You are on page 1of 18

CONTENIDO

INTRODUCCIÓN ..................................................................................................................... 2

PSICOANÁLISIS ...................................................................................................................... 3
1.1. Definiciones: .................................................................................................................... 3
1.2. Biografia de sus Representantes: ..................................................................................... 3
1.2.1. Sigmund Freud (Freiberg, 1856 - Londres, 1939) .................................................. 3
1.2.2. Josef Breuer (1842– 1925) ....................................................................................... 4
1.2.3. Jacques Lacan ........................................................................................................... 5
1.2.4. Alfred Adler (Viena, 1870 – Aberdeen, 1937)......................................................... 6
1.2.5. Carl Gustav Jung ....................................................................................................... 7
1.3. Tres niveles en el psicoanálisis ....................................................................................... 8
1.4. Principales conceptos del psicoanálisis ........................................................................... 8
1.5. Fundamentos del Psicoanálisis ...................................................................................... 10
1.6. Las Tópicas .................................................................................................................... 11
1.7. Teorías del Psicoanalisis ................................................................................................ 15
1.7.1. Teoria del inconsciente ............................................................................................ 15
1.7.2. Teoría de los sueños ................................................................................................ 16
1.7.3. Teoría de la Personalidad y del Comportamiento ................................................... 16

CONCLUSIONES ................................................................................................................... 17
BIBLIOGRAFÍA ..................................................................................................................... 18
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo monográfico es de carácter informativo y descriptivo buscando hacer una

investigación sobre aspectos relevantes del psicoanálisis, fundamentos, niveles, características,

diferentes métodos de implicación y su objeto de estudio.

El psicoanálisis, una de las teorías más controvertidas en la psiquiatría moderna fundamentó el

estudio formal de la mente, y constituyó un punto de partida para el nacimiento de la psiquiatría

moderna, estudiando al ser humano como un ser integro, pensante y creando un sustento teórico

para explicar la enfermedad mental, la cual hasta el punto de su creación recaía en la

manicomialización.

Al finalizar la presente monografia, presentamos las conclusiones y la referencias bibliografías

respectivas, esperando que el presente trabajo sea de gran utilidad para el lector.
PSICOANÁLISIS

1.1. Definiciones:

El psicoanálisis es un método creado por el médico y neurólogo austriaco Sigmund Freud

(1856-1939) que tiene como objetivo la investigación y el tratamiento de las enfermedades

mentales. Se basa en el análisis de los conflictos sexuales inconscientes que se originan en la

niñez. (De Echano J, 1995: 52)

Con el nombre de psicoanálisis se designa tanto al conjunto de teorías formuladas por Freud

acerca de la estructura y funcionamiento de la psique humana como al tipo de terapia

psicológica basada en la mismas. En su primer sentido, el psicoanálisis envuelve una

concepción exhaustiva del ser humano que ejercería una profunda influencia en todos los

ámbitos de la cultura, a pesar de que fue polémica y diversamente negada desde sus inicios.

En la actualidad, habiendo sido repetidamente señalada la inverificabilidad de algunos de sus

dogmas y especulaciones, el psicoanálisis tiende a considerarse más como una escuela

psicológica que como una ciencia. (Delgado H, Iberico M., 1933:78)

1.2. Biografia de sus Representantes:

1.2.1. SIGMUND FREUD (FREIBERG, 1856 - LONDRES, 1939)

Sigmund Freud fue sin duda una de las personas más influyentes dentro del desarrollo del

pensamiento durante el siglo XX. Su teoría que nuestras mentes guardan recuerdos y

emociones en nuestro subconsciente transformó la forma en la que los humanos estudiaban la

mente humana.

