You are on page 1of 4

El feminismo Radical

A. El origen del feminismo radical

Para su desarrollo examinemos primero que es lo que se quiere decir con el termino
“Radical” de acuerdo a la real academia española, primero, el termino puede ser
relativo a la raíz, lo que quiere decir es que se ha de ir a la raíz de los problemas,
segundo también pude ser definido como extremoso, tajante, intransigente. De
acuerdo a la segunda definición todas las feministas pueden ser radicales, en el
sentido que se da de la palabra, pero cuando hablamos de feminismo radical como
movimiento hacemos referencia, de que se quiere ir a la raíz del problema.

El surgimiento de la tercera ola del feminismo se da dentro los resultados del logro
de la segunda ola, esto es por los 1895; Mario Cely dice que las motivaciones de la
segunda ola no eran más que “un discurso usado por medio del cual los ideólogos
socialistas buscaron justificar su accionar ateo y materialista… con el fin del
esparcimiento del socialismo; aunque han triunfado en algunos países con su
socialismo, no obstante, produjo una peor condición de la mujer, y aun de los
hombres” de esto la historia lo ha marcado de madera clara, de que las promesas del
“nuevo hombre” que han sido postulados por Marx y Stalin, no han sido ciertas.

Así que esto era un gran problema que debía ser solucionado, dice Mario Cely que
“muchos pensadores comenzaron a cuestionarse la manera de alcanzar la verdadera
libertad empleando las categorías del marxismo” pero en medio de esto es que se
aparece Simone de Beauvir y otras mujeres como Virginia Woolf ayudadas por la
filosofía marxista, “ponen en tela de juicio el valor del feminismo liberal y socialista
de los años anteriores” (G. Van Den Aardeweg) y esto prepara y da entrada al
feminismo radical que de manera clara se difunde por los sesenta. Y como objetivo
tiene el ir a la raíz verdadera del problema, del predomino masculino, y el problema
de la subordinación de la mujer lo encuentra no en la explotación económica,
exclusión social de los derechos civiles sino “en la subordinación sexual” y
sostienen que la mujer como tal es un producto cultural que se ha construido
socialmente; frente a esto lo que propone es.

B. Las propuestas del feminismo radical.

Romper la servidumbre sexual de la mujer, ¿Cómo lo hacen?


1. Por medio del suso de los anticonceptivos. Margaret Sanger (1879-1966)
que promovió la liberación de la mujer y de manera especial la liberación
sexual, “apoyo decididamente las investigaciones que llevaron a cabo a la
fabricación y aprobación de las píldoras anticonceptivas en 1960”

2. Por medio de la legalización del Aborto. En enero del 2008 el periódico


feminista a publicado un artículo de la expresidenta de la FELGTB donde
dice que “el Aborto es uno de los derechos más importantes de las mujeres y
que si no es reconocido entonces está en juego el derecho de todas las
mujeres a ser dueñas de sí mismas”

3. Por medio del rechazo de la heterosexualidad “como la única forma de


relación sexual normal, sin desviación” (G. Van den Aardwerg) por
ejemplo la feminista de 1939 Germaine Greer, rechazó el amor romántico y
el matrimonio diciendo que son mitos y nada más. Kate Millet y Simón de
Beauvir decían que, para librarse del hombre, la mujer debe de convertirse
en lesbiana y “cualquier mujer que mantuviera relaciones heterosexuales
estaba durmiendo con el enemigo.” (Cely)Todo esto tuvo como consecuencia
y aun ahora “los apetitos sexuales, de hombre y produjo una imagen de la
mujer como objeto sexual” (Peter jones)

A. La base del feminismo radical.

1. La filosofía existencialista de Jean Paul Sartre

El existencialismo es una corriente filosófica que “enfatiza la necesidad de


hacer elecciones vitales mediante el uso de la libertad humana en un mundo
contingente y, aparentemente, sin propósito ni significado” (Schaeffer) y
Sartre que era exponente del existencialismo y del marxismo humanista y
pensaba que el hombre es el no ya hecho, sino el que se hace así mismo de
acuerdo a esto la existencia de Dios es imposible, y si no hay Dios, el
hombre es autónomo y libre de manera absoluta y los valores que existen son
enteramente suyas. Este pensamiento filosófico inspira a una de las más
grandes e influyentes representantes del feminismo, que es Simone de
Beauvoir que es al mismo tiempo amante de Sartre.

