You are on page 1of 4

GRUPO1

3.1. CARACTERÍSTICAS DEL DINERO

El dinero, para cumplir efectivamente su papel en la economía, debe tener


las siguientes características:

 debe ser estandarizado; sus unidades tienen que ser de igual calidad, no
debiendo existir diferencias físicas entre ellas;
 debe ser ampliamente aceptado y reconocible;
 debe ser divisible para permitir transacciones de poco valor monetario;
 debe ser fácil de usar y transportar; y
 no debe ser fácilmente deteriorable pues perdería su valor como moneda.
 Debe ser difícil de falsificar

3.2 BIEN MUEBLE

El dinero es un bien mueble, al ser una cosa susceptible de apropiación que


puede trasladarse de un lugar a otro. Es, además, el bien mueble fungible por
excelencia, al ser reemplazable por otro de la misma especie, calidad y cantidad.

3.3. FUNCIONES DEL DINERO

El Dinero tiene tres funciones económicas y una jurídica.

 Funciones económicas:

a) Unidad de cuenta - medida de valor.

El dinero como medida de valores se vincula con todos los bienes y


servicios mediante una relación llamada precio, que es el valor de las cosas
expresadas en dinero. El precio es la suma de unidades monetarias que el
comprador paga por un bien. De un automóvil, de una casa, la renta de un bien
inmueble, o el alquiler de un mueble. En dinero se cuantifica, incluso, una
indemnización por daños de tipo moral.

En suma, valoramos las cosas en dinero. Si no tuviéramos el dinero


tendríamos que expresar el valor de las cosas en unidades de aquellos otros
bienes por los que el primero hubiera de cambiarse.
El dinero en tanto unidad de cuenta (el precio del dinero) es siempre igual
al valor unitario.

El dinero sirve para medir el valor de los bienes económicos expresado


por los precios. Tiene valor constante contra sí mismo. Pero no es constante con
respecto a otros bienes: surgen dos fenómenos por depreciación (o inflación) y
por devaluación.

Por lo tanto proporciona una medida común del valor relativo de los bienes
y servicios. Si en el mercado un kilo de naranjas cuesta S/ 5.00 nuevos soles y
un kilo de peras cuesta S/2.50 nuevos soles entonces un kilo de naranjas
equivale a dos kilos de peras. El dinero como unidad de cuenta nos permite
realizar cambios de monedas, comprar el valor del PBI de diferentes países.

Cualquier mercancía que cueste S/ 5.00 nuevos soles podría cambiarse


por dos kilos de peras, siempre en cuando haya coincidencia de deseos.
Podemos inferir que estas dos funciones importantes del dinero las cumple
cualquier mercancía que no sea dinero.

b) Medio de cambio.

Esta función, es la que distingue al dinero del resto de los activos


financieros de la economía.

El dinero en forma de circulante y depósitos a la vista es usado en la


compra-venta de bienes y servicios sin ningún cuestionamiento a su
aceptabilidad como forma de pago en dichas transacciones. Su utilización como
medio de cambio promueve la eficiencia económica, ya que elimina muchos de
los costos involucrados en el intercambio de bienes y servicios, o los llamados
costes de transacción. En una economía no monetaria, donde no existe dinero,
los costos de transacción son altos ya que debe satisfacerse la doble
coincidencia de deseos que presupone la transacción de compra-venta.

Supongamos que en una economía no monetaria existen cien personas y


que cada una produce un bien distinto. Claramente, dichas personas no querrán
solo consumir su propia producción, sino también de la producción de otros. La
doble coincidencia de deseos significa que para que se lleve a cabo el
intercambio entre dos individuos es necesario que cada uno de ellos desee el
bien que el otro individuo ofrece. El intercambio en esta economía sin dinero
requiere que cada uno de los productores realice una búsqueda con el objetivo
de hallar a un productor que esté interesado en su mercancía y a la vez produzca
la que él desea adquirir. Si el tipo de preferencias en esta economía hace
imposible este resultado, serán necesarias numerosas rondas de intercambio
hasta que cada persona tenga el bien que desea, implicando grandes costos de
búsqueda, tiempo y esfuerzo para cada uno de ellos. El dinero, entonces, es el
objeto intermedio de intercambio que se desea no por sí mismo, sino porque en
él reside la posibilidad de intercambiar. Se dice que «aceita» la economía cuando
no existe doble coincidencia de deseos al permitir el intercambio bilateral, ya no
de bienes por bienes, sino de dinero por bienes. Cualquier transacción implica la
coincidencia en la disposición del que compra y del que vende.

En una sociedad con poca división del trabajo es posible que exista una
economía de trueque; no obstante, cuando la producción para el intercambio se
generaliza, las transacciones se desdoblan y aparece un tercer objeto, el dinero,
que sirve como intermediario en las transacciones de compra y venta. El dinero
cumple así su función de medio de cambio, que se asocia al motivo transacción.
En este sentido, es esencial en una economía de mercado pues incentiva la
especialización y la división del trabajo.

c) Reserva del valor.

El dinero, en su función de depósito o reserva de valor, es utilizado para


guardar poder adquisitivo o capacidad de compra a lo largo del tiempo. El dinero
no es el único depósito de valor, pues diversos activos financieros y no
financieros pueden desempeñar esta función. El dinero es el activo más líquido.
El grado de liquidez de un activo se mide por la facilidad con la que puede ser
convertido en dinero y la rapidez con que puede ejercerse su poder de compra.
Mientras más líquido es un activo en relación a activos alternativos, manteniendo
todo lo demás constante, más atractivo es y aumenta la cantidad demandada del
mismo. Implica la acumulación de riquezas. Esa es otra de las funciones del
dinero.
Uno de los más importantes economistas, John Mainer Keynes, quien
desarrolla una teoría de preferencia de la liquidez, estableciendo la tendencia del
sujeto económica a tener dinero en efectivo, como medio que permite desplazar
el poder adquisitivo de un momento presente a un momento futuro.

Los motivos de esa necesidad son:

o Transacción: Se refiere a la necesidad de dinero para realizar


normalmente los intercambios.
o Precaución: Mueve al sujeto económico a constituir un fondo de caja en
previsión de riesgo.
o Especulación: En el sentido de procurar una ganancia lícitamente,
moviliza al sujeto económico a operar según las variaciones de interés.

Los dos primeros son funciones del ingreso (cuanto gano), el último,
también lo es, pero depende del interés o beneficio a obtener.

Ahora bien, la tendencia a tener los activos líquidos se opone a otra que
actúa en sentido inverso: la reducción de los fondos de caja al mínimo, en razón
de la consecución del máximo beneficio.

 Función jurídica: Aptitud para cancelación de deudas

d) Como medio de pago.

precisión, el dinero, a través de su uso en el cumplimiento de las obligaciones,


posibilita la extinción de las obligaciones dinerarias, aquellas cuyo objeto es la
prestación de una suma de dinero en su origen o derivadamente por
imposibilidad del cumplimiento de la prestación primaria.