Sigmund Freud nació el 1856 en Freiberg, una pequeña ciudad de Morávia, integrada entonces

en el Imperio Austrohúngaro. Su familia se trasladó a Viena cuando él tenía cinco años. Tanto
en el Gymnasium como en la Facultad de Medicina hubo de aguantar las risas y los insultos de

los compañeros a causa de su origen judío, unas experiencias de juveniles que le fortalecerán

y enseñarán a formar parte de los marginados y siempre criticados; con ellas se preparó para

resistir el escándalo y el rechazo que sus teorías desencadenarán en la conservadora sociedad

vienesa. (Freud, S. 1996:54)

1.2.2. JOSEF BREUER (1842– 1925)

En el año siguiente, de vuelta a Viena, se casa y abre su consultorio privado. Con muchas

privaciones económicas, comienza su práctica clínica y la elaboración de lo que será el

psicoanálisis. En este camino, toma relieve la amistad, soporte económico y fructífera

colaboración con el psiquiatra vienés Joseph Breuer; conjuntamente van escribir y publicar

unos Estudios sobre la histeria (1895). Breuer intentaba hacer revivir los traumas o conflictos

emocionales que sus enfermos habían vivido en la infancia; cuando este trauma escondido y

reprimido emergía a la conciencia, la mente quedaba liberada (catarsis) y desaparecían los

síntomas o trastornos psíquicos. (Barranco, A .1992:74)

Puede, en cierta medida, ser considerado como el "abuelo" del psicoanálisis. La historia de el

famoso caso de Anna pasa a ser la fuente del desarrollo teórico de Freud con el psicoanálisis.

Simultáneamente con su práctica clínica, Breuer llevan a cabo tareas de investigación en el

Instituto de Fisiología, dirigido por Ernst von Brüke. Es en este contexto que, en 1880, se reunió

con Freud.

La relación entre Freud y Breuer fue bastante característica de los vínculos que Freud

establecería en esos años e incluso más tarde, con su mezcla de dependencia, la admiración y

la competencia. Breuer desempeñó un papel paternal en Freud, incluso lo apoyó

económicamente a su colega más joven en los años en que fundó su vida familiar.
1.2.3. JACQUES LACAN

Un 13 de abril de 1901 nace Lacan en Paris, sus padres Emilie Baudry y Alfred Lacan eran

típicos representantes de la religiosa burguesía parisina.

Recién en 1966 escribe su primer libro, así mismo fue una recopilación de textos, de

aproximadamente treinta años publicados con el título de Los escritos que surgieron también

de su Seminario dictado en el anfiteatro del Hospital Saint – Anne el que se desarrolló desde

el año 1953 al 63, Seminario que siempre fue muy frecuentado y del que participaron médicos,

escritores, filósofos y psicoanalistas. (Delgado H, Iberico M., 1933:91)

En esa época lo conocían solamente sus colegas, pacientes y alumnos, pero el “gran” público

lo conocerá recién en esos años sesenta.

Lacan reinterpreta el inconsciente freudiano y de esa forma reacciona contra una cierta manera

de deslizamiento del psicoanálisis hacia la psicología y también contra una “ortopedia del yo”,

su reinterpretación muestra al sujeto dividido por su propio discurso, de esta forma remite el

inconsciente a la estructura del lenguaje, en síntesis, al significante.

Así va construyendo un sujeto que no se sustenta en lo subjetivo sino en la certeza. Culminando

con la definición del sujeto barrado, en tanto efecto del lenguaje y producción significante. Así

en Lacan hay un doble origen en la división del sujeto, división debida a la incidencia del

significante en el deseo y la debida a la pulsión sexual, concepto éste netamente freudiano. Por

eso Lacan puede escribir: “es el reconocimiento de la pulsión lo que permite construir con

certeza el funcionamiento llamado por mí de división del sujeto o de alienación.” (Barranco, A

.1992:78)

A partir del año 1963 y a raíz de la expulsión que sufre por parte de la IPA y por la intervención

de Althusser su Seminario comienza a desarrollarse en la Escuela Normal Superior de Paris.


Como consecuencia de estos acontecimientos funda el 27 de Junio de 1964 su propia escuela,

La Escuela Freudiana de París, abriéndola a los no analistas.

Todo el pensamiento de Lacan nos conduce en esa dirección, relacionado con el más allá del

Edípo y con la prueba de lo Real en la cura.

