You are on page 1of 5

En este trabajó trataré de hacer una hermenéutica de unos anuncios de un

programa de la Secretaría de gobernación acerca de los embarazos juveniles y su


tratamiento para prevenirlos.

Descripción del anuncio

En el primer anuncio (Fig. 1) lo primero que capta la vista es la siguiente oración


interrogativa “¿Embarazada?” del lado derecho en letras grandes, más grandes que
cualquier otro mensaje en el anuncio. Del lado izquierdo se ve a una joven vistiendo
uniforme escolar de alguna escuela secundaria pública del país teniendo entre sus
manos su mochila, significando que está lista para asistir a la escuela. Debajo de la
pregunta antes mencionada, en letras de tamaño más pequeño, remite la respuesta
de esta joven estudiante: “Antes quiero acabar la escuela”. La oración que sigue, en
letras más pequeñas, está el mensaje del gobierno para que las jóvenes sean
dirigidas a las clínicas de salud para ‘saber’ cómo cuidarse. Debajo de este mensaje
viene el slogan publicitario del programa del gobierno. Se inicia con una afirmación:
“Tú decides” en letras más marcadas que el mensaje anterior que remitía a las
clínicas. En la siguiente línea se presentan tres símbolos con sus respectivos
mensajes: un corazón rosa que simboliza la vida; dos triángulos seguidos que
simbolizan el botón de ‘adelantar’ de un reproductor de música y que significa el
futuro; y una mano encogida con el pulgar estirado hacia arriba que es la seguridad
para hacer una acción.

Hermenéutica

En este anuncio podemos observar que el fondo va cambiando de color. Va de un


negro a un gris claro de forma paulatina desde la esquina inferior derecha a la
esquina superior izquierda. La oración interrogativa importante está del lado
derecho, relacionándola con el fondo negro, significa algo malo, el embarazo es
considerado como algo incorrecto o maligno por parte de la sociedad. Y el
aclaramiento del fondo se da hacia la izquierda, donde está la joven, sonriente, con
la mochila lista para ir a las clases, significando que eso es la esperanza de no caer
en la negra acción de embarazarse, seguir estudiando es parte buena de decidir no
embarazarse. Pero también el tener la mochila colgada hacia el frente de la joven y
que quede a la altura de su vientre simboliza la figura de una mujer embarazada,
pero como vemos es lo que la joven no quiere en este momento. Esto remite
inmediatamente a la respuesta a la pregunta de si se está embarazada. La joven
quiere ‘antes’ acabar la escuela. Aquí entra una pregunta hacia el anuncio: si esta
joven acaba su escuela, que podemos deducir que es una secundaria, ¿sería esa
la condición necesaria para ya poder disponer de quedar embarazada y ya no se
consideraría algo malo o negro? No queda tan clara ahora la respuesta de la joven,
o en este caso el mensaje del gobierno para prevenir los embarazos.

Otro aspecto para interpretar es el slogan del programa. Nos afirman desde el inicio
que es decisión de las jóvenes que vean este mensaje el contestar de manera
afirmativa o negativa a la misma pregunta. Porque, según el slogan, es tu vida y tu
futuro, dando a entender que las decisiones las tomas porque eres dueña de tu
propia vida y las decisiones que tomes van a formar tu futuro. La tercera parte, el
pulgar arriba que significa ‘hazlo seguro’ no queda tan claro como las anteriores.
¿Qué es lo que se tiene que hacer seguro? ¿Tomar tus decisiones o cuidarte de un
embarazo o ambos?

