You are on page 1of 7

INTRODUCCIÓN

Los soplos del corazón son causados por una serie de condiciones que pueden
crear turbulencias en el flujo de sangre a través del corazón. En los perros, las
causas comunes en los soplos cardíacos son:
 Deficiencias de las válvulas cardíacas o bloqueos
 Defectos en las paredes del corazón
 Miocardiopatía dilatada (debilitamiento de las paredes musculares del corazón)
 La enfermedad del gusano del corazón
 Endocarditis (infección de las válvulas del corazón)
 Tumores

Los soplos en los caballos:


En los caballos es posible identificar todos los sonidos cardiacos (S1, S2, S3 y S4)
en la auscultación debido al elevado tamaño de este órgano y al elevado volumen
de eyección.
Los soplos son vibraciones prolongadas audibles que se desarrollan en una parte
del ciclo cardiaco normalmente silencioso. Pueden ser manifestaciones de flujo
normal (funcionales) o anormal (patológicos) en el corazón y en los vasos
sanguíneos de gran calibre.
En el momento de realizar la auscultación si un soplo es detectado, las causas del
mismo podrán ser:
a) Insuficiencias valvulares: mitral, tricúspide, aórtica
b) Estenosis valvulares: pulmonar-aórtica.
c) Shunts cardiacos: defecto tabique ventricular (DTV). Defecto tabique atrial (DTA).
Conducto arterioso persistente (CAP).
d) No estar asociado a enfermedad cardiaca: inocentes o fisiológicos. Fiebre,
anemia o estados de hipoproteinemia.

CAUSAS DE UN SOPLO
 Deficiencias de las válvulas cardíacas o bloqueos
 Defectos en las paredes del corazón
 Anormalidades en la viscosidad de la sangre (anemias)
 Anormalidades en la velocidad del flujo sanguíneo (fiebre o taquicardia)
 Miocardiopatías (enfermedad de las paredes musculares del corazón)
 La enfermedad del gusano del corazón
 Endocarditis (infección de las válvulas del corazón)
 Tumores

INSUFICIENCIA MITRAL
En los perros y gatos de edad avanzada la patología cardíaca más frecuente es
la insuficiencia de la válvula mitral (aurículo-ventricular izquierda). Esta válvula se
desgasta con los años y no cierra bien, entonces parte de la sangre regresa a la
aurícula izquierda en lugar de salir hacia la aorta cuando el ventrículo se contrae.
Esto aumenta la presión en la aurícula y el circuito anterior, de manera que se
acumula líquido en los pulmones. El resultado es tos y dificultad para respirar.
Por la localización del soplo, el área del corazón afectada con más probabilidad es
la válvula mitral. La regurgitación mitral puede ser secundaria a enfermedad
degenerativa de la válvula mitral, displasia mitral no detectada anteriormente o bien
regurgitación mitral por dilatación del anillo mitral secundaria a cardiomiopatía
dilatada.
La insuficiencia mitral (IM) es la segunda patología valvular más frecuente en los
caballos. La prevalencia es muy variada y se eleva en aquellos caballos que se
someten a ejercicios intensos, pudiendo aparece IM fisiológica (sin consecuencias
clínicas ni hemodinámicas) en los animales que son atletas. La alteración de esta
válvula normalmente es por degeneración (por cambios del tejido conectivo debido
la edad y al trauma físico de la sangre durante ejercicio intenso), aunque se han
descrito casos de lesión mitral por endocarditis, displasia y neoplasia (linfosarcoma).
La ruptura de las cuerdas tendinosas que fijan la válvula produce una IM severa y
con consecuencias hemodinámicas muy graves. Aunque la evolución es,
normalmente, lenta y muchos caballos con leve regurgitación no muestran signos
clínicos, es muy importante realizar un estudio a fondo, pues es la patología valvular
que más relación tiene con la disminución del rendimiento y el fallo cardiaco
congestivo.

INSUFICIENCIA AÓRTICA
En los caballos la válvula aórtica es la que se afecta con mayor frecuencia. Las
patologías congénitas en esta localización son muy raras, y normalmente las
alteraciones se producen por degeneración fibrosa de las valvas, que evoluciona
con la edad. Aunque la prevalencia de esta enfermedad no está clara y presenta
mucha variabilidad en las diferentes publicaciones, se podría afirmar que aumenta
en función de la edad y que es más común en razas de tamaño pequeño. Se estima
que la media de aparición de estos soplos es 12 años y cuando se detecta en un
animal joven hay que considerar otras causas de enfermedad cardiaca. La
intensidad del soplo no debe tomarse como un indicador de severidad, aunque las
insuficiencias severas normalmente tienen un soplo intenso. Características clínicas
que indican severidad
 Soplo de grado mayor de 4/6.
 Concurrencia con un soplo sistólico.
 Pulso hiperquinético (de gran amplitud, con ascenso y descenso rápido).
 Presión diastólica menor de 60 mmHg.
 Presión sistólica mayor de 140 mmHg

DEFECTO DEL SEPTO INTERVENTRICULAR


Es la patología congénita más frecuente en los caballos. Se puede detectar porque
cause un grado alto de intolerancia al ejercicio o puede detectarse accidentalmente
sin observar signos clínicos en el animal. Normalmente se asocia con dos soplos,
que se auscultan por ambos hemitórax.
Características clínicas que indican severidad
 Soplo intenso en el lado izquierdo sobre el área de proyección de la válvula aórtica.
 Cianosis.
 Intolerancia al ejercicio.
 Signos clínicos de fallo cardiaco congestivo.