1.2.4. ALFRED ADLER (VIENA, 1870 – ABERDEEN, 1937)

Psiquiatra austriaco. Las doctrinas de Sigmund Freud sobre las neurosis atrajeron la atención

de Adler, quien en los primeros tiempos después de su licenciatura ejercía como especialista

oculista. Se pasó entonces al campo del Psicoanálisis, en el que realizó importantes

investigaciones sobre el desarrollo y la curación de las neurosis de los niños, llegando bien

pronto a conclusiones que le indujeron a elaborar una doctrina propia.

En tanto que Freud atribuye todas las psicopatías a la movilización (“Verdrängung”) de los

instintos sexuales, Adler las reduce al instinto de poder. En el muchacho anormal, el “complejo

de inferioridad” se convierte, por decirlo con las mismas palabras de Adler, en “un factor

permanente del desarrollo psíquico del individuo”. (De Echano J, 1995: 63)

El sentimiento de inferioridad que genera el estado de dependencia de la niñez constituye el

motor de la voluntad de poder que anima al niño a demostrar su superioridad sobre los demás.

Freud admitía la existencia de este complejo, pero lo subordinaba a móviles inconscientes más

profundos, de raíz en gran medida sexual. Posteriormente, el sentimiento de inferioridad es

combatido y psicológicamente compensado, a su vez, por la fuerza de “expansión de la

personalidad”, que es la que condiciona “el estilo de vida” de todo individuo. (Barranco, A

.1992:84).
1.2.5. CARL GUSTAV JUNG

Fue un psicólogo y psiquiatra suizo nacido en 1875 y fallecido en 1961. Colaboró con Freud

desde 1907 a 1912 y durante esos años, fue su auténtico discípulo, pero con una personalidad

propia.

Veía la vida psíquica como un conjunto de “complejos” de diversos centros mentales, porque

se lo sugerían sus estudios asociativos en su investigación sobre la esquizofrenia.

Difiere de su maestro en que concede una mayor dimensión a la psique humana y porque siendo

hijo de un pastor protestante, aficionado a las lenguas orientales, tanto su formación como su

propia convicción no le permitían compartir el criterio netamente ambientalista de Freud quien

atribuía a la represión sexual, durante las etapas del desarrollo, el origen de las patologías

mentales. (Barranco, A .1992:83)

Para Jung, la mente humana la integra la conciencia, el inconsciente individual y el

inconsciente colectivo. Este último representa la superación del nivel organicista del esquema

freudiano al añadirle un componente cultural trascendente.

Introduce el concepto de arquetipos al referirse a cada uno de los residuos primarios de la

memoria, comunes a todos los individuos o a grupos étnicos particulares y derivados del

llamado “inconsciente colectivo”. (Delgado H, Iberico M., 1933:97)

La liberación de los contenidos inconscientes, cuyos arquetipos aparecen siempre en forma

simbólica, se realiza, como también lo afirmaba Freud, en el sueño, que, en el caso del

inconsciente colectivo, hace referencia a los mitos, antiguos y modernos, patrimonio y

expresión de las experiencias humanas colectivas.

Jung veía analogías entre la estructura de la psicología individual y los mitos y producciones

primitivos, principalmente en los sueños.


Su actitud frente a los sueños está impregnada de religiosidad. Los sueños vuelven a ser

mensajeros de lo trascendente, dotados a veces de poder profético. La neurosis se convierte

también en “religiosidad reprimida”. Los dioses negados se convierten en fobias, obsesiones,

delirios que ahora son enfermedades.

1.3. Tres niveles en el psicoanálisis

En la definicion clásica del psicoanalisis, Freud habla de tres niveles:

a) Un método de investigación: Que consiste esencialmente en evidenciar la significación

inconsciente de las palabras, actos, producciones imaginarias (sueños, fantasías, delirios)

de un individuo. Este método se basa principalmente en las asociaciones libres del sujeto,

que garantizan la validez de la interpretación.

b) Un método psicoterápico: basado en esta investigación y caracterizado por la

interpretación controlada de la resistencia, de la transferencia y del deseo. En este sentido

se utiliza la palabra psicoanálisis como sinónimo de cura psicoanalítica; ejemplo,

emprender un psicoanálisis (o un análisis).

c) Un conjunto de teorías psicológicas y psicopatológicas: en las que se sistematizan los

datos aportados por el método psicoanalítico de investigación y de tratamiento.

