You are on page 1of 3

El trastorno de estrés postraumático (TEPT) y los problemas de consumo de alcohol son

dos problemas comunes de salud mental entre los bomberos. Sin embargo, rara vez se
habla de estas condiciones en las estaciones de bomberos, y es posible que la mayoría de
los bomberos no sepan cómo o por qué pueden estar en riesgo. También puede ser difícil
determinar qué síntomas debe observar, cuándo algo es un problema y qué hacer para
obtener ayuda.
El TEPT es una condición de salud mental que puede desarrollarse después de que una
persona experimenta un evento traumático. Los síntomas de trastorno de estrés
postraumático pueden incluir recuerdos retrospectivos, pesadillas y reacciones
emocionales o físicas perturbadoras cuando se recuerda el trauma.
Las personas con TEPT pueden tender a evitar pensar en el trauma o acercarse a personas,
lugares o cosas que les recuerdan el trauma. Las personas que sufren de trastorno de
estrés postraumático también suelen experimentar cambios negativos en su estado de
ánimo o creencias sobre sí mismos, los demás o el mundo.

Por último, los síntomas del TEPT también pueden incluir trastornos del sueño, irritabilidad,
comportamiento imprudente, dificultad para concentrarse, hiper-consciencia de los
alrededores o respuesta de sobresalto elevada. Si los síntomas persisten por más de un
mes e interfieren con el trabajo, el hogar o el funcionamiento de la relación, puede ser el
momento de buscar ayuda.
¿QUÉ TAN COMÚN ES EL TRASTORNO DE ESTRÉS POSTRAUMÁTICO ENTRE LOS
BOMBEROS?
Muchas personas pueden no darse cuenta de que los bomberos corren el riesgo de
desarrollar TEPT. Sin embargo, investigaciones recientes demuestran que el TEPT podría
ser tan común entre los bomberos como entre los veteranos militares. Por ejemplo, los
estudios actuales informan que las tasas de TEPT en el servicio de bomberos varían entre
el 5% y 37%. En comparación, solo el 6% de las personas de la población general padecen
de trastorno de estrés postraumático, mientras que entre el 11% y el 30% de los veteranos
militares tienen este trastorno.
Por lo tanto, los bomberos tienen tasas similares de TEPT al personal militar. Esto es
sorprendente, dado que los bomberos no suelen estar asociados con el trastorno de estrés
postraumático en los medios de comunicación generales, y hay menos recursos disponibles
para apoyar a los bomberos con trastorno de estrés postraumático que los que han servido
en el ejército.
SI LOS BOMBEROS ESTÁN EN RIESGO DE CONTRAER TRASTORNO DE ESTRÉS
POSTRAUMÁTICO, ¿POR QUÉ NO HAY MÁS PERSONAS QUE LO SABEN?
Como la investigación entre los bomberos es extremadamente limitada, muchas personas
simplemente desconocen su riesgo de desarrollar trastorno de estrés postraumático. La
investigación que está disponible solo ha comenzado recientemente a analizar la salud
psicológica de los miembros de los diferentes servicios de bomberos.
¿QUÉ CAUSA EL TEPT ENTRE LOS BOMBEROS?
El TEPT puede desarrollarse después de un evento traumático, o puede desarrollarse
debido a la exposición repetida de tales eventos. Alrededor del 91% de los bomberos
informan que están expuestos a traumas, que a menudo pueden ocurrir en el sus turnos de
trabajos, trabajando durante desastres naturales, ayudando a personas gravemente
heridas, corriendo en incendios para salvar vidas o muchas otras actividades traumáticas o
potencialmente mortales que son comunes a los bomberos.
¿CUÁLES SON OTRAS PREOCUPACIONES DE SALUD MENTAL PARA LOS
BOMBEROS?
Los bomberos son más propensos que la población general a experimentar estrés laboral,
a pensar o actuar sobre los pensamientos suicidas y a tener un trastorno por consumo de
alcohol. De hecho, las investigaciones indican que el trastorno por consumo de alcohol
prevalece especialmente entre las poblaciones que combaten los incendios, y las personas
con trastorno de estrés postraumático son incluso más propensas a tener el trastorno por
consumo de alcohol.
¿QUÉ ES UN TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL? ¿EN QUÉ SE DIFERENCIA
