You are on page 1of 5

VIDEO.

EL REINO ESTÁ CERCA

A partir de aquel momento, Jesús comenzó a predicar diciendo: -convertíos, porque ya


está cerca el reino de los cielos. (Mateo 4:17)

Pero, ¿Qué es el reino de Dios?

Creo que en la oración conocida como el Padrenuestro es donde Jesús nos da la


mejor idea para comprender esa realidad.

El Maestro afirma, Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad así en la tierra como
se hace en el cielo. Es típico en la forma hebrea de escribir que en un párrafo
existan dos oraciones y que la segunda sea la explicación de la primera.

Veamos esto aplicado al Padrenuestro: (PPT)

Venga a nosotros tu reino

En esta primera frase se introduce el concepto del reino.

Hágase tu voluntad aquí en la tierra del mismo modo que se hace en el cielo.

Esta segunda frase explica lo que es el reino, que se haga la voluntad del Señor
en este mundo del mismo modo que se hace en los cielos, que nada que es
intolerable en los cielos los pueda ser en la tierra, que nada que no es permisible
en los cielos pueda darse en la tierra.

Aterricémoslo un poco más

¿Es la pobreza, la violencia contra la mujer, la corrupción política, el abuso de los


inmigrantes, el mal gobierno, la trata de seres humanos, la violencia por motivos
políticos, religiosos, sociales, culturales, económicos, el trabajo infantil, la opresión
económica, el maltrato de las minorías y un etcétera tan largo como desees,

ES TODO ESTO tolerado en los cielos? ¡Sin duda no! Pues tampoco lo puede ser en la
tierra.

¿Qué implicación tiene para ti como constructor del reino?


Jesús trae el reino a la vida de las personas. Hoy los invito a reflexionar sobre Jesús
como modelo de llevar el evangelio.

El pasaje en el que quiero centrar la reflexión el día de hoy se encuentra en:

Mateo 9:9-13 leer en 2 versiones distintas

Nos hemos propuesto con el equipo de liderazgo de jóvenes de la iglesia, enfocarnos


este año a trabajar en la evangelización. Entender y practicar que la misión debe estar
presente en todos los ámbitos de nuestra vida, en todo lugar, en cada acción y donde
podamos ser luz en un mundo tan oscuro y tan carente de los principios de Dios.
Misión y evangelización en lo cotidiano, en lo cotidiano de nuestras vidas.

El cómo estamos comunicando el mensaje del evangelio, como estamos exponiendo el


Reino de Dios es algo que es para tener muy en cuenta.

Hemos caído en la práctica de estandarizar nuestro lenguaje, la iglesia, de tener un


lenguaje y una forma de hacer iglesia, que de alguna forma excluye a quienes están
entrando a la fe.

Ya hemos hablado de ciertas formas de comunicarnos que solo van a ser entendidas
por nosotros mismos, algunas frases como “está sirviendo” , “esta caminando” , “anda
en Egipto”, se esta descarriando”. Hemos armado un sistema, que permite
comunicación, pero termina algunas veces excluyendo al resto. Y estamos
desaprovechando algo maravilloso que Dios diseño y que es LA DIVERSIDAD, la
diversidad de culturas, de formas de comunicarse, de alabar.

Hoy sobre todo tenemos un tremendo desafío de como comunicamos el evangelio con
la cantidad extranjeros y personas nuevas en nuestra iglesia.

Seremos una fe inclusiva o será que nuestro lenguaje asusta o aparte a las
personas…????

Cada región y cada cultura tienen sus formas de alabar .Ejemplos. Sur de chile, etc.

No seamos una comunidad ensimismada, no vivamos en una burbuja.


Acá se relata una experiencia que es contra la cultura religiosa de aquellos tiempos,
Jesús siempre siendo rupturista con las tradiciones religiosas. El texto nos relata que
Mateo se encuentra sentado en un lugar donde se cobraban los impuestos de Roma,
estaba obligado para extorsionar, aprovecharse de los recursos de las personas…era
una persona de mala fama, y Jesús decide acercarse a él, de una forma sencilla y
comprensible…y usa la palabra SIGUEME.

Una palabra que en el griego tiene un tremendo significado : “la palabra sígueme
significa “ponte de pie y sigue mi camino. CAMINA CONMIGO. Tiene una connotación
de discípulo. Jesús está llamando a un publicano, a un cobrador de impuesto, a un
rechazado por la sociedad…a ser convertido en un discípulo, seguidor de El para que
pueda aprender y comunicar sus enseñanzas. Los fariseos, los saduceos, los judíos,
los escribas, odiaban a los publicanos y más aún si eran judíos.

