You are on page 1of 7

Resumen Capitulo 1

La volatilidad de la oferta y la demanda ha aumentado por varias razones. Los actos


terroristas Una interrución en el flujo de productos desde este país ocasionaría una severa escasez
de alimentos y otros productos. Las catástrofes naturales, como huracanes, inundaciones y
terremotos se han vuelto más problemáticas debido al alcance y la magnitud del comercio global;
por tanto, representan contratiempos potenciales graves para las cadenas de suministro globales.
Las que ocurrieron en Japón en 2011 interrumpieron o desestabilizaron las cadenas de suministro
de las empresas automotrices y tecnológicas de todo el mundo. Podrían citarse otros casos, pero
es suficiente decir que la cantidad y gravedad de los desafíos que plantean la oferta y la demanda
pueden acentuarse debido a las distancias implicadas, lo que exige estrategias de reducción de
riesgos. Con la competencia global por los mercados y las fuentes de oferta han surgido
también problemas a largo plazo. El aumento en la producción siderúrgica y automotriz en
China y en la tecnología informática en India ha ocasionado cambios significativos en la
industria de los componentes y los bienes terminados en Estados Unidos. Las cadenas de
suministro de las mejores empresas deben ser adaptables y flexibles a fin de encarar los
desafíos que supone la globalización de los mercados.

La reducción de los ciclos de vida del producto es una consecuencia de la capacidad de los bienes y
servicios para duplicarse con gran rapidez. Las empresas tecnológicas son las más vulnerables ante
la amenaza de que los suyos sean imitados y mejorados por medio de prácticas como la ingeniería
inversa. No obstante, casi todos los productos en nuestro entorno global y competitivo
enfrentan este problema. Desde la perspectiva de la cadena de suministro, los ciclos de
vida reducidos suponen un desafío para la administración de inventarios. Es muy probable
que haya una reducción rápida en la demanda de los productos que pueden duplicar-se y que, por
tanto, sea necesario aplicar nuevas políticas de fijación de precios, lo que acarrea grandes retos
para la administración eficaz del inventario. El riesgo de obsolescencia en ciertos sectores de la
economía a medida que se desarrollan nuevos productos es otro reto. También supone la
necesidad de desarrollar de manera continua nuevos productos o de reconfigurar los
antiguos. Ambos escenarios son un desafío para las cadenas de suministro. Las empresas
tecnológicas son particularmente vulnerables a la obsolescencia del producto.

La demografía de nuestra sociedad, con la proliferación de familias con doble ingreso y


monoparentales, ha convertido el tiempo en un factor vital para muchos hogares. Los
consumidores quieren y demandan respuestas más rápidas y ofertas más convenientes de acuerdo
con sus horarios. La semana de cinco días de servicio de 9 a.m. a 6 p.m. ya no es aceptable para
ellos. Con frecuencia se espera un servicio todos los días del año las 24 horas del día con
tiempos de espera mínimos. El antiguo adagio de “alertar al comprador” quizá debería cambiarse
por “alertar al vendedor” tajante. Digamos, si los establecimientos minoristas tienen que ofrecer
servicio 24 horas al día los siete días de la semana, la tendencia resultante de realizar pedidos
frecuentes en cantidades más pequeñas impone demandas mayores sobre sus cadenas de
suministro. Además, el apremio de los consumidores en relación con el precio ejerce presión sobre
estas cadenas para que operen con toda la eficiencia que sea posible. El poder del
consumidor ha ocasionado grandes cambios en el funcionamiento de las cadenas de suministro,
las cuales se han visto forzadas a mantener sus precios aun en los periodos inflacionarios. La
colaboración es la base para que las eficiencias contrarresten los costos elevados. Política y
regulación gubernamentales El quinto factor de cambio externo son los niveles de gobierno
(federal, estatal y local) que establecen y administran las políticas, las regulaciones y los impuestos
que afectan los negocios y sus cadenas de suministro. La desregulación de varios sectores
importantes de la economía registrada en las décadas de 1980 y 1990 es un buen ejemplo. Entre
los sectores desregulados se encuentran el transporte, las comunicaciones y las instituciones
financieras, que son los pilares de la infraestructura en la mayoría de las organizaciones .A finales
de la década de 1970 y principios de la de 1980 la industria del transporte en Estados Unidos
experimentó una desregulación a nivel federal en términos de controles económicos, como
las tarifas y las áreas de servicio.