Pero el punto es que Simone toma estos pensamientos existencialistas y


marxistas, y podemos decir por tanto que de ahí es que ella podría haber
razonado y llegado a la conclusión de que puesto que el hombre es autónomo
y libre, el varón decidido subyugar a la mujer de manera sexual, y que así
como los valores no son más que el producto del hombre que se ha sido
impuesta a través de la historia, y no que haya sido establecido por Dios,
porque para Sartre y su pensamiento filosófico no existe Dios, lo que se
entiende por mujer dentro de su rol de sexo biológico (como madre, esposa,
hija o hermana) no es más que el producto cultural y social que el hombre ha
impuesto a la mujer, y también niega que las características que se
identifican en las mujeres no son algo genético sino una construcción social
cultural impuesta por el varón.

2. La filosofía marxista y el pensamiento de Federico Engels

Federico Engels (1820-1895) fue un filósofo alemán, sociólogo y periodista,


amigo y colaborador de Karl Marx en el manifiesto del partido socialista;
aun principio su deseo junto con Marx consistió en la liberación de la
subordinación de los proletariados y las mujeres, pero después de la muerte
de Marx, en su escrito sobre el origen de la familia, de la propiedad privada
y del estado dice, que la esclavitud de la mujer comienza con la institución
de la familia monógama, literalmente dice “Es la forma de familia
característica de la barbarie, como el matrimonio por grupos lo es del
salvajismo, y la monogamia lo es de la civilización.” Años después Simone
de Beauvoir, la mayor inspirado del feminismo radical se alimenta de este
pensamiento para preparar justo al movimiento feminista radical o de
género, que se hace manifiesta ya en los años sesenta que se llegó a
denominar la revolución sexual.

A partir de este pensamiento de Engels es que se llega ahora a proponer por


las feministas de que el verdadero problema o mejor dicho que la raíz del
problema no está muy lejos sino dentro del ámbito privado de la familia,
puesto que la forma de Familia es la característica de la barbarie, y de alguna
manera se ve al varón como el burgués que oprime a la mujer que sería el
proletariado; y para zafarse de esta opresión la mujer debe independizarse
básicamente de:

1. Del dominio y de la explotación del varón, y de todo lo que lleve a


este fin, como el matrimonio y familia.
2. Y principalmente de la opresión sexual, de la maternidad a la que ha
sido sometido por la construcción social y la religión a través de la
historia.

A. Los representantes del feminismo radical.

1. Kate Milet (1934-2017) una escritora, educadora, artista y activista


feminista estadounidense, muy conocida por su libro Política sexual
planteó que deshacer la familia tradicional era la clave de la verdadera
revolución sexual; porque para Kate “la inferioridad e las mujeres es el
producto del mito y de la religión judeocristiano” ( Mario Cely) afirma
también que la heterosexualidad no es una realidad natural sino una
construcción social, y creer que la heterosexualidad es el dispositivo del
poder actual para controlar a las mujeres y que para librarse de esto la
mujer debe de convertirse en una lesbiana, esta es la forma de su libertad
“para ella cualquier mujer que tuviera relaciones heterosexuales está
durmiendo con el enemigo” (Ibid.)

2. Shulamith Firestone (1945-2012)

Fue una feminista radical canadiense de familia judía, “en 1970 publica
su libro la dialéctica del sexo, en la que reformula el feminismo como un
proyecto radical” esto para apuntar a la raíz del problema, que lo
encontraba en la maternidad, y la solución que establece para la
reproducción es por inseminación o asistida y por último dice Mario
Cely que para ella “la infancia es un mito más o una construcción social
y cultural” y que se debe de abogar por la liberación sexual infantil.