Sin embargo; Psicoanálisis es una palabra que se utiliza usualmente como sinónimo de

tratamiento terapéutico, que sólo tiene ese sentido cuando el terapeuta es Psicoanalista

especializado en la teoría de Sigmund Freud.

1.4. Principales conceptos del psicoanálisis

Dado que concibe el psiquismo como formado por sistemas con características y funciones

distintas y dispuestas en determinado orden, Freud utilizó el concepto de tópica. (Se usan para

disimular una verdad; especialmente en el discurso político, o para simplificar una idea.)
a) Primera tópica: el psiquismo está formado por los sistemas consciente, preconsciente e

inconsciente.

 Contenidos conscientes: son datos inmediatos de la conciencia, responden a las leyes de

la lógica y están gobernados por el principio de realidad, por lo que busca la adaptación al

mundo exterior. Mediante el sistema percepción-conciencia está vuelto hacia el mundo

exterior, aunque también es capaz de atender a los estímulos procedentes de la vida

psíquica interior.

 Contenidos inconscientes: sólo pueden ser inferidos pues el sujeto no es consciente de

ellos; no les afecta las leyes de la lógica ni categorías como el tiempo y el espacio. Están

regidos por el principio del placer (inclinación a la realización inmediata del deseo, y con

ello de la gratificación), del que la realización alucinatoria del deseo es una de sus

principales manifestaciones. Son de dos clases:

• Los sujetos a represión (dinámicamente inconscientes)

• Los inconscientes en un momento determinado pero que pueden transformarse en

conscientes por que no son reprimidos por el sujeto. Son los contenidos preconscientes.

b) Segunda tópica: Estructura del aparato psíquico:

 Yo: se identifica con el consciente y representaría la razón y al sentido común: se

gobierna por el principio de realidad.

 Ello: se corresponde con el inconsciente, depositario de los instintos y gobernado por

el principio del placer. Desorganizado, emocional, oscuro y difícilmente accesible.

 Super-yo: procede de la introyección (incorporación de algo exterior) de las figuras de

los progenitores, tal como eran vividas en la niñez y depositarias de lo que está bien y

mal. Incluye elementos conscientes e inconscientes. La culpa se produce cuando la

conducta entra en conflicto con el super-yo.


Freud creyó que existe una relación antagónica y conflictiva ente las tres instancias. El yo debe

buscar la armonización y acaba sirviendo a "tres severos amos":

 La realidad: fracaso: angustia real.

 Al super-yo; fracaso: angustia moral.

 Al ello: fracaso: angustia neurótica.

El objetivo del psicoanálisis es robustecer el yo, hacerlo más independiente del super-yo y

ampliar su dominio sobre el ello.

1.5. Fundamentos del Psicoanálisis

El psicoanálisis conquista cada vez más adeptos como método terapéutico, debido a que rinde

a los pacientes un beneficio mucho mayor que ninguna otra forma de tratamiento. Su principal

sector de aplicación es el de las neurosis más leves, como la histeria, las fobias y los estados

obsesivos; además, permite alcanzar considerables mejorías y hasta curaciones en las

deformaciones del carácter y en las inhibiciones y desviaciones sexuales. Su influencia sobre

la demencia precoz y la paranoia es dudosa, mientras que en circunstancias favorables puede

hacer frente aun a los más graves estados depresivos. (Freud, S. 1996:63)

Los resultados terapéuticos del psicoanálisis se fundan en la sustitución de actos psíquicos

inconscientes por otros conscientes, y su alcance llega hasta donde se extiende la injerencia de

este proceso en la enfermedad a tratar. Dicha sustitución se lleva a cabo superando resistencias

internas en la vida psíquica del paciente.

El psicoanálisis se halla sólidamente fundado en la observación de los hechos de la vida

psíquica, de modo que su superestructura teórica es todavía incompleta y se encuentra en

constante modificación. No hemos de asombrarnos si el psicoanálisis, que originalmente sólo

pretendía explicar los fenómenos psíquicos patológicos, llegó a convertirse en una psicología

de la vida psíquica normal. La justificación de tal desarrollo surgió al descubrirse que los
sueños y los actos fallidos (las “parapraxias”, como las equivocaciones del habla, etc.) de los

seres normales responden al mismo mecanismo que los síntomas neuróticos. (Miller, G. A.

