sintiendo inmerso
en la matriz natural; del mismo modo, el hombre, lamentablemente, aumenta su capacidad
de matar, y no sólo mata para comer, sobrevivir o competir a nivel instintivo. Pero también
aumenta la capacidad de soporte y ayuda mutua, lo que implica que en lugar de eliminar a

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


9
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

la persona débil o discapacitada, se le cuida ya que queda reconocida que tiene la misma
dignidad que cualquier otro miembro de la especie humana. A su vez, la concepción del ser
humano va variando a través de la historia y con ello van sufriendo cambios las atribuciones
a su dignidad, encontrando que en tiempos de la ilustración se consideraban dignos los
seres humanos blancos y cristianos; en el s. XIX a los burgueses y propietarios, llegando al
s. XX donde recae sobre el varón por delante de mujeres, niños y ancianos.

6.1 CONSIDERACIONES ANTR OPOLÓGICAS Y BIOÉTIC A

Tal y como explica Juan Masiá Clavel, para tratar las cuestiones de ética de la vida
es necesario reflexionar sobre el pensar humano. Y para pensar lo humano es
imprescindible tener en cuenta la relación inseparable entre pensar lo humano y pensar la
vida. La especie humana, debido a la complejidad de su cerebro, tiene como característica,
el poder plantearse de manera consciente, determinadas preguntas o cuestiones: ¿qué es
la vida?, ¿qué es lo que nos humaniza?, además disponemos de la posibilidad de poder
orientar nuestra acción humana, bien para construir o para destruir, planteándose la
pregunta ¿por cuál optaremos? 26 Todo ello nos conduce a vivir la vida de manera 27 Con
esta triple característica de la especie humana, se hace inexcusable el planteamiento ético,
debiendo decir que “somos animales necesitados de ética” y no que “somos animales
éticos”. “Nos hacemos cargo de la realidad” (Zubiri) y tenemos que “cargar con ella”
(Ellacuría), conscientes de que, si no lo hacemos bien, corremos el peligro de “cargárnosla”.
De ahí la necesidad de una búsqueda común e intercultural de una ética, tarea inacabada.
Y continuando con las palabras de J. Masiá (2006): es importante repasar estas
consideraciones antropológicas previamente a entrar en el debate ético, ya que debemos
fijarnos en dos aspectos del cerebro humano muy inexplicables, característicos de los
humanos y que generan numerosos problemas: la capacidad que tenemos de elegir (¿qué
elegimos?) y, la capacidad de interpretar (¿cómo interpretamos?), encontrándonos con
frecuencia, indecisos ante una variedad de posibilidades y desconcertados ante una
diversidad de interpretaciones. Desde el caos y el conflicto, nos ponemos a pensar y a
dialogar para aclararnos y convivir. Los seres vivos tienen, a la pervivencia de la corriente
de la vida y a la satisfacción de sus necesidades vitales, como orientaciones fundamentales,
pero en el caso de la especie humana, con un complejo y desarrollado cerebro, muestran
unos comportamientos que parecen ir contra corriente o estar en contradicción con esas
dos orientaciones vitales mencionadas, como por ejemplo la capacidad humana para
desordenarse en la toma de alimentos y bebida, o al contrario, su capacidad para ayunar
motivadamente, pareciendo que dichos comportamientos humanos van en contra de lo que
normalmente exige el instinto de alimentarse para vivir, tal y como queda de manifiesto en
otras especies animales. Otro ejemplo sería la sexualidad en los seres humanos, ya que
tienen la capacidad de humanizarse o deshumanizarse mutuamente ante dicha sexualidad,
permitiendo que, o bien la pareja crezca mediante su relación afectiva, corporal y sexual, o
bien que pueda destruirse mutuamente con ella mediante maneras descaminadas de vivir
esa relación. Situándose lo característico del ser humano no en estar por encima de otras
especies, sino en la doble posibilidad de situarse en un plano superior o en otro inferior, por
lo que la especie humana está abierta a la posibilidad de 28 hacerlo mejor o peor, con más

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


10
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

ternura benevolente o con más posesividad egoísta, dicha relación. Del mismo modo ocurre
cuando se habla de compartir o de la guerra, en sentido estricto, ya que estas
características, también se dan de manera particular en la especie humana, pues el resto
de especies vivas, cuando comparten el alimento o se pelean por él no están haciendo la
guerra o siendo crueles. Por tanto, tiene sentido preguntarse acerca del arraigo de estas
características en la capacidad cerebral para elegir e interpretar. ¿Será el ser humano el
animal capaz de optar irracionalmente por la guerra y de racionalizar su justificación? Estas
preguntas pueden ser la base para confrontar los problemas y dilemas éticos, desde la
necesidad de elegir e interpretar bien.

