You are on page 1of 3

2. ANÁLISIS.

CONTENIDO DE LA PRETENSION IMPUGNATORIA.


El demandante Idelso Medina Vasquez interpuso recurso de apelación contra la
sentencia contenida en la resolución N° 10 de fecha 15 de octubre del 2012 en
la cual ordenaba que la parte demandada Municipalidad distrital de Chumuch
cumpla con cancelar a favor del demandante la suma de S/ 18,000.00 soles por
daños emergentes- daños materiales, más los intereses legales que se
computaran a partir del mes de diciembre del año 2006 e infundada en cuanto
al lucro cesante.
Motivo de la decisión de la sentencia es que el apelante no ha propuesto algún
indicador par que se pueda cuantificar económicamente los daños y justificar el
monto propuesto, según al acta de inspección judicial es materialmente
imposible cuantificar la cantidad de desmonte y piedra.
El demandante pretende que se revoque en parte y sea declarada fundada en
todos sus extremos, manifestando que le causa un agravio de carácter
patrimonial y económico, alegando que si existen contundentes y suficientes
medios probatorios que acrediten el daño emergente causado a su propiedad
que ha sido afectada por la construcción de la carretera Mitopampa-
Yanacancha, debiéndose considerar también las pérdidas de plantaciones
debido que el predio al estar ubicado en una zona rural es utilizable para la
agricultura y la ganadería, siendo el daño emergente la afectación directa que
se le ha causado por tal construcción y reconocerse además el daño cesante
en las pérdidas de cosechas de productos agrícolas según el monto solicitado
de S/ 130,000.00 soles.
Refiere además que existe un error de cuantificación sobre el monto de los
S/18,000.00 soles ya que el pago del monto dinerario por concepto de los
daños deber ser la suma de S/ 130,000.00 soles ya que el apelante ha
precisado que dicho concepto conlleva que ha dejado de percibir como
consecuencia del daño recibido y que el lucro cesante está referido al daño que
ha significado en su patrimonio al no poder utilizar su terreno que era cultivable
y le generaba ingresos suficientes para la manutención de su familia y la
cosecha que ha dejado de percibir a consecuencia de la afectación de su
terreno acreditando el pedido de 20,000.00 soles.
SOBRE EL OFRECIMIENTO DE MEDIOS PROBATORIOS CON EL ESCRITO
DE APELACION DE SENTENCIA.
El apelante adjunta en su escrito de apelación una constancia que fue emitida
por el Juez de paz Única nominación de Yanacancha- Chumuch de fecha de
octubre del 2012 en la que hace constar que su predio “tentación” antes de que
sea afectado por la construcción de la carretera, era un terreno cultivable
teniendo buenas cosechas y siendo la única fuente de manutención para su
familia; y una declaración jurada del propio apelante de fecha 30 de octubre del
2012 en donde refiere que el terreno “tentación” anteriormente ha sido
sembrado obteniendo una buena producción de cosechas y que afectado parte
de sus pastizales donde ha criado su ganado y que fueron muertos por las
piedras desbarrancadas por la apertura de las trochas y los “ojos de agua”
naturales fueron tapados en su totalidad lo cual no le permite sembrar
productos.
En tal sentido según el artículo 374 del supletorio código procesal civil
establece que solo en los procesos de conocimientos y abreviados las partes o
terceros legitimados pueden ofrecer medios probatorios en el escrito de
formulación de la apelación o en el absolución de agravios solo únicamente en
los casos según el inciso 2. Cuando se trate de documentos expedidos con
fecha posterior al inicio del proceso o que comprobadamente no se hayan
podido conocer y obtener con anterioridad.
En este caso conforme al artículo anteriormente mencionado, los medios
probatorios ofrecido por el demandante si bien tienen fecha posterior al inicio
de proceso, sin embargo esos documentos pudieron muy bien ser ofrecidos en
el escrito de la demanda, ya que la declaración jurada del propio demandante
ya que estaba sujeta únicamente a la voluntad del actor en redactarla, siendo
que la redacto el mismo día que presento su escrito de apelación de sentencia,
manifestando en la misma declaración jurada que se encontraba descontento
con la sentencia emitida por el poder judicial, en cuanto a la constancia del juez
de paz de yanacancha- Chumuch como se indica en la parte final del mismo
manifestando que fue expedida a petición de la parte interesada (el
demandante), por lo cual estos documentos pudieron solicitarse con
anterioridad y ser presentadas con el escrito de la demanda y no
posteriormente junto con el escrito de la apelación.
RESPECTO A LA CUESTION DE FONDO DE LA APELACION.
El apelante básicamente funda su apelación de que existen contundentes y
suficientes medios probatorios que acrediten el daño emergente causado
producto de la construcción de la carretera Mitopampa- Yanacancha y el daño
cesante valorizando las pérdidas de cosechas de productos agrícolas por lo
dejado de percibir y el no poder utilizar su terreno que le generaba ingresos
económicos.
Hay daño emergente cuando un bien económico (dinero, cosas, servicios) salió
o saldrá del patrimonio de la víctima; mientras que el lucro cesante es lo que
dejo de percibir la victima a causa del evento dañoso o propiamente, cuando un
bien económico que debía ingresar en el curso normal de los acontecimientos,
no ingresó ni ingresará en el patrimonio de la víctima.
Pues basándose en los conceptos anteriorme mencionados, en cuanto al daño
emergente- daños materiales, pues se señala que la construcción de la
carretera fue autorizada por el demandante y en cuanto al daño por la
acumulación de desmonte y piedra el aquo ha calculado adecuadamente en el
monto debido a que el accionante en su demanda solo manifestó que sus
terrenos han sido cultivables sembrando productos de la zona utilizándolo para
la agricultura y que en la actualidad están inservibles a consecuencia de la
construcción de la carretera, pero no ha cuantificado puntualmente y menos
justificado el monto de S/ 130,000.00 que solicito por este concepto, por la cual
el aquo solo ha tenido en cuenta los medios probatorios del acta de
compromiso, la carta del 17 de noviembre del 2006 y la carta del 02 de
diciembre del 2006 en la cual se calcula el monto establecido por el daño
emergente en la suma de S/ 18,000.00 soles.
Ahora sobre el lucro cesante, no ha sido acreditado por el demandante pues en
su demanda ni siquiera hace mención a lo que dejo de cosechar o de obtener
por la venta de leche o carne de su supuesto ganado, considerando aunque no
presento ningún medio de prueba que acredite que poseía ganado y en la
inspección judicial tampoco se acredito tal hecho, no pudiéndose otorgar el
pago por ese concepto en base a “meras suposiciones” si no que la carga de
probar corresponde a quien afirma hechos que configuran su pretensión.