You are on page 1of 5

EL VIRUS DE LA

ACTITUD
INTRODUCCION
Podemos decir que la actitud es un comportamiento habitual que se produce en
diferentes circunstancias. Las actitudes determinan la vida anímica de cada
individuo. Es decir la forma en como nos sentimos, reaccionamos pensamos y
que de alguna manera lo manifestamos al exterior en la manera en que
afrontamos nuestros problemas y situaciones ante los demás personas y sobre
todo ante uno mismo.
En el presente trabajo describe aspectos relevantes del video visto en clase
titulado “El Virus de la Actitud”.
El termino lo podemos describir o comparar como un microbio perjudicial que
afecta a toda persona, grupo u organización, como ser en el comportamiento o
conducta de los integrantes. Es importante que para poder enfrentar a tiempo
este virus es necesario realizar un buen análisis y poder detectar cada indicio
que se puedan presentar y por ende se debe estar preparado para poder
combatirlo y buscar estrategias que no permitan que el grupo u organización se
pueda contagiar del mismo, ya que si no se previenen estos podrían provocar
consecuencias negativas generando un ambiente de trabajo deplorable y serian
una amenaza para el buen desempeño dentro de la organización.
Al respecto el video nos permite visualizar los siete virus que pueden llegar a
contaminar el trabajo en equipo entre ellas tenemos: El alterado, El
perfeccionista, El resistente al cambio, Ese no es mi trabajo, El esparcidor de
rumores, El no comprometido, El pesimista. De las cuales serán detalladas cada
una de ellas con una breve explicación.
Se puede decir que estos tipos de actitudes se dan principalmente frente a los
desafíos de la tecnología que cambian rápidamente de acuerdo a las prioridades
que se permiten en una organización. Asimismo especificare las medidas que se
deben tomar en cuenta para enfrentar, evitar las recaídas y tratar de mejorar
nuestra actitud para que la organización y nosotros como persona seamos más
productivas. Y respectivamente daré las conclusiones pertinentes acerca del
tema.
EL VIRUS DE LA ACTITUD
El video presentado en clase titulado “El virus de la Actitud” nos muestra las
diferentes actitudes que se presentan en el área de trabajo y como estas pueden
perturbar en el nivel de desempeño de cada persona, grupo u organización
describiendo cada tipo de actitudes negativas.
Dentro de esas actitudes están:
 El alterado Es el tipo de persona que hace que todos se enteren de los
problemas que hay dentro de su equipo exagerando todo cuanto acontece
en el lugar de trabajo.
 El perfeccionista Es el que utiliza la palabra calidad como una arma,
pretende que todo salga sin que se cometan errores, no valora el
desempeño de los demás y cree que su trabajo es el que más tiene valor,
es el que más critica el trabajo que realizan los demás.
 El resistente al cambio Es el tipo de persona que metódicamente esta
acomodado y que se resiste a cualquier cambio que haya dentro de la
organización es así que puede disminuir su rendimiento afectando de esta
manera a sus compañero de trabajo.
 Ese no es mi trabajo En este caso el virus ataca la visión de cada víctima
evitando ver más allá de sus funciones, limitándose a sí mismo, no le gusta
cooperar ni aportar por su propia cuenta a la organización.
 El esparcidor de rumores Es el que siempre anda queriendo saber todo lo
que sucede en la organización y lo transmite de manera negativa creando
mucha duda y desconfianza afectando así el buen funcionamiento del
equipo y el ambiente de trabajo.
 El no comprometido Es el que responde a su trabajo menos seriamente
esta actitud lesiona el entusiasmo y compromiso. Es decir no se siente
miembro del equipo ni tampoco asume su responsabilidad.
 El pesimista Espera que caiga el cielo o que esté trabajando activamente
para tirarlo, es decir que siempre actúa negativamente en todo su entorno
y quizás espera a que suceda lo malo o pueda que contribuya para que
suceda. Y siempre piensa que tiene la razón.
Con las actitudes antes mencionadas nos damos cuenta que “El virus de la
actitud” es muy perjudicial. Es decir llegan a hacer un problema que afectan la
productividad del trabajo en equipo y obstaculizan el desarrollo de los objetivos
que resulta muy difícil de excluir.
Por otro lado crear una actitud positiva dentro de la organización está
estrechamente relacionada con nuestra motivación, productividad y el buen
desempeño de nuestro trabajo.
Una pregunta muy importante que nos debemos hacer es ¿Cómo podemos
inmunizarnos antes de que una infección de actitud se convierta en una epidemia
de proporciones incalculables?
Un buen punto para comenzar a enfrentar las actitudes antes mencionadas se
describen a continuación:
 Reconocer que hay un problema de actitud en primer término.
 Responsabilizarse de su propia actitud y sobre su impacto en su propia
productividad.
 El tomar la responsabilidad como miembro de equipo en ayudar a que un
compañero diagnostique un problema de actitud.
 Cuando se discute una actitud es importante no poner el enfoque en la
personalidad ya que es algo muy difícil de cambiar, se debe enfocar en
como la conducta del miembro del equipo puede tener un impacto
negativo en la relaciones.
 Como líder o supervisor su trabajo puede ser intervenir con la persona es
importante mostrar al miembro del equipo como su conducta produce un
impacto en la productividad y en la metas del equipo.
 Hay que ser honestos en reconocer las causas ocultas de una actitud
improductiva en uno mismo o en los demás.
 Ayudar al miembro del equipo a poner en claro los valores y el modo en
que ellos se relacionan en la metas del equipo.
 Reemplazar las viejas reacciones ineficaces con una nueva respuesta
una que mejor se adapte a la situación.
 Cuando damos orientación a otro miembro con problemas de actitud hay
que tratar de ayudar a entender la importancia de modificar su respuesta
negativa.
 Practicar usando una nueva respuesta en un ambiente libre de críticas.
Como evitar las recaídas en la actitud:
 Manejar la situación que producen tensión y después darle seguimiento
para que no vuelvan a ocurrir.
 Y finalmente monitorear los signos vitales con el miembro del equipo
haciendo seguimiento con un refuerzo positivo.
 Modelar un buen comportamiento estamos haciendo un impacto positivo
sobre nosotros y el equipo.

El virus de la actitud puede afectar en cualquier parte ya sea en nuestra


personalidad como dentro de la organización y la mejor manera de poder
prevenir este virus es impidiendo que se torne crónico es decir detectar a tiempo
cualquier señal que se pueda estar produciendo, haciendo nuestra vida de
trabajo más gratificante más productivo y libre de virus.
CONCLUSIONES

 El fomentar valores en todo tiempo beneficiara a las organizaciones a


poner énfasis en reforzar las buenas prácticas y las conductas que mejor
reflejen la cultura organizacional deseada.

 El tema el virus de la actitud nos deja un buen aprendizaje ya que nos


permite identificar cuáles son nuestras actitudes dentro de la organización
y si en algo estamos fallando pues lo mejor es corregir los errores que
podemos estar cometiendo, es necesario dejarnos ayudar cuando
presentamos actitudes que no son favorables y que afectan tanto personal
como en un ambiente de trabajo.

 Una actitud saludable puede hacer la diferencia en una organización,


debido a que está relacionada con la motivación de los individuos, en
como disfrutar el trabajo que realizamos y por ende una mayor
productividad.

 Debemos aprender a asumir nuestra responsabilidad por nuestras propias


actitudes y éxitos, manifestando aquellas actitudes que son improductivas
y disminuyendo los problemas personales que afecten nuestro trabajo, es
por ello que las buenas actitudes ayudaran de manera positiva al logro de
los objetivos tanto del equipo como de la organización.