You are on page 1of 2

Zubiri X. (1940) Sócrates: su actitud ante la sabiduría de su tiempo.

En Sócrates y
la sabiduría griega. (pp. 60-83) Madrid, España: Escorial.

Xavier Zubiri fue un filósofo español, discípulo de Ortega y Gasset y después de


Heidegger. Estudió en Madrid, Friburgo y Lovaina. Fue catedrático en Historia de la
filosofía en la Universidad de Madrid. Entre sus obras más destacadas están: Sobre la
Esencia (1963) donde expone su concepción metafísica de la realidad centrada en la idea
de sustantividad; y los tres tomos de Inteligencia Sentiente, Inteligencia y Realidad -
1980; Inteligencia y Logos - 1982, Inteligencia y Razón – 1983. La mayor originalidad
de su pensamiento fue la elaboración de una idea nueva de la realidad

El siguiente escrito se concentrará en el capítulo ya señalado por razones


únicamente académicas. El texto se podría seccionar en tres partes según su contenido. La
primera incluye un contexto histórico, es decir, Zubiri pone en la mesa histórica algunos
aspectos que pudieron provocar una figura del pensamiento como lo fue Sócrates. Emplea
conceptos como “retracción”, logos y actitud filosófica, y cómo fue factor la relación con
la corriente sofistica de su tiempo.. En la segunda parte, describe el giro provocado en la
filosofía occidental, el notorio influjo en las generaciones posteriores. Zubiri describe la
posible perspectiva de Sócrates antes las “ciencias” y, por último, nos ofrece una
conclusión.

En la primera parte, coloca en tres puntos la descripción del mundo en que Sócrates
vivió: la constitución del Estado-Cuidad, vinculada, por supuesto, a la vida pública; la
crisis de la sabiduría tradicional y el desarrollo de lo nuevos saberes (Zubiri, 1940)
Sócrates “comprendió que vivía en una hora en que lo mejor del hombre sólo podía
salvarse retirándose a su vida privada.” (Zubiri, 1940) lo definió como retracción. Explica
la de manera precisa y clara, la crisis de hombre en su época, y explica su causa. Zubiri
afirma: “Al disolver el ser en pura antilogía, la convertirlo todo en pura insustancialidad,
el hombre se ve abandonado a la deriva de la frivolidad. La mente pensante, cuando el
decir se independiza del pensar y éste deja de gravitar por entero sobre el centro de las
cosas, el logos queda suelto y libre” (Zubiri. 1940).
Los sofistas jugaron una parte muy importante en la crisis descrita, que, por
supuesto influyó a Sócrates, es decir, que dependerá, el contenido de su pensamiento.
Sócrates, como es descrito, en algunos diálogos de Platón, ridiculiza al sabio sofista.

La actitud apelativa de Sócrates hacia los filósofos de la naturaleza, de lo uno y lo


múltiple, es porque pensaba que era inocua para la vida cotidiana, y de ahí el cambió,
Sócrates interioriza la filosofía. Incluso se habla de una negación a la “ciencia” entiéndase
el concepto “ciencia griega” cuyo desarrollo apenas nace, a lo que se refiere a los saberes
nuevos. Zubiri describe la posible razón de porque habría de pensar así.

En conclusión, el texto es bastante completo y tiene un grado de comprensión un


poco difícil, sin embargo, es necesario tomarlo en cuenta si es que se quiere comprender
un poco más a este importante filósofo.

Antonio Vázquez Velázquez.