CINCO VERBOS EMBLEMÁTICOS, que pueden resumir las actitudes básicas de la


ética:

‐ ADMIRAR: cada nuevo resultado de la ciencia y compartir con ella la satisfacción


de sus logros, ya que la realidad siempre nos sorprende e invita a estar receptivos para
escucharla y aprender de ella.

‐ AGRADECER: porque cada nuevo paso ayuda a conocer mejor la realidad y poder
manejarla, aprovechando los descubrimientos científicos sobre la vida para beneficio de los
vivientes.

‐ MEJORAR: apoyar la investigación para promover la vida en general y con ello


mejorar la vida humana.

‐ CURAR: mediante el aprovechamiento de las posibilidades terapéuticas en


beneficio de las personas que viven ahora y de las generaciones futuras.

‐ PROTEGER: mantener una regulación responsable sobre los descubrimientos


científicos para evitar desviaciones en su uso que puedan amenazar la dignidad de la
persona, el bien común de la sociedad o la armonía de la vida.

7 ¿PARA QUÉ SIRVE LA BIOÉTICA?

La Bioética se interesa por todos los aspectos de la vida. Cada día se fortalece y los
académicos impulsan con vigor la necesidad de preparar a los ciudadanos, al hombre de la
calle para enfrentar temas bioéticos universales que nos incumben a todos: a la comunidad
científica, a las familias en su vida privada, a los profesionales de la salud y a los políticos,
así: • En los laboratorios científicos: genética o “estudio de la herencia y la variación en los
seres vivos, eugenesia o mejoramiento científico de la especie humana con prevalencia de
las mejores razas y la desaparición de las menos dotadas; genoma humano o “conjunto
global de la información genética contenida en las moléculas de ácidos nucleicos de un ser
vivo; clonación o duplicación de los seres humanos o animales como resultado no del
derecho a ser procreado mediante el acto sexual y a tener padre y madre, sino como
producto de la manipulación científica. • En los hogares con la procreación: regulación natal,
anticonceptivos, fecundación artificial, interrupción del embarazo. ¿Tienen las mujeres

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


11
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

derecho a interrumpir embarazos no deseados? ¿Tiene el Estado el derecho a ingresar a


las alcobas de las personas a prohibir, permitir o castigar conductas relacionadas con su
sexualidad o su moral?

• En los centros hospitalarios con la vida: cuidados intensivos y paliativos, eutanasia


poner fin a la vida de una persona para evitarle sufrimientos o por considerar que su vida
carece de la calidad mínima para que valga la pena vivirla; distanasia o prolongación
innecesaria de la vida, derecho a morir dignamente y en general los derechos del paciente.

• En los centros de poder de los gobiernos con la protección del planeta y el ambiente:
calentamiento global, conservación del aire, bosques, agua, fuentes de energía, crisis
alimentaria y en general los derechos humanos. ¿Cuáles serán las políticas públicas para
mejorar las condiciones en un planeta en el que “antes del siglo XX ninguna persona vivía
lo suficiente para ver duplicada la población mundial, pero hoy hay quienes la han visto
triplicarse”16? Los problemas asociados con la superpoblación son evidentes: pobreza,
suministro de alimentación y servicios públicos, salud pública, deforestación y cambio
climático, entre otros. “Según cálculos de la División de población de naciones Unidas
(ONU), para finales de 2011 seremos 7000 millones”17. Con justificada razón, muchas
personas temen que las predicciones de Malthus lleguen a concretarse y que el planeta sea
incapaz de alimentar a 9000 millones de personas. Lester Brown, director de Earth Policy
Institute en Washington, considera que la escasez de alimentos podría precipitar el colapso
de la civilización global. Brown argumenta que estamos erosionando el suelo y agotando
los acuíferos con mayor celeridad de lo que pueden recuperarse. En breve, esta
combinación de factores restringirá la producción alimentaria. Sin embargo, hay quienes
piensan que el control de la población es importante, pero es más importante que los miles
de millones de personas que viven en la miseria sean atendidos. Es necesario atacar con
efectividad la pobreza en un mundo con extremos en los cuales personas sobreviven con
menos de un dólar al día mientras según Semana19 el ranking de Forbes, de los hombres
más ricos del mundo, muestra a Slim con 74.000 millones de dólares, Gates con 56.000 y
Buffet con 50.000. No hay que olvidar que en “el Cuerno de África la vida de 11’000.000 de
personas está en peligro por el hambre. Somalia es el país más afectado: vive la peor sequía
de los últimos 60 años, que se agrava por el conflicto armado. 29.000 menores de 5 años
han muerto de hambre en los últimos tres meses”20. Frente a este panorama que despierta
tan poco entusiasmo hay que decir que la Bioética sirve para que a partir de principios no
negociables, como es la naturaleza de los principios, tengamos una mejor sociedad, un
mundo más deseable en condiciones que dignifiquen al hombre en términos de trabajo bien
remunerado, salud y vivienda para todos, libertad, auténtica democracia y vigencia
permanente del imperio de la ley. La Bioética, a partir de sus principios, debe “establecer un
diálogo interdisciplinario para formular, articular y resolver los dilemas que plantea la
investigación y la intervención sobre la vida, la salud y el medio ambiente”21 que contribuya
a una cultura de respeto por la vida en la práctica cotidiana, en hacer que a partir de la ética
la vida tenga sentido y valga la pena ser vivida; a respetar la diferencia, con una convicción
profunda: no 19 Billonarios. Por medio de la cual se crea el Consejo Nacional de Bioética y
se dictan otras disposiciones. Diario Oficial de la República de Colombia, Bogotá: 8 de enero