ENDOCARDIOSIS VALVULAR CRÓNICA (EVC)


La traducción literal de estas tres palabras significa degeneración crónica de las
válvulas cardíacas (mitral, triscúspide, aórtica y pulmonar).
Estas válvulas están formadas por varios componentes y la degeneración puede
afectar a todos ellos, o de forma especial a uno concreto.
Por ejemplo, las valvas, puede verse afectada por la formación de mixomas, unos
nódulos parecidos a una coliflor, que les impide abrir con normalidad.

La válvula se asienta sobre un anillo fibroso, que también puede degenerar y hay
otros tantos componentes que pueden sufrir igual suerte, aunque por diferentes
motivos. Por ejemplo, los músculos papilares, que se insertan en borde de las
válvulas mediante las cuerdas tendinosas, y al contraerse y relajarse, abren y
cierran estas válvulas.
Cuando las válvulas no pueden cerrarse correctamente, se denomina
"insuficiencia". La sangre proyectada hacia otra cámara del corazón experimenta un
reflujo al no cerrarse correctamente la compuerta por la que sale y eso es lo que
detecta con el fonendoscopio. En el caso de la EVC, eso es precisamente lo que
sucede. Todos los componentes de las válvulas, o alguno en concreto, no es capaz
de cumplir su misión, impidiendo un cierre hermético de la válvula tras salir eyectada
la sangre a través de ella

COMO DIAGNOSTICAR
Índice Cardiaco Vertebral (ICV):
El cálculo del ICV nos aporta información acerca del tamaño de la silueta cardiaca.
Es un índice que nos ayuda a identificar o no la presencia de cardiomegalia.
Valoración tamaño cámaras cardiacas:
Una vez valorado el tamaño cardiaco; otro de los puntos importantes a evaluar en
una radiografía torácica es el tamaño de las distintas cámaras cardiacas. La
valoración de un aumento de las distintas cámaras cardiacas puede ser útil en el
diagnóstico de una determinada patología. Ante un cachorro con la presencia de un
soplo en la auscultación y dilatación de cámaras cardiacas derechas en la
radiografía realizada, nuestro diagnóstico diferencial deberá incluir una posible
estenosis pulmonar o displasia de tricúspide. En el caso contrario que en las
radiografías realizadas las cámaras cardiacas aumentadas sean del lado izquierdo
nuestro diagnóstico diferencial incluirá conducto arterioso persistente, defecto
tabique ventricular o displasia mitral entre otras. En el caso de una enfermedad
cardiaca adquirida como la enfermedad degenerativa valvular mitral, la valoración
del tamaño del atrio izquierdo en la radiografía es importante a la hora de poder
estadiar la enfermedad.
En las radiografías LL realizadas el atrio izquierdo nos lo encontramos en el
cuadrante superior caudal. El aumento de dicha cámara cardiaca provocará un
desplazamiento dorsal de la tráquea a nivel de la carina.
ELECTROCARDIOGRAMA / ESTUDIO HOLTER
El electrocardiograma (ECG) es un registro de la actividad eléctrica del corazón. Es
una herramienta diagnóstica importante que nos va a permitir identificar y
caracterizar las alteraciones del ritmo del corazón.
ECOCARDIOGRAFÍA
La ecocardiografía es un método no invasivo de diagnóstico por imagen que se basa
no sólo en el estudio anatómico del corazón, sino en el estudio funcional con lo que
nos aporta una gran información sobre el corazón de nuestros pacientes.
Actualmente la ecocardiografía es la técnica más usada en cardiología para llegar
a un diagnóstico de la enfermedad en cuestión y poder así establecer un pronóstico
de la misma.
Un dato importante a recordar es que no siempre la intensidad del soplo va asociada
con la severidad de la enfermedad.
- Distensión abdominal: La distensión abdominal puede ser otro de los signos que
nos pueden aproximar al diagnóstico de una enfermedad cardiaca. La presencia de
un paciente con ascitis en el examen físico nos puede hacer sospechar de la
existencia de un problema cardiaco derecho.
- Inspección de venas yugulares: Todo paciente que presente ascitis o tengamos la
sospecha de un problema cardiaco del lado derecho, deberemos realizar una
inspección de las venas yugulares. Dicho examen nos aporta gran información
sobre las presiones de llenado del lado derecho del corazón. En el caso de que
observemos este pulso yugular como hemos mencionado indicará que existe un
aumento de presión en el lado derecho cardiaco.
Si queremos clasificar ese aumento de presión como leve-moderado o grave:
a) grave: distensión venosa en reposo
b) moderada: distensión venosa, pero con presión digital yugular
c) leve: en estos casos puede ser que con el examen físico no sea detectado

