You are on page 1of 4

CAUSAS DE LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

El aumento continuo de la población y un incontrolado desarrollo industrial originan serios problemas


para el medio ambiente en forma de contaminación. Las causas de la contaminación ambiental son
variadas. La presencia en el ambiente de cualquier agente físico, químico o biológico cuya
concentración ocasione alteraciones en la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas se
consideran como parte de este tipo de contaminación.

Causas de la contaminación ambiental Empecemos por los tipos de contaminantes. Los contaminantes
químicos provienen principalmente de la industria química: productos tóxicos minerales, ácidos,
disolventes orgánicos, detergentes, plásticos, los derivados del petróleo, pesticidas (como el DDT),
abonos sintéticos, etc. Entre los contaminantes físicos encontramos la radioactividad, el calor, el ruido,
efectos mecánicos, etc., mientras que los contaminantes biológicos se refieren a desechos orgánicos
que, al descomponerse, fermentan y causan el daño (excrementos, desechos de fábricas, papel, serrín
de la industria forestal, desagües, etc.)

Con todo, para concretar las causas de la contaminación ambiental, tenemos que diferenciar entre tres
tipos de contaminación entre las que encontramos sus causantes:

La contaminación del aire (o atmosférica) es la producida por los humos de los vehículos e industrias,
aerosoles, polvo, ruidos, malos olores, radiación atómica, etc. Entre los contaminantes gaseosos más
comunes encontramos el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, los hidrocarburos, los óxidos
de nitrógeno, los óxidos de azufre y el ozono. Para la organización Ecologistas en Acción, las principales
causas de la contaminación del aire están relacionadas con la quema de combustibles fósiles (carbón,
petróleo y gas). La combustión de estas materias primas se produce en los procesos o en el
funcionamiento de los sectores industrial y del transporte por carretera, principalmente. Según datos
de los ecologistas, aproximadamente el 80% de la contaminación atmosférica en España está causada
por el tráfico rodado.

La contaminación del agua (o hídrica). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el agua está
contaminada cuando su composición se haya alterado de modo que no reúna las condiciones
necesarias para ser utilizada beneficiosamente en el consumo del hombre y de los animales. La
contaminación del agua afecta a ríos, acuíferos y mares, que se convierten poco a poco en verdaderos
basureros. Como denuncian organizaciones como Greenpeace, cientos de sustancias tóxicas son
arrojadas al agua sin un control adecuado: al año se vierten al agua en España más de 4,6 millones de
toneladas de contaminantes. Entre ellos, encontramos vertidos de aguas negras (urbanos e
industriales), de petróleo, productos fitosanitarios (como plaguicidas), abonos, pesticidas, detergentes
y otros productos nocivos para el medio ambiente. Por su parte, los ecologistas de WWF destacan que
la agricultura constituye el contaminador difuso más importante de España. La contaminación por
nitratos en las aguas subterráneas se debe a la infiltración de los fertilizantes agrícolas, de los cuales se
usan en España aproximadamente 1.700 toneladas al año.

La contaminación del suelo es la producida por el vertido de sustancias químicas y basuras. Cuando
acumulamos basuras al aire libre en un mismo lugar durante mucho tiempo, parte de los residuos
orgánicos fermentan y se filtran a través del suelo, sobre todo cuando éste es permeable. Al dejar
pasar los líquidos, contamina con hongos, bacterias y otros microorganismos patógenos el suelo y las
aguas (superficiales y subterráneas) que están en contacto con él, afectando a las cadenas
alimenticias. Los plaguicidas utilizados en la agricultura son otro de los principales contaminantes del
suelo. Uno de los insecticidas más usados es el DDT, que puede mantenerse por 10 años o más en los
suelos sin descomponerse. Los fungicidas, por ejemplo, incluyen contaminantes como azufre y cobre.
La actividad minera también contamina los suelos a través de las aguas de relave, que contienen
elementos químicos como mercurio, cadmio, cobre, arsénico, plomo, etc.

CAUSAS DE LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Las principales causas de la contaminación del aire están relacionadas con la quema de combustibles
fósiles (carbón, petróleo y gas). La combustión de estas materias primas se produce en los procesos o
en el funcionamiento de los sectores industrial y del transporte por carretera, principalmente. Dentro
del sector industrial habría que diferenciar entre las fábricas (por ejemplo, de cemento o acero) y las
centrales de producción de electricidad (que producen la mitad de la electricidad consumida en
nuestro país).

El reparto de responsabilidades en la contaminación del aire entre el sector industrial y el transporte


por carretera está claramente desequilibrado hacia el transporte. Aproximadamente el 80% de la
contaminación atmosférica en España está causada por el tráfico rodado.

Las sociedades modernas se han organizado en relación con el transporte, como en otros aspectos, a
espaldas de los principios básicos de la Naturaleza. A medida que la humanidad ha ido tecnificando su
entorno, los medios de transporte han adquirido un carácter más mecanizado, tendiendo a satisfacer
dos tendencias básicas, con independencia de los problemas que pudieran acarrear: por un lado
aumentar las velocidades y por otro propiciar la independencia relativa del usuario. Esta
tecnologización del transporte, ha supuesto una mayor comodidad y eficiencia en el servicio pero, por
otra parte, ha originado un crecimiento intolerable de los impactos ambientales y sociales asociados a
esta actividad, entre ellos la contaminación del aire.