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


12
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

de 2010. art. 2. hay valores ni verdades absolutas, universales, categóricas, porque


sencillamente no existe una única forma de actuar y todos tenemos derecho a la diferencia
y a ser respetados sin que pensar y actuar diferente sea motivo de discriminación. La ley en
Colombia ha planteado unos principios22 que el Consejo Nacional de Bioética tiene como
orientación: • La prevalencia, indivisibilidad y la inviolabilidad de los derechos humanos y de
las garantías fundamentales, según lo contemplado en la Constitución Política y en los
acuerdos internacionales firmados por el país.

• La valoración de la dignidad de la persona humana y el respeto por el pluralismo


étnico, religioso, de género y cultural.

• La búsqueda de la erradicación de la pobreza y de la marginación así como la


reducción de las desigualdades sociales y regionales.

• La promoción del bien general, sin perjuicios de origen, raza, sexo, género, color,
credo y edad.

• La atención del derecho a un medioambiente equilibrado. El carácter no confesional


del Estado colombiano. Más principios que invitan a tener un interés especial por los demás
y sus experiencias; a olvidar los prejuicios; a fomentar la confianza entre iguales, a hacer
efectivo el derecho a la participación abierta; a respetar a los demás, a verlos con
consideración, respeto y ser “responsables de desarrollar una relación en la que
auténticamente respetemos a los otros. La Bioética nos debe llevar al convencimiento de
que la ciencia y la tecnología tienen que ser medios para el bienestar humano y no
instrumentos de dominación y control, en función de la riqueza ilimitada de unos pocos. El
ser humano está en el centro de las preocupaciones de la Bioética porque “cuanto más nos
interesemos por las personas, tanto más nos sentiremos interesados por la vida en general.
La Bioética fortalece la tolerancia activa con quienes piensan y actúan diferente, sin importar
su identidad o condición de sexo o de género y nos invita a evidenciar siempre las
semejanzas y no las diferencias, a fortalecer lo que nos une y no lo que nos separa, a
asegurar los derechos de las personas y muy especialmente a cuidar de nosotros mismos.
“La Bioética sirve para cuidarnos y cuidar a los otros, o mejor dicho cuidarnos entre todos,
parecería que puede ser un argumento orientador para construir una sociedad mejor, una
sociedad que valga la pena vivirla. Si la Ética es la estética de la vida, la Bioética es la ética
de la existencia, de la vida en movimiento, del impulso vital de la acción y sobre todo de la
comprensión del sentido de nuestras vidas a la luz de nuestros principios y valores. La
Bioética contribuye al conocimiento de la especie de su entorno y una visión crítica frente a
los peligros que la acechan. Para tener a una población suficientemente informada y
participante en debates vitales de asuntos como el aborto, la eutanasia, el deterioro del
ambiente, la preservación de la flora y la fauna, la salud, las consecuencias negativas de
los adelantos de la ciencia y la tecnología. Y contribuirá a que las decisiones en relación
con lo que está en la agenda pública no sea decidido en la penumbra de los conciliábulos
de los políticos sin conciencia (¿Decir hoy político sin conciencia es redundante?) o en las
salas de juntas de quienes protegidos por el gran capital olvidan la ética en favor del poder
económico.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


13
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

8 LA BIOÉTICA ES UNA DISCIPLINA NUEVA

Ha existido desde siempre una ética médica elaborada por la propia profesión, que
es tan antigua como la medicina racional.