1983:74)

1.6. Las Tópicas

Tópica hace referencia a una Teoría o punto de vista que supone una diferenciación del aparato

psíquico en cierto número de sistemas dotados de características o funciones diferentes y

dispuestos en un determinado orden entre sí, lo que permite considerarlos metafóricamente

como lugares psíquicos de los que es posible dar una representación espacial figurada.

Corrientemente se habla de dos tópicas freudianas. (Miller, G. A. 1983:96)

a) Primera Tópica: Son el consciente, pre consciente e inconsciente:

 El inconsciente:

Es la zona realmente descubierta y en parte explorada por Freud, la cual él explica de la

siguiente manera: "Denominaremos inconsciente a aquellas representaciones latentes de

las que tenemos algún fundamento para sospechar que se hallan contenidas en la vida

anímica...", más adelante Freud profundiza afirmando: "Una representación inconsciente

será entonces una representación que no percibimos, pero cuya existencia estamos, sin

embargo, prontos a afirmar, basándonos en indicios y pruebas.". Partiendo del hecho

clínico de la resistencia que mostraban sus pacientes al concientizar ciertos contenidos

representativos de los que no tenían la menor idea, Freud explica : "Nuestra cotidiana

experiencia personal nos muestra ocurrencias cuyo origen desconocemos y resultados de

procesos mentales cuya elaboración ignoramos. Todos éstos actos conscientes resultarán

faltos de sentido y coherencia si mantenemos la teoría de que la totalidad de nuestros

actos psíquicos ha de sernos dada a conocer por nuestra conciencia y, en cambio,


quedarán ordenados dentro de un conjunto coherente e inteligible si interpolamos entre

ellos los actos inconscientes deducidos.".

Freud va captando progresivamente las característica extrañas que presentan los

contenidos de ese oculto sistema, especie de escenario fantasmal, donde los

representantes ideáticos de las pulsiones instintivas, a las que se les prohibió una normal

expresión consciente, han sido condenados a vivir su muerte oficial en ese antro oscuro.

Freud lo explica de la siguiente manera: "El psicoanálisis nos ha revelado que la esencia

del proceso de la represión no consiste en suprimir y destruir una idea que representa a

la pulsión sino en impedirle hacerse consciente. Decimos entonces que dicha idea es

inconsciente y tenemos pruebas de que, aún siéndolo, puede producir determinados

efectos, incluyendo algunos que acaban por llegar a la conciencia. Todo lo reprimido

tiene que permanecer inconsciente; pero queremos dejar sentado desde un principio que

no forma por sí solo todo el contenido de lo inconsciente. Lo reprimido es, por tanto, una

parte de lo inconsciente". (Miller, G. A. 1983:87)

Características:

 Sus contenidos están constituidos por representaciones de las pulsiones instintivas,

en forma de fantasías, ideas, deseos.

 No existen allí coordenadas espacio-tiempo que rigen la lógica de las

representaciones de las representaciones de la realidad, en el ámbito consciente, ni

sigue su lógica normal, sino más bien las del deseo pulsional; no hay allí, en

definitiva, ni negación ni principio de contradicción, ni matizaciones dubitativas.

 Estos contenidos están cargados de energía instintiva, dotada de gran movilidad:

por una parte, se producen desplazamientos (de esta forma su carga energética pasa

de una representación a otra), y condensaciones de muchas en una sola; y, por otra


parte, se empeñan en retornar a la conciencia, tropezando entonces con la barrera

de la censura defensiva, no pudiendo acceder a los sistemas preconscientes y

conscientes sino "disfrazados" (en forma de compromiso o transacción) entre dos

impulsos optativos inconciliables. (Barranco, A .1992:93).