El efecto neto fue que los servicios de transporte se compraban y vendían en un entorno
mucho más competitivo. Los resulta-dos con frecuencia eran los precios más bajos para los
usuarios y el servicio mejorado.

la administración de la cadena de suministro se puso de moda en la década de 1990 y continúa


siendo el punto de enfoque para hacer que las organizaciones sean más competitivas en el
mercado global. Puede considerarse como una tubería o un conducto por el que pasa un flujo
eficiente y efectivo de productos, materiales, servicios, información y fondos financieros desde los
proveedores del proveedor, a través de diversas organizaciones o empresas intermedias, hasta los
clientes del cliente (véase la figura 1.4), o como un sistema de redes conectadas entre los
proveedores originales y el consumidor final. La perspectiva de la empresa ampliada acerca de
la administración de la cadena de suministro re-presenta la extensión lógica del concepto de
logística, lo que brinda una oportunidad para ver el sistema total de empresas interrelacionadas a
efecto de lograr mayor eficiencia y efectividad. la cadena de suministro Las instalaciones de la red
(plantas, centros de distribución, terminales, entre otras) y los ser-vicios de transportación de
apoyo siempre se han considerado factores importantes. Sin embargo, un sistema de redes en un
entorno dinámico y global es crucial. Los rápidos cambios que pueden presentarse constituyen uno
de los desafíos. Las empresas y otras organizaciones necesitan un sistema de redes flexible y capaz
para responder y adaptarse a la dinámica del mercado ya sea a corto o largo plazos. Las empresas
tecnológicas, por ejemplo, quizá tengan que trasladar sus operaciones a diferentes países en seis o
nueve meses debido a los cambios que afectan sus costos o el servicio al cliente. La necesidad de
flexibilidad exige con frecuencia el arrendamiento de instalaciones, equipo y tal vez de servicios de
apoyo. A veces dicha flexibilidad se requiere en circunstancias pasajeras, digamos, para responder
ante huelgas portuarias, inundaciones, huracanes, rebeliones políticas, ataques terroristas, entre
otros. La catástrofe de Japón en 2011 es un ejemplo excelente de una alteración severa en las
cadenas de suministro. Walmart y Home Depot recibieron elogios por su capacidad para responder
en 2005 ante el huracán Katrina y los desastres que ocurrieron en Nueva Orleáns y el área
circundante de la costa del Golfo debido a las inundaciones. Sus respectivas cadenas de suministro
distribuyeron productos cuando la Federal Emergency Management Agency (FEMA) fue incapaz de
hacerlo. Estas organizaciones analizan y cambian sus redes en respuesta a los fenómenos de larga
dura-ción en el mercado.ComplejidadLa globalización y consolidación de las cadenas de suministro
que se analizaron antes han ge-nerado una complejidad cada vez mayor para las organizaciones en
términos de sus SKU, las ubicaciones de los clientes y proveedores, los requerimientos de
transportación, las regulaciones comerciales, los impuestos, etc.
La transportación puede considerarse como el adhesivo que hace funcionar la cadena de su-
ministro. Los resultados más importantes de esta última consisten en entregar el producto
correcto, en el momento correcto, en la cantidad y con la calidad correctas, al costo y en
el destino correctos. La transportación es vital para que estas “cosas correctas” pasen. Otro
aspecto de la importancia de la transportación se relaciona con algunas estrategias que las
empresas aplican para mantenerse competitivas en la economía actual, como el inventario
justo a tiempo, la logística y manufactura esbeltas y las entregas programadas. Los cambios
económicos entre los proveedores de servicios de transportación han agravado estos retos; la
escasez de conductores, los altos costos del combustible y los cambios en las regulaciones de horas
laborables por conductor han llevado a lo que algunos individuos llaman la crisis de la
transportación o la “tormenta perfecta”. La transportación ha pasado de ser un servicio accesible
para los usuarios potenciales, en especial en la década de 1990, a uno escaso en algunas áreas de
mercado. La entrega segura y confiable de los productos a los clientes es algo que se espera de una
cadena de suministro. En el pasado se daba por hecho, pero desde el 11 de septiembre de 2001 es
una preocupación y un problema potencial. La globalización ha incrementado el riesgo de
interrupciones o cierres temporales en las cadenas de suministro. Estas amenazas han cambiado
parte de su planificación y preparación, que con frecuencia incluyen un análisis de escenarios que
considere posibles amenazas, una evaluación de probabilidades y una planificación de
alternativas.
Capítulo 2. Función de la logística en las cadenas de suministro
Los sofisticados sistemas de servicio al cliente no bastan para enfrentar
el competitivo mercado global de hoy; la ejecución de las diferentes funciones
internas (back office) de la empresa es vital para la satisfacción del cliente. De
hecho, la velocidad de los pedidos
vía internet y otras tecnologías acentúa la necesidad de un sistema logístico
eficiente y efectivo que despliegue los niveles de inventario adecuados, agilice el
cumplimiento de pedidos a los clientes y gestione cualquier devolución. La frase
“La buena logística es el poder de los negocios”, que se cita a menudo, es
acertada, pues ésta ayuda a construir una ventaja competitiva.

