You are on page 1of 1

FRUTOS ROJOS

En el arte cristiano las moras son símbolo de negligencia e ignorancia espiritual. Mientras que
las fresas silvestres y sus flores y hojas se asocian a la justicia y espíritu elevado.
La leyenda cuenta que la corona de espinas de Cristo estaba hecha con ramas de zarzamora.
La verdad es que ésta última no sale muy bien parada en la mitología; casi siempre trae malos
augurios, ya sea simbolizando el dolor, la Wicca – antigua religión pagana relacionada con la
brujería – o el castigo debido a la arrogancia: cuando Belerofonte, un mortal, intentó montar a
Pegaso, el caballo alado del Olimpo para pavonearse, fue castigado cayendo justo, justito…
Sí, ¡encima de un zarzal!.

Esperamos este sábado revertir estas leyendas, reivindicando el dulce sabor de este postre….