Que es el BID?

Iniciativa largamente esperada por los países latinoamericanos, el Banco Interamericano de Desarrollo se creó en 1959 como una innovadora institución financiera multilateral para el desarrollo económico y social de América Latina y el Caribe.

Sus programas de préstamos y de cooperación técnica van más allá del mero financiamiento, por cuanto apoyan estrategias y políticas para reducir la pobreza, impulsar el crecimiento sostenible, expandir el comercio, la inversión y la integración regional, promover el desarrollo del sector privado y modernizar el Estado. Los programas e instrumentos del BID fueron modelos para la creación de otras instituciones multilaterales de desarrollo a nivel regional y subregional. El BID constituye actualmente la principal fuente de financiamiento multilateral para proyectos de desarrollo económico, social e institucional en los países de América Latina y el Caribe. El Grupo BID está está integrado por el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Interamericana de Inversiones (CII) y el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin). La CII enfoca su acción en el apoyo a la pequeña y mediana empresa, mientras que el Fomin promueve el desarrollo del sector privado a través de donaciones e inversiones

Investigaciones del BID Expectativas de crecimiento e inflación August 22, 2007 A pesar de la reciente turbulencia que sufrieron los mercados, las expectativas de crecimiento en Latinoamérica permanecen en niveles altos.

La tasa de crecimiento esperada promedio para el 2007, para los países latinoamericanos, es de 5.21%. Este valor es 0.02% más alto que el del último mes. Sin embargo, se espera que el crecimiento se desacelere para el 2008, alcanzando un promedio simple de 4.65%, prácticamente el mismo valor que había sido proyectado el mes anterior. Por otro lado, las expectativas de inflación continuaron aumentando, alcanzando un promedio de 5.93% para el 2007, 0.15% más alto que el estimado el mes anterior. En promedio se espera que la inflación aumente en 2008, aunque los resultados difieren según el país considerado.

Crecimiento Las expectativas de crecimiento para el 2007 aumentaron en cuatro países, particularmente en Brasil donde se espera que el crecimiento en el 2007 sea 4.64% y no 4.38% como se había pronosticado el mes anterior.

La tasa de crecimiento esperada aumentó 0.1 puntos porcentuales en Chile (donde pasó de ser 5.9% a ser 6.0%) y en Guatemala (donde pasó de ser 4.3% a ser 4.4%) y aumentó 0.06 puntos porcentuales en Uruguay (de 4.96% a 5.02%). Por otro lado, la tasa de crecimiento esperada para el 2007 se mantuvo estable en Argentina (7.7%), Costa Rica (5.8%), Colombia (5.8%), Honduras (5.4%) y Perú (7.2%). A su vez, la misma cayó en Bolivia 0.01%, pasando a ser ahora 4.42%, en México 0.03%, pasando a ser 3.06% y en Paraguay 0.2%, pasando de 3.31% a 3.11%. A su vez, se espera que en el 2008 se desacelere el crecimiento, alcanzando un nivel promedio de 4.65%, prácticamente el mismo pronóstico que el realizado el mes pasado para el 2008 (4.64%) pero menor que el actual estimado para el 2007 cuyo promedio es 5.21%. Sin embargo, en tres países se pronostica un crecimiento mayor en el 2008 que en el 2007: Costa Rica (6.00%), México (3.65%) y Paraguay (3.24%). En comparación con el mes pasado, las expectativas de crecimiento para el 2008 aumentaron este mes en Bolivia, Brasil, Chile, México y Uruguay; disminuyeron en Paraguay, y permanecieron iguales en Argentina, Costa Rica y Honduras

Inflación Las expectativas de inflación para el 2007 aumentaron en la mayoría de los países, especialmente Bolivia, donde pasaron de 6.47% a 7.2%. En Chile las expectativas de inflación continuaron incrementándose a pesar del salto significativo que ya habían tenido el mes pasado, ahora son 4.8% contra 4.1% de julio. Las expectativas de inflación también subieron en Brasil, ahora 3.59% antes 3.47%, en Colombia ahora 5.15% antes 5.04%, en Uruguay pasaron de 7.27% a 7.68% actualmente y en Paraguay ahora 6.68% contra 6.32% del mes anterior. También aumentaron marginalmente en México a 3.58%. Las expectativas de inflación cayeron en Guatemala 0.36% alcanzando una tasa de 6.31%. Por otro lado, se espera que la tasa de inflación suba en el 2008 del promedio corriente de 5.93% para el 2007 a 6.54% para el próximo año. En comparación con los resultados del mes anterior, las expectativas de inflación para el 2008 subieron de 6.3% a 6.54%. Las tasas de inflación esperada para el 2008 subieron en los siguientes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay; cayeron en Guatemala y México, y no cambiaron en Costa Rica y Honduras.

La baja productividad del sector petrolero June 22, 2007 Un reciente estudio del BID explora las causas de la baja productividad del sector petrolero en Ecuador y plantea medidas para aumentarla en el corto y mediano plazos. Según el estudio, la baja productividad no es un problema exclusivo de Ecuador, los países andinos en general están produciendo muy por debajo de su potencial minero dada su dotación de reservas. Los bienes primarios representan el 99.6% de las exportaciones de bienes de Ecuador en el promedio de los últimos veinte años. De éstas, 54% corresponden a petróleo crudo y sus derivados y el resto son exportaciones de bienes agrícolas y animales en una proporción de 70:30 aproximadamente. La especialización en exportación de bienes primarios es común a todos los países andinos y responde a un patrón de división internacional del trabajo muy simplificado en el cual los países asiáticos producen manufacturas; los industrializados, tecnología y servicios especializados, y el resto de los países, en particular los de América Latina y el Caribe (ALC), suplen materias primas y energía. Los países de ALC y en particular los de la Región Andina se están especializando en la producción de bienes primarios dada su fabulosa dotación de Recursos Naturales y el conocimiento acumulado después de décadas de producción. Sin embargo en la mayoría de estos bienes, los mineros en particulares, los países andinos están produciendo muy por debajo de su potencial dada su dotación de reservas.