la cadena de suministro ha capturado la atención y el interés de muchas


organizaciones. Es probable que algunas personas ignoren o entiendan mal lo que
es la logística, con las expectativas que genera la administración de la cadena de
suministro y toda la tecnología relacionada que se ha desarrollado para ella. El
encanto asociado con la cadena de suministro electrónica, la venta al menudeo
por internet, el comercio electrónico y demás, parece eclipsar la importancia de la
logística en algunas
organizaciones y la necesidad de este soporte eficiente y efectivo en la cadena de
suministro.
Hay quienes tal vez la consideren un aspecto rutinario y aburrido cuando se
compara con
los desafíos de la cadena de suministro y las iniciativas como la globalización y la
administración
de la demanda.

Sin embargo, los profesionales de la logística y otros directivos con experiencia


saben que a pesar del alboroto que ha causado la internet, las organizaciones
exitosas deben administrar
el cumplimiento de pedidos para sus clientes de manera efectiva y eficiente a fin
de construir y conservar sus ventajas competitivas y su rentabilidad. Los
conocidos problemas de las ventas al menudeo por internet que se suscitaron en
la temporada navideña de 1999 son una prueba
contundente de la necesidad de sistemas y procesos logísticos adecuados.

Si una organización no es capaz de llevar sus productos a sus clientes con


puntualidad, no durará mucho en el negocio. Esto no quiere decir que la calidad
de los productos y la mercadotecnia eficaz no sean importantes, pero deben
combinarse con un sistema logístico
efectivo y eficiente para alcanzar el éxito perdurable y la viabilidad financiera de la
empresa. El desafío consiste en administrar todo el sistema logístico de tal forma
que el cumplimiento
de pedidos satisfaga y supere las expectativas del cliente. Al mismo tiempo, el
mercado competitivo demanda un control eficiente de los costos de transportación,
el inventario y otros factores relacionados. Como se analizará a continuación, es
necesario considerar el equilibrio económico entre los costos y el servicio al
evaluar los niveles de servicio al cliente y
el costo total asociado con la logística, pero ambas metas (eficiencia y efectividad)
son importantes para una empresa en el entorno competitivo actual.
En este punto es importante establecer de manera más explícita la relación entre
la administración logística y la administración de la cadena de suministro. En el
capítulo anterior
esta última se definió con ayuda de la analogía con un conducto o tubería, en la
que la entrada representaba al proveedor inicial y la salida al cliente final ,está
integrada por un conjunto extenso de empresas desde el proveedor del proveedor
hasta el cliente del cliente. Otra perspectiva considera a la administración de la
cadena de suministro como una red que conecta los sistemas logísticos y las
actividades relacionadas de todas las organizaciones individuales que componen
una cadena determinada. Los sistemas logísticos colectivos desempeñan