Sin embargo, la bioética actual forma parte de una corriente internacional que se ha
iniciado en las últimas décadas. Sus primeras manifestaciones aparecieron en Estados
Unidos a principios de los años setenta. Se ha extendido posteriormente por casi todos los
países. Ha reclutado una gran variedad de profesionales, instituciones y agentes sociales.
Ha promovido el debate público sobre una gran cantidad de temas. Y se ha convertido en
foco de atención para la opinión pública y los medios de comunicación.

A pesar de su corta vida, la bioética ha logrado un éxito extraordinario. Ha servido


para fundamentar desde un punto de vista ético la investigación con seres humanos. Ha
contribuido a transformar el modelo paternalista de relación con los pacientes, y ha
cambiado significativamente la forma de tomar decisiones médicas. Además, el campo de
reflexión bioética ha ido extendiéndose. Ha llegado a abarcar todo tipo de problemas
relacionados con la vida; así como los problemas que suscitan las organizaciones sanitarias,
generando nuevos debates sobre justicia y distribución de recursos. Y también se ha
extendido al ambiente y a las generaciones futuras, haciendo que se hable de una Bioética
ambiental o global.

El éxito y el interés que ha suscitado la bioética resultan aún mas sorprendentes


cuando se tiene en cuenta que no se trata de un movimiento propiamente político ni
religioso, y menos aún económico.

Pero el mismo éxito de la bioética ha contribuido a generar cierta confusión. Proliferan


las conferencias, los cursos y los textos de bioética. Proliferan los conferenciantes que
hablan en nombre de la bioética. El problema es que también proliferan interpretaciones
muy distintas acerca de lo que es y lo que puede aportar esta disciplina.

Así pues conviene aclarar lo que hoy en día podemos entender por bioética. Porque
hay otros campos más antiguos, aunque muy legítimos, que tienen y deben seguir teniendo,
nombres diferentes. Tal es el caso de la deontología profesional, el derecho sanitario o la
teología moral. Además, no conviene identificar la bioética con ideologías políticas o con la
apología confesional. Y aunque es deseable que todas las tendencias se expresen
públicamente, ningún activismo social o religioso debe pretender ser el genuino
representante de la bioética.

9 CARACTERÍSTICAS DE LA BIOÉTICA LIBERAL

La bioética surgió inicialmente en el ambiente cultural liberal que predomina en


Estados Unidos. Posteriormente otros bioeticistas, trabajado en ámbitos culturales distintos,
han ido incorporando sus propias características. Hasta el punto que puede hablarse de una
bioética más puramente liberal, que coexiste con otras bioéticas de inspiración más
teológica, filosófica o materialista histórica.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


14
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

La bioética liberal, no obstante, es la que se cultiva mayoritariamente en los países


de habla inglesa, y también es la que está más presente en la literatura científica que se
publica internacionalmente. Esta bioética presenta ciertas características específicas que
permiten distinguirla de otras disciplinas más tradicionales. La bioética liberal se caracteriza
por ser:

1. Aplicada a los problemas: No es una actividad meramente especulativa sobre el


bien y el mal, o sobre lo correcto en sí mismo. Intenta siempre aplicarse a elucidar y resolver
los problemas reales y concretos.

2. Intermediadora: Así, la bioética no es un empeño denunciador ni defensor de


ninguna de las partes en conflicto. No puede estar sistemáticamente a favor ni en contra de
la medicina, de los médicos, de los pacientes, o de terceras partes. De este modo, intenta
resolver los conflictos maximizando la realización de los valores en conflicto, sin estar
predispuesta a favor de unos ni de otros.

3. Procedimental: La bioética no busca respuestas últimas y definitivas sobre


cuestiones morales sustantivas. Y no suele pronunciarse categóricamente sobre los
grandes interrogantes de la vida. Prefiere, por el contrario, encontrar los mejores
procedimientos de toma de decisiones. Insiste más en estipular quién debe tomar la decisión
que en saber cuál es la decisión correcta desde un punto de vista impersonal. Intenta
elaborar protocolos que establezcan los pasos a seguir para tomar una decisión, más que
en predeterminar cuál es la decisión correcta. Y, en general, recomienda la intervención de
comités plurales y abiertos.

