You are on page 1of 9

CECILIA GABRIELA SÁNCHEZ ABURTO

Sistema de Enseñanza Abierta

PE Pedagogía

EE GLOBALIZACIÓN E INTERCULTURALIDAD
EN LA EDUCACIÓN
Maestro Julián Fabián Reyes García
… la teoría de la modernización se convirtió en instrumento para
alabar a las sociedades que se consideraban modernas y para mirar
con malos ojos a las que todavía no llegaban a esa etapa.
Wolf, 1994, 26

MODERNIDAD.

Entendida como un tiempo de la historia social, la modernidad tiene diferentes acepciones


y momento de inicio, dependiendo de los autores y las concepciones en donde se ubiquen.
Una la concibe como la transformación surgida en el mundo de los siglos XIX y XX, que
refiere el alejamiento de lo arcaico o de lo antigüo. Para algunos pensadores, su origen
remonta en el Renacentismo o bien, en el racionalismo del siglo XVII en que, influenciada
por Kant, la filosofía surge como una ciencia de la razón de la fuerza de la superstición
religiosa, y se reconoce el progreso de la racionalidad de la ilustración sobre las creencias
antigüas; para otros surge en el momento de la Ilustración del siglo XVII. En este sentido,
Habermas habla de modernidad:
La palabra “moderno” en su forma latina modernus que se utilizó por
primera vez en el siglo V a fin de distinguir el presente, que se había vuelto
oficialmente cristiano, del pasado romano y pagano. “Moderno” expresa una y otra
vez la conciencia de la época que se relaciona con el pasado, la antigüedad, a fin de
considerarse a sí mismo como el resultado de una transición de lo antigüo a lo nuevo.
(Habermas, 1995 (1983).

La modernidad en lo político tiene dos vertientes: la versión conservadora que surge a partir
de las revoluciones burguesas liberales (la Revolución Francesa), de las doctrinas sociales
del liberalismo inglés y del idealismo alemán que sustentaron la Ilustración; y la radical que
nace de la economía política marxista, ideas que sustentaron las revoluciones sociales de
Rusia y China y algunas en Latinoamérica y se extiende por todo el neomarxismo hasta la
teoría alemana (Pico, 1990)
En la modernidad se producen cambios importantes en relación con la concepción del
mundo para el ser humano: la razón se impone por sobre la religión
(Ilustración, racionalismo), el mito deja de ser la explicación del universo y se empieza a
buscar las causas de todo fenómeno a través de la ciencia, el ser humano pasa a ocupar el
centro del pensamiento (antropocentrismo, humanismo) que antes pertenecía a Dios
(teocentrismo).
En la modernidad, las naciones ven transformada su organización: el Estado, antes en
manos de la monarquía y la Iglesia, se seculariza, permitiendo la aparición del poder
republicano, guiado por la racionalidad y la justicia. En términos generales, podríamos decir
que la modernidad se caracteriza por su creencia en el progreso, asociado a la explosión del
conocimiento científico y las promesas de la tecnología.
Hay algo sobre la idea del posmodernismo en América Latina que
nos hace pensar en la condición de la dependencia colonial o neocolonial
por la que los bienes se han deteriorado o envejecido en las metrópolis,
como los milagros gitanos en Cien años de soledad, exportados
a la periferia, donde gozan de una provechosa segunda vida.
Beverly y Oviedo, 1995,1

POSMODERNIDAD.

La posmodernidad se teje en un contexto de cambios, de abolición de los órdenes de


cuestionamiento y de búsqueda. No existe una concepción única de la posmodernidad, sino
una rica diversidad de discursos y prácticas. Se erige como una nueva etapa en la evolución
de la humanidad ante el fracaso de progreso que la modernidad no alcanzó o parcialmente
alcanzó en algunos territorios. Se presenta como un conjunto complejo de posiciones y de
teorías que parte de una postura filosófica que presupone la readecuación de tiempo y
espacio; así, los posmodernistas reivindican la existencia de los otros que no aparecieron
en la modernidad, en donde se incluyen los otros espacios, los procesos de los marginados
o bien los actores que no se habían considerado en particular, relegando la construcción de
su realidad en la generalidad e identidad con las regiones desarrolladas, había que llegar a
ser como ellas. Mientras que los modernistas no veían las diferencias internas o las
comparativas entre unas regiones y otras, con la posmodernidad se readecuan las escalas
de análisis de los territorios.
El posmodernismo, es el paradigma que pone como punta de lanza las diferencias en los
análisis territoriales, como uno de los ejes centrales que intentan romper con los
metarrelatos y las metateorías que el modernismo construyó para explicar la generalidad
de la homogeneidad territorial. A pesar de que se inicia en las áreas de la estética, el diseño,
la psicología y la lingüística, impacta también el quehacer de los investigadores y docentes
interesados en atender procesos territoriales, en la medida que es una metodología que da
prioridad al análisis del espacio como elemento clave de la comprensión de los
acontecimientos o de los objetos que interpreta.
Finalmente, posmodernidad puede referirse tanto al proceso de transformación cultural de
la modernidad a partir de la década de 1970, y especialmente 1980, como a los diferentes
movimientos culturales, filosóficos y artísticos de ese período que cuestionan los
paradigmas de la modernidad, así como su vigencia universal y atemporal.
… la globalización se ha convertido en la nueva
gran narrativa de las ciencias sociales.
Hirst y Thompson, 1999 (1966): XIII

GLOBALIZACIÓN.