una función importante en el éxito de la cadena de suministro general. Sin


embargo,
la coordinación o integración de dichos sistemas es un desafío. Este capítulo se
enfocará en las dimensiones y funciones del sistema logístico individual, pero se
reconoce que ninguna opera en el vacío. Por ejemplo, la entrada del sistema
logístico de un fabricante forma una interfaz con la salida del sistema logístico del
proveedor, en tanto que la salida del sistema del fabricante se conecta con la
entrada del sistema de su cliente. Una vez que se ha presentado el concepto de
logística y su relación con la cadena de suministro, en la siguiente sección
analizaremos algunas de sus definiciones y las funciones que ofrecen valor
agregado.
La administración logística, según se define en este texto, abarca los sistemas
logísticos no sólo en el sector de las empresas privadas, sino también en los
sectores público/gubernamental y sin fines de lucro. Además, las organizaciones
de servicios como bancos, hospitales,
restaurantes y hoteles enfrentan desafíos y problemas en esta área, y la
administración logística es una actividad en crecimiento y apropiada para ellas. En
consecuencia, y debido a las distintas perspectivas, se conocen varias
definiciones de logística Para los fines de este texto, la definición más apropiada
es la que ofrece el Council of Supply Chain Management Professionals (Consejo
de Profesionales de la Administración de las Cadenas de Suministro, antes
Council of Logistics Management). No obstante, es importante
reconocer que la
, así como de abastecer los depósitos de suministros
El concepto de logística comenzó a figurar en la literatura relacionada con los
negocios en la década de 1960 con el nombre de distribución física, que se enfoca
en la salida del sistema
logístico (de la planta al mercado).
Por otra parte, las aplicaciones empresariales o comerciales se orientaron más
hacia los bienes perecederos de consumo relacionados con la mercadotecnia y la
distribución física de productos terminados. La logística vinculada con la
ingeniería, como
se practica en el ejército, atrajo la atención de muchas empresas fabricantes de
productos industriales que a lo largo de su ciclo de vida requerían algún tipo de
refacción. Por ejemplo, los fabricantes de maquinaria pesada, como Komatsu, han
desarrollado sistemas logísticos de
renombre internacional para la distribución de las refacciones necesarias en la
reparación y el mantenimiento de sus vehículos. De hecho, los ingenieros
fundaron una organización profesional
independiente llamada Society of Logistics Engineers (SOLE; en español,
Sociedad de Ingenieros en Logística), que tiene una participación activa tanto de
empresas militares como comerciales.
Como se indicó en el capítulo anterior, el sector empresarial pasó de enfocarse en
la logística de entrada (administración de materiales para apoyar la función de
manufactura) a incluir la logística de salida (distribución física en apoyo a la de
mercadotecnia) durante las
décadas de 1970 y 1980. Después, en el decenio de 1990-99, el sector
empresarial comenzó a ver la logística en el contexto de una cadena de oferta y
demanda que vinculaba a todas las organizaciones
desde el proveedor del proveedor hasta el cliente del cliente. La administración
de la cadena de suministro requiere un flujo de materiales y bienes con mayor
colaboración y coordinado a través del sistema logístico de todas las
organizaciones de la red, según se indica
en el capítulo 1.En siglo XXI, la logística debe considerarse como parte de la
administración organizacional;
se clasifica en las siguientes cuatro subdivisiones.3
Logística empresarial. Parte del proceso de la cadena de suministro que
planifica, implementa
y controla el flujo y almacenamiento eficiente y efectivo de bienes, servicio e
información relacionada desde el punto de origen hasta el de consumo, con el fin
de satisfacer los requerimientos del cliente.
Logística militar. Diseño e integración de todos los aspectos del soporte para la
capacidad operativa de las fuerzas militares (desplegadas o en la guarnición) y su
equipo a fin de asegurar la prontitud, confiabilidad y eficiencia.
Logística de eventos. Red de actividades, instalaciones y personal necesarios
para organizar, programar y desplegar los recursos en la realización de un evento
y retirarse de manera eficiente una vez que éste ha transcurrido.
Logística de servicios. Adquisición, programación y administración de
instalaciones, activos,
personal y materiales para apoyar y sostener una operación o negocio de
servicios.
Estas cuatro subdivisiones tienen algunas características y requerimientos en
común, como los pronósticos, la programación y la transportación, pero en sus
propósitos primarios se distinguen
algunas diferencias. No obstante, las cuatro pueden considerarse dentro del
contexto de la cadena de suministro; es decir, tanto al inicio como al final del
proceso otras organizaciones desempeñan una función en su éxito general y su
viabilidad a largo plazo. Este texto se enfoca en la administración logística del
sector empresarial. Una definición general de logística que podría utilizarse y que
parece abarcar las cuatro subdivisiones es la siguiente:
La logística es el proceso de anticipar las necesidades y los deseos de los
clientes; adquirir el capital, el material, las personas, las tecnologías y la
información necesarios para satisfacer
Funciones de valor agregado de la logística
esas necesidades y deseos; optimizar la red productora de bienes o servicios a fin
de cumplir con los requerimientos del cliente y utilizar la red para cubrirlos de
manera oportuna. Después de ofrecer esta definición analizaremos de qué manera
la logística puede agregar valor a los productos de una organización.

CONCLUSIONES

La logística permite generar a los negocios una serie oportunidades a ser más
competitivos, ya que genera por su esencia una ventaja competitiva, algunas de las cosas
que podemos concluir de esto son las siguientes:

En un principio la logística aparece por su necesidad de aplicarse al ejército y fuerza naval


de los Estados Unidos, más adelante incurre en el área de ciencias de la salud, luego se
extendió en compañías de mensajería y envíos, aerolíneas, hasta que por los años 80 se
vuelve parte fundamental de cual compañía competitiva.

La logística es una herramienta eficaz en varios aspectos, que puede produciré ventajas
competitivas, tales como lograr una optimización en la producción, en la provisión de
bienes y servicios para el funcionamiento. Y alcanzar la entera satisfacción de sus clientes.

Cabe mencionar que la logística es una herramienta importante, para cualquier empresa o
negocio, como se pudo observar en el caso de logística aplicada, el cuál impulsa al negocio
en mantenerse en los estándares tanto de calidad como de precios, que tiene que
enfrentar continuamente tanto en plano local como global.

Por último menciono, que la logística tiene como objetivo impulsar a la organización a ser
más competitiva en todos sus ámbitos.