4. Civil o laica: Sus criterios y sus propuestas no dependen exclusivamente de


creencias ni confesiones religiosas particulares. La bioética incorpora a todos los que
quieran cultivarla, con independencia de su fe religiosa. Aunque, por supuesto, no rechaza
ni es incompatible con las religiones. De hecho, muchos de sus cultivadores proceden de
una u otra Iglesia, y extraen de ella sus aportaciones. Pero esos mismos cultivadores
entienden que la bioética no puede ser un instrumento para implantar exclusivamente sus
valores religiosos particulares.

5. Pluralista: Reconoce la pluralidad de valores existente de nuestras sociedades


actuales, no sólo como un derecho a respetar, sino como un valor a preservar y como una
riqueza a explotar. De este modo, asume la libertad de conciencia y practica la tolerancia.

6. Racional y filosófica: La bioética actual es una disciplina argumentativa y


discursiva. En ella no son aceptables las posiciones cerradas al debate y al diálogo.
Tampoco son válidas las intuiciones ciegas. Se practica así una deliberación en la que es
necesario explicitar los valores en conflicto; teniendo en cuenta tanto los principios como las
circunstancias y las consecuencias.

10 ACTITUDES CONTRARIAS A LA BIOÉTICA

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


15
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Puede señalarse un conjunto de rasgos o actitudes que son contrarios al espíritu de


la bioética actual. Entre esas actitudes hay tres que podríamos calificar como “los tres
enemigos de la bioética”:

1. Simplismo: es la tendencia a ofrecer recetas simples y sin matices, o valores


rígidamente preestablecidos o fórmulas hechas que pretenden resolver los problemas de
una vez por todas. Este simplismo es contrario a la riqueza de la vida moral.

2. Absolutismo: que deduce todos los juicios de unos pocos de mandamientos o


prohibiciones sin tener en cuenta las circunstancias ni admitir excepciones. Este
absolutismo moral conduce al dogmatismo, al fanatismo y a los enfrentamientos sin
solución.

3. Relativismo: que piensa que todos los juicios morales pueden variar radicalmente,
porque dependen exclusivamente de la cultura o la persona que los emite. Así se hace
imposible el diálogo, la crítica y el progreso moral. Puesto que el debate ético no puede
consistir en

una serie de afirmaciones subjetivas sin otro fundamento que los gustos o las
opiniones individuales caprichosas. Y la deliberación moral nunca podrá renunciar a
encontrar la mejor opción posible, desde un punto de vista intersubjetivo y fundamentado.

Así pues, de acuerdo con todo lo anterior, podemos afirmar que la bioética actual:

• No se reduce al derecho sanitario ni a la deontología médica tradicional.

• No es una ética confesional que sirva sólo para defender valores religiosos
preestablecidos.

• No ofrece recetas simplistas, valores rígidamente preestablecidos o fórmulas


hechas que indiquen claramente lo que está bien y lo que está mal.

• No es un conjunto de mandamientos o prohibiciones absolutos

• No consiste en afirmaciones subjetivas y relativas

De esta manera, quienes se dedican a la bioética tienen que pensar que las
decisiones más éticas son las que intentan tomar en consideración todos los múltiples
factores que intervienen en cada caso concreto, teniendo en cuenta los múltiples valores,
principios y consecuencias que pueden estar implicados.

11 PECULIARIDADES DE LA BIOÉTICA EN LOS PAÍSES LATINOS

Se ha debatido a menudo si la bioética es un producto exclusivamente


norteamericano y si puede hablarse también de una bioética más propia de los países
latinos.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


16
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Es cierto que la bioética nació en Estados Unidos. Pero también es cierto que los
problemas y los cambios que provocaron su nacimiento están presentes también en todas
las sociedades desarrolladas. Tal vez la única diferencia importante sea la mayor
implantación que tienen los sistemas públicos de salud fuera de Norteamérica. Esta
diferencia introduce, naturalmente, problemas y temas de discusión diferentes, relacionados
con la justicia y el racionamiento sanitario.

De hecho la bioética se encuentra bien implantada en muchos países, poseyendo


instituciones y cultivadores propios.

Son dignas de mención, sin embargo, algunas peculiaridades culturales latinas, que
pueden reconducir la bioética que se hace en estos países.

11.1 PREDOMINIO DEL RACIONALISMO SOBRE EMPIRI SMO

Desde el comienzo de la Edad Moderna, en toda la Europa Continental, han


predominado los sistemas filosóficos racionalistas e idealistas. Mientras que en los países
de habla inglesa

ha predominado el empirismo y el pragmatismo.