En España, el transporte emplea cerca del 40% del total de la energía consumida (la media comunitaria
es del 30%), cifra que aumenta hasta el 50% si consideramos el ciclo productivo del transporte en su
totalidad. Al considerar el ciclo completo del transporte no sólo se contabiliza el combustible que usa
un vehículo para moverse (el gasto energético que ofrecen las estadísticas oficiales), sino que también
se considera la energía consumida en la fabricación del propio vehículo, en la construcción de las
infraestructuras por las que circula, en su mantenimiento, y, finalmente, en el achatarramiento del
vehículo.

La carretera es hoy el principal medio de transporte y sigue ganando terreno respecto al ferrocarril, de
tal forma que el crecimiento desbocado del transporte hay que achacarlo principalmente al
incremento del transporte por carretera. El transporte por carretera supone el 90 % entre los
diferentes medios de transporte, frente al ferrocarril que se queda en un exiguo 5 %. Dentro del
transporte por carretera, el coche privado consume la mitad de los recursos energéticos, mientras que
el transporte público únicamente el 3 %. El índice medio de ocupación de los vehículos privados es de
1,2 personas por coche. En la ciudad, la mitad de los desplazamientos que se realizan en coche son
para recorrer menos de 3 kilómetros, y un 10 % para menos de 500 metros.
LAS CONSECUENCIAS DE LA CONTAMINACIÓN
Mientras los gobernantes deciden cuáles son las medidas que más les favorecen y que se
pueden aplicar para reducir la contaminación en nuestro mundo, muchas son las especies que
mueren cada día y esto sin tener en cuenta las otras consecuencias de la contaminación que
ahora vamos a detallar.

Problemas para la salud: la contaminación hace que las personas estemos cada vez más
expuestas a padecer problemas cardiovasculares, con el grave peligro que esto entraña para
nuestra salud y vida.

Debilitamiento de la capa de ozono: la capa de ozono es la que nos protege de los rayos del
Sol, los cuales pueden llegar a ser mortíferos sin esta capa. la consecuencia de este
debilitamiento es que cada vez nos protege menos y, por ende, cada vez tenemos una mayor
temperatura en el planeta. Esto no solo hace que cada vez haya más zonas desiertas en las
que es imposible vivir, sino que también hace que el hielo en los polos se deshaga y mueran
muchas especies por ello. No hace falta mencionar que esto hace subir indudablemente el
nivel del mar y que, de seguir así, muchas ciudades costeras se verán arrasadas, quedándose
sin playas y sin zona costera.

La contaminación afecta al suelo y al agua: la contaminación al medio ambiente afecta al agua


y al suelo, lo que hace que cada vez haya más especies en peligro de extinción. El agua no es
potable en una gran cantidad de sitios y el suelo para la siembre no tiene los nutrientes
necesarios, lo que hace que cada vez se pueda cultivar menos y que el número de cosechas
para nuestro sustento sea cada vez menor.

La contaminación afecta al clima: seguro que ya te has dado cuenta que los inviernos pueden
ser mucho más fríos o que los veranos son mucho más calurosos, a la vez que seguro te has
dado cuenta que las estaciones como la Primavera Verano y el verano pueden ser más largas y
que las de temperaturas medias, son cada vez más cortas. Todos estos cambios y los
fenómenos que no se habían visto desde hace mucho tiempo o incluso nunca se habían visto
son causados por la contaminación.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN

A continuación vamos a descubrir los daños de la contaminación y los efectos en el


ecosistema, en el hombre y en los animales y plantas.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN EN EL SER HUMANO

Desgraciadamente, el nivel económico y social en el que se encuentre el ser humano afecta en


los efectos de la contaminación. La pobreza, el acceso a agua potable y una vivienda cerca de
la combustión de leña y carbón influyen en la salud de las personas que viven en esas
condiciones, aún así la contaminación ambiental afecta más a los ancianos, niños,
embarazadas y enfermos con problemas respiratorios.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN EN LOS ANIMALES

Los que más han sufrido la contaminación son los animales, muchas especies están en peligro
de extinción a causa de acciones contaminantes. Algunos ejemplos son la contaminación
lumínica que cambia el comportamiento de los animales, los murciélagos han logrado
adaptarse a la vida en la ciudad porque las polillas se han trasladado a las ciudades atraídas
por la luz de las farolas.

La contaminación química también daña a los animales del mar, esto se debe a los restos de
metales y sustancia que hay como el mercurio, cadmio, cobre y plomo. Y la contaminación
acústica en los océanos ha afectado también a la salud de especies submarinas como ballenas,
delfina y otros animales.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN EN LAS PLANTAS

Las plantas se han visto afectadas e incluso hay especies que han desaparecido por la
polución, también la escasez de lluvias y la contaminación de agua, aire y suelo han tenido un
papel muy importante. Esto también nos ha perjudicado, los agricultores tienen un serio
problema por no poder recolectar las plantas y las cosechas.

SOLUCIÓN PARA LA CONTAMINACIÓN

Como puedes ver, son muchas las consecuencias que la contaminación nos trae a nuestras
vidas y al futuro de la sociedad y de nuestros hijos. Es por ello que, si entre todos, podemos
hacer un pequeño esfuerzo, estaremos contribuyendo a que nuestro planeta sea mucho más
sostenible y esté más saludable.

Pero la contaminación no sólo nos afecta a nosotros destruyéndonos el sistema respiratorio,


cardiovascular y neurológico, también afecta a la naturaleza (plantas, fruta, vegetales, ríos,
bosques, animales…). No podemos pasar del tema, de todos depende, es muy importante
controlar la contaminación para mejorar nuestra calidad de vida y asegurarnos un futuro
mejor.