You are on page 1of 2

Anécdota

Una anécdota1 es un cuento corto que narra un incidente


interesante o entretenido, una narración breve de un suceso
curioso, triste o divertido, algo que se supone que le haya
pasado a alguien o a uno mismo.
Siempre está escrita como si se trataran de hechos reales,
por ejemplo un accidente con personas reales como
personajes, en lugares reales. No obstante y con el correr del
tiempo, las pequeñas modificaciones realizadas por cada
persona que la cuenta pueden derivar en algo con mucho de
ficción, que sigue siendo contada pero en general que tiende
a ser más exagerada.

La objeción
Presentar objeciones ante los argumentos de los demás no es una
tarea fácil; debemos saber expresar nuestro desacuerdo, pero
sobre todo explicar por qué. A esto se llama contraargumentar.
Si en un diálogo en nuestra vida diaria es muy normal contradecir lo
que alguien dice (cuando no estamos de acuerdo, decimos "eso no
es así, porque"), también a la hora de escribir hay que hacerlo, es
decir, adelantarnos a posibles argumentos, y tener en cuenta las
opiniones ajenas. De ese modo nuestro receptor ve un
razonamiento más amplio, y nos mostramos más objetivos.

Pedir aclaraciones
Puede que en un debate existan términos importantes sin que se
haya aclarado suficientemente su significado. También puede
ocurrir que se maneje una misma palabra y cada uno de los
contrincantes la use con un significado diferente. Cuando eso
ocurra, no basta tampoco con la definición de un diccionario, pues
el diccionario recoge varios significados de gran parte de las
palabras. De ahí que resulte conveniente introducir una pregunta
aclaratoria del tipo:
¿Puedes definir la palabra X que acabas de introducir en el
debate? o
Has usado la palabra X. ¿Podrías aclarar su significado? ¿Qué
entiendes tú por…?

Señalar incoherencias
Podemos plantear una objeción hacia los argumentos de nuestros
contrincantes en el debate señalando que, en la justificación de sus
puntos de vista, han introducido algunas incoherencias. Es decir,
que ha ido cambiando, en algún aspecto, algo que decían. Si, en dos
momentos diferentes, alguien expresa una idea y su contraria
entonces la incoherencia se transforma en contradicción.
Podemos hablar de algunos tipos de incoherencia: incoherencia
terminológica, incoherencia lógica, incoherencia entre los fines
perseguidos y los medios elegidos:

Señalar errores empíricos


Otro tipo de objeciones que pueden plantearse se refieren a los
datos empíricos que se incluían en la justificación de la tesis que se
defiende. Puede ocurrir que estos datos empíricos
manejados resulten erróneos. En ese caso, la objeción consistirá en
señalar el error y aportar los datos empíricos correctos.
Supongamos que alguien afirmara que la crisis económica del 29
fue anterior de la I Guerra Mundial. Podríamos indicarle que se
trata de un error, puesto que la I Guerra Mundial terminó en 1918.