You are on page 1of 5

No todo puede ser reemplazado.

Por eso reutilizamos y reciclamos.


Somos conscientes de que los recursos que utilizamos podrían no estar
ahí para siempre, por eso diseñamos productos que utilizan menos
materiales. Hemos logrado formas innovadoras de reducir al mínimo
el impacto ambiental de nuestras materias primas a través del uso de
materiales reciclados, reciclables y sostenibles de origen vegetal.
Estamos tratando de reutilizar tanta agua como podamos cuando
fabricamos nuestros productos, y en los centros de datos que hacen
posible que esos productos y servicios funcionen.

Aprovechando al máximo nuestros


materiales.
Durante la última década, los diseñadores e ingenieros de Apple han sido pioneros en el
desarrollo de productos con menos materiales. Por ejemplo, la estructura unibody del
iPad, la MacBook, la MacBook Pro y la MacBook Air ha permitido que estos productos
sean más delgados y a la vez más resistentes. La Mac Pro actual utiliza un 74% menos
de aluminio y acero que el modelo anterior. La última iMac de 21.5 pulgadas está hecha
con un 68% menos de material que la primera iMac, y la nueva MacBook utiliza un
32% menos de aluminio que la MacBook Air de primera generación.

Material reciclado usado en la base de aluminio de la iMac.

Hasta un

Hasta un 40% menos de volumen y un 31% más liviana que el modelo anterior.

Material que ahorra la MacBook (en peso) en comparación con la MacBook Air original.

Material de base biológica en el mecanismo de mariposa del teclado de la MacBook.

Material que ahorra el iPad Air 2 (en peso) en comparación con el primer iPad.

Plástico reciclado en las bocinas del iPad Air 2, después de su uso.


Aluminio y acero que ahorra la Mac Pro en comparación con el modelo anterior.

Plástico reciclado en las bocinas de la Mac Pro, después de su uso.




Nos esforzamos constantemente por diseñar productos


que sean delgados y livianos: no sólo para que sean
elegantes y portátiles, sino para que requieran menos
materiales.

Kate BergeronVicepresidenta de Ingeniería de Hardware de Appleen nuestro estudio de


diseño de productos en Cupertino, California.

Diseñados para durar.


Los productos más pequeños y livianos son mejores para el medio ambiente, pero a
veces el problema es que el propio medio ambiente no sabe qué hacer con ellos. Por eso
diseñamos todos nuestros productos, desde la pantalla más grande hasta el cable más
pequeño, para sean resistentes y duraderos. Y para asegurarnos de que así sea, los
probamos en nuestro laboratorio de evaluación de confiabilidad.

Las baterías de las notebooks Mac están diseñadas para durar más de 1000 cargas.
No tienes que comprar un nuevo producto Apple para tener uno que parezca nuevo.
Ahora es más fácil actualizar apps, softwares y sistemas operativos (OS X Yosemite
funciona en las Mac fabricadas desde 2007), lo que te brindará una nueva experiencia
sin necesidad de comprar un nuevo dispositivo. Las baterías integradas en las notebooks
están diseñadas para durar hasta cinco años, lo que evita que tengas que comprar nuevas
baterías, produce menos residuos y extiende la vida útil de tu notebook.

Cuando le pasas un producto Apple a un amigo o familiar, también estás contribuyendo


a preservar los recursos. Lo que define un gran producto no es la cantidad que vende,
sino cuánto se utiliza.

La pantalla Multi-Touch se somete a pruebas de torsión y flexión para evaluar su solidez mecánica.

Se aplica presión en diferentes áreas de la pantalla táctil para comprobar la sensibilidad a la


presión.

Los cables Lightning a USB se tuercen continuamente para imitar el uso en la vida real.

El botón Encender/Apagar se presiona repetidamente para comprobar su resistencia.





Cuando se trata de procesar desechos electrónicos, todo
está en la atención a los detalles. Trabajamos duro para
encontrar empresas de reciclaje que compartan nuestra
visión.

Ken SparkmanDirector del Programa Global de Medio Ambiente de Appleen una instalación
de reciclaje en Francia.

Nuestro compromiso con el reciclaje.


Si los desechos electrónicos no se reciclan correctamente pueden representar un grave
problema para la salud y el medio ambiente. Para obtener ganancia rápida, los
recicladores inescrupulosos a veces vierten desechos electrónicos o utilizan técnicas
peligrosas que pueden filtrar sustancias tóxicas y dañar el medio ambiente. Por eso,
estamos comprometidos a ayudar a las personas a reciclar de forma responsable. Todas
las Apple Stores del mundo aceptan los productos Apple para reciclarlos
responsablemente. A través de nuestro programa de reutilización y reciclaje, los clientes
de diversos países pueden entregar sus dispositivos más antiguos a cambio de un crédito
para comprar un modelo nuevo. Hemos creado programas de reciclaje en el 99% de los
países donde vendemos nuestros productos, como por ejemplo, programas para envíos
gratis en las devoluciones de desechos electrónicos, y la organización de eventos de
recolección y programas de devolución con gobiernos y universidades. Desde 1994,
hemos evitado que más de 230 millones de kilogramos de equipos electrónicos vayan a
los vertederos.

0 %

Hemos creado programas de reciclaje en el 99% de los países donde vendemos nuestros
productos.

En 2010 nos propusimos alcanzar una tasa de recolección global de reciclaje del 70%
del peso total de los productos que vendimos durante los siete años anteriores. Desde
entonces, hemos alcanzado el 85% de forma consistente. En 2014 recolectamos 40,396
toneladas métricas de desechos electrónicos a través de nuestros programas de
devolución. Esta cifra representa más del 75% del peso total de los productos que
vendimos durante los siete años anteriores, y mucho más que lo que suelen informar
otras compañías de la industria.
Queríamos comprender mejor el impacto de estos programas en toda la cadena de
reciclaje, así que trabajamos con expertos en desechos electrónicos para calcular cómo
nuestros programas de reciclaje descomponen las materias primas: cuánto aluminio,
acero y otros materiales fueron recuperados para su reutilización en lugar de extraer más
material virgen. La cantidad restante de residuos se procesó y controló para minimizar
el impacto ambiental.

Los materiales como el aluminio, el acero, el cobre, el oro, la plata y el paladio deben
extraerse de la tierra. Este proceso requiere un uso extensivo del suelo y genera gases de
efecto invernadero y otras emisiones. Al reciclar esos materiales, podemos prevenir
significativamente su impacto. Recuperamos tanto acero en 2014 que podríamos
utilizarlo para construir más de 160 kilómetros de vías de ferrocarril. Además, estamos
invirtiendo continuamente en nuevas maneras de utilizar mejor esos materiales y
recuperar otros elementos raros.

Cantidad de material recuperado en 2014 en


toneladas métricas