You are on page 1of 3

“NOTA PERIODÍSTICA”

ALBENIZ WENCESLAO NAVARRETE MARTINEZ

01 de Mayo de 2017.
Los negocios, la diversidad y el liderazgo
en un entorno global
En un mundo cada vez más globalizado, las organizaciones también precisan adaptarse a la
rapidez con la que se mueve el mundo. Cada vez, es más común ver que los administradores de
las organizaciones buscan tener acceso a productos e insumos hechos en el extranjero
buscando conseguir mejores costos y hacer así negocios más allá de sus fronteras con Clientes
de otros países.

Pero esto también trae consigo varios agentes externos que pueden modificar el entorno general,
como lo son las fuerzas económicas, tecnológicas, socioculturales, políticas y demográficas que
pueden no resultar evidentes para los gerentes y pueden repercutir en su toma de decisiones;
como ejemplo el entorno económico donde opera la organización y su desarrollo de mercados o
sí se hace negocios con países desarrollados o en vías de desarrollo o las fuerzas
socioculturales que presionan la estructura social de un país y como hacer negocios en
determinado lugar.

Lo que bien es cierto es que cada vez más compañías se han globalizado, el aislamiento es cosa
del pasado y para sobrevivir se debe abrir las puertas a un mercado cada vez más global. Por
eso los gerentes y directivos a cargo de la toma de decisiones deben conocer implicaciones y
barreras del comercio exterior como los impuestos arancelarios y como estos afectan el precio
final de los productos importados.
Estos obstáculos y complicaciones nos llevan también a cuestionarnos sobre el cómo y cuando
proceder con la ejecución de operaciones que se llevan a cabo, ya que lo que puede ser bien
aceptado por usos y costumbres en algunos países no sean normas aceptadas para otros y
podamos estar cayendo en prácticas no éticas lo que puede afectar la operación y prestigio de la
compañía.

Otro factor que va de la mano con la globalización es la diversidad; por ello las compañías están
cada vez más preocupadas por enseñar a sus empleados a valorar las diferencias, a administrar
con audacia la diversidad entre empleados, atraer y retener los mejores talentos.

Pero como todo pro siempre hay un contra y esto que gerentes en ocasiones pueden caer en
trato no igualitario y tratar de manera diferente a distintos grupos quizá por estereotipos ya
formulados. Lamentablemente existen clases de empleados que enfrentan barreras aún mayores
por su etnia, raza, género o clase social, edad, por ejemplo; en los Estados Unidos los
afroamericanos presentan mayor dificultad para ser promovidos en una escala jerárquica, los
asiáticos que suelen ser estereotipados solo en trabajos técnicos o que se da por hecho que los
hispanos tienen menor grado de educación o escolaridad, o el que una mujer no sea remunerada
de la misma forma que un hombre haciendo exactamente las mismas actividades.
Por lo anterior la diversidad ya no solo es algo a respectar; se ha convertido en un imperativo en
los negocios y factor fundamental para el buen desempeño organizacional.
1
La creciente diversidad en el entorno laborar aumenta los retos de los gerentes para administrar
con eficacia la diversidad y la presencia de la ética es fundamental para crear un ambiente
organizacional sano; acciones como formular un código de ética y su seguimiento empezando
por los líderes que encabezan la compañía.

A lo anterior también me gustaría añadir el estilo de liderazgo de los administradores, aquellos


difíciles de tratar y muy críticos hacia los demás y aquellos que se preocupan más por la
eficiencia y eficacia del equipo. Ambos estilos pueden arrojar excelentes resultados, pero sus
efectos en los empleados son muy distintos.
En esta tendencia de empresas globalizadas los Gerentes deben tener inteligencia emocional
desarrollada, de tal forma que puedan tomar las mejores decisiones y manejar equipos diversos
de diferentes culturas y tratar con clientes de diversas mentalidades.
El estilo del jefe autoritario ha quedado ya obsoleto para estos tiempos donde lo que funciona
mejor es un jefe abierto y solucionador de problemas mediante la conciliación trabajo en equipo y
colaboración con sus Clientes internos y externos.
Es momento de cambio y como dice la frase que nos ayude a cerrar la nota. “Adaptarse o morir”

Por: Albeniz W. Navarrete Martínez