 El pre consciente:

Es el sistema situado entre el inconsciente y el consciente, separándole de aquél, la

censura. Está formado por aquellos sentimientos, pensamientos, fantasías, etc. que no

están presentes en la conciencia, pero que pueden hacerse presentes en cualquier

momento. No hay que vencer gran resistencia para que se hagan conscientes. Cuando

decimos, por ejemplo: “Lo tengo en la punta de la lengua” casi siempre estamos

haciendo referencia sin saberlos, a algo que está representado en nuestro preconsciente.

El preconsciente funciona de acuerdo con las leyes de la lógica. (Mitchell, S. 1995:41).

Características:

 No tienen prohibido el paso a la conciencia, en cuanto que no han sido rechazados

o expulsados de ella por la represión, ni existe una censura de carácter

inconsciente.Se rigen por el proceso secundario, lo mismo que ocurre respecto a los

del sistema consciente, y sus representaciones están ligadas a las palabras, es decir,

el lenguaje verbal.

 El normal almacenaje de información en la memoria se haría en el preconsciente,

mientras que las huellas de ciertas experiencias vivenciales que han sido objeto

represión se inscribirían en el sistema inconsciente.

 El consciente:

Este sistema es el que nos hace relacionarnos en forma directa con la realidad a través

de todo lo que percibimos. Las representaciones conscientes son todo lo que


registramos ya sea afuera nuestro (lo que vemos, escuchamos, hacemos, etc.) como lo

que pasa dentro (lo que recordamos, deseamos, sentimos, etc.).

Por medio de la conciencia conocemos las cosas en forma reflexiva. Sin embargo para

la teoría psicoanalítica no sólo el sistema consciente es el que percibe. También los

inconsciente y lo preconsciente están presentes en el momento de percibir. Esa

presencia hace que muchas veces la percepción esté distorsionada por algún deseo

inconsciente que esté incidiendo. (Mitchell, S. 1995:32).

b) Segunda Tópica: el Ello, el Yo y el Superyó

 Ello:

El ello es el núcleo original del aparato psíquico, aquí residen los instintos, las

tendencias, las pasiones, las pulsiones. Este componente es totalmente inconsciente y

se rige por el principio del placer, definido este último como la tendencia hacia la

descarga de las pulsiones de manera directa y total.

 Super Yo:

El superyó es una formación que se desprende del yo, y está formado por normas

morales de la sociedad, debido a esto se rige por el principio del deber ser.

 Ego O Yo:

El yo es una parte del ello que ha sido modificada durante el desarrollo de la

personalidad y que está en contacto con el medio ambiente; se rige por el principio de

realidad, que son las demandas ambientales que determinan la adaptación del individuo

a su entorno social.
1.7. Teorías del Psicoanalisis

1.7.1. Teoria del inconsciente


Freud concibió el inconsciente sólo como inconsciente individual, en el que se encuentran

las vivencias reprimidas del sujeto individual, pero Jung supuso, además del inconsciente

individual, el inconsciente colectivo, en el que habría que situar las vivencias comunes a toda

la humanidad o arquetipos y que se transmiten hereditariamente.

Freud tuvo razones muy importantes para la defensa de la existencia de mente inconsciente;

las principales:

 Los fenómenos de hipnosis le mostraron que podemos saber algo sin saber que lo sabemos,

y que podemos desear algo sin saber la auténtica razón de ese deseo.

 La referencia a una motivación inconsciente permite comprender los actos fallidos

(acciones aparentemente desprovistas de sentido por ser contrarias a la intención de la

persona que las realiza) y las confusiones verbales o "lapsus lingue" que ocurren en la vida

cotidiana y a personas normales.

 El mundo simbólico de los mitos, novelas y en particular los sueños; el análisis de los sueños

era para Freud "el camino real" para acceder a la provincia de lo Inconsciente. Los sueños

sólo se pueden entender a partir de un significado profundo, no consciente, distinto del

significado explícito y superficial.

 Sus estudios sobre la histeria le hicieron ver que en la mente pueden existir experiencias

y motivaciones determinantes de la conducta y de la salud física sin que, por efecto de la

represión, se sea conscientes de ello.

 Los efectos de la terapia psicoanalítica sólo se comprenden a partir de la teoría de

la represión y de la descarga de una fuerza emocional inconsciente.