En el ámbito jurídico, a la influencia del racionalismo se añade una mayor tradición


de iusnaturalismo y una menor importancia de la jurisprudencia. Por ello existe en Europa
la tendencia a la codificación universal, junto con un deductivismo jurídico que presupone
que todos los conflictos pueden y deben estar regulados previamente, dejando menos
espacio al juicio discrecional.

En el ámbito de la moral, el pensamiento europeo continental tiende a considerar


insuficiente una ética meramente casuista y procedimental. Y no está tan preocupado por
determinar quién decide sino qué es lo que se decide. De ahí provienen algunas críticas
que se suelen hacer a la bioética norteamericana, por su procedimentalismo y casuismo. Y
los intentos de encontrar una fundamentación más sólida.

11.2 IMPORTANCIA DE LA VIRTUD FRENTE A LOS DERECHOS

Las éticas centradas en la virtud predominaron hasta que surgió durante el


Renacimiento y la Ilustración una nueva tradición moral centrada en los conceptos de
derecho y deber.

Sin embargo, en los pueblos mediterráneos ha persistido más la antigua moralidad


centrada en la virtud y el vicio. Esto se puede apreciar en la importancia que se da a las
cualidades del carácter, entre ellas: el honor y la fama, la nobleza y la valentía, ser sincero
y digno de confianza, tener disposición para la amistad y para ayudar a los amigos.

El ciudadano mediterráneo espera mucho de sus amigos y de su familia. Y busca en


ellos los rasgos del carácter que predisponen a la ayuda y al favor.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


17
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Esta actitud da más protagonismo a la familia y al médico. Y ocasiona diferencias en


la forma de entender el consentimiento informado y la relación médico-enfermo. Puesto que
tanto médicos como familiares están más predispuestos a proteger y consejar al enfermo.
Además, el paciente tiende a confiar en las virtudes del médico y valora ante todo que sea
digno de confianza, capaz para la compasión y la amistad. Y estima que la información a
recibir es accesoria. Opina que si puede confiar en el médico la información es innecesaria;
y que si no puede confiar en el médico la información es inútil. También piensa que es poco
lo que puede lograrse reclamando sus derechos. Tal vez por ello se producen menos
denuncias a los médicos. No existe tanta medicina defensiva. Y las denuncias, cuando
existen, tienen que ver sobre todo con malos tratos humanos y una mala relación médico-
enfermo.

11.3 ESTOICISMO FRENTE A UTILITARISMO:

El estoicismo ha dejado una huella profunda en los países mediterráneos. Y más aún
en España y los países hispánicos.

La filosofía estoica impregnó el derecho romano y la teología moral cristiana.


Resurgió con fuerza en el siglo XV, mezclada con el ascetismo cristiano. E inspiró en
España grandes obras literarias y místicas. El estoicismo español introdujo el tema de la
meditación sobre la muerte y la vanidad de las empresas mundanas.

Esta influencia puede detectarse en cuatro actitudes culturales. En primer lugar, el


desprecio hacia los bienes materiales que considera la frugalidad como la máxima virtud.
En segundo lugar, la idea de que la felicidad debe buscarse en los estados de ánimo y en
las relaciones con las demás personas. En tercer lugar, una peculiar actitud antiutilitarista,
que puede llegar a desinteresarse de las soluciones prácticas. En los países latinos es
frecuente todavía hoy pensar que el utilitarismo y el pragmatismo son lo más opuesto a la
ética. En cuarto lugar recordemos que para el sabio estoico que procuraba ajustarse a la
Naturaleza sin diferenciarse de ella, no había nada privado. Tal vez esto haya contribuido a
dar menos importancia a la intimidad y a tener una sensibilidad más igualitaria.

También puede relacionarse con la herencia estoica la tendencia a igualar la ética


con la ley natural que obliga a todos. Se comprende así la existencia del patrón de Códigos
deontológicos obligatorios vigente en la Europa del Sur.

11.4 ESTATISMO POLÍTICO F RENTE A INICIATIVA CIUDADANA

La tradición política grecorromana es centralizadora y basada en el Estado. Tiende a


conceder escasa importancia a la dinámica social espontánea y a la iniciativa ciudadana.

Esta tradición es notable en los países hispánicos que han tenido una gran tradición
de absolutismo político; junto con una menor tradición democrática y de libertades
ciudadanas.

