You are on page 1of 2

Augusto Ángel Maya, Poeta-Filósofo del Pensamiento Ambiental Latinoamericano

Ana Patricia Noguera

Para empezar, se debe hacer alusión a la razón por la cual se empezó a hablar del tema
“pensamiento ambiental”, según Ana Patricia Noguera, todo inicia cuando se desarrolló
el club de roma en el año 1968, el cual tenía como objetivo “colocar a la humanidad
como prioridad en el desarrollo científico y tecnológico del mundo y hacer todos los
esfuerzos educativos, para que todas las actividades humanas se enfocaran a privilegiar
el bien de la humanidad sobre cualquier otro valor” (noguera, 2009), de allí surgió una
preocupación especial por el tema ambiental, y a partir de esto se empieza a hablar de
una relación entre cultura moderna y naturaleza. Cuando hablamos de modernidad, nos
imaginamos un mundo más fácil, con una tecnología tan avanzada que con cada
innovación los seres humanos tenemos menos trabajos (en términos de esfuerzo o
degaste físico), para la humanidad esto significa mejor calidad de vida y más tiempo
libre (ocio), o es a groso modo lo que esta sociedad consumista en la que vivimos ha
hecho que creamos; lo que en realidad sucede con nuestro estilo y calidad de vida
nuevos, es que estamos rediseñando nuestro hogar con más contaminación, con menos
agua, con menos oxígeno, con menos especies de fauna y flora, y con una tierra cada
vez menos productiva. En estos términos lo que estamos haciendo realmente, con la
“modernidad” y todo lo que esto implica, es atentando contra nuestra vida misma. El ser
humano no ha comprendido aun que debe haber un laso entre la cultura y la naturaleza.

Todo lo anteriormente nombrado se relaciona también con el afán que tienen los países
por hacerse más fuertes y por sobrepasar a otros (ser superiores), tanto en temas
económicos, como sociales y también de defensa, en este punto empieza a tener
importancia el tema de la nacionalización, la autora hace referencia a esto citando la
frase de Benjamin “institucionalizar la guerra con la disculpa de defender su identidad y
autonomía”, refiriéndose muy acertadamente a la razón por la cual se apoya la creación
de armas y la potencialización de los países (en su mayoría, desarrollados) en el tema de
la defensa, lo que se relaciona directamente con el deterioro medio ambiental al que se
está enfrentado el planeta en los últimos años, debido a la alta contaminación que
emiten las plantas dedicadas a la fabricación de este tipo de elementos.

Retomando, fue a partir de la primera reunión del club de Roma que se empezó a hablar
y se hizo visible el gran deterioro que venía presentando el medio ambiente y la
naturaleza, de allí nació la frase qué cita la autora “no queda más opción que pensar
globalmente y actuar localmente”, esto hace referencia en mi opinión a dejar a un lado
las diferencias nacionalistas y ese afán por el desarrollo y el crecimiento desmesurado;
si nos estamos dando cuenta que los ecosistema, los recursos naturales y la naturaleza
en general, son bienes finitos y hacen parte del patrimonio mundial es deber de toda la
humanidad proponer soluciones que se pueden aplicar desde una perspectiva individual
(privado) como también crear proyectos y políticas que sean tareas de los gobiernos
(Público),que tengan como fin mitigar el efecto (daño) ambiental que ha traído esta era
de industrialización y también la falta de cultura ciudadana incidiendo en un alto grado,
en el pésimo estado de la calidad de nuestro aire, la limpieza de nuestras aguas, la
preservación de nuestro oxígeno y el cuidado de la fauna y flora que adornan nuestro
planeta.

Sólo será posible una sociedad ambiental, en la media que se transforme radicalmente la
totalidad de la cultura, y teniendo en cuenta que los recursos naturales son limitados
cómo lo cita Noguera y es acertada al decir “los recursos naturales limitados frente a
una sociedad adicta a la producción y al consumo sin límites”, esta transformación hace
referencia a la concientización de todos los seres humanos, del hecho de que si no
empezamos a cuidar nuestro planeta desde ahora en unos años va a ser imposible
recuperar las maravillas naturales de las que disfrutamos este momento. Por otra parte
como también se nombra el texto, esto se debe en gran manera a la economía capitalista
que hoy reina en el mundo; es una realidad que cada día se hace más obvia y con
nuestro consumismo salvaje la estamos haciendo más grande y por ende menos
controlable, si no comprendemos el alcance que tienen nuestras acciones no vamos a
tomar medidas frente a ellas y por tanto no vamos a dejar un planeta habitable para
nuestros descendientes por esta razón es absolutamente necesario un cambio
trascendental en nuestra cultura.

Para empezar Debemos entender que los ecosistemas naturales tienen capacidad propia
de sobrevivir y reproducirse no necesitan del hombre para crecer y hacerse más fuertes,
mientras que pasa todo lo contrario para la humanidad, nosotros no podríamos vivir si
no existiese agua, tierra y aire potables y somos nosotros mismos quienes nos estamos
encargando de que éstos se deterioren, en el texto se plantea la necesidad de crear un
pensamiento ambiental, esto únicamente se puede lograr por medio de la
implementación en los centros educativos de cátedras y prácticas que hagan ver a las
nuevas generaciones la importancia que tiene la existencia de un balance o una relación
equilibrada entre ecosistema y cultura.

El pensamiento ambiental, hace referencia a que el ser humando debe ser algo más que
ser egoísta, algo más que individuos miopes (solamente piensan a corto plazo) y al
abandono de las ideas cortoplacistas e individualistas, que hasta ahora lo único que han
logrado es llegar prácticamente a la destrucción de la naturaleza, de nuestro hogar, y
empezar a pensar más en el futuro de nuestro planeta y de nuestros hijos y nietos de cuál
va a ser el hogar que les vamos a entregar. Es tanto más importante crear un
pensamiento ambiental en las generaciones que uno económico.

Ingrid Alexandra Aponte Caro

Cod. 040200042016