You are on page 1of 3

ANTIVALORES

 Deshonestidad: se contrapone a la honestidad. Marca el uso de medios no


correctos o ilegales para la consecución de determinados fines, incluyendo el
robo, la mentira y el engaño.

 Discriminación: falta de entendimiento hacia el otro, hacia el diferente desde


distintos puntos de vista: sexual, capacidades físicas, inclinaciones políticas, etc.
Puede incluir violencia y sometimiento a las minorías.

 Egoísmo: lo contrario al altruismo. Indica actitudes que ponen siempre por


encima las necesidades individuales sobre las del conjunto, a un nivel extremo.

 Enemistad: en vez de buscar la amistad y la concordia, la persona que


actúa a partir de este antivalor busca el enfrentamiento y la revancha con sus
semejantes.

 Esclavitud: sometimiento de una persona a los requerimientos de otra u otras,


sin considerar la libertad individual ni los derechos inherentes a todo ser
humano.
VALORES

1. Respeto
El respeto es la capacidad de reconocer, apreciar y valorar a los otros teniendo
en cuenta que todos somos válidos. El respeto es un valor que requiere de
reciprocidad, lo que implica derechos y deberes para ambas partes.
El respeto requiere aprender a escuchar a los otros cuidando todas las formas
de vida diferentes. Es un valor importante para la sociedad, ya que genera apoyo
y solidaridad en el grupo social.

2. Amor
El amor es uno de los valores fundamentales de la sociedad porque nos empuja
a velar por la felicidad del otro. Las relaciones sociales se basan en los
fundamentos de afectividad en las relaciones interpersonales que se mantienen
en forma de amistad.
El amor es un valor que induce el bienestar en los otros, ya que nos esforzamos
por agradar y querer a todos los individuos que componen nuestra sociedad.

3. Libertad

La libertad es un valor que nos ayuda a realizarnos como personas. La libertad


individual se enmarca dentro de lo social. Esta dinámica está íntimamente
relacionada con el respeto y la responsabilidad.
Si una sociedad no tiene la libertad como uno de los valores más importantes,
esta se torna represiva y dictatorial limitando la realización personal y social.

4. Justicia

La justicia es un valor importante porque busca el equilibrio entre el propio


bien y el de la sociedad. La justicia da a cada ciudadano lo que le
corresponde para suplir sus necesidades básicas para que pueda aportar a la
sociedad. La justicia implica conjugar la libertad individual, la igualdad y la
interdependencia de cada miembro de una comunidad.

5. Tolerancia

La tolerancia es el valor que concede dignidad, libertad y diversidad en una


sociedad, asumiendo que todos somos diferentes. La tolerancia significa
que abrazamos opiniones, estilos de vida y creencias diferentes a las
nuestras para relacionarnos como seres humanos.
LA DISCRIMINACIÓN ESCOLAR es otra forma de violencia escolar. Esta actitud está incorporada en la sociedad
y es institucionalizada por los sistemas de enseñanza, que busca una homogeneidad escolar, desconociendo la
diversidad. Las motivaciones pueden ser de diversa índole, pero siempre están ligadas con la intolerancia por
las diferencias.
La discriminación escolar tiene diversos motivos, pueden ser religiosos, sociales, culturales, raciales, físicos, o
de preferencias sexuales.
La discriminación escolar es una de las facetas de la violencia escolar. Esta forma de violencia es ejercida tanto
por los alumnos como por los educadores, y está ligada a las creencias personales de quienes la practican,
pero todas las motivaciones, son parte de la intolerancia hacia los demás y hacia las diferencias.
La mayoría de los casos de discriminación escolar no son denunciados, estos comprenden el maltrato
intelectual, emocional, y psicológico, y está provocado por temores, desconocimiento y rechazo por los
derechos de niños y jóvenes, que muestran la falta de respeto hacia la infancia que aún persiste en la
sociedad.
CLAVES
1 La adolescencia es la etapa en la que las afectaciones por discriminación dejan más secuelas, ya que es el
periodo en el que el alumno se va desprendiendo de la familia para lograr cierta independencia emocional.
2 El adolescente por un lado quiere ser grande y desprenderse de los padres y necesita de los amigos, y si
éstos lo discriminan puede sentirse solo, deprimido.
3 La discriminación afecta, entre otras cosas, la motivación que requiere el adolescente para aprender, lo que
origina bajo desempeño académico.
Es decir, que la lucha contra la discriminación se debe de hacer cambiando los paradigmas en los que nos
basamos para convivir con los alumnos, padres de familia, directivos, etc., de manera que logremos una
transformación en las formas de relacionarnos y comunicarnos, haciéndolo de manera respetuosa e inclusiva.

Mediante la implementación de estas medidas en contra de la discriminación podremos lograr un cambio en


el contexto escolar y puede servir de precedente para que otras escuelas sigan nuestro ejemplo.

La escuela, como una de las principales formadoras de futuros ciudadanos, no puede seguir permitiendo que
la discriminación suceda en las aulas, ya sea entre los alumnos o entre maestro-alumno, sino que tiene que ser
un medio en el que exista respeto y tolerancia a las diferencias de los demás, puesto que son las diferencias
las que nos enriquecen como personas y le brindan identidad al ser humano.

Los invitamos a que sigan investigando más acerca de esta problemática y a realizar propuestas que nos
ayuden a darle solución a todos aquellos casos de discriminación en las escuelas del país, de manera que
puedan evitarse todas las consecuencias que este problema acarrea. Para saber más acerca de esto último, les
presentamos un caso, que evidencia la importancia de tomar cartas en el asunto