Quisiera hacer notar otra cuestión de ambigüedad en el anuncio. La pregunta que


aparece como principal “¿Embarazada?” y su contestación, por sí mismas remite a
interpretaciones equívocas. Por un lado, la pregunta puede ser escrita de esta forma
sin perder su sentido: ¿estás embarazada? Y la contestación dada es en sentido
negativa, diciendo que no está embarazada porque antes quiere acabar la escuela.
Si es así el sentido de todo el mensaje, remite al cuidado de la sexualidad por parte
de las mujeres jóvenes. Pero por otro lado la contestación puede tener el sentido de
que antes la joven estaba embarazada y en este momento ya no, es decir, decidió
no tenerlo y realizó algún método de interrupción para poder continuar estudiando.
Esto queda más claro en el segundo anuncio de la misma campaña (Fig. 2) donde
la contestación empieza con las palabras “Ahora no” denotando que ahora no quiere
estar embarazada y esa decisión le da derecho de hacerse una interrupción,
cualquier método para no quedar embarazada. Pero si la pregunta es si está
embarazada, ¿la contestación puede significar que la joven no quiere estar en este
momento embarazada y quiere hacer cualquier cosa para no estarlo? Así queda
ambigua la contestación de la joven y no se entiende el sentido que quiere transmitir
el mensaje porque cae en muchas interpretaciones.

Crítica

Ahora veamos la interpretación visual de la condición de un embarazo en una joven


mexicana embarazada. Lo que hemos visto es que el anuncio muestra el embarazo
en jóvenes estudiantes como algo malo para la sociedad pero ¿por qué?

En el documento titulado «Embarazo adolescente y madres jóvenes en México: una


visión desde el Promajoven» menciona que el embarazo adolescente tiene
consecuencias negativas: “Una de ellas es la deserción escolar: es común que las
adolescentes que estudian y resultan embarazadas interrumpan sus estudios y, con
posteridad al nacimiento, sólo algunas regresen a la escuela.”1 Vemos que tener un
hijo en un tiempo que se es estudiante contribuye al fenómeno de la deserción
escolar porque embarazarse remite a quitar tiempo de estudio porque un hijo
necesita de todo nuestro tiempo para cuidarlo. Pero también tienen consecuencias
psicológicas por parte de la madre: “Entre las consecuencias psicológicas del
comportamiento sexual de las jóvenes se encuentran: represión, restricciones,
sensación de aprisionamiento y disfuncionalidad en el seno familiar.”2 Otro aspecto
negativo de los embarazos adolescentes es que las mujeres no consideran tener un
hijo como proyecto de vida y por lo tanto se sienten desorientadas y necesitan ayuda
para superar esta etapa. Las jóvenes que quedan embarazadas en edades
tempranas declaran, por todos estos aspectos, que no lo volverían a hacer. Todo
esto es el sentido común, lo que la mayoría de las personas que conforman la
sociedad entienden como negatividad un embarazo adolescente. Esta es la teoría
tradicional.

Pero este mismo documento nos presenta la crítica de esa concepción. Desde otra
perspectiva cultural, los embarazos adolescentes son aceptados como parte de la

1
Embarazo adolescente y madres jóvenes en México: una visión desde el Promajoven, Secretaría de
educación pública, México, 2012.
2
Íbidem.
idiosincrasia de la comunidad. Estas comunidades, lo deja claro el documento, son
de origen indígena. Entonces, la noción de que el embarazo adolescente es tomado
como algo negativo sólo se presenta así por nuestra cultura y educación social,
porque hay otras culturas que la aceptan. Pero ¿será por cultura? En esas
comunidades que no tienen una buena aceptación de la educación sexual por sus
tradiciones e, incluyendo la vergüenza que tienen las jóvenes por pedir métodos
anticonceptivos porque en su casa están prohibidos por sus tradiciones, son
factores que han provocado que los embarazos adolescentes formen ya parte de
su forma de vida cotidiana. Pero aun así no lo toman de forma negativa.

Concluimos entonces que la idea de que los embarazos en un tiempo pensado que
no es el indicado, la juventud adolescente, es una concepción cultural y que
podemos hacer la crítica con las comunidades indígenas que aceptan dentro de sus
actividades normales en sociedad el embarazo en una edad temprana.
TALLER DE HERMENÉUTICA CRÍTICA

TRABAJO DE HERMENÉUTICA

Alumno: René de Jesús Solórzano Rodríguez

Profesor: Juan Manuel Contreras Colin

Matrícula: 12-004-0027

Plantel: Del Valle