Los países hispánicos colocan tal vez demasiadas esperanzas en los gobernantes.
Y confían en el advenimiento de líderes políticos salvadores.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


18
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Así, contrariamente a lo sucedido en Norteamérica, los derechos de los pacientes


han sido promovidos casi exclusivamente desde el Estado, que los implantó por medio de
leyes y reglamentos. Sin que hubieran sido reclamados previamente por la ciudadanía.

Esta mentalidad estatista, sin embargo, no debe ser utilizada como excusa para
marginar a los individuos. Obliga a fomentar aún más la participación ciudadana y a
promover con más empeño los derechos y las opciones de los individuos.

11.5 MAYOR SENSIBILIDAD A LA JUSTICIA QUE A LA AUTONOMÍA

Durante los tres últimos siglos la tradición política liberal y autonomista ha tenido
menos fuerza en Europa continental y ha sido particularmente débil en España. En Europa
el interés por la justicia social ha solido ser más fuerte que la preocupación por la libertad
individual.

Tal vez por ello los Estados europeos toman a su cargo lo que otros países dejan a
la iniciativa privada. Y los sistemas de asistencia sanitaria son mayoritariamente financiados
o gestionados por el estado.

En estos sistemas de asistencia colectivizada los problemas de justicia pasan a


primer plano. Teniendo en cuenta que cualquier decisión en un sistema sanitario público
puede afectar a todo el conjunto.

Además, cuando todas las prestaciones sanitarias son gratuitas, la aspiración de los
usuarios es obtener las máximas prestaciones posibles. Así, en España la inquietud más
frecuente no es renunciar a tratamientos sino asegurar su aplicación.

12 MOTIVOS DEL DESARROLLO DE LA BIOÉTICA

Ahora bien, ¿por qué ha surgido precisamente en las últimas décadas la necesidad
de abrir un nuevo espacio público de deliberación interdisciplinar, como es la bioética? ¿No
eran suficientes las tradiciones y las autoridades morales tradicionales? ¿No eran buenos
los antiguos códigos deontológicos? ¿No bastaba con poner al día las leyes?

La respuesta a este interrogante es múltiple. Porque hubo factores desencadenantes


circunstanciales junto a otros mucho más profundos.

Entre los factores circunstanciales podemos mencionar la atención de los medios de


comunicación a los nuevos dilemas de la tecnología y a ciertos escándalos científicos en la
investigación con seres humanos. También contribuyó a popularizar la bioética el sistema
legal norteamericano que concede gran importancia jurisprudencial a las decisiones de los
altos tribunales. Así se hicieron famosas algunas sentencias, como la que permitió en 1976
retirar el respirador a Karen Ann Quinlan que se encontraba en estado vegetativo.

No obstante, para explicar el desarrollo de la bioética hay que señalar factores más
profundos, relacionados con los grandes cambios ocurridos durante las últimas décadas.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


19
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Estos cambios han creado situaciones nuevas que aún no sabemos cómo resolver
bien.

12.1 CAMBIOS EN LA CIENCI A Y ESPECIALMENTE EN LA BIOLOGÍA

Antes de la segunda guerra mundial la ciencia se consideraba neutral desde el punto


de vista moral. Pero las primeras bombas atómicas hicieron ver que la ciencia puede tener
consecuencias devastadoras. La biología molecular y la ingeniería genética presentaban

riesgos especiales. Y la ecología insistía en señalar los peligros asociados a las


alteraciones al medio ambiente.

En los años setenta cundió el recelo ante la técnica y el temor al futuro. Y se vio la
necesidad de ejercer un control sobre la ciencia. La responsabilidad tenía que ser de todos,
y no solamente de los científicos. Había que poner en marcha procesos de deliberación
pública.

12.2 CAMBIOS EN LA MEDICINA

Los nuevos tratamientos y las técnicas de soporte vital han cambiado drásticamente
el patrón de las enfermedades y la forma de morir. Han aparecido problemas nuevos en
relación con el nacimiento, la muerte y las situaciones críticas.

Ha cambiado la medicina misma, apareciendo o intensificándose los problemas de la


especialización, el institucionalismo la despersonalización y la deshumanización.

Los costes de la asistencia sanitaria comienzan a ser inasumibles, y plantean nuevos


problemas de justicia en la distribución de recursos.

Todas estas situaciones nuevas plantean problemas éticos muy complejos. Y frente
a ellos la antigua deontología profesional o la simple buena conciencia del médico resultan
insuficientes.

12.3 CAMBIOS POLÍTICOS

En la segunda mitad del siglo XX han proliferado los movimientos de liberación de la


opresión: los derechos civiles de los afroamericanos, la liberación de la mujer, la teología
de la liberación de los pobres, los derechos de los animales, de los consumidores y,
naturalmente, también de los enfermos.