1.7.2. Teoría de los sueños

Uno de los descubrimientos más importantes de Freud es que las emociones enterradas en la

superficie subconsciente suben a la superficie consciente durante los sueños, y que recordar

fragmentos de los sueños pueden ayudar a destapar las emociones y los recuerdos enterrados.

A lo largo de su obra más conocida, La Interpretación de los Sueños, Freud utiliza sus propios

sueños como ejemplos para demostrar su teoría sobre la psicología de los sueños. Freud

distingue entre el contenido del sueño "manifiesto" o el sueño experimentado al nivel de la

superficie, y los "pensamientos de sueño latentes", no conscientes que se expresan a través del

lenguaje especial de los sueños. (Mitchell, S. 1995:65).

Freud mantiene que todos los sueños representan la realización de un deseo por parte del

soñador, incluso los sueños tipo pesadilla. Hay sueños negativos de deseos, donde lo que

aparece es el incumplimiento de un deseo. Para esto se dan varias explicaciones, entre las cuales

está la satisfacción de una tendencia masoquista. No obstante, sigue en pie la conclusión

general de Freud: los sueños son realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos. Según su

teoría, la "censura" de los sueños produce una distorsión de su contenido.

Freud propone que al valor del análisis de los sueños se radica en la revelación de la actividad

subconsciente de la mente. (Barranco, A .1992:65)

1.7.3. Teoría de la Personalidad y del Comportamiento

Según Sigmund Freud, el ser individuo está bajo un determinismo psíquico, afirmaba que nada

ocurre al azar, regla a la que, tampoco se sustraían los procesos mentales. Cada pensamiento,

sensación, recuerdo, acto tiene una o varias cosas. Su teoría plantea que la personalidad humana

es el producto de la lucha entre tres fuerzas en interacción, que determinan el comportamiento

humano. (Barranco, A .1992:65)


CONCLUSIONES

 Freud y sus seguidores fueron sin duda personajes influyentes del siglo XX, sus teorías

marcaron las fronteras de un antes y un después en la comprensión de la naturaleza humana,

la cultura, el arte, la religión.

 El Psicoanálisis es la más popular de las doctrinas psicológicas, forma parte de nuestra

cultura, ha dejado su huella en ámbitos tan diversos como la neurología, la psiquiatría, la

psicología, la pedagogía, la sociología, la filosofía, la hermenéutica, la antropología, la

historia, la religión, la literatura, el arte, el cine, etc.

 El psicoanálisis abrió una nueva visión de la enfermedad mental, que sugería que el hecho

de hablar de los problemas personales con un profesional, podría ayudar a aliviar los

síntomas de los trastornos psicológicos.

 Consideramos que la psicoanalisis es muy importante para cada ser humano ya que por

medio de este llegamos a conocernos y a comprendernos y así al comprender nuestras

situaciones sabremos lo que queremos y a donde queremos llegar y por lógica al saber lo

que sentimos y como actuamos podemos llegar a comprender a los demás.


BIBLIOGRAFÍA

De Echano J, Martínez E, Montarelo P, Navlet I. Episteme: Historia de la Filosofía. 1º


Edición.

Delgado H, Iberico M. Psicología. 1º Edición. Lima: Santa María; 1933

Freud, S. (1996). El análisis profano (Capitulo CLII, secciones 1 a 5, Tomo 3, pp. 2911-2939)

Miller, G. A. (1983). Sigmund Freud, Psicoanalista (Capitulo 15, pp. 312

Mitchell, S. & Black, M. (1995). Sigmund Freud and the classic psychoanalytic tradition (pp.
1- 22

Sánchez-Barranco, A., La condición científica del psicoanálisis, Apuntes de Psicología, 36,


1992, 57-76.

Paginas Webs Consultadas

https://www.ipa.world/IPA/IPA_Docs/Spanish%20About%20Psychoanalysis.pdf

https://psico.edu.uy/sites/default/files/cursos/int-teorias_psicoanalisis1.pdf

http://scielo.isciii.es/pdf/neuropsiq/n96/v25n4a06.pdf