You are on page 1of 8

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

Jeremías 33:3

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te
ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10

Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara
y tu cayado me infundirán aliento.

Salmo 23:6

He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.
Jeremías 33:6

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de
atemorizarme?

Salmos 27:1

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

Salmo 23:1

Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de
los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que
sobreabunde.

Malaquías 3:10

Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el
campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:11

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi
nombre. Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo
saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación.

Salmo 91:14-16

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece


Filipenses 4:13

De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

Hebreos 6:14

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. Marcos 9:23

Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.

Salmos 37:24

Él les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. Lucas 18:27

Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar.

Exodo 4:12

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

2 Timoteo 1:7

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.

Isaías 41:13

Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra
de tus manos.

- Salmos 138:8

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: Nolte
desampararé, ni te dejaré.

Hebreos 13:5

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se
cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Isaías 40:31

Bendito el varón que confía en jehová, y cuya confianza es jehová. Porque será como árbol plantado
Junto a las aguas, que junto ala corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su
hoja estará verde; y en el año de la sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.

Jeremías 17 7-8
Juan 3:16: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo
aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Jer 29:11: Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Yahweh, pensamientos de
paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Rom 8:28: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que
conforme a su propósito son llamados.

Fil 4:13: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Gen 1:1: En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Prov 3:5: Fíate de Yahweh de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.

Prov 3:6: Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.

Rom 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro
entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Fil 4:6: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda
oración y ruego, con acción de gracias.

Mat 28:19: Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre,
y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Ef 2:8: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

Gal 5:22: Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Rom 12:1: Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en
sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Juan 10:10: El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y
para que la tengan en abundancia.

Hech. 18:10: porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo
tengo mucho pueblo en esta ciudad.

Hech. 18:9: Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles;

Hech. 18:11: Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios.

Gal 2:20: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora
vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
1 Juan 1:9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y
limpiarnos de toda maldad.

Rom 3:23: por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Juan 14:6: Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Mat 28:20: enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con
vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Rom 5:8: Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por
nosotros.

Fil 4:8: Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro,
todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto
pensad.

Fil 4:7: Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros
pensamientos en Cristo Jesús.

Josué 1:9: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Yahweh tu
Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Isa 40:31: pero los que esperan a Yahweh tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas;
correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Ef 2:9: no por obras, para que nadie se gloríe.

Rom 6:23: Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús
Señor nuestro.

Gal 5:23: mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Isa 53:5: Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra
paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

1 Pedro 3:15: sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para
presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza
que hay en vosotros;

2 Tim 3:16: Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para
instruir en justicia,

Mat 6:33: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Heb 12:2: puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de
él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

1 Ped 5:7: echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Ef 2:10: Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó
de antemano para que anduviésemos en ellas.

1 Cor 10:13: No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os
dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la
salida, para que podáis soportar.

Mat 11:28: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Heb 11:1: Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

2 Cor 5:17: De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí
todas son hechas nuevas.

Heb 13:5: Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te
desampararé, ni te dejaré;

2 Cor 12:9: Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto,
de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Rom 10:9: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le
levantó de los muertos, serás salvo.

Isa 41:10: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo;
siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Gen 1:26: Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y
señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal
que se arrastra sobre la tierra.

Mat 11:29: Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y
hallaréis descanso para vuestras almas;

Juan 16:33: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero
confiad, yo he vencido al mundo.

Hech 1:8: pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos
en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

2 Tim 1:7: Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
Isa 53:4: Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos
por azotado, por herido de Dios y abatido.

2 Cor 5:21: Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos
justicia de Dios en él.

Rom 15:13: Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en
esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Juan 11:25: Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

Heb 11:6: Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea
que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Juan 5:24: De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y
no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Stg 1:2: Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,

Isa 53:6: Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Yahweh
cargó en él el pecado de todos nosotros.

Hech 2:38: Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para
perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Ef 3:20: Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que
pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

Mat 11:30: porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Gen 1:27: Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Col 3:12: Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de
benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;

Heb 12:1: Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos,
despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que
tenemos por delante,

Stg 5:16: Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La
oración eficaz del justo puede mucho.

Hech 17:11: Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con
toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Fil 4:19: Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.
Juan 1:1: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

1 Cor 6:19: ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual
tenéis de Dios, y que no sois vuestros?

1 Juan 3:16:En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros
debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

Sal 133:1: ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es Habitar los hermanos juntos en armonía!

Juan 14:27: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro
corazón, ni tenga miedo.

Heb 4:12: Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y
penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las
intenciones del corazón.

Juan 15:13: Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Miq 6:8: Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Yahweh de ti: solamente hacer
justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Rom 10:17: Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

Juan 1:12: Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser
hechos hijos de Dios.

Stg 1:12: Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba,
recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.

Stg 1:3: sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

Rom 8:38: Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni
potestades, ni lo presente, ni lo por venir.

Rom 8:39: ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que
es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Heb 10:25: no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y
tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

2 Pedro 1:4: Por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas
llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el
mundo a causa de la concupiscencia;

Fil 1:6: Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará
hasta el día de Jesucristo;
Sal 133:3: Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Yahweh
bendición, Y vida eterna.

Heb 4:16: Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar
gracia para el oportuno socorro.

Sal 37:4: Deléitate asimismo en Yahweh, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Juan 3:17: Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea
salvo por él.

Hechos 4:12: Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los
hombres, en que podamos ser salvos.

Isaías 26:3: Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha
confiado.

1 Pedro 2:24: Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros,
estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

Josué 1:8: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él,
para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu
camino, y todo te saldrá bien.

Mateo 28:18: Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

Colosenses 3:23: Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;

Mateo 22:37: Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda
tu mente.

Salmos 133:2: Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;

Mateo 5:16: Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y
glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Isaías 55:8: Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos,
dijo Yahweh.

Hebreos 4:15: Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras
debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.

Juan 13:35: En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.