Como consecuencia de estos cambios está desapareciendo el paternalismo en todas


las relaciones humanas. Y se ha producido la emancipación de los pacientes, que reclaman
sus derechos a la información y la participación en la toma de decisiones.

12.4 CAMBIOS CULTURALES

Nos hallamos en una etapa cultural post-industrial, que algunos autores han
denominado postmoderna o sociedad del riesgo. En esta etapa se han producido grandes
cambios que afectan a la sensibilidad moral general.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


20
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

Ha perdido fuerza la moral del deber que se instauró durante la Edad Moderna y
hemos entrado en una etapa que entroniza los derechos de los individuos; exalta los deseos
individuales y la libertad de elección; y enaltece una felicidad intimista y material.

Sólo se aceptan los consejos higiénicos y psicológicos que apelan a la


responsabilidad del sujeto. El principio de responsabilidad se presenta ahora como la nueva
columna vertebral de la ética. Pero esta ética no suele ser entendida como la renuncia a
uno mismo, sino como la conveniencia de conciliar y maximizar todos los diferentes valores
e intereses de los individuos.

Se ha hecho necesaria entonces una disciplina de reflexión pública, como es la


bioética, que reconozca esta sensibilidad moral y sea capaz de gestionarla.

Vemos pues que la Bioética actual es un movimiento característico de nuestra época,


que sólo puede entenderse como resultado de toda la historia reciente.

13 LA BIOÉTICA COMO EXPRESIÓN DE LAS REVOLUCIONES LIBERALES


MODERNAS

Desde finales del siglo XVII se han estado produciendo una serie de revoluciones
liberales.

En los tiempos históricos anteriores a las revoluciones liberales, el origen y el arbitraje


de la ética no estaban en los individuos ni en las sociedades civiles. Las normas y los valores
eran definidos e interpretados por las religiones y las instituciones socialmente privilegiadas.
De esta forma las autoridades morales ejercían un control paternalista sobre los individuos.

Pero en los siglos XVII y XVIII se desencadenaron en Europa y América revoluciones


inspiradas en la nueva doctrina liberal.

Hubo una primera cadena de revoluciones que entronizaron la libertad del individuo
como principio supremo. Pero en las primeras democracias liberales la libertad se limitaba
a lo político, lo económico y lo religioso. No incluía lo cotidiano, ni las costumbres, ni las
decisiones sobre el propio cuerpo. Las decisiones de los individuos sobre la vida, la muerte,
la sexualidad y la reproducción siguieron estando gobernadas desde una ética impuesta,
por médicos, sacerdotes y jueces. Y se impusieron normas represivas y disciplinarias sobre
la vida privada.

Pero, algo después, el espíritu liberal generó una segunda cadena de revoluciones
individualistas. Esta segunda oleada revolucionaria comenzó a finales del siglo XIX en el
arte y el psicoanálisis; empezó a extenderse en la cultura de los años veinte y se hizo
predominante desde los años cincuenta. El neoliberalismo de las últimas décadas del siglo
XX vino a ser su expresión política.

Fue esta segunda oleada liberal la que extendió la libertad a lo cotidiano y a las
costumbres. El individuo comenzó a ser respetado en su singularidad, invitado a realizarse
personalmente y a disfrutar al máximo de la vida. La propaganda utilizó masivamente unas

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


21
UNIVERSIDAD NACIONAL JORGE BASADRE GROHMANN
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD
ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

estrategias de seducción no coercitiva que multiplican las elecciones e invitan a configurar


vidas individuales a la carta, sin otros criterios que el gusto, la opinión o la elección personal.

Desapareció el ciudadano social y dependiente, para dar lugar al individuo


autosuficiente, consciente de sus derechos, que elige y consiente tras ser informado.

Se comprende así la reacción popular frente al poder de los expertos en la gestión


del cuerpo. Esta reacción ha llegado a poner en cuestión la autoridad antiguamente
indiscutida de médicos, sacerdotes y gobernantes. Pretende abolir el paternalismo e
instaurar el autonomismo.

Podemos ahora entender la bioética que se ha hecho fuerte en los últimos años,
como una manifestación y un instrumento de esta segunda revolución liberal individualista.
Porque esta bioética fomenta la gestión del propio cuerpo, exige el consentimiento
informado y genera una nueva autonomía para los individuos.

“AÑO DEL DIÁLOGO Y RECONCILIACIÓN NACIONAL”


22