You are on page 1of 3
[D Berar pete Ciudad Auténoma de Buenos Aires, 3 de junio de 2019 Sefior Ministro de Relaciones Exteriores y Culto Dr. Jorge Marcelo Faurie Ss. I D Tengo el agrado de dirigirme a Ud. a fin de expresarle mi més profunda preocupacién y repudio por las expresiones efectuadas por el embajador argentino en Haiti, Pedro von Eyken. Sus dichos, a través de los cuales compara al ejército argentino Conducido por el General José de San Martin, con el ejercito nazi liderado por Adolfo Hitler, y en los que luego se reivindica como hijo de uno de los integrantes de este Ultimo, no solo lesionan la imagen de aquel ejército libertador y hieren a una comunidad que ha sufrido y aun sure las consecuencias de la violencia y la discriminacién que el régimen nazi ha generado en el mundo, sino que constituyen un agravio para toda la sociedad y val ser este sefior parte de la Cancilleria- un insulto para todos los argentinos y argentinas. También, en el mismo mensaje y en otros que ha publicado, este embajador sefiala como momentos “controvertidos” a los hechos que hacen a los crimenes de lesa humanidad cometidos por el nazismo y la ultima dictadura militar argentina, y utiliza la teoria de los dos demonios para explicar los hechos relacionados a esta ultima, Como usted muy bien conoce, el! ejército aleman de la segunda guerra mundial que este sefior reivindica y compara con el de los libertadores de nuestra patria, ocasioné la muerte de 55 a 60 millones de personas, entre combatientes y poblacién civil. De ese numero, 11 millones de personas fueron asesinadas en los campos de exterminio por el genocidio étnico, politico y FD mere eto religioso llevado a cabo por la Alemania Nazi, a lo cual se debe sumar los millones de personas deportadas, refugiadas y desplazadas. La Historia identifica este horror con el nombre de Holocausto —lamado en hebreo Shoda, que significa “La Catastrofe”. De esos 11 millones de victimas, 6 millones fueron judios/as, entre ellos/as un millén fueron nifios/as; de las personas judias residentes en Europa, dos tercios fueron asesinadas mediante lo que los nazis llamaron la “Solucién Final". Los otros § millones de personas asesinadas sistematicamente por la Alemania Nazi fueron opositores/as politicos, nifios/as y adultos/as con discapacidad, personas LGBT, gitanos/as, soviéticos/as (prisioneros/as de guerra), comunistas, Testigos de Jehové y otras disidencias religiosas, polacos/as étnicos/as, pueblos eslavos, entre otros. La comparacién que hace el embajador niega la realidad y la magnitud de este crimen contra la humanidad como lo fue el Holocausto, lo que es considerado en la legislacién de diversos paises del mundo y por la Unién Europa como “negacionismo”. Y que ademés lo hubiera hecho a través de redes sociales de gran repercusién publica podria constituir la figura penal contemplada en el art. 3° de la Ley nacional n° 23.592. En nuestro sistema legal no existen derechos absolutos, por ello y acorde lo que dispone el art. 13° de la Convencién Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de expresién, sin que pueda estar sujeto a censura previa; empero, si debe responder a las responsabilidades ulteriores por sus dichos, a fin de asegurar el respeto a los derechos y a la reputacién de los/as demas. En virtud de la misién de la Defensoria del Pueblo a mi cargo, la cual tiene encomendada “la defensa, proteccién y promocién de los derechos humanos y demas derechos y garantias e intereses individuales, colectivos y difusos tutelados en la Constitucién Nacional, la Constitucién de la Ciudad y las leyes, frente a los actos, hechos u omisiones de la administracién, de ‘i ‘pe prestadores de servicios publicos y de las fuerzas que ejerzan funciones de Policia de seguridad local’, me dirjjo a usted para expresarle que encuentro necesario que la Cancilleria Argentina se expida enérgicamente sobre estas declaraciones efectuadas por el embajador de Haiti y considero insostenible que este sefior continie representandonos en cualquier instancia nacional o internacional como funcionario publico. En consecuencia, entiendo que se debe iniciar el sumario administrativo y/o tomar las medidas pertinentes para su inmediata destituci6n. En la pagina del Ministerio a su cargo se expresa que “... valores como la libertad, la. democracia, los derechos humanos, la solidaridad, el multiculturalismo, la libertad de cultos, la igualdad de género, entre otros que hoy son parte de nuestra realidad, son reforzados y protegidos a través de la accion internacional del Estado’, idea con la que coincido plenamente. Es por ello que resulta de vital importancia no pasar por alto situaciones en las que un funcionario publico que debe cumplir con este honorable mandato institucional, lo incumple de manera tan repudiable. Sin mas, aprovecho la ocasién para saludarlo con mi mas sincera consideracién. 05 JUN 2019 Qhra ve ie Cliniad Acnome do 88: AR