La práctica de tocar lo impuro, las cosas de los gentiles, los hacia impuros. Y los
odiaban porque no guardaban la ley porque trabajaban los días sábados que era el día
en que los judíos guardaban el día de reposo.

Ningún fariseo, saduceo, judío, escriba, se atrevería a cruzar palabras con un


publicano, meenos aún se sentaría a comer a la mesa con uno de ellos.

Jesús inmediatamente es cuestionado por los fariseos de como él podía con sus
discípulos sentarse a la mesa y compartir con ellos un banquete. Sentarse a la mesa
era una práctica muy importante en este contexto histórico, porque era una acción que
era muy valorada para aprender, para buscar restauración. Jesús no solo se sienta
para enseñar, sino también para restaurar, en medio de esa comunión.

Ya sabemos el ejemplo de la historia de Zaqueo, que con las palabras restauradoras


de Jesús zaqueo dice “yo Señor la mitad de mis bienes entregare a los pobres y si en
algo he defraudado alguno le daré cuadriplicado” , Es una acción restauradora.

Jesús va en contra a la cultura y la religiosidad de la época.

El relato nos muestra algo muy importante que no debemos pasar por alto, y esto es
que la gracia de Dios no es un regalo cerrado y específico para aquellas personas que
califican para entrar al Reino de Dios. El dijo “yo no he venido a llamar a justos si no a
pecadores arrepentidos.”

No olvidemos que la gracia de Dios no tiene que ver con títulos, con lo popular que
seamos, con los dones o habilidades que tengamos si no tiene que ver con un regalo
de Dios porque Dios nos ama. Dios ama a esta humanidad.

Acá no estamos los mejores, acá estamos los pecadores que necesitan día a día del
Señor.

No hay justo alguno dice la biblia. Estamos acá porque necesitamos de la gracia del
Señor, necesitamos que toque nuestras vidas de una manera especial, sabiendo que
Dios nos llamó en su momento de distintas formas, en diferentes contextos y
situaciones….Jesús nos llama y nos dice SIGUEME, y es lo que nos dice a cada
momento SIGUEME, porque hay una misión que cumplir.

Lo contrario de caminar con Jesús es retroceder, es no alcanzar.

Debemos avanzar en ACCIONES DE FE. Y acá me quiero detener, nos hemos


conformado, nos hemos acomodado, el evangelio no es solo la conversión y listo, es
caminar día a día con el Señor.

Hay una demostración de amor extraordinaria cuando Jesús se sienta en la mesa con
ellos, Jesús en medio de ellos es un acto de sanidad, estos jamás podrían haber
podido entrar al templo a adorar.

Todos seguimos de manera distinta el proceso del evangelio, los felices, los
destrozados, todos necesitamos la gracia transformadora del amor,

Vers. 11 Los fariseos preguntan, como tu maestro se sienta con pecadores y


publicanos?
Siempre habrán fariseos, siempre habrán en nuestras comunidades personas que se
creerán mejores que otros, siempre habrán personas que pondrán las reglas, el
legalismo, las normas…

En el vers 12.
LA RESPUESTA DE JESUS ES “LOS QUE ESTAN BUENOS Y SANOS NO
NECESITAN MEDICO, SI NO, LOS ENFERMOS”

Vers 13

Vayan y aprendan de estas palabras” LO QUE QUIERO ES MISERICORDIA Y NO


SACRIFICO”

No hubo un discípulo de Jesús que no haya tenido un corazón pecador, que no haya
fallado. Los discípulos de Jesús no son los perfectos, son los que se dejan transformar
de día en día por las manos de Jesucristo.

Conclusión, el “vayan y aprendan” significa ir y exponerse. Aquellos que están en el


servicio, que están en una búsqueda , que nuestra iglesia nunca sea una comunidad
cerrada, si no abierta, que nuestra vida, nuestra casa, que podamos ser
misericordiosos como Jesús,.

Volvamos al lenguaje del amor. Jesús lo hizo, sentémonos en la mesa con los
despreciados, abramos nuestro corazón a quienes necesitan urgente de Jesús en sus
vidas, abramos las puertas de nuestra casa a nuestros vecinos, en nuestros trabajos,
Ninguno tocaría un leproso, Jesús lo toco.

El que esté libre de pecado que lance la primera piedra….lenguaje del amor. EL
lenguaje de JESUS.

NOS QUEDAREMOS EN NUESTRA BANCA, EN NUESTRO LUGAR DE CONFORT?

O NOS LEVANTAREMOS Y SEGUIREMOS A JESUS…RECORDEMOS QUE NO


SEREMOS SALVOS POR MERECIMIENTO, SERA POR GRACIA.