La ruptura de los paradigmas iniciada en la década de los ochenta vio nacer nuevos
discursos que, desde entonces, han respaldado los debates en relación con la interpretación
de la “nueva realidad” en surgimiento; el de la globalización es uno de ellos. Con un
significado muy paradigmático para la época contemporánea, remite al término globo, que
es sinónimo de tierra, y que referido a su acción, le da el carácter de global, es decir, general,
o a la consideración de la totalidad de un fenómeno determinado.
La globalización es, sin duda, importante para las ciencias sociales y naturales en un sentido
amplio del término, ya que es ahora un tema de estudio para la economía, la sociología, la
psicología, la geografía, la política, la cultura y la ecología. Concretamente estos quehaceres
están interesados en analizar las nuevas tendencias relacionadas con el comercio, los
vínculos internacionales, las comunicaciones, la cultura, las migraciones, el medio
ambiente, entre otros.
La globalización comprende un proceso de creciente internacionalización de la industrial y
el comercio, un libre flujo de mercancías y capitales, una expansión y uso intensivo de la
tecnología sin precedentes, así como una noción de que no estamos solos en el mundo y
ciertas decisiones, por ejemplo de carácter ambiental, deben tomarse globalmente.
Para esto se han gestado una gran cantidad de organismos internacionales como la ONU
(Organización de las Naciones Unidas), la OCDE (Organización para el Crecimiento y el
Desarrollo Económico), el FMI (Fondo Monetario Internacional), entre otros que dan
sustento a la globalización e incentivan mejores prácticas de los países.
Si bien existen muchas concepciones diferentes, podemos definirla como "un proceso
dinámico que consiste en la creciente interdependencia entre los distintos países del
mundo a través de una serie de transformaciones de carácter global, en donde las fronteras
cada vez son menos relevantes".

RESCATA EL CONCEPTO DE EVALUACIÓN EN LA


POSMODERNIDAD.

La posmodernidad se ha visto acompañada de una suerte de utopías que se han propagado


alrededor de las instituciones del Estado, en particular aquellas que han tenido incidencia
en el campo problemático de la educación, recientemente se ha perfilado como la panacea
de muchas de nuestras carencias, me refiero al uso de la evaluación en la educación,
específicamente a la recurrente incorporación en discursos, en la creación de instituciones
para tal efecto, en los propósitos de las políticas de estado e incluso en los procedimientos
burocráticos de las misma Instituciones de Educación Superior (IES) ya sean públicas o
privadas y a la justificación que este hecho acompaña ocultando en el entusiasmo que toda
utopía idealiza, las verdaderas limitaciones que como nación enfrentamos y los retos que
de ello se desprenden, es necesario reflexionar críticamente desde lo psicopedagógico y
revisar profundamente las implicaciones del uso indiscriminado de la evaluación educativa
sin menoscabo de la intencionalidad del acto educativo.
La evolución del "modelo educativo" en México como en muchos países de
Latinoamérica ha estado plagado de un sin número de utopías si entendemos a éstas como
aquellas doctrinas, planes o sistemas que aparecen como irrealizables al momento de su
formulación, como el caso de los innumerables ejemplos de las diferentes corrientes
ideológicas que se expresaron a lo largo de la historia de la educación en México.
El caso del uso de la evaluación en el campo educativo podemos identificar un proceso
factible de sostener, en que la Evaluación Educativa en México se encuentra entrampada
en una “crisis de relevancia”, como efecto de la implementación de las premisas propias del
desarrollo pedagógico en las aulas.
En su “Declaración Universal sobre Diversidad Cultural” emitida en 2001 en París sobre todo para
hacer frente al expansionismo y predominio de las industrias culturales estadounidenses “el
patrimonio común de la humanidad” gracias al cual “la cultura adquiere formas diversas a través
del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las
identidades que caracterizan los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Puente de
intercambios, de innovación y de creatividad, la diversidad cultural es, para el género humano, tan
necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos” (UNESCO 2002).

EDUCACIÓN INTERCULTURAL.

La Educación Intercultural es una alternativa que promueve y favorece dinámicas inclusivas


en todos los procesos de socialización, aprendizaje y convivencia dentro del entorno
educativo. Ayuda a desarrollar competencias y actitudes para la participación ciudadana
activa en la construcción de una sociedad pluricultural, justa y equitativa.

