You are on page 1of 2

EL DERECHO DE RECUSAR A LOS ÁRBITROS, pagina 12- 15

- La propia parte que designa a un árbitro o que haya participado en su designación sólo
pueda recusar a su “árbitro” por hechos conocidos después del nombramiento
- Artículo 3.- “Principios y derechos de la función arbitral.
o El tribunal arbitral tiene plena independencia y no está sometido a orden,
disposición o autoridad que menoscabe sus atribuciones
o El tribunal arbitral tiene plenas atribuciones para iniciar y continuar con el trámite
de las actuaciones arbitrales, decidir acerca de su propia competencia y dictar el
laudo.
o Ninguna actuación ni mandato fuera de las actuaciones arbitrales podrá dejar sin
efecto las decisiones del tribunal arbitral, a excepción del control judicial posterior
mediante el recurso de anulación del laudo
- El derecho de recusación en la nueva ley de contrataciones del estado y su
reglamento
o Se señala que el árbitro deben ser y permanecer, durante el desarrollo del arbitraje,
independiente e imparcial.
o La obligación de informar en forma oportuna si existe alguna circunstancia que le
impida al árbitro, no se establece en qué consiste la obligación de “informar
oportunamente, somos de la opinión que debe ser evaluado con criterios de
razonabilidad, a efectos de determinar en cada situación jurídica concreta si
efectivamente hay una afectación
- Nuevo código de ética para el arbitraje en contrataciones del estado, establece con
mayor precisión los lineamientos generales que deben regir la actuación de los
árbitros, y los supuestos en los que se configura la omisión de cumplir el deber
declaración y/o revelación por parte del árbitro.
o Si la persona tiene conocimiento de alguna circunstancia que afecte o pueda
afectar su imparcialidad e independencia, debe rechazar su designación como
árbitro.
o Luego de asumido el cargo se tome conocimiento de tales hechos, se deberá
renunciar, explicando los motivos que ameritan tal decisión.
o Supuestos de Infracción Ética sancionable por el Consejo de Ética para el
arbitraje en contrataciones con el Estado.
a. Respecto al Principio de Independencia, el árbitro es el representante legal
de una parte en el arbitraje, gerente, administrador, directivo, pariente del
árbitro, hasta el tercer grado de consanguinidad o segundo grado de afinidad
b. Respecto al Principio de Imparcialidad, revelar al momento de su aceptación,
todo hecho que pudiese generar dudas justificadas sobre su imparcialidad.
c. Respecto al Principio de Transparencia, cumplir con registrar el laudo en el
SEACE de forma íntegra y fidedigna, remitir la información y/o documentación
que el OSCE le requiera
d. Respecto al Principio de Debida Conducta Procedimental: Evitar utilizar, en
beneficio propio o de un tercero, la información, de sostener reuniones o
comunicación, con una sola parte, incurrir sin que exista causa justificada, en
una paralización irrazonable del proceso arbitral.
- Conclusiones
a. Las reglas establecidas en la Ley de Arbitraje no se encuentran diseñadas para
resolver los problemas que se presentan cuando el Estado participa a través de sus
entidades públicas en las controversias arbitrales. Siendo necesario que se dicten
disposiciones específicas
b. Existen actuaciones por parte de las entidades públicas que no resultan
compatibles con los estándares para el desarrollo de los procesos arbitrales.
c. La regulación que se debe emitir en materia de recusación donde participa el
Estado, debe ser de carácter restrictivo y sometido a un juicio de razonabilidad
d. El Reglamento de la Ley de Contrataciones del Estado artículo 192 para el
adecuado desarrollo de la función arbitral, todo árbitro debe informar sobre
cualquier circunstancia acaecida en los 5 años anteriores a su nombramiento.
e. Es necesario que se incorporen mecanismos de protección para las partes y
árbitros, para que el derecho a recusar no sea una medida dilatoria del proceso.

EXP. N° 6167-2005-PHC/TC

- Asunto: Recurso de agravio constitucional contra la Resolución de la Cuarta Sala Penal


para Procesos con Reos Libres que declara infundada la demanda de hábeas corpus
- Demanda, Rene Quispe Silva interpone demanda de hábeas corpus como procurador
oficioso del abogado Fernando Cantuarias Salaverry, en contra el Fiscal de la
Trigésimo Octava Fiscalía Provincial Penal de Lima, señor Silvio Máximo Crespo Holguín
- Fundamentos de hecho:
1. Fernando Cantuarias Salaverry fue designado para integrar un Tribunal Arbitral
que llevó a cabo el proceso arbitral entre la Compañía de Exploraciones Algamarca
S.A. y Minera Sulliden Shahuindo SAC
2. En el proceso arbitral, el árbitro fue recusado por Algamarca, alegando que su
padre se desempeñaba, como representante de Sulliden en el proceso arbitral,
como director de otra empresa llamada Cía. Minera Poderosa S.A.
3. Mediante Resolución N.° 75, se declaró infundada dicha recusación
4. Algamarca plantea un pedido de nulidad sustancial de la resolución
5. Mediante Resolución N.° 97, desestimó la nulidad por considerar que ninguno de
los hechos nuevos daban lugar a recusación
6. Algamarca acudió a la vía penal, donde se denunció a Fernando Cantuarias
Salaverry por delitos de falsedad genérica y fraude procesal.
7. Contra dicha resolución el recurrente interpone la presente demanda de hábeas
corpus, por:
a. No se han actuado las pruebas suficientes y necesarias para crear convicción
b. No existen elementos suficientes que justifiquen el ejercicio de la acción penal
c. Se ha vulnerado el derecho de obtener una resolución fundada en derecho
d. El Fiscal formalizó denuncia sin que se haya recibido la correspondiente
declaración indagatoria de Cantuarias Salaverry.
8. La fiscalía se apersona al proceso y formula descargos
a. No existe vulneración de los derechos constitucionales del demandante
b. Formalizó denuncia porque existen suficientes elementos de cargo
c. Ha tenido pleno conocimiento de esta investigación
9. Resolución de primera instancia declara fundada la demanda de hábeas corpus
10. Resolución de segunda instancia revoca la apelada, declara infundada la demanda
11. El marco constitucional de la jurisdicción arbitral
1. Justificación de la institución arbitral.
2. Naturaleza y características de la jurisdicción arbitral.
3. Criterios para el control constitucional de las resoluciones arbitrales.