DEL CONSUMO NORMAL?
El trastorno por consumo de alcohol se refiere al uso excesivo o incontrolable de alcohol
que interfiere con la capacidad de una persona para funcionar y mantener relaciones sanas.
Los síntomas del trastorno por consumo de alcohol pueden incluir beber cantidades
mayores de alcohol de lo que se pretende, encontrar dificultades para controlar el consumo
de alcohol y pasar mucho tiempo bebiendo o recuperándose de las resacas.
También puede incluir los deseos de tomar una bebida y la dificultad para cumplir con las
obligaciones debido al consumo de alcohol.
Finalmente, las personas con trastorno por consumo de alcohol pueden abandonar otras
actividades a favor del consumo de alcohol, consumir alcohol en situaciones peligrosas (por
ejemplo, beber y conducir), desarrollar una mayor tolerancia al alcohol o experimentar
síntomas físicos (por ejemplo, dolores de cabeza o sacudidas) después de no beber por un
tiempo. Si los síntomas persisten durante varios meses e interfieren con el trabajo, el hogar
o el funcionamiento de las relaciones, puede ser el momento de buscar ayuda.
¿QUÉ TAN COMÚN ES EL TRASTORNO POR CONSUMO DE ALCOHOL ENTRE LOS
BOMBEROS?
Muchas veces, el consumo de alcohol puede comenzar saliendo con otros bomberos para
enfrentar un día difícil en el trabajo. Sin embargo, confiar en el alcohol para hacer frente a
las experiencias estresantes y difíciles puede llevar a los bomberos a desarrollar síntomas
de trastorno por consumo de alcohol.
Las investigaciones actuales muestran que aproximadamente del 33% al 47% de los
bomberos pueden cumplir con los criterios para el trastorno por consumo de alcohol en
cualquier momento de sus vidas, mientras que menos del 30% de la población general
puede desarrollar el trastorno por consumo de alcohol en algún momento durante su vida.
SI LOS BOMBEROS ESTÁN EN RIESGO DE SUFRIR UN TRASTORNO POR USO EL
USO DE ALCOHOL, ¿POR QUÉ NO HAY MÁS PERSONAS QUE LO SEPAN?
Debido a la falta de investigación sobre los bomberos y la falta general de conciencia,
muchas personas pueden no darse cuenta de que los bomberos están en riesgo de
desarrollar un trastorno por consumo de alcohol. Afortunadamente, la investigación entre
los bomberos ha comenzado a explorar qué motiva a los bomberos a usar alcohol y cómo
apoyarlos mejor.
¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA TRATAR EL TRASTORNO DE ESTRÉS
POSTRAUMÁTICO Y EL TRASTORNO POR USO DE ALCOHOL EN LOS BOMBEROS?
El primer paso es hablar con un especialista si cree que podría estar en riesgo de padecer
una o ambas afecciones. La terapia de conversación junto con ciertos tipos de
medicamentos son tratamientos comunes, tanto para el trastorno de estrés postraumático
como para el trastorno por uso de alcohol. Existen terapias de conversación que pueden
abordar tanto el trastorno de estrés postraumático como el trastorno por consumo de
alcohol al mismo tiempo.
Es importante buscar apoyo y tratamiento para estas afecciones, ya que, si no se tratan,
los bomberos que experimentan síntomas de trastorno de estrés postraumático y trastorno
por uso de alcohol tienen un mayor riesgo de experimentar.

 depresión
 ansiedad
 uso de sustancias ilícitas
 soledad
 problemas de manejo de la ira
 problemas legales
 conflictos maritales
 Otros problemas de salud física o mental.

LAS BUENAS NOTICIAS SOBRE EL PTSD DEL BOMBERO Y EL ABUSO DEL


ALCOHOL.
El trastorno de estrés postraumático y el trastorno por uso de alcohol son altamente
tratables. Si le preocupa que usted o un compañero de trabajo puedan estar lidiando con el
trastorno de estrés postraumático o el trastorno por consumo de alcohol, es importante
buscar ayuda. Se necesita valor para enfrentar estos problemas y no hay vergüenza en
buscar ayuda o apoyo para problemas de salud mental. La búsqueda de ayuda demuestra
fortaleza, ya que los síntomas de salud mental más prolongados no se tratan, lo más
peligrosos que pueden llegar a ser para nosotros, nuestras familias y nuestros compañeros.