Estructuras fiscales en América Latina May 21, 2007 Los montos modestos de gasto público total en América Latina están significativamente por debajo de los patrones mundiales actuales, pero no de los patrones históricos de los países desarrollados. Considerando los niveles de desarrollo de los países, se esperaría que, en promedio el gasto público total en América Latina representara 31,8% del PIB, pero en realidad llega solo a 23,1% del PIB, o 20,4% si se excluye a Argentina, Brasil y Uruguay, que son casos que no se ajustan a esta generalización. Sin embargo, estas comparaciones internacionales están sesgadas por la inclusión de los países desarrollados, cuyo gasto público aumentó especialmente entre 1960 y 1980. Si la comparación se hace entre América Latina en la actualidad y los países desarrollados cuando tenían niveles de desarrollo semejantes a los nuestros actualmente, los resultados son muy diferentes. La participación promedio del gasto público consolidado en las economías desarrolladas durante la década de los años treinta era aproximadamente 22%, el mismo nivel promedio para las economías de América Latina en 2000. Por supuesto, en ambos contextos han existido países relativamente alejados de este parámetro (El Salvador o Guatemala en la actualidad o Noruega y España en los treinta presentan niveles de gasto público inferiores a 13% del PIB).

Poca focalización del gasto social Con la excepción de Chile donde el gasto social es claramente progresivo, el total del gasto en educación y salud tienden a distribuirse aproximadamente por igual por niveles de ingreso (ver Gráfico 1).

En general, el gasto en educación primaria se distribuye en forma progresiva, pero en los demás niveles de educación tiende a concentrarse en los grupos de ingreso más altos, debido a que la deserción escolar se concentra en los grupos de ingreso más bajo. En salud, la distribución de los gastos difiere mucho de unos países a otros: es francamente progresiva en Argentina, Chile, Costa Rica, El Salvador y Honduras, aproximadamente plana en Colombia y Uruguay, y fuertemente regresiva en Bolivia. Seguridad social, altos beneficios para muy pocos y elevados déficit corrientes y actuariales

Estrategia para Chile Un equipo de profesionales del BID en coordinación con Chile prepara la estrategia de país. En este documento, marco de referencia para las operaciones financiadas por el Banco, se establece las prioridades de desarrollo del país que son consistentes con las estrategias de desarrollo del BID para la región. La estrategia de país con Chile, incluye el programa esperado por el Banco. La estrategia de país incluye una síntesis de la actual situación económica del país y una estrategia de desarrollo del Banco para el país dividida por sector. Las estrategias de país son preparadas en base a un estudio analítico hecho por el Banco y otros participantes en una amplia escala de sectores económicos y sociales, tales como desarrollo urbano y rural, salud, educación, modernización del estado, transporte, comercio, medio ambiente, entre otros.

Estrategia Operacional con Chile La estrategia de país incluye una síntesis de la actual situación económica del país y una estrategia de desarrollo del Banco para el país dividida por sector. Las estrategias de país son preparadas en base a un estudio analítico hecho por el Banco y otros participantes en una amplia escala de sectores económicos y sociales, tales como desarrollo urbano y rural, salud, educación, modernización del estado, transporte, comercio, medio ambiente, entre otros. Estrategia Operacional con Chile La estrategia del Banco en Chile se centrará en 3 áreas: 1) Facilitar al pueblo chileno el acceso a oportunidades. El apoyo del Banco se centrará en: mejorar la calidad de la educación en Chile y fomentar la educación primaria, reducir la pobreza, y reforzar el sistema de protección social, incluyendo un paquete de medidas para mejorar el sistema de pensiones. También se apoyarán iniciativas para promover la inclusión de los grupos sociales más vulnerables. 2) Ayudar a Chile a reducir las brechas de competitividad e ingresos con respecto a las economías desarrolladas. El Banco apoyará la innovación y el desarrollo tecnológico, dedicando una especial atención al fortalecimiento de la seguridad energética a medio y largo plazo. El BID también apoyará el desarrollo de los mercados de capital, el incremento de producción de las micro, pequeñas y medianas empresas y el fortalecimiento del sector exterior en áreas tales como la agricultura, el turismo y la sostenibilidad medioambiental, áreas que permitirán a Chile asegurarse un cierto desarrollo potencial.

3) Lograr una mayor eficiencia del sector público y un Estado más cercano a los ciudadanos: El Banco también ha propuesto asistencia a Chile para promover su desarrollo territorial y la construcción de las condiciones institucionales para su sostenibilidad y la creación de mecanismos para tener gobiernos responsables y participativos, al mismo tiempo que se trabaja en la mejora del gobierno nacional. Estos desafíos permiten la realización de una propuesta y su articulación para el desarrollo de los países. El objetivo de esta estrategia es lograr mayores opotunidades socio-económicas, así como el favorecimiento de una mayor equidad e integración de los chilenos mediante el reforzamiento de la democracia, la ciudadanía y la trasparencia gubernamental