La educación intercultural es para toda la población, porque supone convivencia


respetuosa entre personas y comunidades que reconocen sus diferencias en un diálogo sin
prejuicios ni exclusiones, es decir que la interculturalidad es la brecha que da paso al
intercambio e integracion de las diversas culturas existentes en el mundo actual, retomando
las premisias o particulares excepcionales de cada una de las culturas para que estan
puedan entrar en un diálogo en el que se respeten y se conviva entre las diversas ideologías,
creencias y valores, representantes de cada identidad cultural.
IMPLEMENTACIÓN QUE HA TENIDO LA EDUCACIÓN
INTERCULTURAL EN MÉXICO

El modelo intercultural en la educación superior en México hasta el momento ha sido la


única propuesta hecha realidad para una educación inclusiva hacía los conocimientos y
saberes “no occidentales”, integrados en un currículo educativo oficial-estatal. No obstante,
este modelo hasta ahora ha recibido muchas críticas desde distintos campos académicos,
aunque la información sobre los puntos de vista de los estudiantes de las universidades
interculturales es limitada.
Un ejemplo es la Universidad Veracruzana lntercultural que es una entidad académica con
una sólida capacidad y competitividad académica, que orienta sus acciones a la equidad
social, cultural y de género, e impulsa la valoración de saberes locales como
complementarios de los saberes científicos y el fomento al uso de las lenguas indígenas, a
través de Programas Educativos innovadores, flexibles, centrados en el aprendizaje,
que articulan la formación de los estudiantes a través de una vigorosa vinculación
comunitaria, con la promoción del desarrollo humano sustentable, como condición para
la mejora de la calidad de vida de sectores desfavorecidos de la sociedad. Es una entidad
comprometida con los principios de una convivencia respetuosa en la diversidad y con la
promoción de competencias para la participación de sus profesores y estudiantes en
ámbitos locales, regionales, nacionales e internacionales.
Su propósito es favorecer la convivencia democrática de la sociedad veracruzana, así como
los procesos de generación del conocimiento de los pueblos de las regiones interculturales,
mediante la formación de profesionales e intelectuales comprometidos con el desarrollo
económico y cultural en los ámbitos comunitario, regional y nacional, cuyas actividades
contribuyan a promover un proceso de revaloración y revitalización de las culturas y las
lenguas originarias.
Sus ojetivos son:

 Promover el desarrollo de programas de educación superior que contribuyan al


fortalecimiento de las regiones interculturales del estado de Veracruz, es decir de
aquellas regiones en las que confluyen por razones históricas grupos humanos que
pertenecen a culturas descendientes de poblaciones indígenas originarias de lo que
hoy es el territorio veracruzano, de otras poblaciones indígenas provenientes de
otros estados de la república; grupos y personas que viniendo de otros países
también han decidido vivir en el mismo territorio, así como la población mestiza
asentada en esas mismas regiones.
 Formar profesionales capaces de responder a las demandas de la sociedad en sus
regiones de origen y del estado en general, con programas académicos
transdisciplinares desde la perspectiva intercultural.
 Propiciar la participación de las comunidades de las regiones interculturales en la
definición de las disciplinas que conformarán el currículum formal, garantizando la
atención precisa de las necesidades y principales problemas que aquejen a dichas
regiones.
 Favorecer la participación de profesionales originarios de las regiones
interculturales egresados de la propia Universidad Veracruzana, buscando
promover su arraigo y colaboración en proyectos educativos y de desarrollo
comunitario.
 Fomentar el uso, enseñanza y difusión de las lenguas y culturas propias de las
regiones en que se implementen acciones de la Dirección de la Universidad
Veracruzana Intercultural.
Como conclusión obtenemos que la centralizacion del poder nos ha llevado a la exclusión
como parte de una sociedad posmoderna, la interculturalidad beneficia a la educación
luchando por un sistema mayormente integrado; no se debe olvidar a la educación como
un mercado del cual sus valores de productividad, eficiencia y rentabilidad son de gran
importancia y beneficio para nuestros jóvenes.
Se debe buscar la educación con equidad y esto incluye los mismos recursos para todos, la
deserción escolar muchas veces viene directamente desde el mismo estudiante, por ello
debemos de generar una competividad y una apropiación de sus grupos culturales con una
gran presencia en el ámbito educativo.
Queremos lograr una educación que asimile a todos dentro de esta sociedad globalizada
desde lo individual hasta lo general, aprovechando la riqueza cultural que los países
ofrecen, generando el pensamiento y aprendizaje autónomo de los educandos, mejor
capacidad de competencias y valores: mayor eficacia, mayor productividad.
REFERENCIAS
Modernidad, posmodernidad, globalización y territorio; un recorrido por los campos de las
teorías; Ramírez Velasquez Blanca Rebeca; UAM; 2003.
https://www.caracteristicas.co/modernidad/

https://www.culturagenial.com/es/posmodernidad/

https://globalizacion.net/

https://www.uv.mx/uvi/mision-vision-y-objetivos/

http://www.peiac.org/Revista/Numeros/No3/evaluacioneducativa.html