TIPOS DE SOPLOS

Hay distintos tipos de soplos. Una clasificación posible sería la siguiente:

 Soplos inocentes: son los que se producen en pacientes sanos, sin


consecuencias para el animal. Pueden ser permanentes o temporales y
generalmente son suaves. Algunos ejemplos son los que se escuchan a veces
en cachorros o en perros de tórax profundo y delgado.

 Soplos funcionales: estos soplos se producen por una alteración en el flujo de


sangre, pero no están acompañados de una patología cardíaca. Pueden ser un
poco más fuertes que los anteriores. Se producen en animales anémicos, en
mascotas que padecen taquicardia, en pacientes con fiebre, en gatos con
hipertiroidismo, etc.

 Soplos patológicos: estos sí implican una patología cardíaca, que puede ser
congénita o adquirida. Se producen cuando alguna de las válvulas no se abre
o cierra completamente, cuando hay una obstrucción a la salida de sangre del
corazón en las grandes arterias, en los casos de defectos en los tabiques
interauricular o interventricular, etc.

CLASIFICACIÓN

Los soplos pueden clasificarse según al punto de máxima intensidad (PMI); esto se
refiere a la ubicación donde el soplo es más fuerte.
Con respecto al hemitorax izquierdo el PMI se divide en dos posiciones:
a) Base corazón: válvula pulmonar, válvula aórtica.
b) Apical: válvula mitral.
Con respecto al hemitorax derecho el PMI es:
a) Mitad corazón: válvula tricúspide.
b) Borde esternal: en casos de defecto tabique ventricular (DTV).

Según en la fase cardiaca en la que ocurre el soplo puede ser:


a) Sistólico: ocurre durante la sístole del corazón.
b) Diastólico: ocurre durante la diástole del corazón, Lesión en sigmoideas;
endocarditis aórtica o pulmonar (raro en perros y gatos) Regurgitación aórtica en
casos de defecto interauricular (raro) o defecto interventricular
c) Contínuo. Ocurre en ambas fases cardiacas

Entre las patologías cardiacas más frecuentes que provocan un soplo sistólico se
encuentra las estenosis valvulares (aórtica-pulmonar) e insuficiencias valvulares
(mitral-tricúspide).
Por el contrario, los soplos diastólicos no son frecuentes. Un soplo diastólico lo
podremos auscultar en el caso de tener un paciente con una insuficiencia de la
aorta, en la mayoría de los casos provocada por una endocarditis aórtica.
Por último, los soplos continuos son típicos del conducto arterioso persistente.

VALORACIÓN

Una vez detectado el soplo debemos clasificarlo según su intensidad:


Grado 1: Soplo muy suave, difícil de oír, que requiere auscultar varios ciclos
cardíacos para detectarlo.
• Grado 2: Soplo suave, fácil de auscultar rápidamente.
• Grado 3: Soplo de moderada intensidad, no acompañado de frémito.
• Grado 4: Soplo intenso acompañado de frémito. No transmite vibración a la pared
torácica.
• Grado 5: Soplo muy intenso que puede ser auscultado por el solo contacto del
borde del estetoscopio sobre el tórax.
• Grado 6: Soplo tan intenso que puede oírse sin apoyar el estetoscopio sobre la
pared torácica. El grado de intensidad del soplo está determinado por el volumen
de sangre responsable de la turbulencia en el flujo sanguíneo y/o del gradiente
tensional que causa dicha turbulencia.

S1 corresponde con el cierre de las válvulas aurículo-ventriculares; mitral y


tricúspide. Se escucha mejor en los focos mitral o tricúspide. Es un sonido de alta
frecuencia: podemos escucharlo con la membrana del estetoscopio o con la
campana. S2 corresponde con el cierre de las válvulas sigmoideas; pulmonar y
aórtica.

Desdoblamientos de S1 o de S2: como S1 es un sonido “doble”; el cierre de la


válvula mitral y el cierre de la válvula tricúspide, habitualmente lo apreciamos como
un solo sonido porque ambas válvulas se cierran prácticamente a la vez.

En términos generales, este tipo de obstáculos u obstrucciones incluirían desde una


valva con un movimiento anormal, una lesión de una cuerda tendinosa, la presencia
de un trombo, un aneurisma, presencia de Dirofilaria, placas de colesterol,
comunicaciones anormales entre cámaras cardíacas o vasos sanguíneos, etc. en
general, cualquier proceso que anule un conducto liso, de diámetro constante (o con
una disminución del mismo gradual y acompañada de bifurcaciones) y con una luz
libre de obstáculos.